I
I
INDICE GENER AL
TR ATADOS
                                                       PAGINA
1-1    El Plan de Salvación       ...
CAPITULO 1-1

   EL PLAN
DE SALVACION
I. INTRODUCCION: Dádiva de Dios – Vida Eterna
Todo cristiano está llamado a compartir su fe y el         IV. LA SOLUCION D...
3. Creer: La palabra griega pisteúo, significa: tener     • Por el hecho de ser pecadores, estamos condena-
  fe, depender...
CAPITULO 1-2

EL BAUTISMO
  EN AGUA
I. INTRODUCCIÓN
El bautismo en agua es parte del plan de salvación de      Por esto es importante tener como fundamento de...
pecados. Abraham fue separado de su vida vieja por
  “Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Po-     medio de l...
de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes.     CONCLUSIÓN
Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y   ...
APENDICE                                                         del emperador Teodoseo que impuso a todo el mundo
EL BAUT...
CAPITULO 1-3

EL BAUTISMO DEL
ESPÍRITU SANTO
I. INTRODUCCIÓN                                            V. ¿HABLAR EN LENGUAS ES LA SEÑAL DEL BAUTISMO
En el estudio de...
nacidos de nuevo y habían recibido el Espíritu Santo
  cuando Jesús sopló sobre ellos (Jn 20:22).

  Jesús les mandó a “.....
CAPITULO 1-4

CREDOS ANTIGUOS
 QUE EXPRESAN LA
    FE COMÚN
 DE TODA IGLESIA
I. INTRODUCCIÓN
Son pocos los Credos que se formaron antes del tiem-         III. EL CREDO NICENO
po de la Reforma y son l...
CAPITULO 1-5

LA CENA DEL SEÑOR
    LUCAS 22:19-20
I. INTRODUCCIÓN                                             “Limpiaos pues, de la vieja levadura, para que seáis
El Señor ...
IV. CONSIDEREMOS ESTA ADVERTENCIA                           V. LA PRESENCIA DE CRISTO EN LA CENA DEL SEÑOR
En 1Co 11:17-34...
4. EL PUNTO DE VISTA DE CALVINO.                             5. EL PUNTO DE VISTA DE LA IGLESIA CRISTIANA VERBO.
Calvino a...
CAPITULO 1-6

   LOS SIETE
PRINCIPIOS DEL
    REINO
I. INTRODUCCIÓN                                               ñado firmemente a través de los libros de la Biblia y
El dic...
vida entera es cambiada por la forma en que pensa-            dimiento de Su naturaleza nos ayudará continu-
mos y discern...
VII. LOS SIETE PRINCIPIOS
                     1. EL PRINCIPIO DE LA SOBERANÍA DE DIOS

                     a. SOBERANÍA:...
3. EL PRINCIPIO DE DIOS DE GOBIERNO.
                    Este principio establece un equilibrio entre el gobierno
        ...
4.EL PRINCIPIO DE DIOS DE LA MAYORDOMÍA
                     El principio de Mayordomía establece un equilibrio
          ...
miembro de un equipo de trabajo). Solo un equilibrio
                 adecuado por medio del pacto, establecido por una
  ...
6. PRINCIPIO DE LA CARNE
                   Este principio establece el equilibrio entre la fe que re-
                   ...
7. PRINCIPIO DEL CRECIMIENTO
                     El principio del crecimiento establece equilibrio entre
                ...
VIII. ¿POR QUÉ ENFATIZAMOS LOS SIETE PRINCIPIOS               1.Estos principios fueron bíblicos mucho antes de ser
DEL LI...
CAPITULO 1-7

ESTÁNDARES DE
  LIDER AZGO
I. INTRODUCCIÓN                                           “Pero esto digo: El que siembra escasamente, tam-
Como iglesia, ...
6. TENER INTEGRIDAD, rechazando sobornos o in-            9. ENFOCAR EL LIDERAZGO AL SERVICIO SACRIFI-
fluencia de la avar...
CAPITULO 1-8

LA PERMANENCIA
    DEL PACTO
 MATRIMONIAL
POSTUR A DE LA IGLESIA CRISTIANA VERBO DE CUENCA
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Manual de LIDERAZGO
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Manual de LIDERAZGO

21,999

Published on

manual de liderazgo, MINISTERIOS VERBO, 133 paginas

8 Comments
12 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
21,999
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
1,280
Comments
8
Likes
12
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manual de LIDERAZGO

  1. 1. I
  2. 2. I
  3. 3. INDICE GENER AL TR ATADOS PAGINA 1-1 El Plan de Salvación 01 1-2 El Bautismo en Agua 04 1-3 El Bautismo en el Espíritu Santo 09 1-4 Credos 12 1-5 La Cena del Señor 14 1-6 Los Siete Principios del Reino 18 1-7 Estándares de Lider azgo. 28 1-8 Permanencia del Pacto Matrimonial 31 1-9 La Navidad 35 1-10 Consejo, Dirección y Disciplina 37 1-11 Consecuencia de los Préstamos 40 1-12 El Noviazgo y el Enamor amiento 43 ARTICULOS 2-1 Filosofía del Lider azgo 49 2-2 Principios de la Alabanza 54 2-3 Sober anía vs. Libre Albedrío 57 2-4 Iglesias en el Hogar 60 2-5 Cinco Disfunciones de un Equipo 72 2-6 Elementos Basicos de la Iglesia Verbo 78 DOCUMENTOS 3-1 La Historia de Verbo 81 3-2 Mision y Vision 85 3-3 Declar ación de Mision 87 3-4 Declar ación de Fe 89 3-5 Nuestros Valores 91 3-6 El Manifiesto de Manila 94 3-7 El Pacto de Lausana 105 3-8 Libros Recomendados 111 INVENTARIOS 4-1 Inventario Espiritual 113 4-2 Quien Soy Yo 115 4-3 Factores que Influyen en nuestr as Decisiones 117 4-4 Indicador de Temper amento 120 4-5 Llegando a ser Amante par a Ella 129 MANUAL DE LIDER AZGO - EL PLAN DE SALVACION 1-1 II
  4. 4. CAPITULO 1-1 EL PLAN DE SALVACION
  5. 5. I. INTRODUCCION: Dádiva de Dios – Vida Eterna Todo cristiano está llamado a compartir su fe y el IV. LA SOLUCION DE DIOS ES LA CRUZ maravilloso plan de Salvación que Dios tiene para la Por la ley del pecado y de la muerte, el hombre está humanidad. Para ello es importante que tengamos condenado a la eterna separación de Dios; pero El in- la seguridad de nuestra Salvación, basada no en una tervino con una ley aún mayor: la ley del Espíritu de experiencia emocional o intelectual sino en una con- vida en Cristo Jesús, el amor. En lugar de la destruc- vicción firme, sustentada en las verdades de la palabra ción, Dios decide salvarnos enviando a su Hijo al mun- de Dios (Ro10:15; Ef 6:15 y 1Jn 1:1-4). Salvación pro- do para que lleve por el hombre el precio del pecado, viene del término griego sotérion, cuyo significado es la muerte. liberación, preservación y su estudio teológico se llama Soteriología. 1. Cristo, el perfecto sacrificio: La justicia tenía que reemplazar la condición de culpa. Jesucristo volun- II. El PECADO CAUSA SEPARACION ENTRE DIOS Y EL tariamente abrazó la culpa humana, ofreciendo al HOMBRE (Ro 3:23) hombre su propia justicia. Cristo fue el sacrificio per- Las definiciones en hebreo y griego de la palabra pe- fecto: “fue concebido por el Espíritu Santo, nació de cado (jamartía) incluyen: fracaso, transgresión, per- una virgen, vivió una vida sin pecado, cumplió los re- versión, disposición al mal, impiedad, errar al blanco, querimientos de la ley, manifestó el milagroso poder iniquidad, depravación, lujuria, desprecio y violación de Dios, murió por nuestros pecados resucitó de los de la Ley. muertos y está sentado en el trono de Dios” (Jn 3:16; 1Pe 2:22-24, 3:18; Is 53:4-5; He 9:13, 14; 2Co 5:21). 1. Estamos separados de Dios por el “pecado origi- nal” (un término teológico) y la iniquidad que está en 2. Redención por la sangre: Dios es un Dios de Pac- el hombre por la caída de la humanidad con Adán. Al to y estableció su Pacto con nosotros por la sangre pecar Adán y Eva fueron expulsados del Edén y de la de Jesucristo. Jesús, quien fue el perfecto sacrificio santa presencia de Dios, la relación espiritual con El por los pecados, derramó su sangre para limpiar al se rompió. Todos los descendientes de Adán y Eva, hombre. Aquellos que por fe en Jesucristo reciben el la raza humana comparten la misma naturaleza pe- perdón son aceptables delante de Dios. La Cena del caminosa (Gn 3; Sal 14:1-3; Is 59:2 y Ro 3:9-19). Señor es un importante sacramento Cristiano. 2. El hombre es pecador por naturaleza y todos pe- V. COMO LLEGAMOS A SER PARTICIPES EN EL PLAN DE can (Is 53:6; Ro 3:23, 5:12 y 1Jn 1:8). Pecamos de dos DIOS maneras: La salvación no es automáticamente dada a toda la hu- manidad. Debemos a través de la Fe apropiarnos de la a. Por Comisión: Voluntariamente salvación de Dios. La Biblia dice que: “El que tiene al b. Por Omisión: Sin quererlo o Saberlo. Hijo, tiene la vida” 1 Jn 5:12. Podemos recibir al Hijo, Jesucristo, como nuestro Señor y Salvador confiando III. LA FUTILIDAD DE LAS OBRAS HUMANAS en Su persona y en Su sacrificio por nuestros pecados. Las escrituras nos enseñan que no hay buenas obras, Cada uno de nosotros debemos ir a Dios como pecado- moralidad ni actividad religiosa que pueda ganar la res reconociendo nuestra iniquidad y confiando única- aceptación de Dios, ni abrir el camino al cielo para el mente en la obra de Cristo para la salvación. (Jn 1:12, hombre. Todos somos iguales sin Cristo, estamos bajo 3:16-18, 6:40; Hch 2:38-39 y Jn 6:40, 6:47) condenación eterna. El hombre no puede liberarse a sí mismo de su condición pecadora, no puede cumplir 1. Arrepentirse: El arrepentimiento debe ser la con los requisitos que Dios demanda, “ser perfecto”; condición del corazón del hombre para recibir el Don por su propio esfuerzo. Siempre falla y termina corto a de Dios, La Salvación. Arrepentirse significa apartar- la justicia que Dios pide. (Ro 3:9-10) se del pecado, admitir nuestra incapacidad para vivir en rectitud. 1. El Precio del pecado es la muerte (Gn 2:17; Ro1:32, 6:23; Gá 5:19-21; Ef 5:3-6; 2. Reconocer: Al aceptar que somos pecadores, Col 3:5-6; Ap 21:8). el deseo de ser libres del pecado y sus frutos, nos hace comprender la necesidad que se tiene de Dios. 2. Las obras humanas no pueden salvar (Hch 2:38, 17:30, 11:18; Ro 2:4; 2Pe 3:9; Mr 2:17 y (Ef 2:8-9; Tit 3:5-7; Ro 4:1-5; Gá 3:11, 5:4). Lc 24:47) MANUAL DE LIDER AZGO - EL PLAN DE SALVACION 1-1 2 INDICE GENERAL
  6. 6. 3. Creer: La palabra griega pisteúo, significa: tener • Por el hecho de ser pecadores, estamos condena- fe, depender de, confiar, pero éste “creer” va mu- dos a morir espiritualmente, estar separados de Dios cho más allá de un simple asentimiento mental. Es por la eternidad: rendir su vida ante lo que cree. (Hch. 16:31). Creer en “adherirse a”, “unirse a”. Creer en Jesús es esencial “Porque la paga del pecado es la muerte, mas la dá- para recibir el Don de Dios, cualquier otra opción no diva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor puede salvar al hombre. nuestro.” Ro 6:23 4. Confesar: La verdadera fe en Jesucristo debe ir • Debemos reconocer que somos pecadores: acompañado de confesarlo a El como Señor, dueño y amo de nuestras vidas. Esta confesión es con la boca “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la pero implica también una declaración de que Jesús gloria de Dios.” Ro 3:23 es mi Señor y Salvador. (Mt 10:32; Lc 12:8; Ro 10:9- 10; Fil 2:11 y 1Jn 4:15) • Para obtener la salvación es necesario nacer de nuevo y Dios nos muestra cómo hacerlo en Su Pa- 5. Recibir: Debemos recibir el Don del Espíritu Santo, labra: Jesucristo morando en nuestros corazones. Parte del Nuevo Pacto con Dios en la Sangre de Jesucristo “Respondió Jesús: de cierto, de cierto te digo, que el es nacer de nuevo o nacer del Espíritu, que sucede que no naciere de agua y del Espíritu, no puede cuando creemos y abrimos el corazón para recibir a entrar en el reino de Dios.” Jn 3:5 Cristo Jesús, quien viene a morar en nosotros a través del Espíritu Santo. Debemos creer en su sacrificio en la cruz y en el poder de Su Espíritu para transformar nuestras vidas y escribir sus leyes en nuestros cora- zones y mentes. (Ef 1:13, 4:30; Tit 3:5; Hch 3:38-39, 19:2-6; Ro 8:9 y He 10:16) 6. Obedecer: El bautismo en agua, en obediencia al mandamiento del Señor, es una parte importante de la respuesta del hombre al Don de la Salvación de Dios. El bautismo es un acto de fe y obediencia en el que se comparte la muerte, entierro y resurrección de Cristo, los pecados son limpiados y la vida ante- rior sepultada con Cristo. El paso de creer en Jesús como Señor y Salvador debe ir seguido por el bau- tismo. (Ro 6:3,4; Mt 28:19; Mr 16:16; Hch 2:38; 1Pe 3:21 y Col 2:12). La pregunta más importante de la vida es: ¿Tiene la se- guridad de su salvación? No preguntamos si asiste a una iglesia o es una buena persona, preguntamos ¿es salvo? ¿Por qué es importante la respuesta que se dé a esta interrogante? MANUAL DE LIDER AZGO - EL PLAN DE SALVACION 1-1 3 INDICE GENERAL
  7. 7. CAPITULO 1-2 EL BAUTISMO EN AGUA
  8. 8. I. INTRODUCCIÓN El bautismo en agua es parte del plan de salvación de Por esto es importante tener como fundamento de Dios, un plan formado aún antes de la fundación del nuestra fe un buen entendimiento del bautismo en mundo. En el libro de hebreos vemos que “la doctrina agua. Es más que un mero simbolismo, es una ex- de bautismos” está considerada como una de las doc- presión externa de nuestra fe interna. Es una experi- trinas elementales de Cristo. encia, no un rito. II. EL BAUTISMO EN AGUA ES UN MANDATO EN LAS III. EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA BAUTIZAR ESCRITURAS Tener un entendimiento pleno del significado de la pa- “Jesús les dijo: Por tanto, id, y haced discípulos a to- labra bautizar nos ayuda a desarrollar una apreciación das las naciones, bautizándolos en el nombre del Pa- completa del significado del bautismo en agua. Bautizar dre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que proviene de la palabra griega baptízo que implica: guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del a. Inmersión, sumergimiento, hundimiento (de bar- mundo.” Mt 28:19, 20 cos). b. Limpiar, mojar, sumergir, lavar, limpiar con agua, En este mandato podemos ver, con mucha claridad, bañarse. el proceso que El Señor estableció para discipular, pri- c. Abrumar. meramente bautizando y luego enseñando. El bau- tismo es la puerta de entrada al discipulado. 1. Uno de los usos de la palabra Bautizo en el griego fue para describir el proceso de teñir la tela, El bautismo en agua fue instituido directamente por encurtir comida, la inundación de un barco o mojar Cristo y fue inmediatamente practicado por los após- una esponja (el barco y la esponja no solo están en toles en el día de Pentecostés, cuando 3.000 creyentes el agua, el agua está en ellos), implica ser saturado fueron bautizados en agua. Es un acto de obediencia e impregnado. Estas palabras fueron usadas en una y fe, en el que el creyente es sumergido en agua, con- receta para pepinillos en el año 200 a.c.: “Bapto”, in- forme al mandamiento de Jesús a sus discípulos. mergir en agua hirviente; y “Bautizo”, impregnar en vinagre. Los dos verbos implican sumergir, pero uno “Al oír esto, se compungieron de corazón y dijeron a es temporal con relación al otro ya que el pepinillo Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué está permanentemente cambiando y toma la natu- haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada raleza del vinagre. uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.” 2. La palabra Bautizo fue utilizada también por los Hch 2: 37-38 fariseos para referirse al lavado de vasos en las ce- remonias religiosas (Mr 7:4) y baños ceremoniales 1. Jesús mismo se sujetó al bautismo aunque no tenía como el de Naamán “el leproso”. (2R 5: 14) pecado, para dar ejemplo de obediencia. “Y volviendo de la plaza, si no se lavan, no comen. Y “Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para otras muchas cosas hay que tomaron para guardar, ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, dicien- como los lavamientos de los vasos de beber, y de los do: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a jarros, y de los utensilios de metal, y de los lechos.” mí? Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así Mr 7:4 conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.” Mt 3:13-15 “El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y 2. Es uno de los rudimentos de la doctrina de Cristo su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio.” 2R 5: 14 “Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando 3. El tercer uso era metafórico, para describir el sen- otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras tido de ser abrumado con gozo o tristeza. muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautis- mos, de la imposición de manos, de la resurrección “De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo de los muertos y del juicio eterno.” He 6:1-2 me angustio hasta que se cumpla” Lc 12:50 MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO EN AGUA 1-2 5 INDICE GENERAL
  9. 9. pecados. Abraham fue separado de su vida vieja por “Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Po- medio de la circuncisión. La circuncisión en Abraham déis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con significó lo que el bautismo significa para los cristia- el bautismo con que yo soy bautizado?” Mr 10:38 nos hoy. Una nueva vida separada de la naturaleza pe- caminosa. De lo anterior podemos ver que el bautismo en agua es “En él también fuisteis circuncidados con circuncisión una inmersión total, lo que implica un cambio perma- no hecha por mano de hombre, sino por la circun- nente en la persona bautizada. cisión de Cristo, en la cual sois despojados de vuestra naturaleza pecaminosa. Con él fuisteis sepultados en el IV. SELLO DEL NUEVO PACTO bautismo, y en él fuisteis también resucitados por la fe Para entender el significado completo del bautismo en en el poder de Dios que lo levantó de los muertos. Y a agua, debemos estudiarlo en el contexto de que nues- vosotros, estando muertos en pecados y en la in circun- tro Dios es un Dios de pacto y siempre ha tratado con el cisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, hombre a través de pactos. Las enseñanzas del Nuevo perdonándoos todos los pecados.” Col 2:11-13 Testamento (Nuevo Pacto) nos muestran el significado del bautismo en agua, comparándolo con tres grandes “Él anuló el acta de los decretos que había contra no- pactos del Antiguo Testamento. sotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz.” Col 2:14 V. EL PARALELISMO ENTRE EL BAUTISMO EN AGUA Y EL PACTO CON NOÉ “Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la Pedro compara al bautismo en agua, con el pacto entre justicia de la fe que tuvo cuando aún no había sido cir- Dios y Noé. El y su familia fueron salvados a través del cuncidado, para que fuera padre de todos los creyentes mismo instrumento que fue utilizado para el juicio y no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les muerte del mundo de ese entonces, el agua. También sea contada por justicia.” Ro 4:11 el juicio contra el hombre por el pecado de Adán es la muerte, pero a través de la muerte de Jesús hemos VII. EL PARALELISMO ENTRE EL BAUTISMO EN AGUA Y sido salvados de aquella muerte eterna. EL PACTO CON MOISÉS. Cuando los Israelitas pasaron por el mar Rojo fueron “Los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una separados de Egipto y del Faraón. El poder que el ejér- vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, cito Egipcio tenía sobre ellos fue destruido en el mar. mientras se preparaba el arca, en la cual pocas perso- En el bautismo en agua, el cristiano está separado del nas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. El bautis- mundo y del reino de Satanás. El poder legal que el mo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitan- reino de las tinieblas tenía sobre nosotros se rompe. do las inmundicias de la carne, sino como la aspiración Pablo compara el pacto entre Dios y Moisés con el de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección “Nuevo Pacto” por cuanto su bautismo, su comida y de Jesucristo.” 1P 3:20-21 bebida se asemejan a los del Nuevo Testamento. El poder del bautismo está en la muerte y resurrección “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nues- de Cristo Jesús. La enseñanza nos muestra que el bau- tros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos tismo en agua representa el establecimiento del nuevo pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados pacto y nuestra entrada en él, significa la liberación del en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo cristiano que estaba bajo juicio y su traslado al Reino alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida de Dios. espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la Roca era Cristo. Pero de los más de ellos VI. EL PARALELISMO ENTRE EL BAUTISMO EN AGUA Y no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en EL PACTO CON ABRAHAM. el desierto. Más estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, Abraham creyó a Dios y fue declarado justo. Fue justi- como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos ficado por la fe y el pacto se selló con la circuncisión. de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer Nosotros también somos justificados y crucificados a y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como nuestro hombre viejo a través de la fe en la muerte algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veinti- y resurrección de Jesús, como sacrificio por nuestros trés mil. Ni tentemos al Señor, como también algunos MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO EN AGUA 1-2 6 INDICE GENERAL
  10. 10. de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. CONCLUSIÓN Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y El bautismo es un acto físico como espiritual. Con el perecieron por el destructor. Y estas cosas les aconte- bautismo en agua, confesamos públicamente nuestra cieron como ejemplo, y están escritas para amonestar- fe en Cristo Jesús y nuestra disposición a dejar el viejo nos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de camino y así, en la nueva vida del Espíritu, someternos los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que a su voluntad y mandamientos. Realizamos el bautis- no caiga.” 1Co 10:1-12 mo como señal y sello de la justicia que hemos reci- bido por la fe en la obra de Jesucristo en la cruz. Con el VIII. QUIÉN PUEDE SER BAUTIZADO bautismo en agua, pasamos a formar parte de la iglesia El bautismo en agua es para todos pero hay requisitos del Señor, siendo bautizados en su muerte, sepultados que uno debe cumplir antes que sea calificado para re- y resucitados con Él, no es un ejercicio opcional, es un cibirlo. mandamiento de nuestro Señor Jesús. “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de “Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno im- vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pedir el agua, para que no sean bautizados estos que pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?” Hch 2:38. Hch 10:47 “Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.” Hch 8:37-38 Todos quienes se han arrepentido creyendo en el sacri- ficio de Jesús para el perdón de sus pecados y lo han recibido como Señor y Salvador pueden ser bautiza- dos. Vemos que el bautismo en agua fue normalmente administrado el día de conversión. Por lo expuesto, es claro que los niños no deben ser bautizados, ya que no han tenido la experiencia de creer y arrepentirse. Hacerlo es convertir al bautismo en un rito mágico. Solamente quienes se han arrepen- tido y creído en el sacrificio de Jesús para el perdón de sus pecados, quienes lo han recibido como Señor y Salvador pueden ser bautizados. Con el objeto de ampliar la información acerca del bau- tismo de los niños, a continuación se cita un fragmento del libro “Teología para Comunidades” escrito por José María Castillo, Sacerdote Católico y profesor de la Uni- versidad Gregoriana de Roma. ◊ Nota: Ver apéndice “El Bautizo de los niños” MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO EN AGUA 1-2 7 INDICE GENERAL
  11. 11. APENDICE del emperador Teodoseo que impuso a todo el mundo EL BAUTISMO DE LOS NIÑOS la obligación de hacerse cristiano. Esta cuestión ha sido objeto de profunda controversia, sobre todo en los últimos cuarenta años. A continu- 5. El Nuevo Testamento no habla de la relación entre ación expondremos brevemente las razones en pro y bautismo y pecado original, tampoco los autores cris- en contra del bautismo de niños. Así podremos juzgar tianos de los primeros siglos. Este tema se introdujo en éste asunto con objetividad. la Iglesia a partir de San Agustín, en su controversia con los Pelagianos. Los argumentos que defienden el seguir bautizando a 6. El bautismo exige una conversión previa (Hch 2:41; los niños pequeños son los siguientes: 16:33), situación que no se puede dar en el niño peque- ño. 1. En los escritos del Nuevo Testamento se dice varias veces que se bautizaban casas o familias enteras (1Co 7. El bautismo de niños pequeños tiene una consecuen- 7:14; Hch 11:14; 16:15-33; 18:8), parece que la ex- cia grave: debido a esta práctica, la Iglesia viene a ser presión “la casa” (oíkos) incluía a los niños pequeños. una sociedad de los nacidos en ciertos países o grupos humanos, no la comunidad de personas que se convi- 2. Se cree que en 1Co 7:14 se utiliza la terminología del erten a la fe. De ahí que la Iglesia no está, en la práctica bautismo judío de los prosélitos. configurada por el bautismo, sino por el nacimiento, razón por la que no concuerda con los principios del 3. Desde tiempos muy antiguos, quizá desde el siglo II, bautismo cristiano. se sabe que se administraba el bautismo a los niños re- cién nacidos. Nuestra apreciación como Iglesia es que las razones a 4. Desde finales del siglo IV y comienzos del V se gene- favor del bautismo de niños son netamente tradiciona- raliza la costumbre de bautizar a los bebés. les y no bíblicas, la Palabra claramente muestra que el Bautismo es un acto de arrepentimiento, al confesar a 5. El concilio de Trento dijo que se debe bautizar a los Jesús como Señor y Salvador de nuestros pecados. niños, precisamente para borrar en ellos el pecado original. BAUTIZARSE EN EL NOMBRE DE JESÚS / EIS TOU ONOMA 6. Muchos teólogos, tanto católicos como protestantes, En el tiempo de Jesús, la frase utilizada para bautizar, defienden el bautismo de los niños. Estas razones, muy consistía en una fórmula técnica que implicaba que resumidas, son las que explican por qué la Iglesia de- una cantidad determinada quedaba inscrita a nombre fiende con empeño la práctica de bautizar a los niños de alguno, de tal manera que “el nombre” define al pequeños. titular o dueño del derecho. En el tiempo actual, ésta fórmula equivaldría al hecho de ir a un banco y hacer En oposición a éstas razones, tenemos los que afirman un depósito a nombre y en la cuenta de otra persona, que no se debe bautizar a los niños y son: desde ése momento esa cantidad de dinero queda in- scrita, depositada a nombre de quien ahora es el único 1. Un niño pequeño no se entera, ni se puede enterar dueño de ese dinero. En el bautismo, el dinero es la de nada; por lo tanto, no tiene ni puede tener fe en persona, y el titular de la cuenta es Jesús, las palabras Jesucristo. Además sabemos que los sacramentos se que sellan la transacción son “en el nombre de”..... El pueden administrar solo a quienes tienen fe. propósito de ésta fórmula era: 2. No es válido decir que el niño se bautiza por la fe • Señalar la relación del bautizado con Cristo. que tienen sus padres o padrinos, porque nadie puede tener fe por otro, como no puede pecar por otro, ni ga- • Señalar la sujeción al Señorío del Salvador. narse el cielo en lugar de otro. • Señalar la pertenencia a Cristo. • Señalar el destino del bautizado. 3. Es verdad que en el Nuevo Testamento se habla del bautismo de “casas” enteras, pero lo que no sabemos Cuando se asimila este concepto, se puede compren- es si en aquellas casas habían niños pequeños. Eso no der la amonestación de Pablo a los Corintios cuando les está escrito en ninguna parte. hace notar que no han sido bautizados en el nombre de Pablo, Apolos u otros, sino que fueron bautizados 4. La costumbre de bautizar masivamente a los niños en el nombre de Cristo, sólo le pertenecen a él. se introdujo a finales del Siglo IV, a causa de un decreto MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO EN AGUA 1-2 8 INDICE GENERAL
  12. 12. CAPITULO 1-3 EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO
  13. 13. I. INTRODUCCIÓN V. ¿HABLAR EN LENGUAS ES LA SEÑAL DEL BAUTISMO En el estudio de la Salvación, muchas veces se omite el EN EL ESPÍRITU SANTO? Bautismo en el Espíritu Santo. Sin embargo, ésta es una La Biblia no dice que el hablar en lenguas debe acom- de las enseñanzas más importantes en la Biblia. pañar al Bautismo en el Espíritu; sin embargo, la Pa- labra ilustra que las lenguas son una señal común del II. ¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO? Bautismo en el Espíritu, siempre había una manifesta- 1. Fue profetizado en el Antiguo Testamento. Is 44:3, ción del poder de Dios. Jl 2:28-29, Za 12:10 VI. EL HABLAR EN LENGUAS 2. Juan el Bautista definió al Bautismo en el Espíritu Es establecer una comunicación con Dios en una mane- Santo como una parte distinta del ministerio de Cris- ra sobrenatural 1Co 14:2. sirve para edificación de uno to e hizo contraste con el Bautismo en Agua. Mt 3:11, mismo 1Co 14:4. Su interpretación, edifica a la iglesia. Mr 1:8, Lc 3:16, Jn 1:32-33 1Co 14:5, podemos orar y cantar en lenguas Ef 6:18, 1Co 14:15, y esto sirve como señal a muchos incrédu- 3. Cristo prometió el bautismo a sus apóstoles. Lc los. 1Co 14:22 24:49, Hch 1:5 VII. COMO RECIBIR EL ESPÍRITU SANTO 4. La primera vez el Espíritu Santo fue derramado El primer paso para recibir el bautismo en el Espíritu en el día de Pentecostés. Hubo otros derramamien- Santo, es entregar nuestra vida a Cristo Jesús como tos del Espíritu, y los que no habían sido bautizados nuestro Salvador. El segundo paso es desear recibir en agua inmediatamente lo hicieron en obediencia esta bendición (Jn 7:37). No podemos ganar o comprar al Señor Jesucristo. Hch 2:1-4, 8:15-17, 10:44-47, este regalo, es un “Don” (He 2: 38). 11:15-16, 19:2-6. VIII. RECOMENDACIONES 5. Pablo explicó claramente a los Corintios que fue 1. RENUNCIAR el Bautismo en el Espíritu Santo que les hizo estar en Dios nos ordena declinar y separarnos completa- Cristo. 1Co 12:1-13 mente de lo oculto, deshacernos de las causas des- honrosas cuando le pedimos que nos llene de su Es- III. EL MINISTERIO DEL ESPÍRITU SANTO píritu Santo. • Somos morada de Él. Somos templo de Dios. 1Co 3:16 2. RELAJARSE • Nos enseña. Jn 14:26 Muchas veces las personas se ponen nerviosas • Nos guía. Ro 8:14 al momento de recibir al Espíritu Santo, esto en lu- • Somos lavados, santificados y justificados por gar de ayudar impedirá relajarse física, espiritual y el Espíritu. 1Co 6:11 emocionalmente. Pida simplemente con quietud • Nos da dones espirituales. 1Co 12:3-11 y fe, no tiene que dar gritos ni quejidos al momento • Es consolador. Jn 14:16 de recibirlo. Si quiere ser lleno no haga nada que se • Intercede por nosotros. Ro 8:26 lo prohíba y Él bautizará en Su Espíritu. Permanezca • Andamos en el Espíritu. Gá 5:16 calmado y permita que lo haga. • El Reino de Dios es en el Espíritu. Ro 14:17 • Podemos resistirle. Hch 7:51 3. RECIBIR Y REPONDER • Podemos mentirle. Hch 5:1-11 Cuando el Espíritu Santo decide “ser parte de no- • Podemos entristecerle. Ef 4:30-31 sotros” debemos participar y hacer lo nuestro, estar abiertos a su manifestación y responder a ella (entre IV. LOS EJEMPLOS DEL BAUTISMO EN EL estas manifestaciones está el hablar en lenguas, pro- ESPIRITU SANTO fetizar, etc). Dios no va contra nuestra voluntad, no • Pentecostés. Hch 2:38,39, 2:1-18,33 nos maneja, nos inspira y debemos colaborar. • Felipe en Samaria. Hch 4:1-39, 8:15-18 • Cornelio y los Gentiles. Hch 10:44-46 IX. POSTURAS • Pablo en Efesio. Hch 19:1-6 1. LA TRADICIONAL (Pentecostés o carismática) Esta postura mantiene que el “Bautismo en el Espíri- tu Santo” es una segunda obra de gracia, distinta de la Salvación. Los discípulos de Cristo eran creyentes MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO 1-3 10 INDICE GENERAL
  14. 14. nacidos de nuevo y habían recibido el Espíritu Santo cuando Jesús sopló sobre ellos (Jn 20:22). Jesús les mandó a “....esperar la promesa del Padre…” Hch 1:4 y serían “Bautizados con el Espíritu Santo” Hch 1:5. Entonces los discípulos recibieron el Bau- tismo en el Espíritu después de su conversión. Las experiencias contadas en Hch 2, 8, 10 y 19 muestran que “el Bautismo en el Espíritu Santo” comúnmente ocurrió después de la conversión, con la evidencia inicial manifestada al hablar en lenguas. Los cristia- nos de hoy también deberían pedir al Señor el bau- tismo en el Espíritu Santo, luego de convertirse. 2. LA CONSERVADORA (no compartimos) La postura “conservadora” mantiene: a. El Bautismo en el Espíritu Santo sucede cuando nacemos de nuevo, siendo nacidos del Espíritu. Las escrituras (Mt 3:11, Mr 1:8, Lc 3:16 y Jn 1:33) no señalan que sea una experiencia distinta de la sal- vación. Pentecostés fue el punto de transición en- tre el A.T. y el N.T. En Hechos, los creyentes fueron bautizados en el Espíritu cuando creyeron, con la excepción de los Samaritanos que recibieron el Espíritu por medio de los apóstoles, para quitar cualquier duda de que era de Dios. b. Los dones del Espíritu cesaron después que el canon del N.T. fue cumplido. 3. NEOPENTECOSTAL Esta usa la terminología de “Bautismo en el Espíritu Santo”, para referirse a la experiencia de recibir a Cristo en el momento de conversión; y la de ser “lleno con el Espíritu” para cualquier experiencia posterior. Esta posición trata de ser fiel a las escrituras y evita crear dos clases de cristianos: “Los Bautizados en el Espíritu” y los “no Bautizados en el Espíritu”. Animan a todos a seguir buscando más y más de la presencia y poder del Espíritu. Nota: La postura de Verbo es básicamente la tradicional, excepto que no creemos que la evidencia inicial deba ser el don de lenguas. MANUAL DE LIDER AZGO - EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO 1-3 11 INDICE GENERAL
  15. 15. CAPITULO 1-4 CREDOS ANTIGUOS QUE EXPRESAN LA FE COMÚN DE TODA IGLESIA
  16. 16. I. INTRODUCCIÓN Son pocos los Credos que se formaron antes del tiem- III. EL CREDO NICENO po de la Reforma y son la herencia de toda la iglesia. Se Fue formado sobre las bases del anterior Credo Apos- refieren a los principios fundamentales del cristianis- tólico. En su forma actual es el Credo de la iglesia cris- mo, especialmente la Trinidad y la persona de Dios tiana. Fue proclamado por el Gran Concilio, celebrado Hombre. en Nicea Bitinia A.D.325. II. EL CREDO APOSTÓLICO Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, creador No fue escrito por los Apóstoles sino que se formó del cielo y de la tierra y de todo lo visible e invisible. gradualmente, fundándose en las varias confesiones Y creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo Unigénito de que separadamente habían adoptado congregaciones Dios: engendrado del Padre antes de todos los si- particulares. glos, Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado no creado, consustancial al Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo Padre, y por quien todas las cosas fueron hechas; el y de la tierra y en Jesucristo su único Hijo, nuestro cual por amor a nosotros y por nuestra salvación, Señor; que fue concebido por obra del Espíritu Santo, descendió del cielo y, encarnado en la Virgen María nació de la Virgen María; padeció bajo el poder de por el Espíritu Santo, fue hecho hombre; y fue cruci- Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; ficado también por nosotros bajo el poder de Poncio descendió a los infiernos; al tercer día resucito de en- Pilato. tre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso; y desde allí ha Padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en las Escrituras; y ascendió a los cielos, y está sentado el Espíritu Santo; la Santa Iglesia Universal, la comu- a la diestra del Padre; y vendrá otra vez en gloria a nión de los santos; el perdón de los pecados; la resur- juzgar a los vivos y a los muertos, y su reino no tendrá rección de la carne y la vida eterna. Amén. fin. Y creo en el Espíritu Santo, Señor y Dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado, que habló por medio de los profetas. Y creo en una Santa Iglesia Universal y Apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para remisión de los pecados; y espero la resurrección de los muertos, y la vida del mundo venidero”. Amén. MANUAL DE LIDER AZGO - CREDOS 1-4 13 INDICE GENERAL
  17. 17. CAPITULO 1-5 LA CENA DEL SEÑOR LUCAS 22:19-20
  18. 18. I. INTRODUCCIÓN “Limpiaos pues, de la vieja levadura, para que seáis El Señor Jesús instituyó “La Santa Cena” la noche que nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra fue entregado diciendo; “...haced esto en memoria de pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros.” mí” (Lc 22:19). Pablo nos dijo en Corintios qué; “Así, 1Co 5:7 pues, todas las veces que comiereis éste pan, y bebie- reis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que III. ¿QUÉ SIGNIFICA PARA LA IGLESIA? él venga” (1Co 11:26). Cuando compartimos La Cena LA CENA DEL SEÑOR COMO DECISIÓN, SEÑAL Y SELLO del Señor proclamamos y conmemoramos Su sacrifi- a. Como todo sacramento, la Cena del Señor es ante cio en la cruz para salvarnos. El Bautismo en Agua y la todo una señal. No solamente en cuanto a los ele- Cena son ordenanzas del Señor y aunque están llenos mentos visibles del pan y el vino, sino en la acción de símbolos, no son meramente actos simbólicos. Fu- misma de participar de ella. Es una representación eron instituidos como parte integral del Nuevo Pacto. simbólica de la muerte del Señor. 1Co 11:26 muestra la participación del creyente en el Cristo crucificado II. LA RAÍZ DE LA CENA ES LA PASCUA Éxodo 12:1-20 y en la vida y fortaleza que proceden del Redentor La Pascua es la celebración de la liberación del pueblo resucitado. de Dios de la esclavitud del Faraón en Egipto. Para efec- tuarla tomaron un cordero sin mancha, lo sacrificaron b. Además de esto, es un acto de profesión de fe sin quebrar hueso alguno, su sangre fue esparcida en por parte de los que participan, así expresan su fe los dinteles de sus puertas y el ángel de la muerte al en Cristo como su Salvador y le rinden honor como pasar por sus casas vio la sangre del cordero y no los Rey. afectó con la plaga de mortandad que se extendió por toda la tierra de Egipto. c. La Cena del Señor, es también un sello de aquello que significa, y una promesa de su realización. Da a El pan que se comía con el cordero, fue consagrado a los creyentes la seguridad de que son objeto del gran un nuevo uso y así mismo el vino de la tercera copa, amor de Cristo revelado en su sometimiento a una que se llama “La Copa de Bendición”. El pan partido muerte amarga y vergonzosa, es una garantía de que simboliza el cuerpo destrozado del Señor, y el vino su todas las promesas del Pacto y todas las riquezas del sangre derramada. El acto material de comer y beber Evangelio son suyas, no sólo como una esperanza significaba una apropiación espiritual de los frutos del sino como actuales poseedores de ellas. sacrificio de Cristo; y esto es un constante recuerdo de su muerte redentora. “Haced esto en memoria mía”. (Lc 22:19). Cuando participamos en la Santa Cena conmemoramos el sa- Juan el Bautista se refirió a Jesús como “El Cordero de crificio de Jesús para el perdón de pecados. Él dio su Dios” que quita el pecado del mundo. El Señor Jesús es cuerpo por nosotros para hacernos libres del poder del el Cordero de Dios sin pecado, sin mancha, sacrificado pecado. Cuando tomamos la Cena recordamos que por nosotros en la cruz sin habérsele quebrado ningún fueron nuestros pecados los que clavaron a Cristo en la hueso. Cuando por fe aplicamos la sangre del Cordero cruz. Al reconocerlo ya no podemos tener una actitud de Dios a nuestras vidas el ángel de la muerte pasa de indiferente frente al pecado. La Celebración de la Cena nuestras vidas, somos salvos de la muerte eterna por la es un memorial, una señal que anuncia y proclama lo sangre de Cristo Jesús, somos liberados de la esclavitud que pasó en el Calvario y lo que pasa en la vida de cada de Satanás y del pecado que hay en el mundo. El sig- persona cuando se entrega a Cristo. nificado de la fiesta de la Pascua fue revelado cuando Jesús tomó el pan de Pascua y dijo: “esto es mi cuerpo, La copa no sólo representa la sangre de Cristo, sino que por vosotros es dado” y cuando tomó la copa de además un Nuevo Pacto: una nueva relación de Dios Pascua: “ésta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que con su pueblo. Cuando celebramos la Cena no sólo for- por vosotros se derrama”. Lc 22:19-20 talecemos nuestra conciencia de lo que nos ofrece el sacrificio de Jesús, estamos participando de ese pacto Dios fue fiel a su pacto con Israel. Jesús al realizar la de perdón y anunciando la muerte del Señor hasta que Cena, estaba estableciendo un Nuevo Pacto. En éste él regrese, proclamamos que Él es nuestro Señor y Sal- Pacto sería su sangre, y no la sangre de un cordero, la vador, que somos parte de su cuerpo y esperamos su que nos libraría del juicio por nuestros pecados y por retorno. 1Co 11:26 supuesto de la muerte. MANUAL DE LIDER AZGO - LA CENA DEL SEÑOR 1-5 15 INDICE GENERAL
  19. 19. IV. CONSIDEREMOS ESTA ADVERTENCIA V. LA PRESENCIA DE CRISTO EN LA CENA DEL SEÑOR En 1Co 11:17-34, Pablo está tratando con los habitantes Esta cuestión se ha debatido largamente y constituye de Corintio acerca de algunos abusos en la celebración todavía la mayor diferencia de opinión entre los cris- de la Cena del Señor. Revisando estas escrituras po- tianos. Cuatro puntos de vista merecen nuestra con- demos entender aún más el significado de la Cele- sideración: bración de la Cena. Pablo amonesta a los Corintios por cuanto tienen divisiones y disensiones (desacuerdos) 1. EL PUNTO DE VISTA DE ROMA entre ellos, menospreciado la iglesia de Dios. vs.18 al La Iglesia Romana concibe la presencia de Cristo en 22. Cuando relata la secuencia de la Cena enfatiza: “la la Cena del Señor en un sentido físico. Sobre la base noche que fue entregado, tomó pan” vs. 23. El dio su de las palabras de Jesús “Este es mi cuerpo”, sos- vida por todos, aún cuando estábamos en pecado: tiene que el pan y el vino son cambiados o transubs- “siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” Ro. tanciados en el cuerpo y sangre de Cristo, aunque 5:8. Estamos llamados a amar aún a los que nos mal- continúen con la apariencia y gusto de pan y vino. dicen, nos aborrecen, ultrajan y persiguen (Mt. 5:44). Esta opinión es empero susceptible a diversas obje- Cuánto más, debemos amar a nuestros hermanos con ciones: quienes compartimos la Cena del Señor. a. Estando Jesús en carne ante sus discípulos, Pablo les advierte que no deben tomar la Cena indig- no pudo decir que tenía su cuerpo en su propia namente diciendo que “serán culpados del cuerpo y de mano. la sangre del Señor” vs. 27. “Debemos probarnos a no- sotros mismos y comer así del pan, y beber de la copa” b. La Escritura habla del pan como pan, después vs. 28. ¿En qué debemos probarnos? ¿Qué es tomar del supuesto cambio. 1Co 10:17 y 11:26-28. la Cena indignamente? En el contexto, Pablo está hablando de divisiones, disensiones y menosprecio a c. Es contrario al sentido común creer que lo que la iglesia de Dios, por esto dice: “cuando os reunáis a aparece, huele y tiene el gusto de pan y de vino, comer, esperaos unos a otros” vs. 33. Comer y beber es sangre y carne. indignamente es comer y beber “sin discernir el cuerpo del Señor” vs. 29. Aquí la palabra discernir viene del 2. EL PUNTO DE VISTA LUTERANO Griego diakrino, discriminar, preferir, distinguir. Pablo Los luteranos sostienen que aún cuando el pan y el está exhortándonos a examinar y discernir el cuerpo vino permanecen tal como son, la persona entera de de Cristo, “Porque somos miembros de su cuerpo, de su Cristo, con su cuerpo y sangre están presentes en, bajo, carne y de sus huesos” (Ef. 5:30). “Vosotros, pues, sois y juntamente con tales elementos. Cuando Cristo tenía el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular” el pan en su mano, sostenía su cuerpo juntamente, (1Co. 12:27). “Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser y por lo tanto podía decir “esto es mi cuerpo”. Todo muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel que recibe el pan recibe el cuerpo de Cristo, sea aquel mismo pan” (1Co. 10:17). creyente o no. Esta opinión aventaja, no mucho a la doctrina Católica-Romana, y atribuye a las palabras de Si no aceptamos a nuestros hermanos, si tenemos re- Jesús el significado poco natural de “esto acompaña mi sentimiento, odio y rechazo contra uno de ellos, no cuerpo”. Además, requiere la noción imposible de que estamos discerniendo el cuerpo de Cristo. Pablo nue- no solamente el Espíritu de Cristo, sino además el vamente nos advierte que muchos están enfermos y cuerpo, es omnipresente. muchos duermen por tomar la Cena de manera in- digna, vs. 30. Dice que debemos examinarnos y tomar 3. EL PUNTO DE VISTA ZWINGLIANO la Cena. Si tenemos rechazo de un miembro del Cuerpo Zwinglio negaba la presencia corporal de Cristo en la de Cristo debemos arrepentirnos, perdonar a la per- Cena del Señor, pero admitía que El se halla espiri- sona y tomar la Cena, “Si, pues, nos examináramos a tualmente presente en los elementos, en virtud de la nosotros mismos, no seríamos juzgados” vs. 31. Si sen- fe de los creyentes. Algunas de sus afirmaciones, sin timos que no podemos perdonar debemos también embargo, parecen indicar que también veía en ello un tomar la Cena. “mas siendo juzgados, somos castiga- sello o promesa de lo que Dios hace para el creyente dos por el Señor, para que no seamos condenados con en Cristo. el mundo” vs. 32. MANUAL DE LIDER AZGO - LA CENA DEL SEÑOR 1-5 16 INDICE GENERAL
  20. 20. 4. EL PUNTO DE VISTA DE CALVINO. 5. EL PUNTO DE VISTA DE LA IGLESIA CRISTIANA VERBO. Calvino adoptó una posición intermedia: Enseñó que Como Iglesia, creemos que la Santa Cena contiene la presencia de Cristo en la Cena del Señor, en vez de grandes símbolos pero, más que simbolismo, es una física y local, es de carácter espiritual, distinguiéndose ordenanza y cuando cumplimos con una ordenanza del de Zwingliano. Puso mayor énfasis en el significado Señor recibimos bendición. Es una celebración del Pac- profundo del sacramento; vio en él un sello y promesa to a través del cual el pueblo de Dios mira hacia atrás, de lo que Dios hace para el creyente, más bien que a la cruz, para recordar el sacrificio de Cristo y renovar una simple promesa de consagración por parte del el compromiso (Lc 22:14-20). Lo más importante es re- creyente a Dios. Las virtudes y efectos del sacrificio de conocer que Jesús utiliza nuestras acciones y fe para Cristo en la cruz están presentes de un modo espiritual tener comunión con nosotros y hacernos más como El. y son transmitidos a los creyentes por el poder del Es- El Señor dijo “hagan esto en memoria de mí”, también píritu Santo. dijo “este es mi cuerpo” y “ésta copa es el nuevo pacto en mi sangre”. Celebramos la Cena con obediencia y reverencia al Señor, no como un mero rito, sino como señal y conmemoración de su sacrificio por nosotros. MANUAL DE LIDER AZGO - LA CENA DEL SEÑOR 1-5 17 INDICE GENERAL
  21. 21. CAPITULO 1-6 LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO
  22. 22. I. INTRODUCCIÓN ñado firmemente a través de los libros de la Biblia y El diccionario Webster de la lengua inglesa (1828), de- aplicado como absoluto. fine la palabra principio como: “fuente, origen, primera causa, aquello de lo cual algo procede”. Un principio 3. Un principio es diferente a un concepto o verdad es una semilla, una fuente de verdad. Webster define doctrinal, expresa a Jesucristo en su naturaleza e semilla como: “aquello de lo cual alguna cosa brota, ideas básicas. En otras palabras, expresa la naturale- el primer principio, el origen”. Las palabras principio y za o los atributos de Dios directa y verticalmente. semilla entonces están muy relacionadas. Una semilla contiene “el todo en forma de embrión”, el árbol o ar- Un principio es entonces una semilla de verdad en la busto tiene su potencial dentro de su semilla y tiene Palabra de Dios, enseñada firmemente a través de la carácter expansivo, pues la semilla se expandirá y cre- Biblia, que expresa la naturaleza de Dios y nos ayuda a cerá hacia algo mucho más visible, bello y grandioso. discernir y usar la sabiduría correctamente. La semilla es el símbolo natural de lo que deseamos llevar a cabo. Un principio hace en los pensamientos lo Cristo nos enseña cómo Él aplicó estos principios a mismo que la semilla hace en la tierra. las experiencias diarias y prácticas. Es con éste tipo de principios, con los que deseamos expresar la natu- Nuestra alma, es como un “jardín”, reproduce los pen- raleza de Dios en todas las áreas del conocimiento, por samientos y los expande. Una vez que un patrón de medio de enseñanzas para disciplinar la mente de la pensamiento haya sido sembrado en nuestra mente y próxima generación. lo regamos con la vida de Cristo a través del Espíritu Santo, brotan raíces y crece con nuestro pensamiento “Porque en El fueron creadas todas las cosas... y El es para proporcionarnos dirección, discernimiento y la antes que todas las cosas, y todas las cosas en EL sub- verdadera sabiduría para aplicar en todas las áreas de sisten. . . para que en todo tenga preeminencia.” la vida. Un patrón de pensamiento es un hábito, un Col 1:16, 17, 18 canal o un proceso de conectar ideas que expresan la raíz y el ancla de nuestra alma. Esa es la razón por la “Porque de El, y por El, y para El, son todas las cosas. A que es tan importante tener principios y patrones de El sea la gloria por los siglos. Amén.” Ro 11:36 pensamiento que expresen directamente la naturaleza de Cristo. III. ¿POR QUÉ ENSEÑAMOS POR PRINCIPIOS? “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y La Biblia no enumera una lista de todos sus principios, huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, por lo que deben ser investigados. No están enumera- conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cris- dos en una lista, pues Dios desea que tengamos ham- to.” Col 2:8 bre y sed conocer más, que escudriñemos, investigue- mos y estudiemos su Palabra. . La palabra engaño significa: “tomar cautiva nuestra mente y así lesionar o invalidar nuestro pensamiento “Gloria de Dios es encubrir un asunto; pero honra del y provocar engaño”. La razón principal de enseñar por rey es escudriñarlo.” Pr 25:2 principios es entrenar a la mente para discernir la ver- dad del error. La palabra que aquí se traduce como escudriñar, sig- nifica investigar. Dios nos presenta ciertas verdades a “El alimento sólido es para los que han alcanzado aquellos que las investiguemos. Al determinar lo que madurez, para los que por el uso tienen los sentidos es un principio, se sugieren algunas pautas, conforme ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.” usted investiga en las Escrituras: Heb 5:14 II. ¿QUÉ ES UN PRINCIPIO? En la Escritura anterior, la palabra sentidos se usa en 1. Un principio es una verdad firme en la Palabra de lugar de mente. Aquí se nos dice que somos maduros Dios, lo que significa que será enseñado tanto en el en Cristo cuando tenemos la habilidad de discernir en- Antiguo como en el Nuevo Testamento. tre el bien y el mal de una manera firme y habitual, para experimentar la palabra de justicia en nuestra 2. Un principio es absoluto, aplicable en cualquier vida diaria. “De la forma en que una persona piensa en situación y en diferentes épocas, por esto es ense- su corazón, tal es ella” (Pr 23:7), y por lo tanto nuestra MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 19 INDICE GENERAL
  23. 23. vida entera es cambiada por la forma en que pensa- dimiento de Su naturaleza nos ayudará continu- mos y discernimos (Ro 12:2). Al discernir por principios amente a revisar la expresión y aplicación de los bíblicos, la mente se vuelve firme al pensar de acuerdo principios. El propósito de un principio es ayudarnos a las normas de Dios, a su naturaleza y al Señorío de a aplicar, pensar y discernir en el fluir de Dios y Su Cristo. naturaleza. IV. BENEFICIOS DE UNA VIDA BASADA EN PRINCIPIOS 4. Podemos enfatizar el seguimiento de los principios 1. El estilo de vida del hombre se vuelve firme y por fuerza humana y no en el poder del Espíritu San- equilibrado, consistente con la verdad de la Palabra to. Si vamos a vivir por principios debemos hacerlo de Dios. andando en el Espíritu. 2. Comienza a clarificar la verdad y a expresarla en Enseñamos por principios para que nuestra mente sea muchas maneras. moldeada a la forma de Dios y estemos preparados a fluir en su poder, transmitiendo verdadera vida y solu- 3. Las personas se empiezan a mover en unidad, por ciones al mundo. cuanto las ideas originales que los unen son clara- mente entendidas y comunicadas. VI. ¿CÓMO PODEMOS GUARDAR EQUILIBRIO EN LA ENSEÑANZA DE LOS PRINCIPIOS? 4. Los pensamientos de la persona se vuelven más Los siguientes puntos son algunas pautas prácticas de claros y se convierten en un canal más puro por el la enseñanza por principios bíblicos: que puede fluir el poder de Dios. 1. Debemos centrarnos siempre en el hecho (inter- 5. Hay gran necesidad de establecer principios bíbli- namente en actitud y externamente en expresión cos básicos como raíz de todo conocimiento y ense- verbal y escrita), de que estamos enseñando a Jesús, ñarlos a través de las materias en el currículo, lo que expresado en la Palabra de Dios viva y escrita. nos proporciona la esperanza de que la próxima ge- neración estará mejor equipada para llevar a cabo la 2. La enseñanza de un principio surgirá de manera comisión que Dios tiene para nosotros. natural conforme expresamos la verdad acerca del Señor, en todas las áreas. Ésta es la verdadera sa- V. ¿CUÁL ES EL PELIGRO DE ENSEÑAR POR PRINCIPIOS? biduría. Cualquier intento de forzar conceptos de Tendemos a distorsionar los propósitos de Dios y nos “enseñar por principios”, sólo traerán confusión y un salimos por la tangente, así no llevamos a cabo Sus discernimiento sintético. propósitos finales. Enseñar por principios no es una excepción. Enumeramos algunos de los peligros más 3. Debemos dejar que todas las verdades de la Pa- comunes que debemos evitar para no desviarnos hacia labra de Dios se apoyen por sí mismas, no nece- el pantano del Humanismo y la elevación del intelecto sitando de previas expresiones humanas acerca de sobre el Espíritu de Dios. un principio, para que éstas puedan ser entendidas o analizadas. Si las verdades encajan, será obvio y 1. Los principios pueden convertirse en nuestra fuen- natural deducir que expresan un principio clave. te de la verdad, y no el Señor Jesucristo. Debemos entender que los principios expresan la raíz y evitar 4. En la enseñanza de los principios dentro de las enseñarlos excluyendo la realidad de Cristo. materias académicas, sólo deben ser enfatizados aquellos principios que podamos entender y a través 2. Los principios (o nuestras expresiones de ellos), de los que expresemos naturalmente al Señor Jesús. tienden a causar limitación en lugar de expansión. Un principio se vuelve más natural para enseñarlo Debemos comprender que un principio -por su mis- cuando el Señor ha trabajado este patrón de pen- ma naturaleza- puede ser expresado en muchas for- samiento en nuestra vida. mas diferentes y, por lo tanto, la idea clave acerca de Dios y el Señor Jesucristo debe ser entendida de forma clara, no sólo como una expresión intelectual que se vuelve trillada y monótona. 3. Los principios pueden convertirse en un ídolo o falso dios. Jesús es nuestro Dios, y nuestro enten- MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 20 INDICE GENERAL
  24. 24. VII. LOS SIETE PRINCIPIOS 1. EL PRINCIPIO DE LA SOBERANÍA DE DIOS a. SOBERANÍA: “El poder supremo, supremacía, la posesión del poder más alto, o del poder incontrolable. El poder absoluto le pertenece sólo a Dios”. El principio de Dios de Soberanía establece un equi- librio entre el poder interno y la forma externa. Dios como Soberano, Gobernador absoluto y Fuente de toda vida, elige manifestar Su naturaleza a través de formas que están ordenadas y estructuradas de acuer- do a Sus caminos. Sin embargo si recurrimos al poder sin forma éste se disipa y no tendremos ningún ni im- pacto. Si hacemos un ídolo de la forma y vivimos sin poder, eliminamos a Dios como fuente de ese poder. b. INDIVIDUALIDAD: “Una existencia distinta o separada, un estado de ser uno”. INTERNO EXTERNO Unidad Diversidad El estado de ser uno; indivisible”. “Diferencia, variedad”; “no ser confundido con otros”. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO Individualismo Unidad con Diversidad Colectivismo “Cada uno hacía lo que bien “Si un hombre tiene cien “No seguirás a los muchos le parecía”. ovejas y se descarría una de para hacer el mal...” Jue 17: 6b ellas, ¿No deja las noventa Éx 23:2 y nueve y va por los montes Haré lo correcto ante mis a buscar la que se había Haré lo que esté correcto propios ojos. No me importa descarriado?” ante los ojos del grupo, para lo que hagan los demás. Mt 18:12 ser aceptado Haré lo que se esté co- rrecto ante los ojos de Dios, aunque esto implique que tenga que hacerlo solo. MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 21 INDICE GENERAL
  25. 25. 3. EL PRINCIPIO DE DIOS DE GOBIERNO. Este principio establece un equilibrio entre el gobierno interno y externo en el hogar, la iglesia y el gobierno civil. Dios, quien es un gobierno en sí mismo, diseñó todo para que fuese gobernado de adentro (interno) hacia fuera (externo). El gobierno interno sí mismo por el Espíritu Santo, está destinado a fluir hacia el hogar, iglesia y la nación, reestructurando y limitando los con- troles externos. Conforme aprendemos a gobernar en las pequeñas áreas de nuestra vida, seremos capaces de extender los dos extremos: Anarquía (la falta de go- bierno externo) y la Tiranía (total gobierno externo que le permite muy poca expresión al gobierno interno). A esta idea de gobernarse desde dentro hacia fuera, lla- maremos “El Principio Cristiano de Autogobierno”. a. GOBIERNO: “Dirección, regulación, control, restricción”. El hombre está propenso a la rebelión y desobediencia desde la caída de Adán. EXTERNO INTERNO El hogar, la iglesia y el Autogobierno Gobierno civil El control, la restricción y la dirección de sí mismo en su corazón, actitud, “El control de las acciones en las mente y comportamiento”. esferas del hogar, la iglesia y la sociedad”. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO Anarquía Gobierno interno Tiranía “Como ciudad derribada y y externo “Sabéis que los que son teni- sin muro es el hombre cuyo “…porque de la abundancia dos por gobernantes de las espíritu no tiene rienda”. Pr del corazón habla la boca. naciones se enseñorean de 25:28 El hombre bueno, del buen ellas…pero no será así entre tesoro de su corazón saca vosotros...” No le respondo a nadie, ex- buenas cosas; y el hombre Mr 10:42a-43ª cepto a Cristo, y no necesito malo, del mal tesoro saca de ninguna revisión y equi- malas cosas”. Constantemente busco librio por parte de nadie. Mt 12:34-35 expandir mi influencia y No estoy bajo ninguna ley o control sobre los demás a control externo. Mientras más control interno través de manipulación e demuestro, menos control intimidación. externo necesito. En las áreas en que soy débil, reco- nozco mi necesidad de auto- ridad externa, de revisión y equilibrio. MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 22 INDICE GENERAL
  26. 26. 4.EL PRINCIPIO DE DIOS DE LA MAYORDOMÍA El principio de Mayordomía establece un equilibrio entre la propiedad externa y la conciencia interna, obtenida a través de nuestro trabajo productivo y la conciencia dada por Dios, para ser administrada. Dios, como el dueño de la tierra, ejerce mayordomía tanto sobre nuestro ser interno como sobre todas las cosas materiales externas. La condición de nuestra conciencia interna delante de Dios se reflejará en la forma en que manejamos nues- tra propiedad externa. La actitud extrema de que “no tener es ser piadoso”, nos reduce a una pobreza, mien- tras que la actitud de “tener es ser piadoso”, representa arrogancia e idolatría a las riquezas y propiedades ex- ternas. He ahí la tremenda sensibilidad a los derechos de la conciencia y la responsabilidad del hombre de ser un mayordomo sobre el gobierno civil. 1.MAYORDOMÍA: “Cuidador de una habitación. . . disponer de la pro- visión del Evangelio”, manejo de los asuntos domésti- cos. . . ministro de Cristo”. INTERNO EXTERNO Conciencia Propiedad “Conocimiento interno o auto-cono- “Una cualidad peculiar de algo; cimiento, discernimiento de lo bueno aquello que es inherente… el y lo malo, la facultad, el poder o prin- derecho exclusivo de posesión, cipio dentro de nosotros por el que se disfrute y disposición de algo; decide la legalidad o acciones”. dueño o propietario”. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO “No tener es piadoso” Conciencia y propiedad “Tener es ser piadoso” “Por lo cual tuve miedo, y “Porque a todo aquel a quien “…privados de la verdad, fui y escondí tu talento en se haya dado mucho, mucho que toman la piedad como la tierra; aquí tienes lo que se le demandará”. fuente de ganancia”. es tuyo. Respondiendo su Lc 14:48 1Ti 6:5 señor, Le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que Yo seré productivo con todos Mientras más poseo, soy siego donde no sembré y que mis recursos y recordaré mi más respetado y virtuoso recojo donde no esparcí”. responsabilidad de ayudar a ante Dios, por lo tanto Mt 25:25-26 otros a ser productivos. también ante los hombres. La abundancia me dará una Yo no debería ser produc- gran unción y ministerio. tivo porque hay mucha gente que tiene muy poco; mientras menos tenga para administrar, mejor seré, y provocaré menos culpa y condenación a otros. MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 23 INDICE GENERAL
  27. 27. miembro de un equipo de trabajo). Solo un equilibrio adecuado por medio del pacto, establecido por una asociación voluntaria puede evitar estos extremos. Nuestro pacto y compromiso tiene que comenzar con Dios y después con los demas en lo que vendría a dar- nos como resultado la Unidad, antes de esperar tener el impacto que 5. PRINCIPIO DE PACTO Y COMPROMISO El principio de pacto y compromiso establece un equi- librio entre la individualidad (necesidad de una vida independiente) y la uniformidad (ser miembro de un equipo de trabajo). Sólo un equilibrio adecuado por medio del pacto -establecido por una asociación vo- luntaria- puede evitar estos extremos. Nuestro pacto y compromiso tiene que comenzar con Dios y después con los demás, lo que vendría a dar- nos como resultado la Unidad. Así es posible tener el impacto que resultará al cumplir las responsabilidades que trae ese compromiso, es decir Unción. El principio de pacto funciona desde adentro hacia fuera. Antes de estar unidos en los resultados tene- mos que estar unidos en principios e ideas. Debemos abrazar con gusto el compromiso con quienes viven conforme a nuestros principios. Permanecer leales a la vida de pacto nos hace avanzar en la prosperidad del Señor. Todo lo que hace Dios lo hace a base de Pacto. a.PACTO: Es un convenio entre dos o más personas unidas en compromiso y obligación mutua. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO Desunión Pacto Uniformidad No me comprometo con Dios es un Dios de Pacto. Soy parte del equipo, pero nadie. Yo puedo solo. Ec 4:9-12 no estoy de acuerdo. Jue 17:6 MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 24 INDICE GENERAL
  28. 28. 6. PRINCIPIO DE LA CARNE Este principio establece el equilibrio entre la fe que re- side en nuestro corazón y los actos que la fe nos mo- tiva a realizar. El propósito general de Dios es transfor- mar nuestro carácter carnal y formar en nosotros su imagen, no existe ninguna obra que podamos hacer para ganar esto. Cuando aceptamos la gracia de Dios, por la fe en Cristo, va tomando forma en nosotros la humildad y dependencia de Dios, actitudes necesarias para una vida recta. La fe sin obras y las obras sin fe no producen el carácter de Cristo en nosotros. La fe sin obras se ejemplifica en aquella persona que dice tener fe y toma una actitud conformista, aduciendo todo a la voluntad de Dios. Por otro lado, las obras sin fe se ejemplifican en aquellas personas que aducen que lo único que agrada a Dios es el trabajo duro y el sufrimiento. Aunque suene humil- de, no tiene nada del carácter de Cristo, mas bien ma- linterpreta el mensaje de la Cruz. El camino del Señor es el único que nos libera del egoísmo y nos lleva a la verdadera realización de la vida: ser sus discípulos. a. CARÁCTER: Señal o marca que se imprime en alguna cosa, modo de ser peculiar de cada persona. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO La fe sin obras Carácter Obras sin fe No hacer nada esperando Necesito de fe para ser salvo, que Dios provea. las obras vendrán como Dios quiere de mí: trabajo resultado de la gracia que duro y sufrimiento. actúa en mí. En ese día me dirán Señor ¿cuándo te vimos sediento, “Yo soy la vid vosotros los “Martha afanada….” en la cárcel o enfermo? pámpanos; el que perman- Lc. 10:41 Mt. 25:44 ece en mí, y yo en él este lleva mucho fruto porque separados de mi nada podéis hacer” Juan 15:5 MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 25 INDICE GENERAL
  29. 29. 7. PRINCIPIO DEL CRECIMIENTO El principio del crecimiento establece equilibrio entre la siembra y cosecha. Dios es productivo y esto se prac- tica en el ámbito tanto espiritual como material. Lo que sembramos es lo que cosechamos. En el plano material, antes de sembrar, se prepara el terreno. Se entierra la semilla y el labrador cuida el cultivo, mientras pasa el tiempo necesario para que crezca y llegue a la madurez, dando fruto. Cristo siembra en nosotros la semilla de su naturaleza divina, cuando nacemos de nuevo. Nosotros somos responsables de cultivar esa semilla, con arrepen- timiento y búsqueda de Dios, hasta dar fruto. Cosechamos lo que sembramos: si sembramos acti- tudes de egoísmo, resentimiento, mentira, palabras deshonestas, ira, nuestro carácter manifestará los frutos de esa siembra. Jesús dijo que al hombre se le conocerá por sus frutos. a. CRECIMIENTO: Aumentar de tamaño, tomar mayor autoridad. EXTREMO EQUILIBRIO EXTREMO Siembra Siembra y cosecha Cosecha Lo que hoy hago no tiene Todo lo que yo siembre hoy No soy culpable de mis er- nada que ver con el futuro. cosecharé mañana y con rores, así nací. Dios me hizo abundancia así. “Pues todo lo que el hom- “El que siembra escasa- “Por sus frutos los conoc- bre sembrare esto también mente escasamente co- eréis” cosechará” sechará, el que siembra gen- Mt 7:20 Gá 6:7 erosamente, generosamente cosechará” 2Co 9:6 MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 26 INDICE GENERAL
  30. 30. VIII. ¿POR QUÉ ENFATIZAMOS LOS SIETE PRINCIPIOS 1.Estos principios fueron bíblicos mucho antes de ser DEL LIBRO “ENSEÑANDO Y APRENDIENDO LA HISTO- norteamericanos. RIA CRISTIANA AMERICANA”? Los siete principios del libro, escrito por Rosalie Slater, 2.Primordialmente expresan características y atributos fueron derivados de los documentos de la fundación de Dios mismo. y los escritos originales de la República de los Estados Unidos de América. Antes de que cualquier principio 3.Proporcionan una base para discernir entre el Hu- pueda ser enseñado como universal y como una ver- manismo y el Cristianismo. dad absoluta, primero tiene que ser bíblico. Los prin- cipios enumerados en Enseñando y Aprendiendo... 4.Son verdades bíblicas claras que se han enseñado están expresados y aplicados a la cultura de Estados por años en la iglesia, pero no siempre se aplicaron Unidos; pero se pueden aprovechar en la cultura Lati- de forma consistente, lo que hace que estos principios noamericana, Europea, Asiática, etc. Entonces surge la sean un punto efectivo de partida (puestos en práctica pregunta: ¿Son bíblicos estos principios? La respuesta por los “Padres Fundadores” de las leyes y gobierno es- es sí. Esto proporciona un ejemplo de cómo los princi- tadounidense). pios bíblicos pasaron a ser un patrones de pensamien- to para toda una nación, hasta tal punto, que llegaron 5.Están constantemente presentes a través de los li- a incluirse en la terminología y práctica de su ley. La bros de la Palabra: fueron dados a Adán para aplicar razón por la que nosotros comenzamos con estos prin- en el “pacto del dominio” y Jesús mismo los enseñó cipios, es porque el “ingrediente” que hace falta hoy también. es la verdadera aplicación de la Biblia en cada área de la vida, y de manera singular en el gobierno civil y la 6.Estos principios proporcionan una unidad que ayu- sociedad. dará a ver cómo todas las cosas “encajan” una con la otra en Cristo, para manifestar Su Señorío y el Reino Al investigar estos principios, despojarlos de termi- de Dios. nología relacionada a Estados Unidos, definir cada palabra y trabajarlos en una base bíblica, notamos los 7.Éstos no son los únicos principios de la Palabra y no siguientes hechos: debemos limitarnos a ellos, mas bien nos retan a iniciar con su aplicación sin esperar por los demás. MANUAL DE LIDER AZGO - LOS SIETE PRINCIPIOS DEL REINO 1-6 27 INDICE GENERAL
  31. 31. CAPITULO 1-7 ESTÁNDARES DE LIDER AZGO
  32. 32. I. INTRODUCCIÓN “Pero esto digo: El que siembra escasamente, tam- Como iglesia, es nuestro deseo mantener una base bién segará escasamente; y el que siembra genero- bíblica y sólida de todo lo que hacemos, siguiendo el samente, generosamente también segará. Cada uno patrón del Nuevo Testamento. Jesús nos enseñó a cer- dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni ca de la siembra y la cosecha; la creación nos muestra por obligación, porque Dios ama al dador alegre. Y que todas las cosas se reproducen, según su género. poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros Estas verdades destacan la necesidad de un liderazgo toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en to- espiritual con estándares bíblicos y de integridad que das las cosas todo lo necesario, abundéis para toda despojen a la hipocresía y la doble moral. Para lograr buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los este objetivo, hemos establecido los siguientes están- pobres, su justicia permanece para siempre.” 2Co dares: 9:6-15 1. TENER UNA VIDA DE INTIMIDAD CON DIOS, ba- 4. RESPETAR Y HONRAR AL LIDERAZGO ESTABLECI- sada en el amor sincero y en buscar a Cristo Jesús, DO POR DIOS, con la disposición para ser evaluado, respaldado por una vida de oración, adoración, me- aceptar amonestación y corrección, de ser necesa- ditación de la palabra en forma individual y como en rio. unidad con la iglesia. “Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’. Este cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” les trae ningún provecho.” He 13:7 Mt 22:37-39 “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que “Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, y trabajan entre vosotros y os presiden en el Señor y seré salvo de mis enemigos.” Sal 18:3 os amonestan. Tenedlos en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.” 1Ts 2. REFLEJAR LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO, procu- 5:12-13 rando santidad, fe, sabiduría y temor a Dios. “Pues tú aborreces la corrección y echas a tu espalda “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a sie- mis palabras.” Sal 50:17 te hombres de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este 5. PARTICIPAR DE MANERA COMPROMETIDA EN trabajo.” Hch 6:3 UNA IGLESIA HOGAR, desarrollando amistad e in- timidad con sus miembros y mostrando disposición “Así que, amados, puesto que tenemos tales prome- para rendir cuentas. sas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la de Dios.” 2Co 7:1 comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Sobrevino temor a toda persona, 3. MOSTRAR GENEROSIDAD, en el compromiso de y muchas maravillas y señales eran hechas por los diezmar y ofrendar fielmente a la iglesia. apóstoles. Todos los que habían creído estaban jun- tos y tenían en común todas las cosas: vendían sus “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me ha- propiedades y sus bienes y lo repartían a todos según béis robado. Y aún preguntáis: ¿En que te hemos la necesidad de cada uno. Perseveraban unánimes robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos cada día en el Templo, y partiendo el pan en las casas sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, ala- me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y bando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y haya alimento en mi casa: probadme ahora en esto, el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían dice Jehová de los ejércitos, a ver si no os abro las de ser salvos.” Hch 2: 42-47 ventanas de los cielos y derramo sobre vosotros ben- dición hasta que sobreabunde.” Mal 3:8-10 MANUAL DE LIDER AZGO - ESTÁNDARES DE LIDER AZGO 1-7 29 INDICE GENERAL
  33. 33. 6. TENER INTEGRIDAD, rechazando sobornos o in- 9. ENFOCAR EL LIDERAZGO AL SERVICIO SACRIFI- fluencia de la avaricia. CADO, comprendiendo que el propósito de ser líder no es obtener un título, posición o autoridad, sino “Además escoge tú de entre todo el pueblo hombres servir con amor. virtuosos, temerosos de Dios, hombres veraces, que aborrezcan la avaricia y ponlos sobre el pueblo “Pero Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que como jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez.” son tenidos por gobernantes de las naciones se ense- Ex 18:21 ñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero no será así entre vosotros, sino el que “Pero gran ganancia es la piedad acompañada de quiera hacerse grande entre vosotros, será vuestro contentamiento, porque nada hemos traído a éste servidor; y el que de vosotros quiera ser el primero, mundo y, sin duda nada podremos sacar. AsI que, será siervo de todos, porque el Hijo del hombre no teniendo sustento y abrigo, estemos ya satisfechos; vino para ser servido, sino para servir y para dar su pero los que quieren enriquecerse caen en tentación vida en rescate de todos.” Mr 10: 42-45. y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición, porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe y fueron atormentados con muchos dolores.” 1Ti 6:6-10 7. TRABAJAR EN EQUIPO, ayudando a servir mejor a los demás. “Nada hagáis por rivalidad o por vanidad; antes bien, con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo. No busquéis vuestro propio provecho, sino el de los demás.” Fil 2:3-4 “Todo el que permanece en El, no peca; todo el que peca, ni le ha visto ni le ha conocido.” 1 Jn 3:6 8. COMUNICARSE ABIERTAMENTE, con la intención de resolver los problemas, animando y edificando a otros, guardando confidencialidad, redarguyendo con amor. “De quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mu- tuamente, según la actividad propia de cada miem- bro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.” Ef 4:16 “Haced todo sin murmuraciones ni discusiones, para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y per- versa, en medio de la cual resplandecéis como lum- breras en el mundo…” Fil 2:14-15 MANUAL DE LIDER AZGO - ESTÁNDARES DE LIDER AZGO 1-7 30 INDICE GENERAL
  34. 34. CAPITULO 1-8 LA PERMANENCIA DEL PACTO MATRIMONIAL POSTUR A DE LA IGLESIA CRISTIANA VERBO DE CUENCA

×