La Cuenca
de Pamplona
Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 1
Situación
Navarra limita al norte con Francia, a lo
largo de 163 kilómetros. Al sur, linda con
La Rioja y Zaragoza; al est...
Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 1
Los Pirineos: bosques, montañas y valles
La Cuenca de Pamplona: historia, tranquilidad… y fiesta
Al Norte de Navarra se el...
La Zona Media: pueblos, castillos y monasterios
La Ribera: paisajes y huertas del Ebro
La Zona Media es historia. Reyes, a...
Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 4
Dónde se encuentra
Pamplona/Iruña —que de ambas formas puede denominarse—
es la capital de Navarra. Se alza más o menos en...
I Finalmente, Pamplona se encuentra en la línea de ferrocarril Madrid-Irún, está conectada
por autobús con las principales...
Pamplona/Iruña
Historia de la ciudad
Allá por el año 75 a. de C. el general romano Pompeyo, en
guerra con Sertorio, establ...
gla de San Agustín para la comunidad
de canónigos, a la que transfirió to-
dos los derechos sobre la ciudad, y
comenzó la ...
Agramonteses y beaumonteses
Carlos III el Noble expidió por primera
vez el título de Príncipe de Viana a su
nieto Carlos. ...
El XIX fue un siglo de guerras
—Independencia, Realista y Carlis-
tas— pero la ciudad siguió evolucio-
nando: en 1840 se l...
sa por parte de las tropas de Napole-
ón, y poco más tarde, por derechos
dinásticos, surgen las llamadas gue-
rras carlist...
I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I ...
la recreación medieval del mesón del
Caballo Blanco, recorrer el paseo de
Ronda hasta llegar a la plaza de San-
ta María l...
Otra posibilidad es adentrarnos por la
calle Jarauta, al menos para bajar, en
el comienzo de la calle de los Descal-
zos, ...
sate une el casco antiguo de la ciu-
dad con la nueva Pamplona creada
por el “Segundo Ensanche”. En el
centro de su lado d...
De concepción más moderna, a base
de prados de hierba y arbolado, son
los de Biurdana, al borde del barrio
de San Juan, so...
crucería y la cocina, ejemplar excep-
cional del gótico—, como por su
contenido, basado en preciosas tallas
románicas, gót...
En torno a la ciudad
San Cristóbal
El monte Ezkaba —más conocido en
el siglo XX como San Cristóbal por el
fuerte militar q...
Este itinerario es fundamentalmente
paisajístico y transcurre por valles re-
coletos en los que predominan los
pueblos peq...
Abajo del puerto, a la izquierda, se asoma otro pueblecito, Gascue, con
su iglesia en lo alto. Algo más adelante tomamos l...
Este itinerario transcurre por espacios más abiertos, aunque también
rodeados de montañas. En él tiene ya bastante importa...
A los pies, el fértil valle de Etxauri y el
río Arga serpenteando por la llanura; a
la izquierda el impresionante farallón...
do a finales del siglo XVIII por Ventura
Rodríguez para conducir el agua del
manantial de Subiza a Pamplona.
Volviendo has...
Iglesia de San Miguel en Cizur Menor
II El Camino de Santiago
Por su interés monumental y religioso es éste un itinerario ...
para hacer su entrada en Pamplona
por Arre —otra bella iglesia de mag-
nífico retablo de pinturas del XVI— y
la iglesia y ...
cerca de donde se encuentra el alber-
gue de peregrinos. La iglesia es una
fundación templaria que luego pasó a
la orden s...
27
Folclore y tradiciones
Unas fiestas universales
Los Sanfermines
Son las fiestas patronales de Pamplona/Iruña, que se ce...
28
Una tradición medieval
San Guillén y Santa Felicia
Sobre Obanos y Puente la Reina se halla la
ermita de Nuestra Señora ...
29
El sabor
de la mesa
El cordero de la Cuenca
Aunque la gastronomía de Pamplona se enriquece con todos los
productos de N...
Navarra muestra todo
su esplendor a lo
largo del año, con sus
cuatro estaciones intensas y diferenciadas. En pri-
mavera s...
“La Fiesta” de todas
las fiestas, los San-
fermines, han llevado
el nombre de Navarra
y de Pamplona a todos los rincones d...
Oficinas de Turismo:
PAMPLONA
Avda. de Roncesvalles, 4 • 31002 PAMPLONA
tel. 848 420 420 • fax 848 424 630
oit.pamplona@na...
© GOBIERNO DE NAVARRA
Departamento de Cultura, Turismo
y Relaciones Institucionales
Dirección General de Turismo y Comerci...
www.turismo.navarra.es
TEL. +34 848 420 420
www.facebook.com/TurismoReynodeNavarra
www.twitter.com/TurismoNavarra
Cuenca d...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

32 Turismo Navarra Cuenca de Pamplona Lugares para visitar, Alojamientos y Servicios Turísticos de Navarra Naturalmente

1,089 views

Published on

Turismo Navarra Cuenca de Pamplona Lugares para visitar, Alojamientos y Servicios Turísticos de Navarra Naturalmente

Published in: Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,089
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

32 Turismo Navarra Cuenca de Pamplona Lugares para visitar, Alojamientos y Servicios Turísticos de Navarra Naturalmente

  1. 1. La Cuenca de Pamplona Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 1
  2. 2. Situación Navarra limita al norte con Francia, a lo largo de 163 kilómetros. Al sur, linda con La Rioja y Zaragoza; al este, con Huesca y Zaragoza, y al oeste, con Gipuzkoa y Araba/Álava. Navarra ocupa un territorio de 10.421 km2 y está formada por cuatro zonas: los Pirineos, la Cuenca de Pamplona, la Zona Media y la Ribera. La población supera los 620.000 habitantes, de los que prácticamente la mitad viven en la capital, Pamplona, y en los grandes municipios de su entorno. Otras ciudades son Tudela, segunda localidad de Navarra y capital de la Ribera, y Estella-Lizarra, Sangüesa y Tafalla, en la Zona Media. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 2
  3. 3. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 1
  4. 4. Los Pirineos: bosques, montañas y valles La Cuenca de Pamplona: historia, tranquilidad… y fiesta Al Norte de Navarra se elevan los Pirineos, una zona montañosa transitada desde hace siglos por guerreros, pastores, peregrinos, reyes, héroes y contrabandistas. Los Pirineos forman un paisaje de altas cumbres y hondos valles, bosques umbríos y luminosos prados alpinos, desfiladeros y cañadas. La cadena pirenaica declina suavemente de este a oeste. Desde la muga de Aragón hasta la cornisa cantábrica, el clima continental se vuelve atlántico y el paisaje se transforma. De los imponentes escarpes del macizo de Larra y las grandes extensiones de hayedo-abetal de la selva de Irati, pasando por la Colegiata de Orreaga/Roncesvalles, el paisaje se va dulcificando a medida que se acerca al valle de Baztan-Bidasoa y a las imponentes mesetas de Aralar, Urbasa y Andía. Pamplona es el centro político, administrativo, económico y cultural de Navarra. Marcada por los Sanfermines y el Camino de Santiago, la antigua ciudad amurallada se extiende hoy sobre la cuenca del río Arga y forma con los municipios colindantes un continuo urbano que alberga a un cuarto de millón de habitantes. Además del atractivo del centro histórico, el viajero encuentra en Pamplona una ciudad dinámica, muy variada urbanísticamente, de arquitectura moderna en su mayor parte y restaurada en los viejos burgos, con un comercio diverso y activo, amplias zonas verdes y numerosos lugares de encuentro. Pirineos. Pamplona, Ciudadela y Baluarte. 2 Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 2
  5. 5. La Zona Media: pueblos, castillos y monasterios La Ribera: paisajes y huertas del Ebro La Zona Media es historia. Reyes, abades, fortalezas, castillos, palacios: aquí se deslizan los siglos entre el viento, las nubes, suaves colinas, campos de viñas y cereal, y la tierra. La Zona Media cuenta con varias comarcas diferenciadas, atravesadas de este a oeste por el Camino de Santiago: la Comarca de Sangüesa o Baja Montaña, la parte central de Olite y la Valdorba, y Tierra Estella. En la Zona Media existen numerosas localidades que, gracias a su enorme importancia durante la historia del viejo Reyno de Navarra, han dejado la huella de su origen medieval: villas, pueblos y lugares levantados con carácter defensivo, que conservan fortificaciones, robustas iglesias románicas y góticas, palacios y casas blasonadas. Artajona. La Ribera es alegre, abierta, un territorio de llanuras con una tradición hortícola que viene de los árabes, con sotos como los del Ebro, poblados de álamos, sauces y chopos. Los productos de la huerta conforman la base de una gastronomía única en el mundo. La región también acoge uno de los espacios más interesantes de la geografía peninsular: el parque natural del desierto de las Bardenas Reales, declarado por la UNESCO Reserva Natural de la Biosfera en el año 2000, que cuenta con una extensión de más de 41.500 hectáreas. La capital de la Ribera, Tudela, recuerda su fundación árabe en el siglo IX y la comunidad judía de poetas, filósofos y viajeros, con su hermosa catedral de los siglos XII a XVIII erigida sobre una antigua mezquita. En localidades riberas como Corella se encuentran joyas de la arquitectura barroca y renacentista. 3 Bardenas Reales. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 3
  6. 6. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 4
  7. 7. Dónde se encuentra Pamplona/Iruña —que de ambas formas puede denominarse— es la capital de Navarra. Se alza más o menos en el centro geo- gráfico de la Comunidad Foral, sobre una plataforma que se eleva sobre el río Arga y en medio de una zona plana enmarcada por montañas. Es, precisamente, lo que se conoce como la Cuenca de Pamplona. 5 Nuestra Señora de Eunate La Cuenca de Pamplona Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 5
  8. 8. I Finalmente, Pamplona se encuentra en la línea de ferrocarril Madrid-Irún, está conectada por autobús con las principales capitales españolas y tiene un aeropuerto —Noáin—. Cómo llegar 6 I Pamplona es centro de comunicaciones de Navarra y está unida con Donostia/ San Sebastián (al N.) y Vitoria/Gasteiz (al O.) a través de sendas autovías y con Tudela (al S.) mediante la N-121 y la autopista A-15, que enlazan Navarra con Zaragoza. Además, una estupenda red de carreteras la comunican con Francia a través de Irún (por los túneles del antes difícil puerto de Belate), y por los pasos de Dantxarinea, en el Baztan, Eugi y Luzaide/Valcarlos. Al E., la A-21 y la N-240 la une a Jaca y Huesca y, al O., la A-12, la Autovía del Camino lo hace con Logroño a través de Estella-Lizarra. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 6
  9. 9. Pamplona/Iruña Historia de la ciudad Allá por el año 75 a. de C. el general romano Pompeyo, en guerra con Sertorio, estableció un campamento militar es- tratégico en un poblado vascón llamado Iruña o Uruna. Fue el germen de la ciudad romana que tomaría su nom- bre, Pompaelo. A partir de entonces, la pequeña ciudad romana siguió la suerte del Imperio hasta su conquista por los godos, quienes establecieron un obispado y gobernaron la ciudad, por medio de los obispos, hasta la inva- sión árabe. Tras la capitulación de la ciudad en el 716, las cosas siguen igual hasta el 778, año en el que Carlomagno, de vuelta de Zaragoza sin haberla podi- do conquistar a los musulmanes, des- truye las murallas de Pamplona. Poco después la retaguardia de su ejército fue destrozada en el desfiladero de Roncesvalles, según los juglares galos por los árabes y según el cronista Eguinardo y los historiado- res navarros por los vascones, en venganza por la des- trucción de su ciudad. En aquella época nace el nuevo reino de Pamplona bajo las dinastías cristiana Iñiga y la musulmana Banu Qasi. La época dorada del Reino de Pamplona surgió con Sancho III el Mayor, de la dinastía Ximena, conocido en las cróni- cas árabes como "el señor de los vascos" quien reunió ba- jo su corona todos los reinos hispanos y que ejercía gran influencia sobre los reinos de Castilla, León y Aquitania. No obstante, Pamplona apenas había rebasado el períme- tro de la ciudad romana. La ciudad medieval El reino de Pamplona pasa a denominarse reino de Na- varra en el reinado de Sancho VI el Sabio en el siglo XII. La expansión de la ciudad comienza con el auge de las peregrinaciones a Santiago y el nombramiento de un monje de Santa Fe de Conques, Pedro de Roda, como obispo de Pamplona (1083-1110). Éste colocó a gentes francas en los puestos de responsabilidad, adoptó la re- Vidriera representando a Sancho VII el Fuerte Mosaico romano Arqueta de Leire. Pieza de marfil hispano-arabe (1004) 7 Busto de Pompaelo Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 7
  10. 10. gla de San Agustín para la comunidad de canónigos, a la que transfirió to- dos los derechos sobre la ciudad, y comenzó la catedral románica en 1097. Pero, sobre todo, concedió fue- ros y privilegios a quienes habían ve- nido con él a Iruña. Así nació el burgo de San Cernin, po- blado por comerciantes y artesanos francos, con la estructura actual de dos trapecios irregulares separados por una gran calle recta, la Rúa de los Cambios, hoy calle Mayor. Al sureste, frente a la Navarrería, alzaron la igle- sia de San Saturnino o San Cernin y, al otro extremo, junto al Portal de San Llorente, la iglesia de San Lorenzo. Con los francos llegaron otros extran- jeros, que se instalaron fuera de la Navarrería, al oriente del burgo de San Cernin. Inicialmente era el Burgo Nuevo, pero luego adopta el nombre de Población de San Nicolás. Llegaba hasta el actual paseo de Sarasate y hasta la plaza del Castillo. Las diferencias de origen, jurisdic- ción, fueros y privilegios, etc. propi- ciaron una fuerte rivalidad entre los burgos, que se amurallan fuertemen- te y se enzarzan en riñas, pleitos e in- cluso guerras entre ellos. 8 El Privilegio de la Unión o la unificación de los burgos En 1319, el obispo Arnalt de Barba- zán (1313-1355) cedió el señorío de la ciudad a Felipe II el Luengo, a la sazón rey de Francia y de Navarra. Precisamente durante su obispado se construyeron distintas depen- dencias catedralicias, como el claustro, la capilla de su nombre, el refectorio... en estilo gótico. La ca- tedral seguía siendo románica, pero en 1390 el hundimiento de parte de su techumbre obligó al Cabildo a instar a su rey, Carlos III el Noble, la construcción de una nueva. El 27 de mayo de 1394 se colocó la primera piedra de la nueva catedral por Lan- celot, hijo natural de Carlos III. Casco antiguo de Pamplona. En primer témino las torres de San Cernin y, al fondo, la Catedral Iglesia de San Lorenzo Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 8
  11. 11. Agramonteses y beaumonteses Carlos III el Noble expidió por primera vez el título de Príncipe de Viana a su nieto Carlos. Sin embargo Carlos, Prín- cipe de Viana hijo de Blanca de Navarra y Juan II de Aragón no pudo coronarse Rey de Navarra tras la muerte de su madre, como por ley correspondía, ya que Juan II lo impidió, incluso llegó a encarcelar a Carlos en la localidad de Poblet (Barcelona) donde murió en 1461. Con esta pelea por el Reino de Navarra comenzó una guerra civil entre dos principales linajes navarros: agra- monteses y beaumonteses. Los agra- monteses apoyaron a Juan II, y los be- aumonteses, apoyaron a Carlos Prínci- pe de Viana. Durante ese período Juan II fue el rey efectivo de Navarra hasta su muerte en 1479. Fernando, conocido como el Católico o el Farsario, rey de Aragón e hijo de Juan II de Aragón, casado en segundas nupcias con Juana Enríquez se casa con Isabel II Reina de Castilla. Fernan- do el Católico se alía con la corona in- glesa y se enemista con la francesa. Los Reyes navarros siguen los pasos a los franceses y Fernando, bajo la excu- sa de una bula papal en 1512, envía a sus tropas dirigidas por el Duque de Alba a conquistar Navarra. Pamplona se fortifica Después de la conquista, el hundimien- to de la estructura medieval, supuso el afianzamiento de Pamplona como capi- tal del reino y sede de sus principales instituciones: Cancillería, Real Consejo, Cortes y Diputación. Se levantó un nue- vo castillo, se construyeron los baluar- tes del Redín y del Labrit y los portales de Francia y de la Rochapea y, en 1571, se comenzó la construcción de la Ciudadela, mientras se unificaban y re- novaban las murallas. En el siglo XVIII se renueva la ciudad en el aspecto urbanístico: red de al- cantarillado, cloacas, traída de aguas, fuentes y alumbrado público, cemen- terio, nuevas casas de vecindario, pa- lacios barrocos, etc. A finales de siglo se tiró la fachada románica de la cate- dral y se levantó una nueva en estilo neoclásico, según diseño de Ventura Rodríguez. La Cuenca de Pamplona · Pamplona 9 Aunque desde 1319 el señorío de la ciudad correspondía a la juris- dicción real, Pamplona caminaba con roces, litigios y desavenen- cias propias de tres villas inde- pendientes y amuralladas —la ciudad de la Navarrería, el burgo de San Cernin y la población de San Nicolás—, pero lindantes unas con otras. Hasta que en 1423, a raíz del agravio recibido el año anterior por el rey en la pre- sentación a la ciudad de su nieto y heredero el Príncipe de Viana, el rey Carlos III decidió unificar las tres jurisdicciones en una sola. Es el llamado Privilegio de la Unión, por el que se eliminaron las mura- llas internas y las tres jurisdiccio- nes se unieron “en una sola uni- versidad, un concejo y una comu- nidad indivisible”. La unidad urbanística iría llegan- do poco a poco. Primero fue el re- cinto amurallado, que se unió en aquellos puntos en que estaba se- parado, y luego se acometió la construcción de un edificio para el gobierno de la ciudad. El actual edificio del Ayuntamiento es el su- cesor de la Jurería levantada en el foso, en el punto estratégico don- de confluían las tres villas. Murallas de Pamplona Cañón del siglo XIX, en la Ciudadela Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 9
  12. 12. El XIX fue un siglo de guerras —Independencia, Realista y Carlis- tas— pero la ciudad siguió evolucio- nando: en 1840 se levantó el Teatro Principal, que en 1903 pasaría a lla- marse Teatro Gayarre, y, entre 1843 y 1847, el palacio de la Diputación Foral. En 1860 llegó a Pamplona el ferrocarril. Hacia la Pamplona moderna Con la creación del “Primer Ensan- che” en los glacis de la Ciudadela, en 1888, nace la Pamplona moderna, que se desarrollará en el siglo XX al romper el corsé amurallado, con la demolición de los portales y murallas de San Nicolás y Taconera y la aper- tura del espacio ciudadano mediante la creación del “Segundo Ensanche”, aprobado en 1915. Se trataba de una nueva ciudad de 890.000 m2 y 96 manzanas ordenadas en cuadrículas y articuladas en torno a los dos ejes formados por la carretera a Francia —actual avenida de la Baja Nava- rra— y por la nueva avenida de Car- los III. Comenzado a finales de 1920, este Ensanche se terminó, tras el pa- rón de la guerra civil, con la inaugu- ración en 1950 del monumento a los Caídos, que cierra por el sureste la avenida de Carlos III. Poco a poco, la ciudad se fue expan- diendo —sin mucho orden— por nuevos barrios, como el de la Chan- trea, u otros antiguos de dedicación semiagrícola, como la Milagrosa, San Pedro, la Rochapea y San Jorge. También fue absorbido por Pamplo- na, en 1953, Echavacoiz, otro barrio obrero levantado en terrenos de la Cendea de Cizur. En el siglo XIX, Pamplona y Navarra en general sufren muchos aconteci- mientos, como la ocupación france- 10 Avenida Carlos III Universidad Pública de Navarra La Cuenca de Pamplona · Pamplona Archivo Real Catedral Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 10
  13. 13. sa por parte de las tropas de Napole- ón, y poco más tarde, por derechos dinásticos, surgen las llamadas gue- rras carlistas entre los que defendían como rey a Carlos María Isidro, her- mano de Fernando VII, rey del mo- mento, y los liberales defensores del reinado de Isabel de Borbón, hija de este último. Los primeros defendían los fueros y los segundos eran parti- darios de su supresión. En 1841, con la victoria de los liberales, Navarra pasa de ser reino a provincia, y las fronteras que se encontraban en La Rioja y Aragón desaparecen y se ubican en los Pirineos. Entretanto, las previsiones de creci- miento continuado exigen la creación de suelo urbano inmediato. Así nace el “Tercer Ensanche”, los barrios de San Juan e Iturrama, que después se continuarían en los de Ermitagaña y Mendebaldea, y el de Azpilagaña, en- tre Iturrama y la Milagrosa. Más tar- de se incorporarían Mendillorri y Buztintxuri. Ahora Pamplona cuenta con más de 200.000 habitantes. Por el sur, en torno al valle del Sadar, se ha creado un cinturón de servicios: Universidad Pública, UNED, Estadio del Reyno de Navarra, Universidad de Navarra y, ya en la meseta, la Clí- nica Universidad de Navarra con el CIMA (Centro de Investigación Médi- ca Aplicada), el Hospital de Navarra y el Hospital Virgen del Camino. Paseos por Pamplona Un paseo básico para conocer la ciu- dad comienza ante la fachada barro- ca del Ayuntamiento, en pleno casco antiguo. Tomaremos, por la derecha, la calle Mercaderes, para seguir por Curia hacia la catedral, imponente en su gran fachada neoclásica, pero maravillosa en su interior y claustro gótico francés. Una vez vista, por la plazuela de San José, al oeste, nos dirigimos hacia el baluarte del Re- dín, para contemplar desde un bal- cón sobre las murallas el portal de Francia o de Zumalacárregui. O si lo deseamos, después de descansar en 11 La Milagrosa La Cuenca de Pamplona · Pamplona El Caballo Blanco Capilla de San Fermín Ayuntamiento Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 11
  14. 14. I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I I III 1er Ensanche 1go Zabalgunea Casco Antiguo Alde Zaharra AP-15 N-121 Rochapea Arrotxapea San Jorge Sanduzelai ntxuri MUELLE Puente Cuatrovientos ABAURREA ALTA ENAMORADOS JUSLARROCHA PARQUE DE LOS ENAMORADOS ESTACIÓN FERROCARRIL AV. MARCELO CELAYETA BERNARDINOTIRAPU JOAQUÍNBEUNZA Arantzadi ORCOYEN Corralillos DR.FLEMING ENAMORADOS ISABA PLAZA SANCHO ABARCA Puente Oblatas RÍOARGA PARQUE DEL RUNA Arantzadi Puente de San Pedro ERROTAZAR Puente de la Rochapea CUESTA DE SANJORGE CURIA CARMEN NAVARRERÍA JARAUTA ESLAVAPASEO DE RONDA RECOLETAS SANLORENZO Anaitasuna CUESTA DE LA REINA VIRGEN DEL RÍO GRÚA Depósito de vehículos 2 DE MAYO PARQUE LARRAINA CALLE DESCALZOS AVENIDA DE SAN JORGE AVENIDA DE GUIPÚZCOA JARAUTA SANTO DOMINGO A rga OCHAGAVÍA EZCAROZ Puente del Vergel CALDERERÍABAJADA DE JAVIER COMPAÑÍA DORMITALERÍAMERCED Rinc—n del Caballo Blanco MERCADO PLAZA CONSISTORIAL Puente de la Magdalena Arga MUSEO DIOCESANO MAGDALENA Chantrea Txantrea Magdalena Club Nataci—n C. OLASO P. M ADOZ VALL VALLE AVENIDA DE LA BAJA NAVARRA PLAZA CONDE DE RODEZNO PARQUE DE LA MEDIA LUNA ITURRALDE Y SUIT ARALAR OLITE M ONJARDÍN AOIZ M EDIA LUNA GORRITI Estadio Larrabide BAJADA DE LABRIT TEJERÍA SAN AGUSTÍN PLAZA DE TOROS OLITE CASTILLO DE M AYA PLAZA DE LA CRUZ SAN FERM ÍN AVENIDA DE GALICIA SANGÜESA SANGÜESA PLAZA BLANCA DE NAVARRA PAULINO FRANCISCO BERGAM ÍN NAVARRO VILLOSLADA ARALAR CORTES DE NAVARRA AOIZ LEYRE TAFALLA AV. CARLOS III OLITE AM AYA GONZÁLEZ T ABLAS AOIZ M EDIA LUNA Teatro Gayarre ENT-Escuela Navarra de Teatro PLAZA DE LAS MERINDADESAM AYA TAFALLA AV. CARLOS III GORRITI TEOBALDOS SANJUANBOSCO RÍO EGA PARQUE TOMÁS CABALLERO PARQUE JOSƒ VILA C.D. Oberena Club de Tenis Casa de la Misericordia PLAZA DE LA PAZ RONCESVALLESPLAZA DEL VÍNCULO RÍOALTZANIA J.MAYA BEOBIDE D. ZABALZA RÍO URROBI M. DE FALLA RÍO UREDERRA BLAS DE L ASERNA BARDENAS REALES PICO DE ORI MONTEMENDAUR LAKARTXELA LARRABIDE SANTA MARTA GOROABE J. LARREGLA J. GAZTAMBIDE GOROABE PARQUE ARROSADIA RÍO ZIDACOS RÍO ELORZ M.DEFALLA C.D. Tiempo Libre BUENAVENTURA ÍÑIGUEZ JULIÁN GAYARRE JULIÁN GAYARRE PLAZA DE LOS FUEROS PASEO DE SARASATE CIUDADELA AVENIDA DEL EJÉRCITO PLAZA PRÍNCIPE DE VIANA YANGÜASYMIRANDA AVENIDADEZARAGOZAAV.DESANIGNACIO ESQUÍROZ SERAFÍN OLAVE PADRE CALATAYUD ARRIETA TUDELA ESTELLA LEYRE GUELBENZU AVENIDA SANCHO EL FUER TE ERLETOKIETA ABEJERAS VUELTA DEL CASTILLO CALLEDETAJONAR GUELBENZU Estaci—n Autobuses ABEJERAS SANGÜESA RENFE Auditorio Baluarte Milagrosa BLASDELASERNA SEBASTIAN ALBERO SAN GREGORIO SAN FRANCISCO SAN ANTÓN SAN MIGUEL CHINCHILLA SANDOVAL PADRE MORET RÍOIRATI PZA. RECOLETAS Policía Nacional PLAZA DE SAN FRANCISCO PLAZA DEL CASTILLO ESTAFETA CONDE OLIVETO NAVAS DE TOLOSA TACONERA NUEVA SANCHO ELMAYOR SAN NICOLÁS NUEVA Arrosadia AzpilagañaN-121 AP-15 Noáin ALFONSO EL BATALLADOR RONDAAZPILAGAÑA RÍO ALTZANIA LUISMORONDOMIGUELASTRÁIN RÍO QUEILESPLAZA MANUEL TURRILLAS CATALUÑA PEDRO ARANAZ PARQUE DE LUIS MORONDO Iturrama larrea SANCHO RAMÍREZ ACELLA LARIOJA PEDRO I PEDRO I PLAZA DE FELIX HUARTE PINTOR CRISPÍN PINTOR BASIANO P. CIGA P.ASENJO SANCHO EL FUERTE FUENTE DEL HIERRO Hospital n del Camino AVENIDA DE PÍO XII PARQUE YAMAGUCHI AVENIDA DE NAVARRA Universidad de Navarra ITURRAMA IÑIGO ARISTA ITU RRAM A IRUNLARREA AVENIDA DE PÍO XII AVENIDA DE BARAÑÁIN AVENIDA DE NAVARRA ESQUÍROZ FUENTEDELHIERRO A Cizur Menor MALÓNDECHAIDE FCO.DEALESÓN varra San Juan Donibaneña M ARTÍN AZPILCUETA TRAV.MºDE VELATE UE DE LA VAGUADA DE SAN JUAN LA RIOJA n S.ALBERTO MAGNO CALLE BIURDANA MºDEEUNATE VIRGENDELPUY PASEO DE SANDUA ARISTI SANTA VICENTA MARÍA SANDUZELAI N EL IRATI DR. SALVA MºDE ALLOZ PLAZA DE EUROPA AVENIDA DE AVENIDA DE PÍO XII AVENIDA DE BARAÑAIN AVENIDA DE BAYONA AVENIDA DE SANCHO EL FUERTE PARQUE DE LA BIURDANA Mº DE VELATE MONASTERIO DE IRACHE MONASTERIO DE URDAX MARÍA LARRAONA Mº DE LA OLIVA MITAGAÑA MONASTERIO DE FITERO Mº DE LA OLIVA Mº DE URDAX AVENID LUMBIER LARRASOAÑA LAKUNTZA SAN ROQUE HNOS.IMAZ CUESTADELAREINA MºDEZILBETI AVENIDA DE BAYONA PARQUE DE LA TACONERA PLAZA DE JUAN XXIII PARQUE DE ANTONIUTTI 2º Ensanche 2. Zabalgunea A-21 CALLE DEL FERROCARRIL SANTA LUCÍA RAIMUNDO LANAS RÍO ARGA ARBIZU JUSLARROCHA CIMA GARCÍA XIMÉNEZ PLAZA FELISA MUNÁRRIZ EO SANTA LUCÍA MERCAD ERES PASEODEANELIER Cl’nica Universidad de Navarra NA-240-A AP-15 CATALUÑA AV.JUAN P ZAPAT ERÍA MAYOR CURTIDORES RONDADELOBISPO BARBAZÁN COMEDIAS POZO BLANCO AVENIDADEZARAGOZA CABALLERO MAÑUETA Policía Foral Policía Municipal Guardia Civil CRUZ DE BARKAZIO MERCADO MERCADO MERCADO 24H Universidad Pœblica de Navarra 12 Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 12
  15. 15. la recreación medieval del mesón del Caballo Blanco, recorrer el paseo de Ronda hasta llegar a la plaza de San- ta María la Real, donde se halla el edi- ficio barroco del Palacio Arzobispal. Tras cruzar la pasarela junto al Fron- tón Labrit se llega al Centro de Inter- pretación de las Fortificaciones, ubicado en el Baluarte de San Barto- lomé. En el portal de Francia termina la ca- lle del Carmen, que se encuentra con la de Navarrería en una plazuela irre- gular presidida por la fachada barro- ca del palacio del Marqués de Roza- lejo y una de las fuentes de Paret in- auguradas para la primera traída de aguas a la ciudad en la segunda mi- tad del siglo XVIII. Vueltos a la con- fluencia de las calles Navarrería, Ma- ñueta, Curia, Calderería y Mercade- res, camino del Ayuntamiento nos to- paremos, primero, con la más taurina de las calles pamplonesas, la de Es- tafeta, el tramo más conocido de los encierros sanfermineros, y, segundo, con la cuesta de Chapitela, que lleva a la plaza del Castillo. Otra vez en el Ayuntamiento, a su iz- quierda comienza el burgo de San Cernin, el patrón a quien está dedi- cada la iglesia gótica, de torres forti- ficadas en otros tiempos. Si encon- tramos cerrada su puerta principal, quizá consigamos entrar por la late- ral de la calle Ansoleaga, que lleva a la capilla de la Virgen del Camino, barroca y levantada en los terrenos del antiguo claustro de San Cernin o San Saturnino. En la bifurcación de las calles Mayor, Campana y Jarauta, una inscripción en el suelo indica el pozo donde, se- gún la tradición, San Saturnino bauti- zó a los primeros cristianos de Pam- plona. Aquí se encuentra también el Palacio del Condestable, edificio re- habilitado, donde se puede visitar el Museo Pablo Sarasate, con recuer- dos del genial violinista y compositor. La calle Mayor llega llega hasta la iglesia de San Lorenzo, donde se en- cuentra la capilla de San Fermín, y la plaza de Recoletas, frente a los jardi- nes de la Taconera. Antes podremos admirar la magnífica fachada del pa- lacio barroco de Ezpeleta. Si, en vez de por la calle Mayor, se- guimos por la de Ansoleaga hacia la plazuela de San Francisco, pasare- mos por la Cámara de Comptos, el único edificio gótico civil de la ciudad que hoy sigue cumpliendo la misma finalidad para la que fue construido en el Medievo. Flanquean la plaza dos edificios monumentales: las escue- las municipales de San Francisco, precedidas de una escultura dedicada al santo de Asís y el edificio moder- nista de La Agrícola, sede de la Bi- blioteca General. 13 Palacio Arzobispal Biblioteca Municipal San Lorenzo La Cuenca de Pamplona · Pamplona Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 13
  16. 16. Otra posibilidad es adentrarnos por la calle Jarauta, al menos para bajar, en el comienzo de la calle de los Descal- zos, hacia el Museo de Navarra que cuenta con una fachada barroca per- teneciente al antiguo Hospital. Mere- ce la pena visitarlo por su magnífica colección de mosaicos y restos ro- manos, por sus pinturas murales gó- ticas y por la arqueta hispano-árabe de marfil y el cuadro del marqués de San Adrián, de Francisco de Goya. Es asimismo sede de exposiciones tem- porales emblemáticas. Desde el Museo, dejando a la izquier- da la sede de la consejería de Educa- ción y el edificio recién restaurado por Rafael Moneo del Palacio Real, hoy sede del Archivo Real y General de Navarra, bajamos hacia la iglesia de los Dominicos y su fachada ba- rroca. Enfrente se encuentran las tra- seras del Ayuntamiento y, a un lado, el coqueto mercado de Santo Do- mingo, remozado no hace mucho. Queda por recorrer el último de los burgos que conformaban la Pamplo- na antigua: el de San Nicolás, situado al E. del de San Cernin. Recorrere- mos primero su borde exterior su- biendo por la calle Chapitela hasta la plaza del Castillo. Es una típica pla- za con soportales, plagada de terra- zas llenas de vida con el buen tiempo. Enfrente se abre una gran avenida, la de Carlos III, que empieza con el pa- lacio neoclásico de la Diputación Fo- ral, sede del Gobierno de Navarra. Siguiendo los soportales, aquí llama- dos “porches”, se entra a un precioso boulevard presidido por la estatua del monumento a los Fueros de Nava- rra, levantada por suscripción popu- lar en 1903 como manifestación de la decisión de mantener el espíritu de las leyes privativas del reino frente a los intentos del ministro de Hacienda Gamazo. Es la llamada "Gamazada", que tuvo lugar entre los años 1893 y 1895. El boulevard o paseo de Sara- 14 Monumento a los Fueros en el Paseo de Sarasate y, al fondo, el Palacio de la Diputación Foral El Portal de San Nicolás en los jardines de la Taconera La Cuenca de Pamplona · Pamplona Museo de Navarra Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 14
  17. 17. sate une el casco antiguo de la ciu- dad con la nueva Pamplona creada por el “Segundo Ensanche”. En el centro de su lado derecho se alza la iglesia de San Nicolás, única que mantiene importantes restos románi- cos y de transición. El paseo de Sara- sate se cierra con el edificio ecléctico de la antigua Audiencia, hoy sede del Parlamento de Navarra, uno de los varios ejemplares que aún se conser- van del “Primer Ensanche” de la ciu- dad. El eje del burgo era y es la calle Zapatería, que conserva edificios se- ñoriales, entre los que destaca el palacio de Guenduláin, cuya fachada da a la plazuela del Consejo, donde se halla otra de las fuentes de Paret coronada por un angelical Neptuno con su tridente. Está cerca de la antes citada de San Francisco. También destacan los palacios urbanos diecio- chescos de los números 40 y 50. Cerca del paseo de Sarasate, detrás del Parlamento de Navarra, se levanta el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra Baluarte, un icono de la cultura musical y teatral debido al lau- reado arquitecto Francisco Mangado. La avenida de Carlos III, que parte de la plaza del Castillo, es una calle co- mercial, en la que, además del palacio de la Diputación, se encuentran edifi- cios emblemáticos como el Teatro Ga- yarre, o interesantes arquitectónica- mente como el de la Caja de Ahorros de Navarra. En ella puede admirarse el monumento al rey Carlos III, en don- de nace la avenida, y el monumento al Encierro, en la intersección con la ave- nida de Roncesvalles, y recorrer la pla- za de las Merindades —circular y con una fuente ajardinada en el centro— y, cerrando la avenida por el E., la plaza Conde de Rodezno y el monumento a los Caídos, ya citado. Pero el eje más importante de la ciu- dad, que la cruza de norte a sur es el constituido por la avenida de la Baja Navarra, que continúa en la del Ejér- cito y la avenida de Bayona. Ésta, fi- nalmente, une el barrio de San Juan con el de San Jorge, por un lado, y con el de Ermitagaña-Mendebaldea y el municipio de Barañáin, por otro. El paso de la vieja Iruña a la Pamplo- na más moderna se hace a través de la franja verde que forman los jardi- nes de la Taconera y los parques de la Ciudadela y de la Vuelta del Cas- tillo. El primero, el más antiguo, es el típico parque romántico de amplios paseos y coquetos rincones. En él se encuentran los restos del antiguo portal de San Nicolás y, entre otros, el monumento al tenor navarro Julián Gayarre. El parque es además un ver- dadero jardín botánico y sus fosos se han transformado en un pequeño zoo, en el que viven gamos, pavos re- ales, patos y cisnes. Otro parque antiguo, también romántico, es el de la Media Luna, que se extiende desde la plaza de Toros, primero por el Baluarte de San Bartolomé, que alberga el Centro de Interpretación de las Fortificaciones, y luego, bordeando el acantilado margoso sobre el río Arga, hasta el edificio del Seminario. En él se encuentra los monumentos a Pablo Sarasate y a Juan Huarte de San Juan y distintas pérgolas y estanques. 15 Palacio de Congresos Baluarte La Cuenca de Pamplona · Pamplona Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 15
  18. 18. De concepción más moderna, a base de prados de hierba y arbolado, son los de Biurdana, al borde del barrio de San Juan, sobre el Arga, la Vagua- da, como terminación de la avenida de Sancho el Fuerte hacia el NO., el magnífico campus ajardinado de la Universidad de Navarra y los novísi- mos de Yamaguchi —debido al her- manamiento de esta ciudad japonesa con Pamplona—, que acoge en uno de sus límites, cerca del jardín crea- do al estilo de Oriente, al Planetario, y el del nuevo barrio pamplonés de Mendillorri, planteado alrededor de un lago y un hermoso palacio torrea- do del siglo XVII. Muy popular y con- currido es el Parque fluvial del Ar- ga, una senda a la vera del río que re- corre la ciudad siguiendo su curso meandriforme. II La catedral de Pamplona La fachada de la catedral, neoclásica con grandes columnas coronadas por un frontón triangular y sendas to- rres a los lados, es un poco decep- cionante, pues augura un interior frío y monumental. Nada más lejos de la realidad: el interior es gótico, de tres naves y una girola que rodea al coro y al altar mayor. La última restaura- ción le ha aportado luminosidad y le ha devuelto su policromía original en algunas columnas, en las claves y en el ábside. La preside la imagen románica cha- peada de plata de Santa María la Real y detrás una bella sillería renacentista de 1539. El espacio del coro y altar mayor se cierra con tres bellos ejem- plares de rejería gótica. Delante, el sepulcro de Carlos III el Noble y su esposa doña Leonor de Trastamara, una preciosa obra gótica de Jehan de Lome, causa admiración a quienes tienen la suerte de contemplarlo. De entre las capillas laterales desta- can los magníficos retablos góticos del Cristo de Caparroso, en la segun- da capilla de la nave izquierda, el de Santo Tomás o de Caparroso, en el último espacio de la girola, junto a la puerta de la sacristía de los canóni- gos, y el de la capilla de San Juan Evangelista, la primera después de la puerta del claustro. Hay otros reta- blos interesantes de los siglos XVII y XVIII y un bellísimo Cristo atribuido al escultor Anchieta. El claustro es una maravilla del góti- co francés y está considerado el me- jor del siglo XIV. Tiene varias puertas de gran belleza —la del Amparo y la Preciosa—, algunos sepulcros góti- cos interesantes y una capilla, la del obispo Barbazán, con una magnífica bóveda estrellada, una preciosa talla gótica de la Virgen del Consuelo y la estatua yacente del obispo titular. Otra de las puertas da entrada al re- fectorio, donde se ha instalado el Mu- seo Diocesano, que también hay que visitar, tanto por el continente —una gran sala cubierta por seis tramos de VISITAS PARA RECORDAR 16 La Cuenca de Pamplona · Pamplona Parque fluvial del Arga y, en la parte superior, el Archivo Real de Navarra Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:54 Página 16
  19. 19. crucería y la cocina, ejemplar excep- cional del gótico—, como por su contenido, basado en preciosas tallas románicas, góticas, renacentistas y barrocas, pinturas y obras de orfe- brería —éstas en la cillería— de los siglos XII al XIX. II La Ciudadela Comenzada en 1571 para sustituir al nuevo castillo de Fernando el Católi- co, anticuado ante la eficacia de la ar- tillería, la Ciudadela se construyó en tiempos de Felipe II, bajo la dirección del virrey Vespasiano Gonzaga y Co- lonna a imitación de la de Amberes. Es una fortificación de forma penta- gonal y cinco baluartes en los ángu- los en forma de punta de flecha, a la que, en 1685, se le añadieron las me- dias lunas y contraguardias de la Vuelta del Castillo, inspiradas en los sistemas de Vauban. En 1966 fue ce- dida a la ciudad por el Ejérci- to y en 1973 fue declarada Monumento Nacional. Se conserva casi en su totali- dad y sólo le faltan dos ba- luartes que se derribaron a finales del siglo XIX para posibilitar el primer ensanche de la ciudad. En la actualidad, la Ciudadela y su espacio circundante —la Vuelta del Castillo— es uno de los parques más queridos y visitados por los pamploneses y sus dependencias interiores se utili- zan a lo largo del año para diversas actividades culturales. II La plaza del Castillo Es el corazón de la ciudad o como al- gunos la han llamado cariñosamente: el “cuarto de estar” de Pamplona. Era, más o menos, la “plaza de ar- mas” del antiguo castillo construido a comienzos del siglo XIV por el rey Luis Hutin. Pero con la edificación de otro nuevo en sus cercanías, quedó con- vertido en un espacio vacío, denomi- nado "plaza del castillo viejo", al que daban las traseras de los tres burgos de la población medieval. Dicho espa- cio se utilizaba para celebrar algunos festejos como torneos medievales, la popular tarasca o las concurridas co- rridas de toros. La plaza comenzó a construirse en 1651 con la edificación de una nueva casa de toriles, el actual nº 37, y su urbanización no quedó terminada has- ta el siglo XVIII. En 1786 se instaló el alumbrado con faroles de aceite y dos años después, en su centro, una fuente, dise- ñada por el pintor Luis Paret, rematada por la estatua de la Abundancia, a la que pronto se le puso el mote de “la Mari Blanca”, que hoy se encuentra en la Taconera, pues desde 1910 la susti- tuye un quiosco, primero de madera y, desde 1943, el actual de piedra. Hasta 1844, la plaza del Castillo era el lugar donde se celebraban las corri- das de toros. La plaza, de 18.548 m2 , está rodeada de soportales sobre los que se alzan las viviendas, en su mayor parte del siglo XVIII, y abierta al N. a la calle Chapitela y al S. a la calle Espoz y Mi- na, a la avenida de Carlos III y al pa- seo de Sarasate. Además, unas esca- leras la comunican con las calles Es- tafeta, al E. y Comedias, al O., y un pasadizo —el de la Jacoba— con las calles Pozoblanco y Zapatería. Es una plaza soleada y bulliciosa que con el buen tiempo acoge en sus aceras amplias terrazas de bares y cafeterías, que le confieren el aspec- to antes citado de “cuarto de estar” de la ciudad. La Cuenca de Pamplona · Pamplona Escultura de Oteiza, en la Ciudadela 17 Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 17
  20. 20. En torno a la ciudad San Cristóbal El monte Ezkaba —más conocido en el siglo XX como San Cristóbal por el fuerte militar que corona su cima— está omnipresente en todas las vistas desde el borde de la ciudad que se asoman al río Arga. Pero es un monte escasamente aprovechado para las posibilidades que puede ofrecer. No obstante, y a pesar del mal estado de la carretera que desde Artica lleva hasta su cima, es muy interesante pa- ra hacerse una idea cabal del empla- zamiento de la ciudad presidiendo la llamada Cuenca de Pamplona. Desde aquí se observa una amplia panorámi- ca de la Cuenca, cerrada al O. por las sierras de Alaitz y el Perdón; al NO. se abre el pasillo de Añézcar, con las sie- rras de Andia y Aralar al fondo; al lado contrario a Pamplona, se extienden los valles de Juslapeña y Ezcabarte, con los montes pirenaicos como telón de fondo, y, al E., el valle de Egüés, con las sierras de Izaga y Leire, al fi- nal. Además del interés paisajístico, San Cristóbal es objetivo deportivo para senderistas, ciclistas de montaña y practicantes de parapente, y punto de interés histórico y arqueológico, ya que en su cima se construyó en el si- glo XIX un gran fuerte militar, ahora abandonado, rodeado de fosos y cu- yas galerías subterráneas se extien- den por toda su cumbre. Parque eólico del Perdón Enfrente a San Cristóbal, un poco más lejos, pero mucho más accesible para los automovilistas, se alza la sie- rra del Perdón, que cierra la Cuenca por el sur. Las vistas hacia uno y otro lado son magníficas y las posibilida- des para senderistas, ciclistas y prac- ticantes de parapente iguales que en San Cristóbal, pero con mejores ac- cesos. Un atractivo añadido es la ins- talación reciente de decenas de moli- nos eólicos que recorren la cumbre. Se accede a través de la autovía del Camino que conduce a Estella, hasta tomar la salida a Astráin y subir el puerto del Perdón para tomar el des- vío indicado en lo alto del puerto. Desde el Perdón, se contempla la sie- rra de Sarvil o de Echauri y los mon- tes que rodean el valle de Ollo. Por su situación al sur de la capital, ofrece una panorámica excepcional de los montes lejanos: puerto de Erro, Adi y Ortzanzurieta. Pero también resulta un buen mirador sobre el valle de Val- dizarbe. El telón de fondo jacobeo son Montejurra y Monjardín con su fortaleza, y, más allá, la sierra de Aguilar. 18 La comarca de Pamplona Molinos eólicos en el Perdón Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 18
  21. 21. Este itinerario es fundamentalmente paisajístico y transcurre por valles re- coletos en los que predominan los pueblos pequeños de hermosas ca- sonas y la Navarra forestal y ganade- ra. Salimos de Pamplona por la N-121-A, camino de Francia por Irún- Behovia, siguiendo el curso del río Ultzama. Pronto nos sorprende la be- lla estampa de Sorauren, con su puente medieval, su iglesia y sus ca- sas-torre de piedra, típicas de la Cuenca. En Ostiz, con una calle cen- tral digna de verse por su casonas se- ñoriales, tomamos el desvío a la iz- quierda que nos introduce en el valle de Odieta. Ciáurriz se alza sobre el río Ultzama, con su caserío alrededor de una bella iglesia gótica. Y, así, entre un bello robledal y las praderas del Club de Golf Ultzama, llegamos hasta el cruce de Gerendiain y torcemos a la izquierda. Justo ahí se encuentra la entrada al Área Natural Recreativa del robledal de Orgi. En el próximo cruce, volvemos a tor- cer a la izquierda para subir hasta Guelbenzu, pueblo sobre los valles de Odieta, Ultzama y Juslapeña, y magní- fico mirador del valle de Ultzama. El pueblo tiene también alguna casa so- lariega con fachada impresionante. 19 1. RECORRIDOS INOLVIDABLES Al norte de la Cuenca Robledal de Orgi La Comarca de Pamplona · Al norte de la Cuenca Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 19
  22. 22. Abajo del puerto, a la izquierda, se asoma otro pueblecito, Gascue, con su iglesia en lo alto. Algo más adelante tomamos la desviación a la de- recha, que por el valle de Atez, entre bosque, prados y bellos pueblos, nos llevará hasta Muskitz y, luego, por Cía y Gulina, hasta el cruce con la N-240-A, de vuelta hacia Pamplona. Si queremos contemplar dos hermosas iglesias, con elegantes atrios porticados de ventanales góticos, hay que visitar Larumbe y, algo más adelante, tomando el desvío al comienzo de Erice de Iza, Ochovi. Este último conserva, además, un bello palacio de cabo de armería con dos torres. Otra posibilidad, al salir de Gulina, es acercarnos hasta Irurtzun para, desde el mismo pueblo, tomar la desviación que cruza la vía del ferrocarril en Izurdiaga, atravesar, después de Erroz, el desfiladero de Oskia y torcer en el próximo cruce a la de- recha hacia el precioso valle de Ollo, rodeado por el circo de montañas que forman la sierra de Sarvil, la de Andia y San Donato y los montes Txurregi y Gaztelu. En el valle merece la pena visitar Arteta, con el Museo Etnográfico formado por el escultor José Ulibarrena, las salinas y el nacedero de las aguas, que, junto con el pantano de Eugi, abastece de agua potable a la comarca de Pamplona. Nacedero de Arteta Desde Ulzurrun nos dirigimos hacia el angosto cañón en donde está situado el nacedero de Arteta. La caminata es breve y comienza en un paisaje abierto, cuya belleza en otoño es incomparable. Una carreterita nos conduce hasta las instalaciones del nacedero, donde encontramos una casona restaurada que contiene una pequeña muestra de los usos y utilidades del agua. Enseguida estamos sobre una caída vertiginosa y potente del agua sobrante del nacedero que discurre entre aguerridos árboles que escalan la garganta. El manantial propiamente dicho está protegido por unas bóvedas oscuras, que guardan el preciado tesoro. El marco es precioso. La vuelta podemos hacerla por el lado contrario hasta Arteta, pasando por unas viejas salinas. 20 La Comarca de Pamplona · Al norte de la Cuenca Valle de Ultzama L Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 20
  23. 23. Este itinerario transcurre por espacios más abiertos, aunque también rodeados de montañas. En él tiene ya bastante importancia el aspecto monumental. Salimos de Pamplona por la carretera comarcal que va a Estella por el valle de Echauri. En Arazuri llama la atención su castillo bien conservado de cuatro torres en sus esquinas. Enseguida está Ororbia, cuya iglesia gótica, con un retablo de pinturas y esculturas de comienzos del XVI, merece una visita. A la salida, al otro lado del puente sobre el Arga hay un bello crucero de 1540. Seguimos hasta Etxauri, con sobrias y bellas casas-torre medievales y enfilamos el puerto hasta el mirador que hay en lo alto. La sierra de Sarvil, más conocida por los navarros de la zona como Peñas de Etxauri, es una de las que cierra la Cuenca de Pamplona por el este. La salva una sinuosa carretera y en lo alto del puerto existe un mirador desde el que se contempla un amplio paisaje. 21 2. RECORRIDOS INOLVIDABLES Al sur de la Cuenca Peñas de Etxauri Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 21
  24. 24. A los pies, el fértil valle de Etxauri y el río Arga serpenteando por la llanura; a la izquierda el impresionante farallón rocoso de la sierra, aprovechado como escuela de escalada; a la derecha el espinazo de la sierra del Perdón, con los molinos eólicos clavados en su lomo; y enfrente, a lo lejos, la conurbación de Pamplona con su telón de fondo de los montes prepirenaicos y pirenaicos. Pero nuestro paseo sigue por el valle hacia Belascoáin y Puente la Reina. Antes de llegar a Artaza, en el cruce hacia Guirguillano y Puente, hay una ermita gótica que podemos visitar. Pasado Puente la Reina, en el cruce donde se levanta el monumento al Peregrino, torcemos a la derecha pa- ra recorrer el valle de Valdizarbe, por donde transcurre el camino jacobeo que viene de Somport. Algunos kiló- metros después se presenta, como una aparición, una de las más bellas iglesias románicas, Santa María de Eunate. También románica y con una portada, idéntica, pero especu- lar, es la iglesia del pueblo cercano de Olcoz, que también cuenta con hermosa torre medieval. Aunque la hemos citado en otro de los itinerarios, la encantadora iglesia de Eunate tiene su lugar más adecua- do al hablar del Camino de Santiago, pues era una de las iglesias-faro que salpicaban la ruta para guiar y acoger a los peregrinos. Su singularidad es- tá en la forma octogonal y su miste- rio y encanto, en su claustro de ar- quería exenta que la rodea totalmen- te, en su interior sorprendente con cúpula nervada de influencias moris- cas y en la decoración de la portada, ábside y capiteles del claustro, llena de caras misteriosas y animales monstruosos. El lugar es adecuado para la contemplación y el reposo. En el cruce del Carrascal tomamos la N-121, dirección Pamplona. Des- pués de atravesar Campanas y divi- sar las ruinas del castillo de Tiebas, torcemos a la derecha para recorrer los pies de la sierra de Alaitz y tomar la N-240 hacia Monreal. Si hubiéra- mos seguido hacia Pamplona con- templaríamos la ordenada arquitectu- ra del acueducto de Noáin, construi- Santa María de Eunate 22 La Comarca de Pamplona · Al sur de la Cuenca Monumento al PeregrinoPórtico de la iglesia de Olcoz Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 22
  25. 25. do a finales del siglo XVIII por Ventura Rodríguez para conducir el agua del manantial de Subiza a Pamplona. Volviendo hasta el cruce anterior, reto- maremos la carretera comarcal que re- corre el valle de Unciti. A la derecha, muy cerca del cruce que indica direc- ción Lumbier, se encuentra Artáiz, con una de las más hermosas y decoradas iglesias del románico rural navarro. Regresando de nuevo atrás, la carretera desemboca en Urroz, villa que merece la pena visitar por su caserío bien conser- vado, con hermosa y amplia plaza de ca- rácter medieval y una iglesia gótica con trazas de fortaleza e interior sobrio y elegante. Desde Urroz, 19 km nos volverán a de- jar en Pamplona a través de los valles de Lizoáin y Egüés, salpicados de pue- blecitos a derecha e izquierda que se acomodan a los pies de la montaña. Muchos merecen su visita, pero al me- nos recomendamos recorrer Elcano, en cuya iglesia podemos contemplar un bello retablo de pinturas renacentistas, y Alzuza con el Museo Jorge Oteiza. También Huarte tiene una iglesia de her- moso retablo de pinturas y esculturas y una preciosa talla gótica de alabastro de la Virgen. Aquí se puede visitar el Centro de Arte Contemporáneo. La Comarca de Pamplona · Al sur de la Cuenca Vuelo desde la Higa de Monreal Acueducto de Noáin Centro de Arte Contemporaneo, Huarte Iglesia de Artáiz 23 Museo Jorge Oteiza En el camino de Aoiz, a escasos kilómetros de Huarte, se levanta en el pueblo de Alzuza el Museo Jorge Oteiza, una estructura sorprendente debida al arquitecto Javier Sainz de Oiza, amigo del escultor. Se trata de una singular y magnífica envoltura para el legado, no menos singular y magnífico, que Jorge Oteiza dejó a Navarra. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 23
  26. 26. Iglesia de San Miguel en Cizur Menor II El Camino de Santiago Por su interés monumental y religioso es éste un itinerario específico, aunque no carece de atractivo paisajístico. De norte a sur podemos co- menzarlo en Irotz, a la salida del valle de Esteribar a la Cuenca. En Irotz hay un puente románico y, en su iglesia, un retablo de expresi- vas pinturas del siglo XVI. Es curioso pero en este valle abundan los re- tablos pintados que enriquecen las pequeñas iglesias rurales. Después de Zabaldika, que conserva su iglesia románica de comienzos del siglo XIII, el Camino va por la orilla derecha de la carretera y el río VISITAS PARA RECORDAR La Comarca de Pamplona · Al sur de la Cuenca II Valle de Etxauri Se halla al oeste de Pamplona, y lo atra- viesa el río Arga, poco después de haber recibido a su afluente el Arakil, formando un sin fin de meandros que, al final, se deshacen para atravesar las gargantas de Belascoáin a Puente la Reina. Es un lugar privilegiado, pues el sol lo acaricia desde su nacimiento hasta su ocaso, dando lugar a un microclima que permite cultivos me- diterráneos como cereales, viñas, algún resto de olivo y frutales, entre los que des- tacan los cerezos que han hecho famoso al valle. Sobre él se extiende un bosque de encinas y quejigos, coronados en su ver- tiente norte por un frente de escarpes ro- cosos, meta de muchos deportistas que quieren disfrutar con los riesgos de la es- calada. Los pueblos, excepto el de Etxauri que se extiende sobre el río, en el centro del valle, son pequeños y se acomodan en los bordes al pie de las montañas. Vista de Pamplona desde Etxauri 24 Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 24
  27. 27. para hacer su entrada en Pamplona por Arre —otra bella iglesia de mag- nífico retablo de pinturas del XVI— y la iglesia y antiguo hospital de la Tri- nidad de Arre, ya en el linde con Vi- llava. La Trinidad se halla en un pa- raje espectacular, en la orilla de un puente medieval, desde el que se contempla el bello ábside románico de la iglesia y las aguas del Ultzama despeñándose por unas grandes ro- cas salpicadas de espuma que hacen las delicias de pintores y fotógrafos. Pasado Pamplona, camino de Estella- Lizarra por la autovía del Camino, merece la pena detenerse en el casco antiguo de Zizur Mayor y visitar la iglesia gótica de San Andrés, con uno de los más bellos retablos de pintura y escultura del siglo XVI. Continuando por la carretera interior, podremos ver también las iglesias románicas de Gazólaz y Sagüés, con bellos atrios porticados, y continuar por Astráin al redil de la autovía. El Camino, llamado francés, salva el puerto del Perdón y se lanza al en- cuentro con el otro Camino, el de Somport, en Puente la Reina. Deja atrás poblaciones de tantas resonan- cias jacobeas como Legarda, Muru- zábal y Obanos, y entra en Puente por la iglesia del Santo Sepulcro, 25 La Comarca de Pamplona · Al sur de la Cuenca Monumento al Peregrino en el Perdón Trinidad de Arre Puente de la Magdalena en Pamplona Iglesia de Gazólaz Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 25
  28. 28. cerca de donde se encuentra el alber- gue de peregrinos. La iglesia es una fundación templaria que luego pasó a la orden sanjuanista o de los Caballe- ros Hospitalarios del Santo Sepulcro; de ahí su nombre. Tiene uno de los Cristos crucificados góticos más im- presionantes y una bella talla románi- ca de la Virgen con el Niño. Desde aquí, cruzando la carretera, en- filamos la rúa Mayor, flanqueada por edificios señoriales que dan idea de la importancia de la población. La calle se abre en el amplio pórtico de la igle- sia de Santa María, con una gran por- tada románica; en su interior podemos contemplar la esbelta figura de un Santiago peregrino románico. Hacia la mitad, la calle se abre de nuevo, esta vez a la izquierda, para dar espacio a la plaza de los Fueros, porticada, y don- de se halla el edificio consistorial. El puente, defendido por una puerta de muralla, es un magnífico monu- mento, muy peraltado y con seis grandes ojos, sobre todo el central. Hay además callejas interesantes y casas blasonadas, otra iglesia, la de San Pedro, y un agradable paseo pa- ralelo a la carretera al que daba la an- tigua muralla. Aunque disfrazada por las construcciones posteriores, toda- vía pueden verse varios torreones medievales entre el caserío. Los caminos jacobeos se convierten en uno solo en Puente la Reina, po- blación fundada en el siglo XII a la ve- ra del Camino, allí donde la esposa de Sancho el Mayor, en el siglo XI, man- dó levantar un puente sobre el ya caudaloso río Arga. La calle Mayor, auténtica rúa de peregrinos, tiene la misión de conducirnos hasta el mag- nífico puente románico, al que se ac- cede traspasando una puerta de mu- ralla. De su fundación medieval dan fe un ramillete de iglesias y conven- tos, el puente —majestuoso en su re- flejo sobre el río— y los restos de murallas y torreones que aún asoman a la carretera. Recomendamos enca- recidamente hacer un alto y disfrutar del ambiente de esta villa jacobea. 26 Puente La Reina La Comarca de Pamplona · Al sur de la Cuenca Iglesia de Santiago en Puente la Reina Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 26
  29. 29. 27 Folclore y tradiciones Unas fiestas universales Los Sanfermines Son las fiestas patronales de Pamplona/Iruña, que se celebran del 6 al 14 de julio. Desde que Ernest Hemingway se enamoró de ellas y las inmortalizó en 1926 en su libro “Fiesta” (The Sun Also Rises), a Pamplona se la identifica con los Sanfermines en el mundo entero. Aunque su origen es religioso —la conmemoración de la fiesta de San Fermín, el primer obispo de Pam- plona que había sido bautizado jun- to con su familia por San Saturni- no—, su elemento más característi- co es el famoso “encierro” de toros que tiene lugar todos los días a las 8 de la mañana. Consiste en una ca- rrera de unos 800 m en la que los mozos corren delante de los asta- dos que se van a lidiar ese día, des- de los “corralillos” hasta la plaza de Toros. El magnetismo que el acto contiene lo hace difícilmente olvida- ble para quien ha participado o sim- plemente lo ha contemplado. Por supuesto que los Sanfermines no se limitan al encierro: son nue- ve días esperados todo el año por los pamplonicas de todas las eda- des, en los que la norma es divertirse, bien siguiendo en todo o en par- te el programa de festejos o bien montándose la fiesta según el propio saber y entender. El Chupinazo Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 27
  30. 30. 28 Una tradición medieval San Guillén y Santa Felicia Sobre Obanos y Puente la Reina se halla la ermita de Nuestra Señora de Arnotegui, donde según la tradición se retiró del mun- do el joven duque aquitano Guillén, arre- pentido de haber matado a su hermana Fe- licia, que había abandonado la vida munda- na para dedicarse al cuidado de los peregri- nos a Santiago en Labiano. Guillén llegó también a ser santo y su cabeza recubierta de plata se conserva en la ermita de Arno- tegui. Aquí tiene lugar, el domingo siguien- te al de Pascua, una hermosa y concurrida romería en la que se bendice el vino pasán- dolo por la cabeza-reliquia de San Guillén. Con los episodios de esta tradición se re- memora cada dos años en la plaza del pueblo el misterio de Obanos, declara- do Fiesta de Interés Turístico Nacional. El programa oficial se vende en todos los quioscos de prensa y apa- rece todos los días en la prensa local. Sus puntos fuertes, inaltera- bles, son: el chupinazo que da comienzo a las fiestas el día 6; las Vís- peras cantadas en la capilla del santo el mismo día; la procesión del 7; la procesión de la Octava, el 14; y, del 7 al 14, las dianas de gai- teros y banda municipal de mú- sica, los encierros y corridas, el recorrido de la comparsa de gi- gantes y kilikis, la salida de las peñas de la plaza de Toros, y la quema de fuegos artificiales a la noche. Pero sobre todo, la fiesta en la calle, mantenida por bandas de música, grupos de txistularis, fanfarres y “peñas” o cuadrillas de mozos, que con sus pancartas al viento bailan y brincan sin cesar. Folclore y Tradiciones Comparsa de Gigantes Procesión de San Fermín Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 28
  31. 31. 29 El sabor de la mesa El cordero de la Cuenca Aunque la gastronomía de Pamplona se enriquece con todos los productos de Navarra, hemos elegido el cordero, por ser un producto de la cocina tradicional, muy típico en los mercados de la ciudad y en todos los restaurantes de Pamplona y su comarca. No resulta difícil, andando por el campo, tropezarse con rebaños de ovejas que aprovechan las hierbas comunales de los distintos pueblos. Hay muchas formas de comer el cordero, animal del que se aprovecha todo, hasta la cabeza y las vísceras —los riquísimos menudicos—. Suele comerse guisado —el cordero al chilindrón y el campestre calderete—, con verduras —la menestra de cordero— y sobre todo asado, bien al horno (hay costumbre de hacerlo en los hornos de las panaderías) o a la brasa, si puede ser de sarmientos. De todas las maneras es sabrosísimo, pero el calderete —un guiso a base de cordero con patatas, pimientos, tomate y cebolla— y las costillas al sarmiento son el plato típico de comidas y meriendas de fiestas, romerías y excursiones campestres. El relleno Un embutido humilde, a base de arroz, huevos, ce- bolla, azafrán, sebo fresco de cordero, tocino fresco de cerdo y perejil. Se trata de un plato popular toma- do como aperitivo en comidas de mayor fundamento. Cordero al chilindrón Las verduras de la Magdalena Las huertas de la capital —como las del barrio de la Magdalena— aprovechan las tierras generosas nutridas por el pequeño río Arga para producir exquisitas verduras con las que preparar ensaladas y platos ligeros que compensan la contundencia de los segundos platos de la Cuenca, a base de carnes de cordero y vacuno, de caza… y de la tripicallería tan codiciada por los amantes de la mesa popular, sencilla y de sabores verdaderos. Los caramelos de café con leche Un dulce muy popular en Pamplona y que conviene llevarse como recuerdo laminero son los caramelos de café con leche. Su consistencia hace que sean duraderos en el paladar y de una exquisitez que nos deja rotundamente satisfechos. Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 29
  32. 32. Navarra muestra todo su esplendor a lo largo del año, con sus cuatro estaciones intensas y diferenciadas. En pri- mavera se muestra pletórica y nos invita al paseo y a la contemplación del despertar de los verdes. En verano manda el rojo de las fiestas y de San Fermín: es tiempo de celebraciones y de amigos, de puertas abiertas. El otoño viste sus tierras con todos los tonos de ocres: se respira quietud. El invierno de Navarra invita a pisar nieve virgen, a acercarse a una chimenea y escuchar el silencio. Navarra es armonía de colores en la naturaleza. EL REYNO DE LAS CUATRO ESTACIONESEl Reyno de Navarra es diverso, histórico, natural. Es un lugar tranquilo que merece ser conocido a fondo. Los Pirineos, con sus bosques, montañas y valles. La Cuenca de Pamplona, un lugar de historia, tranquilidad… y fiesta. La Zona Media, sus pueblos, castillos y monasterios. La Ribera, con los característicos paisajes y huertas del Ebro. Des- cubra Navarra; le caerá bien, querrá seguir conocién- dola. DESCUBRIR NAVARRA Navarra es la puerta del Camino de San- tiago, con Roncesva- lles como hito his- tórico, y es también cruce de caminos, que confluyen en Puente la Reina para seguir en un único andar. Pero existen en Navarra otras huellas de la historia, como las antiguas vías romanas o la Cañada Real, último vestigio de la trashumancia presente aún en las Bardenas Reales. Caminos de tierra, de agua, de hierro… Huellas de la historia que merecen ser seguidas. CAMINOS DE LA HISTORIA Navarra expresa sus tradiciones desde la música y la danza, donde la popular jota se alterna con bailes que vienen de antaño, como la “makildantza”, el “zortziko”, la “ezpatadantza” y los paloteados. Otras celebraciones, ligadas a la tradición religiosa, nos invitan a romerías camino de ermitas y santuarios, como las populares “javieradas” o el Misterio de Obanos. Leyendas, folclore, historia viva, tradiciones que se han mantenido en cada rincón del viejo Reyno. TIERRA DE TRADICIONES Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 30
  33. 33. “La Fiesta” de todas las fiestas, los San- fermines, han llevado el nombre de Navarra y de Pamplona a todos los rincones del mundo. Pero durante todo el año, multitud de fiestas salpican la geografía navarra: carnavales ancestrales, como los de Lantz, Ituren o Zubieta, procesiones, toros y deportes rurales comparten las calles y plazas. Porque en Navarra las fiestas no son para mirar, son para vivir. AMBIENTE DE FIESTA La tradición no se aparca aquí en los museos; está en la forma de ser de sus gentes, en su modo de vivir, en la convivencia de sus dos idiomas seculares, en el deporte rural y las danzas, en la naturalidad y el desprendimiento con que se afronta aquí la vida o la fiesta. GENTE AUTÉNTICA En Navarra, como en pocos lugares, se ha sabido conservar la tradición culinaria que hace de la comida un acontecimiento social. Charlar y compartir alrededor de una mesa sus sabores auténticos, sus vinos, sus licores y postres caseros. Los cocineros navarros y sus establecimientos, de prestigio internacional, son sinónimo de calidad, de variedad y de innovación. EL REYNO DE LA BUENA MESA Navarra es una de las comunidades autó- nomas con mejores indicadores de cali- dad de vida de España. La importancia de sus universidades, el reconocido prestigio de su sistema hospitalario y el respeto por el medio ambiente han convertido a Navarra en un referente internacional. DONDE SE ESTÁ BIEN Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 31
  34. 34. Oficinas de Turismo: PAMPLONA Avda. de Roncesvalles, 4 • 31002 PAMPLONA tel. 848 420 420 • fax 848 424 630 oit.pamplona@navarra.es Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 32
  35. 35. © GOBIERNO DE NAVARRA Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales Dirección General de Turismo y Comercio Servicio de Marketing y Desarrollo de Productos Turísticos Navarrería, 39 - 2ª planta 31001 Pamplona Tel. 848 42 77 44 / 42 62 49 Fax. 848 42 35 97 turismo@navarra.es www.turismo.navarra.es 7ª edición (abril 2013) Textos: José María Domench Diseño gráfico y mapas: Ana Cobo · Oscar Munárriz Depósito Legal: NA 664-2013 EJEMPLAR GRATUITO F006 Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 33
  36. 36. www.turismo.navarra.es TEL. +34 848 420 420 www.facebook.com/TurismoReynodeNavarra www.twitter.com/TurismoNavarra Cuenca de Pamplona (4-2013)_v6 26/4/13 13:55 Página 34

×