Trabajo colaborativo wiki 4 febrero 27 2012
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Trabajo colaborativo wiki 4 febrero 27 2012

on

  • 609 views

Ensayo sobre el desarrollo social y humano y el desarrollo local frente a la globalización

Ensayo sobre el desarrollo social y humano y el desarrollo local frente a la globalización

Statistics

Views

Total Views
609
Views on SlideShare
609
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Trabajo colaborativo wiki 4 febrero 27 2012 Trabajo colaborativo wiki 4 febrero 27 2012 Document Transcript

  • El DESARROLLO SOCIAL y EL DESARROLLO LOCAL FRENTE A LAGLOBALIZACIÓN Julie Andrea Gil-Luis Bernardo Cañón-Yulieth Guerrero- Néstor Horacio Ruiz1 IntroducciónEste texto hace un análisis de los planteamientos y la relación entre el desarrollosocial y humano y el desarrollo local frente a las políticas macroeconómicasneoliberales. Se parte de la conceptualización del desarrollo social y humanocomo un nuevo paradigma de desarrollo, y del desarrollo local como estrategia desostenibilidad económica desde el ámbito territorial, sin embargo se comprendeque estos dos tipos de desarrollo no están en coherencia con los postulados delsistema capitalista, especialmente con los que tienen que ver con el llamadocapitalismo salvaje y las tendencias aperturistas, que en contextos como ellatinoamericano lesionan profundamente un posible desarrollo humano, estasimposiciones económicas dentro de la globalización entendida como un procesomundial que afecta todas las dimensiones sociales, humanas, políticas, culturales,ideológicas y económicas de un territorio, como conclusión final se hacen algunosapuntes respecto a la relación del desarrollo local vs los tratados de librecomercio, como un ejemplo de las medidas económicas impuestas en Colombia. Desarrollo social y humanoEl desarrollo a escala humana (Max-Neef, 1998) se refiere a la satisfacción de lasnecesidades humanas fundamentales, la deprivación de éstas se evidencia en elsurgimiento de patologías de carácter económico como algunas de las queestamos viviendo hoy: hiperinflación, deuda externa, falta de empleo, y de carácter1 Estudiantes de la Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. Modalidad VirtualUniversidad de Manizales. 2012 1
  • político como la utilización del miedo, los eufemismos, la violencia, lamarginalización y el exilio. Por tanto la satisfacción de estas necesidadesfundamentales se refiere a las personas y no a los objetos o a los conceptosabstractos, por tanto involucran lo que Manfred Max Neef llama las necesidades ylos satisfactores; según el autor, las necesidades son aquellas estáticas, finitas,clasificables y universales como: subsistencia, protección, afecto, entendimiento,participación, ocio, creación, identidad y libertad, que están en relación con elhombre consigo mismo, con el grupo social y con el medio ambiente; lossatisfactores, en cambio varían de acuerdo a las condiciones históricas y sociales.Para que exista un desarrollo social y humano, debe partirse de que es necesarioque exista un cambio en la racionalidad económica imperante, que las prácticasdemocráticas fomenten soluciones coherentes a las necesidades del hombre yque exista una articulación equitativa entre seres humanos, naturaleza ytecnología, lo personal y los social, los componentes micros y macros de lasociedad, la planificación y la autonomía, la sociedad civil y el estado. El desarrollosocial y humano según Amartya Sen (2000) se entiende como un conjunto delibertades humanas, como un proceso de expansión de dichas libertadessustantivas reales que disfruta la gente y que implican entre otras: oportunidadeseconómicas, libertades políticas, poderes sociales y salud y educación; el disfrutede libertades sustantivas tiene que ver con lo que llama los funcionamientos, lascapacidades y los valores (Sen, 2011): los funcionamientos son las cosas que losseres humanos logran ser o hacer al vivir, las capacidades son las combinacionesalternativas de esos funcionamientos, y los valores son los aspectos de la vida quetienen ponderaciones positivas. Desde la perspectiva cultural el desarrollo social yhumano esta referido a alcanzar el más alto grado de despliegue de laspotencialidades del ser humano, las condiciones sociales, culturales e históricasque le permiten desplegar dichas potencialidades y al proceso en generalmediante el que una persona puede „ser‟ tanto en los aspectos individuales comocolectivos. Siguiendo a Sen, las Naciones Unidas promueven el “Programa deNaciones Unidas para el Desarrollo”, para este programa el desarrollo social yhumano comprende un proceso global que implica aspectos como el índice de 2
  • desarrollo humano que mide el nivel de capacidades humanas y libertades quedisfruta el hombre, estas incluyen: esperanza de vida al nacer, tasa dealfabetización adulta, tasa de matricula en educación y renta real, es importanteseñalar que el programa declara que no existe vínculo entre desempeño ycrecimiento económico con los logros en la salud, la educación y el progresohumano. El desarrollo social y humano a la luz de la globalizaciónSi bien el desarrollo social y humano implica volver la mirada al „ser‟ como centrode lo que lo rodea, no tanto bajo una visión antropocéntrica en la que es el hombreel que domina, manipula y utiliza su medio, sino que es necesario entender eldesarrollo humano como el fin de todos los demás desarrollos, ya que es elhombre aquel que debe gozar de las libertades y las capacidades, es el hombre elmotor del conocimiento; sin embargo es también, en el actual sistema económico,el más afectado, el que más sufre, incluso el más abandonado, de manera que laidentidad de este ser afectado por la globalización, está fragmentada, puesto queen el momento histórico coyuntural actual, las cultura, las identidades, lasrelaciones sociales, etc., están al borde, bien sea de caer en total decadencia, ode resolver sus particularidades desde una mentalidad poco sostenible en unfuturo.La actual pérdida de la identidad y el desazón se general se conviertenactualmente en apatía, y en el olvido del propio hombre de sí mismo, todo estoenmarcado dentro de los sistemas político-económicos hegemónicos que hantrasladado las cualidades naturales del ser a entes macro, como la economía, laglobalización, la sociedad del conocimiento, la trasculturalización, etc.,La principal crítica a la globalización, viene de las posturas que defienden eldesarrollo social y humano que ven que la globalización trae entre otros un nuevofascismo global que coexiste con sociedades aparentemente democráticas y queopera en términos de: - exclusión social mediante luchas territoriales por gruposarmados legales e ilegales, - fascismo de la inseguridad, mediante la promoción 3 View slide
  • del miedo colectivo al „otro‟ al diferente, y – fascismo financiero a través de lamarginación de regiones y países que incumplen las directrices del F.M.I(Escobar, 2005, pág. 28). Igualmente Escobar (2005, pág. 29) afirma que laglobalización hegemónica busca imponer el dominio unipolar de los EstadosUnidos , que con el fin de afirmar su poder , ha puesto en práctica todo su aparatomilitar, económico, político y regulador, con objetivos como: despejar regionespara facilitar la inversión y el capital transnacional, fomentar la expansión de laeconomía de libre mercado, imponer normas como los libres mercados, lasdemocracias „aparentes‟, y las nociones culturales de consumo, en últimas paraimponer el proyecto capitalista neoliberal.Por otra parte Martín- Barbero argumenta que la globalización trae un modelo desociedad de mercado que presenta una sociedad dual, caracterizada por serterciaria, informatizada, desregulada, poco conflictual, poco negociadora en la queexiste un divorcio entre estado y sociedad, una política dual incapaz de mediarentre la identidad y la economía, en la que el individuo está frustrado, desconfiadoe impotente ante su realidad, por lo que su identidad como „ser‟ está amenazada,y en la que existe una disolución del sentido social que es sustituido por un mundode mercados de flujos y redes, lo que provoca que la sociedad sea excluyentesocial y culturalmente en la que no existe contrato social (relación trabajo-capital yestado) y en la que los individuos están tensionados, desagarrados, confundidos eincoherentes. (Martín-Barbero, 2004)Por otra parte con la globalización también llegan las políticas flexibilizadoras deltrabajo que presentan un modelo de trabajo caracterizado por el empleo terciario yprecario, la flexibilidad laboral, y un nuevo estatuto social del trabajador quefunciona bajo la lógica de la rentabilidad empresarial, la premisa de lacompetitividad, que fragmenta, rompe y quiebra la seguridad social y entre otras,la precarización del trabajador ya que su experiencia laboral y académica no sontenidas en cuenta. La globalización como parte de la amalgama que pregona la feciega en la tecnología, impone un concepto sobre ésta, en el que el sujeto cumpleuna función de operario y por lo tanto tiene una autoconciencia problemática, esobligado a ser responsable y eficiente pero sin ninguna certeza sobre su futuro, 4 View slide
  • percibe corporalmente pero sus relaciones son discontinuas, atemporales,fragmentadas, no reales y media sus relaciones por la tecnología, lo que enmuchos casos promueve una subjetividad sin identidad y ficcional. (Martín-Barbero, 2004, págs. 19, 20)En términos concretos y refiriéndonos al contexto latinoamericano las cifras sobrepobreza e indigencia en América Latina son escandalosas, es asombroso que seesté pensando como meta reducir porcentualmente en dos puntos la indigencia,cuando en el mundo actual es inmoral aceptar que existen millones de personasen esta condición. “Según las últimas estimaciones disponibles para los países deAmérica Latina, correspondientes al año 2007, la incidencia de la pobreza alcanzaa un 34,1% de la población de la región. De este porcentaje, quienes viven encondiciones de pobreza extrema o indigencia representan un 12,6%. Estas cifrassignifican que en 2007 hubo 184 millones de personas pobres, incluidos 68millones de indigentes.” (CEPAL, 2008, pág. 10).América Latina sigue estando al margen de las economías de punta y bastantedistante de llegar a competir con las grandes potencias. Existe un gran déficit eninversión social, especialmente en educación, lo que día a día incrementa labrecha entre países pobres y ricos. El „bono demográfico‟ solo es una posibilidaden tanto las condiciones de educación y de inversión social mejorensustancialmente, pues es claro que el segmento de la población que más excluidose encuentra es la juventud. Sin embargo las posibilidades de tener condicionessociales más favorables se desdibujan en tanto se siguen implementando laspolíticas neoliberales del capitalismo salvaje que solo conducen a incrementar lascondiciones de exclusión de la población latinoamericana. Según el CEPAL: dado que los más pobres sufren carencias en la mayoría de los aspectos socialmente constitutivos de inclusión, no es extraño que manifiesten percepciones y sentimientos de exclusión con mayor intensidad que los no pobres. En rigor, las percepciones y sentimientos de soledad, impotencia y desorientación son mayores entre los latinoamericanos que residen en hogares con menos bienes y que tienen menores niveles educativos. A su 5
  • vez, las percepciones de exclusión no solamente se vinculan con la precariedad material. La adscripción a minorías étnicas discriminadas, la falta de participación en las instituciones convencionales y el aislamiento social también se correlacionan con mayores grados de exclusión percibida. (2008, pág. 22)Existe además una baja cobertura en seguridad social ligada a la informalidad delempleo ya que la proporción de trabajadores por cuenta propia y familiares no remunerados en el total de ocupados puede tenerse en cuenta para identificar personas en situación de empleo vulnerable, ya que esas categorías de trabajadores tienen menos probabilidad de tener acceso a la protección social. Los trabajadores en situación vulnerable no cuentan con protección social y redes de seguridad para protegerse en épocas de baja demanda laboral y con frecuencia no pueden ahorrar lo suficiente para hacer frente a esa situación y evitar caer en la pobreza. (CEPAL, 2008, pág. 33)En general el informe de la CEPAL sobre Pobreza en América Latina sintetiza apartir de cifras e indicadores la realidad Latinoamericana en torno a la pobreza; elinforme establece cifras sobre pobreza, indigencia, escaso acceso a condicioneslaborales, poca cobertura de la seguridad social, precios de los alimentos, eimpacto de la crisis económica global en las economías locales. Estos indicadoresmás allá de reflejar las escandalosas cifras de pobreza hablan también de lascondiciones de exclusión a las que son sometidas las mayorías y de laspercepciones de las personas frente a temas como la soledad, la falta departicipación y la desorientación. Dentro del informe son destacables losindicadores del pobre y vulnerable mercado laboral en América latina (urbano yrural), así como las condiciones marginales que se asocian a éste como la escasaprotección social a la población, y las escasas oportunidades en el mercado paralos jóvenes y las mujeres. Finalmente las condiciones de exclusión de la poblacióntraen como consecuencias serios problemas de violencia que se agudizan en 6
  • tanto la desigualdad, la falta de empleo, la segregación, etc., son característicaspropias de la pobreza. En general los indicadores del informe de la CEPALreflejan el resultado de la aplicación de un modelo económico basado en lapropiedad privada, de manera más o menos continua en el tiempo y en laprofundidad de su aplicación acorde con los diferentes matices de los gobiernosimperantes en diferentes momentos históricos de América Latina: los masortodoxos, escudados casi siempre en dictaduras o similares, y los mas suaves, siasí se les puede llamar, con las vestiduras de lo social, pero que igualmente danlos mismos resultados. Globalización y desarrolloEn las últimas tres décadas, fueron implantadas a nivel global las políticaseconómicas y financieras de los países desarrollados (las grandes potenciaseconómicas en cabeza de Estados Unidos), estas políticas se promovido sin teneren cuenta la autonomía, la independencia y la libertad de la mayoría de estados,aspectos relacionados con las redes económicas, los flujos de inversión yfinanciamiento, la flexibilidad laboral, el predominio del sector financiero sobrecualquier otro sector, la concentración del desarrollo económico en los países másdesarrollados, el auge de las empresas multi y transnacionales, la fe ciega en latecnología, la liberalización financiera y del comercio, la privatización, laimposición de una fuerte disciplina fiscal, etc. El llamado fenómeno de laglobalización, ha traído serias consecuencias a gran parte del mundo, es evidenteque la actual crisis ha mostrado la desventura de la globalización que empieza conla economía pero que incide fuertemente en aspectos sociales, culturales,políticos, ideológicos, etc. y que impactan decisivamente en los territorios.La globalización también ha traído un nuevo modelo basado en la competitividad,que se apoya casi exclusivamente en la capacidad tecnológica de los países, loque ha contribuido al detrimento de las economías tercermundistas que estáncada vez más lejos de alcanzar estándares de productividad científica y 7
  • tecnológica. En ese orden de ideas la globalización ha aumentado las diferenciasentre países desarrollados y no desarrollados con claras desventajas económicaspara los últimos como: 1) El deterioro constante de los términos de intercambio de productos básicos con relación a productos manufacturados. 2) La creciente productividad de la producción agrícola en la mayoría de las economías desarrolladas, que condujo al descenso de los pecios y a una demanda decreciente en los mercados mundiales. 3) El cambio tecnológico que ha conducido a la substitución gradual de las materias primas tradicionales por productos sintéticos y materiales avanzados. (Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, 2011, pág. 4)El concepto de la globalización, referido especialmente a la economía, es claro enenfatizar que en el mundo actual no se puede hablar de economía en el ámbito depaíses como entes individuales, sino como la suma de redes, flujos y procesosque trascienden las fronteras. Sin embargo es claro que estos procesos no se danen igualdad de condiciones en la geografía mundial, si no que por el contrario seprivilegian los sectores de los países más desarrollados vs la marginalización deotros. La globalización afecta a todos los niveles de la vida social, bien seaneconómicos, políticos o culturales, en tal sentido la globalización impacta losterritorios en sus estructuras sociales más profundas. Dentro del nuevo ordenmundial de la globalización, se destaca la fe ciega en la tecnología producto de lallamada „sociedad del conocimiento‟, este aspecto hace que en los países menosdesarrollados se aumente la brecha del desarrollo aún más, puesto que están endesventajas frente a los avances tecnológicos, a la producción industrial y a lainvestigación científica y tecnológica; por tanto en términos de competitividad sepresenta una relación asimétrica entre unos y otros países. Por lo tanto esnecesario ver los procesos de globalización dentro de una amplia perspectivasocio-económica, si bien, algunos la ven como una realidad inevitable, en la quedeben entrar todas las naciones, es claro que las recientes crisis económicas 8
  • plantean grandes interrogantes, en primer lugar sobre la soberanía de los pueblosy las condiciones de extrema pobreza que vive la mayor parte de la poblaciónmundial, y por otra, los grandes excesos de los bancos, las burbujas inmobiliariasy los esfuerzos de los países por rescatarlos. Igualmente la globalización comosuma de procesos que afectan directamente a los territorios no solo trae consigoconsecuencias económicas, sino culturales e ideológicas, estos dos aspectosdeterminantes en las construcciones de identidad, se ven severamente afectadosy manipulados por quienes tienen la hegemonía económica.La globalización como estrategia del sistema económico mundial impone a lassociedades la obligación a ser cada vez más dependientes a una conducta deconsumo asociada, entre otras a los procesos y campañas de comunicación ydivulgación que le permiten a los propietarios de los medios de producción, llegara niveles de adiestramiento de la demanda que les da la posibilidad de avanzarhacia un consumo basado en atender las „necesidades‟ creadas y ciertamentesuntuarias, que garantizan el que se brinden rendimientos económicos a lasmultinacionales, pasando por encima en la mayoría de los casos de lascondiciones y pautas culturales de las personas y de la oferta local de productos.Por ende la globalización ha trascendido lo meramente económico y ha filtrado lasesferas de lo social, cultural y político afianzándose en aquellos países que sonpotencialmente mercados para estas empresas de carácter mutinacional. Estosprocesos han estado acompañados de las tecnologías de las comunicaciones queadiestran a los consumidores y les enseñan acerca de la necesidad, consumo yuso de un producto determinado, de esta forma el conocimiento y la generación devalores agregados que cada vez es más costoso son claves en el actual desarrolloeconómico.Las políticas económicas ligadas a la globalización traen como consecuencia unmayor desarrollo en aquellas regiones que están dotadas de los mejores nivelesen cuanto a recursos naturales y físicos, así mismo permite que en los paísesdesarrollados en donde se concentran facilidades en términos de conectividad ycomunicaciones se generen polos de desarrollo: grandes ciudades que poseen los 9
  • mayores niveles de poder económico y político en el planeta, y es desde donde sejalona el desarrollo financiero que mueve la economía mundial , tal es el caso delllamado eje económico conformado por Nueva York, Londres y Tokyo. Sinembargo frente a estos escenarios de riqueza y poder se encuentra otra cara de lamoneda donde se pueden encontrar países y regiones considerados perdedoresfrente a la aplicación de este modelo de globalización, como ejemplo cercanoestán los países de América latina que se han convertido en simples proveedoresde recursos en donde las comunidades y la sociedad en general ven, comogracias a estos procesos se desarrollan sectores como la minería, que no dejaningún desarrollo regional y muy por el contrario atrae otras problemáticas dediferente índole en lo ambiental, social y económico. De esta forma en nuestrospaíses se configura una creciente marginalidad quedando rezagados en el accesoy generación de conocimiento, herramienta clave para el desarrollo en el presentesiglo. Trabajo, globalización, y neoliberalismoEn un rápido recorrido histórico sobre algunos modelos económicos que hanconceptualizado „el capital de trabajo‟ del ser humano, Milano, Elias (2004)presenta un panorama abierto sobre como el trabajo del hombre ha ido de más amenos en el modelo capitalista; de las teorías que consolidaron el modelo fordistaa partir del cual surgió el llamado „Estado de Bienestar‟, y como posteriormentecon las crisis de este modelo surgieron nuevas teorías del capital: las neoliberalesque han llevado a la sociedad al modelo actual de flexibilidad laboral. Elmencionado autor explica paulatinamente el surgimiento de las teorías de laorganización del trabajo como la de Taylor que posteriormente junto con lospostulados fordistas, irían formulando los conceptos de organización científica deltrabajo, que incluían entre otros la jerarquización, la pérdida de autonomía laboral,la segmentación del trabajo y el control del tiempo de los trabajadores. Sinembargo aún con estas características el modelo fordista dio origen al llamado„Estado de Bienestar‟ que a partir de los postulados keynesianos se estructura 10
  • como modelo de regulación en contra de la autonomía de los asalariados, elmencionado autor dice: “El Estado de Bienestar persigue entonces, recuperar elcontrol sobre la clase obrera y neutralizar la autonomía política que ésta habíaalcanzado, logrando diluirla como clase y reconstituyéndola en las nociones depueblo o ciudadanos” (Milano, 2004, pág. 3). Luego de la crisis de los 70, seestablecen las políticas de flexibilización laboral, surgidas del arremetimientoneoliberal, en el que se reducen al mínimo las condiciones de contratación laboralen pro de un estatus para la „economía‟, medidas con las que se pierde todacaracterización del trabajo colectivo, como consecuencia se observa la desmejorasustancial de las condiciones laborales, y se logra, por tanto, el desentendimientoestatal y el privilegio de los grandes grupos económicos, lo anterior trae comoconsecuencias la segmentación y precarización de la fuerza de trabajo. Tal comoMilano: “En definitiva, el reacomodo capitalista iniciado a mediado de la década delos setenta ha incrementando la precariedad de las condiciones de vida de lamayoría de la población, en el marco de un derrumbe de los derechos colectivoscomo instrumentos clásicos de lucha de los trabajadores para lograr mejoresniveles de vida” (2004, pág. 16)En conclusión, del modelo taylor fordista al neoliberal, existen una serie decondiciones laborales que poco a poco se fueron perdiendo en aras de mantenerun supuesto equilibrio económico. El sistema capitalista que encontró en el Estadode Bienestar la manera de regular la relación obrero sindical con el empresariodentro de un contexto social „aceptable‟, en el que se lograba mantener el círculovirtuoso del trabajo, la inversión, el consumo y la ganancia, al parecer no pudomantenerse después de las crisis petroleras y desencadenan en las últimasdécadas del siglo XX la perversa política económica neoliberal, con su programabandera de la flexibilización laboral, en la que con argumentos falaces sobre ellibre mercado y la libre decisión del trabajador para resolver sus relacioneslaborales en pro de una mejor situación, se cae en el precipicio de la depreciacióndel trabajo y de la precariedad de las relaciones laborales, con las respectivasconsecuencias en la escasa protección social por parte del estado y en lascondiciones indignas de trabajo. En América latina especialmente víctimas de la 11
  • implantación de estas medidas hemos visto después de los 80, como en paísescomo Chile, México y Colombia las brechas entre los pobres y quienes tienen enel poder económico son cada día más grandes. Es así porque: El discurso ideológico y político del neoliberalismo privilegia formas de relaciones laborales individuales, cuestionando toda intervención estatal en el establecimiento de normas colectivas de contratación. Los neoliberales obvian de manera deliberada, el hecho de que en el sistema capitalista realmente existente, el dueño de los medios de producción tiene superioridad de condiciones, no sólo por poseer los medios de producción sino también por contar con una legislación y unas políticas estatales {…}, que se corresponden con la lógica de la acumulación capitalista. (Milano, 2004, pág. 18)En lo concerniente a América Latina: los datos muestran claramente que los mercados laborales de la región no han logrado cumplir con el papel de puerta de entrada universal a los sistemas de protección social. La situación es particularmente compleja en las zonas rurales y entre los ocupados del sector informal, aunque cabe destacar que tampoco los trabajadores urbanos en empleos formales cuentan con protección garantizada. Asimismo, si bien se observan tasas de afiliación de los ocupados parecidas entre hombres y mujeres, al considerar toda la población en edad de trabajar y no solamente a los ocupados, la brecha contributiva de género es significativa: solo el 15% de las mujeres participan de los sistemas de seguridad social, en comparación con el 25% de los hombres. (CEPAL, 2008, pág. 28)Elias Milano concluye categóricamente: El que amplios sectores de la población mundial sean sometidos a condiciones precarias de trabajo nos coloca en una inaceptable situación de apartheid social, cuya existencia sólo es posible debido a la debilidad política y a la ausencia de instancias organizativas en estos sectores. En segundo lugar, la cotidianidad de estos sectores, que fundamentalmente 12
  • trabajan en áreas informales de la economía, ha ido conformando una „cultura de la sobrevivencia‟ caracterizada por la sumisión ante el temor al despido o a la represión policial, y en el caso de los trabajadores temporales por la expectativa de trabajar en algún momento. (2004, pág. 18) El desarrollo local: ¿estrategia frente a la globalización?Las condiciones económicas del mundo actual, en el que imperan las grandespotencias económicas, hace notar como los sectores líderes del momento son losfinancieros, tecnológicos y de comunicaciones. En esta perspectiva deconcentración del poder económico surgen entonces algunas apuestas por eldesarrollo territorial y local, que dentro del marco general de la economía puedenentenderse como oportunidades para algunos territorios, pero también pueden serfactores de exclusión, acaparamiento e incluso marginalización.Algunas posturas sobre el desarrollo y la globalización, mencionan el desarrollolocal como una posibilidad y una capacidad de los territorios frente o inclusodentro de la globalización. En esta visión del desarrollo el territorio aparece comoun factor vital y definitivo en las diferentes escalas del mismo, puesto que laglobalización afecta directamente a los territorios y a las empresas, uorganizaciones que allí se encuentran. En ese sentido el desarrollo local surgecomo un nuevo paradigma de desarrollo que se fortalece en la medida que tomade su territorio elementos particulares para promoverlos dentro de todo el círculoeconómico. El desarrollo local es importante como modelo porque gestiona a partirde lo propio diferencias que le permiten ser competitivo en un mercado másglobal, sus fortalezas están en el arraigo territorial, el conocimiento del entorno, yel desarrollo de capacidades particulares, así como en el trabajo en red y lacapacidad de innovación. Así la nueva geografía económica que presenta laglobalización, permite también que los procesos regionales y territoriales esténencadenados a procesos más globales, pues todo se relaciona, de manera que elterritorio local es una parte de una gran red y su valor radica justamente en que es 13
  • un factor de estructura social y cultural local. Igualmente en un territorio sepresentan condicionantes sociales y culturales que favorecen o no, procesos dedesarrollo, por esto la historia de los pueblos es clave a la hora de considerarmodelos asociativos o de otra índole: de esta forma la confianza entre unos y otrospueden facilitar y favorecer procesos de alianzas productivas, uso de recursos,etc., en últimas es el tejido social y sus valores fundamentales ejes para eldesarrollo de un territorio. Así mismo dentro del desarrollo local se considera queel mercado como única estrategia no logra por si mismo el desarrollo de lainnovación en un territorio dado, y que por lo tanto es necesario que exista una redque comprenda lo institucional, social, ambiental, político y cultural que permitavalorar lo local.Esto permite el desarrollo de sistemas productivos basados en la existencia demedios innovadores, para “hablar de desarrollo hay que dejar de lado losagregados macroeconómicos y pasar a hablar del territorio como un actor, comoun activo. Por consiguiente se tiene que insertar en el diálogo al territorioincorporando además un enfoque donde todos los actores, el medio ambiente, susorganizaciones y sus estrategias estén presentes” (Alburquerque, 2004, pág. 2)En el desarrollo local, menciona Alburquerque, si bien es importante determinarlos componentes productivos debe además existir un empoderamiento de lagestión pública, la cooperación publico privada y las posibilidades particulares delentorno.Para que el desarrollo local se articule al círculo del desarrollo deben existirestrategias de protección del mismo, entre otras lo que se llama „discriminaciónpositiva‟ que consiste en privilegiar la micro y pequeña empresa, procurando quecumplan los estándares de calidad y competitividad. Las teorías sobre eldesarrollo local toman importancia, especialmente en Latinoamérica en donde elgrueso de la producción está en manos de economías locales y territoriales, yaque “la inmensa mayoría de las actividades productivas en América Latina tienenlugar en ámbitos locales, protagonizadas por la micro y pequeña empresa lo quedemuestra la magnitud y la relevancia de la producción local y la importancia portanto de las políticas de fomento de este tipo de empresas” (Alburquerque, 2004, 14
  • pág. 4), además “en América Latina el número de establecimientos consideradoscomo micro y pequeña empresa formal representa el 96,2% del total y ocupa a un57% de la población empleada.” (Alburquerque, 2004, pág. 4)Según Francisco Alburquerque, es necesario tener en cuenta el desarrollo localcomo la base del desarrollo y no como un rezago del mismo.La importancia de la micro y pequeña empresa en un territorio está dada entreotros porque estos establecimientos actúan como elementos de amalgama socialy económica y por tanto “forman un capital nacional, un capital interno, cuyosdueños viven y trabajan en los distintos ámbitos territoriales, algo que podríamosconsiderar como un capital local que constituye la base sobre la cual se puedesentar un proyecto de desarrollo económico y social interno más equilibrado.”(Alburquerque, 2004, pág. 4)Como estrategia necesaria para potenciar el desarrollo local, dentro de escalasmacroeconómicas es fundamental introducir innovaciones pero no solamente lasrelacionadas con la tecnología como avances tecnológicos y tecnología de lacomunicación, sino también se hacen necesarias innovaciones de carácterorganizacional, de gestión, de inversión en formación de recurso humano, de realacceso a las redes de información, entre otras.El desarrollo local como estrategia territorial de desarrollo es parte esencial delconcepto de desarrollo siempre y cuando encuentre sus capacidades decompetitividad, estas capacidades pueden potenciarse desde la inversión, elconocimiento de propio, el fortalecimiento de la inversión, el apoyo tecnológico, alinvestigación y la innovación; no es posible el desarrollo local sin infraestructura deservicios de apoyo al mismo, sin inversión social, sin el desarrollo de capacidadestecnológicas. Es obvio que desde el desarrollo local no se puede competir enigualdad de condiciones con el desarrollo global, pero si se puede potenciar suefecto en tanto existan mecanismos estructurales desde el estado que le permitansituarse en la red macro de la economía.Alburquerque concluye: “Desarrollo local, capital humano, educación, nutrición,salud, mujer no son sólo políticas sociales, son políticas de desarrollo. Si en la erade la información el capital humano es el elemento crucial entonces debemos 15
  • contemplarlo como una preinversión imprescindible para desarrollo. No se trataúnicamente de algo propio de las políticas sociales es, como decimos, un activocentral necesario para acometer cualquier planteamiento de desarrollo. (2004,pág. 10)Dentro de la conceptualización del desarrollo local, Alburquerque presenta dosargumentos importantes, el primero tiene que ver con entender las pequeñas ymedianas empresas como un capital social, cultural y patrimonial de un territorio;ya que en medio de las políticas macroeconómicas, muchas veces se ha visto ladesprotección del sistema frente a este tipo de empresas que tristementedesaparecen por falta de oportunidades para competir en el mercado macro. Elsegundo argumento es aquel que dice que el desarrollo local no sólo se basa en eldesarrollo de aspectos endógenos, si no que debe tener la capacidad de tomarelementos, condiciones, experiencias externas y apropiarlas en pro de su propiofortalecimiento, es decir que el desarrollo local involucra aspectos físicosterritoriales y logísticos, pero que necesariamente debe comprender tambiénelementos conceptuales que potencialicen sus capacidades frente al desarrolloglobal.Ramírez Ospina, Duván afirma que el desarrollo local implica un proceso de cambio socio-económico, político y cultural de carácter sostenido; un proceso que, además, se encuentra territorialmente localizado, y cuya finalidad última es el progreso de la región local, de la comunidad regional o local y, por supuesto, de cada persona que pertenece a ella. Lo anterior significa: crecimiento económico, distribución y redistribución de la riqueza, mejoramiento de las condiciones de vida, equidad de género y cuidado del medio ambiente; pero también apropiación del espacio local y de sus posibilidades de desarrollo, lo cual implica el desarrollo de condiciones políticas e institucionales que faciliten la participación social en los distintos ámbitos de la vida local, la democratización de las instancias de gobierno, el fortalecimiento del tejido social y de las culturas que allí viven; esto no es otra cosa que procesos 16
  • continuos y armónicos de acumulación de capital físico acompañado de acumulación de capital humano y capital social. (Ramírez, 2006, pág. 70)El anterior concepto se deriva de las diferentes definiciones del trabajo delhombre, especialmente de las más recientes (Sen, Rifkin, Putnam, Colleman) quelo han definido como capital humano y social. En este orden de ideas, el conceptode competitividad ligado al de territorio, comprende aspectos referidos aldesarrollo local y a la necesidad de establecer relaciones entre los diferentesniveles económicos: micro, meso, macro y meta, en las que es de sumaimportancia el dialogo y a la potencialización de las características de cada uno deestos niveles, especialmente del micro, en el que el desarrollo local y la relacióncon el territorio son definitorios de muchas de las economías, por ejemplo, enLatinoamérica. Ramírez Ospina, Duván concluye que la acumulación dediferentes capitales, como el humano, el físico y el social, son claves en eldesarrollo del territorio por que: el capital humano que contribuye al desarrollo y acumulación del conocimiento, el capital físico que permite la aplicación del conocimiento acumulado al mejoramiento de los procesos económicos y al mejoramiento de las condiciones de vida de la población y el capital social por medio de la institucionalidad que garantiza la gobernabilidad, el respeto a los derechos de propiedad, la existencia de una reglas de juego conocidas y respetadas por toda la comunidad. (Ramírez, 2006, pág. 75)Igualmente González, Carlos Humberto (2006) plantea el argumento de laimportancia del desarrollo local como estrategia de competitividad, esto ligado aldesarrollo territorial y a los conceptos sobre la construcción de subregiones ygeografía económica que procuran valorar los desarrollos regionales como ejesdel desarrollo global, y no como residuos del sistema económico. De manera quela competitividad desde el desarrollo local toma fuerza en tanto, se formula a partirde las potencialidades del territorio y de las capacidades locales de innovación ygestión, puesto que “la competitividad no está sólo basada en infraestructura, niesta restringida a los sistemas de producción económica, sino también en losrecursos intangibles y en el capital intelectual de la sociedad, en el capital 17
  • organizacional que contienen los sistemas sociales y las instituciones”. (González,2006, pág. 93)Dentro de los conceptos de desarrollo regional la competitividad es vista más quecomo un problema de competencia, como el desarrollo de capacidades de laspersonas, las organizaciones y el territorio mismo, teniendo en consideracióntodos los aspectos de la sociedad y no solamente el aspecto económico. Demanera que “las variables sobre las cuales gira el crecimiento endógeno son elcapital humano, la gestión del conocimiento y la construcción de infraestructura.”(González, 2006, pág. 92). En el desarrollo local, la construcción y valorización delas subregiones es importante porque la región trasciende la geografía mediantelas relaciones que es capaz de formar en pro de su propia gestión del desarrollo.Es así que la subregión se entiende como un “segmento de un territorio mayor quetiene como contenido las interacciones entre actores sociales, ambiente natural,transacciones económicas y desarrollo productivo” (González, 2006, pág. 103)Es importante tener en cuenta que para comprender el desarrollo local insertodentro de un territorio y dotado de características geográficas determinantes en laconcepción de las potencialidades de las subregiones es necesario, segúnGonzález (2006, págs. 107,108) tener una suma de diferentes capitales como semuestra en el siguiente cuadro:Cuadro 1. “Tipos de capital que intervienen en el desarrollo local y que potencian la competitividad” Tipo de Capital Características Asociadas Capital Cultural Mentalidades, Sentidos, Significados, Identidades, Representaciones simbólicas. Capital Capital intangible, estructuras, relaciones, capacidad de aprendizaje Intelectual y gestión del conocimiento. Capital Social: Relaciones e interacciones, transacciones y negociaciones, organizaciones sociales, tejido social, confianza. Acciones colectivas, cívicas y solidarias. Asociatividad. Capital Capacidades y destrezas de las personas para solucionar los Humano. problemas, emprendimiento para el desarrollo tecnológico, social y económico, actitud mental colectiva positiva y autónoma. Capital Físico – Dotaciones naturales del territorio, ecosistemas, capacidades Natural. geográficas. Capital Político Compromiso de los actores sociales, empresariales y políticos en coherencia con el contexto Capital Organizaciones sociales e instituciones inteligentes. Sistemas de Institucional regulación, control y transacciónFuente: Elaboración de los autores a partir del texto ““La competitividad desde la perspectiva deconstrucción de subregión” de Carlos Humberto González 18
  • Otro aspecto del desarrollo local lo explican Marleny Cardona y Carlos AndrésCano (2006) al explorar las relaciones que se dan entre el territorio, la sociedad, lageografía, y el desarrollo empresarial. En tal sentido es claro que lasorganizaciones empresariales están asentadas en un territorio y que susdecisiones deben ser coherentes con el entorno, pues claramente lo impactaran ytendrán allí su principal eco, por tanto en la localización territorial, puedenencontrar las firmas muchas estrategias de competitividad frente al mundo global,como un punto de la gran red económica así como en el entender la geografíacomo un elemento activo y que provee posibilidades de innovación en el ámbitolocal del desarrollo. Así: La localización espacial ofrece ganancias por productividad, asociadas con: 1) la reducción de costos de información, costos de innovación y de adaptación de nuevos métodos de producción, y de comercialización, 2) la reducción de costos de reclutamiento y formación de mano de obra, y, 3) obtención de externalidades positivas por el aprovechamiento de mano de obra formada en empresas de los competidores cuando deciden relocalizarse. (Acevedo Cardona & Cano Gamboa, 2006, pág. 143)La geografía económica se entiende entonces como “la localización de laproducción en el espacio; es decir, la rama de la economía que se preocupa dedónde ocurren las cosas” (Acevedo Cardona & Cano Gamboa, 2006, pág. 145),para el desarrollo local es importante entender la geografía económica por variasrazones, la primera porque para una economía es indispensable conocer donde seasientan las actividades productivas, la segunda para comprender las relacionesentre economías locales y globales, y la tercera porque en las regiones hay unamplio campo de estudio que puede generar conocimiento.En el desarrollo local “Se trata de hacer participar a los sujetos del desarrollo paraque las políticas se adapten de manera respetuosa a sus deseos y necesidades.”(Acevedo Cardona & Cano Gamboa, 2006, pág. 146), es decir se trata de unnuevo modelo en el que el desarrollo de las capacidades propias es indispensable 19
  • porque cuanta con las particularidades del territorio y las necesidades específicasde los actores locales.De manera que la Nueva Geografía Económica como estrategia de competitividadinvolucra aspectos como la aglomeración de actividades económicas en lugaresdeterminados, y plantea que el espacio geográfico no es un actor pasivo eindiferente en la construcción de la economía sino que su papel activo está dadoporque actúa como aglutinador de procesos y objetos productivos, es el lugardonde toman forma dichos procesos y reúne y potencializa cambios einnovaciones. Por lo tanto, el desarrollo de los procesos económicos en unaregión debe considerar la existencia de particularidades y especificidades socialesy culturales de las comunidades, proceso que no puede estar desligado de larealidad del territorio en cuanto a la existencia en mayor o menor medida de unaoferta de recursos naturales; para esto se debe tener en cuenta que cada región olocalidad asimila procesos productivos y de organización en forma diferente aotras y que esto se da de esta manera en mayor medida por la particularidad quese presenta en la historia de vida, de las personas y sus comunidades; esto quieredecir que el desarrollo local se debe dar a partir de lo ya existente y considerarque cualquier proceso y/o modelo a implementar debe ser definido aras deentender e identificar las condiciones adecuadas para la sostenibilidad socioeconómica de una región. Desarrollo local y TLCLos aspectos más importantes relacionados con las teorías sobre el desarrollolocal, tienen que ver con la territorialidad, la nueva geografía económica, lalocalización de las firmas y las múltiples potencialidades de estos conceptosligados por ejemplo a contextos muy cercanos como los latinoamericanos ycolombianos. El desarrollo local es visto dentro de estas concepciones como uneslabón muy importante en el sector productivo, sin embargo esta visión optimistano establece claramente cual es el papel del desarrollo local dentro de las políticaseconómicas neoliberales; ya se ha descrito como existe actualmente una gran 20
  • segmentación y precarización de la mano de obra y como los países en vía dedesarrollo siguen teniendo altos índices de pobreza y de exclusión, entre otrosaspectos es importante anotar la gran disparidad en investigación, ciencia ytecnología en la que estamos versus a otros países. Igualmente es importante vercomo la inversión en educación es mínima, y como las reformas, por ejemplo enChile, atentan cada vez más contra una educación equitativa y de calidad, enColombia vemos que se sigue al pie de la letra este tipo de políticas y que graciasal movimiento estudiantil se vieron temporalmente frenadas. De manera que eldesarrollo local, por si mismo no puede ser eficaz, sino en la medida en que existauna orientación política clara del desarrollo, que justamente ponga en la balanzaalgo más que el crecimiento macro económico.En nuestro contexto las posibilidades locales están íntimamente ligadas a laspolíticas nacionales, que reglamentan las reglas de juego, redistribuyen ingresos oregalías y estas están atadas a políticas globales determinadas desde los centrosde poder mundial, desde donde se nos ve, principalmente, como mercados y nocomo productores, a no ser de materias primas, que además agotan nuestrosrecursos y destruyen nuestro medio ambiente. Por tanto parece complejo eldesarrollo de pequeñas o medianas empresas, cuando las normas de comerciomundial están diseñadas para favorecer el capital financiero y las transnacionales,mas aún cuando nuestros países suscriben tratados de libre comercioabsolutamente asimétricos y desiguales.Como parte de esta reflexión sobre el desarrollo local, la globalización y lasituación en América latina, es importante discutir brevemente algunas de lasconsecuencias de los TLC -especialmente el recién aprobado TLC con EstadosUnidos- sobre el desarrollo local en renglones tan importantes para la economíainterna como el agrícola y el lechero.En Colombia la economía de pequeña escala, aún con su poca tecnificación yescaso acceso al mercado, cubre las necesidades alimentarias del país en un40% y en Bogotá, cubren cerca del 60% del consumo (Pesquera & Rodríguez,2009). 21
  • Con la firma del TLC, los cálculos de algunos expertos “indican que en losprimeros años de su entrada en vigor, el TLC ocasionaría que cerca de 485.000hogares, {…} redujeran sus ingresos asociados a actividades agropecuarias,debido a que se afectaría de manera casi inmediata el 28% de los cultivos de lospequeños productores y se inviabilizaría gran parte de su actividad pecuaria”(Acevedo Cardona & Cano Gamboa, 2006, pág. 3). Asociado a la entrada enaplicación del tratado se espera que se reduzcan sustancialmente los empleosque actualmente están en manos de jornaleros campesinos y que se reduzca engeneral el área cosechada, incrementado la pobreza y con ella los conflictosderivados como la violencia, el cultivo de drogas ilícitas, y el narcotráfico. Elsiguiente cuadro muestra algunas cifras relacionadas con la actividad agrícolacomparada con la vocación de la tierra.Cuadro 2. Relación población rural y explotación de la tierra en actividades agrícolas y ganaderas Colombia en CifrasPoblación rural 11.000.000Debajo de la línea de pobreza 6 de cada 10Superficie del país 114 millones de hectáreasPosibilidad de uso de la superficie 47 millones de hectáreasHectáreas utilizadas actualmente 51 millones de hectáreasPorcentaje utilizado en Ganadería 76%Porcentaje utilizado en Bosques 15%Porcentaje utilizado en Agricultura 7%Tierra con potencial agrícola 21.5Hectáreas con vocación agrícola explotadas 3.7 millones de hectáreasTierra con vocación ganadera 14,2 millones de hectáreasHectáreas explotadas para la actividad ganadera 38,7 millonesPersonas asociadas a la agricultura de pequeña escala 3.500.000Numero de hogares que producen para el mercado nal. 738.000Porcentaje de producción de la economía de pequeña escala 40%referida a la canasta familiarFuente: Elaboración de los autores basados en los datos presentados por (Pesquera & Rodríguez,2009)Según las cifras anteriores Pesquera y Rodríguez afirman que: 22
  • La distribución de la tierra en Colombia es altamente inequitativa. Cálculos recientes estiman que el 0,5% de los propietarios, poseen el 60% de la tierra6. Las cifras del IGAC, muestran además una preocupante tendencia concentradora de la tierra en los últimos años. Las propiedades de más de 200 hectáreas han aumentado de un 47,1% del área en 1984 a un 68,3% en 2000, y a 76,1% en el año 2005. Mientras que los predios con menos de tres hectáreas han pasado de representar 2,9% del total de la tierra en 1984 a ocupar el 1,9% en 2005. (2009, pág. 7)Esta realidad, indica que la explotación de tierra agrícola está desaprovechada, yque aún así la economía de pequeña escala en la que tienen participacióncampesinos, comunidades indígenas y afro descendientes, logra tener una ampliaparticipación en la producción de alimentos básicos; sin embargo frente al TLC,esta población se verá seriamente afectada, pues ya incluso la importación deproductos agrícolas del exterior ha aumentado desmedidamente, el sector sufrirágrandes pérdidas referidas al desempleo y a la reducción sistemática de losingresos. De manera que los sectores que más se verán afectados son losrelacionados con la producción de carne de cerdo, leche, carne de pollo, frutas yhortalizas y la producción de maíz, trigo, frijol y arroz.Por tanto el TLC firmado con Estados Unidos trae esencialmente efectosnegativos sobre la economía local porque se firmó en condiciones asimétricas einequitativas, en tanto las condiciones económicas de los dos países no puedenbajo ninguna circunstancia ser comparables, ni en producción, ni en subvenciones,ni en capacidad productora, y si pone en total peligro un aspecto definitivo en lasociedad como lo es la seguridad alimentaria.Otro de los sectores que están seriamente afectados por los TLC, es el lecheroque está compuesto por cerca de medio millón de productores (Suárez Montoya,2010, pág. 59), este será gravemente afectado, pues los tratados se establecieronen total y completa asimetría, así mientras por ejemplo la Unión europea tiene unaproducción 24 veces mayor a la colombiana y exportaciones 60 veces mayores(Suárez Montoya, 2010, pág. 59), en Colombia se liberalizan las condiciones de 23
  • importación, mientras en Europa las exigencias sanitarias tienen unos estándaresvisiblemente inalcanzables para el sector lechero local, ya que la producción deleche líquida es el primordial producto del sector lechero colombiano no tendrásalida en esas condiciones de exigencia y por tanto toda la producción deberámanejarse a partir de las ya establecidas fabricas pasteurizadoras, afectandolesivamente la producción local. Por otra parte se privilegian las cuencasproductoras de leche, que estén en las condiciones requeridas para que seinstalen allí grandes multinacionales lecheras, de manera que las microcuencaslecheras, están destinadas a desaparecer y deberán entonces inclinarse por „otra‟solución productiva. El documento CONPES (3675): … no es más que la implementación de la política pública sectorial, el desarrollo de productos de dicha política y la expedición de recomendaciones, concordante con los planes de las poderosas trasnacionales europeas que vienen a la conquista de un “nuevo mundo” lácteo. Nada hace en provecho de la protección y la defensa del medio millón de ganaderos y en particular en el de los dos tercios de ellos que tienen menos de diez reses, de muchas de las cuales ni siquiera obtienen 5 litros diarios de leche. (Suárez Montoya, 2010, pág. 60)En general los TLC, no se hacen a partir de condiciones equitativas, en tanto esclaro que existe un país más débil que el otro, por el contrario al país fuerte se lehacen toda clase de concesiones arancelarias frente a la restricciones sanitariasque se imponen al país más débil, en este caso Colombia, por tantoinsistentemente la sociedad civil ha declarado las consecuencias funestas deestos tratados frente al desarrollo de la economías locales, finalmente serán losmás pobres los que terminen más afectados por estos tratados, en el caso de laleche, por ejemplo “en cuanto a la cadena láctea popular, lo que se hadictaminado es su extinción absoluta e inapelable, ya que, en primera instancia, esla parte más accesible del botín, el eslabón –aparentemente– más vulnerable.(Suárez Montoya, 2010, pág. 62) 24
  • Es posible que los „modelos‟ basados en el desarrollo local, como base para eldesarrollo territorial y tan presentes en Latinoamérica puedan llagar a sersimplemente una especie de „rebusque‟, ya que para poder convertirse enverdaderos motores de las economías nacionales, necesitarían altas dosis deprotección, lo cual es prácticamente imposible en medio de esta economíaglobalizada, en la que priman los intereses de los países y las regiones potenciaseconómicas que imponen las reglas de juego que más convienen a sus interesesa través de organizaciones económicas internacionales controladas por ellosmismos (OMC, FMI) o políticas (ONU,OEA).Se requiere por lo tanto un manejo independiente de nuestras políticaseconómicas, lo cual está demostrado que no posible cuando vemos los tratadosde libre comercio firmados por nuestros países.En conclusión el desarrollo local se ve afectado severamente por las políticas deliberalización del mercado, específicamente se lesionan renglones muysignificativos de la economía como el agro y la producción lechera y afectadirectamente a la población más pobre del país. En consecuencia frente a lasimposiciones económicas neoliberales, la producción y el desarrollo local, sequedan sin piso efectivo, pues estas iniciativas solo pueden funcionar encoherencia con un sistema macro económico imperante. Además de las seriasafectaciones del desarrollo local, los TLC, están en detrimento del patrimoniocultural, de la herencia histórica, de las producciones simbólicas de los territorios.Las propuestas de un desarrollo local como potenciador de la economía dentro delmarco global, son cada vez más utopías y menos realidad. El camino avanzado enlas políticas neoliberales está fuertemente despejado y la sociedad civil no hagenerado reales mecanismos de protesta frente a está lógica capitalista quearrasa con la esencia y la cohesión de los pueblos. 25
  • Referencias BibliográficasAcevedo Cardona, M., & Cano Gamboa, C. A. (2006). Fundamento de la construcción social de la realidad política y geográfica de las firmas. En E. I. Grupo de Investigación, Territorio y Competitividad (págs. 135-157). Manizales: Facultad de Economía y Administración Universidad de Manizales. Gobernación de Caldas.Alburquerque, F. (2004). Microempresa, Pequeña empresa y desarrollo económico local. Obtenido de bantaba.ehu.es: http://www.bantaba.ehu.esCEPAL. (2008). Panorama Social de América Latina. Documento Informativo. . CEPAL. Naciones Unidas. .Escobar, A. (2005). El postdesarrollo como concepto y práctica social. En D. Mato, Políticas de economia, ambiente y sociedad en tiempos de globalización (págs. 17-31). Caracas: Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. Universidad Central de Venezuela.González, C. H. (2006). La competitividad desde la perspectiva de construcción de subregión. En E. I. Grupo de Investigación, Territorio y Competitividad (págs. 77-114). Manizales: Facultad de Economía y Administración.Universidad de Manizales. Gobernación de Cladas.Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. (2011). Contexto Socioeconómico. Manizales: CEDUM.Martín-Barbero, J. (2004). Crisis identitarias y transformaciones de la subjetividad. En M. Laverde, & M. Zuleta, Debates sobre el sujeto (págs. 1-17). Bogotá: DIUC/Siglo del Hombre.Max-Neef, M. (1998). Desarrollo a Escala Humana (2da ed.). Montevideo, Uruguay: nordan-comunidad.Milano, E. (2004). Del Fordismo a la flexibilidad laboral: supuestos, crisis, y realidades de la regulación social. Obtenido de Foro de Economía política: www.red-vertice.com/fep.Pesquera, A., & Rodríguez, A. (febrero de 2009). Impactos del actual TLC entre Estados Unidos y Colombia para los pequeños productores rurales. 26
  • Recuperado el 24 de Febrero de 2012, de Revista Deslinde: http://deslinde.org.co/Impactos-del-actual-TLC-entre.htmlRamírez, D. E. (2006). Acumulación de capital y competitividad del territorio. En e. i. Grupo de Investigación, Territorio y Competitividad (págs. 32-73). Manizales: Facultad de Economía y Administración. Universidad de Manizales. Gobernación de Caldas.Sen, A. (2000). Desarrollo y Libertad. Barcelona: Planeta.Sen, A. (2011). Capacidad y Bienestar. Enciclopedia Virtual de ciencias económicas. Obtenido de Enciclopedia virtual de ciencias sociales, económicas y jurídicas: http://www.eumed.netSuárez Montoya, A. (Noviembre de 2010). Colombia, una pieza más a la conquista de un nuevo mundo lácteo. Obtenido de Red Colombiana de Acción frente al Libre Comercio: http://www.recalca.org.co/-Documentos-Educativos-.html 27