Un sueño por la paz

2,672 views
2,395 views

Published on

Published in: Education
2 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • . I referenced your excellent presentation in Slideshare group 'BANK OF KNOWLEDGE' : http://www.slideshare.net/group/bank-of-knowledge - to inform our members ...We would be honored by your support through your membership. You are invited to join us ! I wish you a nice day. Greetings from France. Bernard
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Merci pour ce beau travail et le partage.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
2,672
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
2
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Un sueño por la paz

  1. 1. “ Un sueño por la Paz”
  2. 2. <ul><li>Este cuento ha sido creado, durante las Prácticas de Conocimiento del Medio Social y Cultural y su Didáctica de 2º de Magisterio de Educación Infantil, dentro del Proyecto de Innovación “Virtus Inter Pares” de la Universidad de Jaén. </li></ul><ul><li>Grupo formado por: </li></ul><ul><ul><li>Mª Inmaculada Aguilar Cabrera </li></ul></ul><ul><ul><li>Laura García Blanca </li></ul></ul><ul><ul><li>Irene Gómez Ramírez </li></ul></ul><ul><ul><li>Irene Jódar Cantero </li></ul></ul><ul><li>Profesora: Mª Dolores Gámez Carmona </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Desde la escuela, y, muy especialmente, desde la etapa de Infantil, se hace necesario trabajar y educar para la Paz, porque en nuestra aulas estamos formando a niños y niñas que un día serán miembros activos de la sociedad, para que puedan dar soluciones pacíficas a los problemas o conflictos generados, bien en su familia o en el propio centro escolar y puedan extrapolarlas a otras situaciones más generales </li></ul><ul><li>Además la inmigración cada vez está más presente en nuestra sociedad, y, por tanto, en nuestras escuelas, por ello es necesario que enseñemos a nuestro alumnado actitudes de integración </li></ul>Justificación
  4. 4. <ul><li>En la escuela conviven muchas personas con intereses no siempre similares por lo que es un lugar idóneo para aprender actitudes básicas de convivencia: solidaridad, tolerancia, respeto a la diversidad y capacidad de diálogo y de participación social </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Con este cuento pretendemos ayudar a nuestro alumnado a conocer diversas formas de actuación con las que afrontar las dificultades que vayan surgiendo, sin tener, como única respuesta, la violencia que, por causas varias, están acostumbrados a emplear </li></ul><ul><li>Educar al alumnado en valores les permitirá tomar decisiones más acertadas durante toda su vida, y los hará personas más seguras, plenas y felices </li></ul>
  6. 6. “ Un sueño por la Paz”
  7. 7. <ul><li>La niña tenía todo lo que quería, sus papás le daban todo lo que les pedía. Por eso, ella no cuidaba sus cosas: rompía sus juguetes y su ropa, tiraba la comida, pintaba las paredes y se llevaba muy mal con todos sus amiguitos. </li></ul><ul><li>En su barrio había muchos niños y niñas pero, como era muy peleona y egoísta, nadie quería jugar con ella. </li></ul>Sofía era una niña de cuatro años que vivía con su papá, su mamá y su hermano Tano en una casa muy grande y muy bonita, donde pasaba el día jugando con todos sus juguetes.
  8. 8. <ul><li>También se llevaba muy mal con sus amiguitos del cole, en especial con Samba, un niño negrito que había llegado nuevo. </li></ul><ul><li>Un día, en clase, la seño Lola comenzó a hablarles de algo que nunca habían oído: La Paz. </li></ul><ul><li>-Les dijo: hoy es un día especial ¿sabéis por qué? - Preguntó la maestra. </li></ul><ul><li>-¡Nooooo! - Dijeron Pedro, Juanma y Jesús a la vez. </li></ul><ul><li>-¿No?, bueno, hoy es un día especial porque es el día de la Paz. ¿Sabéis que es la Paz? -Preguntó la seño. </li></ul><ul><li>-¡Es una paloma! - Gritó Diego. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>-¡Uy!, casi lo aciertas -Dijo la seño Lola. La Paz es respetar a los compañeros, no pelearse, compartir, porque, aunque no lo veamos, hay muchos niños y niñas que no viven como vivimos nosotros. No tienen ropa, tampoco tienen comida, ni agua, no van al cole, pero ellos son muy felices </li></ul><ul><li>- Explicó la maestra. </li></ul><ul><li>Todos los niños y niñas estaban muy atentos a lo que su seño le explicaba, menos Sofía, que estaba distraída y mirando por la ventana. </li></ul><ul><li>-Y, ¿sabéis qué? - dijo la seño. ¡Tampoco tienen juguetes! </li></ul>
  10. 10. <ul><li>-¡Muy bien! Hemos hablado de la Paz y ¿a que no sabes qué? - expuso la niña. </li></ul><ul><li>-¿Qué pasa?- Dijo su mamá. </li></ul><ul><li>-Que hay niños y niñas que ¡no tienen juguetes! </li></ul><ul><li>- Dijo ella muy sorprendida. </li></ul><ul><li>-Pero, eso no es todo Sofía, tampoco tienen comida, ni ropa … - añadió su madre. </li></ul>Sofía se quedó sorprendida al escuchar esto y, a partir de ahí, prestó atención a todo lo que la seño les decía. Al salir del cole, la mamá de Sofía le preguntó cómo le había ido el día:
  11. 11. <ul><li>La niña no escuchó a su mamá y se fue a jugar. </li></ul><ul><li>Cuando llegó la noche, Sofía se fue a dormir. </li></ul><ul><li>De repente, la habitación se llenó de humo y en la oscuridad aparecieron dos brujitas, Luna y Estrella, que sin decirle nada llevaron a Sofía a un lugar muy lejano … y muy triste. </li></ul><ul><li>Cuando el humo desapareció, la niña estaba en un lugar que no conocía. </li></ul><ul><li>-¿Dónde estamos?- Preguntó Sofía. </li></ul><ul><li>-Síguenos y lo adivinarás </li></ul><ul><li>-Le contestaron las brujitas. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>-¿En estas casitas vive alguien? </li></ul><ul><li>-Por supuesto Sofía, aquí viven familias como la tuya, pero que no tienen tanta suerte como tú - Le contestaron las brujitas. </li></ul><ul><li>Entraron en una de esas casitas y la niña vio que no tenían camas, ni había luz ni agua, ni nevera, ¡no tenían nada! </li></ul>Sofía y las brujitas, Luna y Estrella, comenzaron a andar y andar hasta que llegaron a un lugar en el que había pequeñas casitas de madera y barro. Sofía, sorprendida preguntó:
  13. 13. <ul><li>-¡Cómo pueden vivir aquí si no tienen de nada! - exclamó Sofía. </li></ul><ul><li>-¡Pues esto no es todo!, síguenos - dijo la brujita Luna. </li></ul><ul><li>Siguieron caminado, caminando y caminando y cuando Sofía estaba muy cansada preguntó: </li></ul><ul><li>-¿Cuánto falta para llegar? </li></ul><ul><li>-¿Ves esa casita de allí?, es el colegio - le explicó la brujita Luna. </li></ul><ul><li>-¿Eso es el colegio?, ¡pero si es muy pequeño! </li></ul><ul><li>- exclamó la niña. </li></ul><ul><li>-¿Podemos asomarnos por la ventana?- preguntó. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>-¡Claro que sí!, dijeron las brujitas. </li></ul><ul><li>Al mirar por la ventana, Sofía dijo sorprendida: </li></ul><ul><li>-¡No tienen lápices, ni sillas y la pizarra es muy pequeña!, ¡y los niños no tienen ropa ni zapatos! </li></ul><ul><li>Sofía vio a los niños y niñas jugar y observó que, aunque no tenían nada, eran felices. </li></ul><ul><li>-¿Por qué no están tristes si no tienen nada?- preguntó la niña. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>-Porque ellos son felices con lo poco que tienen: apenas comen, y tú tiras la comida que no te gusta; fíjate en su ropa, y en sus casas, y en su colegio … tienen poco pero lo más importante es que están todos juntos, no se pelean y comparten lo poco que tienen -le explicó la brujita Estrella. </li></ul><ul><li>-¡Qué guay tener amigos!, yo siempre juego sola - dijo Sofía un poco triste. </li></ul><ul><li>-¿Y por qué juegas sola? - preguntó la brujita Luna. </li></ul><ul><li>-Porque no me gusta compartir mis juguetes y siempre quiero llevar la razón. Pero, ahora prefiero tener más amigos y menos juguetes, porque no me gusta jugar sola. Voy a cuidar todas mis cosas y las voy a compartir, me portaré mejor con mis padres, mi seño y mis compañeros y compañeras. </li></ul>
  16. 16. <ul><li>De repente Sofía despertó y se dio cuenta que estaba sola en su habitación, ¡todo había sido un sueño! </li></ul>
  17. 17. A partir de ese día, la niña empezó a ayudar en las tareas de la casa, compartía sus juguetes con su hermano y con sus amiguitos, respetaba sus cosas, las de sus compañeros y compañeras de clase, no contestaba mal a su papá y a su mamá y no tiraba la comida. <ul><li>Ahora Sofía tenía muchos amiguitos con los que jugar y compartir sus cosas, ¡y también con Samba!, con el que antes se peleaba. </li></ul><ul><li>Gracias a las brujitas Luna y Estrella, Sofía aprendió que no se necesitan todas las cosas del mundo para ser feliz. </li></ul><ul><li>¡Y colorín colorado este cuento se ha acabado! </li></ul>

×