Salud buco-dental

1,264 views
1,177 views

Published on

Published in: Health & Medicine
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,264
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Salud buco-dental

  1. 1. Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescencia Promoción de la salud bucodental I. Vitoria Miñanaa y Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescenciab aUnidad de Nutrición y Metabolopatías. Hospital La Fe. Valencia. España. bGrupo PrevInfad (AEPap): J. Pericas Bosch, FJ. Sánchez Ruiz-Cabello, FJ. Soriano Faura, J. Colomer Revuelta, O. Cortés Rico, MJ. Esparza Olcina, J. Galbe Sánchez-Ventura, J. García Aguado, A. Martínez Rubio, M. Merino Moína, CR. Pallás Alonso. Resumen Los tres factores principales implicados en la caries son las bacterias, los azúcares y lasusceptibilidad del huésped, mientras que los procedimientos más útiles como profilácticosde la misma son el empleo de flúor, las medidas dietéticas, la higiene dental y el tratamientode las lesiones activas. El flúor más efectivo para la prevención de la caries es el tópico administrado de formacontinua. Este dato, junto con el conocimiento de que el exceso de flúor sistémico en la fasepreeruptiva se asocia con la fluorosis dental hace que el cepillado dental con una pasta quecontenga flúor es actualmente la medida más recomendable para la prevención de la caries.Es más importante la minuciosidad del cepillado dental que el tipo de técnica empleada. Solamente se recomiendan suplementos de fluoruro si se pertenece a un grupo de riesgo decaries dental y la cantidad que debe administrarse está en función de la concentración de ionflúor del agua de consumo, ya que los alimentos no constituyen una fuente importante de flúor. Los colutorios de fluoruro que se emplean para realizar enjuagues bucales diarios o semana-les, deben recomendarse a partir de los seis años para asegurar que el niño no ingerirá el líquido. La cariogenicidad de los azúcares depende más del tipo de hidrato de carbono y deltiempo de retención bucal que de la cantidad consumida, por lo que se desaconseja especial-mente la ingesta de biberones durante el sueño. Palabras clave: Salud bucodental. Caries dental. Flúor. Dental health promotion Abstract The three main factors involved in dental caries are bacteria, sugars and host predisposi-tion whereas the most effective proceedings to prevent caries are fluoride supplements, die-tetic measures, teeth brushing and the restoration of active lesions.Grupo PrevInfad de la AEPap, previnfad@aepap.orgLos autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo. 435 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  2. 2. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental The most effective fluoride to prevent dental caries is topic continuous-administeredfluoride. This statement together with the knowledge that excessive systemic fluoride in thepre-eruptive phase is associated to dental fluorosis, makes dental brushing with fluoridatedtoothpaste the most advisable preventive measure against caries. A thorough brushing is mo-re important than the brushing technique itself. Fluoride supplements are only recommended to caries risk groups and their amountmust be related to tap water fluoride concentration due to the fact that food is not a relevantfluoride source. Fluoride mouthwashes used daily or weekly should be recommended for children over 6years old to make sure that they will not swallow them. Sugar cariogenicity depends more on the kind of carbohydrate and of the time spent inthe mouth than on the amount of it. That is why it is especially recommended not to offerbottle feeding while sleeping. Key words: Oral health. Tooth decay. Fluoride.Introducción tismos2,3, por lo que nos dedicaremos La promoción de la salud bucodental con mayor profundidad a la CD.infantil incluye la prevención primariade la caries dental (CD), el tratamiento La caries dentalprecoz de los traumatismos dentales, y Según la Organización Mundial de lala prevención primaria y el diagnóstico Salud (OMS), la CD se puede definir co-precoz de la maloclusión dentaria. mo un proceso patológico, localizado, De los tres procesos, el más prevalen- de origen externo, que se inicia tras late es la CD. Los últimos estudios epide- erupción y que determina un reblande-miológicos en preescolares españoles cimiento del tejido duro del diente, evo-indican que, independientemente de la lucionando hacia la formación de unacomunidad autónoma, casi el 20% de cavidad.los niños tiene caries a los tres años y el La caries se caracteriza por una serie40% a los cinco años1. Afecta a la cali- de complejas reacciones químicas y mi-dad de vida infantil, por producir dolor crobiológicas que acaban destruyendoe infecciones que pueden desencadenar el diente. Se acepta que esta destruc-enfermedades sistémicas o la destruc- ción es el resultado de la acción de áci-ción de la pieza dental. Las medidas de dos producidos por bacterias en el me-prevención primaria de la caries son más dio ambiente de la placa dental.eficientes que las recomendaciones Clínicamente, la caries se caracteriza porfrente a las maloclusiones o los trauma- cambio de color, pérdida de transluci- 436 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  3. 3. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentaldez y descalcificación de los tejidos medidas dietéticas y tratamiento de lasafectos. A medida que el proceso avan- lesiones activas.za, se destruyen tejidos y se forman ca-vidades. Empleo de flúor En cuanto a los grupos de riesgo de Cuando se consume en cantidadesCD en la infancia, todos los niños pue- óptimas, se consigue aumentar la mine-den padecer CD, pero existen grupos de ralización dental y la densidad ósea, re-riesgo que tienen mayor probabilidad ducir el riesgo y prevalencia de la CD yde desarrollarla (tabla 1). ayudar a la remineralización del esmalte Con respecto a las medidas de pre- en todas las épocas de la vida.vención de la CD, los procedimientos Desde 1909 se conoce el efecto pre-más útiles en la profilaxis de la caries se ventivo del F sobre la CD. Los trabajospueden agrupar en cuatro apartados: de Cox, Dean y Armstrong4 permitieronempleo de flúor (F), higiene bucodental, concluir que el F aumentaba la resisten-Tabla 1. Factores de riesgo de caries dental en la infanciaHábitos alimentarios inadecuados • Chupetes o tetinas endulzados • Biberón endulzado para dormir • Ingestión frecuente de azúcares y bebidas azucaradasFactores relacionados con la higiene dental • Alteraciones morfológicas de la cavidad oral: – Malformaciones orofaciales – Uso de ortodoncias • Deficiente higiene oral: – Mala higiene oral personal o de los padres y hermanos – Minusvalías psíquicas importantes (dificultad de colaboración)Factores asociados con xerostomía • Síndrome de Sjögren • Displasia ectodérmicaEnfermedades en las que hay alto riesgo • Cardiopatíasen la manipulación dental • Inmunosupresión, incluido VIH • Hemofilia y otros trastornos de coagulaciónFactores socioeconómicos • Bajo nivel socioeconómico (sobre todo si asocia malos hábitos dietéticos e higiénicos)Otros • Historia familiar de caries • Caries activas, independientemente de la edadModificado a partir de los grupos de consenso americano, canadiense y europeo (Fomon J et al., 2000; Vitoria I,2009; SIGN, 2000). 437 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  4. 4. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalcia a la CD, pero producía manchas en Mecanismos de acción del flúorel esmalte, y que la concentración de El mecanismo de acción del F es múl-1 ppm de fluoruro en el agua se relacio- tiple:naba con la máxima reducción de CD y 1. Transformación de la hidroxiapati-el mínimo porcentaje de moteado den- ta (HAP) en fluoropatita (FAP),tal. Este moteado dental se denominó que es más resistente a la descalci-más tarde fluorosis dental (FD) debido a ficación. Esta reacción química en-su relación causal con el F5. tre la HAP y la FAP presenta una En las últimas décadas, la prevalencia reversibilidad en función de lade CD en los niños había disminuido en concentración de F en el entornola mayoría de países industrializados. del esmalte dental, de modo queEsto se atribuyó al empleo de F tanto la FAP no sería una situación defi-sistémico (agua de consumo, bebidas y nitiva y estable9.alimentos) como tópico (dentífricos, ge- 2. Inhibición de la desmineralizaciónles, colutorios), así como a una mejoría y catálisis de la remineralizacióndel estado de nutrición y de la higiene del esmalte desmineralizado. Estedental6,7. Sin embargo, de nuevo se asis- proceso es dinámico y dura toda late a un aumento de prevalencia, posi- vida del diente. La reversibilidadblemente por un abandono de las medi- de este mecanismo justifica, pordas de salud pública anteriores8. un lado, la recomendación del em-Figura 1. Tipos de administración de flúor y acción preventiva. Flúor Sistémico Tópico Acción Acción Acción preeruptiva posteruptiva posteruptiva Relación con Acción preventiva Acción preventiva fluorosis dental ++++ de caries dental + de caries dental ++++ 438 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  5. 5. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental pleo de F durante toda la vida y no Al principio de la investigación so- solo durante la infancia. Además, bre el F, este se creía que era el el empleo de F tópico a bajas do- efecto más importante. Por ello se sis, de forma continua, induce la recomendaba dar F a la embaraza- remineralización dental10. da, así como antes de los seis me- 3. Inhibición de las reacciones de glu- ses de vida (antes de la erupción cólisis de las bacterias de la placa del primer diente) y se aconsejaba dental (sobre todo Streptococcus retirar los suplementos tras la mutans), con lo que disminuye la erupción de la segunda dentición, formación de ácidos. pues no tendría sentido su admi- 4. Reducción de la producción de po- nistración tras el desarrollo dental. lisacáridos de la matriz extracelular – Posteruptivo. Tras la erupción en la placa dental11,12. dental, el F sistémico sigue estan- En todos los casos, parece que el factor do poco implicado en la formaciónmás importante en la prevención de la CD de la estructura orgánica dental.es la exposición a dosis bajas pero conti- Tan solo la fracción excretada pornuadas de fluoruro en la cavidad oral. saliva tendría una acción significa- tiva protectora de CD10. Efectos sistémico y tópico del flúor (figura 1) Efecto tópico (posteruptivo) El F presente en la fase fluida de la su- Efecto sistémico perficie dental es el que realmente dismi- – Preeruptivo. Tras su absorción intes- nuye la desmineralización y aumenta la tinal y su paso a la sangre, el F se in- remineralización del esmalte, siendo cla- corpora a la estructura mineralizada ve la frecuencia de la exposición al F. Este de los dientes en desarrollo y proba- efecto posteruptivo tópico es el que se blemente incrementa levemente la cree más adecuado para prevenir la CD. resistencia a la desmineralización La saliva es el principal transportador frente a la acción de ácidos orgáni- del F tópico. La concentración de F en el cos, ya que solamente un 8-10% de ductus salivar tras la secreción de las glán- los cristales del esmalte están com- dulas salivares es bajo (0,016 ppm en zo- puestos por FAP en niños residentes nas con agua fluorada y 0,0006 ppm en en zonas con agua fluorada13. áreas con agua no fluorada)14. Esta con- 439 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  6. 6. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalcentración probablemente tenga una dé- dientes son altamente resistentes a labil actividad cariostática. Sin embargo, la CD pero tienen manchas blancas opa-pasta dentífrica o los geles logran una cas, y en la FD grave, el esmalte es que-concentración en la boca 100 a 1000 ve- bradizo, contiene manchas marrones yces superior. se acompaña de lesiones óseas. Así pues, con esta perspectiva, y a di- El aumento de FD moderada en losferencia de lo que se creía inicialmente, últimos años se atribuye a la ingestase debe: acumulada de F en la fase de desarrollo – Hacer más hincapié en los distintos dental, aunque la gravedad depende no medios de administración tópica solo de la dosis sino también de la dura- del F. ción y el momento de la ingesta de F16. – Recomendar el F tópico toda la vi- Las fuentes de F en esta época de la vi- da y no solo restringir nuestras re- da son la ingesta de la pasta dentífrica comendaciones a la época del de- (sobre todo hasta los seis años de sarrollo y erupción dental. edad), el empleo inadecuado de los su- – Desaconsejar el empleo de excesi- plementos de F, la reconstitución de la vo F sistémico, sobre todo antes fórmula para lactantes con agua fluora- de la erupción dental (en la emba- da y los alimentos y bebidas elaboradas razada y antes de los seis meses de con agua fluorada procedente de abas- vida). tecimientos de agua de consumo públi- – Insistir en el papel remineralizador co, por el efecto de difusión del F a los de dosis bajas de F administradas mismos. de forma continua. No se cree que la fluoración del agua sea la causa más importante de la Fluorosis dental FD17,18. Así, los países con amplia tradi- La FD es la hipomineralización del es- ción de fluoración de las aguas de con-malte dental por aumento de la porosi- sumo, como es el caso de EE. UU., tie-dad. Se debe a una excesiva ingesta de nen una prevalencia de FD en personasF durante el desarrollo del esmalte antes de 9-19 años del 22%, siendo la mayo-de la erupción. La FD presenta una rela- ría de tipo leve o muy leve y solo un 1%ción dosis-respuesta15. Así, en la FD leve de tipo moderado o intenso19; la preva-hay estrías o líneas a través de la super- lencia de FD disminuye cuando se inte-ficie del diente; en la FD moderada, los rrumpe la fluoración del agua20. La FD 440 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  7. 7. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalha sido importante en los países con mayoría de los grupos de consenso so-aguas fluoradas solo cuando el agua era bre la administración de F establece ella única fuente de exposición al F. En límite superior real en seis años, ya queEuropa, los mayores índices de FD se uno de los factores más importantes co-asocian con el F del agua y con el em- mo es la ingesta de la pasta dentífricapleo de suplementos fluorados21. En Es- desaparece a esta edad, pues ya haypaña, la incidencia de FD media en una adecuada coordinación del reflejo1994 fue del 2,3-5%, habiéndose des- de deglución25,26. Además, a los seiscrito fluorosis solamente en Canarias22 y años los únicos dientes que quedan sus-en niños refugiados saharianos que resi- ceptibles a la FD son muy posteriores,den temporalmente en nuestro país por por tanto, no habría una afectación es-motivos humanitarios23. tética importante. Para poder prevenir la FD es necesario En definitiva, la FD puede ser preveni-conocer que el desarrollo de cada una de da si se enfoca la administración de F sis-las dos denticiones, temporal y definitiva, témico por edades (menores de 2-3atraviesa tres fases: fase proliferativa, años, de tres a seis años y mayores deque se extiende desde la aparición de un seis años), pues en los 2-3 primeros añosengrosamiento del ectodermo oral o lá- es cuando no hay que sobrepasar las do-mina dentaria hasta el inicio de la calcifi- sis recomendadas de F para evitar la FDcación del germen; fase de calcificación; de las piezas, que se verán tras la erup-y fase de erupción. ción. A partir de los tres años, si hay FD, La FD se produce por el acúmulo de F el problema estético sería menor, puesen el diente en la fase de calcificación afectaría a los premolares y molares. Sinpreeruptiva, probablemente por una al- embargo, en los primeros años tambiénteración en la actividad de los amelo- debe prevenirse la caries de las piezas deblastos, de modo que interfiere la aposi- la dentición temporal, tanto por el bibe-ción de cristales de calcio dando lugar a rón nocturno como por el consumo dehipocalcificaciones. A partir de los ocho azúcares.años se calcifican los últimos dientes de- El debate actual entre exceso de F sis-finitivos (terceros molares). Así pues, es- témico como factor de riesgo de FDta edad supone el límite hasta el cual (problema estético) frente a la falta de Fexiste un riesgo teórico de FD de la den- como factor de riesgo de CD (problematición permanente24. Sin embargo, la infeccioso) ha llevado a numerosos au- 441 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  8. 8. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentaltores a plantear el debate de si no esta- nistración sistémica puede, a su vez, ha-remos primando demasiado los factores cerse de modo colectivo (fluoración delestéticos de una parte de la población agua potable) o individual. La aplicaciónfrente a un problema médico de otra tópica también puede realizarse me-parte de la sociedad27. diante preparados concentrados (geles, En resumen, y en relación a la acción barnices), colutorios o pastas dentífricaspreventiva del F, actualmente se acepta (figura 2).que: – El F tópico administrado tras la Flúor sistémico colectivo erupción dental es el principal res- La fluoración artificial del agua de ponsable de la acción preventiva consumo público ha sido la medida más de la CD. eficaz y económica para la profilaxis co- – El exceso de F sistémico adminis- lectiva de la CD, ya que no necesita trado antes de los seis años es un cooperación diaria y consciente de los factor importante responsable de interesados. Aprobada por numerosas FD. organizaciones internacionales, tales como la OMS y la Federación Dental In- Modos de administración del flúor ternacional, entre otras, ha sido utiliza- La administración de F puede realizar- da en más de 39 países desde los añosse de forma sistémica o tópica. La admi- 40, beneficiándose cerca de 246 millo-Figura 2. Modos de administración de flúor. Modos de empleo Flúor sistémico Flúor tópico Pastas Uso colectivo Uso individual Geles y barnices Colutorios dentífricas Agua potable Suplementos gotas/comprimidos Uso diario Agua escuelas Alimentos Uso semanal Sal común Agua embotellada 442 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  9. 9. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalnes de personas. Inicialmente se le atri- Cuando no se fluorura el agua debuyó una reducción de la incidencia de consumo público por no haber una redcaries de un 40-50% si se trataba de la centralizada del agua, se puede recurrirdentición de leche y de un 50-60% en a la fluoración de la sal común (200 mgel caso de la dentición definitiva28. Estu- F/kg), medida poco útil en la infanciadios más recientes cifran estos descen- ante la necesidad de realizar una pre-sos entre un 18 y un 40%17, ya que ha- vención global de las enfermedades car-bría otros factores implicados en la diovasculares. Asimismo, la fluoraciónreducción de la caries. del agua de las escuelas se ha empleado En España hay plantas de fluoración en el caso de viviendas aisladas. Hayen algunas poblaciones tales como que controlar mucho mejor el nivel deCórdoba, Sevilla, Badajoz, algunas ciu- fluoruros añadidos, ya que el consumodades del País Vasco, Girona, Linares y se realiza solamente unos días determi-Lorca. nados. Así pues, la fluoración del agua con- La leche fluorada artificialmente, uti-tinúa siendo la medida más efectiva y lizada en algunos programas preventi-la mejor elección como actuación de vos en Suiza y países del este europeo,Salud Pública si hay una prevalencia permite la absorción más lentamenteelevada de CD. Sin embargo, en po- que en el caso del agua, probablemen-blaciones con baja prevalencia de CD y te por la unión del F a los iones del cal-con alternativas de F bien instauradas, cio y al mayor pH gástrico por la ca-la fluoración del agua no es ya la única pacidad tampón de la leche. Sinopción. embargo, la menor importancia del F El motivo del aumento de FD en los sistémico, junto con la dificultad en sa-países con aguas fluoradas artificial- ber la dosis finalmente ingerida, ha he-mente se atribuye además a la amplia cho abandonar este tipo de medidadifusión de dentífricos y colutorios muy preventiva25.ricos en F. Por tanto, son los países másdesarrollados los que más riesgo tienen Flúor sistémico individual.de padecer FD, ya que hay mayores Suplementos orales de fluoruroscantidades de alimentos elaborados con Los suplementos orales de fluoruroagua fluorada y mayor higiene dental (SOF) se establecieron para ofrecer F a(más F tópico que puede ser ingerido). comunidades donde no se podía fluorar 443 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  10. 10. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalel agua. Por ello, la cantidad de suple- Postura de los distintos gruposmento administrada se realiza en fun- o comités de consenso frenteción de la concentración de ion F del a los suplementos orales de flurouroagua de consumo. Para conocer el nivel – Academia Americana de Pediatríade F en una comunidad concreta puede (AAP). En primer lugar, la AAP, alrecurrirse a la bibliografía29 o a las Con- apoyar las recomendaciones parasejerías de Salud o de Medio Ambiente el uso del F en la prevención y con-de las comunidades autónomas. trol de la CD en EE. UU.18, sigue in- El fluoruro sódico (FNa) se absorbe dicando las dosis que establecióentre un 90 y un 97% si se toma sin ali- conjuntamente con la Asociaciónmentos. La biodisponibilidad desciende Dental Americana en 1995 (tablahasta un 53,7% cuando se toma con le- 2)30, en las que se indica el empleoche y otros productos lácteos. Se distri- de SOF desde los seis meses hastabuye tanto de forma libre como unido a los 16 años en función del F delproteínas y se deposita en los dientes, agua de consumo. Estas recomen-así como en el tejido óseo. La semivida daciones eran más restrictivas quede distribución es de una hora. Se ex- las previas, en las que se indicabacreta fundamentalmente a nivel renal. el límite máximo de 0,7 en vez deAsí pues, los SOF deben administrarse 0,6 mg/l (o ppm) de F en el agua,en ayunas y alejados de las tomas de como la cifra a partir de la cual noproductos lácteos, para evitar la precipi- habría que dar SOF. Además, setación de fluoruro cálcico. Pueden usar- empezaba al nacimiento y se aca-se gotas desde los seis meses al año o baba a los 13 años. Sin embargo,los dos años, continuando después con en una revisión reciente de la Aca-comprimidos. Para aprovechar el papel demia Americana de Dentistas Pe-tópico del F, lo ideal sería darlo en for- diátricos se recomienda una valo-ma de comprimidos masticables o com- ración individual del riesgo de CDprimidos que al chuparse se disuelvan antes de prescribir un suplementolentamente25,26. En el caso de querer uti- de F31, y en una publicación con-lizar una fórmula magistral, esta se pue- junta con la Academia Americanade preparar con 110 mg de FNa en 1 l de Pediatría también se indica quede agua, de modo que 5 ml contienen la administración de todas las mo-0,25 mg de ion F. dalidades de F debe estar basada 444 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  11. 11. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalTabla 2. Recomendaciones de los suplementos de flúor en función de la concentración de flúoren el agua de bebida, según distintos grupos de expertos Edad Flúor en el agua < 0,3 ppm 0,3-0,6 ppm > 0,6 ppm ADA/AAP CNSCP AEDP ADA/AAP CNSCP AEDP ADA/AAP CNSCP AEDP 6 meses a 3 años 0,25 mg 0,25 mg* 0 0 0 0 0 0 0 3-6 años 0,50 mg 0,50 mg** 0,25 mg 0,25 mg 0 0 0 0 0 6-16 años 1 mg 1 mg 0,50 mg 0,50 mg 0 0 0 0 0ADA/AAP: Academia Dental Americana/Academia Americana de Pediatría; CNSCP: Comité de Nutriciónde la Sociedad Canadiense de Pediatría; AEDP: Academia Europea de Dentistas Pediátricos.*De los seis meses a los dos años.**De los dos a los seis años. en la valoración individual del ries- un grupo de riesgo de CD. Ade- go de CD32. En la embarazada no más, añaden en sus recomenda- se recomienda la administración de ciones que el niño visite al dentista F sistémico, ya que hay una baja antes del primer año de vida y que efectividad preeruptiva y no se ha los padres deben ser informados demostrado que atraviese la pla- de los riesgos y beneficios que el centa. empleo de F puede suponer a lar- – Comité de Nutrición de la Socie- go plazo. Para el consenso cana- dad Canadiense de Pediatría. Por diense, la efectividad de los SOF su parte, el Comité de Nutrición de en la prevención de la CD es baja la Sociedad Canadiense de Pedia- en la edad escolar y no está bien tría26 es más restrictivo en cuanto a establecida en lactantes26. las dosis e indicaciones de los SOF. – Asociación Europea de Dentistas Así, y tal como se observa en la ta- Pediátricos. Por último, la Asocia- bla 2, no se ofrecen SOF a los ni- ción Europea de Dentistas Pediá- ños que consumen agua con más tricos25 aún es más restrictiva y de 0,3 mg/l de F, independiente- propone un esquema de dosifica- mente de la edad. Pero, además, ción en el que solo se emplean indica que los SOF se administren SOF a partir de los dos años de vi- solo si el niño no se cepilla (o lo da y hace hincapié en que única- hacen sus padres) los dientes dos mente se deben dar si hay riesgo veces al día o si el niño pertenece a aumentado de CD (tabla 2). 445 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  12. 12. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental Todas estas limitaciones en las reco- ¿Cuál es la cantidad adecuada demendaciones sobre el empleo de los ingesta diaria de flúor en el lactante?SOF se relacionan con la probabilidad Si el problema de la FD se restringe alque tienen de producir FD. Sin embar- niño pequeño, debemos conocer congo, es importante que el pediatra no ol- exactitud cuáles son las necesidades devide que hay niños en los que sí que hay F. Las dietary reference intakes (DRI)que administrar SOF por pertenecer a para el F hacen referencia a las reco-grupos de riesgo. Una aproximación a mendaciones nutricionales que puedenlos posibles grupos de riesgo se indica usarse para planificar y valorar dietas enen la tabla 1, basada en criterios de los personas sanas. En el caso del F se handistintos comités antes indicados18,25,26,32. establecido dos tipos de DRI: las inges- tas adecuadas (IA) y el nivel de ingesta Recomendaciones del grupo PrevInfad máximo tolerable (NIMT)34. Estos valo- sobre los suplementos de flúor res suponen unos valores aproximados Tras los comentarios anteriores y se- de 0,05 mg/kg/día para la IA y degún el informe más reciente de la Asocia- 0,1 mg/kg/día para el NIMT.ción Dental Americana sobre recomen- Tal como se indica en la tabla 4, la in-daciones de SOF33, el grupo PrevInfad gesta diaria total de F viene determina-recomienda SOF en los niños que perte- da fundamentalmente por la concentra-necen a grupos de riesgo en las cantida- ción de F en el agua con la que sedes indicadas por la AAP30,32 y que se in- preparan las comidas y la leche de fór-dican en la tabla 2. mula. La leche humana contiene de En el caso de administrar SOF, los me- 0,005 a 0,01 mg/l, la fórmula reconsti-dicamentos comercializados en nuestro tuida contiene unos 0,14 mg/l34 y lospaís se indican en la tabla 3. alimentos que constituyen la base de Tabla 3. Preparados comerciales de flúor sistémico Nombre comercial Presentación Cantidad Mg de ion F Fluor Kin® Comprimidos 100 0,25 y 1 mg Fluor Kin® Gotas 30 ml 5 gotas = 0,25 mg Flúor Lacer® Comprimidos 100 1 mg + 20 mg xilitol Flúor Lacer® Gotas 15 y 30 ml 5 gotas = 0,25 mg Fluoran® Comprimidos 100 0,25 mg Vitagama Flúor (polivitamínico)® Gotas 50 ml 10 gotas = 0,25 mg 446 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  13. 13. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalTabla 4. Ingesta estimada de flúor de los seis a los 12 meses y de los 12 meses hasta los tres años,incluyendo la aportación del agua, la fórmula y la alimentación variada, frente a la ingestaadecuada y a los niveles de ingesta máxima tolerable Edad 6-12 meses 1-3 años IA (mg/día) 0,5 mg 0,7 mg NIMT (mg/día) 0,9 mg 1,3 mg Aporte de flúor Agua 0,3-1,0 mg 0,3-1,0 mg LM/fórmula 0,1-0,2 mg 0,61-1,41 mg/día 1,07-1,77 mg/día Alimentación variada 0,21 mg 0,77 mg IA: ingesta adecuada. LM: lactancia materna. NIMT: nivel de ingesta máxima tolerable.una alimentación variada aportan entre año de edad y dado que los niveles má-0,2 y 0,77 mg35. Las frutas, los vegeta- ximos tolerables son más elevados, noles, las carnes y pescados aportan poco habría ningún inconveniente en reco-F. La mayoría de los vegetales y la carne mendar la bebida de agua fluoradacontienen menos de 1 mg/kg de fluoru- (hasta 1 mg/l de F) para aprovechar elros en estado seco. En cambio, el té efecto tópico y continuado de la bebida.puede contener hasta 150 mg/kg y al- Así pues, si el niño toma agua de bebidagunos pescados (enlatados y ahumados envasada, se debe conocer la concen-sobre todo) y mariscos pueden llegar a tración en F del agua empleada (tablatener 20 mg/kg. Ninguno de ellos, no 5), para lo que se puede recurrir a unaobstante, constituye una parte impor- base de datos actualizada on-line, co-tante de la dieta en la infancia. mo www.aguainfant.com, disponible Del mismo modo, basándose en el para aguas españolas.NIMT de F para evitar la FD y en el con-tenido que aportan la leche artificial y la Aplicación tópica de flúoralimentación complementaria, Fomon36 Durante mucho tiempo se creyó que elconcluye que en el primer año de vida el efecto protector del F se debía a su incor-agua debe contener menos de 0,3 mg/l poración a los cristales de apatita, de mo-de F, reservándose la posibilidad de dar do que aumentaría la resistencia del es-suplementos de F, especialmente para malte. Esta idea es más teórica que real.los niños con riesgo de presentar caries La acción protectora del F se manifiestaa partir de los seis meses, como indica la en una disminución de la desmineraliza-AAP. Sin embargo, a partir del primer ción y un aumento de la remineralización 447 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  14. 14. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalde las lesiones incipientes, para lo que es ficie de los dientes con un pincel o unaimportante contar con suficiente F en la sonda curva. El Duraphat® contiene unsuperficie dental, de ahí la importancia 5% de FNa, lo que supone una concen-del F tópico38,39. tración de ion F del 2,26%. Endurecen en presencia de la saliva. Estudios reali- Aplicación tópica de geles y barnices zados, en países tanto en vías de desa- con elevada concentración de flúor rrollo como desarrollados, han demos- Constituyen procedimientos restringi- trado su utilidad en los niños con riesgodos al estomatólogo. Su frecuencia de- elevado de CD, ya que proporciona con-be ser adaptada por el dentista en fun- centraciones más elevadas de F en la sa-ción del grado de riesgo de CD del niño. liva a las dos horas de su empleo que el Los geles se aplican mediante cubetas resto de tipos de F tópico. Son de fácilajustables a las arcadas dentales. Se uti- aplicación y útiles en niños con minusva-liza FNa al 2% con una concentración lías psíquicas o físicas y que no vayan ade 9040 ppm de F o geles de fluorofos- tolerar la cubeta con gel en la boca. Asi-fato acidulado al 1,2% con un conteni- mismo, permiten aplicar el F en zonasdo de 12 000 ppm de F. Para evitar in- seleccionadas del diente. En la corres-toxicaciones, se recomienda no llenar pondiente revisión Cochrane, basada enmás de un 40% de la cubeta; el pacien- nueve ensayos clínicos controlados, sete debe permanecer sentado con la ca- concluye que los barnices pueden llegarbeza inclinada hacia delante; y aspirar a producir una reducción de fracciónentre las dos cubetas durante todo el prevenida del índice CAO hasta en unproceso. 46% (la fracción prevenida es el descen- Los geles se aplican, en general, una so de caries en el grupo tratado, expre-vez al año en los pacientes con riesgo sado como porcentaje del grupo control)elevado de CD. En una reciente revisión y el índice CAO (dentición temporal) unCochrane, basada en 14 ensayos clíni- 33%40.cos controlados, se concluye que los ge- Los geles y barnices de F son un mé-les pueden reducir un 21% el índice todo efectivo de administración tópicaCAO (dientes cariados, ausentes y ob- de F para el Departamento de Saludturados)40. Pública de EE. UU. y el grupo diana se- Los barnices de F tienen una consis- rían las personas de alto riesgo de CDtencia viscosa. Se aplican sobre la super- (tabla 1). 448 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  15. 15. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental Colutorios un hábito precoz. La limpieza debe ha- Se emplean soluciones diluidas de sa- cerse una vez al día, aprovechando elles de F con las que se realizan enjua- momento del baño. Para esta etapa segues bucales diarios o semanales. De- pueden utilizar dedales de silicona o unaben recomendarse a partir de los seis gasa humedecida en agua.años para asegurarnos de que el niño Después de que erupcionen los pri-no ingerirá el líquido41. meros dientes se debe comenzar con la Para uso diario, puede emplearse una limpieza bucodental dos veces al día.solución de FNa al 0,05% con la que se Para esta etapa se pueden utilizar deda-enjuagará durante un minuto con unos les de silicona o cepillos dentales infanti-10 ml de colutorio, evitando su ingestión les42,43.posterior. Como alternativa, puede Después de que erupcionen los pri-practicarse un enjuague semanal de FNa meros molares primarios, alrededor deal 0,2%, aconsejándose no ingerir nada los 18 meses, se debe optar por el usoen la siguiente media hora. Este último del cepillo dental. El cepillo debe pre-tipo de colutorio es el que suele em- sentar un mango recto y largo; una em-plearse en los programas escolares de puñadura gruesa, cerdas suaves con lasprevención comunitaria de la CD. El em- puntas redondeadas y un tamaño com-pleo de colutorios fluorados es un méto- patible con la boca del niño.do efectivo de administración tópica de La técnica debe ser sencilla para losF (evidencia I, nivel de recomendación padres. Se recomienda limpiar las su-A, para el consenso canadiense)26. perficies dentales laterales (linguales y El empleo de colutorios fluorados es vestibulares) con movimientos circula-un método efectivo de administración res y las superficies masticatorias contópica de F. movimientos antero-posteriores. La po- sición del adulto debe permitir unaHigiene bucodental buena visibilidad de la boca, mante- niendo la cabeza del niño en una posi- El cepillado ción estable. Antes de que erupcionen los primeros Se explicará al niño y a los padresdientes se debe empezar con la estimu- (hasta la adolescencia) la técnica del ce-lación oral para acostumbrar al bebé a pillado. Es más importante la minuciosi-la manipulación de la boca e instaurar dad que el tipo de técnica empleada; 449 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  16. 16. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalcon un cepillado minucioso la mayoría El dentífricode las técnicas resultan eficaces. Si hay El uso de un dentífrico adecuado au-problemas de alineación, ausencia de menta los beneficios del cepillado. Endientes, prótesis bucales o el niño es tor- general, una pasta dentífrica se compo-pe para cepillarse, es preciso recomen- ne de un producto abrasivo y un agentedar técnicas especiales. Se debe reco- cariostático. Se recomiendan abrasivosmendar un cepillo de cabeza pequeña, suaves (pirofosfato de calcio, metafos-de cerdas sintéticas y puntas redondea- fato insoluble de sodio, etc.) y com-das para evitar la lesión de la encía si el puestos fluorados, como se ha indicadoniño lo usa con fuerza44. anteriormente. El cepillado debe comenzar con un La utilización de dentífricos fluoradosbarrido siguiendo el eje del diente, em- es el método más recomendado para lapezando por la encía y sin desplaza- prevención de la CD, tanto por el aspec-mientos horizontales, tanto en la cara to tópico y continuado de su aplicación,exterior como en la cara interior. Poste- como por la aceptación social de la higie-riormente se realiza un movimiento a ne dental mediante el cepillado dental.modo de remolino sobre la cara oclusal, En cuanto a su concentración en F, lasde atrás hacia delante, limpiando poste- pastas dentífricas fluoradas carecenriormente con suavidad la lengua. Debe prácticamente de contraindicaciones enenjuagarse varias veces. el adulto por su acción exclusivamente El cepillado debe completarse en al- local. Sin embargo, se ha calculado quegunos casos con el empleo de seda un preescolar, con dos cepillados dia-dental, particularmente para las áreas rios, puede deglutir alrededor de 1 g deinterproximales y mesiales de los pri- pasta dental al día, debido a la inmadu-meros molares permanentes. Para ello rez del reflejo de deglución. Por ello yse emplea hilo compuesto de fibras para evitar la FD, debe conocerse lamicroscópicas de nylon no enceradas, concentración de F de los dentífricos afacilitando la operación el uso de pin- emplear en el niño45,46. En este sentido,zas especiales. En cualquier caso, el en el etiquetado no siempre consta laempleo de colorantes diagnósticos de concentración en ppm de fluoruro, quela placa dental (eritrosina o fluoresceí- se puede calcular fácilmente (2,2 g dena sódica) permite su eliminación NaF = 1000 mg de ion fluoruro = 9,34 gcompleta. de PO3FK2 = 7,6 g de PO3FNa2). 450 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  17. 17. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental Así se ha calculado la concentración Los niños deben cepillarse sus dientesen F de dentífricos españoles, lista que dos veces diarias con pasta fluorada51 yestá actualizada on-line en www.agua los mayores de seis años deben escupirinfant.com (tabla 6). la pasta pero sin enjuagarse excesiva- Según las investigaciones más recien- mente la boca con agua44.tes, las pastas con menos de 1000 ppmno parece que tengan ningún papel en Compatibilidad de las aplicacionesla prevención de la caries dental47. Sin de flúor sistémico y tópicoembargo, en niños pequeños el riesgo No está justificado emplear a la vezde ingestión de la pasta dentífrica es más de una forma de aplicación sisté-muy alto48. En niños menores de 2-3 mica (por ejemplo, agua de bebidaaños el cepillado deben realizarlo los pa- fluorada y suplementos de F en com-dres, para hacerlo progresivamente el primidos) para evitar el riesgo de fluo-propio niño49. Las recomendaciones clí- rosis. Sin embargo, sí se pueden com-nicas para el uso de pasta de dientes binar varias formas de F tópico (porcon F son las siguientes50: ejemplo, dentífricos, colutorios y ge- – Hasta los dos años se recomienda les), pero siempre a partir de una edad la pasta que puede ponerse como en la que nos aseguremos de que el ni- “raspado o mancha sobre el cepi- ño no se tragará el F tópico, como pue- llo” de pastas con 1000 ppm. de ser los seis años. – Entre los dos y los seis años, con una pasta de dientes con entre Medidas dietéticas: hidratos 1000 y 1450 ppm de F y la canti- de carbono dad similar a un guisante. Los efectos cariógenos de cualquier – Por encima de los seis años, dos azúcar derivan, sobre todo, de su capaci- veces al día con una pasta de dien- dad de favorecer el crecimiento de ciertas tes con 1450 ppm de F y la canti- bacterias y de su subsecuente formación dad de 1-2 cm (sobre el cepillo). de ácidos y polisacáridos. Probablemente, El empleo de pastas dentífricas fluo- la sacarosa es el glúcido que más favoreceradas es un método efectivo de admi- la caries por el hecho de que su hidrólisisnistración tópica de F. El grupo de per- en glucosa y fructosa se sigue de la libera-sonas al que se dirige es a toda la ción de una elevada energía de hidrólisis,población. que se aprovecharía para la polimeriza- 451 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  18. 18. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalción de la propia molécula de glucosa en En resumen: los azúcares y bebidas oglucanos, los cuales tienen un elevado refrescos azucarados deben restringirsecoeficiente de adhesividad. en la infancia a las comidas para conse- Otros hidratos de carbono con capa- guir una mayor prevención de la caries,cidad cariógena son la glucosa y el almi- evitando sobre todo su ingesta entre lasdón; este último, cuyas fuentes son los comidas y al acostarse44,54.cereales y las legumbres, resulta másperjudicial tras su modificación por los Otras medidas dietéticasprocesos de refinado industrial. Los chicles sin azúcar que contienen Así pues, los alimentos con mayor po- xilitol y sorbitol tienen propiedades anti-tencial cariógeno son los que contienen caries a través de la producción de sali-azúcares refinados y sobre todo pegajo- va. El xilitol es más efectivo por su aña-sos, teniendo en cuenta que la frecuen- dida capacidad antibacteriana52.cia de su ingestión es más importante El consumo de chicles sin azúcar puedeque la cantidad ingerida de una vez. ser beneficioso para la prevención de la ca- Por tanto, y dado que el tipo de hidra- ries, sobre todo, los que contienen xilitol.tos de carbono y el tiempo de retención Hasta hace unos años, los medicamen-bucal son más importantes que la canti- tos para niños se endulzaban para quedad consumida, se debe: fuesen más fáciles de tomar. Sin embar- – Evitar las ingestas frecuentes entre go, no debe despreciarse tampoco este comidas, así como la retención de aporte de azúcar, pues puede ser una alimentos azucarados en la boca fuente añadida iatrógena de caries53. (biberón para dormir y chupete Los pediatras deben prescribir medica- endulzado). mentos sin azúcar cuando sea posible. – Procurar que los carbohidratos sean en forma diluida o acuosa (reten- Tratamiento de lesiones activas ción mínima), evitando los azúcares El tratamiento de las lesiones activas de textura pegajosa o adhesiva. debe efectuarse en la dentición caduca – Evitar utilizar los caramelos como y en la permanente, pues se reduce la regalos entre las comidas. colonización bacteriana y el riesgo de – Los refrescos azucarados entre las destrucción para los dientes sanos. Es comidas son una fuente no des- una medida especializada reservada al preciable de azúcares. estomatólogo. La rápida formación de 452 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  19. 19. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodentalnuevas caries o la destrucción acelerada los dientes de la arcada inferior quedande piezas ya dañadas obliga a exámenes situados por dentro de los superiores.periódicos de la dentadura por parte del Hay varios tipos de maloclusiones:odontólogo. – Maloclusión del plano anteropos- terior: clase I: la oclusión es nor- Traumatismos dentales mal, pero los dientes no están bien A los 12 años, cerca de una cuarta alineados en la arcada; clase II: laparte de los niños han sufrido las conse- arcada inferior está retrasada concuencias de traumatismos dentales, relación a la superior, y clase III: laprincipalmente a nivel de los incisivos arcada inferior está adelantadasuperiores. respecto a la superior. Es importante tratar de reimplantar el – Maloclusión del eje vertical o axial:diente lo más pronto posible, según el cuando uno o varios dientes exce-proceso siguiente: sostener el diente por den, pasan la línea de oclusiónla corona, no tocar la raíz; enjuagarlo (sobre mordida), o por el contrariocon una solución salina o con agua, pre- no llegan a ella (mordida abierta).feriblemente estéril; reimplantar inme- – Maloclusión en el eje transversal:diatamente el diente de modo suave; las caras externas o vestibulares deacudir al odontólogo. las coronas de las piezas superiores Si no se ha podido reimplantar el están por dentro de las inferiores.diente, enviar al niño al odontólogo lle- Hay causas que son prevenibles y envando el diente en un medio húmedo las que la educación sanitaria puede sercomo leche o suero fisiológico. importante: evitar el empleo prolonga- do del chupete y evitar la succión del Maloclusiones dentales pulgar o la succión labial. La distribución desigual de la presiónde la mandíbula y el maxilar superior, Resumen de actividadescomo consecuencia de la mala alinea- de promoción de la salud bucodentalción de los dientes, da lugar a una oclu-sión incorrecta de la dentición. De 0 a 2 años Se detecta haciendo deglutir al niño 1. Exploración neonatal de la cavidadcon la boca cerrada, para que así los oral (dientes neonatales, malfor-dientes estén en oclusión. Normalmente maciones u otras alteraciones). 453 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  20. 20. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental 2. Seguimiento de la erupción de la – Los azúcares complejos, como los dentición primaria. Se considerará almidones y otras sustancias pre- anormal la falta de erupción de la sentes en las legumbres y los ce- primera pieza a los 15 meses y la reales, son menos cariógenos, so- erupción de dientes malformados. bre todo en estado no refinado. Asimismo, se considerará anormal – Es más importante la frecuencia la falta de alguna pieza (20 en to- de las tomas que la cantidad total tal) a los 30 meses. ingerida. 3. Profilaxis de la caries: – Los azúcares con textura pegajosa – Prevención de la caries rampante o blanda son más cariógenos que de los incisivos: se desaconsejará los líquidos o duros. firmemente endulzar el chupete y 5. Vigilar la aparición de: dejar dormir al niño con un bibe- – Gingivitis (por falta de cepillado, rón de leche o zumo en la boca. maloclusiones, medicaciones). – Solamente si se pertenece a un – Maloclusiones (mordida abierta) grupo de riesgo de CD se darán evitando hábitos perjudiciales suplementos de F por vía oral a (chupete, succión del pulgar). partir de los seis meses, según el contenido del agua de bebida, De 2 a 6 años ya sea agua de consumo público 1. Exploración de la dentición prima- o embotellada. ria. Se derivarán al odontólogo – Inicio del cepillado dental. En ni- aquellos niños con piezas cariadas, ños menores de dos años, el cepi- según la disponibilidad de los recur- llado deben realizarlo los padres sos sanitarios. con una pasta de dientes que 2. Profilaxis de la caries y de la enfer- contenga 1000 ppm de F y una medad periodontal: cantidad similar a un “raspado o – Información a los padres sobre ali- mancha” sobre el cepillo dental. mentos cariógenos. 4. Información a los padres sobre ali- – Inicio del cepillado dental. A partir mentos cariógenos. Se debe infor- de los dos años se aconsejará a los mar de que: padres que se cepillen los dientes – La sacarosa es el hidrato de car- por la noche en presencia del ni- bono más cariógeno. ño. Este se “cepillará” también 454 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  21. 21. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental para ir adquiriendo el hábito y – Solamente si se pertenece a un posteriormente alguno de los pa- grupo de riesgo de CD se darán dres repasará el cepillado limpian- suplementos de F por vía oral, se- do cuidadosamente los restos de gún el contenido de F en el agua, comida. Entre los dos y seis años, ya sea agua de consumo público o el niño se cepillará con un dentífri- embotellada. co con entre 1000 y 1450 ppm de – Colutorios diarios (0,05% FNa) o F en cantidad similar a un guisan- semanales (0,2%), recomenda- te. Deberá cepillarse al menos dos bles para realizar en el colegio, es- veces al día y de forma especial trategia que asegura su aplicación. antes de acostarse. Hay que comprobar que el niño – Aplicación de F: suplementos hace bien el colutorio durante un orales solamente si se pertenece minuto y que no se traga el líqui- a un grupo de riesgo de CD y en do, (en general, a partir de los seis función del contenido de F en el años). En los siguientes 30 minu- agua de bebida, y F tópico (com- tos no debe ingerir nada. patible con suplementos orales – Geles y barnices de F: aplicados de F). siempre por especialistas con pe- riodicidad variable, en función delDe 6 a 14 años riesgo de caries.1. Exploración bucal: presencia de sa- – Cepillado dental después de las rro, flemones, abscesos, gingivitis, comidas y al acostarse con una caries, mordida cruzada, mordida pasta dentífrica que contenga anterior, diastemas y frenillos, ma- 1450 ppm de F y la cantidad de 1- loclusiones y apiñamientos. Se deri- 2 cm (sobre el cepillo). vará al niño al odontólogo cuando presente alguna caries en las piezas Enlaces de interés en salud definitivas, o bien cuatro o más en bucodental en Internet las dentición primaria. También se – Portal Web sobre agua y salud: derivarán las hipoplasias de esmalte www.aguainfant.com y las maloclusiones. – Visión didáctica de los dientes y la2. Profilaxis de la caries y la enferme- caries dental: www.caries.info/ca dad periodontal: riologia.htm 455 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  22. 22. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental – Recursos didácticos para reforzar www.who.int/ncd/orh/index.htm el hábito de la higiene dental en y www.whocollab.od.mah. se/ niños: http://clic.xtec.cat/db/act_ – Recomendaciones de la CDC nor- es.jsp?id=1089 teamericana sobre la prevención – Páginas oficiales de la OMS; datos de la caries: www.cdc.gov/mm epidemiológicos de muchos países: wr/preview/mmwrhtml/rr5014a. htmBibliografía 9. Hellwig E, Lennon AM. Systemic versus topi- cal fluoride. Caries Res. 2004;38:258-62. 1. Bravo Pérez M, Llodra Calvo JC, Cortés Mar- 10. Robinson C. Fluoride and the caries lesion:tinicorena FJ, Casals Peidró E. Encuesta de Salud interactions and mechanism of action. Eur ArchOral de Preescolares en España 2007. RCOE. Paediatr Dent. 2009;10:136-40.2007;12:143-68. 11. Marquis RE, Clock SA, Mota-Meira M. Fluo- 2. American Academy of Pediatrics. Policy Sta- ride and organic weak acids as modulators of mi-tement. Section on Pediatric Dentistry. Oral Health crobial physiology. FEMS Microbiol Rev. 2003;26:Risk Assessment Timing and Establishment of the 493-510.Dental Home [consultado el 08/02/2010]. Dispo- 12. Clarkson JJ, McLoughlin J. Role of fluoride innible en http://aappolicy.aappublications.org/ oral health promotion. Int Dent J. 2000;50:119-28.cgi/reprint/pediatrics;111/5/1113.pdf 13. American Dietetic Association. The impact 3. García Sábada JI, López Pérez P, Badillo C, of fluoride on health. J Am Diet Assoc. 2000;100:Cabello A, Lozano M. Evaluación de la efectividad 1208-13.de un programa de educación bucodental en cen- 14. Oliveby A, Twetman S, Ekstrand J. Diurnaltros escolares. Arch Odontoestomatol Prev Comu- fluoride concentration in whole saliva in children li-nit. 1997;13:755-64. ving in a high-and a low-fluoride area. Caries Res. 4. OMS. Fluoruros y salud. Serie de monografías 1990;24:44-7.n.º 59.1.ª ed. Ginebra: OMS; 1972. 15. Bronckers AL, Lyaruu DM, DenBesten PK. 5. Browne D, Whelton H, O’Mullane D. Fluori- The impact of fluoride on ameloblasts and the me-de metabolism and fluorosis. J Dent. 2005;33:177- chanisms of enamel fluorosis. J Dent Res.86. 2009;88:877-93. 6. Amid I, Hasson H. Fluoride supplements, 16. Marinho VC. Evidence-based effectivenessdental caries and fluorosis: A systematic review. J of topical fluorides. Adv Dent Res. 2008;20:3-7.Am Dent Assoc. 2008;139;1457-68. 17. Parnell C, Whelton H, O’Mullane D. Water 7. Sheiham A. Dietary effects on dental diseases. Fluoridation. Eur Arch Paediatr Dent. 2009; 10:141-8.Public Health Nutr. 2001;4:569-91. 18. Centers for Disease Control and Prevention. 8. Bagramian RA, García-Godoy F, Volpe AR. Recommendations for using fluoride to preventThe global increase in dental caries. A pending pu- and control dental caries in the United States.blic health crisis. Am J Dent. 2009;22:3-8. MMWR Recomm Rep. 2001;50(RR-14):1-42. 456 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  23. 23. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental 19. Beltran-Aguilar ED, Griffin SO, Lockwood 29. Vitoria I, Arias T. Importancia nutricional delSA. Prevalence and trends in enamel fluorosis in agua de consumo público y del agua de bebida en-the United States from the 1930s to the 1980s. J vasada en la alimentación del lactante. EstudioAm Dent Assoc. 2002;133:157-65. descriptivo de base poblacional. IV Premio Especial 20. Clark DC, Shulman JD, Maupome G, Levy Nestlé. Barcelona: Ed. Asociación Española de Pe-SM. Changes in dental fluorosis following the ces- diatría; 2000.sation of water fluoridation. Community Dent Oral 30. American Academy of Pediatrics, Commit-Epidemiol. 2006;34:197-204. tee on Nutrition. Fluoride supplementation for chil- 21. Cochran JA, Ketley CE, Arnadóttir IB, Fer- dren: interin policy recommendations. Pediatrics.nandes B, Koletsi-Kounari H, Oila AM et al. A 1995;95:777.comparison of the prevalence of fluorosis in 8-ye- 31. American Academy on Pediatric Dentistry.ar-old children from seven European study sites Guideline on fluoride therapy. Pediatr Dent.using a standardized methodology. Community 2008;30(Suppl):121-4.Dent Oral Epidemiol. 2004;32(Suppl 1):28-33. 32. American Academy of Pediatrics. Section on 22. Gómez-Santos G, González-Sierra MA, Váz- Pediatric Dentistry and Oral Health. Preventivequez-García-Machiñena J. Evolution of caries and oral health intervention for pediatricians. Pedia-fluorosis in schoolchildren of the Canary Islands trics. 2008;122:1387-94.(Spain): 1991, 1998, 2006. Med Oral Patol Oral 33. Rozier RG, Adair S, Graham F, Iafolla T, King-Cir Bucal. 2008;13:E599-608. man A, Kohn W et al. Evidence-based clinical re- 23. Almerich-Silla JM, Montiel-Company JM, commendations on the prescription of dietary fluo-Ruiz-Miravet A. Caries and dental fluorosis in a ride supplements for caries prevention: a report ofwestern Saharan population of refugee children. the American Dental Association Council on Scien-Eur J Oral Sci. 2008;116:512-7. tific Affairs. J Am Dent Assoc. 2010;141:1480-9. 24. Abanto JA, Rezende KM, Marocho SM, Al- 34. Institute of Medicine. Fluoride. In: Dietaryves FB, Celiberti P, Ciamponi AL. Dental fluorosis: reference intakes for calcium, phosphorus, magne-Exposure, prevention and management. Med Oral sium, vitamin D, and fluoride. Washington, DC:Patol Oral Cir Bucal. 2009;14(2):E103-7. National Academy Press; 1997. p. 288-313. 25. European Academy of Paediatric Dentistry 35. Taves DR. Dietary intake of fluoride ashedGuidelines on the use of fluoride in children: an (total fluoride) v. unashed (inorganic fluoride) analy-EAPD policy document. Eur Arch Paediatr Dent. sis of individual foods. Br J Nutr. 1983;49:295-301.2009;10:129-35. 36. Fomon SJ, Ekstrand J, Zieglesr EE. Fluoride 26. Nutrition Committee, Canadian Paediatric intake and prevalence of dental fluorosis: Trends inSociety. The use of fluoride in infants and children. fluoride intake with special attention to infants. JPaediatr Child Health. 2002;7:569-72. Pub Health Dent. 2000;60:131-9. 27. Marthaler TM. Dentistry between patho- 37. Vitoria I. Agua de bebida en el niño. Reco-logy and cosmetics. Community Dent Oral Epide- mendaciones prácticas. Acta Pediatr Esp. 2009;67:miol. 2002;30:3-15. 255-66. 28. Brunelle JA, Carlos JP. Recent trends in dental 38. Vitoria I. El flúor y la prevención de la cariescaries in U.S. children and the effect of water fluori- en la infancia. Actualización. Rev Pediatr Aten Pri-dation. J Dent Res.1990;69(special issue):723-7. maria. 2002;15:95-126. 457 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58
  24. 24. Vitoria Miñana I, y cols. Promoción de la salud bucodental 39. Cuenca E, Martínez I. Uso racional del flúor. of different concentrations for preventing dentalEn: Cuenca E, Manau C, Serra LL (eds.). Odontolo- caries in children and adolescents. Cochrane Data-gía preventiva y comunitaria, 2.ª ed. Barcelona: base Syst Rev. 2010;20:CD007868.Masson; 1999. p. 109-28. 48. Twetman S. Caries prevention with fluoride 40. Marinho VC, Higgins JP, Logan S, Sheiham toothpaste in children: an update. Eur Arch Pae-A. Fluoride gels for preventing dental caries in chil- diatr Dent. 2009;10:162-7.dren and adolescents (Review). Cochrane Databa- 49. Ellwood RP, Cury JA. How much toothpastese of Systematic Reviews 2002;2:CDO002280. should a child under the age of 6 years use? Eur 41. Poulsen S. Fluoride-containing gels, mouth Arch Paediatr Dent. 2009;10:168-74.rinses and varnishes: an update of evidence of effi- 50. Sociedad Española de Odontopediatríacacy. Eur Arch Paediatr Dent. 2009;10:157-61. (SEO). Documento de consenso de la European 42. Palma C, Cahuana A, Gómez L. Guía de Academy of Paediatric Dentistry (EAPD) y la SEO.orientación para la salud bucal en los primeros Protocolo para el uso del flúor en niños [consulta-años de vida. Acta Pediatr Esp. 2010;68:351-7. do el 11/09/2011]. Disponible en www.odontolo 43. American Academy of Pediatrics. Policy Sta- giapediatrica.com/img/EAPD_Fluoride_Guidelitement: Preventive Oral Health Intervention for ne_%28Spanish%29%5B1%5D.pdfPediatricians. Pediatrics. 2008;122:1387-94. 51. Marinho VC. Cochrane reviews of rando- 44. Scottish Intercollegiate Guidelines Network mized trials of fluoride therapies for preventingPreventing Dental Caries in Children at High Caries dental caries. Eur Arch Paediatr Dent. 2009;10:Risk Targeted prevention of dental caries in the 183-91.permanent teeth of 6-16 year olds presenting for 52. Mäkinen KK, Bennett CA, Hujoel PP, Iso-dental care. SIGN. 2000;47:1-33. Disponible en kangas PJ, Isotupa KP, Pape HR Jr et al. Xylitolwww.show.scot.nhs.uk/sign/pdf/sign47.pdf chewing gums and caries rates: a 40-month cohort 45. Stephen KW. Fluoride prospects for the new study. J Dent Res.1995;74:1904-13.millenium-community and individual patient as- 53. Maguire A, Rugg-Gunn A, Butler TJ. Dentalpects. Acta Odontol Scand. 1999;57:352-5. health of children taking antimicrobial and non-an- 46. Riordan PJ. Dental fluorosis decline alter timicrobial liquid oral medication long-term. Carieschanges to supplement and toothpaste regimens. Res. 1996;30:16-21.Community Dent Oral Epidemiol. 2002;30:233-40. 54. Vitoria I. Flúor y prevención de las caries en 47. Walsh T, Worthington HV, Glenny AM, Ap- la infancia. Actualización 2002. Rev Pediatr Atenpelbe P, Marinho VC, Shi X. Fluoride toothpastes Primaria. 2002;15:95-126. x Las tablas 5 y 6 citadas en este artículo están disponibles en la versión elec- trónica de la Revista (www.pap.es). 458 Revista Pediatría de Atención Primaria • Vol. XIII. N.º 51. Julio/septiembre 2011 Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:435-58

×