Your SlideShare is downloading. ×
Cómo manejar el estrés académico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Cómo manejar el estrés académico

136
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
136
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Un domingo cualquiera… “Son las 9 de la noche y no he estudiado bien para la solemne de mañana. El sábado apenas revisé el cuaderno, es que tenía partido y después el cumpleaños de mi hermano… si no me saco un azul voy a reprobar…..necesito concentrarme….y mi mamá que me llama para que le arregle algo en el computador…. además tengo que preparar la presentación del proyecto de módulo…. no sé por dónde empezar…. y justo ahora suena el teléfono….mi polola que está enojada porque no nos hemos visto, otra pelea más…estoy estresado!!!” Tema del mes / septiembre ¿CÓMO MANEJAR EL ESTRÉS ACADÉMICO? Escríbenos a mzubiaguirre@upacifico.cl, cpollmann@upacifico.cl y ssepulveda@upacifico.cl. • INTERPERSONALES: peleas con compañeros, descalificaciones, falta de apoyo, enfermedad propia o de familiares, fin de una relación sentimental, problemas económicos etc. • ACADÉMICAS: exámenes, presentaciones orales, falta de tiempo para estudiar, sobrecarga de trabajos, necesidad de compaginar trabajo o estudio etc. ¿Qué es el estrés? El Estrés es el conjunto de respuestas fisiológicas, psicológicas y conductuales de nuestro organismo frente a situaciones que percibimos como amenazantes. La intensidad y duración de estas respuestas, depende de la interpretación que hagamos de la situación (es diferente que la veas como una amenaza o como un desafío personal) y de los recursos con que cuentas. ¿Siempre el estrés es malo? No. En sí el estrés implica una serie de respuestas que pueden ser adaptativas y necesarias para enfrentar adecuadamente diversas tareas y situaciones. Es necesario cierto nivel de activación para enfrentar con éxito los desafíos académicos. ¿Te imaginas lo que ocurriría si todas las semanas te encuentras tan “relajado” que frecuentemente dejas de ir a clases porque te da lata levantarte? El estrés se convierte en un problema cuando esta activación y conjunto de respuestas se vuelve constante o tiene una intensidad muy alta y tienes muy pocos espacios para descansar y distraerte. ¿Cómo me puedo dar cuenta que estoy estresado? Si presentas alguno de estas señales: dolores (de cabeza, de espalda, de estómago), cansancio, sudoración, taquicardia, aumento o disminución del apetito, irritabilidad, inquietud, insomnio, preocupaciones, problemas de memoria y concentración, dificultades para organizarse, pensamientos confusos, disminución del interés, aumento del consumo del tabaco, alcohol u otras drogas etc., podrías estar estresado. ¿Qué puede desencadenar el estrés? Los desencadenantes pueden ser de diversos tipos: ¿Cómo puedo enfrentarlo? Reconoce tus señales de estrés. Identifica las situaciones que te estresan, de modo de poder en lo posible, anticiparse a ellas. • AMBIENTALES: falta de iluminación, ruidos molestos, desorden, espacios reducidos etc. DESARROLLA ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO: • Piensa positivo y visualízate resolviendo el desafío académico (examen, presentación oral etc.) • Organiza tu tiempo, realiza un horario de estudio, mantén los materiales al alcance y planifica las sesiones (dedica un tiempo semanal a esto). • Despeja tu mesa de trabajo y elimina distractores. Si tienes situaciones pendientes, antes de estudiar, siéntate y anótalas. Prioriza si hay alguna realmente urgente y si no lo hay, el escribirlas despejará tu mente. Aprende a delegar. • Ajusta tus exigencias, no te compares, céntrate en lo que tú puedes lograr paso a paso. • Pon límites a las demandas de los demás, desarrolla la habilidad para decir que no. Permítete decir “no lo sé” o “no entiendo”. • Expresa tus emociones a una persona de confianza o escríbelas. • Cultiva relaciones de amistad. • Dedica un tiempo a ti mismo, con espacios para alimentarte sanamente, dormir y realizar actividades recreativas que te motiven (leer, ir al cine, etc.) • Practica ejercicios físicos y relajación, realiza pausas durante el estudio. • Parte con un pequeño cambio, y si quieres conocer más del tema o de las diferentes técnicas de relajación.