Intervención en centro históricos Valencia

2,001 views

Published on

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,001
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
120
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Intervención en centro históricos Valencia

  1. 1. "INTERVENCIONES ENCENTROS HISTÓRICOS DE LACOMUNIDAD VALENCIANA"Consellerias dObres Públiques, Urbanisme i Transports Direcció General dArquitectura i Habitatge Universitat Politècnica de València Departament dUrbanisme Junio 2001
  2. 2. Redactor del estudio: Fernando Gaja Díaz, Profesor Titular de Urbanismo, Doctor Arquitecto ColaboradoresÁngeles Ortega Pérez, Abogada, Profesora Asociada de Derecho Urbanístico Salomé Moreno Navarro, Arquitecta Mª Jesús Camacho Jiménez, Arquitecta Vicente Mateu Muro, Arquitecto
  3. 3. AGRADECIMIENTOS A riesgo de cometer olvidos (y pedimos disculpas por ello), no queremos dejar de mencionar a lassiguientes personas, sin cuya colaboración desinteresada estes estudio no habría podido completarse. Enparticular, queremos destacar la permanente colaboración del director del trabajo por parte de la COPUT, Alberto Sanchis Cuesta ALCARAZ, LAURA. Arqueóloga Municipal. Ayuntamiento de Villena CASTELLET, LUCAS. Arquitecto Municipal de Morella CLEMADES i PLANELLS, MIQUEL, Direcció General de Comerç i Consum. Consellerias Indústria COZAR, IGNACIO Redactor del PEP de Orihuela. Arquitecto de la Consellerias de Cultura, València ESPINOSA, GASPAR. Arquitecto Municipal, Ajuntament de Sant Mateu FORÉS, SALVADOR. Arquitecto Municipal, Ajuntament d’Onda GARCÍA NEBOT, JOSÉ VICENTE. Abogado, Oficina de Urbanismo, Ajuntament d’Onda JOSÉ, ANTONIO. Arquitecto. Ajuntament d’Alcoi JIMÉNEZ ALCAÑIZ, CÉSAR. Arquitecto, Oficina RIVA - COPUT, València JIMÉNEZ, PILAR. Arquitecto, Oficina del Plan RACHA, Alacant LEAL, CONSUELO, Arquitecta Municipal, Ayuntamiento de Castelló LOUIS CERECEDA, MIGUEL. Doctor Arquitecto, Universidad de Alicante MANDADO, PEDRO. Aparejador, Oficina OCRE - COPUT, Orihuela MARTÍNEZ BALDÓ, ÁNGEL. Arquitecto. Redactor del PGOU de Xàtiva MÍNGUEZ, SANTIAGO. Arquitecto Municipal, Ayuntamiento de Orihuela MOLPECERES PÉREZ, CARMEN. Arquitecta, Oficina del Plan RACHA, Alacant PALENCIA SORIANO, PEDRO L. Arquitecto Municipal. Ajuntament de La Vila Joiosa NEBOT, JOSÉ LUIS. Arquitecto Municipal, Ajuntament de Sagunt PILES MERELO, LEOPOLDO. Arquitecto Municipal, Ayuntamiento de Requena PÉREZ, MIGUEL. Aparejador, COPUT - DGAV ROSELLÓ, JULIO PASCUAL. Arquitecto Municipal. Ayuntamiento de Villena SANCHIS CUESTA, ALBERTO. Arquitecto, COPUT - DGAV
  4. 4. PRESENTACIÓNLos centros históricos constituyen el principal elemento de identidad de nuestras ciudades ymerecen, por tanto, una atención preferente para su mantenimiento y revitalización. Sin embargo,durante mucho tiempo, la atención de los responsables de la gestión pública en nuestros municipiosse orientó preferentemente hacia otros objetivos, con lo que estos espacios urbanos entraron en unaespiral de degradación y abandono. Por ello, contribuir a recuperar los centros históricos,colaborando con los ayuntamientos valencianos para que sigan siendo espacios habitables y parteviva de las ciudades, para que puedan seguir encarnando en el futuro algunos de los valores másimportantes de nuestro patrimonio cultural y de nuestra identidad colectiva, constituye una de laslíneas de actuación prioritaria de la Conselleria de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes.Los efectos de los movimientos de recuperación de la ciudad histórica que surgen en Europa a finalesde los años 60 -entre los que destaca el paradigmático ejemplo de Bolonia- y las teoríasarquitectónicas en torno a la historia de la ciudad, se unen en nuestro país, ya a finales de los 70,al fenómeno de la transición política y la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos.Como reacción frente a un urbanismo excesivamente centrado en criterios "desarrollistas", propiode la época precedente, la preocupación por la salvaguarda de nuestras ciudades históricas cobraráun protagonismo decisivo, y se tratará de abordar la cuestión desde posturas fuertementeproteccionistas.Sin embargo, los planteamientos y los criterios de intervención en la ciudad histórica ha idoevolucionando a lo largo de todo este tiempo. Hemos acumulado una experiencia de más de veinteaños, durante los cuales se han sucedido teorías, proyectos y actuaciones de recuperación; sin duda,es el momento de reflexionar sobre cómo se han producido, qué estrategias se han ido adoptando,qué resultados han dado y qué enseñanzas nos proporcionan.Con ese fin, la Conselleria encargó al arquitecto Fernando Gaja el trabajo que aquí presentamos, conel que, precisamente, hemos querido aportar datos y elementos de reflexión útiles para valorar todoeste proceso, a partir fundamentalmente del análisis de algunos casos concretos y significativos deintervención en centros históricos de la Comunidad Valenciana. El período de estudio abarca casi dosdécadas, desde 1979 hasta 1997, una etapa que se abre con la constitución de los primerosayuntamiento democráticos y se cierra con el inicio de un nuevo marco de actuación concertadaentre la Conselleria y los municipios, a través de la nueva política de Áreas de Rehabilitación que sepone en marcha en ese último año.Confío en que este esfuerzo de recopilación y análisis sea útil para extraer conclusiones que nospermitan, con la distancia del estudio crítico, rectificar aquello que no ha dado resultadossatisfactorios, y profundizar en cambio en el desarrollo de las medidas que sí han contribuido amejorar la situación de los centros históricos.Por ello, la Conselleria de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, dentro del marco decolaboración que tenemos establecido desde hace ya varios años con el Colegio Oficial de Arquitectosde la Comunidad Valenciana, ha considerado de interés sacar a la luz este libro, con el que queremosproporcionar a gestores públicos, a profesionales y a todos los ciudadanos interesados en laconservación y recuperación de nuestro patrimonio urbano y arquitectónico, un instrumento dereflexión válido para seguir mejorando las estrategias de intervención en los centros históricos dela Comunidad Valenciana.José Ramón García AntónConseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes
  5. 5. PROLOGOLos tejidos urbanos producidos antes de la revolución industrial, conocidos como centroshistóricos, cascos antiguos, centros urbanos ó simplemente centro-ciudad, sondepositarios, además de la evolución social y económica, del patrimonio arquitectónico denuestras ciudades y su genealogía acompaña el acontecer vital y constituye el escenariode los acontecimientos que han marcado el devenir de los pueblos. Aquellos ecos de lahistoria llegan hasta nosotros a través de la realidad construida por los que nosprecedieron. La necesidad de perpetuar su testimonio debe ser compatible con la demantener vivo este tejido de ciudad, una vida que, en ocasiones, se deja de lado porquienes ajenos a su presente y centrados en los valores del pasado, rehusan una reflexiónsobre las necesidades de futuro. Si la ciudad es un organismo vivo, lo es en un presentey para la sociedad de su tiempo.Tiempo es ya de abordar el estudio de la situación actual de nuestras ciudades históricasy su pasado reciente e intentar anticipar su evolución futura. Un pasado reciente rico enintervenciones y también cargado por posiciones, en ocasiones opuestas y encontradas Unacatalogación que recorra los diferentes modos de aproximación a los problemas derivadosde la particular morfología de esta porción de ciudad, su realidad social y económica. Loscentros históricos terminarán siendo aquello que sus ciudadanos reclamen, pero debemosser conscientes que no es posible ninguna conciencia sin la reflexión que se nutre delestudio y el análisis.Como arquitectos esta reflexión nace de la disciplina del urbanismo que nos es propia, yde la que encontramos un magnífico exponente en este trabajo, serio y riguroso denuestro compañero y profesor titular de Planejament Urbanístic, Fernando Gaja, quesistematiza e inventaría las intervenciones sobre los Cascos Históricos, clasificándolas yestimando su valor agregado, para posteriormente pormenorizar el estudio de una seriede municipios que selecciona.Esta publicación es fruto, una vez más, del interés conjunto de la Consellería de ObrasPúblicas, Urbanismo y Transportes y el Colegio Oficial de Arquitectos de la ComunidadValenciana, y esta vez, con el objeto, no tanto de propiciar un mayor conocimiento, comode servir de referencia y experiencia previa para todos aquellos, profesionales o no, quedeban abordar la protección, rehabilitación, recuperación, transformación o simplementela reforma interior de los Centros Históricos de la Comunidad Valenciana.Jordi PIÑOL FONTDecano del Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana
  6. 6. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA iÍndiceÍNDICEPRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10. INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 0.1 Objetivo del Estudio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 0.2 Metodología: Fases y Objetivos del Trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31. MARCO TEÓRICO DE REFERENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 1.1. Definiciones Previas y Planteamiento del Análisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 1.1.1 Sistematización de las Intervenciones: Origen y Finalidad . . . . . . . . . . . . . . . 6 1.1.2 Análisis de la Coyuntura Actual en relación a los Centros Históricos . . . . . . 8 1.1.3 Un Diagnóstico de los Centros Históricos: Tendencias Urbanísticas y Previsión de Escenarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 1.2. Las Estrategias "Clásicas" De Intervención En La Ciudad Preindustrial . . . . . . . . . . 12 1.2.1 La Reforma Interior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 1.2.1.a Difusión y recepción de la "Reforma Interior" . . . . . . . . . . . . . . . . 18 1.2.2 El Conservacionismo "Primitivo" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 1.2.3 El Funcionalismo: La Erradicación de los Tejidos Preindustriales . . . . . . . . 24 1.2.4 La Reconstrucción "Fidedigna" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 1.2.5 "Urban Renewal": La Construcción del Moderno Centro Terciario . . . . . . . 28 1.2.6 El "Recupero Urbano": La Rehabilitación Contemporánea . . . . . . . . . . . . . 32 1.3. Fuentes y Referencias Informativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 1.3.1 Revistas 1986-1988 y 1989-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 1.3.1.a. Artículos Teóricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 1.3.1.b Análisis de Casos: Comunidad Valenciana . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 1.3.1.c. Análisis de Casos: Estado Español . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40 1.3.1.d Análisis de Casos: Unión Europea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46 1.3.2 Bibliografía Adicional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 492. EVALUACIÓN AGREGADA DE LAS ACTUACIONES EN CENTROS HISTÓRICOS . . 51 2.1. Actuaciones en Materia de Arquitectura y Vivienda. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 2.1.1. Los Programas de Renovación Urbana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 2.1.2. Las Áreas de Rehabilitación Urbana (ARU) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 2.1.3. La Rehabilitación "Difusa" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 2.1.4. Las "Áreas de Rehabilitación" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 2.1.5. Actuaciones Singulares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67 2.2. Actuaciones en Materia de Planeamiento y Urbanismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 2.2.1. Planeamiento General . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 2.2.2. Planeamiento Especial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 2.2.3. Catálogos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 2.3. Actuaciones de la Consellerias d’Ocupació, Industria i Comerç . . . . . . . . . . . . . . . . 793. APROXIMACIÓN AL PATRIMONIO DE LOS CASCOS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 3.1. El Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de los Cascos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 3.2. Conjuntos Histórico-Artísticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 834. SELECCIÓN DE CASOS DE ESTUDIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89 4.1. Criterios de Selección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89 4.2. Selección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89
  7. 7. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA iiÍndiceI. CASOS DE ESTUDIO: ALACANT: CENTRO HISTÓRICO Y GESTIÓN . . . . . . . . . . . . . 94 1. ANTECEDENTES Y CONTEXTUALIZACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 1.1 Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 1.3. Especificidades del Casco Antiguo de Alacant . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 2.1. Panorama general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 2.2. Deficiencias infraestructurales para la evacuación de las aguas pluviales: Gravedad de los problemas estructurales en la edificación. . . . . . . . . . . . . . 96 2.3. Ocupación y repoblamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 2.4. Movimientos vecinales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 2.5. Eficacia en la gestión del PMV: viviendas en alquiler . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 2.6. La invasión-saturación de actividades hosteleras-lúdicas . . . . . . . . . . . . . . . 98 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 3.2. Posteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 3.2.1. El Plan Especial del Casco Histórico (PECA I) . . . . . . . . . . . . . . . 98 3.2.2. Revisión del PGOU 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 3.2.3. Convenio V Centenario de la Ciudad (1990-93) . . . . . . . . . . . . . . 99 3.2.4. El “Plan” RACHA I: 1993-1997 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 3.2.5. La (¿fallida?) revisión del PECA, 1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 3.2.6. El Patronato Municipal de la Vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107 3.2.7. La Oficina RACHA: Cometidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108 3.2.8. Intervenciones de otras Administraciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110 3.2.9 Rehabilitación de Fachadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110 3.2.10 Acción Social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 3.3. Áreas de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 4. BALANCE: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 4.1. Ausencia de inversiones públicas directas del Plan RACHA . . . . . . . . . . . 111 4.2. Acerca del papel del Casco Antiguo en la ciudad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 4.3. Otras conclusiones relevantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112 4.4. La renovación del Plan RACHA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112II CASOS DE ESTUDIO: ALCOI. CUANDO LA RECUALIFICACIÓN NO BASTA. . . . . . 113 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115 3.2.1. La hipótesis de la recualificación del espacio público . . . . . . . . . 115 3.2.3. La revisión del Planeamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116 3.2.4. Actuación mediante Proyectos de Urbanización . . . . . . . . . . . . . . 116 3.2.2. El Programa de Renovación Urbana de La Riba . . . . . . . . . . . . . . 117 3.2.5. El Programa ARA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118 3.3. Áreas de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121III. CASOS DE ESTUDIO: CASTELLÓ. UN CASCO HISTÓRICO FAGOCITADO: UN CENTRO URBANO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124
  8. 8. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA iiiÍndice 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 3.2.1. Declaración de CHA (1981) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 3.2.2. Planeamiento: PGOU (1979-84) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 3.2.3. Obras Municipales Directas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129 3.2.4. Programa de Renovación Urbana (1990-1995) . . . . . . . . . . . . . . . 130 3.2.5. Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico-Artístico de Castelló (1993 - sin aprobación definitiva) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130 3.2.6. Últimas actuaciones: Área de Rehabilitación del Centro Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132IV. CASOS DE ESTUDIO: MORELLA: LOS EFECTOS DE LA REHABILITACIÓN . . . . . . 134 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 1.2.1. Etapa árabe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 1.2.2. La Ciudad Gótica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 1.2.3. Morella en los siglos XVI y XVII. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136 1.2.4. Las transformaciones del siglo XVIII . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136 1.2.5. La ciudad en el siglo XIX. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 1.2.6. El siglo XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138 2.1. La Rehabilitación entre 1983-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 3.1.1. Declaraciones Patrimoniales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 3.2.1. Estudio Básico de Rehabilitación Integrada (1986) . . . . . . . . . . . 140 3.2.2. Planeamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 3.2.3. Programa de Renovación Urbana (P.R.U.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 3.2.4. Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142 3.2.5. Otras actuaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142 3.2.6. Los espacios públicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143 3.2.7. Área de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143 3.2.8. Declaración como Patrimonio de la Humanidad . . . . . . . . . . . . . . 144 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144V. CASOS DE ESTUDIO: ONDA. DECADENCIA URBANA Y REHABILITACIÓN DEL PATRIMONIO MONUMENTAL. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151 3.3. Últimas Actuaciones: Áreas de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154 4.1. Falta de valoración social del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154
  9. 9. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA ivÍndice 4.2. Pronóstico social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154 4.3. Recualificación del Espacio Urbano y Obras de Reurbanización . . . . . . . . 154 4.4. El escaso fomento de la rehabilitación privada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155 4.5. El desarrollo del "suburb" y la decadencia de la ciudad tradicional . . . . . . 155 4.6. La necesidad de apoyar a la población e incentivar la actividad privada . . 155VI. CASOS DE ESTUDIO: ORIHUELA: EL EXTREMO DETERIORO DE UN CONJUNTO MONUMENTAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 2.1. Imagen de Orihuela . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 2.2. El borde del Casco Histórico con el Monte de San Miguel . . . . . . . . . . . . 157 2.3. Escasa (o incluso nula) confianza en el papel del planeamiento urbanístico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 2.4. Ausencia de la Iniciativa Privada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 2.5. La "Vampirización" del Casco Antiguo por las Áreas de Expansión . . . . . 159 2.6. Factores adicionales de deterioro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 2.7. Las Zonas Renovadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 2.8. El "deterioro" social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.1.1. Declaración de Conjunto Histórico-Artístico . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.1.2. Planeamiento General: PGOU 1973 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.2.1. Estudio de Rehabilitación del Casco Histórico de Orihuela (1989-90) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 3.2.2. Revisión del Plan General de Ordenación Urbana . . . . . . . . . . . . 161 3.2.3. Plan Especial de Ordenación y Protección del Conjunto Histórico 1988- 1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 3.2.4. Avance del Plan de Regulación del Río Segura . . . . . . . . . . . . . . 162 3.2.5. Programas de Renovación Urbana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163 3.3. Últimas Actuaciones: Áreas de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164VII. CASOS DE ESTUDIO: REQUENA. DE LA EXCLUSIÓN A LA EXTINCIÓN . . . . . . . . 166 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167 2.1. Descripción: caracterización y análisis (síntomas) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167 2.2. Problemática y Diagnóstico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 168 2.2.1. Pérdida de las Funciones Tradicionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 168 2.2.2. Decadencia Social y Económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 168 2.2.3. Decadencia Física . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169 2.2.4. Impactos Visuales Negativos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170 2.2.5. La Presión del «Área del Batanejo» . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170 2.2.6 Otros problemas de orden natural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170 2.2.7. Otros problemas de orden social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171 2.3. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172
  10. 10. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA vÍndice 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172 3.2.1. Planeamiento Especial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173 3.2.2. Otras Intervenciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 3.3. Área de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175 4.1. Revitalización social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175 4.2. Mejora de las Condiciones de Vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176 4.3. Accesibilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176VIII. CASOS DE ESTUDIO: SAGUNT. VÍAS ADICIONALES DE FINANCIACIÓN . . . . . . . 177 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181 3.1.1. Declaración de Conjunto Histórico-Artístico . . . . . . . . . . . . . . . . 182 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182 3.2.1. Planeamiento General . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182 3.2.2. Normativa de Protección Histórico-Artística . . . . . . . . . . . . . . . . 183 3.2.3. Los Convenios INEM - Ajuntament . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 184 3.2.4. Otros Convenios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186 3.2.5. Actuaciones Directas: la SAG. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186 3.2.6. Planeamiento Especial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186 3.2.7. Intervenciones directas de la Consellerias de Cultura . . . . . . . . . . 187 3.3. Área de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 188IX. CASOS DE ESTUDIO: SANT MATEU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 3.2.1. Catálogo del Patrimonio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 3.2.2. Planeamiento Urbanístico Municipal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 195 3.2.3. Obras Municipales Directas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 195 3.2.4. Programas de Renovación Urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196 3.3. Área de Rehabilitación "Centro Histórico" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198X. CASOS DE ESTUDIO: VALÈNCIA. LA RECUPERACIÓN DE LOS CASCOS ANTIGUOS ES POSIBLE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 203 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 204 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 205 3.2.1 Los Programas Municipales de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . 205
  11. 11. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA viÍndice 3.2.2. Los Planes Especiales de Protección (1980-1984) . . . . . . . . . . . . 206 3.2.3. El PGOU de València (1984-1988) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206 3.2.4. Los Planes Especiales de Protección y Reforma Interior (1988-1993) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 207 3.2.5. La Declaración de la Ciutat Vella como BIC de Conjunto (1978-1993) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 209 3.2.6. El Programa RIVA (1992-1997): el gran cambio . . . . . . . . . . . . . 210 3.2.7. La Oficina RIVA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213 3.2.8. València Antiga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217 3.2.9. Una Estrategia Polémica: el llamado "Esquema Estructurante" . . 217 3.2.10. Implementación del Programa RIVA: Dossier Diseño Río-1 y Río-2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219 3.2.11. La Iniciativa Urban . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220XI CASOS DE ESTUDIO: LA VILA JOIOSA. ¿OPERACIÓN COSMÉTICA O ESPEJISMO? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.1.1. Caracterización del Municipio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.2.1 Cuestiones de Morfología Urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226 1.2.2 Orografía y accesibilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 227 2.1. Deterioro social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 227 2.2. Estado físico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229 3.2.1. Plan Especial de Protección del Casco Antiguo, 1987 . . . . . . . . 229 3.2.2. Programa de Renovación Urbana, 1990 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230 3.2.3. Proyecto de Renovación de Infraestructuras del Casc Antic (PRICA, 1991) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 231 3.2.4. Convenio de Rehabilitación de Fachadas, 1994 . . . . . . . . . . . . . . 231 3.3. Áreas De Rehabilitación (AR) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 232 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 234XII. CASOS DE ESTUDIO: VILLENA. LAS ACTUACIONES PASIVAS NO BASTAN . . . . 236 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 236 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 236 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 236 2. ESTADO ACTUAL Y PROBLEMÁTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 2.1. Características del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 2.2. Problemática . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.1.1 Actuaciones Patrimoniales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.2.1 Planeamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.2.2 Convenio de Declaración de Intenciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241 3.2.3 Obras Municipales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 242 3.2.4 Patrimonio Inmobiliario Municipal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 242 3.3. Áreas de Rehabilitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 242
  12. 12. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA viiÍndiceXIII. CASOS DE ESTUDIO: XÀTIVA. APROVECHAR LAS TENDENCIAS "ESPONTÁNEAS" POSITIVAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245 1. ANTECEDENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245 1.1. Situación y encuadre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245 1.2. Orígenes y desarrollo del Casco Histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246 2. ESTADO ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247 3. CRONOLOGÍA DE LAS INTERVENCIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248 3.1. Anteriores a 1979 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248 3.2. 1979-1995 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249 3.2.1. Registro e Inventario el Patrimonio Histórico Artístico de Xàtiva (1980) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249 3.2.2. Declaración de Conjunto Histórico-Artístico (1982) . . . . . . . . . . 250 3.2.3. Planeamiento: PGOU (1984) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250 3.2.4. Estudio Previo del Distrito Ciudad del Conjunto Histórico de Xàtiva (1989) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250 3.2.5 Adquisición y restauración del Castillo (1991) . . . . . . . . . . . . . . . 251 3.2.6 Programas de Renovación Urbana (1993) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 251 3.2.7 Área de Rehabilitación (1996) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 252 4. BALANCE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2536. CONCLUSIONES GENERALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255 6.1. Peso Relativo y Estado de Conservación. Consideraciones sobre la Muestra Estudiada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255 6.2. Sobre el "Vaciamiento" de los Cascos Antiguos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 260 6.3. Tipos de Intervenciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261 6.4. Fases de la Intervención . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 262 6.5. ¿Intervenciones Sociales? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 264 6.6. Distribución Poco Equilibrada de las Inversiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 264 6.7. Falta de Continuidad de las Políticas de las Intervenciones y Propuestas en los Cascos Antiguos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265 6.8. Papel y Función de los Cascos Históricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265 6.9 La Opción del Turismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265 6.10. El Mantenimiento de la Actividad Comercial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266 6.11. Intervenciones Selectivas y Estrategias Alternativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266 6.12. Inconsistencia de las Determinaciones del Planeamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 267 6.13. Debilidad de la Hipótesis de la Recualificación del Medio Urbano . . . . . . . . . . . . . 267 6.14. Las Limitaciones del "Proyecto Urbano" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 268 6.15. La Rehabilitación del Alojamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 268 6.16. Una Aproximación a una Clasificación de los Cascos Estudiados . . . . . . . . . . . . . . 269 6.17. Algunas Sugerencias Concretas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2707. BIBLIOGRAFÍA ADICIONAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2728. ANEXO: Marco Normativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276 2.1. Vivienda y Rehabilitación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276 2.2. Patrimonio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277 2.3. Planeamiento y Urbanismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 278 2.4. Comercio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 278 2.5. Normativa de la Unión Europea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279
  13. 13. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA viiiÍndiceAbreviaturas:AR Área de RehabilitaciónARI Área de Rehabilitación IntegradaARU Área de Rehabilitación UrbanaBIC Bien de Interés CulturalCH Centro HistóricoCHA Conjunto Histórico ArtísticoCU Centro UrbanoLPHE Ley del Patrimonio Histórico EspañolLRAU Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (autonómica)LS Ley del Suelo (Ley de Régimen del Suelo y Ordenación Urbana). Ley estatalPE Plan EspecialPEP Plan Especial de ProtecciónPEPRI Plan Especial de Protección y Reforma InteriorPERI Plan Especial de Reforma InteriorPGOU Plan General de Ordenación UrbanaPRI Plan de Reforma Interior
  14. 14. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 2 de 2830. Introducción0. INTRODUCCIÓN10.1 Objetivo del EstudioA lo largo de los años ochenta y la primera mitad de los noventa, la acción urbanística ha hecho de losCentros Históricos uno de los campos de intervención preferente. Muchos han sido los planes y proyectosque han sido formulados para los Cascos Antiguos de los municipios de la Comunidad Valenciana. Sinembargo, aparentemente los resultados de estas intervenciones no han sido plenamente los esperados.Demasiados Conjuntos Preindustriales permanecen inmersos en procesos de deterioro o terciarización sinque, como norma generalizable y aparentemente, las acciones iniciadas hayan invertido las tendenciasespontáneas y logrado la recuperación o regeneración de los Cascos Históricos.A principios de los setenta el mítico Plan de Bolonia marcó un método, un modelo y un camino para lasoperaciones de protección y conservación de las Ciudades Históricas, conformando un referente que fueasumido de forma generalizada. Siguiendo sus indicaciones, operaciones de rehabilitación genérica yextensiva fueron propuestas para la mayor parte de los grandes Conjuntos Históricos del Estado, aunque elenorme y valioso patrimonio de los pequeños Cascos Antiguos permaneció, en general, ajeno a estaestrategia.Pero desde hace ya unos años comenzaron a escucharse las primeras voces discrepantes, en relación con estasposiciones conservacionistas. Voces que reclamaban intervenciones de transformación, que en los casoslímites suponían el abandono de las propuestas de recuperación con conservación de las características delos tejidos urbanos preindustriales. Como consecuencia de todo ello la situación, a finales de los noventa,sólo puede ser analizada y entendida desde la diversidad.El objetivo del trabajo que aquí se presenta es el de estudiar las diferentes intervenciones, y sus estrategias,implementadas en los Centros Históricos de la Comunidad Valenciana, en un período que abarca desde 1979hasta 1995. En la propuesta de partida se había considerado el período 1976-1995; el inicio del período veniaseñalado por la aprobación del Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana,y toda la actividad que este hecho generó, y se prolongaba hasta el momento de la firma del convenio queha financiado esta investigación. Pero, una vez acometida su realización se ha visto que era preferiblemodificar el ámbito temporal, de modo que el estudio arrancara en 1979 y finalizara en 1995. La razónfundamental se encuentra en las profundas vinculaciones que existen entre políticas urbanísticas y eleccionesmunicipales. Los comicios de 1979 supusieron una auténtica ruptura, aunque ciertamente limitada a la escalalocal, con la constitución de consistorios representativos de la voluntad popular, en un momento en que lamayoría de los programas políticos hicieron del urbanismo o mejor dicho de las intervenciones urbanas unode sus puntos programáticos nucleares. Por la misma razón su estudio se prolongaba hasta mayo del 95,cuando nuevamente unas elecciones locales han marcado un hito fácilmente reconocible.No obstante lo anterior, durante la redacción del estudio se convino en ampliar parcialmente la duracióntemporal dando cabida a actuaciones en curso de notable interés, especialmente la experiencia reciente delas denominadas Áreas de Rehabilitación.En este estudio, se pretende, en primer lugar, sistematizar e inventariar las intervenciones más significativasllevadas a cabo en los Cascos Históricos de la Comunidad Valenciana, clasificándolas y estimando su valoragregado, para posteriormente pormenorizar el estudio en una serie de municipios seleccionados por1 A lo largo del texto abundan las citas y referencias tomadas de textos en francés, inglés o italiano y que han sido traducidas de forma bastante libre. Pedimos de antemano disculpas por las incorrecciones que hayan podido deslizarse.
  15. 15. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 3 de 2830. Introducciónconstituir casos representativos. En definitiva se intenta valorar unas experiencias sobre las que, en algunoscasos, existen dudas razonables acerca de la eficacia en relación a los objetivos para las que fueron pensadas.0.2 Metodología: Fases y Objetivos del TrabajoLa primera parte del trabajo es de tipo conceptual: pretende analizar las diversas estrategias implementadasen los últimos años en intervenciones en Centros Históricos. Vamos a intentar identificar y sistematizar loselementos claves de las distintas opciones, propuestas y utilizadas: Protección, Rehabilitación,Recuperación, Transformación, Reforma Interior,... Se trata de una aproximación más bien teórica, quenos debe permitir, posteriormente, reconocer las actuaciones implementadas, y en consecuencia se elaboraráfundamentalmente a partir de materiales bibliográficos.Este capítulo contiene dos tipos de análisis: el primero referido a las estrategias que ya podríamos considerar"clásicas o históricas", es decir, las desarrolladas antes de los años setenta del siglo XX. Son intervencionesque fueron ensayadas en la Ciudad Histórica en coyunturas bien distintas de las actuales, aunque su defensay continuidad actual por parte de algunos profesionales y administraciones hacen necesario su conocimiento.En segundo lugar consideraremos las iniciativas contemporáneas, es decir, aquellas que se han aplicado enel Estado desde mediados de los años setenta, período que coincide básicamente con nuestro análisis. Estadistinción nos revela un hecho —bastante obvio por otra parte— la relatividad de las intervenciones enCentros Históricos en función de las coyunturas y marcos socioeconómicos en las que se aplican; como p.e.lo sería afirmar, que las propuestas haussmannianas de Reforma Interior pierden todo su sentido y validez—si es que alguna vez la tuvieron— cuando se las ejecuta en un marco para las que no fueron pensadas nidiseñadas.Aunque los estudios y análisis de casos sobre intervenciones en Centros Históricos abundan, debe tenerseen cuenta que suelen tratarse de visiones partidarias, cuando no apologéticas, normalmente redactados porarquitectos directamente involucrados en alguna actuación y destinadas a "defender su posición", del tipoque sea, tanto da que sea conservacionista como transformadora. No es éste el objetivo de este capítulo. Porel contrario se trataría de identificar de la manera más objetiva y neutral posible, las hipótesis, restriccionesy condicionantes así como las técnicas e instrumentos de intervención de cada planteamiento. El eventualjuicio crítico se posterga a la comprobación de su adecuación a la consecución de los objetivos planteados—a desarrollar en la última parte del trabajo—.El segundo gran bloque del análisis previo a la consideración de los municipios seleccionados se centra enel estudio del marco normativo, del extenso ordenamiento jurídico que constituye el inevitable marco dereferencia en cualquier intervención en un Centro Histórico. Este análisis no se limita sólo a la legislaciónde aplicación directa: leyes de patrimonio, urbanísticas, o de fomento de la rehabilitación y construcción deviviendas, etc... sino que incluyen también tanto otras legislaciones aparentemente sectoriales (p.e. comercio)así como otras normas de menor rango (Orden Ministeriales, Circulares, Programas de Inversión,...) pero deindudable incidencia. En cualquier caso se intenta que el análisis del marco normativo abarca todos losniveles: comunitario o europeo, estatal y autonómico.El tercer capítulo del estudio previo supone una aproximación al conocimiento de las grandes cifras en lasintervenciones en Centros Históricos desarrolladas en los últimos 16 años. en la Comunidad Valenciana. Pormedio del conocimiento de las magnitudes agregadas de los principales programas desarrollados por laAdministración Pública vamos a tener una primera valoración de conjunto de los programas públicos en losCascos Históricos y su eficacia o incidencia real en términos globales o agregados.Ante el elevado número de Centros Históricos existentes en nuestra Comunidad, es necesario introducir enesta fase del trabajo una serie de variables que nos permitan posteriormente seleccionar los casosrepresentativos. Tamaño, Características del entorno —área metropolitana, área urbana, rural,...—,
  16. 16. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 4 de 2830. IntroducciónEspecialización funcional —industrial, turístico, agrícola,..— dinámica general y urbanística, etc,.. seránalgunos de los factores a tener a cuenta para establecer una sistematización, que nos permita seleccionar losCascos Históricos objeto de estudio pormenorizado. De hecho la selección de los casos de estudio, se basaen la elección de una serie de municipios representativos de todos los tipos mencionados.En la parte final del estudio se analizan las actuaciones propuestas y/o ejecutadas en los Cascos Históricosanteriormente seleccionados, considerando no sólo los planes urbanísticos, en sentido estricto, sino tambiénotras intervenciones como los Programas de Actuación, Catálogos, Declaraciones de B.I.C. y ProyectosUrbanísticos o Arquitectónicos de especial trascendencia o impacto. Aquí se planteará el estudio de lasconsecuencias pormenorizadas de aquellos ejemplos que representen modelos de actuación "tipo",considerando con detenimiento, sobre los ejemplos calificados como representativos, el modo en que lascorporaciones municipales han abordado la problemática de sus Centros Históricos, y sobre todo lasrepercusiones reales. Es decir, ¿se han modificado las tendencias espontáneas existentes con anterioridad?,¿se han cumplido los objetivos fijados antes de la intervención?, ¿cuál es la dinámica a la que se enfrentaahora el Casco Histórico?. Este análisis nos debe permitir extraer alguna conclusión sobre la idoneidad yadecuación del tipo de actuación empleado.El presente trabajo al margen de su interés estrictamente informativo —saber que esta pasando con unamuestra significativa de nuestros Cascos Históricos, después de casi veinte años de actuaciones— tienen uninterés adicional y práctico: servir como referencia y experiencia previa para aquellos profesionales yadministraciones que deban enfrentarse con la singular problemática de los Centros Históricos, evitandoerrores y estrategias que hayan demostrado su ineficacia o efectos no deseados.
  17. 17. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 5 de 2831. Marco teórico de referencia1. MARCO TEÓRICO DE REFERENCIA1.1. Definiciones Previas y Planteamiento del AnálisisAntes de iniciar cualquier análisis de los Centros Históricos de la Comunidad, de las estrategias desarrolladasy de sus efectos, debemos comenzar por definir el propio concepto de Centro o Ciudad Histórica.En la literatura urbanística existe una gran variedad de denominaciones para referirse a esos tejidos urbanoscuya característica esencial es haber sido producidos antes de la plena consolidación de la revoluciónindustrial, es decir, constituir lo que se ha dado en llamar «Ciudad Preindustrial». Tal es la variedad detérminos que, de hecho, se ha llegado a hablar de un debate filológico a este respecto, enfrentando términoscomo «Centro Histórico», «Casco Antiguo», «Centro Urbano», «Centro-Ciudad»... Esta discusión no es sóloterminológica, ya que cada expresión contiene una serie de conceptos que es necesario definir.Para hablar con propiedad deberíamos utilizar exclusivamente el término de «Ciudad Histórica» o mejortodavía «Tejidos o Tramas Preindustriales», a la hora de referirnos a aquellos tejidos urbanos existentesantes de mediados del siglo XIX —por fijar una fecha aproximada— que no hayan sido transformados enun sentido moderno, ya que no todos los ámbitos que en su día constituían aquella ciudad, pueden ser hoyconsiderados «Tejidos Urbanos Preindustriales». Algunos sectores han sido tan profundamentetransformados que escaparían a esta consideración. La expresión «Ciudad Histórica», por lo tanto quedaríalimitada a aquellas tramas urbanas que fueron parte de la ciudad existente antes de la plena consolidaciónde la revolución industrial, o del modo de producción capitalista, y que siguen presentando en la actualidadunas características morfológicas básicas que permiten constatar la permanencia de las formas urbanísticaspremodernas.Sin embargo, también es válido referirse a ellos como «Centro Histórico» ya que normalmente ocupan unaposición central en el actual conjunto urbano, aunque este característica pierde importancia en el caso demunicipios menores.No se debe aceptar, en cambio, la denominación de «Centro Urbano» ya que, como veremos a continuaciónse refiere a áreas que precisamente han perdido las características morfotipológicas preindustriales, y que sedefinen a partir de la localización de las actividades terciarias directivas.Lo correcto sería en realidad utilizar la expresión «Centro Preindustrial», ya que el término de Histórico esequívoco, o al menos relativo —nuestra sociedad y los tejidos urbanos que estamos creando serán históricospara nuestros descendientes, y así sucesivamente—. En cambio el término Preindustrial es unívoco. Serefiere a lo acaecido antes del proceso social que en la historia de la humanidad se conoce por el término deindustrialización. De la misma forma podemos aventurar que nuestra sociedad y nuestro urbanismo quizássean algún día considerados Preterciarios si aceptamos que la sociedad postindustrial podría ser una sociedadterciarizada.En cualquier caso ya utilicemos la expresión Ciudad Histórica o cualquiera otra (Tejidos Preindustriales,Centro Histórico,...), debemos comenzar por desterrar la idea de que estemos ante tejidos asimilables a unmodelo. La ciudad histórica es radicalmente heterogénea. Esa es una de sus características definitorias, adiferencia de lo que ocurre en otros tejidos urbanos: p.e. en los denominados Polígonos Urbanos donde lahomogeneidad, la recurrencia a teorías y modelos establecidos es tal que permite frecuentemente postular laexistencia de un modelo tipológico. Nada de eso ocurre en la "ciudad histórica"; por contra, "La ciudadhistórica es un espacio diferenciado que contiene la tensión del cambio, la huella de la crisis de los distintos
  18. 18. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 6 de 2831. Marco teórico de referenciamodelos de sociedad, o de las distintas formulaciones espaciales (distintas fases de su equilibrio interno)que un mismo sistema va perfilando en las sucesivas etapas de su desarrollo." 2Ya se ha indicado que no todas las áreas urbanas que ocupan en la actualidad el espacio de lo que fue laCiudad Histórica pueden ser consideradas hoy Ciudad Preindustrial. Existen zonas que, desde mediados delXIX, han sido tan profundamente transformadas que ya no contienen los que pueden ser considerados comorasgos o elementos definitorios de las Tramas Preindustriales. En ocasiones, en estos ámbitos ni siquiera seaprecian ya la huella de los anteriores sustratos urbanos, en contra de lo que se tiene —y de hecho es— poruna ley urbanística básica: que los tejidos urbanos, una vez creados, no desaparecen, se transformanlentamente y de hecho presentan una gran inercia al cambio. Pero esta ley es así en condiciones "normales",es decir en el caso de que el cambio se produzca por acumulación de actuaciones puntuales —tanto da quederiven de un plan, como que sean "espontáneas"—, pero este principio no rige cuando se ejecuta unaoperación de Reforma Interior, es decir una operación planificada encaminada a la desaparición de una tramaurbana y a su sustitución por otra. En estos casos los tejidos así obtenidos son "tramas modernas",deliberadamente "modernas" y que suelen acabar conformando, dada su posición central, lo que se conocecomo «Centro Urbano». El espacio así creado es el ámbito rector, y espacialmente dominante, de la vidasocial y, sobre todo, de las relaciones de intercambio.En casi todas las ciudades se han producido fenómenos de estas características, aunque la escala y los modosde estas transformaciones están en función del tipo de desarrollo puesto en práctica en cada caso3. En lasciudades del Estado, y dado que las alternativas de construcción de nuevos "centros direccionales" de losaños 60 y 70 apenas tuvieron resonancia (entre otras razones porque la transformabilidad del sistema decentralidad es relativamente baja, por los enormes costes de tal operación), los mecanismos de creación delos Centros Urbanos sobre el espacio ocupado por la Ciudad Histórica se ha conducido por medio deoperaciones de Reforma Interior, inspiradas lejanamente en los referentes haussmannianos pero limitadasen la práctica a ensanchamientos viales y sustituciones edilicias con fuertes incrementos de densidad. Lainserción de funciones centrales sobre la Ciudad Preindustrial ha provocado importantes modificacionesmorfológicas, tanto urbanas como arquitectónicas, de tal magnitud que no permiten considerar estas áreascomo parte de la Ciudad Histórica.La división Ciudad Histórica-Centro Urbano, que estamos proponiendo, es obviamente una simplificación,pero ayuda a comprender porque dentro de los límites históricos de la ciudad preindustrial: "coexisten islas transformadas en sentido funcional por actividades terciarias direccionales e islas de residencia rica, ambas concurrentes al posterior éxodo tanto de la población como de las tradicionales actividades artesanales y de servicio comunes a ellas, junto a auténticos ghettos habitados por masas proletarias para las cuales la alternativa, si no se produce una decidida intervención publica, báscula entre la expulsión hacia zonas periféricas, con todos los costes sociales que ello comporta o la permanencia en las viejas construcciones, permanencia caracterizada por unos costos ligados a una condición higiénico-habitativa a menudo insostenible."4En este estudio vamos a considerar sólo aquellos tejidos urbanos que mantienen, siquiera sea de formalimitada, las características urbanas morfológicas preindustriales. Por contra, no tomaremos en cuentaaquellos espacios transformados en el sentido que se ha señalado.2 ÁLVAREZ MORA, ALFONSO & ROCH, FERNANDO (1980): Los centros urbanos. Editorial Nuestra Cultura, Madrid, p. 47.3 Cfr. PANELLA, RAFFAELE (1983): "Centro histórico y centro ciudad" en CIARDINI, F. & FALINI, P. (Eds): Los Centros Históricos. Gustavo Gili, Barcelona, (Ed. Or. 1978), p. 53.4 Op. cit., p. 55
  19. 19. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 7 de 2831. Marco teórico de referencia1.1.1 Sistematización de las Intervenciones: Origen y Finalidad "el problema del centro histórico se habrá resuelto el día en el que no se más hable de él; es decir que no se hable más de un problema de centro histórico separado y distinto del problema del desarrollo y de la evolución del núcleo urbano en su totalidad" 5O dicho de otra forma: el problema del Centro no puede ser resuelto si se ignora lo que ocurre fuera de él.O si frente a declaraciones y acciones de raigambre conservacionista, las políticas urbanas en el resto de laciudad contradicen esta posición fomentando de forma abusiva la expansión.Ningún análisis de estrategias de intervención en Centros Históricos puede ser ajena a este planteamiento.De hecho podríamos afirmar que sólo desde la consideración de la globalidad de las políticas urbanas tienensentido las intervenciones en los Centros Históricos. En la medida en que podamos, a la hora de estudiar losdiferentes centros seleccionados, consideraremos también las actuaciones globales. Sin embargo, paraintentar ordenar y sistematizar las diferentes opciones, consideraremos ahora las actuaciones sobre las tramaspreindustriales de forma limitada, estudiando las medidas y propuestas que podríamos considerar internas,aunque esta restricción no sea aceptable en una fase posterior.6Como elemento sistematizador fundamental podemos considerar que todas las estrategias de intervenciónen Centros Históricos optan —de forma consciente o inconsciente, expresa o tácita— por una de lassiguientes alternativas: diseñar una serie de intervenciones dirigidas a conservar y mantener los tejidospreindustriales o a transformarlos en un sentido "moderno" 7. En todas las actuaciones incluidas en la primeraopción, que en lo sucesivo se denominarán conservacionistas, existe una hipótesis común, básica y previa:que los tejidos preindustriales reúnen condiciones suficientes y adecuadas para permitir su utilización, oreutilización, de acuerdo con los estándares, exigencias y requisitos contemporáneos. Obviamente lastendencias transformadoras, parten de la hipótesis contraria: la de que los Centros Históricos no tienen lascondiciones mínimas exigibles en nuestra sociedad, y lo es más importante: ni los pueden tener a no ser quese acometan operaciones de transformación en profundidad.Dentro de cada alternativa se dan distintas propuestas de actuación. Así entre las actitudes conservacionistascaben desde las posiciones que abogan por el mantenimiento y/o recuperación de las característicasprimigenias de forma inalterada —Restauración—, hasta las que proponen el mantenimiento de las tramasurbanas pero con alteración de la edificación —Recuperación— o incluso con modificaciones acotadas dela trama —Esponjamiento—. Por su parte, las posiciones transformadoras abarcan desde las más radicalesde desaparición de los tejidos en su totalidad —Reforma Interior— hasta las más moderadas de alteraciónde la estructura funcional y la propuesta de constitución de un centro terciario o directivo aunque conmantenimiento de las características físicas más aparentes —Recualificación—.5 ARGAN, G.C. (1978) en PANIZZA, MARIO (Ed): Interventi nel centro storico. Confronto fra esperienze operative promosso dallassessorato per gli interventi nel centro storico del comune di Roma. Dedalo Libri, Bari, p.256 No podríamos evaluar una determinada opción o estrategia en un Centro Histórico y predicar su fracaso (o éxito) sin tener en cuenta las estrategias adoptadas en el resto de un municipio, que de ser contradictorias podrían anular, de forma indirecta, su eficacia o idoneidad, desde fuera.7 No es este el momento, ni el marco adecuado para intentar establecer una mínima definición del concepto de lo moderno, que frecuentemente sólo es una coartada para justificar determinadas opciones y posiciones sin otra justificación. En un sentido amplio lo moderno sería lo industrial, lo maquinista, que diría Le Corbusier. De la misma que se asimila lo postmoderno con lo postindustrial. No es una cuestión que se pueda debatir ahora y aquí, ni mucho menos intenta este breve apunte dar por establecida.
  20. 20. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 8 de 2831. Marco teórico de referenciaDe forma sintética, e inicialmente, se pueden clasificar las estrategias conservacionistas en función de sucreciente grado de transformación, en el siguiente listado: 1 Restauración 2 Protección 3 Rehabilitación 4 Recuperación 5 EsponjamientoAnálogamente se pueden clasificar las estrategias transformadoras: 1 Reforma Interior 2 Renovación 3 Reestructuración 4 Recualificación 5 Terciarización1.1.2 Análisis de la Coyuntura Actual en relación a los Centros HistóricosLos Centros Históricos, como otras tantas problemáticas urbanas y arquitectónicas, se encuentran sometidosa situaciones de coyuntura. Con esta afirmación se quiere destacar el hecho, bastante evidente para unobservador, de que la importancia de la cuestión de los Cascos Antiguos sufre continuos y bruscos vaivenes,a pesar de que las tendencias de fondo no se alteran.En mi opinión, la aparición y desaparición del temática de la Ciudad Histórica del primer plano del debatedisciplinar, obedece a razones que no remiten simplemente a cuestiones de moda. El fuerte debate que seprodujo desde principios de los 70, aparecía ligado a una —cíclica— crisis del sector de la construcción ya una no menos profunda crisis urbana, que se plasmaba en el abandono de extensas áreas de los núcleoscentrales tradicionales, tenía su correlato social y político en la fuerte agitación y convulsión que lasacompañaron. Como señalaron diversos autores, en aquel momento los cascos antiguos fueron "el espacio urbano donde se condensan de un modo más intenso los antagonismo sociales y las contradicciones provocadas por el uso capitalista de la ciudad" 8Por otra parte, la ralentización de los ritmos del crecimiento urbano que se dio en las ciudades del Estadotambién desde principios de los 70 y hasta finales de los 80, hizo que la cuestión de los Centros Históricosno fuera planteada de forma aislada; que, ante las oportunidades de reutilización de zonas interioresconsolidadas, sobre todo de las áreas abandonadas u obsoletas, y el uso de los vacíos intersticiales, seformularan estrategias de intervención en esos tejidos preindustriales, operaciones, hay que recordarlo, quefueron dotadas de amplios capitales de origen público.A mediados de los 90 el panorama parece haber cambiado de forma notable. La crisis del sector de laconstrucción ha quedado —momentáneamente— atrás, y las grandes operaciones de expansión periféricaparecen atraer el interés y el capital de las grandes empresas inmobiliarias, quedando la Ciudad Histórica enla actualidad en una especie de compás de espera, de renta a largo plazo. Ello ha conducido a una situaciónque podríamos calificar como de desinversión, en la que el principal agente económico, movido en muchoscasos por la presión ciudadana, es el sector público. Mientras dure el actual ciclo expansivo, que arranca en8 POL, FRANCISCO (1978): "Bolonia: Una experiencia de apropiación colectiva del centro histórico". Arquitectura, Nº 212, p.49.
  21. 21. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 9 de 2831. Marco teórico de referencia1986 —con el paréntesis de los años 90-93— y se mantengan las condiciones preferenciales de inversión enla periferia —las ventajas comparativas en la tecno-jerga al uso— es poco probable que la inversión privadaacuda de forma mayoritaria a los Cascos Preindustriales, excepto en aquellas áreas terciarizada ytransformadas, "renovadas" de alta rentabilidad inmediata.1.1.3 Un Diagnóstico de los Centros Históricos: Tendencias Urbanísticas y Previsión de EscenariosVamos a intentar analizar y sintetizar la compleja problemática a que se enfrentan en la actualidad los cascoshistóricos. Posteriormente consideraremos lo que la Teoría Urbanística ha propuesto, en diversos momentosque van desde mediados del siglo pasado hasta los años setenta, para actuar sobre la Ciudad Preindustrial,y las intervenciones que basadas en estas propuestas se han generado, intentando llegar a conclusiones sobresu actual validez actual, pero en este capítulo nos centraremos en el establecimiento de un modelo quedescriba los procesos que se dan en la Ciudad Histórica en nuestra finisecular actualidad.Resumiendo mucho, podemos afirmar que la Ciudad Histórica se enfrenta a una dinámica dicotómica,aparentemente contradictoria —pero en realidad complementaria— que puede ser caracterizada como de"Terciarización dominante" o alternativamente de "Abandono generalizado" 9.En realidad el incomprensible Abandono Generalizado, con su impactante degradación, es la condiciónprevia para el inicio de procesos de renovación especulativa, uno de los cuales, aunque no el único, es el de"terciarización". Las zonas afectadas por procesos de abandono, de decadencia, se encuentran en unasituación de "rédito a largo plazo", "de expectativa de destino", de modo que ambos procesos —abandonoo decadencia y terciarización—, aparentemente contradictorios, convergerían en una misma finalidad: lapuesta en valor de estas espacios centrales.La terciarización tiene como objetivo final la sustitución de usos —y frecuentemente también de las tramasurbanas— por otros más rentables, en un proceso de apropiación privada de unos valores—fundamentalmente el de la centralidad— creados colectivamente. Pero el fenómeno de degradación de laCiudad Histórica no es sólo una cuestión de estructura física. La decadencia arquitectónica de estas áreastiene lugar en un contexto de deterioro general, que afecta, y de forma muy sustancial, a la estructura socio-económica.Evoluciones "espontáneas" de las ciudades históricasTeniendo en cuenta este diagnóstico, cabe preguntarnos: ¿qué ocurriría con los tejidos urbanospreindustriales "abandonados a su suerte", es decir sin que fueran objeto de actuaciones dirigidas a sudesaparición?La pregunta puede parecer irreal, inverosímil, carente de sentido. No lo es tanto. A la objeción de que estasituación no se da en la realidad, podría replicarse que no se da en los entornos urbanos más dinámicos, esdecir en los tejidos urbanos preindustriales situados en áreas metropolitanas, zonas turísticas de litoral, etc...Pero sí se da en tejidos que están situados en ámbitos "regresivos", es decir en espacios alejados de laindustrialización, del crecimiento urbano.9 Este análisis, en términos dicotómicos, está muy extendido en la abundante literatura urbanística sobre el tema. Un excelente resumen de estas cuestiones se encuentra en GAGO LLORENTE, VICENTE(1985): "La lógica económica del deterioro y la rehabilitación como política económica urbana" en AA.VV.: Curso de Rehabilitación. La Teoría. C.O.A.M., Madrid, pp.41-54.
  22. 22. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 10 de 2831. Marco teórico de referenciaLa primera impresión es que estos tejidos muestran síntomas de obsolescencia, de decadencia "natural", peroque no están tan dañados como lo puedan estar sus homólogos situados en "áreas dinámicas". Es, de todasformas, una juicio bastante subjetivo, una impresión, que deberá ser precisamente objeto de confrontaciónen la segunda parte de este estudio.Las razones de la transformación de los recintos históricosAntes de pasar a analizar las diferentes propuestas para la intervención en los Cascos Antiguos, hay algunascuestiones previas que conviene clarificar, a fin de permitir una mejor comprensión de dichas elaboraciones.P.e. cabe preguntarse acerca de las razones que llevan a plantear la transformación de los antiguos recintos,de forma unánime, y casi coincidente, en las principales ciudades europeas desde mediados del siglo XIX.¿Con qué objetivos se plantean estas intervenciones —si es que existen objetivos comunes a situaciones tanvariadas— e incluso aparentemente opuestas?Como ya se ha señalado el origen del problema de la Ciudad Histórica nace con la revolución industrial10.Son las demandas —funcionales y físicas— que el nuevo modo de producción efectúa sobre la estructuraurbana, las que obligan a la intervención en los tejidos preindustriales. La Ciudad Histórica era hasta entoncesel resultado de un proceso lento y continuo de cambio y transformación, un proceso que permitía incluso lacoexistencia de diferentes tejidos. Sin embargo, en el siglo XIX este mecanismo entra en quiebra; no es sólouna cuestión de ritmo y escala, pues afecta a la cualidad del cambio, aún cuando la discontinuidad de laciudad moderna con respecto a la del pasado provenga en gran medida de los modos y las dimensiones delcrecimiento11. Sin embargo, conviene destacar que las modificaciones de los tejidos urbanos llevadas a caboantes del XIX no tenían por objeto la transformación estructural de la ciudad, mientras que las posterioresdel XIX suponen la aparición de propuestas de transformación estructural y funcional, que se plasman enunas intervenciones con métodos e instrumentos propios, y con efectos específicos y diferentes de lostradicionales.En los procesos de transformación que se van a dar a partir de entonces la propiedad pequeña y colectiva eseliminada —absorbida— por los grandes propietarios bajo la bandera del progreso y la renovación12; elloconducirá, indisolublemente, a la destrucción del tejido social. Y es que en definitiva: "sanear el centro histórico (expulsar a sus habitantes y sustituir a propietarios) es una operación necesaria para insertar dicho patrimonio histórico acumulado en el nuevo gran mercado urbano."1310 MANACORDA, GIUSEPPE & NICOLI, ANTONIO (1978): "Olanda le iniziative economiche, legislative e sociali e i criteri tecnici e architettonici negli interventi di recupero". Casabella, Nº 442, p. 34 quienes remiten para esta cuestión a ASHWORTH, W. (1977): Lurbanistica moderna in Gran Bretagna: 1800-1950. Franco Angeli Editore, Milano: "con la necesidad de ordenar la "renovación urbana" de los tugurios, rápidamente producidos en las ciudades de Inglaterra como consecuencia del desarrollo de la industria en la primera mitad del siglo XIX, nace la urbanística moderna"11 PICCINATO, GIORGIO (1983): "El problema del centro histórico". en CIARDINI, F. & FALINI, P. (Eds): Los centros históricos. Gustavo Gili, Barcelona, (Ed. Or. 1978), p. 1412 Cfr. los datos aportados por ÁLVAREZ MORA, ALFONSO (1979): Madrid: las transformaciones del centro- ciudad en el modo de producción capitalista. C.O.A.M., Madrid, p.10 respecto al proceso de concentración parcelaria en la operación de las grandes aperturas.13 PICCINATO, GIORGIO (1983): "El problema del centro histórico" en CIARDINI, F. & FALINI, P. (Eds): Los centros históricos. Gustavo Gili, Barcelona, (Ed. Or. 1978), p. 17
  23. 23. INTERVENCIONES EN CENTROS HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 11 de 2831. Marco teórico de referenciaAsí pues en el siglo XIX comienzan las intervenciones urbanísticas planificadas sobre la Ciudad Histórica,con el objetivo de adecuarla formal y funcionalmente a las nuevas demandas sociales. Bien pronto dos líneasclaramente diferenciadas van a instaurarse, líneas que acabarán consolidando dos escuelas que se hanperpetuado hasta la actualidad: son las que podríamos denominar tendencias o actitudes "conservacionistas"e "intervencionistas".Ambas, al margen de las diferencias formales y estructurales, tienen en común el ser operaciones de puestaen valor de la Ciudad Histórica, de adecuación a las demandas espaciales y funcionales del nuevo modo deproducción ascendente. Difieren en el método: en las formulaciones intervencionistas se destruyefísicamente la ciudad preexistente, que es sustituida por otra de muy diferente modelo formal, mientras queen las conservacionistas se respeta básicamente la morfología urbana, pero se altera —y adapta— su usoy contenido social.El hilo conductor de nuestro análisis es la demostración de la permanencia, a través de las diferentespropuestas, de estas dos líneas; líneas que se mantienen y evidencian con toda claridad en el debatecontemporáneo sobre los cascos antiguos; opinión refrendada por Piccinato cuando señala: "Dos son los principales métodos seguidos en operaciones de este tipo, y no por casualidad, los ejemplos originales y más completos se dan en dos capitales —París y Viena— [...] casi de forma contemporánea se inicia en ambas ciudades unas vasta operación de transformación concebida como factor de promoción de una nueva estructura..."1414 Op. Cit., p.17

×