REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA                      UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL                           DE LOS...
Introducción        La cuestión agroalimentaria en Venezuela se caracteriza por haberse estructurado enfunción del consumo...
Estado, a través de la CMA, se convirtió en la práctica en un agente financiero y abastecedor dematerias primas baratas pa...
alimentaria. De allí que Mercal CA fue creada con el fin de mantener abastecida a la población deescasos recursos, con pre...
el principio de la seguridad alimentaria en función del acceso oportuno y permanente de alimentospor parte de los consumid...
Ahora bien, las políticas agroalimentarias deben adecuarse a la especificidad del resto de lossectores económicos, a los t...
precios representan una valiosa iniciativa destinada a materializar el acceso oportuno, tangible ysatisfactorio de los sec...
capacitación en materias política, social, ambiental, género, nutrición y alimentación, entre otras,para promover el Desar...
cadenas de distribución. En este aspecto se ha hablado de competencia desleal por algunos dueñosde establecimientos comerc...
superar el desempleo incorporando elementos para el rescate de la cultura alimentaria tradicional yestimular la investigac...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Arreaza liliana

2,351

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,351
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arreaza liliana

  1. 1. REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS CENTRALES “RÒMULO GALLEGOS” DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN Autora: Arreaza Liliana Temática de estudio: Matiz Social en la Gestión de Seguridad Alimentaria en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Agrícola y de la Alimentación Resumen El presente artículo tiene como propósito revelar una Persovisión del Matiz Social en laGestión de Seguridad Alimentaria enmarcada en el Plan Nacional de Desarrollo Agrícola yAlimentación, reflexionando de manera crítica sobre el significado que los beneficiarios delprograma poseen referente a la accesibilidad en materia de la seguridad alimentaria. A tal efecto seasume una posición desde el enfoque hermenéutico- dialéctico, ya que la dinámica mental humanaes, por su propia naturaleza, interpretativa... es decir trata de observar algo y buscarle unsignificado, considerando que la temática lleva contenido el criterio de "equidad", el cual sostieneque las condiciones de suficiencia, estabilidad y sostenibilidad de un sistema alimentario sonprecondiciones del objetivo de equidad de la seguridad alimentaria. Ello supone un compromiso delEstado y la sociedad (gobierno, sociedad civil y empresa) de definir y gerenciar políticas socialesbasadas en la igualdad de derechos de la persona humana. Ante estos conceptos de justicia yhumanismo social centro el abordaje presente, por cuanto el pilar acceso a los alimentos resulta serel más débil y principal origen de la inseguridad alimentaria y nutricional a causa de la fragilidad dela economía familiar, reducidas oportunidades de empleo y pocos excedentes para venta en elmercado; donde el agravamiento de la crisis económica agudiza los factores señalados afectandoprimero a los más vulnerables, motivo por el cual se presenta la urgencia de adoptar medidas aquí yahora para cumplir el cometido de alcanzar seguridad alimentaria para las generaciones presentes yfuturas. Descriptores: Matiz Social. Gestión de Seguridad Alimentaria. Plan Nacional deDesarrollo Agrícola y de la Alimentación. Misión Mercal
  2. 2. Introducción La cuestión agroalimentaria en Venezuela se caracteriza por haberse estructurado enfunción del consumo de la población concentrada en los principales centros urbanos, y ha estadodeterminado en gran medida por la progresiva vinculación del sector agroalimentario venezolano alsistema agroalimentario configurado a escala internacional. Este vínculo se tradujo, en la práctica,en un alto grado de dependencia de las importaciones de materias primas para su procesamientoagroindustrial. De esa forma, en opinión de Lizalsado (2004). “durante décadas el consumoalimentario de las ciudades en las cuales se concentró la población y el patrón internacional deabastecimiento definieron la configuración del sistema agroalimentario venezolano” (p. 6) y, porconsiguiente, la estructura de producción agrícola, la agroindustria, las formas de organización deabastecimiento y el consumo se remonta a los años anteriores a la década del 70, consideramos queel proceso cobró mayor nitidez a partir del boom petrolero de 1973, cuando los precios de losproductos agrícolas en el mercado internacional, salvo algunas excepciones circunstanciales, eranmás bajos que los precios internos en Venezuela por haber sido producidos en condiciones dealtísima productividad y por los subsidios que aplicaban muchos países. Como resultado, lasimportaciones se fueron incrementando y, en la medida en que se fue acentuando esta práctica, laproducción agrícola nacional se mostró incompetente para regular la demanda de productosimportados. Esto ocasionó según Lizalsado (2004) “el estancamiento relativo e incluso ladisminución de la producción nacional, lo que a su vez alimentó un círculo perverso decaracterísticas similares al que se venía observando en otros países de América Latina”, ésto al nopoder expandirse la producción interna se incrementaban las importaciones, lo que contribuía aprofundizar el estancamiento del sector agroalimentario nacional, lo que a su vez acentuaba ladependencia de los productos importados los cuales no eran accesibles a toda la poblaciónvenezolana. Vale destacar que en ese período se estimuló y amplió los mercados de alimentosprocesados con un fuerte componente importado, en contra de los mercados de alimentosnacionales, a través del mejoramiento de los precios relativos de los primeros respecto a lossegundos. Esto dio como resultado el afianzamiento del poder económico de las empresastransformadoras, mediante la acción del ente gubernamental creado: la Corporación de MercadeoAgrícola (CMA), que otorgó al mercado externo un papel preponderante para el abastecimiento dealimentos básicos, la cual importó directamente o por delegación a terceros volúmenes y cantidadesmonetarias sencillamente impresionantes beneficiadas por dos clases de subsidios. De allí que el
  3. 3. Estado, a través de la CMA, se convirtió en la práctica en un agente financiero y abastecedor dematerias primas baratas para las empresas agroindustriales radicadas en Venezuela administrandoun total de 36.000 millones de bolívares. Aunque no obstante haber generado recursos propios, en opinión de Morales (2007) “laCMA no solo llegó a endeudarse por cerca de 500 millones de bolívares en 1981-1982 mediante lasuscripción de créditos a corto plazo con el exterior, sino que experimentó pérdidas por más de lamitad de los recursos administrados y tuvo que ser liquidada en 1984-85”, destacando que a pesarde la enorme cantidad de subsidios, no se logró satisfacer la demanda alimentaria y nutricional de lapoblación. Por el contrario, durante los años referidos se empezó a desatar un alarmante incrementodel precio de los alimentos, producto de las comisiones y prebendas por adoptarse en el sectoragroalimentario las políticas de ajuste económico y apertura neoliberal impuestas por el FondoMonetario Internacional (FMI) a través de importantes empresarios vinculados a las principalesagroindustrias, quienes se habían visto beneficiados con la política de apertura y la correspondientedesarticulación de aranceles para las importaciones de las materias primas para su procesamientoagroindustrial, por lo que el comportamiento de la producción agrícola nacional, continuódescendiendo, la inflación continuó en ascenso también: el índice de precios correspondiente a losalimentos, siguió situándose por encima del índice general de precios, la pobreza continuóincrementándose hasta alcanzar niveles alarmantes: nada menos que 14 millones de personas (79%de la población) se ubicaba en los estratos de pobreza relativa y pobreza crítica. En tal sentido al asumir el poder el presidente Chávez (1999) su gobierno adoptó una seriede medidas que generaron cambios en la política económica: el control de cambios y de precios; ladecisión de participar en la importación directa de mercancías; el incremento del salario mínimo; yla aplicación de nuevos impuestos al valor agregado, al débito bancario y a los activosempresariales, enmarcado en lo que el gobierno definió como el «Plan de Desarrollo Endógeno»para orientar su política económica, que, según los representantes más connotados del gobierno,descansa en una visión del «desarrollo hacia adentro» que daría prioridad a la producción interna,apoyándose en el control de cambio y de precios como instrumentos de incentivo industrial. De estaforma comenzó a fortalecerse la participación del Estado en la economía, y en particular en losprocesos de producción, transformación, distribución y consumo de bienes agroalimentarios. De tal forma se creó la empresa estatal Mercal CA, en un momento en el cual, la seguridadalimentaria de la población de menores recursos era una necesidad inaplazable. Así, esta nuevaempresa pública surgió, además, en circunstancias caracterizadas por un drástico cambio en laesfera jurídica y política como consecuencia de la aprobación y puesta en vigencia de la nuevaConstitución, que en su artículo 305 que considera las premisas fundamentales de la seguridad
  4. 4. alimentaria. De allí que Mercal CA fue creada con el fin de mantener abastecida a la población deescasos recursos, con precios de fácil acceso, además de las casas de alimentación en los sectoresdesfavorecidos, para niños y adultos mayores, lo que le ganó la adoración de la clase pobre que aúnmantiene, indiscutiblemente. Por lo tanto, teniendo en cuenta que no existen realidades inmutables,se pretende con este artículo revelar una Persovisión del Matiz Social en la Gestión de SeguridadAlimentaria enmarcada en el Plan Nacional de Desarrollo Agrícola y Alimentación, como unproceso de articulación entre el presente, un pasado no acabado y un futuro posible para laaccesibilidad a la Seguridad Alimentaria. Matiz Social de la Seguridad Alimentaria en Venezuela Para la construcción del Estado Social de justicia y bienestar que enuncia la Constitución dela República Bolivariana de Venezuela, es indispensable garantizar a las ciudadanas y losciudadanos venezolanos el acceso oportuno a alimentos de calidad, en cantidad suficiente, conpreferencia de aquellos producidos en el país, sobre la base de las condiciones especiales propias dela geografía, el clima, la tradición, cultura y organización social venezolana. Es decir garantizar laSeguridad Alimentaria entendida ésta como el acceso físico y económico a alimentos suficientes ynutritivos dirigidos a toda la población, de forma tal que puedan llevar a cabo una vida sana,también se desarrollará qué organismos se encargan, bajo que lineamientos se rigen, a quienes vadirigido este plan entre otros puntos relacionados con el tema. De hecho, hasta la promulgación de la Constitución Bolivariana, el mercadeo agrícolaconstituía el exclusivo mecanismo regulador de la distribución de todos los bienes, servicios ysaberes que tenían como finalidad principal la alimentación nutritiva, oportuna y suficiente de lapoblación y la dignificación de la vida campesina. En tal sentido el momento histórico de cambios que experimenta el Estado venezolanoamerita, de manera urgente, los cambios estructurales en las condiciones de una justa distribuciónsocial de los beneficios derivados de la actividad agroalimentaria y agroproductiva, irrumpiendo enun verdadero cambio que abrió una nueva dimensión de la estructura de la distribución urbana dealimentos, donde la empresa del Estado Mercal CA logró captar un importante segmento delmercado debido al nivel de precios con los que opera, a los enormes recursos financieros con quecuenta producto del beneficio petrolero, al aprovechamiento de los precios internacionales, a laexoneración de aranceles, entre otros. En efecto, la Constitución plantea dos componentes básicos entre los derechosirrenunciables de la Nación enunciados en su artículo 1º, como son la soberanía y la seguridadagroalimentaria. Señala la Exposición de Motivos del texto constitucional lo siguiente: “Laactividad de producción de alimentos queda establecida como esencial para el país, consagrándose
  5. 5. el principio de la seguridad alimentaria en función del acceso oportuno y permanente de alimentospor parte de los consumidores”. (p. 28), de allí que se contrarresta el aislamiento social y económicoentre la productora o el productor y la ciudadana o el ciudadano que, en fin es destinatario de esaproducción, opera en unas particulares circunstancias de desencuentro entre los procesos deproducción y su disposición final para el consumo, generando condiciones para que se gestenconductas irregulares como el acaparamiento, la especulación y la presión inflacionaria con motivospolíticos. A tal efecto se hizo imperativo impulsar nuevos sujetos organizativos de la economíaagrícola, en cuyo seno se estableció la asociación entre quien produce, distribuye y consume losalimentos, acortando los canales de comercialización y distribución, orquestando la producciónprimordialmente en base a la satisfacción de las necesidades nutricionales alimentarias y no a lasatisfacción de intereses rentistas particulares. Vale destacar que este nuevo sistema social desarrollado por el gobierno revolucionariotiene como características esenciales la justicia y la equidad, los cuales representan valoresestablecidos para la conformación de una empresa de utilidad pública e interés socialimplementando las actividades que aseguren la disponibilidad y acceso oportuno a los alimentosinocuos, de calidad y en cantidad suficiente a la población, así como los bienes necesarios con loscuales se desarrollan dichas actividades. Dados los argumentos que anteceden en el Capítulo I de este Título II, plantea lascondiciones en las cuales las ciudadanas y los ciudadanos podrán acceder de manera constante aalimentos de calidad y en cantidad suficientes, tratando de propiciar la optimización de la calidadde los alimentos producidos en el país, como mecanismo urgentes en pos de obtener cambios en loshábitos y patrones de alimentación de la población, incididos históricamente por culturas foráneascon condiciones económicas, sociales y geográficas disímiles a las de nuestro país, que en granmedida han ocasionado incremento en afecciones cardiovasculares, obesidad y malnutriciónprincipalmente. Lo que le da más valor a las políticas de seguridad alimentaria en nuestro país. Gestión de Seguridad Alimentaria La seguridad alimentaria es una preocupación global y repercute en los consumidores y lasempresas de la industria alimentaria. Por ende un sistema de gestión de la seguridad alimentariaofrece un marco eficaz para gestionar las responsabilidades relacionadas con la seguridadalimentaria. En este contexto, el Estado requiere herramientas para la constitución de un ordensocial donde se unifique el poder popular y la esfera económica de la producción de los bienesmateriales necesarios, reivindicando la vida campesina y garantizando la nutrición de la población,basándose en una planificación participativa y socialista de la economía agrícola.
  6. 6. Ahora bien, las políticas agroalimentarias deben adecuarse a la especificidad del resto de lossectores económicos, a los tipos y formas en que aparecen representados en una amplia y complejadiversidad socio cultural las productoras y productores, así como las ciudadanas y ciudadanosdestinatarios de su producción. Indudablemente que la existencia de los sistemas productivos y elnivel de desarrollo de las fuerzas productivas, responden a las diferencias territoriales dadas por ladiversidad de condiciones, geográficas, poblacionales, climáticas, la incertidumbre de laproducción, la inflexibilidad de los ciclos de producción, la formación socio histórica, entre otras,condiciones éstas que determinan la existencia de un desarrollo agrícola y un consumo de alimentosasimétricos. Tales características condicionan la realización, el valor o la formación de precios,tanto en la producción como en el consumo de alimentos y, en general de bienes, servicios y saberesdel sector agroalimentario. Por tanto, se hace necesario diseñar una estrategia territorializada para laproducción agrícola, en función del desarrollo social, económico y político del sector rural y periurbano, también sus relaciones e integración con lo urbano, en un abastecimiento bidireccional dealimentos, bienes, servicios y saberes agrícolas, bajo relaciones justas de producción y distribuciónde ingresos para el desarrollo local sustentable y sostenible, como elemento estratégico en elplaneamiento de la defensa integral y soberanía agroalimentaria local y nacional. Es importante destacar que también existe La ISO 22000 la cual es una norma internacionalque define los requisitos de un sistema de gestión de la Seguridad Alimentaria que abarca a todaslas organizaciones de la cadena alimentaria ‘de la granja a la mesa’. Dicha norma combinaelementos clave comúnmente reconocidos para garantizar la Seguridad Alimentaria en la cadenaalimentaria, por ejemplo: Comunicación interactiva, Gestión de sistemas y el Control de riesgospara la Seguridad Alimentaria mediante programas de requisitos esenciales y planes de análisis deriesgos y puntos críticos de control Por otra parte de igual maneras se implementan mejoras y actualizaciones continuas delsistema de gestión de la Seguridad Alimentaria que según Morales (2007) “además de queGarantiza la confianza del consumidor en la seguridad de la gestión de los alimentos” (p. 22) ,también involucra el ordenamiento de los recursos humanos y materiales requeridos para garantizarla suficiente provisión de bienes alimenticios para las personas en un marco de accesibilidad,eficiencia, eficacia y preponderante interés social. En este sentido en Venezuela, entidades como Mercal, Pdval, Abasto Bicentenario y Casahan sido componentes de una red en desarrollo mediante la cual el Gobierno Nacional procura ladisponibilidad de un significativo stock de alimentos en condiciones de menor precio encomparación a las ofertas del sector privado. En tal sentido las medidas de subsidio y regulación de
  7. 7. precios representan una valiosa iniciativa destinada a materializar el acceso oportuno, tangible ysatisfactorio de los sectores sociales más precarios a una alimentación adecuada. Ahora bien, otro ámbito que suscita controversia en materia de la seguridad alimentaria esel modesto desarrollo de la productividad nacional, lo cual pareciera generar la percepción colectivade que se han invertido mayores esfuerzos en consolidar una red pública de distribución dealimentos, más no una gran industria estatal de alimentos. Asimismo se especula sobre uninsuficiente desarrollo de la productividad nacional de alimentos asociado al alto porcentaje deimportaciones que ordinariamente el Gobierno Bolivariano realiza en este ámbito estratégico. En tal escenario Girela, (2007) afirman que el Ministerio del Poder Popular para laAlimentación y el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras “son entes dedicados ala importación masiva, que en buena parte la presunta escasez de rubros alimenticios se debe a estefactor, habida cuenta de la severa inestabilidad que padecen los mercados internacionales” (p. 33).En efecto, me amparo en tal enunciado consciente que para derrotar las especulaciones, la políticarequerida para garantizar una óptima seguridad alimentaria implica (según la experiencia de muchospaíses) el fortalecimiento de una moderna industria nacional, y es allí donde la gestión de laSeguridad alimentaria despliega eficiencia y eficacia para dar cumplimiento a lo establecido en lacarta magna. De modo que además de hacer falta una inversión planificada de recursos múltiplespara una mayor capacidad de producción instalada en nuestro territorio con industrias nuevas yrepotenciadas, también es vital impulsar una ardua actividad política de concertación entrediferentes sectores sociales a los fines de disminuir la conflictividad y procurar la reactivación de unaparato de producción mixto con amplia participación y prioridad en la prestación del servicioalimentario. Finalmente es pertinente subrayar como reflexión autocrítica en el panorama alimentario, lanecesidad de promover un esquema económico industrializado, con la convicción del carácterauxiliar que poseen las unidades artesanales de producción de alimentos, pues si bien estas últimasse mantienen como importante instancia de la participación inclusión y accesibilidad del pueblo enla estructura socioeconómica nacional de hoy, estas por si solas no harán materializable el modelode alta productividad que pueda conducir a Venezuela hacia la total seguridad alimentaria, nimucho menos la soberanía en este ámbito. Plan Nacional de Desarrollo Agrícola y de la Alimentación Se concibe como otra iniciativa del Gobierno Nacional, en correspondencia con lasPolíticas del Estado, para el fortalecimiento de las capacidades socio-comunitarias, socio-productivas y socio-financieras de la población más vulnerable, bajo el concepto de desarrolloendógeno y economía social, orienta sus acciones mediante la administración de herramientas de
  8. 8. capacitación en materias política, social, ambiental, género, nutrición y alimentación, entre otras,para promover el Desarrollo Endógeno sectorial (Agrícola y Rural) del país, que permita ladisponibilidad, accesibilidad e ingesta adecuadas, oportunas y permanentes de alimentos inocuosque satisfagan las necesidades nacionales (Seguridad Alimentaria) En este aspecto vale citar a Salazar (2009) quien señala que “Se hace necesario dar poder a los pobres, a través del conocimiento entre otros aspectos, para una participación popular en las tomas de decisiones que modelan la vida nacional y, en conjunto, transformar el actual orden económico mundial que reproduce el hambre y la pobreza. (p.9) Es decir que la respuesta para dar poder a esos pobres es tomar medidas inmediatas pararespetar, proteger y realizar el derecho de todo ser humano a la alimentación. La erradicación delhambre y de las violaciones del derecho humano a la alimentación es la Prioridad más urgente quese plantea actualmente el gobiernos El acceso a la tierra para los campesinos sin tierra ha mejoradoconsiderablemente durante el mandato del presidente Chávez, lo cual se hace visible en cadaoperativo realizado con masiva participación del pueblo en todos los espacios. Atendiendo a este orden de ideas se crea el Plan Nacional de Seguridad Alimentaría enVenezuela, para cumplir y hacer cumplir el mandato popular expresado en la Carta Magna, ygarantizar el derecho a la alimentación como derecho humano básico, acá el Estado retoma su papelrector en materia agraria y promueve la participación corresponsable de la sociedad en planes yestrategias, a fin de garantizar productos suficientes para satisfacer las necesidades básicas dealimentación de la población venezolana, para ello, el Gobierno de la República Bolivariana deVenezuela ha distribuido más de 3 millones de hectáreas de tierras a los agricultores, como parte desu programa de reforma agraria. Ello comenzó en 2001, con la promulgación de la Ley de tierras ydesarrollo agrario, y continuó en 2003 con un decreto presidencial por el que se creaba el PlanZamora, tendente a redistribuir la tierra a los pequeños y medianos productores y a apoyar undesarrollo agrícola sostenible con miras a alcanzar la autosuficiencia en materia de seguridadalimentaria y económica. Misión Mercal Mercado de alimentos es uno de los programas sociales incentivados por el actual gobiernovenezolano. Creada oficialmente el 24 de abril de 2003, la Misión Mercal está destinada al sectoralimentario, dependiente del recientemente creado Ministerio de la Alimentación, dicho programaconsiste en construir y dotar almacenes y supermercados con alimentos y otros productos deprimera necesidad a bajos precios para que sean accesibles a la población más necesitada. Losalimentos están subvencionados y llegan a los estantes sin intermediarios, de manera que los preciosofrecidos suelen tener un descuento de entre el 30 y el 45 por ciento de los observados en las otras
  9. 9. cadenas de distribución. En este aspecto se ha hablado de competencia desleal por algunos dueñosde establecimientos comerciales privados, que alegan bajas en sus ventas. Atendiendo lo antes expuesto, el objeto fundamental de MERCAL de acuerdo a lospropósitos del Ministerio de Alimentación: (2005) “es la comercialización y el mercadeo deproductos alimenticios y de otros productos de primera necesidad, para ser distribuidos al mayor yal detal”, lo cual debía realizarse en centros de venta fijos o móviles, apunta a crear reservas decomestibles subvencionados, para ayudar a las comunidades a alcanzar la autosuficiencia,mediante la sustitución de las importaciones de alimentos con productos de agricultores, pequeñasempresas y cooperativas locales. Posteriormente según la misma fuente “en 2005, los programasde alimentos de Mercal redundaron en beneficio de 11,36 millones de venezolanos con carácterregular, así, los sitios de distribución de la Misión Mercal están dispersos en todo el territorio deVenezuela, y cada día se distribuyen 4.543 Tm de alimentos, intensificándose dichos programas en2006”. En este sentido, vemos como el programa busca ajustarse a los postulados de la Organizaciónde las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) la cualseñala que existe seguridad alimentaria cuando “todas las personas tienen en todo momento accesofísico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidadesalimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana’’. Esde singular importancia resaltar que este hecho se concibe como otra iniciativa del GobiernoNacional, en correspondencia con las Políticas del Estado, para el fortalecimiento de lascapacidades socio-comunitarias, socio productivas y socio-financieras de la población másvulnerable, bajo el concepto de desarrollo endógeno y economía social y orienta sus accionesmediante la administración de herramientas de capacitación en materias política, social, ambiental,género, nutrición y alimentación, entre otras, para promover el desarrollo endógeno sectorial(Agrícola y Rural) del país, que permita la disponibilidad, accesibilidad e ingesta adecuadas,oportunas y permanentes de alimentos inocuos que satisfagan las necesidades nacionales (SeguridadAlimentaría). Reflexiones finales Todo lo antes expuesto permite reconsiderar y reflexionar que la seguridad alimentariaplantea la necesidad de proporcionar a la población, de manera oportuna, sostenida y garantizada,los alimentos nutricionalmente adecuados en cantidad, calidad, variedad y aceptación cultural parala población; de tal manera, que toda persona y cada hogar, tengan acceso seguro a los alimentosrequeridos para llevar una vida sana y socialmente útil. Asimismo considero que los programas parala seguridad alimentaria deben permitir compensar los ingresos insuficientes o inexistentes, y a
  10. 10. superar el desempleo incorporando elementos para el rescate de la cultura alimentaria tradicional yestimular la investigación sobre este todo lo necesario a la agroproducción y el desarrollo endógeno,además de propiciar la producción nacional de los insumos agrícolas, tales como semillas yfertilizantes. Para lo cual creo necesario fortalecer los siguientes aspectos: Fortalecer la Visiónintegral de la seguridad alimentaria, mediante la revalorización del papel de la agricultura en el país,no solamente como productora de alimentos, sino como empleadora de mano de obra ydinamizadora del resto de la economía, con miras a fortalecer el reconocimiento de la diversidadcultural, productiva y socioeconómica de las poblaciones objetivo fomentando la Participaciónefectiva de todos los actores involucrados para impulsar el fortalecimiento institucional de los entesencargados de llevar adelante las estrategias de seguridad alimentaria, alcanzando definitivamentemaximizar la utilización de instrumentos para el seguimiento y evaluación de la estrategiaalimentaria Finalmente tengo la convicción de que es necesario hacer los mayores esfuerzos para crearuna red de sistemas de información para el seguimiento y evaluación de los programas de seguridadalimentaria en el país ya que sólo con información oportuna estadísticamente y socialmenteconfiable se pueden diseñar programas más efectivos y eficientes para combatir la pobreza y lainseguridad alimentaria logrando una total y real accesibilidad para lograr la transformación delactual orden económico mundial, cuyas injusticias son las raíces del hambre y la pobreza. BibliografíaSalazar Eleazar (2009) Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria de la República Bolivariana de Venezuela. En: Seminario-Taller de Conclusión: “Estrategias e Instrumentos para Mejorar la Seguridad Alimentaria en la Región Andina. Lima. República del Perú.Girela, Miguel Angel (2007) “Seguridad Alimentaría y Nuevos Alimentos”. Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Maracaibo, Edo- Zulia Venezuela.Morales A. (2007) «Una interpretación del fenómeno Mercal desde la perspectiva teórica de la Economía Neoinstitucional» en Revista Agroalimentaria No 25, 7-12/2007.Lizalsado Virginia (2004). «Mercado de Alimentos Mercal CA», UCV, Facultad de Medicina, Escuela de Nutrición y Dietética, Posgrado en Planificación Alimentaria y Nutricional, Cátedra Sistemas Agroalimentarios,República de Venezuela. Ministerio de Alimentación: (2005) «Misión Mercal-Nacional. Avances al primer trimestre 2005Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999).

×