Your SlideShare is downloading. ×
UPyD_Declaración del Día Internacional contra la Violencia sobre las Mujeres o contra la Violencia de Género
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

UPyD_Declaración del Día Internacional contra la Violencia sobre las Mujeres o contra la Violencia de Género

152
views

Published on

Declaración del Día Internacional contra la Violencia sobre las Mujeres o contra la Violencia de Género

Declaración del Día Internacional contra la Violencia sobre las Mujeres o contra la Violencia de Género


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
152
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UPyD ÁREA DE IGUALDADDECLARACIÓN SOBRE EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA SOBRE LASMUJERES – 25 DE NOVIEMBRE DE 2012 El 25 de Noviembre es el Día Internacional de lucha contra la violencia sobre las mujeres. Elsufrimiento provocado por la violencia afecta desgraciadamente a muchísimos seres humanos, perolas organizaciones internacionales nos alertan en este día sobre la enorme incidencia que laviolencia de género tiene sobre muchísimas mujeres y niñas, hasta el punto de que la UniónEuropea la califica de fenómeno mundial y sistémico. Según la UE (“Directrices sobre la violenciacontra las mujeres y la lucha contra todas formas de discriminación contra ellas”), además de tenergraves consecuencias a nivel físico y mental para las víctimas, la violencia repercute en eldesarrollo de la propia sociedad, obedeciendo su especificidad a las desigualdades que todavía semantienen entre mujeres y hombres en las sociedades actuales (más graves en los países menosdesarrollados). Siguiendo las directrices de la UE la lucha por la erradicación de la violencia sobre lasmujeres se enmarca en la universalidad de los derechos humanos y tiene como algunos de susobjetivos esenciales: promover la igualdad entre mujeres y hombres, prestando especial atención ala educación y a los medios de comunicación (públicos en especial); recoger datos e indicadoresobjetivos; crear estrategias eficaces y coordinadas en todos los ámbitos políticos; castigar los actosde violencia y favorecer el acceso de las víctimas a la justicia. En nuestro país las cifras de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas se mantienen demanera dramática, a pesar de que no somos de los países europeos con cifras más altas(paradójicamente lo son algunos de los países nórdicos, más avanzados en igualdad). En 2004 seaprobó en España la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia deGénero, que suscitó grandes esperanzas entre los partidos políticos y las asociaciones de mujerespara erradicar los asesinatos o al menos tratar de reducirlos. Tuvo la virtud de intentar llevar a caboun enfoque integral del problema (atención policial, judicial, apoyos sociales, …) y durante estosaños ha contado con cuantiosos recursos. Pero también desde el principio la Ley presentaba déficits democráticos esenciales que el paso 1
  • 2. del tiempo ha agravado: el reduccionismo del problema de la violencia de género a la ejercida por elcompañero íntimo o ex-compañero, dejando fuera otros graves ejemplos de violencia sobre lasmujeres y las niñas como la trata de personas con fines de explotación sexual (que por ejemplo laUE y la ONU sí recogen dentro de la violencia de género); la tipificación penal de faltas leves comograves, llevando a la cárcel a miles de hombres por ellas, mientras aquellos que llegan a perpetraragresiones graves o asesinatos en la mayoría de las ocasiones no han sido denunciados; la asimetríapenal entre hombres o mujeres a la hora de castigar la violencia por el mismo delito,minusvalorando la violencia si es ejercida por mujeres; existencia de algunas denuncias falsas paraconseguir compensaciones en situaciones de divorcio o custodia; la exclusión de gays y lesbianasque sufran situaciones de la violencia de las medidas de protección previstas; el negarse aconsiderar otros tipos de violencia que se producen dentro de la familia, que deberían abordarse, sibien con un tratamiento diferenciado al de la violencia de género. Pero, tan importante como las graves limitaciones anteriores de la actual Ley, lo es que nohaya sido eficaz para conseguir que los asesinatos de mujeres descendieran en nuestro país, a pesarde los cuantiosos recursos destinados a su aplicación. Es por ello hora de afrontar la cuestión de otraforma, asumiendo que la violencia es un problema de toda la sociedad, de mujeres y de hombres,que tiene que abordarse en la línea política de la UE y de los organismos democráticosinternacionales, desde un consenso entre los partidos que corrija injusticias y sectarismos. UPyDestamos dispuestos a luchar por ese consenso en aras de conseguir una Ley más justa y eficaz,porque la lucha contra la violencia sobre las mujeres es objetivo primordial de la DEMOCRACIA yde la JUSTICIA. 2