Your SlideShare is downloading. ×
0
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Quijote
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Quijote

1,714

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,714
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CAPÍTULO LIX Donde se cuenta del extraordinario suceso, que puede tener por aventura, que le sucedió a Don Quijote.
  • 2. SITUACION DEL CAPÍTULO
    • El capítulo se divide en dos partes que oponen las dos situaciones en que se desarrolla la historia : La pausa diurna en el camino, y la noche en las ventas.
  • 3. PRINCIPALES PUNTOS DEL ARGUMENTO
    • Don Quijote le dice a Sancho que coja a Rocinante y que se desvíe del camino para azotarse y llevar a cabo el desencanto de Dulcinea.
  • 4.
    • Llegan a una venta y Sancho se sorprende, de que su amo no confunda la venta por un castillo. (realidad - ficción)
    • Se establece un dialogo humorístico entre Sancho y el Ventero (utilizando picardías gastronómicas).
  • 5.
    • Llega la hora de cenar, y a Don Quijote le parece oír como en otro aposento hablan de él. (el Quijote de Avellaneda)
      • Decían que había olvidado a Dulcinea.
    • Los que leían esta novela, eran dos caballeros: Juan y Jerónimo.
  • 6.
    • Quijote desmintió un seguido de razonamientos erróneos que desvían la verdad:
      • Algunas palabras del prologo.
      • El lenguaje que usaba era aragonés
      • Dice que la mujer de Sancho Panza se llama Mari Gutierrez y no llama tal, sino Teresa Panza.
    • El falso quijote de Avellaneda trata a Sancho Panza de comedor, simple y poco gracioso.
  • 7.
    • Como que en el Quijote de Avellaneda se cuenta la ida de Sancho y su amo a las justas de Zaragoza, éste decide evitar dicho acontecimiento, y participar en las justas de Barcelona.
    • Queda demostrado que la historia de Don Quijote y Sancho es aquella que compuso Cide Hamete Benengeli.
  • 8. COMPORTAMIENTO DE DON QUIJOTE Y SANCHO
    • Sancho, continua siendo hambriento, y su amo melancólico e inapetente.
    • Quijote empieza a tener una locura mas cuerda. A Sancho le satisface ver que su amo no confunde la venta con un castillo.
  • 9.
    • Don Quijote, desprecia la versión apócrifa de su historia por sus errores y su flojo estilo. Sancho, no está de acuerdo en la descripción de ambos ni en el nombre de su mujer.
    • Don Quijote y sancho reafirman su personalidad al enterarse de la existencia del falso Quijote.
  • 10. TEMAS
    • Amor
      • Quijote y Sancho están de camino a Zaragoza, se detienen en una fuente y hablan de los azotes que desencantaran a Dulcinea.
      • Quijote habla de Dulcinea con Don Juan en la venta al preguntar éste, por su desenamoramiento a lo que Quijote respondió exaltado.
  • 11.
    • Idealismo-realismo
      • Conversación de Sancho y Quijote en la fuente:
      • “ vivir muriendo” “morir comiendo”
    • “ morir de hambre” “desesperarse”
  • 12. RECURSOS LITERARIOS
    • Juegos con frases hechas
    • Abundancia de refranes
      • Muera Marta y muera harta.
    • Adaptación de un cuentecillo tradicional chistoso
      • Ofertas de comida del ventero.
  • 13.
    • Chistes y juegos de palabras acerca de Dulcinea o de la comida
      • Parida, entereza
      • Faltas, sobras.
    • Usos de repeticiones con variación morfológica
      • Discurra-discurrimiento
  • 14. ELECCION DE ALGUNOS FRAGMENTOS IMPORTANTES
    • Escuchar algunos fragmentos:
    • […] —¿Polla? ¡Mi padre! —respondió el huésped—. En verdad en verdad que envié ayer a la ciudad a vender más de cincuenta; pero, fuera de pollas, pida vuestra merced lo que quisiere.
    • — Desa manera —dijo Sancho—, no faltará ternera o cabrito.
    • — En casa por ahora —respondió el huésped— no lo hay, porque se ha acabado, pero la semana que viene lo habrá de sobra.
    • — ¡Medrados estamos con eso! —respondió Sancho—. Yo pondré que se vienen [*] a resumirse [*] todas estas faltas en las sobras que debe de haber de tocino y huevos [20].
    • — ¡Por Dios —respondió el huésped— que es gentil relente el que mi huésped tiene [21]! Pues hele dicho que ni tengo pollas ni gallinas, ¡y quiere que tenga huevos! Discurra, si quisiere, por otras delicadezas [*], y déjese de pedir gullurías [*][22].
    • — Resolvámonos, cuerpo de mí —dijo Sancho [*]—, y dígame finalmente lo que tiene y déjese de discurrimientos, señor huésped [*].
    • […] Esta fue la plática que Sancho tuvo con el ventero
  • 15.
    • Por vida de vuestra merced, señor don Jerónimo, que en tanto que traen [ * ] la cena leamos otro capítulo de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha
    • Apenas oyó su nombre don Quijote, cuando se puso en pie y con oído alerto escuchó lo que dél trataban [ 30 ] y oyó que el tal don Jerónimo referido respondió:
    • — ¿Para qué quiere vuestra merced, señor don Juan, que leamos estos disparates, si el que [ * ] hubiere leído la primera parte de la historia de don Quijote de la Mancha no es posible que pueda tener gusto en leer esta segunda [ 31 ]?
    • — Con todo eso —dijo el don Juan—, será bien leerla, pues no hay libro tan malo, que no tenga alguna cosa buena [ 32 ]. Lo que a mí en este más desplace [ * ] es que pinta a don Quijote ya desenamorado de Dulcinea del Toboso [ 33 ].
    • Oyendo lo cual don Quijote, lleno de ira y de despecho alzó la voz y dijo:
    • — Quienquiera que dijere que don Quijote de la Mancha ha olvidado ni puede olvidar a Dulcinea del Toboso, yo le haré entender con armas iguales que va muy lejos de la verdad; porque la sin par Dulcinea del Toboso ni puede ser olvidada, ni en don Quijote puede caber olvido: su blasón es la firmeza, y su profesión, el guardarla con suavidad y sin hacerse [ * ] fuerza alguna.
    • — ¿Quién es el que nos responde? —respondieron del otro aposento.
    • — ¿Quién ha de ser —respondió Sancho— sino el mismo don Quijote [ * ] de la Mancha, que hará bueno cuanto ha dicho y aun cuanto dijere, que al buen pagador no le duelen prendas
  • 16.
    • En esto poco que he visto he hallado tres cosas en este autor dignas de reprehensión. La primera es algunas palabras que he leído en el prólogo [ 34 ]; la otra, que el lenguaje es aragonés, porque tal vez escribe sin artículos , y la tercera, que más le confirma por ignorante, es que yerra y se desvía de la verdad en lo más principal de la historia, porque aquí dice que la mujer de Sancho Panza mi escudero se llama Mari Gutiérrez, y no llama [ * ] tal, sino Teresa Panza: y quien en esta parte tan principal yerra, bien se podrá temer que yerra en todas las demás de la historia

×