Parateatro
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Parateatro

on

  • 2,246 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,246
Views on SlideShare
2,246
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Parateatro Parateatro Presentation Transcript

    • Teatro y parateatro en Lanzarote
      Algunas propuestas didácticas
    • 1. Delimitando el hecho parateatral
      ¿Qué el parateatro? Determinados eventos festivos que, dotados de cierta espectacularidad, se acercan permisivamente al teatro; y es que, no en vano, es precisamente en este tipo de celebraciones en las que debe buscarse los orígenes de las actuales representaciones escénicas.
    • Francisco Rodríguez Adrados también ha escrito sobre el tema. En Fiesta, comedia y tragedia. Sobre los orígenes griegos del teatro. Barcelona: Planeta. 1972, pág. 52, podemos leer:
      “Ha podido verse que en las fiestas pueden aislarse unidades elementales que coinciden en líneas generales con las que previamente hemos aislado en el Teatro... El Teatro representa una selección de diversos momentos de la Fiesta, una organización de los mismos, una presentación mitificada mimética y verbalizada”.
    • a) Parateatro en Navidad
      Para el creyente no existe más que un único medio de obtener la prometida y ansiada salvación divina: reproducir ritualmente el drama ejemplar de la vida de Cristo e imitar su modelo.
      Las fiestas de la Navidad y las cercanas a ella fueron concebidas en el ámbito de la mitificación del nacimiento y muerte del Mundo, como si con ellas se quisiera experimentar la preparación de una nueva obra y, de esta manera, afianzar la esperanza en un retorno a la verdadera vida (Eliade 1984: 63).
    • La quema del reñilego (Agustín de la Hoz)
      En Femés, pueblo de pastores, solía prenderse un gran monturro de ulaga levantado en la víspera de Navidad, entre la “Casa Episcopal” y la Iglesia de San Marcial, en cuya hoguera echaban cada cual un reñilego revestido de negro y grandes cuernos de macho cabrío, bien repleto de bosta de camello y moñigos de burro, y sal, mucha sal, a efectos de triquitraque. Esta especie de pelele cornudo simbolizaba el Mal que había de ser devorado por las llamas para que la gente, el ganado y los campos germinaran y dieran fruto, libres de la presencia corrosiva del Malo… En estas fogaleras se recogían las brasas más vivas sobre las cuales se quemaba el incienso en la Misa del Gallo, ceremonia litúrgica en que los pastores eran los principales personajes…
    • Festividad más bien propia de la religiosidad popular que, ritualmente, preparaba a humanos, animales y plantas para el nuevo año mediante la purificación de los elementos a través del fuego y la quema del diablo.
    • Las Posadas, de Femés
      Son una variante de los Ranchos de Ánimas.
      Dramatizan el momento en el que José y María buscan posada en Belén.
      Tenían lugar durante las Misas de la Luz (16-24 de diciembre)  nueve días de embarazo de la Vírgen.
      El mejor testimonio nos lo vuelve a dar Agustín de la Hoz en un artículo de Lancelot.
    • Hasta no hace mucho tiempo, la cena de Nochebuena se celebraba en el chavoco del familiar más representativo, el de más edad, sentándose a la mesa los pastores y sus hijos. Los alimentos eran distribuidos con abundancia por las emburujadas mujeres de la casa. […] Y de todo se dejaba “algo” para socorrer a la “posada” cuando ésta repicara en la cancela:
       
      “En nombre del cielo
      les pido posada,
      que no puede andar
      mi esposa amada”.
    • Esta letrilla, o similares “amarradas” sobre la marcha, se repetía hasta tres veces, pero sin dejar de golpear el postigo o de palmear delante de la cancela. Los bardinos ladraban al farol encendido que iba iluminando el camino a José y María. Los pastores que aguardaban en la casa, fingían ser duros de corazón y no aflojaban en su “maldad”, de modo que únicamente se asomaban para responder, refunfuñantes con otra letrilla popular:
       
      “Esto no es posada,
      sigan adelante,
      pues no puedo abrir
      no sea algún tunante”
    • Pero, claro está, el corazón del pastor no quería ser tan empedernido como el de aquellos hipócritas de hace veinte siglos, así que se amorosaba y abría su puerta con grandes alegrías y silbos, dando simbólico albergue a José y María, y a la ristra de acompañantes que integraban la “posada”. El pastor mayor los convidaba a la mesa y brindaba con ellos, mientras todos, a coro, iniciaban una larga canturria que comenzaba así:
       
      “Entre santos peregrinos
      a gozar de esta posada…”
       
      Y así toda la noche, casa por casa, pidiendo posada para José y María […].
    • Los Ranchos de Pascua
      Rancho de Máguez (Haría  se ha podido saber por vía oral que en el pasado éste acostumbraba a efectuar un recorrido por ciertas calles del pueblo portando consigo la figura del Niño Jesús, al que no sólo se le regalaban las canciones propias de su repertorio, sino ciertos versos acompañados de determinados gestos y reverencias.
      Anécdota contada por Hernández en La Voz de Lanzarote en 1986:
    • En un día de Navidad, en el que el Rancho de Máguez acudió al primero de los pueblos [Haría], como era tradicional, sus componentes se dirigieron al cura para solicitarle permiso para llevar con ellos, en su recorrido por el palmeral, la imagen de un Jesús recién nacido. El sacerdote accedió, y los rancheros pisoteaban las calles harianas acompañados por el Niño. Después de varias horas de recorrido, los músicos ya estaban un poco bebidos y no controlaban mucho la situación. Fue entonces cuando uno de los componentes, justo el que llevaba la imagen, sintió unas terribles ganas de hacer sus necesidades. El hombre hizo lo que pudo y con la borrachera que tenía no se le ocurrió otra cosa que ir al barranco, con el fin de hacer sus necesidades. Para estar más cómodo, metió la imagen del Niño en un agujero de la pared, y cuando terminó fue a buscarla pero no la encontró. El pobre ranchero se llevó un buen susto, ya que se imaginaba el rasca del cura. Finalmente, ayudado por algunos compañeros, logró encontrar la estatuilla, pero no se libró de su correspondiente coplita: “Ya apareció el perdido/ en un agujero metido”.
    • Rancho de Pascua, de Teguise
    • Durante la Misa del Gallo, comienza el rancho su intervención con “El Corrido”, mención que recibe la entrada del mismo en la iglesia para anunciar el nacimiento de Jesús e invocar a los pastores para que se acerquen a Belén
    • Cantemos con alegría,
      ya nació el dulce Mesías.
       
      Para Belén van María,
      San José y su compañía.
       
      Gabriel trajo la embajada
      que el Padre Eterno le envía.
       
      A anunciar a los pastores
      del Niño Dios la venida.
       
      Dejad ya vuestro ganado
      en esas cercanías.
    • Después de “El Corrido”  “El salto”
      Tras esta invocación a los pastores, la imagen del Niño es sacada a los exteriores del templo, lugar en el que, acto seguido, tiene lugar una danza de avances, retrocesos y reverencias cruzadas que recibe el nombre de “El salto”.
      Aunque en la actualidad son los propios miembros del rancho quienes ejecutan esta danza, por vía oral se ha sabido que en el pasado era frecuente que la realizaran en su mayoría personas mayores del pueblo que “pagaban promesa” al Niño Dios.
    • Si “El Corrido” parecía representar la salida y marcha simbólica de los pastores hacia Belén, “El Salto” bien parece el encuentro de aquellos con el recién nacido.
    • “El Corrido” “El salto” “El besapié”
      El rancho vuelve a intervenir en la celebración con el canto de las desechas, unas claras alabanzas al Niño Dios y a la Virgen María.
    • Cierra el rancho la celebración eucarística con el canto de “La Pascua”, en buena medida una explicación de cuanto se ha rememorado en la Misa.
    • Tercio
      Vamos a explicar cantando
      lo que estamos celebrando.
      Cantor 1
      Vamos a explicar cantando
      el nacimiento de Dios
      que lo estamos celebrando.
      Decir lo que sucedió,
      en qué sitio, cómo y cuándo.
    • Tercio
       
      Cantor 2
      En tiempos de los romanos,
      diecinueve siglos hace,
      con un pico de siete años
      dicen los sabios que nace
      el Dios del género humano.
       
      Tercio
       
      Cantor 3
      Cumpliendo un extenso bando
      vino María y su esposo
      de Nazaret caminando
      sin momento de reposo
      y a Belén tristes llegaron.
    • Otras celebraciones de la Navidad
      La celebración de la tradicional Misa del gallo en Teguise contó en el pasado con una más que notable participación de elementos y caracteres (para)teatrales: belenes vivientes, lecturas de poesía, cantos de villancicos, etc.
      Sirva a modo de ejemplo la que en 1961 firma Pedro Medina Monche (1962: 3):
    • […] Una vez mas el Pequeño recién nacido ha dejado sentir sus aleteos celestiales, traídos de lo más excelso del Divino Reino a la pobre humanidad, ávida de estos destellos. En su majestuoso templo parroquial, una inmensa y fervorosa muchedumbre hizo alarde de su gran devoción al Divino Infante. Los fieles presencian todas las ceremonias con el más profundo fervor religioso, asistiendo a la renovación del Misterio que conmemoramos. Al «Gloria in excelsis» se descubre el Belén, y nuestra admiración no tiene límites al contemplar el cuadro viviente que se nos ofrece; van apareciendo unos pequeños vestidos de ángeles que hacen sentirnos muy cerca del cielo al oír con embeleso sus argentinas voces interpretando sus tradicionales villancicos.
    • Al final del Santo Sacrificio unos engalanados pastorcillos con significativos versos nos explican lo que se está celebrando, siendo coreados al final por el sonar de sus panderetas. Luego toma parte el nunca bien ponderado Rancho, interpretando sus tradicionales cantos y danzas durante la procesión que con el Niño Jesús se efectúa alrededor de la espaciosa plaza. Como broche final se tiene el besapiécon el que se demostró una vez mas la perfecta organización de los actos y elevado espíritu de piedad de los fieles que de toda la isla…
    • Descripción:Belén navideño formado por los alumnos de Dolores Bermúdez, maestra de la escuela unitaria situada junto a la zona de Arrecife conocida como las Cuatro Esquinas. Los niños están posando en la escalera de la actual Casa de la Cultura Agustín de la Hoz, antiguo Casino de Arrecife. La fotografía fue tomada el 19 de diciembre de 1968. (Memoria Digital de Lanzarote)
    • B) Parateatro del Corpus Christi
      Los Diabletes de Teguise. Hoy los conocemos en los Carnavales.
      Han experimentado varios cambios a lo largo de la historia.
    • Un poco de historia…
      Las primeras referencias exactas acerca de la presencia de los diabletes en la procesión del Corpus Christi aparecen tanto en los libros de cuentas como en los capitulares del Cabildo de Lanzarote durante todo el siglo XVII.
      Podemos presuponer que estaban antes porque: a) ya lo estaban en otras zonas de la Península, y b) el Corpus se implantó pronto en Canarias.
    • Antiguamente, en el Corpus aparecían varias figuras que, según Padrón Acosta (1954:83), eran «restos de representaciones y composiciones alegóricas y plásticas de origen eucarístico y que, separados del todo del que forman parte, no tienen ya valor».
      Con respecto al pasado isleño, Lothar Siemens (1982: 589-612) ha documentado en Gran Canaria la práctica de recrear durante la eucaristía de la Misa del Gallo una serie de escenas en las que se mostraba la lucha antagónica entre el Bien y el Mal, simbolizadas ambas dimensiones por la presencia de San Miguel Arcángel y el Diablo, respectivamente.
    • Gigantes  residuos de un antiguo entremés en que se representaba a David con el gigante Goliat.
      Vicha  resquicio de cierta alegoría de San Jorge.
      Tarasca  a ser el recuerdo de una plástica representación del Paraíso.
      Diabletes «restos de la representación del Infierno, […] que era figurada por diablos y ángeles que luchaban entre sí provistos de espadas» (p. 84).
    • Tenían la clara finalidad de simbolizar la presencia del Mal, toda vez que el Santísimo Sacramento representase al Bien.
      ¿Para qué todo esto?  Hernández González (1990: 187): la Iglesia conseguía inducir al feligrés a cierto grado de paroxismo psicológico, ya que, en suma, «el aparente desorden y caos de estas figuras se corresponde con una fórmula sutil y perfectamente programada de codificar e instrumentalizar el miedo y la diversión para que se asuman de forma sublimada los contenidos ideológicos tridentinos».
    • ¿Cuándo salen del Corpus? ¿Por qué?
      SIGLO XVIII  Los ideales ilustrados cambiaron el concepto que se tenía del Mal. + Se acabó con la teatralidad del Barroco.  Adoración a un Único Dios, del Sacramento del Altar.
      Hasta el siglo XVII el demonio parecía ser el máximo responsable de las malas acciones de la vida, por su parte, la Ilustración concibió la maldad como obra del ser humano y no de un agente exterior (como el diablo). Se percibe, por tanto, un deseo por apartar al demonio de la escena diaria, en la que sólo deben intervenir la Razón y la Ciencia.
    • Cristóbal del Hoyo Solórzano ([1745]/1983: 400)
      Si no es hermosa una mujer se dice: “Es fea como mil demonios”. Si cometió un desatino: “Tentola el diablo”. Si es imprudente un hombre dice: “Es arrojado como los demonios”. Si hay algún caso fatal: “Sólo el hombre pudiera hacer eso”. Y así de todo siempre y de cuanto malo hay. Van a la escuela y afirman estas primeras impresiones leyendo en libros devotos donde sus autores para amedrentar las almas distraídas, instruir a la virtud y corregir los vicios exageran el poder y la astucia del demonio, amedrentan con sus tentaciones y amontando casos prácticos sobre su buena palabra y de letra redonda escritos (donde ya se ve, mentir no pueden) se van las ponderaciones y afirman credulidades mal fundadas.
    • La ordenanza de 1793 del Obispo Antonio Tavira y Almazán prohibiendo la presencia en el Corpus de estas figuras monstruosas, así como de otras imágenes de santos y vírgenes, es el más fiel reflejo del triunfo de estas nuevas ideas en el seno del clero canario.
      No se hizo efectiva inmediatamente. ¿Cuándo?
    • ¿Y la figura del diablete?
      Las Actas del Cabildo de Lanzarote y de los libros de acuerdos de la misma institución -todos ellos fechados en los siglos XVII y XVIII-, únicamente ha podido saberse que aquellos vestían una piel de macho cabrío, portaban una careta (tal vez simulando la cabeza de dicho animal) y, al menos en ocasiones, llevaban consigo unas latas o cascabeles, presumiblemente para hacer ruido durante su paso.
    • ¿Por qué el macho cabrío?
      Su presencia en la isla.
      Mariño Ferro (1984: 83)  ya en la vieja tradición judeocristiana este animal simbolizaba la impureza, pues a él se le consideraba el encargado de llevar todos los pecados al desierto, lugar en que se creía que habitaba el diablo.
      También se creía que el demonio se aparecía en animales, uno de ellos el macho cabrío (peludo, maloliente, cornudo, activo sexualmente, sin bolsas lacrimales…).
    • Fajardo Spínola (1995: 288-9)  en diversos testimonios inquisitoriales lanzaroteños aparece el diablo transmutado terrenalmente en forma de macho cabrío.
      De 1624 es el testimonio de Sebastiana Enríquez, quien en un proceso inquisitorial aseguró haber visto a dos mujeres que la despertaron y le miraron «sus vergüenzas», afirmando entonces que
      vio entonces un cabrón negro con unas barbas largas sobre su misma cama y ésta no tuvo ánimo para ir con ellas y con él y decía: Buen Jesús y la Santísima Trinidad, y se desaparecieron, y luego volvieron y como esta no quiso ir tomaron al cabrón y la decían: Quédate ahí, que has besado el culo al diablo y te ha tomado (Fajardo Spínola 1992: 271).
    • Fisonomía actual: la máscara
      Según Hernández Delgado  fue doña Rosalía Spínola Aldana, esposa del famoso Dr. Alfonso Spínola, quien dio a la careta alguna de las formas que se conservan en la actualidad. Pero sería D. Eliseo Díaz quien lograría construir las máscaras más logradas, por su terrorífico aspecto. Los mayores de Teguise recuerdan aún el susto que se llevó el vecino Miguel Calero al ver un diablete con una careta hecha por D. Eliseo; salió corriendo y gritando que había visto un diablo cerca de su casa.
      […] Tras la reforma de las caretas realizada por Dña. Rosalía Spínola, pasando de macho cabrío a buey, cabe destacar como constructores a Dña. Esperanza Spínola y D. Eliseo Díaz, a los hermanos Cabrera Rodríguez (Manuel, Alfonso, Felipe y Rafael); y en la actualidad a la familia Reyes, a Carmelo Cejas, Tomás Cabrera, Suso Rodríguez y Víctor Padrón.
    • Fisonomía actual: el traje
      Camisa larga de muselina blanca y pantalón blanco, teniendo ambas prendas trazadas unas líneas rojas y negras formando unos rombos que, a su vez, encierran unos puntos también rojos y negros
    • Fisonomía actual: garabato y correajes
      “Garabato”  un palo corto del que cuelga un zurrón generalmente relleno de papel, arena y/o trapos, y con el que el diablete fustiga a los transeúntes durante su recorrido por las calles del pueblo.
      Correajes  cruzados en la espalda, sirven a estas figuras para portar un variado (tal vez aleatorio) número de pequeñas esquilas que anuncian su presencia.
    • FUNCIÓN DRAMÁTICA
      Antiguamente  Dramatizar con los ángeles la lucha del Bien contra el Mal. Representaciones eucarísticas.
      Corpus Christi  danzar tras el Santísimo Sacramento simbolizando la presencia del Mal.
      Carnavales  esconderse en las calles del pueblo para fustigar a sus vecinos en lo que parece ser un identitariodivertimento.
    • OTROS DIABLETES
      Bethencourt Afonso (1985: 276) testimonia su participación en Haría:
      Hasta hace poco tiempo salí en Haría el día del Corpus el Diablete, que era una enorme cabeza de buey, que era corrida por un hombre. Éste concluía por irse a las higueras a comer fruta, y como el diablete lo dejaban correr. Pero de poco tiempo a esta parte no sólo no danza delante de la procesión ni se va a las higueras, sino que no quiere presentarse nadie, porque le han dado algunas palizas.
    • Danzantes y pecados, de camuñas (Toledo)
      Siguen saliendo en el Corpus Christi.
      Finalizada la misa mayor sale la procesión del Corpus a las engalanadas calles del pueblo. Entonces, en la solemne comitiva, y siguiendo al Santísimo y al estandarte de una cofradía, avanzan los Danzantes. En ese momento, los Pecados -acechantes en la puerta de la iglesia- huyen despavoridos ante la aparición del sagrado desfile para luego, acto seguido, reagruparse e iniciar su asedio al cortejo. Finalmente, las hordas demoníacas terminan dando enormes saltos o cayendo al suelo de rodillas al sentirse rechazadas y vencidas por los símbolos sacros.
    • Diablos de Yare (Venezuela)
    • Los Diablos danzan al son del repique de la caja, un tambor típico. Bailan por las calles del pueblo para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice.
      La música y el baile continúan mientras los Diablos -quienes pagan una promesa religiosa al convertirse en demonios de rojas vestiduras y coloridas máscaras- visitan las casas de algunos Diablos difuntos. La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.