Your SlideShare is downloading. ×
0
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Yoga Sutras Kaivalya
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Yoga Sutras Kaivalya

672

Published on

Patañjali Yoga Sutras …

Patañjali Yoga Sutras
Kaivalya Sutra

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
672
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Yoga Sūtras. Patañjali
    KaivalyaPāda
  • 2. Kaivalya Pāda
    jNmaE;ixmÙtp>smaixja> isÏy>.1.
    janmaaushadhi mantra tapaḥsamādhijāḥsiddhayaḥ
    Los logros pueden alcanzarse por nacimiento, mediante el uso de hierbas, encantamientos, autodisciplina o Samadhi.
    IV.1
  • 3. Kaivalya Pāda
    jaTyNtrpir[am> àk«TyapUrat!.2.
    jātyantarapariṇāmaḥprakṛtyāpūrāt
    El flujo abundante de la energía de la naturaleza conlleva la transformación en el nacimiento, ayudando al proceso de evolución.
    IV.2
  • 4. Kaivalya Pāda
    inimÄmàyaejk< àk«tIna< vr[-edStutt> ]eiÇkvt!.3..
    nimittaṁaprayojakaṁprakritīnāṁvaraṇabhedaḥtutataḥkṣetrikavat
    La causa eficiente de la naturaleza no fuerza sus potencialidades a la acción, sino que ayuda a apartar los obstáculos a la evolución, al igual que un labrador construye diques para regar sus tierras.
    IV.3
  • 5. Kaivalya Pāda
    inmaR[icÄaNyiSmtamaÇat!.4.
    nirmāṇacittāniasmitāmātrāt
    La mente construida o creada surge del sentido de individualidad (asmita).
    IV.4
  • 6. Kaivalya Pāda
    àv&iÄ-edeàyaejk< icÄmekmneke;am!.5.
    pravṛittibhedeprayojakaṁcittaṁ ekaṁ anekeṣhām
    La consciencia es una, pero se ramifica en muchos y distintos tipos de actividades e innumerables ondas de pensamiento.
    IV.5
  • 7. Kaivalya Pāda
    tÇXyanjmnazym!.6.
    tatradhyānajamanāśayam
    De estas actividades de la consciencia de los seres perfectos, sólo aquellas que proceden de la meditación están libres de las impresiones e influencias latentes.
    IV.6
  • 8. Kaivalya Pāda
    kmaRzu¬ak«:[< yaeigniöivximtre;am!.7.
    karma aśuklaakṛṣnamyoginaḥtrividhamitareṣām
    Las acciones de un Yogui no son ni blancas ni negras. Las acciones de los demás son de tres tipos, blancas, negras o grises.
    IV.7
  • 9. Kaivalya Pāda
    ttStiÖpakanugu[anamevai-VyiKtvaRsnanam!.8.
    tataḥtadvipākaanuguṇānāmevaabhivyaktiḥvāsanānām
    Estos tres tipos de acciones dejan impresiones que se manifiestan cuando las condiciones son favorables y maduras.
    IV.8
  • 10. Kaivalya Pāda
    jaitdezkalVyvihtanamPyanNtYy¡ Sm&its<SkaryaerekêpTvat!.9.
    jāti deśa kālavyavahitānāmapiānantaryaṁsmṛitisamskārayoḥekarūpatvāt
    La vida es un proceso continuo, aunque esté demarcada por raza, lugar y tiempo. Debido a la ininterrumpida e intima relación entre memoria e impresiones subliminales, los frutos de las acciones permanecen intactos entre una y otra vida, como si no existieses separación entre nacimientos.
    IV.9
  • 11. Kaivalya Pāda
    tasamnaidTv< caiz;aeinTyTvat!.10.
    tāsāmanāditvaṁ ca āśiṣaḥnityatvāt
    Esas impresiones, recuerdo y deseos han existido eternamente, pues el deseo de vivir es eterno.
    IV.10
  • 12. Kaivalya Pāda
    hetu)laïyalMbnE> s¼¯hItTvade;am-ave td-av>.11.
    hetuphala āśrayaālambanaiḥsangṛhītatvādeṣāmabhāve tad abhāvaḥ
    Las impresiones y deseos están unidos mediante su dependencia de causa y efecto. En ausencia de cusa y efecto, las impresiones y deseos dejan de funcionar.
    IV.11
  • 13. Kaivalya Pāda
    AtItanagt< Svêptae=STyXv-edaÏmaR[am!.12.
    atītaanāgataṁsvarūpatahastiadhvabhedātdharmāṇām
    La existencia del pasado y el futuro es tan real como la del presente. Como los momentos se convierten en movimientos que tiene que aparecer como futuro, queda afectada la calidad de conocimientos en el intelecto y la consciencia.
    IV.12
  • 14. Kaivalya Pāda
    te VyKtsUúmagu[aTman>.13.
    te vyaktasūkṣmāḥguṇātmānaḥ
    Las tres fases del tiempo se entrelazan rítmicamente y se entretejen con las cualidades de la naturaleza. Cambian la composición de las propiedades de la naturaleza, tornándolas bastas y sutiles.
    IV.13
  • 15. Kaivalya Pāda
    pir[amEkTvaÖStutÅvm!.14.
    pariṇāmaekatvātvastutattvam
    La unidad en la mutación del tiempo provocada por las cualidades permanente de la naturaleza, sattba, rajas y tamas, causa modificaciones en los objetos, pero su esencia única, o realidad, permanece inalterable.
    IV.14
  • 16. Kaivalya Pāda
    vStusaMyeicÄ-edaÄyaeivR-­> pNwa>.15.
    vastusāmyecittabhedāttayoḥ vibhaktaḥpanthāḥ
    Debido a la variación en la calidad del contenido mental, cada personal puede ver el mismo objeto de manera distinta, según su propia manera de pensar.
    IV.15
  • 17. Kaivalya Pāda
    n cEkicÄtÙ< vStutdàma[k< tdaik< Syat!.16.
    nacaekacittatantraṁ cedvastutatapramāṇakamtadākiṁsyāt
    Un objeto existe independientemente de percepción por parte de cualquier consciencia ¿Qué le sucede cuando esa consciencia no está ahí para percibirlo?
    IV.16
  • 18. Kaivalya Pāda
    tÊpragapei]Tvai½ÄSy vStu }ata}atm!.17.
    taduparāgaāpekṣitvātcittasyavastujñātaajñātam
    Un objeto permanece conocido o desconocido según el condicionamiento o expectativas de la consciencia.
    IV.17
  • 19. Kaivalya Pāda
    sda }ataiíÄv&ÄyStTà-ae> pué;Syapir[aimTvat!.18.
    sadājñātaḥ cittavrittayaḥ tatprabhoḥpuruṣhasyaapariṇāmitvāt
    Purusa es siempre iluminador e inmutable. Al ser constante y dueño de la mente, siempre conoce las disposiciones y modos de las consciencia.
    IV.18
  • 20. Kaivalya Pāda
    n tTSva-as< †ZyTvat!.19.
    na tat svābhāsaṁdrśyatvāt
    La consciencia no puede iluminarse a si misma porque es un objeto cognoscible.
    IV.19
  • 21. Kaivalya Pāda
    @ksmyecae-yanvxar[m!.20.
    ekasamayecaubhayaanavadhāraṇam
    La consciencia no puede abarcar al que ve y a sí misma al mismo tiempo.
    IV.20
  • 22. Kaivalya Pāda
    icÄaNtr†Zye buiÏbuÏeritàs¼> Sm&its»rí.21.
    cittantaradṛśye buddhibuddeḥ atiprasangaḥsmṛitisaṅkarasḥ ca
    Si la consciencia fuese múltiple en nuestros ser, cada un reconociendo a la otra, la inteligencia también seria múltiple, de manera que las proyecciones mentales serian muchas, y cada una de ellas con su propia memoria.
    IV.21
  • 23. Kaivalya Pāda
    icÄeràits'œ³mayaStdakarapÄaE SvbuiÏs<vednm!.22.
    citehapratisaṁkramāyāḥtadākārāpattausvabuddhisaṁvedanam
    La consciencia distingue su propia percepción consciente e inteligencia cuando refleja e identifica su origen –el que ve, testigo inmutable-, y asume las formas de éste.
    IV.22
  • 24. Kaivalya Pāda
    Ôò&†ZyaeprKt< icÄ< svaRwRm!.23.
    draṣṭṛdrsyauparaktamcittamsarvārtham
    La consciencia, reflejada por el que ve, así como por lo visto da la impresión de abarcarlos todo.
    IV.23
  • 25. Kaivalya Pāda
    tds'œOyeyvasnai-iíÇmippraw¡ s<hTykairTvat!.24.
    tat asaṅkhyeyavāsanābhihcitramapi parārthaṁsaṁhatyakāritvāt
    Aunque la trama de las consciencia está entretejida con inmutables deseos e impresiones subconscientes, existe para el que ve a causa de su proximidad con él, así como con el mundo objetivo.
    IV.24
  • 26. Kaivalya Pāda
    ivze;dizRnÂTm-av-avnaivinv&iÄ>.25.
    viśeṣadarśinaḥātmabhāvabhāvanāvinivṛttiḥ
    Para quien es consciente de la distinción entre citta y atma, desaparece la sensación de separación entre ambos.
    IV.25
  • 27. Kaivalya Pāda
    tdaivvekinç»EvLyàaG-ariÂÄm!.26.
    adāvivekanimnaṁkaivalyaprāgbhāraṁcittam
    Entonces, la consciencia es atraída con gran fuerza hacia el que ve o el alma, debido a la fuerza gravitacional de su inteligencia sublime.
    IV.26
  • 28. Kaivalya Pāda
    tiCDÔe;uàTyyaNtrai[ s<Skare_y>.27.
    tat cchidreshupratyayāntarāṇisamskārebhyaḥ
    A pesar de este progreso, si uno se descuida durante el intervalo, puede aparecer una fisura debido a impresiones pasadas ocultas, creando división entre la consciencia y el que ve.
    IV.27
  • 29. Kaivalya Pāda
    hanme;a< ¬ezvÊKtm!.28.
    hānameṣāṁkleśavatuktam
    A fin de extinguirlas, el yogui debe manejar juiciosamente esas impresiones latentes, de la misma manera en que el Sadhaka se esfuerza en liberarse de las aflicciones.
    IV.28
  • 30. Kaivalya Pāda
    às'œOyane=Pyk…sIdSysvRwaivvekOyatexRmRme"Ssmaix>.29.
    prasaṁkhyāneapiakusīdasyasarvathāvivekakhyāteḥdharmameghaḥsamādhiḥ
    El yogui que carece de interés e incluso en este estado de evolución más elevado, y también una percepción consciente discriminatoria suprema atenta, alcanza dharmameghah Samadhi: contempla la fragancia de la virtud y la justicia.
    IV.29
  • 31. Kaivalya Pāda
    tt> ¬ezkmRinv&iÄ>.30.
    tataḥkleśa karma nivṛttiḥ
    Entonces llega el final de las aflicciones y del karma.
    IV.30
  • 32. Kaivalya Pāda
    tdasvaRvr[mlapetSy }anSyanNTyaJ}eymLpm!.31.
    tadāsarvaāvarana malāpetasyajñānasyaānantyājjñeyamalpam
    Entonces, cuando se partan los velos de las impurezas, se alcanza el conocimiento más elevado, subjetic0, puro e infinito, y lo cognoscible, lo finito, aparece como trivial.
    IV.31
  • 33. Kaivalya Pāda
    tt> k«tawaRna< pir[am³msmaiÝgu[anam!.32.
    ataḥkrtarthānāṁpariṇāmakramasamāptiḥguṇānām
    Cuando se alcanza dharmameghah Samadhi, cesan las cualidades de la naturaleza (gunas). Tras colmas su propósito finaliza su secuencia de mutaciones sucesivas.
    IV.32
  • 34. Kaivalya Pāda
    ][àityaegIpir[amapraNtin¢aRý> ³m>.33.
    ksanapratiyogīparināmaaparāntanirgrāhyaḥkramaḥ
    Cuando las mutaciones de los gunas cesan de funcionas, el tiempo, movimiento ininterrumpido de momentos, se detiene. Esta deconstrucción del flujo del tiempo solo es comprensible en esta etapa final de la emancipación.
    IV.33
  • 35. Kaivalya Pāda
    pué;awRzUNyana< gu[ana< àitàsv> kEvLy< Svêpàitóa va icitziKtirit.34.
    puruṣarthashūnyānaṁgunānāṁpratiprasavaḥkaivalyaṁsvarūpapratiṣṭhāvācitishaktiḥ iti
    Kaivalya, liberación, llega cuando el yogui ha colmado los purusarthas, las cuatro metas de la vida y has transcendido los gunas. Metas y gunas regresan a su fuente, y la consciencia se establece en su propia pureza natural.
    IV.34

×