LOS COLORES DEL AGUA, EL AGUA VIRTUAL Y LA HUELLA HÍDRICA:Conceptos para el desarrollo sostenible del recurso hídrico.    ...
como nuevos paradigmas para entender el valor y la importancia del agua para elfuturo de la humanidad y cómo este valor pu...
Igualmente Zehner y Hong (2008), mencionan que estos dos tipos de agua tienencaracterísticas diferentes y que por lo tanto...
Australia, Canada, Argentina), la agricultura predominante es de secano, es decirsolo utiliza agua lluvia, por lo que, seg...
de la misma manera la GWSP, explica que el mundo ha manifestado un graninterés pensar cómo utilizar solo un 4% del recurso...
Se entiende por agua virtual “El agua necesaria para producir un bien o unservicio” (Llamas, 2005, pág. 8), pero la      l...
recurso y que además de la deficiente gestión del agua intervienen muchosfactores sociales, económicos, políticos y cultur...
alrededor de 650 km3/año se atribuyó al comercio relacionado con cultivos. Elvolumen de agua virtual asociado con el comer...
21), en este sentido es claro que aspectos como las importaciones y lasexportaciones y los tratados de libre comercio debe...
países pobres, las grandes subvenciones a la agricultura en algunos paísesindustrializados hacen que evidentemente exista ...
de mejorar la disponibilidad de agua en cuencas supraterritoriales o enfrentarserealmente, especialmente en los países pob...
negocio por lo tanto incluye dos componentes: el operativo de la huella hídrica y la        cadena de suministro.” (Hoekst...
Fuente: Hoekstra (2008, pág. 14)Se puede concluir que la huella hídrica es “un indicador geográfico explicito, queno sólo ...
países que aparecen en verde tiene una huella hídrica menor al promedio global,entre los que se observan por ejemplo la In...
los consumidores? y ¿cuáles son las huellas del agua de los productos      consumidos?. Este último depende de las circuns...
entre los países contaminantes y los que no lo son tanto pero si ven afectada sueconomía y medio ambiente. El otro factor ...
La situación de la región (América Latina y el Caribe)Una vez comprendidas las implicaciones del concepto de la huella híd...
sumado a los grandes usos agrícolas y de ganadería extensiva, y a los procesosdesmesurados de crecimiento demográfico y   ...
cuerpos de agua causando serios problemas de contaminación, esta situación sesuma al mal estado de la infraestructura de s...
está embebida en los alimentos que se transportan por todo el planeta, resulta quehay un tráfico masivo de agua virtual. L...
que se asienta el tan reclamado y publicitado desarrollo sostenible, al mismotiempo que los ecosistemas y el sustento huma...
materia prima de prácticamente toda la producción relacionada con agricultura,industria energía y transporte realizada por...
comienzan a percibir en los recursos hídricos nacionales, […] y continúagenerando preocupación en diversos países. Los par...
excesiva, sobre todo de la estructura industrial, lo que… dificultada la actividadregulatoria. Además se…pierden las econo...
cualquier precio. El objetivo de los planes de ajuste estructural que el Fondo      Monetario Internacional (FMI) o el Ban...
Dentro de las políticas de privatización relacionadas con el agua, explica Segrelles(2007) existen varias circunstancias s...
ConclusionesEl sistema económico mundial está llamado a valorar con equidad la potencialidadde los colores de agua, ya que...
Referencias Bibliográficas(2000).                   Declaración                   del                  milenio.       http...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Los colores del agua, el agua virtual y la huella hídrica conceptos para el desarrollo sostenible del recurso hídrico.

333

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
333
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los colores del agua, el agua virtual y la huella hídrica conceptos para el desarrollo sostenible del recurso hídrico.

  1. 1. LOS COLORES DEL AGUA, EL AGUA VIRTUAL Y LA HUELLA HÍDRICA:Conceptos para el desarrollo sostenible del recurso hídrico. Sonia Yulieth Guerrero Nieto Julie Andrea Gil Gómez Néstor Horacio Ruiz Daza Luis Bernardo CañonIntroducciónEl agua es un elemento indispensable para el desarrollo de todas las formas devida del planeta. Plantas, animales y humanos la requieren esencialmente parasubsistir, la importancia del agua es clara, evidente y entendida globalmente. Sinembargo el mundo actual se enfrenta a grandes problemáticas relacionadas coneste recurso: por una parte existen cifras escandalosas sobre la cantidad depersonas en el mundo que no tienen acceso al agua potable, incrementando así lapobreza; además de la inequidad en la distribución del recurso y el cobro excesivodel mismo en casi todo el planeta gracias a la políticas de privatización propias delcapitalismo, de otra parte cada día ocurren más catástrofes relacionadas con elagua derivadas del cambio climático y que dan cuenta de la manera como se haabusado del planeta con las respectivas consecuencias: sequias, inundaciones,deshielo, escasez, desertificación, etc. En otro sentido, es claro también que lasproyecciones sobre el fin del recurso hídrico no han sido tan catastróficas, comopodría pensarse y que más que falta de agua, existe una pésima gestión de lamisma, sobre este particular es determinante la política económica actual quedefinitivamente es incompatible-o parece serlo- con el cuidado y la protección delmedio ambiente y el desarrollo sostenible, ya que sus intereses sobrepasan porprincipio propio cualquier consideración que no sea de beneficio económico.Para comprender a profundidad las dinámicas actuales y la importancia del agua,es necesario comprender los conceptos asociados a términos como los colores delagua, el agua virtual y la huella hídrica, que recientemente se han consolidado
  2. 2. como nuevos paradigmas para entender el valor y la importancia del agua para elfuturo de la humanidad y cómo este valor puede ser utilizado, bien en la búsquedade un verdadero desarrollo sostenible o bien como un elemento más del mercadoglobal capitalista.Los colores del aguaEn principio es necesario establecer las diferencias entre lo que se ha llamado loscolores del agua, estos conceptos están asociados a los tipos de agua existente,entre ellos están: el agua azul, que es aquella proveniente de las fuentes de aguatanto superficiales como subterráneas y el agua verde, aquella producto de lasprecipitaciones y que está en el suelo, también algunos autores como Shamir(2000) mencionan que “las aguas que tienen un color amarillo dorado. Se refiere aaquellas aguas con alta salinidad o componentes tóxicos que pueden sertransformadas en agua potable o apta para la agricultura mediante los modernosprocedimientos de la ingeniería química” (Grajales Quintero, Jaramillo Robledo, &Cruz Cerón, 2008, pág. 21). En aras de aclarar estos térmnos (Zehner & Hong,2008) revisan algunos autores como Savenije, Falkenmark y Rockström yestablecen que el agua de lluvia que cae sobre una cuenca hidrográfica puede ser dividida en agua ‘verde’ y en agua ‘azul’ y que el concepto de agua verde se introdujo por primera vez por Falkenmark (1995) para referirse al flujo de retorno de agua a la atmósfera como evapotranspiración, que incluye una parte productiva de la transpiración y una parte no productiva como la evaporación directa de las superficies de los suelos, lagos, estanques, y de agua interceptada por el dosel. Posteriormente el concepto de agua verde se ha utilizado generalmente para referirse al agua almacenada en los suelos no saturados (Savenije, 2000). El agua verde es la fuente de agua de la agricultura de secano. El agua azul se refiere al agua en ríos, lagos, embalses, lagunas y acuíferos (Rockström et al., 1999). La agricultura de regadío por lo general utiliza el agua azul como un suplemento a la lluvia” (pág. 9),
  3. 3. Igualmente Zehner y Hong (2008), mencionan que estos dos tipos de agua tienencaracterísticas diferentes y que por lo tanto tienen un costo de oportunidaddistinto, así el agua verde proviene de la lluvia. Se trata de un ‘bien libre’ en términos de la oferta. Las plantas que no sean cultivos alimentarios (que a menudo tienen menor valor económico directo del uso del agua) son los principales usuarios de la competencia de esta agua (Yang y Zehnder, 2002). En comparación con el agua azul, el costo de oportunidad del uso del agua verde es más bajo. Por el contrario, el agua azul tiene muchas funciones. El riego a menudo produce el menor valor económico de todas las funciones (Zehnder et al., 2003). Por lo tanto, el costo de oportunidad del agua de riego es alto. Mientras tanto, el agua azul exige que las instalaciones de almacenamiento y distribución estén disponibles antes de que pueda ser entregado a los usuarios. El suministro de agua involucra costos. Por otra parte, el riego excesivo puede provocar la salinización severa, el anegamiento y la degradación de los suelos, que es evidente en muchas zonas del mundo (Postel, 1999). Desde el punto de vista de costo de oportunidad del uso de los recursos hídricos, el comercio de agua virtual verde es en general más eficiente que el comercio de agua virtual azul, manteniendo constantes otros factores. (Zehner & Hong, 2008, pág. 10).Los autores resumen las características del agua azul y el agua verde en lasiguiente tabla:Tabla 1. Características del agua azul y el agua verdeTipo de Agua Azul VerdeFuentes Ríos, Lagos, Reservorios, Agua que está almacenada en el pozos, acuíferos suelo insaturado y puede ser usada por evapotranspiraciónMovilidad Alta movilidad Alta inmovilidadSubstitución de fuentes Posible ImposibleUsos Competitivos Muchos PocosFacilidades de transporte Requeridas No requeridasCostos de uso Altos BajosFuente Zehner & Hong 2008 pág. 11Respecto a la utilización del agua azul y el agua verde en la agricultura Zehner &Hong (2008), explican que en general la producción agrícola de un país dependedel agua azul, sin embargo en los principales exportadores de alimentos (Francia,
  4. 4. Australia, Canada, Argentina), la agricultura predominante es de secano, es decirsolo utiliza agua lluvia, por lo que, según los autores, exportan en mayorproporción agua verde y no azul, está situación no se da en los paisesimportadores con escazo recurso hídrico, ni en los paises subdesarrollados, en losque sus economias, se basan exclusivamente en la producción agrícola, queutiliza generalmente agua azul, por tanto si se llegan a exportar productos, se estáexportando agua azul y no verde.En el siguiente gráficos e puede observar la utilización del agua dulce en paísesdesarrollados y subdesarrollados.Fig. 1. Utilización del agua dulce en el mundoFuente: Water at a glance FAOWATERSegún La Global Water Systeme Project, estamos en una situación donde las percepciones convencionales de los recursos hídricos están incompletas. Su foco está en el agua líquida o azul, que ha colmado muy bien las necesidades particulares de ingenieros, que participan en el suministro de agua y proyectos de infraestructura de diversos tipos. El agua azul ha dominado las percepciones de agua en el pasado, sin embargo, representa sólo un tercio de los recursos básicos de las aguas lluvias que caen sobre los continentes” (www.gwsp.org, 2005)
  5. 5. de la misma manera la GWSP, explica que el mundo ha manifestado un graninterés pensar cómo utilizar solo un 4% del recurso hídrico disponible, del 100%existente, “un 10% se consume en la producción de cultivos que es casi dos vecesmás que toda el agua azul extraída para su uso social La mayor parte el 90 porciento restantes es consumido por otros ecosistemas terrestres”. (www.gwsp.org,2005). En general este proyecto (GWSP), manifiesta que debe pensarse elrecurso hídrico teniendo en cuenta los colores del agua, ya que el interés a lolargo de mucho tiempo se ha centrado solo en el agua azul, por lo que “incorporarel agua verde en la conceptualización del agua significa una comprensión muchomás realista de la base de recursos.” (www.gwsp.org, 2005), a continuación semuestra una tabla en la que se observan los diferentes ámbitos de utilización tantodel agua azul como del agua verde.Tabla 2. Ámbitos de utilización del agua verde y el agua azulDominio de Flujo Verde Azuldel aguaDirecto Económicos: Crecimiento de la Económicos: Uso en la sociedad: Riego, biomasa: agricultura de secano, industria y usos domésticos madera, fibras, leña, pastos, etcIndirecto Ecosistemas/ Crecimiento de la Ecosistemas/ Funciones: habitats biomasa: Las plantas y los acuáticos de agua dulce árboles en los humedales, pastizales, bosques y otros biotopos Biodiversidad BiodiversidadFuente: www.gwsp.org (2005)Agua virtual y gestión del recurso hídricoAsí como surgió el concepto de huella de carbón para medir el grado de dióxido decarbono generado por un bien o producto, John Anthony Allan, en 1998, propusoel concepto de agua virtual “al estudiar la opción de importar agua virtual (en lugarde agua de verdad) como una solución parcial al problemas de escasez de aguaen el Medio Oriente. Allan elaboró la idea de usar el agua virtual de importación{…} como una herramienta para liberar la presión sobre los recursos hídricosapenas internos disponibles” (Hoekstra, 2008, pág. 11).
  6. 6. Se entiende por agua virtual “El agua necesaria para producir un bien o unservicio” (Llamas, 2005, pág. 8), pero la la potencialidad del concepto viene de la mano de dos factores: 1) por un lado, el AV nos proporciona información de los requerimientos de agua, no únicamente de los productos agrícolas, sino también del resto de bienes y servicios. Así, se puede hablar de la cantidad de agua (en metros cúbicos) que hay que utilizar para producir un kilo de trigo, un kilo de carne de vaca, una cerveza, etc. 2) Por otro lado, el AV alcanza todo su potencial cuando se la relaciona con el comercio, facilitando información de los flujos de AV entre países. Así, se puede hablar del agua virtual exportada y el agua virtual importada a través del agua “contenida” en los productos comercializados.” (Velásquez, 2009, pág. 4)Según Velásquez (2009) el agua virtual puede comprenderse como uninstrumento de la política de oferta del agua, es decir permite en un momentodado, aumentar los recursos hídricos de una región. Aunque más adelante setratará solo el concepto de huella hídrica, es importante aclarar la diferencia yrelaciones entre estos: el agua virtual y la huella hídrica son “dos indicadoressobre requerimientos de agua, uno entendido desde la perspectiva de laproducción, el agua virtual; y el otro, desde la perspectiva del consumo, la huellahídrica” (Velásquez, 2009, pág. 5), el agua virtual, es el agua necesaria paraproducir un bien, producto o servicio, y la huella hídrica es “la suma de toda elagua virtual que necesita un país o una región para atender la necesidad debienes y servicios de los habitantes de esa zona” (Llamas, 2005, pág. 8), paracomprender mejor los conceptos Velásquez los ejemplifica de la siguiente manera,colocando como ejemplo una fresa: “el AV de la fresa es el agua que ha hechofalta utilizar para producirla; y la HH es el agua necesaria para que unadeterminada persona consuma la fresa. Así pues, la diferencia podríamosresumirla en una simple frase: el AV es la fresa en la planta y la HH es la fresa enla mesa (del consumidor).” (2009, pág. 5)Comprender el concepto de agua virtual es esencial para reconocer el papelpreponderante de la eficaz administración del agua dentro de las políticaseconómicas y sociales de un país; en los últimos años se ha clarificado que másque una crisis por falta de agua existe una crisis por el deficiente manejo de este
  7. 7. recurso y que además de la deficiente gestión del agua intervienen muchosfactores sociales, económicos, políticos y culturales. Sin embargo y a pesar de laimportancia del agua para la vida hasta hace pocos años se está hablando delagua virtual y de la huella hidrológica.Dentro de la gestión del agua, anota Llamas (2005) es importante tener en cuentavarios aspectos, de los cuales puede depender o no, un uso eficiente del recurso.En primer lugar la manera de administrar el agua, si la apuesta es por el modeloclásico, en el que se administra cuenca y territorio en lo que el autor llamaadministración hidrocentrica, o si más bien se entiende dicha gestión dentro deáreas problémicas del agua y se trasciende la relación primaria entre la cuenca ysu limitado territorio. Otro aspecto importante es la relación entre el agua, elcomercio y el medio ambiente, y no solo entre el manejo del agua y el medioambiente, es claro que el agua es un bien comercial y que su uso y transacciónpuede ser definitiva en la economía de un país. El otro factor a tener en cuenta esel consumo sostenible del agua por parte de los países industrializados, puesclaramente se sabe que estos países han abusado de los recursos naturales-entreellos el agua- como estrategia de desarrollo; ahora es importante que frente a lacrisis del medio ambiente, se racionalice el uso del mismo. El último aspecto queel autor anota como imprescindible para tener en cuenta en la gestión del recursohídrico es la conciencia de la relación entre la ética y la ecología, es decir que esjusto admitir que más que problemas ecológicos, estamos enfrentando problemaséticos, y que es desde los modelos económicos que sistemáticamente se haadoptado una ética anti ecológica de abuso y desgaste de los recursos naturales.Por tanto se requiere evidentemente una nueva ética ecológica, que incluya elmanejo del agua. Comercio de agua virtualSegún (Zehner & Hong, 2008, pág. 3) en el ámbito mundial “los flujos de aguavirtual entre naciones se situaron en alrededor de 1000 km3/año a finales del siglopasado (desde la perspectiva de los países exportadores). De los cuales,
  8. 8. alrededor de 650 km3/año se atribuyó al comercio relacionado con cultivos. Elvolumen de agua virtual asociado con el comercio de alimentos fue deaproximadamente 15% del uso total de agua en la producción de alimentos”, estosautores aclaran que usualmente en el comercio de alimentos los volúmenes deimportaciones y exportaciones tratan de mantener un equilibrio, sin embargo en elcomercio de agua virtual no pasa lo mismo, ya que la productividad del agua, variade acuerdo a ciertos aspectos (clima, prácticas agrícolas, etc.), este desequilibrioda muestra de la brecha existente entre países desarrollados y no desarrollados,que en últimas son los que pueden estar poniendo en peligro su seguridadalimentaria. En este sentido, los países desarrollados como los de América delNorte y los europeos presentan una alta productividad del agua, mientras que enlos países subdesarrollados como los países africanos la productividad es baja,esto tiene que ver, en general con las prácticas agrícolas y la gestión del agua(Zehner & Hong, 2008). Respecto a los países importadores y exportadores deagua virtual se puede decir que América del Norte, América del Sur y Oceanía son las regiones exportadoras netas de agua virtual. Todas las demás regiones son importadores netos. Asia oriental, América Central, Norte y Oeste de África y Oriente Medio son los destinos principales de agua virtual. Se puede observar que los volúmenes de agua virtual difieren en gran medida de los lados de exportación e importación. Por ejemplo, el volumen de 73 km3 de agua virtual exportada desde América del Norte es digno de 149 km3 de agua virtual en el Este de Asia. En el Medio Oriente, los volúmenes correspondientes son de 17 km3 y 55 km3, respectivamente. Una excepción es la exportación de agua virtual desde Sudamérica hasta Europa Occidental. El agua virtual exportada desde América del Sur vale menos en Europa occidental debido a la menor productividad del agua en la primera región que en la segunda” (Zehner & Hong, 2008, pág. 6)Llamas (2005) establece una serie de ventajas y desventajas del comercio delagua virtual, entre ellas y una de los aspectos más importante está la Seguridadalimentaria entendida como la capacidad de un estado “para proporcionar a sushabitantes alimento suficiente y sano ahora y en un futuro” (Llamas, 2005, pág.
  9. 9. 21), en este sentido es claro que aspectos como las importaciones y lasexportaciones y los tratados de libre comercio deben leerse con minucia, pues esposible que se esté importando y pagando agua virtual, sin necesidad, es decirteniendo el recurso, o que se esté exportando agua sin cuantificar su costo real enbeneficio de la economía, en este sentido, es posible que “la importación de aguavirtual reduce con eficacia el uso del agua para la producción de alimentos en lospaíses importadores de alimentos. Para los países donde los recursos hídricosson escasos, la importación de agua virtual ayuda a aliviar el estrés hídrico. Paramuchos de ellos, ha sido a menudo más barato y ecológicamente menosdestructivo importar alimentos, especialmente los cultivos de uso intensivo deagua como los cereales”. (Zehner & Hong, 2008, pág. 13)También anota Llamas (2005) es indispensable superar la pobreza, pues es elprincipal detonante de la falta de seguridad alimentaria, pero en el sistemaeconómico actual, en el que cada vez los pobres son más pobres, el ciclo pude serinterminable. Así “el comercio de agua virtual puede permitir a los países deescasos recursos hídricos evitar lo que hasta hace muy poco se consideraba unaprobable e inminente crisis. Casi la única condición requerida es que esos paísestengan un nivel económico que les permita comprar en los mercadosinternacionales los alimentos portadores de agua virtual.” (Llamas, 2005, pág. 14),esto genera la pregunta, ¿si los países ricos pueden comprar agua, qué pasa conlos países pobres?, al respecto Zehner & Hong (pág. 13) mencionan lo siguiente: para los países pobres con abundantes recursos hídricos, sin embargo, se muestran las importaciones de alimentos desde una perspectiva de ahorro de agua no muy significativo. Para estos países, la agricultura es un sector económico importante y una gran proporción de la población depende de la agricultura para vivir. El flujo de las importaciones de alimentos de estos países a menudo socava la producción local de alimentos ya que los agricultores no pueden competir con los excedentes de alimentos baratos y subsidiados a menudo de los principales países exportadores.El segundo aspecto que trata Llamas (2005) dentro de las ventajas y lasdesventajas del comercio de agua virtual es el de los Precios, subsidios ycomercio, que se alcanza a visualizar de hecho como una desventaja para los
  10. 10. países pobres, las grandes subvenciones a la agricultura en algunos paísesindustrializados hacen que evidentemente exista una competencia desleal, pueslos productos de los países pobres en los que no existen ese tipo de subsidios, nopueden competir mano a mano con aquellos que si están subsidiados. De maneraque “las subvenciones a los agricultores de los países de la OCDE (dos milmillones de dólares al día) tienen un gran impacto negativo en la producciónagrícola de los países en vías de desarrollo” (Llamas, 2005, pág. 23), pues 1/3 delas rentas de la agricultura de la OCDE procede de subvenciones y es cinco vecessuperior a la ayuda para promover el desarrollo de los paises pobres y dos vecessuperior a las exportaciones provenientes de estos paises; en la UE, por ejemplo,la subvención por cabeza de ganado es mayor a dos dolares diarios, esta cifra esescandalosa si se tiene en cuenta que 1500 millones de personas viven conmenos de dos dolares diarios . El siguiente aspecto evaluado entre las ventajas ydesventajas es el relacionado con los Cambios sociales, es decir se ha pasado,especialmente en el último siglo, de un población rural a una poblacióneminentemente urbana con demandas diferentes y grandes consumos de agua yla perspectiva es seguir aumentando la población y especialmente y en grandesproporciones la población urbana, todos estos cambios, como por ejemplo lasmigraciones, desatan nuevas necesidades que deben resolverse desde laeconomía y la política. Por otra parte llamas menciona los Efectos ecológicos,que puede tener el comercio indiscriminado de agua virtual, pues en pro decomercializar puede generarse un gasto innecesario del recurso, el autormenciona lo siguiente al respecto: “Hofwegen (2004) estima que la liberalizacióndel comercio de alimentos (y por ello de agua virtual) podría tener efectosnegativos en el medio ambiente. Esto podría ocurrir en los países que utilizaran demodo exagerado o insostenible sus recursos hídricos con objeto de producirproductos agrarios que pudieran vender en otros países.” (Llamas, 2005: 26). Elúltimo aspecto considerado es el de los “Transvases intercuencas oimportación intranacional de agua virtual” en este sentido se advierte sobre lanecesidad de cambiar el pensamiento sobre las gestión del agua hacia aspectosque trasciendan la relación cuenca-territorio y pensar en los transvases, con el fin
  11. 11. de mejorar la disponibilidad de agua en cuencas supraterritoriales o enfrentarserealmente, especialmente en los países pobres en recurso hídrico, a laimportación del agua virtual.La huella hídricaEl concepto de huella hídrica, tiene en cuenta el de agua virtual o aguaincorporada, mencionado anteriormente, fue introducido por Hockstra y Hunghacia el 2002 y en general es un indicador del uso del agua, contempla además eluso de agua directa e indirecta, como agua directa se conoce aquella que esutilizada directamente en la producción de un bien o servicio y como aguaindirecta aquella utilizada para el consumo de dicho bien o servicio. “El uso delagua se mide en términos de volúmenes de agua consumida (evaporada) y/ocontaminada. Una huella hídrica se puede calcular para cualquier producto oactividad, así como para cualquier grupo bien definido de los consumidores {…} olos productores {…} a un público, organización, la empresa privada o de todo unsector económico)”. (Hoekstra, 2008, pág. 11). Es entonces posible diferenciar,entre la huella hídrica de un producto, de un individuo, de una comunidad y de unnegocio, así: “la huella de agua de un producto se define como el volumen total deagua dulce que se utiliza directamente o indirectamente para producir el producto.Se calcula teniendo en cuenta el uso del agua en todas las etapas de la cadena deproducción” (Hoekstra, 2008, pág. 14), la huella de un individuo o grupo deindividuos “está formado por dos componentes: el uso directo de agua, es decir, eluso del agua en el hogar o en el jardín, y el uso del agua indirecta, es decir, el usodel agua en las cadenas de producción y suministro de los bienes y serviciosconsumidos.” (Hoekstra, 2008, pág. 16), de otro lado la huella hídrica de unnegocio está definida como el volumen total de agua dulce que se utiliza directamente o indirectamente a ejecutar y apoyar un negocio. Esta huella hídrica puede ser evaluada mirando tanto el uso directo de agua, es decir, el uso del agua por parte del productor para la fabricación o para actividades de apoyo, y el uso del agua indirecta, es decir, el uso del agua en la cadena de suministro del productor. La huella hídrica de un
  12. 12. negocio por lo tanto incluye dos componentes: el operativo de la huella hídrica y la cadena de suministro.” (Hoekstra, 2008, pág. 16);Sin embargo para entender el concepto completo de huella hídrica se mencionará,que la huella hídrica se divide en tres partes: “la huella de agua azul se refiere alvolumen de agua azul (agua superficial o subterránea) que se ha evaporado comoresultado de su apropiación para fines humanos {…} La huella de agua verde serefiere al volumen de agua verde (agua de lluvia almacenada en el suelo) que seha evaporado como resultado de su apropiación para fines humanos. La huella deagua gris es el volumen de agua contaminada que está asociada con laproducción de bienes y servicios. Se calcula como el volumen de agua que serequiere para diluir los contaminantes hasta tal punto que la calidad del agua semantiene por encima de acuerdo normas de calidad del agua.” (Hoekstra, 2008,pág. 11)Hoekstra (2008), explica que la huella hídrica es un indicador muy diferente al deextracción de agua, pues este último incluye los flujos de retorno, y solo mide elconsumo de agua azul, mientras que la huella hídrica mide el uso del agua que seevapora, y mide además el consumo del agua azul, verde y gris, y tiene en cuentatanto el agua que se consume como la que se usa en la producción (aguaindirecta y directa), esto lo explica en la gráfica siguiente:Fig. 2. “Representación esquemática de los componentes de una huella de agua. Esto demuestra que elconsumo no consuntivo de las extracciones de agua (el flujo de retorno) no es parte de la huella hídrica.También muestra que, contrariamente al indicador de extracción de agua, la huella hídrica incluye el aguaverde y gris y el componente indirecto del uso del agua.”
  13. 13. Fuente: Hoekstra (2008, pág. 14)Se puede concluir que la huella hídrica es “un indicador geográfico explicito, queno sólo muestra volúmenes de agua y contaminación del agua sino también loslugares donde la misma se causa” (Grajales Quintero, Jaramillo Robledo, & CruzCerón, 2008, pág. 16)Hoekstra (2008), explica que la huella hídrica está en relación directa con el usoreal del agua por unidad de producto, bien o servicio y no se calcula sobrepromedios globales, por lo tanto para calcularlas se debe tener en cuenta laprocedencia de los productos y el uso en los lugares de origen. Seguridad alimentaria y huella hídricaEs también importante diferenciar entre la huella hídrica interna y externa:Grajales, Jaramillo y Cruz (2008) explican que la interna se define como “elvolumen de agua utilizado de los recursos hídricos nacionales para producirbienes y servicios consumidos por los habitantes del país” (pág. 18) y la externaes “el volumen de agua usada en otros países para producir bienes y serviciosimportados y consumidos por los habitantes del país de referencia” (pág. 18), losmismos autores indican que los factores que inciden en la determinación de lahuella hídrica son entre otros: volumen total de consumo, patrones de consumo,clima y prácticas agrícolas (pág. 18), es decir existen varios factores para poderdeterminarla, uno de los más importantes es el consumo y sus patrones como porejemplo: el excesivo consumo de carne de los estadounidenses, igualmente lascondiciones climáticas que han cambiado debido a la contaminación y algunasprácticas agrícolas poco tecnificadas en las que existe mucho desperdicio delagua. Sin embargo es evidente que son los patrones de consumo los quedeterminan en gran porcentaje la huella hídrica. A continuación se puedevisualizar una gráfica en la que se observa el consumo nacional per cápita, y enella se observa por ejemplo, que los países que aparecen señalados en rojo, sonaquellos que tienen una huella hídrica mayor al promedio global, entre estosvemos claramente a Estados Unidos y Canadá, Brasil, Australia, mientras que los
  14. 14. países que aparecen en verde tiene una huella hídrica menor al promedio global,entre los que se observan por ejemplo la India y China, los países de áfricacentral, algunos de estos con el mayor crecimiento demográfico a nivel mundial.Fig. 3. Promedio de huella hídrica de consumo nacional en m3/año per cápita en el periodo 1996-2005. Lospaíses que aparecen en verde tienen una huella hídrica más pequeña que el promedio global, los países queaparecen en amarillo-rojo tienen una huella hídrica mayor al promedio globalFuente: Mekonnen and Hoekstra (2011).Información tomada de http://www.waterfootprint.orgSegún la waterfootprint.org La huella hídrica de consumo nacional se define como la cantidad total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por los habitantes de la nación. La huella hídrica del consumo nacional puede ser evaluada de dos maneras. El enfoque de abajo hacia arriba es considerar la suma de todos los productos consumidos multiplicada por la huella de agua del producto correspondiente. En el enfoque de arriba hacia abajo, la huella hídrica del consumo nacional se calcula como el uso total de los recursos hídricos nacionales, más la importación de agua virtual bruto menos la exportación bruta de agua virtual. Con base en el enfoque de abajo hacia arriba, la huella media mundial del agua se encuentra en 1.385 m3/año por habitante en el período 1996-2005 (Mekonnen y Hoekstra, 2011). Hay grandes diferencias entre países. En los EE.UU. la huella hídrica promedio es de 2.842 m3/año por habitante. En China, la huella hídrica promedio es de 1.071 m3/año por habitante. La huella hídrica de consumo en un país depende de dos factores: ¿qué y cuánto consumen
  15. 15. los consumidores? y ¿cuáles son las huellas del agua de los productos consumidos?. Este último depende de las circunstancias de la producción en los lugares de origen de los diversos productos. Los rendimientos agrícolas muy bajos y las correspondientes huellas grandes de agua por unidad de cosecha en algunos países en desarrollo se explican por qué algunos países pobres tienen una huella de agua relativamente grande del consumo nacional.Algunos estimados dicen que el volumen de agua requerido para producir losalimentos para todo el planeta (6.000 millones de personas) es de 6000 km 3 de loscuales según Llamas (2005) el 29% se utiliza para producir carne, el 17% paraproducir productos animales elaborados y el 23% para producir cereales, si estose evalúa frente al poder energético de estos alimentos se observa que loscereales tienen un valor energético de 51% frente al de la carne de un escaso15%. Llamas (2005) también menciona que según Hoekstra y Chapagain la huellahídrica de la humanidad es de 7500 km3/año, en la que estos autores contemplanla huella de los alimentos, el uso urbano y doméstico y los productos industriales.A partir de este valor – 7500 km3/año, la huella hídrica per cápita es de 1200m3/año (por persona), sin embargo existen grandes diferencias en los valores percapita, mientras en Estados Unidos es de 2500 m3/año, en China es de 700 m3(Llamas, 2005)Según Llamas (2005) algunos factores que inciden en la huella hidrológica son: elProducto Nacional Bruto, las costumbres de consumo y dieta alimentaria, lascondiciones climáticas y la baja eficiencia del agua en los usos agrícolas. Estoscuatro factores asociados pueden aumentar o disminuir la huella hidrológica, y engeneral contribuir a la mala gestión del agua, pues las condiciones en los paísesdesarrollados con un alto PNB y por ejemplo alta eficiencia en el manejo agrícolason muy diferentes a las de países pobres, cuya PBN es muy bajo y en los que lascondiciones agrícolas son poco tecnificadas y por lo tanto ineficientes. Lascondiciones climáticas son determinantes también y se observa que el cambioclimático genera transformaciones abruptas en los ciclos y las cosechas, por tantoen este caso las responsabilidades sobre la huella hidrológica son compartidas
  16. 16. entre los países contaminantes y los que no lo son tanto pero si ven afectada sueconomía y medio ambiente. El otro factor que llama la atención, es la dieta y lascostumbres de alimentación, es sorprendente ver como la producción de carnerequiere tanta agua y deja una altísima huella ecológica, en ese sentido valdría lapena preguntarse si es necesario incluir cambios en las costumbres dealimentación que propendan por un manejo eficaz de los recursos. Respecto aluso del agua para la agricultura, se hace necesario entonces una modernizaciónde las técnicas de regadío, en tal sentido la FAO argumenta que “la disponibilidadde agua varía considerablemente según la región. Sin embargo, incluso en zonascon limitados o erráticos suministros de agua, maximizando su uso puedeincrementar la productividad agrícola enormemente. Esa es la clave para mejorarla seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza, especialmente en las zonasrurales, donde viven tres cuartas partes de las personas que padecen hambre enel mundo” (FAOWATER, s.f, pág. 4), igualmente explica que “hay dos ingredientesprincipales para maximizar la producción agrícola de un determinado volumen deagua: las personas y la tecnología. Una no puede ir sin la otra. La tecnología mejory más innovadora en el mundo no sirve de nada si la gente en sí no se lo puedepermitir, no ven ninguna ventaja a él, o no la entienden” (pág.7), estasafirmaciones tienen que ver con la introducción de técnicas agrícolas por ejemplopara mejorar la producción de la agricultura de secan y para maximizar lossistemas de riego, pero si estas mejoras tecnológicas no son asequibles al tercermundo difícilmente se lograrán mejoras en la producción agrícola. La FAO esenfática al afirmar que “el derecho a la alimentación no es negociable. Entre hoy yel 2030, la población mundial se espera que crezca a 2 mil millones de personas.Alimentar a esta población creciente y reducir el hambre sólo será posible si losrendimientos agrícolas se pueden incrementar de manera significativa - y demanera sostenible. Con mucha del agua de la Tierra utilizada para la agricultura,es claro que una mejora en la gestión de agua en la agricultura se convierte enclave para el logro de la seguridad alimentaria mundial.” (FAOWATER, s.f, pág.14)
  17. 17. La situación de la región (América Latina y el Caribe)Una vez comprendidas las implicaciones del concepto de la huella hídrica y elagua virtual, es claro por qué la gestión de agua se torna en algo urgente para lasociedad, ya que “la seguridad alimentaria, así como toda una serie de bienes yservicios medioambientales, dependen de los ecosistemas de agua dulce.”(Grajales Quintero, Jaramillo Robledo, & Cruz Cerón, 2008, pág. 9). Por lo tantolas luchas por el agua, se convierten en este siglo en uno de los mayoresconflictos geopolíticos, pues se calcula que en el año 2025, la demanda de esteelemento será un 56% superior que el suministro y quienes posean agua podríanser blanco de saqueos forzados.” (Grajales Quintero, Jaramillo Robledo, & CruzCerón, 2008, pág. 10). Por lo tanto, requiere atención primordial, evaluar lasituación de la región y verificar los alcances de las Metas y Objetivos del Milenio.Hay que mencionar, entonces que los llamados países del tercer mundoatraviesan con dificultad muchos de sus procesos de desarrollo, se hamencionado por expertos en desarrollo sostenible, que la principal amenaza delmedio ambiente es la pobreza, y que combatirla es la principal estrategia quepermitirá que los países lleguen a metas aceptables de desarrollo. La región deLatinoamérica y el Caribe ha tenido un proceso de urbanización importante en losúltimos años, registrando porcentajes de crecimiento en los últimos 30 años del240% en la población urbana (Naciones Unidas, 2005, pág. 192), este procesotrae consigue consecuencias en todos los aspectos, la concentración de lapoblación en áreas urbanas, además de las demandas en servicios públicos-muchas veces insatisfechas-la informalidad en la tenencia de la tierra, lasconstrucciones en zonas de riesgo, el déficit en vivienda digna, etc., son aspectosque involucran la falta de desarrollo de nuestra región. Respecto al manejo delagua en la región, el Documento de Las Naciones Unidas sobre los objetivos dedesarrollo del milenio a la luz de América latina y el Caribe (2005), es enfático alanalizar que si bien en la región se recibe una gran proporción de lasprecipitaciones del planeta y además cuenta en su geografía con una altaproporción del agua dulce de la Tierra, su distribución inequitativa e inaccesible,
  18. 18. sumado a los grandes usos agrícolas y de ganadería extensiva, y a los procesosdesmesurados de crecimiento demográfico y urbanización, los procesos dedeforestación industriales y de construcción han generado severas problemáticassobre la disponibilidad el agua; de manera que las mayores presiones sobre el recurso contrastan con el inadecuado marco normativo para la gestión del agua, inexistente u obsoleto en gran parte de la región. Por primera vez en los últimos 30 años, la disponibilidad de agua es una limitante para el desarrollo socioeconómico de algunas áreas, especialmente el Caribe. La contaminación del agua por uso doméstico e industrial se debe a que las aguas residuales no reciben tratamiento y se depositan crudas en los cuerpos de agua. (Naciones Unidas, 2005, pág. 176)Además de los problemas asociados con la disponibilidad y acceso del recurso, lacontaminación y la falta de tratamiento del agua es otra condicionante importante,aún existe un alto grado de contaminación de las fuentes hídricas producto delvertimiento de las aguas residuales que no se tratan adecuadamente y pormanejos inadecuados en las labores agrícolas.Respecto a la extracción del agua y a la cobertura, se puede mencionar que engeneral no existe una falta determinante de agua, si no más bien unas grandescarencias en la administración de la misma, de manera que “la mayor dificultadpara mejorar la gestión del agua radicaría entonces en los aspectos políticos,económicos, sociales e institucionales y en la harmonización de los aspectostécnicos con los institucionales. Lo que parece faltar es un mejor conocimiento dela capacidad de la sociedad para poner en práctica las medidas consideradascomo correctas para lograr la gestión integrada del agua.” (Dourojeanni, 2002,pág. 10); en la cobertura es importante mencionar que existen cerca de “80millones de personas aún no tienen acceso a los servicios de agua potable y másde 100 millones carecen de saneamiento, sobre todo las personas pobres en lasáreas rurales” (Naciones Unidas, 2005, pág. 196), por tal motivo esta poblacióndebe someterse a la obtención del agua sin criterios de calidad lo que además deafectar al medio ambiente, causa grandes daños en la salud pública y numerosasenfermedades, además las Naciones Unidas (2005) documentan queaproximadamente 210 millones de personas vierten agua sin tratamiento a los
  19. 19. cuerpos de agua causando serios problemas de contaminación, esta situación sesuma al mal estado de la infraestructura de servicios y su cada vez menoscapacidad de operación frente a las demandas de la creciente población. Si bienen Latinoamérica y el Caribe existen cifras aceptables sobre la cobertura del aguapotable en áreas urbanas, aún existe un gran déficit de cobertura en las áreasrurales y especialmente existe aún mucho por hacer respecto al tratamiento deaguas residuales ya que “actualmente, solamente se trata el 63% de las aguasresiduales de tipo doméstico de la región y existen países en donde no se realizaningún tratamiento”. (Grey & Sadoff, 2006, pág. 26). Con está última afirmaciónestán de acuerdo también Grajales, Jaramillo y Cruz (2008) cuando afirman que“en la mayoría de las regiones, el problema no es la falta de aguadulce potablesino más bien la mala gestión y distribución de los recursos hídricos y susmétodos” (pág. 10), en este sentido se refieren tanto a prácticas administrativascomo técnicas, como por ejemplo los desperdicios propios de malas prácticas deriego. La problemática del agua, ocasionada por considerase como un biencomerciable ha traído dos consecuencias graves, la primera la apropiaciónterritorial por terceros y la segunda la privatización del agua, en últimas la primeraproduce guerras y la segunda facilita los monopolios. Según Grajales, Jaramillo yCruz (2008), en el objetivo Nº 7 de las Metas y Objetivos de Desarrollo del Milenio:Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, incluye entre otros aspectos parael 2015 tener dentro de las políticas y programas nacionales los principios deldesarrollo sostenible, reducir la pobreza y reducir a la mitad la población que notiene acceso al agua potable, en ese sentido podría decirse que ya en el 2012,este objetivo no ha sido cumplido, en dicha declaración los firmantes se comportena “Poner fin a la explotación insostenible de los recursos hídricos formulandoestrategias de ordenación de esos recursos en los planos regional, nacional ylocal, que promuevan un acceso equitativo y un abastecimiento adecuado”(Declaración del milenio, 2000), este compromiso está en contra de las políticasneoliberales y neo colonialistas que se han dedicado a promover la privatizaciónde los servicios públicos incluido el recurso hídrico. Respecto también alcompromiso anterior es claro que “cuando se considera la cantidad de agua que
  20. 20. está embebida en los alimentos que se transportan por todo el planeta, resulta quehay un tráfico masivo de agua virtual. Las regiones más húmedas del mundoenvían cada año buques con grandes cantidades de agua a las partes más secasdel planeta. Esto tiene enormes consecuencias ecológicas y geopolíticas, y comoel cambio climático se intensifica, se generan grandes conflictos.” (GrajalesQuintero, Jaramillo Robledo, & Cruz Cerón, 2008, pág. 16). En tal sentido, un paíspobre en recurso hídrico pero rico a nivel económico, puede comprar susalimentos y garantizar su seguridad alimentaria sin poner en riesgo su escasorecursos hídrico, pero un país pobre económicamente y sin desarrollo, pero conbuen recurso hídrico (como los países latinoamericanos), están vendiendo suseguridad alimentarias, y ni siquiera están cobrando por ella, es decir al exportar elagua virtual en un mundo que privilegia la competencia del mercado y losmonopolios.Según Faowater “el agua es importante para la seguridad alimentaria, que sedefine como el acceso regular de personas a una cantidad suficiente calidad dealimentos para llevar una vida activa y saludable. Esto es especialmente cierto enlos países en desarrollo. Las personas que tienen mejor acceso al agua tienden atener menores niveles de desnutrición. Si el agua es un ingrediente clave para laseguridad alimentaria, la falta de ella puede ser una de las principales causas delhambre y la desnutrición, especialmente en las zonas donde las personasdependen de la agricultura local de alimentos e ingresos.”(pág. 4) Es decir en lamayoría de los países subdesarrollados, estamos ante la amenaza constante denuestra seguridad alimentaria. El agua como aspecto constituyente del desarrollo sostenibleEl agua ocupa el 70% de la superficie de la tierra, su particular composición lahacen un elemento indispensable para la vida de las especies del planeta, haceparte fundamental de la vida del ser humano, es indiscutible que es uno de loselementos más importantes para lograr el desarrollo sostenible, en ese sentido esimportante entender que “los recursos hídricos constituyen los cimientos sobre los
  21. 21. que se asienta el tan reclamado y publicitado desarrollo sostenible, al mismotiempo que los ecosistemas y el sustento humano dependen de un uso eficiente yracional de este líquido vital y cada vez más escaso y precioso. Por lo tanto, nosólo es necesario preservar el agua, sino hacer también una distribución másequitativa y mejorar su calidad.” (Segrelles, 2007, pág. 17). Sin embargo y a pesarde las muchísimas voces que pregonan la importancia del agua, se ha demostradohistóricamente un desdén en el uso de los recursos naturales-incluyendo el agua-,especialmente de los países desarrollados, que avanzaron justamente en sudesarrollo a partir de menoscabar los recursos naturales, esto sumado a losprincipios del capitalismo y su “ falsa concepción del ambiente y de los recursosnaturales dentro de la categoría de bienes libres…que define una equivocadarelación sociedad-naturaleza y se constituye en uno de sus principales factores dedegradación y agotamiento.” (Díaz, Chingaté, Muñoz, Olaya, Sánchez, & Sánchez,2009, pág. 91).Como se ha mencionado, en realidad no es que exista una gran falta de recursohídrico, por el contrario, existen muy buenas reservas del mismo, pero como factordel desarrollo sostenible, lo verdaderamente apremiante es la gestión del agua,pues es claro que: “El éxito de las políticas de desarrollo sostenible depende engran medida del grado de evolución y de la calidad de la infraestructurainstitucional y organizacional, así como de los mecanismos que permitan alaparato público y a la sociedad actuar como un todo armónico a mediano y largoplazo.” (Naciones Unidas, 2005, pág. 207); por tanto y consecuentemente debetenerse en cuenta que “[…] la solución de los problemas del sector de aguapotable y saneamiento no debe desvincularse de la necesidad, más general, demejorar la capacidad de gestión del agua. […] (Naciones Unidas, 2005, pág. 208)Debería entonces entenderse como una política de estado el velar por la gestión,calidad y acceso del agua potable y del saneamiento ambiental, en virtud de laimportancia y trascendencia que el agua tiene para la vida y el desarrollo de lascomunidades, en ese sentido una de las conclusiones importantes del IV ForoMundial del agua es aquella en la que se indica que “el agua es un factor clavepara el crecimiento sustentable y para el alivio de la pobreza ya que constituye la
  22. 22. materia prima de prácticamente toda la producción relacionada con agricultura,industria energía y transporte realizada por personas sanas dentro de ecosistemassaludables.” (Grey & Sadoff, 2006, pág. 8). Por lo tanto “la sostenibilidadambiental del desarrollo está cada vez más en riesgo. Los problemas ambientalesmás importantes […] (degradación de tierras y bosques, deforestación, pérdida dehábitat y de biodiversidad, y contaminación del agua dulce, costas marítimas yatmósfera) están agravándose en términos generales. (Naciones Unidas, 2005,pág. 176) y es claro que estas problemáticas evidentes especialmente en lospaíses en vía de desarrollo discrepan con las políticas y normas para la gestióndel agua, que en la mayoría de los países-en Latinoamérica y el Caribe porejemplo- son extremadamente desarticulados o bien no existen, por lo menos conclaridad. El agua como bien económico: Modelo económico, neoliberalismo, comercio de agua y TLCAsí como el agua es indispensable para la vida, la salud, la educación, el medioambiente sano, etc. es también considerada fundamental para la economía. Estadualidad en las funciones del agua se ha encargado de aumentar la brecha sobreel manejo de la misma, con la balanza inclinada obviamente hacia laconsideración de que el agua es un bien económico por encima de un derechofundamental, en ese sentido los seguidores de este postulado (la mayoría degobiernos de países desarrollados en llave con los grandes emporios económicos)toman con principio fundamental uno de los establecidos en los llamadosPrincipios de Dublín dentro del marco de la Conferencia Internacional sobre elAgua y el Medio Ambiente realizada en Dublín en 1992, que dice “El agua tieneun valor económico y debería reconocerse como un bien económico” estadeclaración ha dado pie para que los enemigos de considerar el agua comoderecho fundamental, argumenten la validez de sus posiciones o proponganreflexiones mediadoras disfrazadas de dialogo y concertación, pero que en elfondo llevan a lo mismo: considerar el agua como un bien económico, de maneraque “los impactos de una creciente globalización y liberación comercial se
  23. 23. comienzan a percibir en los recursos hídricos nacionales, […] y continúagenerando preocupación en diversos países. Los paradigmas de manejo del aguacontinúan siendo fuertemente debatidos en toda la región y muchos obstáculos setendrán que vencer antes de que se pueda decir que uno domina en la región”.(Grey & Sadoff, 2006, pág. 75). Sin ir a la minucia del tema es claro que elparadigma del agua como bien económico es el que domina la región y quehistóricamente se ha tratado así, pues durante los últimos años “las actividadesdel sector público vinculadas a hidroenergía y en parte a servicios de agua potabley saneamiento fueron transferidas en varios países a la actividad privada.”(Dourojeanni, 2002, pág. 4), esto como parte de las políticas expansionistas yaperturistas del neoliberalismo que ha llevado en casi todos los países deLatinoamérica y en Colombia especialmente a la privatización de casi todos losservicios básicos. Por tanto la incidencia de diversos factores exógenos en lasproblemáticas del agua es tal, que igualmente se generan escasasresponsabilidades al respecto, ya que en la medida que no existe control nigestión de parte del estado, todos los actores involucrados, entes estatales,empresas privadas prestadoras de servicios públicos, emporios económicos,transnacionales, etc. toman decisiones importantes sobre los recursos hídricos ycambian sin consecuencias las condiciones hídricas de una región o un país. Anteesta situación es importante que los estados recuperen la gobernabilidad y elcontrol sobre los actores que inciden en el manejo y uso del agua, pues “según Rogers, la gobernabilidad sobre el agua es la capacidad de un sistema social para movilizar energías en forma coherente para alcanzar el desarrollo sostenible de los recursos hídricos. La coherencia implica tener capacidad de articular los elementos que intervienen en un sistema complejo. A la definición de Rogers se le podría agregar que la gobernabilidad requiere de racionalidad para llevarse a cabo, definiéndose racionalidad como la capacidad de tomar decisiones proporcionales y coherentes con el conocimiento del medio donde se van a aplicar tales decisiones e igualmente proporcionales y coherentes con la capacidad de llevarlas a cabo” 12 (Dourojeanni, 2002, pág. 12)Si no existen estos principios de gobernabilidad y control que generan un sistemade manejo coherente del agua es posible que se evidencie “una fragmentación
  24. 24. excesiva, sobre todo de la estructura industrial, lo que… dificultada la actividadregulatoria. Además se…pierden las economías de escala y faltan incentivos parala protección de fuentes de captación y el control de la contaminación.” (NacionesUnidas, 2005, pág. 196)A pesar de que “todos los países ricos han alcanzado la seguridad básica del aguaa través de la prestación de servicios públicos y lo han hecho fundamentalmentea través de financiamiento público con una mezcla sensata de financiamientoprivado”. (Grey & Sadoff, 2006, pág. 36), sus políticas neoliberales apuntan a quelos países pobres sean cada vez más pobres, promoviendo la privatización total yparcial de los servicios y considerando los recursos naturales, entre ellos el agua,como un bien meramente económico.El principio de Dublín que considera el agua como un bien económico y quepermitió que los opositores de entender el agua en sus demás dimensiones seintentó contrarrestar “por las organizaciones de la sociedad civil durante lasreuniones preparatorias del IV Foro Mundial del Agua que definieron seispronunciamientos con respecto al manejo del agua” (Grey & Sadoff, 2006, pág.29), entre los que se destaca que el agua es un derecho fundamental de lahumanidad; al respecto es importante anotar que en América Latina solamenteUruguay ha incluido en su Constitución el derecho al agua potable y alalcantarillado. Sin embargo en los demás países y en Colombia aún se está lejosde lograr algo similar puesto que “en el marco del sistema de comerciointernacional, el agua figura como un bien comerciable en la lista de productos dela Organización Mundial de Comercio (OMC) y del Tratado de Libre Comercio deAmérica del Norte (NAFTA).” (Defensoría del Pueblo, 2005, pág. 24)A pesar de que muchos países cuentan con excelentes recursos hídricos, suspoblaciones se encuentran en condiciones precarias, esta situación la explica(Segrelles, 2007) al afirmar que el origen de la paradoja por la que varios países latinoamericanos dotados de vastas extensiones de uso agropecuario y abundantes recursos naturales, como Brasil, Colombia o México, no pueden ser autosuficientes en materia alimenticia, estriba en un asfixiante endeudamiento que les obliga a conseguir divisas a
  25. 25. cualquier precio. El objetivo de los planes de ajuste estructural que el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM) imponen a los países con problemas de crédito se centra en que estas naciones exporten cada vez más para que no dejen de pagar los elevados intereses de sus abultadas deudas externas. Es así como mucho países latinoamericanos se ven obligados a reorientar su producción agropecuaria o a sobreexplotar sus recursos naturales, pero siempre con el norte de dirigirse a los mercados exteriores en detrimento del consumo local y el respeto ecológico. (pág. 5)Igualmente advierte Segrelles (2007) que en la escalada inminente de las políticasneoliberales cada vez existirán más conflictos geográficos y políticos por el manejoy control de los recursos hídricos.La situación social y económica que estánviviendo los países del tercer mundo víctimas de las políticas económicasneoliberales, no se dimensiona por el conjunto de la sociedad, por el contrario losgobiernos afinan su maquinaria para hacer parecer las bondades de las mismasen pro del crecimiento de la economía, es preocupante ver como algunos países, […] renuncian a la propiedad y gestión pública del agua siguiendo los consejos de la banca internacional y el Banco Mundial, cuyas estrategias son bien conocidas, ya que suelen preparar el terreno acusando y culpando a la gente común, a los campesinos y a los servicios públicos por el mal uso y administración de los recursos hídricos…Igualmente, el Banco Mundial representa un papel clave, puesto que invierte, proporciona dinero para realizar reformas en el sistema del agua e incluso actúa como juez en caso de conflicto entre los inversores y los Estados, al mismo tiempo que ha llegado a amenazar a los países que se muestran renuentes a privatizar sus servicios públicos de agua potable y alcantarillado con negarles cualquier tipo de financiación para otras necesidades. Así se comprueba en el documento firmado por el presidente del Banco Mundial, P. Wolfowitz, emitido durante las sesiones del IV Foro Mundial del Agua celebrado en México D. F. en marzo de 2006, pues fue catalogado como una amenaza para aquellas naciones que pretendieran incluir en la declaración final del foro que el agua es un derecho humano fundamental y que, por lo tanto, no puede quedar en manos privadas” (Segrelles, 2007, pág. 13)
  26. 26. Dentro de las políticas de privatización relacionadas con el agua, explica Segrelles(2007) existen varias circunstancias sobre las que llama la atención, puesto quemás allá de privatizar el agua, existe privatización de territorios y bioregiones,privatización por desviación de aguas y por contaminación, privatización deservicios públicos municipales, privatización por embotellamiento de agua, yprivatización por medio del monopolio de tecnologías.Es claro entonces existe una incompatibilidad ideológica entre el pensamiento queconsidera que el agua es un derecho fundamental y aquella corriente que insisteen que el agua es un bien económico, es evidente entonces que “el modelo dedesarrollo económico tradicional, basado en el crecimiento y consumo desmedido,está en clara contradicción con los procesos naturales y con la capacidad desoporte de la naturaleza. Además socialmente implica poder y reparto de bienesde forma inequitativa: quien puede pagar por su consumo y uso es quien tienederecho de acceso al recurso”. (Díaz, Chingaté, Muñoz, Olaya, Sánchez, &Sánchez, 2009, pág. 90)
  27. 27. ConclusionesEl sistema económico mundial está llamado a valorar con equidad la potencialidadde los colores de agua, ya que solamente se han dedicado esfuerzo a trabajar conla escasa proporción de agua azul, por eso, es importante que los estadosinviertan en la educación ambiental y en la producción científica que conlleve amejora el uso del agua, para todos los habitantes del planeta y no solo paraaquellos que tienen dinero.El mapa geopolítico requiere cambiar sus nociones de territorio, en aras deefectuar una gestión eficaz del agua, es claro que el agua trasciende la cuenca,ahora que conocemos los indicadores de agua virtual, vemos como el comerciodel agua es un elemento fundamental en la economía, pero además esfundamental para garantizar la seguridad alimentaria de todas las naciones,especialmente de las más pobres.El manejo de los conceptos de los indicadores de huella hídrica deben servir paraevaluar y modificar los patrones de consumo, e identificar las potencialidades deun país para exportar agua y cobrar por ello, o para importar bienes quedemanden grandes cantidades de recurso, sin comprometer sus escasos recursoshídricos y con ello la seguridad alimentaria.El agua está relacionada con muchos otros aspectos, tal como su existencia esfundamental para la vida, las relaciones con la reducción de la pobreza, el cambioclimático, la seguridad alimentaria, la desnutrición, entre otras, demanda unaconciencia ecológica vinculada una ética social.Es fundamental garantizar que el agua sea un derecho de la humanidad antes deun bien económico, solo este cambio de pensamiento puede modificarradicalmente el curso del futuro de la humanidad, una humanidad que aunquecuenta con agua, es socialmente inequitativa, en la que la pobreza ataca a lamayoría de la población, en la que la privatización de los recursos naturales hallevado a la crisis climática actual, una humanidad que ha olvidado se razón deser: los seres humanos.
  28. 28. Referencias Bibliográficas(2000). Declaración del milenio. http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/ares552.html.Defensoría del Pueblo. (2005). El derecho humano al agua. En la constitución, la jurisprudencia y los instrumentos internacionales. Bogotá: Defensoría del Pueblo Colombia.Díaz, A., Chingaté, N., Muñoz, D. P., Olaya, W., Sánchez, F., & Sánchez, K. (Enero-Junio de 2009). Desarrollo sostenible y el agua como derecho en Colombia. Estudios Socio-jurídicos, 11(1), 84-116.Dourojeanni, A. (2002). ¿Quién gobierna a quién en la gestión del agua? Santiago de Chile: División de Recursos Naturales e Infraestructura/ Cepal.FAOWATER. (s.f). Water at a glance: The relationship between water, agriculture, food security and poverty. FAO.Grajales Quintero, A., Jaramillo Robledo, Á., & Cruz Cerón, G. (2008). Los nuevos conceptos sobre “agua virtual” y “huella hídrica” aplicados al Desarrollo sostenible: Implicaciones de la agricultura en el consumo hídrico. Agronomía, 16(1), 7-26.Grey, D., & Sadoff, C. (2006). Documento temático Eje temático 1Agua para el crecimiento y desarrollo. IV foro mundial del agua Ciudad de México. Ciudad de México: Banco Mundial/El Colegio de México, Consejo Mundial del Agua.Hoekstra, A. (2008). Agua neutral: Reducir y compensar los impactos de las huellas del agua . UNESCO IHE.Llamas, R. (2005). Los colores del agua, el agua virtual y los Conflictos hídricos. Rev.R.Acad.Cienc.Exact.Fís.Nat. (Esp), 99( 2), 369-389.Naciones Unidas. (2005). Objetivos del desarrollo del Milenio: Una mirada desde américa latina y el caribe. Santiago de Chile: Naciones Unidas.Segrelles, J. A. (2007). Geopolítica actual del agua en el mundo. XVI Simposio Polaco-Mexicano, Universidad de Varsovia, Universidad de Alicante, Geografía Humana. Recuperado el 05 de Diciembre de 2011, de RevistaSociedad Latinoamericana: http://sociedadlatinoamericana.bligoo.com/content/view/1021402/Geopolitic a-actual-del-agua-en-el-mundo.htmVelásquez, E. (Marzo de 2009). El agua virtual, la huella hídrica y el binomio agua- energía: repensando los conceptos. Boletín Ecodes, 1-12.www.gwsp.org. (Agosto de 2005). GLOBAL WATER NEWS(2).www.waterfootprint. (s.f.). waterfootprint.org. Recuperado el 7 de Julio de 2012, de http://www.waterfootprint.org/index.php?page=files/WaterFootprintsNationsZehner, A., & Hong, Y. (2008). Globalization of Water Resources through Virtual Water Trade. Swiss Federal Institute for Aquatic Science and Technology, Duebendorf/Zurich.

×