Declaración de consenso ECNP sobre depresión bipolar                        Profesor Guy M. Goodwin, M.D., Ph.D.          ...
general de sufrir una depresión unipolar severa sigue aumentando hasta la edad avanzada(Wittchen et al., 2003). Una de las...
Estudios sobre el tratamiento de la depresión bipolarLos ensayos que se basan en monoterapia frente a placebo siguen siend...
FuenteGoodwin GM, Anderson I, Arango C, et al. ECNP consensus meeting. Bipolar depresión.Nice, March 2007. European Neurop...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Declaración de consenso europeo ECNP sobre Depresión Bipolar Oxford Inglaterra 4 pag

1,416 views
1,332 views

Published on

Declaración de consenso europeo ECNP sobre Depresión Bipolar Oxford Inglaterra 4 pag

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,416
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
849
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Declaración de consenso europeo ECNP sobre Depresión Bipolar Oxford Inglaterra 4 pag

  1. 1. Declaración de consenso ECNP sobre depresión bipolar Profesor Guy M. Goodwin, M.D., Ph.D. Departamento Universitario de Psiquiatría, Hospital de Warneford, Oxford, Reino UnidoEl trastorno bipolar es una de las patologías psiquiátricas más importantes, que a menudorequiere considerable tratamiento y supone una tremenda carga ocupacional y social tantopara el sujeto que la padece como para sus familiares (Pini et al., 2005). El trastorno bipolar– anteriormente también llamada enfermedad maniaco depresiva – generalmente se refierea un trastorno afectivo (o de cambios de estado de ánimo) clínicamente severo, episódico,aunque se presenta a lo largo de toda la vida del paciente. En el trastorno bipolar, el estadode ánimo puede pasar de la euforia y/o irritabilidad extrema (que se define como “manía”) aun estado depresivo o de pérdida de interés y placer (“depresión bipolar”). El trastornoBipolar II esta caracterizado por una elevación menos acusada del estado de ánimo(episodios hipomaníacos). El trastorno bipolar se divide en dos subtipos principales – BipolarI y Bipolar II – aunque los últimos datos sugieren que podría tener gran relevancia clínicaextender el espectro del trastorno bipolar a expensas de la depresión unipolar. • El trastorno Bipolar I se caracteriza por la presentación de al menos un episodio maníaco, con o sin síntomas depresivos. • El trastorno Bipolar II se caracteriza por la presencia de síntomas depresivos y una forma menos severa de manía (“hipomanía”).Los episodios agudos pueden variar en duración e intensidad con el transcurso del tiempo.En las fases iniciales de la patología, por ejemplo, los períodos que separan los episodiosagudos pueden durar meses o incluso años, pero más adelante se van reduciendo estosperíodos asintomáticos. La ciclación rápida (“rapid cycling”), una variante en el curso de laenfermedad que no es infrecuente, se caracteriza por la presencia de cuatro o másepisodios al año. Las decisiones médicas sobre el tratamiento del trastorno bipolar seagrupan en las categorías de depresión, manía y ciclación rápida/estados mixtos.EpidemiologíaEstudios recientes apuntan a que los trastornos bipolares son mucho más frecuentes de loque se pensaba. Casi el 2% de la población europea sufre o sufrirá trastornos bipolaresdurante el transcurso de su vida. Si tenemos en cuenta el amplio rango de trastornos delespectro bipolar, las estimaciones pueden incluso alcanzar el 6% (Pini et al., 2005). Encuanto a frecuencia del trastorno bipolar las estimaciones indican que son relativamenteestables: no parece existir una variación sustancial entre culturas y regiones geográficas; laspruebas evidencian que el debut de la patología se produce relativamente pronto en laadolescencia y en la siguiente década y existe escasa evidencia que apunte a que eltrastorno aumente sustancialmente con el tiempo. El debut de los trastornos bipolares sueleocurrir de forma más temprana que el debut de las depresiones unipolares severas en lasmuestras de población estudiadas, lo que podría indicar que en el trastorno bipolar entran enjuego diferentes factores causales que desencadenan la enfermedad. El riesgo de sufrir estapatología es mayor en el período comprendido entre los últimos años de la adolescencia y latercera década, y disminuye sustancialmente después de esta edad. Por otra parte, el riesgo Page 1 of 4
  2. 2. general de sufrir una depresión unipolar severa sigue aumentando hasta la edad avanzada(Wittchen et al., 2003). Una de las consecuencias de la sintomatología del trastorno bipolares que los pacientes experimentan una disminución en su funcionamiento que lesincapacita, no sólo durante las etapas agudas de la patología, sino también de formacreciente entre un episodio y otro. En general los enfermos tienen dificultades para, porejemplo, mantener relaciones estables y duraderas, y su rendimiento en los estudios o eltrabajo es deficitario lo que repercute en las oportunidades laborales y en su economía.El debut temprano del trastorno bipolar supone una carga severa de la patología para elpaciente, que presenta un desarrollo social y neuropsicológico deficitario, especialmente, acausa de los episodios de depresión aguda.Depresión bipolar: un gran desafío terapéuticoEl trastorno bipolar se puede definir por la existencia de depresión e (hipo)manía, pero laevolución a largo plazo de la patología viene marcada, casi siempre, por síntomasdepresivos más que (hipo)maníacos. Los pacientes con trastornos bipolares presentan unriesgo sensiblemente mayor de suicidio, especialmente durante los episodios depresivos.Así mismo, es frecuente observar en estos pacientes un alto grado de comorbilidad detrastornos mentales y enfermedades físicas concomitantes. Desafortunadamente, a menudolos profesionales sanitarios no reconocen a los pacientes con trastornos bipolares y quedansin tratar, y si lo hacen, con frecuencia el tratamiento es inadecuado lo cual, se asociaclaramente a una esperanza de vida más reducida, a una peor evolución de la enfermedady, en general, a una menor calidad de vida. Hasta hace poco, era sobre todo el trastornobipolar II el que presentaba una menor detección, en parte debido a la dificultad de distinguirla depresión bipolar y la unipolar (Berk et al., 2005). Por tanto, uno de los mayores retospara tratar a los pacientes con trastornos afectivos es la diferenciación entre depresiónbipolar y unipolar puesto que estas patologías requieren diferentes enfoques terapéuticos.Existe un riesgo longitudinal considerable (probablemente superior al 10%) de que lospacientes que inicialmente presentan depresión unipolar se conviertan en pacientesbipolares con el transcurso del tiempo.La depresión bipolar en niñosLa depresión bipolar afecta a niños y adolescentes, pero la edad a la que se puedediagnosticar por primera vez el trastorno bipolar sigue siendo objeto de debate. Aunquepuede presentarse con frecuencia una sintomatología parecida a la del trastorno bipolar, eltrastorno bipolar I, diagnosticado de forma certera, es poco frecuente antes de la pubertad.Dado que la intervención temprana puede mejorar el diagnóstico, los estudios sobretratamiento constituyen un objetivo fundamental para la investigación futura. Necesitamosmejorar nuestra capacidad de realizar ensayos fiables en niños y adolescentes, un reto paraEuropa cuyo sistema sanitario debería fomentar una mayor participación y colaboración detodas las regiones a través de redes clínicas. La ECNP pretende promover este avance.La ECNP apoya a las redes de colaboración de especialistas europeos que trabajan paramejorar el tratamiento y la investigación sobre el trastorno bipolar en la infancia. Page 2 of 4
  3. 3. Estudios sobre el tratamiento de la depresión bipolarLos ensayos que se basan en monoterapia frente a placebo siguen siendo el patrón dereferencia para determinar la eficacia del tratamiento de la depresión bipolar. Si se logrademostrar eficacia en monoterapia, podrían probarse nuevos compuestos en ensayos deterapia combinada, controlados con placebo. Los adultos jóvenes que no necesitanmedicación a largo plazo podrían ser especialmente adecuados para aquellos ensayos querequieran control con placebo. El viraje a la manía o hipomanía podría producirse comoconsecuencia del tratamiento activo de la depresión bipolar. Algunos fármacos, tales comolos antidepresivos tricíclicos y la venlafaxina, podrían ser más susceptibles de provocardicho viraje que otros, pero esta mayor tasa de viraje podría no detectarse hasta la décimasemana de tratamiento. Por tanto, se necesita realizar ensayos de doce semanas frente aplacebo para determinar el riesgo de viraje y establecer los efectos de la terapia demantenimiento. También es necesario realizar una evaluación cuidadosa a las 6-8 semanaspara garantizar que aquellos pacientes que no respondan al tratamiento no permanezcan enel ensayo durante períodos de tiempo inaceptables.El viraje de la depresión bipolar a la manía o hipomanía es un riesgo particular que requierede un enfoque terapéutico distinto al de la depresión bipolar.Tratamiento a largo plazoEl trastorno bipolar generalmente requiere tratamiento a largo plazo. Por ello, los ensayosdirigidos a detectar si se mantiene el efecto farmacológico y se produce una respuestacontinuada en depresión bipolar deberían diseñarse incorporando el factor de prevención dela recidiva (es decir, a los pacientes se les trata con el fármaco de estudio durante unepisodio y luego se aleatorizan a continuar el tratamiento activo o pasar a placebo). Sinembargo, la retirada de la medicación activa tras producirse la respuesta a tratamientopodría aumentar artificialmente el grado del efecto a causa de los efectos secundarios porsuspensión del fármaco activo. Por ello, podría resultar deseable conseguir largos períodos,de hasta 3 meses, en los que se estabilizasen los cambios en el estado de ánimo delpaciente, a pesar de que podría ser difícil en la práctica el cumplimiento de los protocolos ylos estudios serían más difíciles y costosos de realizar.Añadir un fármaco a otras sustancias durante o después de la resolución de un episodiodepresivo o maníaco e investigar esta posibilidad como monoterapia frente a placebo a finde prevenir posteriores recidivas también sería de gran interés clínico. Por último, ademásde las variables tradicionales de resultados clínicos siguiendo escalas de puntuaciónreferidas a la severidad de los síntomas, sería aconsejable incluir otros parámetros queevaluasen la funcionalidad, como tests de atención neuropsicológica, función de memoria yejecución y calidad de vida.La prevención a largo plazo de recidiva es el principal reto en el trastorno bipolar. El éxitodepende de que puedan establecerse alianzas terapéuticas entre médicos y pacientes, unauto manejo efectivo por parte de pacientes y familiares, así como tratamientos eficaces conbuena tolerabilidad. Page 3 of 4
  4. 4. FuenteGoodwin GM, Anderson I, Arango C, et al. ECNP consensus meeting. Bipolar depresión.Nice, March 2007. European Neuropsychopharmacology 2008;18:535-549La Declaración de Consenso del ECNP sobre depresión bipolar se encuentra en la pagina de web deECNP: http://www.ecnp.eu/Bibliografía 1. Pini S, de Queiroz V, Pagnin D, et al. Prevalence and burden of bipolar disorders in European countries. European Neuropsychopharmacology 2005;15:425-434 2. Berk M, Hallam K, Lucas N, et al. Health-related quality of life and functioning in bipolar disorder: the impact of pharmacotherapy. Expert Rev Pharmacoeconomics Outcomes Res 2006;6:509-523 3. Wittchen HU, Mhlig S, Pezawas L. Natural course and burden of bipolar disorders. Int J Neuropsychopharmacol 2003;6:145-154Correspondencia:Professor Guy M. Goodwin, M.D., Ph.D.University Department of Psychiatry,Warneford Hospital, Oxford OX3 7JX, UKE-mail: guy.goodwin@psych.ox.ac.uk Page 4 of 4

×