Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Documento de teroria de la arquitectura
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply
Published

Documento de apoyo de aprendisaje de la materia de teoria de la arquitectura I

Documento de apoyo de aprendisaje de la materia de teoria de la arquitectura I

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
784
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
50
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿Qué es Arquitectura? DEFINICIONES DE ARQUITECTURA La arquitectura se define comúnmente como el arte de proyectar y construir edificios o espacios para el uso del hombre, siendo considerada «arte» desde el momento en que conlleva una búsqueda estética. No obstante, las definiciones de arquitectura son tantas como teóricos y arquitectos las han intentado. Ya Vitruvio, en De Architectura (siglo I a.C.), señalaba como características de la arquitectura la firmitas, o seguridad a nivel técnico y constructivo, la utilitas, o función a que se destina, y la venustas o belleza que posee. Por su parte, LeonBattista Alberti, en De re aedificatoria (1450-1485), afirmaba que la arquitectura consistía en la realización de una obra de manera que el movimiento de los pesos o cargas y el conjunto de materiales elegidos, fuese útil al servicio del hombre. En el siglo XIX, EugèneViollet-le-Duc consideraba que la arquitectura o arte de edificar constaba de dos partes igualmente importantes: la teoría y la práctica. Mientras la teoría abarcaba el arte, las reglas heredadas de la tradición y la ciencia que podía ser demostrada por fórmulas invariables, la práctica era la perfecta adecuación de la teoría a los materiales, al clima, a las necesidades que se pretendía cubrir en cada caso. John Ruskin, el autor de Las siete lámparas de la arquitectura (1849), especialmente preocupado por cuestiones socioculturales y económicas, definía la arquitectura como el arte de decorar y componer edificios cuya contemplación debía contribuir a la salud, a la fuerza y al placer del espíritu humano. De una manera más práctica y moderna, SigfriedGiedion definió la creación arquitectónica como la correcta aplicación de los materiales y de los principios económicos a la creación de espacios para el hombre. Dentro de esta variedad de definiciones del hecho arquitectónico, sobre cuyas interpretaciones más adelante nos extenderemos, no podemos dejar de mencionar la existencia de otras basadas en el aspecto semántico de la arquitectura. Se deriva de estas definiciones que la arquitectura presenta ciertas peculiaridades que la diferencian de las demás artes. a) LA TÉCNICA Y LOS MATERIALES Una de ellas es la preponderancia de los aspectos materiales y técnicos. La técnica constructiva es aquella parte de la arquitectura que se ocupa de la correcta utilización de los materiales en función de sus cualidades y de su naturaleza, de modo que cumplan satisfactoriamente las condiciones de solidez, aptitud y belleza. Las tecnologías con que cuenta la arquitectura son diversas y pueden darse solas o combinadas. Siguiendo a Alexandre Cirici, diremos que existe la arquitectura de madera, así como la textil, la de tierra cocida, la de piedra, la de ladrillo, la metálica, la del hormigón armado y, finalmente, la que utiliza el plástico y la fibra de vidrio, con las técnicas inherentes a cada una de ellas. La técnica constructiva de una sociedad depende, entre otras cosas, del nivel tecnológico que esa sociedad posea y de las necesidades que se pretendan cubrir en cada caso y que son, obviamente, variables según las épocas y las culturas. b) LA FUNCIONALIDAD El aspecto funcional es otra de las características diferenciadoras de la arquitectura. Que una arquitectura debe servir para aquello para lo que ha sido creada es evidente y será precisamente este aspecto funcional el que originará las múltiples tipologías de edificios según su finalidad.
  • 2. Sin embargo, la paradoja surge al comprobar que, a pesar de su funcionalidad, que nos lleva a vivir en permanente contacto con ella, el lenguaje de la arquitectura parece ser el más desconocido, el más lejano para la mayoría de nosotros. La mayor dificultad radica en sus formas no figurativas, en su abstracción. En este aspecto, el aprendizaje al que nos ha sometido la pintura abstracta contemporánea resulta especialmente importante, por cuanto nos ha hecho comprender el valor intrínseco de las formas desnudas de significaciones figurativas. La arquitectura posee pues un sentido comunicativo, en el que se mezclan factores referenciales de todo tipo: religiosos, políticos, populares, históricos, etc. Pero aun conviniendo en que la arquitectura sea el arte de diseñar y construir edificios, en que la preeminencia de los elementos materiales y técnicos y los valores funcionales sean características diferenciadoras, y en que posea un lenguaje formal abstracto susceptible de ser interpretado, no es en estos rasgos donde se halla su esencia. c) EL ESPACIO El elemento que verdaderamente caracteriza el fenómeno arquitectónico, diferenciándolo de las demás artes, es el espacio. Espacio interior que, definido por unos límites físicos -muros-, determina un volumen, al tiempo que posibilita la función arquitectónica y el recorrido interior del edificio. De esa posibilidad de un recorrido interior se desprende un nuevo factor: el temporal, el del tiempo invertido en la realización del mismo. Estas características de la arquitectura conllevan graves problemas de representación y esto repercute, lógicamente, en el desconocimiento generalizado que se tiene de ella. Si no puede decirse que se conoce un edificio hasta que se ha experimentado su interior y analizado las relaciones de éste con el exterior, es evidente que nuestra experiencia arquitectónica es reducida. Las publicaciones sobre arquitectura utilizan planos de plantas, cortes transversales y longitudinales, dibujos de fachadas, perspectivas axonométricas, fotografías, etc., que, si bien constituyen poderosos auxiliares y cada uno de ellos posee reconocidos valores, resulta insuficientes para representar de manera satisfactoria el espacio e intentar sustituir la múltiple experiencia personal del edificio. CUESTIONARIO DEL WORK PAPER #2 1. ¿Qué es Arquitectura? 2. ¿Según Giedion, cuales son los elementos que diferencian a la arquitectura de otras artes? 3. ¿Por qué se dice que el espacio es el elemento más importante en la arquitectura?
  • 3. TITULO: El espacio en la arquitectura CONCEPTUALIZACION DEL ESPACIO Nos hemos referido anteriormente al concepto de espacio como elemento que caracteriza y diferencia la arquitectura de las demás artes plásticas. Este hecho es evidente desde el momento en que convenimos en que la arquitectura, al margen de consideraciones sobre sus valores estéticos o su significado, es ante todo un lugar en el que los humanos desarrollamos parte de nuestra de actividad. La función primera de un edificio, servir para aquello para lo que ha sido creado, depende de la existencia de un espacio interior que posibilite esa función. Para que el espacio pueda ser percibido, para que pueda manifestarse, necesita unos límites físicos que lo definan, que lo delimiten. Entraríamos en el campo de los elementos formales, a cuyas características materiales y estilísticas, que deberán ser consideradas en el análisis arquitectónico totalizador, ya nos hemos referido. El espacio interior conlleva dos hechos: por una parte su lógica repercusión en el espacio exterior, al que afecta al crear un volumen que lo ocupa, y, por otra, la posibilidad de un recorrido dentro del edificio, recorrido que implica un vacío y una dimensión temporal. El volumen, aun siendo siempre una manifestación externa de la existencia de un espacio interior, no siempre se ajusta a su forma real, a su verdadera dimensión. Diríamos que un volumen es sincero con relación al espacio que contiene cuando lo refleja fielmente. Fernando Chueca Goitia encontró en la teoría de la sinceridad de volúmenes uno de los denominados invariantes castizos de la arquitectura española, arquitectura que hereda las tradiciones constructoras mediterráneas e islámicas caracterizadas por este mismo fenómeno. A lo largo de la historia de la arquitectura podemos rastrear la presencia de volúmenes sinceros e insinceros. La arquitectura popular es especialmente sensible en este aspecto: recordemos la arquitectura rural ibicenca, formada por cuerpos prismáticos o maclas, adosados o superpuestos, sincero reflejo de los espacios cúbicos que contienen. Son asimismo particularmente sinceras las arquitecturas románica y renacentista, así como las arquitecturas del hierro, entre otras, mientras que las barrocas, las modernistas, etc. serían claros modelos de volúmenes arquitectónicos insinceros. A través de los espacios interiores de un edificio pueden transmitirse mensajes de contenido diverso: tal es el caso de las iglesias medievales en forma de cruz latina, símbolo de la pasión de Cristo, o de la sucesión interminable de salones en los palacios barrocos destinados a magnificar el poder de las monarquías absolutas europeas. El recorrido o experimentación directa del espacio interior de un edificio es una vivencia insustituible. Nos proporciona un perfecto conocimiento del espacio desde múltiples puntos de vista, que vienen dados por el movimiento. El recorrido conlleva una dimensión temporal, la del tiempo invertido en él. Ya vimos al comienzo de estas páginas cómo ningún medio de reproducción -dibujo, fotografía, cine, etc.- puede aportar la experiencia directa del espacio ni su temporalidad. Así pues, el espacio es el elemento que caracteriza la arquitectura, a la vez que sintetiza todos aquellos factores -materiales, formales y compositivos- que los definen y le dan entidad. CARACTERISTICAS DEL ESPACIO La concepción teórica del espacio no es única a través del tiempo y las diferentes culturas. Los teóricos no lo han entendido todos del mismo modo y, si bien era un concepto conocido y estudiado desde la Antigüedad, su incorporación al campo de la teoría arquitectónica no ha tenido lugar hasta la última década del siglo XIX, coincidiendo con la aparición de la denominada arquitectura moderna. Algunos pensadores del mundo antiguo ya tuvieron la intuición de muchos de los conceptos desarrollados posteriormente por la crítica arquitectónica. Éste es el caso de Lao-Tse quien, como afirma Van de Velde, definió en su composición Tao-te-kin (550 a.C.) los tres niveles jerárquicos del espacio, el tectónico, el estereotómico y el de interrelación. «Treinta rayos coinciden en el cubo de la rueda y de esta parte, en la
  • 4. que no hay nada, depende la utilidad de la rueda», es una referencia clara al espacio tectónico, espacio que resulta del ensamblaje, que se define por la adición de los elementos constructivos que lo limitan. Sigue Lao-Tse: «La arcilla se moldea en forma de vasos, y es precisamente por el espacio donde no hay arcilla por lo que podemos utilizarlos como vasos», es una alusión al espacio estereotómico, surgido del interior de la materia de la que se ha obtenido por sustracción de la misma. «Abrimos las puertas y ventanas en la paredes de una casa y por estos espacios vacíos podemos utilizarla», es una intuición de los espacios transicionales, que establecen el nexo entre espacio interior y espacio exterior. Estos tres tipos de espacio tienen perfecta validez en la teoría arquitectónica actual y cualquier proyecto de innovación o renovación espacial deberá partir precisamente de ellos. En cuanto a la percepción del espacio, hemos de señalar que ésta varía según nuestra posición respecto a él. En pintura experimentamos sobre una realidad plástica bidimensional; en escultura lo hacemos sobre cuerpos tridimensionales. En arquitectura se introduce un nuevo factor: nosotros. La posición que nosotros ocupemos frente a la arquitectura o en su interior es definitiva para la percepción final que tendremos del hecho arquitectónico. Si nos limitamos a situarnos en un punto concreto y no nos apartamos de él, tendremos una visión bidimensional, máxime tridimensional, como si nos hallásemos frente a una pintura o un relieve. Pero si nos movemos en torno a la construcción, si recorremos su interior, obtendremos una nueva experiencia: es la cuarta dimensión. Múltiples puntos de vista nos dan diversas visiones de un mismo edificio. Existe aún otra forma de percepción espacial: la que nos proporciona el cine. Se trata de una experiencia mixta que, si bien no puede sustituir nuestra vivencia íntima y personal de la arquitectura, nos «presta» su ojo móvil en el interior y alrededor de la edificación. EL ESPACIO A TRAVÉS DEL TIEMPO Según el arquitecto americano Louis I. Kahn, «La arquitectura es la construcción estudiada de espacios y la continua renovación de la arquitectura proviene de la evolución de los conceptos de espacio». Al igual que no existe una única concepción del espacio, tampoco existe una valoración unitaria del mismo. En los diferentes períodos de la historia de la arquitectura se han dado diversas concepciones del espacio y de ellas se han derivado arquitecturas de características diversas. SigfriedGiedion estableció tres etapas en la historia de la arquitectura, en función de su relación con el espacio. Un primer tipo de arquitectura que abarca la de los imperios antiguos y se prolonga hasta el mundo griego, en las que predominan los volúmenes externos y en las que el espacio es concebido como el vacío existente entre esos cuerpos tridimensionales o volúmenes. La segunda etapa de la arquitectura vendría marcada por la conquista del espacio interior. Es la arquitectura de Roma, cuyos logros se extienden hasta mediados del siglo pasado. La tercera fase de la arquitectura es aquella en la que el espacio interior entra en contacto con el exterior, produciéndose su interrelación. Éste es el fenómeno que caracteriza las obras de destacados arquitectos como Frank Lloyd Wright, Mies van der Rohe o Le Corbusier. APROXIMACIÓN AL ESPACIO Otro grupo metodológico es el integrado por aquellas teorías que consideran que la esencia de la arquitectura es el espacio. Como señala Bruno Zevi en su obra Sapervederel'architettura (1948), ya Focillón (1881-1943) había intuido esa idea al afirmar que «... es tal vez en la masa interna donde reside la profunda originalidad de la arquitectura como tal». Pero quien realizó por primera vez una clara interpretación espacial de la arquitectura a lo largo de la historia fue AloisRiegl en Die SpätrömischeKunsindustrienach den Funden in Österreich (La producción artística romana tardía según los hallazgos en Austria, 1901). Esta concepción se impuso con fuerza a partir de la publicación de las obras de Heinrich Wölfflin y Paul Frankl, y ha sido defendida con entusiasmo por Bruno Zevi, Francastel y SiegfriedGiedion.
  • 5. Todos ellos buscan el elemento caracterizador de la arquitectura en algo ajeno a la función. Pero el espacio por sí solo tampoco puede explicar todo el valor de un edificio. Si realmente sólo contara el espacio interior, contenido por los muros, no importaría la calidad de éstos, su material, sus formas esculpidas o modeladas, la ornamentación, la luz que incidiera sobre ellos, no importaría siquiera su existencia ya que, como afirma Roger Scruton en su obra La estética de la arquitectura (1985), en el espacio sin límites estarían contenidas todas las formas posibles de espacios interiores, incluso las más perfectas. Aun cuando Bruno Zevi afirma que «... la esencia de la arquitectura no reside en la limitación material impuesta a la libertad espacial, sino en el modo en que el espacio queda organizado en forma significativa a través de este proceso de limitación... las obstrucciones que determinan el perímetro de la visión posible, más que el "vacío" en que se da esta visión», no omite el estudio de esos límites, del mismo modo que SiegfriedGiedion, al tratar la teoría espacialista, no deja de conectarla con un cierto análisis histórico. En la opinión de este último, se dan tres etapas en el desarrollo de la arquitectura. Una primera, en que el espacio adquiere realidad por la interacción de volúmenes (Egipto, Sumer, Grecia...), época en que no se tenía en cuenta el espacio interior y se prestaba especial atención al exterior. La segunda fase comienza con el Imperio Romano y representa la conquista del espacio interior y, finalmente, la tercera que se inicia a comienzos de nuestro siglo XX y que, como resultado de la revolución óptica que representó el Cubismo al acabar con la perspectiva de punto de vista único, inició las relaciones entre espacio interior y espacio exterior. Lo cierto es que el espacio, si bien es condición necesaria para la existencia de la arquitectura, no agota su experiencia ni su sentido. CUESTIONARIO DEL WORK PAPER #3 1. ¿Cómo se definiría el espacio en la arquitectura? 2. ¿Cuáles son las características tridimensionales del espacio? 3. ¿Según Giedion, como evoluciona el espacio a través del tiempo?
  • 6. TITULO: Escala y percepción en la Arquitectura CONSIDERACIONES PREVIAS Es apasionante deleitarse con las formulaciones teóricas de pensadores que en todo el mundo se han dedicado a responder diversos interrogantes acerca de la arquitectura. Pero a la vez si ese placer estético de descubrir el camino de búsqueda intelectual va acompañado de nuestra propia especulación, de una internalización del conocimiento universal y la elaboración de pensamientos propios basados en determinadas fundamentaciones, estaremos dando pasos importantes para el desarrollo del diseño. Existe una estrecha e intrincada relación entre conceptos y diseños. Teorías generales o enunciados sobre aspectos particulares se entrelazan y nos abren un interesante espectro de reflexión. En nuestro mundo tan cambiante hablar de escalas y límites nos introduce en un plano de gran complejidad. Los seres humanos dominamos hoy cuatro dimensiones, largo, ancho, altura, dominio que nos permite la visión tridimensional, y el tiempo que conocemos como cuarta dimensión. La perspectiva, como instrumento de representación nos ubicó en las tres dimensiones. El arte y la arquitectura moderna adoptaron el reto de incorporar la cuarta dimensión, ambos de una manera diferente. Mientras el cubismo plasmaba, en la bidimensionalidad, la simultaneidad de múltiples percepciones, la arquitectura conservó la pura geometría de los cuerpos básicos haciendo que la relación hombre-movimiento, es decir recorrido a través del espacio y en el tiempo, permitiera descubrir en plenitud la riqueza de volúmenes y espacios. Algunas manifestaciones postmodernas como el deconstructivismo o la desarquitectura, incorporaron al volumen el efecto del movimiento aplicando conceptos de simultaneidad del arte moderno. ¿Qué pasará cuando el hombre logre, al decir de Stephen Hawkins, desenmarañar la enredada urdiembre en la que se esconden otras 26 dimensiones aún desconocidas?, quizá la arquitectura, entonces, se desarraigue del suelo, y desarrolle invisibles lazos en la materia inascible de la "nada" y sean completa realidad las utopías metabolistas o las 'maquinistas" del Archigram. Entonces, la arquitectura podría cambiar tanto que modificaría la esencia de lo que conocemos como ciudad. Si la movilidad y el dinamismo son características de este tiempo y cuanto más de los tiempos que vendrán, la arquitectura y la ciudad podrán ser entes mutantes, cambiantes, sorprendentes. Entonces, cambiarían nuestros diseños y nuestro modo de ver y de representar la arquitectura. De hecho, en la actualidad diversos programas de computación nos permiten crear virtualmente los espacios y recorrerlos como parte de procesos de diseño y comunicación. La virtualidad de la Arquitectura se presenta como parte de un futuro no tan lejano al que corresponderá nuevos enfoques profesionales y transformaciones en la materia de los límites y en las formas de representación. La palabra ESCALA es para los arquitectos, el vehículo de expresión de nuestras conceptualizaciones, de las ideas y sus fundamentos. Pero no hay arquitectura que pueda resumirse solo en palabras. La imagen gráfica es fundamental. Los arquitectos necesitamos expresar la arquitectura existente o la Arquitectura "por venir" en imágenes bi y tridimensionales. Pero hasta hoy seguimos utilizando nuestra mano en una relación especial de mente y mano, lápiz y papel. Quizá muy pronto solo se trabaje exclusiva y directamente en un ordenador, y estas reflexiones serán en parte un fragmento de la historia. Hasta tanto, todo lo que digamos tendrá especial sentido para el estudio y para el diseño. ESCALA EN ARQUITECTURA ¿Cuál es la relación entre visión y representación? ¿Existe alguna relación entre escala de la visión y escala de la representación? Justamente, Jorge Vivanco, arquitecto argentino, difusor y cultor de la arquitectura racionalista, al formular, entre las década de los 50 y 60, su Teoría de las Escalas, da una respuesta apoyándose en la física, biología y matemáticas. Este enunciado teórico corresponde a un determinado
  • 7. desarrollo científico y técnico, y guarda íntima relación con las concepciones contemporáneas del urbanismo y la arquitectura que denominamos "moderna". Como en el Renacimiento el eje de la arquitectura moderna fue el hombre. Imaginémonos, por un momento, al Modulor de Le Corbusier recorriendo los espacios concebidos de acuerdo a su escala, la escala humana, siguiendo el camino recto, dirigido hacia un fin y no el "camino del los asnos" del que hablaba el maestro Corbusier. Ese individuo standard está permanentemente captando imágenes del espacio que lo rodea y, más que del espacio, de los límites que lo definen real o virtualmente. Un ser humano camina a 3 o 4 km por hora, o 5 km a paso de soldado, es decir recorre 100 metros, una cuadra aproximadamente, en 1minuto 30 segundos de tiempo. Su percepción variará con la velocidad, siendo indudablemente diferente la percepción de un individuo que circula en un vehículo de la del peatón. Como dijimos espacio y tiempo son elementos fundamentales de la arquitectura moderna pero ¿cómo influye ésto en la arquitectura? En nuestro recorrido nuestra visión a corta distancia nos permite ver imágenes que se suceden muy rápidamente. Estamos acostumbrados a un continuo movimiento del rostro y del ojo, de corta a larga distancia, de arriba a abajo, de un lado a otro. Mas, si detuviéramos la vista captaríamos un cuadro definido por nuestro ángulo de la visión. Si recortamos ese cuadro sus dimensiones aproximadas serían de 1.00 m x 0.70m, dimensión de la lámina que utilizábamos más frecuentemente para representar nuestros diseños. Si trasladamos las imágenes más próximas, aquellas que captamos al caminar y que percibimos a 1 metro de distancia, podríamos representarlas en su verdadera dimensión, es decir, en la escala 1:1. En esto se basa la propuesta de Vivanco. Para representar al modulor de Le Corbusier, de 1.76 m aproximadamente sólo podríamos reproducirlo parcialmente. Para ver esta gráfica del Modulor completo tendríamos que alejarnos aproximadamente 2.26 m, por su brazo levantado, y de esta manera lo podríamos representar completo en una lámina de ese tamaño. Si quisiéramos, luego de verificar esta aseveración, constataríamos también que la escala representada es la escala 1: 2.26. Cuando hablamos de la escala 1:1, hablamos de la medida real de los objetos que corresponde, desde el punto de vista de la distancia, a la mirada más cercana. Cuando caminamos visualizamos los detalles, las texturas, líneas, trabas de mamposterías, color, uniones, un elemento, el capitel de una columna. En esta escala, como lo decía el maestro Jorge Vivanco, se pone en descubierto el amor del diseñador por su obra. Cuando diseñamos arquitectura en la escala 1:1, lo hacemos para resolver un detalle concreto desde el punto de vista del diseño de la forma, la superficie o la línea, etc., no solamente desde el aspecto del diseño constructivo. Para poder resolver una secuencia, un grupo de elementos o componentes, cualquier ritmo, un espacio interior, el espacio para un grupo pequeño de personas, una columnata, la unión de planos y líneas, requerimos trabajar en una escala mayor: la 1:10 o 1:20. Varios espacios integrados en la conformación del edificio, organizados en planta y corte, la composición de fachadas, la conexión entre niveles, encuentran el instrumento adecuado en la esc. 1:100, esa que llamamos la escala del edificio, en la que acostumbramos a presentar los planos arquitectónicos. Aunque, hay edificios que por su complejidad y magnitud requieren ser estudiados en otras escalas en las que los estudiamos por zonas y relaciones fundamentales. ESCALAS URBANAS El espacio urbano tiene magnitudes correspondientes a la escala de la colectividad así como conjuntos de edificios o un edificio de gran magnitud, tal puede ser el caso de un campus universitario, un conjunto hospitalario o una urbanización. Al estudiarlos nos adentramos a una escala en la que los espacios componentes se pierden para apreciar relaciones mayores. Una plaza no es sólo el espacio vacío sino también el conjunto de edificios que la rodean y configuran sus límites. Así, una plaza equivalente a una manzana de una ciudad en damero, sería estudiada adecuadamente
  • 8. en la escala 1:1000. Allí vemos la relación entre espacios y volúmenes, la sucesión de planos de fachadas. Y en concordancia con el valor de la relatividad, líneas, planos y detalles se transforman en texturas. Entonces ¿cómo podremos estudiar o diseñar una ciudad? solamente y dentro de parámetros muy generales y términos relativos, dice Vivanco que la escala de la ciudad como un todo, es la escala 1:10000. Y ¿qué percibimos en esta escala? Imaginemos que volamos a una altura de 10000 metros y registramos en esa vista aérea una imagen contenida al interior de un marco de 1.00 m x 0.70 m. y tendremos a nuestra vista vacíos y llenos, circulación y espacios, tejido e hitos, sendas y volúmenes, espacios verdes, espacios vacíos y espacios construidos. Una gran ciudad, una metrópoli o una región, a medida que nos alejamos más del punto central de nuestra visión, aparecerán como dibujos, como manchas, como composiciones abstractas que reflejarán densidades, trabajo de la tierra, grandes masas de vegetación, desiertos, ondulaciones topográficas, espejos o hilos de agua. Así podríamos seguir hasta que el planeta o el universo entero estén representados y aprehensibles a 1.00 m. de distancia ante nuestros ojos. Una nueva pregunta ¿existen límites entre una escala y otra? o bien ¿pasamos de una a otra en forma continua? ¿Existen límites identificables de la configuración de los espacios en cada una de estas escalas? ¿Cómo son esos límites? Cuando nos proponemos estudiar o diseñar algo siempre estamos haciendo delimitaciones, poniendo límites, límites que establecen como diría Marina Waisman, "recortes" que incluirán todo aquello que de acuerdo a nuestra concepción permita comprender el objeto de nuestro análisis o diseño. Pero esta delimitación no es siempre física, es también intangible, porque involucra, además, una escala social o conceptual. Cuando analizamos la realidad a transformar mediante la acción del diseño, y lo hacemos siguiendo la formulación teórica y sistémica de Roberto Segre, desarticulamos el objeto de estudio y cuando diseñamos lo articulamos. En su concepto los límites parten de una unidad mayor o unidad temática susceptible de ser organizada en unidades menores, en ambientes y en éstos, a su vez, podríamos identificar elementos de determinación espacial que estarían integrados por componentes hasta llegar a los elementos primarios, mínimas partes identificables. Podemos vincular esta propuesta de desarticulación y articulación con las escalas físicas de Vivanco. Marina Waisman, por su parte, propone organizar el saber arquitectónico en series de tipología: estructurales, funcionales, formales, de relación obra/entorno y de empleo de las técnicas ambientales. Las relaciones inter-serie corresponden al proceso de diseño y las extra-serie a los requerimientos sociales, las teorías arquitectónicas y los procesos de producción. Podemos vincular las relaciones extra-serie con las relaciones sucesivas de subordinación de las que habla Segre al concebir a la arquitectura como sistema. Una visión de la realidad como un sistema complejo, nos lleva a responder que existe continuidad entre las diferentes escalas y que la identificación de cada una de ellas para el estudio presupone la existencia de escalas mayores a las cuales se subordina la escala elegida y escalas menores que están incluidas sucesivamente dentro de ella, de relaciones inter-serie o extra-serie como diría Waisman. Volviendo a Jorge Vivanco las escalas permiten definir en forma relativa los alcances de diversas actividades. Las escala 1:1 a 1: 10 corresponden al estudio y diseño de los detalles y de los objetos, con estos estamos refiriendo el ámbito de trabajo de un diseñador de productos. En cambio, por lo general, de la escala 1:10 a la 1: 1000, es el ámbito de la arquitectura. De la escala 1:1000 a la 10.000 la ciudad pasa a ser la protagonista, y la actividad de diseño es el urbanismo, ya que las siguientes corresponden a lo que denominamos el planeamiento regional.
  • 9. Centrándonos en las escalas específicas del diseño arquitectónico, el establecimiento de límites o delimitaciones teóricas nos enfrentarían a la ideología arquitectónica, a los fundamentos de los objetivos propuestos para el diseño y la forma de enfrentar todo tipo de condicionamientos. Pero también los límites cambian de expresión cuando cambiamos las escalas hasta llegar al detalle. Un límite se destaca por su presencia o por su ausencia. Un límite resume el color y la estructura resistente. Un límite expresa la textura o convoca a grandes composiciones en la que los ritmos los reclaman en función de tiempos y distancias. Un límite nos retrotrae a la realidad o nos traslada a los espejismos de la imaginación. De todas maneras un límite en la verdadera arquitectura resulta del estudio reiterado en diversas escalas y debe, esencialmente, ser obra del diseño y no sólo de la casualidad. CUESTIONARIO DEL WORK PAPER #4 1. ¿Cómo se define el concepto de Escala? 2. ¿Qué características podemos encontrar en la escala aplicada a la arquitectura? 3. ¿Cuáles son las diferencias de la escala cuando se la aplica en una escala urbana?
  • 10. TITULO: Arquitectura clásica y no clásica ARQUITECTURA CLASICA Sin duda, el lenguaje arquitectónico más antiguo, mejor codificado y más extendido, tanto temporal como geográficamente, es el lenguaje clásico. El Lenguaje clásico surge con la arquitectura griega y romana, para reaparecer en todos aquellos edificios en los que existe una alusión, por mínima que ésta sea, a los órdenes antiguos Características: La naturaleza: vista como algo divino y perfecto. Aplicable a la construcción. Imitable como una búsqueda de la verdad y la perfección. Animales, plantas, paisajes, el hombre mismo. Escala y Proporción: Escala y proporciones definidas por el cuerpo humano, que venia a ser la unidad de “medida” aplicable en la arquitectura. ( pies, cabezas, cuerpos, etc,) Ordenes Estilísticos: Orden es la sucesión de las diversas partes pertenecientes al soporte y a la cubierta, según reglas referidas a la forma, a la escala y a la decoración. En Grecia aparecieron los órdenes dórico, jónico y corintio, mientras que Roma complementó más tarde con el toscano y el compuesto Perspectiva: Carácter bidimensional de los edificios del lenguaje clásico, que por influencia de la perspectiva «quattrocentista» parecen construidos para ser contemplados desde un exclusivo punto de vista frontal. Volumetría: Los volúmenes de la arquitectura con lenguaje clásico son bloques macizos, rotundos. Simetría: Clara tendencia hacia la Simetría. ARQUITECTURA NO CLASICA Las arquitecturas no clásicas construyen a partir de un catálogo. Es decir, toman en consideración todas y cada una de las soluciones posibles para cada elemento (ventanas, soportes, cubiertas...) y eligen en cada ocasión la más idónea. Tratan los elementos arquitectónicos como accidentes individuales sin preocuparse por la igualdad ni por la simetría entre ellos, remitiéndose únicamente a sus necesidades específicas. Características: A lo largo de la historia los lenguajes no clásicos han mostrado una clara tendencia a la asimetría . los edificios no clásicos apuestan decididamente por la tridimensionalidad. Estos edificios buscan los escorzos, las inclinaciones, se rechaza el culto al ángulo de noventa grados. Los volúmenes en los edificios que no utilizan el vocabulario clásico tienden a «descomponerse». Cada parte del edificio, definido por su función, puede cobrar una cierta independencia volumétrica, que se articula a posterior con las demás. Los lenguajes no clásicos se ven auxiliados por las innovaciones tecnológicas que permiten construir, por ejemplo, audaces voladizos, desafiando la gravedad, y cubiertas a base de caparazones y membranas CUESTIONARIO DEL WORK PAPER #5 1. ¿Dónde se origina la llamada Arquitectura Clásica? 2. ¿Qué características podemos encontrar en la arquitectura clásica? 3. ¿Qué características podemos encontrar en la arquitectura NO clásica?
  • 11. TITULO: La modernidad del siglo XX EL MOVIMIENTO RACIONALISTA El movimiento racionalista agrupa a las personalidades más fuertes del siglo XX, su obra y su teoría son individuales, pero tiene un común denominador: • La simplicidad de las formas • La forma sigue a la función Características más importantes del Movimiento Racionalista: Materiales: Altamente industrializados como el Hormigón Armado, permite la fabricación en serie, se alterna con otros como ser: acero, cristal y ladrillo. Muros: dejan de ser soportes, son ligeras membranas de cerramiento con gran número de ventanas que proporcionan luz y aire. Soportes: Son pilares de secciones de acero y hormigón. Cubiertas: son adinteladas , apoyadas sobre los soportes con los que conforman un esqueleto, consiguiendo un efecto ligero de gran audacia constructiva. Elementos decorativos: desaparecen a favor de la forma recta y desnuda, hay preocupación por la proporción, la simplicidad y la asimetría. Urbanismo: gran interés por la visión de ciudad, proponiendo nuevas formas de vida: ciudad Jardin (howard) o ciudad industrial (t. Garnier). Aparecen nuevas topologías representativas: viviendas sociales, rascacielos, construcciones industriales, edificios administrativos, teatros, estadios. Le Corbusier - Principios Conceptuales • La arquitectura planteada como una creación racional –propia del hombre– a diferencia del mundo de lo natural. (Ejemplo: Ville Savoie). • La separación cartesiana de las funciones: habitar, trabajar, recrearse. • La tendencia a la concepción de la vivienda como un producto estándard –l'object-type, la machine a habiter– (Ejemplo: La MaisonCitrohan). • 5 principios de la Arquitectura Racional: Casa sobre Pilotes, Planta Libre, Terraza Jardín, Fachada libre o Corrida, Ventana Horizontal. EL ORGANICISMO Son aquellas manifestaciones arquitectónicas que tratan de adecuarse y aliarse con la naturaleza. Esta idea la podemos encontrar en la arquitectura desde tiempos muy remotos, pero su verdadera formulación la redacta Frank Lloyd Wright. Se define por: • Sentido por lo interior como realidad. • Planta Libre con flexibilidad y continuidad de ambientes. • Unidad entre lo interior y exterior. • Uso de materiales naturales.
  • 12. • La casa como protección. Influencias de Wright: Arquitectura Japonesa, arquitectura maya. EL CIAM En 1928, un grupo de arquitectos modernos se reunió en Suiza. Tras haber examinado, según un programa elaborado en Paris, el problema que planteaba el arte de construir, afirmaron un punto de vista sólido y decidieron agruparse para enfrentar a la arquitectura con sus verdaderas tareas. De este modo se fundaron los Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna, los CIAM. Finalidades de los CIAM • formular el problema arquitectónico contemporáneo. • presentar la idea arquitectónica moderna, hacer penetrar esta idea en los círculos técnicos, económicos y sociales. • velar por la realización del problema de la arquitectura. Los Congresos CIAM Desde el momento de su fundación, los CIAM, avanzaron por el camino de las realizaciones prácticas: trabajos colectivos, discusiones, resoluciones, publicaciones. Los congresos CIAM, que siempre han sido asambleas de trabajo, escogieron diferentes países para reunirse. En cada ocasión, provocaron en los centros profesionales y en la opinión una agitación fecunda, una animación, un despertar. EL ESTILO INTERNACIONAL (INTERNATIONAL STYLE) Con la llegada del nazismo a Europa, y con la llegada de la 2º Guerra Mundial, muchos arquitectos emigraron a los Estados Unidos, donde comenzaron a cultivar un estilo que recogió elementos del funcionalismo y del constructivismo estadounidense. Mies van der Rohe fue uno de los que más influyó y definió esta corriente, llamada Estilo Internacional por no poder dar ninguna referencia nacional. En un sentido general este termino engloba a todo el Movimiento Moderno, cuyos principios orientadores son el aprovechamiento de los nuevos materiales (hormigón, acero y vidrio), ausencia de ornamentación, grandes ventanales divididos por perfiles de metal e interiores amplio y luminosos. LAS ÚLTIMAS ETAPA DE LA MODERNIDAD La simplicidad original del International Style derivó posteriormente en una arquitectura monótona y sin carácter, frente a la cual reaccionarían en la década de los 60`s diversos arquitectos adscritos a la corriente llamada Posmodernismo. Ésta está integrada por posturas y tendencias personales y distintas que son mas bien una postura contestataria al modernismo. CUESTIONARIO DEL WORK PAPER #6 1. ¿Qué características se pueden encontrar en el movimiento racionalista? 2. ¿Qué era el CIAM y cuales fueron sus aportes? 3. ¿Qué características podemos encontrar la arquitectura Organicista?
  • 13. TITULO: El espacio y el no lugar EL ESPACIO Y EL NO LUGAR La arquitectura es una forma de comunicación no verbal, una crónica muda de la cultura que la produjo, que mueve en el ser humano una sensación psicológica que es mayor cuando se la entiende y cuando puede hacer una lectura del entorno visual. El ser humano pasa la mayor parte de su vida en un edificio, en torno a edificios, en los espacios definidos y delimitados por ellos y en paisajes creados por el hombre, por lo tanto se debe aprender a percibir y comprender este entorno creado y a la arquitectura como recipiente físico de la vida humana, como manifestación social, como legado cultural y sobretodo como un arte en cuyo interior nos movemos, en cuyos espacios vivimos. A su vez, el arquitecto manipula es espacio para el usuario: • Espacio Perceptible • Espacio Conceptual (mapa mental) • Espacio Funcional • Espacios Conexos y Estáticos • Espacio Direccional y No Direccional • Espacio Positivo y Negativo • Espacio Personal El momento en la que el espectador es partícipe de la obra reúne todos los aspectos anteriores. Las cuatro fachadas de una edificación, por muy bellas que sean, no constituyen más que la caja, el valor está en su contenido, el espacio interior. El hecho de que el espectador fluya en este espacio, de que deje de ser ajeno, lo transporta de la tercera a la cuarta dimensión, la del tiempo, por lo cual se disfruta de diferentes ángulos de visión de la obra, vivencia que no puede ser gráficamente representada, aun cuando el intento de los cubistas es de trascendencia histórica. El concepto de que la arquitectura es el arte de crear espacios y que el espacio es la razón de ser de la arquitectura tiene recién un siglo de antigüedad. El momento que se desliga la idea de espacio relacionado a tres coordenadas, alto, ancho y profundidad, entra en crisis la concepción del espacio y por tanto del lugar, ya que se asocia con el tiempo. Esto, apoyado en la teoría de la relatividad de Einstein, permite la introducción del concepto de ESPACIO – TIEMPO, desarrollado gráficamente por el cubismo, que obliga al individuo a moverse dentro del espacio arquitectónico. Movimiento, visión y tacto hacen de la arquitectura una experiencia del espacio. Cuando se considera la dinámica del tiempo se ve a la arquitectura como en continua transformación, en una metamorfosis incesante y por tanto se afirma la provisionalidad de todo lo que se hace. De esta manera se entiende que la arquitectura es un instrumento de la ciudad, no su fin, y que el espacio deja de ser un punto de partida de la arquitectura, sino que es el resultado, el objeto final, no la causa sino la consecuencia. Las VANGUARDIAS de principio de siglo proponen el espacio interior libre, fluido, ligero, continuo, abierto, infinito, secularizado, transparente, abstracto, indefinido, contra el espacio tradicional (hasta finales del S XIX) que es diferenciado volumétricamente, identificable, discontinuo, delineado, específico, cartesiano, estático. La nueva propuesta arquitectónica, llamada estilo internacional, incluye el plano horizontal libre, con fachada transparente y con un elemento fundamental, el pilar (Le Corbusier, Lucio Costa, Oscar Niemeyer, Mies). El espacio que engloba se basa en medidas, posición, geometría tridimensional, es abstracto, lógico, científico y matemático.
  • 14. Este nuevo espacio vidriado, transparente es denominado por Montaner como ANTIESPACIO ya que es la contraposición y disolución del tradicional espacio cerrado. En este movimiento no se considera el LUGAR con valor propio, ya que éste se define por las cualidades de las cosas y elementos que se le inserta. Sin embargo el LUGAR no fue siempre negado, existieron movimientos como el Pintoresquismo, Organicismo (Wright, Aalto) o el Neo Empirismo que lo realzaron. Se revaloriza la idea de lugar cuando se recupera la “historia y memoria” (negadas por el estilo internacional – antiespacio-). Heidegger afirma en su libro “Construir habitar, pensar” (1951), que “, los espacios reciben su esencia no del espacio sino del lugar… los espacios donde se desarrolla la vida han de ser lugares.” La idea de lugar se diferencia de la de espacio por la presencia de la EXPERIENCIA. Y es la obra arquitectónica la que puede convertir un “sitio” en un “lugar” irrepetible y singular. La arquitectura actúa trazando límites a los cielos y tierras que ya tienen cualidades determinadas. Es una labor que no se hace con principios generales ni desde el vacío de la innovación, surge de las tierras y de los cielos, de las luces y las sombras, de imágenes e historias que existen antes de la arquitectura. En las últimas décadas se considera lugar, en pequeña escala, a la calidad del espacio interior que se materializa en la forma, textura, color, luz natural, objetos y valores simbólicos. El lugar a gran escala es el llamado Genios Loci, la capacidad de hacer aflorar las preexistencias ambientales, simbolismo y significación de un sitio al que la obra arquitectónica pone en manifiesto. Actualmente, el lugar ya no es un recipiente existencial permanente, sino focos de acontecimientos, concentración de dinamicidad, caudales de flujos de circulación, escenario de hechos efímeros, cruce de caminos, momentos enérgicos, claramente demostrados en la obra y teoría de Eisenman (atopía), Koolhaas (energía mas caos urbano), Solá Morales (arquitectura basada en la transformación) GillesDeleuze (idea de la arquitectura del acontecimiento). Ya no se busca el espacio bueno o bello, sino el sublime, el del acontecimiento, donde suceda algo nuevo, ficticiamente, un mundo paralelo, una obra de arte de vanguardia. En los lugares de la arquitectura actual son irrelevantes los efectos de duración, estabilidad, de paso del tiempo. Este pensamiento nos lleva a considerar tres realidades espaciales contemporáneas: 1. Espacios Mediáticos – ya no es un espacio físico, la arquitectura se desarrolla contenedores neutros, transparentes con objetos, máquinas, equipamiento que hacen el interior modificable y dinámico. Ya no importa la luz natural ni se perciben los límites espaciales. 2. El No Lugar – Espacios de la sobremodernidad y el anonimato. Se relacionan con el transporte rápido, el consumo y el ocio, es decir, centros comerciales, hoteles, autopistas, aeropuertos centros de trasbordo, aviones. El “usuario” pretende pasar por estos espacios lo más rápido posible. Se han convertido en Micrópolis nómadas. Es un no-lugar, donde no hay identidad, ni relaciones humanas, por el contrario, prevalece la soledad y la similitud. Son estos no lugares el blanco de atentados terroristas ya que se atacan a víctimas anónimas. 3. Espacio Virtual – Ciberespacio, de una sociedad que rechaza el contacto personal, desconfía, es individualista y que cree ser democrático. “El lugar contemporáneo no es un suelo, ni fuerza de la topografía o memoria arqueológica. Es un ritual del tiempo y en el tiempo, capaz de fijar un punto de intensidad propia en el caos universal de la civilización metropolitana.” De acuerdo al texto anterior, analizar el significado actual de LUGAR y como se entiende por el NO LUGAR, trabajar en grupos de 5 personas de acuerdo al formato de la página siguiente.
  • 15. TITULO: La buena Arquitectura “Todo lo innecesario en algún momento se vuelve feo.” Älvar Aalto Los “ismos” siempre han despertado pasiones, o al menos inquietudes. El comunismo aterró a medio mundo y el capitalismo llenó de envidia al otro medio, hasta que se descubrió que el uno era la explotación del hombre por el hombre, y el otro lo contrario. Entonces el comunismo se extinguió, los sobrevivientes se volvieron capitalistas y por ende se acabó la envidia. Otros como el paludismo causan males a la salud, y otros impiden ver la realidad tal como es: Tal es el caso del estrabismo y el astigmatismo. La edificios son el principal patrimonio de los países pobres , no pueden ser bienes de consumo, y tienen la responsabilidad de permanecer sirviendo a la comunidad, ojalá por siglos, mientras su estructura lo permita. Los escasos recursos no se pueden invertir en mala arquitectura, aquella que hoy es y mañana no, que hoy se mira con admiración, mañana con sonrisa, y pasado mañana con vergüenza. Necesitamos esa arquitectura que, como el buen vino y las mujeres con belleza interior, mejoran con los años; la que refleja la cultura y los recursos de la época, y no la moda del momento; la que se incrusta con cariño en la memoria colectiva y con el paso del tiempo sigue despertando emociones; la que conserva su capacidad de satisfacer adecuadamente las necesidades de los usuarios, o adaptarse a nuevos usos o nuevas exigencias. Es decir, la buena arquitectura. En el caso de la arquitectura los ismos tampoco dejan ver la realidad, en este caso la buena arquitectura. Normalmente son estados avanzados de modas de países ricos donde la arquitectura es un bien de consumo, que se transmiten como epidemias a través de revistas a las facultades de arquitectura donde encuentran un terreno abonado por profesores que premian lo que en el momento se considera original, y por lo tanto merecedor de reconocimiento. Y una vez implantados se vuelven doctrinas. Casos recientes, el postmodernismo y el de constructivismo. Para sobrevivir, esta buena arquitectura debe derrotar diariamente poderosos enemigos, además de los ismos; como la vez que se ahogaba en la mitad del mar y vio acercarse un barco sucio y descuidado. Después de un buen rato se asomó por la borda una mujer bostezando; era la Pereza. Soy la Buena Arquitectura, sálvame. Eso me implica hacer un esfuerzo y no creo que la Buena Arquitectura lo justifique, y siguió su camino. Al rato apareció otro barco, y después de dar varias vueltas se asomó sigilosamente la Desconfianza detrás de un mástil. Quien eres, preguntó. Soy la Buena Arquitectura y me ahogo, sálvame. Cómo puedo estar segura que eres la Buena Arquitectura, si eres tan difícil de reconocer, y se alejó. Las fuerzas se agotaban cuando apareció en el horizonte un lujoso barco lleno de luces y dorados, y en la proa una elegante mujer llena de alhajas . Que haces allí, pregunto la Riqueza. Soy la Buena Arquitectura, ayúdame por favor. No veo por qué hacerlo, si nunca te has preocupado por hacerme más rica, y se marchó viento en popa. Cuando ya se creía perdida, se le acercó un barco más ostentoso que el anterior, y la Codicia le preguntó: veo que te ahogas, cuanto me pagas si te salvo? Solo puedo darte espacio para abrigarte , protegerte y hacerte amable la vida. Y la Codicia desapareció sin responder ni mirar atrás. Entonces la Buena Arquitectura, ya sin fuerzas, se entregó a su suerte y se dejó hundir. Cuando despertó estaba sobre la playa y a su lado, arrodillado y mirándola cariñosamente, un viejo con una enorme barba blanco. Quién eres, preguntó la Buena Arquitectura con su primer aliento. Soy el Tiempo. Por qué me salvaste? Porque el Tiempo es el único que puede salvar la Buena Arquitectura. De acuerdo a la lectura anterior, debatir por grupos cual es la pertinencia o la relación del factor tiempo en el hecho arquitectónico y por qué se define si es” buena o mala” arquitectura. Trabajar de acuerdo al formato de la página siguiente.