Your SlideShare is downloading. ×
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Crecimiento economico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Crecimiento economico

1,360

Published on

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • liburako sala-i-martin Crecimiento economico (en castellano o euskera ) bila dut. mesedez igo duzu.
    eskerrik asko leku sorionatzeko. besarkada bat
    Busco el libro de sala-i-martin crecimiento economico en castellano, por favor subanlo, muchas gracias, felicitaciones por el sitio, un abraso
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,360
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Desarrollo, crecimiento, la distribución del ingreso y movilidad social: una discusión teórica (Primera versión) Elaborado por: Beatriz Muriel Hernández Osvaldo Nina Baltazar Enero - 20031. IntroducciónLa conceptuación del desarrollo económico en la historia se suscita de múltiplesinterpretaciones sobre las características e interrelaciones socio-económicas de losindividuos y la sociedad. En su comprensión esencial, sin embargo, el desarrollo debeabarcar no solamente una mera valoración de aspectos cuantitativos, como ingresos ogastos, sino también identificar las mejoras de las condiciones y calidad de vida, las quemuchas veces conllevan a apreciaciones particulares y subjetivas.A pesar de las dificultades en la valuación de ciertos progresos cualitativos en los patronesde vida, la literatura económica se ha preocupado históricamente por caracterizar, modelar,definir y medir la mayor parte de ellos. Esto ha permitido concebir al desarrollo económicomás objetivamente, aunque en un contexto parcial, con los procesos (interrelacionados) dereducción de pobreza, mejoras en el nivel y distribución del ingreso, y aceleración de laexpansión productiva. Sobre este contexto, se plantea la generación de un crecimientoeconómico equitativo, para lo cual se hace necesario contar con un ámbito teóricoconsistente, de forma a identificar fundamentadamente una agenda de políticas socio-económicas.El presente documento se divide en tres secciones. La primera corresponde a esta parteintroductoria. La segunda realiza inicialmente un breve análisis entre desarrollo ycrecimiento, para posteriormente discutir detalladamente los componentes fundamentalesdel crecimiento así como los factores de medio ambiente. Finalmente, la tercera secciónpresenta la relación del crecimiento con la distribución del ingreso, pobreza y movilidadsocial.2. Desarrollo y crecimiento económicoEl crecimiento económico es concebido como parte primordial del desarrollo de un país,no obstante, no lo describe en su totalidad. Es definido simplemente como el aumentoporcentual del producto per capita de largo plazo, medido a través de la producción bruta
  • 2. A.2interna o nacional, PIB o PNB. La sencillez en su interpretación ha permito su rápidoavance teórico, incluyendo temáticas intrínsecamente relacionadas con la calidad de vidadel individuo, como educación, salud, derechos individuales, entre otras. Así, la teoría delcrecimiento ha venido aproximándose cada vez más a la noción del concepto de desarrollo.El crecimiento es esencialmente un fenómeno de oferta; caracterizado a través del procesoproductivo y sus transformaciones, los que son sintetizados en una función de producciónagregada. Bajo este contexto; son básicamente el capital físico, el trabajo (capital humano),el progreso técnico y los recursos naturales sus componentes fundamentales. Otros factoresy/o políticas socio-económicas serán relevantes para expandir la producción de un país enla medida que afecten, directa o indirecta, dichos componentes.Si los fundamentos del crecimiento son esencialmente los factores de producción, entoncesqué papel juega las políticas destinadas a aumentar la demanda agregada. La teoríamacroeconómica señala que las medidas fiscales y monetarias expansionistas son limitadasen este contexto. Bajo la corriente keynesiana, éstas afectan la economía solamente en elcorto plazo: con rigidecez en los precios de bienes y/o factores de producción, una mayordemanda provoca inicialmente una expansión del producto. En el medio y largo plazo, sinembargo, los precios aumentan desestimulando la demanda hasta que la producción retornea su nivel de largo plazo. Bajo el pensamiento clásico, los precios son flexibles, por lo quecualquier política expansionista se reflejaría instantáneamente en un aumento en estos, sinque la economía pase por un proceso de transición de corto plazo.Las políticas que buscan modificar cualquier componente de la demanda agregada sonusualmente recomendadas para disminuir los ciclos económicos en períodos recesivos oexpansivos, y tienen el objetivo de suavizar la trayectoria del producto en el tiempo. Esevidente, sin embargo, que ciertas medidas gubernamentales pueden impactar la oferta delargo plazo, ya que afectan los fundamentos; tales son los casos de los gastos en tecnologíay educación y construcción de carreteras. Los desequilibrios macroeconómicos tambiénpueden distorsionar fuertemente las decisiones de los agentes económicos sobre el ahorro einversión.A pesar de que la expansión del producto es un problema de oferta; la teoría moderna delcrecimiento económico plantea como el objetivo principal de un país la maximización delbienestar de su sociedad, y sitúa al crecimiento como un medio para alcanzar tal propósito yno como un fin en sí mismo.El carácter normativo del bienestar dentro de la teoría económica es, no obstante,controversial, principalmente por que debe tomar en cuenta a todos los individuos de unasociedad. Las corrientes parten desde un extremo con Nozick, cuyo planteamiento sobre lasrelaciones económicas se desenvuelve con un Estado mínimo, encargado únicamente de laseguridad ciudadana. Sin embargo, aquí es posible mejorar la distribución del ingreso en elsentido de Pareto cuando las preferencias de los individuos (representadas a través de unafunción de utilidad) son interrelacionadas entre sí; y tomando en cuenta las valoracionesindividuales sobre el consumo de los distintos bienes y servicios. En el otro extremo, seencuentra el principio igualitario, donde, y a pesar de las posibles heterogeneidades en lasselecciones individuales, se plantea la igualdad de satisfacción o utilidad; aquí también es
  • 3. A.3factible obtener mejoras en el sentido de Pareto (ver p.e. Atkinson y Stiglitz (1980) parauna discusión sobre el tema).En su aplicación positiva, sin embargo, se supone que los individuos son idénticos; así, elbienestar de una sociedad puede ser fácilmente modelado a partir de las preferencias de unindividuo (o familia) representativo. Dichas preferencias son determinadas para todos losaños de vida del individuo, a través de la sumatoria de las utilidades presente y futuras delconsumo per capita, ponderadas bajo la hipótesis de que existe una mayor satisfacción deconsumir hoy que mañana. En algunos casos, se incluye también la desutilidad que lerepresenta al individuo trabajar versus el beneficio de obtener ingresos laborales, conformeel supuesto neoclásico. La preocupación de los padres por el bienestar de sus hijos esusualmente incluida en la estructuración de la función objetivo, lo que da al problema unaperspectiva temporal infinita en la búsqueda por mejorar el bienestar socio-económico; esdecir, el ámbito de análisis no está sujeto solo al hoy o al mañana, sino al siempre.Es importante hacer aquí un paréntesis para discutir la relevancia de la función objetivobajo el contexto de desarrollo económico, ya que se encuentra íntimamente relacionado conla calidad de vida. El bienestar es expresado a través de la satisfacción que le genera alindividuo el consumo de bienes (alimentos, ropas, bienes inmuebles, etc.) y servicios(educación, turismo, servicios básicos, etc.) bajo la premisa de que mayores niveles deconsumo causan mayor utilidad (aunque con tasas marginales decrecientes). Así,problemáticas que hayan sido históricamente relacionadas con componentes subjetivos enla conceptuación de desarrollo pueden ser analizadas utilizando el instrumentalmetodológico de la teoría moderna del crecimiento, en la medida de que sea posiblecuantificarlos o modelarlos. Por ejemplo, si la violencia fuese un tópico importante entérminos de calidad de vida (como en algunos países), podría ser identificada como unfactor de desutilidad, cuya minimización se daría al costo de mayores derogaciones enseguridad ciudadana.La búsqueda por mejorar el bienestar de una sociedad se encuentra, sin embargo, limitadapor la disponibilidad de recursos; las selecciones intertemporaless óptimas conducen a unsacrificio del consumo presente para alcanzar niveles de ahorro e inversión de forma agenerar mayor producción y renta posteriormente y, por lo tanto, gozar de niveles deconsumo futuro más elevados. Si se concibe a la economía bajo la responsabilidad de unplaneador central que asigna los recursos eficientemente al sector productivo y a lapoblación de forma a maximizar la función objetivo; entonces la restricción presupuestariaserá simplemente determinada igualando la oferta con la demanda agregada. Bajo estecontexto, siempre será posible encontrar la solución óptima para la sociedad (first best). Yaen una economía descentralizada se podrá alcanzar el óptimo social cuando no existanexternalidades o imperfecciones el mercado de bienes y factores de producción.Con base en los elementos discutidos anteriormente, la evolución de la teoría delcrecimiento económico se ha desenvuelto con la generación de varios estudios,fundamentados microeconómicos y macroeconómicos, realizando análisis profundos sobrecada uno de los componentes del crecimiento, aunque en algunos casos íntimamenterelacionados entre sí. Los modelos teóricos más relevantes en esta línea de investigaciónson explicitados en las siguientes subsecciones.
  • 4. A.42.1. Capital físicoLa acumulación del capital físico, resultado de las inversiones, ha sido considerada desdelos primeros economistas clásicos como el motor del crecimiento económico. En la época,se introdujo también la idea de los retornos marginales decrecientes; es decir, manteniendolos restantes factores de producción fijos, trabajo y tierra, llegaría un nivel donde elaumento de una unidad adicional de stock de capital conduciría cada vez a una menorexpansión del producto.El modelo básico de crecimiento económico fue desenvuelto de forma independiente porRoy Harrod e Evsey Domar, y fue especificado simplemente con los aspectos de oferta. Elaporte más importante fue la introducción del acelerador en conjunción con elmultiplicador. Ellos postularon que el aumento del producto per capita (dy) depende de larazón capital-producto (k=k/y) supuesta constante en el tiempo, y del volumen de inversiónper capita (i), donde it = dkt cuando no existe depreciación del capital. Los autores estabanpreocupados en explicar como deberían ser las relaciones de equilibrio entre el producto, elahorro y la inversión, para obtener un crecimiento compatible con el pleno empleo (verMikesell, 1968; y Sala-i-Martin, 1990a).El problema del modelo, sin embargo, como señala Solow (1956), radica en que elequilibrio no es estable, lo que implica que posiciones fuera de él pueden causar desempleoo inflación prolongada. Para comprender esta observación, el modelo de Harrod-Domarpuede ser aproximado con una función de producción de tipo Leontief (con coeficientesfijos), donde no es posible sustituir capital por trabajo o viceversa. Así, es factible tenerciertas cantidades de factores redundantes (desempleadas) independientemente de losmovimientos de los precios de los bienes o factores, los que por excelencia limpian losmercados.Posteriormente, Solow (1956) y Swan (1956) desarrollaron un modelo de crecimiento delargo plazo considerando la sustitutibilidad entre los factores a través de una función deproducción neoclásica. La dinámica de la economía es determinada a través de la ecuaciónde evolución del stock de capital, dkt, establecida en ultima instancia por la proporción delingreso destinado al ahorro, sy, (dkt =syt – hkt, donde h es la tasa de crecimiento de lafuerza laboral).El modelo presenta dos resultados relevantes. El primero muestra que la economía semueve a su nivel de largo plazo (o estado estacionario) acelerando el crecimientoinicialmente y siguiendo a una tasa decreciente en el tiempo hasta llegar al equilibrio. Estaidea de convergencia es explicada por la participación cada vez menos productiva delcapital en el proceso de producción. Así, si los países cuentan con tecnologías ypropensiones al ahorro semejantes, aquellos que poseen inicialmente stocks de capital percapita bajos tendrán tasas de retorno más altas (productividades marginales más elevadas)y, por lo tanto, tasas de crecimiento mayores que otras economías que inicialmente gozaronde capitales substanciales. De esta forma, los países pobres tenderían a igualarse a los ricos
  • 5. A.5en términos de ingreso per capita y “desarrollo económico” (Solow, 1956; véase tambiénBarro y Sala-i-Martin, 1995).La premisa de convergencia, sin embargo, ha sido ampliamente cuestionada en la literaturaempírica actual: si ella se cumpliese, se esperaría entonces una relación inversa entre elstock de capital per capita físico inicial y la tasa de crecimiento del producto per capita. Noobstante, los datos no apoyan la existencia de una correlación significativa entre lasvariables (ver p.e. Barro, 1991). La mayor crítica es el tratamiento igualitario a los países,pareciendo más adecuado pensar que las fuerzas de convergencia se aplican en un sentidocondicional, después de controlar por las asimetrías entre las economías. La diferencia másimportante introducida en los análisis empíricos es el stock de capital humano inicial, queconduce a una versión modificada de la hipótesis: los países pobres crecen más rápido quelos ricos solamente cuando tienen un nivel lo suficientemente elevado de capital humanoinicial.El segundo resultado importante es que, y debido también a los retornos marginalesdecrecientes, la tasa de crecimiento del producto per capita de largo plazo es nula y elproducto agregado se incrementa a una tasa igual a la poblacional. Como se verá másadelante este resultado ha sido ampliamente cuestionado empírica y teóricamente.Fueron Cass (1965) y Koopmans (1965), sin embargo, los que introdujeron al modelismode crecimiento económico neoclásico el problema de optimización del consumidorpostulado por Ramsey (1928). Es decir, consideraron que la preocupación esencial de unpaís es maximizar la función de bienestar social. La principal diferencia con el modelo deSolow-Sawn radica en que ahora la tasa de ahorro está endógenamente determinada debidoa la inclusión de factores de demanda en el modelo; no obstante, las conclusionescualitativas explicitadas anteriormente son mantenidas (Cass, 1965; véase también Barro ySala-i-Martin, 1995).- Modelos de crecimiento endógenosFue Romer (1986) que, utilizando datos para Estados Unidos e Inglaterra, observó que lasproductividades medias laborales son monotónicamente crecientes en el tiempo, alcontrario de lo que se esperaría teóricamente. Con información para once países de laOECD, encontró también que existe una tendencia positiva en las tasas de crecimiento delproducto per capita en el tiempo. Esta evidencia empírica, junto a otras, llevó a cuestionarfuertemente la postulación teórica de una tasa de crecimiento per cápita nula (o positivamás exógena), conduciendo a la generación de nuevos estudios en la búsqueda de unresultado más intuitivo.Así, se desarrolló una clase de modelos que permitían una tasa de crecimiento per capitapositiva en el largo plazo generada de forma endógena al modelo; es decir, derivada delproceso de maximización. Para que esto sea posible, la función de producción debe exhibirretornos constantes de escala en los insumos acumulables, como el capital físico. En suversión más simple, la función de producción se encuentra determinada como: Yt = AKt,donde Y y K son el producto y capital agregados y A es una constante, (ver Sala-i-Martin,1990a; Barro y Sala-i-Martin, 1995).
  • 6. A.6Dos aspectos relevantes merecen aquí ser discutidos. El primero cuestiona el supuesto deque los rendimientos marginales del stock de capital son constantes. Sin embargo, el capitalpuede ser concebido en un sentido más amplio, considerando también el capital humano y/opúblico. El segundo se relaciona con el formato de la función de producción que resulta enuna productividad marginal y media del capital siempre constantes, lo que implica que noexiste la propiedad de convergencia. Sin embargo, la introducción de capital humano y/opúblico prevé movimientos en la tasa de crecimiento debido a los desequilibrios en losfactores de producción acumulables. La existencia de costos de instalación adiciona a estosdesequilibrios la idea de convergencia discutida en los modelos neoclásicos.- Inversión y ahorro externoCuando la economía es cerrada, la inversión es limitada por los niveles de ahorro interno.Si el país es abierto, sin embargo, puede obtener beneficios a través del acceso al mercadointernacional de capitales, los que pueden financiar las inversiones y, por lo tanto, aumentarla capacidad productiva más allá del nivel que seria posible internamente. Existen, sinembargo, costos asociados a estos recursos que son expresados en pagos de servicio dedeuda (intereses y amortizaciones) cuando se trata de deuda externa, y dividendos en elcaso de inversión extranjera directa. El país debe ser entonces capaz de satisfacerigualmente la demanda por inversión interna y las obligaciones externas.Cuando el problema de endeudamiento pasa a ser discutido bajo un contexto deoptimización intertemporal, es posible llegar a una relación positiva entre deuda ycrecimiento económico (ver p.e. Bardhan, 1967; y Hamada, 1966). Sin embargo, losrecursos externos pueden estar limitados por restricciones de solvencia, liquidez y/o elriesgo de repudiar la deuda, lo que lleva a menores posibilidades de expansión del producto(ver p.e. Cooper e Sachs, 1985; Cohen e Sachs, 1986).Empíricamente, sin embargo, se aprecia una relación negativa entre endeudamiento externoy crecimiento económico. Muriel (1998) observa que dicha correlación es explicadaesencialmente por una participación relevante de créditos externos destinados a gastosgubernamentales corrientes, los que pueden ser considerados como “no productivos.” Así,los costos de la deuda estarían superando a sus beneficios, los que serian pagados conmayores impuestos u otros ingresos, afectando así de forma negativa al crecimiento.Por otro lado otra fuente de acumulación de capital son los flujos de capitales extranjeros,especialmente aquellos que tienen la naturaleza de inversión directa extranjera (IED). Laevidencia empírica a mostrado que los efectos de la IED sobre el crecimiento son ambiguos(Carkovic y Levine, 2002). Este resultado son por la falta de las condiciones para que lasventajas de la IED se presentan en el país receptor. Estos factores son un alto nivel deeducación (Borensztein, De Gregorio, y Lee, 1998) y el nivel de desarrollo del mercadofinanciero (Alfaro et al, 2002)- Inversión y sistema financiero
  • 7. A.7Otro aspecto relevante discutido en la literatura son los efectos de la calidad y eficiencia delos bancos, mutuales, etc., sobre el desempeño economía. Teóricamente, los servicios queproveen los intermediarios financieros, movilizando ahorro, facilitando transacciones,evaluando proyectos, etc., son esenciales como formas de innovación tecnológica parafacilitar las inversiones y la acumulación del capital (King y Levine, 1993).Por otro lado, sistemas financieros más democráticos y competitivos, pueden reducir loscostos de las inversiones, así como crear mayores facilidades en la captación de recursospara nuevas industrias.2.2. Capital HumanoLa acumulación del capital humano de una economía es concebida a partir de las mejorascualitativas y cuantitativas en salud y educación de su población. Índices adecuados denutrición, tasas de mortalidad infantil bajas y de esperanza de vida al nacer altas, entreotros, reflejan poblaciones más sanas y, por lo tanto, más capaces de desempeñar tareas ylabores. Los años de escolaridad, la capacitación técnica, el entrenamiento, la adquisiciónde conocimientos adicionales fuera de la escuela, el aprendizaje obtenido de la experiencia,etc., son componentes esenciales que determinan las habilidades de los individuos en eltrabajo que desempeñan y en su mejor receptividad frente a nuevas tecnologías deproducción.Como se mencionó anteriormente, el capital humano representa un insumo en el proceso deproducción de los bienes y servicios: los trabajadores bien nutridos, más saludables yeducados aportan mejor al desempeño económico de una sociedad. Ranis et al. (2000)resumen los efectos del capital humano sobre el crecimiento en cuatro puntos: i) la salud yla educación aumentan la productividad del individuo en el trabajo; ii) la educaciónsecundaria permite la adquisición de habilidades y mejora la capacidad empresarial; iii) laeducación universitaria permite el desarrollo de las ciencias, la selección y adaptación detecnologías de interés y el desarrollo de otras; iv) la instrucción secundaria y terciariagenera elementos críticos en el desarrollo de las instituciones, el Gobierno y el sistemafinanciero, entre otros.Arrow (1962) estudió las implicaciones económicas del capital humano en lo que se conocecomo learning-by-doing. La adquisición de conocimiento es determinada a través delaprendizaje; éste es el producto de la experiencia que se desenvuelve con la continuabúsqueda en la resolución de problemas. EL aprendizaje, sin embargo, aumenta eldesempeño en el proceso productivo solamente cuando se confronta con situaciones deestimulo, ya que la repetición presenta retornos decrecientes. Dicho estimulo puede serproducido con la acumulación de capital físico innovador. Como señala Lucas (1988), larelevancia del learning-by-doing (así como otras formas de entrenamiento laboral) para elcapital humano es al menos tan significante como la educación escolar.La forma más sencilla de incluir estas mejoras de capital humano en los modelos decrecimiento económico es suponiendo una tasa de progreso técnico labor-augmenting(Barro y Sala-i-Martin, 1995). Dicho modelo sustenta una tasa de crecimiento positiva en
  • 8. A.8el largo plazo igual a la tasa acumulación de conocimiento. El problema es, sin embargo,que la forma de dicho progreso es determinada de una manera ad hoc y exógena.El modelo Uzawa-Lucas introduce una forma alternativa de conocimiento en los modelosde crecimiento. Aquí, los trabajadores acumulan capital humano; para esto, sacrifican elconsumo presente para educarse y capacitarse con el objetivo de adquirir mayoreshabilidades productivas en el futuro y, por lo tanto, contar con un mayor ingreso. Así, entérminos agregados el nivel de conocimiento representa el stock medio del capital humanoque se acumula en el tiempo a partir de mayores inversiones, de forma semejante al capitalfísico. En este caso también es posible obtener una tasa de crecimiento positiva sustentableen el tiempo, ya que se trata de un modelo de crecimiento endógeno donde los retornosmarginales son constantes en los factores de producción acumulables (Lucas, 1988; vertambién Topel, 1999).El capital humano, sin embargo, puede contribuir al proceso de producción también deforma indirecta. Nelson y Phelps (1966) observan que los trabajadores cualificados, conniveles de educación elevados, tienen mayor probabilidad de innovar nuevas tecnologías oasimilaras y adoptarlas de otras economías produciendo innovaciones tecnológicas; esdecir, se hace relevante no solamente la acumulación del capital humano, sino su nivel.Los esfuerzos en materia de investigación y desarrollo, R&D, también pueden tener unamayor probabilidad de suceso en la medida de que los trabajadores envueltos en laactividad sean más y mejor educados.Finalmente, los mayores niveles de educación afectan sobre las decisiones de tener hijos:con mayores niveles de instrucción, los costos de oportunidad de criar aumentan debido a lamayor demanda en tiempo y dedicación. Así, los niveles de fertilidad tienden a disminuir;provocando tasas más altas de ahorro per capita y, por lo tanto, de inversión. La menor tasade crecimiento de la población conducirá también a un mayor crecimiento económico víasu impacto en el denominador (ver p.e. Barro, 1991; y Barro, 1997).La causalidad del capital humano sobre el crecimiento, sin embargo, se genera también ensentido contrario. Familias con ingresos más altos tendrán mayores recursos para mandar asus hijos a la escuela y mejores posibilidades de cuidar su salud y nivel de nutrición; así losfuturos trabajadores contarán con mayores habilidades productivas.- Ciclos virtuosos, viciosos y e intermedios (lop-sided)Ranis et al. (2000) señalan que una fuerte causalidad en ambos sentidos entre crecimiento ycapital humano pueden llevar a un ciclo virtuoso en el proceso de desarrollo: con altosniveles de capital humano conduciendo a altas tasas de crecimiento económico que, en suturno, promocionan la acumulación de capital humano. Contrariamente, sin embargo, laeconomía puede encontrarse en un ciclo vicioso, cuando cuenta con un deficiente nivel dedesarrollo humano, lo que resulta en tasas de crecimiento bajas que generan pocos recursospara la futura acumulación en capital humano.El desempeño de un país puede también situarse en niveles intermedios; con fuertedesarrollo humano y bajo crecimiento - que se genera, por ejemplo, cuando la tasa de
  • 9. A.9inversión en capital físico es baja -, o con bajos niveles de capital humano y altas tasa decrecimiento - que se genera por el aprovechamiento de otros factores de producción.Empíricamente, la primera posición intermedia tiene más éxito en llegar a un circulovirtuoso; así se hace siempre imprescindible desplazar recursos a la salud y educación.2.3. Progreso TécnicoLas ideas en torno al progreso técnico y crecimiento económico han sido propuestas desdelos primeros economistas clásicos. Adam Smith postulaba la relevancia de la división deltrabajo como un proceso de producción más eficiente: existiría una mayor destreza en eltrabajo con la especialización en actividades reducidas y, al mismo tiempo, una menorpérdida de tiempo. Esto llevaría a un aumento de la productividad y, consecuentemente, delingreso. (ver Hagen, 1984).Schumpeter observó que los cambios técnicos e institucionales son los factores importantesdel desarrollo económico. El autor postuló que una economía en un “flujo circular” (estadoestacionario) inicial se desarrolla cuando existe algún cambio tecnológico en el procesoproductivo (nuevas técnicas, mejoras organizacionales, etc.). La empresa sujeta al cambiogoza de lucros monopólicos por la innovación hasta ser imitada y alcanzada por suscompetidoras; en el proceso, la economía se mueve a un nuevo “flujo circular” (ver Taylory Arida, 1995).Posteriormente, los economistas neoclásicos modelaron los avances tecnológicos en elproceso productivo. El producto fue determinado como un factor de escala, creciente en eltiempo, multiplicado por la función de producción neoclásica; dicho factor representa elprogreso técnico (neutro) y es implementado de forma exógeno al modelo. Con esteformato, la tasa de crecimiento económico es positiva e igual a la tasa de evoluciónporcentual del progreso técnico (Solow, 1956; Barro y Sala-i-Martin, 1995).A pesar del importante aporte en el modelismo de los avances tecnológicos, el supuesto deexogeneidad fue ampliamente cuestionado en la literatura. Romer (1986) desarrolló unmodelo que permite determinar el progreso técnico de forma endógena. Supuso que unaempresa dada invierte en investigación tecnológica produciendo conocimientos; estos sinembargo, no pueden ser mantenidos en sigilo y son esparcidos sobre otras firmas. De lamisma forma, recibe conocimientos de la economía, lo que le permite aumentar suproductividad. Así, los retornos marginales del conocimiento se tornan crecientes al serdeterminados de forma agregada, lo permite una tasa de crecimiento económico positivo enel largo plazo.Otra forma de tornar endógeno el progreso técnico es a través de los modelos deInvestigación y Desarrollo, R&D. Existe una heterogeneidad de modelos en esta línea, losque permiten el ingreso de nuevos tipos de capital en el proceso productivo que sondiferentes por variedad y calidad; así como efectos de esparcimiento sobre el stock deconocimiento agregado. También es posible encontrar modelos donde las firmasdesarrollan nuevas variedades o nuevas calidades en bienes intermedios o de consumo(Sala-i-Martin,1990b). La intuición de los modelos se basa en que el progreso técnico es
  • 10. A.10determinado a partir del aumento de la mayor necesidad económica de expandir lasvariedades o calidades de los productos, lo que requiere de invenciones, innovaciones oadaptaciones de la forma de R&D.2.4. Recursos naturalesHistóricamente, los recursos naturales han sido fundamentales para el crecimiento de lospaíses. Previo a la revolución industrial, la producción agrícola representaba la baseproductiva de las economías. Posteriormente, el carbón y el hierro fueron utilizados para lafabricación del acero, permitiendo la generación del transporte férreo; lo que facilitó eldesarrollo de países como Inglaterra, Alemania, Francia y Rusia. En las últimas décadas, elpetróleo ha permitido en crecimiento de algunos países como los árabes.A pesar de que los recursos naturales contribuyen en la expansión del producto; laevidencia empírica señala que los países abundantes en dichos recursos crecen menos.Cuatro razones básicas han sido señaladas para explicar dicha relación. La primeraconsidera que los recursos naturales son asociados con grupos de poder que buscan extraerla mayor renta de estos factores de producción, aprovechándose de las imperfecciones enlos mercados y de las estructuras impositivas. La segunda se relaciona con fallas políticas,la abundancia de recursos puede crear un falso sentido de seguridad, mientras que lospaíses más pobres en tales recursos pueden percibir la necesidad de trabajar sobre suorganización económica y sus políticas (Gylfason, 2000).La tercera considera que la explotación de dichos recursos demanda generalmentetrabajadores con poca calificación, en comparación con otros sectores económicos. Estodesincentiva la acumulación de capital lo que incide negativamente a la expansión delproductos. La última razón se relaciona con el problema de Dutch disease; la explotaciónmasiva de algún recurso (como ocurrió con el gas natural en Holanda) tiende a rezagar laproducción en los otros sectores vía aumentos en los salarios y distorsiones en el tipo decambio (Gylfason, 2000).El contra argumento a dichos resultados empíricos, sin embargo, observa que el periodo deanálisis es corto (20 años), considerando que el crecimiento es principalmente un fenómenode largo plazo. Tomando en cuenta un periodo mayor (1820-1989), Maloney (s.f.)concluye que no existe una relación negativa entre recursos naturales y crecimientoeconómico.Más allá de los resultados empíricos, sin embargo, los países abundantes en recursosnaturales con suceso económico parecen haber adoptado explícita e implícitamente ciertaspolíticas conjuntas. Muchas economías, por ejemplo, desarrollaron la industria y losservicios gracias a la explotación de ciertos recursos naturales. Un segundo argumento esque los países se preocuparon por desarrollar técnicas que permiten la explotación de losrecursos (como la agricultura) de forma más eficientemente y productiva.
  • 11. A.112.5. Factores de medio ambienteComo se señaló anteriormente, los factores de entorno o medio ambiente se encuentraníntimamente relacionados con las condiciones productivas de las regiones, afectandodirectamente o indirectamente a los componentes del crecimiento. Varios factores sonestudiados en la literatura bajo este contexto; sin embargo, aquí se explicitan simplementelos más relevantes para el caso de Bolivia.- Entorno macroeconómicoUn entorno macroeconómico estable es deseable y necesario para un crecimientoeconómico sustentable. Permite una mayor certidumbre sobre el rumbo económico, lo queincentiva las inversiones, tanto internas como extranjeras. Conduce, a menores distorsionesen las trayectorias de las variables macroeconómicas, como ser: salarios reales, tasa deintereses, tipo de cambio, etc., afectando positivamente el desempeño de la economía.Facilita la aplicación de políticas que incentivan el desarrollo; ya sea porque los esfuerzospúblicos se reacomodan a la elaboración de medidas relacionadas con el crecimiento, o porque es más probable contar con gastos gubernamentales que, como se verá más adelante,pueden incidir directamente sobre el proceso productivo.Ames et al. (2000) definen la estabilidad macroeconómica como “una situación donde lasrelaciones económicas claves se encuentran en balance – como la demanda y la oferta, labalanza de pagos, los ingresos y gastos fiscales y el ahorro y la inversión. Las relaciones,sin embargo, no deben ir en un exacto balance; ya que ciertos niveles de déficit soncompatibles con la estabilidad económica en la medida de que sean financiados de unamanera sostenible.”Existen dos fuentes relevantes de inestabilidad. La primera es el resultado de shocksexternos; por ejemplo, cambios drásticos en los precios internacionales que puedendeteriorar fuertemente los términos de intercambio, cambios en las reglas de juegocrediticias (como sucedió en la crisis de deuda), desastres naturales (como el efecto delniño), etc. (véase Ames et al. 2000). La segunda es el resultado de políticas económicasinapropiadas que pueden conducir en un futuro a problemas de crisis de confianza u otros.En general las dos fuentes de inestabilidad coinciden o son consecutivas; los problemas dedeuda de la primera mitad de la década de los 80s en Bolivia, por ejemplo, vinieronacompañados de una serie de políticas inadecuadas que condujeron a la hiperinflación; lascrisis financieras que conducen a importantes fugas de capitales son el resultado muchasveces de políticas fiscales y monetarias inapropiadas.Dentro de la literatura económica, el indicador que mide por excelencia la inestabilidadmacroeconómica es la tasa de inflación. Altas tasas de inflación son generalmenteasociadas con una menor acumulación del capital físico, debido a la incertidumbre queviene asociada con esta. La inflación puede ser también regresiva, distorsionando losimpuestos y desincentivando la expansión productiva.
  • 12. A.12En las apreciaciones de Fischer (1993), existen aún dos indicadores básicos de la políticamacroeconómica. El déficit fiscal, que se encuentra también negativamente relacionado conla acumulación de capital, por dos motivos: primero, por el efecto crowding out; segundo,por que el déficit representa un indicador de perdida del control de las acciones delGobierno. El premio de del tipo de cambio en el mercado negro es considerado como unavariable proxy de las distorsiones del mercado del cambio, (aunque no mideadecuadamente la insustentabilidad de un régimen cambiario) y es entendida como unfactor adverso al crecimiento.- Contexto externoEl libre comercio ha sido defendido desde tiempos de Adam Smith. En su libro, “AnInquiry in to the Nature and Causes of the Wealth of Nations,” formuló que el comercioexterno es provechoso para los países, ya que los excedentes de producción que no tienendemanda interna pueden ser cambiados por otras mercancías necesarias; el libre comercio yla competencia empresarial son requisitos indispensables para aumentar el crecimiento.Una de las ventajas de las relaciones comerciales entre bienes y servicios radica en lasdiferencias de los factores de producción en los países. Una primera idea de lo señalado espostulada en el modelo de Ricardo: los países son más productivos en la producción deciertos bienes y menos productivos en otros; cuando las productividades relativas sondiferentes entre ellos, entonces la apertura permite aumentar la oferta de los bienesproducidos más eficientemente en cada país debido al aumento en el tamaño de mercado ya las variaciones relativas de los precios. La segunda premisa es postulada en el modelo delHeckscher-Ohlin-Samuelson, donde se supone que las dotaciones de los factores deproducción en los países son diferentes, la apertura permite entonces aprovechar el factorrelativamente más abundante y más barato, valiéndose de las ventajas comparativas. En losdos casos, los términos de intercambio de modifican de forma que el bienestar económicoaumenta.En segundo lugar, cuando la producción está sujeta mercados de bienes imperfectos yeconomías de escala (es decir, los costos medios son decrecientes en el producto), lospaíses aún iguales pueden beneficiarse del comercio por los siguientes motivos. Primero, lamayor competencia induce a las firmas a bajar los precios y producir más. Segundo, lospaíses pueden concentrarse en la producción de algunos bienes provocando una ganancia entérminos de escala lo que puede llevas a una caída en los precios (con mercadoscontestables). Tercero, la tendencia a la competencia internacional reduce el número defirmas provocando mayores ganancias en términos de escala. Finalmente, el comercioaumenta el bienestar debido a que los consumidores se benefician por la mayor variedad deproductos (Helpman y Krugman, 1985).Adicionalmente a la mejora del bienestar, la teoría postula que los mayores flujoscomerciales afectan positivamente a la tasa de crecimiento a través de las transformacionestecnológicas; ya que se tiene acceso a insumos importados que traen nuevos conocimientos(ver p.e. Harrison, 1996). El comercio también a permitido que en algunos países laindustria manufacturera se desarrolle vía promoción de exportaciones.
  • 13. A.13A pesar de que el libre comercio es positivo para la economía, existen algunas razonesteóricas para creer que las políticas comerciales activas pueden, algunas veces, mejorar eldesempeño económico. Primero, muchos países desarrollados (como Alemania, Francia yEstados Unidos principalmente) han utilizado restricciones comerciales en la búsqueda dedesarrollar sus propias industrias. Estas políticas fueron seguidas por muchos países endesarrollo en los últimos cincuenta años (aproximadamente), con la idea de expandir laproducción de manufacturas de forma a abastecer el mercado nacional, creando unasustitución de importaciones.El principal argumento de la sustitución de importaciones es de la industria naciente: dondelos países presentan una ventaja comparativa potencial en la producción de ciertos bienes,mas que no pueden competir inicialmente con las ya establecidas en otras economías. Asílos Gobiernos, deberían apoyar temporalmente las nuevas industrias, hasta que puedanenfrentarse a la competencia internacional. La sustitución de importaciones no constituyeun objetivo en si mismo, sino un media para alcanzar un desarrollo económico (Krugman yObstfeld, 2001).Otro argumento a favor de las restricciones comerciales se basa en los problemas deeconomía dual, donde existe un sector moderno (industrial) y otro tradicional (agricultura),siendo la productividad del trabajador mucho mayor en el primer sector que en el segundoy, por lo tanto, los niveles saláriales. Así, las restricciones incentivarían la industriamoderna haciendo posible transferir trabajo del sector menos al más productivo, mejorandolos niveles de ingreso medio e incentivando el crecimiento económico.- Políticas PúblicasEl sector público influencia el desempeño de una economía a través de dos canales.Primero, el Gobierno interviene en el desarrollo de un país a través de las inversiones y delos gastos públicos: las inversiones en infraestructura están estrechamente relacionadas conel desempeño del sector privado; los gastos en educación, salud y otras áreas sociales hacencon que el capital humano sea más productivo. Existen también ciertas políticas públicasque pueden ser consideradas inductoras del desarrollo, algunos ejemplos son: los incentivosal ahorro y a la acumulación del capital doméstico; las promociones de los sectoreseconómicos más rentables con mayores ventajas comparativas; las reglas claras y atractivaspara las inversiones domésticas y extranjeras; los sistemas de defensa nacional; y laspromociones al mejoramiento de las instituciones financieras.Por otro lado, el Gobierno precisa de recetas para ejecutar los diversos proyectos. Lasfuentes de recursos pueden ser internas – a través de impuestos o crédito interno – y / oexternas – a través de deuda externa. Los impuestos disminuyen los niveles de consumo einversión óptimos, y pueden distorsionar la evolución de la economía en el tiempo,dependiendo de las características tributarias. Un nivel de stock de deuda elevado puede sertambién un factor de desequilibrio macroeconómico, provocando una caída en elcrecimiento.En el modelismo teórico, la relación de las actividades teóricas con la expansión delproducto ha sido extensamente estudiada en los modelos de crecimiento (ver p.e. Arrow y
  • 14. A.14Kurz, 1970; Aschauer, 1989; Barro, 1989; y Barro, 1990). En algunos casos, el capitalpúblico (o alternativamente el flujo de servicios públicos) es incluido directamente en lafunción de producción como un nuevo factor, que complementar a los insumos privadosdebido a que mejora las productividades marginales del trabajo y del capital privado. Enotros casos, se supone que el nuevo factor de producción incide directamente sobre elparámetro tecnológico incluido en la función de producción. 3. Crecimiento Económico, Distribución, Pobreza y Movilidad: Crecimiento con equidadEl concepto de desarrollo aun está siendo un tópico de discusión y tiene variasimplicaciones filosóficas. Como la preocupación es el bienestar económico de las personas,que tiene muchas dimensiones. En esta sección se concentrará sobre cuadro dimensionesdel bienestar económico: ingreso per cápita, distribución del ingreso, pobreza y movilidadsocial.3.1. Distribución del IngresoLos primeros trabajos teóricos en formalizar la relación crecimiento económico ydistribución del ingreso fueron los modelos de crecimiento post-keynesianos de Kaldor(1956) y Pasinetti (1962). Estos trabajos, con base en las concepciones del crecimientodesarrollado por Harrod (1939) y Domar (1946), analizan el papel que juega la distribucióndel ingreso en el crecimiento económico en el largo plazo. Mediante la llamada “ecuacióndistributiva fundamental”, ellos muestran que los cambios de la participación de losbeneficios en el ingreso, que dependen de las propensiones al ahorro de los trabajadores yde los capitalistas y la tasa de inversión, afectarán la distribución del ingreso (Aguilera,1998).La primera aportación neoclásica sobre esta relación fue analizado por Stiglitz (1969) conbase al modelo desarrollado de Solow. Este modelo muestra el efecto del crecimientoeconómico sobre la distribución del ingreso, donde la diferencia en la tasa de acumulaciónde riqueza, que son diferentes entre individuos, explicarían el grado de la dispersión, cuantosea mayor a la unidad mayor será la desigualdad. El modelo de Adelman y Morris (1973)cambia la causalidad de la relación, ellos argumentan que la desigualdad del ingreso afectaal crecimiento económico.Una de las más difundidas hipótesis respecto a la relación crecimiento – distribución, es lade Kuznets (1956). La hipótesis atribuyo que la desigualdad en la distribución del ingresotiene un comportamiento intertemporal descrito por una “U” invertida, incrementándose enlas partes tempranas del desarrollo económico, estabilizándose luego y mejorando en etapasposteriores. De acuerdo a Bruno, Ravallion & Squire (1995) existen varios estudios que hancorroborado los resultados obtenidos por Kuznets, pero también han sido objeto de críticas,especialmente al utilizar datos de corte transversal y no series temporales en la evidenciaempírica.
  • 15. A.15Los trabajos de Anand & Kanbur (1993) y Deininger & Squire (1998) encontraron unarelación débil sobre la hipótesis de Kuznets. La explicación para resultado puede deberse alos cambios que puede presentarse en la distribución del ingreso, el cual cambia a través deltiempo (Bourguignon, 1995). Por otro lado, algunas investigaciones han soportado lahipótesis de Kuznets, como son Oswag (1994), Ali (1998), Milanovic (1994) y Fishlow(1995).La hipótesis de Kuznets considera relacionando la distribución del ingreso con los nivelesdel ingreso per cápita. En cambio, los trabajos sobre crecimiento del ingreso per cápita,muestran que no existe una relación entra las tasas de crecimiento y desigualdad. Esteresultado es confirmado por los trabajos realizados por Bruno, Ravallion & Squire (1995).Aunque, a nivel de países los resultados fueron variados (Stewart, 2000).La literatura reciente ha respaldado la conclusión de Adelman y Morris (1973). Muchasteorías se han construido dentro de este marco. Estas teorías pueden clasificarse dentro detres categorías: imperfecciones en el mercado de crédito, economía política, y entornosocial.Los trabajos de Aghion y Bolton (1997) y Galor y Zeira (1993) apelan a la imperfección demercados financieros para explicar los efectos de la desigualdad del ingreso sobre elcrecimiento. Las imperfecciones de los mercados son importantes en un mundo dondecrecimiento es aumentado por la inversión en el capital del humano, esto implicaría quemuchos individuos pobres no tendrían los ingresos suficientes para invertir en la educacióny tener no acceso a pedir prestado financiarlo, dando lugar a tasas de crecimientos bajas.Por otro lado, otros modelos tratan en lugar para construir un puente entre teorías delcrecimiento y teorías endógenos de la economía política. Una desigualdad más altaimplicaría, según el teorema del votante de mediana, una redistribución más fuerte por elproceso electoral. La redistribución afectaría el ingreso neto de la inversión y presionaría elcrecimiento. (Alesina y Rodrik 1994; Bertola 1993; Perotti 1992; Persson y Tabellini1994). Bénabou (1996) desarrolla un modelo para combinar las dos teorías previas. Encambio, otros modelos enfocan en las consecuencias sociopolíticas de la desigualdad. Ladesigualdad alta tendría los efectos que presionan en la inversión y el crecimiento porquecausaría la confusión política y la inestabilidad social. Una formalización de estos modelospuede ser funda en el al de Asesina et al. (1996), Bellettini (1996), Benhabib y Rustichini(1996).Aunque un modelo que trabe estas tres variables aun no fueron formalizado, la base sepuede convocar como sigue: con tal de que el costo de la educación sea representadoprincipalmente por los ingresos renunciados para no trabajar, la sociedad no igualitaria es eluno donde un porcentaje más ancho de las familias no puede invertir en capital humano seve en la educación. Por consiguiente, ellos invertirían en la cantidad de niños antes que lacalidad. Desde que el crecimiento proviene de principalmente la inversión en la capitalfísica y humana, la fecundidad alta se valora debido a la desigualdad alta dirigiría a menosinversión en la capital humano y menos crecimiento. Becker y Barro (1988) y Becker,Murphy y Tamura (1990) han colonizado la investigación en la teoría de la fecundidad y elcrecimiento. Además, Perotti (1996) sugiere que las decisiones de tasas en la fecundidad y
  • 16. A.16la educación podrían proporcionar el canal por lo cual la desigualdad negativamenteimpactos en el crecimiento. Por otro lado, Deininger y Squire (1996) usaron también susdatos para probar el eslabón de la desigualdad al crecimiento, y encontrar que el nivel de ladesigualdad inicial de ingresos no era un factor explicativo robusto del crecimiento, aunquela desigualdad alta en la distribución de la tierra tuvo un efecto significativamente negativoen el crecimiento futuro.Los desarrollos más recientes de este hilo productivo de la literatura sugieren que lascomparaciones sociales, venida de la percepción de la sociedad de la desigualdad, dirigen atasas bajas de crecimiento, este efecto es más pertinente en economías ricas. Cualquier seael enfoque, el eslabón entre la desigualdad y el crecimiento se ha probado en estudioslocales que dieron resultados algo contrastantes. Mientras el coeficiente de la desigualdad amenudo ha surgido negativo y significativo (Alesina Rodrik 1994; Clarke 1995; Perotti1994 y 1996; Persson Tabellini 1994), el eslabón entre redistribución y crecimiento estáaun oscuro. Según modelos de mercado, la redistribución debe tener los efectos positivosen el crecimiento (aumentaría la posibilidad para el pobre para invertir en la capital delhumano) mientras la teoría de Economía Política indica que las normas fuertementeprogresivas de redistribución presionarían el ingreso del capital , el crecimiento asídisminuiría. Algún hallazgo empírico de estudios un coeficiente positivo para laredistribución mientras los otros muestran el coeficiente para ser negativo, así acentuandola divergencia en la teoría. (Perotti 1994 y 1996, Persson Tabellini, 1994).3.2. PobrezaDe acuerdo a la revisión de la literatura económica, se puede notar que se ha analizadoextensamente, teórica y empíricamente, la relación crecimiento y distribución conresultados bastantes dispersos. En cambio, para la relación crecimiento – pobreza no setiene desarrollos teóricos que puedan definir su correlación, pero se cuenta con evidenciasempíricas que podrían insinuar la posible relación inversa entre ambas variables.La relación entre crecimiento económico y pobreza tienen varios aspectos. En primer lugarestá la pregunta de si el crecimiento económico beneficia a los pobres y en qué medida. Enla abundante literatura sobre el tema la conclusión es que el crecimiento económico es eldeterminante más importante de la reducción de pobreza, es decir, la pobreza no se reducesi el crecimiento no ocurre, pues la pobreza tiende a variar en igual dirección que el ingresomedio. Si esto es así, desde el punto de vista de la pobreza es importante analizar cuáles sonlos determinantes del crecimiento económico sostenido (de largo plazo). Pero, si bien elcrecimiento económico es el motor de la reducción de la pobreza, el impacto sobre lapobreza de un incremento dado del nivel de ingreso nacional dependerá de como el mayoringreso es distribuido a la población. El patrón o composición sectorial del crecimiento ylos patrones distributivos determinan el impacto sobre la pobreza del crecimientoeconómico. La literatura económica enfatiza que el crecimiento económico es el másimportante prerrequisito para la reducción de la pobreza, habiendo encontrado una fuerteasociación entre ingreso nacional per cápita e indicadores monetarios y no-monetarios de
  • 17. A.17pobreza (mortalidad infantil, mortalidad bajo 5 años, matricula secundaria, expectativa devida, entre otros).El trabajo de Dollar & Kraay (2000) encuentra evidencia robusta de que para 80 países y enel curso de cuatro décadas, el ingreso de los pobres (medido como la proporción del ingresonacional del último quintil de ingresos), presenta relación uno a uno con el crecimiento delingreso nacional. En efecto, al considerar América Latina, el trabajo de Wodon (2000), parael período 1986-96, muestra que el incremento del 1% en el ingreso per cápita disminuyeen 0,94% y 1,30% la incidencia de la pobreza y la extrema pobreza, respectivamente.Además, comprobó que aumentos en la desigualdad incrementan la incidencia de lapobreza, y que la brecha y la severidad de la pobreza son sensibles a cambios en ladesigualdad. Aunque, el estudio encuentra que el efecto de la desigualdad sobre elcrecimiento es estadísticamente nulo.El impacto del crecimiento en el pobre depende de obviamente cómo los beneficios sedistribuyen a través de la población. Mirando la participación del ingreso y en elcrecimiento de grupos diferentes, Deininger y Squire (1998) investigaron cómo ladesigualdad inicial y los cambios contemporáneos en la desigualdad influyen en laevolución de la pobreza. El pobre eran la mayoría del funda claramente sufrir de efectos dereducir de crecimiento de la desigualdad, y para beneficiar también de las medidas queestimulan el crecimiento.Deininger y Squire argumentan que la desigualdad inicial perjudica a los pobres vía elracionamiento en el crédito e la incapacidad para invertir. La desigualdad inicial baja esdoblemente benéfica para el pobre, desde que no sólo aumenta el crecimiento, pero tambiénsu propio ingreso genera oportunidades. En la misma línea, Ravallion y Chen (1997)encontraron también una relación muy fuerte entre crecimiento y reducción de la pobreza.Ellos distribuyeron sus observaciones en cuatro cuadrantes, según la dirección de cambiosen el consumo y en la tasa de la pobreza. Virtualmente todas observaciones cayeron en loscuadrantes donde la pobreza crece y el ingreso promedio cae o donde cae la pobreza y losingresos medios son crecientes.La literatura encuentra que un crecimiento intensivo en capital, sustitutivo de importacionesy con sesgo urbano no es óptimo desde el punto de vista del alivio a la pobreza, a diferenciadel crecimiento agrícola, con tecnologías intensivas en mano de obra. Existen razones en laliteratura y evidencia empírica que apoyan la idea de que alta desigualdad del ingreso no esbuena ni para reducción de la pobreza ni el crecimiento económico. No sólo la distribucióninicial del ingreso puede afectar de manera importante los prospectos de crecimiento yalivio a la pobreza, sino que la pobreza persistente de una parte sustancial de la poblaciónpuede recortar los prospectos para el crecimiento sostenido.Empíricamente, hay entonces una relación muy fuerte entre el crecimiento del ingreso percápita y la reducción de la pobreza, como los demuestran también los trabajos de Ravallion(1993), Ravallion y Datt (1994) y Bell y Rich (1994). Sin embargo, mientras los ingresosdel más pobre son sensibles al crecimiento, esto puede esconder dinámica importante entreel pobre. Por otro lado, el énfasis de considerar a los pobres como un grupo de homogéneopuede llevar a sobreestimar los cambios dentro del bienestar.
  • 18. A.183.3. Movilidad SocialUn factor que aun no está siendo considero cuando se discute las políticas de reducción dela pobreza y el crecimiento con equidad es la movilidad social. Este componente esimportante para explicar la dinámica de la desigualdad del ingreso y la pobreza. De acuerdoa la literatura económica, un individuo nace con dos tipos de ventajas: las ventajas innatas ysociales. Estas ventajas aumentan las ganancias esperadas de un individuo, pero dependeráde la distribución entre individuos, que no es independiente entre generaciones.En el juego de asignar la habilidad intelectual, la madre naturaleza favorece a losindividuos con padres talentosos, se puede denominarlo como la herencia genética.Semejantemente, la educación de uno proporciona un mecanismo poderoso para transferirlas ventajas sociales entre generaciones. Esto es la herencia social. Dentro de este marco,Hasller y Rodríguez (1998), asumen en su trabajo que inteligencia individual muestra ungrado relativamente bajo de la correlación entre generaciones, mientras las ventajas socialesque vienen con cierta educación son determinadas sumamente por la posición social depadres. La movilidad social entonces dependerá de si el mecanismo social que clasificaacentúa los rasgos y las habilidades determinados por ventajas innatas o por ventajassociales. Si la inteligencia es importante para una posición social del individuo, lamovilidad social será alta. Si la educación del individuo, determinado por sus padres, esmás importante, la movilidad social es alta.En los últimos trabajos empíricos tratan de demostrar que mecanismos económicosdeterminan la importancia relativa de las habilidades innatas y herencia social cuando a losindividuos se asignan los papeles económicos en la sociedad. Hasller y Rodríguez (1998)demostraron que este mecanismo es afectado por crecimiento económico. Cuando elcrecimiento el alto, el ambiente económico cambia rápidamente, aquellos que tienenmayores ventajas innatas y sociales podrán aprovechar las oportunidades queproporcionan los cambios entre generaciones, pero caso contrario cuando el crecimiento esbajo.Así, una sociedad que asigna los individuos inteligentes e innovadores a posiciones dondeellos producen externalidades grandes deben tener las tasas más grandes del crecimientoque uno que coloca los individuos medianos en estas posiciones. Esto es el punto principalen el trabajo de Murphy, Scheifer y Vishny, (1991), ellos muestran también la evidenciaempírica para la hipótesis que individuos talentosos son más importantes para elcrecimiento si ellos son ingenieros antes que abogados. Semejantemente, Baumol (1990)usa la evidencia histórica para sostener la idea de que los aumentos del crecimiento seránmayores si la sociedad logra dirigir el talento más empresarial al sector productivo antesque alquilar a las actividades que buscan renta.Los trabajos Galor y Zeira (1993) Bénabou (1996) tratan de relacionar el crecimiento conla distribución social de la movilidad e ingresos ha enfocado en el efectos de lasimperfecciones de mercado de financiero en la acumulación de capita humano. En cambio,
  • 19. A.19Hassler y Rodríguez (1998) considera la clasificación en el mercado laboral para explicar lamobilidad social, Galor y Tsiddon (1997) muestran que los cambios tecnológico influyenel la movilidad intergeneracional. La evidencia empírica de la relación entre el crecimientoy la movilidad social es escasa, pero parece consistente con la teoría. Eriksson y Goldthorpe(1992) proporcionan evidencias empíricas que son consistentes con la sabiduríaconvencional que hay un salto en la movilidad social intergeneracional en algún punto en eldesarrollo de economía.

×