Your SlideShare is downloading. ×
PPaarraa pprroommoovveerr llaa ppaarrttiicciippaacciióónn ddee lloossppaaddrreess ddee ffaammiilliiaa eenn llaa eedduuccaa...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20032PresentaciónEl módulo “Para promover la participación de los padr...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20033A la decisión del equipo académico estatal sobre el modo de aprov...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20034
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20035IntroducciónDe la participación, la colaboración y la asociación ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20036El propósito de este módulo es que el equipo directivo docente de...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20037En su conjunto, las unidades de trabajo, favorecen que los direct...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20038ContenidoPrimera Unidad de Trabajo 8• El capital social en la esc...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20039PRIMERA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNLa investigación educativa h...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200310El capital social en la escuela3En el marco de la reflexión acer...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200311• El grado de confianza existente entre los actores sociales de ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200312¿Cuál es la importancia de involucrar a la familia?9En 1987 la a...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200313ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escue...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200314SEGUNDA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNAlgunas tradiciones gremial...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200315La representación que tenemos los maestros respecto a laparticip...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200316Muchos profesores ven la participación de los padres en la escue...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200317Opiniones de maestros sobre la participación18El discurso de los...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200318en algunas familias temor a que se les llame la atención y respo...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200319Obstáculos para la participación de los padres19En las últimas d...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200320¿Por qué resulta tan difícil incrementar la participación de laf...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200321Los profesores en general coinciden en la importancia de involuc...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200322ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escue...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200323TERCERA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNComo se ha visto en unidade...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200324Formas y ámbitos de participación de los padres en la escuela22L...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200325Así también lo propone Samuel Gento Palacios: “La participación ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200326• Intervenir en las tomas de decisiones operativas o de ejecució...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200327participativo. Este enfoque tiene como punto de partida la afirm...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200328Estructura de participación Resultados deseadosAMPLITUD DE LAPAR...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200329Seis Niveles de Participación de Padres351. Obligaciones básicas...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 2003306. Intercambio colaborativo con la comunidadA este nivel se espe...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200331Para promover la participación: educar a los padresAlgunas consi...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200332• Es importante iniciar el proceso de enseñanza a partir de las ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200333ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escue...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200334CUARTA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNEn las tres unidades de trab...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200335Mecanismos de participación de padres en la escuelaUn enfoque si...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200336Los padres pueden apoyar a la escuela y al aprendizaje de sus ni...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200337Haciendo participar a los padres40Considerando las dificultades ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200338• Realizar "ferias informativas": un día en que la escuela esté ...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200339Dentro de un programa para involucrar a la familia debieran habe...
Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200340• ¿Qué pasos hay que seguir para lograr esos objetivos? (estrate...
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion

15,815

Published on

Published in: Education
0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
15,815
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
325
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Para Promover la Participación de los Padres en la Educacion"

  1. 1. PPaarraa pprroommoovveerr llaa ppaarrttiicciippaacciióónn ddee lloossppaaddrreess ddee ffaammiilliiaa eenn llaa eedduuccaacciióónn:: ddee llaaccoollaabboorraacciióónn aa llaa aassoocciiaacciióónnMMOODDUULLOO DDEE AAPPOOYYOOVVEERRSSIIÓÓNN PPRREELLIIMMIINNAARR 11..11..DDOOCCUUMMEENNTTOO DDEE TTRRAABBAAJJOO.. SSUUJJEETTOO AA RREEVVIISSIIÓÓNN..NNOOVVIIEEMMBBRREE DDEE 22000033
  2. 2. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20032PresentaciónEl módulo “Para promover la participación de los padres de familia en la educación: de lacolaboración a la asociación” es parte integral del conjunto de materiales elaborados por laCoordinación Nacional del Programa de Escuelas de Calidad. Se complementa con aquellosdirigidos al fortalecimiento del liderazgo directivo y el desarrollo del trabajo en equipo, paraconstituirse todos como módulos de apoyo al proceso de elaboración del Plan Estratégico deTransformación Escolar (PETE). El módulo de autoevaluación formativa y seguimiento seintegra a ese proceso.*** Material desarrollado por Heurística Educativa y Diplomado en Autoevaluación de Coordinadores Académicos Estatales del PECLos materiales han sido elaborados pensando en su probable utilización por los equiposdirectivodocentes de las escuelas incorporadas al programa, pero están dirigidos, en principio, alos equipos académicos de las Coordinaciones Estatales del PEC. Lo anterior significa que cadaequipo académico, conforme a su enfoque sobre el cambio y la mejora de la gestión escolar, suplan de trabajo, sus estrategias de operación, sus contextos locales, los han de analizar y, si esnecesario, adaptar y adecuar a los procesos de intervención en las escuelas de educación básica.Se propone, en consecuencia, una idea general que se ha de especificar en cada entorno local.Propuesta de Mejora de la Gestión Escolar del PECOrientaciones a las entidades sobre el proceso de reforma de la escuela y la necesidad de constituir un sistema deapoyoOrientaciones para el desarrollo de funciones de apoyo de la supervisión escolar a los procesos de mejora de lagestión escolar (asesoramiento y seguimiento-evaluación externa)Autoevaluacióninicial de lagestión escolarVisión y Misiónde la escuelaPlan estratégicodetransformaciónescolar (Plan demejora de lagestión escolar)Desarrollo deltrabajocolaborativoColaboración delos Padres deFamilia en laEducaciónAutoevaluaciónformativa yseguimiento delPlan de Mejora***Sistematizacióny seguimiento;el marco de laAutoevaluaciónProceso decolaboraciónpadres-escuelaEjecución delPlan deMejora de laGestiónFortalecimientodel liderazgodirectivoENFOQUEGESTIONESTRATEGICADELAESCUELA
  3. 3. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20033A la decisión del equipo académico estatal sobre el modo de aprovechar el planteamiento y losmateriales presentes en este módulo, ha de seguir una definición acerca de cómo se hará llegar alos equipos directivo docentes de las escuelas. Hay varias posibilidades. Primera, como libro ofolleto para un proceso de autoformación y desarrollo. Segunda, como propuesta de actualizacióndocente que cuenta con materiales de apoyo. Tercera, como conjunto de folletos informativos.Entre otras. El objetivo es muy preciso: que el equipo directivo docente cuente con elementos dereferencia para diseñar e implantar estrategias de comunicación, participación y colaboraciónde los padres o tutores de los alumnos para involucrarlos de modo activo en los procesos deaprendizaje de sus hijos.De acuerdo con el modo de implantación de las propuestas relativas a la promoción de laparticipación de los padres en las actividades escolares y educativas de sus hijos, cada entidad hade visualizar un sistema de información para su seguimiento. Esto es, un conjunto de indicadorese instrumentos que permitan dar cuenta de: el conocimiento que directores y profesores tienen delas propuestas; el uso de los materiales que se les hayan hecho llegar; el diseño o adaptación deestrategias para promover la participación de los padres; el grado de participación, colaboración oasociación de los padres en las actividades escolares y educativas de sus hijos, por ejemplo.Ese sistema de información, sus indicadores e instrumentos ha de integrarse a otros dispositivosque se hayan implantado pare el efecto. En ese ámbito, sin embargo, no se ha de perder de vistala necesaria colaboración del personal de la estructura de supervisión escolar.Los materiales fueron coordinados por Guillermo Tapia García, por encargo de laCoordinación Nacional del Programa de Escuelas de Calidad, contando con laparticipación de los Coordinadores Estatales del PEC y los Coordinadores Académicos delmismo en las entidades federativas.
  4. 4. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20034
  5. 5. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20035IntroducciónDe la participación, la colaboración y la asociación de padres y maestros, factores clavepara la mejora del aprendizaje de los alumnos.Uno de los factores que está relacionado con la capacidad de la escuela para lograr más y mejoresresultados de aprendizaje de los alumnos es la participación y la colaboración de los padres. Perono cualquier tipo de colaboración. Se trata de aquélla que la escuela promueve, conduce yorganiza para que los padres sean aliados reales de los maestros en el desarrollo de accioneseducativas, de carácter pedagógico con los alumnos, sus hijos.Se ha demostrado que la colaboración de los padres con los maestros a propósito de una acciónde interés común, la educación de los niños, favorece su desempeño y su rendimiento escolar.Pero tal colaboración a de ir desde situaciones de participación aislada y fragmentaria (oenfocada a asuntos materiales de la escuela) hasta una situación concertada y organizada en laque padres y maestros sean socios de una empresa compartida: el aprendizaje de buena calidad.Pero lograrlo no es una tarea sencilla. Requiere de esfuerzos deliberados e intencionados deambos grupos de personas.Por ello, es necesario1reconocer que hay distintos niveles y espacios de participación ycolaboración de los padres con la escuela y con los procesos propiamente educativos; distinguirque entre los padres y otros miembros de la familia o de la comunidad, se pueden generardistintos modos de participación, reconocerlas puede ayudar a vencer resistencias y temores delos docentes y directores.Asimismo, se requiere asumir que la participación y la colaboración de los padres con losmaestros, en asuntos escolares y educativos, tienen como fin el mejoramiento de la calidad de losaprendizajes de niños y niñas, así como el ejercicio del derecho a la educación que los padrestienen en relación con sus hijos.El eje rector para fomentar la participación y orientar la colaboración de los padres en accioneseducativas, por parte de los directores y sus equipos docentes, habrá de ser el de la alianza y laconcertación educativa con los distintos involucrados, para llegar a construir una nueva relación,de socios, mutuamente implicados y comprometidos en la formación de los niños y jóvenes.Ahora bien, para llegar a lo anterior, es necesario que tanto directores como docentesidentifiquen, reconozcan, y valoren las potencialidades de la participación y la colaboración quelos padres pueden efectivamente aportar. Los directores y docentes han de estar dispuestos, a lavez, a aceptar los retos que conlleva la inclusión de los padres y las familias en asuntosestrictamente educativos. Entre ellos, los que tienen que ver con el conocimiento que disponen delas características de la cultura local de la comunidad en la que trabajan; el diseño o utilización deestrategias especificas de comunicación con los padres o tutores de sus alumnos; el diseño oaprovechamiento de estrategias de colaboración educativa; entre otros.1Flamey, Guido. La participación de los padres y de las familias en la educación. Revisión bibliográfica. Santiagode Chile, CIDE, s/f
  6. 6. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20036El propósito de este módulo es que el equipo directivo docente de las escuelas cuente conelementos de referencia para diseñar e implantar estrategias de comunicación, participación ycolaboración de los padres o tutores de los alumnos para involucrarlos de modo activo en losprocesos de aprendizaje de sus hijos.Para facilitar un proceso activo de aprendizaje y desarrollo por parte de docentes y directivos, elmódulo se ha organizado en cinco unidades de trabajo. Cada unidad de trabajo le ofrece unabreve introducción con un encuadre general y algunas sugerencias, varios textos que abordandistintos tópicos a ser conocidos, analizados y reflexionados; así como una sección de actividadesa desarrollar y orientaciones para una autoevaluación que les permita verificar la realización delas actividades antes recomendadas.La primera unidad de trabajo busca orientar y facilitar una reflexión del colectivo directivodocente acerca de la noción del “capital social” en la escuela y su importancia como factor de lacalidad de la enseñanza y del aprendizaje de los alumnos. En ese marco, se busca provocar unavaloración explícita sobre la importancia de involucrar a la familia de los alumnos en susprocesos de aprendizaje.La segunda unidad de trabajo pretende el reconocimiento de los facilitadores y obstáculos quetienen la participación y la colaboración de los padres y las familias. Se empieza por hacerexplícito el conjunto de opiniones y representaciones que directores y maestros tenemos sobre elasunto de la participación educativa de los padres, y si favorecen o no dicha participación. Secontinúa por el reconocer los obstáculos que los padres tienen o perciben para participar y,finalmente, identificar algunas razonas por las que, a pesar de todo, resulta difícil incrementar laparticipación de las familias en la educación de sus hijos.La tercera unidad de trabajo se plantea la identificación de las distintas formas y ámbitos en losque los padres pueden participar en la escuela; así como distintos niveles de participación. Seformula la idea de que, para lograr una participación y una colaboración de los padres, centrada yeficaz, se ha de plantear la necesidad de educar a los padres, asumiendo su condición de personasadultas. La participación, la colaboración, y la asociación de los padres y los maestros es,también, un asunto de carácter educativo, en la que todos han de tener nuevas oportunidades deaprendizaje.La cuarta unidad de trabajo visualiza distintos mecanismos y estrategias por los que se puedefomentar y desarrollar esquemas de colaboración de padres y maestros, de escuelas y familias. Seproponen enfoques y métodos que los directivos y docentes han de conocer y valorar, paraconstruir decisiones sobre su posible utilización en su escuela. Se revisan consideraciones acercade cómo las familias pueden, de manera efectiva, participar en la educación de sus hijos y con losmaestros pueden crear una articulación efectiva con el quehacer cotidiano de la escuela.La quinta unidad de trabajo recupera y selecciona un conjunto muy amplio de estrategias yaprobadas por las que la escuela puede fomentar y desarrollar esquemas de comunicación con lospadres, su involucramiento al interior de la escuela en asuntos educativos y acciones que puedendesarrollar en sus hogares. Estrategias que han de ser conocidas, valoradas adecuadas o adoptadaspor los directores y docentes.
  7. 7. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20037En su conjunto, las unidades de trabajo, favorecen que los directivos y docentes dispongan de unagran variedad de sugerencias e instrumentos para alentar la participación y colaboración de lospadres, de las que se deberán escoger y adecuar las más interesantes y necesarias para lacomunidad escolar, como parte de la ejecución de acciones del Plan Estratégico deTransformación Escolar.Se han incluido dos lecturas complementarias, que ayudan a profundizar en consideracionesrelativas a la vinculación integral entre las escuelas y los hogares de las familias de los alumnos;así como a las distintas implicaciones de la participación de los padres en la educación y sucolaboración con la escuela.Como será observable, el tema de la participación y la colaboración de los padres de familia en laeducación de sus hijos, en asociación con la escuela y su acción profesional de enseñanza, estápresente en muy diversos países. En la actualidad, países de América Latina, Europa y Asia handesarrollado análisis y propuestas para favorecer que los padres se involucren en los procesoseducativos. Esto lo verán los lectores en la selección de los textos incluidos en el presentemódulo. Ello es así en la medida en que la problemática relacionada es común a variassociedades, a pesar de sus diferencias culturales, económicas o lingüísticas.
  8. 8. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20038ContenidoPrimera Unidad de Trabajo 8• El capital social en la escuela• Importancia de involucrar a la familiaACTIVIDADESSegunda Unidad de Trabajo 13• La representación que tenemos los maestros respecto a la participación o injerencia depadres y madres en la escuela• Opiniones de maestros sobre la participación• Obstáculos para la participación de los padres• ¿Por qué resulta tan difícil incrementar la participación de la familia?ACTIVIDADESTercera Unidad de Trabajo 22• Formas y ámbitos de participación de los padres en la escuela• Seis Niveles de Participación de Padres• Para promover la participación: educar a los padresACTIVIDADESCuarta Unidad de Trabajo 33• Mecanismos de participación de padres en la escuela: Un enfoque sistemático parainvolucrar a los padres• Haciendo participar a los padres• Participación de la Familia en los Procesos de Aprendizaje de sus hijos.• Padres y Maestros: Condiciones para una articulación efectivaACTIVIDADESQuinta Unidad de Trabajo 51• La colaboración entre los padres y la escuela. Compendio de estrategias para involucrara los padresACTIVIDADESLecturas ComplementariasWai Ming Tam; Yin Cheong Cheng; Wing Ming Cheung• Una reestructuración del esquema para una vinculación integral entre la escuela y elhogar115Miguel Ángel Santos Guerra• La participación es un árbol 132
  9. 9. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 20039PRIMERA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNLa investigación educativa ha detectado, desde el análisis de características recurrentes en lasescuelas, que hay varios Modelos de gestión de la escuela2. Al menos dos de ellos se identificanpor la índole del capital social disponible en las escuelas:Modelo de Gestión de capital social positivo“El modelo se basa en asignar máxima prioridad a crear y mantener una atmósfera de confianza. Para lograrlo seconstituyen espacios de participación directa sobre las decisiones de la escuela, tanto de parte del equipo docentecomo de los padres de familia y ocasionalmente, de la comunidad en general.“Además, se trabaja en crear relaciones fuertes de compañerismo mediante trabajo colegiado. La comunicación esfranca, directa y cordial entre los docentes y con los padres y alumnos. La escuela se constituye como unacomunidad de aprendizaje, donde las actitudes positivas y las buenas relaciones entre los actores son consideradasaún más importantes que la exigencia académica, aunque son vistas como compatibles ya que la lógica de lacordialidad radica en ser considerada como una condición necesaria para el aprendizaje. El eslogan de este modelopudiera ser “uno para todos, todos para uno”, por su propósito de poner a la confianza en el centro de las relaciones ysu intención de incluir a todos los miembros de la comunidad escolar”.Modelo de Gestión de capital social negativo“Este tipo de gestión mantiene un alto nivel de tensión en el ambiente de la escuela que provoca desconfianza, ya seaen el interior mismo de la comunidad escolar o hacia el exterior, impidiendo la comunicación clara especialmentecon los padres de familia. La frase del modelo puede ser la de “escuela amurallada”, con batallas internas odefendiéndola de las conspiraciones externas, para lo cual se levantan enormes muros más o menos simbólicos(aunque en ocasiones son físicos)”.Todas las escuelas tienen un cierto capital social. Es mayor o menor; es positivo o negativo. Ellodepende de las personas, sus actitudes, sus maneras de interactuar, sus objetivos. El capital socialpuede acumularse e incrementarse. O puede perderse el que ya se tiene. Como se ha visto, en elcapital social de una escuela están presentes los valores, las relaciones interpersonales, las formasde trabajar y cooperar entre las personas participantes. De ese capital social depende el grado onivel de integración de una “comunidad educativa” en la escuela, de la que se sientan parte o nocada uno de sus miembros.Conviene, entonces, profundizar un poco en el concepto de capital social y revisar la importanciade involucrar a la familia para que participe en la escuela y en el aprendizaje de sus hijos. Losinvitamos a leer y comentar los siguientes textos seleccionados para, en seguida, realizar algunasactividades que les podrán ayudar a valorar esa dimensión de la escuela y plantearse accionespara incrementar su capital social.2SEP DGE. ¿Cómo transformar las escuelas? Lecciones desde la gestión escolar y la práctica pedagógica. Segundoestudio / diplomado. Vertiente de Seguimiento Reporte final, febrero de 2001.
  10. 10. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200310El capital social en la escuela3En el marco de la reflexión acerca del desarrollo humano se ha destacado el capital social comouno de sus componentes.4Haremos una lectura del capital social a la luz de nuestro interés por laparticipación de las familias en la educación y considerando el interés de este concepto para laorganización del Centro de Padres.“De modo análogo al capital físico y capital humano, se habla de “capital social” para destacarel aporte creativo de determinadas formas de organización para dinamizar y potenciar la vidasocial.”5¿Qué es el capital social?6“El campo no tiene una definición consensualmente aceptada. De reciente exploración, se hallaen realidad en plena delimitación de su identidad, de aquello que es, y de aquello que no es. Sinembargo, a pesar de las considerables imprecisiones, hay la impresión cada vez másgeneralizada que, al percibirlo e investigarlo, las disciplinas del desarrollo están incorporandoal conocimiento y la acción, un amplísimo número de variables que juegan roles importantes enel mismo, y que estaban fuera del encuadre convencional.” 7Robert Putnam 8puede ser considerado como el primero que analiza el tema en su estudio acercade las diferencias entre Italia del Norte e Italia del Sur. Para este autor el capital social estáconformado por el grado de confianza que existe entre los actores sociales de una sociedad, lasnormas de comportamiento cívico practicadas y el nivel de asociatividad que la caracteriza.A pesar de lo anterior, el capital social puede ser definido, aunque sea en forma provisoria, comola riqueza de relaciones sociales con que cuenta una persona, una familia o una organización.El capital social puede existir, entonces, en el plano individual (una persona) como en elcolectivo (una organización o localidad territorial).Entre los elementos que conforman el capital social de una persona podemos señalar: su gradode integración social, su red de contactos sociales e implica relaciones, expectativas dereciprocidad, comportamientos confiables.Pero también una comunidad o un grupo humano puede disponer de capital social. Los elementosque conforman el capital social colectivo (de una comunidad o de una organización) son lossiguientes:3Flamey, Guido. La participación de los padres y de las familias en la educación. Revisión bibliográfica. Santiagode Chile, CIDE, s/f4Ver: PNUD, Desarrollo Humano en Chile 2000, Santiago, 2000, p. 108.5PNUD, o.c., p. 108.6Bernardo Kliksberg, El Capital social, en: “Participación, superación de la pobreza y desarrollo sustentable”,FDLA – FOSIS, Santiago, 2000, p.1137Ib. P. 113.8Robert Putnam, Para hacer que la democracia funcione, Editorial Galac, 1994, Venezuela.
  11. 11. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200311• El grado de confianza existente entre los actores sociales de una sociedad (porque ahorraconflictos potenciales).• Las normas de comportamiento cívico practicadas (...). Si todos en un vecindario siguennormas tácitas de cuidar por el otro y de no-agresión, los niños podrán caminar a la escuelacon seguridad y el capital social estará produciendo seguridad ciudadana.• La cohesión social, con una identificación con las formas de gobierno, con expresionesculturales y comportamientos sociales que hacen a la sociedad más cohesiva. Esta cohesiónsocial significa tener acuerdos básicos de convivencia y de compromiso con las otraspersonas.• El nivel de asociatividad logrado. Esto se refiere a una sociedad con capacidades para actuarcooperativamente, para armar redes, con un uso comunitario de recursos y colaboracionesmutuas de todo orden, siempre y cuando la asociatividad tenga una orientación cívica (conrespeto a las normas de convivencia y a los Derechos Humanos). Ejemplos de estaasociatividad son un alto número de personas que participan en organizaciones comunitariaso en el Centro de Padres, relaciones de colaboración entre las distintas organizaciones,posibilidad de usar la infraestructura disponible en la escuela o liceo.• Actitudes y valores que ayudan a las personas a trascender relaciones conflictivas ycompetitivas para conformar relaciones de cooperación y ayuda mutua, solidaridad,altruismo, respeto y tolerancia.• Cuando hablamos de la participación en organizaciones, podemos pensar también en lasfamilias que son los núcleos básicos de convivencia y que por eso son un componenteesencial del capital social.• La cultura cruza todas las dimensiones del capital social de una sociedad; la cultura es unaforma de vivir juntos, moldea nuestro pensamiento, nuestra imagen y nuestrocomportamiento.• El capital social no se puede guardar en un banco. Es un proceso histórico que se puedeconstruir, que está en constante movimiento y que se puede perder.Hay consenso en que el capital social es relevante para el desarrollo de una comunidad o de unaorganización, ya que el grado de asociatividad influye positivamente en diferentes ámbitos de lavida: crecimiento económico, rendimiento educativo de los niños (ya que con un grado alto decapital social habrá menos deserción).Otro aspecto que influye en el capital social de las personas y de las organizaciones es ladistribución más igualitaria de los ingresos, ya que ésta crea mayor armonía y cohesión social, ymejora la salud con una esperanza de vida mayor. La desigualdad económica hace disminuir elcapital social y ello afecta fuertemente la salud de la población.
  12. 12. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200312¿Cuál es la importancia de involucrar a la familia?9En 1987 la autora Anne Henderson, realizó una compilación de estudios hechos en los EstadosUnidos principalmente, sobre la participación de los padres en educación y lo llamó "Laevidencia sigue creciendo". Como su nombre lo dice, los hallazgos de esas investigacionesdemostraban que cuando los padres están involucrados a los niños les va mejor en el colegio yvan a mejores colegios.Algunos de los mayores beneficios de la participación de los padres en esa línea son: alumnoscon mejores notas, mejor rendimiento académico a largo plazo, mejores actitudes y conductas enel colegio, programas académicos más exitosos y colegios más efectivos.Desde la perspectiva de profesores entrevistados, involucrar a la familia contribuye a tenerestudiantes más exitosos, un clima escolar más positivo y una enseñanza más efectiva (Epstein,1992).Ellos consideran que cuando los padres se preocupan e incorporan en el proceso educativo de sushijos, éstos desarrollan mejores habilidades básicas y retienen me mejor los aprendizajes despuésde las vacaciones de verano. Como consecuencia de esto, los profesores creen que en el largoplazo, involucrar a la familia les hace su tarea más fácil, aun cuando en un principio les signifiqueun esfuerzo extra (Epstein y Becker, 1982b).Otro importante hallazgo en relación a la participación de padres tiene que ver con un aumento dela asistencia de los alumnos a clases y una disminución de la deserción escolar en experiencias enque los padres están altamente involucrados en la escuela (Dwyer y Hecht, 1992).Algunos padres entrevistados señalaron que ven como una fortaleza del profesor el hecho de quelos incorpore más en los procesos de aprendizaje de sus hijos. Cuando esto ocurre, los padresaprenden más formas de apoyar a sus hijos en la casa, entienden más los programas de estudio yevalúan mejor al profesor (Epstein, 1982).Por su parte Dwyer y Hecht (1992), plantean que un completo entendimiento de lo que esinvolucrar a los padres en la educación no es sólo un asunto de medir los resultados esperados ylogrados. Se deben además comprender cuáles son los roles de la escuela, de los padres, de losalumnos, y las maneras en que un determinado programa busca mejorar una relación enparticular.Obviamente las relaciones son complejas y se han definido por mucho tiempo de una ciertamanera, por lo cual sólo saber los positivos efectos de involucrar a la familia no es suficiente.9Selección de: Morales A Francisca. Participación de padres en la escuela: Componente para la Formación deprofesores. Santiago de Chile, MINEDUC, 1998
  13. 13. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200313ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escuela el texto “El capital social en laescuela”.2. Conduzca una discusión con los demás profesores teniendo como referencia preguntascomo las siguientes:a. ¿Cómo podríamos describir y calificar el capital social disponible en nuestraescuela, teniendo como referentes los elementos que lo conforman?b. ¿En general, cómo se pueden fomentar o fortalecer los elementos del capital socialcolectivo en nuestra escuela?c. ¿Qué lugar ha de ocupar la comunicación, la participación y la colaboracióneducativa de los padres de familia en la formación de un capital social positivo ennuestra escuela?3. Lea y comente con los demás profesores de la escuela el texto “¿Cuál es la importanciade involucrar a la familia?”.4. Continúe la discusión anterior, apoyándose en cuestiones comoa. ¿Qué importancia tiene para los miembros docentes de la escuela que los padresparticipen y se involucren en las acciones de la escuela que favorezcan elaprendizaje de sus hijos?b. ¿Qué beneficios aporta a la educación de los niños el mayor involucramiento desus padres en sus procesos de aprendizaje conducidos por su escuela?c. ¿Qué pueden hacer el director y los maestros de la escuela para darle una mayorimportancia a la participación educativa de los padres y con ellos crear unaalianza que permita la mejora del aprendizaje y favorezca la permanencia de losniños en la escuela, disminuyendo la reprobación y la deserción?5. Si les resulta oportuno, puede incorporar las reflexiones y conclusiones producidas porustedes en las actividades anteriores al proceso de autoevaluación de la gestión de laescuela, sea en su fase inicial; en la formativa o en la final. Es importante que en algúnmomento de su planificación diseñen u orienten acciones que permitan fomentar ofortalecer el capital social de la escuela.AUTOEVALUACIÓN¿Se llevó a cabo la lectura, la discusión, y la reflexión colectiva en torno a los temas propuestos?¿Qué les aportó a su proceso de elaboración, ejecución o autoevaluación de su plan estratégico detransformación escolar (PETE)?
  14. 14. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200314SEGUNDA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNAlgunas tradiciones gremiales y la cultura de ciertas escuelas –hasta hace no mucho tiempo–solían atribuir a las familias gran parte de la responsabilidad sobre el bajo desempeño escolar delos niños y niñas, cuando no del fracaso manifiesto en la reprobación o la deserción. Losprofesores, en ese tipo se circunstancias, aludían a las condiciones socioeconómicas, educativas oculturales de las familias. Más aún, los profesores solían referirse a las condiciones dedesintegración social, conflictividad y violencia de los barrios y comunidades, como asuntos depeso que se reflejan en la conducta de niños y jóvenes al interior de la escuela y que afectan surendimiento.En otros casos, aunque con frecuencia combinados con alguno de los argumentos anteriores, laopinión de los profesores se centraba en la creciente influencia de los medios de comunicaciónmasiva, en especial la televisión. Esto es, la escuela y la enseñanza que en ella sucedía, competíade modo desfavorable con los medios a los que estaban expuestos los niños tanto o más tiempoque el que permanecían en la escuela. Y eso era responsabilidad de las familias, que no sólo noejercían control sobre la exposición de los niños a la televisión sino que, por el contrario,delegaban en ella algunas responsabilidades.No han faltado aquellos profesores que asumen una postura distinta. Aquella que refiere que lospadres, a pesar de sus circunstancias o características socioeconómicas, culturales oeducacionales, son quienes pueden reforzar y apoyar a los profesores para que sus hijos aprendanmás y mejor aquello que la escuela establece como relevante y necesario. Estos profesoresatribuyen, en un sentido positivo, las responsabilidades de los padres también como educadores,reales o potenciales y confían en ello.Dicho de otra manera, los profesores suelen tener una opinión formada acerca de lasposibilidades de los padres para apoyar a sus hijos, sean educativas o no. La visión y valoraciónsubyacente que hay de los padres en las opiniones de los profesores conforman representacionesque condicionan su actuación en su relación cotidiana con los padres y madres de familia.Las opiniones de los profesores no son gratuitas, sin embargo. Es necesario observar que en lavida cotidiana existen un conjunto de obstáculos y dificultades reales para que los padres asumanun rol pedagógico con sus hijos o para que colaboren de manera efectiva con la escuela en suspropósitos educativos.Pero ambas cuestiones influyen en la posibilidad real de participación de los padres en lasacciones educativas promovidas por la escuela. Tanto la opinión de los profesores como lascondiciones de los padres y madres han de ser reconocidas, analizadas y criticarlas para buscarnuevas oportunidades de relación entre las escuelas, sus profesores, y los padres, madres o tutoresde los alumnos, de modo que puedan colaborar y llegar a asociarse en pos de un fin común: laformación integral de los niños y jóvenes.
  15. 15. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200315La representación que tenemos los maestros respecto a laparticipación o injerencia de padres y madres en la escuela10Uno de los factores más importantes que facilita o dificulta la participación de los padres ytutores es la opinión de los profesores acerca de las familias.Según Jean Krasnow11los estudios señalan que la actitud de los profesores es decisiva para elinvolucramiento de los padres, y no su situación socioeconómica. Según este autor los profesoresajustan sus expectativas de éxito en el aprendizaje de los alumnos de acuerdo con el nivel deescolaridad de los padres.Estos resultados de la investigación se confirman por la investigación de Epstein y Becker12en600 escuelas básicas. Los profesores expresan sus dudas acerca de sus propias capacidades paramotivar a los padres a dedicar algún tiempo en el hogar para apoyar a sus hijos en los estudios.Sólo el 9% de los profesores pide la participación de los padres, sólo un tercio de los profesorescreen que los padres asistirán a las reuniones a las cuales fueron invitados. Epstein y Beckerconcluyen que los profesores no perciben la participación de los padres como indispensable parael aprendizaje.Otro estudio de 8 escuelas urbanas mostró que los profesores muestran actitudes positivas hacialos padres y tutores cuando el director y los colegas apoyan la participación de los padres ytutores. Por el contrario, en las escuelas donde hay poca actividad con los padres y tutores, laactividad de los padres en apoyo al aprendizaje de sus hijos depende de su grado de educaciónprevia. 13Otro estudio14concluye: “Los padres son generalmente retratados en términospredominantemente negativos, como problemas y no como socios”.Así lo formula John Durston en una investigación de 5 experiencias en el medio rural15: “Lamayoría de los educadores sigue percibiendo a las comunidades y familias pobres rurales comoun conjunto de carencias y obstáculos al mejoramiento educativo. Les resulta extraña, en primerlugar, la idea de que la cultura de estas comunidades tiene que ser la base del aprendizaje, y deque estos adultos tienen algo que aportar al proceso educativo rural. En segundo lugar,rechazan absolutamente la sugerencia de que el mejoramiento de los resultados de la educaciónrural requiere una transferencia parcial de poder a los padres y su incorporación a la toma dedecisiones en la escuela. Sin embargo, estas dos ideas son precisamente las lecciones queaportan las cinco experiencias analizadas en este trabajo.”10Selección de: Flamey, Guido. La participación de los padres y de las familias en la educación. Revisiónbibliográfica. Santiago de Chile, CIDE, s/f11Jean Krasnow, Building parent-teacher partnerships, Boston, 199012Joyce Epstein & Jay Becker, A survey of Teacher Practices, Elementary School Journal 83, nº 3, 1982.13Joyce Epstein, Parent Involvment: What the research says to Administrators, Education and Urban Society nº 19,1987.14David Williams & Nancy Chavkin, Guidelines and Strategies to Train Teachers for Parent Involvment, Austin,1985.15John Durston, La participación comunitaria en la gestión de la escuela rural, en: E. Cohen, Educación, eficienciay equidad, Santiago, CEPAL, 1998.
  16. 16. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200316Muchos profesores ven la participación de los padres en la escuela como una nueva exigenciapara su horario ya sobrecargado, cuyo resultado es dudoso.16Jean Krasnow relata la experiencia del Proyecto “Schools Reaching Out”. En cada escuela seforma un equipo de cuatro profesores. Este equipo diseña proyectos para aumentar elinvolucramiento de los padres en la escuela, de acuerdo con sus propias necesidades deprofesores de aula. Cada equipo lleva el registro de comportamientos, actitudes, visión de losprofesores acerca de los padres y tutores. A partir de estos datos se analizan cómo los profesorespiensan acerca de la participación de los padres, los esfuerzos realizados para desarrollarvínculos entre escuela, familias y comunidad, las claves de las estrategias exitosas, lasdificultades que encuentran y cómo evolucionan las relaciones. El equipo elabora una hoja conlos resultados de estudios e investigaciones acerca del tema y lo discute con profesores y padresy tutores. Por su parte, los profesores se reúnen con un investigador externo y realizaninvestigaciones participativas para así dar voz a los profesores que rara vez tienen la oportunidadde expresarse públicamente. Se crea así un espacio de reflexión de la práctica de los docentes.De esta manera los profesores aumentan su control y toma de decisiones en el campo de suscondiciones de trabajo.[...]“Los profesores caracterizan su relación con los padres como de cierta distancia social y deautoridad, de manera que los padres no traspasen la barrera social y de jerarquía.”1716Oralie MacAfee, Improving Home School Relations: Implications for Staff Development, Education and UrbanSociety, Nº 19, 1987.17Rosario Solar, Desencuentros, avances y desafíos en la Interacción entre la Escuela y Familia, en: BernarditaIcaza, Liliana Mayorga, Encuentro Familia, Jardín Infantil, Escuela y Aprendizaje, Santiago, 1994, p. 181.
  17. 17. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200317Opiniones de maestros sobre la participación18El discurso de los profesores expresa claramente que ellos requieren del apoyo de la familia paraeducar a los niños. Este apoyo estaría asociado al ámbito social (cuidar del aspecto externo deniños y niñas), emocional (estimularlos, darles refuerzo positivo), escolar (reforzar aspectos delaprendizaje, especialmente la lecto-escritura) y valórico.En la opinión de los profesores se tiende a relacionar el éxito social de los niños con laadquisición de ciertos valores importantes en donde la familia desempeñaría un papelfundamental, ya sea reforzándolos, o manteniendo una actitud de no oponer otros valores a losenseñados en la escuela.No se puede homogeneizar el discurso de los docentes. Se observa que hay cierta diversidad enlas afirmaciones, que expresaría la riqueza de la pluralidad, y la posibilidad que aquellas personascon una mirada más esperanzadora respecto a su asociación con los padres, puedan influirpositivamente a otras. Los factores de edad y años de ejercicio de la docencia habrían influido enlas entrevistas que analizamos; los docentes con menos años de servicio estarían más abiertos auna relación de colaboración con las familias. Sin embargo, estos factores no se podrían mirar enforma aislada, sino en relación a otros aspectos de la práctica educativa del docente.En algunas respuestas de los docentes existiría una ambigüedad respecto a su relación con lasfamilias. Expresan que su apoyo es importante y que las necesitan para cumplir cabalmente elproceso de enseñanza-aprendizaje. Sin embargo, paralelamente, se expresa cierta molestia antelas limitaciones que tendría la familia para apoyar a sus hijos escolares, como serían losproblemas referidos a la falta de responsabilidad o falta de interés de la familia por sus hijos; loscambios en la composición de la familia, etc.En algunos casos se ve la necesidad de que los docentes especifiquen mejor los pedidos quehacen a la familia y vayan formulándolos gradualmente, de modo que ésta sepa qué se espera deella y pueda conversar con los profesores de sus posibilidades para responder a éstos. En estesentido, se necesitaría un espacio de conversación más colectiva entre las familias y losprofesores, de modo que ellas pudieran también aprender a especificar sus expectativas de laescuela, espacio que no se da en una reunión de padres y tutores tradicional.En estas entrevistas se ve, así como en muchas otras experiencias con escuelas, que comúnmentela escuela reclama la poca participación de los padres y tutores en la educación de sus hijos. Peropoco se conoce de las razones que tiene la familia para esa «poca participación» definida desde laescuela. Muchas veces es la escuela y aquellos padres y tutores que sí participan, quienes dan suinterpretación de por qué los demás no participan. Desafortunadamente, no se conversa losuficiente con las propias familias involucradas para conocer sus dificultades y tratar de facilitarsu integración. Por otro lado, gran parte de las escuelas no ofrecen alternativas de participaciónmuy atractivas a los padres y madres. Las reuniones de padres y tutores tradicionales provocarían18Icaza N., Bernardita; Liliana Mayorga S., Alexis Arellano, Paolo Nangi, Alice Mulazo. Familia y escuela“educando juntos”. Santiago de Chile, CIDE, s/f
  18. 18. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200318en algunas familias temor a que se les llame la atención y responsabilice por las dificultades desus hijos. O miedo a que se les pida dinero que no tienen, quedando en vergüenza.Los docentes piden a los padres que busquen el contacto permanente con ellos. Lo cual tendría unaspecto positivo: permitiría establecer una comunicación regular sobre los niños. Pero tambiénconlleva un aspecto negativo: la exigencia significa que los padres que trabajan no puedenresponder a este contacto permanente, limitándose su interacción con la profesora sólo a lareunión de padres y tutores general, o a las comunicaciones escritas. Esta última vía decomunicación es bastante limitada, primero, porque los padres de sectores empobrecidos tienenmuchas veces gran dificultad para leer y escribir con fluidez, y segundo, porque a través dematerial escrito, se pueden rigidizar los diálogos, u ocurrir malentendidos.Apreciamos como extremadamente positivo el que algunos docentes y docente-directivosexpresen en sus respuestas la necesidad de que ellos mismos y la escuela reconozcan suslimitaciones para trabajar con la familia. El desafío para estos docentes y para los facilitadores dela innovación educativa, es lograr que más docentes miren estos aspectos, de modo que enconjunto se pueda buscar las soluciones.
  19. 19. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200319Obstáculos para la participación de los padres19En las últimas dos décadas se combinaron diversos factores sociales, económicos y demográficospara reducir la participación de los padres en la educación de sus hijos y con su escuela. Con todacerteza estos factores se intensificarán en la próxima década presentando desafíos y obstáculospara planificar la participación de padres y tutores.• Los padres tienen menos tiempo y energía para cooperar en las escuelas y dar servicios en loscomités que las apoyan.• En las familias donde ambos padres trabajan, puede resultarles difícil tener tiempo y energíapara asistir a los actos escolares y apoyar a los niños en sus tareas.• Las madres o padres solos tienen responsabilidades en la crianza de los niños, que lesimpiden participar en programas escolares.• Los padres adolescentes o muy jóvenes tal vez no hayan terminado la escuela y puedenresistirse a retornar a ambientes escolares, siendo incapaces de apoyar a sus hijos en el hogar.• Algunos niños viven en hogares donde reciben escasa supervisión y apoyo de los padres.• Algunos padres están sometidos a presiones extremas por tensiones económicas,interpersonales y de otra índole; sus propias necesidades adquieren prioridad frente a lasnecesidades educativas de sus hijos.• Algunos padres pueden carecer de la capacidad o información necesarias para apoyar elaprendizaje de sus hijos.• Los padres con actitudes negativas frente a su propia etapa escolar, pueden no estarinteresados en comprometerse con las escuelas de sus hijos.• Los padres de ambientes culturales y lingüísticos minoritarios, quizás no se sientan a gusto enel entorno escolar, ni sean capaces de leer comunicaciones de la escuela.19Selección: Susan Freedman, Barbara Aschheim, Ross Zerchykov, La colaboración entre los padres y la escuela.Compendio de estrategias para involucrar a los padres. Oficina de educación comunitaria. MassachusettsDepartment of Education.
  20. 20. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200320¿Por qué resulta tan difícil incrementar la participación de lafamilia?20Investigadores en el tema han descrito una serie de barreras que, tanto desde los padres comodesde la escuela, dificultan la tarea de incrementar la participación de la familia en la escuela.21Entre las razones por las que los padres no participan más en la educación de sus hijos, semencionan tres factores con mayor recurrencia: falta de tiempo, sentimientos de inadecuación yla idea de no sobrepasar límites (Davies, 1989; Dwyer y Hecht, 1992).Los padres manifiestan sentirse altamente demandados por sus trabajos, por lo que les resultadifícil dedicar tiempo para ir a la escuela o para ayudar a sus hijos en las tareas. Esto resulta másdifícil aún cuando ambos padres trabajan todo el día, condición que ha aumentado fuertemente enel último tiempo (Johnston, 1994). Así, algunos padres dicen preferir usar su tiempo libre con losniños en actividades recreativas más que en aquellas de tipo académico.Por otra parte, los padres sienten que no tienen suficientes destrezas como para ayudar a sus hijoscon el trabajo escolar. Este sentimiento de inadecuación se acrecienta a medida que los hijos vanpasando de curso, y puede ser una de las razones que explique por qué los padres disminuyen suparticipación a medida que sus hijos crecen.El sentirse con pocas habilidades para apoyar a sus hijos es un argumento que se escuchareiteradamente entre los padres de nivel socioeconómico más bajo, quienes en gran medida tienenmenor nivel educativo que sus hijos. Sin embargo, las investigaciones demuestran que lacomprensión de las materias por parte de los padres no es tan crucial como el interés que ellosmanifiesten y su disposición a ayudar a sus hijos (Henderson, 1987; Epstein y Becker, 1982;Davies, sin año).Muchos padres quienes tienen una concepción más tradicional de la relación familia-escuela,manifiestan que el aprendizaje es tarea del colegio, por lo cual esos límites no se puedentraspasar.Tratándose de hijos adolescentes, los padres sienten que los mismos jóvenes prefieren distanciarsu mundo escolar y su vida familiar y por eso, como padres se mantienen lejos.Dwyer y Hecht (1994) señalan que la estructura organizacional de la escuela es también un factorque limita la participación de los padres. Algunos padres perciben que de un modo u otro, laescuela les hace sentir que no entienden las prácticas educativas y que no deben intentar educar asus hijos personalmente. Además, perciben que la organización escolar dificulta la comunicaciónentre la casa y la escuela, ya sea entregando información parcial o limitando los espacios deinteracción, lo que atenta contra las posibilidad de crear una relación de colaboración fluida.20Morales A Francisca. Participación de padres en la escuela: Componente para la Formación de profesores.Santiago de Chile, MINEDUC, 199821Cabe destacar que muchas de estas dificultades resultan ser las mismas en nuestro país y en la literaturaproveniente de los Estados Unidos.
  21. 21. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200321Los profesores en general coinciden en la importancia de involucrar a los padres, aun cuando estoles implica una gran cantidad de tiempo extra para preparar proyectos, talleres, reuniones depadres innovadoras o guías para que los padres le ayuden a sus hijos en la casa (Epstein y Becker,1982b).Además, coinciden en que muchas veces no saben bien cómo iniciar o realizar un programa parainvolucrar a los padres que realmente ayude, y dudan del éxito de sus esfuerzos por hacer que lospadres apoyen el trabajo escolar en la casa (Epstein y Becker, 1982) Davies (1989), en un estudiomulticultural, encontró que muchos profesores y directivos tenían una visión estandarizada de loque era el rol adecuado de los padres en relación al colegio, y que tenían una visión convencionalde lo que era una "buena familia" y un estilo de crianza adecuado. Obviamente, la consecuenciade esto es que la institución escolar espera un patrón tipo de conductas de las familias de susalumnos, y demandan de ellos sólo lo que tradicionalmente se pide a los padres. Este roltradicional está circunscrito a ser apoyo de la escuela, asistir a los actos que se les invita, dar eldinero que se solicita a tiempo, ir a reuniones de padres, entre otros. Este tipo de institucioneseducativas no se expone a vivir experiencias de innovación en su trabajo con familias (Krypos,1992)Cabe señalar que en las investigaciones se ha encontrado una discrepancia importante respecto dela visión que padres y profesores tiene sobre el rol del apoderado, lo que también puede ser unfactor contrario a una mejor relación entre familia y escuela.Los padres entrevistados dicen estar plenamente dispuestos a colaborar en mayor medida en laescuela y asumir los más diversos roles en acuerdo con los profesores. Por su parte la escuelapercibe más las dificultades de los padres para involucrarse que su disposición a hacerlo,manteniendo una demanda de participación más bien estándar (Henderson, 1987).Al respecto,Epstein y Becker (1982b) clasificaron en tres los tipos de aproximación hacia las relacionesfamilia-escuela, desde el punto de vista de la actitud de los profesores. Algunos profesores creenque los padres se preocupan pero no pueden hacer mucho más por la escuela o por ayudar a suhijo en el aprendizaje; otros creen que los padres se preocupan pero no deben ayudar en loescolar; y finalmente, otro grupo piensa que los padres se preocupan y podrían ser de gran ayudasi se les enseña cómo hacerlo.Sin duda es interesante que de uno u otro modo todos los profesores perciben preocupación einterés en los padres, sin embargo para llegar a producir mayor acercamiento de la familia a laescuela es necesario que exista también la convicción de que los padres pueden ser una ayuda. Delo contrario, cualquier planificación que intente innovar al respecto tiene pocas probabilidades deser exitosa.
  22. 22. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200322ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escuela los textos “La representaciónque tenemos los maestros respecto a la participación o injerencia de padres y madresen la escuela” y “Opiniones de maestros sobre la participación”2. Conduzca una discusión con los demás profesores teniendo como referencia preguntascomo las siguientes:a. Antes de la lectura y de la discusión, ¿cuáles eran las opiniones orepresentaciones de los profesores acerca de la participación y o colaboraciónde los padres en las acciones educativas de su escuela?b. ¿Qué cambió o se fortaleció de su opinión sobre la participación y lacolaboración de los padres en su escuela, después de la lectura y la discusión?.c. ¿En qué ideas están de acuerdo todos los profesores de la escuela, en relacióncon la colaboración educativa de los padres?3. Lea y comente con los demás profesores de la escuela los textos “Obstáculos para laparticipación de los padres” y “¿Por qué resulta tan difícil incrementar la participaciónde la familia?”.4. Continúe la discusión anterior, apoyándose en cuestiones como:a. ¿Qué obstáculos o dificultades reales observa que hay en la comunidad paraque los padres se vinculen más a la escuela o se involucren más en laeducación de sus hijos?b. ¿En su escuela hay la consideración de que los obstáculos o dificultades quelimitan la colaboración de los padres son removibles o superables?c. ¿Qué puede hacer la escuela y usted para que los padres tengan nuevasoportunidades de conversación con la escuela a propósito de la formación desus hijos?5. Si lo considera oportuno y valioso, las respuestas y los acuerdos de los profesores antelas cuestiones anteriores pueden ser incorporados a su proceso de autoevaluacióninicial, formativa o final de la escuela.AUTOEVALUACIÓN¿Se llevó a cabo la lectura, la discusión, y la reflexión colectiva en torno a los temas propuestos?¿Se transformó la visión que los profesores tenían inicialmente acerca de la participación ycolaboración de los padres en la escuela?¿Qué les aportó a su proceso de ejecución de acciones previstas en el Programa Anual deTrabajo (PAT), de su plan estratégico de transformación escolar (PETE)?
  23. 23. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200323TERCERA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNComo se ha visto en unidades de trabajo previas, la participación y colaboración de los padres esparte constitutiva del capital social de la escuela. Tal participación tiene que ver con los nivelesde confianza, las formas de comunicación y los grados de cohesión social entre las distintaspersonas que conforman a la comunidad escolar. Pero también depende de las características ycondiciones de las personas y de sus relaciones, de su situación laboral o contexto sociocultural.Es decir, que existen limitaciones, obstáculos o dificultades para que la participación y lacolaboración de los padres y tutores en la escuela se hagan presentes.Por eso es necesario distinguir que, en los hechos, la participación de los padres o tutores sucedeen diversos ámbitos y de diversas formas. Pueden participar en las acciones de la escuela, demanera colectiva; o pueden apoyar las labores educativas desde su hogar en forma individual.Existen multitud de variantes en las formas en las que los padres se pueden hacer presentes en lalabor cotidiana de la escuela.Pero cuando los padres participan en los procesos escolares, ésta participación puede darse envarios niveles, que van desde roles o actuaciones pasivas (cuando sólo reciben información),hasta actuaciones protagónicas y proactivas, expresadas en su implicación en los procesos detoma de decisiones o de seguimiento y control de las acciones escolares. Cada nivel departicipación e implicación de los padres está relacionado con los estilos de gestión de la escuelay está directamente asociado con la disponibilidad de un capital social escolar y comunitario.A pesar de las limitaciones u obstáculos que condicionan la participación o la colaboración de lospadres con las actividades educativas de la escuela, procedentes de las características del entornocomunitario o de las familias en sí, algunas de ellas se pueden modificar o superar. Depende deuna decisión interna de la escuela, basada en el reconocimiento de la importancia de dichaparticipación y de una movilización que asuma retos específicos. Por ejemplo, el reconocimientode que con frecuencia los padres no saben lo que se espera de ellos o carecen de ciertascoordenadas sociales e institucionales que les indiquen cómo relacionarse con la escuela. Otrasveces su propia experiencia escolar los hace renuentes a participar o no expresan que carecen deconocimientos o habilidades para apoyar a sus hijos en los quehaceres escolares.En situaciones como esas, conviene que la escuela asuma un rol, también educativo, en susformas de relacionarse con los padres de familia y otros miembros de la comunidad.Conviene, entonces, que los profesores identifiquen las formas, ámbitos y niveles en que se puededar la participación de los padres de familia en la escuela y reconozcan qué rol educativo han deasumir para promover y facilitar su colaboración.
  24. 24. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200324Formas y ámbitos de participación de los padres en la escuela22La palabra “participación” es un vocablo equívoco que sirve para describir conductas de la másdiversa índole: asistir a una reunión informativa, acudir a recoger notas, tomar parte en una fiesta,financiar una actividad cultural o recreativa.23En el mismo sentido, Abilio de Gregorio García advierte: “El uso indiscriminado de la“participación” durante estos años ha originado una creciente pérdida de prestigio. Se hallegado a utilizar la participación dentro del campo educativo como si fuera un talismáncorrector de todos los defectos del sistema.” 24Como una primera caracterización de la participación en la escuela Rogelio Medina Rubio25propone una participación diferenciada (versus una participación indiscriminada).“Como criterios básicos en relación con una participación diferenciada que eviteconfusionismos en la línea de organización y de dirección en las instituciones escolares podríanconsiderarse:• Que el grado de participación de cada miembro de la organización no puede serindiscriminado en todas las cuestiones, sino que ha de estar en función del conocimiento y dela competencia profesional en la materia decidida, y de la capacidad de responsabilizarse delas consecuencias de esa decisión.• Que la participación será tanto más eficaz y abierta cuanto mayor implicación tengan losparticipantes en los problemas del Centro escolar y cuenten con una información y una redde comunicación más adecuada respecto de las funciones que han de realizar.• Que es misión fundamental de los padres de familia la de participar en las decisiones sobreel modelo de educación que desean, la definición del Proyecto o diseño educativo del Centroescolar y la verificación del cumplimiento de las metas previamente decididas.• Que es tarea fundamental del Profesorado la adopción de decisiones técnicas respecto delplan de estudios, aunque el carácter prioritario no signifique exclusividad.”26Esta caracterización de la participación en educación es compartida por otros autores.Abilio de Gregorio García afirma que la participación de la comunidad educativa ha de ser una“participación integrada u orgánica, es decir, una participación en la que cada sectorinterviene de acuerdo con su status y con su rol.” 2722Selección y adaptación de: Flamey, Guido. La participación de los padres y de las familias en la educación.Revisión bibliográfica. Santiago de Chile, CIDE, s/f23Ver Abilio de Gregorio García, La participación de los padres en los Centros educativos, Bilbao, s.f. p. 45.24Abilio de Gregorio García, La participación de los padres en los centros educativos, Bilbao, s.f.25Rogelio Medina Rubio, La participación democrática de los padres de familia en las instituciones escolares,México, 1997.26Rogelio Medina Rubio, o.c., p. 2227Abilio de Gregorio García, o.c., p. 46.
  25. 25. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200325Así también lo propone Samuel Gento Palacios: “La participación debe guardar proporción conel grado de responsabilidad, por lo que parece conveniente que el nivel de intervención que seotorgue lo sea en proporción adecuada a la disposición para asumir responsabilidades.”28Este último autor describe las siguientes distinciones, las que constituyen una escala de laparticipación29:a) Información.Se transmite, simplemente, una decisión tomada por la autoridad correspondiente para quelos afectados la ejecuten.b) Consulta.Se pide opinión a los afectados, si bien la decisión la toma en cualquier caso la autoridadpertinente.c) Elaboración de propuestas.Los afectados pueden aquí ofrecer opciones y argumentar a favor o en contra, pero laautoridad decide en todo caso aprobando o modificando propuestas, o asumiendo otrasdiferentes.d) Delegación.Se otorga una delegación de atribuciones de un ámbito determinado con responsabilidadúltima del delegante.e) Codecisión.Se produce la decisión en común, tras la participación de los afectados.f) Cogestión.La participación de los implicados se produce en la toma de decisiones y en la puesta enpráctica de las mismas.g) Autogestión.La decisión, en este caso, corresponde a quienes han de poner en práctica dicha decisión, acuyo efecto actúan con total autonomía.Este autor afirma que la verdadera participación se ha de entender como tomar parte en lasdecisiones que a una persona o grupo afectan.Más concretamente, la participación de los padres en el proceso educativo de un centro escolarimplicaría:• Tomar parte en el establecimiento de los objetivos concretos que afectan a la educación de loshijos.28Samuel Gento Palacios, o.c., p.12. Ver también: J.M. Valero García, La escuela que yo quiero, Buenos Aires,1989.29Samuel Gento Palacios, Participación en la gestión educativa, Madrid 1994.
  26. 26. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200326• Intervenir en las tomas de decisiones operativas o de ejecución de dichos objetivos.• Tomar parte en el control de eficacia de la labor de educar.La relación entre participación y poder ha sido descrita por Gabriel Gyarmati30y tiene especialimportancia en el campo de la educación, tradicionalmente terreno propio de los especialistas eneducación que no admiten fácilmente ingerencias de las personas que no son educadoresprofesionales como es el caso de los padres y tutores.Con estos antecedentes y adaptando la propuesta de Sherry Arnstein31un equipo del CIDE32hapropuesto los siguientes niveles de participación de las familias en educación.a) Las familias reciben información.Las personas reciben información acerca de sus derechos, deberes y opciones. Se les informaacerca de los principales datos que permiten conocer las dimensiones de una situación, como,por ejemplo, el monto de la subvención estatal por alumno.b) Los padres y tutores colaboran.La colaboración es el nivel más común de participación y se refiere a la cooperación de lospadres y tutores en actividades tales como: eventos escolares, ayuda en la mantención de lainfraestructura, apoyo y mediación pedagógica en el hogar y en el aula.c) Los padres y tutores son consultados.Este nivel de participación se realiza a través de la implementación de instancias de consultasobre diversos temas.d) Los padres y tutores toman parte en las decisiones.Para la participación en este nivel existen distintas modalidades. Un representante de lospadres y tutores puede incorporarse, con derecho a voz y voto, en las distintas instancias dedecisión de la escuela: mesas de negociación, consejos o comisiones.e) Las familias ejercen control ciudadano.Este nivel, también llamado control de la eficacia, otorga a los padres y tutores el rol desupervisar el cumplimiento del proyecto educativo y de la gestión del establecimiento.Supone instalar en la escuela la convicción y los mecanismos que permitan esta labor deaccountability (rendición de cuentas).Al respecto, se señala que “esta concepción de la participación en la educación (comocontrol ciudadano) se vincula al desarrollo, en los últimos veinte años, de un enfoque dedesarrollo diferente, a menudo llamado desarrollo centrado en la gente o desarrollo30Gabriel Gyarmati, Reflexiones teóricas y metodológicas en torno a la participación, Estudios sociales, nº 73, 1992.31Sherry Arnstein, Eight Rungs on the Ladder of Citizen Participation, 1967.32Guido Flamey, Verónica Gubbins, Francisca Morales, Los Centros de Padres y Apoderados: nuevos actores en elcontrol de la Gestión escolar, CIDE, 1999. Ver también Ministerio de Educación, Política de Participación depadres, madres y apoderados/as en el sistema educativo, Santiago de Chile, 2001.
  27. 27. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200327participativo. Este enfoque tiene como punto de partida la afirmación de que el desarrollosustentable depende del desarrollo de las capacidades de las personas de tomar el control, entanto individuos y en tanto grupos, sobre su propio destino. Ello implica, por una parte, unaredefinición del papel del proceso y, por otra, un cambio profundo en las relaciones socialesque, generalmente se establecen entre padres y profesores. Su implementación requiere unconocimiento profundo de los intereses y necesidades básicas de aprendizaje de lacomunidad y un proceso de negociación que incluya una clara formulación de metasconsensuadas. Sin embargo, estas orientaciones no están exentas de riesgos, entre los cualespuede señalarse como importante el riesgo de formular metas de corto plazo, ligadas a larealización de intereses inmediatos, poco integradas a procesos más amplios que enmarcanlos procesos sociales propios del ámbito local.”33Es de interés comparar estas distinciones de la participación de los padres en la escuela con loque propone Robert Dahl en relación con la participación ciudadana en general.Robert Dahl34distingue entre amplitud de la participación (¿Cuántas personas participan?) yprofundidad de la participación (¿Qué peso tienen en la toma de decisiones?).Dahl describe 8 criterios o indicadores. Los primeros 3 se refieren a la amplitud de laparticipación y los 5 siguientes están relacionados con la profundidad de la misma.Los indicadores son los siguientes:1) Cada ciudadano puede expresar su preferencia por una alternativa con la cual se identifica.2) Todos los individuos poseen una misma información acerca de las alternativas.3) Cada ciudadano realiza acciones que son una expresión de preferencia por una de lasalternativas (por ejemplo, votar o tomar parte en decisiones).4) El peso relativo de la preferencia de cada individuo es el mismo.5) La alternativa que recibe el mayor apoyo es la ganadora.6) Alternativas de políticas que reciben mayor apoyo desplazan las que tienen menor apoyo.7) Las políticas elegidas son implementadas.8) Las decisiones de implementación están sujetas al control de los ciudadanos.Estos indicadores pueden ser presentados, según Dahl, en la siguiente matriz:33Inés Reca, Pabla Avila, Escuela y Familia. Una revisión del Estado del Arte, Santiago, 1998, pp. 54 – 56.34Robert Dahl, A preface to Democratic Theory, University of Chicago Press, 1956, pp. 63-89. Traducción: Unprefacio a la teoría democrática, Ed. Gernika, México, 1987.
  28. 28. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200328Estructura de participación Resultados deseadosAMPLITUD DE LAPARTICIPACIÓN(El grado en que se ofrecela oportunidad departicipar a cada miembrode la comunidad a cadanivel del proceso deelaboración de políticas).El esfuerzo por llegar a la gente (esfuerzo de extensión)considera:1. Acceso abierto a la agenda (¿Se estimula losciudadanos a agregar nuevas alternativas que aún noestán en la agenda oficial?).2. Información completa acerca de las alternativas paratodos los ciudadanos.3. Oportunidades reales para participar (por ejemplo,disponibilidad de tiempo y de locales).• Crece el número dela gente queparticipa.• Mejora larepresentatividad delos participantes.• Incluye todos losintereses de losciudadanos en laagenda de la tomade decisiones.PROFUNDIDAD DELA PARTICIPACIÓN(El grado en que losciudadanos, que optan porparticipar, tienen laoportunidad de determinarel resultado final de lapolítica por medio delproceso de participación).El proceso de toma de decisiones tiene las siguientescaracterísticas:• Considera en forma igualitaria todas las sugerencias(¿existen las oportunidades para una discusión cara acara, y para la formación de consensos?);• Traduce inmediatamente las preferencias de losciudadanos en decisiones referente a las políticas (¿sellega a decisiones concretas? ¿se logra crear unapolítica que puede ser implementada?).• Mejora el encuentro(la coincidencia)entre las políticasfinales y lasnecesidades detodos los segmentosde la población.Flamey, Guido. La participación de los padres yde las familias en la educación. Revisiónbibliográfica. Santiago de Chile, CIDE, s/f•
  29. 29. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200329Seis Niveles de Participación de Padres351. Obligaciones básicas de la familiaEn este nivel se espera que la familia se haga cargo de las necesidades más básicas del niño, quele ayuden a tener un buen desempeño escolar. Se espera de los padres que cuiden de la seguridad,salud y ambiente familiar favorable para el desarrollo del niño.2. Obligaciones básicas de la escuelaEn este nivel se espera tanto de la escuela como de la familia mantener un nivel de comunicaciónque favorezca la relación entre ambos. La escuela debe informar a los padres sobre los programasescolares, los progresos del niño, las actividades especiales a desarrollas, etc. Se espera de laescuela que esta comunicación no se centre sólo en las dificultades del alumno, sino también ensus aspectos positivos. Los padres por su parte, deben informar a los profesores aquellos aspectosimportantes de la vida del niño que puedan ayudar al profesional a entender mejor a su alumno.3. Participación en la escuelaSe ha visto que una manera efectiva de involucrar a los padres en la escuela es darles espacio devoluntariado al interior de ella. Ellos pueden ejercer como ayudantes del profesor en la sala,cuidar las horas de almuerzo en el sitio, trabajar en la biblioteca o en otras actividades que serealicen durante la jornada escolar. La escuela debe reclutar y entrenar adecuadamente a estospadres voluntarios de modo que sean una ayuda real para el profesor. Importa destacar que no setrata sólo de colaboración en actividades extra-curriculares, como usualmente ocurre.4. Involucrarse en actividades de aprendizaje en la casaAún cuando esta pareciera ser la manera más obvia y extendida de participación de los padres enla educación de sus hijos, este nivel sólo es efectivo cuando el profesor guía o preparapreviamente a los padres para esto. Incluso existe polémica entre distintos actores educacionalesen relación a si los padres debieran o no ayudar a sus hijos en las tareas. Lo que se postula coneste nivel de participación es una ayuda previamente preparada con el profesor, nonecesariamente en las materias, pero sí en la forma en que los padres pueden dar adecuado apoyoa sus hijos.5. Participación en la toma de decisionesA este nivel, se espera que los padres tengan una participación activa en la dirección del colegio yen la toma de decisiones que afecten a la institución escolar. Este es uno de los aspectos menosestudiados, y practicados en nuestro país.35Selección y adaptación de: Morales A Francisca. Participación de padres en la escuela: Componente para laFormación de profesores. Santiago de Chile, MINEDUC, 1998
  30. 30. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 2003306. Intercambio colaborativo con la comunidadA este nivel se espera que la escuela en su conjunto sea punto de encuentro de la comunidad enque está inserta, y que desde ella los niños y sus familias puedan acceder a otras instancias departicipación local (salud, cultura, recreación, etc.). Se espera también que la escuela establezcanexos con entidades que tendrán incidencia en el futuro académico o laboral de sus alumnos.Cualquiera sea el nivel de participación de la familia que se desee alcanzar, siempre implica unesfuerzo extra por parte de padres y profesores. Como lo plantea Johnston (1994), involucrar a lafamilia en la escuela es como una pareja aprendiendo a bailar juntos, donde colaborar con el otroes grato, se asumen que ambas partes se mueven con la misma melodía y hay mutuo respeto porla habilidad de cada uno. Lo que se espera es aumentar el contacto y la continuidad entre la casay la escuela, creando así un ambiente más adecuado para el proceso de aprendizaje del niño(Ascher, 1988)36Susan McAllister S., La participación de los padres y su relación con los logros de los niños, CIDE, 1993, p. 3.37Susan Mc Allister Swap, o.c., p. 3.Los niveles de la participación de los padres en los distintos ámbitos del establecimiento escolarpueden adquirir una variedad de modalidades y hacerse realidad a través de variadas acciones.Esta variedad de posibles acciones logra coherencia por su orientación hacia los objetivos deestablecer una relación de confianza entre la escuela y los padres y de mejorar los resultados de laeducación.36Al servicio de los objetivos señalados, se describen las siguientes acciones a través de las cualeslos padres participan en el establecimiento escolar:• Trabajar con los profesores para compartir sus objetivos para sus hijos en la escuela.• Trabajar con los profesores en la planificación y ejecución del curriculum de habilidadessociales.• Funcionar como ayudantes en la sala de clase.• Ejercer el voluntariado para una variedad de proyectos.• Participar en actividades sociales y eventos.• Ser miembros del Equipo de Planificación y Administración de la escuela.37Flamey, Guido. La participación de los padres y de las familias en la educación. Revisión bibliográfica. Santiago deChile, CIDE, s/f
  31. 31. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200331Para promover la participación: educar a los padresAlgunas consideraciones sobre educación de adulto para el trabajo con padres38Los investigadores que han estudiado la participación de los padres en la escuela han encontradoacuerdo general entre profesores, directivos y supervisores respecto de la necesidad de mayorcapacitación sobre cómo involucrar a la familia en el proceso educativo (Chavkin y Williams,1988). Esta formación, ya sea durante la preparación profesional del docente o cuando éste seencuentra en ejercicio, debiera ser una prioridad considerando el rol fundamental que tiene elprofesor en hacer participar a los padres. De hecho, se sabe que las actitudes, habilidades y losconocimientos de los profesores pueden potenciar o actuar en contra de la incorporación de lafamilia en la escuela (Greenwood y Hickman, 1991).Muchos docentes manifiestan sensaciones de temor o ansiedad llegada la hora de estar frente alos padres, lo cual ha sido descrito como uno de los factores que más perjudica el acercamientoentre familia y escuela. Al menos parte de este temor y falta de confianza pueden explicarse en lafalta de preparación que sienten tener para trabajar adecuada y efectivamente con los padres puessignifica un desafío para las metodologías que acostumbran a usar con los alumnos (Greenwoody Hickman, 1991; Becker y Epstein, 1982; Shartrand et al, 1994; Solar en Icaza y Mayorga,1994).Como resultado de esta carencia de preparación, muchas veces los profesores repiten el esquemade trabajo que usan con los alumnos al momento de trabajar con padres, poniéndolos en unasituación de tipo escolar tradicional, infantilizadora, e inadecuada para el trabajo con adultos.Tomando algunas nociones básicas comunes a distintos autores, McAfee (1987) sugiere tener encuenta los siguientes aspectos al trabajar en educación de adultos:• La educación de adulto debe considerar la diversidad inicial de sus alumnos: conocimientosprevios, intereses, edades, nivel socioeconómico, etc.• Los adultos, que en sus áreas de trabajo pueden haber desarrollado un nivel de pensamientomuy abstracto, en el aprendizaje de nuevos conceptos pueden requerir partir desde nivelesmuy concretos.• En general, los adultos prefieren metodologías de enseñanza informales, donde puedaninteractuar con los demás compañeros.• La educación de adultos debe respetar, confiar y preocuparse del desarrollo personal,profesional y de la adquisición de competencias del educando.• Los adultos (como también los niños) aprenden mejor aquellas cosas que son importantes yútiles para ellos.38Morales A Francisca. Participación de padres en la escuela: Componente para la Formación de profesores.Santiago de Chile, MINEDUC, 1998
  32. 32. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200332• Es importante iniciar el proceso de enseñanza a partir de las experiencias personales yprofesionales de los educandos más que de materias abstractas.• Para los adultos puede resultar más difícil transferir lo aprendido a la práctica por lo cual esimportante usar muchos ejemplos y aplicaciones que tengan que ver con la vida real.Junto con estas consideraciones para la educación de adultos en general, existen otras estrategiasque agregar tratándose específicamente de la educación de padres. En primer lugar, esrecomendable hacer una identificación precisa de los intereses, necesidades, preocupaciones yprioridades de los padres, haciendo especial hincapié en las necesidades de los padres quetrabajan todo el día y de aquellos que están solos a cargo de sus hijos.Un segundo aspecto para realizar una educación de padres atingente, es consultar a ciertosinformantes clave sobre las necesidades detectadas en los padres. Por ejemplo, en sectorespopulares, los consultorios u organizaciones eclesiales de base (CEB’s) pueden ser una buenafuente de información para detectar las necesidades de las familias. Los centros de padrestambién pueden tener un rol importante al respecto.Tercero, resulta fundamental entregar a los padres con debida anticipación la información sobretalleres, reuniones u otras actividades a la que ellos estén invitados, para que ellos puedanorganizarse para asistir.Por último, una de las razones más argumentadas por los padres para no asistir a las actividades alas que se les invita, es la presencia de niños menores a quienes deben cuidar, por lo tanto no dejade ser necesario que la escuela se cuestione sobre la necesidad de proveer cuidado para esosniños en la misma escuela durante las actividades planificadas (Oficina de EducaciónComunitaria de Massachusetts).Estas estrategias son una base inicial, teórica, para producir una mayor participación de lospadres en educación. Sin embargo, los profesores deben estar conscientes de que el trabajo con lafamilia y la comunidad es siempre impredecible y ambiguo en alguna medida. Es necesario tenerpresente la dificultad de transferir lo planificado a la práctica y no desmoralizarse ante fracasosiniciales (McAfee, 1987).
  33. 33. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200333ACTIVIDADES1. Lea y comente con los demás profesores de la escuela los textos “Formas y ámbitos departicipación de los padres en la escuela” y “Seis niveles de participación de padres”2. Conduzca una discusión con los demás profesores teniendo como referencia preguntascomo las siguientes:a. ¿En qué ámbitos existe mayor participación de los padres de familia en suescuela?.b. ¿Cuáles son las formas predominantes en las que los padres participan ycolaboran en su escuela, cuando lo hacen?c. ¿En qué niveles de participación se ubica?d. ¿Qué características tienen los padres que se involucran en el seguimiento yapoyo a las labores escolares de sus hijos?3. Lea y comente con los demás profesores de la escuela el texto “Para promover laparticipación: educar a los padres”.4. Continúe la discusión anterior, apoyándose en cuestiones como:e. ¿Cómo se relacionan los profesores con los padres de familia? ¿existe unarelación educativa?f. ¿Cómo atienden las limitaciones o carencias de los padres para comprender lassugerencias o peticiones que se les hacen?g. ¿Se conocen cuales son los intereses o necesidades de los padres en relacióncon la educación de sus hijos?h. ¿Cómo se han atendido esas necesidades? ¿Cómo podrían atenderse?5. Si lo considera oportuno y valioso, las respuestas y los acuerdos de los profesores antelas cuestiones anteriores pueden ser incorporados a su proceso de diseño y ejecuciónde acciones previstas en su Programa Anual de Trabajo.AUTOEVALUACIÓN¿Se llevó a cabo la lectura, la discusión, y la reflexión colectiva en torno a los temas propuestos?¿Se observó que existen diversas formas y distintos niveles de participación de los padres en laescuela? ¿se pudo constatar cuáles formas de participación de los padres están presentes ennuestra escuela?¿Las actividades les aportaron pistas para mejorar la ejecución de acciones previstas en elPrograma Anual de Trabajo (PAT), en las que están involucrados los padres?
  34. 34. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200334CUARTA UNIDAD DE TRABAJOINTRODUCCIÓNEn las tres unidades de trabajo previas se han abordado temas que nos ayudan a comprender lacomplejidad de la participación y la colaboración de los padres en las acciones educativas de laescuela. Se ha pasado revisa a cuestiones relativas a la confianza y cohesión social de lacomunidad; a los conceptos y representaciones que tenemos de los padres y de sus posibilidadesde colaboración; a las formas, niveles y ámbitos de participación de los padres; a la cuestión deque nuestra relación con ellos ha de ser educativa.Ahora llegamos a la cuestión más difícil ¿qué y cómo le hacemos para promover la participacióny la colaboración de los padres para llegar a constituir con ellos una asociación educativa, unacomunidad de interés común centrada en el aprendizaje de los alumnos?Como se habrán percatado los lectores, el tema de la participación de los padres en asuntosmateriales de la escuela no se ha abordado de manera directa; asunto de suyo cotidiano y portodos conocido. ¿Por qué? Porque en la cultura y las tradiciones escolares se han construido ya untipo de relaciones y se han perfeccionado las estrategias con las que cada escuela es capaz degenerar los acuerdos con los padres de familia en esa materia.Por el contrario, en el tema de la colaboración educativa entre padres y maestros, esto es, laparticipación e implicación de los padres en las acciones educativas de la escuela, estamos enuna situación en la que es necesario que todos aprendamos. Se ha dicho antes que uno de losfactores asociados al mejor desempeño de los alumnos, a su permanencia en la escuela, es laparticipación de los padres en actividades de apoyo y acompañamiento a sus hijos en las laboresde la escuela. ¿Qué podemos hacer los maestros al respecto?Diseñar e implantar un conjunto de estrategias de comunicación, de participación y decolaboración de los padres y tutores de modo que sean nuestros aliados, para involucrarlos ycompartir con ellos la responsabilidad por la formación integral de sus hijos. Esto requiere deprocesos de planeación, de organización y de formulación de estrategias y actividades específicascon propósitos bien delimitados. Para que éstos procesos sean reales, habrá que aprovechar almáximo lo que hemos realizado en las unidades de trabajo precedentes.Esta unidad de trabajo nos permite aproximarnos al campo de la formulación de estrategias yacciones para la vinculación con los padres y buscar su articulación efectiva. Es decir, nosaportará respuestas generales a la pregunta ¿cómo le hacemos?. Lo que significa que, másadelante, tendremos la responsabilidad de construir respuestas específicas a la misma pregunta,pero en relación con las acciones de nuestro Plan Estratégico de Transformación Escolar quedemandan de la colaboración de los padres.
  35. 35. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200335Mecanismos de participación de padres en la escuelaUn enfoque sistemático para involucrar a los padres39Que los padres se involucren en la escuela no surge espontáneamente.• Requiere de un compromiso por parte del personal de la escuela.• Debe ser planeado y llevado a cabo cuidadosamente.• Implica cooperación y coordinación.• Implica llegar a los padres para determinar sus intereses y necesidades.• Toma tiempo, energía y creatividad.Los programas para involucrar a los padres sólo tendrán éxito, si se diseñan comprendiendo lasnecesidades de los padres y respetando las diferencias entre ellos. La población paterna de unaescuela puede mostrar una amplia gama de actitudes hacia las escuelas, basadas en:• Sus propias experiencias en la escuela.• Sus expectativas respecto de la escuela.• Se sienten cómodos en cuanto a su lengua y cultura al interactuar con los profesores y laadministración escolar.• El tiempo que disponen para participar en programas escolares.• El valor que le otorgan a la educación.Los programas para la participación de los padres deberían reflejar y adaptarse a la diversidad desituaciones individuales que existen entre los padres de la escuela. Sería aconsejable que losadministradores escolares y profesores desarrollen programas que cubran las divergentesnecesidades de los padres, ayudándolos a apoyar la escuela y el aprendizaje de sus niños.Cinco categorías de participación de los padresAl planificar la participación de los padres en la educación, se aconseja que las escuelasdesarrollen una gama de diferentes propuestas que reflejen las diversas vías en que puedencomprometerse los padres:1. Comunicación Hogar-EscuelaLa comunicación es el fundamento de todas las demás actividades de los padres con la escuela eimplica intercambios de información en uno y en ambos sentidos, como son los boletines internosy guías, entrevistas padre profesor, "Casas Abiertas" (1) reuniones escolares y llamadas porteléfono.2. Los padres como apoyo39Selección y adaptación de: Susan Freedman, Barbara Aschheim, Ross Zerchykov, La colaboración entre lospadres y la escuela. Compendio de estrategias para involucrar a los padres. Oficina de educación comunitaria.Massachusetts Department of Education.
  36. 36. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200336Los padres pueden apoyar a la escuela y al aprendizaje de sus niños de muy variadas formas,asistiendo a los actos escolares, organizando actos escolares, hablando con los niños sobre lastareas escolares y aportando posibilidades de enriquecimiento para los alumnos (visitas a museos,etc.3. Los padres como profesoresLos padres, que son los primeros educadores de sus hijos, pueden desempeñar un papel activocomo "educadores" en el hogar y en la escuela, mediante actividades tales como ayudarlos enmatemáticas, leer con los niños en la casa, tutorías en la escuela y ofrecerse como voluntariospara compartir información y habilidades con los estudiantes en la escuela.4. Los padres como estudiantesLa escuela puede ofrecer a los padres una amplia gama de experiencias de aprendizaje, talescomo talleres sobre desarrollo del niño, reuniones explicativas de programas especiales en laescuela, talleres de actividades de aprendizaje en la casa para niños pequeños, programas deidiomas, matemáticas, ciencias y computación.5. Los padres como consejeros y ejecutivosEn las escuelas se está extendiendo la práctica de incluir a los padres en la toma de decisiones yplanificación educacional, mediante actividades como requerir que los padres aporten yparticipen en el desarrollo curricular y programático; incluir a padres en los equipos de seleccióndel personal y comprometer a los padres en la determinación de las políticas escolares.Al planificar un enfoque completo para involucrar a los padres, dirigido a todas estas áreas, lasescuelas multiplicarán sus capacidades para alcanzar y comprometer a una mayor cantidad depadres.
  37. 37. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200337Haciendo participar a los padres40Considerando las dificultades que es necesario enfrentar en un proceso de cambio en la relaciónfamilia-escuela, es necesario conocer algunas estrategias que podrían facilitar una innovación aeste nivel.Una de las conclusiones más extendida en los distintos estudios revisados es que la forma deinvolucrar a los padres parece no ser tan importante como el que sea una actividad bienplanificada, comprehensiva y extendida en el tiempo (Henderson, 1987). Respecto del tipo departicipación, la misma autora señala que los padres deben estar íntimamente involucrados en elproceso de enseñanza a aprendizaje para que tenga efectos como los mencionados inicialmente.Las rifas, comunicaciones esporádicas o la mera asistencia a reuniones de padres no aseguraresultados reales en los niños.Uno de los factores más importante en el desarrollo de una relación colaborativa entre padres yprofesores es la comunicación que ambas partes mantengan (Dwyer y Hecht, 1992).Cuando la comunicación está funcionando bien es más fácil para la escuela saber cuáles son lasnecesidades o apoyo que requiere la familia, y por qué los padres están o no participando. Unabuena comunicación hace que los padres estén más conscientes de lo que ocurre en la escuela yde cómo podrían ayudar a sus hijos. Desafortunadamente, los reportes que hacen los padressugieren que los profesores manejan el flujo de la información, limitando la comunicación y lasactividades en que los padres podrían colaborar, lo cual refuerza las fronteras entre la casa y laescuela (Epstein, 1982).Otro de los problemas en la comunicación suele ser el foco en asuntos negativos. Se tiende ainformar a los padres sólo de los malos comportamientos o problemas de notas de sus hijos. Parahacer de la relación familia escuela algo grato para ambas partes, es absolutamente necesario quepadres y profesores se hagan colaboradores antes de la situaciones de crisis, cuando el encuentrosea en tomo a algo que celebrar. Así, cuando haya que enfrentar dificultades es más probable queambos estén del mismo lado trabajando en conjunto y no en oposición (Johnston, 1994).Algunas sugerencias para mejorar la comunicación, que podrían adaptarse a la realidad denuestros colegios son:• Abrir la posibilidad a los padres de visitar la escuela en cualquier momento del día (Domino,1994)• Implementar una libreta de comunicaciones donde efectivamente ambas partes se preocupen deinformar las situaciones más relevantes que ocurran en la casa y en el colegio diaria osemanalmente.40Morales A Francisca. Participación de padres en la escuela: Componente para la Formación de profesores.Santiago de Chile, MINEDUC, 1998
  38. 38. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200338• Realizar "ferias informativas": un día en que la escuela esté abierta a los padres y la comunidadpara informar, aclarar dudas y contar lo que en ella se está haciendo (Schurr, 1992).• Arreglar horarios más flexibles para que los profesores reciban a los padres y tutores y así tenerun diálogo más frecuente y efectivo con aquellos que tienen menos tiempo para ir a la escuela(Dwyer y Hecht, 1992).La participación de la familia aumenta cuando la escuela se acerca a los padres, por lo tanto es laescuela la que está llamada a tomar la iniciativa para producir un cambio.Una de las iniciativas más mencionadas para fortalecer la relación familia-escuela es la creaciónde un centro familiar (Domino, 1994; Schurr, 1992; Strickland, 1995). El centro familiar es unlugar de encuentro dentro de la escuela (una sala) adaptado para recibir a los padres y miembrosde la comunidad en forma permanente, y atendido por uno de ellos mismos. El Institute forResponsive Education, de la Universidad de Boston, definió algunas características que eranecesario que estos lugares tuvieran para ser realmente efectivos:1). Los padres deben sentir ese lugar como propio;2). Debe proveer información y recursos útiles para los padres, como también talleres o clasespara ellos;3). Los miembros de este centro debieran tener respuesta a sus necesidades básicas a través delcontacto de este centro con otras instancias de servicio de la comunidad;4). Debiera haber personas de la escuela u otros padres y tutores haciendo contacto con otrospadres y tutores que no estén participando, ya sea con visitas domiciliarias, llamadas telefónicas uotras.El centro familiar puede transformarse en un puente entre la escuela y la familia, y entre lafamilia y la comunidad (como centro informativo), donde padres y profesores interactúen yaprendan unos de otros, por ejemplo a través de la realización de talleres o de encuentrosinformales. No obstante, esta iniciativa debe ser parte de un plan global de integración de lafamilia y no una actividad aislada.A fin de diseñar un plan más comprensivo y coherente para involucrar a la familia, Epstein (enLewis, 1992) sugiere:• Evaluar las debilidades y fortalezas de la institución en relación al tema• Tener claro los ideales y objetivos del programa• Identificar quien será el responsable de alcanzar las metas propuestas• Evaluar la implementación y resultados de cada parte del programa.• Mantener un constante apoyo a las actividades que se inserten dentro del programa
  39. 39. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200339Dentro de un programa para involucrar a la familia debieran haber dos tipos de actividades:actividades que atraigan a la familia hacia la escuela, como el centro familiar, y actividades queinvolucren a la familia en el aprendizaje en la casa. Ejemplos de este último tipo son:• Lectura y cuadernos de actividades• Fomentar la discusión de temas entre padres e hijos• Especificar ciertas actividades informales que favorezcan el aprendizaje• Hacer "contratos" entre padres y profesores que especifique el rol que se espera de los padresen relación al aprendizaje en la casa.• Desarrollar técnicas que desarrollen en los padres habilidades de tutoría y apoyo para sushijos.En relación al apoyo de los padres en el aprendizaje en la casa existen distintas opiniones sobrecómo implementarlo. Algunos sugieren que invertir períodos cortos de tiempo en actividades deaprendizaje resulta beneficioso para los estudiantes si es bien planificado. Otros, creen que eltiempo dedicado al aprendizaje en la casa no debiera ser en función de tareas escolares, sino deun tipo de aprendizaje más social y de desarrollo (Epstein y Becker, 1982b)Lo que sí está claro es que más allá del tipo de programa implementado para involucrar a lafamilia lo que se requiere es entusiasmo de padres y profesores junto con el apoyo del sistemaescolar (Krypos, 1992). Aún cuando algunos profesores pueden realizar un trabajo aislado con lasfamilias de sus alumnos, es sabido que si el ambiente general es muy discrepante de esasiniciativas el trabajo con las familias se debilita. Por lo tanto, son los directivos de losestablecimientos educacionales quienes tienen mayor posibilidad de crear ambientes querealmente favorezcan la incorporación de la familia a la escuela.Este rol de liderazgo en este tipo de innovaciones por parte de los directivos tiene que vertambién con su capacidad de promover una filosofía de colaboración entre familia y escuela.Deben ser ellos los principales convencidos de la importancia de este tipo de relación y en estalínea, debieran promover un tipo de capacitación docente que favorezca la adquisición dehabilidades de comunicación y mejores metodologías para el trabajo con padres.En este proceso de planificar un mayor acercamiento entre familia y escuela Schurr (1992)plantea que debiera darse respuesta a cuatro preguntas importantes:• ¿Qué queremos que ocurra con nuestro programa de participación de padres? (resultados)• ¿Qué sabemos sobre nuestros estudiantes y las familias con las que trabajamos? (valores,prejuicios...)• ¿Qué es necesario hacer a fin de conseguir esos objetivos? (tareas)
  40. 40. Versión preliminar, sujeta a revisión. Noviembre de 200340• ¿Qué pasos hay que seguir para lograr esos objetivos? (estrategias)Por último, hay dos puntos importantes de destacar al involucrar a los padres en educación. Enprimer lugar, para ser realmente efectivas, las actividades que se realicen con las familias debenconsiderar una perspectiva de desarrollo, es decir deben ser apropiadas para la edad de losalumnos, el curso, etc. En segundo lugar, estas actividades deben ser diversas apuntando afamilias en distintas etapas de desarrollo, nivel socioeconómico y contexto en general. Unprograma efectivo de incorporación de la familia debe dar respuesta a las necesidades comunes ydiversas de las familias, para que cada una se sienta incorporada en la escuela de una maneraespecial. La escuela debe ser capaz de buscar formas que informen e involucren a cada familiacon su historia particular, sus fortalezas y necesidades.

×