Los ríos profundos 1 al 5

2,903 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,903
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los ríos profundos 1 al 5

  1. 1. LOS RÍOS PROFUNDOS Evaluación 1 - Cap 1 al 501. ¿Cómo se escribe en quechua 05. ¿Con cuál de las siguientesLos ríos profundos? oraciones se inicia el Capítulo I ? a) Mi padre lo odiaba b) Llevaba siempre un bastón con puño de oro02. Publicación de la obra Los ríos c) Su sombrero, de angosta ala, leprofundos daba un poco de sombra sobre la frenteAño: d) Infundía respeto, a pesar de suEditorial: anticuada y sucia apariencia.Ciudad: e) Nos dirigimos al Cuzco, desde unPaís: lejanísimo pueblo.03. Premio obtenido por la novela 06. ¿Con cuál de las siguientesLos ríos profundos en el Perú y año oraciones se inicia el Capítulo II?en que lo obtuvo. a) Mi padre no pudo encontrar nunca dónde fijar su residencia;Año: b) Mi padre fue un abogado dePremio: provincias, inestable y errante. c) Con mi padre conocí más de doscientos pueblos.04. Según la crítica literaria ¿Cuál d) Después que salimos del Cuscofue la génesis de la obra Los ríos nos dirigimos a Abancayprofundos y en qué año se publicó?? e) Mi padre temía a los valles cálidos y sólo pasaba por ellos comoAño: viajeroObra:
  2. 2. 07. ¿Con cuál de las siguientes e) Oleadas de moscas volaban en lasoraciones se inicia el Capítulo III? puertas de las chicheríasa) Nuestro peregrinaje terminaríaen Abancayb) Cruzábamos el Apurímac, y en los 10. “Terrateniente poderoso, dueñoojos azules e inocentes de mi padre de cuatro haciendas en el valle delc) Tres departamentos tuvimos que Apurímac, prepotente y avaro,atravesar para llegar a esa pequeña representa el mundo hostil, eseciudad silenciosa sistema socioeconómico explotadord) Fue el viaje más largo y extraño al que por primera vez se veque hicimos juntos enfrentado Ernesto.” ¿Quée) Hasta un día en que mi padre me personaje es?confesó08. ¿Con cuál de las siguientesoraciones se inicia el Capítulo IV? 11. Nombre del estudiante que sea) Los hacendados salen a las calles destacaba por su obsesióny a las plazas enfermiza hacia una mujerb) Los hacendados caminan de demente, a quien asaltaba en losdiario con polainas viejas, vestidos excusados y la obligaba a tenerde diablo fuerte o casinete relaciones sexuales.c) Los hacendados de los pueblospequeños contribuyen con grandesvasijas de chicha.d) Los hacendados montan encaballos de paso, llevan espuelas de 12. “Joven mujer demente, blanca,bronce. baja y gorda, que había sidoe) Los hacendados vigilan a los recogida por uno de los Padres. Seindios cara a cara convierte en una especie de símbolo del pecado”. ¿De qué personaje se trata?09. ¿Con cuál de las siguientesoraciones se inicia el Capítulo V?a) Debió ser en la antigüedad elbasural de los ayllusb). Sólo un barrio alegre había en la 13. “Es un pueblo cautivo, levantadociudad en la tierra ajena de una hacienda”c) En ese barrio vivían las ¿A qué pueblo se refiere?vendedoras de la plaza del mercadod) Era el único barrio donde habíachicherías
  3. 3. 14. Nombre del viejo, tío de Ernesto 18. “Toda la tierra pertenecía a las haciendas; la propia ciudad, Abancay, no podía crecer porque15. Abancay era la capital del estaba rodeada por la haciendadepartamento de Patibamba, y el patrón no vendíaa) Junín tierras a los pobres ni a los ricos”b) Andahuaylas a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5c) Cuscod) Apurímace) Yauyos 19. “En ese pueblo quisieron matarnos de hambre; apostaron un celador en cada esquina de nuestra Indicación: Lee el fragmento y casa para amenazar a los litigantes luego marca el capítulo al que que iban al estudio de mi padre; corresponde odiaban a los forasteros como a las bandas de langostas.” a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 516. “A mi padre le gustaba oírhuaynos ; no sabía cantar, bailabamal, pero recordaba a qué pueblo, a 20. “Se levantó el Viejo, sonriendo,qué comunidad, a qué valle sin mirarme. Descubrí entonces quepertenecía tal o cual canto. A los su rostro era ceniciento, de pielpocos días de haber llegado a un dura, aparentemente descarnada depueblo averiguaba quién era el los huesos. Se acercó a un mueblemejor arpista, el mejor tocador de del que pendían muchos bastones,charango, de violín y de guitarra” todos con puño de oro”a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 517. “El “Añuco” tenía un protector: 21. “Tres departamentos tuvimosLleras, el campeón de garrocha, de que atravesar para llegar a esacarreras de velocidad y back pequeña ciudad silenciosa. Fue elinsustituible del equipo de fútbol. viaje más largo y extraño queLleras era el estudiante más tardo hicimos juntos; unas quinientasdel Colegio; no se conocía bien su leguas en jornadas medidas que seorigen, y los padres lo protegían. cumplieron rigurosamente. Pasó porHabía repetido tres veces el primer el Cuzco, donde nació, estudió eaño de media, pero era el más hizo su carrera; pero no se detuvo;fuerte, y nadie en el pueblo dejaba al contrario, pasó por allí comode temerle” sobre fuego.”a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5
  4. 4. 22. “Una noche, vi levantarse a maestros de las escuelas, el cura, noChauca. Descalzo y medio desnudo son indios”salió al corredor. Un foco rojo, a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5opaco, alumbraba brumosamente eldormitorio. Chauca era rubio ydelgado. Abrió con gran cuidado la 26. “La casa de esos hacendados espuerta, y se fue. Llevaba una correa bien conocida por los indios.de caucho en la mano. Al poco rato Duermen en catres de bronce,volvió. Tenía los ojos llenos de antiguos, con techo de varillaslágrimas y temblaban sus manos.” doradas. La casa tiene un patio y una) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 corral, grandes; un corredor, una despensa, un troje, una sala amueblada con bancas y sillones23. “Cierta vez llegamos a un pueblo antiguos de madera”cuyos vecinos principales odian a los a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5forasteros. El pueblo es grande ycon pocos indios. Las faldas de loscerros están cubiertas por extensos 27. “En ese barrio vivían lascampos de linaza. Todo el valle vendedoras de la plaza del mercado,parece sembrado de lagunas.” los peones y cargadores quea) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 trabajan en menesteres ciudadanos, los gendarmes, los empleados de las pocas tiendas de comercio; allí24. “Pero yo soy cristiano, y estaban los tambos donde setendremos que oír misa, al alojaban los litigantes de losamanecer, con el Viejo, en la distritos”catedral. Nos iremos en seguida. No a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5veníamos al Cuzco; estamos de pasoa Abancay. Seguiremos viaje. Este esel palacio de Inca Roca” 28. “—El Señor de los Temblores —a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 dijo, mostrando un retablo que alcanzaba la cima de la bóveda. Me miró, como si no fuera yo un niño.”25. “En Huancapi estuvimos sólo a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5unos días. Es la capital de provinciamás humilde de todas las que heconocido. Está en una quebrada 29. “Cuando los políticos dejaron deancha y fría, cerca de la cordillera. perseguir a mi padre, él fue aTodas las casas tienen techo de paja buscarme a la casa de los parientesy solamente los forasteros: el juez, donde me dejó. Con la culata de suel telegrafista, el subprefecto, los revólver rompió la frente del jefe de
  5. 5. la familia, y bajó después a la a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5quebrada. Se emborrachó con losindios, bailó con ellos muchos días.Rogó al Vicario que viniera a oficiar 33. “No era india; tenía los cabellosuna misa solemne en la capilla del claros y su rostro era blanco,ayllu. Al salir de la misa, entre aunque estaba cubierto decohetazos y el repique de las inmundicia. Era baja y gorda.campanas, mi padre abrazó en el Algunas mañanas la encontraronatrio de la iglesia a Pablo Maywa y saliendo de la alcoba del Padre queVíctor Pusa, alcaldes de la la trajo al Colegio. De noche, cuandocomunidad” iban al campo de recreo, caminabaa) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 rozando las paredes, silenciosamente.” a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 530. “Mi padre no pudo encontrarnunca dónde fijar su residencia; fueun abogado de provincias, inestable 34. “Un árbol de cedrón perfumabay errante. Con él conocí más de el patio, a pesar de que era bajo ydoscientos pueblos” de ramas escuálidas”a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 531. “Jinetes de rostro europeo, 35. “En el pueblo del que hablo,cuatreros legendarios, los todos los niños estaban armadosmorochucos son descendientes de con hondas de jebe; cazaban a loslos almagristas excomulgados que pájaros como a enemigos de guerra;se refugiaron en esa pampa fría, reunían los cadáveres a la salida deaparentemente inhospitalaria y las huertas, en el camino, y losestéril. Tocan charango y contaban: veinte tuyas, cuarentawad’rapucu, raptan mujeres y chihuacos, diez viuda pisk’os.”vuelan en la estepa en caballos a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5pequeños que corren como vicuñas”a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 36. “Muchas veces, tres o cuatro alumnos tocaban huaynos en32. “Nos alojamos en la casa de un competencia. Se reunía un buennotario, ex compañero de colegio público de internos parade mi padre. Durante el largo viaje escucharlos y hacer de juez. Enme había hablado de su amigo y de cierta ocasión cada competidor tocóla convicción que tenía de que en más de cincuenta huaynos. A estosAbancay le recomendaría clientes”
  6. 6. tocadores de armónica les gustaba 40. “El Padre Director empezabaque yo cantara” suavemente sus prédicas. Elogiaba aa) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 la Virgen con las palabras conmovedoras; su voz era armoniosa y delgada, pero se37. “Yo no me sentía mal en esa exaltaba pronto. Odiaba a Chile yhabitación. Era muy parecida a la encontraba siempre la forma decocina en que me obligaron a vivir pasar de los temas religiosos haciaen mi infancia; al cuarto oscuro el loor de la patria y de sus héroes.”donde recibí los cuidados, la música, a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5los cantos y el dulcísimo hablar delas sirvientas indias y de losconcertados” 41. “Pero no este muro. ¿Por qué noa) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 lo devora, si el dueño es avaro? Este muro puede caminar; podría elevarse a los cielos o avanzar hacia38. “El día que llegamos repicaban el fin del mundo y volver. ¿Nolas campanas. Eran las cuatro de la temen quienes viven adentro”tarde. Todas las mujeres y la mayor a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5parte de los hombres estabanarrodillados en las calles. Mi padrese bajó del caballo y preguntó a una 42. “Ya es un hombre, señor donmujer por la causa de los repiques y Joaquín —dijo mi padre,del rezo en las calles. La mujer le señalándome—. Con él he cruzadodijo que en ese instante operaban cinco veces las cordilleras; heen el Colegio al padre Linares, santo andado en las arenas de la costa.predicador de Abancay y Director Hemos dormido en las punas, al piedel Colegio.” de los nevados. Cien, doscientas,a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 quinientas leguas a caballo. Y ahora está en el internado de un Colegio religioso”39. “En ese barrio vivían las a) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5vendedoras de la plaza del mercado,los peones y cargadores quetrabajan en menesteres ciudadanos, TEXTO 1los gendarmes, los empleados de las “Mi padre no pudo encontrar nuncapocas tiendas de comercio; allí dónde fijar su residencia; fue unestaban los tambos donde se abogado de provincia, inestable yalojaban los litigantes de los errante. Con él conocí más de losdistritos” doscientos pueblos. Temía a losa) 1 b) 2 c) 3 d) 4 e) 5 valles cálidos y sólo pasaba por ellos
  7. 7. como viajero; se quedaba a vivir escalan, con cuánto trabajo, y luegoalgún tiempo en los pueblos de se yerguen para contemplar laclima templado: Pampas, Huaytará, quebrada, para aspirar la luz del río,Coracora, Puquio, Andahuaylas, el poder con que marcha y seYauyos, Cangallo ... Siempre junto a interna en las regionesun río pequeño, sin bosques, con desconocidas.”grandes piedras lúcidas y pecesmenudos. El arrayán, los lambras, el 43. En el texto, se describe al padresauce, el eucalipto, el capulí, la tara, como:son árboles de madera limpia, cuyas a) sombríoramas y hojas recortan libremente. b) irresolutoEl hombre los contempla desde c) meditabundolejos; y quien busca sombra se d) nómadeacerca a ellos y reposa bajo un árbol e) volubleque canta solo, con una voz profun-da, en que los cielos, el agua y la 44. El texto pretende centralmente:tierra se confunden. a) hacer una descripción geográficaLas grandes piedras detienen el b) referir las costumbres de la genteagua de esos ríos pequeños; y de la sierra central.forman los remansos, las cascadas, c) advertir sobre el cuidadolos remolinos, los vados. Los ecológicopuentes de madera o los puentes d) hacer una composicióncolgantes y las oroyas, se apoyan en geopolíticaellas. En el sol, brillan. Es difícil e) narrar una historia inmemoria.escalarlas porque casi siempre soncompactas y pulidas. Pero desde 45. Los únicos que cruzan los ríosesas piedras se ve cómo en sus grandes son los:aguas se refleja la montaña. Los a) ingeniososhombres nadan para alcanzar las b) aventurerosgrandes piedras, cortando el río c) osadosllegan a ellas y duermen allí. Porque d) temerariosde ningún otro sitio se oye mejor el e) experimentadossonido del agua. En los ríos anchos ygrandes no todos llegan hasta las 46. Los remolinos em los ríos sepiedras. Sólo los nadadores, los forman por la presencia de:audaces, los héroes; los demás, los a) ríos pequenoshumildes y los niños se quedan; b) aguas movidasmiran desde la orilla, cómo los c) árboles de madera limpiafuertes nadan en la corriente, donde d) grandes piedrasel río es hondo, cómo llegan hasta e) las oroyaslas piedras solitarias, cómo las
  8. 8. TEXTO 2 la quebrada perseguidos por gruposEn Huancapi estuvimos sólo unos de pequeños cernícalos. Esta avedías. Es la capital de provincia más ataca al cóndor y al gavilán en sonhumilde de todas las que he de burla; les clava las garras y seconocido. Está en una quebrada remonta; se precipita otra vez yancha y fría, cerca de la cordillera. hiere el cuerpo de su víctima.Todas las casas tienen techo de pajay solamente los forasteros: el juez, 47. En el ataque de los cernícalos alel telegrafista, el subprefecto, los cóndor y al gavilán se observamaestros de las escuelas, el cura, no a) Timidezson indios. En la falda de los cerros b) Hipocresíael viento sacude la paja; en el lecho c) Sadismode la quebrada y en algunas d) Mofahondonadas crece la k’eñwa, un e) Martirioárbol chato, de corteza roja. Lamontaña por donde sale el sol 48. Para el autor, Huancapi letermina en un precipicio de rocas produce un profundo sentimientolustrosas y oscuras. Al pie del deprecipicio, entre grandes piedras, a) lejaníacrecen también esos árboles de b) riquezapuna, rojos, de hojas menudas; sus c) pobrezatroncos salen del pedregal y sus d) alegríaramas se tuercen entre las rocas. Al e) rencoranochecer, la luz amarilla ilumina elprecipicio; desde el pueblo, a gran 49. la expresión “esos árboles dedistancia, se distingue el tronco rojo puna” se refiere ade los árboles, porque la luz de las a) árboles enanosnubes se refleja en la piedra, y los b) la falda de los cerrosárboles, revueltos entre las rocas, c) la k’eñwaaparecen. En ese gran precipicio d) No dice el nombre de los árbolestienen sus nidos los cernícalos de la e) Pedregalquebrada. Cuando los cóndores ygavilanes pasan cerca, los cernícalos 50. “La luz amarilla” se refiere a:los atacan, se lanzan sobre las alas a) la luz del solenormes y les clavan sus garras en b) el reflejo de las aguasel lomo. El cóndor es inerme ante el c) la luz de los troncos rojoscernícalo; no puede defenderse, d) la luz del pueblovuela agitando las alas, y el e) la luz de la lunacernícalo se prende de él, cuandologra alcanzarlo. A veces, losgavilanes se quejan y chillan, cruzan

×