LAS CLASIFICACIONES DE LA LITERATURA                    COSTARRICENSELa literatura costarricense carece de una historia co...
se publica, quizás una de las obras más ambiciosas de ese momento: Para una nuevainterpretación de la literatura costarric...
Rogelio Sotela no distingue épocas y períodos. No realiza la metodología de lasgeneraciones para obtenerlas y por ello mez...
generación, la de Marín Cañas y otros, y de un grupo intelectual al que pertenecióFrancisco Soler.Podemos resumir este pri...
4. Su propósito fue realizar una Historia de la Cultura Costarricense al estilo deFrancisco de Santis o Gustavo Lanson. Es...
Dice:        "La obra realizada en los finales del siglo por los hombres de la llamada        generación de 1889 fue densa...
1. El autor confunde época con períodos y, a veces, con generación.2. Las cuatro "épocas" o "períodos" son muy desiguales ...
Segundo reportaje                                         Literatura costarricenseDifusiónCosta Rica vive una fuerte dinam...
Max Jiménez, poeta, novelista, pintor y escultor, incorpora procedimientos de vanguardia a la literaturanacional en libros...
Para tener más informaciones, consulte la Biblioteca Nacional y la Biblioteca de la Embajada de CostaRica en Francia que e...
1. La generación del Olimpo oGeneración del 900 (1890-1920)Así se suele llamar por muchos estudiosos, al grupo de literato...
Denominada de esta forma por encontrarse ligada a la revista Repertorio Americano de Joaquín García Monge.Durante este per...
    Fabián Dobles    Carlos Luis Fallas    Joaquín Gutiérrez    Julián Marchena    Yolanda Oreamuno    José Marín Ca...
    Virginia Grütter    Eunice Odio    Samuel Rovinski    José León Sánchez    Laureano Albán    Julieta Dobles    ...
Fuentes, Camila Schumaher, David Cruz,Alejandro Cordero, Vivian Cruz, William Eduarte y Luis Chacón.     Dentro del grupo ...
En 1830, varios años después de la independencia, llega la primera imprenta y aparecen los periódicos: El NoticiosoUnivers...
poemas destacados y publicó artículos en la prensa local. El modernismo no fue tan determinante como en otrospaíses latino...
   Carlos Cortés   Rodrigo Soto   Ana Istarú   Osvaldo Sauma   Rodolfo Arias Formoso   Carlos Francisco Monge   Mía...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Literatura de costa rica

6,747

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
6,747
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
35
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Literatura de costa rica

  1. 1. LAS CLASIFICACIONES DE LA LITERATURA COSTARRICENSELa literatura costarricense carece de una historia completa y sistemática de sus creadores ypor lo tanto de su producción literaria como tal. Fue en el año de 1957 cuando donAbelardo Bonilla Baldares publicó su Historia de la Literatura Costarricense1. Es obvioseñalar que hoy se presenta, por sus años de existencia, incompleta. Por ello y otras razonesque tendremos oportunidad de fundamentar, afirmamos que es insuficiente.Antes de don Abelardo Bonilla Baldares, don Rogelio Sotela escribió su obra ValoresLiterarios de Costa Rica, en 1921, Escritores de Costa Rica, en 1923, Escritores yPoetas de Costa Rica, en 1923 y Literatura Costarricense: Antología y Biografías, en1932. En 1942, Francisco Núñez, publicó un ensayito titulado Itinerario de la novelacostarricense. También aparecieron sendos artículos de Joaquín Gutiérrez Mangel ¿Hayuna literatura costarricense contemporánea? Notas para un ensayo y NapoleónQuesada y Rogelio Sotela Reseña de historia literaria de Costa Rica, ambos publicadosen Repertorio Americano, el primero, en 1947 y el segundo, en 1937. También EmilioAbreu Gómez publicó una obra titulada Escritores de Costa Rica, en 1950. Antes, de 1949a 1950, José Fabio Garnier, publicó, en el periódico La Nación, un estudio que llamó Ciennovelas costarricenses.Estos son los antecedentes a la clásica Historia de la literatura costarricense de donAbelardo Bonilla Baldares. Con base en ello, para comprender mejor los intentos porclasificar la literatura costarricense, podemos hablar de tres momentos: antes de donAbelardo, con don Abelardo y después de don Abelardo.El primero tiene inicio en 1920 con la publicación de Rogelio Sotela ValoresLiterarios. El segundo se lo damos a la obra escrita de don Abelardo BonillaHistoria de laliteratura costarricense, y termina en 1950 con la obra de José FabioGarnier Cien novelas costarricenses, publicada en 1957.El tercero y último, corresponde a una serie de estudios posteriores a la Historia de laliteratura costarricense de don Abelardo y llega hasta nuestros días. Este grupo estáconfigurado por trabajos que, en un inicio siguió los pasos de su maestro y que hizo unaporte importante, sobre todo bibliográfico pero que careció de iniciativa propia en lo querespecta a la metodología empleada. En 1964, aparece el trabajo titulado El cuento enCosta Rica de Elizabeth Portugués de Bolaños y en 1966, El costumbrismo en CostaRica, de Margarita Castro Rawson. En la década de los años setenta se publicaron nuevostrabajos, tales como, la Narrativacontemporánea de Costa Rica, en 1975 de AlfonsoChase Brenes; Puertas adentro, puertas afuera de León Pacheco, en 1976. Resumen deliteratura costarricense de Virginia Sandoval de Fonseca, en 1978 Rebelión y sumisiónde la literatura de los años 40, en 1979, de Quince Duncan Moodie. En 1979, CarlosDuverrán, publica Notas para una reseña de la literatura costarricense y ese mismo año
  2. 2. se publica, quizás una de las obras más ambiciosas de ese momento: Para una nuevainterpretación de la literatura costarricense de Jorge Valdeperas.En los años ochentas se han publicado algunos ensayos, casi todos de carácter preliminar.Sus mismos títulos así loindican: Resumen, notas, aportes,aproximaciones, deslindes, acercamientos, etc. El másambicioso y de gran importancia es el de don Álvaro Quesada Soto, titulado, La formaciónde la narrativa nacional costarricense 1890-1810. Enfoque histórico-social, publicadoen 1986. Sólo estudia un lapso de tiempo inicial y un género específico: la narrativa.Hemos revisado las tesis que realizaron los estudiantes de Filología en la UniversidaddeCosta Rica y en la Universidad Nacional y no encontramos ninguna que abarque el tema dela historia de la literatura costarricense y sus clasificaciones. Casi todas tratan de un autor ouna novela en particular y aplican, por regla general, el método descriptivo estructuralista.Las investigaciones que se han realizado en las universidades son las que más se ajustan aun estudio integral de la literatura costarricense. La escuela de Literatura y Ciencias delLenguaje de la Universidad Nacional realizó, a través de la profesora Sonia Marta Mora yotros investigadores, un trabajo importante sobre la novela que titularon La novela delagro, aún no se ha publicado y recientemente, en 1997, se publicó Cien años de literaturacostarricense de las investigadoras Flora Ovares y Margarita Rojas González. En 1993,Flora Ovares y otros investigadores publicaron la investigación La casa paterna, obraimportante para el conocimiento de la literatura costarricense y posteriormente en 1998, sepublicó la obra del recién fallecido Álvaro Quesada SotoUno y los otros. Es el últimoestudio de importancia que conocemos. Por supuesto no hacemos referencia a estudiosimportantes sobre autores particulares que se han publicado y no en escasas ocasiones.Tanto los trabajos pequeños y menos ambiciosos, así como los más extensos, handividido y clasificado las obras y a veces los autores. Todos, sin excepción, han sentido lanecesidad imprescindible de ubicarlos en el tiempo. No todos siguen la misma metodologíapero sí acuden a las clasificaciones. Es imposible prescindir del tiempo en la historia.Nuestro interés, en este apartado, es sistematizar las clasificaciones, buscar sus rasgoscomunes, su paradigma, su conceptualización, sus puntos de partida explícitos o no. Alfinal confrontaremos lo hecho, con la teoría de las generaciones aquí expuesta. Sacaremoslas conclusiones necesarias. Este trabajo se hizo a través de las obras que utilizan estatemática, más sobresalientes, publicados hasta el presente.Rogelio Sotela publicó, en 1942, Escritores de Costa Rica. Divide este libro en:1. Los precursores.2. Cuatro generaciones: primera, segunda, tercera y cuarta.3. Los jóvenes.Como fácilmente se desprende de esta división, utiliza el método histórico de lasgeneraciones, explícitamente. De igual manera lo hizo en su obra anterior Valoresliterarios de Costa Rica, que publicó en 1920.
  3. 3. Rogelio Sotela no distingue épocas y períodos. No realiza la metodología de lasgeneraciones para obtenerlas y por ello mezcla, autores de unas, con otras, como si fuerande una misma. No hay duda de que conocía aspectos teóricos sobre este método pero selimitó a fijar lapsos de tiempo alrededor de una fecha cualquiera y luego introdujo losautores que nacieron alrededor de esa fecha. Por ejemplo 1860. Aellos llamó primerageneración, los nacidos alrededor de 1865, quince años después, llamó la segundageneración; los nacidos hacia 1885, diez años después, tercera generación; los nacidos entre1895 y 1900, la cuarta generación y por último, se refirió, brevemente, a los jóvenes,nacidos después de 1900. Su trabajo más parece una lista de autores, con sus biografías yalgunos juicios de valor sobre sus obras, que una historia de la literatura. Está muylejos de ser un trabajo sobre las generaciones literarias de la literatura costarricense.Nunca presentó una descripción conceptual de su metodología. Aprovechó lasgeneraciones para agrupar a los escritores y nada más.Francisco María Núñez publicó en 1946 un libro que tituló Itinerario de la novelacostarricense. Establece dos épocas, la primera es la de 1900. En ella agrupa "La cosecha del 89 a principios del nuevo siglo" y "1940 para catalogar el movimiento que llega hasta nuestros días"1.En cada época, que no define, establece etapas. La primera estaría comprendida entre el año1887 y 1900 (tres años)2. La segunda etapa empieza a partir de 1900, llamados losnovecentistas3 y la subdivide en dos tendencias: los de corte europeo y los nacionalistas.Estos conceptos los encontraremos utilizados por muchos autores posteriores. Entrelos años treintas y cuarentas ubican este nuevo movimiento que llega hasta 1940 (año enque se celebró un concurso sobre la mejor novela latinoamericana)4. A partir del año 1940establece la segunda etapa hasta el año de 1947, que es cuando publica este trabajo.Núñez funda su clasificación, de los novelistas costarricenses en dos "momentos"5bienclaros: 1900 y 1940. Esta clasificación se seguirá utilizando hasta hoy. Unos la hanllamado épocas, otros períodos y los más, generaciones. Ahora que acaba de morir FabiánDobles Rodríguez, los periódicos encabezaron algunos títulos así: "Ha muerto una de las mejores plumas de la generación del 40"6.Por último, Núñez hace una lista de los novelistas estrictamente cronológica y realizaalgunos comentarios sobre el autor y sus novelas, generalmente de tipo temático.Joaquín Gutiérrez Mangel, novelista costarricense de mucho prestigio, se refiere en suensayo ¿Hay una literatura costarricense contemporánea? Notas para un ensayo, de1947, concretamente a la generación del 40. Comenta algunas de las novelas y tipifica esageneración como la vanguardia de la literatura costarricense.Otro tanto hacen Napoleón Quesada y Rogelio Sotela en suensayo Reseña de historia literaria de Costa Rica. Afirman los autores, que la verdaderaliteratura patria comienza a mediados del siglo XIX y dan una lista de los cultivadores deliteratura más destacados. La inician con Manuel Argüello Mora. Hablan de una última
  4. 4. generación, la de Marín Cañas y otros, y de un grupo intelectual al que pertenecióFrancisco Soler.Podemos resumir este primer momento, que intenta clasificar la literatura costarricense así:1. Los historiadores o críticos de la literatura, fijan dos lapsos de tiempo, más o menosgrandes y desiguales. A ellos unos llamaron épocas, otros, períodos y algunos,generaciones. Cronológicamente los ubican, el primero a finales del siglo XIX, de1889a 1900, y el segundo de 1900 en adelante.2. En la primera época, o período, o etapa, establecen la generación de los precursores, losiniciadores, sin precisar, claro está ¿qué entendían por generación, época, período o etapa?Fue una necesidad meramente cronológica. En la segunda "época", tipifican dos "períodos"o momentos diferentes: De 1900 a 1930, que serían los fundadores de la literaturacostarricense y que dividen en nacionalistas y europeístas. Una segunda "generación" laestablecen a partir de 1930. Más bien es una década que va de ese año a 1940, año quemarca el inicio de los "jóvenes" y que después llamaron "generación del 40".3. Si bien, en general, clasifican a los autores por algo parecido a generaciones, lo ciertoes que el año de la publicación de las obras juega un papel decisivo en sus clasificaciones.4. Por último, cave advertir que en todos los trabajos, realizan listados de autores enestricto orden cronológico, comentan aspectos biográficos y se refieren a los temas ocontenidos de las obras. Son trabajos temático-estilísticos.A partir de 1957, con la aparición de la obra de don Abelardo Bonilla Baldares,Historia dela literatura costarricense,1 da inicio, en Costa Rica, una serie de trabajos muyimportantes, sobre crítica literaria de la literatura costarricense que de una, u otraforma, clasifican históricamente y por generaciones nuestras letras. Sin lugar aequivocarnos, podemos afirmar que la obra de don Abelardo Bonilla Baldares es hastahoy la única historia importante sobre la literatura costarricense. Hay varias razones quefundamentan esta afirmación.1. La obra abarca no sólo la literatura costarricense desde sus inicios (finales de sigloXIX)2, sino que se convierte en un estudio general de la cultura costarricense.Comprende aspectos, tan variados, como periodismo, historia, derecho, ensayo, teatro,poesía, etc.2. Inicia su trabajo desde la Colonia y establece ahí la primera generación, la de 1889 yconcluye en la generación de los jóvenes que vivían la década del 40 al 50. Su fin fue: "Comprender el Alma Nacional e interpretar las obras literarias".33. Don Abelardo manifiesta su postura metodológica e ideológica. Afirma que utilizará ladoctrina de las generaciones de Julius, así como Ortega y Gasset. Tendremos ocasión derevisar su apego o no a esta teoría, más adelante.
  5. 5. 4. Su propósito fue realizar una Historia de la Cultura Costarricense al estilo deFrancisco de Santis o Gustavo Lanson. Es un proyecto de gran envergadura y a fe que loconsigue.La obra de don Abelardo está estructurada de la siguiente manera:1. Una introducción. En ella, fija las cuatro épocas en que divide su libro:a. Época Colonial: "Comprende desde el descubrimiento de América hasta 1840, incluyendo en ella, los primeros años de vida independiente, que no se diferenciaron esencialmente de los anteriores".1b. Época de formación y consolidación del Estado: de 1840 a 1900: "en que las letras estuvieron al servicio de la idea política y en que predominaron el Derecho, la Historia y las Ciencias Políticas".2c. Época realista: "Abarca las tres primeras décadas del siglo XX y fue de florecimiento literario por el desarrollo de la novela, el cuento, los cuadros de costumbres en prosa y del Modernismo de la Poesía".3d. Época contemporánea: "Se caracteriza como síntesis de las anteriores y asimilación de las corrientes universales".Y agrega: "Ya veremos que a esta época corresponden cuatro períodos lingüísticos".4Cronológicamente dividió la obra así:Época colonial: 1502 a 1840.Época de formación y consolidación del Estado: 1840 a 1900.Época realista en prosa y modernista en Poesía: 1900 a 1930.Época contemporánea: 1930 a 19575Observemos que para él, época, período, así como, a veces, generación, son lo mismo.
  6. 6. Dice: "La obra realizada en los finales del siglo por los hombres de la llamada generación de 1889 fue densa y brillante, al menos en el campo de la educación, de la historia, y de la política, y su espíritu ha trascendido en tal forma que para muchos costarricense los de cierta edad, ese período fue una época de oro".1En cada una de las "épocas" establece diferentes partes. En ellas comenta los hechoshistóricos que sucedieron, las principales figuras destacadas en ellas, y va obteniendo susconclusiones. Por ejemplo el "período" o "época" de formación lo clasifica así: El sigloXIX, desde su independencia, El Positivismo, La Historia, El Derecho, El Periodismo, yuna breve síntesis. En cada parte destaca las figuras más importantes por su aporte a lasletras nacionales.El siglo XX lo divide en cuatro décadas. Parte de 1900 y llega hasta 1940. Se refiere a lasnovelas de Manuel Argüello Mora, anteriores al siglo XX y luego establece un capítuloaparte para Joaquín García Monge, otro para la tradición académica y europea: AlejandroAlvarado Quirós, Rafael Ángel Troyo, José Fabio Garnier Ugalde y Francisco Soler. Pasaluego a Manuel González Zeledón, la escuela del Costumbrismo: Carlos Gagini Chavarría,Manuel de Jesús Jiménez Oreamuno, Teodoro Quirós y Claudio González Rucavado.Destaca otro grupo de escritores: Jenaro Carmona Valverde, Carmen Lyra, GonzaloSánchez Bonilla y algunos guanacastecos, un tanto desconocidos. A ellos los califica derealistas. Después se refiere al que llama grupo de La estilización del realismo.Aquínombra a Luis Dobles Segreda, Max Jiménez Huete, Manuel Segura Méndez y GonzaloChacón Trejos.Tipifica algunas novelas ajenas al Costumbrismo como las de María Fernández de Tinoco,Diego Povedano, Moisés Vincenzi Pacheco, Arturo Castro Esquivel, Emmanuel ThompsonThompson, Román Jugo Lamieg y otros.Los demás capítulos los dedica a los restantes géneros: poesía, teatro, ensayo, derecho,historia, ciencias económicas y políticas y el periodismo. Así termina esa época.La cuarta "época" la titula La literatura contemporánea. Para él comienza con lallamada generación del 40. Así inicia cronológicamente este "período", "época" o"generación". Hace énfasis en los novelistas José Marín Cañas2, Carlos Luis Fallas, FabiánDobles Rodríguez, Joaquín Gutiérrez Mangel, Yolanda Oreamuno y Carlos SalazarHerrera.En los últimos capítulos estudia La Lírica y El Ensayo Contemporáneo: 1940 a1957.Podemos concluir lo siguiente:
  7. 7. 1. El autor confunde época con períodos y, a veces, con generación.2. Las cuatro "épocas" o "períodos" son muy desiguales en tiempo. Se deja llevar por lotemático y, por la preponderancia de una disciplina o campo intelectual.3. Con respecto al surgimiento de la literatura y su formación, establece las mismasgeneraciones de don Rogelio Sotela: generación de 1889, correspondiente al siglo XIX yque escasamente produjo literatura y generación de 1900. A pesar de que no lo explica, síse desprende de su clasificación y estudio, que el año de 1900 es clave, sobre todo por laaparición de la novela (para muchos) El Moto de Joaquín García Monge y desde luego porser inicio de siglo. Comenta sobre la temática empleada por algunos escritores y comoFrancisco María Núñez, diferencia a nacionalistas y europeístas, y se refiere, con algunaconsideración al Costumbrismo. Por último, se detiene en la llamada generación del 40,que en nuestro estudio corresponde ageneración de 1942. Rogelio Sotela lo habíaseñalado: es propiamente la primera generación de la literatura costarricense. Laproducción significativa de novelas, el famoso concurso sobre las novelas y la afinidadideológica de un grupo de ellos, hicieron posible que los críticos, en general, se refierancon interés a esta generación. Tendremos oportunidad de comentar, con más amplitud, aestos novelistas costarricenses, más adelante.4. Como puede desprenderse fácilmente, de estas observaciones, la obra de don AbelardoBonilla Baldares, no sólo reunió una visión de la cultura costarricense, sino que abarcó yconcretó los más variados juicios de los teóricos de ese entonces y antes de él. Y lo que esmás importante, creó la obra Historia de la literatura costarricense de mayor relevanciaen su momento y hasta hoy. Es el trabajo más citado y conocido por los estudiososposteriores a don Abelardo Bonilla Baldares.A partir de los años setenta comienzan a publicarse algunos estudios dignos deconsideración, menos ambiciosos pero muy importantes.El tercer momento de los estudios literarios formales, sobre la literatura costarricense,comienza con algunos trabajos hechos por discípulos de don Abelardo, tales como Elcuento en Costa Rica, 1964 de Elizabeth Portugués de Bolaños y El costumbrismo enCosta Rica, 1966 de Margarita Castro Rawson1. Son obras de enorme importancia sobrelos temas tratados pero que para nuestros objetivos, en esta investigación, no agregan nadanuevo ya que siguieron al maestro fielmente.En 1975, Alfonso Chase Brenes, novelista costarricense, publica un trabajo que es fruto deuna investigación realizada en la Escuela de Literatura y Ciencias del Lenguaje de laUniversidad Nacional y que tituló Narrativa contemporánea de Costa Rica.2Alfonso Chase Brenes parte, para su estudio, también de dos momentos históricos que sonbásicamente los mismos establecidos por los críticos anteriores, sólo que él señala laimportancia del gobierno de don Rafael Iglesias (1861-1924) que gobierna el país de 1894a 1902. Según su opinión.
  8. 8. Segundo reportaje Literatura costarricenseDifusiónCosta Rica vive una fuerte dinamización a nivel de producción de libros. Se imprimen unos 2000 títulospor año, entre obras literarias y otros títulos editoriales. En el campo editorial hay varias tendencias. Porun lado, editoriales estatales que protegen e impulsan la producción endógena y desempeñan un papelimportante en el desarrollo cultural y educativo. Por el otro, editoriales independientes que han idodesarrollándose en gran parte por el conflicto entre los escritores que desean publicar y las editorialesestatales que no pueden hacerlo y gracias al surgimiento de ciertos nichos específicos de lectores.Se ha dado además una aceleración de puntos de venta de libros y una Librería Universitaria queexpone permanentemente unos 3000 títulos de autores costarricenses. Centros culturales como elInstituto México, el Centro Cultural Español y el Centro Cultural de Chile que brindan sus espacios cadanoche para presentaciones de libros y otras actividades culturales. Hay también una Feria Internacionaldel Libro que se celebra anualmente en Costa Rica desde el año 1984, así como talleres literarios endiversos centros y universidades, premios en diversas ramas, suplementos y revistas literarias. Haydemás varias asociaciones de autores, entre ellas una de escritoras.Sin embargo, el costo de los medios de transporte (aéreo, marítimo y terrestre), que tienen los envíospequeños de libros, hace que la mayor parte de su producción editorial circule mayoritariamente en elárea metropolitana. El país invierte $19 millones anuales en la importación de libros, contra unaexportación de sólo $1.4 millones. Un 60% de esta exportación de textos corresponde a materialdidáctico de índole técnico, producido por las universidades estatales.La narrativa y sus antecedentesLa narrativa costarricense fija desde finales del siglo XIX la imagen del “concho” costarricense descritocomo labriego y sencillo. Al igual que el “gaucho” argentino, el llanero venezolano, el jíbaropuertorriqueño o el “charro” mexicano, este campesino se expresa en un habla regional plena desabiduría, sencillez y humor, tanto en las Concherías (término derivado de la palabra “concho”, unadesignación despectiva del campesino), de Aquileo Echeverría (1905), como en los cuentos de ManuelGonzález Zeledón (Magón). Esta literatura se sitúa en la ciudad rural costarricense concentrada en lospintorescos valles de la meseta central (hábitat de la oligarquía cafetalera).Además de esta corriente costumbrista o nacionalista surgió, en esa misma época, otra cosmopolita omodernista, arraigada en los ideales de una recién arribada cultura europea, con gran influenciaparisiense. Fue introducida al país por Ricardo Fernández Guardia en su libro de cuentos Hojarasca, ypor otros más. Surge así una polémica entre un nacionalismo literario que incorpora elementos propiosde la cultura costarricense, y una identificación con los patrones de la modernidad occidental, concebidoscomo formas universales de civilización y cultura.La revista Repertorio Americano (1919 a 1959), editada por Joaquín García Monge, se constituyó en unpunto de encuentro para intelectuales hispanoamericanos muy valiosos. Su editor Joaquín García Mongepublica la primera novela costarricense: El Moto, que narra la explotación y la marginación de los débiles.En las décadas del 20 al 30 surge la obra de María Isabel Carvajal (1889-1949), quien bajo el seudónimode Carmen Lyra, escribe cuentos, novelas y ensayos que hablan de la lucha de clases, de lascondiciones de trabajo en las bananeras y de la situación de la mujer en el marco de los conflictossociales nacionales e internacionales.Más adelante, el enclave bananero de la United Fruit Company, el entorno caribeño, la constituciónétnica de sus pobladores y la gran huelga de trabajadores bananeros de 1934, inspiraron al trabajadorbananero y líder sindical Carlos Luis Fallas, a escribir su novela Mamita Yunai (1940).
  9. 9. Max Jiménez, poeta, novelista, pintor y escultor, incorpora procedimientos de vanguardia a la literaturanacional en libros como El Jaul (1937), interpretado por algunos críticos como una parodia delcostumbrismo tradicional. Al igual que en Jiménez; las novelas de José Marín Cañas como El infiernoverde (1935), o Pedro Arnáez (1942), apuntan hacia una ruptura, tanto estilística como de contenido conel costumbrismo.Algunos novelistas de la década de los cuarenta son: Fabián Dobles, quien escribe sobre temas socialescomo el despojo de las tierras a campesinos. Joaquín Gutiérrez (Premio casa de las Américas por sunovela Te acordás hermano, 1978), a la vez que recorre nuevos espacios de la geografía costarricense,como la costa caribeña, se adentra en los procesos internos de sus personajes.Con el libro Cocorí (1947), Gutiérrez ingresa el tema de los descendientes de afrocaribeños a la literaturacostarricense. Tema que es abordado por Quince Duncan en 1970 con el cuento Una canción en lamadrugada, la novela Hombres curtidos (1971), El Negro en Costa Rica (1972), ensayo escrito encoautoría con César Meléndez y varias obras más. Es retomado por Abel Pacheco en Más debajo de lapiel en 1975. Más adelante en 1996 la escritora Tatiana Lobo escribe Calypso (1996), y Blancos y negrostodo mezclado (1997); la novelista Ana Cristina Rossi publica Limón Blues (2002) y la mexicana radicadaen Costa Rica, Jazmín Ross La pasión por el Caribe.Volviendo a la década de los cuarenta, podemos señalar que destaca muy especialmente la novela Laruta de su evasión (1949) de Yolanda Oreamuno. Centrándose en la ciudad y la casa, narra la violenciafamiliar y el proceso de crecimiento del personaje femenino. Ana Cristina Rossi, en María en lanoche(1985), retoma esta vena intimista y de maduración de un personaje femenino.Carmen Naranjo da cuenta del surgimiento de nuevos personajes citadinos de clase media y de losefectos que la organización burocrática tiene sobre los individuos. Esta temática de alienación seráretomada en la década de los noventa por Rodolfo Arias en su novela El emperador Tertuliano y la legiónde los superlimpios (1991), narrada con un gran dominio del lenguaje popular actual.El cuento y la novelística más recientes muestran un alto grado de denuncia. Fernando Durán Ayanegui,Myrian Bustos mezcla ciertas claves que peculiarizan sus cuentos: la omnipresencia de unas fronteraspermeables entre lo humano y lo animal, la escisión del cuento en una temporalidad aparentemente realy en otra regida por un mundo fantástico, y la alianza de ironía y crítica social. El novelista FernandoContreras, en Única mirando al mar (1993) cuestiona irónicamente el problema urbano de la basura.Otros autores como Carlos Cortés, Uriel Quesada, Rodrigo Soto y Jorge Ramírez se centran enpersonajes derrotados que deambulan en un mundo hostil y violento. En el libro de cuentos La cigarraautista, de Linda Berrón abundan también los seres marginados, solitarios y con dificultad para integrarsea una sociedad que los rechaza por diferentes.Otra línea muy importante de la novelística costarricense, ha sido la novela histórica escrita pornarradores contemporáneos como Alfonso Chase, Tatiana Lobo, Daniel Gallegos, Marjorie Ross ymuchos más que me sería demasiado extenso citar aquí.Ensayos, teatro y poesíaEl país destaca asimismo por tener importantes dramaturgos, traducidos en otros idiomas, que hanobtenido premios en el exterior y presentado sus obras en países como España, México y Argentina.Entre ellos, los dramaturgos Daniel Gallegos, Ana Istarú y Claudia Barrionuevo...En 1890 se publicó la primera Antología de poesía de Costa Rica. Ha partir de entonces los poetas hanido desde el modernismo hasta la experimentación vanguardista, pasando por las utopías, eldesencanto, la poesía intimista y los paisajes familiares.Muchos de ellos han realizado recitales en el exterior. Algunos han obtenido premios importantes enEspaña y otros países. Gracia a la publicación del libro Poesía Costarricense del siglo XX editado porCarlos Cortés y publicado por Patiño /Unión Latina en 1997, podemos leer en francés poemas degrandes autores como Jorge Debravo, Eunice Odio, Jorge Charpantier, Ana Antillón, Ana Istarú, AlfonsoChase entre otros.Estos últimos años, la poesía de numerosos poetas jovenes ha sido notaria, autores como Luis Chaves,Mauricio Molina, Alejandra Castro, Guillermo Fernández et Osvaldo Sauma, entre otros, con nuevospuntos de vista experimentales y de avanguardia, recibieron multiples distincciones.
  10. 10. Para tener más informaciones, consulte la Biblioteca Nacional y la Biblioteca de la Embajada de CostaRica en Francia que está a su disposición, y el sitio web: BIBLIOTECA NACIONAL MIGUEL OBREGÓN LIZANO DE COSTA RICA Biblioteca Nacional Miguel Obregón Lizano. E-mail: dibinacr@racsa.co.cr. Tlf.: (506) 257-4814. Fax: (506) 223-5510 www.abinia.org/costarica - www: zzsibdi.bldt.ucr.ac.cr TERCER REPORTAJELiteratura de Costa RicaLa literatura de Costa Rica tiene antecedentes en la colonia y marcada influencia europea.Al ser Costa Rica un país joven, su literatura también lo es, y se puede iniciar su historia hacia finales del sigloXIX. Además ha tenido poca influencia más allá de las fronteras y, con algunas excepciones, ha carecido deestudios suficientes.PeriodizaciónLa periodización de la literatura ha provocado confusión en algunos casos, debido a los criterios usados para definirlos periodos y los nombres que se han utilizado. Para este artículo se ha tratado de hacer coincidir los mismosnombres dados por distintos estudiosos (entre ellos Carlos Francisco Monge, Rogelio Sotela, Carlos RafaelDuverrán), esto con el fin de lograr armonía entre los criterios.Actualmente, la periodización de la literatura costarricense que tiene mayor vigencia es la propuesta por el profesorÁlvaro Quesada Soto. Según este autor, desde las primeras publicaciones literarias hechas en Costa Rica a finalesdel siglo XIX, hasta la actualidad, pueden reconocerse cinco periodos, a los cuales tradicionalmente se les conocecon el nombre de generaciones, aunque, en el sentido estricto, dichas agrupaciones no constituyen una generaciónen el sentido que en literatura se le ha dado a este término.Debe tenerse en cuenta que los distintos movimientos literarios en el mundo hispano llegan a Costa Ricatardíamente, para prolongarse aun cuando estos habían sido superados en el resto de América; también se traslapancon las nuevas modas y es común que un mismo escritor participe en varios de ellos.Así pues, los periodos de la literatura costarricense son los siguientes:
  11. 11. 1. La generación del Olimpo oGeneración del 900 (1890-1920)Así se suele llamar por muchos estudiosos, al grupo de literatos de finales del siglo XIX y principios del XX. Dichoperiodo corresponde al periodo de apogeo liberal y oligárquico, que provocó cambios importantes en las estructurassociales y laborales.A pesar de que esta narrativa coexiste durante el modernismo, escritores como Carlos Gagini y otros proponen unanarrativa de carácter, forma y contenido opuesto: con un fuerte carácter nacionalista (anti-imperialista), no buscapaisajes remotos, ni personajes de fábula y su contenido las convierte en las primeras obras de denuncia social,contra la actitud moral y ética de los viejos valores del periodo oligarca y los nuevos valores importados por losempresarios, especialmente estadounidenses, y el entreguismo de los gobernantes locales, que comienzan a sentirseen aquel entonces. Toda esta crítica no llega, sin embargo a tomar el cuerpo de oposición política.Debe decirse que la literatura de esta época participa en el proceso de formación y consolidación de una conciencianacional.Podemos señalar ejemplos claros como: "Las hijas del campo (1900)" y "El moto (1900)" de Joaquín GarcíaMonge, novelas en las que se despelleja la vieja sociedad rural y oligárquica de gamonales; "El árbol enfermo" y"La caída del águila" de Carlos Gagini, que advierte sobre el peligro de la influencia extranjera y vaticina su fin. Manuel Argüello Mora Manuel de Jesús Jiménez Pío Víquez Roberto Brenes Mesén Aquileo Echeverría Ricardo Fernández Guardia Carlos Gagini Manuel González Zeledón Joaquín García Monge 2. La generación del Repertorio Americano o Vanguardia (1920- 1940)
  12. 12. Denominada de esta forma por encontrarse ligada a la revista Repertorio Americano de Joaquín García Monge.Durante este período se da la crisis del régimen oligárquico liberal, por eso la literatura de esta época secaracteriza por presentar nuevas formas discursivas, como el estilo grotesco, el humor feroz y corrosivo, la parodiay la sátira.También es durante este periodo, hacia los años 30 y 40, que una nueva generación de escritores, sobre todopoetas, marcará nuevos rumbos para las letras. Tal es el caso de los poetas Isaac Felipe Azofeifa y Eunice Odio. Engeneral la crítica sobre las letras hispanoamericanas habían desconocido el hecho de que también en Costa Ricahubo un movimiento de vanguardia, si bien de menor alcance que los de otras latitudes y de escasa influenciainternacional. Junto a los nombres de Azofeifa y Odio se encuentran también algunos nombres de importancia: MaxJiménez, José Marín Cañas, Francisco Amighett, entre otros más. Coincide su producción literaria con elvanguardismo en las artes visuales, llevado adelante por artistas como Francisco Zúñiga, el mismo Amighetti, JuanManuel Sánchez, Juan Rafael Chacón. Joaquín García Monge Omar Dengo Carmen Lyra Mario Sancho Max Jiménez José Marín Cañas Francisco Amighetti Isaac Felipe Azofeifa Eunice Odio3. La generación del 40 (1940-1960)Durante esta época, se implanta la socialdemocracia en Costa Rica. Se crea el capítulo de "Las Garantías Sociales"por Manuel Mora Valverde. Es una época de cuestionamientos y renovaciones, de importantes reformas sociales yde un nuevo concepto de Estado. Los principales temas que tratan las obras literarias de este tiempo son laproblemática social, la distribución de la tierra y la dependencia de las compañías transnacionales.El realismo será la consigna de estos escritores. Entre ellos vale la pena mencionar a Joaquín Gutiérrez (PuertoLimón, Muramonos Federico, Te acordás hermano), Carlos Luis Fallas (Mamita Yunai), León Pacheco (Lospantanos del infierno), José Marín Cañas (El infierno verde). José Basileo Acuña Isaac Felipe Azofeifa
  13. 13.  Fabián Dobles Carlos Luis Fallas Joaquín Gutiérrez Julián Marchena Yolanda Oreamuno José Marín Cañas Carlos Luis Sáenz Carlos Salazar Herrera Moisés Vincenzi4. La generación urbana (1960-1980)Durante este tiempo se concreta en Costa Rica un proceso de modernización e industrialización. En la literatura deesta época aparece como temática predominante la ciudad.EL Cículo de poetas turrialbeños, fue fundado por los poetas de la ciudad de Turrialba Jorge Debravo, MarcoAguilar y Laureano Albán, a inicios de los años 60. Luego cambiaron su nombre aCírculo de poetascostarricenses. Este grupo de poetas publicó el poco célebre, Manifiesto trascendentalista (1977), firmado porLaureano Albán, Julieta Dobles, Carlos Francisco Monge y Ronald Bonilla. Sobre este mismo tema, CarlosFrancisco Monge escribió el ensayo "Un manifiesto veinte años después"(1997), incluido en su libro La rama defresno (1999). Dicho manifiesto propone un alejamiento de la poesía social, que tanto caracteriza a Jorge Debravo;a cambio de una forma más ligera, abstracta y plena de metáforas; además se atreve a proponer el papel que debeseguir el poeta. La puesta en práctica del método trascendentalista no ha logrado influir la literatura fuera del grupoque la propuso, aun así este documento tiene el mérito de ser el primero de su tipo publicado en nuestro país. ElCírculo de poetas costarricenses sigue activo hasta la fecha.B. En la década de los años 70, un grupo de novelistas criticaron el agotamiento del proyecto político llevadoadelante tras la fundación de la Segunda República que siguió al fin de la guerra civil de 1948. En algunos libroseste grupo de escritores es mentado como generación de los 70, e incluye a autores como: Carmen Naranjo Gerardo César Hurtado Quince Duncan Alfonso Chase Alberto Cañas Escalante Jorge Charpentier Daniel Gallegos
  14. 14.  Virginia Grütter Eunice Odio Samuel Rovinski José León Sánchez Laureano Albán Julieta Dobles Jorge Debravo Francisco Zúñiga Díaz5. La generación del desencanto oPosmodernidad (1980-act.)A partir de los años ochenta, surge un nuevo periodo en la literatura costarricense. Durante esta época se produce unalejamiento de las tendencias que han caracterizado la literatura de Costa Rica desde sus inicios, en particular, seabandona el realismo, lo cual repercute en la aparición de nuevas formas de escritura. Esto ha provocado que laliteratura costarricense actual presente una pluralidad de estilos, tiempos y espacios. Sin embargo, como la temáticade las obras parece enmarcase dentro de un mismo contexto: el desencanto con el modelo de Estado promovido porlos políticos costarricenses. Además los cambios políticos en el orbe han provocado cambios en la temática defondo, por llamarlo así. En esta literatura predomina el ambiente urbano, pero ya no plantea soluciones políticas nisociales, como lo hiciera el realismo social durante la época de la Guerra Fría. Dentro de los principales textos ytemas encontramos el deseo de exteriorizar el mundo interior y hacer el mundo exterior. Vemos una preocupaciónpor las minorías. Los “parias” de la sociedad costarricense (burócratas arruinados, criminales, homosexuales yprostitutas), se hacen dueños de la narrativa de autores importantes. Entre los escritores nacidos antes de 1965 que han publicado obras después de 1990 se encuentran Jorge Arturo, Tatiana Lobo, Adriano Corrales Arias, Anacristina Rossi, Francisco Rodríguez, Osvaldo Sauma, Guillermo Fernández Álvarez, Rodrigo Soto, Carlos Cortés, Vernor Muñoz, Uriel Quesada, Ana Istarú, Fernando Contreras Castro, José María Zonta, Hugo Rivas(fallecido), José Ricardo Chaves, Dorelia Barahona y Alexánder Obando. Un narrador importante es Rodolfo Arias Formoso, que destaca con un estilo superior e innovador y con temas centrados en los problemas, las expectativas de la clase media costarricense. Por otro lado, tenemos escritores nacidos después de 1965, y que han publicado con posterioridad a 1990. Entre ellos se incluyen los siguientes poetas: Mauricio Molina Delgado, Luis Chaves, Melvyn Aguilar, Gustavo Solórzano Alfaro, Alfredo Trejos, Joan Bernal, Mauricio Vargas Ortega, Alejandra Castro, Paula Piedra, Laura
  15. 15. Fuentes, Camila Schumaher, David Cruz,Alejandro Cordero, Vivian Cruz, William Eduarte y Luis Chacón. Dentro del grupo de narradores nacidos con posterioridad a 1965 se puede mencionar a: Heriberto Rodríguez, Mauricio Ventanas, Catalina Murillo, Manuel Marín, Alí Víquez Jiménez, Marco Castro, Mario León, Guillermo Barquero, Antonio Chamu, Jesús Vargas Garita, Gustavo Adolfo Chaves, Carlos Alvarado,Albán Mora.HistoriaIniciosTal y como afirma el teórico literario Álvaro Quesada: "La formación de una literatura nacional en Costa Rica seasemeja, en líneas generales, a la formación de otras literaturas nacionales en los países latinoamericanos yparticularmente los centroamericanos. Ese proceso forma parte de un esfuerzo más amplio, la construcción oinvención de la nación, como una comunidad imaginada más que una realidad sustantiva: esfuerzo que a su vez,responde a un proyecto de unificación y centralización del poder económico, político e ideológico, alrededor de ungrupo hegemónico criollo ligado a la exportación de productos agrícolas para el mercado internacional." (Uno y losotros, San José: EUCR, 1998: 17.) Según esto, entonces, la conformación de la literatura costarricense fue similar ala del resto de América Latina, especialmente la de Centroamérica. Y si bien ya desde el siglo XIX hay ejemplos deautores que aún hoy gozan de reconocimiento, específicamente aquellos pertenecientes a la "Lira costarricense"(recopilada por Máxximo Fernández entre 1890-1891), como Aquileo J. Echeverría o Lisímaco Chavarría; o los dela "generación del Olimpo", como Carlos Gagini y Ricardo Fernández Guardia, no es sino hasta el siglo XX que sepuede hablar de una literatura más coherente y consolidada.Durante el periodo colonial es poco lo que puede recopilarse de la literatura en aquel tiempo, la mayoría de lostextos no pasan de un mero carácter epistolar y prosa administrativa. En este colonial, por decreto de Felipe II se leprohibió a los habitantes de las Indias Occidentales escribir sobre cualquier materia relacionada con la vida en lacolonia. Más tarde Carlos V, en 1543 censuró la lectura de "libros de romances, que traten de materias profanasfabulosas, e historias fingidas, porque se siguen muchos inconvenientes"Siglo XIXActividad intelectualLas primeras apariciones serias de actividad literaria aparecen en 1813 cuando se funda la Casa de Enseñanza SantoTomás, cuyo primer rector, el nicaragüense, José Francisco Osejo, crea el primer periódico manuscrito en 1824.También en este periodo aparecen los primeros textos de enseñanza escritos en el país.
  16. 16. En 1830, varios años después de la independencia, llega la primera imprenta y aparecen los periódicos: El NoticiosoUniversal y La Tertulia. Con la actividad universitaria en 1844, se incrementó la importación de libros y 15 añosdespués San José contaba con dos librerías.Se publican las obras de ficción de Manuel Argüello Mora (1834-1902), precursor de la narrativa costarricense.Escribió varias novelas: Un hombre honrado, Un drama en el presidio de San Lucas, Las dos gemelas del Mojón(1860) y El amor a un leproso (1900). En estas novelas intentó aprovechar la realidad histórica.La polémicaA finales del siglo XIX es posible encontrar, aunque escasa, literatura costumbrista, anécdotas pintorescas, crónicasy poemas sentimentalistas de tendencia romántica. Algunos poemas fueron recopilados en el libro la "Liracostarricense" (1890-1891) compilada por Máximo Fernández.En 1894, se desarrolla en Costa Rica una polémica sobre la identidad de la literatura costarricense, conocida como"la polémica sobre el nacionalismo en literatura". Ricardo Fernández Guardia consideraba que los temas de losescritores ticos bien podían estar inspirados en la tradición extranjera, básicamente europea; mientras que CarlosGagini consideraba que la literatura "tica" debía enfocar asuntos propios de los costarricenses.El costumbrismoEste movimiento estará vigente en este país desde mediados del siglo XIX y se prolongará hasta varias décadas delXX. Inicialmente los escritores de aquella época, harán una narrativa descriptiva y focosa sobre sus vecinos y lavida agrícola; esto debido a que la región central donde está ubicada la capital, no es un centro urbano e industrial,sino una serie de pequeños barrios rodeados de solares y plantaciones de café. Luego el costumbrismo mostrará másmadurez con obras como "La propia" de Manuel González Zeledón (Magón) y "El moto" de Joaquín GarcíaMonge. Esta última logra amalgamar el realismo con el costumbrismo, la elegancia del lenguaje literario con ellenguaje local de los campesinos.Siglo XXA principios del pasado siglo la literatura costarricense tendrá un nuevo y fuerte empuje del modernismo, queconvivirá con el viejo costumbrismo y realismo. Terminado ese periodo, continuará influenciada por la literaturaeuropea y suramericana (Chile y Argentina).El modernismoLa literatura de inicios de siglo marcará una nueva etapa en la producción costarricense. En este momento, lainfluencia modernista no fue muy fuerte a pesar de la estadía de Rubén Darío en el país, donde trabajó, escribió
  17. 17. poemas destacados y publicó artículos en la prensa local. El modernismo no fue tan determinante como en otrospaíses latinoamericanos; en todo caso, llegó con atraso especialmente en la poesía. El modernismo se percibemezclado con temas nacionalistas tanto en escritores que estaban en favor del modernismo (Fernández Guardia)como en los que estaban en contra (Gagini y Magón por ejemplo). Es posible notar un giro en el discurso de laliteratura modernista de Costa Rica a partir de los años 20, cuando los nuevos escritores dejan de lado laidealización de un mundo europeaizado, que predicó la generación anterior y se centran en una realidada másinmediata e interiorista. Así inicia el "post modernismo" o "modernismo tardío". Esto da como resultado que cadavez sea más difícil encontrar ambientes y personajes la mitología grecoromana, germánica, etc., que anteriormentefueron tan comunes. Los nuevos modernistas (post modernistas) continuaron usando el consabido estilo preciosista,esta vez con otro contenido. Sobresalen en este periodo poetas como Roberto Brenes Mesén, RogelioSotela,Lisímaco Chavarría, Rafael Cardona, Rafael Estrada, Carlos Luis Sáenz y Julián Marchena. Este último unode los más recordados a pesar de haber escrito un único libro, llamado "Alas en fuga", publicado en 1941 yreeditado en 1965, cuando el modernismo había perdido vigencia en el resto de países hispanos.Autores destacadosEn la literatura costarricense destacan entre otros, Roberto Brenes Mesén, con sus poemas de En el silencio Carmen Lyra, escritora de Cuentos de mi Tía Panchita, En una silla de ruedas Carlos Luis Fallas Sibaja, con novelas como Mamita Yunai y Marcos Ramírez Fabián Dobles, con la novela El sitio de las abras Joaquín Gutiérrez, con novelas como Puerto Limón, Muramonos, Federico y Te acordás, hermano Yolanda Oreamuno con su novela La ruta de su evasión Carlos Salazar Herrera, con Cuentos de angustias y paisajes Eunice Odio, con su poemario Tránsito de fuego Isaac Felipe Azofeifa, con Cima del gozo Julián Marchena con su poemario único Alas en fuga José León Sánchez, con varias novelas, entre ellas La isla de los hombres solos Jorge Debravo con poemarios como Nosotros los hombres y Laureano Albán con textos como Herencia del otoño.De los autores cuyas obras empiezan a aparecer entre los setentas y los ochentas, destacan algunos como: Rodrigo Quirós (1944-1997) Anacristina Rossi
  18. 18.  Carlos Cortés Rodrigo Soto Ana Istarú Osvaldo Sauma Rodolfo Arias Formoso Carlos Francisco Monge Mía Gallegos Milton Zárate (1956 - 2009)

×