400 años de carnaval cruceño

6,956 views
6,858 views

Published on

Published in: Entertainment & Humor
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,956
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
289
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

400 años de carnaval cruceño

  1. 1. NINO GANDARILLA GUARDIA De la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz 400 AÑOS DECARNAVAL CRUCEÑO (Compendio) Versión en PDF – No ilustrada Santa Cruz de la Sierra 1999 -2-
  2. 2. Prólogo: Luis Darío Vázquez Epílogo: Gabriel Dabdoub Revisión de textos: Roger Otero Arteaga Ilustraciones: Carlos Cirbián Portada: Tito Kuramotto Auspicio:ASOCIACIÓN CRUCEÑA DE COMPARSAS CARNAVALERAS GOBIERNO MUNICIPAL DE SANTA CRUZ DE LA SIERRA -3-
  3. 3. A mis amigas: Montserrat y FlorenciaSu amistad es fuente de inspiración... -4-
  4. 4. PRESENTACIÓNMucho se ha escrito del Carnaval en los últimos años, en la prensa;opiniones a favor, con sugerencias interesantes para mejorarlo, yotras en contra de su realización, con argumentos no convincentes.Nosotros hemos aportado con pequeños libros como “Monografía delas comparsas de Santa Cruz” y “Así fue el Carnaval ´95”. Sinembargo, a pesar de ser una fiesta grande, en todo el sentido de esaspalabras, con enormes aportes a la cultura regional, estabilidad socialy economía municipal, no existe un compendio que puedadocumentar la historia de las Carnestolendas cruceñas, en su versióntan diferente a las demás; no hay un libro en el cual se puedanestablecer, a partir de su origen, los aspectos más notables de suevolución, es decir, las innovaciones, sus principales cambios, suinfluencia política y cultural en cada década, etc.Ahora, en base a la documentación que pudimos encontrar, sumada alas compilaciones de añejos papeles que reunió mi padre, Dr.Remberto Gandarilla Suárez, editamos un intento, más o menoscompleto, de casi dos siglos de Carnaval.No estamos presentando una historia relatada, sino documentaciónbásica para que más adelante se escriban las historias, según el puntode vista de cada autor.El título no tiene relación con la correlatividad de la documentaciónsino con la existencia probada del Carnaval en Santa Cruz y laposibilidad de describirlo. En 1831, como veremos más adelante,D´Orbigny describe un Carnaval con características ceremonialesque sólo pudieron haberse asumido como parte de nuestra cultura através de la repetición durante varios años. El encuentro de este datonos hizo pensar que si hubo Carnaval al comienzo de la República, lohubo también al final de la Colonia. -5-
  5. 5. Para una relación apropiada del Carnaval colonial se debe indagar enlas homilías de los curas de la época, antes y después de las fechas deCarnestolendas, en las que seguramente se refirieron alcomportamiento del pueblo. Pero basta con considerar los datos quehemos recogido (1637, 1639 y 1779) para convencernos de que lopracticaron durante la Colonia.Las características culturales del español y de los nativos de estaregión, sumadas a las costumbres cristianas que trajeron losmisioneros, nos hacían pensar que durante la época colonial huboCarnaval, pues ambos pueblos realizaban fiestas populares ybebendurrias, en ciertos meses del año.Ahora conocemos referencias sobre la práctica del Carnaval durantela Colonia, según archivos de los religiosos; pero ello será motivo deotro estudio especial.Las descripciones que realiza el historiador Victorino Rivero sobre elCarnaval cruceño durante el período 1861 a 1870, no tiene grandesvariaciones si las comparamos con las del naturalista francésD‟Orbigny a principios del siglo anterior, lo que nos hace suponerque no hemos perdido mucho en cuanto a documentación de esaépoca, con respecto a las características. Por cierto, hubiéramosquerido conocer a sus protagonistas...Nosotros elegimos las ordenanzas municipales como principal fuenteporque corresponde a la Municipalidad la promoción yreglamentación de éste; asimismo consideramos la cantidad dedocumentos que compiló mi padre y porque permite observar lasreglas del juego, en cada año. Obviamente no todo lo reglamentadose cumplía; pero con razonamientos sencillos y comparativos de unaño a otro, podemos sacar muy buenas conclusiones. -6-
  6. 6. En los casos en que no encontramos ordenanzas de Carnaval,buscamos artículos de prensa y otras opciones que nos permitanconocer la mentalidad de esa época. Por ejemplo, las ordenanzas de1896, 1909 y 1913 no son específicas del Carnaval, pero al noencontrarse otros documentos de la fecha y por la relación con eltema, como expendio de bebidas y juegos recreativos por ejemplo,deducimos que fueron emitidas bajo la influencia de las fiestas delsiguiente mes. Estas disposiciones también se refieren a espectáculospúblicos y reglamentación sobre publicidad en paredes, en esa época.Por lo menos nos permitieron saber cómo eran los protagonistas ycuál su pensamiento.En este compendio se pueden verificar muchas cosas, como la formaen que se celebró la fiesta en 1879, año de la pérdida del Litoral.Dizque esto habría acontecido “por culpa del Carnaval...” (pero todossabemos que se debió a traiciones y “movidas” de otro carácter).El lector encontrará respuestas a interrogantes como éstas: ¿por quélas comparsas estaban compuestas exclusivamente por hombres?,¿cuál fue el origen del juego con agua y tintas?; ¿cuándo se cambióel concepto de “casas de recepción” por “casas de espera”? (lo cualpuede tener otra interpretación).Constatará la función social del Carnaval y el movimientoeconómico que genera en favor de instituciones necesitadas derecursos frescos. Sabrá desde cuándo se designa a la reina delacontecimiento y en qué momento de la historia ella se convierte enel centro de la fiesta. Además, quien no lo sepa, se enterará cuándolos cruceños de esta parte del departamento acogimos la chovenachiquitana, con incentivos y premios.Se dará cuenta de cómo en ciertas épocas se utilizaron las fiestas deldios Momo como instrumento político y, por otro lado, advertirá elinstante en que un grupo de comparsas realiza una representación -7-
  7. 7. capaz de modificar una ordenanza municipal, comprobando su podersocial y político.Se registra también la participación de instituciones serias en laorganización de la farándula y la sucesión de esfuerzos deautoridades que tratan de mejorar la fiesta y controlar los excesos.No es casualidad el concepto “sano” (en lo moral) de las“Carnestolendas” en la cruceñidad.Interesante es ver cómo va calificándose al Carnaval: “fiestasCarnestolendas”, “la mayor fiesta popular”, “máxima expresión de lacultura cruceña”. También, cómo se iniciaban los “considerandos”,mencionando las buenas costumbres y otras veces protestando porlos malos comportamientos del anterior año.Son mencionados los lugares donde se realizaban las fiestas, los tiposde bebidas y sus precios, el recorrido del Corso. Asimismo, quieneslean estas páginas conocerán desde cuándo se prohíbe la circulaciónde vehículos en los tres días, pues al comienzo sólo se prohibíamanejar en estado de ebriedad.Se convencerán que el disfraz es más tradicional que la casaca y queel Corso es definitivamente un espectáculo. Esto, en virtud a laspremiaciones y la organización. Por ejemplo, hay una norma que serepite: que “las comparsas sin carros se intercalarán...”.Tan significativas como otras anteriores son las dos preguntassiguientes: ¿cuándo fueron instituidos oficialmente los corsosprecarnavaleros y el minicorso?; ¿desde qué fecha las ordenanzas sonacompañadas por un reglamento y cuándo éste adquiere mayorimportancia? -8-
  8. 8. En cuanto al espíritu de las normas, comprobarán los lectores quecon ellas no se pretende limitar la espontaneidad carnavalera, sinofrenar los excesos en el comportamiento.La evolución de nuestro Carnaval está contenida aquí. No debemosperder de vista, sin embargo, que los pueblos primero adoptan lasconductas a seguir y luego se las reconoce en las ordenanzasmunicipales, que hacen alusión a las buenas costumbres.Si las normas se cumplían, o no, en cuanto a multas y arrestos, sólopodríamos verificarlo haciendo una investigación en los archivos dela Policía y la Municipalidad.Hay varias ordenanzas que son muy parecidas y a las que sólo se lesmodificó un par de palabras; son precisamente esos detalles los quemarcan la evolución del Carnaval. Por ejemplo, en la del ‟39 se daénfasis a las “amplias facultades de la Policía” y la del ‟40 se limita“al solo efecto de control” (¿hubo excesos policiales el precedenteaño?).Aquí podremos encontrar “jurisprudencia” para la elaboración defuturas ordenanzas de Carnaval y para la organización de éste.Destacan, entre otras, la emitidas en los años 1879, 1922, 1939,1966, 1973, 1979, 1982, 1986, 1990-„91, 1995-„96-„97-‟98, por suestructura y trascendencia.No hemos cubierto relatos de protagonistas o comentarios de prensade cada año, pues el libro se haría muy voluminoso. Sin embargo, deacuerdo a las fechas registradas aquí, el lector puede consultar lahemeroteca.¿Por qué nos interesamos en el tema? Como en casi todos los casoscruceños, mi padre me hizo carnavalero. Por él asistí en mi infancia yniñez a la coronación de la Reina Infantil (cuya realización debe -9-
  9. 9. tener más de 30 años, y el Corso infantil más de 40). También mellevaba a churrascos de su comparsa, “La Blandona”, y mi madre alCorso. Hoy la transmisión cultural la vemos en las “precas” y elmismo Corso, donde los niños -montados en el cuello de sus padres-disfrutan observando, al son de la música de las bandas, el singulardesfile de comparsas y carros alegóricos.Hemos incluido una lista de comparsas afiliadas a la ACCC, con susdirigentes y teléfonos, para que tenga utilidad en aquel público queno acostumbra leer y que le puede dar uso comercial (obviamente noleerá esto tampoco).En la relación de reinas del Carnaval y autoridades municipales,hemos dado prioridad a los presidentes del Concejo, como órganodemocrático que emite las ordenanzas.Un libro sobre el Carnaval se justifica por lo siguiente: a) Lacantidad de personas que toman parte de esta tradicional fiesta; b) losdiversos sectores sociales involucrados; c) el creciente interés yaccionar de los diversos medios de comunicación; d) el excepcionalmovimiento económico que origina; sólo el Corso representaaproximadamente tres millones de dólares; e) las autoridades queparticipan con receso nacional, hasta en el Parlamento; f) hay unaespontánea manifestación de la idiosincrasia popular; g) se incentivael desarrollo del arte plástico, h) es una óptima oportunidad paraestimular la creatividad regional, i) se fomenta la difusión de nuestramúsica; j) se desarrollan las actividades relacionadas con lavestimenta y el peinado; k) los aportes en las reglamentaciones delCarnaval; l) su gran duración en días de festejo; m) su historia; n) lasinstituciones participantes, ñ) los beneficios para el municipio, o) eldesarrollo de la productividad a todo nivel; p) la combinación de loregional con la aplicación de la tecnología, etc. - 10 -
  10. 10. En la fase de revisión del material se pudo evidenciar una serie deerrores mecanográficos, principalmente en viejas copias deoriginales. Sin embargo, debo agradecer a todos los que en el pasadorealizaron las transcripciones, pues sin ese esfuerzo no tuviéramoslos documentos.Debido a que trabajamos con papeles de primera mano, la referenciabibliográfica la incluimos en las citas.Expreso mi particular agradecimiento, por su participación en estaobra, al prologuista, Dn. Luis Darío Vázquez, así como a Dn. GabyDabdoub, con cuyas nobles palabras concluimos la obra, y alperiodista Dn. Roger Otero A., por la revisión de los textos y suapoyo en el proceso de investigación. A Carlos Cirbián, por su aporteartístico, la selección de ilustraciones de pintores cruceños yfotografías. También a la Srta. Rosmery Barrero, mi secretaria, por latranscripción de gran parte de los textos en computadora. Asimismo,mi especial gratitud a las personas que me dieron referencias sobredocumentación: Dn. Ernesto Zambrana C., Dn. Saúl Suárez M., Prof.Rogers Becerra C., Lic. Paula Peña, los miembros de la Sociedad deEstudios Geográficos e Históricos, el personal de la Hemeroteca dela U.A.G.R.M., del Concejo Municipal y el Archivo Histórico;gracias a su orientación ahorramos mucho tiempo.La dedicatoria, que es absoluta voluntad del autor, tiene mucho quever con el concepto del Carnaval: la amistad y la presencia femenina,como aspectos centrales de aquel que se realiza en Santa Cruz. Elrespeto a ellas es determinante para la supervivencia del Carnavalcruceño. En lo personal, estas amigas son quienes me dieron apoyomoral en tiempos donde dedicarse a investigar, o escribir, es muydificil y no lo reconoce casi nadieFinalmente, a tiempo de entregar este trabajo, agradezco eldeterminante respaldo de las entidades que han hecho posible su - 11 -
  11. 11. edición: la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras y el H.Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra. Carnaval 1998 Nino Gandarilla Guardia - 12 -
  12. 12. PRÓLOGOCarnaval, Carnestolendas, Antruejo. Poco importa cuántos nombrestenga o haya tenido esta festiva expresión del espíritu popular a lolargo de los siglos, su significado esencial es el mismo: la expansiónde ímpetus interiores contenidos durante un año por normas que lasociedad se ha impuesto de distintas maneras, para dejar atrás, almenos en lo extremo, el salvaje primitivismo que, quiérase o no, lateconsciente o inconscientemente en lo más profundo del ser humano.Los orígenes de estas festividades se pierden entre las brumas de laprehistoria, aunque puede inferirse que están enraizadas en remotasprácticas vinculadas con creencias de tipo religioso. Las tribusteutónicas, por ejemplo, efectuaban procesiones en honor a Herta, laMadre Tierra, considerándola como la corporeidad de una divinidadcon la cual había que congraciarse para alcanzar los dones de sufertilidad, traducidos en fructíferas cosechas. Veces había en que unarado, simbolizando a tal deidad, era paseado en dichas procesiones,realizadas en el campo.Los griegos dedicaban estas festividades a Dionisios (Baco para losromanos), dios del vino, y tenían un carácter de verdaderas orgías.Fueron las Dionisíacas. Vasos griegos del siglo VI a.C. muestranpinturas que representan estos festejos, en los cuales el dios erapaseado en carro por la calles de Atenas. En Olimpia, Creta, Rodas yotras poblaciones de Grecia, se utilizaba para tales procesiones unbarco montado sobre ruedas, y tenían características orgiásticas. Sellegó incluso al sacrificio humano, ya que en Rodas anualmente erainmolado un hombre a Cronos.Los romanos tomaron de los griegos la costumbre de tales fiestas,probablemente influidas también por otros pueblos de la antigüedadque las efectuaban celebrando el Año Nuevo, para que les fuesefavorable, a la entrada de la primavera. Roma las dedicó a Saturno - - 13 -
  13. 13. el Cronos de los griegos-, de donde tomaron el nombre deSaturnales.Inicialmente tales festejos llevaban un día, extendiéndose más tarde atres, durante los cuales sólo había placer y alegría, quitándose labanda de lana que permanentemente cubría el pedestal de la estatuade Saturno. Los tribunales y escuelas eran cerrados, no se permitíainiciar una guerra o ejecutar a un criminal. Por edicto cesaban todoslos trabajos y los esclavos, revestidos de ropaje ornado de púrpura ycon toga blanca, se divertían juntamente con sus amos y éstos lesservían en la mesa. Los soldados de Roma solían incluir el sacrificiohumano. Treinta días antes de celebrarse las Saturnales, elegían porrey al más hermoso de todos, vestíanlo con las insignias reales y leotorgaban facultades de gobierno entre ellos.Un mes duraba elefímero reinado, y al trigésimo día era obligado a matarse en el altarde Saturno, dios al cual personificaba.De Grecia igualmente tomaron los romanos el culto a Baco ycelebraban las Bacanales, con características idénticas a lasDionisíacas, durante la noche, entre hombres y mujeres. Lapromiscuidad de tales fiestas báquicas, unida a la embriaguez,provocaba tales excesos de lujuria y libertinaje, que el Senadoromano se vio obligado a prohibirlas; aunque después losemperadores las permitieron nuevamente y rebasaron el desenfrenomoral de las anteriores.El origen de las máscaras llevadas en Carnaval debe buscarse en loreligioso -espiritual, inicialmente derivado del culto que se rendía alos muertos. Naturalmente, ésta es una práctica que llevaba mileniosantes de los griegos. El disfraz carnavalero, hasta donde sabemos, sehabría iniciado con las fiestas de Baco y Saturno, celebradas por losromanos en Año Nuevo. En tal ocasión era invocada labenevolencia de los espíritus maléficos y se creía que darles formahumana era el medio más adecuado para conseguirlo. Quien para tal - 14 -
  14. 14. fin los personificaba era vestido (disfrazado) de blanco,representando a los muertos, llevando además una máscara. Muyposteriormente, práctica tal llevaría a finalizar la diversión con elentierro del Carnaval, costumbre seguida en España, Italia y Francia.Las Lupercales, fiestas que celebraba Roma en honor del dios Pan,eran igualmente orgiásticas y perduraron hasta el siglo V de nuestraera.En los últimos años del Imperio, las procesiones de estos festejos sehacían en barco, por mar, celebrando la reapertura de la navegación.Posteriormente se puso ruedas al barco, al modo griego, y se locondujo por las calles, acompañado de mascaradas, danzaspromiscuas y canciones. Al barco tal se le denominó “carrusnavalis”(carro naval), de donde algunas versiones sostienen que sederivó el nombre de Carnaval con que hoy se conoce a estamanifestación de regocijo popular. Según otras, la denominaciónvendría de “carne vale”, o sea “carne, adiós”, y también de “carnestollendus” (del verbo latino “tollere”, quitar), es decir “quitando lacarne”; esta última para la palabra “Carnestolendas”, sinónimo deCarnaval. Por último Antruejo, del arcaísmo “entruejo”, de“entruido”, corrupción de “introitus” (entrada, introducción),refiriéndose a la entrada de la cuaresma.Con las conquistas romanas se expandieron sus usos y costumbres,además de la lengua, entre galos, teutones, íberos y celtas, entreotros, así como las procesiones del barco provisto de ruedas, y conellos llegó el Carnaval a España aunque, según referencias, sinincurrir en los extremos de griegos y romanos; ello no quita, sinembargo, las licencias que permitían el antifaz, la máscara y labebida. El espíritu de los habitantes peninsulares se prestaba a ladiversión carnavalesca, la que incluso aficionó a los árabes al ocuparterritorio español. En la segunda mitad del siglo XVIII, fueronintroducidos al teatro los bailes de máscaras. - 15 -
  15. 15. España transportó el Carnaval a tierras americanas, mas no existecerteza respecto de cuándo empezó a reproducirse esta manifestaciónpopular en el nuevo continente. En cualquier caso, tuvo que habersido no muy al principio de la vida colonial, época dedicada a laconquista y afianzamiento de la ocupación peninsular, sino bastantedespués. No conocemos documentación al respecto, pero sí indiciosde que pudo haber tales festejos en el siglo XVIII. En tal caso, elCarnaval habría llegado a Santa Cruz por aquellas fechas. Del sigloXIX para acá, encontraremos datos en esta obra.Varias etapas marcan el historial de estos días de regocijo público.La originaria sencillez del Carnaval cruceño, con sus cabalgatas yjuegos basados en cascarones de huevo conteniendo aguas de coloresy perfumadas, dio paso a las comparsas de caballeros vestidos contraje y sombrero, como si asistiesen a una elegante recepción social,seguidos por las bandas de músicos, que recorrían las calles arenosaso encenagadas de la entonces pequeña población urbana. Vino luegoel “Corso de Carnaval” con la reproducción del antiguo “Carrusnavalis”, representado por lo que se tenía disponible, a saber, el viejoy tradicional carretón tirado por bueyes, ornado con hojas depalmera, plantas diversas como el plátano, flores y graciosas jóvenesde pie sobre él.Poco tiene que ver lo anterior con la fastuosidad actual del “Corso”,con docenas de lujosos carros alegóricos (modernas versiones delCarrus navalis) compitiendo en fantasías y suntuosidad. Felizmenteestos arreglos han vuelto a los motivos propios después de haberpasado por una época de copiar, exclusivamente casi, lo extranjero yseguir las modalidades del carnaval brasileño.Algo ha cambiado fundamentalmente: las inofensivas aguasperfumadas se han transformado en pinturas poco menos queindelebles, en grasas y betunes con que se pretende embadurnar a - 16 -
  16. 16. quien sea, y en sustancias fétidas y nauseabundas, comonauseabundo debe de ser el espíritu de quienes las utilizan.Digamos algo sobre el libro de Nino Gandarilla G. El autor haescarbado pacientemente papeles viejos, buscando fuentes en quédocumentarse para hablarnos del Carnaval cruceño. Si bien no hasido el primero en hacerlo, creemos que es el que más datos aporta alrespecto, especialmente por su acuciosa investigación en los archivosmunicipales, de los cuales ha extraído las Ordenanzas con las que elMunicipio regulaba (y regula) los festejos carnavaleros desde hacemás de una centuria. Consideramos loable tal esfuerzo, ya que setrata de la más llamativa y generalizada expresión de lasmanifestaciones populares cruceñas.Valga una aclaración: hay quienes aseguran que nuestro Carnaval es“la mayor expresión cultural cruceña”. Nada más falso, erróneo otendencioso, porque se basa en el distorsionado estereotipo de que lacultura de un pueblo se manifiesta únicamente en sus danzas yformas musicales. Ambas son, por supuesto, componentes de ella,pero no las principales ni más importantes, como ser la historia,literatura, tradiciones, leyendas. El Carnaval será, en todo caso, lamayor forma expresiva de la diversión popular de Santa Cruz. Hastaahí llegamos.Nada más adelantaremos sobre este volumen de Nino GandarillaGuardia. Eso le corresponde al autor, y al lector seguir atentamentesus páginas y conocer de buena fuente aspectos interesantes,curiosos e instructivos de lo que fue y es el Carnaval cruceño.Santa Cruz, julio de 1998. Luis Darío Vázquez R. DE LA ACADEMIA CRUCEÑA DE LETRAS - 17 -
  17. 17. CUATROCIENTOS AÑOS DE CARNAVALA través de los dos últimos siglos, el Carnaval cruceño ha tenido unaevolución permanente. Sin embargo es necesario destacar quenuestra gran fiesta acelera su proceso de desarrollo cuando empieza areglamentarse y, más aún, cuando se insertan ciertos incentivosmunicipales.Con el antecedente de que sí hubo Carnaval durante la Colonia yconsiderando las características del mismo a principios de laRepública, deducimos que la costumbre se mantuvo con pocasvariaciones durante el primer siglo que nos ocupa en este compendio.Hombres a caballo entran en la ciudad el martes, que puedeconsiderarse como el acto precursor del Corso o Entrada deCarnaval, pero en lo que hoy es el “tercer día”. Recorren las calles ydescienden en cada casa para pintar las caras de las mujeres conpolvos de colores y, a su vez, ellas arrojan limones a las cabezas delos varones.Risas, lucha, gritos, mujeres despeinadas y gente bebiendo “en todaspartes” es exactamente lo que ahora vemos, pero con un calendariomayor.Fiestas, “cenas espléndidas” y cantos; todo ello puede compararsecon las fiestas de comparsas, churrascos y festivales de música. Losbailes en casas de familias, a comienzos de siglo, evolucionaron en“casas de recepción” y, luego, “casas de espera”.A mediados de ese siglo, continúa la diversión diurna, “de un modopernicioso a la salud”, porque ya se introduce el juego con aguas decolores “en cáscaras de huevo”. Los hombres siguen en suscabalgatas, para buscar mujeres y librar esos especiales “combates”. - 18 -
  18. 18. A comienzos del siglo XIX se terminaba todo a las diez, pero ya enla década del ´60 por las noches se dedican a bailar en las casas. Enlos años ´70 comienzan a organizarse en “comparsas” y laMunicipalidad empieza a reglamentar el Carnaval cruceño.CARACTERÍSTICAS DE LA FIESTASegún la Ordenanza de1879, el disfraz y el incógnito son el centro dela actividad festiva. Un garante y la patente comprada por elcarnavalero garantizan el orden, “civilidad” y “cultoamaneramiento”.En 1892, “bandas de música recorren las calles” y “desde los salonesmás aristocráticos hasta las humildes bohardillas” hay diversión. Seescuchan pianos y la gente juega con mixturas elaboradas conrecortes de papel.1918 nos indica una relación entre los jóvenes y artesanos, como losprotagonistas principales del Carnaval, según el llamado directo queles hacen para recuperar el entusiasmo ese año. Cuatro años después,en 1922, se juega con aguas perfumadas, polvos blancos y papeles decolores. Ya en el ´25 se habla de 4 días de Carnaval, con Corsoincluido. Se usa disfraz, con comparsa o sin ella...La prensa, en el ´32, pide que se sustituya el “juego sucio decomparsas a base de tinturas y cascarones, con el paseo en auto enque se juega a base de flores y serpentinas”. Esto obviamente implicasólo a una clase social.Sin embargo, en 1953 la Ordenanza promueve el “culto a la belleza ola originalidad”, pero en un “Carnaval popular” y el ´61 se habla decoplas de carnaval, para incentivar la chispa y el ingenio de lostrovadores de esta tierra que rinden culto a la tradición. - 19 -
  19. 19. 1966 se considera como el año en que nuestro Carnaval es “uno delos mejores de la República” y se lo reglamenta con una ordenanzabastante completa para la época. Ese año también comienzan lasautoridades a preocuparse porque en las “casas de recepción” semantengan “la moral y buenas costumbres...”. La disposiciónMunicipal de 1971 lo califica como “el primero de la República”.En 1982 por primera vez se menciona, juntas, a las tres reinas (Reinadel Carnaval, de Antaño e Infantil), lo que implica una granexpansión, al punto que cada generación, desde años atrás, quisoinyectarle sus propias características.Debido a un proceso de recuperación de la inspiración regional,desviada durante la década del ´70 a los ´80, en 1995 se habla de una“identidad del Carnaval cruceño” y que es la “máxima expresión dela cultura cruceña”, para ratificar el ´97 que es la “mayor fiestapopular cruceña”.LOS ORGANIZADORESEn la Colonia era el Cabildo el que encomendaba la organización delas fiestas a alguna autoridad. Por las características de comienzos dela República, hasta hoy, siempre fue la sociedad organizada la que sehizo cargo del Carnaval. Primero las familias tradicionales, con surespectiva repercusión en el pueblo, y luego las comparsas. LaAlcaldía Municipal reglamenta la fiesta, poniendo en acción a susdiversas reparticiones para su cumplimiento, pero sigue siendo lasociedad organizada en comparsas y casas de recepción, laprotagonista, con la respectiva influencia sobre el comercio, lacultura y la participación comunitaria.Diversas instituciones se han ido plegando a la organización, pero lasque perduraron en el tiempo fueron la Alcaldía, porque le - 20 -
  20. 20. corresponde, y las comparsa, hoy a través de la Asociación Cruceñade Comparsas Carnavaleras.En la “Ordenanza de Comparsas” de 1879, el Concejo Municipalencomienda a una Comisión de Policía que, a juicio de ésta, seentreguen las patentes para participar del Carnaval. En 1918 hay unllamamiento a la unión de diversas comparsas para organizar lafiesta, las mismas que pueden considerarse como precursoras de laactual A.C.C.C.En 1936 coordinan la ejecución conjunta del control las policíasMilitar, de Seguridad y Municipal. Esto implica la necesidad depersonal para la organización y para el control de posibles excesos.Aunque las ordenanzas siempre fueron para orientar el Carnaval,sólo en 1939 se emite una “Ordenanza de Carnaval” con esadenominación específica.En cuanto a los diferentes órganos e instancias de la Municipalidad,que intervinieron en la organización, control y realización delCarnaval, están las siguientes: Policía Urbana ( en tareas de control,1968), Intendencia Municipal (inscripción, 1972); Director del Dpto.de Cultura, con el mismo rango del actual Oficial Mayor (organizaconcursos y participa en el Corso integrando el jurado calificador;asimismo, en 1970 se le encomienda en la Ordenanza proclamar a laReina del Carnaval); inscripciones en la oficina de RelacionesPúblicas (1973).En 1975 funciona un Consejo Consultivo e ingresa la oficina deEspectáculos Públicos. 1982: participan Tráfico y Transporte, Dpto.Eléctrico y la Dirección de Obras Públicas Municipales.1983: ya hay una Comisión de Carnaval, con personal propio y quetiene potestad para manejar fondos. En 1985 participa el Dpto. de - 21 -
  21. 21. Difusión Cultural; al siguiente año ingresa Saneamiento Ambiental ypor primera vez aparece la Asociación Cruceña de ComparsasCarnavaleras (A.C.C.C.), con el reconocimiento Municipal, aunqueesa organización fue fundada el 7 de enero de 1985.1987: la Comisión del Carnaval tiene potestad para convocar alpersonal municipal y coordinar con el ejecutivo. 1988: la comparsacoronadora tiene facultades para programar actividades y laComisión del Carnaval depende del Concejo Municipal; este año, porprimera vez, mediante Resolución, se otorga un soporte económico ala Comparsa Coronadora ($us 10.000.-).1990, la “Gendarmería Municipal” se encarga del control. 1991, porprimera vez se reconoce que la A.C.C.C. designa a la comparsacoronadora. Este año se crea el Comité Impulsor del Carnaval y en lamisma ordenanza se reconoce a Dn. Gaby Dabdoub comoCoordinador del mismo.1992, ratifica al Comité Impulsor; 1995, por primera vez seencomienda a la A.C.C.C. la organización del Corso; 1996, laA.C.C.C. fiscaliza la fiesta en coordinación con el GobiernoMunicipal.1998, ingresa la oficina de Medio Ambiente, la Alcaldía reconoce el“programa oficial” elaborado por la A.C.C.C. y por primera vez serealiza un desembolso directo. Asimismo se establece que laComparsa Coronadora debe coordinar con la Asociación, además delGobierno Municipal; esta situación resolvió los conflictos queexistían en años anteriores, cuando los coronadores no cumplían conel organismo que los eligió como tales. Este año el Concejo ratificael reconocimiento de Estatutos de la máxima organizacióncarnavalera. La resolución que aprueba la Personalidad Jurídica de laA.C.C.C., data del 28 de octubre de 1994. - 22 -
  22. 22. LAS ORDENANZAS Y RESOLUCIONESEn otros tiempos, la elaboración de las ordenanzas municipalesconsistía principalmente en reglamentar el uso de vestimentas yproductos, así como el comportamiento de los carnavaleros, y regularlos precios.Puntos centrales en su contenido son: disfraz, comparsas, casas derecepción, patentes, prohibiciones, insumos para jugar, precios,bebidas, calendario carnavalero, sitios de esparcimiento, incentivos,concursos, publicaciones, instituciones ejecutoras. Estas ordenanzas,por un lado, tratan de controlar la fiesta y orientarla por la cultura ybuenas costumbres. Algo que se debe destacar es el hecho de que ellegítimo derecho a divertirse se lo toma muy en serio.En general, las ordenanzas del Carnaval eran firmadas por elPresidente del Concejo Municipal y el Secretario, o por el Alcalde yel Oficial Mayor. Sin embargo, la de 1981 fue también firmada, porprimera vez, por el Director General de Cultura y Turismo, y en 1983firmó el Oficial Mayor de Cultura. En 1985, en la gestión edilicia delDr. Romelio Antúnez, por primera vez una mujer suscribió lacorrespondiente ordenanza, la Lic. Cira Torrico Rocha, quien estabaa cargo entonces de la Oficialía Mayor de Cultura.Destaca la disposición de 1966, por ser ordenada en capítulos y consubtítulos. De igual manera, la de 1972, por ser muy positiva encuanto a su concepción. A partir de 1979 comienzan a aparecerresoluciones reglamentando el Corso y otros aspectos. La de 1982 esquizá una de las más reglamentadas; además, por primera vez seorganiza el Carnaval desde diciembre, puesto que el 2 de enero seinicia el precarnaval y el Correo se efectúa el 14 de febrero.1995, la Ordenanza es corta, pero amplio su reglamento. De ahí enadelante las disposiciones edilicias de Carnaval tienen esas - 23 -
  23. 23. características. 1996, aprueba el reglamento y se reduce al marcogeneral. El mismo año el Gobierno Municipal reconoce los estatutos,resoluciones y disposiciones de la A.C.C.C. En 1998 se aprueba unaOrdenanza con reglamentación bastante completa.EL COMPORTAMIENTO, LOS “CONSIDERANDOS” Y ELCONTENIDO ÉTICO DE LAS ORDENANZASYa en la década de 1860 el escritor e investigador Victorino Riverocritica la manera de jugar en Carnaval, calificándola como “un modopernicioso a la salud”, porque se emplean aguas de colores y cáscarasde huevo.Aunque esa forma de juego fue muy aceptada en nuestra culturacarnavalera, al pasar los años aparecieron otros tipos de conductasque degeneraron en excesos. Esta situación se verifica en cadaordenanza, donde las autoridades norman la conducta, desde los“considerandos”, hasta el concepto de cada uno de sus artículos.En 1879 la Comisión de la Policía es la encargada de ejecutar laordenanza y “no se expedirá patente a las personas que no seanciudadanos de orden, ni a las que no reúnan las condiciones demoralidad y mayoridad...”. Se emiten patentes para los disfrazados ypagará multa el “jefe de familia que en tertulia admite disfrazados sinla respectiva patente”.La Ordenanza de 1922 autoriza a los dueños de casa y jefes decomparsa a “despedir en forma discreta” a los inadaptados, prohibirciertos juegos dentro de su casa y hasta pedir auxilio de la policía.Los presidentes son responsables de los actos de sus socios, conmulta, y arresto de 24 horas al autor. - 24 -
  24. 24. Esta medida es respaldada, en 1923, por la prensa, que pide másrespeto en el comportamiento carnavalero y elogia la “cultura” y“corrección” de los bailes.En 1931, según la prensa, la fiesta se desarrolló dentro de un“compás de cultura y armonía”, “espíritu de solidaridad social”, perocon algunos malcriados entre medio.1932, vuelve el desorden. Se protesta porque las tintas manchan losvestidos y causan afecciones visuales, por las cosas que se arrojan yhasta por la sustracción de objetos en casas distinguidas. Sólo losbailes nocturnos estuvieron bien.1937, la Ordenanza comienza sus “considerandos” diciendo que elCarnaval ha venido degenerando. El ´43 advierte que “deberealizarse dentro de un ambiente de cultura y respeto a las buenascostumbres”. 1945, se pide respeto a las “reglas sociales”; 1948, seargumenta que es “para no desvirtuar la cultura cruceña...”.El alcalde Melchor Pinto Parada, en 1949, en una ordenanza bienconcebida y “a objeto de regenerar ciertas prácticas y métodosusados”, dispone que será sancionado “todo acto que tienda adesvirtuar las buenas costumbres y modalidades idiosincráticas delpueblo cruceño”.El elemento curioso se presenta en el hecho de que por las nochessean más recatadas las fiestas; y de día, no. Seguramente esto tienerelación con los tipos de participación social; de noche se bailaba enlocales elegantes; de día, el Carnaval es en la calle.A partir de 1950 los “considerandos” de las ordenanzas tienden allamar la atención sobre los excesos. La de 1951 es muy severa eneste aspecto. - 25 -
  25. 25. En 1955 dice “ha venido en estos últimos años decayendo yperdiendo alegría, vivacidad y respeto para la sociedad, debido aprácticas viciosas recientemente adquiridas...” y que “para bien delpueblo, prestigio de sus gentes y muestras inequívocas de suproverbial cultura, SE IMPONE LA LIQUIDACIÓN DE ESASPRÁCTICAS y la vuelta a las sanas alegrías del pasado...”. (Un buenintento, decimos nosotros).1956, se sigue protestando contra “prácticas viciosas recientementeadquiridas”; 1959, “que es necesario apartarlas de nuestroambiente “.En 1961 hay una serie de conceptos muy interesantes:“Que nuestra alegría no es de ninguna manera triste expresión defrivolidad, ni merma de los recios atributos varoniles de su juventud,ni mucho menos una muestra de relajación moral.Que el verdadero exponente de nuestra alegría es, por cierto, elCarnaval, con su música plena de euforia, el gracejo de sus coplas y,en fin, sus notas de color y fantasía jubilosa.Que el Corso del Carnaval debe presentarse al público en formarealmente atractiva y artística, con expresiones de originalidad, buenhumor, gracia y elegancia.“En 1962 se produce un cambio de criterio y no se habla en sentidonegativo dentro de los considerandos. 1964, se invoca “principiosjesucristianos”. 1965, se recomienda a la población colaborar.El texto de la norma comunal de 1968, en la parte concerniente a lasprohibiciones, muestra la mentalidad de la época cuando al inicio deuno de los artículos señala: “ningún...podrá participar...”, en lugar de:“para participar en...” - 26 -
  26. 26. Las normas de 1984 y 1985 mencionan cierta forma de comportarsedurante los tres días de Carnaval. Las comparsas “deberáncaracterizarse por el buen comportamiento de sus integrantes. Susjuegos deberán encuadrarse a las más atractivas danzas, a un aseocontrolado y a las mejores reglas de conducta que hagan del Carnavalde Santa Cruz una fiesta nacional de gran tradición turística yartística”.EL JUEGO Y SUS PROHIBICIONESEn esta parte de nuestro análisis, veremos cómo las autoridadesidentifican ciertos excesos y vicios característicos de cada época.En 1879 la primera prohibición es portar armas de fuego y blancas,luego se prohíbe quitar el incógnito de los máscaras. Se exige“patente” para controlar a los individuos según su número.1922, el garante debe carnavalear sin careta para su fácilidentificación. Las prohibiciones y multas se relacionan con elcomportamiento y el uso visible de la patente. La policía puededescubrir al máscara que no lleva patente y se prohíbe el uso depolvos y aguas teñidas. Es prohibido ridiculizar con los disfracestanto a religiosos como a militares y atentar contra la moral pública.Se prohíben las carreras de caballos y los carros en las calles duranteCarnaval.1925, es ratificada la prohibición del uso de aguas teñidas; pero en1937: “Permítese el juego con agua, pomos, mixtura de papel,polvos, etc.”. “Se prohíbe el uso de chisguetes y de sustanciasquímicas nocivas, como también “líquidos desagradables”. - 27 -
  27. 27. 1941, se prohíbe molestar a las personas que no participan delCarnaval y por primera vez se prohíbe utilizar autos, camiones ycamionetas para jugar; pero aún no la circulación.1943, sólo se permiten mixturas y aguas perfumadas. 1944, estáprohibido arrojar agua en vía pública. 1945, se prohíbe cabalgadoras(acaba una tradición) y conducir autos “en estado de ebriedad”. Losvehículos deben circular a 15 km. p/h. Se instruye el decomiso deelementos prohibidos “a fabricantes, proveedores y quienes losusaren”.1951, se prohíben chisguetes extranjeros “que causan malestar” y loscohetes explosivos. 1952, multa a quienes molesten a los que noparticipan (hoy es lícito, pero para conservar esa licencia se deberíacorregir el tipo de elementos con los que se juega). Prohibidoestacionarse frente a hospitales, clínicas y cementerios. 1954, siguela prohibición de molestar a personas ajenas al carnaval, con arrestopolicial.1955, los menores de 18 años, aunque tengan autorización de lospadres, no pueden usar disfraz. Se emite una disposición especialpara prohibir el uso de cohetes dentro de locales y se indica que “sólose permitirá quemarlos arrojándolos al espacio”.En 1956 se prohíbe el “juego con arena”. No hay ninguna menciónde los uniformes oficiales. 1958, ratifícase la prohibición de cohetes;sólo se deben usar en calles y plazas, no en locales. Es muy posibleque la comparsa “Tronadera”, fundada en 1925, haya introducido loscohetes al Carnaval.1963: están prohibidos los colorantes y sustancias “que dañenfísicamente a la personas..”. 1964, mediante ordenanza especial “sedeclara como proyectil, que puede dar muerte, a los cohetes ypetardos en actual uso indiscriminado; por tanto, el uso de estos - 28 -
  28. 28. proyectiles constituye delito criminal”. Se prohíbe pintar lasfachadas de los edificios. Se llega a prohibir las inscripciones en lapared y los gritos con frases políticas.1966, “queda terminantemente prohibido el uso de armas de fuego,contundentes y cortantes, así como también el de petardos, cohetes, ycualquier sustancia que dañe a las personas, sus vestidos o lasfachadas de los edificios; previniéndose que cualquiera de estosobjetos será decomisado por la Policía Urbana y Guardia Nacional deSeguridad Pública”.En 1979, por primera vez se prohíbe la circulación de vehículos en elprimer anillo de la ciudad.1986, por primera vez se incluye la prohibición específica de“ridiculizar a autoridades locales (municipales).1990, terminantemente está prohibido “exhibirse con disfracesindecorosos y asumir actitudes contrarias a la moral y a las buenascostumbres, tanto en el Corso como en cualquier local de diversioneso vía pública”.En 1991 se prohíbe específicamente el pintarrajear paredes. 1993,prohíben la venta de bebidas en las precarnavaleras. 1996, lascomparsas infractoras pierden derecho al Corso del mismo año.1998, por primera vez se reglamenta el ruido a través de la oficina deMedio Ambiente. Desde el año 1994, en el Reglamento del Corso, seprohibió el ingreso de animales silvestres y sus productos. Uno de losmayores aciertos de la Ordenanza ´98, fue la prohibición de usarespumas de aerosol en el Corso.MEDIDAS CORRECTIVAS - 29 -
  29. 29. Los esfuerzos de las autoridades y la sociedad en su conjunto, porcontrolar el comportamiento en el Carnaval y conservar la parteestética de la Fiesta Grande, se pueden advertir en la creatividad conque se concibieron las medidas correctivas.En 1879 ya se utilizaba la patente con fines de control. 1926, seregistran críticas en la prensa, con miras a reorientar elcomportamiento carnavalero.En la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, presidido por Dn.Udalrico Zambrana, el 27 de febrero de 1881, en relación con elCarnaval, la Comisión de Justicia se queja porque no se guardó duelopor la toma de Lima, haciendo referencia a la ordenanza respectiva ypidiendo al Prefecto que se ejecuten las sanciones.1922 y 1931, los jefes de comparsas y garantes se hacen responsablespor los bailes. Se debe presentar lista de socios de cada comparsa.1936, dueños de casas tienen derecho a decidir qué juegos aceptandentro de sus domicilios durante el carnaval. 1937, las multas porincumplimiento a disposiciones son de Bs. 100.- a Bs. 500.- (se debeconsiderar que la patente cuesta Bs. 5.-).La Ordenanza de Carnaval de 1939, en su artículo 1o., establece:“Excepcionalmente y por única vez durante el presente año, sepermite el uso de disfraz los días domingo, lunes y martes deCarnaval y las noches del 16 al 26 del mes de febrero en curso, bajolas restricciones siguientes...”.En esta disposición se hace responsables a los presidentes, padrinos ygarantes de comparsas y se establecen multas, las cuales se duplicanen caso de reincidencia. Asimismo, el art. 10o. dice: “Tododesorden o acto de incultura, será castigado con rigurosa detenciónpoliciaria durante los días de carnaval, extensiva a los Presidentes deComparsas o Garantes que se complicasen con reclamos y amenazas - 30 -
  30. 30. a las autoridades encargadas de velar por la culturización delCarnaval...”.1948, se anuncia arresto por 48 horas, “durante toda la fiesta deCarnaval...”. 1955, multa y reparación del traje dañado u otro dañocausado. Decomiso de especies prohibidas y multa.1, En 1956 la mentalidad es más positiva y se establece un premio para la comparsa con mejor conducta en los 3 días de Carnaval.2, 1959: las listas se inscriben en la Policía Municipal. 1964, elementos prohibidos serán objeto de “decomiso en almacenes...”. Se advierte que los carnavaleros serán juzgados individualmente y como comparsa. 1975, los garantes depositan una garantía.En los ochenta las medidas correctivas varían entre las prohibiciones,reglamentaciones sobre horario, dimensiones de carros y premios deincentivo, hasta la forma en que se redactaron las ordenanzas: “paraevitar...como en años anteriores...”.1988, la Policía Urbana debe decomisar en puestos de expendio y en1995 se reglamenta hasta los guiones de las coronaciones, “evitandocualquier improvisación grosera...”. Lo mismo ocurre en los noventa.LAS COMPARSASSin duda alguna, desde el siglo pasado, la comparsa es el centro deorganización del Carnaval cruceño. La mujer es el centro de laatención, la música el instrumento para la ambientación y el disfrazel pretexto para darse ciertas licencias.En 1879 las comparsas tienen “jefe” dentro de su estructura. 1909, seseñala que las comparsas son las que organizan los bailes deCarnaval. - 31 -
  31. 31. 1922, ya se menciona al presidente de la comparsa como cabeza.1923, la prensa protesta por algunos nombres de grupos carnavaleros,ante un rumor de que se estarían adoptando denominaciones quedicen muy mal de la “cultura de sus componentes”.1926: aparece la comparsa “La Tronadera” y asimismo “LosJunkers”. En torno a este grupo cabe resaltar el motivo de su nombre:el 1o. de septiembre de 1925 aterrizó en el aeropuerto El Trompilloel primer avión que llegó a Santa Cruz; un monomotor Junker,piloteado por el alemán Willy Neuenhofen. Una crónica publicadapor el periódico El Oriente destacó el inolvidable acontecimiento.1931: ya hay nombres como “Milongueros” y “Plus Ultra”; otros notan elegantes pero llamativos y graciosos como “Piratas”, “Varas yMetros”, “KKK”, “La Mamadera” y “Chivos”.1949: por primera vez se establece en la Ordenanza que lascomparsas “adoptarán nombres y distintivos que no estén reñidos, enninguna forma, con la moral y costumbres del ambiente”. Lainfracción es sancionada con una multa de Bs. 1.000.- (la entrada abailes de máscaras era de Bs. 5.-).1950, las comparsas con nombres inapropiados pueden ser disueltasy detenidos los infractores. 1964, el grupo debe tener presidente y 2garantes. En 1965 se enumeran las obligaciones de los gruposcarnavaleros. El lector podrá ver conocer este tipo de medidas en laspáginas correspondientes.También se reglamenta el número de sus integrantes. En 1967, debentener un mínimo de 15 miembros.1968, 10 socios; dos años después,15.1970, aparece por primera vez una “comparsa coronadora”, productode la fusión de dos agrupaciones (Zánganos-Yanaiguas), la misma - 32 -
  32. 32. que se encarga de las atenciones y los actos centrales de la Reina delCarnaval “en representación de la sociedad cruceña”.En 1975 se reconoce a las comparsas como “organizaciones”carnavaleras. 1986, se establece un premio a la “alegoría y buengusto...” de ellas.1990, se las exime del pago de impuestos en las precarnavaleras.1995, deben tener no menos de 30 integrantes, con una edad mínimade 16 años.LA MÚSICAExisten algunos estudios sobre la música regional y en particularsobre el ritmo de carnaval. Sin embargo, un día se deberá poneratención al aporte que significa la participación de más de 300grupos musicales que amenizan el Carnaval cruceño. Nosotroscomenzaremos con señalar el proceso de reconocimiento en lasordenanzas de la “fiesta grande”.Conocemos que en 1831 se canta en Carnaval y suponemos que se lohacía con guitarra. En 1892 la historia señala bandas y pianos, lo quesupone dos tipos de ambientes y niveles sociales.La Ordenanza de 1933, que prohíbe el Carnaval por la Guerra delChaco, dice: “...y el toque de músicas de viento o de cuerdas...”.1946, ya hay concurso de bandas en la Plaza principal. Se establecenpremios para los dos mejores temas de carnaval y taquirariestrenados en la fiesta (aún no ingresó la chovena).1952, se organiza un nuevo concurso de bandas. Al igual que elanterior año, sólo se citan las sumas de dinero para premiar a lasmejores piezas de taquirari y carnaval. 1954, por primera vez se - 33 -
  33. 33. reglamenta la participación de orquestas del interior y exterior delpaís.1955, por primera vez se establece una multa a directores de bandasBs 5.000.- por pasear o entrar a la plaza fuera de los días señaladospara el Carnaval.Los premios de 1958 en el concurso de música típica regional:carnaval Bs. 200.000, taquirari Bs. 150.000; hay mayor valoración alcarnaval, sobre el taquirari. Aún no hay chovena.1959 la Ordenanza dice “carnavalito”, seguramente por error (sedenomina así al ritmo de carnaval valluno).1961, se prohíbe la salida de las bandas afuera de la ciudad, bajopena de suspensión todo el año (¿por qué se iban ?). 1965, visancontratos de bandas y orquestas.1973, por primera vez es mencionada la chovena en una ordenanzade Carnaval. Se establece que las bandas sólo deben tocar músicaregional. 1975, por primera vez se premia a la letra de un temamusical con la grabación de un disco.1976, prohíben las orquestas extranjeras. Se debe interpretar 75% demúsica nacional y 25% extranjera. 1977, 80% nacional y 20%variada. Se realiza un concurso de bandas en El Palmar.1979, en locales sólo se permiten conjuntos regionales y unoextranjero. Por primera vez aparece una referencia a la “tambora”,liberándola del pago de impuestos.1981, se debe interpretar el 50% de música nacional y es permitidosolamente un conjunto extranjero por local. Se exige ejecutar músicaregional, bajo sanciones. 1982, 50% de música nativa. - 34 -
  34. 34. 1983, incluyen a tamboritas en el pago de impuestos.1984, lascomparsas pagan por contratos de bandas un 10%. 1998: a pesar deque se ha divulgado bastante en los últimos años el “brincao” y el“arete”, aún no se incorpora a estos ritmos en los concursos debandas; sólo se interpretan carnavales, taquiraris y chovenas. En laOrdenanza se dice que la comparsa Crema Camba organizará elconcurso de bandas con apoyo económico municipal. Por primeravez hay tres premios por categoría y toman parte los conjuntosmusicales autóctonos llamados “tamboritas”.Este año los componentes de las bandas comienzan a cantar algunascanciones como “Mariachi loco” y un merengue conocido, con lasletras algo cambiadas. Antes, los músicos de las bandas sólocantaban una parte específica del “Mambo ocho”.LA BEBIDAUn elemento infaltable en toda fiesta cruceña, y en particular elCarnaval, es la bebida alcohólica. Algo de esto hemos escrito ennuestra publicación “El Cruceño y los Diez Mandamientos”.Este ingrediente, causante del desenfreno de los instintos, desvirtúalas manifestaciones espirituales en las fiestas de Momo. En efecto,cuando es excesivo su consumo, el alcohol origina alborotos y malcomportamiento.La historia cuenta que ya en 1831, durante Carnaval, “se bebe entodas partes”. A lo largo del siglo XX, las prohibiciones tratan deevitar los excesos en el beber, así como el mal uso del incógnito através de los disfraces.Curiosamente, en 1946 la Municipalidad establece un premio a lascasas de espera donde no se expenda bebidas alcohólicas. - 35 -
  35. 35. En cuanto al tipo de bebidas, sabemos que en cada estrato social sebebe según los gustos y las posibilidades; sin embargo, siempre estápresente la cerveza.En 1964, por primera vez se hace referencia a bebidas en unaordenanza de carnaval y se menciona a la cerveza “Paceña”. 1965:cítanse a las cervezas “Paceña”, “Taquiña” y “Cruceña”, más trestipos de gaseosas.En 1980 se emite una disposición municipal que prohíbe servirbebida en recipientes de hojalata ( ?).Durante los años noventa, la guerra comercial de bebidas influyenotablemente en la historia de nuestro Carnaval. Esto locomentaremos más adelante.LOS HOMBRESEl elemento masculino, aunque siempre inspirado en la mujer, ennuestra sociedad es indiscutiblemente el poseedor del poder político,económico y social; por lo tanto es quien se encarga de laorganización de tan trascendente manifestación cultural.Según los registros, se verifica que en 1831 los hombres son quienesorganizan la fiesta y le dan movimiento, en busca de mujeres.Como los hombres somos los organizadores y protagonistas de todo,(lo bueno y lo malo) es de lo que menos vamos a hablar en esta partedel análisis.Sólo nos limitamos a destacar que en el Carnaval de 1926, según laprensa, los varones se caracterizaron por su caballerosidad. - 36 -
  36. 36. LAS MUJERESLa mujer es el centro de inspiración de todo cuanto los hombreshacemos, desde la mamá y la abuela, hasta la búsqueda de una parejapara inspiración, compañera o madre de nuestros hijos.De 1831 a 1870, las mujeres participan del Carnaval desde sus casas.1892: cuando se dice que “todos” festejaron el Carnaval”,obviamente se incluye a las mujeres.1922, quieren cobrarles patente y artículos de prensa reconocen queellas son la principal atracción e incentivo de los bailes.1923, según la prensa, padres de familia se resisten a concurrir consus hijas por temor a que no sean tratadas con respeto y miramientossociales. Ese año, a las señoras y señoritas sólo se les permite utilizarantifaz.La Ordenanza de 1939 dice: “las señoras y señoritas que tuviesen elrespectivo permiso de quienes dependen, podrán adquirir patentepara DISFRAZARSE COMO TALES, SOLAMENTE CONANTIFAZ Y RESPETANDO SU DELICADA CONDICIÓN DEMUJER”).1940 se prohíbe a las mujeres usar disfraz de día. En 1945 lasmujeres pueden usarlo de día, “siempre que lleven el rostrodescubierto”, bajo pena de multa y hasta detención.1946, “no se permitirá, sin excepción alguna, la asistencia deseñoritas y señoras en los días de Carnaval, en las comparsas;debiendo ser éstas formadas únicamente por hombres..”, condetención de la máscara que no cumpla. - 37 -
  37. 37. 1949, multa de Bs. 1.000.- a mujeres con disfraz; prohíben supresencia en recorridos de los días del Carnaval.En 1953 ya no hay prohibiciones para mujeres (medida de la“Revolución”), pero en 1955 se prohíbe que de día usen disfraz lasseñoras y señoritas; sólo pueden hacerlo en el Corso y de noche, enlos bailes carnavaleros, portando la patente. La contravención tieneuna multa de Bs. 1.000, por primera vez y Bs. 5.000.- en caso dereincidencia. Igualmente está prohibido que las mujeres participen encomparsas. Se implanta una multa de 20.000.- que pagará elpresidente o garante de la comparsa infractora.1962: patente para mujeres y varones. 1971, aparece la palabra“mascarita”en una ordenanza. Durante esta década, las muchachassaltaban con sus parejas el domingo y lunes de Carnaval.En los ochenta y noventa las señoritas tienen la posibilidad de saltaren las Precarnavaleras, el Corso y el primer día de la fiesta; lascortejas y esposas el segundo día, también. Otro es el ambiente en lasnoches de mascaritas, que curiosamente se realizan en el mismo localdonde las niñas asisten un mes atrás para las “precar”.LOS MENORESEl Carnaval para los niños siempre fue diferente, puesto que lainocente alegría se concentra en la música, los colores y los juegos enun ambiente de fiesta.Sin embargo, hay una etapa en la adolescencia que el muchacho nosabe en qué lado debe jugar. No sabe si participar en el Corso infantilo en el de mayores. Nosotros observaremos esta parte de enunciadossegún lo que las ordenanzas establecían como menores de edad. - 38 -
  38. 38. En 1918 se menciona la participación de jóvenes. 1936, se estableceque los menores participan con patente pero con autorización de suspadres.1939, a los 18 años se consideran menores y pueden adquirir patentecon permiso de sus padres. Ambos sexos. 1941, se entiende pormenores de edad a los de 14 años cumplidos; se les otorga unalicencia escrita, con autorización de los padres, para carnavalear.1949, prohibiciones a menores de 18 años. 1953, niños de 10 años nopagan, o sea: a), ya participan niños; b), los adolescentes pagan.1954: la Ordenanza prohíbe que menores de 16 años integrencomparsas ( esto es resaltado con letras mayúsculas), pero puedenellos participar en el Corso.1993: en los horarios del Corso se da prioridad a las comparsas másjóvenes, para que salgan primero. 1995, desde los 16 años se esconsiderado hábil para carnavalear.EL DISFRAZEn los últimos años se ha discutido mucho el tema del disfraz en elCorso. Hay quienes dicen que lo tradicional es la casaca. En laslíneas siguientes veremos el proceso verdadero de este aspecto.En 1879 la Ordenanza establece que los disfraces no deben ofender alas buenas costumbres. Asimismo se protege legalmente el incógnito;es prohibido sacar la máscara al carnavalero.1880, que “no se ofenda a corporación alguna o persona” (Policía ysociedad). El jefe de la agrupación debe participar sin careta. Desde1931, las ordenanzas comienzan de la siguiente manera: “permíteseel uso de disfraz y máscaras...”. - 39 -
  39. 39. 1944, la prohibición de ridiculizar con los disfraces toma en cuenta alos nacionales “...y países vecinos”. 1953, no se permite usar, comodisfraz, vestidos o uniformes de instituciones cuya existencia estáreconocido por las leyes.En 1963 se establecen tres premios para las comparsas con mejordisfraz. Al siguiente año, ya no dice “se autoriza uso de disfraz” alcomienzo, sino: “se reconoce días festivos de Carnaval...” y despuésse habla del uso del disfraz.1968, se hace diferencia del disfraz “completo o parcial”. En 1971 semenciona en la Ordenanza a la “mascarita”, que es una mujer concapucha dispuesta a muchas licencias; totalmente diferente a la“bulliciosa mascarita” de 1923 y otros años, que participaba en los“bailes de máscaras”.En 1973 se asigna un premio para la comparsa mejor uniformada.Esto implica que no precisamente debe tener disfraz y que eluniforme es un aspecto común en la época. Para 1976 ya se hablanuevamente de comparsas disfrazadas en ocasión del Corso.1978, se hace una diferencia en el precio de entradas a los bailes demáscaras: $b 10.-“para damas y caballeros de civil” y $b 5.- “paramascaritas”.1979, por primera vez se prohíbe que las comparsas se presenten sindisfraz o uniforme en carnaval, bajo sanciones y multa. Sin dudaalguna, aparte del colorido para el Corso, se trataba de una medidapara identificar conductas.En 1981 se hace mención a los disfrazados individuales, que siemprehan participado en el Carnaval. Actualmente destaca en este aspectola pareja Dabdoub - Álvarez. - 40 -
  40. 40. 1984: “se permite el uso de máscaras...”. En 1986, “se permite el usodel disfraz...”; vuelve, pero “con fino humor carnavalero”.En 1991, las comparsas deben registrar el color de su casaca en laMunicipalidad, y en1995 el Reglamento establece que debenregistrar su “traje de fantasía”.Sin duda, los mejores disfraces han sido los de las reinas delCarnaval y las soberanas de las diferentes comparsas. Sin embargo,en los años recientes, el disfraz comienza a retomar su importanciaen el corso.LAS PATENTESLa patente era una placa que tenía que portarse en lugar visible delpecho, con dos fines: a) el poder identificar fácilmente al disfrazadocuando se presentaban excesos, y b) lograr recaudacionesmunicipales.En 1879 hay patentes de primera y segunda clases. “La Comisión dePolicía, a quien corresponde la ejecución de esta Ordenanza,expedirá los patentes, en cartón de forma de óvalo forrado con raso,las cuales llevarán en el anverso el nombre de la comparsa, el asientode la matrícula y el sello del Concejo”.1880, por razones de “circunstancia” álzase la patente de 1a. y 2a. aun precio mayor. 1923, se pretende cobrar patente a señoritas y estoprovoca reacciones. En 1931 la patente ya es “sin distinción desexo”.1941, hay una contribución pro Universidad que es recargada a lapatente. 1953, el presidente o garante paga la patente por toda lacomparsa. - 41 -
  41. 41. 1960, se establece el color blanco para mujeres y el negro parahombres. 1962, rosados (M) y celestes los (H). 1963, amarillo (M) yceleste (H).En los setenta y ochenta se sigue mencionando a la patente. 1983: laplaca o patente municipal se usa por las noches. La norma de 1986ya no habla de patentes.CASAS, LOCALES DE BAILE Y LUGARES DEESPARCIMIENTOLas “casas de recepción”, “casas de espera”, locales de baile y ahora“calles de espera” y lugares de esparcimiento, constituyeron siemprela principal referencia para los recorridos de las comparsas y para el“junte” de familias y grupos de muchachas. Por ello la Municipalidadtambién reglamentó su actividad.En 1879 se establecen multas a jefes de familias que admitendisfrazados sin patente en sus casas. 1908: se mencionan las casas derecepción con nombres y apellidos de sus respetables dueños.1918, la prensa publica que “habrá recepción en las siguientescasas...”. 1922, la comparsa o casa que realice bailes debecomunicar, al Intendente Municipal, si admite o prohíbe la entrada demáscaras (o sea, otras personas que se suman a la fiesta). Los dueñosde casa y jefes de comparsas cometen falta si admiten disfrazados sinpatente, pero tienen una serie de derechos señalados en la ordenanza.1926, se menciona al Palace Theatre y Club Social. 1936, los dueñosde “casas de recepción” tienen derecho a controlar el ingreso y adescubrir a los máscaras. 1946, en “casas o establecimientos derecepción deberá declararse si habrá en ellas expendio, o no, debebidas alcohólicas...”. - 42 -
  42. 42. 1948 dos locales principales “Palace” y “Princesa”. 1953, “NO SEPAGARÁN ENTRADAS POR CONCURRENCIA A LOCALESDE BAILE, CANTINAS, etc.” Por primera vez aparece “LaPascana” y se mencionan “cantinas”.1954, locales de primera, los centrales con orquesta; de segunda, atres cuadras de la plaza. 1956, se conservan las categorías de locales,de 1a., 2a. y 3a., en pleno proceso de la “Revolución”. 1958,continúa la denominación de “casas de recepción”.1964, “todos los locales públicos y casas particulares pueden serhabilitados como lugares de danzas y bailes sin otra obligación que lade observar la moral, la escala de precios que se determinen...”.1965, se menciona a locales de esa época, entre ellos “El Caballito”.1970: es mencionado un nuevo local de bailes, el “Mau Mau”, ycontinúa el denominativo de “casas de recepción”. Las entradas a loscentros de diversión nocturna tienen los siguientes precios: 1a.categoría, “general $b 8; máscaras $b 5.- (se refiere sólo a mujeresdisfrazadas).En 1973 ya se exige higiene en los locales. Por primera vez se hablade “casas de espera”. 1977: aparece el local “Viva María”. 1979, seexige “ornamentación adecuada” en el interior de las casas. 1982, seestablece premio para las casas de espera y se las libera de costos deinscripción (¿ fue un incentivo por la disminución de aquéllas?).1983, se premia a la “mejor decoración oriental”. 1987- „88: obligana vender todo tipo de marcas de bebidas en casas de espera. En 1989,se las exime del pago de tributo como incentivo “a las tradicionescruceñas...”.En 1991, debido a la espontánea organización en los barrios,mediante ordenanza se establecen determinadas áreas de - 43 -
  43. 43. esparcimiento. A las “calles de espera” se les exige habilitar bañospúblicos. 1998, se prohíbe organizar “calle de espera” en la “RafaelPeña”.EL CALENDARIO CARNAVALEROEl calendario carnavalero de comienzos del siglo pasado lo hemosconocido a través de D´Orbigny. La Ordenanza de 1879 no mencionalos días establecidos para el Carnaval, pero fue fechada el 20 defebrero; la de 1880 en fecha 4 del mismo mes, y el siguiente año ladisposición es del 24.En 1908 los bailes de Carnaval se iniciaron el 28 de febrero. 1925, elCarnaval se festeja del 19 de febrero al 1o. de marzo y se habla de “4días de Carnaval” (¿está incluido el Corso?).1931, “permítese el uso de disfraz y máscaras en las noches del 12 al22 de febrero inclusive y durante el día desde el 14 hasta el 18inclusive, del presente mes...”. 1950, desde el 16 de febrero hasta el26.1970, se elabora un programa especial en la H. Alcaldía Municipal.1971: la fiesta comienza el 14 (¿“Correo”?), 21-22-23 (tres días decalle) y 28 (Carnavalito). 1972, la Ordenanza habla de “actuacionesoficiales del Carnaval”.1981: “se reconocen días festivos del Carnaval de 1981 el 26, 27 y28 de febrero y el 1, 2 y 3 de marzo, igualmente las noches desde el26 de febrero hasta el 8 de marzo, con suspensión de actividades losdías 2 y 3 de marzo, conforme a lo dispuesto por el DecretoSupremo”.En 1991, la Ordenanza de Carnaval establece un calendario completode actividades. 1995, los “actos oficiales” se reducen a: - 44 -
  44. 44. Precarnavaleras, Coronación y Corso; la Ordenanza no menciona nial Correo ni a los tres días de la fiesta, pero el Reglamento es másamplio y se refiere a la “Agenda del Carnaval”. Es la primera vezque se habla de “apertura oficial del Carnaval” en una normacomunal.La disposición de 1998 reconoce el “programa oficial” de laAsociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras.EL CORREO DE CARNAVALLa Ordenanza de 1931 dice: “publíquese por bando y por la prensa”.Aunque no se trata del Correo de Carnaval, tomamos este dato paraseñalar que el “Bando”, que se lee en esta ocasión, tiene sus orígenesen la forma cómo se publicaban las disposiciones oficiales en el siglopasado, a caballo, con tambor y en cada esquina (como las proclamasque realizó el libertador Ignacio Warnes).En 1881 la Ordenanza dice: “Considerando que por el correo llegadoayer ha sido confirmada la infausta noticia de la derrota del ejércitoaliado y consiguiente ocupación de la ciudad de Lima por el ejércitoconquistador de Chile...”. Esto nos hace observar lo siguiente: a) elservicio de correo es tan importante para la comunidad que esmencionado en una ordenanza; b) mediante el correo, de interés paratodo el pueblo, siempre llegaban las noticias oficiales; c)considerando los cuatro siglos de aislamiento cruceño, el correo eramuy esperado por la población, tanto como la llegada del Carnaval.Con la aparición de la prensa, el bando oficial ya no se usa. Lo del“Correo de Carnaval”, en forma de sátira, seguramente tiene algo quever con todo ello. Si se analiza el contenido de los más antiguos, sepuede obtener conclusiones más precisas. - 45 -
  45. 45. Remberto Gandarilla Suárez, en su artículo “El Correo delCarnaval”, publicado en “El Día” (7-11-1988), afirma haberescuchado el Bando de Carnaval en “los últimos años de la década delos treinta...”.En 1939, dentro de la prohibición de ridiculizar vestiduras oficiales,se incluye a los bandos. 1973, el Correo ya aparece en la Ordenanza:“Se fija para el día domingo 25 de febrero, en horas de la tarde, lallegada del Correo de Carnaval. Este tradicional anuncio se efectuaráen las plazas de las diferentes zonas de la ciudad”.1976, se hace referencia a la “fiesta de Correo de Carnaval...”. 1983,por primera vez se anuncia que estará a cargo de la comparsacoronadora. 1984, el Correo sigue un recorrido establecido.1988, el Correo se realiza el “domingo 7” de febrero. 1989-‟90, laOrdenanza dice: “El Correo del Carnaval llegará a la ciudad...”;1992, restringen al Correo mencionando exclusivamente al“Bando” (¡). 1993, le denominan “Correo Carnavalero”.En 1996 el Correo llega a la plaza “24 de septiembre”, y en 1998 seolvidaron de hacerlo.EL BANDO, LAS COLAS Y OTRAS PUBLICACIONESEl Bando, cuyo contenido humorístico es una sátira a la coyunturapolítica y social de cada año, se escribe en verso y es leído, ennombre de la comparsa coronadora, por un jinete que recorre con sucaballo “matusi”, flaco y viejo, varias calles centrales de la ciudad, alson de la tambora.Generalmente los bandos son larguísimos. Hay otros que se publicanen la prensa o a través de ediciones especiales y se venden al público.Más de una vez han provocado protestas. - 46 -
  46. 46. Las colas son impresiones de cartón, con el siguiente contenido:portada, con logotipo, dibujo o cara de la reina; páginas interioresdonde figura la directiva de la comparsa, el garante y socios activos einvitados; una página completa de “madrinas”, que son las parejas,esposas o amores “platónicos” de los integrantes; y en la parte deatrás aparece la letra del taquirari de la comparsa.Las “fotocolas” constan de las siguientes partes: una portada con laimagen de la Reina del Carnaval o de la comparsa, y en el interiorfotografías de rostros de cada socio, pero diagramadas con dibujos decontenido carnavalesco. Ahora las colas y fotocolas llevan publicidaden la parte de atrás, debido al costo de la impresión.En 1939, por primera vez una ordenanza habla de “colas, bandos,invitaciones y publicaciones...”. 1941, las publicaciones clandestinasson perseguidas, según las disposiciones municipales.1946, registro de imprenta y nombre del autor. 1952, multa de Bs.1.000.- a las publicaciones clandestinas. 1957, por primera vez revisalos materiales a publicarse el Dpto. Municipal de Cultura. 1982, seestablece un premio al mejor bando de carnaval. Ese mismo año elCírculo de la Amistad publica una importante revista denominada“Carnaval de Antaño”, con interesante literatura e ilustraciones.La Ordenanza de 1985 regula la publicación de “periódicos yfolletos...” 1989, otra vez publicaciones censuradas. En 1990, laAsociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras publica por primeravez un programa oficial ilustrado, de 12 páginas.Mediante Ordenanza, en 1990, ‟91, ‟92, „93 se encomienda a la“comparsa coronadora” la elaboración del bando. Los siguientes añosaparece dentro del calendario; no se menciona a los responsables, - 47 -
  47. 47. pero se incentiva la producción de bandos de comparsas, fijandopremios.En 1998, el premio al mejor bando carnavalero fue de Bs. 5.000.-(casi mil dólares americanos).LAS PRECARNAVALERASNo se puede establecer desde cuándo se registran actividadesprecarnavaleras en Santa Cruz, aunque sabemos que después de AñoNuevo, las comparsas siempre comenzaban a juntarse paraorganizarse o ensayar con la banda.Un primer indicio lo encontramos en 1955, con la prohibición quehace la Alcaldía multando a los directores de bandas que paseen oentren a la plaza, fuera de los días señalados para Carnaval.Las fiestas de fantasía precarnavaleras, que consisten en bailes conprevio recorrido a la plaza principal, con objeto de recaudar fondos,incrementar el prestigio de la comparsa y comenzar a seleccionarpareja, comienzan a realizarse en los años setenta.Pero sólo en 1981 son señalados por primera vez en una ordenanza:”Los bailes precarnavaleros estarán sujetos, para su realización, alpago previo de una patente fija...”En 1982 hay una resolución específica para precarnavaleras. 1990, yase establece hora y recorrido de las “precas”. En estos años se amplíael calendario y se multiplica la creatividad debido a la competenciade las comparsas. Al pueblo le gusta y asiste.1996, la coronación de reinas en calles de espera es otra actividadprecarnavalera reglamentada y se ordena que las precarnavaleras sehagan sólo los fines de semana (esto, más la crítica irresponsable de - 48 -
  48. 48. alguna prensa y “quejas de vecinos”, comienza a matarlas). Comorespuesta, la A.C.C.C. y el programa “Actualidad Carnavalera” tratande incentivarlas.En 1997 se establece un premio a la mejor precarnavalera, por partede la A.C.C.C., y en 1998 las “precas” están moribundas.PROCLAMACIÓN Y MINICORSOEl Minicorso es producto del éxito que tuvieron las fiestasprecarnavaleras, con la presentación de las reinas de comparsas ypequeñas alegorías. Se lo adiciona al acto de proclamación de laReina del Carnaval para darle mayor brillo, puesto que en otrostiempos las reinas sólo se reunían en el Club Social 24 de Septiembreantes de este acto o de la coronación, y el pueblo miraba por lasventanas.En las ordenanzas de Carnaval aparece el año 1987 y ha sufrido unaserie de variaciones, según el nivel que han tenido las fiestasprecarnavaleras.En 1995 la proclamación de la Reina del Carnaval se hace converbena popular y se disminuye la organización del Minicorso. En1996 sólo hay verbena popular y se suspende el Minicorso, aunque elpueblo lo esperaba.En 1998, el Minicorso se realiza en la avenida Roca-Coronado, congran asistencia de público y una moderada pero lujosa participaciónde comparsas y sus reinas. Concluyó con la proclamación en la FeriaExposición.EL CORSO - 49 -
  49. 49. Si bien el “Correo” es el anuncio de la llegada del Carnaval, el Corsosignifica la “Entrada de Carnaval” y se lo practica posiblementedesde los primeros años del presente siglo.En 1918 ya se menciona la “Entrada de Carnaval” como “solemne ytradicional” y en 1926 por primera vez aparece la palabra “Corso” enla prensa que consultamos.1932, “varias comparsas y varias señoritas distinguidas de nuestrasociedad protagonizaron el Corso...”. Se establece un “jury” (jurado)calificador y se otorgan premios obsequiados por casas comerciales.En 1945 el Corso se concentra a las 6 p.m. en la calle Junín. 1946, alas 5 p.m., en el mismo lugar, frente al edificio de la SanidadDepartamental.1953, el Corso se concentra a las 17:00, pero esta vez en la Av.Velarde. Un año después se anuncia el “Corso de las Flores” que alparecer no se realiza. La Ordenanza específica de 1954 dice que “esnecesario estimular el entusiasmo sano del pueblo, inclinándolo haciael culto a la belleza o la originalidad, en lo que respecta a lasolemnización de estas fiesta de carácter popular”, pero ya no hablade flores.1955, el Corso es en la Plaza Principal a las 17:00 y la concentraciónen la avenida Velarde. En la reglamentación se reconoce al Corsocomo una muestra de la cultura regional: ”estimulando la alegríainnata de nuestro pueblo, demostrada en el desfile de carros quetomarán parte en el Corso”...Interesante el registro de 1956, se anuncia su realización a las 17:00y la entrega de premios a las 18:00 horas. O sea que se estimaba unahora de duración, o dos (según los atrasos). Además, la premiaciónse realiza en la misma fecha. - 50 -
  50. 50. En 1959 por primera vez hay un reglamento del Corso completo: “encolaboración con las instituciones locales ha determinado que dichoregocijo se encuadre a un orden adecuado y metódico, única manerade obtener una feliz realización de este cuadro tradicional de SantaCruz en dicha fiesta”. Se concentran desde las 15:00 en la plazuelaBlacutt, lado Av. Velarde. El orden y rol de salida se dispone cuandoestán estacionados, de acuerdo a anteriores actuaciones y antigüedad.Se establece a las 16:00 la partida y se calcula una hora hasta laplaza. Se multa con Bs. 100.000 a los borrachos. El recorrido se harápor calles cercanas a la plaza, con una distancia de 10 m c/u. Sedispone que agentes de ambas policías se ocupen de la fluidez yprohíbese detenerse mucho tiempo delante de los los balconesmunicipales (ahí estaba el Jury) para la calificación de los carros demanera uniforme. Música de carnaval matizará el paso de lascomparsas en el Corso. Se sancionará con arresto “policiario” aparticulares que circulen en el recorrido de las comparsas; sólo espermitido transitar por las aceras, con excepción de los fotógrafos ycamarógrafos de cine.1961, “el Corso del Carnaval debe presentarse al público en formarealmente atractiva y artística, con expresiones de originalidad, buenhumor, gracia y elegancia”.1962, partida en el parque “El Arenal”. 1964, “el recorrido del Corsode Carnaval se efectuará el día sábado 8 de febrero, la concentraciónse iniciará desde las 13 hrs., hasta las 17:00, en el parque El Arenal, alas 17:00 hrs. tomará el desfile las siguientes calles: calle Caballero,24 de Septiembre hasta la Plaza Principal, de donde doblará por laacera de la calle Junín, y luego por la acera Libertad para pasar por elPalacio Consistorial y doblar hacia la calle Sucre, debiendodesmovilizarse a dos cuadras, pasada la Plaza.” - 51 -
  51. 51. 1965, hay otro recorrido del Corso y se delega la organización yreglamentación, como el año anterior. 1966, cambia de nuevo surecorrido, el cual siempre se lo realiza alrededor de la plaza; seanuncia que habrá concentración a las 14:00 y que la salida será a las16 :00 (más grande).1967, se fija otro recorrido.En 1968 se concentran en El Arenal y se dirigen hacia El Cristo, dedonde retornan hasta El Caballito.1970, concentración en la avenida Cristóbal de Mendoza, a la alturade La Poza del Bato (hotel Cortez), y su recorrido tiene segundavuelta en la avenida Monseñor Rivero.En 1971 el carro alegórico es obligatorio y pueden participar losautorizados por la Comisión (implica selección de carros ycomparsas).1973, hay reglamento del Corso, partida por orden de llegada. LaReina abre el desfile y se mantiene el segundo recorrido (habíatiempo y el público lo quería). Se exige una cierta “distanciaprudencial” entre carros, un avance lento y continuado, sin parar.1974, cambia el recorrido y se exige a las bandas que toquen sólomúsica regional. 1976, se establece un premio al mejor disfraz en elCorso.1979, el Corso es trasladado a la Av. Cañoto, por reunir mejorescondiciones; concentración en la avenida Centenario. Se aprueba unreglamento que establece dimensiones: alto 3.50 m. (desde el suelo),ancho 4.00 m. , y largo 15.00 m. Se aplicará guinche a carros condesperfectos mecánicos.1980, vuelve el Corso a la Av. Uruguay. El Reglamento hacediferencia entre carros iluminados y sin luces; sólo se permiten - 52 -
  52. 52. carros decorados. Fuera de hora serán descalificados. Medidas: 4,20m., 4,00 m., 15,00 m. Cualquier alteración provocada por comparsaslos descalifica. Comienza a reglamentarse “la construcción detribunas populares...”.1982, en la Resolución Municipal se hace referencia a un accidenteocurrido el año anterior. Lo carros tienen inspección 48 horas antes.Se menciona “El Carretón” como punto de referencia (aún estaba esemonumento en la Av. Uruguay).1983, la Resolución exige presentar cálculo de armazón, y la alturamáxima es de 7 metros. 1984, lo regional predomina en el concepto.Se habla de asientos en el Corso y se reglamente el uso de tractoresagrícolas para remolcar chatas, 35 HP o de mayor capacidad (marcael inicio de la presencia de feos tractores en el Corso). Distancia de50 metros entre uno y otro carro y establece precios de sillas.En 1990 el Corso se realiza en el segundo anillo de la ciudad, Av.Cristóbal de Mendoza. 1993, se inicia a horas 17, en el mismo lugar.1995, finaliza el Corso con una fiesta popular y la organiza laA.C.C.C. como misión oficial. Están prohibidas en el Corso lascomparsas con miembros en estado de ebriedad y la introducción dechoperas. Se crea un Comité de Vigilancia para el Corso.En 1994, la A.C.C.C. encomienda a la Guardia de Honor de la UniónJuvenil Cruceñista la organización del Corso. Comenzó y concluyópuntualmente (19 a 2:15). 1995, la madrugada del 26 de febrero(fecha conmemorativa de la fundación de Santa Cruz), algunascomparsas cantan el Himno Cruceño y la mayoría de las bandasinterpretan el taquirari “Viva Santa Cruz”.1996, rol de acuerdo a calidad y cantidad de años anteriores. Seestablece que los “Tauras” abrirán el Corso (aunque antes ya lohacían). Descalificación si dejan espacios entre comparsas (antes se - 53 -
  53. 53. exigía un “espacio prudente”). Sólo participan carros coniluminación. No se permiten reinas menores de 16 años (en añosanteriores proliferaron las reinitas).1997, la A.C.C.C. define el rol de salida. En este Corso murió eljoven dirigente Luis Antonio (“Gordo”) Áñez Campos, debido a unadescarga eléctrica en el carro de su comparsa. El Corso se divide enbloques y es citado el grupo folclórico “Kerembas” en la ordenanza.Se establece qué carro y comparsa deben tener mensaje. Hora finaldel desfile carnavalero: 2 :30. Por primera vez se exige seguro contraaccidentes en el Corso.1998, se dispone que los carros “serán engrampados” si estuviesenfuera de hora; aunque ello no se cumplió, fue el primer intento.Carros: 5,50 m., 4,50 m. El Corso tiene un reglamento operativo,similar al del año 1994. El horario, que se fijó hasta las 3 a.m., secumplió por parte del Jurado y la televisión. Se asignaron fiscales alo largo del Corso y aunque se estableció una supervisión de carros48 horas antes, no se lo hizo.LOS PREMIOSLos premios constituyen el mayor incentivo al mejoramiento denuestro Carnaval, puesto que las comparsas realizan grandesesfuerzos económicos para presentarse. El tipo de premio varía segúnla época y la fuente, pero en lo Municipal fundamentalmente soneconómicos.En 1930 ya se distribuyen premios donados por importantes casascomerciales. El Corso fue organizado ese año por la Prefectura delDepartamento. En 1932 se premia “a los coches más originales”,obsequiados por Schweitzer & Co., Juan Elsner y Hardt. 1941: porprimera vez los premios son en efectivo. - 54 -
  54. 54. 1946, hay un premio honorífico a la casa de recepción donde no seexpende bebidas alcohólicas. Para el Corso es en efectivo, paraestimular lo artístico, original y “alegre”. En 1950 se premia a lascomparsas por la “elegancia de sus uniformes”. 1954 y 1955, seconceden premios al conjunto carnavalero más original y al másalegre.1956, se asigna un premio de Bs. 100.000 para la comparsa quedemuestre buena conducta en los 3 días de Carnaval de calle (Bs.50.000 para el Corso). 1957, no se confieren premios en el Corso.En 1959 los premios llegan hasta Carnavalito. 1964, se premia almejor carro y comparsa, al disfraz más original y al grupo “másentusiasta” (mejor concepto que “alegre”, pues es difícil medir laalegría). 1966, al mejor carro, “fuera del de la Reina”.1975, sólo hay pergaminos porque el dinero es donado al Hospital.1979: se premia al carro mejor presentado, al que ocupe el segundolugar y al de la alegoría regional. El carro de la Reina del Carnavalno concursa.1982, premios a casas de espera y bando. En el Corso, el principalpremio es para incentivar lo regional.1983, por primera vez seestablece un premio a los motivos de “flora y fauna oriental” ynuevamente se estimula a ”la comparsa más alegre de Santa Cruz”...1987, resaltaron en primer lugar el premio a la mejor “fantasía” dearmonía y belleza, y luego el otorgado al carro que destacó por unaalegoría alusiva a nuestras “tradiciones folclóricas carnavaleras”.1989, otra vez hay un reconocimiento “a la alegría”. 1990, se exaltaen primer término lo regional.En 1995 se premia disfraces, trajes de las reinas y las llamadas colas.1996, los galardones abarcan todo el Carnaval, excepto Carnavalito. - 55 -
  55. 55. 1997 por primera vez hay “premio mayor” y otro para incentivar lacoreografía.1998, en lo municipal se excluye a la Reina y Comparsa Coronadorapor ser auspiciada su presentación. En medios de comunicación seentregan otros premios honoríficos, desde distinciones hastapuntuaciones.EL “JURY”Para el otorgamiento de los premios municipales, cada ordenanzaestablece la constitución de un Jurado Calificador, que al principio sele denominaba “Jury”, al igual que en los certámenes literarios deantaño, y estaba integrado por representantes de reparticionesmunicipales y de entidades de la región.En 1932 se organiza un “Jury” Calificador para otorgar premios en elCorso. 1951, el Jury entrega premios el mismo día de lapresentación. 1956; está integrado de la siguiente manera:representante de la H. Alcaldía, Rep. Prefectura del Departamento,Rep. Asociación Folklórica y Rep. de la Policía de Seguridad (estopuede ser el primer antecedente de lo que actualmente es el ComitéImpulsor del Carnaval).En cuanto a la ubicación del Jury, para observar el Corso, podemosdecir que siempre ocupaba el palco oficial, como en el caso de 1959,cuando se prohíbe a las comparsas quedarse mucho tiempo frente aese lugar. Recordemos que antes la comuna cruceña funcionaba en eledificio donde nació y siempre ha funcionado la Casa Municipal deCultura “Raúl Otero Reiche”.A medida que pasaron los años, la composición del jurado fuecambiando de acuerdo a coyunturas y la realidad institucional de laregión. En 1961 “...y un representante del comando Dptal. del - 56 -
  56. 56. MNR”. 1964, por primera vez forman parte del Jury representantesde la prensa y radiodifusión.1965, hay otras instituciones y el Sindicato de la Prensa. 1967, porprimera vez se incorpora a una fraternidad. 1971, ingresa laUniversidad y sigue denominándose “Jury”.En 1979 se le llama “Jurado” y, entre otros componentes, lo integranun representante de los artistas plásticos y otro de la Casa de laCultura.1980, integra el Jurado el propio Alcalde Municipal y la Asociaciónde Arquitectos.1981, “un arquitecto de reconocida...”. 1982, hay unjurado diferente para bandos y casas de espera.1983, se incorpora a “un cirujano plástico y un músico...” 1997, seestablece su nueva ubicación: “estará colocado antes (con relación alsentido del desfile) del palco de autoridades y de la caseta del Canalde TV oficial”.En 1998 los “fiscales” que se asignan a lo largo del Corso, dependendel Jurado Calificador, que estuvo integrado por notables y expertosdel medio.EL CORSO INFANTILNo tenemos el año preciso de cuando se organizó por primera vez elCorso Infantil, pero seguramente tiene sus orígenes en la primeramitad del presente siglo y a partir de los setenta es organizado por lasDamas Rotarias en coordinación con las autoridades locales. Elnumeroso público, las fantasías, las bandas y las carrozas, todo junto,no se comparan con la magnífica emoción que provoca observartantos niños felices. - 57 -
  57. 57. En 1955, por primera vez se lo registra en la Ordenanza de Carnaval:“Queda igualmente prohibido en lo absoluto el uso de disfraz a losmenores de 18 años de edad, aunque haya autorización expresa delos padres o tutores, siéndoles permitido, únicamente, en el CorsoInfantil del sábado 19”.Pareciera que la ordenanza tiende a resolver el problema de losmenores de edad en el carnaval de mayores. Sin embargo, en elCorso Infantil nunca se ha visto participar a gente mayor de 14 años.En realidad, este hermoso desfile siempre fue para los niños y nopara adolescentes. Para los de 15 a 18 años fueron creadas las fiestasde fantasía “precarnavaleras”.Se concentraba en la plazuela “Blacutt” (hoy, Héroes del Chaco) yluego en el mismo recorrido del Corso de mayores, aprovechando lasgraderías.En el libro “Las Damas Rotarias en la Comunidad Cruceña” (1996),esta agrupación, fundada el 7 de agosto de 1948, se afirma que en1971, bajo la presidencia de la Sra. Celina Almeida de Quintela “porprimera vez se organizó el Carnaval Infantil, que se realizó en elClub Social 24 de Septiembre, con asistencia masiva de los niños...”.En 1972 coronan a la niñita Patricia Delius S., como Reina delCarnaval Infantil.Las ordenanzas no reglamentan el Corso Infantil, pero su realizaciónsiempre está dentro de los planes de trabajo de las policías. Comodurante mucho tiempo se lo realizó el domingo siguiente al Corso demayores, en el primer día de Carnaval por la mañana, se hacíainsufrible para los uniformados y los padres no podían asistir paraver a sus hijos. Sólo se veía a las madres. - 58 -
  58. 58. En 1998, la Ordenanza reconoce como organizadoras al Comité deDamas Rotarias y tiene el acierto de instruir su realización undomingo antes del Carnaval, en la avenida Yacimientos. Si se le hacela misma logística que al desfile de mayores, el espectáculo seríamagnífico.LOS TRES DÍAS DE CARNAVAL DE CALLEEs la parte más participativa del Carnaval cruceño. Todos en lascalles, dentro del Casco Viejo de la ciudad y fuera de él. Lascomparsas comparten su música, sus tragos y su alegría. Los vecinoscomparten sus bailes, sus gentes, su agua y sus juegos.Las comparsas se encuentran y se abrazan. Pero, claro, hay otras quese pelean y gente que juega con suciedades, atentando contra losderechos constitucionales y hasta contra los derechos humanos. Sinesa porquería, el nuestro sería el mejor Carnaval del mundo, sin lugara dudas, pues es el más completo.Desde 1879, las medidas prohibitivas son precisamente para los díasde Carnaval de calle. Los juegos, las normas de circulaciónvehicular, los registros de listas de socios de comparsas, los garantes;todo eso es para controlar los excesos de los tan bonitos días deCarnaval.Tal privilegio, tan hermosa cultura, tan singular posibilidad dedivertirse en plena calle a la luz del día, con licencias permitidassocialmente...no es posible que haya gente que no sepa valorar. Hastaha disminuido la participación en el tercer día, por los excesos.Pero los esfuerzos para mejorar se darán siempre, como vimos en1956, con el premio a la comparsa que tenga mejor comportamientoen Carnaval. - 59 -
  59. 59. 1973: por primera vez se establece una pequeña reglamentación delcomportamiento en los tres días: “El domingo 4 de marzo,considerado primer día de Carnaval, deberá caracterizarse por elcomportamiento aseado y limpio de los carnavaleros, limitándose losjuegos al empleo de serpentinas, papel picado, lociones y perfumes.Se permite el uso de polvos de almidón y sustancias inocuas deorigen vegetal únicamente durante el segundo y tercer día delCarnaval, entre aquellas personas que participan de tales juegos”.En los años 1977 y 1978 se autorizó carnavalear sólo el sábado ydomingo. En 1979 se restituyen los tres días y por primera vez seprohíbe la circulación de vehículos en el 1er. anillo. 1989, estáprohibida la circulación de horas 13 a 19, y en 1998 de 15 a 19.LA REINA DEL CARNAVALA diferencia del Carnaval de Rio de Janeiro, donde el Rey Momo esla principal “autoridad”, en el Carnaval cruceño es la Reina delCarnaval. Con esto, se ha ratificado la tradición de organizar unafiesta sana, a pesar de las licencias. Ella reúne los requisitos degracia, juventud y cultura de una sociedad apegada a las buenascostumbres.Ella, con su belleza y la veneración general que se le tiene, marcarápara siempre esa diferencia. Ella es el centro de toda la fiesta.En 1937 se eligió a la primera Reina del Carnaval cruceño (doñaSoledad Árrien Gutiérrez) mediante un concurso promovido por unórgano de prensa, a iniciativa del poeta y escritor Raúl Otero Reiche,entonces director del periódico La Unión. Pero es a partir de 1966que se menciona a la soberana en una ordenanza, cuando quedaestablecido que los premios del Corso exceptúan al de S.M. - 60 -
  60. 60. El año que la Reina abre el Corso (el lector lo encontrará en elinterior de las páginas de este compendio) es precisamente elmomento en que el Carnaval cruceño y todo su calendario, gira entorno a ella.1968, por primera vez hay un capítulo completo sobre la Reina y suforma de elección. 1969, se establece que en asamblea de comparsasse la eligió el 31 de enero.1971, se fijan dos fechas para sus actuaciones antes del Corso: laproclamación y coronación de la Soberana. 1972, no hubo elección yse hizo coronación; la acompaña una corte (séquito). Esta costumbrese suspendió en los ochenta debido a que sus damas gastaban lomismo que para ser reinas de comparsas.1978, proclamación y coronación en la misma noche, pero en localesdiferentes: “Mau Mau” y “Viva María”. 1986, la A.C.C.C. elige laReina, la proclama el Presidente del Concejo Municipal.1991 y ´92, la Reina es designada por la comparsa coronadora. 1995,la Ordenanza ratifica Reina con nombre y apellido. 1996, lacoronación se realiza en la Feria Exposición de Santa Cruz.Debido a las guerras comerciales de las cervecerías y otrosauspiciadores de las comparsas coronadoras, en 1998, se pone coto alasunto y se establece que la Reina asista a todos los actos“prescindiendo de los intereses comerciales” de las diferentes firmas.A la soberana del Carnaval se le deberían dar atribuciones, licenciasy beneficios mediante ordenanza expresa. Ella, siendo la másrespetada de todos los carnavaleros y por el cariño que le tiene elpueblo, puede aportar mucho más al enaltecimiento de nuestratradición. - 61 -

×