Mientras Tu Duermes

1,035 views
904 views

Published on

Published in: Health & Medicine, Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,035
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mientras Tu Duermes

  1. 1. MIENTRAS TU DUERMES, YO DESTRUYO TU MUNDO
  2. 2. 25 de diciembre de 1893 Holmes, Recientemente he conseguido descubrir algunas inquietantes verdades concernientes a la naturaleza de nuestra relación. ¿Recuerdas la primera vez que nos vimos? Fue en tu apartamento de Baker Street, hace algunos años, en un estudio no muy diferente de este.
  3. 3. Lo que tú creiste que sería nuestro encuentro final ocurrió no mucho tiempo después, en las cataratas de Reichenbach, en Suiza Allí fue donde creiste que finalmente habías librado a Londres y a tí mismo de mi presencia para siempre. Sin mi presencia, creías que podrías vivir el resto de tu vida en paz. Te creías finalmente libre de las obligaciones con las pequeñas investigaciones con las que te solías distraer del aburrimiento de tu miserable e inútil existencia... Al fín y al cabo, que habría sido del conjunto de las grandes hazañas de Sherlock Holmes sin la existencia de James Moriarty? No podía. ... Y libre de la pena de saber que el Napoleón del Crimen tenía el control sobre tantas vidas. Pero yo no morí aquel día, Holmes.
  4. 4. Después de que me creyeras muerto, todo lo que tenías que hacer era simular tu muerte también, y así podrías liberarte de importantes obligaciones... ... incluyendo aquellas que tenías con tu querido amigo el Doctor Watson. Watson no era un hombre tonto, Holmes. Quizá, incluso conocía tu secreto más profundo... No, desde luego que no. ¿Te has parado a considerarlo, Holmes? ¿Podría haber sido esa la auténtica razón para continuar a tu lado, interpretando el papel de tu incomprendido perro faldero mientras pudo? Cuando por fin conociste la verdad sobre mi existencia, tus pensamientos sólo se preocupaban por salvar al mundo de mí por todos los medios necesarios.
  5. 5. Pensabas que tenías un plan perfecto... ... que librarías al mundo de mi persona y te permitirías retirarte con “la mujer” en una pequeña región de algún país. Lejos de Londres. Pero estabas equivocado, Holmes. ... y yo no suelo hacer falsas amenazas. Una vez te avisé que si en algún momento intentabas destruirme yo podía hacerte mucho más daño a tí... Lejos del crimen. ¿eres tú, querido? Moriarty... ...Finalmente ha regresado... Lejos del pasado.
  6. 6. Nuestra rivalidad e intelectos gemelos nos consumieron durante años, Holmes... ... porque ¿cómo es posible, sino, que no imaginaras que inevitablemente íbamos a llegar a esto? ¿Por qué escogiste huir con Irene aún sabiendo que no habías roto completamente la cuerda con la que yo te retenía? A pesar de tu deseo de escapar de los sucesos y las trampas de Londres y de tu cruzada... ¿Con tu nueva mujercita? ¿Por qué escogiste vivir bajo ese falso sentimiento de seguridad... ¿Pero cómo sería posible hacerlo con tu nueva vida? ... ya sabías que alguna vez querrías volver a pasear por sus neblinosas calles y sus insignificantes crímenes. Elemental, mi querido Holmes: No podrías. ... a no ser que supieras que el arreglo sólo sería temporal.
  7. 7. Cuando encontrases este estilo de vida doméstico tan insípido y mundano, únicamente podrás contar conmigo para corromper e importunar a los ciudadanos de Londres de nuevo. Así, esto te “obligaría” a abandonar esta paz doméstica y empezar el juego de nuevo. De todos modos, Holmes, como habrás imaginado, este plan no me preocupa en absoluto. Siempre he conocido todos los movimientos de tu juego, Holmes, igual que tú también sabías los míos... ... y después de todos estos años, por fín he descubierto por qué cada uno de los dos somos capaces de conocer los pensamientos y los planes del otro con tanta facilidad. No soy tu herramienta, Holmes, y no respondo a tus señales ni a tus llamadas... ... ni me voy a dejar utilizar como un peón cuyo único objetivo es servirte fielmente cuando necesites encontrar alguna distracción intelectual.
  8. 8. Por supuesto, esta revelación tiene mucho sentido realmente, y con un poco de envidia aplaudo tu capacidad de conseguir esconderme el secreto durante tanto tiempo. De todos modos, un buen ataque no siempre consigue el Jaque Mate, Holmes... ... y es con este movimiento final con el que dejaré el juego como vencedor... Continúa con tu legado. Reorganiza tu regreso a Londres. Celebra un gran renacimiento. ... para no volver.
  9. 9. Pero hazlo sin James Moriarty como tu enemigo. Sinceramente, M. “ Watson, creo poder decirle con toda seguridad, que si puedo derrotar a ese hombre y liberar a la sociedad de su presencia, creo que mi carrera habría llegado a su cima, y ya estaría preparado para realizar otras tareas más plácidas en mi vida. SHERLOCK HOLMES en EL PROBLEMA FINAL Hasta la vista, Sherlock Holmes, alégrate de saber que por fín has conseguido librarte totalmente de James Moriarty... ... tal como siempre habías querido.

×