DE LA SEN. DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO
REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL, LA QUE CONTIENE ...
I. Una de las principales razones por las cuales en el país no existe una cultura de la salud durante el embarazo, es
prec...
En el mismo orden de ideas y de acuerdo a diversos estudiosos sobre la atención a la mujer durante el embarazo,
parto, pue...
IV. Por el bienestar de la nueva madre y su bebé:
a) No separar al recién nacido de su madre, lo cual significa:
§No corta...
I. La atención integral de la mujer durante el embarazo, el parto y el
puerperio, incluyendo la atención psicológica que r...
La atención materno-infantil tiene carácter La atención materno-infantil tiene carácter
prioritario y comprende, entre otr...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Iniciativa que presenta la Senadora Diva Gastelum para erradicar la violencia obstétrica

1,730 views

Published on

La situación de servicios inadecuados en el Sistema Nacional de Salud es cotidiana y persisten los malos tratos y las violaciones a los derechos humanos de las mujeres, por lo que es necesario sensibilizarse ante el problema, con la finalidad de generar conciencia sobre la necesidad de realizar denuncias.

“A pesar de que son muchas las mujeres que han vivido la violencia obstétrica, son pocas las que conocen este
término y menos quienes la denuncian, porque es una práctica tan común que se ha “normalizado” en las instancias del Sector Salud.”

Tal situación ha tenido impactos en la sociedad, vale la pena destacar, las manifestaciones de decenas de mujeres
en el mes de abril del presente año, para solicitar a las autoridades médicas del Instituto Mexicano del Seguro
Social en el Estado de Jalisco, “detener la violencia obstétrica a las que someten a las derechohabientes
embarazadas antes, durante y después de su alumbramiento.

http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2013/08/asun_2995051_20130814_1376495463.pdf

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,730
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,493
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Iniciativa que presenta la Senadora Diva Gastelum para erradicar la violencia obstétrica

  1. 1. DE LA SEN. DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL, LA QUE CONTIENE PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA Y ADICIONA EL ARTÍCULO 61 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE DERECHOS REPRODUCTIVOS DE LA MUJER, NO VIOLENCIA OBSTÉTRICA Y DERECHOS DE LA NIÑEZ. La que suscribe, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO , Senadora de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión en ejercicio de la facultad conferida en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los artículos 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración del Pleno de ésta Comisión Permanente, la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma diversos artículos de la Ley del Seguro Social, al tenor de la siguiente: Exposición de Motivos La atención y calidad de los servicios de salud en México enfrentan día a día retos y desafíos. Uno de ellos, prioritarios según la legislación mexicana en la materia, es el relativo a la atención materno infantil. Su trascendencia no es menor precisamente porque se trata del inicio y desarrollo de la vida de las personas y del cuidado de la madre como parte esencial en el nacimiento humano. Al respecto, la Ley General del Salud, en sus párrafos primero y segundo del artículo 61, establece “la protección materno–infantil y la promoción de la salud materna, que abarca el período que va del embarazo, parto, post-parto y puerperio, en razón de la condición de la vulnerabilidad en que se encuentra la mujer y el producto” y reafirma el “carácter prioritario” de dicha atención. No obstante a ello, a lo que establece la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a los instrumentos internacionales, en la materia, suscritos por el Estado mexicano, persisten la problemática de constantes violaciones a los derechos de la madre y de las y los niños, precisamente desde embarazo, parto, postparto y puerperio. Organizaciones especializadas en la materia han denunciado acciones relacionada con insuficiencias en la salud reproductiva, señalan violencia en el uso sin justificación médica de cesáreas, la inadecuada atención a emergencias obstétricas, la esterilización forzada y la negativa de proveer servicios de aborto legal. La situación de servicios inadecuados en el Sistema Nacional de Salud es cotidiana y persisten los malos tratos y las violaciones a los derechos humanos de las mujeres, por lo que es necesario sensibilizarse ante el problema, con la finalidad de generar conciencia sobre la necesidad de realizar denuncias. “A pesar de que son muchas las mujeres que han vivido la violencia obstétrica, son pocas las que conocen este término y menos quienes la denuncian, porque es una práctica tan común que se ha “normalizado” en las instancias del Sector Salud.” Tal situación ha tenido impactos en la sociedad, vale la pena destacar, las manifestaciones de decenas de mujeres en el mes de abril del presente año, para solicitar a las autoridades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social en el Estado de Jalisco, “detener la violencia obstétrica a las que someten a las derechohabientes embarazadas antes, durante y después de su alumbramiento.” A pesar de los avances que se han dado en la materia y a las distintas reformas que se han realizado en los últimos años en la materia, así como las normas oficiales mexicanas, la situación la violación a los derechos humanos de las mujeres y de la niñez continúan, por lo que es necesario reflexionar en lo siguiente, con la finalidad de tomar medidas legislativa y fortalecer el ámbito normativo en la materia.
  2. 2. I. Una de las principales razones por las cuales en el país no existe una cultura de la salud durante el embarazo, es precisamente por la falta de programas que orienten a las parejas para ejercer de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de sus hijos. II. No obstante, de la existencia ordenamientos jurídicos que salvaguardan los derechos de la madre como del producto de la concepción, resulta inminente la creación de mecanismos nacionales que den cabal cumplimiento a lo dispuesto por los mismos. III. La Convención de los Derechos del Niño, en su artículo 24, tiene el objetivo de: a) Reconocer el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud. b) Asegurar que ningún niño sea privado de su derecho al disfrute de los servicios sanitarios, c) Adoptar las medidas necesarias para reducir la mortalidad infantil”, y d) Asegurar la prestación de la asistencia médica y la atención sanitaria que sea necesaria. IV. La Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, en relación a los derechos reproductivos y salud reproductiva establece que: a) La salud reproductiva es un estado general de bienestar físico, mental y social en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo y con sus funciones y procesos. b) El hombre y la mujer tiene derecho a obtener información y tener acceso a métodos de su elección seguros, eficaces, aceptables y económicamente asequibles en materia de planificación de la familia, c) El derecho de la mujer a tener acceso a los servicios de atención de la salud que propicien los embarazos y los partos sin riesgos. d) La atención de la salud reproductiva incluye la salud sexual, cuyo objetivo es el desarrollo de la vida y de las relaciones personales. e) Los países se esfuercen por facilitar los servicios de salud reproductiva, mediante el sistema de atención primaria de la salud, a todas las personas de edad apropiada lo antes posible y a más tardar para el año 2015. f) Se promueva el tratamiento de las infecciones del aparato reproductor, las enfermedades de transmisión sexual y otras afecciones de la salud reproductiva, e información, educación y asesoramiento en materia de sexualidad humana, salud reproductiva y paternidad responsable.” V. En la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, estableció la necesidad de garantizar a las mujeres y las niñas el acceso universal a la atención y a los servicios de salud apropiados, asequibles y de calidad, incluida la salud materno infantil, la cual se consideró por la propia Conferencia como una de las doce esferas de especial preocupación que requieren atención urgente de parte de los gobiernos y la comunidad internacional. VI. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo cuarto establece, el derecho a la protección de la salud de todos los mexicanos, dispone además que: “en todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.
  3. 3. En el mismo orden de ideas y de acuerdo a diversos estudiosos sobre la atención a la mujer durante el embarazo, parto, puerperio y del recién nacido, se considera al tema como primera importancia, sobre todo, en lo relativo al derecho que tiene las mujeres para estar informadas veraz y oportunamente y decidir sobre la formas o modalidades en las que pueda tener el parto o nacimiento humano. Al respecto, es fundamental para motivar la pertinencia de la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto, en numerar las recomendaciones que en la materia establece la Organización Mundial de la Salud que son las siguientes: I. Para el bienestar de la nueva madre durante el parto a) Las mujeres que dan a luz en una institución deben conservar su derecho a decidir sobre vestimenta (la suya y la del bebé), comida, destino de la placenta y otras prácticas culturalmente importantes. b) La inducción y conducción del parto debe reservarse para indicaciones médicas específicas. Ninguna región debería tener más de un 10 % de inducciones. c) No está indicado rasurar el vello púbico o administrar un enema antes del parto. d) Debe recomendarse caminar durante la dilatación, y cada mujer debe decidir libremente qué posición adoptar durante el expulsivo. e) No se recomienda colocar a la mujer embarazada en posición dorsal de litotomía durante la dilatación y el expulsivo. f) Se recomienda controlar la frecuencia cardiaca fetal por auscultación durante la primera fase del parto, y con mayor frecuencia durante el expulsivo. g) La monitorización fetal electrónica sólo debe efectuarse en casos cuidadosamente seleccionados por su alto riesgo de mortalidad perinatal, y en los partos inducidos. h) No está justificada la rotura precoz artificial de membranas como procedimiento de rutina. II. Durante el periodo expulsivo: a) Debe protegerse el perineo siempre que sea posible. No está justificado el uso sistemático de la episiotomía. b) Debe evitarse la administración rutinaria de analgésicos o anestésicos (salvo que se necesiten específicamente para corregir o prevenir alguna complicación). III. Sobre Cesáreas: a) Algunos de los países con una menor mortalidad perinatal en el mundo tienen menos de un 10 % de cesáreas, por lo que no se puede justificar que algún país tenga más de un 10-15 %. b) Después de una cesárea debe recomendarse normalmente un parto vaginal, siempre que sea posible una intervención quirúrgica de emergencia. c) La ligadura de las trompas de Falopio no es una indicación de cesárea.
  4. 4. IV. Por el bienestar de la nueva madre y su bebé: a) No separar al recién nacido de su madre, lo cual significa: §No cortar el cordón umbilical hasta que deje de latir, ya que la placenta sigue enviando sangre, rica en oxígeno, al bebé, además de otros nutrientes, facilitándole el inicio de la respiración pulmonar. §Que el bebé sea puesto inmediatamente en contacto piel con piel con su madre y permanezca así durante horas, sin interrupción. El contacto piel con piel inmediato del recién nacido y su madre tras el nacimiento, regula el ritmo cardíaco, la temperatura, la glucosa en sangre y el sistema inmunitario del bebé. La separación provoca que el recién nacido se sienta desamparado y sufra estrés. Las exploraciones pediátricas necesarias tras el nacimiento pueden hacerse sobre el pecho de la madre, mientras se inicia la lactancia. §Facilitar el inicio temprano de la lactancia materna. Debe proporcionarse a la madre la intimidad necesaria para que el bebé tome el pecho en las primeras dos horas de vida por sí mismo. El pecho de la madre proporciona todo el calor que el bebé necesita, además de numerosos beneficios. §Promover el alojamiento conjunto durante la estancia en el hospital. Esto facilita el apego materno, disminuye la incidencia de depresión postparto y también facilita la lactancia. Al respecto, vale la pena mencionar, que tal problemática ha sido demandada por diversas organizaciones sociales, así como de especialistas en materia de salud y defensores de los derechos humanos de las mujeres. Por lo expuesto, la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto tiene la finalidad de establecer en la Ley General del Salud que la atención materno-infantil debe considerar el cumplimiento de los derechos reproductivos de la mujer, la no violencia obstétrica y los derechos de la niñez de acuerdo a los instrumentos internacionales en los que los Estados Unidos Mexicanos sean parte, en virtud de la atención materno-infantil tiene carácter prioritario. Por lo anteriormente fundado y sensible de la importancia de fortalecer la protección y promoción de los derechos humanos de las mujeres como parte de la agenda pública de nuestro país y con la plena convicción de contribuir a mejorar las políticas públicas en materia, la suscrita, con fundamento en fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los artículos 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, somete a la consideración de éste honorable Pleno el siguiente: PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA Y ADICIONA EL ARTÍCULO 61 DE LA LEY GENERAL DE SALUD. ARTICULO ÚNICO. Se reforma el párrafo segundo del artículo 61 y se adiciona un párrafo tercero al mismo artículo, para quedar como sigue: Artículo 61.- El objeto del presente Capítulo es la protección materno– infantil y la promoción de la salud materna, que abarca el período que va del embarazo, parto, post-parto y puerperio, en razón de la condición de vulnerabilidad en que se encuentra la mujer y el producto. La atención materno-infantil tiene carácter prioritario, motivará al cumplimiento de los derechos reproductivos de la mujer, la no violencia obstétrica y los derechos de la niñez. Comprende, entre otras, las siguientes acciones:
  5. 5. I. La atención integral de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la atención psicológica que requiera; II. La atención del niño y la vigilancia de su crecimiento, desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas, y en su caso atención, que incluya la aplicación de la prueba del tamiz ampliado, y su salud visual; III. La revisión de retina y tamiz auditivo al prematuro; IV. La aplicación del tamiz oftalmológico neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, y su tratamiento, en todos sus grados, y V. La atención del niño y su vigilancia durante el crecimiento y desarrollo, y promoción de la integración y del bienestar familiar. Lo anterior, de acuerdo a los instrumentos internacionales en los que los Estados Unidos Mexicanos sean parte, conforme a esta Ley y sus ordenamientos aplicables. ARTÍCULOS TRANSITORIOS Único. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, Salón de Sesiones del Senado de la República, a 14 de agosto de 2013 Comparativo Texto vigente CAPITULO V Texto propuesto CAPITULO V Atención Materno-Infantil Atención Materno-Infantil Artículo 61.- El objeto del presente Artículo 61.- El objeto del presente Capítulo es la protección materno–infantil y Capítulo es la protección materno–infantil y la promoción de la salud materna, que la promoción de la salud materna, que abarca el período que va del embarazo, abarca el período que va del embarazo, parto, post-parto y puerperio, en razón de la parto, post-parto y puerperio, en razón de la condición de vulnerabilidad en que se condición de vulnerabilidad en que se encuentra la mujer y el producto. encuentra la mujer y el producto.
  6. 6. La atención materno-infantil tiene carácter La atención materno-infantil tiene carácter prioritario y comprende, entre otras, las prioritario, motivará al cumplimiento de siguientes acciones: los derechos reproductivos de la mujer, la no violencia obstétrica y los derechos de I. La atención integral de la mujer durante el la niñez. Comprende, entre otras, las embarazo, el parto y el puerperio, siguientes acciones: incluyendo la atención psicológica que requiera; I. La atención integral de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, II. La atención del niño y la vigilancia de su incluyendo la atención psicológica que crecimiento, desarrollo integral, incluyendo requiera; la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y II. La atención del niño y la vigilancia de su detección de las condiciones y crecimiento, desarrollo integral, incluyendo enfermedades hereditarias y congénitas, y la promoción de la vacunación oportuna, en su caso atención, que incluya la atención prenatal, así como la prevención y aplicación de la prueba del tamiz ampliado, detección de las condiciones y y su salud visual; enfermedades hereditarias y congénitas, y en su caso atención, que incluya la III. La revisión de retina y tamiz auditivo al aplicación de la prueba del tamiz ampliado, prematuro; y su salud visual; IV. La aplicación del tamiz oftalmológico III. La revisión de retina y tamiz auditivo al neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, prematuro; para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, IV. La aplicación del tamiz oftalmológico y su tratamiento, en todos sus grados, y neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de V. La atención del niño y su vigilancia malformaciones que puedan causar ceguera, durante el crecimiento y desarrollo, y y su tratamiento, en todos sus grados, y promoción de la integración y del bienestar familiar. V. La atención del niño y su vigilancia durante el crecimiento y desarrollo, y promoción de la integración y del bienestar familiar. Lo anterior, de acuerdo a los instrumentos internacionales en los que los Estados Unidos Mexicanos sean parte, conforme a esta Ley y sus ordenamientos aplicables.

×