PAGINAS  DE   MI   VIDA<br />Mi  nombre  es  Danty  Yudit  Plasencia  Terrones,  nací  el  21  de  febrero  de  1995  en  ...
Danty
Danty
Danty
Danty
Danty
Danty
Danty
Danty
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Danty

393

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
393
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Danty"

  1. 1. PAGINAS DE MI VIDA<br />Mi nombre es Danty Yudit Plasencia Terrones, nací el 21 de febrero de 1995 en la ciudad de Cajamarca-Perú. Soy la hija mayor de tres hermanos : Sinklaer, Roy y Tom. Mis padres son Pablo Hilmer Plasencia Gutiérrez, docente de profesión y Mariela Terrones Llanos.<br /> <br />Mis primeros años de infancia transcurrieron junto a mi familia materna, por el motivo de que mis padres decidieron separase temporalmente al año y tres meses después de mi nacimiento. Fue por ello que realice mi primer viaje; un viaje a Chicago-Estados Unidos, donde viví durante dos años. Pasados esos dos años tuve que regresar a mi ciudad natal Cajamarca encontrándome con un ambiente muy distinto ,pues mi papá y mamá se reconciliaron ,además de que me encontré con una sorpresa ,tenía un nuevo hermanito :Sinklaer Esmith .Esta fue la mejor noticia de mi infancia ,pues me llenaba de felicidad la idea de tener alguien con quien compartir mi niñez.<br />En el año 2000 ,ya tenía la edad de cinco años, que significaba el ingreso a la etapa de niñez y por ende a la época escolar .Fui matriculada en el Jardín de Niños “Samanacruz” Nº24 .Mi primer día de clases fue algo chocante ,pues estaba muy asustada y nerviosa veía tantos niños la mayoría de ellos estaban llorando ,lo que ocasionó mi llanto. Es por ello que mi mamá tuvo que quedarse conmigo .Sin embargo poco a poco me fui adaptando ,conocí muchos amigos con quienes participamos en algunas travesuras .Como cuando acordamos vestirnos con la ropa de nuestros padres ,que por cierto nos quedaba muy grande y nos veíamos muy graciosos, tanto así que nuestra maestra al vernos lo único que hizo fue reírse.<br />En mi jardín fue donde inicié mis participaciones frente a un público .La primera vez que me toco participar fue algo difícil ,pues me sentía muy insegura y nerviosa y para colmo era un teatro y yo era el personaje principal .Es por ello que tuve que salir con mi papá ,quien me agarro de la mano y me dio mucha seguridad y lo logró, pues, no me olvide en lo mas mínimo lo que tenía que decir, tanto así que recibí felicitaciones de mi maestra.<br />En mi jardín también salí de reina ,fue muy importante ,ya que por primera vez en mi infancia me desenvolví sola y lo más emocionante fue que mi paje era el niño de mis sueños.<br />Así terminé el jardín ,entre juegos ,travesuras ,amigos y muchas emociones.<br />Mi época escolar seguía, esta ves me tocaba experimentar la etapa de la escuela: Por ello fui matriculada en la Institución Educativa “Miguel Iglesias Nº82005”.Fué allí donde estudié mi primer y segundo grado de educación primaria siendo posteriormente trasladada a la Institución Educativa de mujeres “Santa Beatriz de Silva”, por el motivo de ser víctima de constantes amenazas y maltratos por parte de la hija de mi maestra.<br />En “Santa Beatriz de Silva” tuve una muy buena maestra llamada Miriam Figueroa Lezama. Ella siempre trato en lo posible de inculcarnos valores como el respeto, la unión, la honestidad, la solidaridad y el amor hacia Dios .<br />En esta época fue donde me castigaron por primera vez, pues por jugar al te con la bajilla más preciado de mi abuelita terminé rompiéndola, lo que me costo tres meses sin salir a jugar con mis amigas .Sin duda los tres meses mas largos de mi niñez.<br />La anécdota más graciosa de esta etapa ,ocurrió un día cuando papá y mamá salieron, esta vez me confiaron el cuidado de mi pequeño hermano Sinklaer. Recuerdo que yo estaba haciendo un experimento de ciencia con un material inflamable llamado kerosene, por otra parte mi pequeño hermanito estaba jugando con una mini catapulta de madera, y se me vino a la mente una idea algo peligrosa pero muy divertida , lo que se me ocurrió fue hacer pequeñas bolitas de algodón mojadas en querosene que después iban a ser prendidas y lanzadas con la catapulta de mi hermano. Todo marchaba bien nos estábamos divirtiendo mucho; pero en una mala manipulación de la catapulta una de las bolitas de querosene cae en la cabeza de mi hermano. Él estaba ardiendo el llamas, lo más gracioso es que mi hermanito se sorprendió y dijo “Dios me ha iluminado”, eso me causo mucha risa. Pero yo si era consiente de que eso era peligroso. Por ello lo primero que hice es tratar de apagar el fuego con agua, pero esto no resultó ya que el fuego se propago con más fuerza, entonces cogí una frazada y logre apagar la cabeza de mi pobre hermanito quien termino con la cabeza casi calva y con algunas quemaduras.<br /> Después de esto llegaron mis papas y preguntaron por lo sucedido, mi hermanito adolorido lo único que alcanzó decir fue “ ¡mamá, mamá! soy tan especial que dios casi me quema”, el era muy gracioso. Cada vez que le preguntaban que le había sucedido en la cabeza ,él respondía “solo dios sabe”.<br />Otra de mis anécdotas, la más gloriosa de esta etapa fue mi primera pelea. Estaba yo en cuarto grado de educación primaria. Un día la hora de recreo una niña del sexto grado, la más temida de la escuela se pará delante mío y me empieza a ofenderme, lo único que hice fue ignorarla, luego me jaló del cabello, tiró mis cuadernos y para variar me dijo que mi maestra era una bruja. Eso colmó mi paciencia, ya que, yo quería tanto a mi maestra que no permitía que nadie la ofendiera. Todas mis compañeritas se acercaron a presenciar la disputa y empezaron a clamar mi nombre. Debo aceptar que tenía miedo, pero en ese momento mi único fin era defender mi honor y el de mi maestra. No sé de donde saque fuerzas pero hice llorar a esta niña tan mala. Y además le advertí que si se atrevía a molestar a alguien de mi escuela se las vería conmigo. Al terminar el recreo mi maestra me llamo a su escritorio y me dijo: “todas las personas tenemos un leoncito guardado en nuestro corazón que en ocasiones lo dejamos salir, pero debes entender que muchas veces este leoncito puede causarte muchos problemas, por eso debes de controlar a tu leoncito interior para ser una persona de bien”.<br />Así paso el tiempo. Entre la dulzura de mi maestra y mis queridas compañeritas.<br />Inicié mi quinto grado de primaria. Por el mes de setiembre mi querida maestra nos da la gran noticia de que era tiempo de ligarnos más a dios, es decir, ya teníamos la edad suficiente para realizar nuestra Primera Comunión. <br />Fue muy emocionante ya que venía esperando con ansias este suceso desde el tercer grado. Para ello tuvimos que prepararnos mucho, esto durante dos meses. Se llegó el gran día, yo estaba muy emocionada, tanto así que el día anterior casi ni dormí por pensar como se sentiría recibir el cuerpo y sangre de cristo. Fue un día 22 de noviembre de 2005, estaba muy emocionada y a la vez nerviosa, pues el día tan esperado por fin llegó. Fui acompañada por mamá, ella estaba muy feliz junto conmigo. Al llegar al templo donde se levaría a cabo mi Primera Comunión, Sentí una gran felicidad. Empezó la ceremonia, cada vez se aproximaba más y más el recibimiento del cuerpo de cristo. El sacerdote llamó a todas las niñas presentes, pues ya era el tiempo de la eucaristía. Así cada vez fui acercándome más y más, era ya mi turno de comulgar ,al recibir el pan sagrado sentí claramente como una fuerza de frescura invadió todo mi ser. Fue sin duda un momento inolvidable donde sentí la presencia del espíritu santo que lleno de gozo todo mi ser.<br />En diciembre del año 2006, a puertas de terminar la escuela hicimos un viaje de promoción con destino al Ecuador. Un viaje donde sin duda viví cosas muy bonitas. Entre ellas el alojamiento en la isla del amor ubicada en el puerto Pizarro. Era una hermosa isla, con verdes palmeras que adornaban la vista y un mar azul como el cielo. Es por ello que decidimos quedarnos durante tres días. El primer dormimos al aire libre. Al anochecer se observaba un cielo hermoso con muchas estrellas que sin duda fue lo más hermoso que vi. Ese día hicimos una fogata y nos pusimos a contar cuentos de terror, pero ni eso puedo evitar que pasemos la noche observando ese hermoso cielo. Al día siguiente salimos a pescar con el dueño de la isla pues nos iba a preparan un ceviche digno de nuestra promoción. La pesca fue muy divertida cada una de nosotras llevaba un anzuelo con su caña de pescar. Yo logré atraparme un pez, pero se me escapo de las manos. Ese día me comí el ceviche más delicioso de mi vida. Además de conocer los cocodrilos. En el tercer día decidimos meternos al mar con ayuda de flotadores y salvavidas, además recolecté una inmensa variedad de moluscos. Se llegó la hora de partir, emprendimos nuestro viaje con destino a Ecuador. Al llegar a Ecuador no pudimos pasar de la frontera por ser menores de edad. Es por ello que partimos de regreso a Cajamarca. Al regresar mi maestra me contó que su padre era el propietario de la isla del amor. Es por ello que volvimos a dicha isla. El padre de mi maestra me obsequió al igual que a mis compañeritas unos recuerdos muy hermosos hechos de conchas marinas. Me despedí del padre de mi maestra y emprendimos nuestro viaje con destino a Cajamarca. En el camino conocimos ciudades como Piura, Sechura y Trujillo, muy hermosas por cierto. Al llegar a Cajamarca mis padres me recibieron muy emocionados.<br />Es así que concluye mi etapa de escuela, llena sin duda de muchos recuerdos. Recuerdos que quedarán siempre grabados en mi mente y corazón.<br />Yo sabía que me esperaba, una nueva etapa, una etapa llena de cambios, pues es en estos momentos donde se inicia mi pubertad y adolescencia. Se iniciaba mi etapa de colegio.<br />Mis estudios secundarios los realice en la misma Institución Educativa “Santa Beatriz de Silva”.<br />El primer grado de educación secundaria fue el más difícil, pues, me costó algo de trabajo adaptarme a la etapa de colegio, pues era distinta muy distinta, ya no estaba mi maestra que me brindaba la confianza en el estudio. Sin embargo finalmente terminé adaptándome muy bien.<br />En el segundo grado de educación secundaria conocí muchas amigas y cogí confianza con mis respetuosos maestros. En esta época logré pertenecer al conjunto de coro, banda de guerra, conjunto instrumental, teatro y danzas, además de pertenecer al equipo de futbol femenino. Iniciando así mi participación activa en mi Institución Educativa. En esta ocasión experimente el fervor que uno le tiene a su Institución Educativa, el ahínco que se les pone alas cosas cuando queremos lograr algo. Muchas veces nuestro esfuerzo valía la pena, pues salíamos ganadores. Pero bien dice al dicho” ay que saber ganar, pero también perder”<br />En mi tercer grado de educación secundaria experimenté los cambios fisiológicos que produce la etapa de la de la adolescencia. En esta edad me relaciono más con mis amigas de colegio, descubriendo en ellas el gran don de la amistad. Sin duda éramos como hermanas, nos contábamos cosas propias de nuestra edad, siempre estábamos jutas, en las buenas y en las malas.<br />Pero esta etapa también fue algo difícil. Pues en diciembre del 2008 justo para navidad la fecha de amor y paz mis padres deciden separarse para siempre. Esto fue un golpe que me afectó tanto al grado de que pensé hasta suicidarme. Mis ganas de vivir se esfumaron, veía el sufrimiento de mis hermanos y me causaba mucha aflicción. Inclusive hasta iba perdiendo la fe en Dios.<br />Pero el amor siempre triunfa, mis padres al ver mi situación y la de mis hermanos decidieron darse una oportunidad. Todo estaba muy bien .Tener a mi familia unida era mi todo en ese momento.<br />Para unirnos más como familia decidimos realizar un viaje, del cual nunca me olvidare. Es importante en mi vida porque en este viaje mis padres nos hicieron la promesa de nunca jamás volver a separase. Promesa, que hasta hoy en día perdura.<br />En cuarto de secundaria a inicios del año escolar fue donde experimente la frase que dice uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Fue un lunes por la tarde yo estaba en el colegio. Mamá llegó llorando y me hiso llamar a la dirección. Es allí donde me da la noticia de que mi papá había sufrido un accidente de tránsito junto con mi hermanito Roy. Lo peor de todo era que mi papá estaba muy mal y justo una semana antes tuve una discusión con él. En esta discusión de la cual me arrepiento le dije cosas muy ofensivas .Le dije que preferiría tenerlo muerto y que lo que más deseo es que nunca vuelva. Palabras que él no se las merecía. Yo estaba muy arrepentida, no sabía que hacer. En esos momentos me preguntaba que sería de mí si pierdo a mi padre, pues, entendí el papel primordial que el tenía en mi vida .En esos momentos empecé a recordar las cosas tan maravillosas que con mi padre pasé. Lo lindo que era en cada cumpleaños conmigo, lo tanto que me quería, los detalles del día del niño, del día del adolescente. Al ver cada regalo; cada foto con él me causaba mucha tristeza haberme portado de esa manera tan injusta. Es por ello que decidí pedirle perdón, aún recuerdo sus palabras: “perdón solo se pide a Dios, yo no tengo de que perdonarte, hija tu eres mi todo y si discutimos es parte de tu edad, yo entiendo. Te quiero mucho hija”. Es allí donde lo llevaron a sala de operación. Lo único que me quedaba era rogar a Dios por mi padre y mi hermanito. Solo quería seguir disfrutando la vida con mi amado papá. Solo deseaba eso.<br />Después ocho horas, las ocho horas más difíciles en mi vida, por fin salió el médico y nos informó que mi padre y hermano salieron muy bien de sus operaciones. Esa fue la noticia más grata que recibí. Desde ese momento me comprometí a nunca jamás tratar mal a ninguna persona y mucho menos a mi familia. Hasta hoy y como siempre tengo una buena relación con mis padres y hermanos a los cuales admiro y quiero mucho.<br />El 21 de febrero del 2010, fue una fecha muy importante en mi adolescencia, pues cumplía 15 años. Al amanecer como de costumbre me cantaron las mañanitas. Pero ¿quién iba a pensar que estaban tramando prepararme una fiesta sorpresa? . Este fue un sueño realizado .Fue una fiesta maravillosa. Un hecho inolvidable. Que estará siempre registrada en los sucesos más importantes de mi existencia. <br />En esta etapa también experimenté el enamoramiento, mi primer enamorado lo tuve en quinto, sin duda un gran chico y enamorado, con el pasé cosas muy bonitas estuvimos durante 5 meses pero tuvimos que terminar por un viaje que el iba a realizar Debo aceptar que me costó mucho trabajo olvidarlo, pues sin querer se fue metiendo en mi corazón .Como es de imaginarse mis padres no sabían, el único que sabia era mi hermano sinklaer. A los pocos meses decidí darme una oportunidad con otro chico muy detallista por cierto, pero las cosas no funcionaron .con el estuve durante un mes, desde ese momento renuncie al amor.<br />Una de mis anécdotas en esta etapa fue conocer a una israelí .Lo curioso de esto fue que no hablábamos los mismos idiomas. Sin embargo nos comunicamos con facilidad utilizando el juego de charadas, que consiste en adivinar palabras y oraciones a través de gestos. Esto fue muy divertido.<br />En toda esta etapa conocí la verdadera amistad, tuve muy buenas amigas. Mi promoción era única, tenía características especiales éramos muy unidas, siempre buscábamos ayudarnos mutuamente, nos queríamos muchísimo. Agradezco a Dios por haberme puesto en ese camino.<br />Día a día se acortaba el tiempo, y se llegaba el final de nuestra promoción “Inmaculado Corazón de María”. La despedida fue la más emotiva, nos pusimos a llorar, nos prometimos estar unidas por siempre. Pues, pasamos tantas cosas de colegio, tantos recuerdos. Sin duda Todas ellas formaron una parte importante de mi vida .Siempre me aconsejaron y me apoyaron en mis momentos difíciles. Ellas siempre estarán en mi corazón.<br />Nuestro viaje de promoción con destino a Tarapoto sin duda inolvidable. Era si duda una ciudad bellísima con un verdor singular. <br />Allí también pasé tantas anécdotas:<br />Como cuando nos escapamos del hotel a la discoteca Papilom de Tarapoto. Allí lo pasé muy bien, fue la primera discoteca a la que asistí. Nos quedamos hasta las 4:00am.Lo malo de esto fue que el hotel a esa hora había cerrado. Por lo que nos regresamos a la discoteca y nos quedamos hasta las seis de la mañana. A las seis de la mañana regresamos al hotel y sigilosamente cada una fue a su habitación. Pero justo ese día a las 8:00am teníamos un paseo a las cataratas de Tarapoto. En todo el viaje fuimos durmiendo y mi tutora se valió de esto y nos pintó las caras.<br />O como cuando unas amigas y yo fuimos a asustar a mi tutora. Fue muy gracioso, pues mi tutora se asustó tanto que tuvo que dormir en una de las habitaciones de amigas.<br />Lo que más me impacto de este viaje fue la laguna azul y los pasajes selváticos, sin duda un don para la visión. Además de conocer lugares como el museo del señor de Sipan, muy moderno por cierto. Además tuve el privilegio de conocer tribus de salvajes de Tarapoto.<br /> <br />Así transcurrió mi viaje en Tarapoto, este fue el fin de mi época de colegio.<br />Terminé el colegio, aunque algo triste, por que dejaba las aulas de mi querida Institución Educativa, que fue participe en gran parte de mi vida.<br />Lo único que me preguntaba era que ¿me esperaba? ¿Lograría ingresar? ¿Sería profesional?<br />Lo que yo soñaba era ser doctora, Pero no estuve dispuesta a arriesgarme, puesto que sabía que no iba lograr ingresar.<br />Pero la vida seguía, Si quería ingresar tenía el deber de prepararme en una academia pre-universitaria. Mi academia fue “Ingeniería”, Donde me preparé durante un periodo de 3 meses aproximadamente.<br />El examen de admisión se aproximaba cada vez más. En los simulacros de la academia tenía buenos puntajes.<br />Faltaba ya una semana para el examen. Me sentía muy nerviosa. El día del examen llegó, en esos momentos estaba tranquila. Mi examen lo di sin ningún problema. Al salir empezó el nerviosismo me sentía muy tensa.<br />A las seis de la tarde me dio la gran noticia de mi ingreso mi mejor amiga, Mariela, luego escuche mi nombre. Fue muy emocionante, mi primera reacción fue llorar y abrazar a mis padres, quienes compartieron mi alegría.<br />Ahora estoy experimentando que es universidad. Ahora me doy cuenta que enfermería que mi verdadera vocación enfermería.<br />

×