Flamenco con Denominación de Origen

2,068 views
1,939 views

Published on

Experiencia para la iniciación y el conocimiento del flamenco en alumnos y alumnas de Primaria y Secundaria en Lebrija.

Lola Gómez y Javier Vacas
III Máster en Gestión Cultural - Universidad de Sevilla

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,068
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Flamenco con Denominación de Origen

  1. 1. flamenco´11 PROYECTO :::: 3 MÁSTER EN GESTIÓN CULTURALUNIVERSIDAD DE SEVILLA 09/11 f PROYECTO FIN DE MÁSTER -- ENREDARTE GESTIÓN CULTURAL MAYO DE 2011flamencodenominaciondeorigen.jimdo.com flamenco C IÓN I NA OM DEN EN Al Compás del viento. / lolagómez CON RIG O DE f Experiencia para la iniciación y el conocimiento del flamenco en alumnos y alumnas de Primaria y Secundaria en Lebrija a utores / Gómez Jiménez_Lola Vacas Jurado_Javier
  2. 2. Proyecto: flamenco con denominación de origen // Lola Gómez y Javier Vacas D.O f EXPERIENCIA PARA LA INICIACIÓN Y EL CONOCIMIENTO DEL FLAMENCO / LEBRIJA, 2011f
  3. 3. “ La mejor estrategia para enseñar el flamenco es la seriedad, la dedicación y el trabajo del día a día al 100% BENITO VELÁZQUEZ Profesor de Guitarra EMMD (Lebrija) En la enseñanza del flamenco han de estar implicadas la comunidad escolar y las instituciones públicas LUIS MANUEL BERNAL Profesor de Primaria CEIP Nebrixa (Lebrija) ...enseñar aquellos aspectos hacer entender que la enseñanza del flamenco sea considerada por los alumnos como algo interesante y no como una asignatura más que hay que aprender a la fuerza JUAN LUIS GALÁN Director Área de Cultura Ayuntamiento de Lebrija 1
  4. 4. ::::índicedecontenidos1. Hipótesis de partida ………………………………………………………………………………………….. 42. Breve descripción del proyecto ……………………………………………………………………….. 53. Contextualización del estudio. Debates y reflexiones ……………………………………. 54. El Estado de la Cuestión ……………………………………………………………………………………. 10 4. 1. El flamenco como Patrimonio Cultural 4. 2. Hecho diferencial andaluz 4. 3. Valor simbólico 4. 4. Debates sobre el estado de la cuestión 4. 5. Consumo cultural5. El Presente ………………………………………………………………………………………………………….. 20 5. 1. Industria cultural 5. 2. Apoyo institucional 5. 3. Consideraciones jurídicas6. Posibilidades formativas del flamenco ……………………………………………………………….287. Bases contextuales de la intervención ……………………………………………………………… 32 7. 1. Dinámica territorial 7. 2. Análisis de la organización gestora8. La Definición del proyecto …………………………………………………………………………………… 53 8. 1. Finalidad 8. 2. Objetivos generales 8. 3. Antecedentes 8. 4. Destinatarios 8. 5. Contenidos9. La Producción del proyecto ………………………………………………………………………………….69 9. 1. Acciones 9. 2. Plan estratégico de Comunicación. Campaña de difusión 9. 3. Gestión económica y financiera: presupuesto 9. 4. Posibilidades de financiación. Patrocinadores10. Evaluación …………………………………………………………………………………………………………….98 2
  5. 5. 11. Conclusiones ………………………………………………………………………………………………………….. 10312. Bibliografía …………………………………………………………………………………………………………….. 10513. ANEXOS 3
  6. 6. 1. Hipótesis de partidaS on muchos los motivos que justifican este proyecto de innovación educativa titulado “Flamenco con Denominación de Origen”. Éstas pueden ser algunas razones:· El Flamenco es la aportación cultural y musical más importante que Andalucía hace al restodel mundo. Este arte nace y se desarrolla en Andalucía y se proyecta al mundo enterohaciéndose cada vez más universal en sus tres vertientes (cante, guitarra y baile flamencos).· La inclusión del flamenco en el artículo 67 del Estatuto Andaluz, aprobado en Referéndum enfebrero de 2007, como signo de identidad cultural de los andaluces. APOYO INSTIC (UNESCO,JA)· El flamenco nace y se desarrolla en Andalucía como mezcla de músicas y culturas a lo largode siglos (musulmanes, cristianos, judíos, gitanos, africanos, hispanoamericanos,…). Elflamenco, fusión de músicas, sirve de elemento musical integrador de inmigrantes yextranjeros en el mundo educativo.· Al mismo tiempo que el flamenco es un fenómeno musical y cultural mundial de primeramagnitud es un desconocido en los colegios e institutos andaluces. La mayoría del profesoradoy alumnado de Primaria y Secundaria lo considera algo ajeno y solo propio de una minoría y,por tanto, extraño a la Comunidad Educativa.· La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía fomenta y propugna la enseñanza de laCultura Andaluza y el Flamenco en los Centros Educativos andaluces en distintos Órdenes yDecretos fijando los Contenidos de los mismos en Educación Infantil, Primaria y Secundaria,dejando a cada Centro Educativo su aplicación real.· El flamenco es, para nosotros, el elemento vivo más importante de la Cultura Andaluza (encontinua evolución). 4
  7. 7. 2. Breve descripción el proyectoFlamenco con denominación de origen. Experiencia para la iniciación y el conocimiento delflamenco en jóvenes de Lebrija, se plantea como una propuesta innovadora en el municipioque, a través de una metodología participativa que ponga en relación a distintos agentessociales (Iniciativa privada; Escuela; Institución Pública; colectivos flamencos; artistas ysociedad), sea capaz de poner en valor el flamenco a través de su mayor conocimiento. Lainiciativa, que será puesta en marcha en Lebrija, podrá ser exportada a otros territorios de lageografía andaluza. Los destinatarios del proyecto serán menores adscritos a dos grupos deedad distintos: de 8 a 11 y de 12 a 15 años (discentes de educación Primaria y Secundaria).3. Contextualización del estudio. Debates yreflexionesANTES, UNA REFLEXIÓN NECESARIA SOBRE EL TÍTULO, FLAMENCO... ¿CONDENOMINACIÓN DE ORIGEN?¿Cómo surge?H ace unos meses, en el contexto de una reunión de trabajo, algunos responsables del Ayuntamiento de Lebrija (Sevilla) trataban de dar forma a un encargo: un proyecto flamenco que ensayara una experiencia “piloto” en la ciudad, llevando el flamenco al“aula” (no necesariamente a los Centros de Educación Públicos, aunque sí a sus alumnos yalumnas en edad de cursar Primaria y Secundaria) de la mano de un cantaor de granrelevancia, Juan Peña Fernández, El Lebrijano. Conscientes de las “limitaciones” lógicas queun artista puede llegar a tener ante un auditorio al que tiene que, no ya convencer con sucante sino más bien “explicar el cante”, creímos conveniente mantener una charla distendidacon Juan Peña, a fin de saber sus enfoques, la orientación que él daría al “taller” y el rol queasumiría (Juan profesor-monitor / Juan ilustrador de las explicaciones de los profesores-monitores... etcétera...). Obviamente, la capacidad artística y la capacidad pedagógica noguardan una relación unívoca, más en el flamenco, una música escasamente sistematizada yaprehendida más en los círculos familiares que en las academias (al menos tradicionalmente).¿Qué reflexiones plantea?En tal reunión, Juan Peña volvió a traer a acolación una idea que ya había manifestado enalguna otra ocasión: la conveniencia y coherencia de crear un sello flamenco, unadenominación de origen similar a la que gozan los vinos del Marco de Jerez, por poner un 5
  8. 8. ejemplo cercano geográficamente. Con esta afirmación que el cantaor defendía de un modoapasionado y firme, nos invitaba sin embargo a una reflexión necesaria: 1. El cantaor identificaba directamente la calidad artística del flamenco con el origen [o supuesto origen] del mismo. Nos planteamos: ¿ambos conceptos van realmente unidos? Refiriéndose a esta misma cuestión, añade Gerhard Steingress: “A diferencia de los vinos, tal <<denominación>> resultaría imposible, pues sería absurdo decir que la única bulería de calidad es la de Jerez, y de lo que realmente se trata es de introducir un sello de <<autenticidad>> en el sentido de exclusividad, un instrumento del marketing del flamenco como capital económico y simbólico en vista de los éxitos del Nuevo Flamenco.”1 2. ¿Dónde estaría la coherencia de marcar, estigmatizar una materia que es, también, Arte?, es decir, ¿cómo encajarían las políticas de patrimonialización aplicadas al Arte?; ¿es lógico compartimentar e imprimir a fuego un “sello” a una manifestación artística cuya supervivencia debe, fundamentalmente, a la creatividad y a la capacidad de evolucionar?: “Debería problematizarse el sentido de una administración identitaria del flamenco andaluz, ya que nos enfrentamos a la aparente paradoja de que éste solo genera cultura a partir de la deconstrucción de la tradición a fin de mantenerla viva para el futuro: es pues su permanente renovación la que mantiene viva la tradición. Sin duda, la evidente e imprescindible ambigüedad del arte, su dinámica entre la convención y la espontaneidad que ya fue analizada magistralmente por Arnold Hauser, hace que el arte flamenco se ve sometido a un factor de riesgo adicional: al de la mera repetición y ritualización de la tradición frente a la fórmula productiva de <<imaginación dialógica>> (Batjin)”2 Por mor de no perder la perspectiva, resulta interesante hacer un ejercicio histórico y recordar que, como señala el antropólogo Julio de Vega, “el flamenco ha sido ignorado o sometido, según el contexto de cada momento, a diferentes usos de evidente carácter político y económico”3. En este sentido, el profesor y sociólogo Gerhard Steingress mantiene que el género flamenco se conformó como tal a prinicipios del siglo XIX cuando encontró en el casticismo, majismo y gitanismo reinantes en esa época, el ambiente idóneo para su desarrollo y comercialización, convirtiéndose de paso en un elemento aglutinador de la identidad colectiva del naciente estado español. “Durante el régimen franquista”, continúa De Vega, “el flamenco también fue presentado como un rasgo cultural genéricamente español en detrimento de su naturaleza andaluza, a la vez que se le despojaba de su marcada carga social y se resaltaba su orientalismo con la intención de atraer a turistas ávidos de manifestaciones culturales exóticas que se alejaran de la norma europea. Aún en la actualidad vemos cómo a nivel estatal existen iniciativas que ponen de manifiesto este intento de apropiación del capital simbólico que posee el flamenco, así1 Steingress, Gerhard: “El flamenco como patrimonio cultural o una construcción artificial más de laidentidad andaluza”. Revista andaluza de Ciencias Sociales. Nº 1. p. 52. 2002.2 Steingress, Gerhard: “El flamenco como patrimonio cultural o una construcción artificial más de laidentidad andaluza”. Revista andaluza de Ciencias Sociales. Nº 1. p. 47. 2002.3 De Vega López, Julio: “De las patrimonializaciones del flamenco”. La Nueva Alboreá. Octubre-diciembre.2007. Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Junta de Andalucía. 6
  9. 9. como su utilización como recurso turístico. De forma recurrente la manifestación cultural flamenca, especialmente los aspectos relativos al baile, se inserta en campañas publicitarias encaminadas a la promoción de nuestro país como destino turístico. El flamenco actúa en estos casos como un referente directo de la pasión y autenticidad que tradicionalmente se le han atribuido a nuestro país y que se resaltan una vez tras otra como los principales atractivos de nuestra oferta turística”. Ante estas reflexiones, ¿cómo entendemos pues el proyecto Flamenco con denominación de origen? La reciente inclusión del flamenco en la Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO, ha suscitado un “fervor” especial en torno a esta manifestación y, al mismo tiempo, se han significado con mayor fuerza las procelosas aguas en las que nada, su complejidad en suma. “El devenir del flamenco se moverá entre dos peligros: el quedar reducido a objeto de museo y la pérdida de la identidad”, señala Julio Diamante4. Complejidades y contradicciones presentes incluso, en los discursos oficiales, interesados por una “apropiación” del flamenco a través de políticas de patrimonialización del mismo, de un lado, y defensoras del flamenco como “industria cultural”, por otro. El universo flamenco es pues, un caudal donde coexisten las muchas dimensiones que lo integran: Flamenco como Patrimonio Cultural; flamenco como música; flamenco como herramienta de cohesión social; flamenco como marcador de la identidad (incluso concebido a menudo como “hecho total”); flamenco como “industria cultural”; flamenco como valor turístico generador de economía; flamenco como aglutinador de un enorme capital simbólico; etcétera... También al calor del respaldo de la UNESCO (tras una larga y concienzuda campaña capitaneada por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del flamenco) hemos asistido a un aumento de las “voces” que abogan por su inclusión en el marco de la enseñanza reglada, aunque es preciso exponer que la intención de llevar el flamenco a las aulas públicas no es nueva y cuenta ya con un importante haber en el que se integran proyectos concretos (llevados a cabo por docentes en determinados centros escolares), talleres, mesas de trabajo así como numerosas publicaciones (libros, artículos...) que ahondan en la cuestión. Hemos de recordar que el propio documento del Plan Estratégico para la Cultura en Andalucía (PECA) dedica al flamenco un lugar destacado. A groso modo, el documento informa sobre la intención de fomentar un tejido industrial competitivo en el ámbito de las artes. Centrándonos en el flamenco, se marca tres grandes objetivos, a saber: - 1. Fortalecer las bases de extensión del flamenco como hecho social, económico, filosófico y cultural de Andalucía. - 2. Proteger y conservar el flamenco a través de su musicalidad, elementos y objetos. - 3. Incorporar el flamenco en los circuitos de mercado. Normalizar la presencia del flamenco en los circuitos culturales de Andalucía.4 Diamante, Julio: “Flamenco, tradición y renovación”. La Nueva Alboreá. Julio-septiembre. 2007. AgenciaAndaluza para el Desarrollo del Flamenco. Junta de Andalucía. 7
  10. 10. Dentro del objetivo número 1, la inclusión del flamenco en las aulas de primaria y secundariaes una prioridad (como muestra la figura 1).Volviendo pues a la pregunta sobre cómo planteamos nuestro proyecto, podemos resumirnuestro enfoque en una breve declaración de intenciones:Flamenco con denominación de origen desde: - una perspectiva abierta e integradora que conciba el flamenco como: • patrimonio cultural (si no como marcador identitario total, sí como valor digno de conocer, preservar y enriquecer) • música entre las músicas • elemento cohesionador • poniendo en valor los “bienes” locales, pero no en detrimento de aportaciones foráneas sino, muy al contrario, ofreciendo una visión amplia y contextualizada:Pues “las patrimonializaciones del capital simbólico que representa este complejo culturalflamenco no se circunscriben exclusivamente al ámbito nacional o regional sino que también sehacen perceptibles a otros niveles como son el étnico, comarcal, local, sublocal e inclusofamiliar. El intento de apropiación de esta expresión cultural por parte de la etnia gitana esquizás de los más evidentes y notorios ya que ha alcanzado un grado elevado de aceptación ylegitimidad entre los aficionados al flamenco, sean estos gitanos o no. El discurso gitanista sefundamenta en ideas relativas a la <<cultura de la sangre>> y al supuesto carácter innato delflamenco. Se produce una politización de cuestiones estéticas que se materializa en la<<naturalización>> de determinadas formas interpretativas asociadas a los gitanos y en laconsideración de palos y estilos de pretendida autoría calé como las auténticas y legítimasformas flamencas. (…) Un fenómeno parecido se produce en determinadas comarcas ylocalidades andaluzas donde la creatividad, variedad estilística y actividad flamenca resultande tal dimensión que dichos núcleos se convierten en verdaderos epicentros flamencos conautonomía propia. Esta patrimonialización se asienta en el enaltecimiento de los estilos,formas interpretativas e intérpretes locales mientras se menoscaban aquellos procedentes deotras latitudes. Casos concretos de este fenómenos los encontramos en Sevilla, Jerez de laFrontera, Utrera, Lebrija…, pudiéndose vislumbrar entre ellos cierta rivalidad de caráctersimbólico por la consecución de la <<capitalidad flamenca>> (…) Los festivales de verano, sin irmás lejos, han funcionado tradicionalmente como rituales donde se escenificaba y reivindicabala significación flamenca de cada localidad”55 Diamante, Julio: “Flamenco, tradición y renovación”. La Nueva Alboreá. Nº. (?). Julio-septiembre. 2007. p.49. Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Junta de Andalucía. 8
  11. 11. :::::::::::::::::::Figura 1:Fragmentodel PlanEstratégicode la Culturaen Andalucía(PECA) 9
  12. 12. 4. El Estado de la cuestión4.1 EL FLAMENCO COMO PATRIMONIO CULTURAL El 80% de los entrevistados identifica el flamenco con una música; el 70%, con el Patrimonio Cultural y con la identidad; un 50% lo entiende, además, como generador de empleo y potencial turístico6C onviene antes que nada reparar en una cuestión que consideramos elemental al plantearnos un proyecto referente a una manifestación como el Flamenco, cargada de potentes valores estéticos y artísticos, sí, pero también, de fuertes connotacionesidentitarias propias de un arte que se configura como uno de los rasgos más evidentes delPatrimonio Cultural de buena parte de los pueblos de Andalucía, territorio donde sedesarrollará el proyecto “Flamenco con denominación de origen”. Encontramos en la literaturaantropológica referencias que sitúan al flamenco como uno de los “marcadores identitarios” deAndalucía:Las expresiones, formas y prácticas culturales que poseen una mayor capacidaddiferenciadora, por ser resultado de un proceso histórico singular, son las que adquieren elcarácter de marcadores identitarios: son las que integran el Patrimonio Cultural de un pueblo.(…) Pero no todos los elementos de la cultura de un pueblo entran dentro del concepto depatrimonio; su valor patrimonial viene dado, básicamente, por su significación comoindicadores de la especificidad de dicho pueblo y por su capacidad de constituirse enreferentes de identificación del mismo. Por esta razón, el valor patrimonial de cualquierelemento o expresión cultural está sujeto a la dinámica de la propia sociedad que las ha creadoy que puede cargarlos o descargarlos de dicho valor7.En lo que se refiere a los rasgos distintivos de la cultura en Andalucía, según el Barómetroandaluz de Cultura 2010, el flamenco es considerado por más del 30% de los andaluces como lamanifestación cultural más representativas de la cultura andaluza. Pero quizá más significativosea el hecho de que un 77% de los encuestados identifican el flamenco con el término“cultura”, en un primer nivel de consenso cultural, distanciándose así de otros elementos másvinculados a las tradiciones y la identidad andaluza. Esto permitiría afirmar, según losinvestigadores responsables del estudio, que el flamenco juega una posición intermedia entre6Conclusiones de las diversas entrevistas mantenidas con potenciales agentes activos del proyecto. JavierVacas y Lola Gómez. Lebrija, 2010.7 VV.AA: La Identidad del pueblo andaluz. Defensor del pueblo andaluz. Febrero. 2001. 10
  13. 13. dos niveles de consenso cultural en Andalucía, entre una idea global de cultura y otra de tipoidentitario, actuando como un elemento de conexión. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 2: “Las cosas más representativas de la cultura en Andalucía”. BACU 2010.Actúa por tanto el “flamenco” como una especie de eje o catalizador intermedio entre la ideamás general de cultura, en la que figuran desde el BACU 2008 las «letras y bellas artes», las«artes escénicas», la «arquitectura» y la “ciencia”, y la idea más específica e identitaria,como las «procesiones religiosas» o las «romerías y fiestas populares”. (Figuras 3, 4, 5Barómetro Andaluz de Cultura). 11
  14. 14. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 3: “Grado de relación que sugieren al encuestado los distintos tipos de manifestaciones artísticas y culturales”. BACU 2008 y 2010. Fuente: IESA.4.2 HECHO DIFERENCIAL ANDALUZA ctualmente, el flamenco es un hecho diferencial andaluz reconocido y valorado en el mundo. En su totalidad, que se conforma no solo del baile, el cante y la guitarra, sino también de un lenguaje particular e incluso una ortografía propia, expresa unacosmovisión absolutamente original de los andaluces. (…) Es cauce de expresión de un puebloespecialmente dotado para la armonía y el ritmo8.8 VV.AA: La Identidad del pueblo andaluz. Defensor del pueblo andaluz. Cruces Roldán, Cristina: “El flamenco y la identidad andaluza”. p. 91 y siguientes. 12
  15. 15. Tal cuestión es, precisamente, la dificultad que estos “condicionantes” encierran. Las ventajasparecen más que elementales: pocas personas parecen ya poner en cuestión la realidad de unamanifestación cultural digna de ser cada vez más conocida y más valorada. El “inconveniente”- o mejor, la dificultad - , podría expresarse de la misma manera: cuando hablamos dePatrimonio, nos referimos necesariamente a “algo” en lo que media “un sentimiento, unaemoción que son ante todo, humanos” con lo que ello arrostra: “el Patrimonio es un lugar deacuerdos y desacuerdos; de encuentros y desencuentros”9. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 4: “2008-2010: ¿Con qué tiene que ver la Cultura?: base de paradigmas del consenso cultural andaluz”. BACU 2008 y 2010. Fuente: IESA.4.3. VALOR SIMBÓLICOComo hecho cultural, y entendiendo ya como absoluta verdad que el arte es cultura, elflamenco no puede considerarse sólo un arte. Envolviéndolo, e incluso con mayor significación9 Fernández Salinas, Víctor: intervención magistral en módulo sobre gestión del patrimonio cultural. Másteren Gestión Cultural. Universidad de Sevilla. 2009 13
  16. 16. social, es una expresión de modos de vida”10 (…) “Un todo expresivo en el que convergenmúltiples manifestaciones, materiales e inmateriales, factuales y simbólicas”.Al hablar de la “cuestión identitaria” y de los valores del flamenco como espacio de“consenso” de los ciudadanos de Andalucía, conviene, por mor de no caer en generalizacionesvagas, reflexionar a cerca del verdadero valor de eso que hemos dado en llamar – en el argotadministrativo – “identidad”.Gerhard Steingress sostiene que “lejos de ser una mera manifestación artística y folclórica, lacarga simbólica del género flamenco en el marco de la cultura andaluza ha aumentado a lolargo de las últimas dos décadas debido a la diversificación del campo artístico en la era de laglobalización y la consiguiente revalorización de lo local y autóctono”11 ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 4: Componentes primarios de la Cultura andaluza según grupos de edad. Fuente: BACU, 2010. IESA.10 “Flamenco, antropología y derechos culturales”. Artículo en la revista Nueva Alboreá (enero-marzo2007). Cristina Cruces. Consejo Audiovisual de Andalucía11 Steingress, Gerhard: “El flamenco como patrimonio cultural o una construcción artificial más de laidentidad andaluza”. Revista andaluza de Ciencias Sociales. Nº 1. 2002. 14
  17. 17. • Patrimonio material – patrimonio inmaterial • Expresiones músico-orales y plásticas • Prácticas, rituales y espacios de sociabilidad y representación • Saberes, símbolos y significaciones culturalesMiguel Ropero Núñez (2001), sostiene que son cuatro los aspectos de principal relevanciapatrimonial e identitaria que representa el flamenco para la cultura andaluza: • Patrimonio material – patrimonio inmaterialEl flamenco es un género joven, pero dispone de un abundante material que adquiere a la vezvalor histórico y significación funcional viva. Aquí se incluye el catálogo de los recursosmateriales más directamente vinculados a la ejecución de arte, a cuya dimensión formal uibjetual deben añadirse su uso, funcionalidad, contexto de aparición, transformacioneshistóricas, técnicas de construcción o elaboración, etc., que son también parte de nuestraexperiencia colectiva. • Expresiones músico-orales y plásticasSe trata del aspecto que, indiscutiblemente, ha captado más atención hasta el momento,incluyendo cantes, bailes, toques, estilos, coreografías, modos interpretativos... En definitiva,todo lo que se suele discreccionar como arte flamenco y que se tiende a identificar, de modoreduccionista, con el flamenco mismo. (…) • Prácticas, rituales y espacios de sociabilidad y representaciónEl flamenco no nace y se desarrolla en Andalucía sólo por las tradiciones musicales que aquí seasentaran, o por la presencia de una abundante población gitana, sino también por el modo enque se han practicado modos de convivencia y sociabilidad que se valieron de las estructurasmusicales en rituales festivos, ceremoniales, domésticos y cotidianos de la vida social, ámbitosde interacción humana que adquirieron formas propiamente andaluzas. Unas expresionesculturales que, desde los orígenes de la historia del género, han corrido en paralelo a ladimensión profesional y que han ocupado contextos domésticos, de vecindad y sociabilidadprimaria, lugares de tránsito, espacios y situaciones de fiesta, ámbitos de trabajo y lasdenominadas reuniones de cabales. Son espacios y momentos de ritualización no comercial – deuso – que en las últimas décadas han ido languideciendo e incluso han desaparecido en muchoscasos con las propia transformación de las relaciones sociales y los hábitos de resistencia, ocioy trabajo (…): bautizos, bodas, comuniones, cumpleaños (…) tabernas, tabancos (…) gañanías,cortijos, fraguas, minas (...) y todo lo que representa el hábito de cantar como costumbre enla vida cotidiana. A ello debe añadirse la construcción de un entramado propio deasociacionismo formal encarnado por las abundantes peñas flamencas, que pueden y deben sertenidas en cuenta como agentes colaboradores, impulsores y de apoyo a nuestro proyecto. • Saberes, símbolos y significaciones culturales 15
  18. 18. El flamenco es fruto de experiencias y trayectorias comunes de sectores sociales concretos delpueblo andaluz. Por tanto, es también un cuerpo de significados y saberes compartidos. (…) Alanotar este epígrafe, pretendemos introducir gran parte del patrimonio inmaterial que tieneque ver con las ideas de experiencia y significación (…) El flamenco es una representaciónritual que utiliza símbolos y tiene significados propios, un cuerpo de saberes y conocimientos,formas de transmisión y procesos de aprendizaje en torno al cual se genera todo un mundo deoralidad privativo (vocabularios, giros, expresiones...), gestualidad y corporeidad, incluso unoficio y unas culturas del trabajo singulares. A través de él se manifiestan diferentes culturasétnicas y culturas de género de Andalucía, e incluso existe una trascendencia de lasignificación a la acción social: “ser flamenco”124.4. DEBATES SOBRE EL ESTADO DE LA CUESTIÓNDebemos evitar, sin embargo, reintroducir, por medio de la oposición construida entre rasgosindígenas y rasgos exógenos, la oposición ingenua entre <<lo auténtico>> y <<lo artificial>> queabundan tanto en las recuperaciones inspiradas en el <<espíritu de anticuario>>, como en lasreconstrucciones simplificadoras de tendencias que ponen directamente en relación la supuestadestrucción del gusto popular y el desarrollo del <<consumo de masas>>”13Por supuesto, y como sucede con otros valores patrimoniales de gran raigambre, el flamencono está exento de ciertos prejuicios:● Entre los círculos más “puristas” y ortodoxos aún encajan con dificultad determinadaspropuestas provenientes de esferas que, tradicionalmente, han mantenido escasa vinculacióncon el arte flamenco (como la Universidad o el saber académico). Hasta hace muy pocotiempo, gran parte del mundo flamenco pensaba que éste no podía enseñarse más allá delcírculo familiar. Resulta muy interesante analizar someramente el concepto de “duende”, tanextendido entre la afición y entre los artistas. El “duende”, ese impulso estentóreo y arrolladorque se apodera de los tocados por la gracia de la herencia genética y, en ningún caso, por unsaber sistemático aprendido en el contexto de la enseñanza reglada. Sigue siendo frecuenteoír, por los vericuetos de lo jondo (en el contexto de peñas flamencas, recitales, etcétera),expresiones tan tópicas como “ese payo es que no tiene duende, no tiene pellizco”14,12 Núñez Ropero, Miguel: La identidad del pueblo andaluz. “El flamenco como seña de identidad andaluza”.Defensor del pueblo andaluz. Febrero. 2001.13 Grignon, Claude y Passeron, Jean Claude: Lo culto y lo popular. Madrid. Ediciones de La Piqueta. 1992.p. 42.14 Sin embargo, “la indiferencia y hasta el rechazo científico al estudio del flamenco tiene que ver con sufalsa definición como una expresión espontánea, y por tanto efímera, cuando no naturalizada, ajena alcampo del conocimiento por su carácter racial, primario, instintivo, etc. Frente a esta traducciónsimplificadora, el flamenco tiene unas estructuras privativas, su historia ha quedado reflejadadocumentalmente, y su realización material forma parte de diversos campos de estudio a penas iniciadospor los investigadores y que conviene sean fomentados tanto en los aspectos históricos como literarios, 16
  19. 19. identificando la capacidad artística primero con la circunstancia de ser de etnia gitanaprimero, y con la herencia de sangre en segundo lugar.“Tópicos” que además, encuentran alimento en argumentarios de corte político e ideológico yen cierta literatura en torno al flamenco. Gerhard Steingress habla de “identidades peligrosas”y cita una frase que José María Ridao mencionó en el Encuentro sobre racismo (Sevilla, 2001)con la que advertía del “peligro que corren las sociedades contemporáneas si se definen entérminos de identidad, en vez de ciudadanía, ya que se trata de una actitud folclórica ycolorista”. Y añade:“De igual modo, podemos decir que bajo las condiciones de las sociedades avanzadas, unapolítica anclada en la idea romántica del ideal cultural de Herder, reformulada en el marco deuna estrategia de conservación de la tradición, puede convertirse en un instrumento de presióndirigida al establecimiento de un marco legal-administrativo para la identificación colectivacon un modelo cultural egemónico contrario a la existente diversidad cultural. Hay que teneren cuenta, a saber, que <<las tradiciones siempre llevan incorporado poder>> (Giddens, 2000:53)(...)”Y continúa:“La relativa libertad del arte, una vez <<culturizada>>, se convierte, pues, en presa seintereses políticos y ambiciones ideológicas. Cualquier determinación cultural mediada porpolíticas identitarias, ancladas en una supuesta tradición común de la sangre, de un pasadohistórico, de una religión o de un pueblo, es decir, cualquier re-etnicización de las culturascontemporáneas, no solo es incompatible con el acentuado carácter multicultural de lassociedades avanzadas, sino que, como muestran muchos ejemplos, incluyendo el caso deEspaña (...)puede distorsionar las propias dinámicas culturales, llegando a generar situacionesconflictivas”● De lo anterior se deriva una cuestión esencial: ¿cómo abordar la dimensión“multicultural” que subyace a cualquier música y, desde luego, al flamenco? Partimos pues deuna base insondable: hemos de tener muy en cuenta esta dimensión, máxime, si pretendemosactuar en el ámbito de la juventud y en un territorio como el andaluz15. La atención a ladiversidad aparece como línea de trabajo a desarrollar en el Plan Estratégico de EvaluaciónGeneral del Sistema Educativo Andaluz 2009-201216. Más allá de este informe, cabe recordar laLey de la Solidaridad en Educación, que es la ley marco de la atención a la diversidad enAndalucía, o el Plan Andaluz de Educación de Inmigrantes e Instrucciones de EducaciónIntercultural (Consejería de Educación y Ciencia: 2001)socio-antropológicos, lingüísticos y museológicos.15 Los informes estadísticos del curso escolar 2009-2010 arrojan los siguientes datos sobre la realidadmulticultural de las aulas andaluzas (excluyendo la formación universitaria): Número de extranjerosmatriculados: 101.838 (de los que 94.131 pertenecen a Centros Públicos y 7.707 a centros privados).Conviven en las aulas andaluzas al menos 164 nacionalidades (se registran 222 alumn@s cuyaprocedencia “se desconoce”)16 Ver en el enlace:http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsppag=/Contenidos/OEE/evaluacion/PlanEstrategicodeEvaluacion2009_12 17
  20. 20. ● Manida ya resulta la palabra “fusión”, sin embargo, no deja de aparecer en los círculosaficionados denostada muchas veces, y reivindicada como elemento enriquecedor otras. Bienpodría valernos la denominación de Umberto Eco sobre “apocalípticos e integrados”: los unos,convencidos de la extinción inminente del flamenco más puro; los otros, empeñados en que lacriatura madure y amplíe sus miras. No entraremos, por extensas y escasamente válidas paranuestro proyecto, en consideraciones sobre qué es y qué no es flamenco. Pretendemosmostrarlo desde una visión lo más objetiva posible, como una música riquísima en maticesrítmicos que merece ser conocida y estudiada.● Parece pues necesario aprender a mirar con otras gafas. Desprendernos de todoprejuicio para acariciar una visión más amplia – y tal vez verdadera – del flamenco como unamúsica estrechamente ligada, desde sus orígenes, con otras músicas. Pues nada de cuantocompone nuestro mundo surgió por generación espontánea sino, más bien, por lazos y vínculos,influencias de lo uno y lo otro que vinieron, en el caso concreto del flamenco, a hacerlo másrico, más fuerte y más digno del amor de sus depositarios:En esta tierra vino a la memoria de los seres humanos el Flamenco. Se fraguólentamente, por los pasos del tiempo, recibiendo influencias y caracteres de lo uno ylo distinto; crótalos griegos, nubas andalusíes y jarchas mozárabes; cantosgregorianos, romances de Castilla y lamentos hebraicos; el son de la negritud y elacento gitano.17Sería inútil perderse en la época hermética, es decir, con anterioridad a 1860,aproximadamente, cuando el cante gitano no salía del círculo reducido de las familiasde gitanos de algunos lugares de la Baja Andalucía. (ANTONIO MAIRENA)4.5 CONSUMO CULTURALL a música constituye el sector cultural más valorado por los andaluces y, dentro de él, cabe analizar el especial lugar que ocupa el flamenco. En principio pareciera que «escuchar música» en sus distintas modalidades fuera una preferencia aupadaestadísticamente por los más jóvenes entre los consultados; pero esa apariencia está marcadaprimordialmente por la variable de «música actual» y, en segundo plano, por el flamenco, lasexpresiones que concitan mayor hábito diario como recoge la Encuesta sobre Consumo yHábitos Culturales de los Andaluces (HABICU-2010) del IESA-CSIC.17 Ortiz Nuevo, José Luis: Alegato contra la pureza. Colección Bárbaros. Barataria. Sevilla. 2009 18
  21. 21. Hábitos andaluces a la hora de escuchar música, I - 2010 DE 18 A 29 DE 30 A 44 DE 45 A 59 60 O MÁS Modalidades Frecuencia de hábito ANDALUCÍA Hombre Mujer AÑOS AÑOS AÑOS AÑOS Diariamente (todos o casi todos los días) 10,5% 11,1% 9,9% 5,2% 10,0% 14,6% 11,9% Al menos una vez por Música 9,4% 9,0% 9,9% 5,2% 9,3% 11,3% 11,3% semana clásica Al menos una vez al mes 10,4% 10,4% 10,4% 9,2% 10,7% 12,4% 9,1% Nunca o casi nunca 68,2% 67,8% 68,5% 78,2% 68,8% 59,6% 67,0% Diariamente (todos o casi todos los días) 55,3% 54,8% 55,7% 77,0% 65,4% 54,6% 24,4% Al menos una vez por Música 19,6% 20,9% 18,4% 15,0% 20,1% 20,0% 22,5% semana actual Al menos una vez al mes 5,7% 6,1% 5,4% 3,0% 6,1% 5,5% 7,7% Nunca o casi nunca 19,0% 17,9% 20,1% 5,0% 8,3% 18,8% 45,1% Diariamente (todos o casi todos los días) 31,4% 31,1% 31,8% 42,1% 29,8% 31,5% 24,2% Al menos una vez por 22,0% 22,3% 21,6% 19,6% 20,5% 22,5% 25,4% Flamenco semana Al menos una vez al mes 13,1% 14,1% 12,0% 11,0% 14,6% 13,6% 12,3% Nunca o casi nunca 32,6% 31,9% 33,3% 26,1% 34,9% 30,9% 37,0%El hábito de escuchar música es también el hábito cultural más consolidado entre nuestrosjóvenes universitarios: el 86,7 % de ellos escucha música todos o casi todos los días. Se trata deun hábito muy afianzado en ambos sexos y que va decreciendo a medida que la edad aumenta.A juicio del sociólogo Enrique Gil Calvo, "el ritual musical" es "la única práctica cultural a laque los jóvenes prestan considerable atención, dentro de su bulímico menú de compulsivosconsumos audiovisuales" ya que les "permite organizar a corto y largo plazo el lapso de tiempobiográfico que dura el proceso de emancipación juvenil" y sincronizar "el ritmo vital de cadajoven con el de sus demás coetáneos generacionales" (Gil, 2001: 127).Aunque en un mundo tan complejo y tan cambiante como el de la música las etiquetas nodescriben de forma exacta las tipologías musicales, según el informe XXX 18 los jóvenesuniversitarios andaluces escuchan principalmente pop. Preferentemente pop español (24,1%) einternacional (17 %).Tipo de música que suelen escuchar los/as universitarios/as de Andalucía (a)Conviene señalar en este punto la gran dificultad existente a la hora de “cuantificar elflamenco”. Si atendemos a informes como la Cuenta Satélite de la Cultura en Andalucía, porponer un ejemplo cercano, encontramos que el flamenco no aparece como epígrafe unitario,sino que sus “números” están difuminados entre músicas étnicas y populares. Es más, el propiodocumento de la Cuenta Satélite de la Cultura en Andalucía (2005) advierte que: “la18 Informe “Los jóvenes universitarios andaluces” de Antonio Javier González Rueda (UCA), a partir delestudio sobre “Usos, hábitos, demandas culturales de los jóvenes universitarios andaluces”. ObservatorioUniversitario Andaluz de la Cultura Atalaya 19
  22. 22. delimitación del sector cultural es el primer paso y uno de los más controvertidos en laelaboración de una cuenta satélite de la cultura”19Por otra parte, el flamenco y la música latina son los géneros musicales de mayor consumo delcatálogo de La Central Digital (LCD), la plataforma de distribución de SGAE, que comprendeunas 100.000 canciones, la mayoría de las cuales proceden de artistas que han producido supropio disco.5. El PresenteR esponder a qué momento atraviesa hoy el flamenco no es fácil. Volvemos a la cuestión patrimonial, tan tocada como está siempre por esas visiones ora apocalípticas, ora integradas. Si nos referimos al modo en que esta música es valorada por las institucionespúblicas y privadas y por la ciudadanía, quizás podamos afirmar que vive un buen momento.Pocos parecen ya negar la importancia de esta manifestación y la necesidad de potenciarla,darla a conocer y procurar su preservación para el disfrute de las generaciones venideras. Sinos referimos a otros aspectos, puede que vuelva a entrar en juego esa dicotomía entre“pureza” y “fusión”, entre lo “auténtico” y lo “comercial” (lo vinculado a la “fusión”, prácticarechazada por quienes no comprenden la mezcla con otras estéticas como el jazz, la música19 Cuenta satélite de la cultura en Andalucía. Principales resultados. Consejería de Cultura. Junta deAndalucía. 2005. 20
  23. 23. negra, el pop, etcétera... en suma, voces contrarias a lo que consideran una pérdida delcarácter melismático del flamenco en favor de manifestaciones ramplonas, asociadasfrecuentemente a conceptos como el de “flamenquito”) Tampoco es nuestra intención ahoravalorar esta arista.En cualquier caso, se debe distinguir entre el flamenco como un género artístico, en el quecobra relieve la individualización creadora e interpretativa, y su práctica popular comoexperiencia socializada y colectiva. En el primer caso, el flamenco se desenvuelve en laindustria artística de cada momento; en el segundo se expresa a través de la formación degrupos y redes de sociabilidad, ideologías reflejadas en las letras y otros aspectos (…)Sea en su dimensión artística o su práctica popular, el flamenco vive procesos de continuaevolución que impiden considerarlo como un producto acabado e inmovilizado - “puro” - ocomo un ejemplo trasnochado de modos de interrelación ya extintos. Tanto formal comosocialmente, el flamenco se redefine de manera permanente, transformando sus contenidosmusicales y letrísticos, estructurales, pero también sus formas de reunión, culturas del trabajo,etc20.Sí nos interesan las crecientes voces que reivindican el estudio y conocimiento delFlamenco y el hecho evidente de que, aunque a pasos lentos, el flamenco está convirtiéndoseen un recurso educativo más en las aulas de primaria y secundaria al tiempo que estátraspasando las infranqueables puertas de ciertas instituciones, como veremos más adelante através de numerosas experiencias llevadas a cabo en Andalucía.Cada vez más, los programas de actividades de cualquier cita flamenca que se precie,incorporan propuestas que ahondan en el flamenco, no sólo en sus áreas tradicionales –espectáculos de cante, toque y baile en los que el público es básicamente eso, audiencia – sinotambién, y con importancia creciente, en otras dimensiones que conectan al flamenco conotras manifestaciones artísticas como la literatura, la fotografía o la pintura (exposiciones,conferencias, seminarios) además de otras propuestas que permiten la participación activa,como mesas redondas, cursos prácticos, etcétera... Y, más allá de materias vinculadas al arte,el flamenco se vincula con la sociología, la antropología, la lingüística, la poética o laflamencología. Incluso los festivales flamencos más vetustos que comenzaron a surgir al calorde los años 60 con el impulso de artistas y aficionados, reivindican hoy para sí formatos acordesa las actuales demandas de los públicos y, por qué no decirlo, de los propios creadores, loscuales se desenvuelven ya en un sector cada vez más profesionalizado, al nivel de otros camposde la Cultura.El cante flamenco y la guitarra flamenca forman parte de las especialidades de enseñanzasprofesionales reguladas por el Decreto 241/2007, de 4 de septiembre, por el que se establecela ordenación y el currículo de las enseñanzas profesionales de música en Andalucía (BOJA núm182, 14/09/2007). Numerosos son también, como señala Reynaldo Fernández Manzano, Directordel Centro de Documentación Musical de Andalucía, los trabajos de etnomusicología y losmétodos relativos al flamenco. La mayoría de ellos dedicados a la guitarra y, en menor medida,los dedicados al cante y al baile y a la percusión. Cabe recordar Crotalogía o Ciencia de lascastañuelas, de Francisco Agustín Florencio (Madrid, 1792) o la Impugnación literaria a lacrotalogía erudita o ciencia de las castañuelas, de Juanito López Polinario (Valencia, 1792). La20 VV.AA: La identidad del pueblo andaluz. Defensor del pueblo andaluz. Nº 2. 2001 21
  24. 24. obra de Rafael Marín: Método de guitarra: aires andaluces por música y cifra (Madrid, 1902).Especial importancia tendrá la obra de Manuel Cano Tamayo: La guitarra. Historia, estudios yaportaciones al arte flamenco (Córdoba, 1986) al ser el primer profesor que introduce laenseñanza de la guitarra flamenca en el sistema educativo de los conservatorios españoles, enconcreto en Córdoba, donde además se crea una Cátedra de guitarra flamenca21.En cuanto a análisis estructurales podemos citar dos trabajos monográficos dedicados a estetema. El primero, de Philippe Donnier: El duende tiene que ser matemático. Reflexiones sobreel estudio analítico de las bulerías (Córdoba, 1982), donde, desde la metodología delestructuralismo de Claude Lévi-Strauss y la teoría de los arquetipos profundiza en lasestructuras del flamenco y de la bulería en particular. Reynaldo Fernández se refiere, asímismo, a la conferencia ofrecida por Lothar Siemens Hernández en el V Congreso de laSociología Española de Musicología (Madrid, 2001) con el título “Los fundamentos de laorganización musical en los repertorios del flamenco”.5.1 INDUSTRIA CULTURAL “Del flamenco conocemos sus letras, pero desconocemos sus números” FRANCISCO PERUJO Ex director de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del FlamencoE l flamenco, en todas sus acepciones, se ha convertido en elemento cultural de primer orden dentro de la cultura española.La tendencia a practicar “economías cognitivas” para comprender el mundo que nos rodea, esun proceso psicológico humano. Así, hemos podido asistir a no pocas discusiones sobre si elflamenco es un estereotipo, incierto o sesgado, y tradicionalmente hemos ido incorporando a ladefinición de la persona “flamenca” los mismos prejuicios que se le han asociado a la persona“gitana”: analfabetismo, machismo, ilegalidad o delincuencia, racismo, rigidez,conservadurismo,… conceptos que han estigmatizado por extensión la imagen de nuestro país yaún más de nuestra región, siendo en ocasiones retratada como pueblo festivo, poco amantedel trabajo, pasional y arcaico. Pues bien, paradójicamente, mientras se ha luchado duranteaños por romper con la estereotípica imagen del cantante o bailaor de flamenco, ataviado paratal fin, en algunos países se ha ido apreciando, conociendo, reconociendo y valorando cada vezmás este arte como genuino y bueno.En ocasiones, algunos responsables de políticas culturales en nuestro país han intentadodifundir, comunicar y fomentar otras artes escénicas consideradas “para público culto” en aras21 Fernández Manzano, Reynaldo: “El flamenco en la musicología”. La Nueva Alboreá. Julio – septiembre.2007. p. 59. Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Junta de Andalucía. 22
  25. 25. de eliminar la imagen que se proyectaba de España en el exterior. Sin embargo, es a partir de1992, coincidiendo con la Exposición Universal de Sevilla, el incipiente turismo y demanda deproductos flamencos, sumado a la profesionalización de los agentes que participan en elproceso de gestión cultural, cuando se diseña o se comienza a consensuar una nuevaproyección o línea de actuación para el flamenco: si la población nacional e internacionaldemanda flamenco, ofrezcamos a éste los apoyos suficientes para hacerlo competitivo en elmercado y generemos un nuevo yacimiento de empleo. En este proceso nos encontramos aún.A partir de aquel momento, el flamenco ha sufrido una evolución importante. De ser unsubproducto cultural de segunda categoría en todas sus acepciones (espacios derepresentación, comprensión, profesionalización, reconocimiento de sus ejecutores, canales dedistribución y comercialización, características del espectáculo) ha pasado a ser un productocultural de primer orden, tanto por los lugares donde se representa, como por laprofesionalidad y dedicación de quienes participan en su producción, gestión ycomercialización.La Industria Cultural Flamenca, como tal, es aún una disciplina muy joven y poco madura encomparación con otras Industrias Culturales de disciplinas artísticas diversas, y se encuentra enun momento de crecimiento y desarrollo.Diversos agentes económicos e instituciones públicas están trazando algunas de las líneas parafavorecer este impulso, por lo que podemos afirmar que en los próximos años se va a producirun cambio en lo que se refiere al Flamenco como producto, aunque podemos aventurarnos adescribir a día de hoy algunas de las características del mismo:- El (producto) flamenco, es casi exclusivamente el producto cultural en lo que se refiere aArtes escénicas, que Andalucía produce, en vez de importar.- Existen datos fehacientes que avalan la importancia del flamenco para el impulso turístico enla región22. El turismo del flamenco supone el 2,84% del total andaluz, y sólo Sevilla recibió en2004 a 351.186 turistas atraídos por el flamenco, que generaron 305 millones de euros23.- Existe relación directa entre el Flamenco y el incremento del PIB de la población, a través dediversos mercados.- El Flamenco es para Andalucía una seña de identidad. Los productos flamencos seránidentificados rápidamente en mercados externos con Andalucía.- El Flamenco como Industria cultural ha sido muy poco desarrollado en general. Ello suponepara Andalucía, aunque también para el resto de España, un nuevo yacimiento de Empleo.- El Flamenco cuenta con el apoyo de los poderes públicos. “La demanda de turismo de flamenco en Andalucía: 2004”. Andalucía. Consejería de Turismo,22Comercio y Deporte. Sevilla,2006 Cantero Martínez, Jesús y Hernández Pavón, Enrique. La Economía Sevillana del Flamenco. Marzo 2009.23Cámara de Comercio, Confederación de Empresarios de Sevilla y Agencia Andaluza del Flamenco. 23
  26. 26. - Es necesario analizar las potencialidades del flamenco, dentro del ámbito de nuestraComunidad Autónoma ya que otras regiones o países (EEUU, Japón, Italia,…) ya han observadosu potencial económico y, en consecuencia, ya han trazado líneas de actuación para suincursión en este mercado.A día de hoy, los principales certámenes, entre los que se encuentran la Bienal de Sevilla, elFestival de Jerez o Málaga en Flamenco, se acercan ya a los 2 millones de euros depresupuesto, y cuentan con financiación pública de parte de las administraciones locales yregionales14.Desde que está documentada su existencia, el flamenco es un producto que se compra y sevende. Ya en “Viaje por España” del romántico Charles Daviliaer (1862) se detallaba que en loscafés cantantes de Sevilla el precio de la entrada variaba según el aspecto del cliente.Picarescas de la época a un lado, lo cierto que es que se trata de una disciplina que pese a nohaber propiciado estudios formales relativos a su magnitud, algunos autores cifran en 400millones de euros de facturación anual (Silvia Calado24).Una serie de empresas radicadas mayoritariamente en la ciudad de Sevilla, se hanespecializado en la gestión de la producción y distribución de espectáculos. Éstas últimas hanido complementando a las primeras, con o sin contratos de exclusividad, hasta el momento enel que estamos en los que una productora puede ser también distribuidora del show.Según los datos de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), el flamenco representaalrededor del 5% del total de ventas de discos en España, lo que se traduce en un volumen denegocio próximo a los 30 millones de euros.En términos economicistas, y a modo de síntesis, el flamenco supone para Andalucía: - Creación de Empleo • Empleo para artistas y Ejecutantes • Empleo para empresas Productoras y Distribuidoras • Empleo para Empresas Asociadas • Empleo productores y fabricantes de artículos flamencos, escenografía • Empleo en infraestructuras destinadas a albergar espacios flamencos • Empleo en Empresas de Difusión y Comercialización de Imagen y Productos • Empleo en entidades Públicas y privadas creadas para promocionar y difundir el flamenco • Empleo en sector Turismo/Flamenco (hostelería y restauración, hoteles, paquetes turísticos, souvenirs ) • Empleo para autores y Editores de material flamenco • Empleos relacionados con la formación en flamenco (conservatorios, escuelas, academias). - Creación Empresarial24 Calado Olivo, Silvia: “El negocio del flamenco”. Signatura Ediciones. 2007 24
  27. 27. • Creación de Compañías Profesionales • Creación de Empresas destinadas a la producción, difusión y comercialización de flamenco. • Creación de Infraestructuras/ Recintos Escénicos destinados a albergar espectáculos • Creación de Empresas destinadas a organizar grandes producciones. - Creación de Infraestructuras • Creación de infraestructuras turísticas, derivadas del incremento de visitantes a la CCAA, motivado este a su vez por el reclamo flamenco • Construcción de teatros y recintos escénicos para albergar espectáculos flamencos • Construcción de Centros Culturales, Museos o Academias. - Creación de Entidades Públicas destinadas al Flamenco • Creación de Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco (Sevilla) • Centro Andaluz de flamenco (Jerez de la Frontera, Cádiz) • Centro de Documentación Flamenca (Granada) - Creación Audiovisual • El Flamenco cuenta en Andalucía con programas específicos en la Cadena Autonómica Canal Sur, y en Canal Sur Radio. • DVD´s y filmografía específica preparada en Andalucía para difundir el flamenco en todas o alguna de sus acepciones, a nivel internacional. - Grandes Eventos • Bienal de Flamenco (Sevilla y Málaga) • Feria Mundial del Flamenco (Sevilla) • SiMof Semana Internacional Moda Flamenca25En términos generales, algunos de beneficios para Andalucía de promover, dentro de laIndustria Cultura, el arte Flamenco, son: • Creación de empleo • Desarrollo Local • Incremento Turístico • Proyección Internacional • Profesionalización de la gestión de proyectos culturales a través de un producto propio25 La moda flamenca generó 22,7 millones de euros en 2002 y 536 puestos de trabajo. Cantero Martínez,Jesús y Hernández Pavón, Enrique. “La Economía Sevillana del Flamenco” Marzo 2009. Cámara deComercio, Confederación de Empresarios de Sevilla y Agencia Andaluza del Flamenco. 25
  28. 28. 5.2 APOYO INSTITUCIONALLa declaración del flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por laUnesco, el pasado noviembre, ha contribuido a dar alas al arte jondo. Pero no sólo el flamencocuenta con una protección institucional. La consejería de Cultura trabaja ya en la declaracióncomo Bien de Interés Cultural (BIC), la máxima calificación en materia de protección queconcede el Gobierno andaluz, del palo flamenco zambra, el género de danza escuela bolera yencuentros flamencos como la zambombá de Jerez, si bien los expedientes más urgentes estánsiendo aquellos que atañen a manifestaciones cuya supervivencia puede estar en peligro.El cante y el baile por sevillanas serán tambiéndeclarados, sumándose así a los verdiales, que yaforman parte del Catálogo General del Patrimonio “Esta distinción ayudará aHistórico de Andalucía (CGPHA). consolidar un prestigio mundial creciente, difundirá aún más suNo nos extenderemos demasiado en este punto,pues el apoyo institucional al flamenco se viene conocimiento, le abrirá puertas yreflejando a lo largo de todo este documento. Por mercados y supone una afirmaciónponer sólo el ejemplo más evidente, conviene mundial de la importancia yrecordar que la Agencia Andaluza para el excelencia de este patrimonioDesarrollo del Flamenco fue creada con el objetivoúltimo de abanderar la gestión de las políticas cultural nacido en Andalucía”vinculadas al flamenco dentro de la región. Más de PAULINO PLATAdos millones de andaluces – según fuentes de laAgencia del Flamenco – respaldaron la Consejero de Cultura (JA)candidatura, representados por sus respectivosgobiernos municipales.5.3. CONSIDERACIONES JURÍDICASAlgunas consideraciones jurídicas sobre la idoneidad adaptar los contenidos de lacultura andaluza a la realidad actual de los Centro Educativos. Enumeramos las másrelevantes:> La Ley Orgánica 6/1981, de 30 de diciembre, Estatuto de Autonomía para Andalucía,establece en su artículo 19 que corresponde a la Comunidad Autónoma de Andalucía laregulación y administración de la enseñanza en toda su extensión, niveles y grados,modalidades y especialidades en el ámbito de su competencia. En el mismo artículo, punto 2,se afirma que los poderes de la Comunidad Autónoma, velarán porque los contenidos de laenseñanza e investigación en Andalucía guarden una esencial conexión con las realidades,tradiciones, problemas y necesidades del pueblo andaluz. Basándose en este mandato, elPrograma de Cultura Andaluza de la Consejería de Educación y Ciencia se concibe como uninstrumento para impulsar la búsqueda y promoción en el sistema educativo de las raíces denuestra cultura, suponiendo también una renovación metodológica en cuanto al tratamiento delos temas y acercándose a las concepciones actuales de la psicología del aprendizaje. 26
  29. 29. Esta orden parte del presupuesto legislativo de nuestro primer Estatuto de Autonomía de 1981o Estatuto de Carmona, que establece la necesidad de tratar "las realidades, tradiciones,problemas y necesidades del pueblo andaluz". Partiendo de este mandato la Consejería deEducación y Ciencia ha promovido desde la orden 6-6-1995 (ORDEN DE 6 DE JUNIO DE 1995,BOJA de 28 de Junio de 1995 en la que se aprueban los objetivos y el funcionamiento delprogramad de cultura andaluza) la inclusión de las raíces de la cultura andaluza dentro delsistema educativo, citando la necesidad de tratar estos contenidos en las distintas normaseducativas sucesivas que han ido viendo la luz desde entonces.Así aparecen en la orden de 5-8-2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente alBachillerato de Andalucía (BOJA 26-8-2008), también en el Decreto 416/2008, de 22 de Juliopor el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes al Bachillerato enAndalucía (BOJA 28-7-2008) y por último en el Decreto 231/2007, de 31 de Julio (BOJA 8-8-2007) que se refiere a la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educaciónsecundaria obligatoria en Andalucía.> Artículo 40 de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía, sobreCultura andaluza.El currículo deberá contemplar la presencia de contenidos y de actividades relacionadas con elmedio natural, la historia, la cultura y otros hechos diferenciadores de Andalucía, como elflamenco, para que sean conocidos, valorados y respetados como patrimonio propio y en elmarco de la cultura española y universal.>Artículo 127 de la Ley de Educación de Andalucía de 2007, sobre “El proyecto educativo”.Punto 2El proyecto educativo constituye las señas de identidad del centro docente y expresa laeducación que desea y va a desarrollar en unas condiciones concretas, por lo que deberácontemplar los valores, los objetivos y las prioridades de actuación, no limitándose sólo a losaspectos curriculares, sino también a aquellos otros que, desde un punto de vista cultural,hacen del centro un elemento dinamizador de la zona donde está ubicado.> Estatuto de Autonomía de 2007. Artículo 37. Principios rectores. (Principios rectores de laspolíticas públicas)Los poderes de la Comunidad Autónoma orientarán sus políticas públicas a garantizar yasegurar el ejercicio de los derechos reconocidos en el Capítulo anterior y alcanzar losobjetivos básicos establecidos en el artículo 10, mediante la aplicación efectiva de lossiguientes principios rectores:18.º La conservación y puesta en valor del patrimonio cultural, histórico y artístico deAndalucía, especialmente del flamenco.> Estatuto de Autonomía de 2007. Artículo 68. Cultura y patrimonio.1. Corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de cultura, quecomprende las actividades artísticas y culturales que se lleven a cabo en Andalucía, así como elfomento de la cultura, en relación con el cual se incluye el fomento y la difusión de la creacióny la producción teatrales, musicales, de la industria cinematográfica y audiovisual, literarias,de danza, y de artes combinadas llevadas a cabo en Andalucía; la promoción y la difusión del 27
  30. 30. patrimonio cultural, artístico y monumental y de los centros de depósito cultural de Andalucía,y la proyección internacional de la cultura andaluza.Corresponde asimismo a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia deconocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco comoelemento singular del patrimonio cultural andaluz.6. Posibilidades formativas del flamencoA lo largo del año 2009, uno de cada cuatro andaluces había practicado alguna actividad de índole cultural en calidad de aficionado. La más frecuente y concreta ha sido la fotografía (10, 8%), las diversas artes plásticas como el dibujo, la pintura, etc. (sumaronun 11%) y las posibles actividades sobre un escenario (3%). El cante, toque o baile flamencos sequedan en el 2,2%26.La riqueza rítmica del flamenco parece ser uno de los elementos destacados en sus cualidadesy valor formativo, por ser además, el rasgo más atractivo y dinámico para los discentesquienes, ven desarrollado su oído musical a través de la gran cantidad de cromatismos ymicrointervalos que se emplean. Se trata además de una música que se presta especialmente ala improvisación, lo que facilita su práctica dentro del aula. Así mismo, el lenguaje armónicoque combina sonidos occidentales y orientales resulta especialmente sugerente para elalumnado.Dado que el ritmo es precisamente el elemento al que “Para enseñar el flamenco,se suele dar más peso a la hora de defender la puesta tendríamos que partir de lo másen práctica del flamenco en las aulas, diremos que lospalos flamencos están llenos de polirritmias y cercano. En el caso de Lebrija,combinaciones que mejoran, no sólo la asimilación de a través, por ejemplo, de lasla música, sino el rendimiento de los discentes, de sus sevillanas corraleras”capacidades cerebrales y otras cualidades. Lapedagogía moderna ha indagado con bastante LUIS MANUEL BERNALprofundidad en los beneficios de la rítmica aplicada a Profesor de Primariala enseñanza primaria. El método activo de Educación CEIP NebrijaMusical, la rítmica, creada en 1903, es el origen de losdemás métodos activos de enseñanza de la música denuestro siglo. El trabajo teórico y práctico de su creador, el compositor y pedagogo JaquesDalcroze (1865-1950) influyó de un modo decisivo, no sólo en la pedagogía musical, sinotambién, en la renovación de la danza y la coreografía, al tiempo que puso las bases para unuso educativo y reeducador de la música y el movimiento. El método de Jaques Dalcroze seconstruye sobre tres elementos: la música, el movimiento y la coordinación, y relaciona losmovimientos naturales del cuerpo, los ritmos artísticos de la música y las capacidades de26 Encuesta sobre Consumo y Hábitos Culturales de los Andaluces (“HABICU-2010”) IESA-CSIC, INSTITUTODE ESTUDIOS SOCIALES AVANZADOS DEL CSIC, 2010. 28
  31. 31. imaginación y reflexión. Así, este método desarrolla las capacidades auditivas y motrices, lamemoria y la concentración, educa la sensibilidad, la espontaneidad y la capacidad derepresentación rápida. Estimula la creatividad y favorece una integración armónica de lasfacultades sensoriales, afectivas y mentales de la persona.“El objetivo es cambiar de Lo anteriormente expuesto no es más que otro ejemplo de la interdisciplinariedad que debe estar en la base deparadigma, propiciar el salto todo proyecto dedicado al flamenco. Más allá, cualquiercualitativo que permita pasar contenido – flamenco o no – será mejor comprendido endel salón de actos al aula” la medida en que se ofrezca no como hecho aislado, sino contextualizado, vinculado a otras materias, facilitandoFRANCISCO PERUJO en lo posible, la identificación de los discentes. No debemos obviar pues, la relación del flamenco con otrasEx Director AADF materias. Los ejemplos extraídos de la literatura, la poesía, la música clásica, la sociología, la geografía, la pintura, las artes escénicas y la expresión corporal, la fotografía, el medio natural e, incluso, la cultura deltrabajo, la gastronómica y la cultura popular andaluza, enriquecerán enormemente laexperiencia del alumnado. Deben trascender el curriculum educativo – esencial – parainstalarse en las propias experiencias de vida. Nos situaremos por tanto en el paradigmaconstructivista del Aprendizaje Significativo (Ausbel, 1973) que es, aún hoy, un referenteexplicativo de gran potencialidad y vigencia que da cuenta del desarrollo cognitivo generado enel aula.Podríamos resumir el “aprendizaje significativo” como el proceso según el cual se relaciona unnuevo conocimiento o información con la estructura cognitiva del que aprende de forma noarbitraria y sustantiva o no literal. Según los textos del propio Ausbel27, son necesarios unaserie de condicionantes para que realmente se produzca un aprendizaje significativo. Nosresulta interesante recordarlos, ya que habrán de ser puestos en práctica en el proyecto“Flamenco con denominación de origen”: • Una actitud potencialmente significativa de aprendizaje por parte del aprendiz, o sea, predisposición a aprender de manera significativa. ● Presentación de un material potencialmente significativo. Esto requiere: • De un lado, que el material tenga significado lógico, esto es, que sea potencialmente relacionable con la estructura cognitiva del que aprende de manera no arbitraria y sustantiva. • De otro, que existan ideas de anclaje o subsumidores adecuados en el sujeto que permitan la interacción con el material nuevo que se presentaAl plantearnos un proyecto para la iniciación y el conocimiento del flamenco, hemos de teneren cuenta, no sólo la “actitud” de los discentes sino, muy importante – y sin duda, primer paso27 Ausbel, D. P: Adquisición y retención del conocimiento. Una perspectiva cognitiva. Paidós, Barcelona, 2002 29
  32. 32. en el proceso – de los propios docentes. Y en este punto, la enseñanza y aprendizaje delflamenco vuelve a toparse con otra serie de dificultades que hemos de tener muy en cuenta ysalvar en la medida de lo posible para no frustrar los objetivos planteados en nuestro proyecto:Además de los prejuicios existentes en algunos sectores de la sociedad que aún no creen en elflamenco, e incluso la música, como materia de estudio (extremo comentado más arriba), nosencontramos: ● La escasa – y casi inexistente en muchos casos – formación del profesorado en esta materia. La mayoría de docentes desconocen el flamenco, su lenguaje artístico, sus creadores y protagonistas, su historia y trascendencia como patrimonio cultural. ● Es necesaria una adaptación a las diferentes etapas educativas, como sucede en el resto de materias impartidas (lengua, matemáticas...). Ello supone la definición y elaboración del currículo del flamenco que no debe contemplarse ni definirse al margen de las diferentes materias que se incluyen en el currículo de las distintas etapas educativas, sino relacionadas con ellas para de esa forma, contribuir al mencionado aprendizaje significativo. De este modo, sería interesante considerar el estudio del flamenco desde tres perspectivas distintas aunque relacionadas entre sí: a. el flamenco en sí mismo, como objeto de estudio28. b. el flamenco como recurso de apoyo para el tratamiento de contenidos y capacidades de las distintas áreas del currículo. c. el flamenco como objeto de estudio, circunstancialmente por parte de las áreas2928 El profesor Noberto Torres (“Los cantes de Almería”. Boletín informativo. Nº 1. Federación Almeriense de Peñas Flamencas) propone el estudio del flamenco como objeto en sí mismo a través de las siguientes posibles estrategias: a. A partir de un contenido específico del flamenco: el fandango, la soleá. Etc. b. A partir de un contenido propio de la Cultura Andaluza: la saeta, la copla. Etc. c. A partir de un contenido de la Educación Musical: el compás del 3x4; los parámetros del sonido. Etc. d. A partir de un contenido del Área Artística: montaje escénico, las formas del movimiento. Etc. e. A partir de un contenido del ámbito de la Expresión para la Comunicación: formas literarias, expresión oral. Etc. f. A partir de un contenido del Conocimiento del Medio Social: la cultura andaluza; la cultura gitana; fiestas, costumbres y tradiciones. Etc. g. A partir de un contenido del resto de áreas: el movimiento, en el espacio de la Educación Física. Etc.29 Juan Rafael Muñoz ejemplifica este extremo tomando como referencia el estudio de los cantes de Almería. ¿Cómo contribuir a un aprendizaje significativo del flamenco en el aula?: a. Desde la Educación Musical: los cantes de las minas (tarantos, tarantas, cartageneras, mineras...) El trovo como ejemplo de improvisación. b. Desde la Lengua y la Literatura: la quintilla (a b a b a). Tratamiento de temas como la muerte, el trabajo, la sociedad, la mujer, tan presentes en la literatura y en el flamenco. c. Desde el Conocimiento del Medio Natural: las minas [la cultura del trabajo está muy presente en los cantes flamenco: cantes de siega, cantes de trilla, pregón de la uva...son algunos ejemplos] d. Desde el Conocimiento del Medio Social: arrieros, tartaneros, oficios complementarios de las minas, las estructuras sociales del siglo XIX. 30
  33. 33. ● La escasa dotación de material adecuado enlos centros educativos para el estudio del flamenco. No obstante, e inmersos ya en lasociedad de las TIC´s, se abren nuevas posibilidades para el abordaje de esta materia.Bien usadas, las Nuevas Tecnologías pueden ser efectivas herramientas para elaprendizaje del flamenco. 31
  34. 34. 7. Bases contextuales7.1 DINÁMICA TERRITORIAL: EL MUNICIPIO DE LEBRIJA::::::::: ENCUADRE GEOGRÁFICO /E l término municipal de Lebrija está situado al suroeste de la provincia de Sevilla, limitando con la de Cádiz y ocupando una superficie total de 372 km2. Su núcleo urbano se ubica en las coordenadas geográficas 36º 55´N, 6º 04´O, y su altitud es de 36 metros.En cuanto a su posición relativa, Lebrija dista 78 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla,y es colindante con varios municipios de la provincia de Cádiz. Linda al Oeste, a lo largo del ríoGuadalquivir, con La Puebla del Río; al NE con Las Cabezas de San Juan; al Oeste con Espera yArcos de la Frontera (Cádiz); y al Sur, con El Cuervo de Sevilla, Jerez de la Frontera yTrebujena (estos dos últimos de la provincia de Cádiz).Su situación geográfica le otorga una posición estratégica preferente, al estar en el centro delas provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva. Así mismo, son numerosas las vías de comunicaciónque conectan al municipio con el territorio, a saber: FERROCARRILDista unos 77 kilómetros de Sevilla. La de Lebrija es una de las estaciones que configuran laconexión Cádiz-Sevilla-Madrid. Desde el año 2011, Lebrija está unida a la Red de Trenes deCercanías (RENFE), lo que ha significado un aumento cuantitativo y cualitativo de susposibilidades de conexión con el territorio. CARRETERAS▪ Autovía AP-4 (E-05) de Sevilla a Cádiz, cuyo enlace más próximo con el municipio es en LasCabezas de San Juan.▪ N-IV, discurre por el tercio oriental del municipio.▪ A-471, de Las Cabezas a Trebujena, que discurre por el núcleo urbano▪ A-8151. Conecta la circunvalación de Lebrija con El Cuervo y la CA N-IV▪ A-8152. Conecta la circunvalación de Lebrija con la CN-IV en una posición algo más al norteque la anterior. 32
  35. 35. ▪ A-8150. Conecta el nudo Norte de la circunvalación de Lebrija con el camino que discurre delas Marismillas al Polígono Industrial Las Marismas.▪ SE-6300. Conecta la circunvalación de Lebrija con la CN-IV.Localización del Término Municipal de Lebrija. Fuente: IEA. SIMA(http://www.juntadeandalucia.es/iea//sima) ENCUADRE COMARCAL /Desde el punto de vista natural, puede afirmarse que el término de Lebrija participa de trescomarcas naturales diferentes:▪ Por un lado, Las Marismas, que ocuparían casi la mitad de la superficie del municipio y que sesitúan en todo el tercio occidental del término▪ De otro, una zona central ocupada por pequeñas elevaciones y lomas que se corresponderíacon la Campiña▪ Y, en tercer lugar, una zona al sudeste donde aparecen las estribaciones más accidentales dela Sierra Sur.El municipio está enclavado íntegramente en la comarca del Bajo Guadalquivir. Además,Lebrija es sede actual de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir. La Diputación 33
  36. 36. de Sevilla encuadra a Lebrija en la comarca de “Las Marismas”, la cual comprende, además denuestro municipio, los de Villamanrique de la Condesa, Aznalcázar, Isla Mayor, La Puebla delRío, Las Cabezas de San Juan y El Cuervo de Sevilla.El Atlas de la Provincia de Sevilla, elaborado por la propia Diputación Provincial, encuadra aLebrija en el área geográfica denominada “Bajo Guadalquivir”, con un ámbito más amplio queel citado anteriormente y que abarca Los Palacios, parte de Utrera y municipios colindantescon el río, próximos a Sevilla (mapa)Por otra parte – manifiestan los documentos de Memoria de información de Lebrija,consultados en la oficina municipal de Obras y Urbanismo – “la barrera que supone elGuadalquivir y la inexistencia de conexión viaria, por comprensibles razones ambientales y lapropia dificultad técnica de cualquier infraestructura que pueda cruzar el río en compatibilidadcon su navegabilidad, hace que sea prácticamente inexistente la interrelación económica ysocial entre los municipios de ambas márgenes, con lo que, desde la planificación territorial yurbanística, en la que los componentes relacionales son básicos, carece de escasa relevanciauna comarcalización de este tipo”30No obstante, desde el punto de vista funcional, Lebrija no solo participa en sus funciones yactividades dentro de la comarca del Bajo Guadalquivir, sino que su influencia como centrosubregional propicia una relación con municipios gaditanos próximos como Trebujena oSanlúcar de Barrameda. Todo ello sin olvidar la importante situación en el eje decomunicaciones Sevilla-Cádiz. ENCUADRE “SIMBÓLICO”P or su significativa relevancia para el proyecto que presentamos, resulta interesante reparar en la ubicación “simbólica” de Lebrija en relación al Flamenco. El municipio suele definirse por su ubicación dentro del llamado “Triángulo Flamenco” (articulado porlos vértices de Ronda, Triana y Cádiz y en cuyo centro se hayan Jerez de la Frontera yLebrija31)“Es de gran interés conocer la situación geográfica donde se gestó y desarrolló el flamenco;donde se desarrolla en mayor calidad. Esto es, las provincias de Sevilla y Cádiz, y másconcretamente, Alcalá de Guadaira, Puebla de Cazalla, Mairena del Alcor, El Viso, Coria,Sevilla, Lebrija, Utreta, Cádiz, Dos Hermanas, Ecija, Marchena, Carmona, Puente Genil,Estepa, Osuna, Morón de la Frontera, Ronda, Arcos, Jerez, San Fernando, Sanlúcar, PuertoReal, Algeciras, Puerto de Santa María ... aunque otras zonas después desarrollasendeterminados estilos, como las zonas de Córdoba, Málaga, Huelva, Granada, Jaén o Almería”3230 Documento 1-A: Memoria de Información. Parte I. Documentos de Avance del Plan General deOrdenación Urbana de Lebrija. Oficina de Obras y Urbanismo. Ayuntamiento de Lebrija. 200931 Y que, precisamente debido a ese fuerte valor simbólico, suscita opiniones y lecturas diversas sobre quémunicipios y territorios alberga dicho triángulo cuyos límites no responden a denominación geométricaalguna. (Nota de los autores) 34
  37. 37. :::::::::::::::::::::::::::::Figura 7: Ubicación de Lebrija en el triángulo flamenco.Queremos quedarnos en este punto, más allá de demarcaciones más o menos amplias y detriángulos33 más o menos deconstruídos, con la fuerte carga simbólica que, también desde unpunto de vista histórico y geográfico, baña al flamenco. No obstante, es cuantiosa einteresante la literatura que podemos consultar a este respecto34POBLACIÓN:::: EVOLUCIÓN Y ESTRUCTURAPasaremos brevemente por este apartado de importancia relativa para nuestro proyecto perodel que no podemos prescindir si consideramos la visión prospectiva inherente a la propuesta.Entendemos que los parámetros de población resultan especialmente útiles en la planificaciónde las políticas económicas, sociales y culturales cuya finalidad es, en suma, el desarrollo delterritorio y del municipio.32 Vélez, Julio: Flamenco. Una aproximación crítica. Madrid: Akal Editor, 1976, p.1133 El que se muestra es el propuesto por: Molina, Ricardo y Mairena, Antonio: Mundo y formas del canteflamenco. Madrid. Revista de Occidente, 1963; Granada y Sevilla, Librería Al-Andaluz, 1979,pp. 99-126;facsímil con introducción de José Cenizo, Sevilla, de. Giralda. 2004.34 Ver referencias bibliográficas incluida en el “Anexo 1: Bibliografía” 35
  38. 38. Si hacemos un recorrido por la historia demográfica de Lebrija, observamos que el aumentopoblacional que se venía experimentando desde inicios del siglo XX, se detiene y sufre unretroceso en torno a 1993. A partir de ese momento, la población va aumentandoprogresivamente hasta situarse, en 2007 en los 25.614 habitantes, frente a los 30.636 de 1992.Los retrocesos de población que se producen a mitad de siglo en el conjunto del medio rural deAndalucía no se producen del mismo modo en Lebrija. Durante toda la segunda mitad del sigloXX, la fuerte emigración de la mano de obra significó una recepción de población en Lebrija. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 8: Evolución de la población durante el siglo XX. Lebrija. Fuente: Diputación de Sevilla EVOLUCIÓN DE LOS MOVIMIENTOS MIGRATORIOS /T ras el 11 de septiembre de 2001, la UNESCO presentó la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural, que subraya con fuerza el valor de un mundo culturalmente plural. La declaración recalca el concepto de derechos culturales, que deberían aplicarse entrey dentro de los estados, y hace hincapié en la “naturaleza dinámica de todas las culturas, yaque sacan fuerza de sus propias tradiciones pero solo florecen realmente cuando entran encontacto con otras”. Este instrumento de gran alcance, fundamental para la comunidadinternacional, considera la diversidad cultural “tan necesaria para el género humano como labiodiversidad para la naturaleza”. También el Programa de las Naciones Unidas para elDesarrollo (PNUD) llevó la cultura a sus políticas, insistiendo incluso en que la adopción depolíticas que reconociesen las diferencias culturales “es el único enfoque sostenible para eldesarrollo en sociedades diversas”“Sea como fuere, lo que está en juego es la instauración o restauración de un diálogo deculturas (…) El reto final es el del desarrollo armonioso en la diversidad y el respetorecíproco”35En su resolución sobre los Resultados de la Cumbre Mundial, la Asamblea General afirma que“aceptando la diversidad del mundo, reconocemos que todas las culturas y civilizacionescontribuyen al enriquecimiento del género humano. Reconocemos la importancia del respeto y35 Cit en Mattelart, Armand: Diversidad cultural y mundialización. Paidós Comunicación 168. p.56.Barcelona. 2008. 36
  39. 39. el entendimiento de la diversidad religiosa y cultural de todo el mundo. Para promover la paz yla seguridad internacionales, nos comprometemos a fomentar el bienestar humano, la libertady el progreso en todo el mundo, así como alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y lacooperación entre las distintas culturas, civilizaciones y personas”36Estas referencias que extraemos de diverso tipo de literatura en torno a la perspectivamulticultural no son más que algunas manifestaciones fehacientes de una realidad palmaria, lade un mundo cada vez más globalizado e influido por flujos migratorios. Debe subyacer a todaproyección de programa, iniciativa o plan cultural, una mirada integradora a esta perspectiva.En el caso concreto de Lebrija, el fenómeno de la inmigración presenta altibajos a lo largo delas últimas décadas y a partir de 1999 se observa una tendencia al alza hasta alcanzar los 352inmigrantes en 2005 (frente a los 204 de 1996). No obstante, el saldo migratorio es negativohasta el 2002, cuando por primera vez el número de inmigrantes es mayor al de emigrantes. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 9: Saldo migratorio Lebrija. Fuente: Diputación de Sevilla y Documentos del Plan General de Ordenación Urbana. Ayuntamiento de Lebrija.Paulatinamente, Lebrija va acogiendo cada vez a ciudadanos de procedencia más diversa. Así,por ejemplo, de los 149 extranjeros contabilizados en 2005, pasamos a 480 en 2008 y a 572 en2009. Es reseñable así mismo el aumento de inmigración procedente del continente africano(mayoritariamente de Marruecos, con un 23% respecto al resto de extranjeros). Hasta 2005, lainmigración fue de procedencia americana en su mayoría. Con todo, el número de inmigrantesde las edades que comprenden los destinatarios de nuestro proyecto, sigue siendoprácticamente testimonial37 y a penas llega al medio centenar de alumnos y alumnas repartidos36 Agenda 21 de la Cultura. “Cultura, gobiernos locales y objetivos de Desarrollo del Milenio”. Ciudades yGobiernos Locales Unidos. Barcelona. 2009.37 Cabe resaltar en este punto la no existencia de un punto exclusivamente dedicado a ciudadanosinmigrantes dentro del proyecto “Lebrija ciudad para todos”, proyecto financiado íntegramente por FondosFEDER para la detección de la realidad local y la posterior puesta en marcha de políticas de igualdad.Según exponen sus dinamizadores (en una entrevista mantenida con ellos con motivo de “Flamenco conDO”) – Consuelo Tascón y Javier Puyol – la presencia de ciudadanos extranjeros es aún escasa si lacomparamos con otras localidades. “Ha sido una realidad analizada minuciosamente pero finalmente no 37
  40. 40. en los once centros escolares de Primaria y Secundaria de Lebrija. Por otro lado – y dada lagran relevancia que tiene para nuestra propuesta – la Escuela Municipal de Música y Danza deLebrija, no ha registrado en 2010 ni una sola matrícula extranjera.:::::::::::::::::::::::::::::Figura 10: Inmigraciones interiores en Lebrija según grupos de edad. Diputación deSevilla 2004.UNA POBLACIÓN JOVENSi analizamos los datos ofrecidos por el IEA, la edad media poblacional de Lebrija está pordebajo de los niveles provincial, regional y estatal. Pero nos interesa sobre todo el porcentajede población situado en los márgenes de edad que nuestro proyecto comprende y que se sitúaen el 18,38 % para ciudadanos de 0 a 15 años. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 11: Pirámide de población por edad y sexo de Lebrija. Fuente: IEA. 2007incluida como capítulo exclusivo”. 38
  41. 41. ::::::::::::::::::::::::::::: Figura 11: Estructura de la población por edades y sexo. Fuente: IEA. 2007::::: POBLACIÓN ESCOLARIZADA EN PRIMARIA Y SECUNDARIA /Lebrija cuenta con ocho centros públicos de educación primaria y con otros tres donde seimparte educación secundaria, repartidos lógicamente por todo el trazado de la ciudad.Por otro lado, y si analizamos las tasas de escolaridad, encontramos que los grupos de edad deentre 6 y 13 años y de entre 18 y 25, son los que presentan diferencias más notables. En laprimera etapa, el grado de escolarización es del 98,91% (correspondiente a la educaciónPrimaria e inicios de Secundaria); en la segunda se detecta un descenso de la escolaridad hastael 65,88%.Según datos del año 2001, 5.474 alumnos y alumnas asisten a clases de Primaria y Secundaria. 39
  42. 42. :::::::::::::::::::::::::::::Figura 12: Nivel de formación de la población. Fuente: IEA. 2007Así mismo, conviene señalar la existencia en la ciudad de una comunidad educativa – y unasAMPAS – “activas” y comprometidas con el desarrollo de actividades extraescolares, tendentesla mayoría, a programas orientados hacia políticas de igualdad que trabajen por la conciliaciónde la vida laboral y familiar (de ahí la existencia de comedores escolares, aulas matinales ydiversas actividades y programas extraescolares que detallamos en las fichas de cada centroincluidas en los anexos). Por otro lado, cabe resaltar la existencia en Lebrija de dosdelegaciones municipales dedicadas a sendos rangos de edad: por un lado, una Delegación deJuventud; por otro, una Delegación de Infancia que trabaja asiduamente con AMPAS yComunidad Educativa para el logro de sus objetivos.EQUIPAMIENTOS CULTURALES Y RECURSOS PARA MENORES38 :::: CENTROS ESCOLARES DE PRIMARIA Y SECUNDARIA EN LEBRIJAEl municipio cuenta con once centros públicos39. PRIMARIA SECUNDARIA CEIP Blas Infante IES Bajo Guadalquivir CEIP Ignacio Halcón CEIP Cristo Rey IES El Fontanal CEIP El Recreo CEIP Elio Antonio IES Virgen del Castillo CEIP José Cortines Pacheco CEIP Josefa Gavala CEIP Nebrija38 Lógicamente, muchos de los equipamientos que señalamos, no son de uso exclusivo para las edadesque nuestro proyecto comprende, pero sí son referenciales en la actividad de ambos grupos de edad, en lamedida en que acogen la celebración y desarrollo de actividades, talleres y ofertas formativas ligados a lacultura, al deporte, etcétera… y que pueden representar una oportunidad para nuestro proyecto en cuantoa disponibilidad infraestructural. Usamos aquí el término “menores” ya que éste aglutina todo el marco deedad al que se dirige nuestro proyecto, independientemente de las distintas denominaciones que losparticipantes podrían recibir en función de sus edades y motivaciones. (N.d.a)39 Se incorporan, en anexos, fichas detalladas sobre recursos de los distintos centros. 40

×