Métodos y técnicas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Métodos y técnicas

on

  • 972 views

 

Statistics

Views

Total Views
972
Views on SlideShare
972
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
9
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Métodos y técnicas Métodos y técnicas Document Transcript

  • UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA<br />FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICA, CONTABLES Y ADMINISTRATIVAS <br />ESCUELA PROFESIONAL DE ECONOMÍA<br />EL DESEMPLEO <br />ALUMNA : TAICA GUEVARA, R. VERÓNICA<br />ASIGNATURA : MÉTODOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO<br />PROFESOR : Mg. ALEX HERNANDEZ TORRES<br />SICLO : I<br /> <br />Cajamarca, junio del 2011<br />AGRADECIMIENTO Y DEDICATORIA<br />Este presente trabajo está dedicado a aquellas personas que me brindaron su ayuda e hicieron posible la realización de esta investigación; en especial está dedicado a mis padres quienes siempre me están brindando su apoyo incondicional en todas las situaciones que necesito su ayuda aún sin pedírselos. Además de lo anterior es necesario ofrecer un agradecimiento muy especial a mis amigos que me ayudaron en realizar este presente trabajo, su ayuda me fue muy ineludible y gracias a ellos he podido concluir con esta investigación; tengo que agradecer también al docente de esta materia, ya que es por él que he venido elaborando este trabajo.<br />ÍNDICE<br />PROBLEMA<br />TÍTULO DESCRIPTIVO DEL PROYECTO<br />FORMULACIÓN DEL PROBLEMA<br />OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN <br />JUSTIFICACIÓN<br />LIMITACIONES <br />MARCO REFERENCIAL <br />INTRODUCCIÓN <br />¿QUÉ ES EL DESEMPLEO?<br />POBLACIÓN ECONOMICAMENTE ACTIVA<br />EL DESEMPLEO ES UN DESEQUILIBRIO ENTRE LA OFERTA Y LA DEMANDA <br />HISTORIA DEL DESEMPLEO<br />TIPOS DEL DESEMPLEO<br />DESEMPLEO ESTRUCTURAL <br />DESEMPLEO CÍCLICO<br />DESEMPLEO FRICCIONAL<br />DESEMPLEO ESTACIONAL <br />DESEMPLEO DEPRESIVO<br />DESEMPLEO A LARGA DURACI ÓN <br />DESEMPLEO ABIERTO<br />DESEMPLEO EN INICIADORES <br />DESEMPLEO OCULTO<br />CAUSAS DEL DESEMPLEO<br />TEORÍA ESTRUCTURAL <br />VISIÓN NEOCLÁSICA<br />VISIÓN KEYNESIANA<br />EXPLICACIONES TEÓRICAS SOBRE LAS CAUSAS DEL DESEMPLEO<br />EFECTOS DEL DESEMPLEO<br />EFECTOS ECONÓMICOS<br />EFECTOS SOCIALES<br />EFECTOS DEL DESEMPLEO EN LA FAMILIA<br />EFECTO DEL TRINQUETE<br />SOLUCIONES AL DESEMPLEO <br />MEDICIÓN DEL DESEMPLEO<br />TASA DE DESEMPLEO<br />UNA TASA DE DESEMPLEO DE EQUILIBRIO<br />LA CURVA DE PHILIPS<br />POLÍTICA FISCAL Y EMPLEO<br />DESEMPLEO MUNDIAL<br />ANTECEDENTES DEL TEMA<br />FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS<br />IDENTIFICACIÓN DE VARIABLES<br />ASPECTOS ADMINISTRATIVOS<br />RECURSOS HUMANOS<br />PRESUPUESTO<br />BIBLIGRAFÍA<br />PROBLEMA<br /> Los niveles de desempleo crecen dramáticamente en muchas partes del mundo. ¿Por qué pasa esto? y ¿Puede ser evitado? Los que permanentemente están desempleados no tienen ingreso alguno, y muchos no encuentran otra alternativa que tener ingresos a través del crimen. ¿Preferirías vivir en un país que no tenga desempleo? Aquí te mostraremos cómo se puede eliminar el desempleo.<br /> 1.1. TITULO DESCRIPTIVO DEL PROYECTO<br /> El desempleo <br /> 1.2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA<br /> En la segunda posguerra, la mayoría de los economistas creía que un gobierno sólo tenía dos opciones: aceptar una inflación, o un desempleo en niveles muy altos, ya que el incremento de uno determinaba el mismo rumbo para el otro factor. <br /> Pero Phelps (profesor de la Universidad de Columbia) formuló la hipótesis de que las expectativas de empresas o de individuos son un factor muy relevante en la evolución de los precios, y que así muchos trabajadores demandarán mejores salarios si creen que en el futuro la inflación aumentará. <br /> Todos sabemos que anualmente crece la eficiencia de todo tipo de máquinas. Cada vez necesitamos menos personas para producir la misma cantidad de bienes. En los últimos 200 años se ha reducido el tiempo de trabajo de aproximadamente 12 horas por día a menos de 8 horas diarias y la semana de trabajo se redujo de 7 a 5 días. <br /> Cuando hay mucho desempleo las empresas pagan sueldos bajos. Cuando las empresas precisan gente y hay mucho más personas que quieren trabajar que lugares libres, las empresas eligen las personas que piden menos. <br /> Además, por lo menos en la Argentina, piden que las personas hagan horas extras sin pagar por ellos. Si las personas no quieren aceptar esto, los despiden y toman personas que si trabajan por poco sueldo y trabajan muchas horas. <br /> <br /> 1.3. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN<br />Demostrar cuales son las causas o factores que podrían causar el desempleo.<br />Presentar las posibles soluciones que un gobierno debería conocer para enfrentar los problemas de desempleo e inflación.<br />Dar a conocer la situación en la que se encuentra nuestro país respecto al desempleo y la inflación; además de conocer cuáles son los índices de los mismos.<br />Entender el porqué de que las personas en nuestro país emigran a otros países en busca de empleo.<br />La manera para reducir el desempleo y para vivir mejor es la de distribuir el trabajo disponible, trabajando menos horas por semana.<br /> 1.4. JUSTIFICACIÓN<br /> El objetivo principal de este trabajo es analizar los determinantes del desempleo abierto en Lima Metropolitana. “El desempleo es la ausencia del empleo u ocupación; están desocupadas o desempleadas aquellas personas que no encuentran quién las contraten como trabajadores” (Garavito 1970: 143). Para que exista una situación de desempleo es necesario que la persona no sólo desee trabajar sino que, además, acepte los salarios actuales que se están pagando en un momento dado. A continuación, trataremos acerca de la situación del desempleo en los años 70, 80 y actual; también, abordaremos causas económicas y sociales. <br /> Desde 1999, 1 de cada 5 personas dispuestas a trabajar no encuentra donde emplearse. Este nivel de desempleo es el más alto que haya conocido el país. Es por esto que para nosotros es muy importante realizar este trabajo, pues nos toca considerablemente como miembros de esta sociedad y futuros profesionales, conocer las causas que genera el desempleo además de las consecuencias que este trae tanto en el núcleo familiar como en el social en general.<br /> En la investigación se pretende demostrar además como políticas laborales mal orientadas generan en el tiempo, una elasticidad de oferta y predisponen a creciente desempleo oculto cuando surgen contracciones económicas (además de muchas otras consideraciones); principalmente en el sector rural. También se demuestra que el Desempleo Oculto está mejor correlacionado con otras variables macroeconómicas (en períodos de contracción económica) que el desempleo abierto.<br /> Se demuestra que el desempleo oculto afecta en mayor medida a zonas rurales; pero, el sector urbano no está exento de sus impactos, principalmente aquellas actividades económicas en las que el factor productivo trabajo participa en mayor medida que el capital.<br /> 1.5. LIMITACIONES <br /> Para realizar el presente trabajo de investigación se ha tenido limitaciones como la reducida disposición de tiempo en el que se realizó y la poca información que he tenido para realizar el presente trabajo.<br />2. MARCO REFERENCIAL <br />2.1. INTRODUCCIÓN<br /> Indicadores del desempleo publicados por la mayoría de los países de la región sólo contemplan a la tasa de desempleo abierto; sin embargo, es posible que éste indicador no refleje el comportamiento real del mercado laboral; principalmente en períodos de contracción económica.<br /> Desde 1996 hasta la fecha, Paraguay experimenta un período de recesión económica; sin embargo el desempleo abierto se mantiene en niveles relativamente bajos, como en algunos países de la región; es evidente, no obstante, que el subempleo tampoco explica toda la problemática del empleo; por esa razón la DGEEC se propuso medir con precisión el desempleo oculto. Hoy el indicador que se publica es la Tasa de Desempleo Total (Desempleo Abierto + el Oculto). Nadie ha puesto en duda su veracidad (lo cual no acontecía con la Tasa de Desempleo Abierto); es decir tiene credibilidad para los agentes en general porque evidencia una realidad que los mismos la palpan todos los días.<br /> El indicador fue presentado a la opinión pública en general y a técnicos especializados; se dictaron conferencias y seminarios en los distintos departamentos para los cuales se dispone de datos referentes al mismo; y en todos los casos hemos corroborado que los agentes consideran al desempleo Oculto, sumado al Abierto; como mejor indicador del mercado laboral.<br /> Se hace necesario generar consciencia en los productores de estadísticas con relación a la importancia de reflejar mejor el desempeño del mercado laboral; no sólo a los efectos de orientar mejor la política laboral; sino además a los efectos comparativos.<br /> En la investigación se pretende demostrar además como políticas laborales mal orientadas generan en el tiempo, in elasticidad de oferta y predisponen a creciente desempleo oculto cuando surgen contracciones económicas (además de muchas otras consideraciones); principalmente en el sector rural. También se demuestra que el Desempleo Oculto está mejor correlacionado con otras variables macroeconómicas (en períodos de contracción económica) que el desempleo abierto.<br /> Se demuestra que el desempleo oculto afecta en mayor medida a zonas rurales; pero, el sector urbano no está exento de sus impactos, principalmente aquellas actividades económicas en las que el factor productivo trabajo participa en mayor medida que el capital.<br />2.2. ¿QUÉ ES EL DESEMPLEO?<br /> Desempleo, desocupación o paro, en el mercado de trabajo, hace referencia a la situación del trabajador que carece de empleo y, por tanto, de salario. Por extensión es la parte de la población que estando en edad, condiciones y disposición de trabajar -población activa- carece de un puesto de trabajo. <br /> Para referirse al número de parados de la población se utiliza la tasa de desempleo por país u otro territorio. La situación contraria al desempleo es el pleno empleo.<br /> Además de la población activa, en la que se incluye tanto a los que están trabajando como al conjunto de los parados o desempleados de un país, la sociedades cuentan con una población inactiva compuesta por aquellos miembros de la población que no están en disposición de trabajar, sea por estudios, edad -niños y población anciana o jubilada-, enfermedad o cualquier otra causa legalmente establecida.<br /> Es quizá uno de los temas de macroeconomía que mayor impacto tiene de manera individual para todo el conjunto de una sociedad. El síntoma más estudiado de una recesión es el desempleo. Cuando el desempleo es alto además de la pérdida económica de la persona, puede tener serias implicaciones en diversos ámbitos y ocasionar otro tipo de problemas de tipo social, sociológico, psicológico, etc. Por lo que la cuantía del desempleo se utiliza habitualmente como una medida del bienestar de los trabajadores.<br /> De otra parte, la proporción de trabajadores desempleados también muestra si se están aprovechando adecuadamente los recursos humanos del país y sirve como índice de la actividad económica. Una tasa de desempleo alta deteriora la calidad del empleo del momento, la producción agregada de la economía es menor, se presenta subutilización de recursos, en general produce efectos sobre la capacidad de la economía para producir bienes y servicios y para adquirirlos, por lo que siempre las diferentes medidas macroeconómicas de cada país están orientadas a su disminución o por lo menos a mantener muy baja la tasa de crecimiento.<br /> Para efectos estadísticos, se puede definir el desempleo como una proporción de la población económicamente activa, de un país que no encuentra trabajo.<br />2.2.1. Población económicamente activa PEA<br /> Se define la población económicamente activa PEA , como las personas que siendo mayores de 15 años y menores de 65 años se encuentran empleadas o buscando empleo o presionando la fuerza de trabajo. <br /> Las personas fuera de la PEA son las personas que no buscan empleo, sea porque no pueden trabajar, o no quieren hacerlo: estudiantes, amas de casa, incapacitados e inválidos, jubilados, etc. También se excluyen de la PEA las fuerzas militares y los religiosos. Entonces: <br />PEA = Población total - menores de 15 años y mayores de 65 – la población inactiva (estudiantes, amas de casa, inválidos y Pensionados, privados de la libertad) - los militares y religiosos.<br />2.2.2. El desempleo es un desequilibrio entre la oferta y la demanda de las horas de trabajo<br /> Todos sabemos que anualmente crece la eficiencia de todo tipo de máquinas. Cada vez necesitamos menos personas para producir la misma cantidad de bienes. En los últimos 200 años se ha reducido el tiempo de trabajo de aproximadamente 12 horas por día a menos de 8 horas diarias y la semana de trabajo se redujo de 7 a 5 días.<br />Horas de trabajo históricas1802 - En la industria textil inglesa, tratan de reducir las           horas de trabajo de aprendices a 12 horas diarias.1847 - La jornada de trabajo en Inglaterra es de 10 horas.1848 - Se reduce la jornada de trabajo a 12 hrs. en Alemania,           desde las anteriores de 14 a 16 horas por día.1890 - En los Estados Unidos la AFL quiere 8 hrs. de trabajo           por día.1891 - En Alemania las nuevas horas de trabajo para personal           femenino son de 11 horas diarias.<br /> <br />Interpretación Económica del desempleo<br /> Interpretar económicamente el desempleo es buscar las diferentes razones que implica el estar desempleado, para ello consideraremos los tipos de desempleo existentes, también distinguiremos entre desempleo voluntario e involuntario así como las razones de rigidez de los sueldos y salarios.<br />2.3. HISTORIA DEL DESEMPLEO<br /> Aunque en la Edad Media “el problema del desempleo como se entiende hoy aún no existía”, había desocupados. (La disoccupazione nella storia [El desempleo en la historia]). No obstante, en aquel tiempo, a la persona que no trabajaba se la tenía por holgazana o vagabunda. En su libro Idle Hands (Manos ociosas), el profesor John Burnett explica que hasta el siglo XIX muchos analistas ingleses “identificaban a los desempleados principalmente con los ‘inadaptados’ y trotamundos que dormían a la intemperie y deambulaban de noche por las calles”.<br /> El “descubrimiento del desempleo” tuvo lugar a finales del siglo XIX o principios del XX. Se formaron comisiones gubernamentales especiales para estudiarlo y resolverlo, como la Comisión Selecta de la Cámara de los Comunes británica para tratar la “Consternación por la falta de empleo”, de 1895. El desempleo se había convertido en una epidemia.<br /> La conciencia de este problema aumentó drásticamente, sobre todo después de la primera guerra mundial. Esta contienda había eliminado el desempleo. Pero a principios de los años veinte el mundo occidental experimentó una recesión tras otra, lo que culminó en la Gran Depresión, que desde 1929 zarandeó las economías industrializadas del mundo entero. Tras la segunda guerra mundial, muchos países tuvieron un nuevo auge económico y el desempleo disminuyó ostensiblemente. Por eso, “es permisible decir que el origen del problema actual del desempleo se remonta a mediados de los años sesenta”, menciona la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos. El mercado laboral sufrió otro descalabro como consecuencia de la crisis petrolera de los años setenta, y la ola de informatización con su secuela de despidos. El desempleo ha comenzado a propagarse inmisericordemente incluso entre el personal administrativo, que en el pasado se consideraba seguro.<br /> “Toda colectividad humana debe, para garantizar la cobertura de las necesidades de sus miembros, aplicar sus capacidades de trabajo, es decir, su capacidad de utilizar y capacidad de transformar su medio ambiente natural con el fin de producir bienes materiales y servicios útiles." Múltiples factores pueden explicar que la movilización de estas capacidades de trabajo no sea total; tal falta de aprovechamiento se observa, excepto períodos excepcionales, en todos los sistemas sociales que la historia nos permite observar. No basta para definir la existencia del desempleo, situación en la cual un individuo es en busca de un empleo y no encuentra. El desempleo solo nace en formas específicas de organización social caracterizadas por la generalización del 4asalariado como forma dominante depuesta en el del trabajo remunerado. La aparición del desempleo supone pues reunidas varias condiciones.<br /> El desempleo implica un corte mientras tanto de trabajo social, destinado a obtener una renta, y tiempo de trabajo privado o doméstico, destinado a la satisfacción directa de las necesidades del grupo familiar.... La variación de su tiempo de trabajo respectivo, y en consecuencia del nivel de satisfacción de las necesidades, sirve de regulador; trabajo social y trabajo privado se imbrican constantemente en la actividad concreta. <br /> La aparición del desempleo supone que el trabajo social sea el objeto de un intercambio comercial, es decir, que el trabajador venda su fuerza de trabajo a un patrono. Es el hecho de no encontrar a un comprador para su fuerza de trabajo que define el estatuto de parado.<br /> El desempleo nace con la generalización del asalariado; en este marco, el trabajador no dispone de otra posibilidad de participación en el trabajo social, y en consecuencia de fuente de ingresos, que la obtención de un empleo asalariado.<br />  La historia del desempleo es pues la de la extensión del asalariado, es decir de la extensión del método de producción capitalista”.<br />2.4. TIPOS DE DESEMPLEO<br />Existen tres tipos fundamentales de desempleo:<br />Desempleo estructural<br />Desempleo cíclico <br />Desempleo friccional<br />En economías periféricas y en sectores que sufren períodos de baja y alta actividad (agricultura, hostelería,...) puede considerar un cuarto tipo:<br />Desempleo estacional.<br />Además de estos tipos puede hablarse de desempleo depresivo, de larga duración, desempleo abierto, desempleo en iniciadores y desempleo oculto entre los inactivos o trabajadores desalentados.<br /> 2.4.1. Desempleo estructural<br /> El desempleo estructural corresponde técnicamente a un desajuste entre oferta y demanda de mano de obra (trabajadores). Esta clase de desempleo es más pernicioso que el desempleo estacional y el desempleo friccional. En esta clase de desempleo, la característica de la oferta suele ser distinta a la característica de la demanda lo que hace probable que un porcentaje de la población no pueda encontrar empleo de manera sostenida. Por lo anterior, los 5economistas ligados al Estado no pueden admitir que un país esté bajo este tipo de desempleo pues se trata de una situación grave para una población asalariada de un punto o sector determinado. Además, en un contexto de libre mercado, se suma a la crisis de las masas asalariadas la de las medianas y pequeñas empresas que no logran adaptar su respuesta a las crisis cíclicas del sistema capitalista en la que sólo los grandes conglomerados empresariales- holdings- pueden funcionar.<br /> Por otro lado, el factor tecnológico es un elemento a considerar permanentemente en las crisis capitalistas. La fusión de las empresas motrices del sistema (que incurren en monopolio) y el constante progreso tecnológico hace que la mano de obra sea menos requerida en alta tecnología, desplazándose grandes masas hacia trabajos informales o de carácter precario. Coinciden dos fenómenos: sobreproducción y desempleo estructural (con subempleo). Las respuestas neoliberales tradicionales, en una economía globalizada no resuelven el desempleo estructural y requieren medidas keynesianas y otras de carácter estructural como la reducción del tiempo de trabajo y la implantación de modelos de redistribución de la renta entre los subempleados y desempleados (renta básica universal, rentas de inserción, salarios sociales o ingreso ciudadano).[]<br /> Las características principales que advierten de un desempleo de tipo estructural son:<br />Desajuste sostenido entre la calidad y características de la oferta y la demanda.<br />Desadaptación del conjunto de los actores económicos respecto a la economía externa e incapacidad del mercado interno para paliar esa diferencia.<br />Obsolescencia gráfica de un modelo productivo determinado.<br /> CEPAL y Aníbal Pinto Santa Cruz han venido desarrollando durante los últimos 60 años el enfoque estructuralista respecto del funcionamiento de las economías latinoamericanas. Este enfoque ha sido fuertemente atacado por la visión económica denominada neo liberal. Aníbal Pinto desarrolló en concepto de heterogeneidad estructural para poder entender el por qué en la economías latinoamericanas no se han cumplido los postulados neo liberales, no obstante la enorme cantidad de ensayos realizados para ponerlos en práctica.<br /> El Programa Regional del Empleo (PREALC) de la OIT desarrolló el concepto de segmentación de los mercados de trabajo a objeto de incluir en el instrumental de análisis la heterogeneidad estructural que planteaba Pinto y la CEPAL.<br /> En el enfoque el PREALC se reconoce la existencia de profundas diferencias de comportamiento entre los mercados de trabajo rurales y los urbanos; y entre las franjas modernas y tradicionales de la economía. De modo que en lugar de existir un mercado de trabajo único, homogéneo, competitivo, atemporal y espacial como sostiene la visión neoliberal, existirían al menos cuatro segmentos diferenciados al interior del mercado de trabajo como un 6conjunto: el sector tradicional rural, el sector informal urbano, el sector moderno rural y el sector moderno urbano.<br />2.4.2. Desempleo cíclico <br /> Este tipo de desempleo ocurre solo por un ciclo, en este caso, sus consecuencias pueden llevar a países con instituciones débiles a la violencia y finalmente la desobediencia civil. En países desarrollados la situación puede provocar vuelcos desde las políticas de Estado hasta definitivamente la adopción de un sistema económico distinto como pena del debilitamiento institucional. Un caso de desempleo cíclico ha sido la crisis mundial de 1929.<br /> Para economistas como Arthur Cecil Pigou el desempleo prácticamente ocurría sólo por razones del ciclo económico, y durante la crisis de los años treinta sostuvo aquello y tuvo que enfrentar a un duro opositor a su visión económica neoclásica de parte del economista británico de la Universidad de Cambridge John Maynard Keynes.<br /> De Cecil Pigou se suele decir que "-a diferencia de Marshall- estuvo a favor de muchos de los objetivos de los socialistas, aunque se opuso a otros planteamientos, como, por ejemplo, la existencia de empresas públicas. En cualquier caso, el impacto de sus postulados sólo captó un interés muy limitado en su momento, ya que a medida que transcurría su vida, su fama se fue viendo eclipsada por las nuevas doctrinas de su colega en Cambridge John Maynard Keynes, con quien tuvo más de una polémica".<br /> 2.4.3. Desempleo friccional<br /> El desempleo friccional (por rotación y búsqueda) y el desempleo por desajuste laboral (debido a las discrepancias entre las características de los puestos de trabajo y de los trabajadores) aparecen aun cuando el número de puestos de trabajo coincida con el número de personas dispuestas a trabajar.<br /> Se refiere a los trabajadores que van de un empleo a otro para mejorarse. Su desempleo es temporal y no representa un problema económico. El desempleo friccional es relativamente constante.<br /> 2.4.4. Desempleo estacional<br /> Por una parte, el desempleo estacional es aquel que varía con las estaciones del año debido a fluctuaciones estacionales en la oferta o demanda de trabajo. Se habla de desempleo estacional, por otra parte, para referirse al que se produce por la demanda fluctuante que existe en ciertas actividades, como la agricultura, por ejemplo.<br /> 2.4.5. Desempleo depresivo<br /> Desempleo depresivo es el que acompaña a las depresiones económicas es decir períodos relativamente prolongados en donde existe escasez de puestos de trabajo. La Gran Depresión originada por la caída de la bolsa de 7Nueva York en octubre de 1929, desencadena este tipo de desempleo en la historia de Estados Unidos, durante los años treinta.<br /> 2.4.6. Desempleo de larga duración<br /> Se considera parado de larga duración a la persona inscrita como demandante de empleo, de forma ininterrumpida, durante un periodo superior a un año.<br /> El desempleo de larga duración provoca un efecto negativo sobre la capacidad que tiene el mercado de trabajo, en el modelo clásico, para restablecer el pleno empleo de forma automática. En este modelo, el mercado tiende de manera natural hacia el equilibro sin desempleo, porque ante la existencia de paro, los desempleados compiten con los ya empleados por los puestos de trabajo disponibles, presionando a la baja los salarios y restableciendo el equilibrio con una disminución de salario. En el desempleo de larga duración por el contrario, el mercado se distorsiona ya que este tipo de desempleados no compiten con los empleados, porque las empresas no los consideran "elegibles", en la medida en que entienden que no son capaces de sustituir a los que están desempeñando sus mismas tareas y por tanto no presionan a la baja los salarios y no reconducen el mercado de trabajo hacia un nuevo equilibrio.<br /> Esta distorsión del mercado de trabajo hace necesario que el Estado intervenga, prestando una atención especial a este tipo de parados.[3]<br /> 2.4.7. Desempleo abierto<br /> Son personas que no trabajaron durante la semana de referencia, buscaron activamente un empleo, es decir, realizaron acciones concretas para obtener un empleo, y estaban disponibles para trabajar de inmediato. Esos son los tres requisitos para estar desocupado abierto: no tener trabajo, buscar activamente trabajo y estar disponible y dispuesto a trabajar.<br /> Esta definición recomendada por la OIT en su Decimotercera Conferencia Internacional de Estadísticos de octubre de 1982, fue adoptada por los países de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, como la forma de medición oficial del grupo de países desarrollados. Asimismo, Estados Unidos, Canadá y México, que conforman el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o NAFTA (North American Free Trade Area) adoptaron las recomendaciones de la OIT respecto de la medición del desempleo abierto y armonizaron sus definiciones respectivas.<br /> 2.4.8. Desempleo en Iniciadores<br /> Son personas que no trabajaron durante la semana de referencia, no buscaron activamente un empleo porque con anterioridad habían conseguido una posibilidad de trabajo y se encuentran esperando noticias del potencial empleador o cliente, y están disponibles para comenzar a trabajar.<br /> Algunos países clasifican a estos trabajadores como desocupados, lo cual es la recomendación de la OIT, aunque carezcan de una de las tres condiciones del desempleo abierto que es buscar activamente empleo durante las últimas cuatro semanas. Otros países, sin embargo, los clasifican como ocupados.<br /> El volumen que representan los iniciadores es comúnmente pequeño y su inclusión o exclusión del desempleo abierto puede afectar a la tasa de desempleo en un 0,2 a 0,3 por ciento.<br />2.4.9. Desempleo oculto entre los inactivos o trabajadores desalentados<br /> Son las personas que no estaban trabajando en los últimos 7 días y que si le ofrecieran un trabajo en ese momento trabajaría, pero no buscaron trabajo en ese periodo de referencia porque no creen poder encontrarlo, se cansaron de buscar, o no saben dónde consultar.<br /> Para adecuarse al concepto de desempleo utilizado en la investigación, una persona debe no tener trabajo, pero estar buscando uno. Sin embargo ¿Qué ocurre con quienes desearían trabajar, pero no buscan empleo? ; ¿No se les debería incluir también en la categoría de desempleados?<br /> Si se agrupan a todas estas personas y se les denominan trabajadores “Desanimados”. De todas maneras, cuando las personas mantienen tales actitudes, abandonan la fuerza laboral y ya no buscan trabajo. Por Ejemplo: cualquier hombre de raza negra de edad madura que abandona la fuerza de trabajo reduce la tasa de participación de todos los hombres negros de edad madura, lo que origina el fenómeno de incrementos concurrentes tanto en el empleo como el desempleo.<br /> Desempleo por raza, edad y sexo, la tasa mínima se observa regularmente, entre los adolescentes de raza negra.<br /> 2.5. CAUSAS DEL DESEMPLEO<br /> La causa principal del alto nivel de desempleo es el progreso tecnológico. No me malinterpretes; el progreso es algo positivo y hace que la vida sea más llevadera. Pero si cada año producimos la misma cantidad de bienes con menos personas -- en muy pocos años muchísimo menos horas de trabajo serán necesarias para producir todos los bienes que se podrían necesitar. La tendencia histórica ha sido la de utilizar cada vez menos horas de trabajo por semana. Si no continuamos con esta tendencia, la oferta de horas de trabajo es mayor que la demanda.<br />Hay enfoques teóricos muy diversos y una multiplicidad de medidas aplicables. Pueden destacarse tres puntos de vista principales: la visión neoclásica; la keynesiana y la estructural o coyuntural. <br />2.5.1. Estructurales<br /> Las teorías estructurales comprenden un conjunto de hipótesis que tratan de explicar las causas del desempleo a través de factores como la propia naturaleza del sistema capitalista. <br />Inflación con el consecuente aumento de los costos de producción y los, costos salariales.<br />Recesión económica afectando la demanda agregada.<br />Políticas económicas erradas. <br />Aplicación de ciertas normas laborales. Inflexibilidad laboral Crisis política, económica o social, poca racionalización del gasto público<br />Pesimismo empresarial ante recesiones de la economía continuadas Contrabando, apertura, incertidumbre, etc.Estructurales<br />Aumento de la población económicamente activa<br />Las transiciones demográficas, producto de aumento en tasas de natalidad, tasa de migración, tasa de fecundidad, unidas a otros factores que obligan a que cada día un mayor número de personas no integrantes de la PEA entran a presionar el mercado de trabajo. <br />Cambios en las estructuras de la demanda laboral <br />El empleador se ve forzado a exigir mano de obra mejor calificada y mucho más polivalente para hacerle frente con tecnología más moderna, al problema de la competencia. <br />Crisis en los sectores económicos: Ej. La crisis del sector energético en varios países del mundo ocasionó grandes crisis en los demás sectores de la economía dependientes en gran medida de las fuentes de energía provenientes del petróleo.<br />Desequilibrio entre la Oferta agregada y la demanda agregada. Cuando la producción potencial de bienes y servicios es superior a la demanda de los mismos, las empresas se ven obligadas a parar su producción y no puede generar los suficientes empleos para los que quieren y están dispuestos a laborar.<br />2.5.2. La visión neoclásica <br /> La teoría neoclásica del desempleo parte de la función decreciente de la demanda de trabajo y de una función creciente de la oferta de trabajo. El supuesto básico de este modelo es que tanto los salarios monetarios como los precios son completamente flexibles. De esta forma, siempre será posible alcanzar el equilibrio convencional en el mercado. En esencia, las causas neoclásicas del desempleo son las siguientes: en el mercado no hay un modelo de competencia perfecta, y elfo puede afectar a la oferta y demanda de trabajo; asimismo, hay que mencionar la existencia de expectativas que llevan a los trabajadores a demandar salarios reales por encima de los de equilibrio. Para solucionar estos problemas hay que garantizar una mayor flexibilidad sobre los salarios reales y la perfecta competitividad del mercado. Con el objetivo de estimular el aumento del empleo, esta teoría plantea diversas medidas: aquellas que faciliten la obtención de beneficio por las empresas, las que disminuyan las tensiones sobre los costes de las mismas, sobre todo los costes salariales, y las que aumenten la productividad de las empresas. <br />2.5.3. La visión keynesiana<br /> Según la teoría keynesiana, las causas del desempleo no se encuentran en el mercado de trabajo, sino en el mercado de bienes y servicios. Es así porque la cantidad de trabajo demandada por las empresas está condicionada por el volumen de la producción de bienes y servicios que esperan realizar las mismas en el mercado. A mayor demanda, mayor producción y mayor empleo. El desempleo se origina por insuficiencias en la demanda agregada efectiva. Cuando no hay gasto agregado suficiente, ¡as empresas disminuyen el nivel de empleo utilizado. Esta interpretación no ha sabido dar una respuesta a la existencia simultánea de desempleo e inflación en una economía; es lo que se conoce con el término de «estanflación ». <br /> Malinvaud resume el problema del desempleo considerando las dos interpretaciones anteriores: el desempleo actual puede estar originado por tensiones al alza en los salarios reales en el mercado de trabajo, y por una insuficiencia de la demanda agregada. A la hora de solucionar el desempleo, hay un conjunto de medidas que actúan sobre los dos enfoques. Junto al impulso en la demanda, esta medida supone alcanzar una mayor productividad, que implica una disminución en los costes del factor trabajo sin que tenga que afectar a los salarios reales. <br /> Según las teorías microeconómicas del desempleo, no pueden considerarse explicaciones generales del mercado de trabajo. Lo que se intenta hacer es analizar algunas características concretas del problema del desempleo. Para ello se utiliza una aproximación microeconómica, que observa la alta segmentación del mercado laboral y el difícil acceso de los desempleados a los distintos puestos de trabajo. Estos planteamientos se conocen como teorías de búsqueda de empleo. Otro problema analizado es cómo inciden los distintos tipos de contrataciones (temporales, fijas, etc.) dentro del problema del desempleo. <br />2.5.4. Las explicaciones teóricas sobre las causas del desempleo<br /> En los debates políticos o en los medios de comunicación, se avanzan tres fuentes que pueden resumirse de una manera ridícula así:<br />El desempleo se debe a la afluencia recién llegada en el mercado laboral o a la presencia injustificada de algunas categorías de población en este mercado.<br />El desempleo se debe a los parados: son la mala voluntad, la mala información, la ineptitud, las exigencias excesivas, o incluso la pereza que explica por qué algunos siguen siendo en paro ; el que quiere realmente trabajar termina siempre por encontrar un empleo.<br />Finalmente, para no olvidarlo, mencionan el instrumento de explicación universal de todo fenómeno social: el progreso técnico. "<br /> <br /> La evolución demográfica, el aumento del tipo de actividad femenino, la interrupción de los saldos migratorios positivos no pueden explicar por sí solos la ruptura de 1973 y la fuerte progresión del desempleo de masa después. No es la población activa que cambió sino la evolución del empleo. Los Estados Unidos y Japón conocieron una evolución más rápida de su población activa y con toda su tasa de desempleo es más escasa que el de Francia. Estos resultados son incompatibles con la tesis según la cual el crecimiento del desempleo sería una simple consecuencia de la de los recursos de mano de mano de obra.<br /> La evolución de la población sigue la evolución del mercado laboral: recurso a la inmigración en caso de escasez de mano de mano de obra como en los años 1950-1960. A continuación se modificó cuando el estado decide prolongar el horario de los estudios y favorecer las salidas en jubilación anticipada en los años ochenta cuando se había vuelto inútil formar los asalariados mayores de 50 años a los autómatas programables, la evolución de la población activa es el resultado de un método y de un ritmo de crecimiento.<br /> La insuficiencia de las calificaciones adquiridas con relación a las exigencias de los puestos de trabajo recientemente creados explicaría el inemployabilité de algunas categorías de mano de mano de obra .La responsabilidad se basa entonces en el mal funcionamiento del sistema de formación, que se trate de formación inicial o formación continua. Resulta un desempleo friccional principalmente debido a la imperfección de la organización del mercado laboral y a los distintos obstáculos a la movilidad. Esto explica algunas dificultades en mercados laborales particulares (restauración, hostelería, servicios a las personas...) pero considerarse esta insuficiencia de los sistemas de formación no puede como responsable de la reducción de actividad y de un escaso crecimiento por falta de competitividad de la mano de obra. Los Estados Unidos cuyo sistema de formación es criticable tienen una tasa de desempleo escasa mientras que Suecia o Alemania que tiene un sistema de formación que sirve de ejemplo no ha sido ahorrada por un fuerte subido del desempleo en los años ochenta. <br /> En comparación internacional, no hay ninguna correlación global, ni en el tiempo, ni en el espacio, entre nivel de formación de la fuerza de trabajo y nivel de desempleo. No se trata de ningún modo de subestimar la importancia del esfuerzo de formación para el resultado económico sino de rechazar la tesis de una conexión causal con el nivel del desempleo. <br /> La tesis de la búsqueda de empleo que se ha convertido en más complicada y que obligaría a los parados a prolongar su búsqueda de empleo hasta que debe encontrarse el que les conviene, no es más de carácter que debe explicarse el desempleo de masa. Esto sería verdadero si el volumen de las ofertas de empleo no satisfechas aumentaría, ahora bien baja en período de fuerte desempleo. En general, en período de fuerte desempleo, el desempleo voluntario disminuye y los solicitantes de empleos se muestran menos exigente.<br /> El progreso técnico se produce en la subida del desempleo pero es necesario distinguir los efectos transitorios de la introducción de una tecnología de los efectos duraderos del progreso tecnológico. La evolución es a menudo brutal y la introducción de una nueva tecnología es fuente momentánea de un desempleo friccional. Este nivel de desempleo friccional puede ser combatido por esfuerzos en el ámbito de la formación pero la llegada de nuevas tecnologías trastorna cada vez el mercado laboral. A largo plazo, el fenómeno se observa: se trata del derrame social de un sector. El problema actual es que la supresión de empleos en el sector terciario por la introducción de las nuevas tecnologías informáticas de comunicación ya no será compensada con creaciones de empleos suficientes en la industria o el sector primario.<br /> Existe pues una relación bien entre cambio técnico y empleo, pero esta relación no es de ningún modo automática. Es función de los procesos económicos y sociales que operan en tres ámbitos principales:<br />Los criterios de orientación de la investigación y selección de las innovaciones<br />El nivel y los métodos de satisfacción de las necesidades<br />Las condiciones de utilización de la fuerza de trabajo.<br /> El cambio técnico no es, por naturaleza, creativo o destructivo de empleos; modifica las condiciones de determinación del nivel del empleo. ¿Resultará más de consumo, más tiempo libre, más desempleo? La respuesta no reside en el progreso técnico sino en los métodos de reglamento del sistema productivo.<br /> La causa principal del alto nivel de desempleo es el progreso tecnológico. No me malinterpretes; el progreso es algo positivo y hace que la vida sea más llevadera. Pero si cada año producimos la misma cantidad de bienes con menos personas, en muy pocos años muchísimo menos horas de trabajo serán necesarias para producir todos los bienes que se podrían necesitar. La tendencia histórica ha sido la de utilizar cada vez menos horas de trabajo por semana. Si no continuamos con esta tendencia, la oferta de horas de trabajo es mayor que la demanda.<br />2.6. EFECTOS DEL DESEMPLEO<br /> Sin duda alguna, el desempleo puede tener profundos efectos tanto en el individuo como en la sociedad en la que vive, lo que tiene repercusión directa en la economía de un país. Por ello en nuestro estudio hemos considerado necesario analizar en forma general dos de los efectos del desempleo.<br /> La presencia de un elevado desempleo es un problema tanto económico como social. Como problema económico, es un despilfarro de valiosos recursos. Como problema social es una fuente de enormes sufrimientos, ya que los trabajadores desempleados tienen que luchar con una renta menor. Durante los períodos de elevado desempleo, las dificultades económicas también afectan a sus emociones y a la vida familiar.<br /> De cuando en cuando, los países experimentan un elevado desempleo que persiste durante largos períodos, a veces hasta diez años. Es lo que ocurrió en Estados Unidos durante la Gran Depresión, que comenzó en 1929. En unos pocos años, el desempleo aumentó afectando a casi una cuarta parte de la población trabajadora, mientras que la producción industrial se redujo a la mitad.<br /> El trabajo les brinda a las personas la posibilidad de lograr ingresos, por tanto acceder a bienes y servicios, y así satisfacer sus necesidades. En la medida que logren satisfacer mejor sus necesidades, mejor será su nivel de vida. Es por eso que existe un fuerte vínculo entre el desempleo y la pobreza. Ahora bien, no sólo es importante el tener empleo, sino la calidad del empleo, es decir, el salario, la jornada laboral, las condiciones de empleo, la estabilidad, la seguridad social, entre muchos otros elementos.<br />2.6.1. Efectos económicos<br /> El desempleo impone un costo en la economía como un todo, debido a que se producen menos bienes y servicios. Cuando la economía no genera suficientes empleos para contratar a aquellos trabajadores que están dispuestos y en posibilidades de trabajar, ese servicio de la mano de obra desempleada se pierde para siempre.<br /> En un sistema económico, uno de los factores fundamentales es el suministro de recursos humanos (trabajo). Para determinar con precisión, colocamos frente a frente los dos agentes más importantes de la actividad productiva: unidades familiares que incluyen a todos los individuos que, directa o indirectamente, participan de las actividades productivas y consumen los bienes y servicios finales elaborados y las unidades de producción que están representadas por las empresas y son las encargadas de dinamizar la actividad económica de un país.<br /> Esta relación existente se deteriora, cuando el número de unidades familiares que participan de las actividades productivas es menor (desempleo), lo que conlleva a que la presencia de compradores que están dispuestos y pueden comprar algún producto o servicio al precio que se les ofrece no dispongan de ingresos suficientes por cuanto no tienen empleo, esto ocasiona que las unidades productivas bajen sus niveles de producción y no se pueda continuar con el ciclo económico normal por cuanto se da una brecha en la demanda.<br /> Adicionalmente el desempleo trae consigo una pérdida en el nivel de ingresos en los gobiernos, por cuanto deja de percibir impuestos que el trabajador y la empresa aportaba normalmente mientras desempeñaba éste su trabajo. A esto se suma los egresos que tiene que realizar la administración pública por concepto de subsidiar a los desempleados.<br />2.6.2. Efectos Sociales <br /> El coste económico del desempleo es, ciertamente, alto, pero el social es enorme. Ninguna cifra monetaria refleja satisfactoriamente la carga humana y psicológica de los largos períodos de persistente desempleo involuntario. La tragedia personal del desempleo ha quedado demostrada una y otra vez".La pérdida de un ingreso fijo, es la causa de un sin número de problemas tanto en el individuo como en la sociedad en la cual se desarrolla. Así tenemos, las siguientes:<br />Perdida del autoestima.<br />Destrucción del núcleo familia.<br />Deterioro de la salud física y psicológica.<br />Descuido de las habilidades para el trabajo.<br />Inseguridad para buscar un nuevo trabajo.<br />Altos índices de deserción estudiantil (en los hijos).<br />Incremento de los índices delincuenciales.<br /> Algunos estudios realizados por expertos en salud pública indican que el desempleo deteriora la salud física como la psicológica: mayores niveles de alcoholismo y suicidios. Los estudios psicológicos indican que el despido es por lo general tan traumático como la muerte de un íntimo amigo o el fracaso escolar.<br />2.6.1.1. Efectos del desempleo en la familia <br /> El desempleo genera una disminución de los ingresos y, por tanto, produce cambios en el estilo de vida. Pues se vive con la incertidumbre de no saber cuánto tiempo durará esa situación. En tales circunstancias, se tiende a precavidos y reducir drásticamente los gastos<br /> La pérdida de empleo también produce una reducción de las relaciones sociales. Inevitablemente se pierde el contacto con aquellas personas que son imprescindibles para poder desarrollar nuestro trabajo. Además, es un medio para relacionarnos y hacer grandes amistades. Por otro lado, las dificultades económicas disminuyen los contactos sociales, no hay tanta disponibilidad para salir a cenar, ir de copas o realizar actividades que supongan un gasto. <br /> El desempleo puede traer consecuencias psicológicas negativas como disminución de la autoestima, depresión, ansiedad, etc. Produce un empobrecimiento del concepto que se tiene de uno mismo. <br />El padre de familia no solo deja de ingresar dinero en su casa, sino que además considera que su rol de cabeza de familia queda desvalorizado, se siente impotente y frustrado.<br /> Muestran síntomas de deterioro psicológico, depresión e insatisfacción. Este efecto se traslada a los hijos ya que muchos de ellos manifiestan estos mismos síntomas en su actitud hacia la educación. Los hijos de personas desempleadas llevan consigo el estrés de sus padres y esto afecta el rendimiento académico.<br />2.6.3. El efecto de trinquete<br /> Durante un período, una economía por su comportamiento tiene un impacto que se continúa durante los períodos siguientes. “Por ejemplo, un choque coyuntural que causa un empuje del desempleo puede aumentar duraderamente la tasa de desempleo de equilibrio: degradación de las capacidades profesionales debido a lo está en paro de larga duración, impacto del comportamiento de los titulares de empleos estables (y de sus sindicatos). Así pues, las tres recesiones económicas ocurridas desde 1973 habrían podido tener un efecto de trinquete, dependiendo cada vez el nivel de la tasa de desempleo de equilibrio en ausencia de una política activa destinada a eliminar las consecuencias duraderas."<br /> "La tasa de desempleo de equilibrio refleja las características estructurales de una economía y las elecciones de política económica y social que hizo anteriormente. Otra política puede darse por objetivo de transformar estas características".<br />Interpretación Económica del desempleo<br /> Interpretar económicamente el desempleo es buscar las diferentes razones que implica el estar desempleado, para ello consideraremos los tipos de desempleo existentes, también distinguiremos entre desempleo voluntario e involuntario así como las razones de rigidez de los sueldos y salarios.<br />2.7. SOLUCIONES AL DESEMPLEO<br />La empleabilidad como respuesta al desempleo<br /> En la 83º Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo realizada en Ginebra en junio de 1996, participó como invitado el presidente de Francia Jacques Chirac quién sostuvo que para lograr que la mundialización aporte beneficios para todos, es preciso poner la economía al servicio del ser humano y no a la inversa, agregando que en un mundo en evolución, en rápida transformación corresponde a los Estados desempeñar, hoy más que nunca, una función esencial. La mundialización no se hace sin desacuerdos ni dificultades. En los países industrializados, este proceso exige que se efectúen reestructuraciones rápidas y por lo tanto dolorosas, cuyas consecuencias agravan la situación del empleo. En los países más pobres puede agudizar las desigualdades, aumentando el riesgo de marginación de ciertas regiones. <br /> Para el presidente francés, es necesario controlar mejor el proceso de mundialización; para ello, primeramente hay que reunir las condiciones propicias para un crecimiento sostenido y generador de empleo, aprovechar al máximo las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías, en especial en el ámbito de la información.<br /> En segundo lugar, hay que fomentar las actividades de servicio y definir nuevas modalidades de organización del trabajo, que satisfagan tanto las necesidades de la empresa como las aspiraciones de los trabajadores; sobre todo, entendió, “hay que invertir en las personas, para que cada trabajador pueda acceder a la formación profesional a lo largo de su vida”.<br /> Seguidamente interpretó que “la noción de empleo para toda la vida (la estabilidad como principio general) ha sido sustituida por el de empleabilidad”, que designa, en realidad, a una nueva organización de la sociedad, los gobiernos, los empleadores, y los sindicatos que deben estructurar, proyectar estrategias con miras a que todos los trabajadores - durante su vida activa -, puedan pasar de un empleo a otro recibiendo una formación apropiada y conservando su protección social.<br /> Como tercer sendero - que no se puede soslayar - se debe prevenir y evitar la exclusión de los trabajadores menos calificados: disminuyendo - en los casos en que son excesivas - las cargas que gravan el trabajo no calificado; aplicando políticas efectivas de reincorporación en la vida activa de las personas más vulnerables, adaptando los regímenes tributarios y sociales para que dicho retorno al empleo se traduzca en un aumento real de sus ingresos.<br /> Para que la modernización de buenos resultados, debemos permanecer fieles a los respectivos modelos culturales que hemos heredado de la historia y de la idea de humanidad en que nos hemos forjado. <br /> Para ello debemos reconocer que al Estado le incumbe la calidad de custodio y garante de la cohesión nacional.<br /> Tenemos también que pensar, principalmente en los países más pobres que al no tener acceso ni a los capitales ni a los mercados corren el peligro de quedar marginados.<br /> Los gobernantes deben mantener un nivel suficiente de ayuda pública, potenciar la eficacia de ésta, reformando las instituciones internacionales que se ocupan del desarrollo; para ello se requiere que los gobernantes de los países ricos pongan en práctica políticas adecuadas, abriendo sus mercados a los bienes de países pobres y en desarrollo.<br /> Hay que dar una atención especial a la disminución o condonación de la deuda externa de los países pobres. En lo interno el presupuesto del Estado debe disminuir considerablemente las partidas asignadas al funcionamiento de la maquinaria estatal, suprimiendo cargos innecesarios, eliminando el aporte a los partidos políticos (quienes deben auto financiarse), efectuar campañas proselitistas austeras acordes con la crisis. <br /> El dirigente político, como lo hicieron los que actuaron a principios del siglo pasado, deberá tomar conciencia que el cargo público es una carga, y deberán costearse sus actividades sin recurrir al presupuesto estatal.<br /> Habría que estudiar qué procedimiento aplicaron los países europeos (especialmente Francia, Reino Unido, Italia y Alemania) los años posteriores a la segunda guerra mundial (de 1945 a 1949), en particular cómo rigieron los principios clásicos del Derecho del Trabajo.- Habría que preguntarse ¿qué normas laborales se aplicó a los trabajadores que prestaron servicio en la reconstrucción europea?, ¿qué jornada de trabajo laboraron?, ¿quién brindó cobertura a los infortunios del trabajo?<br /> También habría que pensar, la conveniencia de dejar en suspenso durante un par de años, para los nuevos contratos de empleo, la legislación laboral, garantizando las prestaciones de la seguridad social, reemplazando los clásicos subsidios.- El trabajador argentino quiere ganar un salario, quiere trabajo, no le apetece el subsidio, la donación.<br /> En definitiva, hay que estudiar nuevas pautas, nuevas normas, que algunas será transitorias, de mediana y larga aplicación, en cambio otras serán parte de un nuevo Derecho del Trabajo.<br /> El desempleo agrava el problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza, porque aquel que está desempleado no tiene ningún ingreso. Lo mejor sería que el gobierno actual (y los futuros) quisiera solucionar un problema tan serio como el alto desempleo para esto debería realizar reformas estructurales para que el mercado laboral tenga mayor movilidad y debería promover el crecimiento económico a largo plazo.<br />Algunas personas para aumentar el empleo proponer debilitar la legislación laboral para que los trabajadores pierdan más derechos y perseguir al sindicalismo.<br />Otras expertos en el tema poseen una vía diferente de solución, como es el caso de crear trabajo privado para los hoy desocupados, sin necesidad de flexibilizar la ley laboral ni enfrentar al sindicalismo. Proponen crear una nueva figura ocupacional temporaria sin costo alguno para el Estado. Con esto se podrían sancionar leyes que alienten aumentar el número de patrones. Se pretende implantar una figura jurídica "para – laboral" por un plazo de tres años. En vez de ocupados y desocupados habría un tercero que permitiría aumentar rápidamente el empleo y la producción nacional. En este plan habría salarios y seguros contra accidente de trabajo a cargo del empleador, pero no se harían los aportes de jubilaciones ni los aportes sindicales. Los trabajadores percibirían sin descuentos los salarios. No se regiría por la Leyes Laborales sino por el Código Civil. Con esto disminuye el costo de mano de obra y aumenta la producción. Ejemplo del plan: ¿Cuántas viviendas dignas faltan en el país? Se piensa que son miles, no se necesita importar ni mano de obra ni tecnología y como tenemos mano de obra en exceso se puede poner en marcha en pocos meses la creación de estas viviendas que generarían muchos puestos de trabajo. Lo que no explica este plan es con qué dinero se pagarán los materiales y las maquinarias que se utilicen.<br />Juan Luis Bour, especialista en el mercado laboral de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) opina acerca de cómo se puede bajar el desempleo y dice que cree que fracasaría el mejor programa económico porque piensa que no se podría aplicar con la actual situación política.<br />Existe otro punto de vista que es el de aumento de la cobertura del seguro de desempleo para que la familia no se quede sin ingresos y puede seguir viviendo hasta que encuentre un nuevo trabajo.<br />2.8. MEDICIÓN DEL DESEMPLEO<br /> Las variaciones de la tasa de desempleo se obtienen mediante el procedimiento conocido con el nombre de muestreo aleatorio de la población, se lo hace con el fin de dividir a la población en grupos de acuerdo a su situación laboral.<br /> El método más utilizado para medir el desempleo se desarrolló en Estados Unidos en la década de 1930; muchos países utilizan este sistema bajo la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo. Con un seguimiento mensual de una muestra de familias representativas de toda la población civil se obtiene información sobre la actividad de cada persona en edad activa. Para asegurar la precisión de los datos y facilitar su recopilación, los encuestadores preguntan qué es lo que hizo la gente en una semana determinada. Una persona que realizó cualquier tipo de trabajo durante esa semana para recibir una paga o un beneficio, trabajó quince o más horas como un trabajador sin paga en una empresa familiar o tuvo un trabajo del que estuvo temporalmente ausente, es considerado como empleado. Una persona que no estuvo trabajando pero que buscaba trabajo o estaba despedido y disponible para trabajar se considera como desempleado. A continuación, el número de desempleados se divide por el número de personas de la fuerza laboral civil (es decir, la suma de empleados y desempleados) con el fin de calcular la tasa de desempleo. En algunos países, en vez de elaborar una encuesta especial, la estimación del desempleo se realiza a partir de los datos de la cantidad de personas que buscan empleo a través de las oficinas públicas de empleo o de la cantidad de personas que reciben compensaciones por desempleo. En España se utilizan los dos sistemas simultáneamente. Por un lado, todas las semanas se realiza la Encuesta de Población Activa (EPA) entre 60.000 familias y se publica la media trimestral cada tres meses. Por otro lado, todos los meses se publica el número de parados o desempleados apuntados al Instituto Nacional de Empleo (INEM). Entre uno y otro dato se producen grandes discrepancias.<br /> En Octubre de 1980, el cálculo de quienes pertenecían a la fuerza laboral fue de 59 millones 704 mil personas. Ahora ya deducido el total, de las cuales se restan 2 millones 121 mil miembros de las fuerzas armadas se obtiene una cifra total de la fuerza de trabajo civil de 105 millones 180mil personas. A partir de la fuerza de trabajo civil total se restan los “empleados que incluyen a quienes fueron muestreados (durante la semana de investigación).<br />2.9. TASA DE DESEMPLEO<br /> Es el porcentaje de la población laboral que no tiene empleo, que busca trabajo activamente y que no han sido despedidos temporalmente, con la esperanza de ser contratados rápidamente de nuevo. Las tasas de desempleo varían considerablemente por cambios del volumen de movimiento del mercado de trabajo, resultado del cambio tecnológico, lo que conduce al cambio de empleo de una empresa a otra, de un sector a otro y de una región a otra; además también según la edad, sexo y raza. La tasa global de desempleo es uno de los indicadores más frecuentemente utilizados para medir el bienestar económico global, pero dada la dispersión del desempleo, debería considerarse que es in indicador imperfecto de dicho bienestar.<br />Desempleo<br />Tasa de Desempleo =<br />Población Económicamente Activa<br /> Las cifras sobre el trabajo y el desempleo se encuentran entre los datos económicos más minuciosos y más amplios de un país. Se obtienen mensualmente mediante un procedimiento conocido con el nombre de encuesta de población activa. Todos los meses se encuesta a unos hogares con preguntas referentes a su historia laboral reciente.<br /> La encuesta divide a la población de 16 años o más años en cuatro grupos:<br />Ocupados. Son las personas que están realizando trabajo remunerado, así como las que tienen empleo pero están ausentes por enfermedad, huelgas o vacaciones.<br />Desempleados. Son las personas que no están ocupadas, pero que han buscado trabajo activamente o están esperando volver a trabajar. Más exactamente, una persona está desempleada si no está trabajando y ha realizado esfuerzos específicos por encontrar empleo durante las cuatro últimas semanas) ha sido suspendida de empleo y está esperando a ser llamada nuevo o 3) está esperando a ocupar un trabajo el mes siguiente. Además debe declarar que ha hecho un esfuerzo concreto (como acudir a empresas locales, responder a anuncios de ofertas de trabajo,...) por encontrar un empleo.<br />Inactivos. Esta categoría comprende el porcentaje de la población adulta que está estudiando, realizan tareas domésticas, jubilada, demasiado enferma para trabajar o que simplemente no está buscando trabajo<br />Población activa. Comprende las personas que están ocupadas y las desempleadas.<br /> La tasa de desempleo se calcula como el número de desempleados dividido por la población activa, y se expresa en forma de porcentaje. Es decir, no es una proporción entre el total de la gente desempleada y el total de la población, sino el de aquélla que se denomina "económicamente activa".<br />2.9.1. Una tasa de desempleo de equilibrio<br /> Ante la incapacidad de las economías que deben restablecerse un equilibrio de pleno empleo, habría nuevas condiciones de reglamento de los mercados que generarían un determinado volumen de desempleo necesario para la realización del equilibrio macroeconómico. “Las corrientes de inspiración keynesiana y neoclásico proponen dos interpretaciones de la determinación de una tasa de desempleo de equilibrio ".<br />2.9.2. La curva de Philips y NAIRU<br /> Históricamente se constata una relación negativa entre tasa de desempleo e índice de crecimiento de los salarios nominales." En período de desempleo escaso, los asalariados están en posición favorable para pedir aumentos de salarios y aprovechando la buena coyuntura, los patronos reflejan las subidas de salarios sobre sus precios. Así se engancha un movimiento de inflación autoentretenu. El razonamiento es simétrico para una elevada tasa de desempleo.<br /> Un sistema económico debe necesariamente hacer un arbitraje entre desempleo e inflación. Este arbitraje define un tipo de salario no acelerador de inflación (NAIRU: No Accelerating Inflación falta of a Unemployment), su nivel es función de las características de cada economía. Una consecuencia importante se deriva: una política de reactivación solo tiene efectos positivos duraderos si la tasa de desempleo efectiva es superior al NAIRU. En el caso contrario, causará la aceleración de la inflación. Cuando la prioridad se da a la lucha contra la inflación, elevadas tasas de desempleo pueden ser duraderamente necesarias.<br />2.10. POLÍTICA FISCAL Y EMPLEO<br /> La forma en que la política fiscal afecta al empleo es un tema complejo, por lo que es necesario sopesar cuidadosamente los efectos de incentivo y desincentivo que conlleva la intervención del sector público. Por ejemplo, un sistema de prestaciones por desempleo bien diseñado no solo brinda una importante red de protección a la población, sino que, además, permite a los trabajadores dedicar más tiempo a la búsqueda del empleo más productivo. Sin embargo puede al mismo tiempo, prolongar la duración del desempleo, lo que tendría efectos secundarios sobre el potencial de producción de la economía, porque los trabajadores que se encuentran en una situación de desempleo de larga duración experimentan una depreciación de su capital humano. Las posibles desventajas de las prestaciones sociales se observan con más claridad en sus efectos sobre la oferta de factor trabajo. Con frecuencia se menciona el pago incondicional o ilimitado de prestaciones por desempleo como uno de los principales factores que desincentivan la búsqueda de empleo. Este tipo de prestaciones puede, asimismo, reducir las presiones para reformar un mercado de trabajo ineficiente con altas tasas de paro porque los desempleados disfrutan de esos beneficios. También los sistemas públicos de pensiones tienen efectos significativos sobre la oferta de trabajadores. La escasa penalización de la jubilación anticipada, o incluso su promoción activa, han reducido dicha oferta. Por otra parte, la perspectiva de jubilación anticipada constituye un desincentivo para que los trabajadores mantengan sus conocimientos profesionales y participen en un proceso de aprendizaje continuo. Además, los incentivos a la jubilación anticipada facilitan la eliminación de mano de obra incluso en circunstancias en que el despido es muy difícil. Como resultado, las empresas que necesiten reducir su plantilla la recortarían en los segmentos de mayor edad, dándose el caso de que estos trabajadores pueden ser precisamente los que más experiencia tengan y no los menos productivos. Las políticas orientadas al mercado de trabajo, si se diseñan y ponen en práctica adecuadamente, pueden estimular la oferta y la demanda de factor trabajo y, por consiguiente, la tasa de ocupación. Los programas de formación pueden ayudar a mantener y mejorar los conocimientos profesionales, reduciendo los desajustes entre oferta y demanda y el deterioro del capital humano entre los desempleados de larga duración. Otro desafío que se plantea es la reintegración de los grupos difíciles de emplear, como los trabajadores poco cualificados, los parados de larga duración o los trabajadores de más edad.<br />2.11. LA SITUACIÓN MUNDIAL<br /> Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en todo el mundo, se estima que unas mil millones de personas, aproximadamente el 30% de la fuerza de trabajo total, están desempleadas o subempleadas, tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo.-<br /> La OIT califica la situación de "sombría" y advierte que existe el riesgo de que el gran aumento numérico de los denominados "trabajadores pobres", agrave los problemas sociales y económicos provocados por las altas tasas de desempleo.<br /> Hay por lo menos 34 millones de desempleados en los países más ricos del mundo y en lo que se refiere a América Latina, el desempleo continúa aumentando. Si bien no se poseen datos sobre el desempleo directo en África subsahariana y en muchas partes de Asia, no cabe duda que el problema del subempleo masivo y de la pauperización sigue agravándose en las regiones de bajos ingresos.<br /> Los resultados finales que se manifiestan en el mercado de trabajo, en términos de diferentes atributos de las ocupaciones, son el producto de una red compleja de interacciones entre numerosas variable económicas. Para simplificar su interpretación, es conveniente concentrarse en cuatro factores cuyo comportamiento regula en forma inmediata el número y la calidad de los empleos.<br /> Estos factores pueden agruparse, por un lado, desde la perspectiva de la disponibilidad de mano de obra, y por el otro, en términos de los puestos de trabajo que generan.<br /> En lo que hace a lo primero, el elemento determinante de base es el crecimiento de la población, ya sea de origen vegetativo o migratorio, y aparece involucrada una cierta lógica demográfica interna. Es bien conocido que las economías que presentan una elevada tasa de crecimiento poblacional, están sometidas a una presión mayor en lo que hace a la aspiración de asegurar un empleo productivo a sus miembros activos.<br /> De todos modos, sólo una parte de la población está en condiciones de trabajar y se manifiesta dispuesta a hacerlo ("la población económicamente activa"). Se trata de un segundo factor, de naturaleza socio demográfico, influido por pautas culturales así como por las propias condiciones y oportunidades laborales que brinda la situación económica general.<br /> Atendiendo a la heterogeneidad del comportamiento de distintos grupos de edad y sexo de la población, resulta conveniente medir la participación económica en términos de los grupos mencionados. Una solución simple consiste en distinguir cuatro grupos:<br /> a)jóvenes de ambos sexos entre 15 y 24 años;<br /> b)hombres entre 25 y 59 años;<br /> c)mujeres entre 25 y 59 años; y<br /> d)mayores de 60 años, de ambos sexos.<br /> Se han identificado en el nivel mundial patrones históricos relativamente regulares en las tasas de actividad de los cuatro grupos indicados. En el caso de los jóvenes, la tendencia de la participación económica estable, o bien decreciente atendiendo a una mayor retención en el sistema educativo. Los hombres en edad central (entre 25 y 59 años), presentan una tasa de actividad mayor que la de los otros grupos y tiende a mostrar una mayor estabilidad, o sea variaciones pequeñas y no sistemáticas.<br /> En el caso de las mujeres en el mismo período, presentan contemporáneamente la conocida tendencia de elevación secular pero, como ello ocurre a partir de niveles iniciales bajos, se abre un amplio margen de alternativas con respecto a la velocidad de esa elevación. Ello está influido por factores culturales medianamente autónomos pero es muy sensible además al propio dinamismo de las oportunidades de empleo, o si se prefiere, a la necesidad objetiva de incrementar su disponibilidad de mano de obra que puede enfrentar la sociedad.<br /> Las personas mayores, por último, tienden a presentar una tasa de actividad muy baja en tanto se haya alcanzado un desarrollo adecuado de los sistemas previsionales o de retiro.<br /> En cuanto a la generación de puestos de trabajo, un primer factor determinante es la evolución histórica del nivel del producto interno, el que está a su vez directamente asociado con el ritmo de formación de capital. Sin duda una tasa elevada y sostenida de crecimiento del producto constituye la condición necesaria fundamental para asegurar un ritmo de generación de nuevos puestos de trabajo que sean compatibles con la disponibilidad creciente de mano de obra.<br /> Podemos afirmar que la evolución en el tiempo del volumen de la población, de su grado de predisposición a participar en el sistema productivo, del nivel de actividad al que opera este último y de las condiciones de productividad vigentes, constituyen los cuatro factores inmediatamente determinantes de un conjunto de resultados que se expresan en una cantidad y calidad de empleo de la mano de obra.<br /> El conjunto de estos cuatro factores no hace más que desplegar los términos en que se presentan las condiciones estructurales de funcionamiento del mercado de trabajo. La interacción entre ellos se resuelve y expresa en resultados concretos.<br /> El informe de la OIT atribuye el deterioro de las condiciones del mercado de trabajo a los siguientes factores:<br />Las bajas tasas de crecimiento de la economía de los países industrializados a contar de 1973, y la incapacidad de la mayoría de los países en desarrollo para recuperarse plenamente de la crisis económica de comienzos de los años ochenta.<br />La lentitud del ajuste de los salarios a la baja productividad de la mano de obra y la aparición de inflación salarial, que se mantuvo hasta mediados del decenio de 1980.<br /> La exclusión progresiva del mundo del trabajo que afecta a los desempleados de larga duración, y el creciente trasvase de millones de trabajadores a formas precarias de empleo en las actividades del sector informal (no estructurado) de la economía.<br /> <br /> El informe llega a la conclusión que aun cuando no existe una receta única válida a la vez para los países en desarrollo, los países industrializados y las economías en transición, la "condición prioritaria para revertir el prolongado deterioro de las condiciones de empleo es volver a tasas de crecimiento económico elevadas y sostenidas".<br /> La OIT sostiene que el concepto de pleno empleo, convenientemente actualizado, debería seguir siendo un objetivo central de las políticas económicas y sociales.<br /> Mucho se habla de la desreglamentación del mercado de trabajo como una forma de solucionar los problemas del desempleo pero no hay pruebas que corroboren la pertinencia de la solución cuando se trata de buscar una salida a la crisis de desempleo.<br /> Para el Banco Mundial - en el informe mencionado - “la situación de miseria se mantiene a pesar de que las condiciones humanas han mejorado más en el último siglo que en todo el resto de la historia de la humanidad. La riqueza mundial, las conexiones internacionales y la capacidad tecnológica son mayores que nunca.- El crecimiento económico es imprescindible para reducir la miseria, pero a veces no basta para crear las condiciones que permitan mejorar la vida de las personas y frenar la desigualdad...casi la mitad de la población mundial, viven con menos de dos dólares diarios; una quinta parte de la humanidad, deben conformarse sólo con un dólar. La distribución de las mejoras económicas ha sido tremendamente desigual: el ingreso medio en los veinte países más ricos es treinta y siete veces mayor que el de los veinte países más pobres, y esa brecha se ha duplicado en los últimos cuarenta años...”<br />2.12. SITUACIÓN ACTUAL DE DESEMPLEO<br /> Poseer una ocupación estable, es la base principal de la cual se derivan las condiciones materiales de vida de la población de un país. En efecto, sólo pueden alcanzarse niveles de consumo de los hogares compatibles con un desarrollo adecuado de las posibilidades de realización de las personas cuando exista un número suficiente de buenas ocupaciones. Por esto último debe entender formas de inserción ocupacional que sean, al mismo tiempo, económicamente eficientes y socialmente equitativas. Por el contrario, la escasez de tales oportunidades - o lo que viene a ser equivalente - la proliferación de formas de inserción ocupacional inadecuadas constituyen el antecedente de la pobreza y la frustración de oportunidades de desarrollo personal.<br /> Por ello compartimos con el Banco Mundial en su “Informe sobre el desarrollo mundial 2000 / 2001. Lucha contra la pobreza”, cuando afirma “ser pobre es tener hambre, carecer de cobija y ropa, estar enfermo y no ser atendido, ser iletrado y no recibir información, además, supone vulnerabilidad ante las adversidades y, a menudo, padece mal trato y exclusión de las instituciones...”<br /> A continuación presentamos una síntesis del panorama internacional sobre el tema, con estadísticas recientes publicadas en los últimos informes de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.) y del Banco Mundial; luego nos detendremos brevemente sobre la situación de países con economía en transición y con economías en desarrollo.<br /> Abordaremos algunos aspectos del subempleo y otras formas de exclusión social, para continuar describiendo los impactos que genera el desempleo como causante de la pobreza en la familia y en otras estructuras intermedias.<br /> Para no quedarnos en un mero diagnóstico ni en la presentación de un panorama nada alentador, nos permitimos esbozar algunas propuestas o tentativas que puedan contribuir a disminuir el desempleo y el empleo marginal, siendo conscientes que no hay respuestas seguras ni soluciones mágicas y que no son iguales en todos los países, pero hay que iniciar la tarea de brindar algunas pautas que por el momento serán ideas que, en un futuro tal vez, puedan transformarse en realidades.<br />2.13. []PERSPECTIVAS ACTUALES: MASA MARGINAL Y EMPLEABILIDAD<br /> En la actualidad la situación social de gran parte de los latinoamericanos empeoró drásticamente respecto de los años 60 y 70, época en la que surgieron estos conceptos. En este sentido, y al igual que ayer, existen muchas interpretaciones que –de un modo contrario al de la masa marginal– hacen recaer en las propias víctimas la responsabilidad por su condición de tales. En el campo de las asociaciones empresariales, la herramienta elegida para «cargar las tintas» en los marginales fue la noción de empleabilidad; de este modo, se los categorizó como «inempleables». La empleabilidad hace hincapié en que, tanto quienes están ocupados como quienes no lo están, deben encargarse de, y esforzarse por, desarrollar ciertas aptitudes y actitudes que la crítica de Cardozo a la tesis de la masa marginal –reproducida en Nun– intenta demostrar la incorrecta interpretación de ciertos conceptos marxistas efectuada por Nun. En su artículo «Nueva visita a la tesis de masa marginal», Nun (p. 257) comenta que Cardozo reconoció años después la existencia de excedentes de población no funcional en Latinoamérica. Supuestamente los habilitan para ingresar y permanecer en un determinado puesto de trabajo.<br /> La empleabilidad, surgida a mediados de la década de los 80, enfatiza que los trabajadores pueden mejorar su desempeño a través de la adquisición de nuevas habilidades y saberes. De allí también su particular postura sobre la educación y, sobre todo, la formación profesional, a la que caracteriza como una inversión. No en vano, la empleabilidad se inscribe en la teoría del capital humano En la práctica, esta teoría dio lugar a estrategias de recursos humanos y lobbys en instancias como cámaras empresariales y organismos internacionales. En este sentido, se puede mencionar el papel asumido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en materia educativa. Esta organización ha recuperado en parte elementos de la teoría del capital humano con el objeto de influir en el diseño de políticas educativas de los países en desarrollo. De hecho, propuso introducir en los contenidos curriculares elementos destinados a potenciar la empleabilidad de la fuerza de trabajo, refiriéndose de este modo a la necesidad de asegurar las competencias de los futuros trabajadores<br /> En reiteradas ocasiones, y desde la esfera estatal, los desocupados latinoamericanos también fueron interpelados a través de distintas acciones tendientes a dotarlos de mejores capacidades para su incorporación y desarrollo en el mercado de trabajo. En esta línea se creó una gran cantidad de programas públicos de capacitación, formación y entrenamiento laboral. En su mayoría, esas acciones partieron de un supuesto según el cual una «adecuada formación para el trabajo es aquella que consigue disminuir el cuello de botella entre la demanda de personal para ocupaciones calificadas y la sobreoferta de trabajadores sin calificaciones adecuadas...» (Gallart, p. 102).<br /> En relación con este aspecto cabe preguntarse qué proporción de la masa de desocupados puede explicarse por este «desfase» entre un tipo y otro de demanda y de oferta de fuerza de trabajo. Es decir, si todos los desocupados contaran con los certificados y calificaciones adecuados, ¿conseguirían un empleo? En este punto, hay al menos dos comentarios a introducir respecto de las políticas públicas y las acciones empresariales destinadas a promover la empleabilidad de la fuerza de trabajo. El primero es que en la actualidad, y con justa razón, no existen posturas contrarias a la incorporación de saberes y conocimientos por parte de la fuerza de trabajo, y sostener lo contrario es a todas luces un absurdo. De hecho, hoy son muchos los sindicatos latinoamericanos que se ocupan de llevar a cabo tareas de capacitación y formación de sus afiliados.<br /> Ahora bien, otra cuestión (y muy distinta) es, a partir de estos enfoques, ver a los desocupados como responsables por no saber y, como corolario, trasladarles la carga de serlo. Dicho de otro modo, empezar a verlos como los principales causantes de su propia condición. En cualquier caso, y como segundo comentario, puede sostenerse que la noción de empleabilidad remite a la posibilidad de «funcionalizar» los excedentes poblacionales –afuncionales o disfuncionales– a los que hace mención la tesis de la masa marginal. En el campo de las hipótesis de trabajo podría sostenerse, además, que este proceso de funcionalización opera en dos instancias: una objetiva y otra subjetiva. En la primera, la empleabilidad conforma un conjunto de atributos –siempre variantes– que debe adquirir la fuerza de trabajo, con la idea de extender, dentro de la superpoblación relativa, la proporción ocupada por el ejército industrial de reserva frente a la masa marginal. Entran aquí las acciones concretas destinadas a mejorar las competencias laborales de los trabajadores ocupados pero, y sobre todo, de los desocupados.<br /> En el campo de la subjetividad, la empleabilidad permite que cientos de desocupados puedan «sentirse parte» –mientras, por caso, se capacitan– del ejército industrial de reserva. En este plano, la empleabilidad opera para que los propios desempleados no presten atención a explicaciones de su situación centradas en la existencia de causas estructurales, y si a esto se le agrega aquella idea asociada a que los desocupados «no pueden nutrir un proyecto común y no parecen capaces de superar su desasosiego en una organización colectiva ...» (Castel, p. 414), todo parece facilitar el ostracismo de estos sectores afectados por la falta de empleo. Cosa que en Latinoamérica, y en especial en el caso argentino, parece darse exactamente al revés: en ciertas circunstancias los desocupados lograron agruparse y movilizarse, dando lugar así al proceso constitutivo de su identidad y de inserción dentro del actual escenario económico y social (Colectivo Situaciones).<br />DESEMPLEO EN EL PERÚ<br /> El presente trabajo tiene por finalidad aproximarse al fenómeno del desempleo urbano en el Perú, analizando sus dimensiones, tipos, y características principales con miras a perfilar, más adelante, políticas adecuadas para reducir su incidencia. <br /> La investigación se justifica, en la medida que el desempleo en la actualidad afecta a casi el 10% de nuestra población económicamente activa (PEA), especialmente si consideramos que es precisamente la escasez de puestos de trabajo adecuados la que origina la utilización sub-óptima del recurso mano de obra. <br /> La falta de empleo en el Perú no es un problema reciente, sino que se viene dando hace muchos años. Este problema ha generado diversas actitudes en la población que ve como principal solución a este problema a la migración. Otra forma de acabar con este problema es la creación de Pymes que dan empleo a muchas personas mediante la creación de pequeñas empresas. A continuación, explicaremos una de las principales consecuencias del desempleo.<br /> Se generan diversas consecuencias sociales a partir de la falta de empleo. Siendo el principal la migración a la que recurre la mayoría de personas, en lo principal, peruanos que ven en el extranjero un mejor futuro laboral o creen simplemente que en cualquier otro país la situación es mejor que en el Perú. Los principales motivos por los cuales las personas emigran son las altas tasas de desempleo, la miseria, la falta de recursos económicos y sociales, la violencia y la guerra, son siempre los motivos que fuerzan a individuos y familias enteras a buscar medios de subsistencia lejos de su propia tierra. A todo esto la migración se ha convertido en un problema social. Otra consecuencia social, pero que se da como una solución al problema, viene a ser la creación de Pymes (Micro y pequeñas empresas) que buscan generar empleo y ayuda a muchas personas con entusiasmo de progresar. Un ejemplo de ellos sería "Gamarra", un conglomerado de empresas industriales, comerciales y de servicios dedicados a la confección de prendas de vestir que agrupa a unas 10 mil empresas que dan empleo aproximadamente a 60 mil personas.<br /> Existen grupos especialmente afectados por el desempleo. En primer lugar, probablemente el grupo más afectado sea el de los jóvenes quienes exhiben tasas de desempleo equivalentes a casi dos veces el promedio de ellas. Uno de sus probables determinantes es que los jóvenes cuentan con menor experiencia laboral, lo cual reduce sus probabilidades de inserción en el mercado del trabajo. Un dato interesante es que en la última década la tasa de desempleo de los jóvenes se ha reducido ligeramente y se ha incrementado el desempleo de individuos mayores de 50 años. Desde nuestro punto de vista, el tema se puede reducir en que lo jóvenes actuales cuentan con un nivel de educación superior al de las generaciones mayores, en términos laborales, cuestan menos a las empresas. En este contexto los adultos encuentran un panorama desfavorable. Otro de los grupos afectados por el desempleo es el de las mujeres, cuya tasa de desempleo usualmente han sido claramente mayores a las de los hombres. Por último, se ha observado también que los pobres exhiben mayores tasas de desempleo. Por ejemplo, se muestra, en Lima que los pobres han mostrado tasa de desempleo equivalente a casi el doble de los que no son pobres.<br />2.14.1. Desempleo en el mundo: ¿le importa al Perú?<br /> El último informe de la OIT sobre el empleo en el mundo[1] y la presentación de su presidente Juan Somaravia en el Foro Económico Mundial, han vuelto a colocar al desempleo como uno de los temas de agenda más importante debido a las cifras desalentadoras previstas para los próximos diez años. Según la OIT, sólo para controlar el aumento del desempleo se necesitan crear 40 millones de puestos de trabajo cada año, cifra que no ha podido alcanzarse, en un contexto en el que la globalización no ah creado trabajos adecuados, A nivel mundial, el desempleo ha crecido en los últimos 10 años en 25%, afectando hoy a 192 millones de personas, de las cuales 86 millones -cerca del 50%- son jóvenes entre 15 y 24 años. Esto se agrava si se considera que la mitad de todos los trabajadores del mundo (casi 1400 millones de personas) viven con menos de 2 dólares al día. Aunque la mayoría de ellos no viva en América Latina, la región es la que peor desempeño ha tenido en cuanto a desempleo, ostentando la mayor tasa de crecimiento en todo el mundo 7.4%<br /> A primera vista el Perú no parece seguir esta tendencia. Según cifras del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MINTRA) [4], el país lleva meses de crecimiento del empleo, registrándose en diciembre de 2005 un aumento del 5,7% con respecto a diciembre del año anterior, gracias al buen desempeño de sectores como industria (6,9%), servicios (5,4%) y comercio (4,6%); incrementándose de esta forma el empleo no sólo en Lima sino también en las principales ciudades al interior del país<br /> Entonces, ¿Vale la pena preocuparnos por la tendencia mundial del empleo, cuando en el Perú, las cifras de empleo son alentadoras? La respuesta es afirmativa; y es que, según el mismo informe del MINTRA, las mejoras obtenidas en el empleo son resultado de coyunturas favorables, como la mejora en la pesca o la fuerte demanda internacional de productos agrícolas, y no debido a una mejora de productividad de los trabajadores; mejora que garantizaría que el empleo crezca en forma sostenida, permitiendo asimilar la creciente oferta de trabajo y crear nuevas oportunidades de empleo [1] Organización Internacional del Trabajo. World Employment Report 2004-2005. Diciembre del 2005.<br /> Presentación de Juan Somaravia en el Foro Económico Mundial. Davos, Suiza.Diciembre del 2004 a diciembre del 2005<br /> Ministerio de trabajo y Promoción del Empleo. Informe Ejecutivo. El Empleo Nacional Urbano a diciembre del 2005<br />2.14.2. Tasa de desempleo y mercado laboral <br /> El desempleo es un fenómeno siempre presente, en mayor o menor grado, en toda sociedad. De la población total de un país, existe un grupo que pertenece a la fuerza laboral y otro que se encuentra fuera de ella debido a actividades educativas o quehaceres del hogar. Del mismo modo, entre los individuos que forman parte de la fuerza laboral, algunos se encuentran ocupados y otros se encuentran desocupados. <br /> En términos estadísticos, se define como desempleados a aquellos individuos en edad de trabajar (15 o más años) que no se encontraban trabajando en un período de referencia establecido (último mes, última semana, etc.), y que estaban buscando activamente un empleo. <br /> Se utiliza la tasa de desempleo, es decir, el porcentaje de la fuerza laboral desempleada, como un indicador resumen del estado del mercado laboral, aunque eventualmente puede constituir sólo una aproximación parcial al fenómeno. Debido a ello, es útil complementar las conclusiones proporcionadas por la tasa de desempleo con otros indicadores análogos, como la tasa de participación, la proporción de ocupados sobre la población, etc. <br /> Una limitación importante de la tasa de desempleo es que no dice nada sobre los niveles de ingreso y la calidad del trabajo de aquellos que se encuentran empleados. Si bien ésta es una limitación relevante para el estudio del mercado de trabajo en su conjunto, en esta edición del Boletín nos concentramos exclusivamente en la explicación de la dicotomía empleo-desempleo, dejando para una siguiente edición el estudio del subempleo.<br />Tasa de desempleo en el Perú<br />AñoTasa de desempleoPosiciónCambio PorcentualFecha de la Información20039,40 %105 2002 est.20049,70 %1043,19 %2003 est.20059,60 %87-1,03 %2004 est.20067,60 %73-20,83 %2005 est.20077,20 %81-5,26 %2006 est.20086,90 %85-4,17 %2007 est.20098,10 %11317,39 %2008 est.20108,10 %910,00 %2009 est.20116,70 %67-17,28 %2010 est.<br /> 2.14.3. Desempleo y Desarrollo <br /> Se pueden establecer, por lo menos, dos hipótesis alternativas con respecto a la relación entre el nivel de desarrollo y la tasa de desempleo. Por un lado, se puede argumentar que los países desarrollados tienen mayores oportunidades de empleo y, por lo tanto, el nivel de desempleo registrado debería ser menor en estos países. En este sentido, existiría una relación inversa entre el desarrollo de un país y su tasa de desempleo. <br /> De otro lado, en los países de bajos ingresos, las familias pobres no pueden financiar largos periodos de desempleo y deben idear estrategias de empleo e ingresos de manera de maximizar el bienestar familiar, dadas las múltiples restricciones que enfrentan. Por tanto, las tasas de desempleo en países subdesarrollados no podrían ser muy altas. <br /> En la realidad concreta no encontramos una relación clara entre el nivel de desarrollo y las tasas registradas de desempleo abierto, probablemente debido a que las dos hipótesis actúan simultáneamente y a que la tasa de desempleo es afectada por otros factores como el ciclo económico y la presencia de diferentes regulaciones en el mercado laboral. <br /> En Sudamérica, aun cuando existen diferencias metodológicas involucradas en el cálculo de las tasas de desempleo, se observa que los niveles registrados son bastante variables. Las tasas fluctúan entre el 4% y el 18% para países cercanos y que no presentan diferencias tan marcadas en sus niveles de desarrollo. La tasa de desempleo abierta peruana se sitúa en el promedio sudamericano. <br />2.14.4. Perú: Desempleo por ámbitos geográficos <br /> En el Perú, las estadísticas sobre desempleo tradicionalmente se habían elaborado sobre la base de información de Lima Metropolitana. Este año, se ha podido conocer, por primera vez, cifras no solo para Lima Metropolitana sino para toda el área urbana del país, lo cual permite realizar comparaciones por ámbitos geográficos, tal como se puede apreciar en la sección de Indicadores Laborales del boletín /1. <desempleo2.html> <br /> Esta información ha permitido confirmar algunos hechos ya conocidos, pero ha evidenciado diferencias interesantes entre los procesos laborales existentes en Lima Metropolitana y el resto del país. <br /> Las diferencias más importantes se refieren a los niveles que muestran las tasas de desempleo en diferentes regiones del país. Así por ejemplo, se observa que las zonas Central y Sur del país presentan comparativamente tasas más elevadas de desempleo que las del Norte, incluida la Selva. Estos fenómenos, que merecen una investigación de mayor detalle, pueden estar asociados a los desiguales procesos de desarrollo experimentados por las ciudades del interior del país y a la mayor cercanía de los mercados de trabajo rurales en las ciudades intermedias, lo cual determinaría comportamientos diferenciados de la oferta laboral y un patrón estacional que debe ser analizado. <br /> Lo que sí es claro es que algunas estructuras del desempleo son similares tanto en Lima como en el resto del país, si se consideran las variables edad, sexo y educación. En el caso de la edad, por ejemplo, los jóvenes presentan mayores tasas de desempleo llegando, en el caso de la Costa Sur, a estar por encima del 28%. Del mismo modo, excepto en la Sierra Norte, en todo el país son las mujeres quienes se ven afectadas en mayor proporción por el fenómeno del desempleo. Finalmente, el nivel educativo, con algunas diferencias de niveles, en todas las regiones vuelve a presentar una relación no lineal con la tasa de desempleo. <br />2.14.5. Duración del desempleo<br /> Tanto en medios académicos como políticos, parece existir una percepción del desempleo como un fenómeno estático, como si su estructura no cambiara en el tiempo y los desempleados fueran los mismos siempre. Dichas apreciaciones olvidan el carácter eminentemente dinámico del mercado laboral y la presencia de permanentes flujos desde y hacia él. <br /> El fenómeno de la duración del desempleo en el Perú, ha sido escasamente estudiado y no existen antecedentes confiables que permitan hacer una comparación de esta variable en el tiempo. <br /> El estudio de la duración del desempleo es importante debido a que nos permite aproximarnos al conocimiento del tipo de desempleo existente en un país. Según su duración y el comportamiento de la demanda de mano de obra, el desempleo puede ser friccional o estructural. Cada situación expresa características distintas y permiten, por lo tanto, políticas diferentes. <br /> De acuerdo a la información recogida para el primer trimestre de 1996, la duración del desempleo en Lima Metropolitana es relativamente corta. En realidad, sólo el 17.1% (1.6% de la PEA) de los desempleados tiene 10 o más semanas buscando empleo. <br /> Esta evidencia sugiere que el fenómeno del desempleo persistente no es tan significativo en nuestro país como sí lo es en otros países. Por el contrario, el tipo de desempleo predominante en nuestro medio sería más de corto plazo, es decir friccional o estacional.<br /> El desempleo friccional surge principalmente porque los mercados de trabajo son dinámicos. En efecto, simultáneamente coexisten en el mercado laboral, nuevos ingresantes (aspirantes) al mismo tiempo que otros individuos están dejando la fuerza laboral (jubilados o desalentados). Existen personas que están renunciando a sus empleos para buscar otros y también existen empresas que reducen su nivel de empleo mientras que hay otras que buscan trabajadores. <br /> Dado que los flujos de información son imperfectos tanto los empleadores como los trabajadores, suelen demorar en encontrar exactamente lo que buscan en el mercado. Es decir, debido a la ausencia de mecanismo de información, toma tiempo para que se produzca el encuentro entre empleadores y trabajadores generándose así el desempleo friccional. <br /> Como se mencionó, en Lima Metropolitana, sólo el 17,1% de los desocupados se encuentran buscando empleo por más de 10 semanas, es decir, están en una situación de desempleo de larga duración. Este desempleo prolongado o persistente, afecta más a los siguientes grupos poblacionales: <br /> a) mujeres, <br /> b) aquellos que en el contexto familiar son hijos, <br /> c) los individuos con niveles educativos secundarios o superiores, <br /> d) las personas solteras, y <br /> e) los jóvenes. <br />2.14.6. Determinantes del desempleo en Lima metropolitana<br /> En esta sección se examinó cómo influyen las características socioeconómicas sobre la condición laboral de los individuos. Como se dijo en la sección II, no bastan los cruces de información que muestran a las mujeres y jóvenes con tasas más altas de desempleo para establecer un vínculo estadístico causal, sino que es necesario controlar por otras variables para establecer rigurosamente esos efectos. <br /> En base a un modelo de regresión logístico, se ha estimado la siguiente relación:<br />Condición de Desempleo = f (migración, estado civil, educación, edad, sexo, parentesco con jefe de hogar, capacitación). <br />La definición de las variables fue la siguiente:<br />Desempleo: 1 = si el individuo se encuentra desempleado. 0= si está empleado. <br />Migración: 1= migrante, 0= nativo de Lima Metropolitana. <br />Primaria: 1= primaria, 0=otro. <br />Secundaria 1= secundaria, 0=otro. <br />Superior 1= superior, 0=otro. <br />Edad variable continúa (en logaritmo natural). <br />Mujer 1= mujer, 0=hombre. <br />Jefe 1 =jefe de hogar, 0=otro. <br />Cónyuge 1= cónyuge, 0=otro. <br />Hijo 1= hijo, 0=otro. <br />Capacitación 1= recibió capacitación, 0=no la obtuvo. <br />La relación estimada se ajusta adecuadamente tal como lo indica el estadístico "modelo chií cuadrado" que prueba la hipótesis nula de que el valor de todos los coeficientes del modelo son cero (el equivalente de una prueba F para modelos logit).<br />Los resultados de la regresión muestran que los coeficientes de cuatro variables son estadísticamente diferentes de cero. Por lo tanto, se puede concluir con elevado nivel de confianza que:<br />a menor edad, aumenta la probabilidad de desempleo, <br />las mujeres presentan mayores probabilidades de estar desempleadas que los hombres, <br />aquellos individuos que participaron en cursos de capacitación tienen menores posibilidades de estar desempleados, <br />los individuos que tienen relación de hijos con el jefe del hogar tienen mayores posibilidades de estar desempleados, y <br />Las variables de educación no parecen tener un efecto claro sobre la condición de desempleo, aunque probablemente este resultado se deba a que hemos incluido en la regresión la variable capacitación para el trabajo. <br />2.14.7. Posibles soluciones<br />La manera para reducir el desempleo y para vivir mejor es la de distribuir el trabajo disponible, trabajando menos horas por semana.<br />Obviamente la solución para el desempleo, radica en generar mas puestos de trabajo.Entonces la pregunta seria, Que clase de puestos de trabajo conviene generar?<br />Por un lado proponer atraer inversiones extranjeras y por el otro lado considerar que el enfoque tendría que ser hacia las pymes (pequeñas y medianas empresas).Ambos son buenos, de hecho estas suelen ser las soluciones que buscan todos los países, faltaría solamente el incentivo a las industrias y empresas nacionales y ya estarían todas las alternativas que se suelen tener en cuenta.Desde mi punto de vista, me sumo a la solución de fomentar las pymes.<br />La inversión extranjera, es la alternativa por la cual suelen inclinarse los países, ya que las empresas extranjeras inyectan capital a corto plazo, al estado no le cuesta un centavo y genera una visión social de bienestar, lo cual es muy positivo para un gobernante que debe encarar elecciones en periodos muy cortos.Si bien es una solución al desempleo, este sistema le resta independencia a la economía, genera agujeros en la economía (fuga de capitales) y además esta lo negativo de saber que el país no se queda con el 100% de las ganancias que genera.<br />2.14.8. Tasa desempleo baja en Perú1:33 p.m. - LIMA, Perú (Reuters).- La tasa de desempleo de Lima, la principal plaza laboral de Perú, bajó levemente a un 9% en el trimestre móvil entre diciembre del año pasado y febrero de 2008 frente al mismo período previo, dijo el sábado el Gobierno. En el lapso diciembre 2006 a febrero de 2007, la tasa de desempleo había sido de un 9.5% la Población Económicamente Activa (PEA), informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).La PEA de Lima Metropolitana totalizó en el período diciembre 2007 a febrero 2008, 4 mil 407.000 personas, una reducción del 1% frente al mismo trimestre pasado. Del total de la fuerza laboral, 395 mil personas figuraron en el trimestre móvil diciembre-febrero como desocupadas, una caída del 6.5% frente al mismo lapso de un año antes. Según el INEI, la PEA de Lima con un empleo adecuado, en cuanto a horas de trabajo e ingresos, se incrementó lo que evidencia un aumento del empleo formal durante el trimestre. 2.14.9. Desempleo Perú 2011 Qué elementos han venido marcando la dinámica de la economía mundial y seguirán dejando huella durante el 2011? En primer lugar, queda en evidencia la consolidación del cambio en la dinámica de crecimiento mundial, con prevalencia del conjunto de países emergentes, entre ellos Perú, respecto de los desarrollados.  Los primeros están en mejor posición para crecer y/o enfrentar en buena forma la probabilidad de algún escenario complicado, mientras los segundos se ocupan todavía de arreglar el caos financiero generado. En efecto, Latinoamérica y Asia emergente han desarrollado en las últimas décadas un dinamismo propio, basado en buenas instituciones económicas, bancos centrales serios e independientes (con mandatos muy centrados en la estabilidad económica y la estructura de precios) y con desarrollos relevantes en sus políticas fiscales (reglas fiscales, para ser más exactos) que les han permitido desarrollarse.Así, mientras el crecimiento del primer mundo seguirá estando por los suelos por un buen tiempo (muchos hablan incluso de una década), el mundo emergente seguirá creciendo con mucha probabilidad el próximo año, a tasas que rondarán entre 4% y 5% para el caso de Latinoamérica y alrededor del 6% para el caso de Asia emergente (sin contar China, que va a una velocidad mayor). Y lo más importante para los emergentes es que este crecimiento tiene una preponderante cuota basada en la demanda interna, y por el momento sin mayores visos de que se estén gestando burbujas de extremo cuidado.Sin embargo, ello no quiere decir que no haya riesgos. El principal puede provenir de alguna situación global catastrófica, que, aunque es considerada poco factible por ahora,  tampoco tiene una probabilidad de ocurrencia igual a cero.Todo indica que estamos aterrizando en un nuevo equilibro, una nueva situación de normalidad, con cierta estabilidad. ¿Por qué? Primero, el mundo desarrollado ha experimentado un proceso de ajuste importante, tanto público como privado, que va limpiando la posibilidad de riesgos financieros a la vista. Así, no cabe esperar un escenario de crisis financiera amplia y estructural en el mundo desarrollado.Lo que se aclarará es la presencia de un escenario de bajo crecimiento en el 2011. En primer lugar, la confianza en los mercados seguirá deprimida dadas las altas tasas de desempleo que al parecer permanecerán en muchos de los países desarrollados. Aquí en el país el empresariado tiene optimismo de que el desempleo disminuya sobre todo en los sectores, construcción, manufacturero, comercio y servicios. Recordemos que si alguna recuperación se dio en el 2010, ésta dependió de las ayudas fiscales.El mundo emergente, por su lado, brillará de manera contrastante, pues mostrará mayores fortalezas, lo que le permitirá dotar de sostenibilidad a su crecimiento y –claro está– tendrá que enfrentar un año de fuertes presiones por apreciación de sus monedas. Un nuevo equilibrio nos espera en el 2011, muy distinto al que se solía ver antes tras una crisis cuando los países emergentes eran los que terminaban casi moribundos. El mundo claramente ha cambiado, y eso también se trasluce en la disminución del desempleo.3. ANTECEDENTES DEL TEMA 4. ELABORACIÓN DE HIPÓTESIS La causa principal del alto nivel de desempleo es el progreso tecnológico. Sin embargo el progreso es algo positivo y hace que la vida sea más llevadera. Pero si cada año producimos la misma cantidad de bienes con menos personas en muy pocos años muchísimo menos horas de trabajo serán necesarias para producir todos los bienes que se podrían necesitar. La tendencia histórica ha sido la de utilizar cada vez menos horas de trabajo por semana. Si no continuamos con esta tendencia, la oferta de horas de trabajo es mayor que la demanda. Una sobreoferta de horas de trabajo significa que éstas valen menos y bajan los sueldos y salarios. Muchas personas se quedan sin trabajo; ya no se necesitan sus horas de trabajo. Los que están sin trabajo no tienen ingreso alguno y por eso disminuye la demanda en bienes. Al haber menos ventas, se produce menos y aún más personas quedan afuera. Es todo un círculo vicioso que acelera el desempleo e incita al crimen, porque algunos se dedicarán al crimen para tener ingresos. La manera de poner fin a esto y tener a todos trabajando, es continuar con la tendencia histórica; es distribuir el trabajo disponible entre todas las personas que quieren trabajar; y esto se puede lograr, si cada persona trabaja menos horas por semana. El Gobierno podría fijar un impuesto sobre las horas extras, ya sea las pagadas o las realizadas voluntariamente, haciendo lo mismo con las horas trabajadas que sobrepasen un cierto límite por semana. Digamos que si hay un 9% de desempleo, este límite se debería fijar en un 9% menos de horas por semana que las trabajadas hasta ahora. ¿Aceptarían esto los empleadores? Al no pagar horas extras, los costos de trabajo son menores. Al tener una demanda creciente de bienes, las ventas y la producción serán mayores. Al trabajar muchos turnos por día, durante siete días de la semana, las máquinas siempre estarían trabajando y la inversión bajaría. Esto presume que los costos indirectos sobre sueldos y jornales están en relación a los sueldos pagados. Si el hecho de tomar más personal incrementa estos costos, entonces habrá que cambiar las leyes correspondientes. Si nos centramos en una de las principales causas del desempleo, el que una máquina remplaza a las personas por lo que hay una muy significativa reducción de empleo diremos lo siguiente:Inversiones: La vida de una máquina y los correspondientes costos de amortización están relacionados a las horas que la maquina estuve trabajando. O dicho de otra manera, están relacionados a la cantidad de piezas producidas. Después de una cierta cantidad de piezas producidas, la maquina tiene que ser reemplazada. Si se trabaja tres turnos en lugar de uno, se precisa solamente un tercio de máquinas (para la misma producción).Así que con igual ganancias por pieza, el costo de inversión es solamente un tercio, aproximadamente. Es verdad que después de haber fabricada cierta cantidad de piezas, la máquina tiene que ser reemplazada (y trabajando tres turnos, la máquina tiene que ser reemplazada en un tercio del tiempo). Pero cuando la máquina ha producido todas las piezas que puede, su costo de reemplazo está cubierto por las ganancias logradas con las partes producidas. La ganancia mensual por maquina es tres veces más alta, y los costos de reemplazo también son tres veces más altas. Como los costos de reemplazo son solamente parte de las ganancias, las ganancias netas son más altas. ¿Accedería la gente a esto? No es agradable trabajar en horas de la noche y durante el fin de semana. Pero al trabajar menos horas por semana, se tendrán más horas disponibles para estar con la familia, para entretenimientos, deportes y hobbies. Al no haber una sobreoferta de horas de trabajo, los sueldos y salarios serían más altos; En resumen, al fin todos podrían participar de los beneficios del progreso tecnológico y tendrían más tiempo libre. IDENTIFICACIÓN DE LAS VARIABLES Para poner fin a esto y tener a la gran mayoría trabajando, se debe continuar con la tendencia que se dio en el pasado; es decir distribuir el trabajo disponible entre todas aquellas personas que desean trabajar; y esto solo se puede lograr, si cada persona trabaja menos horas por semana. El Gobierno podría fijar un impuesto sobre las horas extras, ya sea las pagadas o las realizadas voluntariamente, haciendo lo mismo con las horas trabajadas que sobrepasen un cierto límite por semana. Como ya se mencionó anteriormente si hay un 9% de desempleo, este límite se debería fijar en un 9% menos de horas por semana que las trabajadas hasta ahora. ASPECTOS ADMINISTRATIVOS 4.1. RECURSOS HUMANOS4.2. PRESUPUESTOPASAJESINTERNETPRIMERA SEMANA: $/.2.00 SOLESPRIMERA SEMANA: $/.6.00 SOLESSEGUNDA SEAMNA:$/.2.00 SOLESSEGUNDA SEMANA: $/.5.50 SOLESTERCERA SEMANA: $/. 2.00 SOLES TERCERA SEMANA: $/.5.50 SOLESTOTAL: $/.6.00 SOLES TOTAL: $/.17.00 SOLESBIBLIGRAFÍA1. AUIL, Miguel Alejandro1997 Causas del desempleo en América Latina. Buenos Aires: Atlante, 143- 144 pp.2. VILLARÁN, Fernando2000 “Un punto en la agenda del próximo gobierno” La promoción del buen empleo. http://palestra.pucp.edu.pe/index.php?id=189, 08/10/06, 14:00 horas. 3.OIT, XIII CIET sobre PEA, Ocupados, Desocupados y Subocupados, octubre de 1982, Ginebra4. OIT KILM, Tendencias del desempleo, OIT, Ginebra, http://kilm.ilo.org/GET2004/DOWNLOAD/trendssp.pdf 5. GARAVITO, Cecilia 1995 “La falta de trabajo en el Perú”. Economía. http://www.monografia.com/ecom/trabaperu/html 06 de noviembre de 2006, 14:00 horas 6. http://www.lablaa.org/blaavirtual/economia/glos/glos3.htmTRADUCCIÓN DE LA HIPÓTESISThe main cause of the high level of unemployment is technological progress. However progress is a good thing and makes life more bearable. But if each year we produce the same amount of goods with fewer people in a few years a lot fewer hours of work are needed to produce all the goods that might be needed. The historical trend has been the use of increasingly fewer hours of work per week. If we do not continue with this trend, offering hours of work is greater than the demand.An oversupply of hours of work means that they are worth less and lower wages and salaries. Many people are without work; no longer needed their working hours. Those who are without a job do not have any income and therefore decreases the demand in goods. Having fewer sales, there is less and still more people left outside. It is a vicious circle that accelerates the unemployment and inciting crime, because some will be dedicated to the crime to have an income.How to put an end to this and have everyone working, is to continue with the historical trend; It is to distribute the available work among all the people who want to work; and this can be achieved if each person worked fewer hours per week. The Government could set a tax on overtime, either the paid or those made voluntarily, doing the same with the hours that exceed a certain limit per week. Let's say that if there is a 9% unemployment, this limit should be set at 9% less hours per week than the worked so far. Accept this employer? Not paying overtime labor costs are lower. To have a growing demand for goods, sales and production will be higher. Working many shifts per day, seven days of the week, the machines would be always working and investment would drop.  This presumes that the indirect costs on salaries and wages are relative to the salaries paid. If take more staff increases these costs, then will have to change the corresponding laws. If we focus on one of the main causes of unemployment, that a machine replaces the people which is why there is a very significant reduction in employment will say the following:Investments:The life of a machine and the corresponding depreciation costs are related to the hours that the machine was working. Or put another way, they are related to the amount of produced parts. After a certain amount of produced parts, the machine has to be replaced. If you are working three shifts instead of one, requires only one-third of machines (for the same production).So with equal profits for piece, the cost of investment is only a third, approximately.It is true that after having made a number of pieces, the machine has to be replaced (and working three shifts, the machine has to be replaced by one-third of the time). But when the machine has produced all the pieces that can be, their replacement cost is covered by the gains made with the produced parts. The monthly gain by machine is three times higher, and replacement costs are three times higher. Replacement costs are only part of the profits, net profits are higher. Would people agree to this? It is not nice to work in the evening hours and during the weekend. But to work fewer hours per week, will be more available hours to spend with the family, entertainment, sports and hobbies. In the absence of an oversupply of working hours, wages and salaries would be higher; In summary, at the end everyone could participate in the benefits of technological progress and would have more free time.   O<br />