Your SlideShare is downloading. ×
El diezmo y las ofrendas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El diezmo y las ofrendas

8,450

Published on

sobre el diezmo y la ofrenda

sobre el diezmo y la ofrenda

5 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
8,450
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
166
Comments
5
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EL DIEZMO Y LAS OFRENDAS"Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra unaofrenda a YHWH.Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas,de lo más gordo de ellas. Y miró YHWH con agrado a Abel y a suofrenda;pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya." (Génesis4.3-5).Desde el principio de la Creación, los hombres, como vemos, han guardadoparte de las ganancias conseguidas con su trabajo para ofrecerlas a Dios,como símbolo de que Él es el dueño de todo y que lo logrado es porque Él noslo ofrece y nos bendice.Sin embargo, no todas las ofrendas agradan a Dios. El miró a Abel y a suofrenda, porque éste dio al Señor lo mejor que tenía, "los primogénitos"; sinembargo, Caín le ofreció un fruto cualquiera.No obstante, hasta el capítulo 14 del Génesis no aparece la palabra diezmo:"Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacópan y vino;y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo,creador de los cielos y de la tierra;y bendito sea el Dios Altísimo, queentregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo."(Génesis 14.18-20). "Melquisedec" significa primeramente "Rey de Justicia" ytambién "Rey de Paz". Nada se sabe de su padre ni de su madre ni de susantepasados; ni tampoco del principio y fin de su vida: "Porque esteMelquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió arecibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo,aquien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significaprimeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey depaz;sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, nifin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdotepara siempre." (Hebreos 7.1-3). Con esto es suficiente para saber que Abram,el padre de la fe, dio la décima parte de todos sus bienes a alguien sin principioni fin, ni genealogía, es decir, al Dios Altísimo. Melquisedec, es, por supuesto,el Hijo de Dios, Nuestro Señor.Todo el capítulo 7 merece la pena ser leído para que profundices en lagrandeza de la Obra de Dios.Como íbamos diciendo, ya que Melquisedec es Dios, Abram no dio el diezmo aotra persona, sino al Dios vivo. Jacob, hijo de Isaac y nieto de Abraham,cuando acepta que el Dios de su padre y abuelo es el Dios verdadero, promete"de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti" (Génesis 28.22).Más tarde, Moisés establece la normativa sobre el diezmo, dentro de la religiónjudía: "Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del frutode los árboles, de YHWH es; es cosa dedicada a YHWH...Estos son losmandamientos que ordenó YHWH a Moisés para los hijos de Israel, en elmonte de Sinaí." (Levítico 27.30-34). Ordena que todo el pueblo de la décima
  • 2. parte de sus bienes a los descendientes de leví para su sustento, ya que estánconstituidos como Sacerdotes del Señor: "Y he aquí yo he dado a loshijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio,por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión"(Números 18.21). Estos sacerdotes utilizarán el diezmo para su sustentopersonal y también para ofrecer parte de él en sacrificio u holocausto por laexpiación de los pecados del pueblo y suyos propios, ya que aún no habíavenido el Señor para librarnos del pecado.Hay numerosos ejemplos, a lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento, delcumplimiento de esta obligación por parte del pueblo judío. El Señor mismodice que hay que pagar el diezmo, pero que no es suficiente para asegurarse laSalvación: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porquediezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante dela ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sindejar de hacer aquello." (Mateo 23.23). Por lo tanto, no creamos que con lallegada del Nuevo Pacto Dios nos exime del pago del diezmo. Ya hemos vistocomo el Señor nos dice que es necesario pagar el diezmo. Pero no se limita adecirlo, sino que también lo hace: "Cuando llegaron a Capernaum, vinieron aPedro los que cobraban las dos dracmas, y le dijeron: ¿Vuestro Maestrono paga las dos dracmas?Él dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Jesús le hablóprimero, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿dequienes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos, o de losextraños?Pedro le respondió: De los extraños. Jesús le dijo: Luego loshijos están exentos.Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa elanzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarásun estatero; tómalo, y dáselo por mí y por ti." (Mateo 17.24-27).Este capítulo nos da una nueva visión del diezmo. Hasta ese momento eldiezmo es el tributo o impuesto que Dios cobra a sus súbditos, el pueblo deIsrael; desde el momento que Jesús lo paga, el diezmo es la ofrenda que loshijos de Dios hacemos al Señor. Jesús estaba exento de pagarlo, pero quisohacerlo para enseñarnos que aunque con su sangre nos ha liberado delpecado y de las ataduras de la Ley y somos hijos de la gracia, por encima de laLey, debemos pagar el diezmo, no ya como expiación del pecado (sentido quelos judíos daban al diezmo), sino como acción de gracias. Los cristianospagamos el diezmo como hijos, no como súbditos, pero lo pagamos.La mayoría de las religiones llamadas cristianas expresan que el diezmo esvoluntario y no obligatorio. El Señor responde en el último libro del AntiguoTestamento, el libro de Malaquías, que todos los hombres deben pagar eldiezmo, porque si no considerará en el Juicio Final que han robado al mismoDios: "Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes,y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dichoYHWH de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos devolvernos?¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado.Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos yofrendas.Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda,me habéis robado." (Malaquías 3.7-9).
  • 3. Es muy importante distinguir entre diezmo y ofrenda voluntaria. El diezmoes una ofrenda; de hecho, en el Antiguo Testamento, se utiliza la palabraofrenda para explicar el sentido del diezmo. Es una ofrenda obligatoria ya queasí como Abram agradeció la salvación a Melquisedec, simbolizada en el pan yel vino, 2000 años antes de que se materializara, los cristianos agradecemos alSeñor la realización de la promesa hecha a Abram ofreciendo para la obra deDios el 10% de nuestra ganancias. Hay otro tipo de ofrendas, que noconstituyen diezmo, las voluntarias. Son las promesas o votos que una personahace a Dios. Hay que tener cuidado puesto que hay obligación de cumplirlas yno se debe prometer nada al Señor si no estamos seguros de poder hacerlo.Fijémonos en lo que le pasó a Ananías: "Pero cierto hombre llamadoAnanías, con Safira su mujer, vendió una heredad,y sustrajo del precio,sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a lospies de los apóstoles.Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tucorazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio dela heredad?Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estabaen tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a loshombres, sino a Dios.Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vinoun gran temor sobre todos los que lo oyeron.Y levantándose los jóvenes,lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron. Pasado un lapso como de treshoras, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que habíaacontecido.Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendisteis en tanto laheredad? Y ella dijo: Sí, en tanto.Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis ententar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que hansepultado a tu marido, y te sacarán a ti.Al instante ella cayó a los pies deél, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y lasacaron, y la sepultaron junto a su marido." (Hechos 5.1-10).Ananías no estaba pagando un diezmo (obligatorio) sino una promesa, hechavoluntariamente, de ofrecer su posesión, heredad, a Dios y a los hermanos.Nadie le obligaba a vender y menos a dar el dinero recaudado a la obra deDios. Pero una vez que lo ofrece, no puede echarse atrás y menos engañar ydar sólo una parte de lo recaudado, para quedar bien ante la sociedad, puestoque ya esa heredad no le pertenecía, era de Dios. Fíjate que Dios lo castigacon la muerte. Yo te aconsejaría que no hagas promesas al Señor sin anteshaberlo reflexionado severamente. "Mejor es que no prometas, y no queprometas y no cumplas." (Eclesiastés 5.5)Ananías hizo lo mismo que Caín. Prometió una cosa y luego hizo otra. Engañó.Por eso a Dios no le fue grata la ofrenda de Caín y sí la de Abel. Pero esto notiene que ver con el diezmo. Dios no nos ha ordenado que le hagamosofrendas voluntarias, depende de nosotros si las queremos hacer o no, sinembargo, si nos ha ordenado que le ofrezcamos el diezmo.En las epístolas de Pablo se hace varias referencias a como utilizaban lasofrendas los primeros cristianos: "Porque Macedonia y Acaya tuvieron abien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos queestán en Jerusalén." (Romanos 15.26) o en 1ª de Corintios 16.1 y ss.En ocasiones, este dinero servía para cubrir necesidades materiales depersonas necesitadas (viudas, huérfanos...) tanto cristianos como paganos.
  • 4. Otras veces, para pagar gastos que surgen por predicar la Palabra(desplazamientos, alojamientos...).La Palabra de Dios es gratis. No se puede cobrar al que la recibe, ni siquieracon la excusa de que no se va a recibir ganancia, sólo a cubrir costes: "Ycuando estaba entre vosotros y tuve necesidad, a ninguno fui carga, pueslo que me faltaba, lo suplieron los hermanos que vinieron de Macedonia, yen todo me guardé y me guardaré de seros gravoso." (2ª de Corintios11.9). Por lo tanto, un cristiano utilizará muchas veces su diezmo y ofrendasvoluntarias para cubrir cualquier gasto que le ocasione su predicación.También puede dar su diezmo a otro cristiano, como símbolo de que en él estáel Señor, reconociéndolo como Sacerdote y Rey, ya que son los Sacerdotes losque tienen derecho a recibir los diezmos del pueblo de Dios.Al mismo tiempo que se debe pagar el diezmo, está la obligación de recibirlosi alguien te lo ofrece, ya que ese dinero no es de la persona que te lo ofrecesino del Señor y, si lo rechazas, estás diciéndole a Dios que no quieres aceptarun regalo, una bendición, suya y eso sería absurdo porque todo lo que tenemoses un regalo de Él.En resumen, el diezmo es el dinero que empleamos los cristianos para dargracias a Dios por todos los bienes recibidos y también para hacer buenasobras sin peligro de creer que es mérito nuestro, ya que al utilizar dinero delSeñor, toda la gloria, el honor y la alabanza son de Él y para Él. Diezmos y ofrendas
  • 5. El diezmo en el nuevo testamento, el diezmo segun la biblia, el diezmo cristiano, el diezmo en la biblia, el diezmo y la ofrenda, eldiezmo es obligatorio.Los diezmos y ofrendas te abren la puerta a una bendición plenaDen, y se les dará (Lc. 6:18)Para entrar en la tierra prometida de tu bendicón se debe usar el dinero según los requisitos deDios.En este tema voy a definir lo que Dios quiere con respecto al dinero y también voy a tratar las falsasdoctrinas que niegan el diezmo para la iglesia.El diezmo es de Dios, no es nuestro.Los que nacimos de nuevo debemos tener más que claro este tema, el diezmo y las ofrendas son de Dios,si nosotros no damos el diezmo estamos robando una pertenencia de Dios. Los que no diezman estándirectamente “Robándole a Dios”.Malaquías 3:8 (Reina-Valera 1960)¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Envuestros diezmos y ofrendas.Dios literalmente no puede desatar todas sus bendiciones sobre nosotros si fallamos en esto. El manejo deldinero demuestra el estado de tu corazón. ¿Quieres saber si el poder de las riquezas no te estacontrolando? Pues solo diezma y ofrende de todo lo que recibas y de esta forma quedaras libre deinfluencias del espíritu de Mammonel “dios de la codicia, el egoísmo y las riquezas de este mundo”. Nopuedes ser un idólatra del dinero, la raíz de todos los males es el amor al dinero (1 Tim. 6:10) Para librartedel poder de las riquezas y recibir las bendiciones sobreabundantes comienza hoy a ser cien por ciento fielen tus diezmos y ofrendas, de esta forma tu corazón será librado del poder de las riquezas. Cuando das,estas obedeciendo a Dios, estas contribuyendo a la expansión del reino de Dios y estas honrando con tusbienes a Dios, debes dar de lo que recibes en bruto, no el diezmo de tu ganancia neta, el diezmo es sobre“todo lo que recibimos” (Gn. 14:20, Nm. 18:21;28 – 2 Crónicas 31:15, LV. 27:32) no hay descuentos paraDios. A partir de entonces el controlara todo en tu vida y en tus finanzas, si no cumplimos con lo que lepertenece a Dios entonces nos controlara el amor al dinero y no se puede servir a dos Señores.Malaquías 3:10-12 (Reina-Valera 1960)”Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehováde los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendiciónhasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de latierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las naciones os diránbienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos”.Cuando tu corazón sea guiado por el Espíritu Santo sin ninguna otra influencia el te llevará a dar donde seanecesario, te guiará a sembrar en lugares donde Dios lo desea y así iras de gloria en gloria y de poder enpoder.Deuteronomio 14:20-23:“Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Ycomerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, eldiezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados,para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días”.Dios no necesita de tu plata, porque en verdad todas las riquezas del mundo son de él. Salmos24:1 - Hageo 2:8. Pero El Señor en su infinita sabiduría instituyo en su pueblo los diezmos yofrendas para que aprendamos a no ser influenciados por el poder de las riquezas en el corazón
  • 6. y no codiciemos y no seamos egoístas. Al cielo no entraran los egoístas y codiciosos. Por esomantenerse generoso es una forma que el Señor prueba nuestra obediencia y fe sabiendo que eles quién abre puertas y cierras puertas y que solo de él proceden todas las bendicionesverdaderas.Ofrendas con nombreUn consejo que te quiero dar también es que cada vez que estés queriendo desatar algo especial en tuvida (lo que sea), te desafío a que no solo lo pidas y lo declares, sino que también lo selles con unaofrenda con nombre, es decir, cuando siembres da siempre algo que te cueste (no las sobras) y ponle elnombre de lo que quieres cosechar. De esta forma estás poniéndole un sello de fe a una semilla especial ydeclarando que Dios es poderoso y fiel para darnos nuestra cosecha en determinadas áreas.“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; yel que siembra generosamente, generosamente también segará”. 2 Corintios 9:6Las primiciasProverbios 3:9-10 (Reina-Valera 1960)“Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros conabundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto”.Dar a la iglesia demuestra nuestro amor y devoción al Señor. El amor no son solo palabras.Éxodo 34:26“Las primicias de los primeros frutos de tu tierra llevarás a la casa de Jehová tu Dios”.Las primicias son un acto de adoración al Señor, las primicias eran una costumbre común de los creyentesdel antiguo testamento y yo he adoptado dar siempre una ofrenda de primicias aparte de las comunes ydel diezmo, escuche varios predicadores de distintos ministerios que hacían lo mismo y daban un valor porcada día del año o por cada día del mes. De esta forma puedes dar una ofrende de primicias como honor alSeñor declarando que lo primero es Dios en tu vida. Dios guío a varios ministros a dar una ofrendaespecial al comenzar el año y también a sembrar en distintos lugares ofrendas de primicias. Medio dólar,un dólar o un euro (o el valor que quieras de tu moneda local) por cada día del año o del mes. Esto es algoa lo que te puedes sumarte si te parece bueno hacerlo. La Ley de la primicia no definía un valor, es a libreelección. Todo lo decide la generosidad de cada uno.Deuteronomio 26:1-2 “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da por herencia, y tomes posesión de ella y lahabites, entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dioste da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí sunombre”.Desde que yo estoy implementando estas cosas en mi vida, todo lo que hago esta prosperandograndemente.Dios te bendecirá y te dará éxito en todo lo que hagas, y debes tu ser generoso y saber dar con sabiduríaen todo aquel que el Señor te dirija, Dios te dará mucho y debes ser fiel y sabio en administrarlo. Tambiéndebes saber multiplicar lo que Dios te da, el Señor te dará poder para hacer riquezas y todo lo que eldiablo te había robado el Señor te lo restituirá y te lo multiplicará para que sea utilizado e invertido para elreino de Dios.Joel 2:25 (Nueva Versión Internacional)“Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoróese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y lasorugas”.Cuando apliques todos estos principios espirituales Dios te restituirá “los años” no los días o las horas sino“los años” que no cumplimos con las mandatos del Señor y no le fuimos fieles y obedientes, si pones enpractica la obediencia y el trabajar en fe Dios te dará aun por los años perdidos, todo junto. Gloria a Dios.Tesoros en el cieloNo tengo dudas que el reino de los cielos es absolutamente perfecto y organizado, el reino celestial es elunció gobierno que brilla de esplendorosa belleza de perfección y gloria. Y en este gobierno se registratodo lo que pasa en nuestras vidas, aunque sabemos que hay muchos misterios, la palabra de Dios nosdice que todos los creyentes pasaremos por el tribunal de Cristo, y allí estarán los registros de nuestrasvidas y seremos recompensados por todo lo que hayamos hecho para Dios.
  • 7. Los ángeles de Dios llevan un registro perfecto de todo lo que sembramos para su reino y cada cosa quedimos, el Señor de los cielos y la tierra lo tendrá en cuenta.Mateo 6:19-21 (Nueva Versión Internacional) »No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones semeten a robar.20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen,ni los ladrones se meten a robar.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.Doctrinas EquivocadasHoy en día hay algunas doctrinas increíblemente rebuscadas que pretenden sacar la idea de diezmo en loscreyentes y enseñan a “no diezmar” porque buscan interpretar bíblicamente que en el nuevo testamentono se debía diezmar. Pero hay muchas razones bíblicas del antiguo y nuevo testamento para comprenderque Dios quiere que diezmemos fielmente, de lo contrario estaremos siempre luchando con escasez yestaremos influenciados por un espíritu de codicia y adoración al dinero. No se puede servir a dos señores.La forma en que manejamos el dinero habla mucho de nosotros, sobre todo de nuestro corazón.Algunos dicen que Jesús no se refirió a “los creyentes sobre diezmar” sino que se refirió a “los judíos” quedebían diezmar, y por esta torpe forma de entender ellos enseñan que “Los creyentes” no están obligadosa diezmar, pero yo me pregunto ¿acaso Jesús trajo una enseñanza para judíos y otra para “la iglesia”?,¿Jesús manejaba dos doctrinas diferentes? Si era así entonces Jesús estaba dividido y mentía. A unos lesenseño una cosa y a otros le exigía otra. ¡Es absurdo! Jesús los exhorto a los fariseos lo siguiente:Lucas 11:42 (NVI)“¡Ay de ustedes, fariseos!, que dan la décima parte de la menta, de la ruda y de toda clase de legumbres,pero descuidan la justicia y el amor de Dios. Debían haber practicado esto, sin dejar de haceraquello”.Jesús lo dijo: ¡¡Debían haber practicado esto, sin dejar de hacer aquello!! ¿Acaso te atrevesentonces a contradecir la enseñanza del Señor? Digo todo esto para que nadie más te engañe a pensarque el diezmo es como “algo opcional” No, nunca lo fue y nunca lo será, quienes conocen al Señor ydesean seguir sus caminos deben diezmar para ser completamente bendecidos, los cristianos que nodiezman fielmente son cristianos desobedientes, ten cuidado que nadie te engañe. En el verso anteriorJesús solo esta reprendiendo a los fariseos hipócritas a que no se hagan los espirituales mostrando a todosque daban el diezmo y que no pasen por alto la justicia y el amor de Dios y remata diciendo ¡¡Debíanhaber practicado esto, sin dejar de hacer aquello!! Las dos cosas son un mandato del Señor, así queolvídate de esa doctrina falsa y diabólica de que diezmar era para el antiguo testamento. Esta enseñanzade Jesús era para todo los hombres, para judíos y gentiles, para todos los que serían la iglesia del Señor,el quiera salvar a los judíos hipócritas para que se arrepientan y sean sus seguidores pero nunca anulo elmandato de diezmar. Ni hablemos del Antiguo testamento que esta llena de ejemplos del valor que tiene eldiezmo.Ni Jesús, ni los apóstoles abolieron la ley del diezmo, por el contrario dijo: “Dad a César lo que es delCésar y a Dios lo que es de Dios”.Lo mismo pasó con el ayuno, Jesús no estableció una nueva ley que diga: “Deberán ayunarperiódicamente” o algo así, pero eso no significa que Jesús no quiera que ayunes, no hay ley, pero eso noquita que debamos ayunar periódicamente. Para los judíos del antiguo testamento era una práctica muycomún y Jesús hablo de ella como tal y nunca la abolió, en cambio les dijo a sus discípulos:“Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostrospara mostrar que están ayunando. Les aseguro que éstos ya han obtenido toda su recompensa”.Mateo 6:16 (NVI)Tanto en el ayuno como en el diezmo Jesús puso a los fariseos hipócritas como un mal ejemplo de queusaban esas prácticas para “hacerse los santos y espirituales”, cosa abominable para Dios, los fariseosusaban estas cosas para recibir alabanza de los hombres. Pero en ningún momento dijo que se debía dejarde hacer.Otros dicen que en el libro de los hechos no daban el diezmo, pero no se dan cuenta que ellos daban¡¡muchísimo mas que un diezmo!! El diezmo era poco para la iglesia primitiva, ¡¡Ellos daban todo!!;Luego de entender esto nunca más dudaras en dar tus diezmos y ofrendas fielmente:Hechos 4:32-37:32 “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo
  • 8. propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. 33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundantegracia era sobre todos ellos. 34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades ocasas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, 35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad. 36 Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo deconsolación), levita, natural de Chipre, 37 como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles”.Ellos no daban solo el diezmo ¡¡ellos vendían sus propiedades!! y las ponían a los pies de los apóstoles y lorepartían según las necesidades de los hermanos, su nivel de espiritualidad y consagración era tan altoque podían hacer estas cosas sin problemas. Yo me pregunto: ¿cuantos hemos dado propiedadescompletas a la iglesia del Señor?, ¿Cuántos de nosotros vendemos todo lo que poseemos y lo ponemos alos pies de los ministros ungidos? Ellos no ponían “solo un diezmo” su mente era tan elevada en revelaciónque “ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía” Si ellos hacían esto ¿Cómo nosotrosvamos a rebuscar alguna manera doctrinal de no dar un simple diezmo y una ofrenda?. Sin palabras.Los Diezmos Son para la IglesiaPor último me quiero referir a que los diezmos son para la iglesia. El paralelo de los ministros de hoy(pastores, evangelistas, profetas, adoradores, etc.) son los levitas del antiguo testamento. La mayoría deestos líderes espirituales son llamados a tiempo completo a trabajar en la iglesia del Señor, ellos debensostenerse con los diezmos y ofrendas; y esta es la forma que Dios eligió para mantener económicamentee invertir en el reino de los cielos.Algunos piensan que su diezmo lo pueden dar a los pobres o comparan material para beneficencia, otrospiensas que comprando libros cristianos con plata de su diezmo están cumpliendo con Dios, pero eso no esdar el diezmo, eso es comprarte algo, hasta los mismo levitas tenían que consagrar “el diezmo de losdiezmos” (Nm. 18:26) tu no debes manejar los diezmos, debes darlo no hacer un intercambio, el diezmose da para la casa del Señor, entero para la iglesia.Números 18:26“Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dadode ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Jehová el diezmo delos diezmos”.

×