Facultad de Ciencias Humanas y EducaciónPedagogía en Historia y Ciencias SocialesSeminario de Título                      ...
Referencia imagen de portada:Hombre de Vitruvio, Leonardo Da Vinci 1490 a 1492, Galería de la academia de Venecia         ...
ÍNDICEÍNDICE                                                                        3INTRODUCCIÓN                         ...
-   Análisis de material didáctico actual:                                                                         87     ...
Introducción      Las problemáticas relacionadas con la enseñanza y aprendizaje de la Historia,Geografía y Cs. Sociales co...
reconocer y superar las falencias de los materiales didácticos actuales, que están siendoutilizados en la enseñanza de las...
Para alcanzar los objetivos de la investigación, este trabajo se dividirá en tres capítulos.El primero titulado “Cimientos...
el Humanismo, plantean una definición, una cronología, y se refirieren a su desarrollo yprotagonistas. La única diferencia...
Habiendo mencionado nuestros referentes historiográficos, finalmente procedemos aseñalar los principales autores que const...
CAPÍTULO I             Cimentos Culturales y Religiosos de la Edad Moderna      El presente capítulo abarcará       las di...
La Reforma Protestante, es otro proceso fundamental para entender el desarrollo dela edad moderna, porque genera un quiebr...
El Renacimiento en la historiografía        El Renacimiento fue una época de grandes cambios y transformaciones, cuestión ...
Renacimiento: significado y controversias historiográficas.        El Renacimiento es el concepto fundamental en la Edad M...
profundas transformaciones que se produjeron en la vida intelectual, literaria y artística deEuropa y especialmente de Ita...
Florencia cuna del Renacimiento artístico. “El renacimiento se difundió primero, en lasgrandes ciudades comerciales: en Fl...
Quien expresa mejor las características del Renacimiento es Fernández, planteandolos cambios que trajo consigo el Renacimi...
carácter de inadecuado, fuera de contexto, falso,                      dado que él lo cataloga como unaconcepción antinatu...
Ahora bien, el contrapunto a lo que afirma Julio Retamal lo encontramos en uncontemporáneo de esta época renacentista, la ...
de partida de una nueva edad histórica; esto se ve relacionado con los postulados deBurckhartd, quien nos expresa que el r...
hubo un proceso de cambio en el trascurso de los años de la Edad Media. Entonces Martíneznos dice “Jean Delumeau escribía ...
como la luz salvadora de la penumbra pasada, empero se ha encontrado evidencia que laedad oscura, no fue tan oscura y que ...
italiana”30. Si bien los eruditos en el tema delimitan que la antigüedad tuvo cabida y vida enuna Edad Media, una edad osc...
se menciona entre el Renacimiento y la Edad Media se gesta en un proceso que llevó alrescate de lo clásico de manera exace...
hecho de que el concepto Renacimiento es un constructor histórico, que tiene detractores ydefensores.El Renacimiento Artís...
―El arte toma un aspecto nuevo, el aspecto clásico, derivado de una visión artística,                de un nuevo sentimien...
pilar fundamental en la desarrollo y consolidación del arte renacentista, dado que son ellos losque tuvieron la responsabi...
un arte esencialmente caracterizado por las aspiraciones propias del Renacimiento”36. Comose puede apreciar Margolin utili...
dar al hombre la impresión de un acuerdo perfecto de la obra con su lógica y susensibilidad”38, o sea sencillamente este a...
(1265-1321),         Petrarca (1304-1374) y Bocaccio (1313-1375). Más adelante se encuentranPico Della Mirandola (1463-149...
Es necesario determinar las características del Humanismo, dado que provoca elcambio en la cosmovisión del hombre en la ti...
el hombre tomó conciencia de su propia acción y de sí mismo, se enfrentó a la barbariemedieval, definió la antigüedad y se...
Pasamos ahora a delinear las características de los humanistas, intentando responderqué hace a los humanistas los personaj...
carácter devoto a la iglesia católica, sino que además logra mostrar el cambio en lacosmovisión del hombre en relación a s...
Pedro. ¿Qué hay que ver? Yo no veo sino un espectáculo           Julio. Si no estás completamente ciego, supongo que recon...
desplazados, rechazados y muchos declarados heréticos por la Iglesia Católica, como lo fueen momentos Pico Della Mirándola...
mirada sobre el proceso. Jean Delumeau, también historiador católico, analiza la época,considerando tanto los errores de l...
percibir el diezmo sobre los que laboran. Que tomen parte, con las camisas remangadas y loscorazones valerosos, en la tare...
de la segunda mitad del siglo XX, Jean Delumeau, en su obra “La Reforma”, “en primer lugar,la Reforma fue una respuesta re...
aspectos consciente, contra la Iglesia.”56 Planteando que la Reforma en sus inicios pudohaber sido algo positivo para la I...
papado de Aviñón o el gran Cisma de Occidente. En realidad, la tremenda crisis institucionaldel papado constituía un sínto...
conjunto, no podía regenerarse si no se reformaba la cabeza. El choque de la secesiónprotestante fue necesario para decidi...
por embellecer los aposentos Papales como principal objetivo, llegando a vicios tales comovender el perdón de los pecados ...
pensar en que un papel obtenido a través de dinero, pueda disolver una acción tan aberrantey que vaya en contra de los pri...
eterna. Así ese insondable misterio de la predestinación se encuentra lleno de promesas y deamor para las almas religiosas...
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Trabajo final tesis
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Trabajo final tesis

9,488

Published on

Published in: Travel, Entertainment & Humor
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
9,488
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
180
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajo final tesis

  1. 1. Facultad de Ciencias Humanas y EducaciónPedagogía en Historia y Ciencias SocialesSeminario de Título Trabajo de Titulación Propuesta Didáctica para la Enseñanza de la Unidad Nº2 "Las Bases Culturales del Mundo Moderno" Octavo Año Básico Docente Guía: Ana Henríquez Orrego. Fecha: 17 de Diciembre de 2010. Autores: Patricia Gómez1– Víctor Salazar.
  2. 2. Referencia imagen de portada:Hombre de Vitruvio, Leonardo Da Vinci 1490 a 1492, Galería de la academia de Venecia 2
  3. 3. ÍNDICEÍNDICE 3INTRODUCCIÓN 5CAPÍTULO I : Cimientos culturales y religiosos de la Edad Moderna 10 - El Renacimiento en la historiografía 12 - Renacimiento: significado y controversias historiográficas. 13 - El Renacimiento Artístico 24 - El Humanismo 28 - Reforma y Contrarreforma: Referentes historiográficos 35 - Martín Lutero y la Reforma Protestante 36 - Reforma católica o Contrarreforma 56CAPÍTULO II: los inicios de la Edad Moderna en el ajuste curricular2009: estado actual de las propuestas 61 - Ajuste curricular 2009 62 - - Planes y Programas de 8º Básico 66 - Paradigma educacional en base al Constructivismo 72 - Método del historiador en la enseñanza de la historia y las ciencias sociales 75 - La Importancia de los textos escolares para el proceso de Enseñanza- 80 Aprendizaje 3
  4. 4. - Análisis de material didáctico actual: 87 Ficha de análisis: texto escolar - Análisis Texto Escolar 91 - Ficha de análisis: página web, www.odisea.ucv.cl 93 - Análisis Página Web ―Odisea‖ 96 - Ficha de análisis: Página web, www.salonhogar.net 101 - Análisis Página Web ―Salón hogar‖ 104CAPÍTULO III : Propuesta didáctica para la enseñanza de la Unidad Nº2,“Las Bases Culturales del Mundo Moderno” de 8º Año Básico 108 - Actividades de la propuesta didáctica: 109 Fundamentos teóricos - Estructura General de las Guías 133 - Material de aprendizaje: Guías didácticas 136 - Material de aprendizaje: PPT 234 - Material de aprendizaje: Cronologías 249 - Material de aprendizaje: WebQuest 253CONCLUSIONES 264BIBLIOGRAFÍA 269 4
  5. 5. Introducción Las problemáticas relacionadas con la enseñanza y aprendizaje de la Historia,Geografía y Cs. Sociales constituyen ejes vertebrales de nuestro trabajo de titulación. ¿Cómoenfrentar la tarea de ser profesor en el siglo XXI, con qué métodos, con qué paradigmaseducativos? O incluso, ¿qué contenidos enseñar?, son preguntas que todo profesor debeplantearse permanentemente. En la actualidad, el profesorado de historia y Cs. Sociales seenfrenta a nuevos desafíos que implica reestructurar el qué y cómo se enseña, para asíproducir un aprendizaje significativo en los alumnos. En el 2009 se gesta el denominado “ajuste curricular”, que aun no termina deconsolidarse. Hoy comienza una nueva etapa de transformaciones frente a las que nopodemos pronunciarnos aun, por estar en procesos de discusión. No obstante, ambosinvolucran cambios en cuanto a los Objetivos Fundamentales, Objetivos FundamentalesTransversales, Contenidos Mínimos Obligatorios e incorporan Mapas de Progreso, quebuscan desarrollar en los alumnos habilidades de búsqueda y análisis de la información,proceso guiado bajo el parámetro del Constructivismo, que en complemento, tienen comoobjetivo que el alumno sea protagonista y partícipe activo de su aprendizaje y que el roldocente pase de un transmisor de conocimientos a un guía en el proceso de la enseñanza-aprendizaje. Por ello, con el ajuste curricular, las temáticas históricas, relacionadas con los inicios dela edad moderna, han sido reordenadas y se han ubicado en el nivel de 8º Año Básico,específicamente en la Unidad Nº2 “Las Bases Culturales del Mundo Moderno”. Unidad enla que se especifican como temas principales: el Renacimiento, Humanismo, Reforma yContrarreforma. De esta manera, la propuesta didáctica que se elaboró en este trabajo, responde a losnuevos planteamientos curriculares del ajuste 2009. Además, se tiene como objetivo 5
  6. 6. reconocer y superar las falencias de los materiales didácticos actuales, que están siendoutilizados en la enseñanza de las temáticas relacionadas con los inicios de la modernidad, yasí presentar nuevas y atractivas herramientas para el aprendizaje de los alumnos de octavobásico.Para alcanzar las metas señaladas, se han planteado los siguientes Objetivos Generales: - Analizar las distintas vertientes historiográficas sobre los procesos que sentaron las bases del mundo moderno, - Examinar los cambios o el efecto en la asignatura de historia del ajuste curricular 2009, - Crear una propuesta didáctica para la enseñanza de la unidad Nº 2 de 8º año básico.Mientras que entre los Objetivos Específicos contamos: - Distinguir las posturas de los principales exponentes historiográficos de las temáticas abordadas, - Identificar ideas y planteamientos que han cambiado a través de la historia a partir de la bibliografía atinente, - Analizar los textos escolares bajo los parámetros que la didáctica actual exige, - Explicar los aspectos educacionales necesarios en el proceso de enseñanza-aprendizaje (OF, OFT, CMO, mapas de progreso), - Argumentar las distintas actividades que contiene la propuesta didáctica, - Elaborar material didáctico teniendo en cuenta elementos historiográficos, didácticos y curriculares - Incorporar el uso de Tic’s en los procesos de enseñanza- aprendizaje de la Historia, Geografía y Cs. Sociales. 6
  7. 7. Para alcanzar los objetivos de la investigación, este trabajo se dividirá en tres capítulos.El primero titulado “Cimientos culturales y religiosos de la Edad Moderna”, en el que sepueden evidenciar las diversas perspectivas historiográficas y debates en torno a losconceptos Renacimiento, Humanismo, Reforma y Contrarreforma. En el segundo capítulo,titulado “Los inicios de la Edad Moderna en el ajuste curricular 2009: estado actual delas propuestas”, se exponen los planteamientos ministeriales sobre el ajuste curricular 2009,el modelo Constructivista de la educación, el uso del método del historiador según JoaquínPrats, el uso de los manuales de estudio y de las imágenes, fundamentado principalmente enRafael Valls. Como segundo elemento, este capítulo presenta una descripción crítica del textoescolar Mare Nostrum de 8° básico y de dos sitios web utilizados para ver el estado delmaterial en la actualidad. Por último, el tercer capítulo titulado “Propuesta didáctica para la enseñanza de laUnidad Nº2, „Las Bases Culturales del Mundo Moderno‟ Octavo Año Básico”, consideraaspectos sobre las teorías y fundamentos del tipo de actividades que se utilizarán en elmaterial didáctico, que permite justificar su uso en los procesos de enseñanza-aprendizaje.Luego se presentan 13 guías de aprendizaje, 4 PPT con contenidos y actividades, 4 líneas detiempo de las temáticas principales y 2 WebQuest, todo ello con el objeto de fomentar elaprendizaje crítico reflexivo de los estudiantes, respondiendo así a los objetivos planteados. Finalmente cabe señalar los principales referentes que permitieron fundamentarnuestra propuesta desde el punto de vista historiográfico y didáctico. En relación alRenacimiento, se trabajará con Giorgio Vasari “Las Vidas…”1 (1568), contemporáneo yprimero en acercarse al concepto de Renacimiento. También se considerarán comoreferentes a Jacob Burckhardt ―La cultura del Renacimiento en Italia‖ 2 (1860) y a EugenioGarín ―El Renacimiento Italiano‖3 (1941), ambos autores explican tanto el Renacimiento como1 Vasari, Giorgio. “Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos desde Cimabue a nuestrostiempos (Antología). Ed. Tecnos. Madrid, España, 1998.2 Burckhardt, Jacob. “La cultura del Renacimiento en Italia”. Editorial Iberia. Barcelona, España 1964.3 Garín, Eugenio. “El Renacimiento italiano”, Ed. Ariel. Barcelona España, 1986. 7
  8. 8. el Humanismo, plantean una definición, una cronología, y se refirieren a su desarrollo yprotagonistas. La única diferencia que se pude apreciar entre ambos historiadores, es queGarín enfatiza más en la explicación del cambio de la oscuridad y la luz que trae consigo elRenacimiento. En contraparte a estos autores, se trabajará con Julio retamal ―ElRenacimiento una invención historiográfica‖ 4 (1997), tal como señala el nombre de su libro,este autor considera la invención del concepto, sostiene que nada renace, nada devuelve laluz, y que el Renacimiento fue un invento sin argumento válido, planteando por Burckhardt,quien le puso este nombre y que la historiografía se acostumbró a llamarlo así. En cuanto a los referentes a utilizar en la Reforma Protestante, se trabajará con LucienFebvre ―Martín Lutero: Un Destino‖5 (1927), donde estudia una época y un contexto a travésde este personaje. La obra de Febvre es un ejemplo del cambio que experimenta lahistoriografía con el aporte de la Escuela de los Anales Franceses, ya que hasta la fecha seescribía desde el punto de vista de la política. Febvre fue uno de los fundadores de la Escuelade los Anales, la que, sin duda, produjo un cambio en la manera de investigar y en loshistoriadores posteriores. Otro autor destacado es Joseph Lortz ―La Historia de la Iglesia‖6(1982), trabajo por el que es considerado el mayor referente sobre la temática, puesto querenueva la imagen de Lutero ante la historiografía Católica. Jean Delumeau en ―La Reforma‖7 (1977), historiador Católico, demuestra una plumamucho más crítica respecto de la figura de Lutero y los otros reformadores. Finalmente, enrelación a la Contrarreforma, también se utiliza a Delumeau y a Hubert Jedin ―El concilio deTrento en su última etapa‖8 (1965). Este último tuvo la ventaja de haber trabajado en elarchivo del Vaticano, cuestión que le permitió adentrarse en los pormenores de laContrarreforma.4 Retamal, Julio. “El Renacimiento una invención historiográfica”. Ed. Universidad Gabriela Mistral. Santiago, Chile. 1997.5 Febvre, Lucien. “Martín Lutero: Un Destino”. Editorial fondo de cultura económica. México. 1927.6 Lortz, Joseph, “Historia de la Iglesia”, Madrid, 1982, ISBN: 84-7057-308-X.7 Delumeau, Jean. “La Reforma”. Editorial Labor S.A. Barcelona, España 1977.8 Jedin, Hubert. “El concilio de Trento en su última etapa”. Editorial Herder. Barcelona, España 1965. 8
  9. 9. Habiendo mencionado nuestros referentes historiográficos, finalmente procedemos aseñalar los principales autores que constituyen el sustento de nuestro aparato teórico de ladidáctica. Se trabajará con Joaquín Prats, Joan Santacana, Joan Pages, Rafael Valls,entre otros. La mayor parte de los artículos y libros analizados se encuentran alojados enwww.hitodidactica.es, página que sirve como repositorio de artículos y revistas relacionadascon la didáctica de la Historia y las ciencias sociales. El principal texto utilizado es “EnseñarHistoria: notas para una didáctica renovadora”9 (2001) cuya autoría la comparten múltiplesespecialistas en Didáctica. Rafael Valls, a través de sus artículos, libros y conferencias, nospermite contar con sustento teórico para analizar los textos escolares, fundamentar el uso delas imágenes, el método del historiador en la enseñanza de la historia y las ciencias sociales. De este modo, las problemáticas historiográficas, los desafíos curriculares y los aportesde la didáctica general y específica de la Historia, fueron las fuentes de motivación que nospermiten presentar el trabajo titulado: ―Propuesta Didáctica para la Enseñanza de la UnidadNº2 "Las Bases Culturales del Mundo Moderno" Octavo Año Básico‖.9 Prats, Joaquín. “Enseñar Historia: Notas para una didáctica renovadora”. Edita Junta de Extremadura. Mérida 2001. 9
  10. 10. CAPÍTULO I Cimentos Culturales y Religiosos de la Edad Moderna El presente capítulo abarcará las distintas posturas historiográficas que se hanplanteado a partir de los acontecimientos ocurridos en los inicios de la Edad Moderna. Estosprocesos que marcaron la primera parte del siglo XVI, han sido temas discutidos por lahistoriografía occidental, como parte fundamental para comprender una nueva época en lahistoria del hombre. El desarrollo de los postulados historiográficos, se considerará a partir deautores que señalen sus ideas sobre el concepto de Renacimiento, Renacimiento Artístico yHumanismo, lo mismo ocurrirá con los autores frente al tema de la Reforma y Contrarreforma. El primer tema abordado será el Renacimiento, que como tema historiográfico, a lolargo de los años ha sufrido grandes críticas como también reconocimientos, por parte de losdistintos historiadores, seducidos por investigar lo sucedido en aquel periodo histórico, dadoque las interrogantes que se plantean frente a este tema aún son a discutidas, como porejemplo ¿El Renacimiento realmente saca de la oscuridad al hombre, devolviéndole la luz asu vida? Estos y otros cuestionamientos se tratarán en este capítulo, dado que no se puedeentender un Mundo Moderno, sin que el hombre y las sociedades hayan experimentado estecambio en su forma de vivir denominado por la historiografía como Renacimiento. Otro de los procesos que será analizado es el Humanismo, éste como fuente principalpara la comprensión del cambio en la cosmovisión del hombre, dado que este movimientocambia la postura del hombre en la tierra, y no sólo cambia en el sentir de las sociedades,sino que además se inician fuertes críticas por parte de los humanistas a las cosas que noson vistas como justas para el hombre. Así vemos, por ejemplo, los escritos satíricos deErasmo en contra de los abusos del Papa Julio II, no obstante sin ir en contra de la IglesiaCatólica; o también las 900 tesis de Pico Della Mirándola, quien solo pretendía reformular parabien el catolicismo, y así otros autores que se mencionarán en este capítulo. 10
  11. 11. La Reforma Protestante, es otro proceso fundamental para entender el desarrollo dela edad moderna, porque genera un quiebre en la Iglesia Católica de la época. Esteacontecimiento será tratado en profundidad con los distintos exponentes del tema, dado queel gran revuelo y cambio que generó esto en las sociedades, no sólo queda plasmado enaquel periodo, ya que en la actualidad nos encontramos con un acervo innumerable deIglesias que profesan la religión protestante, teniendo su germen en este acontecimientohistórico. Este tema clave será abarcado como parte fundamental de las bases del MundoModerno, porque acá no solo nace la posibilidad de nuevas doctrinas dogmáticas, sino queademás trae consigo cambios políticos para la composición geopolítica de Europa, del sigloXVI. La contra parte de la reforma protestante, es el último pilar que conforma la discusiónbibliográfica, nos referimos al proceso llamado Contrarreforma o Reforma Católica, dondelos autores utilizados, describen lo importante que era comenzar con ella mucho antes delsiglo XVI, también se refieren al desarrollo y principios que se transformaron en suspostulados principales al final de este proceso. Para incorporarnos al estudio de la Edad Moderna es preciso comprender losfundamentos de sus bases culturales. Éstas se sustentan en cuatro ejes axiales.Primeramente, el Renacimiento relacionado con el rescate y revalorización de la culturagrecorromana; seguido del Humanismo y el cambio en la mentalidad del hombre; la Reformareligiosa, que permitió el surgimiento de otras Iglesias cristianas; y, por último, laContrarreforma que combatió la desestabilización interna y externa de la Iglesia Católica. El relato histórico que a continuación se presenta, se constituirá de dos partesfundamentales. Teniendo en cuenta la vinculación de procesos, hitos y conceptos,determinamos que en la primera parte abordaremos el Renacimiento y el Humanismo, paraluego referirnos a la Reforma y Contrarreforma del Cristianismo. 11
  12. 12. El Renacimiento en la historiografía El Renacimiento fue una época de grandes cambios y transformaciones, cuestión queha incidido para que la historiografía vea en ella una etapa de tránsito entre una época y otra.Donde los atávicos medievales van dejando paso al hombre nuevo. La historiografía catalogaesta nueva etapa como Edad Moderna. El Renacimiento como concepto ha sido fuente deinspiración para muchos trabajos historiográficos. En la presente investigación nosencontraremos con autores fundamentales, como Jacob Burckhardt y Eugenio Garín, quienesserán utilizados a lo largo de nuestra discusión sobre Renacimiento y Humanismo, por susaportes cruciales para la comprensión del tema tratado. Otro autor fundamental para eldesarrollo del trabajo es Giorgio Vasari, quien, como contemporáneo de la época estudiada,nos permitirá tener un punto de contraste con la postura que plantea Julio Retamal, sobre lainvención y “ficción” involucrada en el concepto de Renacimiento, autor que fundamenta suidea en Oswald Spengler10. Estos autores serán claves para la comprensión del Renacimientocomo periodo histórico, catalogado así por la historiografía occidental. Además, serán acompañados de otros autores, que si bien no tienen una posturaanalítica en sus escritos, nos aportan elementos contextuales, por lo que su utilización espieza fundamental para entender los procesos y características del Renacimiento comotambién del Humanismo. Estos autores son: Roland Mousnier, Jean-Claude Margolin,Enrique Martínez Ruiz, Ellauri Secco. Todos ellos nos aportan los datos y el desarrollo decambios experimentados en el proceso histórico del Renacimiento, que dio inicio a la EdadModerna y que fue fuente de vida para el nacimiento del Humanismo.10 Oswald Spengler escribe el libro “La decadencia de Occidente”, comenzando la gestación del movimiento pesimistasobre la historia occidental. Por lo que Julio Retamal sientas sus bases y postulados sobre este autor, quedando en manifiestodesde su libro “Y después de occidente ¿qué?”. 12
  13. 13. Renacimiento: significado y controversias historiográficas. El Renacimiento es el concepto fundamental en la Edad Moderna, pero ¿qué renace?,¿una cultura?, ¿una forma de vida?, tal vez ¿una nueva forma de arte?, o preguntas como¿Dónde surge?, ¿Cómo se desarrolla?, o finalmente ¿se puede catalogar aquel periodo comorenacimiento o simplemente es un invento historiográfico 11?, preguntas como estas sonabordadas por la historiografía especializada de la “Edad Moderna”. Nuestro trabajo se harácargo de la explicación de tales vertientes interpretativas, y así se pretenderá confeccionaruna útil síntesis para docentes y estudiantes que tengan la intención de profundizar sobre eltema. Para comenzar a tratar el concepto de Renacimiento se partirá con una definición deRoland Mousnier quién sostiene que, “El renacimiento consistió en una prodigiosa expansiónde la vida en todas sus formas, que, en conjunto, alcanzó sus más altas manifestaciones de1490 a 1560, sin que quedará estrictamente delimitado entre esas fechas. El renacimientoconsistió en este impulso vital de las cosas del espíritu. Mas que una doctrina y un sistema,fue un conjunto de aspiraciones y un despliegue interior que renovó la vida de la inteligencia yde los sentidos, el saber y el arte”12. De estas palabras se debe rescatar algo primordial, ladelimitación del tiempo en que se da el Renacimiento, dado que no se puede interpretar unafecha exacta, debido a la constante discusión sobre si existió un quiebre como tal con la EdadMedieval o bien fue un proceso de cambio progresivo entre estas dos edades históricas. Otro aspecto importante es la expansión de la vida, que se ve relacionada con loscambios o transformaciones que ocurrieron en aquel periodo, donde además se puede hacerla conexión con otras definiciones que también le otorgan a este periodo, grandes cambios,primeramente en Italia y posteriormente en Europa, es así como nos encontramos con ladefinición de Secco quien sostiene que “Se designa con el nombre de renacimiento a las11 Tesis del libro “Renacimiento una invención Historiográfica” de Julio Retamal Favereau.12 Mousnier, Roland. “Los siglos XVI Y XVII, Historia general de las civilizaciones”. Editorial Destino. Barcelona, España1981. Pág. 17. 13
  14. 14. profundas transformaciones que se produjeron en la vida intelectual, literaria y artística deEuropa y especialmente de Italia, durante los siglos XV y XVI. El renacimiento fue el epílogodel movimiento iniciado en Italia desde comienzos del siglo XIV y que en el orden literario diouna dominante importancia a las obras de la antigüedad grecorromana”13. En esta breve cita,se define el Renacimiento como una época de cambios, de trasformaciones, que secomienzan a gestar en Italia, lo que nos indica que el comienzo del Renacimiento loencontramos en este país, postulado que también evidenciamos en las palabras Burckhardt,quien nos expresa que el Renacimiento no pudo haberse dado en otro país de aquel tiempo,por que Italia era la punto exacto que contenía las aristas necesarias para un futuro desarrollode cambios en la sociedad intelectual, artística, literaria, social, entre otros; “Este movimientode retorno a la Antigüedad puede decirse que, en gran escala y de una manera general ydecidida, solo se inicia en los italianos con el siglo XIV. Requería un desarrollo de la vidaurbana como sólo se dio en Italia y en aquellos tiempos: convivencia e igualdad efectiva entrenobles y ciudadanos y constitución de una sociedad general que sintiera la necesidad de lacultura y que dispusiera de tiempo y de medios para satisfacerla. Pero la cultura al pretenderliberarse del mundo fantástico de la Edad Media no podía llegar, de súbito, por simpleempirismo, al conocimiento del mundo físico y espiritual. Necesitaba un guía, y comoadmiración, y ella llegó a construir, por lo pronto, el contenido principal de la cultura. Tambiénlas circunstancias generales eran propicias”14, como podemos observar, este autorengrandece a la cultura italiana de tal manera, que nos permite interpretar que el surgimientodel Renacimiento se debió en gran parte a la cultura y forma de vida en la Italia de aquellaépoca. Ahora bien, esto como primera aproximación conceptual dado que si revisamos otrasdefiniciones de Renacimiento, nos encontramos que todas apuntan a cambios ytransformaciones en líneas generales comenzadas en Italia, y por sobre todo en la ciudad de13 Secco Ellauri, Oscar. “Los tiempos modernos y contemporáneos”. Editorial Kapelusz. Buenos Aires, Argentina 1992. Pág.2.14 Op. Cit. Burckhardt, Jacob. Pág. 136. 14
  15. 15. Florencia cuna del Renacimiento artístico. “El renacimiento se difundió primero, en lasgrandes ciudades comerciales: en Florencia, de donde partió el movimiento desde el sigloXIV, Venecia una ciudad de aristócratas dedicados al negocio. Inmediatamente, elrenacimiento triunfó en la corte pontificia, donde los papas fueron unos verdaderos mecenascomo León X”15. Esta cita de Mousnier, no solo nos indica la ciudad de Florencia como ellugar génesis de este concepto, sino que sólo menciona ciudades Italianas, por lo quepodríamos relacionarlo directamente con los postulados de Burckhardt, en cuanto a que sugloriosa Italia puede ser el factor primordial para la cultura renacentista. Además no solo sehabla de una inmortal Italia renacentista, sino que también, una Italia cuna de los grandesHumanistas de la época “Especialmente en Florencia merecen, en primer término, nuestraatención aquellos ciudadanos que hicieron cuestión principal de su vida el trato con el mundoantiguo y que llegaron a ser grandes eruditos o grandes aficionados, protectores a su vez delos eruditos. Tuvieron la máxima importancia especialmente por lo que se refiere al periodo detransición de comienzos del siglo XV, porque en ellos aparece por vez primera el humanismocomo elemento práctico y necesario de la vida cotidiana. Sólo después de ellos se entreganseriamente a su cultivo los papas y los príncipes”16. Entonces vemos una Italia propicia parael Renacimiento, el que se afirma de este vasto territorio geográfico, para consolidarse comoun periodo de tiempo en que comienza el reencuentro con la cultura grecorromana, el rescatede la antigüedad, pero que sin embargo es amoldado a esta nueva cosmovisión de la vida,donde el hombre comienza a ser cada vez más importante, pero no sólo lo importante si noque además comienza a estar en el centro de los dilemas, de los discursos, de las artes, serecupera un patrimonio cultural de una época pasada, para muchos perdida, para otros notanto, dado que expresan vestigios de una cultura clásica en la Edad Media, pero que sinembargo no se compara con el esplendor vivido con el periodo del Renacimiento, dondeaparece una explosión de lo clásico que marcó profundamente en la historia del hombre, consu belleza humana, artística, literaria, social, etc.15 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 19-20.16 Op. Cit. Burckhardt, Jacob. Pág. 162. 15
  16. 16. Quien expresa mejor las características del Renacimiento es Fernández, planteandolos cambios que trajo consigo el Renacimiento, además de manera breve nombra losaspectos más relevantes que tuvo la llegada o el surgir del Renacimiento, “Para M. FernándezÁlvarez las principales características del Renacimiento son la veneración por la Antigüedad,pero sustituyendo la patrística por la filosofía clásica; el afán filológico, manifestado en labúsqueda de textos y documentos desaparecidos de los que sólo se guardan vagasreferencias y el hallazgo de un método científico, rasgo de evidente modernidad; la valoraciónde la historia como magistra vitae; creciente secularización de las manifestaciones culturales;laicización de los mecenazgos sobre las manifestaciones culturales, frente al controleclesiástico de los centros universitarios, de lo que fue exponente la ―Academia‖ fundada porLorenzo el Magnífico en Florencia; las nuevas directrices –valoración del desnudo,representación de la naturaleza, utilización de la perspectiva… --y las manifestaciones designo igualitario por encima de las distinciones sociales; ideal académico de la belleza;valoración de la personalidad, y una evidente tendencia a la racionalización de la existencia”17.Como se puede apreciar Fernández sostiene que, los cambios ocurridos con la llegada delRenacimiento repercutieron en todas las esferas de la vida del hombre, por lo que sí se puedecatalogar como periodo histórico que afectó y trasformó la sociedades en aquel entonces. Después de hacer una primera definición del concepto de Renacimiento, es necesarioexponer los postulados que critican la conceptualización renacentista como periodo histórico.Básicamente expresan que nada renace, que nada se reinventa, que no fue el proceso decambio para entrar a la Edad Moderna, entre otras cosas que se contraponen directamentecon los postulados de Burckhardt, Garín y Vasari; por ejemplo, nos encontramos que JulioRetamal, quien expresa “El renacimiento no constituye, hoy por hoy, una etapa histórica delmundo, plena de brillo y significación, que abre las puertas a la Modernidad, sino apenas unproblema historiográfico para los estudiosos de algunos aspectos de la cultura europea”18, esasí como este autor en su libro desmenuza cada parte del Renacimiento, criticando su17 Martínez Ruiz, Enrique y Otros. “Introducción a la Historia Moderna”. Editorial Istmo. Pág. 28.18 Op. Cit. Retamal, Julio. Pág.7 16
  17. 17. carácter de inadecuado, fuera de contexto, falso, dado que él lo cataloga como unaconcepción antinatural y ahistórica, que no se puede comparar de ninguna manera, ni siquierapor la especulación, por lo tanto simplemente lo que sucede, es que este renacer que abarcalos inicios de la edad moderna es una falacia19. De este modo, Julio Retamal va construyendo su argumento en contra delRenacimiento, pero no es sólo en este libro donde ataca directamente el énfasishistoriográfico que ha tenido el concepto, dado que mucho tiempo antes en otra publicaciónexponía que, “Evidentemente, no se puede dejar de mencionar en esta breve visión delImperio Carolingio el llamado ―Renacimiento‖. Este término que es equívoco, engañoso yhasta falso, cubre, no obstante, el rubro de la actividad intelectual, que es preciso destacar”20,así se puede ver que dos décadas antes, este autor ya exponía que el Renacimiento era unperiodo falso, que no otorgaba y aportaba nada a la historia, sino que simplemente pasaba aser una discusión por parte de los historiadores y que además estos estaban equivocadoshablando y dedicando trabajos a un concepto inventado. Julio retamal en su tono irónico ysarcástico que caracteriza partes del libro “El renacimiento una invención historiográfica”, sedesprende finalmente del Renacimiento de la siguiente manera, “¡Adiós Renacimiento,empapado en conceptos erróneos, confusos o superados! Tuviste una vida artificial, corta yllena de contradicciones y ambigüedades; tal vez cumpliste, en algún momento, una funciónválida en la comprensión del pasado. Pero ahora yace inerte e infecundo, como unaverdadera rémora, que deforma nuestra comprensión del pasado, nuestra visión del presentey nuestra previsión del futuro”21, con este sarcasmo metafórico termina su libro, quesimplemente emplea sus recursos disponibles para descalificar un periodo histórico, que logrócambiar la concepción del hombre en la tierra y que vivió un florecimiento en Europa del sigloXV.19 Op. Cit. Retamal, Julio. Pág. 10-1120 Retamal, Julio. “Y después de occidente ¿qué?”, Ed. Conquista. Año… Pág. 5421 Op. Cit. Retamal, Julio. “El renacimiento…” Pág. 337 17
  18. 18. Ahora bien, el contrapunto a lo que afirma Julio Retamal lo encontramos en uncontemporáneo de esta época renacentista, la que según Retamal es un inventohistoriográfico. Nos referimos a Giorgio Vasari, quien en la primera edición de su libro datadoen el año 1550 expone, “Y realmente fue un milagro que en esos tiempos Giotto pintara contal delicada belleza, sobre todo, sin haber aprendido de maestro alguno”22, esa pequeña fraseva a dirigida al pintor Giotto, un avanzado en su época para Vasari, que inicia esta nuevaforma de ver la vida y es quien cambia el constante modo de crear arte, Giotto es para Vasariel iniciador del Renacimiento, dado que su forma de pintar diferente, comienza a preponderarlos rasgos de la rinascere, como este autor denomina este periodo. Ahora, en palabras de MºTeresa Méndez y Juan Montijano, Vasari reafirma su contemplación hacia Giotto expresandoque “él ha encontrado toda la doctrina que había quedado enterrada por más de seiscientosaños; ha conducido al arte a una gran perfección”23, es importante establecer que con Giottoocurre un cambio que Vasari connota y resalta, dado que con esto nace una nueva forma deinterpretación de la vida y del hombre, que sienta bases para entender esta etapa de cambiosy transformaciones que llevaron a consolidar un Renacimiento como periodo crucial para elinicio de una nueva edad histórica, la Edad Moderna. A lo visto en el párrafo anterior, se puede sumar las palabras de Eugenio Garín quiennos dice “El Renacimiento renovó verdaderamente el milagro griego conquistado para elmundo una perenne verdad de vida”24, o sea simplemente con el renacimiento se rescata esacultura olvidada por las sociedades, y que los artistas como Giotto comienzan por la génesisde este rescate, creando un arte diferente al que se venía haciendo, y poco a poco se vaconsolidando la creación de un movimiento, que será iniciado en Italia abriéndose caminoentre las sociedades y el tiempo. Así se puede ver que el Renacimiento claramente marcauna época de cambios y trasformaciones en el amplio espectro, donde todo está relacionadopor sus elementos configurativos que tiene este proceso, es por esto que el acontecimientoque viene a brindarnos un cambio en la historiografía, dado que nos encontramos con el punto22 Op. Cit. Vasari, Giorgio. Pág. 166.23 Méndez, Mº Teresa; Montijano, Juan en: Vasari, Giorgio. “Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores yescultores italianos desde Cimabue a nuestros tiempos (Antología). Ed. Tecnos. 1998, Madrid, España. Pág. 1724 Op. Cit. Garín, Eugenio. Pág. 38. 18
  19. 19. de partida de una nueva edad histórica; esto se ve relacionado con los postulados deBurckhartd, quien nos expresa que el renacimiento no hubiera sido tan fundamental ni tangrande como cambio histórico-cultural, si su comprensión, si sus elementos estructuralespudieran ser disociados, con facilidad25, lo que provoca que el movimiento renacentista al serde tan grande envergadura y tan complejo en su composición, permitió el avance del nuevodespertar del hombre en el mundo, un despertar que sin duda recupera las raíces perdidas,dejando al arte y humanismo como su más grande expresión, que a su vez logra no soloconsolidar este nuevo periodo sino que conseguir cambios fundamentales para la concepcióny cosmovisión del hombre. Si bien, estos autores (Vasari, Burckhartd y Garin) no hablan delRenacimiento como periodo histórico explícitamente, en la forma de expresarse a favor delRenacimiento, en la manera que ven este movimiento permiten la interpretación de que ellosrepresentan una postura clara, donde entienden que el Renacimiento marca un cambio deépoca, convirtiéndose así, en un periodo de la historia donde el hombre rescata sus raícesgrecorromanas, y sienta la nueva forma de comprender el tiempo y el espacio habitado por elhombre. Otro elemento que ha formado parte de la discusión historiográfica sobre elrenacimiento, es la ponderación que se ha dado a este fenómeno como una etapa en la quese retorna a la luz, a la claridad, después de un periodo oscuro en la vida del hombre, quealude a la Edad Media. Por ende la discusión historiográfica se basa, en que si realmente setrató o no de un reencuentro con la cultura grecolatina de un momento a otro, produciendo unquiebre en el cambio de época, o bien fue un proceso paulatino, constante que comenzóprevió a la consolidación de un mundo moderno. Es así como encontramos en palabras deJean Delumeau, una postura clara con respecto a que no se debiera pensar que elRenacimiento devuelve la luz, dado que este periodo no tiene una claridad temporal26 yademás se puede encontrar apoyo a estas palabras en Burckhardt, quién también expresaque el Renacimiento no fue un resurgir de la antigüedad, por lo que se puede interpretar que25 Op. Cit. Burckhardt, Jacob. Pág. 133.26 Op. Cit. Martínez y Otros. Pág. 26-27. 19
  20. 20. hubo un proceso de cambio en el trascurso de los años de la Edad Media. Entonces Martíneznos dice “Jean Delumeau escribía en 1964: ―Si de los libros de historia se suprimieran los dostérminos solidarios –y solidariamente inexactos –de Edad Media y Renacimiento, se haríamás fácil nuestra comprensión del periodo que se extiende desde Felipe el Hermoso aEnrique IV. Con ello se abandonaría un montón de prejuicios. Principalmente desecharíamosla idea de que un corte tajante separó una época de tinieblas de otras de luz”27. Como puedenver con palabras claras como “un corte tajante”, hacen que los eruditos en el tema,mantengan una postura de que en realidad no hubo un cambio brusco, explosivo, total, si noque fue más bien un proceso que se llevó a cabo con el trascurso de los años, “Pese a queBurckhardt hace más de cien años afirmó que el Renacimiento no había sido una resurrecciónde la Antigüedad, todavía hoy permanece anclado tal concepto en algunos libros dedivulgación y en manuales escolares”28. Así, se puede ver que en gran medida se habla deun Renacimiento que lo encontramos en una Edad Media, pero que sin embargo no tienetanto auge como se le dio en la Edad Moderna. Lo que se puede interpretar es que en laEdad Media sólo estaba el proceso embrionario de lo que después sería el Renacimiento ensu plenitud, en su grandeza, en su gloria alcanzada en los siglos XV Y XVI. Ahora, el no serun resurgimiento repentino de la Antigüedad y ser un proceso paulatino, no quita el carácterde periodo histórico que marca el desarrollo de la historia del hombre, dado que con esto seda inicio a una nueva época marcada por el auge y alzamiento de la figura del hombre,cambiando así toda una cosmovisión social sobre el hombre y su lugar en el mundo. Por loque claramente se puede concluir en que el Renacimiento fue un periodo histórico, lleno decambios y que si bien no tiene una temporalidad establecida, marcó profundamente el sentirdel hombre, logrando así un cambio en su mentalidad. La delimitación temporal del Renacimiento, trae consigo la discusión recientementemencionada, sobre la iluminación que trajo el Renacimiento para las sociedades de la época,después de vivir en la oscuridad medieval nos encontramos que, el Renacimiento emerge27 Op. Cit. Martínez y Otros. Pág. 27.28 Ídem. 20
  21. 21. como la luz salvadora de la penumbra pasada, empero se ha encontrado evidencia que laedad oscura, no fue tan oscura y que en realidad por esta evidencia encontrada los eruditosen el tema, hablan de un proceso que comienza en la Edad Media; es por esto que EugenioGarín nos dice “Ahora bien, en el preciso momento en que la producción historiográficacontemporánea comprendió cuál era la conciencia que el Renacimiento había tenido de símismo, realizó una extraña inversión de esta última que consistió en negar su novedad. Si eltema luz-oscuridad tienen muchos siglos de vida y sus raíces se hunden en una antiguatradición religiosa; si, por consiguiente, la oscuridad medieval, y junto con ella el^Renacimiento^, no es más que un recurso polémico fácilmente reconocible, que el propioRenacimiento ha legado a la posterioridad; si sólo se trata de un argumento de batallautilizado de diferentes maneras, pero cuyo origen resulta fácilmente detectable, entonces todaafirmación de novedad y ruptura debería ponerse en tela de juicio. Por otra parte, la constantelabor crítica orientada a buscar en el pasado medieval los contenidos propios de lasposiciones más representativas del Renacimiento, ha obtenido fáciles éxitos: la Edad Mediaamaba los clásicos tanto como el Renacimiento; Aristóteles estaba en boca de todos, quizámás que en el siglo XV; otro tanto sucedía con platón y no sólo indirectamente. Los poetas,los historiadores y los oradores eran conocidos y apreciados”29. Como se puede observar,Garín analiza la postura historiográfica sobre el Renacimiento, llegando a la conclusión quemediante la facilidad que hay, para encontrar legado de la antigüedad en la Edad Media,rompe con el tema de lo nuevo, de lo novedoso que se comienza a gestar con el auge delRenacimiento. Además vemos cómo Burckhardt asegura que ya se encontraba parcialmente unaantigüedad influenciando la Edad Media, dice “La antigüedad romana y griega, que, desde elsiglo XIV, de modo tan poderoso intervino en la vida italiana como punto de apoyo y fuente decultura, como meta e ideal de la existencia y en parte también como nuevo y conscientecontraste, esta misma antigüedad había influido ya parcialmente en toda la Edad Media no29 Garin, Eugenio. “Medioevo y Renacimiento”, Editorial Taurus. Madrid, España 1981. Pág. 78. 21
  22. 22. italiana”30. Si bien los eruditos en el tema delimitan que la antigüedad tuvo cabida y vida enuna Edad Media, una edad oscura, donde el hombre vivía en las tinieblas, y que además sepuede interpretar que el Renacimiento no nace algo nuevo, sino más bien es el resultado deun proceso que se venía dando desde siglos anteriores, empero coincidimos con EugenioGarín, quién expone lo que ocurre con el Renacimiento, lo que éste trae consigo a loshombres y sociedades, “El altivo mito del renacimiento, de la luz que ahuyenta las tinieblas,del retorno de lo antiguo, cargado de fuerza polémica, no nos remite materialmente a uncontenido, sino que subraya un nuevo espíritu, una forma nueva, una nueva manera de mirarlas cosas; subraya, sobre todo, la conciencia despierta de este nuevo nacimiento del hombrepara sí mismo. Precisamente, la antigüedad, aquel mundo clásico mirado con ojosnostálgicos, es considerado y amado ahora desde una perspectiva totalmente distinta”31.Como se puede ver, Garín acepta que la antigüedad estuvo presente en la Edad Media, perohubo un cambio en la forma de entenderla, de interpretarla, de crearla en el Renacimiento quees totalmente distinta, y esto es lo que lleva a la confusión con que este periodo de tiempo,rompe con la oscuridad que se venía dando desde la edad pasada, por lo que ahora nace y segesta una época nueva, llena de luz y engrandecimiento de lo clásico y del hombre; se podríadecir que esta frase de Garín refleja de manera muy clara lo que ocurre con la llegada delRenacimiento a la vida de los hombres y sociedades en la Edad Moderna, porque si bien nose habla de un cambio brusco o un quiebre, sí se habla de cambios graduales e importantesen la forma que el Renacimiento sobre exalta la figura de la antigüedad. Finalmente Garínseñala que “El mito renacentista de la antigüedad entraña la muerte de esta última en elmomento mismo en que se llega a la definición de sus características propias. Por eso no hayruptura entre la antigüedad y la Edad Media, o, si la hay, es mucho menor que la que existeentre la Edad Media y el Renacimiento; porque sólo éste, o mejor, la filología humanista, tomóconciencia de una ruptura, cuya maduración, sin embargo, se había ido produciendo –yexacerbando—en la Edad Media”32. Una vez más nos encontramos que la ruptura que tanto30 Op. Cit. Burckhardt, Jacob. Pág. 134.31 Op. Cit. Garin, Eugenio. Pág. 79.32 Op. Cit. Garin, Eugenio. Pág. 80. 22
  23. 23. se menciona entre el Renacimiento y la Edad Media se gesta en un proceso que llevó alrescate de lo clásico de manera exacerbada. Hasta aquí, hemos expuesto la conceptualización de Renacimiento, presentando,primeramente, una definición del concepto, seguido de la discusión historiográfica que traeconsigo el Renacimiento, por no tener la absoluta claridad de ser o no un periodo histórico, yfinalmente se ha tratado el tema de si el Renacimiento fue un proceso en el tiempogestándose en la Edad Media, o bien un cambio brusco, rotundo y espontáneo que llegótransformando de un momento a otro la concepción y la vida del hombre. Todos estos puntosnos llevan a comprender que el Renacimiento es un proceso de rescate de las raíces y culturagrecolatina, que tiene como inicio claramente en una Edad Media, que vivía en un estado deoscuridad no sólo en arte con el Gótico, sino que además en la cosmovisión de la vida delhombre. Es por eso que el Renacimiento quiebra con lo establecido de la época, y cambia lacompresión sobre la relación del hombre y el mundo, y con eso convierte la oscuridad de laque tanto se enseña en los manuales escolares, en una luz de renacer, en una luz quedevuelve el destino a las manos del hombre y convierte a este hombre en un erudito, unintelectual de las artes y letras. Como se pudo ver, la temporalidad es parte de este procesode formación que tuvo el periodo renacentista, por lo tanto, sería una equivocación expresaruna fecha exacta del inicio del Renacimiento, sin embargo lo que se puede esclarecertemporalmente es que su despegue, y su auge comienza en los primeros pasos del siglo XV.Finalmente es necesario acotar que, desde nuestro punto de vista, el Renacimiento es unperiodo histórico, que tiene su apogeo en el siglo XV, y que logra establecer los nuevospatrones y cánones de la vida del hombre de aquella época, hasta entrado el siglo XVI. EsteRenacimiento que surge en Italia, y que luego comienza su expansión por el resto de Europa,trae consigo cambios radicales en la cosmovisión del hombre, que llevan a catalogarlo por lahistoriografía occidental como el inicio de una nueva era, como un nuevo presente histórico,simplemente como la causa de que comience la Edad Moderna. Nuestra perspectiva, ennada invalida la necesidad de conocer e incorporar en el conocimiento de los escolares el 23
  24. 24. hecho de que el concepto Renacimiento es un constructor histórico, que tiene detractores ydefensores.El Renacimiento Artístico Un aspecto destacado del Renacimiento es su manifestación artística. En efecto, sonlos artistas quienes mediante sus obras dejaron plasmado los cambios ocurridos con lallegada del Renacimiento a sus vidas. “(el) Renacimiento artístico experimenta también tresfases: un primer Renacimiento, un Renacimiento clásico y una decadencia que conduce alestilo Barroco. Como en la literatura Italia domina las manifestaciones artísticas. Tuvo suprimer Renacimiento en el siglo XV y alcanzó su época clásica en el primer tercio del XVI. Enel suelo italiano se formaron los artistas extranjeros, mientras el país enviaba los suyospropios a las demás naciones para dirigir las empresas artísticas. El arte de la época es laicoy se vincula a la vida cotidiana. Los artistas crean el cuadro de las fiestas y alagan todos lossentidos. Las fiestas son perpetuas y habitúan los ojos a las construcciones, a lasagrupaciones de personajes, a los colores que llegan a constituir palacios, esculturas ypinturas. La moda los triunfos profanos, a imitación de los triunfos romanos”33. Estas palabrasde Mousnier, nos inician en el conocimiento de lo que fue el Renacimiento artístico de laépoca, y como hubo fases que marcaron su desarrollo, además de los primeros pasos en laItalia gloriosa de Burckhardt, y por supuesto la recreaciones que el arte hacía; se puede decirque es una definición bastante acertada dado que mezcla las distinta formas de crear y derealizar el arte en el Renacimiento. Mousnier continua con su explicación, descripción ydefinición del arte en el Renacimiento en su libro expresando las múltiples características queencontramos en el arte, si bien mezcla entre aspectos técnicos e interpretativos de las obras,se puede connotar la importancia del hombre en todo sentido, desde el embellecimiento quetuvo, de su grandeza, de su forma, hasta de la manera en que se recreaba sus cuerposperfectos, simplemente se busca la perfección y enaltecer la figura del hombre:33 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 46. 24
  25. 25. ―El arte toma un aspecto nuevo, el aspecto clásico, derivado de una visión artística, de un nuevo sentimiento de la reforma pura, inspirado por todo el impulso del renacimiento hacia la realización y el goce de la perfección humana. El tema principal y, dentro de él, la belleza corporal. Este arte es pagano, incluso cuando trata temas religiosos. Sus santos son atléticos, sus cristos, vencedores de sus juegos olímpicos, sus madonas, bellezas que esperan la caricia. El cuerpo humano de grandes dimensiones, llena la superficie, arboles, paisajes y edificios solos se conciben como bellos accesorios. El fin consiste en la forma: un mundo corporal, divino o heroico, superior o perfecto. La grandeza, la dignidad humana, aparecen en el paso firme, la pasión profunda, el gusto de lo solemne. A los tipos delgados del siglo XV, el renacimiento opone los cuerpos opulentos, de porte magnifico, plenitud de formas, cuellos redondeados caderas anchas y pechos salientes; a los vestidos cortos y tiesos, la indumentaria antigua, larga y solemne, la que resalta la anatomía, a los movimientos rápidos y la atención inmoderada, la gravedad clásica, la reserva, la elegancia, la ausencia de todo esfuerzo aparente característica del hombre bien nacido, la línea suave y flexible, la libertad de los movimientos; a la fantasía desbordada, la ponderación y la mesura‖34. Se puede decir que es un relato idóneo para desarrollar el tema del arte en elrenacimiento, hasta es detallista en describir cuáles son los aspectos fundamentales quecaracterizan al arte de esta época. Tampoco se debe dejar de lado los artistas quienes eran los responsables de realizarestas obras de arte y que las artes en general tuvieran su máximo desarrollo, donde larestauración de la antigüedad con una mirada distinta y propia del Renacimiento, fue lo quemarcó el quiebre para algunos y la culminación del proceso para otros. Estos artistas vivían encomplicidad con el periodo que se estaba viviendo, y esto es lo que señala Garin, “El mundodel artista es realmente imaginación viva, como la que anima la naturaleza de las cosas; elartista crea, y sus formas toman cuerpo y nos alegran, ocupan su lugar entre nosotros, vivencon nosotros y transfiguran nuestra vida, como las bellas fábulas de la superstición antigua”35,en este punto encontramos coincidencia entre lo que propone Garín y Mounsier, para quien elartista crea y busca la perfección de la gloria humana en sus obras, la perfección de suslíneas, la recreación de la antigüedad con una mirada Moderna; lo que hace de los artistas un34 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 49.35 Op. Cit. Garin, Eugenio. Pág. 73. 25
  26. 26. pilar fundamental en la desarrollo y consolidación del arte renacentista, dado que son ellos losque tuvieron la responsabilidad de interpretar el cambio que estaba ocurriendo, y que sin lugara dudas lo lograron con creces. Finalmente es propicio señalar que el tema del arte renacentista fue un procesopaulatino que experimentó distintos ritmos en Europa. Comenzó en Italia y allí desarrolló unnotorio adelanto respecto de las técnicas usadas, la búsqueda e interpretación de la culturagrecolatina. "El Nacimiento de Venus. 1478 de Sandro Botticelli. Galería “El Parnaso (detalle). 1551. Rafael. Museos Vaticanos, Roma” de los Uffizi, Florencia" Con respecto a lo expuesto en el párrafo anterior, Margolin señala que “Entre 1490 y1520, las tendencias artísticas de Europa responden a una bipolarización. En el sur, Italia esel escenario de prodigiosas realizaciones, el centro de una febril y apasionada actividad quehace añico los vínculos con las últimas tradiciones medievales. En el norte, en toda la Europaseptentrional, que abarca tanto los Países Bajos como a Francia, a los territorios germánicos y–paradójicamente –a España, el medievalismo, ligeramente todavía viva la expresión gótica.La única excepción es Durero, que consigue igualarse con los artistas italianos y desarrollar 26
  27. 27. un arte esencialmente caracterizado por las aspiraciones propias del Renacimiento”36. Comose puede apreciar Margolin utiliza el término bipolaridad, que es lo que describía el desarrollodel arte renacentista en la época, dado que mientras en Italia emerge con gran ímpetu lanueva forma de hacer arte, en el resto de Europa, aún se mantenía con fuerzas el arte góticode la Edad Media, por lo que inmediatamente se puede relacionar con las palabras deBurckhardt, el cual expresa que Italia era el lugar propicio para que se diera este cambio oemergiera el Renacimiento, dado que su sociedad estaba preparada y las característicasadecuadas hacían de este territorio el lugar idóneo para el renacer propio de la culturagrecolatina. Entonces Margolin nos reafirma en su texto que “En Italia, las ambiciones de losartistas del Quatrrocento se desarrollan y enriquecen. El Renacimiento alcanza su plenitudclásica y el cénit de su esplendor. En cambio, la Europa septentrional apenas aceptatímidamente, como con escrúpulos, el nuevo arte que se integra en las últimas formas delgótico –gótico tardío –de las que no logrará escapar completamente ni el mismo Durero”37. Es así como Margolin, en su texto nos expresa esta característica fundamental quetiene el arte renacentista, el cual no tuvo una aceptación inmediata por parte del resto deEuropa, como sí lo fue en Italia cuna del Renacimiento; ahora bien se podría interpretar unacierta contradicción a simple vista en las palabras de Margolin con respecto a Durero, pero sedebe entender que este artista se trató de incluir o integrar a esta nueva forma de crear arte,pero la tendencia del gótico era tan fuerte por su predominancia en Europa, que se le hizoimposible despegarse totalmente de sus raíces para trasladarse por completo al Renacimientoartístico. Así es como se vivenció el Renacimiento artístico en la época, llegando a laconclusión de fue un proceso paulatino que comenzó en Italia y se fue expandiendo por elresto de Europa. Además se debe precisar que el Renacimiento artístico tuvo conexióndirecta con el Humanismo, al menos así queda demostrado en palabras de Mousnier“Esencialmente humanista, el arte los es, también, por el predominio de la razón humana y dela armonía en la creación. Los artistas van en pos de un sistema de relaciones que le permita36 Margolin, Jean-Claude. “Los inicios de la edad moderna”. Editorial Akal. Madrid, España 1992. Pág. 210.37 Op. Cit. Margolin, Jean-Claude. Pág. 211. 27
  28. 28. dar al hombre la impresión de un acuerdo perfecto de la obra con su lógica y susensibilidad”38, o sea sencillamente este autor trata al arte de Humanista por la interrelaciónde la razón humana, la exaltación de la figura humana, la búsqueda de la recreación perfectay por sobre todo la sensibilidad con que se trata al hombre en aquel periodo, por lo tanto elHumanismo no solo influencia a los eruditos e intelectuales de la época sino que tambiéntiene conexión con el arte que se comienza a desarrollar."El Diluvio Universal, detalle de la bóveda, de la capilla “La escuela de Atenas. 1510. Rafael. Museos Vaticanos,Sixtina. 1508 a 1512. Miguel Ángel. Museos Vaticanos, Roma”.Roma".El Humanismo ¿Qué es el humanismo? ¿Quiénes fueron los precursores y principales representantesdel Humanismo? Y cuáles fueron sus principales características? Son algunas de lasinterrogantes que responderemos en este apartado. La historiografía señala como precursores del humanismo a personajes que podríamoscircunscribir por cronología netamente a ámbitos medievales. Entre éstos se cuenta a Dante38 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 50. 28
  29. 29. (1265-1321), Petrarca (1304-1374) y Bocaccio (1313-1375). Más adelante se encuentranPico Della Mirandola (1463-1494), Erasmo de Rotterdam (1466-1536), Tomás Moro (1478-1535), quienes surgen en la consolidación del humanismo. Todos los mencionados sonconsiderados grandes referentes de la cultura occidental, y pertenecen a la corrienteintelectual denominada “Humanismo”. Ahora bien, es pertinente comenzar a responder por dónde se gesta el Humanismo.Con la revisión historiográfica sobre el Renacimiento ya se ha asociado el Humanismo conItalia renacentista. Mounsier señala que en sus inicios “Italia fue la patria del humanismo, dedonde irradió a toda Europa. La edad heroica de los grandes eruditos descubridores de textosacaba en la península de los Apeninos a fines del siglo XV, pero Italia continuará siendo elcentro del humanismo”39. Mousnier sostiene que el Humanismo nace en Italia, yposteriormente se expande por Europa. A estas palabras se le suman las de Secco quiénasevera el nacimiento del humanismo en Italia, “El humanismo nació en Italia en el siglo XIV.La vida política, económica y social de las ciudades italianas creó el clima propicio para elestudio de la antigüedad clásica. La Prosperidad económica de aquéllos y el deseo de brillarde los burgueses, favorecieron el movimiento humanista, cuyos principales centros fueronRoma, Venecia y Florencia. Esta última, donde ya habían actuado Dante, Petrarca yBocaccio”40. Como se puede ver, difícilmente puede entregarse una fecha de inicio almovimiento intelectual denominado Humanismo. En la misma línea, Martínez señala queFlorencia se convirtió en la capital del Renacimiento y del Humanismo, “Florencia, al amparode la corte de los Medici, se convirtió en el núcleo original del Humanismo y delRenacimiento”41. Por ende podemos ver que ambos conceptos –renacimiento y humanismo-son considerados como una díada, dos dimensiones de una misma realidad cultural que seexpresa en todo su esplendor a los inicios de lo que denominamos Edad Moderna.39 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 28.40 Op. Cit. Secco Ellauri, Oscar. Pág. 4.41 Op. Cit. Martínez y Otros. Pág. 32. 29
  30. 30. Es necesario determinar las características del Humanismo, dado que provoca elcambio en la cosmovisión del hombre en la tierra. Una primera definición de Humanismo queexpresaremos es la de Margolin, quién sostiene que definir el Humanismo no es nada fácil,pero no obstante se puede interpretar que a medida que se comienzan a expresar lascaracterísticas, se puede ir construyendo una definición de lo que fue realmente elHumanismo, “Del Humanismo, con el que se suele identificar generalmente el movimientointelectual y cultural del Renacimiento, no es posible dar una definición sencilla. Si se puederesumir, sin mayores dificultades que fue Italia la que abrió el camino conducente a latrasformación de la visión del mundo, a la renovación de las formas de conocimiento, a laampliación de las fuentes de inspiración literaria y artística al cambio radical de la pedagogía,a una crítica liberadora de las tradiciones y de las instituciones, a un optimismo creadorfundado en la razón y, en resumen, a una nueva imagen del hombre, se reconoceráigualmente su carácter precursor”42, como se puede evidenciar, para Margolin existe unatrasformación en la visión del mundo, junto con un proceso de renovación del pensamiento, ya una nueva imagen del hombre; por esta razón es necesario recurrir a Mousnier, quien aludea la exaltación de la grandeza humana, donde todo está basado en la vida del hombre, “Elhumanismo del Renacimiento parece ser una especie del gran género del humanismo eterno.Como místico de la nobleza humana, el humanista exalta la grandeza del hombre y reclamadel mismo un esfuerzo constante para realizas la más alta perfección de las relacioneshumanas. Acepta la naturaleza y el mundo como buenos, se encuentra a gusto en ellos,experimenta el placer de vivir y tiene una confianza inquebrantable en el progreso indefinidode la obra humana, del pensamiento, del individuo y de la sociedad”43, como se puedeinterpretar, el Humanismo trae en su itinerario transportar el eje de la cosmovisión de lasociedad, en que ahora el hombre común y silvestre se torne el centro de la belleza, de laadmiración, de la magnificencia; estos son los cambios que comienzan a prolongarse con lallegada el Humanismo, donde el hombre pasa a ser actor, y es él quien define su vida, seenfrenta, en palabras de Garín, a la barbarie medieval, y resalta su figura “En un único acto,42 Op. Cit. Margolin, Jean-Claude. Pág.183.43 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 29. 30
  31. 31. el hombre tomó conciencia de su propia acción y de sí mismo, se enfrentó a la barbariemedieval, definió la antigüedad y se definió a sí mismo basándose en ese punto de referencia.Precisamente, esa determinación detallada y a veces pedante de la antigüedad, ese deseo deconocer el sentido preciso de cada palabra antigua, de distinguirla y de no confundirla con lapropia, para después imitarla, pero sin olvidar su alteridad, en eso consiste el sentido de lahistoria que con tanta riqueza e intensidad vital desarrolló el Humanismo”44. Entonces, es en este momento cuando el hombre se libera de esa carga oscura deexistencia, heredada de las épocas pasadas, y comienza con el desarrollo de un nuevoperiodo, que enaltece la belleza del hombre como nunca se había visto, las distintas formasartísticas demuestran que el hombre toma el protagonismo de su vida, y junto con los escritosde los Humanistas, vemos que se recobra el interés por lo antiguo, pero desde la miradaactual de la época, una mirada donde el hombre está en el centro, donde el hombre seencuentra apto en todo sentido para ser dueño de sus propias decisiones, es así como unavez más Mousnier sostiene que, “El humanismo del Renacimiento se caracteriza por losrasgos descritos, es evidente además, que los humanistas de dicha época poseyeron lainquietud de la belleza jamás ausente en ningún humanismo, pero especialmente intensa enaquellos, los humanistas del Renacimiento buscaron una forma superior de belleza en lostextos antiguos: exactitud de observación, asunto plasmado en plena vida, puesto de relievepor un carácter dominante, jerarquía de ideas, encadenamiento natural, eliminación dedetalles inútiles, propiedad y rigor de términos, riquezas de imágenes, exactitud y continuidadde metáforas, número y armonía, perfección continua. El humanismo del Renacimiento fue,desde luego, una estética. El gusto estético les impulsa a querer realizar entre ellos el idealdel hombre, la idea platónica del hombre; pero les mueve también el apetito de los placeresterrenales”45.44 Op. Cit. Garin, Eugenio. Pág. 148.45 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 29-30. 31
  32. 32. Pasamos ahora a delinear las características de los humanistas, intentando responderqué hace a los humanistas los personajes más importantes para el desarrollo de la época encuanto a la intelectualidad, escuela y cambio en las mentalidades de los hombres. Aquí espreciso destacar algunos de los postulados de Mousnier, quien sostiene que “LosHumanistas fueron aquellos que adoptando el ideal del Renacimiento, se apasionaron por lasletras y las artes clásicas. En sentido estricto, los humanistas fueron profesionales de lasletras, generalmente salidos de la burguesía, eclesiásticos, profesores de universidad,médicos, funcionarios, a veces publicistas al servicio de una empresa editorial, que expresanla tendencia de la sociedad y le proporcionan su utillaje intelectual. Pensionados y protegidospor los príncipes, actuaron a menudo como propagandistas de estos”46. Apasionados por lasartes y las letras, nos dice Mousnier, los cuales se desempeñaron en distintos cargos de lasociedad, pero que por sobre todo supieron abordar y desarrollar el ideal renacentista de lamanera más correcta posible, es por esto que el autor expresa nuevamente que loshumanistas fueron quienes revivieron una cultura clásica, una antigüedad de manera cabal,“Los humanistas fueron los apóstoles de la antigüedad y pretendieron revivirla. Se esforzaronpor resucitar el mundo antiguo como eruditos e historiadores, y, al mismo tiempo, porcomprenderlo por sí mismo, saborear su belleza helénica y penetrar en sus razones paravivir”47. Pero para Mousnier, los humanistas tienen una característica muy importante, ellosson religiosos, por lo tanto sus postulados muchas veces tomados como reformas no son másque un intento por mejorar la condición y la religión católica, es lo que sucede con Pico Della Pero para Mousnier, los humanistas tienen una característica muy importante, ellos sonreligiosos, por lo tanto sus postulados muchas veces tomados como reformas no son más queun intento por mejorar la condición y la religión católica, es lo que sucede con las 900 tesis deGiovanni Pico Della Mirándola, donde encontramos “El discurso de la dignidad del hombre”,que es la introducción de esta obra monumental, claramente este autor no solo demuestra su46 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 27.47 Idem. 32
  33. 33. carácter devoto a la iglesia católica, sino que además logra mostrar el cambio en lacosmovisión del hombre en relación a su lugar en el mundo: -―Oh Adán, no te he dado ni un lugar determinado, ni un aspecto propio, ni una prerrogativa peculiar con el fin de que poseas el lugar, el aspecto y la prerrogativa que conscientemente elijas y que de acuerdo con tu intención obtengas y conserves. La naturaleza definida de los otros seres está constreñida por las precisas leyes por mí prescriptas. Tú, en cambio, no constreñido por estrechez alguna, te la determinarás según el arbitrio a cuyo poder te he consignado. Te he puesto en el centro del mundo para que más cómodamente observes cuanto en él existe. No te he hecho ni celeste ni terreno, ni mortal ni inmortal, con el fin de que tú, como árbitro y soberano artífice de ti mismo, te informases y plasmases en la obra que prefirieses. Podrás degenerar en los seres inferiores que son las bestias, podrás regenerarte, según tu ánimo, en las realidades superiores que Son divinas‖48. En el “discurso…” puede connotarse el carácter religioso de las palabras de Pico,donde el creador le habla al hombre representado por Adán, a quien deja en libertad de ser elamo y señor de sus propias decisiones, postura que viene con el humanismo, donde elhombre cambia su rol en la tierra, cambia su visión de la naturaleza de las cosas. Ahora bien,otro personaje de la época es Erasmo de Rotterdam quien escribe de manera satírica encontra de los abusos realizados por el poder eclesiástico, como por ejemplo en su obra “JulioII excluido del reino de los cielos”, historia que trata de la llegada del Papa a las puertas delcielo, y tiene una conversación con San Pedro, en este escrito Erasmo ridiculiza la figurapapal de Julio, además de dejar al descubierto los abusos que este ha cometido como elmáximo monarca del catolicismo: “Julio. ¿Por qué no abres la puerta tanto como te sea posible a quien convenía haber salido al encuentro, incluso con todo el séquito celeste, si hubieras querido cumplir con tu deber? Pedro. Mucho mandas. Eres tú, sin embargo, el que debe decir antes quién eres. Julio. ¡Como si no lo vieras tú mismo!48 Pico Della Mirándola, Giovani. “Dscurso de la dignidad del hombre”. Año 1486. Disponible en: www.historia1imagen.cl 33
  34. 34. Pedro. ¿Qué hay que ver? Yo no veo sino un espectáculo Julio. Si no estás completamente ciego, supongo que reconocerás esta llave de plata, en el caso de que no conozcas el roble de oro. Ves además la triple corona y el manto reluciente por doquier de pedrería y oro. Pedro. Reconozco, ciertamente, una llave de plata, aunque sola y muy diferente de aquellas que en otro tiempo me confió el verdadero pastor de la Iglesia, Cristo. Pero en cuanto a esa corona tan soberbia, ¿cómo podría reconocerla, si ningún tirano bárbaro se ha atrevido a portarla nunca, tanto más si se dispone a pedir la entrada a este recinto? El manto ese en nada me conmueve, pues siempre pisé y desprecié las piedras preciosas y el oro como si de desechos se tratara. Pero ¿qué es esto? Veo por todas partes, tanto en la llave como en la corona y en el manto, las señales del traficante e impostor más infame, que ostenta ciertamente mi nombre, mas no mi proceder, del Simón que yo una vez expulsé con la ayuda de Cristo‖49. Como se puede ver, la sátira de este escrito, no hace de Erasmo un reformador, sinoque simplemente buscar la limpieza dentro del dogma católico, y así conseguir una iglesiamás pura y honorable como siempre debió ser. Esto se ve argumentado en palabras deMousnier quien nos dice, “Estos humanistas no son reformadores, pues aceptan, en suma, lasgrandes líneas del dogma católico y de la iglesia, y desean leer el verdadero texto de la biblia,establecidos siguiendo las reglas de la erudición y comprendido gracias a la resurrección delmedio hebreo. Están persuadidos de que el hombre no es irremediablemente malo, si no quepuede elevarse al bien, a la grandeza y al heroísmo por sus propias fuerzas, pues el almarazonable posee en ella un rayo del haz divino”50. Claro está, que la grandeza del hombre y lanueva forma de concebir al hombre en el mundo, recae en los grandes trabajos realizado porlos humanistas, sin lugar a duda ellos mediante sus recreaciones, trabajos, relatos, textos,llevaron a la concepción del hombre fuera de lo normal, donde una nueva cosmovisión llegópara instaurarse en sus vidas. Finalmente después de que los Humanistas tuvieran su auge y fueran muy requeridosen todos los espectros sociales en el siglo XVI comienza un periodo donde se ven49 Rotterdam, Erasmo. “Julio II excluido del reino de los cielos”. Año. Disponible en: www.historia1imagen.cl50 Op. Cit. Mousnier, Roland. Pág. 34-35. 34
  35. 35. desplazados, rechazados y muchos declarados heréticos por la Iglesia Católica, como lo fueen momentos Pico Della Mirándola, Erasmo de Rotterdam, entre otros, por esta razón es quefinalmente Burckhardt nos dice, “A mediados del siglo XVI estas asociaciones parecen haberpasado por una total transformación. Los humanistas, desplazados ya de su posicióninfluyente en la vida de la nación, sospechosos para la naciente Contrarreforma, pierdentambién la dirección de las Academias, y en éstas la poesía italiana substituye asimismo a lalatina”51.Reforma y ContrarreformaReferentes historiográficos Para trabajar las temáticas relacionadas a la Reforma religiosa, sus efectos en elsurgimiento de una nueva Iglesia Cristiana y la respuesta de la Iglesia Católica a través de suReforma o más conocida a nivel historiográfico como Contrarreforma, utilizaremos una gamade autores, que van desde autores contemporáneos a Martín Lutero, como son el sacerdoteCochleaus, y un historiador de fines del siglo XIX, Denifle. Ambos expresan severas críticascontra las propuestas del Monje Agustino, que si bien se basan en las fuentes, dejan entreveruna postura más bien subjetiva y totalmente avasalladora contra la imagen de Lutero. En elanálisis historiográfico que se expondrá, consideraremos como aporte fundamental el que nosentrega Joseph Lortz, quien ha sido considerado como un referente en el análisis de laReforma propiciada por Martín Lutero. Lortz, a pesar de ser católico, y exponer el análisis deLutero en el contexto de su “Historia de la Iglesia”, vino a renovar la imagen que se tenía deLutero, al menos por parte de la Iglesia Católica, considerando a un Lutero Católico, que laIglesia no supo escuchar y que por evidente consecuencia se separó de esta, provocando ladivisión más grande de la cristiandad. Otro autor de fundamental relevancia es LucienFebvre, quien a través de su obra estudia a Lutero desde su contexto, aporta una nueva51 Op. Cit. Burckhardt, Jacob. Pág. 213. 35
  36. 36. mirada sobre el proceso. Jean Delumeau, también historiador católico, analiza la época,considerando tanto los errores de la Iglesia Católica como los de Lutero, tratando de hacer unrelato objetivo desde su postura Católica, sin embargo, en él se aprecian comentarios másallegados a defender algunos aspectos de la Iglesia en el siglo XVI. Lortz, Febvre yDelemeau, constituyen el eje principal de nuestro análisis historiográfico, tanto por sudestacada trayectoria como por sus postulados sobre las temáticas a tratar. De autores como Marco A. Huesbe, César Vidal, Michael Muller y WolfhartPannenberg también podemos extraer interesantes y fundamentados comentarios a modo dediversificar la discusión historiográfica. También rescataremos algunas definiciones oaspectos más bien complementarios de autores como Hermann Tuchle, Leopold Ranke,Roland Mousnier, Federico Fliedner y de Martínez Ruiz, Enrique y Otros.Martín Lutero y la Reforma Protestante Enmarcado en un proceso de profundos cambios de los cánones tradicionales que setenían del hombre y del mundo, la Institución más sólida hasta esos momentos, siglo XVI, sevio en la encrucijada que provocó la división y crisis religiosa más contundente en toda suhistoria. Nos referimos a la Iglesia Católica y a la gran influencia que poseía en Europa. Paraabarcar esta temática, es necesario analizar el contexto, tanto de la Iglesia como delpersonaje que desencadenó dicha división, un monje alemán, que bajo el alero del dogmacatólico protestó en contra de la jerarquía eclesiástica, hasta separarse completamente de losque fueron en primera instancia sus formadores espirituales. A los procesos desencadenados a partir de la postura crítica establecida por Lutero sele denomina Reforma Protestante, porque en un principio Martín Lutero, criticó y protestó encontra de la venta de Indulgencias. Otro aspecto sumamente relevante, es la protesta de losPríncipes Alemanes, lo cual sucedía en el contexto previo a las 95 tesis, quienes sostenían“¿creen que no se podrá prescindir de ellos? Cada uno para sí. Que trabajen, en lugar de 36
  37. 37. percibir el diezmo sobre los que laboran. Que tomen parte, con las camisas remangadas y loscorazones valerosos, en la tarea común.” 52 Protestas fundamentales a la hora decomplementar las postuladas por Lutero, veremos más adelante cómo los Príncipes deAlemania ven en las críticas de Lutero la excusa perfecta para liberarse de Roma, expresandosu malestar en contra del pago de diezmos. Además del protagonismo de Martín Lutero en el desencadenamiento de la ReformaProtestante, cabe señalar la importancia de los otros dos reformadores más destacadosdurante el siglo XVI. Nos referimos a Juan Calvino y Enrique VIII, el primero consideradocomo un reformador religioso y de quien se desprende la teoría de la predestinación y lasIglesia Presbiteriana; el segundo no es considerado un reformador religioso como tal, ya quesus postulados no fueron en base a un sustento espiritual, sino algo más bien estratégico yconveniente para sus intereses personales. Por consiguiente, en este apartado, se abarcarán a los personajes reformadores, sinembargo, el énfasis se hará con el precursor de los tres, ya que es fundamental comprender aLutero y su contexto como base de la Reforma, y así identificar las principales característicasde los inicios de la Edad Moderna desde el punto de vista religioso-cultural. A modo deconocer, relacionar y, en algunos casos, contrastar las diferentes visiones que se han tenidode Lutero en la historiografía, es necesario hacer referencia tanto a autores que vivieron lareforma, como a los que fueron trazando sus críticas en los siglos posteriores. Para ello esfundamental comprender sus bases ideológicas y posturas religiosas, lo cual nos permitirátener una concepción general tanto de historiadores católicos como protestantes. En primera instancia, nos referimos al contexto histórico donde se desarrollan loshechos considerados cruciales y detonantes de la Reforma Protestante. Este periodo vadesde fines del siglo XVI y principios del XVI, porque, tal como sostiene el Historiador católico52 Op. Cit. Febvre, Lucien. Pág. 107. 37
  38. 38. de la segunda mitad del siglo XX, Jean Delumeau, en su obra “La Reforma”, “en primer lugar,la Reforma fue una respuesta religiosa a la gran angustia de fines de la Edad Media, cuandotoda una serie de catastróficos acontecimientos sacudieron y desorientaron las almas: laguerra de los Cien Años: la peste negra: hambres frecuentes: el Cisma de Occidente que seprolongó durante treinta y nueve años ante la indignada sorpresa del mundo cristiano. Losindividuos y las sociedades tomaron conciencia de su maldad, se sintieron culpables ypensaron que sólo el pecado podía ser causa de tanta desgracia.”53 A partir de esto, se puedever que las personas vivían inmersas en una concepción del mundo a través del pecado y elcastigo, donde sus almas iban a pagar por todo lo malo hecho en lo terrenal. Es por esto queexistía una profunda preocupación por la salvación de las almas y pánico a la muerte.Delumeau también sostiene que “la muerte fue el gran tema de la iconografía durante la bajaEdad Media, y a ella se dio más importancia que al Juicio final y al infierno.”54 Dejando demanifiesto el ambiente que rodeaba a las personas en el aspecto religioso, sobre todo a finesde la Edad Media, es decir, fines del siglo XV. Otro autor que hace referencia a estos hechos, es el Historiador Católico de principiosdel siglo XX, Joseph Lortz, quien sostiene que “bajo el aspecto religioso, moral y espiritual, laEdad Moderna ha estado presidida por una nueva imagen del mundo, surgida exclusivamentedel hombre y, más en concreto, de la razón humana y construida sobre bases matemáticas ycientífico-naturales, una imagen del mundo cuyas verdades científicas fueron luego, durante elsiglo XIX, consideradas con ingenua superficialidad por una generación aeclesiástica yantieclesiástica como la verdad completa.”55 Lortz, expone la historia de la Iglesia,evidenciando así sus etapas más relevantes, connotación en que la Reforma tiene un lugarpreponderante. Lortz señala que “aun cuando la Reforma, en sus valores religiososnucleares, constituyó al comienzo un proceso de crecimiento enteramente positivo, no cabeduda de que luego se convirtió en un ataque realmente amenazador, e incluso en muchos53 Op. Cit. Delumeau, Jean. Pág. 6.54 Ídem. Pág.8.55 Op. Cit. Lortz, Joseph. Pág.23. 38
  39. 39. aspectos consciente, contra la Iglesia.”56 Planteando que la Reforma en sus inicios pudohaber sido algo positivo para la Iglesia, sin embargo, los acontecimientos y personajes fueronarrastrados a cambios absolutos. En relación a los inicios de la Reforma, Delumeau considera que “el humanismopreparó la Reforma en dos sentidos: contribuyó a este retorno a la Biblia, que era unaaspiración de la época, e insistió en la religión interior desvalorizando la jerarquía, el culto delos santos y las ceremonias. Pero su concepción del hombre coincidía más con el catolicismo,que con el pesimismo luterano y calvinista.”57 Relacionando de esta manera, las visiones delhumanismo con los inicios de la Reforma, sin embargo, este autor hace un claro énfasis a queéstas, pueden verse más ligadas hacia el catolicismo que a las posteriores concepciones delos reformadores. Al menos por ahora, se puede apreciar una relación en las palabras tantode Delumeau como de Lortz, ya que si bien ambos son historiadores católicos, más adelantepodremos apreciar que discrepan en ideas sobre la Reforma, como por ejemplo, queDelumeau si bien reconoce la culpa que tubo la Iglesia Católica en dejar que estos hechos sedesenvolvieran sin retroceso, intenta exponer una imagen de un Lutero un tanto aburguesado,sosteniendo que luego de 1517, pudo tener una vida cómoda, más que de revolucionario,ideas que se contraponen a los postulados de Lortz, explicando que Lutero siempre guardó uncriterio de religiosidad tanto en sus criticas como en su comportamiento, denominándolo asícomo un hombre de creencias firmes, lo mismo que se puede apreciar en Febvre, quienargumenta que la personalidad de Lutero era de profunda espiritualidad y sus protestassurgieron de la mano de sus convicciones dogmáticas. Otro aporte sobre el contexto hacia fines del siglo XV, viene por parte del historiador yescritor César Vidal, quien en la actualidad se declara como un cristiano protestante. En suobra “El caso Lutero”, sostiene el concepto de “crisis espiritual”, afirmando “que no se tratabasolo de que la Iglesia católica hubiera pasados por episodios de terrible desunión como el56 Op. Cit. Lortz, Joseph. Pág. 9.57 Delumeau, Jean. “La Reforma”… Op. Cit. Pág.25. 39
  40. 40. papado de Aviñón o el gran Cisma de Occidente. En realidad, la tremenda crisis institucionaldel papado constituía un síntoma innegable de una no menos profunda crisis espiritual.”58 Através de estas palabras y sobre todo por el concepto de “crisis espiritual” es como podemosver una evidente dilatación de las falencias de la Iglesia Católica a fines de la Edad Media,donde la cristiandad se preocupaba más de una expansión territorial que de guiarespiritualmente a sus fieles. Vidal, también señala que los Papas que más destacaron por sualejamiento como guías espirituales fueron Alejandro VI, quien reunió una gran fortuna que lepermitía pagar sobornos y su pontificado estuvo marcado por razones políticas de carácterfamiliar, además utilizaba cuantiosas sumas de la venta de indulgencias para financiaraventuras militares de su hijo César. Y Julio II, por su parte consiguió el pontificado a travésde sobornos, fue benefactor y protector de artistas como Miguel ángel, Bramante y Rafael.Este papa se destacó por ser un hábil diplomático y un terrible militar, tenía como objetivo elaumento del territorio de los Estados pontificios. Los papas eran diplomáticos, mecenas,incluso guerreros, pero, en el ámbito espiritual, dejaban mucho que desear.59 Con lo que sepuede apreciar una crisis más profunda de lo que se creía, ya que la figura de los Papasestaba siendo puesta en duda, por preferir otros ámbitos, en vez de priorizar lo espiritual, queera, sin duda, lo que esperaban los fieles, a modo de poder tener la esperanza de que susalmas fueran salvadas ante una evidente preocupación y necesidad espiritual. La visión deVidal, desde el punto de vista protestante, puede ser considerada como crítica de la IglesiaCatólica, sin embargo, sus postulados van dirigidos a una realidad que hasta los mismoshistoriadores católicos más relevantes como Lortz o Delumeau han reconocido. Otro importante aporte de Delumeau, se puede apreciar en su libro “El catolicismo deLutero a Voltaire” donde destaca que, “Así pues, la Iglesia conservaba, en tiempos de laPrerreforma, importantes reservas de juventud y salud. Pero un gobierno estaba viciado.Ahora bien, éste había adquirido, sobre todo desde el siglo XIV, una enorme importancia. Enla medida en que conservaba sus tradicionales estructuras. La Iglesia romana, tomada en58 Vidal, César. “El caso Lutero”. Editorial Edaf. Madrid, 2008. Pág. 25.59 Op. Cit. Vidal, César. Pág. 28-30. 40
  41. 41. conjunto, no podía regenerarse si no se reformaba la cabeza. El choque de la secesiónprotestante fue necesario para decidirse.”60 Dejando en evidencia que la Iglesia, si bien, teníauna destacada relevancia en la época, estaba desgastada, y la Reforma fue necesaria paralos cambios por parte de la Iglesia Católica, a pesar que sólo ocurrieron a partir del Conciliode Trento (1545 - 1563). Joseph Lortz hace referencia a que “Los signos del tiempo, desde el punto de vistaeclesiástico y religioso y, en último término, también espiritual, lejos de apuntar hacia unareconstrucción, presagiaban la tormenta. Y la tormenta llegó: fue la Reforma de Lutero.”61 Elautor sostiene que Lutero comienza un proceso, que ya estaba en curso, también se puedeinferir que si bien la Iglesia Católica reconoce, en la actualidad, que sus postulados seestaban desgastando a fines del siglo XV, Martín Lutero, fue el que inició un camino del que apartir de 1517 no habría marcha atrás. Principalmente porque como sostiene Delumeau “el 31de octubre Lutero envió sus 95 tesis al arzobispo Alberto de Maguncia, quien, molesto, lasremitió a Roma. Allí se encargó a un renombrado tomista, el cardenal Cayetano, que lasestudiara. No tardó en abrirse proceso al hermano Martín ante la Cámara apostólica. EnAlemania se desencadenó la polémica.”62 Bajo este punto de vista, y considerando que noestá comprobado históricamente que Lutero clavara sus 95 Tesis en la puerta de la Iglesia deWittenberg, se puede apreciar que las envió a este arzobispo, esperando ser escuchado porlas autoridades y con la firme convicción de poseer la verdad en sus palabras apoyadas de lalectura en las Sagradas Escrituras. En relación a las 95 Tesis, palabras escritas por un Lutero aún católico, que deseabadar a conocer sus críticas más profundas sobre lo que estaba ocurriendo con la venta deindulgencias, dinero que sería recolectado para la construcción de la Basílica de San Pedro,una de las obras máximas del Renacimiento Artístico, y prueba irrefutable de la preocupación60 Delumeau, Jean. “El Catolicismo de Lutero a Voltaire”. Editorial Labor s.a. Barcelona, España. 1973. Pág. 6.61 Op. Cit. Lortz, Joseph. Pág. 86.62 Delumeau, Jean. “La Reforma”… Op. Cit. Pág.33. 41
  42. 42. por embellecer los aposentos Papales como principal objetivo, llegando a vicios tales comovender el perdón de los pecados y la salvación del alma a través de una indulgencia. Lo quepodemos apreciar directamente desde la fuente: Entre las 95 tesis, que dejan de manifiesto elmalestar y crítica de Lutero hacia las indulgencias, se pueden destacar las siguientes: Nº 6. El Papa no puede remitir culpa alguna, a no ser cuando declara y aprueba que ha sido ya perdonada por Dios, o cuando remite con seguridad los casos que le están reservados; si estos se despreciaran, la culpa permanecería íntegramente. Nº 27. Predican a los hombres que el alma vuela en el mismo instante en que la moneda arrojada suena en el cepillo. Nº 52. E vano confiar en la salvación sobre la base de las cartas de indulgencias, aunque el comisario, incluso aunque el mismo papa, pusiesen su alma como garantía. Nº 75.Es una locura la opinión de que las indulgencias papales tienen tanto valor que pueden absolver a un hombre, incluso aunque, por un imposible, hubiese violado a la madre de Dios 63 A través de estas 4 tesis se puede ver la intención de fondo, que Lutero tenía alpublicarlas, ya que al declarar en la tesis 6, que el Papa sólo estaría otorgando el perdón através de Dios y no por mérito propio, está restándole importancia a la figura de Papa en laIglesia, quien puede otorgar el perdón, considerando que es el representante de Dios en latierra. Sin embargo, Lutero reafirma esto a través de la tesis 27, donde aclara que es sólo delser humano decir o pensar que un alma se salve al sólo echar una moneda en un recipiente,manifestando así que esta no sería la voluntad de Dios por la cual se liberaran las almas delpecado. A la vez en la tesis 52, se expone que ni siquiera el papel de la indulgencia vale elperdón, aunque el mismo sumo pontífice se pusiera como garantía de aquello. A modo de sermás enfático en sus críticas, en a tesis 75 queda explícito al considerar aberrante que lasindulgencias Papales, puedan absolver a un hombre que haya violado a la madre de Dios,queriendo decir con esto que a pesar de intentar vender el perdón de los pecados, es absurdo63 Op. Cit. Vidal, César. Pág. 205- 211. 42
  43. 43. pensar en que un papel obtenido a través de dinero, pueda disolver una acción tan aberrantey que vaya en contra de los principios de un cristiano. A esto se deben anexar las preocupaciones de Lutero en estos aspectos, sobre todo alno encontrar la paz interior que tanto buscaba, sobre todo de la mano de ayunos y constantespenitencias. Es así como se interesa enormemente por la lectura de la Biblia, para ver siencontraba las respuestas que requería su espíritu para vivir tranquilo y salvar su alma almorir. En este sentido, podemos mencionar al Historiador católico Francés Lucien Febvre,quien dedicó una obra completa al relato historiográfico de Lutero, considerando los inicios dela reforma hasta los hechos posteriores, llamada “Lutero: Un destino”, sosteniendo que Luterofue, “un hombre de imaginación viva, de sensibilidad sobre aguda y que embellecíafácilmente, con la mejor fe del mundo.”64 Mostrado así las características más íntimas dequien durante tantos siglos se habló como si fuese el peor hombre de la historia, sin embargo,en Febvre, se puede ver a un Lutero muy creyente, preocupado constantemente por lasalvación de su alma y el perdón de los pecados. Febvre también sostiene que “En el convento, Lutero había tratado ansiosamente delograr su salvación por el cumplimiento de obras meritorias.”65 Dejando de manifiesto laconstante preocupación del monje agustino porque sus buenas obras le dieran la tranquilidadespiritual que tanto ansiaba, sin embargo, al no encontrarla se angustiaba cada vez más yseguía tratando de encontrar la solución a sus preocupaciones a través de la palabra de Dios. Es por estas circunstancias que Lutero llega a la siguiente conclusión ―¿La salvación?,nos proviene de sentir en nosotros, siempre, el mal activo y nuestra imperfección. Perotambién si tenemos fe, de llevar en nosotros mismos a Dios. De su sola presencia nace laesperanza de ser justificado, de colocarse entre aquellos elegidos que, desde toda laeternidad, predestina a la salvación, porque los ama lo suficiente para llamarlos a la vida64 Op.Cit. Febvre, Lucien. Pág. 19.65 Op.Cit. Febvre, Lucien. Pág. 56. 43
  44. 44. eterna. Así ese insondable misterio de la predestinación se encuentra lleno de promesas y deamor para las almas religiosas.”66 Este es el principal postulado de Martín Lutero, el de lasalvación por la fe, es decir, de nada sirve que el hombre haga méritos para lograrla sino másbien debe creer firme y fielmente en Dios, en su misericordia y de esta manera logrará sersalvado y sus pecados serán perdonados en la medida que crea mucho más en la bondad deDios y en su palabra. También se puede considerar el aporte del libro Introducción a la Historia Moderna,escrito por Martínez y otros, quienes sostienen que, “Aunque se han magnificadofrecuentemente las consecuencias de su viaje a Roma –dado el espectáculo nada ejemplar dela corte romana, mundana, corrompida y secular-, qué duda cabe que si bien aquellasimágenes actuaron como revulsivo en el espíritu inquieto del joven fraile, nada nuevoaportaron en el proceso formativo de su espiritualidad ni en la conformación de la gran dudaque atormentará toda su vida: el problema de la salvación eterna, que se le manifiesta comouna verdadera obsesión.”67 Considerando así el tan discutido viaje de Lutero a Roma, como elinicio de su descontento con la jerarquía eclesiástica, sin embargo, estos autores ponen demanifiesto, que sólo fue un suceso específico que en el fondo, no tuvo mayor relevancia a loque en Lutero se venía desarrollando, como ya se menciona su constante preocupación por elperdón de los pecados y la salvación de su alma. Martín Lutero comenzó a buscar las respuestas necesarias para la tranquilidad de sualma, sin embargo, en un principio no buscaba una separación de la Iglesia, a lo que hacereferencia Marco Antonio Huesbe, al decir que “las grandes transformaciones que trajoconsigo la reforma luterana fueron iniciadas por Martín Lutero, pero sin un planpreconcebido.”68 Dejando en evidencia, que las intenciones del monje no fueron provocarconsecuencias tales como en las que se vio envuelto tiempo después de escribir sus tan66 Op.Cit. Febvre, Lucien. Pág. 61.67 Op. Cit. Martínez y otros. Pág. 111-112.68 Huesbe Llanos, Marco Antonio, “La propuesta política de Martín Lutero a través de su doctrina de los dos reinos”, Rev.estud. hist.-juríd. n.22 Valparaíso 2000. ISSN 0716-5455. 44

×