Leyendas ecuatorianas

16,051

Published on

Published in: Entertainment & Humor
2 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
16,051
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
165
Comments
2
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Leyendas ecuatorianas"

  1. 1. 2011 UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI RECOPILACIÓN DE LEYENDAS ECUATORIANAS Las leyendas son historias inverosímiles, creadas a través del tiempo por el ingenio popular, en las que se refleja un poco de folklor, mitos y costumbres de un pueblo, por lo general son de dos tipos, las que aluden a los tiempos remotos o primigenios y las que se refieren simplemente a los tiempos históricos pasados. Los protagonistas de las leyendas son por lo general de cualidad heroica. ESTUDIANTES DE LOS SEGUNDOS AÑOS DEBACHILLERATO DE LA UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINIAVENIDA DON BOSCO Y FELIPE II 2888141
  2. 2. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI MITOS LEYENDAS Y CUENTOS Por los segundos años de bachillerato Unidad Educativa a Distancia “Mario Rizzini” Año Lectivo 2010 - 2011 Coordinado por Msc. Pablo Farfán P.- Rector Msc. Segundo Tapia A.- VicerrectorTeléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 1
  3. 3. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI INTRODUCCIÓNLas leyendas son historias inverosímiles, creadas a través deltiempo por el ingenio popular, en las que se refleja un poco defolklor, mitos y costumbres de un pueblo, por lo general son de dostipos, las que aluden a los tiempos remotos o primigenios y las quese refieren simplemente a los tiempos históricos pasados. Losprotagonistas de las leyendas son por lo general de cualidadheroica.La mayoría de leyendas ecuatorianas, tienen su origen en lasépocas de la conquista española y republicana. No obstante, aquienes sostienen que, al ser Ecuador un país multicultural, en lasque se destaca la cultura Shuar de la Amazonía, y que es a estacultura, a la que pertenece la primera leyenda ecuatoriana.Las leyendas ecuatorianas nacen de anécdotas y experiencias decélebres personajes de ese tiempo, que al ser transmitidos de unaa otra persona, el ingenio popular va dejando huellas hastaconvertirla en una historia un tanto real y un tanto ficticia.Las leyendas constituyen solo una de las posibilidades decomunicación través de los mensajes lingüísticos tradicionales, yaque estos comprenden muchas formas: diferentes de expresión,romances, coplas, refranes, las propias leyendas y otros.Las principales razones que nos han llevado a la realización delpresente trabajo bibliográfico podemos destacar: Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 2
  4. 4. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Las raíces, las costumbres y tradiciones de un pueblo, debemos conocerlas y trasmitirlas de unas generaciones aotras, ya que constituyen parte de nuestra identidad, de nuestraidiosincrasia. En los actuales momentos, nuestra sociedad, engeneral y sobre todo nuestros jóvenes, se hallan alienados porculturas de otros países, sin dar el valor que tiene nuestra culturaecuatoriana, que como ya comentamos, es una de las más ricas delmundo, por ser multicultural y multiétnica. Pensamosequivocadamente que todo lo que viene de afuera (exterior), esmejor, sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad. Es importante rescatar y divulgar entre la sociedad laimportancia que tienen los mitos, las leyendas, los juegostradicionales y ancestrales, etc., que hablan de nuestras vivenciascotidianas, entre otras podemos destacar: Cantuña, la caja ronca,el padre Almeida, el gallito de la catedral, el cura sin cabeza, lacapa del estudiante, el duende, las brujas sobre Ibarra, la viudadel farol, etc. De ahí que, recobre importancia este pequeño trabajo, yaque, con su información queremos llegar a los jóvenes para quecomprendan y se den cuenta de la riqueza cultural con la quecontamos, sólo así podremos rescatar nuestra identidad y sentirnosorgullosos de quienes somos. Por último, hemos elaborado este trabajo, como uno de losrequerimientos solicitados por el Ministerio de Educación, previo ala obtención de nuestro título de Bachiller. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 3
  5. 5. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI INDICE PáginaContenidoINTRODUCCIÓN…………………………………………………………………2Cantuña…………………………………………………………………………....6El Gallito de la Catedral.........................................................8Brujas sobre Ibarra…………………………………………………………. 10La capa del estudiante……………………………………………………. 15El sapo Kuartam se transforma en tigre…………………………..16¿Hasta cuándo Padre Almeida?.........................................17La Caja Ronca 1………………………………………………………………..22La Caja Ronca 2………………………………………………………………..24El Duende…………………………………………………………………….….27Las velas de Amador………………………………………………………..29La Piedra Encantada………………………………………………………...32Los Gagones…………………………………………………………………….33Los hijos del Padre Chimborazo………………………………….……35El Chuzalongo…………………………………………………………….…...37La Dama Tapada-………………………………………………………….….43La Bruja…………………………………………………………………………...48El lago del Diablo……………………………………………………………..50 Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 4
  6. 6. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La leyenda del cedrón………………………………..………..………..52En busca de un tesoro a través de los ojos de miprincesa…………………………………………………………………………..54Una Madre es sagrada en la vida……………………………………..56El Cura sin Cabeza 1………………………………………………………...58El Cura sin cabeza 2………………………………………………………...59Ni para Dios ni para el diablo……………………………………………61El diablo del retamal………………………………………………………..62El huambra ocioso…………………………………………………………..63Encuentro con el diablo…………………………………………………..64El perro encadenado……………………………………………………….65La mujer del velo……………………………………………………………..66Amigas para siempre……………………………………………………….68El hijo del Diablo……………………………………………………………..71El penacho de Atahualpa………………………………………………...72El regreso del más allá…………………………………………………….73El diablo enamorado……………………………………………………….74El farol de la viuda..............................................................76La mujer que engañó al diablo.......................................... 79La leyenda del mishqui y los raposos………………………………81Enigma y seducción en las lagunas………………………………….85BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………….....86 Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 5
  7. 7. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Cantuña Famosa es la leyenda que cuenta cómo el convento de SanFrancisco de Quito fue construido por Cantuña mediante pacto con eldiablo. Ésta relata cómo Cantuña contratista, atrasado en la entregade las obras, transó con el maligno para que, a cambio de su alma, leayudara a trabajar durante la noche. Numerosos diablillos trabajaronmientras duró la oscuridad para terminar la iglesia. Al amanecer losdos firmantes del contrato sellado con sangre: Cantuña por un lado, yel diablo por el otro, se reunieron para hacerlo efectivo. El indígena, temeroso y resignado, iba a cumplir su parte cuandose dio cuenta de que en un costado de la iglesia faltaba colocar unapiedra; cuál hábil abogado arguyó, lleno de esperanza, que la obraestaba incompleta, que ya amanecía y con ello el plazo caducaba, yque, por lo tanto, el contrato quedaba insubsistente. Ahora bien, la historia, a pesar de haber contribuido al mito, esalgo diferente. Cantuña era solamente un guagua de noble linaje,cuando Rumiñahui quemó la ciudad. Olvidado por sus mayores en lahistoria colectiva ante el inminente arribo de las huestes españolas,Cantuña quedó atrapado en las llamas que consumían al Quitoincaico. La suerte quiso que, pese a estar horriblemente quemado ygrotescamente deformado, el muchacho sobreviva. De él se apiadóuno de los conquistadores llamado Hernán Suárez, que lo hizo partede su servicio, lo cristalizó, y, según dicen, lo trató casi como a propiohijo. Pasaron los años y don Hernán, buen conquistador pero maladministrador, cayó en la desgracia. Aquejado por las deudas, noatinaba cómo resolver sus problemas cada vez más acuciantes. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 6
  8. 8. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINIEstando a punto de tener que vender casa y solar. Cantuña se leacercó ofreciéndole solucionar sus problemas, poniendo una solacondición: que haga ciertas modificaciones en el subsuelo de la casa. La suerte del hombre cambió de la noche a la mañana, susfinanzas se pusieron a tal punto que llegaron a estar más allá que ensus mejores días. Pero no hay riqueza que pueda evitar lo inevitable:con los años a cuestas, al ya viejo guerrero le sobrevino la muerte.Cantuña fue declarado su único heredero y como tal siguió gozando degran fortuna. Eran enormes las contribuciones que el indígenarealizaba a los franciscanos para la construcción de su convento eiglesia. Los religiosos y autoridades, al no comprender el origen de tangrandes y piadosas ofrendas, resolvieron interrogarlo. Tantas vecesacudieron a Cantuña con sus inoportunas preguntas que éste resolviózafarse de ellos de una vez por todas. El indígena confesó ante losestupefactos curas que había hecho un pacto con el demonio y queéste, a cambio de su alma, le procuraba todo el dinero que le pidiese.Algunos religiosos compasivos intentaron el exorcismo contra eldemonio y la persuasión con Cantuña para que devuelva lo recibido yrompa el trato. Ante las continuas negativas, los extranjerosempezaron a verlo con una mezcla de miedo y misericordia. A lamuerte de Cantuña se descubrió en el subsuelo de la casa, bajo unpiso falso, una fragua para fundir oro. A un costado había varioslingotes de oro y una cantidad de piezas incas listas para ser fundidas. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 7
  9. 9. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El Gallito de la Catedral... En los tiempos en que Quito era una ciudad llena de imaginariasaventuras, de rincones secretos, de oscuros zaguanes y de cuentos devecinas y comadres, había un hombre muy recio de carácter, fuerte,aficionado a las apuestas, a las peleas de gallos, a la buena comida ysobre todo a la bebida. Era este don Ramón Ayala, para los conocidos"un buen gallo de barrio". Entre sus aventuras diarias estaba la de llegarse a la tienda dedoña Mariana en el tradicional barrio de San Juan. Dicen las malaslenguas que doña Mariana hacía las mejores mistelas de toda laciudad. Y cuentan también los que la conocían, que ella era una"chola" muy bonita, y que con su belleza y sus mistelas se habíaadueñado del corazón de todos los hombres del barrio. Y cada unotrataba de impresionarla a su manera.Ya en la tienda, don Ramón Ayala conversaba por largas horas con susamigos y repetía las copitas de mistela con mucho entusiasmo. Conunas cuantas copas en la cabeza, don Ramón se exaltaba más que de El Gallito de la Catedral...costumbre, sacaba pecho y con voz estruendosa enfrentaba a suscompinches: "¡Yo soy el más gallo de este barrio! ¡A mí ninguno meningunea!" Y con ese canto y sin despedirse bajaba por las oscurascalles quiteñas hacia su casa, que quedaba a pocas cuadras de laPlaza de la Independencia. Como bien saben los quiteños, arriba de la iglesia Mayor, reposaen armonía con el viento, desde hace muchos años, el solemne "Gallode la Catedral". Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 8
  10. 10. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINIPero a don Ramón, en el éxtasis de su ebriedad, el gallito de laCatedral le quedaba corto. Se paraba frente a la iglesia y exclamabacon extraño coraje:- "¡Qué gallos de pelea, ni gallos de iglesia! ¡Yo soyel más gallo! ¡Ningún gallo me ningunea, ni el gallo de la Catedral!".Y seguía así su camino, tropezando y balanceándose, hablandoconsigo mismo. - "¡Qué tontera de gallo!" Hay personas que pueden acabar con la paciencia de un santo, yla gente dice que los gritos de don Ramón acabaron con la santapaciencia del gallito de la Catedral. Una noche, cuando el "gallo" Ayalase acercaba al lugar de su diario griterío, sintió un golpe de aire, comosi un gran pájaro volara sobre su cabeza. Por un momento pensó quesolo era su imaginación, pero al no ver al gallito en su lugar habitual,le entró un poco de miedo. Pero don Ramón no era un gallocualquiera, se puso las manos en la cintura y con aire desafiante, abrióla boca con su habitual valentía. Pero antes de que completara su primera palabra, sintió un golpede espuela en la pierna. Don Ramón se balanceaba y a duras penaspodía mantenerse en pie, cuando un picotazo en la cabeza le dejótendido boca arriba en el suelo de la Plaza Grande. En su lamentableposición, don Ramón levantó la mirada y vio aterrorizado al gallo de laCatedral, que lo miraba con mucho rencor. Don Ramón ya no se sintió tan gallo como antes y solo atinó apedir perdón al gallito de la Catedral. El buen gallito, se apiadó delhombre y con una voz muy grave le preguntó:- ¿Prometes que no volverás a tomar mistelas?- Ni agua volveré a tomar, dijo el atemorizado don Ramón.- ¿Prometes que no volverás a insultarme?, insistió el gallito.- Ni siquiera volveré a mirarte, dijo muy serio. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 9
  11. 11. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI - Levántate, pobre hombre, pero si vuelves a tus faltas, en este mismo lugar te quitaré la vida, sentenció muy serio el gallito antes de emprender su vuelo de regreso a su sitio de siempre. Don Ramón no se atrevió ni a abrir los ojos por unos segundos. Por fin, cuando dejó de sentir tanto miedo, se levantó, se sacudió el polvo del piso, y sin levantar la mirada, se alejó del lugar. Cuentan quienes vivieron en esos años, que don Ramón nunca másvolvió a sus andadas, que se volvió un hombre serio y muy responsable.Dicen, aquellos a quienes les gusta descifrar todos los misterios, que enverdad el gallito nunca se movió de su sitio, sino que los propios vecinosde San Juan, el sacristán de la Catedral, y algunos de los amigos de donRamón Ayala, cansados de su mala conducta, le prepararon una bromapara quitarle el vicio de las mistelas. Se ha escuchado también quedespués de esas fechas, la tienda de doña Mariana dejó de ser tanpopular y las famosas mistelas de a poco fueron perdiendo su encanto.Es probable que doña Mariana haya finalmente aceptado a alguno desus admiradores y vivido la tranquila felicidad de los quiteños antiguospor muchos años. Es posible que, como les consta a algunos vecinos, nada hayacambiado. Que don Ramón, después del gran susto, y con unas cuantassemanas de por medio, haya vuelto a sus aventuras, a sus adoradasmistelas, a la visión maravillosa de doña Mariana, la "chola" más lindade la ciudad y a las largas conversaciones con sus amigos. Lo que sí escasi indiscutible, es que ni don Ramón, ni ningún otro gallito quiteño, sehaya atrevido jamás a desafiar al gallito de la Catedral, que siguesolemne, en su acostumbrada armonía con el viento, cuidando con grancelo, a los vecinos de la franciscana capital de los ecuatorianos. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 10
  12. 12. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Brujas sobre Ibarra Desde arriba del Torreón, la ciudad, en las noches de luna, parecía una maqueta parda llena de tejados, que guardaban jardines atiborrados de buganvillas, nogales e higos. Más arriba, en cambio, se distinguían las palmeras chilenas: enjutas y lustrosas, pese ala intensidad nocturna y las exiguas farolas, alumbradas con mecherosque –de cuando en cuando- eran revisados por el farolero, envueltoen un gabán descolorido que no impedía apreciar su siluetarecorriendo esa luz mortecina que golpeaba las paredes de cal. Más arriba, aún, el parque de Ibarra era un minúsculo tablero deajedrez sin alfiles, donde destacaba el afoso Ceibo, plantado tras elterremoto del siglo XIX y que –según decían- sus ramas habíancaminado una cuadra entera. La noche caía plácida sobre lasenredaderas y la luna parecía indolente a las sombras que pasaban,pero que no podían ser reflejadas en las piedras. ¿Quiénes miraban aIbarra dormida? ¿Quiénes tenían el privilegio de contemplar susparedes blanquísimas engalanadas con los fulgores de la luna?¿Quiénes pasaban en un vuelo rasante como si fueran avesnocturnas? ¿Quiénes se sentaban cerca de las campanas de laCatedral a mirar los tejuelos verdes y las copas de los árboles?No es fácil decirlo: unas veces eran las brujas de Mira, otras las dePimampiro y muchas ocasiones las de Urcuquí. Eran una suerte decorreos de la época, acaso a inicios de siglo, que viajaban abiertas losbrazos, por los cielos estrellados de Imbabura. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 11
  13. 13. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Por eso no era casual que las noticias –que por lo general setardaban en llegar cuatro días desde Quito- se conociera más aprisaen los corrillos de estas tres poblaciones unidas por un triángulomágico: que ha iniciado la revolución de los montoneros alfaristas,que el Congreso ha sido disuelto, que llegaron las telas de loslibaneses o que fulano ha muerto. Todas noticias importantísimas que –de no ser por las voladoras-hubieran llegado desgastadas. Pero, a diferencia de lo que se cree delas brujas, que van en escoba, llevaban un traje negro y tienen lanariz puntiaguda, las del sector norteño ecuatoriano poseían trajesblanquísimos y tan almidonados que eran tiesos. Por eso cuando lasvoladoras pasaban los pliegues de sus vestidos sonaban mientrascortaban el viento. Algunos las tenían localizadas. Por eso cuandopasaban por encima de las casas, existían los atrevidos que seacostaban en cruz y con esta fórmula las brujas caían al suelo. Otros, en cambio, preferían decirles que al otro día vayan por saly de esta manera conocían su identidad. Pero las voladoras de Miratambién tenían sus hechizos. Quienes se burlaban de las brujasterminaban convertidos en mulas o gallos. Y eso, al parecer, lesucedió a Rafael Miranda, un conocido galeno de Ibarra, de inicios desiglo. Cuentan los abuelos que el doctor Miranda desapareció un díasin dejar rastro. Sus amigos lo buscaron por todos ladosinfructuosamente. Sus familiares estaban desesperados. El tiempopasó. Una tarde, un conocido del doctor Miranda recorría unas huertaspor Mira y miró a un hombre desaliñado con un azadón. Creyóreconocerlo.Al acercarse comprobó con estupor que se trataba del famoso doctorMiranda. Lo sacó del lugar y tras curaciones prodigiosas el galenovolvió a su estado normal y nunca más se sintió gallo. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 12
  14. 14. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Otra historia, en cambio, sirvió para que Juan José Mejía, elpopular y primer sacamuelas de Carchi e Imbabura, justificara unaparranda de tres días. Cuando le preguntaron porque no había llegadoa la casa contestó sin inmutarse: ―Estuve en Mira amarrado a la patade una cama, convertido en gallo y recién me escapo de las brujas‖.Claro que estuvo en Mira y, acaso, le brindaron –como a muchos- elfamoso tardón, que es una bebida que basta un solo trago para que elconfiado visitante termine por los suelos, en un remolino decarcajadas. Por eso los políticos de turno o las autoridades, que siempreofrecen solucionar todos los problemas, se dan cuenta de los fatídicosbrebajes demasiado tarde: quedan arrumados en las sillas de madera,con un olor imperceptible a aguardiente, que es uno de losingredientes del tardón, elaborado de papa y de secretísimoscompuestos que ha sido imposible develar. Cuando alguna autoridadtrataba de levantarse caía en cuenta que sus honorables posaderasestaban como pegadas a la silla. ¿Cuáles eran las palabras mágicaspara volar? De boca en boca ha llegado hasta estos días lo que decíanlas brujas ecuatorianas: ―De villa en villa y de viga en viga, sin Dios niSanta María‖ y tras pronunciar este conjuro levantaban vuelo. Brujas sobre Ibarra Y hasta había quienes intentaron realizar una aventura aérea.Cuentan que un mireño insistió a una maga para que le iniciara en suarte. Tras las súplicas decidió confiarle el secreto. Lo primero que leindicó es que tenía que utilizar uno de sus trajes níveos. Aguardaron lanoche y subieron a la chimenea de un horno... -Tienes que repetiresta fórmula, le dijo la encantadora. Tras decir ―de villa en villa, deviga en viga, sin Dios ni Santa María‖, extendió sus brazos y saliódisparada por el cielo. Nuestro personaje se emocionó, pero al repetirel conjuro lo hizo de esta manera: ―de villa en villa, de viga en viga,con Dios y Santa María‖. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 13
  15. 15. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Dicho esto, desplomase cuan largo era en el patio de la casa, enmedio de los ladridos de los perros y de los vecinos que loencontraron magullado y vestido de traje blanco, con cintas y encajes.Aunque pidió discreción, al otro día toda Mira conoció esta historia ysu único argumento fue, se enredó en la vestimenta. Obviamente, nopudo aclarar qué hacía subido en la chimenea y con un vestido dedama. Hay quienes dicen que las brujas aún pasan por los tejados deIbarra. Es posible. Mas, nunca se han caracterizado –como lo eranacusadas en la Inquisición Española- de artilugios malévolos. Su único delito, podría decirse, es volar para conocer tierras lejanaso para visitar a algún amante venturoso que abre su puerta antes quela maga tope el suelo. Hay quienes dicen haberlas visto reunidaspracticando iniciaciones antiquísimas, en medio de un prado. Consuerte, si levantamos a mirar el cielo en una noche de luna es posibleque localicemos a una bruja que regresa del sur y pasa por encima delpequeño Ceibo, del parque Pedro Moncayo, que ha empezado a brotarsus hojas. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 14
  16. 16. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La capa del estudiante Comenzó cuando un grupo de estudiantes se preparaban para rendir los últimos exámenes de su año lectivo. Uno de ellos, Juan, estaba muy preocupado por el estado calamitoso en el que se hallaban sus botas y el hecho de no tener suficiente dinero para reemplazarlas. Para él era imposible presentarse a sus exámenes en semejantesfachas; sus compañeros le propusieron vender o empeñar su capa,pero para él eso era imposible. Finalmente le ofrecieron algunasmonedas para aliviar su situación, pero la ayuda tenía un precio; susamigos le dijeron que para ganárselas debía ir a las doce de la nocheal cementerio del Tejar, llegar hasta la tumba de una mujer que sequitó la vida, y clavar un clavo. Juan aceptó. Casualmente aquella tumba era la de una joven con la que Juantuvo amores en el pasado y que se quitó la vida a causa de sutraición. El joven estaba lleno de remordimientos, pero comonecesitaba el dinero, acudió a la cita. Subió por el muro y llegó hasta la tumba señalada, mientrasclavaba, interiormente pedía perdón por el daño ocasionado. Perocuando quiso retirarse del lugar no pudo moverse de su sitio porquealgo le sujetaba la capa y le impedía la huida, sus amigos le esperabanafuera del cementerio, pero Juan nunca salió. A la mañana siguiente, preocupados por la tardanza seaventuraron a buscarlo y lo encontraron muerto. Uno de ellos sepercató de que Juan había fijado su capa junto al clavo, no hubo niaparecidos ni venganzas del más allá, a Juan lo mató el susto. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 15
  17. 17. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El sapo Kuartam se transforma en tigre Un shuar iba de cacería e incrédulo imitó el canto del sapoKuartam, que vive en los árboles. ―Kuartam-tan, Kuartam-tan‖, loretó en medio de la noche, pero nada paso. ―Kuartam-tan, Kuartam-tan, a ver si me comes‖, dijo y rió. No lo hagas, le había dicho sumujer, porque puede transformarse en un tigre. No le carey,Kuartam, el sapo, se convirtió en felino y lo comió. Nada se escuchóde su ataque, pero la mitad del cuerpo del shuar habíadesaparecido. Al alba, la muchacha decidió matar a Kuartam. Llegó hasta elárbol donde el batracio cantó la noche anterior. Tumbó el árbol queal caer mató a Kuartam, que se había convertido en sapo con unestómago inmenso. La mujer cortó rápidamente la panza deKuartam y los pedazos del shuar rodaron por los suelos. La venganza no le devolvió la vida al shuar, pero su mujerpudo contar que nunca es bueno imitar a Kuartam. A lo lejos de latupida floresta se escuchó un nuevo ―Kuartam-tan, Kuartam-tan‖,sin saber si era un sapo o un shuar a la espera de un tigre. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 16
  18. 18. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI ¿Hasta cuándo Padre Almeida? Una mueca se desvaneció leve cuando el joven cura Manuel deAlmeida diviso la altura de una de las ventanas y la mínimadistancia de los muros, que a él –en su primer día en el convento-le resultaron tentadores. El joven acababa de egresar del noviciadoy atrás –le pareció a él- había quedado las cuitas de amordoblegadas por las oraciones y los pasajes bíblicos. Ahora, entrabaen la abadía franciscana de San Diego, construida como una suertede retiro casi a las faldas del Pichincha y de amplias estanciasdonde el silencio era el dominante, ante el susurro de los rezos. Hijo de Tomás de Almeida y Sebastiana Capilla, el muchacho loprimero que hizo al entrar en su oscura celda fue guardar bajo laestera sus naipes y extrajo de su habito franciscano una cartaperfumada. La abrió y releyó una caligrafía preciosa de evocadoraspalabras de a un tiempo que parecía no pertenecerle más. Suspiró ytuvo la sospecha que está aún enamorado... Pero ese amor queantaño le había empujado a entrar al convento se habíatransformado en un amor a los deleites mundanos. A él le ocurrióque esa expansión amatoria le prevenía de los peligros de ciertosojos que casi había olvidado. Pero se enfrentaba a dos realidades: ya no era novicio y ahorase encontraba en una casa de clausura y la puerta tenía unosgoznes infranqueables, pero recordó el muro. El tonsurado se paseómuchos días por los jardines del convento hecho para místicos,fundado en 1597 por fray Bartolomé Rubio con el nombre de losDescalzos de San Diego de Alcalá, para que no quedara duda deque el monasterio no era solamente de retiro sino de clausura,donde los cilicios, que lastimaban sus carnes, y penitencias eranhabituales. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 17
  19. 19. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El encapuchado iba cabizbajo, con el cejo duro, y estaba tanensimismado que los otros religiosos se contuvieron de importunarlopor temor a distraer a un santo en ciernes. Una noche se encontrabaen sus meditaciones, en las afueras de su celda. La Luna caía gravesobre el huerto y entre el movimiento de las ramas alcanzó a divisar aun monje que trepaba el paredón. Lo siguió después de procurarseuna capa. Detuvo al cura en fuga y comprobó que era fray Tadeo, quientenía fama de taciturno y que exhalaba un olor a rosas debido a sucandidez. El descubierto no tuvo más que aceptar que iría primero a laCruz de Piedra. Mas, con los días de parranda que siguieron a esanotable noche, el fray Almeida supo que su conjurado acompañantetenía una manceba denominada Percherona, que vivía cerca del Sapode Agua. Fue en esa casa donde el padre Almeida armado de unaguitarra sacó más de un suspiro a las damas de la noche,especialmente –según los rumores- a Catalina: Mujercita tan bonitaMujercita ciudadana,que sales de mañanitaal toque de la campana. Mujercita tan bonita.¿A dónde vas tan temprano?Quién fuera el feliz curitaque te ve junto al manzano. La animada concurrencia estaba integrada por una nutridadelegación de dominicos, agustinos y los representantes franciscanosque tenían un acto más: fray Tadeo era un intérprete del arpa y conlos fragores del licor sus melodías tenían la virtud de llevar a todos losreligiosos y las muchachas a una apoteosis que parecía derramarsepor el zaguán hasta inundar las callejuelas oscuras de Quito, la ciudadde las campanas. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 18
  20. 20. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Un amanecer fatal, los parranderos tardaron más de la cuenta en regresar al convento de San Diego y cuando franquearon la tapia fueron sorprendidos por el padre guardián quien puso el grito en el cielo y hasta allí acabó la fama de santo de fray Tadeo y fray Almeida fue conducido de las orejas a su celda.Después de entregarles sus respectivos látigos, los tonsuradospermanecieron en sus celdas por ocho días mientras el resto de lacongregación escuchaba los azotes de los curas penitentes. Las tapiasdel jardín fueron levantadas al mismo tiempo que el padre Almeidacolocaba masas de pan para despistar las huellas que dejaron loslatigazos en las patas de su maltrecha cama. El franciscano no se avenía a la soledad, pero aún cuandorecordaba los ojos de su Catita –como él la llamaba-, perdidos entrelos talanes de la urbe. Una tarde, mientras se entonaban las loas en lacapilla, el cura jaranero tuvo una inspiración: divisó el enorme Cristo ydedujo que por su cuerpo de madera podía alcanzar el alfeizar de laventana y de allí escabullirse, desde el Coro, hasta llegar a la Capillahasta respirar la humedad de la calle.Fray Tadeo terminó sus días de juerguista cuando le dijo que unacosa era el premio de las noches junto a la Percherona pero otra muydistinta condenarse a los infiernos por profanar la figura de NuestroSeñor Jesucristo subiéndose por sus costados y que por nada delmundo aceptaría semejante pretensión, aunque –en honor a viejasnoches de parranda- le prometió no abrir la boca eso sí augurándoleun castigo que se cerniría sobre el cura Almeida por irse de jolgoriopor el busto del Crucificado. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 19
  21. 21. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Fray Almeida lo tentó advirtiéndole sobre ese Dios benigno ypiadoso que perdona a las pobres criaturas en sus deslices yflaquezas y que no hay oración que no pueda ablandar a Cristo,aunque tenga que servir de escalera. Fray Tadeo se quedó pensandoen el sacrilegio del cura en el mismo instante en que el padre Almeidatrepaba por el Cristo doliente para alcanzar el goce de bailar, jugar lascartas, cantar, zapatear y reír junto con los otros curas y ciertos ojosde una muchacha. El Cristo le prestaba su hombro cada noche, aunque el fraileprocuraba no mirarle a los ojos hasta llegar a sus citas clandestinas,en medio de abundante licor. Una madrugada, el monje llegó tanborracho que se descolgó por los brazos del Cristo y estuvo a puntode caer. ¡Cristo ayúdame!, le dijo balbuceando mientras su cuerpo seabrazaba a la imagen, llena de llagas y de ojos de vidrio, que no leimpedían reflejar su ternura. Cerca al hombro del Crucificado escuchóuna voz trémula: - ¿Quosque tandem pater Almeida? Quedó suspendido el cura enlos brazos de madera y yeso, y supuso que se trataba de una bromade algún hermano que al descubrirle lo retaba en latín. Hubo silencio.Miró los ojos de la imagen y los labios de la figura se movieron: - ¿Quosque tandem pater Almeida? Esas palabras en latínparecían repetirse en un eco que salía del Coro y que avanzaba sigilosohasta contener toda la bóveda y después concentrarse en elembriagado cuerpo del cura Almeida, que logró bajarse del Crucificadopara contestarle en el mismo idioma que servía no sólo para las misas. - Usque ad rediveam Domine... Manuel de Almeida amaneció ensu resaca y recordó el suceso pero dedujo que no era otra cosa que elproducto de su borrachera. Una y otra vez volvió a descolgarse de lacruz y escuchar las quejas del Cristo y su misma respuesta se sucedió Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 20
  22. 22. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINIen varias noches, porque el cura parecía pertenecer más al mundo de losgoces que de las constantes penitencias que sus hermanosenclaustrados. El Cristo tampoco desfalleció en su intento y lo retó encastellano: - ¿Hasta cuándo padre Almeida? - Hasta la vuelta Señor, fue la contestación del fray que muycontento se dirigió a una noche más de aventuras deliciosas. Más, cerca de la Plaza de San Francisco encontró un cortejo fúnebrey curas encapuchados que se dirigían lentamente, con cirios en susmanos. El séquito avanzaba por la noche quiteña en medio de lamentosespectrales y el ataúd parecía deslizarse de las manos de losfranciscanos, que no mostraban su rostro. El padre Almeida se acercó aun sacerdote y le inquirió sobre el nombre del muerto. Es el padreAlmeida, le replico. No puede ser verdad, se dijo, y espera que pasaraotro encapuchado quien le contestó que era el padre Almeida quien seencontraba en el ataúd. Desconfiado aún preguntó a otro: ¿quien ha muerto?, hermano. Y larespuesta fue contundente: el padre Almeida del convento de San Diego. Noquiso saber más y se acercó al féretro descubierto y levantó la capucha paracomprobar con pavor que su rostro demacrado era el que tenía entre sus manos.Regresó a mirar sólo para confirmar que el cortejo fúnebre era conducido poresqueletos, con hábitos de franciscanos, que se movían con sus cirios, dejando asu paso un olor a Muerte y cipreses gastados. Despavorido llegó el padre Almeida hasta el Cristo de madera y le pidióperdón por todas sus faltas y corrió a encerrarse en su celda para comprobar,entre rezos, que otra vez volvía la mañana. El día llegó y el cura arrepentidoentró a un proceso de ayuno y penitencia que le duró largos años, más allí de sudesignación de Visitador General. Vivió, ahora sí, una vida entregada a lacontemplación y rezos, a esa misma imagen que alguna vez lo transportó a losesplendores de la noche y de la parranda, cuando se deslizaba por el Crucificadoconvertido en escalera. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 21
  23. 23. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La Caja Ronca 1 Había una vez en San Juan Calle un chiquillo curioso que queríasaber en qué sueñan los fantasmas. Pues este pequeño habíaescuchado sobre unos aparecidos que merodeaban en las noches deIbarra, sin que nadie supiera quiénes eran, pero que de seguro nopertenecían a este Mundo. -¡Ay Jesús!, decía Carlos, ojalá no salgan la noche en que tengoque regar la chacra. Sin embargo, este muchacho de 11 años era tan preguntón quese enteró que las almas en pena vagaban a medianoche para asustara todos los que salían. Estos seres, según decían, penaban porquedejaron enterrados fabulosos tesoros y hasta que alguien losencontrara no podían ir al cielo.Estos entierros estaban en pequeños baúles de maderas duras paraque resistieran la humedad de las paredes. Carlos moría de ganas deconocer a esas almas en pena, aunque sea de lejos y fue a la casa desu amigo Juan José para que lo acompañara al regadío. -¡Qué estás loco!, dijo Juan José. Yo estaba en el barrio cuandohablaron de la Caja Ronca, que era como habían denominado a esaprocesión fantasmal. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 22
  24. 24. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI -No seas malito, le dijo Carlos. Y luego de insistir, los dos chicoscaminaron hasta el barrio San Felipe. Empezaron a regar los sembríosy después prendieron una fogata y esperaron que el tiempotranscurriera, eso sí evitando hablar de la temible Caja Ronca. Atraídos por la magia del fuego no tardaron en dormirse,mientras un ruido pareció entrar por el portón del Quiche Callejón.Despertaron y el sonido se hizo cada vez más fuerte. Entonces seacercaron a la hendidura y lo vieron todo: Un personaje extraño rodeado de fuego daba órdenes a susfieles, que caminaban lentamente como arrepintiéndose. Los curiosos estaban pegados al portón como si fueran estatuas.Y entonces la puerta sonó. A su lado se encontraba un penitente conuna caperuza que ocultaba sus ojos. Les extendió dos enormes velasaún humeantes y se esfumó como había llegado. A Juan José lepareció que una carroza contenía la temible Caja Ronca, que no eraotra cosa que algún baúl lleno de plata perdido en el tiempo y elespacio y que buscaba unas manos que lo liberaran de su antiguodueño. Ni cuenta se dieron cuando se quedaron dormidos, ni aún en elmomento en que sus pies temblorosos los llevaron hasta sus casas deparedes blancas. En San Juan Calle, las primeras beatas que salieron a misa losencontraron echando espuma por la boca y aferrados a las velas fúnebres.Cuando fueron a favorecerles comprobaron que las veladoras se habíantransformado en canillas de muerto. Fue así como, de boca en boca, se propagaron estos sucesos y los chicosfueron los invitados de las noches cuando se reunían a conversar de lossucesos de la Caja Ronca... Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 23
  25. 25. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La Caja Ronca 2 El niño salió de casa y, con la cabeza caída sobre elpecho, fue a sentarse en una piedra detrás del muro. Ahí sequedó sumido en negreces de pensamientos. Estaba triste.Había visto hace poco en la casa, entrar al padre Arenas paraadministrar los santos óleos a su hermano mayor. De seguroque no iba a recuperarse. Ahora mismo era únicamente unmontón de huesos sobresaltados con unos ojos de borregoagonizante. Ya no reconocía a nadie. Los hechos habían empezado hacía poco más de unmes. Una noche había estado junto con su hermana en la casade la abuela. Ella sabía de aquellos espantables cuentos de almas yaparecidos, de muertos .que se enderezan en las tumbas ycaminan arrastrando cadenas. Según se supo después, por bocade su hermana, aquella noche la abuela Alegría se habíaesmerado particularmente contando la historia de la caja ronca.Más tarde habían bajado hasta la casa. Su hermana habíaentrado a acostarse directamente, mientras su hermano, con lovaliente que era, había decidido alejarse unos cuantos metroshacia el sur para orinar. Fue en ese momento cuando en elinterior escucharon un grito largo, que al principio era de suhermano y a medida que se alargaba dejaba de ser cristiano yse asimilaba más al bramido de un animal. Un grito de loco. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 24
  26. 26. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Todos salieron de casa y corrieron orientándose por elclamor que, para ese momento, era ya un rugido bronco. Loencontraron paralizado de miedo, orinado en los pantalones ysin poder articular una palabra, lo llevaron como a una estatuahasta el interior. Lo arroparon. Lo abrigaron con muchascobijas. Le dieron aguas de toronjil y manzanilla. Solamente ala madrugada la fiebre que lo incendiaba le permitió en delirioscontar lo que había ocurrido. Con una voz áspera, que no erapropia, dijo que había estado mirando al frente de la quebrada,en la parte más funesta. Que había oído y visto la caja ronca:un carro de madera como los que usan los chicos paradivertirse; pero que era de llamas, ardiente. En la mitad iba unalma llorando y gritando sus pecados; que de nada le servíaporque detrás iban los diablos empujando el carro, corriendopara llevarla más pronto. Al amanecer no tenía fiebre; pero nunca más volvió ahablar. Abría los ojos como si no conociera nada de estemundo y todo le asustara. No podía vestirse por sí mismo. Nose movía de un rincón del cuarto donde pasaba acurrucado ycon la cara escondida. No podía comer. Todo vomitaba, y sóloalcanzaba a pasar un poco de agua. Trajeron a mama Nati, la curandera, quien dijo que elmuchacho estaba brujeado, que había que hacer una limpia conmontes y agua bendita. Se la hicieron. Después vino de Gualantamboun doctor. Lo vio y dijo que ya no era cuestión suya arreglar eso, queestaba en un tris del otro lado. Que él no se metía. Se fue. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 25
  27. 27. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Por eso trajeron al padre Arenas, para que le de lossantos óleos. Es lo único que se puede hacer en tales casos.Pero su hermano está triste. La noche en que se oyó el gritotambién él salió corriendo y puede jurar que vio por allá, por elcostado más oscuro del camino, unas chispas que sedesvanecían. Todo era verdad. Él lo vio y le ocurrirá igual. (Osvaldo Encalada V.) Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 26
  28. 28. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El Duende El duende es uno de los personajes del que se tienereferencia en todo país, sin embargo lo describiremos según laversión de la provincia de Manabí: Este duende es travieso porexcelencia, coqueto, mirón y enamoradizo. Sea para tratar de llevarse a muchachas jóvenes de cabelloslargos o grandes ojos para embarazarlas; sea para echar aperder los guisos arrojando sal o ceniza, o sea para esconder losobjetos más queridos de señoras y señoritas, lo cierto es queeste personaje condensa las más profundas inquietudes ytemores, deseos y curiosidades de los hombres con respecto almundo femenino, que es el universo favorito del duende parahacer gala de su ingenio ambiguo y peligroso. Es un personaje chiquito con los tobillos torcidos atrás, seviste de rojo; otra descripción habla de una especie de animalpequeño y feo. Sea como fuere su apariencia cuando seenamora lo hace de verdad y empieza a desplegar estrategiascomo molestar haciendo travesuras o impidiendo que el novio seacerque, es muy celoso. Se dice de un secreto para protegerse del duende, queconsiste en colocar una guitarra desafinada y un espejo en elcuarto de la mujer. La idea es que se enoje cuando quiera tocarla guitarra y se refleje en el espejo su rostro horrible, entoncesse aleja avergonzado de su fealdad. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 27
  29. 29. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Se dice también que existen duendas que persiguen a loshombres solteros o casados, que son objeto de sus amores. De su apariencia se sabe que son gorditas, chiquitas y depies virados. Un rasgo importante de estos seres del imaginariopopular, es que se no se trataría de duendes aislados, sino detoda una nación dispersa en cuevas, huecos, barrancos,quebradas, que son sus sitios preferidos para vivir y recrearsus costumbres y formas de procreación similares a las de loshumanos. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 28
  30. 30. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Las velas de Amador Don Juan Tenorio había llorado sobre la tumba de Doña Inés. Al final, acaso, había entendido que el Amor era una expiación. Por eso, en la escena del teatro se develaba una estatua. En medio de las sombras Doña Inés sale de su tumba y exclama: ―Don Juan mi mano asegura/esta mano que a la altura/tendió tu contrito afán/y Dios perdona a Don Juan/al pie de la sepultura‖. Cuando el relato de Don Juan Tenorio, de José Zorrilla, cruzó elmar desde España, el actor llegó tan maltrecho que se lo confundiócon cualquier personaje entregado a los lances amorosos. Y había unadiferencia: los donjuanes de América no sufren por amor. Sin embargoel personaje se había convertido en sinónimo de buscador deaventuras amatorias y por eso no fue casual que en San Miguelito, enTungurahua, el cazador de fragancias del pueblo sea conocido comoDon Tenorio, olvidándose el de Juan, porque hasta el nombre nohabía podido desembarcar de España. Este mozuelo llevaba una máxima: la empresa amatoria másardua lo catapultaría a ser la admiración de todas las muchachas delpueblo. Por este motivo eligió a una hija de María, como se conocía alas doncellas que estaban con la profesión de beatas en el cuello. Lajoven llegaba temprano a la iglesia envuelta en una chalina negra y sucara cubierta de un velo casi imperceptible, aunque se podía intuir sucabellera larga. Don Tenorio la espera con paciencia. Sabía que no haydiligencia mejor que la realizada con cautela. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 29
  31. 31. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La damisela declinó, al inicio, la invitación pero ante los ruegosaceptó encontrarse en las primeras sombras de la tarde. Los jóvenesparecieron entenderse con las miradas. La mujer lo condujo hasta unacasa apartada. Al cerrar la puerta, una habitación mínima se develóante la insistencia de un escaso fuego producido por siete velas. Lassiluetas se proyectaron en las paredes ásperas con olor a tierra. Lassombras parecían disiparse y cuando Don Tenorio se acercó el leveresplandor se consumió. Las palabras se quedaron flotando en el aire.El joven llamó tiernamente a su futura amada pero no obtuvorespuesta. Después a tientas intento localizar una cerilla pero fueinútil. Palpó la pared y tampoco encontró la salida. Fue allí que comenzaron los fatigosos gritos envueltos en un ecobronco, en medio de una estancia oscura. Su cuerpo cayó al suelo sólopara comprobar que la tierra era más húmeda que antes. Para eltercer día Don Tenorio tenia la garganta lacerada y sus leves quejidoseran cada vez más distantes. Pero no dio tregua y siguió gritandomientras sus manos arañaban la pared, con rastros de sangre. Ese díael sepulturero del pueblo llegó más temprano y escucho unas vocesque salían de una tumba. Antes de que el aliento se le termine llego hasta la casa delteniente político con la inesperada noticia y la cara desencajada comoun mal agüero. Cuando los dos hombres se dirigieron al cementerio yales acompañaba una muchedumbre ansiosa por escuchar las vocesque salían del cementerio. El panteonero, junto con algunos vecinos,cavó rápidamente la fosa y en medio de terrones negruzcos aparecióla cabeza de Don Tenorio, con los ojos lastimados por la luz. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 30
  32. 32. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Fue sacado al vilo y antes que pudiera decir nada se arrodillódelante de medio pueblo y pidió perdón por su único delito:burlador de mujeres. Los viejos de San Miguelito aun no se ponende acuerdo en las versiones del hecho. Hay quienes aseguran queDon Tenorio entró en un convento; otros dicen que una alma delotro mundo se enamoro del mozuelo. Más, en los textos de Zorrillase puede encontrar una alegoría de lo sucedido en San Miguelito yes cuando la sombra de Doña Inés exclama: Más tengo mi purgatorio en este mármol mortuorio que labraron para mí. Yo a Dios mi alma ofrecí en precio de tu alma impura y Dios, al ver la ternura conque te amaba mi afán espera a Don Juan en tu misma sepultura. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 31
  33. 33. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La Piedra Encantada Esta leyenda cuenta que en el Barrio Obrero había unagran piedra que obstaculizaba el paso a una parte de la ciudadque era considerada alejada, oscura y pantanosa. Esta piedraencantada tenía el poder de conceder el deseo que uno quisiese,sea dinero, amor, trabajo, bienes materiales o capitalizarvenganzas. La piedra no hablaba con nadie y nadie escribía sobreella. Decían que tenía memoria y que todo lo almacenaba en suinterior. Además tenia el poder para castigar a los niños que erandesobedientes con sus padres por lo cual era de respeto por lostraviesos menores de edad. Los adultos mantenían esta leyenda para manteneralejado a los niños de este sitio por tratarse un lugar paraencuentros amorosos. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 32
  34. 34. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Los Gagones Los gagones son unas criaturas imaginarias que tienenforma de un perrito faldero de pequeño tamaño y de color blanco.Estos animales, que aseguraba la gente que los veía, aparecían solopor la noche, cuando personas con grado de familiaridad teníanrelaciones prohibidas y los asustaba al dar gemidos que imitaban alos lloriqueos de un bebé recién nacido.Por eso se cantaba:Compadre que a la comadreNo le mece las caderasNo es compadre “de a deveras” Se creía que si se atrapaba al Gagón y se tiznaba la frentecon un carbón, las personas que habían sorprendido a este animal,al otro día veían que aparecía la tizne en la frente de los individuosque vivían en estas condiciones, es decir mantenían relacionesprohibidas siendo compadres o tenían lazos familiares cercanos(primos, sobrinos, etc.). Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 33
  35. 35. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI No pocas veces, sobre todo el habitante pueblerinoestigmatizaba a varias personas, llamándoles ―gagones‖ y por estose hizo muy popular. Un señor que dizque guardaba relacionesmaritales con su hermana y apodado ―El carne asada‖, al quetodos pugnaban por conocerlo, cuentan que, estos animalitos queeran tan blancos como un ―copo de nieve, pululabanordinariamente por las veras de los acueductos que conducían lasaguas que movían los molinos de ―Mama Miche Machuca‖, lugar enel que se escondían o mejor desaparecían, luego de sus andanzaspor los barrios en donde se albergaban ciertas parejas, para susfines sensuales. La casa y los molinos de la aludida señora estabansituados casi al terminar la ―Calle Larga‖ de la ciudad de Cuenca. Cuentan los vecinos del barrio, que la mencionada señoraera pariente cercana del Gran Machuca y Vargas, por lo que ellatambién se las daba de ―muy brava‖ y por esto siempre manteníariñas con sus clientes ya que los mismos reclamaban por el pesode los granos que le entregaban para su trituración. Decíantambién que su esposo era calmado, comunicativo, un caballero deapellido Alvarado, que se preciaba de ser descendiente directo delprimer molinero español, de ese apellido que viniera a nuestrastierras.(Leyenda cuencana) Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 34
  36. 36. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Los hijos del Padre Chimborazo Esos niños tan rubios, de pelo casi blanco, esos niños quetienen dificultad de mirar la luz, porque ésta parece hacerles daño, losalbinos, ustedes los conocen, ¿verdad? Pues, los albinos eranconsiderados por los primitivos pobladores del Ecuador, sobre todo porlos de las regiones centrales del país, como seres de origen divino.Veamos por qué. Nuestros antepasados creían que el sol, la luna, las montañas,los ríos y muchos otros elementos de la naturaleza eran dioses y, talcomo muchos otros pueblos de la antigüedad, daban característicashumanas a la relación entre esos seres. Así por ejemplo inventaron unmatrimonio entre el padre Chimborazo y la madre Tungurahua. Enesta divina unión, se decía, las cosas no siempre eran muyarmoniosas. La madre Tungurahua parece que tenía amores con el monteCollay, (al que hoy conocemos con el nombre de Altar), este enfurecióde tal manera al padre Chimborazo que, golpeándole ferozmente, ledio la forma caprichosa y llena de picos y aristas que tiene ahora. La diosa montaña se sentía bella y estaba muy orgullosa de suaspecto y del de su esposo, pero le molestaba mucho que sus hijos,los montes cercanos y no muy altos, carecieran de sus cumbresnevadas, de su brillo y blancura, reprochándosele siempre de maneramuy agria al Chimborazo. Imaginemos el divino reclamo: - Tú eres el Apu, el señor de la nieve, y yo, fíjate cómo brillocon la luz del padre Sol, pero mira, ninguno de nuestros hijos es comonosotros. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 35
  37. 37. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Y debía ser una queja constantemente repetida, tantas veces,que el dios, fastidiado, decidió vengarse de las recriminaciones de sucompañera, teniendo un hijo blanco como la nieve en alguien que nofuese la madre Tungurahua. Por entonces, una hermosa y joven pastora andaba con surebaño por las faldas del Chimborazo. El padre de los montes la vio yse enamoró eligiéndola para que fuera la madre de su hijoblanquísimo. Con tal fin, dejó caer a los pies de la muchacha un diminutofréjol blanco. - Un porotito. Dijo ella. Y recogiéndolo lo guardó en su cintura,entre la faja y la piel. Como ustedes lo habrán adivinado ya, era una semillaprodigiosa y extendió sus raíces basta el vientre de la muchacha.Entonces ésta empezó a sentir que algo extraño ocurría en su cuerpo.Estaba embarazada del señor de las nieves. Pasado el tiempo de gestación la pastora dio a luz a un niñoblanquísimo, de cabellos blancos como la cumbre del Chimborazo,cuyo hijo era. La madre Tungurahua debe haber tenido tanta ira como tuvoel padre de los montes cuando ella coqueteaba con el Collay. Y los descendientes del hijo del Apu de la nieve, los albinos,fueron semejantes a él. Por eso nuestros imaginativos antepasados prevenían alas hijas y nietas jovencitas contra los peligros de andar solas porlos montes, de repente alguno se enamoraba de ellas, les decían. Adaptación literaria de Jorge Dávila Vázquez Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 36
  38. 38. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El Chuzalongo Juan Íñiguez Vintimilla En la Sierra, como en la Costa, es general la creencia deque existe un ser misterioso y maléfico, fruto de los amoresclandestinos de padres con hijos o hermanos con hermanas, al quele dan el nombre de Chuzalongo. El nombre obedece a la descripción que de él hacencampesinos y montañeses. Traza de racional, no más alto que unniño de dos años, rostro blanco y chapudo, labios gruesos morados,nariz chata de hornilla, orejas grandes y vencidas hacia fuera, amodo de sopladores, ojos verdes pequeños, con un punto negro defuego en el centro, y pelo corto, ralo y tieso de color rojo de brazade candela. El cuerpo, según unos, lleva cubierto de escamas depescado, y, según otros, que aseguran haberle visto de cerca, lotiene del color de la cara, pareciendo moreno por el carate y lasuciedad. Lo monstruoso de este extraño personaje, a quien daexistencia la imaginación popular, está en los atributos sexuales,tan descomunalmente desarrollados, que—usando las propiaspalabras de la indígena que me refería—los lleva migllados,tajallishcas y cargados. *** Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 37
  39. 39. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Me ha dicho que ella le ha visto, en una mañana de sol, aeso de las once, ir por la carretera que cruza los montes de Copzhal,en las alturas de Paute, balanceándose, paso entre paso, y me hareferido, como ocurrida en esos montes, la tragedia, siguiente. Sí, amo doctorcito! existe ese jueyo animal. ¡Santo Dios! Lasgentes dicen que nace del machinamiento del padre con la hija, delhermano con la hermana... ¡Asco de gente! Como si no hubieratantas mujeres en el mundo para más de eso! —Pero ¿qué mal puede hacer esa criatura? —Allí verá, patroncito! Para mi es el mismo enemigo malo.Mata a la gente haciéndole zhungazhca. — ¿Y qué es eso de Zhunguazhca? — ¡Cómo tan será!... Porque tiene tan largo será... Todosdicen... Ya le voy a contar... ¡Dios misericordioso! lo que pasó con lashijas de Andrés Gómez, y con el mismo Andrés. — ¿Y no pueden matarlo? ¡Cuento de viejas! —No-muere, amito!... ! Dios nos guarde! —¿Cómo fue eso de las hijas de Gómez? —Andrés Gómez era hombre de jortunidad, casado y buencristiano. Tenía dos hijas solteras, la una de 25 y la otra de 18 años;gordas, buenas mozas... ¿Qué les iba a faltar muertos de hambre ala pata? Pero diga, patroncitol... Ya así sería de ser. ¡Pobrescriaturas! Vivían en Copzhal. Ya volteaba el mes de Julio. No alcanzándosecon la cosecha de su posesión de abajo, les mando el padre a las dossolteritas a cuidar la posesión del cerro, allí tan estaba ya todo amarillando,y acababan los daños la mazorca. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 38
  40. 40. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Había buena casa, con corral para que no lleve el raposo a losborregos, ni los moras-maqui al ganado. i Puh! ¡Quién como é1...Erarico, rico mismo el Gómez! Las chiquillas subieron haciendo adelantar a los animales:vacas con leche, yuntas, borregos y chivos. De la posesión de abajoestaba alairito la de arriba. Todo el día les vio el taita estar allí, hastalas seis de la tarde, que metieron los animales. Después de apicotarles en el corral, cuyas puertas atrancaron,entre las dositas se pusieron a cocinar. Habían entresacado parugspara mote y tortillas. Mientras la mayor atizaba la candela, haciendohervir el mote y calentando el tiesto tortillero, la menor molía elgrano, preparaba la masa y amasaba el quesillo para el zhungo;poniéndose luego ambas a las tortillas que asaban en el tiesto. Entretenidas en eso, no se habían dado cuenta del paso delas horas, cuando, a eso de las nueve, estando en lo más fino, oyeronen las cercanías de la casa un silbo triste, muy triste. No hicieroncaso. Más tarde, otra vez el silbo. Ni juicio tampoco. Pasado un buenrato, nuevamente el silbo...Entonces, levantándose la Manuela, queera la mayor, salió a ver. ¡Qué pena! encontrándose con un guagüíto,suquito, tiritando de frío. Le hizo entrar con cariño dándole unpuestito cerca del fogón para que se abrigue; pero él, calladito seacomodó en un banco que había en un rincón, buscando lo másoscuro. No habían comido todavía. Cuando llegó la hora, le dierontambién a él su plato. Lo recibió, y durante todo el tiempo que estuvocon ellas, hasta la hora de acostarse, había estado calladito y humildeen su rincón. Sólo en los ojitos, dizque le brillaba un punto decandela, como una cabeza de alfiler. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 39
  41. 41. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Estaban convencidas de que el inocente huésped habíaestado muerto de hambre, pero no había sido así, sino que cuanto ledieron botaba atrás del banco en que estaba sentado, devolviendolos trastos vacíos. Lavados los platos y arreglado todas las cosas, las solteritasse acostaron a dormir, dándole también al guagua un cuerito y unapollera para cama. Y apagaron la luz. ¡Qué noche para el pobre Gómez! Sacudía el viento lasramas, aullaban los perros, chillaban las lechuzas y lloraba elcuzcungo. Todo anunciaba desgracias en el vecindario. Los padresde las chiquillas habían pasado, de claro en claro, sobrecogidos ytemblando por sus hijas. Algo muy grave estaba pasando en losalrededores. -Amaneció. Desde el primer momento Andrés Gómez eratodos ojos, observando su posesión del cerro. De ver que siendo yalas once del día, los animales permanecían en la picota, tuvocorazonadas de que algo había sucedido con las hijas, y, dejando detodo, subió a verlas. Taita diosito del cielo! Sangre. . . sangre desde los umbralesde las puertas. . . Y las puertas cerradas. . . ¡Qué misterio eraese!...Llamó... estrujó... Estaban aldabadas por dentro. Le ibacreciendo la cabeza, y se le ponían los pelos de punta, ¡Eso no eracosa de malhechores! Allí no había crimen. ¡Eso era obra delEnemigo! Gómez era hombre de esfuerzo. Metió hombro a todo pulso.Saltó la aldaba, y se le presentó el más aterrador y dolorosoespectáculo. Sus hijas violadas, muertas, nadando en sangre yderramando también sangre por la boca... Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 40
  42. 42. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La una yacía sobre la cama, con el presentó el más aterradory doloroso espectáculo. Sus hijas violadas, muertas, nadando en sangre yderramando también sangre por la boca... La una yacía sobre lacama, con el medio cuerpo colgando fuera de ella, y la otra, en elsuelo sobre la estera de desvestirse, que había delante del catre... Ya no quedaba sino la venganza. Loco de desesperación y decólera, tomó Andrés su machete montañero, con que podía hacersela barba, y, siguiendo el rastro de la sangre se internó en el monte,en busca del monstruo. Iba como la tempestad con las tinieblas de la noche en elalma y el rayo del furor en las entrañas Le buscaría a la sangrientafiera hasta encontrarla. Y no sería hombre, si no lo trajese almatador de sus. Hijas, vivo o muerto. El día era claro. Un sol canicular hacía vibrar el aire. Las avesacurrucadas entre las ramas, le vieron pasar por el bosque, y, dandochillidos, como cuando cruza un enemigo, saltando de rama en rama,subían a refugiarse en lo más espeso. Anduvo Andrés largo de una hora, por senderos que jamáshabía trajinado, siguiendo la huella de sangre, y al fin, llegó a unallanada circuida de boscaje, que servía de paradero a los venados yotros animales silvestres. ¿Qué era lo que veía? ¡Cómo imaginar barbaridad semejante!No viéndole nadie hubiese dado crédito! Allí estaba tendidodescansando el diminuto monstruo de cabeza roja, con los órganosde la generación extendidos sobre la grama, en zigzag, como uncable o una serpiente de muchas brazas, haciéndolos secar al sol. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 41
  43. 43. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI A él!... A él! Fue directamente sobre el Maligno, con elmachete en alto y el corazón resuelto. La perversa bestia ni si quieratomó una actitud defensiva. Se paró tranquilamente, sin que alce sucuerpo más de una cabeza de arado sobre el suelo. Sólo los ojosdizque le relampagueaban, y del punto de tinta de sus pupilasverdes, dizque escapaban dos flechas luminosas y azuladas, quequimbliaban como la lengua de una víbora. Le echó el tajo mortal en la cabeza, como para dividirle endos, con toda la fuerza de su brazo de chacarero bien comido; y elmachete pasó como si fuera un espantajo de humo o de niebla;cayendo Andrés de bruces a los pies del enemigo, arrastrado por elpeso de su propio cuerpo. De tarde, bajaron tres cadáveres. — Pero esto es cierto? — Pregunté con incredulidad. —Tan cierto, señor, patroncito, como que estamos aquí.Andrés Gómez era mi vecino y acompañé a la viuda en el velorio. Cuando terminó Victoria Yupangui su relación, dirigiéndomea un joven que estaba conmigo, y que había vivido mucho tiempo enlas montañas de la provincia de El Oro, le dije: —¿Qué le parece? —En cuanto a que el Chuzalongo existe—me contestó—es lomás cierto. Yo lo he visto en las montañas de Santa Rosa. Suquito depelo colorado y tieso, tal como dice la Victoria. Se lo mira con pavortal, que cuando se le encuentra o se advierte su pisada en lossenderos del bosque, no se hace sino regresar, o cambiar de rumbo,tomando la dirección opuesta. Me han dicho que mata con la mirada,y que muchas montubias doncellas— han perecido víctimas de sulascivia. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 42
  44. 44. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La Dama Tapada- No se ganaba en Guayaquil el rumboso título de TUNANTE,por los años 1700, quien no había seguido siquiera una vez a laTAPADA, en alta noche por los callejones y vericuetos por los cualesllevaba ella a sus rijosos galanes. Nunca se la veía antes de las doce ni jamás nadie oyó, en laaventura de seguirla, las campanadas del alba, a las 4 de lamadrugada. ¿De dónde salía la tapada? Nunca se supo; pero eltrasnochador de doce y pico que se entretuviese por alguno de loscallejones de Alonzo o la Cruz, del Ahorcado o la Velería, elDescomulgado o la Curtiembre, por Chínguere o la Encrucijada, ypasando las ruinas de la Muralla por donde hoy Junín, tomase haciael Bajo, de seguro que el rato menos pensado tenía andando delantede sí, a dos varas invariables, siempre como al alcance de la manopero nunca alcanzable, a una mujer de gentilísimo andar, cuerpoesbeltísimo, y que aunque siempre cubierta la cabeza con mantilla,manta o velo, revelaba su juventud y su belleza, y a cuyo pasoquedaba un ambiente de suavísimo perfume a nardos o violentas,reseda o galán de noche. Todo galanteador, fuese viejo verde o joven sarmiento,sentíase irresistiblemente atraído como medianímicamente inspiradopara dirigirle los piropos. Y ella delante y él detrás, camina y camina,sin que ella alterara su ritmo pero sin dejarse nunca alcanzar nidisminuir la distancia de una vara a lo sumo; pues bajo no se sabíaqué influencia, el acosador no podía avanzar a franquear esadistancia. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 43
  45. 45. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Y camina, camina, la damita cruzaba célere con la pericia deuna buena conocedora de los vericuetos, siempre por callejones yencrucijadas, sin franquearse a calles anchas. Zas... zas... lasalmidonadas arandelas de su pollera unas veces. Suas... Suas...suas... los restregos de sus sayas de tafetán, otras, pues nunca serepetían sus trajes, salvo la manta o el velo. Sólo pequeños esguinces de su gallarda cabeza, comoanimando a seguirla: sólo algo así como el eco imperceptible de unaahogada sonrisa juvenil, eran los acicates del galán que seempecinare en seguir a caza tan difícil. Y cosa curiosa: a su paso losrondines dormían, si alguno estaba en la calle; y nadie que viniera defrente parecía verla: la visión era sólo para el persecutor, que yaperdida la cabeza y el rumbo, seguía inconsciente, hipnotizado,cruzando callejas y callejas sin saber por dónde ni hacia donde lellevaban su curiosidad o malicia y el irresistible imán que lo precedía. ...Cuando de pronto... la tapada se detenía a raya... Daba media vuelta de precisión militar, y levantándose el velo que cubría su faz, no decías sino estas frases: Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 44
  46. 46. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI -Ya me ve usted cómo soy... Ahora, si quiere seguirme,siga... Y el rostro tan lindamente supuesto, se mostraba en verdad,bellísimo, fino, aristocrático, blanco, sonrosado, fresco, griego,magnífico... pero todo era una visión de un segundo.Inmediatamente, como hoy podemos ver en las combinaciones de lapelícula esas transformaciones entre sombras y disfumaciones...todas las facciones iban desapareciendo como en instantáneadescomposición cadavérica: a los bellísimos ojos sucedían grandescuencas que a poco fosforecían como en azufre; a los lindos labioslas descarnadas encías, a las mejillas los huesos; hasta quetotalizada la calavera, un chocar macábrico de crótalos eran lasmandíbulas de salteados dientes... Y un creciente olor de cadaverinareemplazaba la cauda de aromas anteriores... Otra media vuelta de la dama... y el que alcanzara a verla lahubiera visto como evaporarse al llegar a la vieja casa abandonadade don Javier Matute, calle del Bajo, junto al callejón del Mate,después Roditi... El que no alcanzaba a ver esto, allí quedaba,paralizado y tembleque, pelipuntiparado, sudorifrío y baboso, o locoo muerto... Sólo el que había visto a la TAPADA podía adquirir elrumboso título de TUNANTE. Y agrega la leyenda que el alma en pena era de una bellaque en vida había abusado del comercio de la carne, sin sercarnicera Guayaquil, Trascripción: Modesto Chávez Franco Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 45
  47. 47. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Un testimonio Yo descubrí a Dios por medio de lágrimas. Murió mi tiernohijo de 11 años de edad, Santiaguito, cuando yo tuve 40 hasta que elmomento, ¿Quién era Dios para mi? Nada más que un señor con elque debía manejarme con obligación – de vez en cuando iba a misalos domingos, siempre de pie al fondo de la iglesia mirando el reloj. Sin embargo una mañana de diciembre la iglesia de lamedalla milagrosa de Loja , se convirtió para mi el templo donde secelebraron las exequias de mi hijo, las tristes exequias de aquelángel que yo amaba m{as que a mi vida. Ese día renuncie a serhombre y me quedé como tonto, humillado de sobrevivir,perfectamente cobarde e infeliz . Dios me vio perdido y Dios vinohacia mí. Después de tantos años de segura espiritual tuvo lugar larevelación de la muerte y resurrección de Jesús que me llevaría a lamía y a la de mi hijo. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 46
  48. 48. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Conocía a medias palabras de Jesús, las conocía pero… élvino hacia mi a tocar con su pulgar mi corazón diciéndome―ABRELO― y ahora que tengo el pelo gris y otros ángeles en mihogar, miro hacia atrás y miro el don de Dios para de rodillas decirle,¡Gracias señor, yo te amo! Ahora ya sé por qué te lo llevaste… Santiaguito, aunque poco disfruté de tu amor me siento felizporque sé que estas disfrutando del amor de Dios, ese amor del queespero merecérmelo algún día…. ―Camina hacia la luz, donde los que llegaron antes que tú,te guardan ansiosos de sentir tu presencia…. te recibieron con losabrazos abiertos, llenos de amor , risas y sentimientos , más felicesde lo que puede llegar alguien a ser en el cielo o en la tierra. Noexista el dolor ni el sufrimiento. La tristeza es una imposibilidadabsoluta. Los que seguimos en la Tierra te extrañamos mucho y teenvidiamos más… Yo tu padre en vez de pensar de pensar que terendiste, admiro tu valor y coraje que por fin escogiste la libertad. Mi corazón nunca perderá el amor que te guardo y si depronto ves en la luz al final del túnel; una sombra que te abre losabrazos, acude a ella, por que será la mía la que ansiosamenteestará a tu lado‖. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 47
  49. 49. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Lo que cuentan…….. La Bruja Un joven se enamora y se casa con unaseñorita, cuando ya estaban casados, en la noche él se dabacuenta que ella salía cuando el reloj marcaba las doce esto serepetía los martes y los viernes él se preguntaba a dónde se iba ellay un día decide hacerse el dormido y vigilar a dónde iba; de repenteella se levanta se arregla y sale, él se dirige hacia la terraza yescucha que ella repite tres veces SIN DIOS Y MARIA y volaba. El decide hacer lo mismo y repite las mismas palabrasporque pensaba que él también podía volar y no funcionó, vuelve asu habitación y espera que su esposa regrese y le dijo que le lleve adonde iba ella, la mujer le dijo, bueno. Le arregla, le advierte queiban a un lugar en donde él no podía repetir la palabra Jesús.Cuando llegan, él mira en la llanura mucha gente y dice Jesús yMaría y si decía Jesús todos desaparecen y se dio en cuenta queen el lugar que él estaba no era una llanura era un tanque muyhondo que estaba encantado y quedó atrapado y él decía quenunca más podría salir de ahí. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 48
  50. 50. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Pasaron unos días cuando un buitre llegó hacer su nido enese lugar, él se alimentaban de las migajas de los alimentos que elbuitre traía para sus crías, los pequeños buitres crecieron y sefueron. Él se dijo así mismo, ahora ya no voy a tener de dóndecomer entonces, al segundo día, el buitre regresó y él se agarró desus patas logrando salir del tanque, cuando llegó a su casa seencontró con la sorpresa que su mujer ya había estado con otrohombre y que tuvo un hijo, el decidió irse a vivir en otro lugar, elcual conoció a una mujer muy sincera y humilde y se enamoró deella, y su vida comienza lleno de felicidad con su nueva familia, porotro lado la bruja se quedó sola ya que su nuevo marido laabandonó sin dejar rastro. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 49
  51. 51. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El lago del Diablo En un pueblo había cierto anciano llamado Pedro, el mismoque tenía un hijo llamado Juan. Un día, al cumplir los 20 años, supadre le dijo: -Hijo mío, he guardado este secreto hasta que cumplas 20años: atrás de esta llanura hay un lago que llaman del Diablo, en elcentro hay un árbol de manzano que da manzanas de oro, el que cogeuna de éstas inmediatamente se secará el agua y quedará a la vistaun hermoso palacio. Juan preguntó a su padre por qué el palacio asoma en el lago.Él le contestó:-Antiguamente había un rey degenerado que no se preocupaba por supueblo y, en castigo, el diablo inundó el palacio. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 50
  52. 52. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Al día siguiente, Juan salió en busca del árbol de los frutos deoro. Pasó por la llanura y cuando estaba en el camino más peligrosooyó una carcajada. Regresó a ver y no vio nada. Se subió a un árbolen el cual estaba un pajarito de bello plumaje. Nuevamente oyó lacarcajada y se preguntaba ―¿quién era?‖ Entonces; vio al pajarito quebatía las alas y que, con una voz dulce, le dijo:-Juan, no desmayes. Sigue hasta encontrar el lago del diablo. Enseguida el pajarito emprendió vuelo. Juan siguió avanzandoy nuevamente oyó la carcajada del diablo y dijo ―Dios mío, damefuerzas‖. Hasta que al fin vio el lago del diablo y en el centro el árbol delas manzanas de oro. Cuando se disponía cogerlas un dragón dedieciocho cabezas lo iba a devorarlo; entonces Juan dijo ―Dios mío, nome abandones‖. Se armó de valor, cogió su espada y se dispuso acombatirlo. Cuando la primera cabeza iba a devorarlo, de un sologolpe la cortó y así sucedió con las demás. Luego cogió una manzanade oro y en ese momento las aguas se secaron y apareció el famosocastillo. Entró a éste y vio a su padre con una hermosa doncella, elcual le dijo: -Por valiente, te casarás con esta doncella y serás rey de estepueblo.Juan fue rey del pueblo y vivió feliz con su querida esposa. Quito, 1962 Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 51
  53. 53. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI La leyenda del cedrón Llovía torrencialmente en la estancia del cedrón, comoadorando al fogón estaba tuita la gente, dijo un viejo de repente: -Os voy a contar un cuento, ahora que el agua y el viento,traen ala memoria mía algo que nadie sabía y que yo diré almomento….. -Alcánceme un amargo, pa` suavizar mi pecho, por que voy aentrar derecho, al asunto porque es largo, haré fuerza sin embargopa`llegar hasta el final, y si escucha cada cual con espíritu sereno,verán como un hombre bueno llegó a ser criminal. Allá por mis años de mozo, y perdonen la distancia, sucedióen esta estancia un crimen misterioso. En un alazán precioso, llegóaquí un desconocido; mozo lindo y bien cumplido que al hablar con elpatrón quedó en la estancia de peón, siendo después muy querido. Al poco tiempo no más el amor lo picoteó y el mocito se casócon la hija del capataz. Todo marchaba al compás de la dicha y delamor y pa`grandeza mayor, Dios, les mandó con cariño un blanco yhermoso niño, más bonito que una flor. Así, pasaron los años, muy felices en su choza, ella alegre ybuena moza, él fuerte y sin desengaños; pero motivos extraños,vinieron; y la traición deshizo del mocetón, sus más preciadosanhelos, y el fantasma de los celos, se metió en su corazón. Aguantóel mozo callado, hasta dar con la evidencia, y un día fingió unaausencia, que jamás había pensado dijo que,‖ tenía un ganado quellevar pa`la tablada pa´ ganarse algunos pesos, que era una buenavolada… y así, entre risas y besos, se despidió de su amada. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 52
  54. 54. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Y al otro día , a la una de la mañana justamente, volvió elhombre de repente , convertido en fiera humana…de un golpe ,echó la ventana, al suelo, hecha mil pedazos , y avanzando agrandes pasos lleno de rabia y furor , vio que su único amordescansaba en otros brazos… Con un sordo movimiento en seguida se sintió; luego uncuerpo cayó y otro cuerpo en el momento. Ni un gemido, ni unlamento, salió de la habitación; y cuando cumplió su misión y losvio a los difuntos, los enterró a los dos juntos, allá donde está elcedrón…. en la estancia se sabia que la ingrata le engañaba, peroa él nadie le contaba de la desgracia en que vivía, por eso la policíano hizo caso mayormente, pues dijeron: ―¡la inocente se fue consu gavilán…! En cambio los dos están descansando eternamente. ¡Ahijuana! …grito un paisano, si es verdad lo que habla elviejo, ese era un macho conejo, yo le besaría la mano! ¡ y yo, fuimijo; yo fui mijo … el que maté a tu madre desgraciada por que enla cama abrazada con otro hombre la encontré ! hizo bien tataquerido, dijo el hijo sin encono. Venga viejo le perdono, por lomucho que ha sufrido; pero ahora tata le pido, que no la maldigamás, que si fue mala y audaz, por mi perdónela padre, que unamadre siempre es madre... ¡Déjela que duerma en paz…! Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 53
  55. 55. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINIEn busca de un tesoro a través de los ojos de mi princesa Cuenta la historia que un joven llamado Santiago, salió desu casa con su rebaño en busca del sueño que había tenido, el cualconsistía en un tesoro muy valioso. Caminó por largos días junto a su rebaño por las montañasde la ciudad desorientada y sin saber a dónde ir decidió acamparcerca de un pueblo, mientras descansaba sus ovejas se alimentaban,volvió a tener el sueño con su tesoro y miró que el camino quetenía que coger era a través de los ojos de su princesa, asustado yun poco tembloroso despertó retomando nuevamente el camino, seencontró con una mujer llamada Martha quien lo hospedó en sucabaña y tenía una hermana llamada María, quien siemprepermaneció escuchando las enseñanzas que decía el señor ―DIOS‖;pero Santiago no se sintió cómodo, agradeciéndoles se retiró y asípasaron los días encontrándose con un vendedor de piedraspreciosas a quien le había contado su sueño. Este sonrió y dijo: hijose ve que el sol y el polvo le ha hecho mal. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 54
  56. 56. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Sin embargo, Santiago continuó con su camino sin saberque más adelante le tocaría vivir una de las mas grandes tristezasal haber perdido todas sus ovejas a cambio de un burro, el cualestaba enfermo y no tenía mucho tiempo de vida; pero sinembargo nada de eso le impidió que siga su caminoencontrándose un poco más tarde con una bella joven llamadaSheccid de la cual se enamoraría por primera vez, a la cual no lellamaría por su nombre sino como ―Los ojos de mi princesa‖ Recorriendo así juntos largos días de caminos en buscade su gran tesoro y agotados de caminar tanto decidieron tomarun descanso. Él volvió a soñar con su tesoro y los ojos de suprincesa, en el sueño le decían que tiene que escoger entre suprincesa y el tan anhelado tesoro… Si escogía el tesoro él viviríarodeado de lujos y de palacios pero seria infeliz durante toda suvida; en cambio si escogía a su princesa, él seria el hombre másfeliz de la Tierra no por el dinero sino por el amor de su princesa. Despertando de esa manera con lágrimas en sus ojosmiró que aún tenia a su princesa junto a él la abrazó y conpalabras entrecortadas le comentó del sueño que acabó de tenery manteniendo su voz y mirada firme dijo pues si para recobrarlo recobrado tuve que haber perdido, si para conseguir loconseguido tuve que soportar lo soportado, tengo por biensufrido lo sufrido tengo por bien llorado y lo llorado porquedespués de todo he comprobado que lo que tiene el árbol deflorido, vive de lo que tiene sepultado y no podrás irte nunca porque eres mi novia eternamente. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 55
  57. 57. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Una Madre es sagrada en la vida Una hija ordenaba a su mamá que haga todolo que ella quería, su mamacita lo hacía, pero a veces lefaltaba el tiempo y no alcanzaba hacerlos, cuando su hijaregresaba y no encontraba hecho lo que le había ordenado, legritaba y le golpeaba, su mamá le decía que no debía hacerlo,que no sea majadera; ni una hija rebelde y que le iba a llevar eldiablo. Su mamá de mucho sufrimiento, murió su hija se quedómuy sola, y hacia todo lo que ella quería ya que fue un favor lamuerte de mamá, no acudía a misa y se portaba mal con todaslas personas que le rodeaban, el diablo siempre le perseguíahasta que un día se la llevó, y había dejado su sombrero en unárbol de nogal, sus vecinos estaban preocupados porque ella noaparecía y ellos le buscaban y solo miraban su sombrerocolgado en aquel árbol. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 56
  58. 58. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Pasaron 15 días y la encontraron gracias a unos perros,porque ella había estado en una quebrada boca arriba todarasguñada y maltratada, sus vecinos pidieron auxilio hacían todolo posible por sacarla; pero todo era en vano en el lugar que ellaestaba llovía y caía rayos, llamaron al cura, el bendijo el lugar ycalmó toda esa tempestad con la gracia de Dios la sacaron y ledieron eterna sepultura.Informante: Luis Morocho Quinde56 añosValle Salado Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 57
  59. 59. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El Cura sin Cabeza 1 La leyenda del Cura sin cabeza, nace en el seno de la culturapopular; transmitidas vía oral; sus pasajes han sido corregidos,aumentados u omitidos, de acuerdo al encanto y carisma de susnarradores. Estos personajes que se caracterizaban por ser estrafalarios nodudaban en poner en juego todas sus habilidades caso teatrales y suverbo suelto para captar más la atención de los más incautos, llegandoen ocasiones a transformase ellos mismo en parte del cuento. Muchosde estos hombres se encuentran en la memoria de los abuelosrecordándolos con simpatía, como al famoso Taita Chazna- Cacho,cuyo apodo nacía de la palabreja quichua «chazna» que significaba asíy «cacho» que equivalía a sea; es decir; «así sea», que era la frase ala que contestaba a cualquier pregunta. No se quedaba atrás el Mocho Alfaro, ardiente admirador del GeneralEloy Alfaro y padrino de uno de sus vástagos, que en reconocimiento al ViejoLuchador durante el periodo revolucionario hacía un alto en las esquinas paragritar Viva Alfaro, mueran los Frailes. Otro ilustre de la época era LuisVillavicencio, mejor conocido como «Atacocos», versado en cuestionesbíblicas, se paraba en la esquina de las actuales calle Larga y Benigno Malopara regalar a los transeúntes en Semana Santa su fina capacidad de oradorcon su Sermón de las Tres Horas. Cuando el estiaje azota y las noches cuencanas se vuelven frías yoscuras, la luz de una vela alumbrará la imaginación de los niños bajo elmacabro relato de sus padres, que incapaces de mentir contarán la puraverdad acerca del Cura sin Cabeza….Realizado por Luis Quituizaca Segundo de Ciencias Básicas El Valle Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 58
  60. 60. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI El Cura sin Cabeza 2 Un día, mientras un hombre del pueblo, en el siglodiecinueve, narra una hazaña épica y describe, por ejemplo,“El caballo alado” con el cual un héroe peleaba y viajaba,llega un poeta culto pero de imaginación más viva, sabe muybien que no hay caballos alados, pero al mismo tiempopiensa que sería muy bello ver volar a los caballos,siguiéndoles con las miradas cuando despegan del suelorecogiendo las patas, bajo el vientre y suben golpeando elaire con sus alas enormes. Cómo sería de bello y sorprendente ver a una personaque se ha vuelto invisible, y más todavía, como en el caso del“Cura sin cabeza” o de cabeza invisible, verle no correr sinovolar tras la ilusión que tenía en su pensamiento. Parece que este sacerdote, que con hábil maniobracolocaba sobre su solideo, parte del manteo tan largo comosus deseos sensuales, para atemorizar al pueblo que en lassombras de la noche transitaba por los barrios desolados deCuenca. Cuando algunos valientes seguían sus pasos, lo veíandescansar en los amplios jardines de la casa de una dama. Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 59
  61. 61. UNIDAD EDUCATIVA A DISTANCIA MARIO RIZZINI Yo no sé por qué pero decían los vecinos que depreferencia iba al barrio de San Roque, que aseguraban era ellugar de sus idilios, pero al fin, como no hay cosa que no sedescubra, como decía la comadre Chepita, se le identificóplenamente, y, una mañana cuando las campanas tañían,algunos feligreses que acudían a la misa del gallo a las cinco dela mañana, ele pues, este taita curita sí estaba con cabeza........ Teléf. 2888141 www.mariorizzini.edu.ec 60

×