Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Desigualdades en salud, tema 15 del curso formación en salud pública
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Desigualdades en salud, tema 15 del curso formación en salud pública

  • 591 views
Published

Desigualdades en salud, tema 15 del curso formación en salud pública

Desigualdades en salud, tema 15 del curso formación en salud pública

Published in Health & Medicine
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
591
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
56
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA , ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD TEMA XV: Desigualdades en SaludAutores: Dr. Victorio Perera Cárdenes Médico Especialista Familiar y Comunitario Dra Lucía Quintana Hidalgo Médico Especialista en Análisis Clínicos Para más información sugerimos contactar con www.sociedadcanariadesaludpublica.org/
  • 2. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD ÍNDICE DE TEMAS1.- SALUD PÚBLICA2.- POLÍTICAS DE SALUD3.- ADMINISTRACIÓN SANITARIA4.- BIOÉTICA5.- LEGISLACIÓN SANITARIA6.- SISTEMAS DE INFORMACIÓN7.- SISTEMAS DE EVALUACIÓN8.- AUTOCUIDADO DE LA SALUD9.- PROMOCIÓN DE LA SALUD10.- PROTECCIÓN DE LA SALUD11.- SALUD AMBIENTAL12.- SALUD LABORAL13.- SEGURIDAD SANITARIA14.- SALUD COMUNITARIA15.- DESIGUALDADES EN SALUD
  • 3. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD OBJETIVOS DEL TEMA1.- Definir el Concepto de Desigualdades en Salud2.- Describir el Análisis de la Situación3.- Conocer la Estrategia de intervención4.- Conocer el Informe SESPAS 2004 sobre desigualdades5.- Conocer Recursos on-line para ampliar formación6.- Reflexionar y/o Debatir sobre el tema (EJERCICIO)
  • 4. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD1.- DEFINICIONES:EQUIDAD EN SALUD. Es una situación ideal, todas las personas podrían alcanzar un grado máximo desalud y ninguna se vería en situación de desventaja por razón de su posición social o de otras circunstanciasdeterminadas por factores sociales.DESIGUALDADES SOCIALES EN SALUD. Son diferencias sistemáticas en el estado de salud entre losgrupos socioeconómicos, medidas teniendo en cuenta la renta, la educación y la profesión. Todas lasdesigualdades sociales en salud que se observan sistemáticamente en un país tienen un origen social,pueden ser modificadas y son injustas.DETERMINANTES DE LAS DESIGUALDADES SOCIALES EN SALUD. Son determinantes sociales,económicos y relacionados con los estilos de vida que aumentan o reducen las desigualdades sociales ensalud. Estos factores se ven siempre influidos por medidas o decisiones políticas, comerciales o individuales.POLÍTICAS SANITARIAS ORIENTADAS A LA EQUIDAD. Son políticas que tratan de reducir o eliminardesigualdades sociales en salud.EQUIDAD EN LA ASISTENCIA SANITARIA. Este término lleva implícita la idea de justicia en el accesogeográfico, económico y cultural equitativo de todas las personas a igual necesidad de asistencia. Otrasdimensiones de la equidad en la asistencia sanitaria son la igualdad de oportunidades para recibir unaasistencia informal adecuada y la misma calidad de asistencia profesional para todos.LEY INVERSA DE LA ASISTENCIA. Expresión utilizada con frecuencia para describir una situación en laque “la disponibilidad de una buena asistencia médica suele variar de forma inversa a la necesidad de lapoblación atendida” (Hart, 1971).ESTRATEGIAS DE FINANCIACIÓN JUSTAS PARA LOS SERVICIOS SANITARIOS. Estas estrategias unacontribución económica progresiva en función de la capacidad de pago, para que la asistencia puedaprestarse en función de la necesidad, y no de la capacidad de pago. Whitehead y Dahlgren, 2007
  • 5. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD1.- DEFINICIONES:Diferencias relativas de salud. Miden el cociente entre el valor del indicador de salud en el grupo desfavorecido y el valorcorrespondiente en el grupo de referencia. Por ejemplo, la diferencia relativa mide el mayor riesgo de experimentar problemasde salud en el grupo de nivel socioeconómico más bajo frente al grupo de nivel socioeconómico más alto o al conjunto de lapoblación. Las diferencias relativas pueden expresarse también en términos de las diferencias de porcentaje entre los dosgrupos.Diferencias absolutas de salud. Miden la diferencia entre el valor del indicador en el grupo de nivel socioeconómico másbajo y en el del más alto; por ejemplo, el exceso de muertes causadas por una cierta enfermedad (por 100 000 habitantes) enel grupo más desfavorecido, en comparación con el grupo más privilegiado.Diferencias de salud por razón de género. Son diferencias sistemáticas de salud entre hombres y mujeres que vienendeterminadas por factores económicos, sociales o culturales, y no por diferencias biológicas entre sexos. Siempre que seaposible, las desigualdades sociales en salud deben describirse y analizarse por separado en el caso de los hombres y de lasmujeres, ya que la magnitud y las causas de las diferencias observadas pueden variar dependiendo del género. Y a la inversa,las diferencias de salud según el género deben relacionarse, siempre que sea posible, con factores socioeconómicos.Diferencias de salud según el origen étnico. Son diferencias sistemáticas de salud entre los distintos grupos étnicos.Siempre que sea posible, en países con una marcada discriminación étnica deben describirse y analizarse las desigualdadessociales en salud atendiendo al origen étnico, ya que la magnitud y las causas de las diferencias de salud observadas puedenvariar dependiendo del origen étnico de los distintos grupos socioeconómicos. Y, a la inversa, las descripciones y análisis de lasalud según el origen étnico deben relacionarse, siempre que sea posible, con factores socioeconómicos, para así evaluar lamagnitud de las diferencias socioeconómicas en salud de los distintos grupos étnicos.Diferencias de salud según la geografía. Son diferencias de salud observadas entre distintas regiones geográficas.Siempre que sea posible, estas diferencias deben describirse y analizarse teniendo en cuenta la edad y la estructurasocioeconómica de las regiones comparadas. El estado de salud observado en áreas con una estructura social homogénea –considerándose las diferencias en la estructura de edad de la población puede servir como aproximación para conocer lasdesigualdades sociales en salud cuando no existe información sobre los diferentes grupos socioeconómicos o la informaciónexistente sea muy limitada. Whitehead y Dahlgren, 2007
  • 6. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD1.- DEFINICIONES:
  • 7. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:La justicia social es una cuestión de vida o muerte.Afecta al modo en que vive la gente, a la probabilidadde enfermar y al riesgo de morir de forma prematura.Vemos maravillados como la esperanza de vida yel estado de salud mejoran de forma constante enalgunas partes del mundo, mientras nos alarmamosante el hecho de que eso no ocurra en otros lugares.La esperanza de vida de una niña que nazca hoypuede ser de 80 años, si nace en determinados paíseso de 45 años, si nace en otros. Dentro de cada paíshay grandes diferencias sanitarias estrechamenteligadas al grado de desfavorecimiento social.Semejantes diferencias no deberían existir, ni dentrode cada país ni entre los países.
  • 8. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:
  • 9. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:
  • 10. FORMACIÓN EN SALUDPÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:
  • 11. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 3.- ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:DIEZ PRINCIPIOS PARA LA LUCHA CONTRA LAS DESIGUALDADES SOCIALES EN SALUD:1. Las intervenciones políticas deben aspirar siempre a desarrollar el máximo potencial de salud, no el mínimo.Nadie podría proponer la eliminación de las diferencias en salud rebajando el nivel de los más sanos al de los menos sanos.2. Las tres estrategias para reducir las desigualdades sociales en salud son interdependientes y deben basarse las unas en las otras.Recientemente se han debatido los méritos relativos de las distintas estrategias de lucha contra las desigualdades sociales en salud(Mackenbach y cols., 2002; Graham, 2004). Básicamente, se destacan tres estrategias: centrarse únicamente en la población que vive en lapobreza; estrechar la brecha de salud y reducir las desigualdades en el conjunto de la población3. Las políticas de salud de la población deben tener como doble finalidad promover ganancias en salud para el conjunto de lapoblación y reducir las desigualdades en salud. Ninguna estrategia nacional en Europa o en el resto del mundo renuncia al intento demejorar la salud del conjunto de la población para centrarse únicamente en reducir las desigualdades en salud.4. Las intervenciones deben centrarse en los determinantes sociales de las desigualdades en salud. Las intervenciones no debencentrarse sólo en los determinantes sociales de la salud en general, sino que han de referirse también a los principales determinantes de lasdiferencias sistemáticas en oportunidades, niveles de vida y estilos de vida que se asocian a las distintas posiciones en la sociedad (Graham,2004).5. No basta con una declaración de intenciones políticas: hay que vigilar que las intervenciones no causen daños. Este principio exigeuna evaluación de los diferentes impactos y no sólo de los efectos medios. El ejemplo clásico en el ámbito de la equidad en la salud es el de losefectos negativos que han tenido algunas reformas del sector sanitario en las últimas décadas y que han creado la trampa médica de la pobreza(Whitehead, Dahlgren y Evans, 2001), en virtud de la cual la creciente necesidad de costearse la asistencia en caso de enfermedad empuja acada vez más personas a la pobreza.6. Seleccionar herramientas adecuadas para medir el alcance de las desigualdades y el progreso en el cumplimiento de los objetivosestablecidos para solucionarlas. Por ejemplo, las medidas que sólo tengan en cuenta los cambios en la salud de los más pobres no diránnada sobre la situación de esos grupos en comparación con los grupos más favorecidos. Para ello hará falta medir el progreso tanto en elextremo superior como en el extremo inferior de la escala social, y luego comparar las dos mediciones.7. Hacer un esfuerzo coordinado para dar voz a quienes no la tienen. Este principio implica, por ejemplo, la búsqueda activa de opinionesde grupos marginados y el aumento de su participación real (a diferencia de lo que ocurre en una consulta simbólica). Los miembros mejororganizados de la población y los que tienen la representación más poderosa suelen tener más influencia que los que están en una posiciónmás débil.8. Siempre que sea posible, se deben describir y analizar las desigualdades sociales por separado en el caso de hombres y mujeres.Una razón para analizar desde el punto de vista de los factores socioeconómicos las diferencias sistemáticas en la salud por razón de género esque sus causas pueden variar en función de la posición social. Por ejemplo, las mujeres pobres pueden verse discriminadas tanto por sermujeres como por ser pobres.9. Las diferencias de salud según el origen étnico o geográfico se deben relacionar con factores socioeconómicos. La magnitud y lascausas de estas diferencias suelen variar en función de la posición social.10. Los sistemas sanitarios deben basarse en principios de equidad. Los servicios de salud pública no deben tener ánimo de lucro, debenprestarse en función de la necesidad, sin discriminación por edad, género, origen étnico o posición social, ser eficientes.
  • 12. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 3.- ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:RECOMENDACIONES POLÍTICAS PARA EL ANÁLISISDE LAS DESIGUALDADES EN SALUD:● Siempre que sea posible, se deben utilizar diferencias absolutas y relativas para expresar las desigualdades en salud. Estadistinción es especialmente importante desde una perspectiva política, ya que las estrategias dirigidas al bienestar general tratan deactuar sobre las desigualdades absolutas en salud, cuando lo que se necesitan son, además de estrategias generales, estrategiasorientadas a la equidad para reducir las diferencias relativas de salud● Se deben utilizar la renta, la profesión o la educación para medir la posición social. Todas ellas funcionan relativamente bien comoindicadores de la posición social en las sociedades europeas, aunque tienen sus inconvenientes. En la práctica, la decisión sueledepender de los datos que sean más fáciles de obtener con los sistemas de información disponibles en un país.● Si no se dispone de datos sobre la salud de los distintos grupos socioeconómicos, se debe utilizar el estado de salud en las zonaseconómicamente más y menos privilegiadas como indicador de las desigualdades sociales en salud. El argumentocontrario – que no se pueden formular políticas orientadas a la equidad si no hay datos sobre salud vinculados a la posición social –puede y debe ser rechazado siempre.● Se debe garantizar que los sistemas de información sanitaria proporcionen datos sobre la distribución de las distintas causas demortalidad y de los problemas de salud percibidos, desglosados atendiendo a la posición social y no sólo a la edad y al sexo.Siempre que sea posible, se deben considerar la posición social y el género al mismo tiempo, puesto que tanto la magnitud como lascausas de las desigualdades sociales observadas en salud suelen diferir entre niños u hombres y niñas o mujeres.● Se deben desarrollar sistemas e indicadores específicos para vigilar y analizar los determinantes sociales de la salud en general.En concreto, la atención debe centrarse en los determinantes de las desigualdades sociales en salud, es decir, en los determinantesque reducen o aumentan significativamente dichas desigualdades.● Se deben publicar revisiones periódicas – informes de salud pública – que incluyan descripciones analíticas exhaustivas de lamagnitud y las tendencias de las desigualdades en salud y los principales determinantes que las generan. En muchos países se hanpublicado ya distintos tipos de informes periódicos de salud pública y en la Cumbre de la UE sobre la lucha contra las desigualdadesen salud, celebrada en octubre de 2005, se recomendó la publicación de este tipo de informes cada cincoaños.● Se deben realizar proyecciones de vidas salvadas o mejoras en la salud cuando se consideren políticas alternativas para actuarsobre un determinante de la salud en particular. Estas proyecciones ya se hacen en algunos países cuando se evalúandistintas medidas de seguridad vial. Las evaluaciones prospectivas del impacto en la salud podrían extenderse a otrosdeterminantes de la salud e incorporar una perspectiva de equidad.
  • 13. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 3.- ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:ACCIONES MULTISECTORIALES DE LUCHACONTRA LAS DESIGUALDADES EN SALUD:Educación: Estudios llevados a cabo en toda Europa han demostrado una estrecha relación entre la educación y la salud: cuantomenor es el nivel educativo alcanzado, peor es el estado de salud en la vida adulta y viceversa (Cavelaars, Kunst y Geurts, 1998).En 2004, el porcentaje de la población de 25 a 64 años de edad con un nivel educativo bajo en los países de la UE variaba entre el12% y el 75% (Judge y cols., 2005).Entorno de trabajo: Los riesgos para la salud en el trabajo siguen siendo un importante determinante de problemas de salud yaccidentes, aun cuando en muchos países europeos se hayan realizado grandes progresos para conseguir unos lugares de trabajomás saludables. En el decenio de 1990, por ejemplo, los problemas de salud relacionados con el trabajo ocupaban el cuarto lug arentre los factores contribuyentes a la carga total de enfermedad en los 15 países que formaban la UE con anterioridad al 1 de mayode 2004 (Diderichsen, Dahlgren y Vågerö, 1997). Sin embargo, la proporción de la carga total de enfermedad causada por factor esde riesgo relacionados con el trabajo varía según el país. Por ejemplo, en el conjunto de esos 15 países, el 3,6% de la carga total deenfermedad estaba directamente relacionada con el entorno de trabajo, mientras que en Suecia el porcentaje era sólo del 2,2%(Diderichsen, Dahlgren y Vågerö, 1997). Los factores psicosociales, como el estrés relacionado con el trabajo, son riesgos para lasalud que reciben cada vez más importancia y reconocimiento.Desempleo: El desempleo causa mortalidad prematura y problemas de salud, entre ellos deterioro de la salud mental y aumento delriesgo de suicidio (Bartley, 1994). Se ha identificado como uno de los diez factores que más contribuyeron a la carga total deenfermedad en el decenio de 1990 en los 15 países que constituían la UE con anterioridad al 1 de mayo de 2004 (Diderichsen,Dahlgren y Vågerö, 1997). El desempleo puede afectar también negativamente a la salud de los niños y niñas que viven en hogar escon adultos en paro. La proporción de menores que vivían en hogares de estas características en 2004 oscilaba en los países de laUE entre el 2,0% y el 16,8% (Judge y cols., 2005).Servicios de asistencia sanitaria: En Europa, desde finales del siglo XIX en algunos países y desde principios del siglo XX enotros, se ha reducido enormemente la mortalidad, al mismo tiempo que ha aumentado la esperanza de vida. Resulta difícil saber quéparte de esa mejora puede atribuirse a la asistencia médica. Las tendencias que se observan en enfermedades específicas y lasfechas en que empezó a disponerse de intervenciones eficaces para su tratamiento parecen indicar que la mejora de la asistenciamédica sólo supuso una contribución modesta hasta mediados del siglo XX. Mackenbach realizón un análisis en los Países Bajos, yestimó que la asistencia médica contribuyó al descenso de la mortalidad entre un 4,7% y un 18,5% entre 1875 y 1970 (Mackenbach,1996). No obstante, los estudios de la mortalidad sólo ofrecen una imagen parcial del impacto total en la salud de los serviciossanitarios. Evidentemente, la contribución máxima a la salud de unos servicios sanitarios de alta calidad es reducir la morbilidad y ladiscapacidad, aliviar el dolor y el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de los enfermos. Casi todas las personas, en algúnmomento de su vida, experimentan estos beneficios, pero no existen estimaciones cuantitativas de su impacto en la salud.
  • 14. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 3.- ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:Tras un importante proceso de revisión de evidencia, experiencias,opinión de expertos y consenso, la Comisión para Reducir lasDesigualdades Sociales en Salud en España presenta un total de27 recomendaciones principales y 166 específicas, ordenadas por prioridady divididas en 5 apartados, cada uno de los cuales tiene varias áreas:I. La distribución del poder, la riqueza y los recursos (salud y equidad en todas las políticas; financiación justa ygasto público para la equidad; poder político y participación; buena gobernanza mundial).II. Condiciones de vida y trabajo cotidianas a lo largo del ciclo vital (infancia; empleo y trabajo; envejecimiento).III. Entornos favorecedores de la salud (entornos físicos acogedores y accesibles; acceso a una vivienda digna;entornos favorecedores de hábitos saludables).IV. Servicios sanitarios (un sistema sanitario que no causa desigualdad).V. Información, vigilancia, investigación y docencia (información, vigilancia y evaluación; investigación; docencia).Para poder avanzar hacia la equidad en salud siguiendo las líneas que en este documento se proponen,es fundamental:• Crear organismos políticos y técnicos que sostengan esta prioridad.• Tener datos y sistemas de vigilancia para estudiar la evolución de las desigualdades y el impacto de laspolíticas.• Impulsar intervenciones sanitarias y de salud pública que reduzcan las desigualdades.• Establecer alianzas para impulsar las políticas para reducir las desigualdades en salud que se desarrollan fueradel sector salud. Para ello, es necesario que, a partir de estas recomendaciones, se establezcan compromisos yresponsabilidades por parte de todos los agentes implicados.
  • 15. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:
  • 16. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 2.- ANÁLISIS DE SITUACIÓN:
  • 17. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.- ESTRATEGIAS DEINTERVENCIÓN:RECOMENDACIONES DE LA COMISIÓN:ÁREA 1. SALUD Y EQUIDAD EN TODAS LAS POLÍTICASÁREA 2. FINANCIACIÓN JUSTA Y GASTO PÚBLICO PARA LA EQUIDADÁREA 3. PODER POLÍTICO Y PARTICIPACIÓNÁREA 4. BUENA GOBERNANZA MUNDIALÁREA 5. INFANCIAÁREA 6. EMPLEO Y TRABAJOÁREA 7. ENVEJECIMIENTOÁREA 8. ENTORNOS FÍSICOS ACOGEDORES Y ACCESIBLESÁREA 9. ACCESO A UNA VIVIENDA DIGNAÁREA 10. ENTORNOS FAVORECEDORES DE HÁBITOS SALUDABLESÁREA 11. UN SISTEMA SANITARIO QUE NO CAUSA DESIGUALDAD.ÁREA 12. INFORMACIÓN, VIGILANCIA Y EVALUACIÓNÁREA 13. INVESTIGACIÓNÁREA 14. DOCENCIA
  • 18. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD 3.- ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:POLÍTICAS E INTERVENCIONES PRIORITARIAS DESDE LA SALUD PÚBLICA:1. Establecer una red estatal de vigilancia de la equidad con información sobre determinantes, desigualdad en salud y atención2. Impulsar la evaluación del impacto en la salud y en las desigualdades en la salud de las políticas públicas.3. Elaborar Informes sobre Desigualdades Sociales y Salud en España, con recomendaciones y propuestas de intervención.4. Crear órganos o comisiones interministeriales con suficiente autoridad delegada y capacidad.5. Incluir en todos los Planes de Salud y Planes Directores objetivos específicos de disminución de las desigualdades.6. Incorporar el conocimiento de determinantes sociales de la salud como parte obligatoria en las carreras de ciencias de la salud.7. Crear una Comisión de Desigualdades en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.8. Promover planes comunitarios de reducción de las desigualdades en la salud mediante la participación agentes implicados.9. Dedicar presupuesto para fomentar la investigación sobre la evidencia y las causas de las desigualdades en salud.10. Promover y liderar la orientación de las políticas hacia los determinantes de las desigualdades sociales en salud.11. Introducir e impulsar planes y programas de apoyo integral a la infancia en situación más desfavorecida.12. Fomentar políticas efectivas de envejecimiento activo en el plano educativo, cultural, deportivo y laboral.13. Fomentar las iniciativas de alfabetización y empoderamiento en salud para la población general.14. Sensibilizar sobre la importancia de los determinantes sociales de la salud a la población general y a los profesionales.15. Introducir en la planificación de los entornos la perspectiva de equidad en salud, utilizando evaluación de impacto en salud16. Impulsar estrategias sistemáticas para garantizar escuelas seguras, no violentas, que promueven la salud.17. Garantizar la plena universalización de la atención sanitaria para todos los residentes en España, con una cobertura del 100%.18. Revisar las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales para garantizar una correcta atención.19. Los procesos de toma de decisiones en salud deben incluir el criterio de equidad social.20. Garantizar condiciones de empleo y trabajo dignas y justas a todas las categorías profesionales del sector salud.
  • 19. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.-INFORME SESPAS DESIGUALDADES: El punto álgido del crecimiento del envejecimiento seproducirá con la llegada de los nacidos en los años sesenta ysetenta a la edad de jubilación durante la tercera década deeste siglo. Ello coincidirá con un decrecimiento de la poblaciónen edad de trabajar correspondiente a las generacionesmenguantes nacidas en el último cuarto del siglo XX. Lainmigración podría compensar parcialmente este posible déficit,pero no parece probable que ésta pueda llegar a ser de lamagnitud suficiente para corregirlo completamente. Si aplicamos la prevalencia de discapacidad observada en laencuesta de 1999 al conjunto de la población española en dichoaño, en España existen 2 millones de mujeres y 1,5 millones dehombres con alguna de las discapacidades preguntadas en laencuesta. Si esta prevalencia se mantuviera estable en losaños sucesivos, en 2025 habría 2,7 millones de mujeres y 1,7millones de hombres con discapacidad, es decir, un millón másde personas con discapacidad. Puede que estas cifras noparezcan muy espectaculares, pero teniendo en cuenta quedurante ese período las previsiones de Eurostat sólo prevén uncrecimiento de medio millón de personas, supone que lapoblación con discapacidad crece en cifras absolutas más deldoble que la población total. Aunque unas previsiones basadasen el supuesto de prevalencia constante son poco creíbles, yaque no tienen en cuenta las previsibles mejoras en lascondiciones de salud y, por tanto, la reducción de la prevalenciade la discapacidad. Es evidente que en este escenario futuro la consecuencia enla demanda de servicios sanitarios no es difícil de imaginar: unademanda muy creciente de atención personal que desbordarála capacidad de las familias para soportar este crecimiento.Para su satisfacción se precisará la concurrencia de losservicios sanitarios y sociales, lo cual implicará que Españadeberá lidiar con las restricciones actuales del marco legislativoy presupuestario.
  • 20. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN 3.- INFORME SESPAS DESIGUALDADES: SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUDCONCLUSIONES PARA MENORES:La infancia es un grupo de población bastante olvidado actualmente en España a la hora de la planificación de políticas y serviciosde salud, desde la identificación de las necesidades y problemas específicos hasta la definición de criterios pertinentes de calidad desu atención. La investigación sobre la salud de la infancia es escasa en cantidad y en calidad, ya que a menudo no está diseñadaespecíficamente (como en el caso de las encuestas de salud) o no permite identificar desigualdades, por lo que el conocimiento quetenemos de la salud de niños y niñas, y de sus determinantes es bastante limitado. Por lo que se conoce de la salud de la infanciaen España, existen problemas que persisten y que se agravan junto con los emergentes, y la tendencia de los determinantessocioeconómicos, ambientales y de estilos de vida apunta hacia un posible empeoramiento futuro.CONCLUSIONES PARA JOVENES:-La mayor parte de los jóvenes (91%) declara que su salud es buena o muy buena.- Las enfermedades crónicas más declaradas por los jóvenes son las enfermedades alérgicas.– Algo menos del 6% de los jóvenes con algún posible problema de salud mental declara estar en tratamiento Psicológico.– Los jóvenes consideran los servicios sanitarios poco útiles para prevenir o tratar los problemas psicológicos y de drogas.– Se ha detectado una prevalencia de sobrepeso declarado elevada.– Los jóvenes españoles opinan que reciben información sexual orientada a la prevención del VIH/sida .- Un tercio de los jóvenes que ha tenido relaciones sexuales declara que en sus tres últimas veces no ha usado preservativo.– Entre el 30 y el 40% de jóvenes de 13-17 años y entre el 50 y el 60% de los de 18-29 años fuman, más las chicas.– Según la opinión de los jóvenes españoles, beber es normal, se bebe para divertirse.– Una alta proporción de jóvenes declara que no probaría las drogas ilegales e identifican el fácil acceso al consumo.– El alcohol es, según la opinión de los jóvenes españoles, el factor que más influye en los accidentes de tráfico.– El uso del casco y el cinturón de seguridad son mejorables, sobre todo en los chicos rurales y mayores de 18 años.– Los chicos españoles practican más deporte que las chicas, pero éstas practican más variedad de actividades beneficiosas.–Son necesarios estudios periódicos fiables y comparables, longitudinales, segmentados y más precisa de los jóvenes.
  • 21. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.-INFORME SESPAS DESIGUALDADES: CONCLUSIONES PARA ADULTOS: 1. La mayor parte de los estilos de vida son más desfavorables para los hombres (tabaquismo, consumo de alcohol y sobrepeso) y las clases más desfavorecidas. Sin embargo, hacer ejercicio físico durante el tiempo libre es más frecuente en el sexo masculino, el consumo de tabaco es mayor en las mujeres de clases más privilegiadas, y en ambos sexos el consumo de alcohol es más habitual entre las personas de clase social privilegiada. 2. En las mujeres, la entrada al mercado laboral se asocia con la adopción de conductas más insalubres, salvo en el caso del sobrepeso. El bajo peso, sin embargo, es más frecuente en las empleadas. 3. El estado de salud percibido es mejor en los hombres, las personas de clases más favorecidas y las ocupadas. No existe un patrón social consistente para los trastornos crónicos. 4. Frente al peor estado de salud percibido de las mujeres, las tasas de mortalidad son superiores en los hombres. Este exceso de mortalidad en el sexo masculino se asocia con conductas de riesgo determinadas en gran parte por los valores tradicionales asociados a la masculinidad, con mayor consumo de tabaco (cáncer de pulmón), de alcohol (cirrosis hepática), drogas (VIH y sida) y conductas de riesgo ligadas a los accidentes. 5. Los cambios que se observan en las tendencias de algunas causas de muerte en las mujeres están relacionados con la modificación de los estilos de vida vinculados a su incorporación al mercado laboral. 6. En cuanto a la distribución geográfica de la mortalidad, se aprecia un patrón desigual por sexos. En las mujeres no existe un patrón geográfico destacable, mientras que en los hombres la mayor mortalidad se da en el sudoeste y el noroeste del país. 7. Los trabajadores manuales están expuestos a más riesgos laborales, tanto físicos como de naturaleza psicosocial. Mientras los primeros son más frecuentes en los hombres, el entorno psicosocial es peor en las mujeres. 8. Los accidentes de trabajo afectan más a los trabajadores manuales y ocurren mayoritariamente a los hombres. 9. La precariedad laboral, superior en las mujeres y en las clases más desfavorecidas, tiene efectos negativos, sobre todo en el estado de salud mental, que podrían ser diferentes según el género, la clase social y la situación familiar. 10. Dada la desigualdad de género en la distribución de las responsabilidades familiares, la combinación de la vida laboral y familiar tiene efectos negativos para las mujeres, sobre todo las de clases menos privilegiadas, aunque, en general, las mujeres empleadas tienen mejor estado de salud que las que trabajan a tiempo completo como amas de casa.
  • 22. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.- INFORME SESPAS DESIGUALDADES::CONCLUSIONES PARA MAYORES:1. La situación de salud de las personas mayorespresenta diferencias según el sexo y la clase social,que pueden ser interpretadas como desigualdadesde género y clase. En este grupo de edad, loshombres y los miembros de las clases acomodadasson los que presentan mayores prevalencias deconductas nocivas para la salud.2. Se reitera el patrón de desigualdad en ladistribución de la mortalidad descrito en otraspublicaciones, donde las tasas más elevadas paravarias causas de muerte, especialmente en loshombres, se dan en el sur de la península.3. La utilización de servicios de atención primaria desalud presenta, en general, un gradiente socialrelacionado con la necesidad (a favor de las mujeresy de los miembros de las clases másdesfavorecidas). Los hombres utilizan más que lasmujeres la atención especializada, sobre todo lahospitalización, que es también más frecuente entrelos miembros de los grupos sociales másdesfavorecidos. En las visitas a los servicios deurgencias no se observan diferencias según el sexoo la clase social.4. La equidad ha de ser una dimensión del análisis yla determinación de necesidades en salud de toda lapoblación, por lo que la perspectiva de género yclase ha de contemplarse de forma sistemática.Además, dados los cambios poblacionales másrecientes, será también imprescindible la perspectivaque contemple el origen geográfico y cultural.
  • 23. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.- INFORME SESPAS DESIGUALDADES::
  • 24. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD3.- INFORME SESPAS DESIGUALDADES::CONCLUSIONES DEL GÉNERO EN LA PRÁCTICA:– En AP, la práctica médica que resalta los aspectossocioemocionales de la atención mejora los resultadosen salud y la satisfacción de los pacientes.– La práctica clínica de las médicas que trabajanen AP incluye más contenidos psicosociales que la desus colegas hombres.– Para los pacientes de AP los elementos prioritariosde la atención son las habilidades afectivas y técnicasdel médico o médica antes que los aspectos organizativosdel servicio. CONCLUSIONES DEL GÉNERO EN LA TERAPEUTICA:– La clase social y el sexo del paciente, así como Falta información sistemática sobre el sesgo de género en elel sexo del profesional, no muestran relaciones consistentes esfuerzo terapéutico. El enfoque de género aporta informacióncon la satisfacción, si bien su inclusión en el teórica útil para el estudio de la variabilidad en la práctica médica.diseño y/o análisis en los estudios sobre satisfacción Por último, la actitud y la práctica de los médicos pueden seres poco frecuente. factores clave que lleven a las mujeres a continuar buscando– El sector privado perece generar más satisfacción ayuda y a consumir un exceso de medicamentos.en los aspectos relativos a la organización del servicio, Sería conveniente que los profesionales de la medicina,como el acceso y la coordinación. Sin embargo, la investigadores incluidos, introdujeran entre sus objetivossatisfacción con las médicas y los médicos es similar prioritarios el de la equidad de género; de lo contrario, seguiráen el sistema privado y el público. existiendo discriminación de una parte mayoritaria de la– La satisfacción de las y los pacientes parece ser ciudadanía.el resultado de una múltiple y compleja serie de factores Por otro lado, en investigación y en la práctica médica seríaque interactúan entre sí y que deben ser investigados positivo tener en cuenta los objetivos de la medicina basada en ele interpretados de manera conjunta para dotar género, cuyas hipótesis son similares a algunas de la medicinade significado a los resultados. basada en la evidencia.
  • 25. FORMACIÓN EN SALUD PÚBLICA, ADMINISTRACIÓN SANITARIA Y POLÍTICAS DE SALUD REPASO DE OBJETIVOS DESIGUALDADES SOCIALES EN SALUD. Son diferencias sistemáticas en el estado de salud entre los grupos socioeconómicos, medidas teniendo en cuenta la renta, la educación y la profesión. Todas las desigualdadesDEFINICIONES sociales en salud que se observan sistemáticamente en un país tienen un origen social, pueden ser modificadas y son injustas. La esperanza de vida de una niña que nazca hoy puede ser de 80 años, si nace en determinados países o deANALISIS DE 45 años, si nace en otros. Dentro de cada país hay grandes diferencias sanitarias estrechamente ligadas alSITUACIÓN grado de desfavorecimiento social. Semejantes diferencias no deberían existir, ni dentro de cada país ni entre los países. AREAS DE INTERVENCIÓN RECOMENDACIONES POR LA COMISIÓN: 1. SALUD Y EQUIDAD EN TODAS LAS POLÍTICAS 2. FINANCIACIÓN JUSTA Y GASTO PÚBLICO PARA LA EQUIDAD 3. PODER POLÍTICO YESTRATEGIAS DE PARTICIPACIÓN. 4. BUENA GOBERNANZA MUNDIAL 5. INFANCIA. 6. EMPLEO Y TRABAJO 7. ENVEJECIMIENTOINTERVENCIÓN 8. ENTORNOS FÍSICOS ACOGEDORES Y ACCESIBLES. 9. ACCESO A UNA VIVIENDA DIGNA. 10. ENTORNOS FAVORECEDORES DE HÁBITOS SALUDABLES. 11. UN SISTEMA SANITARIO QUE NO CAUCE DESIGUALDAD. 12. INFORMACIÓN, VIGILANCIA Y EVALUACIÓN. 13. INVESTIGACIÓN. 14. DOCENCIA El punto álgido del crecimiento del envejecimiento se producirá con la llegada de los nacidos en los años sesenta y setenta a la edad de jubilación durante la tercera década de este siglo. Ello coincidirá con un decrecimiento de la población en edad de trabajar correspondiente a las generaciones menguantes nacidasINFORME en el último cuarto del siglo XX. Es evidente que en este escenario futuro la consecuencia en la demanda deSESPAS servicios sanitarios no es difícil de imaginar: una demanda muy creciente de atención personal que desbordará la capacidad de las familias para soportar este crecimiento. Para su satisfacción se precisará la concurrencia de los servicios sanitarios y sociales, lo cual implicará que España deberá lidiar con las restricciones actuales del marco legislativo y presupuestario. http://www.who.int/social_determinants/thecommission/finalreport/es/index.html4.- RECURSOS http://www.mspsi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/promocion/desigualdadSalud/ http://www.sespas.es/ind_lib07.htmlONLINE http://ec.europa.eu/health-eu/index_es.htm http://www.health-inequalities.org/