Your SlideShare is downloading. ×
El Efecto DañIno De Los Metales TóXicos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

El Efecto DañIno De Los Metales TóXicos

23,837
views

Published on

Published in: Business

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
23,837
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
239
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El Efecto Dañino de los Metales Tóxicos
  • 2.
    • Los metales tóxicos son un grupo de minerales que no poseen una función conocida en el cuerpo y son, de hecho, dañinos. Hoy, la humanidad está expuesta a los niveles más altos de plomo, mercurio, arsénico, aluminio, cobre, estaño, antimonio, bromo, bismuto y vanadio de toda la historia. De hecho cada uno de nosotros tiene cantidades excesivas de algunos o de todos ellos.
  • 3. Muchos de estos metales tóxicos son inodoros, sin sabor y sin color, así que nadie reconoce que han estado expuestos a ellos. También, los metales tóxicos están en todo lugar, haciendo que el evitarlos sea casi imposible. Uno puede, sin embargo, minimizar su exposición a ellos. Los metales tóxicos son también persistentes y acumulativos. El doctor Henry Schroeder, autoridad mundial en oligoelementos escribió: “Muchas sustancias orgánicas son degradables por procesos naturales. [Sin embargo,] ningún metal es degradable… están aquí para quedarse por largo tiempo.”
  • 4. Un problema significativo causado por los metales tóxicos es que remplazan a los nutrientes minerales en lugar de enzimas unificadoras. Cuando esto ocurre, los metales inhiben, sobrestimulan o por otro lado, también alteran miles de enzimas, contribuyendo a muchas condiciones de salud. Dependiendo de donde se acumulan los metales tóxicos, los efectos resultantes pueden recibir nombres tales como hipotiroidismo, diabetes o cáncer.
  • 5. Los metales tóxicos pueden también reducir y eventualmente remplazar otras sustancias en muchos tejidos, fomentando infecciones crónicas o causando irritación. Este proceso de remplazo mineral envuelve la erradicación de minerales preferidos. Por ejemplos, el cuerpo prefiere el zinc por sus 50+ enzimas críticas. Sin embargo, nuestro suelo y alimento es muy bajo en zinc. Por lo tanto, si uno no consume suficiente zinc, o si la exposición al cadmio, plomo o mercurio es demasiado alta, el cuerpo usará estos últimos en lugar del zinc.
  • 6. Su habilidad para sustituir los minerales vitales significa, sin embargo, que los metales tóxicos no son totalmente dañinos. De hecho, pueden prolongar la vida. En realidad, ellos mantienen trabajando al cuerpo en caso de deficiencia de minerales vitales. Muchas personas no comprenden que su fatiga y otros síntomas se deben en gran medida a la presencia de “partes de repuesto” incorrectas en los compartimientos de su motor biológico.
  • 7. El peligro de los metales tóxicos empeora significativamente al comer alimentos bajos en minerales vitales. La abundancia de los minerales preferidos protege contra los metales tóxicos, ya que los minerales vitales compiten con los metales tóxicos para ser absorbidos y utilizados en enzimas y otras estructuras de los tejidos. La gente antigua consumía probablemente de 5 a 11 veces más cantidad de minerales esenciales que la que consumen los humanos modernos. El término “calorías vacías” se aplica apropiadamente a la mayoría de nuestra comida hoy.
  • 8. Fuentes de los metales tóxicos
    • Alimentos, medicamentos, agua que bebemos.
    • Los filtros de carbón y los purificadores a base de carbón no remueven los metales tóxicos del agua. Solamente la destilación y la ósmosis revertida remueven la mayoría de los metales tóxicos. El agua mineral de buena calidad es quizá la mejor forma de evitar los metales tóxicos mientras se obtienen minerales vitales.
    Otras fuentes son el aire contaminado y el contacto directo – tales como el mercurio en las amalgamas dentales y anti-perspirantes, exposición ocupacional y la congénita (de nacimiento) presencia de metales tóxicos.
  • 9.
    • Todos los metales tóxicos pasan por la placenta de la madre al bebé. Las mujeres pueden hacer mucho para prevenir la formación de metales tóxicos en sus hijos.
  • 10. Fuentes comunes de metales tóxicos
    • Arsénico – pesticidas, cerveza, sal de mesa, agua de grifo, pinturas, pigmentos, cosméticos, fabricación de vidrio y espejos, fungicidas, insecticidas, madera tratada y comida contaminada.
    • Aluminio – batería de cocina, bebidas enlatadas, agua de grifo, sal de mesa, polvo de hornear, antiácidos, queso procesado, antitranspirantes, harina emblanquecida, vacunas y otros medicamentos y exposición ocupacional.
  • 11. Berilio – aire contaminado (quema de combustible fósil), fabricación de plásticos, electrónicos, aleación de acero y ceniza volcánica. Cadmio – cigarrillo (tabaco y marihuana – mota en México), alimentos procesados y refinados, peces grandes, mariscos, agua de grifo, exhosto del auto, vasijas de metal, tubos galvanizados, aire contaminado por incineración y exposición ocupacional.
  • 12. Cobre – tubos para el agua de cobre, cobre añadido al agua de grifo, pesticidas, piscinas (albercas), dispositivos intrauterinos, dietas vegetarianas, amalgamas dentales, suplementos nutricionales (especialmente vitaminas prenatales), píldoras para el control natal, glándulas adrenalinas débiles y exposición ocupacional. Plomo – agua de grifo, fumar cigarrillo, pinturas para el cabello, tintas, coberturas metálicas, residuos de pesticidas y exposición ocupacional en la fabricación de baterías y otras industrias.
  • 13. Mercurio – amalgamas dentales, peces grandes, mariscos, medicamentos, contaminación del aire, fabricación de papel, cloro, adhesivos, suavizantes de ropa y ceras. Níquel – a ceites hidrogena dos (margarinas, mantequilla de cacahuate y grasa para pastelería), mariscos, aire contaminado, humo de cigarrillo, metales y exposición ocupacional.
  • 14. Detectando los metales tóxicos
    • Los metales tóxicos son difíciles de detectar, ya que se alojan profundamente en los tejidos y órganos. Los exámenes de sangre son ineficaces para detectar una exposición crónica ya que el cuerpo a menudo remueve rápidamente los metales tóxicos de la sangre y los deposita y almacena en los tejidos donde son menos dañinos.
  • 15. Las pruebas en los tejidos, tales como el análisis mineral del cabello, son por lo tanto de más ayuda. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos revisó más de 400 estudios empleando cabello y uñas para la detección de metales tóxicos y concluyó que: “El cabello humano es un tejido de gran representación y significado para [el monitoreo biológico del] antimonio, arsénico, cadmio, cromo, cobre, plomo, mercurio, níquel, vanadio y tal vez el selenio y estaño.”
  • 16. Otro método de detección es una prueba desafiante en la cual se toma una inyección de un agente removedor tal como el EDTA o el DMPS, después de los cuales se analiza una prueba de orina de 24 horas para detectar los metales tóxicos. Esto revelará ciertos metales acumulados en las arterias, venas y riñones, pero no detecta muchos otros.
  • 17. Ninguna prueba puede detectar de modo cercano todos los metales tóxicos que hay en el cuerpo. Simplemente asumimos que todos tenemos una cantidad de metales tóxicos. Cualquier buen programa de salud debe incluir un plan para remover estos metales.
  • 18. Síntomas de los metales tóxicos Los metales tóxicos pueden contribuir a enfermedades inimaginables. Por ejemplo, el plomo, que reemplaza el calcio en los huesos, contribuye a debilitar los huesos y a la osteoporosis. El Cadmio, que reemplaza el Zinc en las arterias, causa inflamación, endureciendo las arterias e hipertensión. El Hierro y el Plomo, que reemplazan al Zinc y a otros minerales en el páncreas, glándulas adrenalinas y otros lugares, contribuye a la diabetes. El Cobre, que sustituye al Zinc, al Magnesio y a otros minerales esenciales en el cerebro, está asociado con la migraña, síndrome premenstrual, la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico y mucho más. El Mercurio y el Cobre, que sustituyen al Selenio en varios tejidos, impiden la conversión de T4 a T3, contribuyendo a desequilibrios de la tiroides.
  • 19. Vejez y defectos genéticos.
    • La lenta, o no tan lenta, sustitución de minerales vitales por metales tóxicos es una causa importante y con frecuencia pasada por alto de vejez prematura, ya que los metales desactivan sistemas de enzimas e impiden la integridad de los tejidos.
    • Aun si el ADN fuese perfecto, la síntesis de las proteínas del cuerpo del ADN podrían aun así ser deficientes debido a la presencia de metales tóxicos.
  • 20. Soluciones para la sobrecarga de metales tóxicos
    • A pesar de sus efectos peligrosos, nadie debería temer a los metales tóxicos. Muchos pueden ser evitados a través de una cuidadosa alimentación y un estilo de vida saludable. También, nuestro cuerpo fue provisto con mecanismos que los eliminan. Estos a su vez pueden ser apoyados y realzados por terapias nutricionales y otras terapias. El siguiente programa, si se sigue fielmente, ayudará a eliminar los metales tóxicos.
  • 21. 1. Incluya en su dieta una variedad de alimentos mineralizados de excelente calidad.
    • Coma la mejor calidad de comida que pueda comprar. El cuerpo absorberá y usará pocos metales tóxicos si recibe sus minerales preferidos. En un estudio del Journal of Applied Nutrition de 1994, los alimentos con etiquetas de “orgánicos”, seleccionados al azar de supermercados de Chicago, tenían un promedio de dos veces más contenido mineral que los alimentos de supermercados regulares.
    • Alimentos ricos en minerales incluyen, el kelp, la sal marina, otros vegetales marinos, y todas las raíces excepto las papas y las batatas. Las raíces vegetales deben ser cocinadas por lo menos 45 minutos para que sus minerales sean más biodisponibles.
  • 22. Suplementos adecuados de proteína que contienen aminoácidos sulfurados, que ayudan a remover los metales tóxicos y apoyan vías para la desintoxicación del hígado. Otros alimentos altos en sulfuro incluyen las yemas de huevo, y vegetales en las familias del repollo, rábano, ajo y cebolla. El sulfuro es de gran ayuda para la desintoxicación en general. La fibra también ayuda a reducir los niveles de metales tóxicos, a la vez que reduce el tránsito de heces, y algunas fibras pueden absorber metales tóxicos.
  • 23. 2. Mejore sus hábitos de vida.
    • Tenga comidas regulares y siéntese cuando coma. Coma tranquilamente y despacio, mastique muy bien. Esto puede mejorar grandemente la digestión y absorción de los minerales vitales. Casi todos necesitamos tomar suplementos y enzimas digestivas, por lo menos por un tiempo, para mejorar la digestión. Una perspectiva tranquila y positiva facilitará grandemente la digestión.
    • Dormir de 9 a 10 horas por noche es de gran ayuda para la eliminación de los metales tóxicos. La mayoría de la gente no duerme lo suficiente. El proceso de cura y desintoxicación son actividades parasimpáticas que ocurren principalmente durante las horas del sueño y descanso.
  • 24. 3. Evite todas las dietas deficientes o extremas.
    • Las dietas estrictamente vegetarianas, por ejemplo, son siempre deficientes en Zinc, aminoácidos sulfurados y usualmente muchos otros nutrientes esenciales.
    • Las dietas crudas, a la vez que son elevadas en algunas vitaminas y otros nutrientes, usualmente son bajas en minerales vitales. El cocinar no reduce el contenido mineral de los alimentos y con frecuencia hace que los minerales sean más biodisponibles al quebrar la fibra. El cocinar también concentra el alimento de manera que uno termina ingiriendo muchos más minerales vitales.
  • 25. El pasar por alto comidas o comer entre ellas, comer los mismos alimentos todos los días o vivir consumiendo bebidas proteínicas también induce a las deficiencias minerales. Los suplementos alimenticios no son un sustituto de una dieta excelente. Evite alimentos refinados deficientes en minerales tales como el azúcar blanco, harinas blancas, sal de mesa y arroz blanco. Estos alimentos están casi privados de minerales vitales y harán que el cuerpo absorba y utilice más metales tóxicos.
  • 26. 4. Tome suplementos nutricionales.
    • Los suplementos pueden ayudar a reducir la absorción de metales tóxicos y facilitar su remoción. Los suplementos a base de Kelp son una de las mejores variedades, ya que el Kelp contiene una amplia gama de minerales vitales. Aunque el Kelp contiene algunos metales tóxicos, al igual que todos los productos de mar, estos están estrechamente ligados. Las algas y otras sustancias del Kelp ayudan a atar y remover minerales radioactivos, otra preocupación de salud escondida e importante relacionada con los metales tóxicos.
  • 27. Uno también puede usar antagonistas para eliminar metales tóxicos. Estos competirán específicamente con los metales tóxicos para la absorción, transportación y uso en los lugares que atan las enzimas y otros tejidos. Por ejemplo, el Zinc y el Calcio son antagonistas del Cadmio. El Selenio y el Zinc son antagonistas del Mercurio. Algunos minerales específicos que la mayoría de la gente necesita añadir a su dieta diaria son: más Zinc, Cromo, Selenio y Manganeso. La mayoría de los multivitamínicos no contienen suficientes cantidades de estos. Otros suplementos de gran ayuda son la N-acetil cisteína, el ajo, la clorela, el extracto de cilantro y otros suplementos de amino ácidos que contengan sulfuros.
  • 28. 5. Reduzca la exposición al aire contaminado y de la piel a los metales tóxicos.
    • Evite el aire contaminado lo máximo posible. Desafortunadamente, aun las áreas rurales pueden experimentar aire proveniente de pesticidas, humo de autos y residuos industriales.
    • Cambie los rellenos dentales amalgamas de plata por otros materiales menos tóxicos. Lea las etiquetas de los productos para el cuidado de la piel cuidadosamente. La mayoría de los cosméticos, perfumes y productos para el cuidado de la piel son de alguna forma tóxicos.
    Si usted debe manipular materiales tóxicos en casa o en el trabajo, use guantes, máscaras y otros implementos de protección.
  • 29. 6. Aumente su nivel de energía.
    • Esto aumenta grandemente la capacidad del cuerpo para eliminar los metales tóxicos. Una combinación de descanso adecuado y sueño, una dieta excelente, un estilo de vida saludable y la confianza en Dios son de gran ayuda. Los suplementos nutricionales adecuados son importantes. Utilice la ciencia del balance nutricional para saber qué minerales necesita y en qué cantidad. Otras terapias naturales pueden ayudar también a mantener un óptimo nivel de energía.
  • 30. 7. Mejore sus vías de eliminación.
    • Estas están generalmente congestionadas o perezosas debido a desequilibrios glandulares y a la carga de sustancias tóxicas con la que todos debemos arreglárnosla. El apoyo nutricional incluye Milk thistle y raíz de diente de león para el hígado, uva ursi y el perejil para los riñones, y fibra, enzimas y otros productos para la digestión. Otras terapias excelentes incluyen saunas, enemas de ajo, irrigaciones colónicas, masajes y cepillado de la piel.
  • 31.
    • Los Saunas (baños de aire caliente) son extremadamente efectivos para la desintoxicación metálica. Los Saunas atraen la sangre a la superficie, estimulando poderosamente la circulación y descongestionando los órganos internos.
  • 32. 8. Use agentes de remoción.
    • Remover significa atar un metal a una sustancia. Ciertas sustancias se atan fuertemente a los metales tóxicos y ayudan a su remoción. Los removedores naturales incluyen la Vitamina C y amino-ácidos que contengan sulfuros. El Molibdeno se asocia con el Cobre y es excelente cuando se usa cuidadosamente.
  • 33.
    • Los removedores sintéticos incluyen el EDTA, DMPS, DMSA entre otros. Sin embargo, estas drogas tienen efectos secundarios, tales como remover minerales buenos junto con los tóxicos. Estos pueden también acumularse en el cuerpo, junto con los metales tóxicos que atan. La remoción (chelation) es el método mejor conocido para eliminar metales tóxicos. Sin embargo, los removedores sintéticos no son tan necesarios si la persona está dispuesta a seguir un programa completo de salud.
  • 34. Conclusión
    • La exposición a los metales tóxicos es más alta que nunca antes y una causa significativa de enfermedad. El reducir la exposición a los tales es la forma más sencilla y más económica para prevenir los problemas de los metales tóxicos. Los esfuerzos para purificar el agua, el alimento y el aire han avanzado grandemente, pero se necesita hacer muchísimo más. Las señoritas podrían ayudar grandemente ayudar a evitar los metales tóxicos a la próxima generación al mejorar su salud antes de tener hijos.
  • 35. Al incrementar la ingestión de minerales vitales, ayudar a los órganos de eliminación, mejorar la digestión, descansar lo suficiente, tomar suplementos y usar antagonistas y talvez removedores, uno puede remover efectivamente los metales tóxicos.
  • 36. Referencias
    • Casdorph, H. R. and Walker, .M., Toxic Metal Syndrome, Avery Publishing, 1995.
    • Eck, P. and Wilson, L., Toxic Metals in Human Health and Disease, Eck Institute for Applied Nutrition and Bioenergetics, Ltd., Ariz, 1989.
    • Schroeder, H., The Trace Elements and Man, Devin-Adair Co., 1975.
    • Brauwald, E. et. al., editors, Harrison’s Principles of Internal Medicine, McGraw-Hill Professional, 15th edition, 2001.
    • Pfeiffer, C., Mental and Elemental Nutrients, Keats Publishing, Conn, 1975.
    • Hall, R.H., Food for Naught: The Decline in Nutrition, Vintage Books, N.Y. 1974.