• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Neumatoscopia
 

Neumatoscopia

on

  • 3,124 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,124
Views on SlideShare
3,124
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
10
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Neumatoscopia Neumatoscopia Document Transcript

    • Revisiones Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica I. Aguilar de Armas Residente de Medicina Familiar y Comunitaria. Hospital Universitario “La Paz”. Madrid. Resumen La otitis media aguda es una de las enfermedades más frecuentes en la infancia, y unade las patologías que crea más sufrimiento al niño y a los padres, trabajo al médico y gastosanitario. En este trabajo se pretende hacer una revisión sobre esta enfermedad en cuanto a defi-niciones, causas, clínica, evolución y tratamiento. Un tema muy importante y que ha creadogran preocupación en la comunidad científica actualmente es el desarrollo de resistencias alos antibióticos de los microorganismos, y en esta patología adquiere especial importanciaya que los antibióticos son un arma terapéutica muy importante. Aquí se dedica un aparta-do en exclusiva a este tema. También se habla sobre las posibles complicaciones que puede desarrollar esta enfer-medad. La otitis media aguda es una enfermedad fundamentalmente infantil y que se conoce des-de hace muchos años; hay publicado sobre ella infinidad de artículos, trabajos y revisiones, pe-ro a pesar de todo esto no existe una pauta terapéutica clara sino que hay multitud de opinio-nes al respecto. Aquí se pretende hacer un resumen sobre las últimas tendencias terapéuticas. Palabras clave: Otitis, Niños, Resistencias, Tratamiento, Complicaciones. Abstract Acute otitis media is one of the most frequent conditions in infancy, and one of the di-sorders that provide more suffering to the child and his/her parents, medical care and sani-tary expenses. In this job, we try to make a review on this disorder: definitions, causes, symptoms,evolution and treatment. A very important item that has created great concern in the scien-tific community nowadays is the outcome of resistances to antibiotics, what is of special re-levance in otitis media where antibiotics are an important therapeutic weapon. We dedica-te a section to this item. Also we talk about the possible complications that can overcome in this disorder. AcuteOtitis Media is a condition fundamentally of infancy and it is known for long ti-me. Although there are lots of published articles, reviews and works there is not a clear the-rapeutic plan established but many opinions. We try to make a summary of the latest thera-peutic trends. Key words: Otitis, Children, Resistances, Treatment, Complications. (593) 41 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaDefiniciones otitis media subaguda. Sin embargo, el Se entiende por otitis media la pre- término más usado en la actualidad es elsencia de exudado o derrame (seroso, de otitis media con exudado (OME), yamucoso, purulento o mixto) en la cavi- que no define el contenido del exudadodad del oído medio. La duración de este de la cavidad ótica, el cual, en muchasexudado, junto a la presencia o no de ocasiones es mucoso o seropurulento,síntomas agudos acompañantes, permi- más que seroso. La OME se diagnosticate la clasificación de cada una de las for- por exploración otoscópica de exudadomas clínicas de la otitis media. en oído medio, pero sin síntomas agu- dos o muy leves, como hipoacusia. 1. Otitis media aguda (OMA) Se define como la presencia de un 3. Otitis media crónica con exudadoexudado en la cavidad media del oído Se llama a la OME que se prolonga másacompañado de al menos uno de los si- de tres meses. Si existe una otorrea deguientes síntomas agudos: otalgia (irri- más de tres meses de duración, entoncestabilidad en el lactante), otorrea, fiebre, será otitis media crónica supurada.vómitos o presencia brusca de hipoacu-sia. Se llama: otitis media aguda persis- 4. Miringitis aguda (otitis catarral)tente si aparecen nuevamente síntomas Es el enrojecimiento de la membranaantes de una semana de finalizado el timpánica sin exudado en el oido medio1.tratamiento de la OMA; otitis mediaaguda recurrente, cuando los síntomas Epidemiologíaagudos se presentan después de una se- La OMA es una de las enfermedadesmana de terminado el tratamiento; oti- infecciosas agudas más frecuentes entis media aguda de repetición, cuando pediatría.el niño tiene tres o más episodios de En relación a nuestro país se encuen-OMA en un período de seis meses o tran muy pocos datos publicados, perocinco en doce meses. sabemos que la OMA es uno de los principales motivos de consulta al pe- 2. Otitis media con exudado (OME) diatra en Atención Primaria2. En países También conocida como otitis media de nuestro entorno la OMA se presentaserosa (la sinonimia más utilizada en en el 40% de los niños durante su pri-nuestro país), otitis media secretora u mer año de vida. Parece ser más preva- (594) 42 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficalente en varones cuando se considera si a cambios en actitudes sobre la lactanciatienen hermanos mayores o no, aunque materna y al hábito tabáquico paterno5.en términos absolutos no se encuentran La atención de niños en guarderías y sudiferencias con respecto a la incidencia contacto estrecho con otros niños peque-de sexos3. En otros países europeos co- ños se ha considerado como uno de losmo Suecia, la OMA en el primer año de mayores factores de riesgo de OMA,vida se da en un 33% en las mujeres y OMA recurrente, OME y tubos de timpa-en un 35% en los varones; en Finlandia notomía entre los factores ambientales.se da globalmente en un 33,4%, y más Un meta-análisis sugiere que el cuidadofrecuentemente en varones. de niños fuera de su casa y en estas insti- En EE.UU. al menos el 90% de los ni- tuciones confiere un aumento de riesgoños tienen uno o más episodios con exu- de 2,5 veces de sufrir otitis media6.dado en el oído medio, sintomático o Otro factor ambiental implicado es laasintomático, a los 2 años de edad4. La lactancia materna. Ésta parece protegermayor incidencia se da entre los 6 y 18 del riesgo de padecer OMA. Recientesmeses de edad. Sin embargo en algunos estudios han encontrado efectos pro-países europeos se retrasa el pico de in- tectores de la lactancia materna cuandocidencia y los casos totales de otitis me- se mantiene en exclusiva durante 3-6dia debido fundamentalmente a que los meses. Un estudio concede una reduc-niños entran mayores en la guardería. ción del 13% en OMA cuando se man- Alrededor de la mitad de los niños de tiene la lactancia materna este tiempo6.EE.UU. sufren su primer episodio de oti- Existen distintas opiniones sobre el pa-tis media antes de los 6 meses de edad, pel que juega la exposición al tabaco so-y esta infección temprana está asociada bre la OMA en niños. Dos meta-análisiscon recurrencias más frecuentes de refieren riesgos relativos de 1,2-1,7 aso-OMA y OME. ciados a la exposición de tabaco, con es- timaciones de 350.000-2.200.000 caos Factores predisponentes de OMA atribuibles a esta causa anual- En los últimos años se ha observado mente en EE.UU.6,7.un incremento en la incidencia de OMA Hay otros factores predisponentesy OME en los países nórdicos y nortea- descritos en la literatura, pero parecenmericanos, que puede ser secundario de de menor entidad, como genéticos, pre-atención de niños en guarderías, debido natales, perinatales y demográficos. (595) 43 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaPatogenia 4. Patógenos (bacterias en la mayoría La patogénesis de la OMA suele pre- de los casos) pueden estar presentes ensentar la siguiente secuencia de aconte- el oído medio y proliferar en las secre-cimientos en la mayoría de los niños : ciones, dando como resultado una otitis 1. El paciente tiene un antecedente de media supurativa y sintomática.alergia o infección que desencadena Hay un amplio debate sobre el papeluna congestión de la mucosa respirato- que juegan los virus en la OMA, dándo-ria incluyendo la nasofaringe, trompa les a estos una importancia crucial en sude Eustaquio y oído medio. patogenia actualmente. La infección res- 2. La congestión de la mucosa en la piratoria vírica de vías altas parece iniciartrompa de Eustaquio da lugar a una la cascada de acontecimientos que da-obstrucción en la porción más estrecha, rán lugar al desarrollo de OMA. Unael istmo de la trompa. manera esquemática de explicar el posi- 3. Las secreciones de la mucosa del ble papel de los virus en la patogenia deoído medio no drenan y se acumulan en la OMA se muestra en la figura 1.el mismo. Así la OMA, que ha sido clásicamenteFigura 1. Cascada de acontecimientos en la patogénesis de OMA durante una infección vírica de vías respiratorias altas9 Infección vírica de vías respiratorias Respuesta inmune/ Aumento de la colonización/ inflamatoria en nasofaringe adherencia bacteriana Disfunción de trompa de Eustaquio Invasión del oído medio por bacterias Respuesta inmune/inflamatoria del oido medio Exudado del oido medio Signos y síntomas de otitis media (596) 44 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaconsiderada como una infección exclu- dia trachomatis tienen también un papel,sivamente bacteriana, parece ser una pero muy limitado, en la etiología de lacomplicación bacteriana de una infec- OMA. En pacientes con una enfermedadción vírica de vías respiratorias altas. In- respiratoria secundaria a M. pneumoniaecluso se discute si solo los virus pueden puede darse una OMA acompañante,producir signos y síntomas de OMA8. pero este microorganismo parece jugar un papel limitado en la OMA primaria.Etiología En cuanto a la C. trachomatis, se da en Las bacterias que con mayor frecuen- otitis media de niños menores de 6 me-cia causan OMA varían de unos países ses sobre todo.a otros y de unas épocas a otras. En Es- Existe un porcentaje de 20-35% depaña, el agente patógeno principal es exudados con aislamientos estériles enStreptococcus pneumoniae, aislándose las series de OMA. Estos aislamientosen el 33-35% de las OMA, seguido de negativos tienen varias interpretaciones;cerca por Haemophilus influenzae (26- algunos autores creen que pueden ser28%)9,10. bacterias anaerobias, difíciles de aislar Menos frecuentes, están S. pyogenes por su fácil destrucción en el momento(5%), E. coli (4%), P. aeruginosa (3%) de la toma; otros autores opinan que es-(aunque considerada causa frecuente te hueco pueden ocuparlo los virus. Ende otitis media crónica y otitis externa), el momento presente está por definirS. aureus (2%), anaerobios (2%) y Mo- con precisión cuál puede ser la causa deraxella catarrhalis (1%). las OMA con exudado negativo1. Estas cifras se corresponden con las Los virus son agentes muy discutidosgrandes series internacionales excepto como agentes causales de la OMA. Es-en la frecuencia de M. catarrhalis, la tos se han detectado en 8-25% delcual es la tercera bacteria en importan- exudado del oído medio de niños concia en Estados Unidos y en los países OMA, estando como únicos patógenosnórdicos europeos, con una frecuencia o acompañando a bacterias en dichodel 10-15%11,12. Es posible que en los exudado9. Los virus más frecuentemen-próximos años pueda verse un incre- te aislados, por orden de frecuencia, sonmento en la frecuencia de este patóge- el virus respiratorio sincitial (VRS), pa-no en nuestro medio. rainfluenzae (1 y 2), influenzae (A y B), Mycoplasma pneumoniae y Chlamy- enterovirus y adenovirus. Varios tipos (597) 45 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficade virus se asocian con infecciones del tirada de la tetina o pecho nada más ini-tracto respiratorio superior, que pueden ciar la toma y acompañándose en oca-desencadenar OMA, como se ha expli- siones de una pequeña crisis de llantocado en el apartado de patogenia. Otro posterior. El niño está ávido, pero el re-mecanismo de acción posible es la inte- chazo de la toma suele volver a repetirseracción con agentes bacterianos de tres de nuevo, hasta que la sensación demaneras distintas : hambre supera al dolor. En la OMA del 1. Retraso del aclaramiento de bacte- niño pequeño aún incapaz de verbalizarrias del oído medio. es frecuente que el llanto se acompañe 2. Interfiriendo en la penetración del de tirones de orejas o de introducciónantibiótico en el oído medio. del dedo en el conducto auditivo. Este es 3. Induciendo la producción local de el síntoma más importante asociado a lacitoquinas y mediadores inflamatorios, OMA, con un riesgo relativo (RR) dedando lugar a una infección más severa 21,3; aunque hasta el 15% de niños cony prolongada. otalgia no tienen OMA. Otro síntoma, aunque más inespecífi-Clínica co, es la fiebre (RR: 1,8)14. La fiebre en El diagnóstico de OMA es fundamen- la OMA no suele ser elevada y cuandotalmente clínico1. así ocurre posiblemente se debe al cata- El síntoma más característico es la rro acompañante.otalgia13. La otalgia es habitualmente de El síntoma acompañante más fre-instauración brusca y muy frecuente- cuente de la OMA es el referido catarromente nocturna. La otalgia se manifiesta de vías respiratorias altas. Éste apareceen forma de llanto intenso en el lactante previamente a la otitis.y niño pequeño, difícil de calmar, acom- Otros síntomas de la OMA son la dia-pañado de irritabilidad y también, fre- rrea y fundamentalmente los vómitos,cuentemente, de presentación nocturna: que pueden aparecer de forma brusca.el niño se despierta llorando, lo que ha- Los vómitos se pueden prolongar en elbitualmente no hacía. En el lactante se tiempo, atribuyéndose frecuentementemanifiesta, en ocasiones, en forma de a patología gastrointestinal.rechazo de la toma, biberón o pecho De manera excepcional, la OMA pue-materno. El rechazo se debe a que la de ir acompañada de retraso ponderal osucción es dolorosa, provocando una re- de fiebre prolongada. (598) 46 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica Un signo muy debatido es el del trago. Otoscopia en la otitis mediaSe presenta solo en lactantes, cuandoaún no se ha producido la osificación de 1. Tímpano normalla región. Es un signo de difícil explora- Dada la trayectoria del CAE y comoción y valoración. Se debe iniciar la ma- éste es estrecho en el niño, lo habitualniobra de presión en la región próxima al es ver la mitad inferior del tímpano,trago (p. ej., región parietal), para des- donde la única estructura importante espués de 2 o 3 presiones de ésta, realizar el triángulo luminoso. Es necesario vi-la última presión en el trago, siempre con sualizar la otra mitad superior, sin dudala misma fuerza. El niño suele llorar ya la más importante, ya que ahí se en-desde la primera presión parietal, consi- cuentra todo el relieve del pliegue delderándose como “trago positivo” cuan- martillo. Lo más sencillo para ello es to-do claramente y sin lugar a dudas el llan- mar como referencia el triángulo lumi-to del niño se incrementa con la presión noso, buscando su vértice, que coincidefinal en el lugar específico. exactamente con el final del pliegue (o Hay que tener presente que algunas apófisis larga del martillo), para desdeOMA pueden no presentar síntomas, ahí, y mediante un suave giro del es-siendo en este caso su diagnóstico úni- péculo, ir recorriendo hacia arriba todocamente otoscópico. el pliegue hasta el final, señalado por el Un dato importante es la sospecha de maleolo. El maleolo del martillo se velos padres sobre la OMA de sus hijos, como una pequeña bolita color hueso.con una sensibilidad y especificidad del Su reconocimiento es fundamental en71 y 80% respectivamente14. toda exploración otoscópica. El pliegue se ve como tal, es decir, como una arru-Diagnóstico ga delgada, más alta en su inicio, a ni- La historia clínica y la exploración física, vel del maleolo, y que va descendiendoincluida la exploración con el otoscopio, suavemente hasta terminar en un pe-suele ser suficiente para establecer el diag- queño punto brillante llamado umbus unóstico. También se hablará en este apar- ombligo, que coincide exactamentetado, de manera breve, de la neumatosco- con el vértice del triángulo luminoso.pia y del diagnóstico microbiológico me- Por encima del maleolo ya solo está ladiante timpanocentesis, ya que son dos pars flacida que carece de interés ex-técnicas importantes en esta patología. ploratorio. (599) 47 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica El borde del pliegue puede estar rojo, de los pacientes. Otros autores15 amplia-más si la exploración es prolongada. Al ron estas observaciones usando un aná-igual que el enrojecimiento general del lisis multivariante de hallazgos físicostímpano, tiene escaso valor por sí mis- asociados con la presencia de OMAmo. El enrojecimiento puede causarlo el (exudado del oído medio más síntomasllanto del niño o cualquier proceso cata- agudos); dan como resultado que larral acompañante. combinación de posición, color y movili- dad de la membrana timpánica tiene al 2. Tímpano en la OMA menos un 83% de valor predictivo posi- Es imprescindible que exista exudado tivo cuando se compara con hallazgosen la cavidad media para que exista de miringotomía.OMA. Es fácil de observar en la OMA El diagnóstico de la OMA puede tenerya que el líquido del oído medio levanta un alto grado de certeza si la membranatodo el tímpano, borrando los relieves timpánica se observa con claridad y suque antes hemos descrito. La elevación movilidad se vislumbra bien mediante lade toda la membrana se hace de forma neumatoscopia.circular, a modo de rodete, dejando unalínea central, generalmente deprimida, Neumatoscopiaseñal del pliegue ahora hundido. En La neumatoscopia es una técnica sen-ocasiones, la elevación de la membrana cilla y muy útil, que se practica muy po-es parcelar, formándose grandes burbu- co en nuestro país. Lo más importantejas. Es frecuente que el triángulo lumi- es disponer de un otoscopio adecuado.noso en la OMA esté borrado o deses- Para ello, es preciso que tenga en su ca-tructurado. El color del tímpano, más beza un punto de entrada de aire paraque rojo, suele ser cremoso, cuando no así poder conectar allí la correspondienteclaramente amarillento. pera neumática y que además disponga Arola et al.14 evaluaron el valor predic- de un cierre hermético de la cabeza parativo de los hallazgos otoscópicos para el un sellado perfecto de todo el sistema.diagnóstico de la efusión del oído me- Antes de realizar la neumatoscopia sedio. Observaron que la membrana tim- aconseja confirmar que el sistema estápánica abombada, su opacidad y la mo- herméticamente cerrado. En un oídovilidad disminuida se relaciona con exu- normal se ve cómo el tímpano se muevedado en el oído medio en más del 78% intensamente (a manera casi de “ban- (600) 48 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficadera al viento”) y cómo el tímpano en la de los 3016. Éstas se introdujeron comoOME apenas inicia un movimiento “en agentes efectivos frente a bacteriasbloque” o queda totalmente inmóvil. Gram positivas y Gram negativas. En 10 años los estreptococos del grupo A de- Timpanocentesis sarrollaron mecanismos de resistencia a El diagnóstico microbiológico específi- las sulfonamidas. De aquí en adelante,co se consigue mediante el cultivo de se fueron desarrollando nuevos meca-las secreciones del oído medio, que se nismos de resistencia entre las bacteriasobtiene mediante la punción con una patógenas a los antibióticos: Staphylo-aguja de la membrana timpánica intac- coccus aureus multirresistente en la dé-ta; esto es lo que se denomina la timpa- cada de los 50; enterobacterias Gramnocentesis. La miringotomía es una inci- negativas resistentes en los 60; primerasión en el tímpano que se utiliza nor- identificación de producción de β-lacta-malmente para drenaje terapéutico. masas por Haemophilus influenzae y Las indicaciones para la timpanocen- Moraxella catarrhalis en los 70; propa-tesis o miringotomía son: gación de Streptococcus pneumoniae y 1. Otitis media en pacientes con apa- enterococos multirresistentes en los 80;riencia séptica. y el reciente aislamiento de Staphylo- 2. Mala respuesta a tratamiento anti- coccus aureus resistente a vancomicina.biótico. Esto se ha convertido actualmente en 3. Aparición de otitis media en pacien- un problema a nivel mundial. En par-tes que están recibiendo antibióticos. ticular S. pneumoniae resistente y H. in- 4. Presencia de complicaciones supu- fluenzae productor de β-lactamasa, tie-rativas. nen un interés creciente por la impor- 5. Otitis media en neonatos, o en pa- tancia de estos patógenos en las infec-cientes con inmunodeficiencias, en los ciones del tracto respiratorio en niños.cuales pueden estar presentes microor- La aparición y extensión geográfica deganismos poco comunes. neumococo resistente se ha incrementa- do rápidamente desde los primeros ais-Resistencia a antibióticos lamientos clínicos de los años 80. Se ha La resistencia a antibióticos de los mi- reconocido en cada continente, y en al-croorganismos existe desde la introduc- gunas regiones el aislamiento de neu-ción de las sulfonamidas en la década mococo resistente supera el 60% de los (601) 49 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficacasos. Incluso mayor importancia tiene también las producen las micobacteriasla propensión del neumococo penicilín- y las nocardias. Entre las Gram negati-resistente a desarrollar resistencias a vas productoras se encuentran H. in-otros antibióticos, incluidos las cefalos- fluenzae y M. catarrhalis.porinas y antibióticos no β-lactámicos17. 4. Resistencia por eflujo activo. Los antimicrobianos no se pueden acumular Mecanismos de resistencia en la bacteria para ejercer su acción de- Las bacterias pueden desarrollar resis- bido a que estas poseen en sus envoltu-tencia a los β-lactámicos por uno de los ras una bomba que las elimina activa-siguientes mecanismos: mente. Pueden aparecer en bacterias 1. Impermeabilidad. Aparece funda- Gram positivas y en Gram negativas, ymentalmente en bacterias Gram negati- entre estas especialmente en P. aerugi-vas y se debe a disminución, pérdida o nosa18,19.cambios en las porinas. Como este cami-no lo usan otros antibióticos del mismo o Resistencia de Streptococcus pneu-distinto grupo, es un mecanismo de resis- moniaetencia múltiple. Es frecuente en entero- La Concentración Mínima Inhibitoriabacterias y en Pseudomona aeruginosa. (CMI), medida de susceptibilidad in vi- 2. Modificaciones de las dianas tro, es la concentración de un antibióti-(PBP), que son responsables de una co que es precisa para inhibir el creci-pérdida de afinidad de las PBP por los β- miento in vitro de un organismo. CMI90lactámicos. Este mecanismo es particu- es la concentración que inhibe el 90%larmente importante en bacterias Gram de los microorganismos.positivas (S. aureus, S. pneumoniae). Cuando la penicilina G se introdujo 3. Producción de β-lactamasas, que por primera vez, la CMI contra S. pneu-es el mecanismo de resistencia bacteria- moniae era de 0,01-0,03 µg/ml, y estena más importante a las penicilinas. Es- rango se tomó como referencia entas enzimas rompen el anillo β-lactámi- cuanto a la susceptibilidad de S. pneu-co, lo que origina la inactivación del an- moniae a la penicilina.tibiótico. Las β-lactamasas son un tipo En la década de los 60 había aumen-de PBP con actividad enzimática produ- tado la CMI de penicilina a 0,12-0,25cidas por multitud de bacterias, tanto µg/ml. En estos aislamientos existíanGram positivas como Gram negativas; PBP alteradas. A finales de los 70 se ob- (602) 50 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaservaron neumococos en Sudáfrica que 3. En los resistentes a penicilinas (480),tenían una CMI de 2-4 µg/ml20. Múlti- 66% dieron resistencias a macrólidos.ples cambios en las PBP explican los va- En España hay un estudio que resumelores encontrados de CMI. Basándose la evolución de las tasas de resistencia aen estos cambios de CMI, podemos cla- antibióticos de S. pneumoniae. En lasificar a los neumococos en: década de los 80 hubo un incremento a. Susceptible si CMI ≤ 0,06 µg/ml. muy importante de las resistencias a b. Resistencia intermedia si CMI = penicilina, llegando a estar en un0,12-1 µg/ml. 44,3% en 1989. En cambio, en el perí- c. Resistente si CMI ≥ 2 µg/ml. odo 1990-1996 parece que la tasa de Se han efectuado numerosos estudios resistencias a penicilina de S. pneumo-a nivel mundial acerca de la susceptibili- niae se ha mantenido estable en tornodad de S. pneumoniae a penicilinas y to- al 50%, a diferencia de otros países co-dos coinciden en un aumento muy im- mo EE.UU., Portugal y Francia, que te-portante de las resistencias (total e inter- nían unas tasas bajas en los 80, y semedia). Así, por ejemplo, en un estudio han incrementado de manera impor-en Estados Unidos de 1979 a 1997, se tante en los 9023,24. Respecto a otros an-observó que, entre 1979 y 1989, la re- tibióticos, se ha observado que estánsistencia se mantuvo estable en torno al aumentando las tasas de resistencias a5-9%, mientras que en el período 1989- eritromicina y bajando las de tetracicli-1997 hubo un crecimiento muy impor- na y cloranfenicol.tante, alcanzando niveles de resistencia Otro estudio español habla de la re-(intermedia + total) de 50-53%21,22. sistencia de S. pneumoniae en niños Existe una resistencia cruzada entre con OMA y de la influencia de la recien-penicilinas y macrólidos. En un estudio23 te terapia antimicrobiana, y se producese dieron los siguientes resultados: un gran incremento de tasas de resis- 1. Entre los aislamientos de S. pneu- tencia a penicilina. Ésta pasa de un 32%moniae penicilín-susceptible, que fue- en el período 1989-1992 a un 50% enron 732 casos, se descubrieron resisten- 1992-1996 en niños no tratados previa-cias a macrólidos en un 5% de los casos. mente con antibióticos, y llega al 90% 2. En aquellos aislamientos con sus- en casos refractarios tratados previa-ceptibilidad intermedia (264), un 37% mente, sumando las resistencias totaleseran resistentes a macrólidos. e intermedias. (603) 51 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica Resistencia de H. influenzae clavulánico y cefixima. Ha permanecido La resistencia a β-lactámicos de H. in- también susceptible a macrólidos27. Lafluenzae está casi siempre causada por CMI de amoxicilina/ácido clavulánicoproducción de β-lactamasas y da lugar frente a M. catarrhalis (< 0,02 µg/ml)normalmente a CMI > 16 µg/ml de es más baja que frente a H. influenzaeamoxicilina26. La actividad de la amoxi- (0,25-1 µg/ml).cilina en cepas productoras de b-lacta- Entre los factores de riesgo para desa-masas puede restablecerse con la suma rrollar resistencias en las otitis mediasde un inhibidor de β-lactamasa, como están el uso previo de antibióticos, edadpuede ser el ácido clavulánico, sulbac- (cuanto menor edad, mayor riesgo),tam o tazobactam27. asistencia a guarderías y hospitalización La prevalencia de cepas productoras reciente.de β-lactamasas ha cambiado en los úl-timos años; entre 1983 y 1988, 10- Colonización nasofaríngea de mi-15% de aislamientos de H. influenzae croorganismos resistenteseran productoras de β-lactamasas; a Existe una relación importante entreprincipios y mediados de los 90 este la administración de antibióticos y la co-porcentaje ascendió a 30%, llegando al lonización de S. pneumoniae en nasofa-42% en 1997. ringe, así como el de otros microorga- Haciendo estudios comparativos de nismos.CMI de varios antibióticos frente a H. in- Muchos niños se colonizan confluenzae se ha visto que los antibióticos S. pneumoniae en los primeros años deque mayor actividad tienen son amoxici- vida. En los países en vías de desarrollo,lina/ ácido clavulánico y cefixima. hasta el 60% de los niños sufren esta co- lonización a los 2 meses de edad. En los Resistencia de M. catarrhalis países industrializados es menor (15% El mecanismo de resistencia funda- en menores de 3 meses).mental a β-lactámicos es la producción El uso de antibióticos está relacionadode β-lactamasas. Hasta un 96% de los con el transporte nasofaríngeo deaislamientos de M. catarrhalis producen S. pneumoniae resistente. Estos fárma-esta enzima. cos tienen la propiedad de alterar la co- Los agentes más activos frente a este lonización nasofaríngea seleccionandomicroorganismo son amoxicilina/ácido nuevas cepas neumocócicas, bien por (604) 52 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficacrecimiento de cepas que estaban en- a las 72 horas de iniciada la sintomato-mascaradas por otros microorganismos, logía. En un estudio británico31 se con-o por adquisición de nuevas bacterias. cluye que la prescripción inmediata de Uno de los mayores problemas es la antibióticos para la OMA reduce la du-aparición de neumococos resistentes a ración de la enfermedad, pero el benefi-más de un grupo de antibióticos, o neu- cio se da después de las primeras 24 ho-mococos multirresistentes. Otro es que ras, cuando los síntomas ya se están re-el incremento de la prevalencia de solviendo. La actitud “esperar y ver” esS. pneumoniae resistente en la nasofa- óptima y aceptada para la mayoría deringe puede aumentar la transmisión a los padres y da lugar a una reduccióncontactos estrechos, especialmente del uso de antibióticos en un 76%.a niños de familias numerosas y en La antibioterapia aporta una discretaguarderías. Las consecuencias inmedia- ventaja en la OMA benigna y un bene-tas de este problema son: ficio más importante si la enfermedad es 1. Disminución de la respuesta clínica grave. Sin olvidar el elevado porcentajey bacteriológica a los antibióticos. de curación espontánea que tiene la en- 2. Aumento del transporte nasofarín- fermedad, algunos autores proponengeo de microorganismos resistentes28. un tratamiento más flexible e individua- lizado siguiendo criterios de edad del ni-Tratamiento ño, gravedad de los síntomas y antece- No existe en este momento un trata- dentes previos32.miento único o universal para la OMA. Una conducta correcta sería que enLa antibioterapia es una parte muy im- niños mayores de 2 años sin enferme-portante, pero hay multitud de opinio- dad grave (otalgia importante o fiebrenes acerca de cuándo introducirla y de elevada) ni OMA recurrente o persis-qué manera. tente, podría tratarse la enfermedad de La OMA es una enfermedad con un forma sintomática siguiendo el curso clí-elevado porcentaje de curación espon- nico durante la primera semana. Por eltánea29, con datos de hasta un 90% de contrario, si el enfermo es menor de 2curación sin tratamiento antibiótico30. años o tiene signos de gravedad o una Una corriente de opinión importante historia de OMA recurrentes debería seres tratar con antibióticos solo a aquellos tratado con antibioterapia desde el mo-pacientes que no tienen mejoría clínica mento del diagnóstico33. (605) 53 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica La duración habitual del tratamiento Las alternativas a la amoxicilina en lade la OMA es de 10 días. En cambio, OMA son, fundamentalmente, β-lactá-hay estudios que obtienen resultados micos/inhibidor β-lactamasas, cefalos-satisfactorios con tratamientos de hasta porinas y macrólidos. Hay una relación5 días en OMA no complicadas34. En la de antibióticos eficaces frente a OMAliteratura hay multitud de actitudes pro- que va renovando periódicamente lapuestas en cuanto a la duración del tra- FDA17. Los más utilizados en Estadostamiento, por lo que debe ser igualmen- Unidos son amoxicilina/ácido clavuláni-te individualizado33. co, cefuroxima axetil y ceftriaxona i.m. El tratamiento clásico de la OMA es la Los antibióticos orales de actividad másamoxicilina por su buena efectividad, equilibrada frente a S. pneumoniae yaceptabilidad, pocos efectos secundarios H. influenzae son amoxicilina, amoxici-y relativo bajo coste. Ante los fallos clíni- lina/ácido clavulánico, ampicilina/sul-cos con dosis estándar de amoxicilina bactam y cefuroxima37. Los macrólidos(40-50 mg/kg/día), antes de abandonar tienen una buena actividad frente alsu utilización debería considerarse la ad- neumococo, aunque su actividad frenteministración de dosis de 80 mg/kg/día. al H. influenzae es inferior a los β-lactá-Estas dosis darían concentraciones más micos, siendo la azitromicina la más ac-altas de antibiótico en sangre y oído me- tiva frente a este último germen. La re-dio (hasta 8 µg/ml) y sería eficaz frente sistencia de neumococo a macrólidos ena S. pneumoniae de susceptibilidad in- España es de alrededor del 20% en ce-termedia o, incluso, resistente35. pas sensibles a penicilina, y del 50% en En las OMA la mejoría clínica espon- cepas resistentes.tánea se da en más del 70% de los ca- La ceftriaxona i.m. es una buena alter-sos; con este marco, un medicamento nativa como tratamiento de OMA concon una actividad antibacteriana míni- fallo terapéutico oral previo. La ceftria-ma puede parecer que sea casi tan efec- xona es particularmente útil para el tra-tivo como los antibióticos de mayor po- tamiento de OMA por S. pneumoniaeder. Esto se denomina “fenómeno Poll- penicilín-resistente (SpPR)38. Hay unayana”, nombre tomado de la heroína de discusión en cuanto a la duración de es-la novela Pollyana, de E.H. Porter36. Es te tratamiento, con dos posiciones, unaun dato a tener en cuenta como factor en la que se administra 50 mg/kg/díade confusión. i.m. (dosis única diaria) durante 1 día, y (606) 54 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaotra en la que se da esta misma pauta Una propuesta ecléctica de tratamien-pero durante 3 días. Esta última postura to se contempla en la Tabla I.parece que supera en resultados a la pri- Si existe fracaso terapéutico a las 48-mera. Incluso hay autores que aseguran 72 horas con amoxicilina a altas dosis seque el régimen de ceftriaxona i.m. 50 recomienda pasar a amoxicilina-ácidomg/kg/día durante 3 días es el trata- clavulánico o cefuroxima-axetilo por lamiento de elección para OMA resisten- posible presencia de Haemophilus in-tes al tratamiento inicial39. fluenzae productor de β-lactamasas.Tabla I. Tratamiento de la otitis media aguda (OMA)Niño mayor de 2 años:Sin factores de riesgo: analgésicosCon factores de riesgo: amoxicilina 50 mg/kg/día, 5-7 díasNiño menor de 2 años:Con factores de riesgo de neumococo resistente: amoxicilina 80-90 mg/kg/día, 10 días.Sin factores de riesgo: amoxicilina 50 mg/kg/día, 7-10 díasFracaso terapéutico en 48-72 horas:Amoxicilina-ácido clavulánico a 40 mg/kg/día, cefalosporinas orales con actividad frentea β- lactamasas o ceftriaxona i.m.Fracaso terapéutico a toda la medicación anterior:TimpanocentesisOMA persistente (recaída inmediata postratamiento):Mantener igual antibioterapia pero 2-3 semanasOMA recurrente (recaída tardía):Tratamiento convencional y valorar profilaxis los meses de invierno si se dan más de 3-4 episodios en 6 mesesFactores de riesgo:1. Otalgia intensa o fiebre elevada2. Antecedentes familiares de hipoacusia por OMA en la infancia3. Antecedentes personales de OMA de repeticiónFactores de riesgo para contraer una OMA por neumococo con resistencia a los antibióticos:1. Tratamiento antibiótico en los días o semanas previas (no hay consenso en este sentido)2. Asistencia a guardería, especialmente en niños menores de 2 años3. Asistencia a guardería de un hermano (607) 55 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaTambién se puede utilizar cefixima o otitis media recurrente y persistente se-ceftibuteno por su excelente actividad ría la señalada en la tabla II40.frente a estas cepas. Una alternativa nohabitual es ceftriaxona. No están indica- Complicacionesdas las gotas óticas en la OMA. Tras una OMA puede desarrollarse Otra propuesta de tratamiento para la una complicación o una secuela. AlgunaTabla II. Tratamiento de OMA recurrente y persistente. Adaptado de Dowell et al42Antibiótico en el mes previo Fallo clínico Fallo clínico del tratamiento en día 3 del tratamiento en días 10-28 No Amoxicilina altas dosis*; Amoxicilina/ácido clavulánico dosis usuales de amoxicilina altas dosis*; cefuroxima axetil; ceftriaxona MI** Sí Amoxicilina altas dosis; Ceftriaxona IM**, Amoxicilina/ácido clavulánico amoxicilina/ácido clavulánico clindamicina*** altas dosis; cefuroxima axetil; altas dosis*; cefuroxima axetil o timpanocentesis ceftriaxona IM o timpanocentesis.*Amoxicilina a altas dosis : 80-90 mg/kg/día. Amoxicilina/ácido clavulánico a altas dosis: 80-90 mg/kg/día con6,4 mg/kg/día de ácido clavulánico.**Eficacia documentada en OMA con fallo en el tratamiento previo, si se utiliza una vez al día durante 3 días.***Clindamicina no es efectiva frente a H. influenzae o M. catarrhalis.Tabla III. Complicaciones de la otitis media Complicaciones intratemporalesPérdida auditiva MastoiditisPerforación timpánica PetrositisOM crónica supurativa LaberintitisColesteatoma Parálisis facialOM adhesiva Granuloma de colesterolTimpanosclerosis Dermatitis eczematoide infecciosaDiscontinuidad osicular y fijación Complicaciones intracranealesMeningitis Absceso cerebralAbsceso extradural Trombosis seno lateralEmpiema subdural Hidrocefalia óticaEncefalitis focal ótica (608) 56 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficade estas situaciones, de todos modos, taje ha disminuido y también las muertespuede clasificarse como complicación y causadas por estas complicaciones. Lassecuela, como la pérdida auditiva. Tam- tasas de mortalidad (por 100.000 perso-bién una complicación puede dar lugar nas) por otitis media y mastoiditis entrea otra, como una mastoiditis aguda 1936 y 1976 ha pasado de 2 a menos depuede causar una petrositis o puede 0,0143.propagar la infección a la cavidad intra- En una reciente revisión de 100 niñoscraneal. En la tabla III se muestra la cla- tratados por una complicación intra-sificación y secuelas de la otitis media41. temporal en el Children’s Hospital of Pittsburgh entre 1980 y 1995, 72% tu- Complicaciones intratemporales vieron una mastoiditis aguda, 22% una La pérdida auditiva se puede conside- parálisis facial, 5% una laberintitis agu-rar una complicación, pero también una da y 4% una petrositis aguda44.secuela de otros procesos como otitis Sin embargo, en países en vías de de-media adhesiva o fijación de los huesos sarrollo estas complicaciones son fre-del oído interno. Alteraciones vestibula- cuentes por una asistencia sanitaria de-res, de equilibrio y de funciones moto- ficiente. Hay estudios en países en de-ras pueden ser también una complica- sarrollo en los que existen 33% de per-ción, porque la presencia de exudado foración timpánica, 6% de otorrea yen oído medio puede alterar estas fun- 5% de mastoiditis45. En un período de 8ciones. años (1983-1990) en un centro médico Frecuencia. Aún se siguen observando del norte de Tailandia se atendió a 77complicaciones y secuelas de la OMA a pacientes con una complicación intra-pesar del uso generalizado de antibióti- temporal de OM; 45% tuvieron paráli-cos para tratar esta enfermedad. Entre sis facial, 42% mastoiditis aguda y 26%las complicaciones supurativas intratem- laberintitis; bastantes pacientes tuvieronporales, la mastoiditis y la parálisis facial más de una complicación46.son las más comunes. En la era preanti-biótica la frecuencia de la mastoiditis es- Perforación timpánicataba en 5-10% de los pacientes que de- Es la complicación más frecuente de lasarrollaban OMA42. Tras la introducción OMA después de la pérdida auditiva.y el uso de antibióticos para la OMA en Cuando una OMA se complica con unalos países industrializados, este porcen- perforación (normalmente acompañada (609) 57 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficacon otorrea) se puede dar una de las si- Una timpanoplastia para reparar laguientes situaciones: perforación timpánica suele recomen- 1. Resolución de la OMA y cicatriza- darse y es el proceso quirúrgico mayorción del defecto timpánico. más frecuente en oídos de los niños en 2. Resolución de la OMA pero se el mundo; el proceso quirúrgico menormantiene una perforación crónica. más frecuente en oídos de niños en el 3. La perforación y la OM se mantie- mundo es la colocación de tubos denen crónicas. timpanostomía. 4. Desarrollo de una complicación su- La OM crónica supurativa es una con-purativa de OM. secuencia frecuente de la OMA en la El oído medio es susceptible de OMA y, que se da una perforación aguda es-posteriormente, de OM crónica supurati- pontánea con otorrea y que progresa ava cuando está presente una perforación un estadio crónico. Puede también aso-crónica. Puede darse por contaminación ciarse a un colesteatoma. En este cua-del oído medio a partir del conducto au- dro el microorganismo más frecuente-ditivo externo o por reflujo de secreciones mente aislado es la P. aeruginosa. Lanasofaríngeas en el oído medio. mastoiditis es parte del proceso patoló- Las bacterias causantes de OMA y gico invariablemente.otorrea son normalmente las mismasque causan OMA cuando el tímpano Mastoiditisestá íntegro a excepción de P. aerugino- La mastoiditis aguda sin perios-sa, que causa OMA cuando está pre- teítis/osteítis (tabla IV) es la extensiónsente una perforación timpánica47. natural y parte del proceso patológicoTabla IV. Tipos de mastoiditis Mastoiditis agudaSin periosteítis/osteítisCon periosteítisCon osteítis con/sin absceso subperióstico Mastoiditis subaguda (o mastoiditis enmascarada)Puede no ser evidente, pero puede causar otra complicación supurativa en hueso temporal Mastoiditis crónicaParte de la evolución de otitis media crónica supurativa (610) 58 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficade la OMA. Los signos o síntomas espe- En la mastoiditis aguda con osteítis pue-cíficos de infección mastoidea como de estar presente un absceso subperiósti-protrusión de la pina, hinchazón pos- co. Los signos y síntomas son parecidos atauricular, dolor postauricular, otalgia o los descritos en la mastoiditis aguda coneritema no están presentes en el tipo periosteítis. Cuando no existe un abscesomás frecuente de mastoiditis. Este esta- subperióstico, TAC ayuda al diagnóstico.dio puede resolverse (que es lo más co- En la tabla V se muestran los hallazgosmún) o progresar a una complicación bacteriológicos de 65 niños que desarro-real de otitis media. llaron mastoiditis aguda con periosteí- La mastoiditis aguda con periosteítis tis/osteítis46, pudiendo servir de referen-se desarrolla cuando la infección de la cia sobre la etiología de esta enfermedad.mastoides invade el periostio que la cu-bre. La vía de infección es por los cana- Parálisis facialles venosos. La clínica que da es erite- Se da en episodios de OMA por expo-ma, ligero hinchazón y dolor en el área sición del nervio facial debido a unapostauricular. El eritema en este estado deshidencia congénita ósea en su por-de mastoiditis ni debe confundirse con ción timpánica. También puede ocurrirla presencia de un absceso subperiósti- como complicación de una mastoiditisco, que es la manifestación de mastoidi- aguda con osteítis, o de una OM cróni-tis aguda con osteítis. ca supurativa.Tabla V. Etiología de mastoiditis agudaMicroorganismo Nº aislamientosStreptococcus pneumoniae 21 (32,3%)Pseudomona aeruginosa 19 (29,2%)Streptococcus pyogenes 12 (18,5%)Difteroides 9 (13,9%)Anaerobios 7 (10,8%)Otros* 39 (60,0%)Estéril 6 (9,2%)Total** 113*Staphylococcus coagulasa-negativo (23 casos), Streptococcus µ-hemolítico (4 casos), Haemophilus influenzae(3 casos), Micrococcus spp. (2 casos) y 1 caso de cada uno de los siguientes: Moraxella catarrhalis, Staphylococcusaureus, Staphylococcus, Enterobacter cloacae, Neisseria spp., Enterococcus spp. y Citrobacter diversus.**Total de aislamientos > 100% porque algunos aislamientos son polimicrobianos. (611) 59 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica La parálisis facial en la era preantibió- neurosensorial, de conducción o ambas.tica ocurría en 0,5% de los pacientes Cuando es de conducción, la pérdidacon OMA; actualmente ocurre en auditiva puede ser transitoria o perma-0,005%, como demuestran en un estu- nente; cuando es neurosensorial, sueledio reciente danés48. ser permanente. La pérdida auditiva causada por una Laberintitis otitis media crónica y recurrente puede Se da cuando la infección invade el oí- asociarse con un retraso o alteración deldo interno desde le oído medio, senos desarrollo del habla, lenguaje y cogni-mastoideos o desde ambos. También ción en niños pequeños.puede ser consecuencia de una menin- La pérdida auditiva neurosensorial per-gitis, que puede ser o no, a su vez, com- manente, como complicación de una oti-plicación de una otitis media. tis media, suele ser el resultado de la ex- La OMA puede llegar a oído interno a tensión de la infección, o de los produc-través de una vía preformada, como tos de la inflamación dentro del laberinto.una fístula perilinfática, que es un de-fecto congénito entre el oído medio y el Disfunción motora, vestibular y dellaberinto. El S. pneumoniae es un mi- equilibriocroorganismo frecuentemente aislado La causa más frecuente de alteracionesen esta complicación. vestibulares en niños es la otitis media. Suele darse en esta malformación una Hay niños que refieren problemas depérdida auditiva progresiva o fluctuante equilibrio, como vértigo, cuando existeneurosensorial, que ocurre durante el exudado en el oído medio. Hay estudiosataque de OMA49,50. sobre la función laberíntica en niños con De todos modos, la laberintitis puede y sin exudado en el oído medio que de-suceder incluso sin una comunicación muestran que el sistema vestibular estáanormal entre los oídos medio e inter- afectado, y después de la colocación deno, especialmente cuando la otitis me- tubos de timpanostomía estas alteracio-dia no es tratada. nes mejoran sustancialmente51. Pérdida auditiva Secuelas Es la complicación y secuela más fre- Después de una otitis media puedencuente de la otitis media y puede ser quedar secuelas como otitis media ad- (612) 60 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficahesiva, timpanosclerosis, fijación osicu- cuentes en los países industrializados,lar o discontinuidad osicular. El coles- pero todavía se dan. Entre 1980 y 1997teatoma puede ser una secuela de la en el Children’s Hospital of Pittsburg, seotitis media, pero suele ser secundario a trató a 37 niños por una complicaciónatelectasias del oído medio en donde intracraneal de una otitis media, cuyaestá presente una retracción timpánica. distribución se refleja en la tabla VI, y da una idea sobre la distribución en fre- Complicaciones intracraneales cuencia de estas complicaciones en los Las complicaciones intracraneales es- países más desarrollados.tán clasificadas en la tabla III. Estas A diferencia de la baja frecuencia decomplicaciones pueden ser consecuen- estas complicaciones en los países máscia directa de una otitis media, pero desarrollados, ésta se mantiene alta entambién pueden ser secundarias a algu- las naciones en vías de desarrollo. Unna complicación intratemporal, como centro médico en Tailandia publicó quemastoiditis, petrositis o laberintitis, o se- entre 1983 y 1990, 43 niños y adultoscundaria a otra complicación intracra- desarrollaron una complicación intracra-neal de otitis media. neal de otitis media y 8 murieron, princi- Epidemiología. En la era preantibióti- palmente por un absceso cerebral48.ca las complicaciones intracraneales de Microbiología. H. influenzae yla otitis media eran frecuentes, y solían S. pneumoniae son los microorganis-ser causa de muerte. En 1935, en un es- mos más frecuentemente aislados entudio de 3.225 pacientes que tenían este tipo de complicaciones en el oídomastoiditis, el 6% desarrolló una com- medio y/o mastoides. Menos frecuen-plicación intracraneal, y de estos el 76% tes son Staphylococcus coagulasa-ne-murió43. Tras la generalización del uso gativo, P. aeruginosa, Proteus spp.,de antibióticos para el tratamiento de la diphteroides, anaerobios y Gram nega-otitis media, la incidencia de las malas tivos.evoluciones secundarias a estas compli- Notas de agradecimiento: Al Dr. Fer-caciones disminuyó espectacularmente. nando del Castillo Martín, por su inesti- Actualmente con el uso generalizado mable guía y dirección en este trabajo.de los antibióticos, las complicaciones Al Dr. Ricardo Gracia Bouthelier, por suintracraneales son mucho menos fre- continua ayuda. (613) 61 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaTabla VI. Distribución de 48 complicaciones intracraneales de otitis media en 37 niños en Children’s Hospital of Pittsburg, de 1980 a 1997Diagnóstico Nº de pacientesMeningitis 20 (54%)Absceso epidural 7 (19%)Absceso cerebral 1 (2,7%)Trombosis del seno lateral 9 (24%)Hidrocefalia 9 (24%)Trombosis del seno cavernoso 1 (2,7%)Trombosis de la arteria carótida 1 (2,7%)Total 48**9 (24,3%) pacientes tuvieron más de 1 complicación (614) 62 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaBibliografía Spain: a prospective study based on 1. Del Castillo F. Otitis media en el tympanocentesis. Pediatr Infect Dis Jniño. Salud rural 1996; (2): 15-28. 1996; 15: 541-543. 2. Riquelme M, Gásquez CI, Mena E, 10. Del Castillo F, Baselga B, Baque-Mugurza D. Otitis media aguda en una ro F, García MJ. Estudio prospectivo deconsulta de pediatría. An Esp Pediatr 122 aislamientos de otitis media aguda1996; 44: 433-436. en niños. Acta Pediatr Esp 1999; 57: 3. García Vera C. Otitis media aguda 465-469.durante el primer año de vida y su rela- 11. Ruuskanen O, Heikkinen T. Otitisción con factores de riesgo. An Esp Pe- media: etiology and diagnosis. Pediatrdiatr 1997; 47: 473-477. Infect Dis J 1994; 13: S23-S26. 4. Paradise JC, Rocket HE, Colborn K 12. Bluestone CD, Stephenson JS,et al. Otitis media in 2253 Pittsburgh- Martin LM. Ten-year review of otitisarea infants: prevalence and risk factors media pathogens. Pediatr Infect Dis Jduring the first two years of life. Pedia- 1992; 11: S7-S11.trics 1997; 99: 318-333. 13. Kontiokari T, Koivunen P, Niemelä 5. Daly KA, Giebink S. Clinical epide- M, Pokka T, Uhari M. Symptoms of acu-miology of otitis media. Pediatr Infect te otitis media. Pediatr Infect Dis J 1998;Dis J 2000; 19: S31-S36. 17: 676-679. 6. Uhari M, Mantysaari K, Niemela 14. Arola M, Ruuskanen O, Zieglel TM. A meta-analytic review of the risk et al. Clinical role of respiratory virusesfactors for acute otitis media. Clin In- in acute otitis media. Pediatrics 1990;fect Dis 1996; 22: 1079-1083. 86: 848-855. 7. Di Franza JR, Lew RA. Morbility 15. Pelton SI. Otoscopy for the diag-and mortality in children associated nosis of otitis media. Pediatr Infect Dis Jwith the use of tobacco products by ot- 1998; 17: 540-543.her people. Pediatrics 1996; 97: 560- 16. Klein JO. Clinical implications of568. antibiotic resistance for management of 8. Chonmaitree T. Viral and bacterial acute otitis media. Pediatr Infect Dis Jinteraction in acute otitis media. Pe- 1998; 17: 1084-1089.diatr Infect Dis J 2000; 19: S24-30. 17. Dagan R. Clinical significance of 9. Del Castillo F, García A, Baquero F. resistant organisms in otitis media. Pe-Bacteriology of acute otitis media in diatr Infect Dis J 2000; 19: 378-382. (615) 63 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica 18. Gómez García AC, Pérez Giraldo crobial resistance of 1113 Streptococ-C, Blanco Roca MT, Morán Domínguez cus pneumoniae isolates from patientsFJ, Hurtado Manzano C. Penicilinas. with respiratory tract infections inMedicine 1998; 7 (80): 3707-3717. Spain: results of a 1-year (1996-1997) 19. García Sánchez JE, Fresnadillo multicenter surveillance study. Antimi-Martínez MJ, García Sánchez E. Anti- crob Agents Chemother 1999; 43 (2):bióticos β-lactámicos: concepto y clasi- 357-359.ficación. Medicine 1998; 7 (88): 4109- 25. Del Castillo F, Baquero-Artigao F,4115. García Perea A. Influence of recent an- 20. Appelbaum PC, Bhamjee A, tibiotic therapy on antimicrobial resis-Scragg JN, Hallet AF, Bowen AJ, Cooper tance of Streptococcus pneumoniae inRC. Streptococcus pneumoniae resis- children with AOM in Spain. Pediatr In-tant to penicillin and chloramphenicol. fect Dis J 1998; 17: 94-97.Lancet 1977; 2: 995-997. 26. Jacobs MR. Increasing antibiotic 21. Jacobs MR, Appelbaum PC. Anti- resistance among otitis media patho-biotic-resistant pneumococci. Rev Med gens and their susceptibility to oralMicrobiol 1995; 6: 77-93. agents based on pharmacodynamic pa- 22. Jacobs MR, Bajacsouzian S, Zilles A, rameters. Pediatr Infect Dis J 2000; 19:Lin G, Pankuch GA, Appelbaum PC. Sus- S47-S56.ceptibilities of Streptococcus pneumo- 27. García Rodríguez JA, Trujillanoniae and H. influenzae to 10 oral antimi- Martín I. β-lactámico/inhibidor de β-crobial agents based on pharmacodyna- lactamasas. Medicine 1998; 7 (88):mic parameters: 1997 US surveillance 4116-4127.study. Antimicrob Agents Chemother 28. Dagan R, Leibovitz E, Leiberman1999; 43: 1901-1908. A, Yagupsky P. Clinical significance of 23. Fenoll A, Jado I, Vicioso D, Pérez antibiotic resistance in AOM and impli-A, Casal J. Evolution of Streptococcus cation of antibiotic treatment on carria-pneumoniae serotypes and antibiotic ge and spread of resistant organisms.resistance in Spain: update (1990 to Pediatr Infect Dis J 2000; 19: S57-S65.1996). J Clin Microbiol 1998; 36 (12): 29. Del Castillo F. Tratamiento de la3447-3454. otitis media aguda en niños. Algunos 24. Baquero F, García Rodríguez JA, interrogantes. Enferm Infecc MicrobiolGarcía de Lomas J, Aguilar L. Antimi- Clin 1997; 15: 212-217. (616) 64 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográfica 30. Van Buchem FL, Peeters MF, 37. Del Castillo F. Nuevos macrólidosVan’t Hof MA. Acute otitis media: a y cefalosporinas orales en pediatría. Annew treatment strategy. Br Med J 1985; Esp Pediatr 1995; 42: 321-327.290: 1033-1037. 38. Gehanno P, Nguyen L, Barry B, 31. Little P, Gould C, Williamson J, Derriennic M, Pichon F, Goehrs JM, Ber-Moore M, Warner G, Dunleavey J. che P. Erradication by ceftriaxona ofPragmatic randomised controlled trial Streptococcus pneumoniae isolates withof two prescribing strategies for child- increased resistance to penicillin in ca-hood acute otitis media. Br Med J ses of acute otitis media. Antimicrob2001; 322: 336-342. Agents Chemother 1999; 43: 16-20. 32. Paradise JL. Treatment guidelines 39. Leibovitz E, Piglansky L, Raiz S,for otitis media: the need for breath Press J, Leiberman A, Dagan R. Bacte-and flexibility. Pediatr Infect Dis J 1995; riologic and clinical efficacy of one day14: 429-435. vs. three day IM ceftriaxone for treat- 33. Del Castillo F. Tratamiento de la ment of non-responsive acute otitisotitis media aguda. Viejos patógenos, media in children. Pediatr Infect Dis Jnuevos tiempos. An Esp Pediatr 1998; 2000; 19: 1040-1045.48: 339-342. 40. Pichichero ME. Recurrent and 34. Kozyrskyj AL, Hildes-Ripstein GE, persistent otitis media. Pediatr InfectLongstaffe SE, Wincott JL, Sitar DS, Klas- Dis J 2000; 19: 911-916.sen TP, Moffatt ME. Short course antibio- 41. Bluestone CD. Clinical course,tics for acute otitis media. Cochrane Da- complications and sequelae of acutetabase Syst Rev 2000; (2): CD 001095. otitis media. Pediatr Infect Dis J 2000; 35. Seidel K, Shelton S, McCracken 19: S37-S46.GH Jr. Middle ear fluid concentration 42. Giebink GS. Risk of mastoiditis inof amoxicilin after large dosages in typical otitis media not managed by an-children with acute otitis media. Pe- tibiotics. Lancet 1982; 1: 111.diatr Infect Dis J 1997; 16: 710-711. 43. Wright PF. Indications and dura- 36. Marchant CD, Carlin SA, Johnson tion of antimicrobial agents for acuteCE, Shurin PA. Measuring the compara- otitis media. Pediatr Annu 1984; 13:tive efficacy of antibacterial agents for 377-379.acute otitis media: the “Pollyana phe- 44. Goldstein NA, Casselbrant ML,nomenon”. J Pediatr 1992; 120: 72-77. Bluestone CD, Kurs-Lasky M. Intratem- (617) 65 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002
    • Aguilar de Armas I. Otitis media aguda en niños. Revisión bibliográficaporal complications of acute otitis me- 48. Ellefsen B, Bonding P. Facial palsydia in infants and children. Otolaryngol in acute otitis media. Clin OtolaryngolHead Neck Surg 1998; 119: 444-454. 1996; 21: 393-395. 45. Berman S. Otitis media in develo- 49. Bluestone CD. Otitis media andping countries. Pediatrics 1995; 96: congenital perilymphatic fistula as a126-131. cause of sensorineural hearing loss in 46. Kangsanarak J, Fooanant S, children. Pediatr Infect Dis J 1988; 7:Ruckphaopunt K, Navacharoen N, Teo- S141-S145.trakul S. Extracranial and intracranial 50. Weber PC, Pérez BA, Bluestonecomplications of suppurative otitis me- CD. Congenital perilymphatic fistuladia: report of 102 cases. J Laryngol Otol and middle-ear abnormalities. Laryn-1993; 107: 999-1004. goscope 1993; 103: 160-164. 47. Mandell EM, Casselbrant ML, Roc- 51. Golz A, Westerman ST, Gilbertkette HE, Kurs-Lasky M. Acute otorrhea: LM, Joachims HZ, Netzer A. Effect ofbacteriology of a common complications middle-ear effusion on the vestibularof tympanostomy tubes. Ann Otol Rhi- labyrinth. J Laryngol Otol 1991; 105:nol Laryngol 1994; 103: 713-719. 987-989. x (618) 66 Revista Pediatría de Atención Primaria Volumen IV. Número 16. Octubre/diciembre 2002