Your SlideShare is downloading. ×

Venezuela debe ser Diseñada

2,108
views

Published on

Published in: Design

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,108
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
18
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1/5 VENEZUELA DEBE SER DISEÑADA. PARTE 1: LOS ROLES DEL DISEÑO EL DISEÑO INDUSTRIAL COMO HERRAMIENTA INDISPENSABLE PARA EL PROGRESO DEL PAÍS El Diseño Industrial en una disciplina relativamente nueva en Venezuela. Es una herramienta estratégica para el desarrollo industrial y social de un país. Todos sabemos que los productos industriales se enmarcan en una gama extraordinaria de funciones, técnicas, actitudes, ideas y valores; y sin duda alguna, los productos son un medio a través del cual experimentamos y percibimos el mundo que nos rodea, por lo cual no podemos obviar la importancia que revisten los buenos productos para el desarrollo económico y social de una nación determinada. El objetivo del Diseño Industrial es diseñar objetos que serán fabricados por la industria, los cuales deben ser innovadores, útiles, prácticos, estéticos, sencillos y amigables con el entorno, los usuarios y el medioambiente, aportando beneficios al devenir económico. Para ampliar lo anterior, es conveniente mencionar los tres roles básicos del diseño, que lo comprometerían en la mejora de Venezuela. EL DISEÑO INDUSTRIAL COMO FACILITADOR DEL DESARROLLO El Diseño Industrial está destinado a resolver los problemas de una sociedad, como seguridad, salud, educación, vivienda, transporte, deporte, comunicaciones, etc, mediante el desarrollado de políticas, estrategias, planes, productos e incluso servicios. La historia y el presente de los países que se han apoderado del Diseño Industrial, lo han considerado como una herramienta para promover el crecimiento económico gracias al diseño de productos que dan respuesta a los problemas reales de una sociedad, y que además, son fabricados localmente. Esta política, conocida como “Sustitución de Importaciones” permite la conquista de una mayor autonomía y diversificación del mercado de la producción interna. EL DISEÑO INDUSTRIAL COMO ACTIVADOR INDUSTRIAL El campo de acción del diseño es dentro de las industrias y su objetivo es el de generar innovación, calidad y competitividad enmarcado en el mundo de las relaciones comerciales y la sana economía de mercado. Toda empresa debe ser competitiva en el mercado donde desarrolla su actividad, más aún si se expone a las políticas de globalización. La competitividad de una empresa pasa por la rentabilización de su producción y por dotar a sus productos de cualidades que la diferencien de la oferta. Es aquí, justamente, donde entra el Diseño Industrial permitiendo el desarrollo de productos o servicios con valores simbólicos y aspectos funcionales, de usabilidad, técnico – producticos, estéticos que mejoren la calidad en todo sentido. Uno de los objetivos para rescatar el país debería ser potenciar el sector industrial y hacer uso correcto de los recursos que esta noble patria nos brinda, para cosechar una producción interna
  • 2. 2/5 más fuerte, solida y con capacidad de exportación. De este modo haremos una interpretación correcta de la frase de Arturo Uslar Pietri, “sembrar el petróleo”. La política desacertada de exportar nuestra mayor riqueza natural sin darle ningún valor agregado y lo poco sustentable de sus prácticas, ha ocasionado una pereza en la sociedad para la consolidación de un industria con acento venezolano. Con el Diseño podemos transformar el “petróleo” en productos que se pueden destinar a los distintos sectores del país, que son fundamentales para impulsar a Venezuela a los esquemas de un país desarrollado: educación, salud, vivienda, seguridad, transporte, deporte, urbanismo, entre muchos otros). RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL DISEÑO INDUSTRIAL El diseño está presente dentro del discurso de las Ciencias Sociales, pues es responsable de proyectar, preservar, fortalecer y evolucionar los valores culturales. El Diseño Industrial está comprometido en dotar de recursos a la sociedad para satisfacer las necesidades en términos económicos, sociales, productivos y medioambientales, mejorando considerablemente la calidad vida de los todos los ciudadanos del país. El verdadero diseño no es un mero protagonista de pasarelas, revistas lujosas, tiendas o exposiciones. El verdadero diseño es un factor en la mejora de la sociedad en su más amplio espectro. Estos roles son los elementales para poder diseñar la Venezuela justa, grande y respetada por sus ciudadanos. Luego le seguirán otros roles enmarcados en las políticas de las sociedades del conocimiento, que consolidan las áreas que colocan a los países en la punta de la lanza. PARTE 2: LA REALIDAD DEL DISEÑO EL DISEÑO INDUSTRIAL COMO HERRAMIENTA INDISPENSABLE PARA EL PROGRESO DEL PAÍS Dejando clara la esencia o los objetivos del Diseño Industrial, debemos reconocer que la realidad venezolana en esta materia no se corresponde con lo planteado ya que el volumen de producción de bienes en el que interviene el Diseño es extremadamente bajo, y en algunas áreas de desarrollo no existe el Diseño Industrial. A esta situación se le suma la falta de un discurso o una cultura de diseño en los ámbitos político, social e industrial. Es doloroso constatar la falta de un discurso proyectual en la cultura de nuestro país. Ello explica las dificultades que surgen a veces cuando se introduce el Diseño Industrial en las empresas. SI EN VENEZUELA NO SE EJERCE EL DISEÑO INDUSTRIAL EN MAYOR MEDIDA, LA BÚSQUEDA DEL DESARROLLO Y DE UNA IDENTIDAD SEGUIRÁ SIENDO UNA QUIMERA. Muchos empresarios se preocupan en reducir el déficit que se genera en las empresas, culpando a las tácticas y estrategias comerciales de las dificultades que se presentan, en lugar
  • 3. 3/5 de ver las causas que hacen que sus productos sean poco atrayentes y pésimos. Es evidente que, salvo muy pocas excepciones, los productos venezolanos son estilísticamente pobres, poco atrayentes, mal terminados, inseguros y poco pertinentes. Las asociaciones de comerciantes y empresarios se preocupan por la reducción de los altos índices económicos y culpan de nuestras dificultades a las tácticas y estrategias comerciales, en lugar de ver que la causa que sus productos no se vendan está en la falta de diseño en éstos. Por lo general, al sector industrial venezolano sólo le interesan los temas de producción, y sólo habla de elevar los índices de producción, pero ¿de qué sirve producir bien y en grandes cantidades si el producto finalmente no se vende y no es competitivo en el mercado nacional y extranjero? Por otra parte, para los diseñadores es penoso observar como muchas empresas cierran sus puertas alegando que no existen las óptimas condiciones para operar debido a la falta de materia prima, de tecnología de punta o bien que el mercado no adquiere sus productos debido a la dura situación económica. No pretendemos desconocer la crisis política, económica y social que actualmente estamos viviendo, pero si debemos reconocer que muchas de esas empresas que han cesado sus actividades lo hicieron por la obsolescencia de sus productos o por el desconocimiento sobre cómo hacer productos buenos y competitivos con los recursos “escasos” que contamos. UNO DE LOS PRINCIPIOS DEL DISEÑO INDUSTRIAL CONSISTE EN DISEÑAR PRODUCTOS INNOVADORES, COMPETITIVOS Y DE CALIDAD CON LOS RECURSOS Y LA TECNOLOGÍA DISPONIBLE EN EL ENTORNO AL CUAL ESTÁN DIRIGIDOS1 . En países como Japón, Italia, Francia, Alemania e Inglaterra el Diseño Industrial goza de gran respeto. Sus Gobiernos emplean recursos importantes para la aplicación del diseño, decretando para ello políticas de Estado a favor de la implementación en el sector industrial. En Italia, por ejemplo, la existencia de un discurso proyectual es uno de los motivos de éxito del “diseño italiano”. Políticos, gerentes y empresarios de amplia visión tuvieron un importante rol en la explosión del diseño como parte de su cultura. EN LATINOAMÉRICA, PAÍSES COMO BRASIL, MÉXICO, CHILE, ARGENTINA Y COLOMBIA, ESTÁN APOSTANDO DESDE HACE ALGÚN TIEMPO POR EL DISEÑO INDUSTRIAL COMO HERRAMIENTA PARA LOGRAR SU DESARROLLO, Y PARA ELLO LE DAN CABIDA A ÉSTE DENTRO DE SUS POLÍTICAS ESTATALES. Los Estados Unidos durante los años cincuenta, tuvo un rol líder en el ámbito del diseño, que perdió luego del impacto petrolero de 1973, pero desde la mitad de los años ochenta se esfuerza para recuperar el terreno perdido ya que reconocen la importancia del diseño para el desarrollo y para el mundo de los negocios. Grandes líderes políticos y empresariales afirman que el diseño cumplirá una función descollante en la economía de este nuevo siglo. UN PAÍS QUE SE PROPONGA SER ACTOR Y NO SÓLO ESPECTADOR, DEBERÁ HACER DEL DISEÑO INDUSTRIAL UNA COLUMNA PORTANTE DE SUS ACTIVIDADES TECNOLÓGICAS Y COMERCIALES. En este mismo sentido, algunos respetados críticos y teóricos del Diseño Industrial afirman que el colapso de los ex-países del Socialismo real en Europa Central no puede remitirse solamente 1 Un claro ejemplo de ello es el diseño de los países escandinavos, que a mediados del siglo pasado usaron su principal recurso: la madera, para generar diseños caracterizados por la sencillez, donde el minimalismo, la funcionalidad, la producción en masa a bajo costo y la democratización del diseño (diseño para todos) se hizo imprescindible. Lo cual les valió su desarrollo y la competitividad internacional.
  • 4. 4/5 a causas políticas, sino también a un envejecimiento de las estructuras materiales que quedaron atrás con respecto a la innovación tecnológica y a la tasa de crecimiento productivo de los países industriales capitalistas. Por ejemplo, en el ámbito de la industria automotriz, el desnivel de productividad entre la empresa fabricante de vehículos Ifa Kombinat de la ex República Democrática Alemana y la Toyota era de uno a veinte (con sus 65.000 empleados, la Ifa Kombinat producía 200.000 automóviles por año; mientras que Toyota, con el mismo número de empleados, fabricaba anualmente cuatro millones de autos). Como lo muestran los valores, la ex-República Democrática Alemana no podía competir en el mercado internacional. Como lo sostienen los teóricos del Diseño, el derrumbe de los países del Socialismo real no dependió tanto de un fenómeno político sino del fracaso del modelo de desarrollo industrial desfasado (y en Venezuela, el modelo de desarrollo de las llamadas 4ta. y 5ta. república es prácticamente el mismo y siempre ha sido sin diseño). EN VENEZUELA, EL GOBIERNO, EL SECTOR INDUSTRIAL, LA SOCIEDAD Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HISTÓRICAMENTE HAN INTERVENIDO MUY POCO EN LA DIFUSIÓN Y APLICACIÓN DEL DISEÑO. Cuando se habla de ello nos quedamos a menudo en el nivel de la moda, por lo que debemos reconocer que el término Diseño está rodeado de una cantidad de imprecisiones y equívocos que repercuten en el concepto que la sociedad y las empresas tienen de él y en el valor que éstos le atribuyen. Hoy en día, los mal llamados países de la Periferia están expuestos a la furia de la industrialización como parte de un proceso de modernización. La industrialización no es una opción que se puede aceptar o rechazar; es un proceso histórico mundial. Querer sustraerse a su dinámica es prácticamente imposible. El Diseño Industrial asume un rol estratégico en este proceso. En virtud de ello, alguien podría preguntar: ¿Por qué la proyectación y en especial el Diseño Industrial son tan importantes para Venezuela? ¿No sería mucho más simple aceptar una división internacional del trabajo, donde Venezuela coloque en el mercado internacional materias primas a bajo precio y satisfaga su necesidad de bienes industriales con la importación? La respuesta es un rotundo NO. La tecnología es un factor económico-dinámico, caracterizada por la innovación permanente. El Diseño Industrial cobra una importancia estratégica. Y es justamente esto lo que le falta a Venezuela. A través de la historia, el Diseño Industrial ha cumplido una función esencial: introducir la tecnología y la innovación en la sociedad mediante la creación de nuevos productos; y en este sentido, existe una obvia matriz de valor según la cual un sistema socioeconómico es mejor en la medida que puede incorporar más rápidamente la innovación y ponerla al servicio de más personas (con el menor perjuicio para el medio ambiente). Esta íntima relación entre innovación tecnológica y Diseño, convierte al Diseño Industrial en un elemento clave para la política industrial. El crecimiento económico a largo plazo está unido a la implantación de las nuevas tecnologías en el sistema productivo, y éstas, a su vez, cada vez más son el resultado de la aparición de una serie de pequeñas y medianas empresas que desarrollan y actúan como motor en el desarrollo de las nuevas tecnologías. Por ello, en los llamados países desarrollados, la política de crecimiento económico y las de promoción de las PyMEs han tenido entre sus objetivos inmediatos la promoción del Diseño Industrial. SI HABLÁRAMOS DE UNA INDUSTRIA VENEZOLANA FUNDAMENTADA EN EL DISEÑO, NO SÓLO TENDRÍAMOS UN DESARROLLO CULTURAL Y ECONÓMICO VITAL EN NUESTRO PAÍS, SINO QUE ADEMÁS, SE PUEDE MARCAR UNA NUEVA DIRECCIÓN PARA LOS FABRICANTES Y LAS EMPRESAS DE TODA NUESTRA REGIÓN.
  • 5. 5/5 El papel del diseño y la empresa creativa, así como la aportación cultural con la que están asociados, es un tema económico clave. Éstos son los ámbitos de donde procederán en el futuro muchos puestos de trabajo y mucha creación de riqueza. No sólo el diseño industrial, también el diseño de conceptos de negocio constituye hoy un verdadero reto. Porque no se trata únicamente de diseñar mejores productos, ni de diseñar mejores procesos, sino de diseñar modelos de negocio totalmente nuevos. Los diseñadores estamos comprometidos a crear el próximo paisaje comercial; por lo tanto, no podemos medir los resultados analizando sólo las actuaciones pasadas. Debemos medir la aportación del diseño ante los objetivos cambiantes del mañana. YA QUE EL FUTURO CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA VENEZOLANA DEPENDE CADA VEZ MÁS DE NUESTRAS COMPETENCIAS EN CREATIVIDAD, INNOVACIÓN E IDEAS, DEBEMOS ENCONTRAR EL MODO DE MAXIMIZAR EL POTENCIAL DE DICHAS CAPACIDADES, A FIN DE INCREMENTAR LA COMPETITIVIDAD Y CONSEGUIR UNA POSICIÓN LÍDER EN NUESTRA REGIÓN Y EL MUNDO. Para finalizar, podemos sentenciar que el Diseño Industrial es una herramienta necesaria para el desarrollo y fortalecimiento de nuestro sector industrial, de nuestra sociedad y de nuestro país en general. Por lo tanto, consideramos que el Diseño -indudablemente- debe incluirse de manera estructural en los programas y estrategias de desarrollo. Además, implementar y hablar de estrategias basadas en el diseño le aportará una increíble ventaja competitiva al gobierno que las aplique (y para ello basta con ver la experiencia de los países que ya lo han hecho). HABLAR DE DISEÑO ES PRONUNCIAR UN DISCURSO NUEVO, FRESCO Y PROGRESISTA. El objetivo de este documento no es otro que el de presentar al Diseño Industrial como una herramienta clave para el desarrollo industrial y social de Venezuela, y el grupo de licenciados en Diseño Industrial que hemos redactado este documento estamos listos para reunirnos con la intención de presentar el proyecto en detalle y así instaurar el diseño industrial en Venezuela. En espera del entendimiento de todas estas palabras y en espera de una gratificante respuesta, quedamos de usted. La Comunidad Venezolana de Diseñadores Industriales. D.I. Omar Guerra. (oguerra@gmail.com / @guerraalfonzo) D.I. Carolina Pérez. (carolinapuerta@gmail.com / @carolapuerta) D.I. Oswaldo López (eidosve@gmail.com) D.I. Viviana Moreno Troconis. (viviamt@gmail.com / @_dispar / @latroconis) Ing. Juan Pablo Márquez (juanpmc@gmail.com / @elbiomed / @_jpmc)

×