Introducción:
El presente ensayo intentará dar respuesta a la pregunta de ¿cómo actúa la
cultura sobre la personalidad del...
En Nuestra Sociedad:
Nuestras sociedades están viviendo cambios culturales de magnitud. Estas formas
diversas de mirar, de...
manejo, o gestión de la información tiene un carácter fundamental para sus
objetivos, es la llamada teledemocracia.
la pos...
Conclusión:
La sociedad se encuentra conformada por sistemas y subsistemas que conforman
las estructuras básicas para el f...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Ensayo la cultura en nuestra sociedad

22,792

Published on

en nuestra sociedad en la antiguedad

0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
22,792
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
255
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo la cultura en nuestra sociedad

  1. 1. Introducción: El presente ensayo intentará dar respuesta a la pregunta de ¿cómo actúa la cultura sobre la personalidad del individuo? Esta pregunta nos obliga a intentar comprender desde el punto de vista sistémico, cómo la cultura, en cuanto es una configuración sistémica, representa el primer paso en la estructuración del sistema de acción general y en el mantenimiento de este, ya que dentro del pensamiento de Personas la sociedad no sería en sentido estricto todas las personalidades posibles, sino que en realidad sería la conformación de todos los roles posibles. El concepto de cultura nos permite afianzar la idea de que las sociedades para poder sobrevivir y constituirse como tales, necesitan de una orientación cultural común que a su vez necesita ser compartida los más ampliamente posible por los miembros de esta, de manera que puedan concebir una identidad societaria común, proporcionando de esta forma “un sistema de acción con un anclaje estructural muy estable. Los roles deben por lo tanto tener un punto de partida que permita su configuración (y el de la sociedad), por lo tanto la pertinencia de la pregunta en relación a la cultura y la personalidad, podría ayudarnos a entender cómo es que la sociedad se va configurando u organizando en base a las orientaciones, motivaciones y valores de los actores respecto de una situación. El rol para Personas necesita estructurarse en base justamente a las orientaciones calóricas y motivacionales que los actores dan a sus acciones. Por lo tanto es aquí en donde el siguiente ensayo comienza a tomar cuerpo, ya que los valores y patrones culturales se internalizarían primero en el sistema de la personalidad y luego de esto se institucionalizarían en el sistema social, lo que finalmente daría paso a la conformación de los roles. Para nosotros esta lógica sistémica con la cual trabaja Personas, nos indicaría que la cultura se manifestaría y por lo tanto operaría en los roles, los cuales estructuran finalmente el sistema social y el sistema general de la acción. Por lo tanto para poder responder la pregunta que motiva el presente ensayo comenzaremos dando una mirada general al marco de referencia de la teoría de la acción, centrándonos además en los subsistemas de acción en los que se traducen o desembocan los cuatro imperativos funcionales que cualquier sistema de acción debe de poseer (AGIL), para luego poder entrar más en detalle respecto de lo que significa la cultura (en cuanto observaremos que es uno de los subsistemas de acción), dentro del pensamiento de Personas y de cómo esta actúa en el proceso de conformación de la personalidad y de los roles que conforman el sistema social para poder así dar contestación a la pregunta que motiva el presente ensayo.
  2. 2. En Nuestra Sociedad: Nuestras sociedades están viviendo cambios culturales de magnitud. Estas formas diversas de mirar, de sentir la realidad, de otorgar significados, que cuestionan un mundo esencialista sostenido en un absolutismo de la razón, ofrecen nuevas posibilidades a tal fe que confesamos. En el último período el mundo ha presenciado una sucesión de enfrentamientos en torno a temas culturales entre los cuales parecería que el choque entre Occidente y el Islam ha pasado a desempeñar una paz del paradigmático. Contrariamente a lo que sostuviera Samuel Huntington, quien hace diez años predijo que las próximas guerras obedecerían a conflictos civilizatorios, personalmente creo que en la actualidad los factores culturales están llamados a jugar un papel fundamental en la construcción de nuestras sociedades. La cultura, que se refiere a la visión del mundo y a las formas de vida prevalecientes en cada etapa en una sociedad determinada, ha adquirido en el mundo actual una extraordinaria relevancia. Gianni Vattimo ha sostenido que así como el siglo XVIII confirió a la política la tarea de reformar la sociedad, y el siglo XIX asignó su construcción a la economía, así el siglo XX encomendó la configuración de la sociedad a la cultura. En efecto, son múltiples los testimonios respecto a la capacidad que ha adquirido nuestra visión cultural de la realidad para diseñar la sociedad en que vivimos y nuestra propia vida dentro de ella. Implica esto que el significado y el valor que atribuimos a los distintos elementos que configuran nuestra sociedad están complementando el papel de la ley natural en el proceso de construcción social o ayudando a interpretarla en las diversas situaciones. En otras palabras, estamos viviendo un proceso de anexión de la sociedad por la cultura. Como las visiones culturales que prevalecen en un momento dado radican en la subjetividad de las personas, lo que estamos viviendo es una tendencia al fortalecimiento de nuestra capacidad como sujetos para moldear nuestra sociedad y nuestra propia vida. Influencias En Nuestra Sociedad: El influjo que ejercen los medios de comunicación de masas sobre la sociedad actual es innegable, en unos casos esta capacidad de intervención sobre el individuo, y por ende, sobre la colectividad social puede resultar beneficiosa, sin embargo en otras ocasiones, puede tener un efecto realmente perjudicial. Así lo afirma Juan Pablo II al expresar en el año 1996 que “Estos medios tienen una utilidad indiscutible, pero no deben engañarnos ni adueñarse de nuestra vida”. Así, las sociedades modernas disponen de unos sistemas políticos principalmente basados en los principios democráticos, de este modo, para estos entes el
  3. 3. manejo, o gestión de la información tiene un carácter fundamental para sus objetivos, es la llamada teledemocracia. la posesión o uso de determinados bienes o servicios creados por la publicidad como sinónimo de un determinado status social comporta, que si conduces tal o cual vehículo, o si vistes esta u otra marca obtendrás grandes dosis de autosatisfacción personal y un elevado grado de aprobación social, de este modo, se ha instalado en nuestra sociedad actual la denominada cultura de marca, que es gestionada por parte de todos los operadores económicos que confluyen en el mercado, así algunas empresas utilizan estos signos marcarios para proporcionar al consumidor un plus de calidad en sus productos marcas de garantía y obtener con ello una ventaja competitiva de orden superior con respecto al resto competidores, por su parte muchos consumidores hacen uso de estos signos como símbolos de su poder y capacidad económica, como verdaderas referencias de su status. En definitiva, la televisión es una fábrica de estereotipos, para directa o subliminalmente crear en el destinatario sensaciones de autoestima, reconocimiento, o distinción social, pero no hay que olvidar que también puede causar el efecto inverso, en caso de que el receptor no se ajuste a esos modelos preestablecidos. De este modo, la coexistencia de distintos medios de comunicación , cada uno de ellos con sus propias características, supone una lucha por la supervivencia en términos técnicos y de audiencia, si bien la rápida implantación de Internet no es garantía de supremacía para este último medio sobre los otros, pues existen determinados aspectos que mitigan su presunta hegemonía comunicacional, así la carencia de una verdadera autoridad global con jurisdicción propia para impedir o evitar la difusión de contenidos que se incardinan dentro de los tipos penales más comunes; tampoco el denominado e-commerce ha alcanzado todavía las cotas necesarias de seguridad para permitir la realización de transacciones económicas fiables; la amenaza constante de los potentes virus informáticos propagados por desalmados hackers informáticos, son factores importantes a la hora de relativizar el magno poder con que parece contar la red mundial informática (Internet). En definitiva, la influencia ya sea positiva o negativa que ejercen los medios de comunicación sobre nuestra sociedad actual, produce una auténtica transformación del individuo.
  4. 4. Conclusión: La sociedad se encuentra conformada por sistemas y subsistemas que conforman las estructuras básicas para el funcionamiento e interacción de los sujetos en la sociedad. Estas estructuras establecen a su vez relaciones de intercambio entre ellas y una de esas relaciones trata de los intercambios entre el subsistema cultural y el subsistema de la personalidad. La cultura entrega las pautas y valores que los miembros de la sociedad deben compartir para dar estabilidad al sistema en conjunto con la estabilidad motivacional que haga posible que el sistema pueda recoger o crear los elementos que considere necesarios para su subsistencia. La personalidad nos demuestra cómo los sujetos van aprehendiendo, internalizando, van desarrollando y manteniendo una motivación adecuada dentro del sistema social, dando paso al proceso de institucionalización de los valores y pautas culturales en el sistema social. De esta forma respondemos la pregunta inicial, puesto que en definitiva la cultura es en donde se refleja la sociedad y esta operaría a través del concepto de rol que al mismo tiempo es el elemento central que configura a la sociedad (pluralidad de roles posibles). Bibliografía: Castro, F. (1961, junio). Palabras a los intelectuales. Reunión conocida como Palabras. Los Intelectuales, Salón de Actos de la Biblioteca Nacional, Ciudad de La Habana, Cuba. Lucera, M. J. (2002, enero). http://www.caletasur.cl/Biblioteca%20VirtualRosental, M., Ludin, P., (1965). Diccionario filosófico. Montevideo.

×