Your SlideShare is downloading. ×
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,366
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. cultura sur 1
  • 2. Imagen de portada: El pescador, Franklin Lovatón
  • 3. Cultura Sur Vol. 1 Nº1 (enero - abril 2010) Autoridades UCSUR Ing. José Dextre Chacón Presidente del Directorio Dr. Agustín Iza Stoll Rector Dr. José Amiel Pérez Vicerrector de Investigación Ing. MBA Roland Leidinger Ayllón Vicerrector Académico y Gerente General Revista Cultura Sur Director: Percy Encinas Carranza U. Científica del Sur pencinas@ucsur.edu.pe Consejo Consultivo: Carlos Ares (UBA) Luis Arista (Inst. José Ortega y Gasset) José Carlos Ballón (UNMSM) Miguel Ángel Huamán (UNMSM) Alejandro Ortiz Rescaniere (PUCP) Javier Protzel (U. de Lima) Miguel Rubio (Yuyachkani) Augusto del Valle (PUCP) Comité Editorial: Jenny Canales (UCSUR) jcanales@ucsur.edu.pe Jorge Chávez (UCSUR) decturamb@ucsur.edu.pe Guillermo Cortés (UPC) guillermocortesc@yahoo.com Diana Guerra (U. de Barcelona) dguerra@ub.edu Renatto Merino (UNMSM) renato20jms@hotmail.com Luis Repetto (PUCP) lrepetto@pucp.edu.pe Diseño y diagramación: Ojo Gráfico Correctora de estilo: Diana Zapata Pratto Cultura Sur contiene temas relacionados con la cultura y el arte, con énfasis en aquellos que los vinculen con la creatividad, el desarrollo social y la construcción de ciudadanía y de una sociedad inclusiva, justa y cohesionada. La Universidad Científica del Sur no se solidariza necesariamente con las opiniones de los autores en los artículos publicados. revistaculturasur@ucsur.edu.pe Fondo Editorial. Universidad Científica del Sur. Cl. Cantuarias 398. Miraflores. Lima 18, Perú. Tel.: +511 6106400 anexo 164 www.ucsur.edu.pe/fondoeditorial Tiraje: 600 ejemplares. Canje o donación. Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú: Nº 2010-06157 / ISSN 2079-6560
  • 4. 06 INDICE PRESENTACIÓN 08 EDITORIAL 13 ÉTICA Y CULTURA Arroz con mango, ceviche y Platón: aportes del cosmopolitismo, budismo, feminismo e interculturalidad a una ética del desarrollo Alessandra Dibos Galvez 21 POLÍTICAS CULTURALES EN EL PERÚ HOY Apuntes debatibles. Ministerio de Cultura y Turismo Luis Arista Montoya Políticas culturales en el Perú: algunas notas para el debate Guillermo Cortés La casa por el tejado. De la propuesta gubernamental por un Ministerio de Cultura a la iniciativa ciudadana por una cultura popular Javier Garvich Las buenas intenciones que empedran el camino... Interculturalidad, políticas culturales e ideología Renatto Merino Solari 44 CULTURA INTERIOR Los circuitos culturales de Trujillo: museos, cafés y turismo. El caso de la Fundación Gerardo Chávez Jenny Canales Peña 52 CULTURA EN LA ERA DIGITAL Cinco creencias falsas sobre la propiedad intelectual y la piratería de películas Alberto «Chicho» Durant El libro de Gutenberg y su competidor digital José de Piérola 60 ANTROPOLOGÍA Las ciencias sociales y el tema étnico en el Perú Rommel Plasencia Soto 67 ARTE VISUAL Plástica y relato en la historieta.Valoración crítica de las obras ganadoras del Segundo Concurso Nacional de Historieta Temática «Cultura ambiental en la vida cotidiana» Óscar Infante Barrera Obras ganadoras del II Concurso Nacional de Historieta Temática Autores varios 84 CINE Las 10 películas del Cine Latinoamericano. El ranking de la década Javier de Taboada Nota crítica a La teta asustada Santiago López Maguiña 94 TEATRO Hernando Cortés y el teatro peruano del siglo XX Ernesto Ráez 102 RESEÑAS Andar, andar. Cómo disfrutar de un caballo peruano de paso José Dextre Chacón Pedro Salinas Romper la mano: una interpretación cultural de la corrupción Ludwig Huber Renatto Merino Solari 108 Instrucciones para los autores
  • 5. LA EDUCACIÓN PERUANA: ENTRE LA VERDAD EXCLUYENTE Y LA VERDAD INCLUSIVA Ing. José Dextre Chacón Presidente y Fundador de la UCSUR La relación entre educación y construcción de la verdad oficial A costumbro decir que la verdad y la educación están atadas umbilicalmente. La educación alimenta la verdad, aunque también la destruye. Las verdades de hoy construyen nuevas verdades para el mañana; sin embargo, cual virus externo, una nueva verdad periférica puede destruir un conjunto de verdades y transformar el paradigma vigente. Nuestra sociedad se ha estructurado alrededor de un conjunto de ver- dades predominantes en cada grupo social que la lideró. La sociedad, como ser social y cual ser viviente, puede evolucionar o revolucionar, madurar o neurotizarse, transformarse o explosionar. La verdad oficial (información) construye el pensamiento social, la cultura, pero cuando las aparentes verdades son contradictorias a la realidad social constru- yen el caos. Un país aparentemente unido que se desangra. Una socie- dad nacional que se discrimina internamente. Una prédica de honesti- dad junto a una práctica corrupta. Similar a la neurosis que unos padres ambivalentes e incoherentes crean en el hijo, la neurosis social es capaz de llevar a la sociedad al suicidio si no madura o se estabiliza antes.
  • 6. Las sociedades que hemos vivido el trauma de ser conquistadas hemos experimentado esta confrontación axiomática desde nuestro nacimiento como nación. La sociedad peruana es producto de cinco siglos de enfrentamiento cultural, de lucha interna, de falta de iden- tidad, de verdades enfrentadas e irresolutas que no se terminan de comprender entre ellas y, otras veces, se denigra su existencia. Hoy, esa adolescencia social neurótica se enfrenta al reto de ma- durar para evitar violencias que ya conocimos y sufrimos, de in- teriorizar nuevas verdades que nos ayuden a vivir armónicamente en medio de la diversidad que marca la sociedad peruana. Permi- tir que la sociedad peruana reconozca los elementos valiosos de su identidad. Elementos que la mixturen, manteniendo y fusionando lo mejor de sus partes, para poder así estructurar, alrededor de ellas, nuevas verdades que la fortalezcan y que, a su vez, alimenten la búsqueda de esa verdad integradora definida, repetimos, como una sociedad que viva armónica y saludablemente. Necesitamos valorar la honestidad y evitar que la corrupción destruya la institucionalidad y la viabilidad futura. Esa es la situación interna que vive la sociedad peruana. ¿Encon- trará su verdad? ¿Qué verdad será? ¿La verdad oficial de una de las partes, o lograremos esa verdad de todos, originada en un proceso educativo transformador, que construya una sociedad que incluya, una sociedad que fusione y sea positivamente interdependiente? ¿Una verdad nacional verdaderamente popular?; para preguntarnos, por último, si esta demanda de reconocimiento o inclusión de la verdad dominada será posible sin transitar por la violencia. Es este el contexto que nos obliga a reflexionar sobre cómo ha asumido y asumirá la educación peruana su responsabilidad en la construcción de dicha sociedad. Cómo puede el educador peruano encontrar el rumbo que permita esta construcción. Qué relación hay entre las verdades antiguas y las nuevas, entre la antigua sociedad peruana y la nueva, entre la cosmovisión local peruana y la global. Cultura Sur nace impulsada por este objetivo, definido por quienes fundamos la Universidad Científica del Sur, de construir una socie- dad que valore su diversidad y sea capaz de construir riqueza moral y económica. CULTURA SUR cultura sur 7
  • 7. CULTURA SUR EDITORIAL Sobre la cultura y el arte en el Perú Percy Encinas Carranza* pencinas@ucsur.edu.pe E s un lugar común decir que nuestra esfera política; las que se refieren a la cultura sociedad, a la que desde hace pocos como «el conjunto de actividades creadas o siglos hemos denominado Perú, se construidas por la sociedad humana»; y, por caracteriza por su gran valor cultural. En épocas último, las que se refieren a ella como «el de estabilidad, pero sobre todo en medio de campo de las producciones simbólicas que las más intensas crisis sociales o económicas incluyen la alta cultura, la popular y la masiva». de la República, ha prevalecido —casi como A este tercer enfoque, Víctor Vich1 le resalta su un consuelo colectivo— una sensación de predominante vínculo con el mercado. Néstor orgullo general basado en la certeza de que García Canclini, en uno de los más didácticos somos poseedores de algo valioso y común repasos sobre el itinerario de los conceptos llamado cultura. Sin embargo, ese corpus de de cultura —«extraviada en sus definiciones», materiales, tangibles e intangibles, se hace como intitula su capítulo—, recuerda el problemático en su definición (los inventarios hallazgo de los antropólogos Alfred Kroeber varían según la mirada de los diversos sujetos y Clyde Klukhohn quienes, a mitad del siglo sociales), en su identificación cronológica XX, recolectaron casi trescientas maneras (unos piensan atávicamente en las herencias de definirla (2004: 29). A la luz de estas del pasado, otros en las supuestas riquezas estadísticas, podemos entender que el término del presente), en su articulación concreta haya ganado (o sufrido) tal lluvia de significados dentro del proyecto nacional (unos piensan en que se ha babelizado semánticamente y, por su utilidad instrumental, para el turismo, por ello, el mismo significante encarna sentidos ejemplo; otros lo conciben como territorios tan tan variados y remite a segmentos de la ideales como intocables). realidad tan diversos. Este panorama conspira contra el consenso en un tema crucial para Una causa evidente —y reflejo a su vez— de la el desarrollo de las sociedades y para las vasta polisemia del término cultura se constata relaciones entre ellas, sobre todo cuando se en la circulación de múltiples conceptos sobre les intenta formalizar en acuerdos y tratados ella. Sergio de Zubiría y otros (1998) mencionan que rijan sus intercambios y asignen derechos que habría cien definiciones del término. Y entre las partes. Ejemplo cercano es, en el esbozan la intuición de que «Tal vez la riqueza Perú, el Tratado de Libre Comercio con los de esta [la cultura] se encuentra en su alto Estados Unidos y el que ahora se negocia con grado de indeterminabilidad y la imposibilidad la Comunidad Europea. * Universidad Científica de un consenso definitivo sobre sus contenidos del Sur. y fines últimos» (1998: 9). Hugo Achugar El problema de la definición de cultura es (2000: 278-285) resume las acepciones en similar al del arte, sobre cuyo concepto, 1 Me remito a sus exposiciones públicas tres «conceptuaciones centrales» en su igualmente, hay múltiples e inasibles y las que ofrece en la abordaje: las que la entienden como «bellas acercamientos. Todos creen saber qué es Maestría de Estudios Culturales de la PUCP. letras» o «bellas artes», autónomas de la —de hecho, funciona aceptablemente la 8 cultura sur
  • 8. comunicación entre las personas sobre Creo que en esta nueva perspectiva el asunto— pero nadie puede definirlo descansa uno de los principales activos categórica y concisamente. Para aproximarse de la crítica cultural contemporánea: en la a su sentido hay que hacer un esfuerzo por capacidad de apreciar y comprender las valorar y articular las concepciones que, diversas expresiones, prácticas y poéticas, tras el término, han desarrollado los mismos desmontando verticalidades jerárquicas y usuarios del concepto desde sus distintos cuestionando supuestas autoridades, minando lugares de comprensión, producción y hegemonías y, durante esa operación, enunciación. Desde ese mismo esfuerzo democratizando las posibilidades de de ampliación semántica, se requiere una circulación de otras estéticas y la valoración de actitud inclusiva y respetuosa, sinceramente otras maneras de vincularse simbólicamente. decidida al entendimiento. Sin embargo, como En ese nuevo énfasis, la crítica cultural recusa tampoco se trata de esencialismos sine qua el tradicional juicio restrictivo ejercido desde un non o requisitos de aprehensión ontológica centro que se creía dueño del «buen gusto» y imprescindibles para que exista, la cultura que detentaba el poder de asignar a las cosas nos exige también una actitud pragmática la categoría de cultural o artístico para, ahora, que, aceptando la problemática intrínseca incorporar una mirada más sintonizada con del concepto, convenga en avanzar en la las relaciones que los productos simbólicos construcción de escenarios emancipados, y sus consumidores establecen. Un ejercicio éticos y democráticos para todas estas inclusivo que no puede pecar de la misma actividades, materiales, tradiciones —y su actitud que pretende superar y no debe libre intercambio— que a todas las personas exiliar de los territorios de la cultura a las les parecen propios de su cultura y comportan expresiones esteticistas que son constitutivas una importancia íntima e identitaria para ellas. y proveedoras de satisfacciones para muchas Aun —y sobre todo— siendo estas prácticas personas de todo nivel socioeconómico. múltiples y diferentes, pero no desiguales en Pero, la visión contemporánea de la cultura su valor y derecho. Es quizá en este punto también trasciende la asociación entre aquella en el que han centrado sus preocupaciones y la práctica artística que había construido los estudios sobre la cultura de las últimas una engañosa sinonimia en el uso ligero de décadas, incluidos los que formalmente se los conceptos que, en muchos casos, los han denominado Estudios Culturales desde la confundía e intercambiaba. Cultura, en este academia, que en América Latina han provisto (no tan) nuevo enfoque incluye la producción y y proveen aún fértiles aportes teóricos y consumo del arte pero no se agota allí. Incluye prácticos. En enfocarse, más que en los también las ideas, hábitos sociales, creencias objetos culturales en sí mismos, en los modos y tradiciones que han llevado a la UNESCO a en que estos se relacionan con las personas, definirla atinadamente como el «conjunto de en los usos y consumos que le deparan rasgos distintivos, espirituales y materiales, las comunidades; en otras palabras, en la intelectuales y afectivos que caracterizan importancia que tienen para la gente. Es por a una sociedad o a un grupo social. Ella ello que una telenovela, una moda de estética engloba, además de las artes y las letras, los híbrida —la llamada chicha, por ejemplo— o un modos de vida, los derechos fundamentales personaje populista, mediático y anticanónico, del ser humano, los sistemas de valores y las puede cobrar igual o más importancia como creencias» (1982). producto simbólico que la culta novela de un ilustre escritor o que la puesta de «El lago de Sin embargo, en este saludable ejercicio los cisnes» por el Ballet Municipal o la nueva democratizador que respeta y se interesa exposición del artista cosmopolita. por todas las culturas en general y sus cultura sur 9
  • 9. producciones, ha sido necesario poner coto para fines ulteriores y distintos de sí misma, a los extremos de las posiciones relativistas concernientes a los ámbitos socioeconómico en un nada fácil esfuerzo por identificar y político. Y su asumida responsabilidad sobre en Occidente y Oriente, en Norte y Sur, ellos. prácticas supuestamente culturales que resultan inaceptables, atentatorias contra Que la cultura haya acentuado su lado utilitario, la dignidad, contra la vida y reñidas con la especialmente en un contexto de imparable ética. El consenso de los derechos humanos globalización, con preeminencia de un modelo universales sigue sirviendo de línea mínima de unilateral hegemónico, como es fácilmente alerta para este propósito. Conviene recordar verificable y ha sido categóricamente expuesto que, como propone Martha Nussbaum, por los autores citados, nos obliga a advertir focalizando y priorizando «la lealtad con que su cualidad de recurso no debe convertirse todo ser humano» y subordinando las otras en su excluyente justificación. Que, aceptando lealtades más abstractas como las nacionales, su fundamental implicancia en otros aspectos locales y grupales podríamos asegurarnos clave de las sociedades, al punto que, como de «reconocer el valor de la vida humana en se ha señalado, ahora se invoca a la cultura cualquier lugar que se manifieste» (2005: 28 y para resolver problemas propios de la ss.). Y así, impugnar «[…] la incoherente idea economía y la política,2 no puede reducirse a de que la tolerancia exige que no critiquemos su instrumentalización, a validarla si y solo si el modo de vida de los demás» (2005: 22). demuestra su eficacia contra los problemas sociales y a favor de ciertos modelos de Pero la cultura, sobre todo en la actualidad, desarrollo económico imperantes y, solo en ha revelado ser también un recurso. Un medio esa medida, otorgarle derechos, facilidades y de utilidad más allá de sí misma. De utilidad presupuestos. Contra esa reduccionista visión económica, política y no solo simbólica. de las prácticas culturales y la producción George Yúdice ha analizado profundamente simbólica conviene recordar que la cultura es esta instancia de la naturaleza cultural y, intrínseca a la naturaleza humana, como ya han apoyado en los argumentos de Marion Young, demostrado esclarecedoras investigaciones ha afirmado que «la cultura no tiene ningún sobre cultura y creatividad de, por ejemplo, “en sí mismo”, no es sino un recurso para la Nelson Goodman, Howard Gardner o Mihalyi política.» (2002:38). Tres páginas después, Csikszentmihalyi, para quienes requieran Yúdice advierte que no es su propósito indispensablemente del respaldo del discurso «desestimar esta estrategia [la idea de cultura científico; o, como se comprueba observando como recurso] como una perversión […] o una cada etapa de la historia, desde sus albores, y reducción cínica de los modelos simbólicos o a todas las comunidades de todas las regiones los estilos de vida a la “mera” política»; y llega del planeta. La cultura, en ese sentido, es a sentenciar que, a su criterio, «es imposible constitutiva de la convivencia humana y no acudir a la cultura como recurso» (2002:54). compromete los fueros más íntimos de las El consenso sobre esto es tan extendido en personas. Incluso de quienes creen poder las reflexiones de las últimas décadas, como vivir sin ella o que pretenden subordinarla sin señala Guillermo Cortés en su artículo incluido conciencia de que está y ha estado presente en esta revista, que Kliksberg y Tomasini han siempre, en cada momento de su vida, en sido explícitos al afirmar que: «[…] en lugar de la relación cotidiana con su entorno, con los 2 Sería la Directora de la División de Creatividad, conceder que la cultura es parte del desarrollo, demás y consigo mismo. Tener presente la Industrias Culturales y la verdad es que este último depende de la naturaleza profundamente raigal y afectiva de Derechos de Autor de la UNESCO quien primero visión cultural predominante.» (2000:12). la cultura en la vida de la gente no pretende lo habría expresado Quedaría evidenciada y sentada, entonces, la rebatir su trascendencia sobre otros planos de así públicamente, se- gún Yúdice. cualidad de expediente o recurso de la cultura la convivencia social sino, al contrario, enfatizar 10 cultura sur
  • 10. lo capital y delicado de su estatuto. Aunque que la inspira, nos ocuparemos de la cultura sí, señalar y desmontar su condicionamiento como dimensión clave de la vida social y de la instrumental y funcionalista para su justo y persona humana en la complejidad de su vasta libre desenvolvimiento, merecedora en sí naturaleza. Reflexionaremos, con los aportes misma del más grande respeto, de protección interdisciplinarios de intelectuales, artistas, y fomento en su gestión por y desde el Estado, gestores e investigadores, sobre sus vínculos por y desde las organizaciones formales con las dimensiones política y económica, pero de la sociedad. Y nos obliga, además, a también con la experiencia estética y ética de advertir contra la culturalización de toda sus productores y consumidores en dinámico problemática social que, en el comprensible flujo. Especialmente dirigidos a la realidad afán de visibilizar la transversalidad de la hispanoamericana y peruana. Para este dimensión cultural, termina por desplazar las propósito contamos con un generoso cuerpo responsabilidades de otras esferas en estos de profesionales de distintas procedencias, a asuntos, en las «contradicciones del sistema- quienes reitero públicamente nuestra gratitud. mundo», como argumenta Renatto Merino Para ese objetivo ponemos estas páginas a en esta misma revista. Práctica, producción disposición de los lectores: para recibir sus e intercambio cultural son claves para la inquietudes, opiniones, comunicaciones y construcción del desarrollo socioeconómico, colaboraciones. para las relaciones entre individuos —incluso los más lejanos—, con respeto horizontal, para Esta revista, en su primer número, es la formación de ciudadanía, para expandir presentada por el fundador de la Universidad la democracia y para resolver conflictos, Científica del Sur quien, en su itinerario de enfrentar la violencia y la exclusión social. Y gestor educativo, ha tenido el desafío de el Estado puede y debe gestionar la cultura apostar por una educación humanista, con desde la esfera pública con toda la importancia plena conciencia de la dimensión cultural, y y eficacia que se le exige, aprovechando su aquí dialoga en cierto modo con las propuestas capacidad transversal en la vida integral de la de educación liberal de Nussbaum, autora sociedad. Pero no debe ser esta la impuesta citada en este editorial. Este número, además, y excluyente razón para ser. Y deben existir, dedica su dossier temático a pensar y debatir para ello, las mejores condiciones para el sobre las políticas culturales en el Perú de hoy, desenvolvimiento de la fuerza creativa de en un contexto polarizado sobre la pertinencia todos y cada uno de sus habitantes. o no de un Ministerio de Cultura. Las posiciones sustentadas a favor y en contra que aquí se exponen representan una porción relevante Sobre la revista del debate público. Cultura Sur contiene En Cultura Sur, entonces, que sintetiza en su también un fresco ensayo sobre la relación del nombre no solo una posición geográfica (debo ansiado desarrollo con el plano ético cultural decir, acaso, geopolítica) sino el macrotema a partir de una propuesta de coordenadas
  • 11. conceptuales que van desde Platón hasta el del cine nacional de los últimos tiempos: «La budismo y la interculturalidad. Pero, además, teta asustada». Y un ranking —de seguro incluye la sección Cultura interior, que esta vez controvertido— del cine latinoamericano de revisa una de las experiencias de propuesta esta primera década del siglo XXI a cuyo cultural desde el ámbito privado en la ciudad fin asistimos. Antes de la sección final de norteña de Trujillo. Sección que en adelante se reseñas, se incluye un artículo que, con el feliz esforzará por dar cuenta de otras experiencias pretexto de la edición del teatro reunido de en distintos puntos del país, fuera de Lima. Hernando Cortés, se convierte en un repaso Un texto de enfoque antropológico actualiza por la dramaturgia peruana contemporánea. la discusión étnica y dos artículos ensayan posiciones sobre temas tan presentes en la Solo me resta agradecer su interés, estimado vida tecnológica urbana como la piratería de lector, e invitarlo a recordar que en el preciso videos y el libro digital que pretende cancelar momento de su ejercicio de lectura de el uso del libro tradicional. Se incluyen en la estas páginas, usted y nosotros estamos sección de Arte visual las obras ganadoras del concretando, una vez más, un acto y una II Concurso de Historieta Temática: «Cultura experiencia cultural que debemos defender ambiental en la vida cotidiana», cuyo tema nos que sea lo más libre y rigurosa posible, refresca otra de las áreas sensibles en las que emancipada de condicionamientos que no la gestión y orientación de la cultura pueden sean los de nuestros propios afectos, los de influir desde los hábitos sociales. Acompaña nuestros derechos a crear, pensar, dialogar y a las obras un comentario especializado que actuar sobre lo que más nos importa íntima y las pondera. En la sección Cine se incluye una socialmente para vivir en comunidad. nota crítica sobre la película más trascendente Referencias Bibliográficas Achugar, H. (2000) Desafíos económico-culturales en América Latina. En: Bernardo Kliksberg y Luciano Tomassini (Comp.) Capital social y cultura: claves estratégicas para el desarrollo. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Bourdieu, P. (1998) La distinción. Criterios y bases sociales del gusto. Madrid: Taurus. Cortés, G. y V. Vich (Eds.) (2006) Políticas culturales: ensayos críticos. Lima: IEP. Csikszentmihalyi, M. (1998) Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Barcelona: Paidós. García Canclini, N. (2004) Diferentes, desiguales y desconectados. Mapas de la interculturalidad. Barcelona: Gedisa. Gardner, H. (1987) Arte, mente y cerebro. Buenos Aires: Paidós. Goodman, N. (1976) The language of art. Indianápolis: Hackett Publishing Company. Kliksberg, B. y L. Tomassini (Comp.) (2000) Capital social y cultura: claves estratégicas para el desarrollo. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Nussbaum, M. (2005) El cultivo de la humanidad. Una defensa clásica de la reforma en la educación liberal. Barcelona: Paidós. UNESCO (1982) Conferencia de Políticas Culturales, Mundiacult. México: Unesco. Vich, V. (Ed.) (2005) El estado está de vuelta: desigualdad, diversidad y democracia. Lima: IEP. Yúdice, G. (2002) El recurso de la cultura. Usos de la cultura en la era global. Barcelona: Gedisa. Zubiría S. et al (1998) Conceptos básicos de administración y gestión cultural. Madrid: OEI. 12 cultura sur
  • 12. CULTURA SUR ÉTICA Y CULTURA Arroz con mango, ceviche y Platón: aportes del cosmopolitismo, budismo, feminismo e interculturalidad a una ética del desarrollo Alessandra Dibos Gálvez* adibos@pucp.edu.pe El orgullo nacional es para los países lo que la autoestima para los individuos: una condición necesaria para la autorrealización. Un exceso de orgullo nacional puede generar belicosidad e imperialismo, igual que demasiada autoestima puede producir arrogancia (Rorty 1999: 19) Resumen El presente artículo recoge y sintetiza ideas de varios autores sobre ética, desarrollo y cultura que consideramos sugerentes (Appiah, Gasper & Troung y Tubino & Zariquiey), para proponer que estas se complementan y que —en conjunto— pueden constituirse en un marco conceptual más amplio y rico para repensar la ética del desarrollo y el proyecto ético político intercultural en nuestro país y a nivel global. Se parte por cuestionar/problematizar algunos elementos que llaman nuestra atención con respecto de una nueva noción de «peruanidad» que parece estar gestándose alrededor de «productos» de exportación. * Pontificia Universidad Palabras clave: ética, desarrollo, cultura, peruanidad, interculturalidad Católica del Perú. cultura sur 13
  • 13. Alessandra Dibos Gálvez Abstract This article presents and builds upon the main ideas of different authors on ethics, development and culture (Appiah, Gasper & Troung and Tubino & Zariquiey) that we consider complement each other and together can constitute a broader conceptual framework from where to re think ethics of development and interculturalism as an ethical and political project in Perú and at a 1 Título del libro de Daniel global level. We begin by discussing/questioning some aspects that draw our attention on a Titinger (2008) Dios es peruano. Historias reales new notion of Peruvian identity (peruanidad) that seems to be developing around «products» for para creer en un país. exportation. Lima: Planeta. 2 Himno Nacional(*) Key words: ethics, development, culture, peruanidad, interculturalism El pisco es peruano. El cebiche es peruano y, con dosis imprudentes de ají, incluso más peruano que el pisco. Como la granadilla, la chirimoya, la guanábana, la lúcuma. El caballo de paso peruano es peruano por definición. potencial en turismo, entre otros— incluye o La vicuña y la alpaca son I.¿Dios es peruano?1 auquénidos peruanos y excluye al resto del mundo, cómo se relaciona e esas llamas que pastan, con otras identidades a nivel regional, a nivel perplejas, en territorios n una de sus últimas visitas a Lima, de Chile, Bolivia y mi cuñada mexicana comentó global? ¿No estaremos construyendo una Argentina, también son peruanidad (identidad nacional) de un modo peruanas (porque la cara su impresión sobre unos spots no miente). Machu Picchu publicitarios que «dan la bienvenida» al Perú innecesariamente narcisista, excluyente, es peruano. Es peruana esa agresivo? ¿Qué relación tendrá esto con ave nacional bautizada, a los pasajeros que arriban al aeropuerto con diminutivo cariño, Jorge Chávez. No recuerdo con exactitud el nuestra tendencia a asociar peruanidad e «gallito de las rocas» identidad nacional sobre todo con productos, (…) El perro más feo del contenido del mensaje, pero es claro que la mundo es el perro sin pelo publicidad buscaba —como la mayoría, si no cosas o entidades originarias del Perú del Perú, y la mujer más (incluido Dios) como la papa, la lúcuma, el bella del mundo fue la todas en el mundo— resaltar «las maravillas» peruana Maju Mantilla, que tiene para ofrecer cada país al que se ceviche, Machu Picchu, el Señor de Sipán?2 una mañana de verano del 2004. La exageración es arriba, en este caso el nuestro (Perú). Así que peruana: la plaza de toros la novedad o lo curioso no está allí, sino en En lo que sigue, recurro a diferentes autores más antigua de América, y perspectivas alrededor de temas de fondo el hecho de que el mensaje que ella recibió a partir de dicha publicidad le resultó claramente que encontramos detrás de estas preguntas: agresivo y excluyente. En síntesis, sintió que ética, cultura, peruanidad, interculturalidad, por ser «no peruana», la publicidad promotora desarrollo. Una primera idea, con la cual del Perú como destino la «insultaba». No es además comienzo porque en sí misma nos mi intención aquí describir ni analizar los ayuda a «des-centrarnos» del Perú (lo que contenidos y formas de esa publicidad en es también saludable y necesario, sobre particular, ni de evaluar hasta qué punto las todo dentro del marco de una reflexión sobre impresiones y sentimientos de mi cuñada cultura y desarrollo en el Perú), es la de estarían o no justificados. Me interesa cosmopolitismo. más bien partir de aquellas impresiones y sentimientos de su parte para preguntar: ¿cómo estamos construyendo nuestra II. «peruanidad» hoy? ¿De qué modo esta peruanidad —en En su texto Mi cosmopolitismo (2008), construcción y en boga con Appiah se inspira en el término acuñado por el desarrollo económico, Diógenes de Sínope hace aproximadamente con el boom de nuestra 2 500 años, para expresar la idea de una gastronomía, de nuestro ciudadanía universal o global, más allá del 14 cultura sur
  • 14. Arroz con mango, ceviche y Platón [...] sentido de pertenencia local, y a la que diálogo como una estrategia con el objetivo él añade una responsabilidad ética: la de de llegar a algún acuerdo,3 estamos más bien preocuparnos por la suerte que corren todos concibiendo el diálogo como fin en sí mismo nuestro congéneres y no solo los integrantes en tanto parte de nuestra condición dialógica, de nuestra comunidad política. Para el autor: intersubjetiva como personas.4 «un cosmopolita cree que todos los seres humanos somos importantes y que tenemos Aquí me interesa establecer la relación la línea férrea más alta la obligación compartida de cuidarnos entre falibilidad y vulnerabilidad. Por un del mundo, el diario más antiguo de Sudamérica, mutuamente» (Appiah, 2008:20). En este lado, ser falible es ser vulnerable al error, el río más largo, más sentido, el cosmopolitismo es universal así que nuestra condición de vulnerabilidad, ancho y más caudaloso del planeta, la universidad porque aspira a incluir a todas las personas por así decirlo, es la que hace que seamos más antigua de América, en el mundo como conciudadanos globales. también falibles. Pero recordemos además el lago navegable más alto del mundo, los cañones Al mismo tiempo —y esto es lo interesante su sentido en relación al daño: somos, por más profundos, el algodón de la propuesta de Appiah— este carácter naturaleza, vulnerables al daño. Nuestra más fino, la pachamanca más grande del mundo, la universal debe concebirse como inseparable vulnerabilidad, por tanto, resulta central a la palta más suave, el maíz de un compromiso con el pluralismo, que ética en su sentido de conciencia de límites de grano más grande y más suave (…) También descansa en lo que el autor llama la doctrina de la acción humana para la convivencia y son peruanos el Señor filosófica del falibilismo, y lo que da sentido y rechazo al daño (Giusti, 2007), y por tanto no de Sipán, La Señorita de Tacna, mis mejores torna necesario al diálogo intercultural. En sus es coincidencia que este aspecto central de amigos, el cielo triste de palabras, el falibilismo es nuestra condición humana sea uno de los que Lima, Zavalita, Julius, la virgen que llora, Santa sustenta el imperativo del cuidado entre unos Rosa de Lima, el Señor de el reconocimiento de que podemos y otros en éticas del desarrollo.5 Sugiero que los Milagros, el perfil del equivocarnos (…) Un falibilista sabe que cardenal Cipriani. Dios. no está exento de cometer errores en vale la pena incorporar aun una idea-concepto (*)Tomado de: Titinger su apreciación de las cosas. Se forma más a nuestra reflexión aquí: el de apertura. 2008: 177-178 opiniones y las toma en serio, pero Porque creo que otra manera de leer nuestra siempre tiene en cuenta la posibilidad 3 Aquí recojo el vulnerabilidad y falibilidad es como apertura planteamiento de Charles de que a fin de cuentas no esté en lo Taylor respecto de la cierto. Para decirlo con mayor sencillez: —hacia lo otro, los otros— y porque esta idea naturaleza dialógica de si estoy equivocado con respecto de nos permite vincular de modo más íntimo al la construcción del yo y algo, quizá pueda aprender de los de nuestras identidades diálogo y al cuidado. Si concebimos el cuidado demás, incluso si ellos se equivocan como individuos y como con respecto de otra cosa nuestro y el diálogo como inseparables aquí, desde grupos, lo que lo lleva a falibilismo implica que, a diferencia sostener la importancia una perspectiva ética, precisamente porque del fundamentalismo, aceptemos del reconocimiento por al cosmopolita le preocupa cuidar de todos, parte de «los otros». Cfr. que nuestro saber es imperfecto y Taylor (1993). provisorio, y está sujeto a revisión a la el diálogo intercultural se torna necesario. luz de nueva evidencia (…) la existencia Incluso a pesar de que —o quizá debido a 4 En su libro de medios globales significa que ahora Cosmopolitismo. La ética que— para Appiah, las culturas solo importen podemos saber más unos de otros, y en un mundo de extraños, los enlaces globales —económicos, porque importan a las personas: Appiah sostiene que para políticos, militares, ecológicos— convivir mejor, para Es preciso advertir que el cosmopolita resolver conflictos —en la significan que podemos influirnos (y práctica— no requerimos nos influiremos inevitablemente) unos valora la diversidad cultural por lo que llegar a acuerdos sobre los a otros. Como consecuencia, tenemos esta hace posible para la gente. En el porqués (e incluso afirma una real necesidad de desarrollar un corazón del cosmopolitismo moderno que es imposible hacerlo). espíritu cosmopolita [cuidarnos unos a está el respeto por la diversidad de la A través del diálogo otros] (Appiah, 2007: 23-25,33). cultura, no porque las culturas sean intercultural más bien importantes en sí mismas sino porque alcanzamos a ponernos de acuerdo sobre el qué, Porque no soy dueña de «la verdad», las personas son importantes y la es decir, sobre finalmente cultura les importa (…) los cosmopolitas qué ponemos en práctica porque es parte de mi condición fallar en mi pensamos que existen muchos valores en lo que a nuestra concepción o comprensión del mundo en base según los cuales merece la pena vivir interacción se refiere a la cual actúo e interactúo en él, necesito (o y que no es posible vivir de acuerdo (2007b). con todos ellos. Como consecuencia, al menos me hacen bien) otras perspectivas 5 Cfr. Gasper (2004), abrigamos la esperanza y la expectativa que me ayudan a corregir o mejorar la mía. Gasper & Truong (2008), de que diversas personas y sociedades Stallsett (2005), entre Así visto, notemos que más que concebir el plasmen valores diferentes (23-24, 33). otros. cultura sur 15
  • 15. Alessandra Dibos Gálvez Hasta aquí, lo que nos interesa rescatar de III. Appiah es que su propuesta de cosmopolitismo Tubino & Zariquiey (2007) responden arraigado nos ayuda a repensar la tensión directamente a la primera parte de la pregunta entre lo universal y lo local de modo más que hemos planteado arriba, subrayando la consecuente con la apuesta por una cultura necesidad de partir de lo local como base de de derechos humanos pluralista, que busca una identidad nacional inclusiva: fortalecer el diálogo intercultural. Appiah no solo sostiene que el cosmopolitismo no se (…) los localismos abiertos deben ser el suelo, el punto de partida, el contrapone a lo local sino que incluso no es fundamento siempre presente de posible sin el arraigo local.6 Planteado de ese nuestra integración como nación modo, lo local y global (o universal) son dos incluyente de la diversidad. Es necesario que el peruano se atreva a ser caras de una misma moneda, por lo que no ciudadano de su localidad para, desde se sostienen enfoques que se ubiquen en allí, construirse como ciudadano de la uno u otro extremo del espectro a manera nación [y del mundo]. Que perciba los avatares de lo local desde los avatares de disyuntiva (o lo local o lo universal). de lo nacional [e internacional], que Además, si subrayamos la falibilidad, asuma los problemas nacionales [y vulnerabilidad y apertura como ideas fuerza globales] como problemas propios, que se comprometa con el destino del país del cosmopolitismo, estas alcanzan también [y del mundo] sin por ello desentenderse al concepto de cultura y por tanto a nuestras de su comunidad (2007:100). relaciones interculturales. Ambos autores (2004) entienden la Volviendo al tema de la «peruanidad» interculturalidad como proyecto ético político en construcción, ¿qué nos aportan estas que parte de reconocer o constatar la inequidad ideas? Si bien la cultura y el arraigo local (asimetría, diglosia) entre distintos grupos y son nuestro punto de partida (y de llegada), «culturas» y busca transformar esta situación resulta estrecho, contrafáctico y mezquino en base a un diálogo donde el reconocimiento contraponer este arraigo local, nacional —en y la redistribución son asuntos centrales a este caso «peruano»— a un interés por la abordar. Lo que interesa subrayar aquí es el humanidad, más allá de cualquier frontera. carácter ético político de la interculturalidad ¿Acaso no podemos construir una peruanidad que denuncia un statu quo injusto. Este que exprese nuestro arraigo local sin aspecto del proyecto intercultural contrasta menospreciar o agredir al otro, sino que más con la comprensión (bastante extendida) del bien incorpore una preocupación cosmopolita, concepto como, sobre todo, celebración de de reconocimiento y cuidado de los otros? las diferencias culturales o de la diversidad en general, o de los encuentros y mezclas Por otro lado, tomando las palabras y entre lo diverso. Desde esta comprensión, se argumentos de Sen (2007), darle demasiado pierde de vista, se ve opacado su carácter de peso a nuestras afiliaciones y lealtades respuesta a una situación que se considera locales, en desmedro de otras afiliaciones, injusta; en nuestro caso, a injusticias históricas empequeñece nuestras identidades como a partir de la Conquista. De aquí que Tubino & seres humanos. Nosotros añadiríamos: Zariquiey denuncien que construir y promover una «peruanidad» o una identidad nacional casi exclusivamente sobre la conceptos como mestizaje y sincretismo no reflejan la complejidad de nuestra base de «productos» y «personajes» exitosos, realidad cultural: el mestizaje y exportables, también nos empequeñece sincretismo existen, pero por detrás 6 Aquí puede resultar perviven relaciones más complejas, útil hacer una analogía —creo yo— como peruanos, como pueblo con la postura de Walzer peruano. Entonces: ¿sobre qué construir mucho más cercanas a la diglosia que respecto de los mínimos la síntesis (Tubino & Zariquiey 2007: y máximos éticos: no hay nuestra identidad como conciudadanos en el 90). mínimos anteriores a los Perú y a la vez como conciudadanos de las máximos. Ver/Cfr. Walzer personas que habitan en el resto de países del Los autores utilizan el concepto de diglosia (1996) en Giusti y Tubino (2007). mundo? cultural (tomado del campo de la Lingüística 16 cultura sur
  • 16. Arroz con mango, ceviche y Platón [...] para describir la relación asimétrica entre lenguas a los fundamentos emocionales, perceptibles en contextos de tipo colonial), para llamar la y existenciales de la ética del desarrollo, y que atención sobre la justicia global como principal preocupación de la ética del desarrollo requiere desarrollar y la existencia de relaciones asimétricas en profundizar una concepción sobre el cuidado de el Perú (y fuera de él) (…) [que] nos permita la persona y sobre el cuidado solidario; ya que la identificar procesos invisibilizados desde la ideología del mestizaje donde las culturas compasión y solidaridad —aunque por sí solas subalternizadas pierden enormemente no son suficientes— son ambas indispensables su campo funcional ante otra —la cultura como fundamento de la responsabilidad y societal hegemónica— que aparece en la esfera pública en forma omniabarcadora reciprocidad ética entre personas y ciudadanos (91). dentro de los Estados y entre los Estados. Es aquí que los autores señalan las potenciales Reconocer la diglosia cultural en nuestro país, contribuciones a una ética del desarrollo, de tres es lo que nos lleva a plantear la interculturalidad diversos sistemas de pensamiento: budismo, como proyecto, como tarea a futuro. El Perú como tarea a futuro, como proyecto [...] aún es un marco compartido por las diversas colectividades que lo componen, presupone la creación conceptual y metodológico de una cultura transcultural, de valores comunes que hagan razonable la débil en lo que respecta a su convivencia desde nuestras diferencias culturales, políticas y religiosas. Y eso es comprensión de lo «humano» justamente aquello de lo que carecemos, es decir, una política pública arraigada en desde la tradición Mahayana; el trabajo del la diversidad y, por ello mismo, compatible filósofo y antropólogo indio Ananta Giri, y la ética con la pluralidad de credos, culturas y del cuidado feminista. Por motivos de espacio, a opciones ideológicas de los ciudadanos. continuación presentamos con mayor detalle solo Esta cultura pública no puede ser una cultura superpuesta como una externalidad algunas ideas fuerza de los autores respecto de ajena, debe ser más bien, una cultura los aportes del budismo a la ética del desarrollo, y común enraizada en los ethos de la gente muy sucintamente lo que ambos rescatan de Giri (92) (cursivas mías). y de la ética feminista. Una manera de acercarse al pensamiento budista IV. es a través de la aprehensión del principio de la no Gasper & Truong (2008) parten de reconocer que, dualidad, que a su vez deriva de una comprensión si bien el enfoque de desarrollo humano ha logrado biocéntrica de la vida humana, la naturaleza y destronar a los marcos conceptuales de desarrollo el cosmos. Desde el pensamiento budista, los dominados por enfoques economicistas, y apunta seres humanos están interconectados con los a una concepción integradora y transdisciplinaria demás organismos y seres en la naturaleza, de desarrollo, aún es un marco conceptual y y se distinguen de otros organismos por su metodológico débil en lo que respecta a su capacidad (a través de la mente) de reconocer comprensión de lo «humano» en carne y hueso, esta interdependencia y de expresar, en base a tal de la persona (the self) y su «cuidado» (caring) reconocimiento, empatía y compasión. El prajña (Gasper & Truong 2008: 30). En la línea de Sen es la habilidad de comprender la no dualidad, (2007), a Gasper & Truong también les preocupa el ser —entre todo lo que es (interbeing)—, que el resurgimiento de las políticas que refuerzan nos permite transformar memorias individuales y la pertenencia a grupos particulares, porque colectivas de trauma y sufrimiento, en compasión. la justicia global parece requerir más bien de Prajña representa la imagen de una fuente de una noción de pertenencia global (en la línea la que surge la compasión como fuerza vital no del cosmopolitismo propuesto por Appiah y a la violenta. Para que esta fuerza emerja se requiere vez, más allá del mismo). Por tanto, los autores entrenar la mente hacia las cuatro virtudes sostienen que se requiere prestar mayor atención — cuidado y amistad (maitri), empatía y compasión cultura sur 17
  • 17. Alessandra Dibos Gálvez con los que sufren (karuna), alegría simpática cada uno tiene para ser agente activo de este por otros sin envidia (mudita) y ecuanimidad o cuidado de uno mismo y de los otros. balance constitucional (uppeka)—. El cambio de percepción a través del prajña lleva a un Luego de presentarnos esta teoría de compasión cambio en la estructura emocional (de hostilidad y transformación sistémica mediante la al cuidado y amistad hacia el otro), un cambio de transformación de la mente/conciencia/persona actitud (de rabia/molestia a empatía), un cambio (self), en segundo lugar, los autores nos presentan de comportamiento (del deseo por quitar, tomar, el trabajo de Ananta Giri, quien vincula estas ideas a una voluntad de dar; de tener impulsos a ya de modo explícito con la ética del desarrollo. causar daño, a la voluntad de traer alegría) y un Para este autor, ella requiere a su vez una ética del cambio del desbalance causado por la distracción desarrollo del self, de la persona, que enriquezca de una mente dividida, hacia la ecuanimidad. el enfoque de desarrollo humano. Propone que Aplicando las prácticas de estas cuatro virtudes, el desarrollo es un campo de relación entre la persona logra «claridad moral». La mente se ha personas, por lo que la motivación, habilidades y liberado de formas de comprensión erróneas que comportamientos de las personas —en especial causan daño y se da lugar, se crea espacio en la las que trabajan en asuntos de «desarrollo»—, las conciencia, para que se desarrolle la capacidad llamadas «agentes» de desarrollo; sin embargo, de generosidad pues la voluntad de la mente no no han dado suficiente importancia ni atención a está dirigida hacia el poder y control sino hacia la su desarrollo: el desarrollo de su persona, de su comprensión de la naturaleza de la interconexión, empatía, de su habilidad para escuchar y cooperar. lo que a su vez es la llave que libera la empatía Giri defiende un modelo de servicio y de búsqueda y la compasión. La seguridad ontológica no existencial. Este paso es de suma importancia: sin deriva de una noción de la persona como fija y enfatizar la transformación personal no podremos estable —ya sea esta definida de manera social abordar el problema de la justicia distributiva ni o moral— sino del ideal ético de percibirse a uno de la justicia como reconocimiento. El trabajo de mismo en relación con otros e incluso como los los agentes de desarrollo puede fortalecerse, y otros (Adams, 2002 en Gasper & Truong, 2008: requiere una extensión/ampliación de la persona, 24). Para Gasper & Truong, si interpretamos estas del self, incluyendo la extensión de su empatía y ideas desde el contexto de la teoría moderna del de su habilidad de escuchar. Del mismo modo, cuidado, el cuidado de la persona (self) puede el desarrollo personal es lo que debe buscarse entenderse como el cultivar, alcanzar y mantener para los «beneficiarios» del desarrollo. Es así la ecuanimidad (constitutional balance), con la que Giri propone una ética estética (äesthetic expectativa de que a este cuidado de la persona ethics): cultivo y transformación personal, la idea le sigue el cuidado de los otros, dada la claridad de uno como proyecto propio. Pero esta ética moral alcanzada. Los valores del cuidado en el estética tiene el riesgo de resultar en el egoísmo, budismo, representados por las cuatro virtudes vanidad y narcisismo extremos. Sin embargo, Giri arriba descritas, son aplicables a todos en la sostiene que una postura estética no tiene que comunidad. Más aún, alcanzar la ecuanimidad y ser esteticista. Para este autor, no solo es posible claridad moral —en distintos grados— constituye la atención tanto a uno mismo como al otro, sino una responsabilidad de todos los miembros que la realización personal requiere profundos de la comunidad. Es así que la injusticia social compromisos con los otros. De aquí que Giri se entiende desde esta perspectiva como una proponga la promoción de una sociedad civil manifestación del fracaso psicológico colectivo concebida más allá de su aspecto político, no solo o nuestra inhabilidad para percibir la realidad integrada por personas jurídicas con derechos, como interdependencia de todos los seres y para sino por seres comprometidos con esa búsqueda apreciar las cuatro virtudes (Gasper & Truong, personal y social del equilibrio (Giri en Gasper & 2008: 23-25). Lo que me parece interesante Truong, 2008: 25-26). subrayar aquí es, por un lado, la relación entre justicia y el cuidado de la mente y alma de las A propósito de estos aportes de Giri, Gasper & personas. Por otro, la relación entre justicia, Truong nos recuerdan que el récord histórico cuidado de la persona y la responsabilidad que nos advierte de las limitaciones de proyectos de 18 cultura sur
  • 18. Arroz con mango, ceviche y Platón [...] mejora individual, por lo que estos deben particulares, puede contribuir a que se vayan insertarse en proyectos de desarrollo de las alterando los sistemas de valores y conceptos sociedades civiles —locales, nacionales, de manera favorable para que sea posible la globales—. Es así que ellos proponen que democracia en todas las dimensiones de la la ética del cuidado feminista nos da pistas vida (2008:27). importantes para colocar asuntos del cuidado más allá del espacio personal individual, del De este modo, Gasper & Truong concluyen hogar y de la comunidad local. La ética del que estas tres vertientes pueden aportar a cuidado desde el feminismo ofrece una mezcla una profundización del campo de la ética rica de etnografía, teoría social, ontología y del desarrollo para que esta responda de reflexión moral. Presenta una visión múltiple mejor manera a contrarrestar y transformar del cuidado: primero como una orientación, los efectos adversos de la globalización disposición y emoción moral; segundo, como que afectan en mayor medida a los más un conjunto de habilidades y concepciones; vulnerables. tercero, como una práctica social basada en una variedad de relaciones significativas como Las tres corrientes de pensamiento la maternidad, la amistad, la atención-cuidado comentadas por ellos son consideradas (nursing) y la ciudadanía; y, por último, como como diferentes pero complementarias un sistema socioeconómico gestionado manifestaciones de un interés por proteger conjuntamente por actores públicos y privados la dignidad humana y facilitar el florecimiento que enfrenta muchas amenazas que incluyen humano. el paternalismo y la corrupción (Gasper & Truong, 2008: 27). V. ¿Arroz con mango, ceviche y Platón? A pesar de que hay diversas aproximaciones y propuestas desde los enfoques feministas Lo que hemos hecho en este artículo ha respecto del cuidado, la justicia y el sido «traer a la mesa»/poner sobre la mesa desarrollo,7 a Gasper & Truong les interesan y «juntar» algunos «ingredientes» que nos aquellos que ponen énfasis en identificar las parece podrían aportar a una concepción fuerzas sistémicas que debilitan los sistemas más nutritiva —en el sentido de nutrir la de cuidado dentro de y entre países; así vida y contribuir a su desarrollo pleno— del como de desarrollar respuestas holísticas, desarrollo y su relación con aquello que integrales de «cuidado». Por ejemplo, aquella concebimos como la cultura o las culturas. estrategia que busca integrar los valores El juntar, combinar, hacer conversar estos de atención (attentiveness), capacidad de «ingredientes» que provienen de diferentes respuesta (responsiveness) y responsabilidad al concepto de ciudadanía. Aquí se apunta enfoques, disciplinas, áreas de conocimiento a enriquecer el concepto de ciudadanía e investigación (cosmopolitismo, budismo, en base a una noción más holística de la feminismo, interculturalidad) podría parecerse persona (the self), donde la razón, el juicio a mezclar, en un mismo plato, arroz con y el cuidado por uno mismo y por el otro mango, ceviche y Platón. Este último tan sólo coexisten, se interrogan mutuamente y representa el elemento o impulso filosófico- encuentran soluciones a contradicciones ético que acompaña las reflexiones aquí específicas en determinado contexto.8 La idea presentadas. Le corresponde entonces, a 7 Por motivos de espacio cada lector (o comensal) interesado, evaluar no se ha incluido la es que incorporar los valores de la ética del revisión de diferentes cuidado como virtudes políticas con las cuales (probar) por sí mismo, la pertinencia, relevancia autores y posturas que (sabor y efectos) de esta combinación. presentan Gasper & examinamos nuestra práctica en contextos Truong en su artículo. Ver: Gasper & Truong 2008:26-28. 8 Gasper & Truong hacen referencia a Sevenhuijsen, Folbre, Tronto y Williams. cultura sur 19
  • 19. Alessandra Dibos Gálvez Referencias Bibliográficas Appiah, K. (2008) Mi cosmopolitismo. Buenos Aires: Katz. ----------------------------------. (2007a) La ética de la identidad. Buenos Aires: Katz. ----------------------------------. (2007b) Cosmopolitismo. La ética en un mundo de extraños. Buenos Aires: Katz. Degregori, C. I. (2004) Diversidad Cultural. En Enciclopedia temática del Perú, Tomo VIII, Lima: El Comercio. Gasper, D. (2004) The ethics of development. From economicism to human development. Edinburgh: Edinburgh University Press. Gasper, D. & Truong, T. (2008) Development ethics through the lenses of caring, gender and human security. Institute of Social Studies (ISS) Working Paper Nº 459, Den Haag. Giusti, M. & Tubino, F. (Eds.) (2007) Debates de la ética contemporánea. Lima: PUCP. Instituto de opinión Pública de la PUCP (julio de 2008) Encuesta de opinión pública sobre peruanidad, Año III, 2008, accesible en: http://blog.pucp.edu.pe/fernandotuesta/ Rorty, R. (1999) Forjar nuestro país. El pensamiento de izquierdas en los Estados Unidos del Siglo XX (trad. y glosario de Ramón José del Castillo). Barcelona: Paidós. Sen, A. (2007) Identidad y violencia: la ilusión del destino. Buenos Aires: Katz. Stallsett, S. (2005) Vulnerabilidad, dignidad y justicia: valores éticos fundamentales en un mundo globalizado. En Kliksberg, Bernardo (ed.) La agenda ética pendiente de América Latina (pp. 43-56). Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica de Argentina. Taylor, C. (1993) El multiculturalismo y la política del reconocimiento. México: Fondo de Cultura Económica. Titinger, D. (2008) Dios es peruano. Historias reales para creer en un país. Lima: Planeta. Tubino, F. & Zariquiey, R. (2007) Jenetian. El juego de las identidades en tiempos de lluvia. Lima: UNMSM-OEI. Tubino, F. & Zariquiey, R. (2004) Las prácticas discursivas sobre la interculturalidad en el Perú de hoy. Propuesta de lineamientos para su tratamiento en el sistema educativo peruano. Consultoría encargada por la Dirección Nacional de Educación Bilingüe Intercultural. Lima. 20 cultura sur
  • 20. Arroz con mango, ceviche y Platón [...] CULTURA SUR POLÍTICAS CULTURALES EN EL PERÚ HOY Apuntes debatibles. Ministerio de Cultura y Turismo Luis Arista Montoya* aristaluis@yahoo.com Resumen Cultura y turismo en el Perú son dos ámbitos coadyuvantes, indesligables. Por lo tanto, el proyecto político de creación de un futuro Ministerio de Cultura pasa por reconocer que, sin el aporte económico generado por el turismo en auge, será imposible que este organismo se consolide para una buena gobernanza de las políticas culturales diseñadas desde el poder estatal. Pero, eso sí, tendrá que denominarse Ministerio de Cultura y Turismo. No al revés. Palabras clave: ministerio, cultura, turismo, agentes culturales, Producto Básico de Felicidad Abstract Culture and tourism in Peru are two helping, indesligables scopes. Therefore, the political project of creating a Ministry of Culture involves recognizing that without the economic contribution generated by increasing tourism, it will be impossible this agency consolidates good governance of cultural policies designed by Peruvian State. Of course, it should be named Ministry of Culture and Tourism, not vice versa. Key words: Ministry, culture, tourism, cultural agents, Net Domestic Product of Happiness N o creo que el proyecto de ley para las momias de Leymebamba, y otros— han * Instituto José Ortega y la creación de un Ministerio de fortificado su tradición fuerte y, por tanto, su Gasset y Universidad de San Martín de Porres. la Cultura haya sido un anuncio autoestima nacional.1 pomposo y extemporáneo. No. Por muchas 1 El proyecto de ley enviado por el Ejecutivo razones: ¿el Perú está maduro para crearlo? ¿Es oportuna su creación? Pienso que sí, se encuentra encarpetado Claro que sí, nunca como hoy: el turismo debido a la buena coyuntura económica, a en la Comisión de Educación y Cultura del cultural y los últimos descubrimientos la predisposición del Poder Ejecutivo y al Congreso. arqueológicos —Caral, Cahuachi, El Brujo, talante promocional de los múltiples agentes cultura sur 21
  • 21. Luis Arista Montoya culturales, académicos y populares. Y, para los inicios de las Casas de Cultura (con José el éxito de los tratados de libre comercio María Arguedas), con la creación del Instituto (TLC), la geocultura es una esencial clave Nacional de Cultura (con Martha Hildebrandt diplomática. y otros) y desde ciertas direcciones regionales de cultura (Cusco, La Libertad, ¿Las organizaciones culturales de la sociedad Arequipa, Ayacucho, Amazonas, Lambayeque, civil pueden autosostenerse? Algunas sí. La Piura) al amparo de la regionalización y gran mayoría no, necesitan de un Estado descentralización, desde 1997 hasta hoy. promotor, y de un mecenazgo cultural privado. ¿Existe una columna vertebradora? No, Si este Ministerio hubiese sido creado —bajo pues el Instituto Nacional de Cultura ha sido la inspiración que nos trajo André Malraux, rebasado por las subjetividades culturales primer ministro de Asuntos Culturales de emergentes, desde que la olla de presión Francia entre 1959-1969, que concibió las 2 Cf. «Democracia profunda: reinvenciones terminó siendo destapada por la cultura «Casas de Jóvenes y de Cultura» como nacionales y subjeti- de violencia terrorista.2 Existen muchos escenarios de gestión autónoma—, creo vidades emergentes». Textos de Referencia. escenarios y actores —situación favorable que la prédica ideológica del terrorismo en Academia de la Latinidad. hoy al principio de igualdad en la diversidad— colegios y universidades no hubiese tenido XVI Conferencia Interna- cional; 5, 6 y 7 de 2007, que trabajan sueltos en plaza y cada uno mucha cabida, pues toda cultura auténtica es Lima-Perú. Básicamente: pagado a su suerte. De ahí la pertinencia de también acción cultural de resistencia, cultura «Diferencia cultural y experiencia democrática» un ministerio con capacidad de convocatoria de paz.6 (p. 37 y ss.). para ir a un entendimiento intersubjetivo 3 Véase el Cap. VI: —basado en una acción comunicativa La consolidación contemporánea de proyectos «Patologías de la democrática— con vistas al consenso.3 sobre política cultural se dio en el marco de las modernidad» (p. 225 y ss.), en Luis Arista M. (2004): J. reuniones empresariales de la CADE 2000- Habermas: comunicación, Nuestro país ha alcanzado una madurez 2001 sobre «Educación y Cultura», donde se modernidad y consenso. Lima: Fondo Editorial histórico-cultural debido a que tiene una sentó la base doctrinaria del futuro Ministerio. de la Universidad de tradición fuerte, entendida como densidad y Espero que en la CADE-2010 se ponga al día San Martín de Porres. También Bases teóricas herencia históricas sobre las cuales el poblador dicho proyecto, con aporte de instituciones y para el consenso (2003). siente orgullo, un arraigado sentimiento de personas involucradas, antes de que el poder Lima: Ediciones Quipu. pertenencia: bases para la construcción de Legislativo apruebe un bodrio. 4 De Partha Chatterjee territorios con identidad cultural, dentro de una (2007): La nación en tiempo heterogéneo. «nación en tiempo heterogéneo».4 Durante las dos décadas de terrorismo Lima: IEP. (1980-1990) la actividad cultural bajó, pero 5 Según los diagnósticos El proyecto de ley presentado por el ejecutivo no desapareció; hubo, sí, mucha actividad (c orrespondientes a es debatible, perfectible. El patrimonio informal, de micro y pequeñas empresas. A 2009) de la Consultora Internacional Future Brand. histórico, arqueológico, arquitectónico, gas- partir del rescate de la democracia, desde tronómico, documental y natural son las 1992 (captura de Abimael Guzmán), las 6 Véase André Malraux (1996): La politique, cartas de presentación ante el mundo entero. relaciones sociales de producción cultural la culture. Éditions Después de India y Japón, el Perú está en el fueron en aumento; la sociedad civil Gallimard. El modelo francés de Ministerio de tercer lugar en las categorías de Autenticidad e acrecentó su empoderamiento en la escena Cultura propone no un Historia; en el séptimo lugar en Arte y Cultura, nacional con nuevos sujetos emergentes e organigrama piramidal, sino uno circular, en y noveno en Belleza Natural.5 identidades provisionales: cultura del ágora, donde el despacho del música chicha, festivales, conciertos públicos Ministro y su Secretario Ejecutivo se encuentran El boom turístico y el boom gastronómico, masivos, el tecno-huayno, la cumbia andina en el epicentro, a partir del diseñados y germinados desde inicios del y tropical, conciertos de rock, conciertos cual delegan y promueven funciones y actividades en tiempo posterrorista, hacen oportuna y de ópera masivos como los propiciados forma horizontal. Es un perentoria la creación de dicho Ministerio, inteligentemente por Juan Diego Flórez, más modelo plausible, que se puede asimilar. cuya necesidad se viene discutiendo desde allá del elitismo de la Sociedad Filarmónica 22 cultura sur
  • 22. Apuntes debatibles [...] de Lima. Ahora, todas esas expresiones Perú, se vanaglorian —paradójicamente— necesitan de un Estado promotor, no de un de un «crecimiento infeliz», mantenido por comisariato burocrático; de empresas que una sociedad y un Estado excluyentes: ejerzan legalmente el mecenazgo cultural, su jactanciosos de sus bolsones de modernidad mejor forma de responsabilidad social, más exclusiva. allá del auspicio asistencialista. Se está asomando el fin del reinado totémico Actualmente, en el escenario cultural existen y absoluto del Producto Bruto Interno (PBI). muchos vagones sueltos en el prado, cada Se revisa su obsolescencia en todo el mundo, uno con sus propias rutas cortas y sus pues la nueva Economía Política del Bienestar espacios feudales, muchas veces con trabajos duplicados y con objetivos contrapuestos. Es decir, un índice basado en Hace falta una locomotora: un Ministerio de Cultura y Turismo, para un ordenamiento la calidad de vida y el desarrollo estructural, institucional y legal. En términos sostenible, antes que en la de desarrollo económico y cultural, debido a nuestro multiculturalismo, el Perú es un país producción y el consumismo. Para invertebrado. Hace falta una vertebración entre desarrollo y cultura. Las industrias ello hace falta que la cultura llegue culturales que ya están en pleno despegue en al poder. muchas áreas tienen que estructurarse como negocio cultural aportante al Producto Bruto postula, desde la perspectiva de la seguridad Interno (PBI), tanto como al Producto Básico vital y seguridad cultural (los derechos de Felicidad (PBF). culturales de las identidades de pertenencia étnica), mensurar el Producto Básico de La creación, promoción y producción y Felicidad, ya que los indicadores sociales, consumo culturales son ahora factores culturales, medioambientales y económicos clave para construir una Economía Política deberían ser utilizados por igual para evaluar del Bienestar (felicidad), trascendiendo la el progreso. Economía Política Clásica que prioriza solo los cálculos macroecómicos basados en Los europeos ya hablan de la medición de el crecimiento del Producto Bruto Interno la Felicidad Interna Bruta (FIB), que yo llamo (como único índice para medir la actividad básica, como el salario básico a que tiene del mercado, incluido el sector público), los derecho todo hombre para vivir dignamente, grados de inversión/ganancia/reinversión, o lo menos infelizmente posible. Ya el viejo obviando pavorosamente los grados de filósofo Aristóteles, en su teoría acerca del malestar y expectativas de las grandes bien y de la felicidad, hablaba —desde la mayorías excluidas de la modernización/ perspectiva ética y de la economía política modernidad. El premio Nobel de Economía doméstica (oikos) y de la polis— de que de 2001, Joseph Stiglitz, postula ahora el fin supremo del hombre es la felicidad autocríticamente olvidar el «fetichismo del (eudemonia), actualmente entendida en PBI» (defendido por el Banco Mundial y el términos «felicitantes» de acceso a la Fondo Monetario Internacional, en donde asistencia sanitaria, educación con equidad trabajó) como categoría única para mensurar y calidad, vivienda decorosa, creación y el desarrollo. Amartya Sen ha sido el primer consumo cultural (industrias culturales), economista en categorizar económicamente consideración de los costos ambientales y el concepto felicidad debido a que la gran sociales y del derecho a tener tiempo para mayoría de países en crecimiento, como vivir en compañía de los seres queridos. cultura sur 23
  • 23. Luis Arista Montoya Es decir, un índice basado en la calidad de bien preservados, restaurados, de museos vida y el desarrollo sostenible, antes que en modernos que dejen de ser mausoleos. la producción y el consumismo. Para ello hace falta que la cultura llegue al poder. Y llegará a Todos los vagones sueltos de los Organismos través de la mediación de una clase política Públicos Desconcentrados (OPD) que tienen ilustrada y la creación de un sólido Ministerio que ver con la ciencia, la tecnología, las artes de la Cultura. Y a través de las propuestas y la artesanía (escuelas de Bellas Artes), la ejercidas desde el poder fáctico de los cultura (elencos, escuelas, conservatorios) y el múltiples agentes culturales (que es el caso deporte (IPD y otros) tienen que engancharse de Cultura Sur, por ejemplo) a esta gran locomotora del Ministerio de Cultura y Turismo, para no perder el tren Para que la cultura tenga poder político y de la historia que marcha sobre dos rieles: económico, propongo la creación de un cultura/desarrollo o desarrollo/cultura. Inter- Ministerio de Cultura y Turismo, pues ambos comunicados a través de la mediación de ámbitos de producción están solicitando tener durmientes transversales, símbolos de identidad voz y voto en el Consejo de Ministros. Y sin cultural con sentimiento de pertenencia abierta presupuesto autónomo, la cultura languidece. (localización/globalización) y autoestima Si la base de la atracción turística nacional e competitiva. internacional es nuestro riquísimo patrimonio cultural y la diversidad de paisajes culturales, Pero con una condición necesaria y suficiente: es lógico imbricarlas. El turismo cultural es el futuro ministro debe ser un economista o un el combustible (energía = dinero), la cultura administrador de empresas, con conocimiento el motor. El Instituto Nacional de Cultura y experiencia en gestión cultural; o un gestor necesita del aporte económico generado cultural con experiencia administrativa y por el turismo, tanto como los empresarios conocimiento económico. En ambos casos, y operadores turísticos, el Viceministerio de un hombre de prestigio cultural. Pero no un Turismo y Prom-Perú necesitan de destinos intelectual puro. Ni un artista. 24 cultura sur
  • 24. Políticas culturales en el Perú: algunas notas para el debate Guillermo Cortés Carcelén* guillermocortesc@yahoo.com Resumen El presente artículo tiene por objetivo aportar algunas ideas al debate sobre la formulación y puesta en práctica de políticas culturales en el Perú. Plantea una revisión del rol que deben cumplir el Estado y los agentes sociales en este proceso y propone líneas para la reflexión que orienten la construcción participativa y descentralizada de políticas culturales. Palabras clave: política cultural, cultura, desarrollo, interculturalidad Abstract This article aims to provide some ideas to the debate on the formulation and implementation of cultural policies in Peru. It raises a review of the role the State and social actors should fulfill in this process and proposes guidelines for a reflection that could lead the participating and decentralized construction of cultural policies. Key words: cultural policy, culture, development, interculturalism V arias décadas de reflexión y debate implementen políticas culturales que sean un han reafirmado el rol fundamental componente clave en la estrategia de desarrollo que cumple la cultura en el y que estén estrechamente vinculadas a las desarrollo de las personas y de la sociedad otras políticas y planes gubernamentales, de mundial, con especial énfasis en el papel que manera que se conviertan en una prioridad tiene en la construcción de la democracia, en en las agendas públicas. En el Perú es la reafirmación de los derechos humanos y en común escuchar que «no existen políticas el logro del desarrollo sostenible. Es por ello culturales». Esta expresión tiene sentido si que muchos Estados, organizaciones de la nos limitamos a la acción que el Estado ha sociedad civil y organismos internacionales tenido en el campo cultural, la cual se ha han incluido a la cultura, a la preservación de caracterizado por la progresiva disminución la diversidad cultural y al desarrollo cultural de su presencia en la actividad cultural y el como temas de sus agendas, a la par de las cada vez mayor alejamiento de sus funciones preocupaciones vinculadas a la preservación y responsabilidades en esta materia. Pero ello del medio ambiente, la seguridad mundial y la reafirmaría la creencia de que por «políticas economía internacional. culturales» deben entenderse a las «políticas culturales del Estado». Si fuera este el caso, le * Asociación Tándem- Gestión Cultural para el De ahí la importancia de que los Estados, estaríamos otorgando al Estado, a través de la Desarrollo. en conjunto con la sociedad civil, formulen e institucionalidad cultural pública (INC y otras cultura sur 25
  • 25. Guillermo Cortés Carcelén entidades), el rol de ser el «agente decisorio» del o cualquier otra modalidad por la que se exprese desarrollo cultural del país y estaríamos perdiendo una «no intervención» como una toma de decisión de vista la acción que otros agentes culturales, consciente y una manera de hacer política. De organizaciones de la sociedad civil y del sector ahí que no podríamos afirmar categóricamente la privado vienen impulsando. inexistencia de políticas culturales (del Estado). Es por eso que hoy resulta fundamental promover Pero valdría preguntarnos si debemos delegar en la reflexión sobre la cultura y el rol que cumple en el Estado toda la responsabilidad de construir y nuestro desarrollo, así como generar espacios de ejecutar políticas culturales y si la concepción de debate que conduzcan a la formulación y puesta cultura que este maneja permitirá la construcción en práctica de políticas culturales que sirvan de políticas en concordancia con la realidad de un «… para orientar [y estimular] los procesos y acciones país como el nuestro, donde la diversidad cultural en el campo cultural, mediante la concertación y reclama reconocimiento y revaloración, no solo en la activa participación del Estado, las entidades el discurso político, sino en la práctica cotidiana privadas, las organizaciones de la sociedad civil de construcción de ciudadanía, convivencia y y los grupos comunitarios, para de esta manera democracia. responder con creatividad a los requerimientos culturales de la sociedad» (Rey, 2010: 17). Entonces, ¿qué implica la construcción de políticas culturales y qué tipo de políticas son a las que No podemos negar que el Estado está desarrollando debemos apuntar? Comencemos por afirmar la una acción cultural que se ha concentrado, en los urgente necesidad de incluir el tema de la cultura últimos años, esencialmente, en la administración en la agenda pública, bajo el entendido de que de la precaria institucionalidad cultural pública y es un factor de desarrollo y que su incorporación del patrimonio histórico-arqueológico, dejando como componente clave de cualquier estrategia de lado otros ámbitos y sectores de la cultura, o que se establezca para alcanzarlo resulta delegando gran parte de sus responsabilidades al indispensable. No está de más insistir en que la noción de desarrollo a la que apelamos no En la construcción de políticas implica solo crecimiento económico, aunque no podemos negar que la cultura contribuye con este culturales es indispensable la o proporciona a la sociedad un gran potencial para alcanzarlo. Esta inclusión debe procurar participación de los creadores, una mayor visibilidad e independencia de la profesionales y gremios de la cultura en el espacio público, reconociendo su transversalidad y complementariedad con otros cultura... sectores, y no la subordinación a ellos. mercado, a la sociedad civil o a otras entidades El Estado debe asumir un rol decidido y activo, en públicas que no necesariamente tienen funciones donde «…sus funciones están relacionadas con el en materia cultural. Esta postergación es liderazgo en el diseño de las políticas, la asignación frecuentemente explicada, entre otras razones, transparente de los dineros públicos, la promoción por los escasos recursos con que el Estado cuenta de estímulos, el apoyo a la circulación de los bienes para invertir en cultura, debido a la imperiosa y servicios culturales entre los diferentes sectores necesidad de enfrentar otros temas de mayor sociales y regiones, la generación de contextos y importancia. Esto ha servido de justificación a la condiciones que fortalezcan la diversidad cultural, reiterada ausencia del tema de la cultura en las entre otras» (Rey, 2010: 35). Asumir el liderazgo agendas de gobierno o al incumplimiento de las no implica la imposición de una visión hegemónica promesas electorales ofrecidas al sector cultural. o la limitación de la libertad de creación o de la Pero si tomamos en cuenta que las acciones participación en la vida cultural, supone mas que conlleva una política cultural pueden ser de bien actuar como facilitador de la construcción «intervención» o de «no intervención», debemos de políticas culturales, en donde participen los considerar las abstenciones, los retiros voluntarios diversos agentes culturales y sociales como 26 cultura sur
  • 26. Políticas culturales en el Perú: [...] interlocutores capaces de comunicar sus reconfiguración de la institucionalidad cultural, demandas y de formular las estrategias para especialmente la pública, hasta traspasar la satisfacerlas. concepción de la cultura como un elemento secundario o un ornamento del desarrollo que El Estado debe propiciar una participación el país intenta alcanzar. En ese sentido, resulta descentralizada y respetuosa de la autonomía fundamental pensar y debatir algunas líneas, que y de las particularidades locales, que genere a continuación proponemos. el fortalecimiento de las capacidades de los individuos y grupos para lograr la gestión de su desarrollo cultural. Asimismo, no perder de vista Políticas culturales como estrategias que que resulta fundamental la articulación con y promuevan el desarrollo humano entre el Estado, el mercado y la sociedad civil La cultura ha redefinido su rol frente al desarrollo, bajo el entendido de que ninguno de ellos puede pasando de ser la causante de conflictos y otros prescindir de los otros, de manera que se logre problemas que obstaculizan el desarrollo, como complementariedad entre los diversos agentes ha sido vista por muchos, para instalarse al centro culturales, teniendo en cuenta que cada uno de de los procesos de desarrollo y precisamente para ellos cumple un rol específico. solucionar estos problemas (Yúdice, 2005). La cultura, bajo este razonamiento, como lo afirma En la construcción de políticas culturales es Germán Rey (2002): indispensable la participación de los creadores, profesionales y gremios de la cultura, como …no es lo valiosamente accesorio, el sindicatos, asociaciones o colectivos de artistas «cadáver exquisito» que se agrega a de teatro, productores de televisión, cineastas, los temas duros del desarrollo como: el ingreso per cápita, el empleo o los índices músicos o editores. Si bien en el Perú estos de productividad y competitividad, sino agentes han mantenido su apuesta por el desarrollo [más bien] una dimensión que cuenta cultural, creando y produciendo, no podemos dejar decisivamente en todo proceso de desarrollo tanto como el fortalecimiento institucional, de reconocer que no han podido constituir un la existencia de tejido y capital social y la movimiento organizado y cohesionado que cuente movilización de la ciudadanía. con una agenda concertada y con herramientas que les permita entablar diálogos fluidos con otros Si bien cultura y desarrollo han «…encontrado interlocutores, particularmente con el Estado. un punto de comunión en el reconocimiento Esto es notorio cuando comprobamos que los y valoración de la diversidad humana, menos agentes del sector cultural, al igual que otros como obstáculo y más como riqueza, y en el colectivos sociales, han depositado en el Estado reconocimiento de la importancia del individuo, su la prerrogativa de la formulación y ejecución de subjetividad y su libertad…» (Hernández, 2007: políticas culturales. Esta situación sería otra si 62), para que esta comunión sea fluida y fructífera, los agentes del sector asumen un rol más activo se debe «…emprender esfuerzos sistemáticos que parta de la premisa de que la inserción de la para superar la visión reduccionista de la cultura cultura en la agenda pública y su incidencia en y (…) concebirla como portadora de múltiples otras políticas públicas y privadas dependerá de posibilidades de contribución a las acciones del su capacidad de elaboración y presencia social. desarrollo, sin perder de vista que si bien la cultura Además, «se requiere trascender el carácter puede ser un instrumento formidable de progreso corporativo y fragmentario del sector cultura económico y social, allí no se agota su identidad. donde las distintas disciplinas o dominios bregan El desarrollo cultural [debe ser] un fin en sí mismo aisladamente por lo que les concierne, y donde de las sociedades» (Kliksberg, 2000: 27). el conjunto permanece desarticulado con las agendas más amplias de la vida social» (Bayardó, Entonces, pensar en el desarrollo con una visión 2007). integral supone considerar como una dimensión esencial del mismo al desarrollo cultural, el cual En el Perú, la construcción de políticas culturales implica un proceso que le otorgue a las personas enfrenta grandes retos, que van desde la mayores oportunidades de entender y cultivar cultura sur 27
  • 27. Guillermo Cortés Carcelén su creatividad, así como las oportunidades para Políticas culturales que incidan en la fortalecer sus capacidades para entender y promoción de la interculturalidad acceder a la creatividad de los otros. Como lo La Constitución Política del Perú, en el Título I «De señala George Yúdice (2005): la Persona y la Sociedad», Capítulo I «Derechos …el desarrollo [cultural] no será sustentable Fundamentales de la Persona», Artículo 2, a menos que se tenga en consideración no numeral 19, reconoce que toda persona tiene solo el impacto de las otras esferas en las derecho «a su identidad étnica y cultural. El Estado prácticas tradicionalmente reconocidas como culturales (artes, industrias culturales, folklore reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural y culturas populares), sino la manera en que de la Nación». En la práctica se ha edificado se manifiesta la dimensión cultural en esas una visión idealista de la multiculturalidad y se otras esferas. ha fomentado una folclorización de la cultura, no entendiéndola como un espacio de participación No podemos perder de vista que la cultura es una ciudadana donde, a partir del reconocimiento de dimensión crucial para comprender el empleo, la las diferencias, las culturas regionales y locales salud, el turismo, la educación, la tecnología, las y las nuevas modalidades de creatividad y comunicaciones, las dinámicas de participación expresión cultural puedan convivir y enriquecerse social, etc. Es más, actualmente mutuamente. La irrupción de la sociedad del conocimiento, la expansión de la información, el fortalecimiento Esta visión ha supuesto admitir que coexisten de industrias culturales (…) así como la grupos culturales diferentes y exalta su existencia, importancia de una política de reconocimiento y la aparición de importantes movimientos mas no su reconocimiento en igualdad de socioculturales le han dado otro peso y otra condiciones. En el centro de esta concepción está significación a la presencia de la cultura en el la idea de que los grupos culturales se relacionan a desarrollo (Rey, 2002). partir de la «tolerancia». La tolerancia se convierte así en «una cortesía del poder que acepta al otro A la luz de los consensos alcanzados y los desafíos que la relación cultura y desarrollo nos de manera paternalista, omitiendo su participación impone hoy, cabe preguntarnos si en el Perú la y sin la necesidad de conocerlo ni comprenderlo» cultura constituye una dimensión fundamental en (Velleggia, 2007). la visión de desarrollo y si ha sido insertada como un eje de acción en las estrategias para lograrlo. Abordar las políticas culturales desde un enfoque La revisión de algunos documentos como intercultural implica partir del reconocimiento de Políticas de Estado del Acuerdo Nacional y La que «la diversidad implica la comprensión de la nueva política social, formulado por el Ministerio cultura del otro basada en el conocimiento, así de la Mujer y Desarrollo Social, nos permiten como la admisión del conflicto que ella encierra por comprobar que la cultura aparece aún como un constituir el producto de una desigualdad impuesta componente de segundo orden, como elemento a determinados sujetos cuya participación será real complementario a los lineamientos y estrategias y no ficticia, en tanto puedan intervenir de manera de los otros sectores y no en el centro mismo de la igualitaria en la toma de decisiones» (Velleggia, visión de desarrollo que se persigue para el país. 2007). Desde este enfoque se dejarían de lado las Si a lo anterior sumamos el discurso oficial sobre ingenuas visiones de una «coexistencia pacífica» cultura, resulta más preocupante. Situaciones y «crisol de culturas» y entender que como las antes mencionadas nos motivan más preguntas que respuestas, ¿A qué concepción de …las diferencias son construcciones históricas y culturales que no pueden disolverse en una cultura nos referimos? ¿Qué papel juega la cultura negociación entre grupos que piden permiso en nuestro desarrollo? ¿Es la cultura un obstáculo para entrar en un modelo establecido desde para el progreso o puede ser una facilitadora del la homogeneidad cultural. En este sentido partiríamos de considerar la diferencia como mismo? Dar solución a estas preguntas no es una relación y no como una oposición. Esta una responsabilidad solo del Estado sino de los manera de vernos acercaría a la solidaridad, agentes culturales y la sociedad en conjunto, que no comienza cuando «la gente piensa de la misma manera, sino cuando tiene la mediante un debate claro y fuerte, que en el Perú confianza para estar en desacuerdo sobre se ha pospuesto durante mucho tiempo. ciertas cuestiones porque le importa construir 28 cultura sur
  • 28. un terreno en común» (Bonfil, 1993; citado por Onghena, 2003). En ese sentido, las políticas culturales, desde un enfoque intercultural, contribuirían a la gestión de las diferencias y de los consensos. Un enfoque intercultural parte de reconocer la libertad de elecciones individuales y colectivas basadas en el respeto de valores fundamentales y en la reafirmación del derecho a la diferencia, buscando las condiciones que permitan Una política cultural teniendo en cuenta las interacciones equilibradas entre culturas que se transformaciones en las sociedades actuales reconocen iguales en dignidad al mismo tiempo debería organizarse según la diferencia entre lo arcaico, lo residual y lo emergente. Lo que capaces de confrontarse constantemente arcaico es lo que pertenece al pasado y es sobre sus valores, sus prácticas y su adaptación reconocido como tal. Lo residual se formo [sic] en el pasado, pero todavía se halla en a las condiciones actuales del mundo. Si actividad dentro de los procesos culturales. como ciudadanos reconocemos a todos los Lo emergente designa los nuevos significados y valores, nuevas prácticas y relaciones miembros de una sociedad como poseedores sociales. Las políticas menos eficaces son de los mismos derechos, entonces debemos las que se aferran a lo arcaico e ignoran respetar plenamente los derechos de los demás. lo emergente, pues no logran articular la recuperación de la densidad histórica con Complementariamente, toda cultura que respeta a los significados recientes que generan las las demás debe tener derecho a un reconocimiento prácticas innovadoras (1976; citado por Onghena, 2003). igual de su identidad. Podemos no estar de acuerdo con la categorización propuesta por Williams pero, más Políticas culturales que contemplen los allá de ello, lo importante es pensar que, en el fenómenos culturales y sociales actuales caso del Perú, la construcción de políticas implica No podemos negar el inmenso patrimonio el reconocimiento de lo arcaico, lo residual y lo histórico-arqueológico con que contamos y la emergente y su articulación en el tejido social. importancia que él tiene como recurso para Si entendemos la cultura como un espacio sociedad peruana actual y futura. Sin embargo, esencialmente de participación, no podemos tampoco podemos negar que las políticas perder de vista el carácter activo y cambiante que patrimonialistas han tendido a «…acopiar tiene. Políticas que consideren, por ejemplo, la repertorios de objetos culturales provenientes promoción de las industrias culturales y su vínculo de patrimonios e identidades diferentes, pero con el patrimonio cultural, que tomen en cuenta despojados de las relaciones sociales y los la creación cultural que el mercado no reconoce procesos históricos que construyen su verdadero o aquellos proyectos e iniciativas de alcance más sentido» (Velleggia, 2007) y que estas constituyen corto, pero que son sumamente significativos para aún el núcleo central de la acción cultural de una localidad o región, que actualmente resultan muchos agentes culturales, especialmente del más innovadores, creativos y dinámicos. La Estado. construcción —participativa y descentralizada— de políticas culturales en el Perú implica un gran Por eso el reto supone, por un lado, traspasar este reto y una acción que no puede esperar más. Este tipo de políticas que se orientan a la conservación es un campo en el que y protección de un patrimonio estático y alejado de las personas, por aquellas que promuevan la La concertación de las políticas culturales es aún un propósito que hay que construir más apropiación social de ese patrimonio. Y, por otro, firmemente. Se trata de una concertación impulsar políticas que reconozcan las diversas y «conflictiva» y «constructiva», hecha a partir de demandas, acuerdos, tensiones y complejas dinámicas culturales que actualmente objetivos comunes. La cultura no es un lugar se dan. Raymond Williams señaló que idílico ni simplemente el lugar del encuentro. cultura sur 29
  • 29. Guillermo Cortés Carcelén Por el contrario, en la cultura se viven hay que intervenir en cultura. Hoy más profundos desencuentros, prejuicios y que nunca, construir políticas culturales discriminaciones (Rey, 2010, p. 46). supone la posibilidad de iniciar procesos No será la bonanza económica la que transformadores de la realidad, implica la propicie el desarrollo cultural del país, tal posibilidad de formular un proyecto como como se suele pensar. Cuando en un país las país que no se focalice sólo en el crecimiento grandes mayorías aún viven en la pobreza, económico, sino en la construcción de cuando las personas están afectadas por democracia, convivencia y ciudadanía, desde las desigualdades, cuando vivimos en un y hacia adentro, desde una amplio y efectivo país confrontado, es precisamente cuando ejercicio de la diversidad cultural. Referencias Bibliográficas Bayardó, R. (2008) ¿Hacia dónde van las políticas públicas culturales? Ponencia presentada en el 1º Simposio Internacional de Políticas Públicas Culturales en Iberoamérica. Córdoba. Consultada el 10 de febrero de 2010: http://www.culturafce.unc.edu.ar/PDFs/ARGENTINA-RUBENSBAYARDO.pdf. Hernández, T. (2007) Cultura, diversidad y desarrollo humano [versión electrónica]. Quórum, Nº 17, 59-63. Kliksberg, B. (2000). Capital social y cultura. Claves olvidadas del desarrollo. Buenos Aires: BID-INTAL. Onghena, Y. (2003) Reinterpretar para gestionar la diversidad cultural. Consultada el 10 de febrero de 2010: http://catedras.nireblog.com/cat/diversidad-cultural. Rey, G. (2002) Cultura y Desarrollo Humano: unas relaciones que se trasladan. Pensar Iberoamérica, Nº 0. Consultada el 15 febrero de 2010: http://www.oei.es/pensariberoamerica/ric00a04.htmm. Rey, G. (2010) Las políticas culturales en Colombia: la progresiva transformación de sus comprensiones. En Compendio de políticas culturales (pp.23-48). Bogotá: Ministerio de Cultura de Colombia. Velleggia, S. (2007) Las políticas culturales ante el desafío de la diversidad cultural. Ponencia presentada en el Primer Congreso Argentino de Cultura (pp. 23-48). Mar del Plata. Consultada el 25 de febrero de 2010: http://www. congresodecultura.com.ar/desgrabaciones/Velleggia.pdf. Yúdice, G. (2005) Cultura y desarrollo: análisis y consecuencias. Ponencia presentada en el Seminario “La cultura como factor de desarrollo”. Santiago de Chile. Consultada el 10 de febrero de 2010: http://www.aieti.es/cultura/upload/ documentos/MLNE_Cultura_y_desarrollo,_Analisis_y_consecuencias_(George_Yudice).pdf. 30 cultura sur
  • 30. La casa por el tejado. De la propuesta gubernamental por un Ministerio de Cultura a la iniciativa ciudadana por una cultura popular Javier Garvich* garvichjav@yahoo.es Resumen El artículo critica la iniciativa gubernamental de crear un Ministerio de Cultura. Las razones se basan, en primer lugar, en la existencia de un sistema neoliberal que da excesiva prioridad al mercado y al sector privado en la promoción y desarrollo de las prácticas culturales en el Perú. Por otro lado, se consideran inverosímiles las oportunidades de un Ministerio de Cultura cuando el país tiene una de las peores infraestructuras educativas de Sudamérica. El autor piensa que es necesaria, primero, una auténtica voluntad política de mejorar la educación en el Perú, una participación de los actores culturales en dicho proceso, así como una nueva concepción de cultura que incluya las culturas vivas del pueblo, al margen de su usufructo turístico. Palabras clave: industrias culturales, cultura popular, educación, turismo Abstract The article criticizes the government’s initiative to create a Ministry of Culture. Reasons are based, first of all, on the existence of a neoliberal system that offers excessive priorities to the market and private sector on support and development of Peruvian cultural practices. On the other hand, the advantages promised by Ministry of Culture can be considered unlikely if we agree Peru has one of the worst educational infrastructures of South America. The author thinks it’s necessary —at first— an authentic political will to improve Education in Peru, more participation of cultural actors in this process and, finally, a new concept of culture that includes living cultures of people, regardless of touristical usufruct. Key words: cultural industry, popular culture, education, tourism * Revista Peruana de I neoliberal del fujimorismo, es aquel en el cual Literatura. Una cultura tan diversa como reinterpretan los conflictos y reconstruyen indefensa Remitirnos al clásico de el corpus del Perú a su manera: el Perú es a 1 Anderson (1993). hora, como en el principio,1 las un país exótico, que produce una serie de 2 Al calor de las culturas hegemónicas mantienen bienes locales difícilmente copiables desde reformas del gobierno de Velasco Alvarado el poder sobre los instrumentos de fuera. Se ha adoptado un modelo vagamente y el giro progresista producción material de bienes culturales y mestizo en el cual todas las sangres ya de la mayoría de las universidades, surgió un organizan un discurso cultural coherente y están reconocidas y, por ende, legitimadas. pensamiento crítico sobre legitimador del orden social existente. En el La viabilidad de las propuestas culturales el país que cuestionó el discurso tradicional lado simbólico de la cultura, eso ha significado depende de su articulación con el mercado que imperó durante la la liquidación de la Idea Crítica, que tuvo y las lógicas empresariales. Y esto en un República Oligárquica. Ver Rochabrún (2007). un breve apogeo de veinte años.2 El actual espacio en el cual lo que existe no es el diálogo Su huella llegó incluso discurso, instalado desde la primera ola intercultural horizontal sino una estructura cultura sur 31
  • 31. Javier Garvich donde las culturas hegemónicas oligopolizan la producción de estos bienes culturales los principales circuitos de distribución cultural mencionados se sigue trabajando a una y detentan los principales contactos con el escala postartesanal, protoindustrial, a escala mercado internacional. de pequeña empresa y en medio de una informalidad general (es importante ver el Las culturas subalternas, por lo general, están aporte de la familia al impulso empresarial, la fuera de esos circuitos. Lo que no impide que explotación conciente e inconciente de la mano alguna vez se les mencione o se negocie de obra infantil y el uso masivo del empleo su presencia. Lo nuevo es que las culturas precario). Otro caso es que los promotores subalternas han llegado a generar sus propias de estas actividades tienen poco peso en dinámicas y su propio mercado. Son, pues, las estructuras de poder, no consolidan un culturas emergentes que se expresan sobre lobby propio y más bien padecen una inercia todo en el boom de un mercado audiovisual seguidista a los poderes fácticos y terminan inmenso que mueve millones. Es la expresión negociando cuotas de espacio con los sectores cultural y simbólica de lo que se llamó hace hegemónicos. Mientras tanto, es frecuente que algunos años el desborde popular.3 Así, la acepten el sitio destinado a la prensa chicha oralidad, un pilar básico de nuestra cultura y al reportaje farandulero-sensacionalista de popular, ha permitido que la producción los medios. Es decir, reciben al final cuotas de audiovisual y sus anexos hayan pegado un espacio (real, comercial y también simbólico) crecimiento impactante en todos los sentidos: que los siguen dejando en un plano subalterno millones de CD y DVD de música de diversos y que se evita cuestionar para no quedar fuera géneros, filmación de fiestas patronales, una de todo espacio mediático condenándose a variada y activa producción de documentales, la marginalidad. Recordemos que, fuera del CD de conciertos y cómicos callejeros, mercado, no hay otro apoyo semejante para nacimiento de una industria gráfica de afiches las iniciativas y aventuras culturales. y gigantografías, vitalidad de las radios pese a los costes de licencias y producción, II consolidación de televisoras regionales, El sistema desarrollo de un pujante cine de provincias, aumento de lugares de ocio en zonas En los últimos quince años, el manejo y gestión populares. Por ejemplo, el megacomplejo de de «la cultura» se ha hecho desde la esfera Mesa Redonda (que incluye varias manzanas privada (coleccionistas, emprendedores de malls de CD y DVD sin derechos de autor, culturales, fundaciones). El resultado es que, en el centro de la ciudad) no solamente mueve por ejemplo, muchos archivos y colecciones muchísimo más dinero —en niveles de ventas que son parte del patrimonio histórico de la de CD— que el Jockey Plaza (un centro nación se encuentren en instituciones privadas comercial de moda en el barrio más pudiente bajo el argumento de que «se conservan de Lima), sino que ofrece una pluralidad mejor que bajo control del Estado». desconcertante en oferta audiovisual: música andina desde la más tradicional hasta la más El tremendo protagonismo del sector privado experimental, diversas variedades de cumbia abarca mucho más: nuestros principales tanto regionales como generacionales, el medios de comunicación e información están subgénero de la música religiosa evangélica excesiva y escandalosamente ligados al al medio escolar de la que va del melódico occidental al folklórico poder, buena parte del quehacer cultural viene mano de los profesores andino profundo, un surtido de declamaciones de la estimulación privada de un grupo selecto sindicalistas del agitado magisterio público. Ver y recitativos de pensamientos útiles, escuela de performadores culturales de presencia Oliart y Portocarrero de valores y coaching informal, diversos internacional que detentan museos, galerías (1989). marcos musicales para karaokes de todo tipo, etc. y grandes eventos culturales, mientras se ponen en venta las industrias y los servicios 3 Concepto derivado del célebre libro de Matos Sin embargo, esta vitalidad no implica culturales, se pierden aceleradamente Mar (1984). hegemonía. ¿Por qué? Buena parte de identidades culturales propias (hay veinte 32 cultura sur
  • 32. La casa por el tejado [...] grupos étnicos con un número similar de propuesta simpática y populista), no se lenguas que corren un inminente peligro de entiende ese interés en financiar un ministerio extinción4), presenciamos el auge y revival de que choca con un manejo errático del sector ideologías que reproducen patrones racistas Educación y su muy poca intención de mejorar y sexistas y —como lo mencionamos líneas el erial de la infraestructura de los colegios arriba— los productos nativos tienen que públicos.7 Dicho de otra forma ¿qué viabilidad pasar un filtro de ecualización por parte de los o, mejor dicho, qué expectativas reales puede medios hegemónicos (calibrar su simbología y tener un Ministerio de Cultura en un país discurso para ser más simpáticos al mercado donde el gasto social es de los más bajos de y ser mucho más comercializables5) si quieren América Latina y donde el sistema educativo acceder al consumo global. público aparece como uno de los peores de Sudamérica?8 A todo esto agreguemos el peso del sector transnacional que, en una economía mundial III de mercado, puede fagocitar las pocas Las contradicciones de un Ministerio iniciativas locales exitosas: transnacionales de Cultura en el Perú de hoy del libro que arrinconen a las editoriales peruanas en el mercado (proceso que se ha El proyecto de Ministerio de Cultura (MC en dado en los colegios privados), alianza con adelante), pese a que es una idea que viene capitales extranjeros que desalojen el sector desde el Gobierno de Alejandro Toledo, fue público de determinados espacios culturales promovido por la congresista aprista Luciana (frente a la ruina de la Escuela Nacional de León quien presionó para que se incluyera Bellas Artes, se ha optado por estimular el tema en el discurso presidencial de 2009. escuelas de música y artes en por lo menos Los sectores conservadores están de acuerdo dos universidades privadas). con la idea siempre que se cumplan dos requisitos: que un MC no genere más gasto En la actualidad, junto con la propuesta de ni burocracia y que se vincule directamente a un Ministerio de Cultura se está proponiendo la industria del turismo, que pudiera incluso una Ley de Mecenazgo (apoyada incluso por financiarlo.9 Conviene saber que buena 4 Ver http://www.servindi. sectores de la intelectualidad crítica peruana6) parte del presupuesto del Instituto Nacional org/actualidad/7336 en la cual, por vía de beneficios tributarios, de Cultura (INC en adelante) proviene de 5 La dinámica de la se estimule la aportación empresarial a los fondos que se recaudan por las visitas ecualización se puede prácticas culturales. Así, se refuerza aún a sitios arqueológicos (sobre todo Machu ilustrar con el artículo de Gámez. M.; González, L. más la «privatización» de la iniciativa cultural Picchu), lo que ha originado a lo largo de los y Rivas, A. (2004). al entregar la política cultural a las élites años conflictos con las regiones puesto que, 6 Por ejemplo, el caso del empresariales, dejar que ellas sean las que salvo muy pocos casos, ese ingreso no se antropólogo y especialista decidan qué sectores y qué actividades ha revertido en conservación y cuidado de en música popular Santiago Alfaro (2008) culturales financiar (lo que puede significar dicho patrimonio histórico ni mucho menos desde el blog Maniobras. dar más importancia a financiar carísimos a las comunidades que los rodean. Machu 7 Nos remitimos a los libros de fotografías y conciertos de grupos Picchu financia no solamente la burocracia propios informes del internacionales y no apostar por exposiciones interna del INC, sino también los museos e sector, véase Vexler, I. (n.d.) así como Consejo de artesanía local o promoción de la lectura) incluso elencos musicales como la Orquesta Nacional de Educación limeñizando aun más el actual panorama Sinfónica Nacional. (2006) Proyecto educativo nacional al 2021. Lima, cultural del país. 2006. ¿Qué impide que el MC termine siendo un INC con más o menos el mismo presupuesto? Si 8 La importancia axial Si el sistema que organiza la cultura en el de la Educación en el Perú se basa en el esfuerzo privado ¿a qué no hay una voluntad política de dar al sector desarrollo general del Educación y Cultura un porcentaje significativo Perú puede verse en el viene entonces un Ministerio de Cultura? ensayo de Ramos, M. y Más allá del atractivo gancho de la propuesta del presupuesto nacional, el MC será tan Choque, R. (2007). (el catatónico y aún minúsculo Ministerio mezquino en sus fines como lo es ahora el INC. 9 Editorial de El Comercio del Ambiente fue igualmente fruto de una Recordemos que, con los pocos fondos con (2009). cultura sur 33
  • 33. Javier Garvich que cuenta, el INC no puede promover ningún más el patrimonio cultural inmaterial (ritos, tipo de concursos artísticos (no existe un fiestas, tradiciones orales y cantos comunales) premio literario nacional, ni mucho menos un y se resta protagonismo a otras industrias premio nacional de composición musical), su culturales (la radio y televisión públicas, el red de librerías es ínfima y de pésima gestión destino del libro en el Perú, Internet como en provincias, su fondo editorial es anticuado herramienta cultural). y escaso (solo 4 títulos publicados en 2009), sus proyectos culturales son informales Además de lo expuesto anteriormente, (recuérdese el asesinato aún impune en recordemos el interés de los operadores de 2008 de 2 arqueólogos que investigaban, turismo de tener mayor presencia en lo que casi a su suerte, el Capac Ñan ayacuchano) ellos consideran cultura (gestión de museos y la política de conservación del patrimonio de sitio, restos arqueológicos, patrimonio refleja la parquedad de recursos (compárese inmueble y cadenas de servicios anexos). La Cámara Nacional de Turismo está exigiendo En 2006, con dinero del canon, la creación de un Ministerio de Turismo que, posiblemente, se ensarce en una patética publicaron a una quincena de guerra contra el MC por la propiedad y autores loretanos vivos para usufructo de Machu Picchu, Kótosh o El Brujo. distribuirse gratuitamente en Pero, peor aún, sin ese plus de voluntad política, el MC continuará la ausencia de más de trescientos colegios de institucionalidad y el poco peso político efectivo que tiene el INC en el Perú. Las sedes del INC la región. de Chimbote, Huánuco o Abancay carecen de el estado de Chan Chan en comparación con política alguna con los colegios y los institutos las Huacas del Sol y de la Luna, gestionadas pedagógicos ¿El MC —per se— remediará por un patronato de capitales privados). esto? ¿Por qué un MC recuperaría la casa del poeta Oquendo de Amat (convertida en una Eso hace que se quieran buscar mecanismos pollería) si no lo ha podido hacer el INC de externos de financiación del MC. Uno de Puno durante varios años de vano esfuerzo? ellos es vincular al MC con el turismo, bajo ¿Un MC tendrá necesariamente en Cajamarca el mito de la autofinanciación mediante las una política cultural local similar a la que rentas de dicha industria. La omnipresencia tiene la Fundación privada Yanacocha?). Sin del turismo y la posibilidad de que tenga voluntad política seria e inteligente, el MC injerencia directa en un futuro MC agrega no se diferenciará mucho del INC en seguir más problemas: primero, porque el paraíso siendo un organismo de supuestos sabios que prometido del turismo no cuestiona los apenas se integra con la comunidad en la que problemas congénitos que trae la industria participa y que cría burocracia como moho turística transnacional (degradación del medio en las desconchadas paredes de sus sedes visitado, encarecimiento artificial de servicios provinciales. en los circuitos turísticos, discriminación del turista nacional, mercantilización excesiva de nuestros productos culturales). Segundo, IV La esperanza de una alternativa porque puede llevar al MC a una peligrosa ciudadana deriva arqueologista, es decir, privilegiar extremadamente la investigación y explotación de nuestros inagotables sitios arqueológicos, Frente al gigantismo del proyecto de un MC, mientras se eluden las responsabilidades el poco interés del Estado en mejorar con con la cultura viva y «no turística» (literatura, eficiencia y calidad la educación pública y música contemporánea, arte plástica moderna, los límites evidentes del sector privado en movimiento teatral, etc.), se subalterniza aun la gestión de la cultura; la sociedad civil 34 cultura sur
  • 34. La casa por el tejado [...] ha respondido con varias iniciativas que en un dínamo que ha rebasado iniciativas proponen otro modelo de gestión cultural nada privadas o gubernamentales. desdeñable. Este movimiento cultural local responde a Podemos mencionar el caso de Iquitos como una inercia gubernamental no solo escasa de ejemplo accidental de aprovechamiento de fondos sino insultantemente intervencionista las autoridades regionales por promover (convirtiendo museos en salones de ban- apoyos a la promoción cultural. En 2006, con quetes para las cumbres mundiales) y que dinero del canon, publicaron a una quincena se alza de hombros frente a la cotidiana de autores loretanos vivos para distribuirse discriminación de peruanos que cuentan gratuitamente en más de trescientos colegios con pocos espacios de disfrute gratuito de la de la región. Además, a todos los escritores cultura (los pocos suelen ser, curiosamente, se les pagaron sus derechos de autor los centros culturales de países extranjeros). íntegramente en metálico, algo raro en el mundo editorial nacional. Ese esfuerzo devino V en el descubrimiento de Cayo Vazquez, Colofón y punto sobre las íes revelación de la narrativa loretana y que logró luego sacar una publicitada segunda edición Un Ministerio de Cultura es como construir de su best seller regional Hostal amor. la casa por el tejado (de eso puede dar fe Antonio Brack con la experiencia del Chimbote tiene como estrategia una alianza Ministerio del Ambiente). Lo que falta primero entre autores chimbotanos, editores, amas es una inversión presupuestal decente en de casa, libreros, profesores de colegio y educación. Es estimular la investigación en las autoridades de instituciones educativas. universidades, es hacer participar a nuestros La fórmula es que los colegios piden leer escritores chimbotanos y la demanda de las niños en tareas de cuidado de patrimonio familias compra dichos libros en la red librera arqueológico y reivindicación de espacios local. Así, no solo ha destacado el reconocido históricos, ciudadanizándolos. Es desarrollar narrador chimbotano Fernando Cueto, sino la cualificación de nuestros docentes (como que el escritor chimbotano más popular en la hace el Banco Central de Reserva, que otorga ciudad es el también musicólogo y pedagogo becas de especialización en el extranjero Marco Merry, desconocidísimo en Lima. entre sus miembros), es darle a nuestros colegios públicos pistas atléticas, piscinas En Áncash, localidades como Marca, temperadas y laboratorios al nivel de cualquier Huarmey, Chiquián, Huari o Recuay han elementaria canadiense. Impulsar la lectura construido sus propios fondos editoriales (algo mediante apoyo a editoriales locales y no con que ni se imagina la vanidosa Municipalidad de compulsivas jornadas obligatorias, con una Lima). Han financiado encuentros regionales política de libros baratos y no disimulando con sesiones de cuarenta ponencias, actos la cruel competencia de las transnacionales culturales de teatro y música y una pinacoteca españolas en materia de libros de texto. de lujo. Las obras de Áureo Sotelo, destacado dramaturgo ancashino, se escenifican ante Construyamos la casa desde los cimientos. llenos completos mientras el teatro capitalino Invirtiendo en educación como lo ha hecho se ha reducido a un teatro de cámara. cualquier país desarrollado,10 desarrollemos conservatorios y orquestas juveniles como En Ayacucho forjan encuentros teatrales iniciativas de desarrollo comunitario y mundiales y preparan encuentros inter- prevención de la delincuencia (los vene- 10 Veáse Lázaro, L. (1996). nacionales de narradores en un ambiente zolanos lo han hecho muy bien11), aprendamos de promoción continua de cultura, educación del modelo francés en el cual el uno por ciento 11 Ver la web del Sistema Nacional de Orquestas y fiesta. El Centro Cultural de la Universidad del presupuesto para cualquier edificio público Juveniles e Infantiles de San Cristóbal de Huamanga se ha convertido debe destinarse a creaciones plásticas. Venezuela. cultura sur 35
  • 35. Primero, centrémonos en la necesidad de una voluntad política que priorice el sector de la educación, la cultura y las artes (y las ciencias). Sin esa voluntad que va a implicar un nuevo manejo de grandes presupuestos y una notable estructura institucional a nivel Organicemos un ente plural, innovador e nacional y transversal frente a otros sectores, independiente que impida el auge de la el MC no irá mucho más lejos del actual telebasura en nuestras pantallas (ver el caso INC. Frente a la tentación de «privatizar» ejemplar del Channel Four del Reino Unido) las políticas culturales, se debe proponer un y que estimule el aprendizaje (como en frente amplio de actores y productores de la Finlandia, donde toda producción extranjera cultura vinculado a universidades, centros se exhibe en versión subtitulada). ¿Tan difícil culturales, colegios, sindicatos del área de es de hacer? educación, colectivos regionales, gremios y colegios profesionales, etc. Este frente podría Sí, es muy difícil. A diferencia de otros llevar más asertivamente la iniciativa en el países, en el Perú una política de inversión debate sobre el MC e incluso proponer formas masiva en educación pública equivale a una más imaginativas de financiación de proyectos revolución. Donde una Ley de Salud Sexual y culturales que eviten el prejuicio de que «sólo Reproductiva sería un paso de gigantes para el sector privado salvará la cultura», como la cualquier peruana de a pie (y todo un desafío inclusión del gasto en cultura dentro de los a varias franquicias del conservadurismo que presupuestos participativos, el intercambio dominan los despachos ministeriales de Salud institucional de servicios, la búsqueda de y Educación). Donde una campaña agresiva tasas impositivas a determinados sectores de alfabetización traería una caja de Pandora y actividades económicas existentes (el imprevisible (buena parte de las tomas de British Council of Arts se financia de la lotería tierra en los años sesenta tuvieron que ver nacional; en otros países la financiación va con la aparición de escuelas rurales, cerradas por el impuesto a artículos de lujo). Además sistemáticamente por los gamonales). Donde de mantener el compromiso presupuestal del una generación de ingenieros, científicos Estado con la cultura del Perú. La cultura es un sociales y escritores de origen provinciano derecho ciudadano y el Estado, bajo ninguna y pobre traerían mensajes subversivos circunstancia, puede alzarse de hombros y de ciencia y libertad radical (el caso de la mirar hacia otro lado. Universidad de Huamanga, puntera en las ciencias sociales durante una década, fue Finalmente, urge ya replantear el concepto de escalofriantemente elocuente). cultura y alejarlo de los tópicos convencionales (cultura como algo estático, muerto, solamente El poder lo sabe, por eso presiona para que los testimonial y de mero aprovechamiento peruanos se paguen su educación y su salud. turístico) y proponer el concepto de cultura Y lo dicen: La educación pública no solamente como algo vivo, dinámico, cambiante y en es un despilfarro, es una inversión equivocada. permanente transformación. Cultura es Los Gobiernos, como mucho, practican una mucho más que las artes y humanidades política de propinas con la pobreza extrema tradicionales; implica reivindicar aspectos de del mundo rural. Pero, quienes quieran la cultura popular como el teatro callejero, el 12 En 2008, según fuente del MEF, solo se gastó el educación y salud de calidad, pagarán por muralismo local o el rap juvenil. 81,7% del presupuesto ello. Punto. No es de extrañar que en estos asignado, evidenciando problemas en la gestión años, pese al crecimiento macroeconómico, Si el Gobierno quiere hacer la casa por el de los recursos. Ver el gasto del sector Educación se haya tejado, afortunadamente muchos peruanos pronunciamiento de intelectuales en el blog reducido.12 Entonces ¿tiene sentido hablar de se preocupan en trabajar los cimientos. Los Espacio Compartido. un Ministerio de Cultura? cimientos de los colegios, de los museos, de 36 cultura sur
  • 36. La casa por el tejado [...] las huacas, de las calles prevalecerán sobre de colores que suben y bajan, una fiesta en cualquier pastiche gobiernista, porque aquí el San Pedro de Cajas con escritores invitados a tiempo siempre acaba sometiendo cualquier una feria artesanal prefabricada en el Campo alharaca criolla o algarada militar. El Perú de Marte, un taller escolar de arquitectura en profundo, como los programas de Windows, Pachacamac a una promoción turística para siempre se ha actualizado y enfrentado altos funcionarios a Sechín. sus problemas. Otra cosa es que los haya solucionado. Vino de Chiquián, ruinas de Kuélap, cebiche de barquillo en Huarmey, pachamanca en Espero que haya quedado clara mi tremenda Canta, poesía en Recuay, recital ayacuchano, desconfianza hacia el alegre proyecto de un presupuesto participativo para la cultura en Ministerio de Cultura. Prefiero las autoridades Huamachuco, pallas de Marca, bellezas de locales y el esfuerzo ciudadano. Un Huánuco: Yo, a los tejados de turno, prefiero tumbamonte festivo a un parque con chorritos los cimientos. Referencias Bibliográficas Anderson, B. (1993) Comunidades imaginadas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. México D. F.: Fondo de Cultura Económica. Consejo Nacional de Educación (2006) Proyecto educativo nacional al 2021. Lima: MINEDU. Gámez, M.; González, L. y Rivas, A. (2004) Imaginarios culturales en la publicidad internacional: Cannes 1998-2002. Cultura, Lenguaje y Comunicación Revista de estudios culturales de la Universidad Jaume I, (1) pp. 29-42. Lázaro, L. (1996) Educación, formación y empleo en los países desarrollados. Revista Española de Educación Comparada, (2) pp. 61-72 Matos Mar, J. (1984) Desborde popular y crisis del Estado. Lima: IEP. Oliart, P. y Portocarrero, G. (1989) El Perú desde la escuela. Lima: Instituto de Apoyo Agrario. Ramos, M. y Choque, R. (2007) La educación como determinante social de la salud en el Perú. Ministerio de Salud. Lima: Dirección General de Promoción de la Salud. Dirección Ejecutiva de Educación para la Salud; Organización Panamericana de la Salud. Rochabrún, G. (2007) Batallas por la teoría. En torno a Marx y el Perú. Lima: IEP. Fuentes Electrónicas Servicios en Comunicación Intercultural Servindi. Perú: II Censo de Comunidades Nativas confirma abandono y extinción de pueblos indígenas (n. d.). Consultado el 3 de marzo de 2010: http://www.servindi.org/actualidad/7336 Alfaro, S. (2008, 18 de diciembre) Financiamiento de la cultura: entre lo público y lo privado. Visto en: http://maniobras. wordpress.com/2008/12/01/financiamiento-de-la-cultura/ Vexler, Idel (n.d.) Informe sobre la educación peruana. Situación y perspectivas. Consultado en febrero de 2009: http://www.ibe.unesco.org/International/ICE47/English/Natreps/reports/peru.pdf El Ministerio de Cultura que el país necesita (2009, 2 de noviembre) El Comercio. Consultado el 4 de febrero de 2010: http://elcomercio.pe/impresa/notas/ministerio-cultura-que-pais-necesita/20091102/363164 Gobierno Bolivariano de Venezuela. Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (Fesnojiv). Consultado el 6 de febrero de 2010: http://www.fesnojiv.gob.ve/ Una mejor educación demanda cambios inmediatos en el Gobierno y la sociedad/Pronunciamiento sobre la educación peruana (2009, 14 de febrero). Consultado el 8 de febrero del 2010: http://compartidoespacio.blogspot.com/2009/02/una- mejor-educacion-demanda-cambios.html cultura sur 37
  • 37. Las buenas intenciones que empedran el camino. Interculturalidad, políticas culturales e ideología Renatto Merino Solari* renato20jms@hotmail.com Resumen Los temas culturales han cobrado gran importancia en las últimas décadas y esto se ha venido expresando en una gran producción especializada, así como en las múltiples políticas culturales generadas desde la esfera pública. Sin embargo, debemos preguntarnos lo siguiente: ¿cuál es el rol que cumple lo cultural en los debates académicos contemporáneos? Planteamos que se está produciendo una absolutización de lo cultural, capaz de explicar las principales contradicciones del sistema-mundo. En esta operación ideológica se están perdiendo de vista las contradicciones inherentes al sistema capitalista. En estas circunstancias, las políticas culturales corren el riesgo de quedarse en buenas intenciones. Palabras clave: ideología, políticas culturales, capitalismo, interculturalidad, cultura Abstract Cultural issues have gained importance in recent decades and this has been expressed in a specialized production and in multiple cultural policies generated from the public sphere. However, we must ask: what is the role played by culture in contemporary academic debates? We propose that there is now a cultural absolutism able to explain the major contradictions of the world-system. In this ideological operation, the inherent contradictions to Capitalism are missing. Under these circumstances, cultural policies are likely to remain in just good intentions. Key words: ideology, cultural policies, capitalism, multiculturalism, culture E n las últimas décadas, los temas como estructura, clases, poder, imperialismo, culturales han pasado a ocupar un lugar etc. para cobrar fuerza otros como ciudadanía, central en los debates académicos y movimientos populares, sociedad civil, las preocupaciones políticas. Se multiplicaron mentalidades, subjetividad, etc. los trabajos sobre globalización y cultura, así como las explicaciones vinculadas a ambos Estos cambios en el nivel del conocimiento eran fenómenos. Así tenemos que, en nuestra concomitantes a las modificaciones producidas comunidad académica, las preocupaciones en el escenario mundial. Las últimas décadas temáticas evolucionaron de los fenómenos de del siglo XX fueron testigos del derrumbe del dominación —tanto interna como externa—, «socialismo realmente existente», así como hacia el estudio de los grupos humanos y del avance del capitalismo global —y su colectividades específicas, entendidas como sustento doctrinario neoliberal— en una escala agentes generadores de las identidades y de nunca antes experimentada. En este contexto, los cambios sociales. Como sostiene Cortázar los asuntos culturales se volvieron centrales (1992), perdieron vigencia en los discursos en tanto tema de reflexión académica y * Universidad Nacional Mayor de San Marcos. académicos conceptos muy importantes espacios simbólicos de luchas por el poder. El 38 cultura sur
  • 38. Las buenas intenciones que empedran el camino [...] problema cultural se convirtió, prácticamente, desde hace un tiempo en los discursos en el principio determinante de la dinámica académicos. Nos estamos refiriendo a la social; es decir, la última instancia que define conversión del problema de la explotación la vida social. Del mecánico determinismo económica y de la injusta distribución de económico en el que los aspectos culturales la riqueza, en demandas por derechos quedaban subordinados en lo superestructural culturales; en otros términos, nos estamos parece que hemos girado hacia una nueva refiriendo a la creciente tendencia a plantear absolutización: la primordialización de lo la problemática fundamental contemporánea cultural. En otros términos, la complejidad como un conflicto étnico/cultural: de las dinámicas culturales ha terminado A pesar de que la tesis de Francis «invisibilizando» temas tan importantes como Fukuyama sobre el «fin de la historia» la lucha de clases, las relaciones de poder, la cayó rápidamente en descrédito, seguimos aceptando en silencio que explotación económica y, algo muy importante, el orden global liberal-democrático la posibilidad de pensar en una alternativa capitalista es de algún modo el régimen al sistema capitalista. Como señala Zizek, social «natural» finalmente encontrado; seguimos concibiendo implícitamente los ahora resulta más fácil aceptar que el mundo conflictos de los países del Tercer Mundo se puede terminar en cualquier momento como una subespecie de las catástrofes que avizorar un sistema sociocultural que naturales, como las explosiones de pasiones casi naturales, o como conflictos reemplace al capitalismo. basados en la identificación fanática con las propias raíces étnicas (¿y qué es lo El presente ensayo parte de la idea «étnico» sino una nueva contraseña para lo natural?) (Zizek, 2005, p. 19). de que en la teoría social se han sobredimensionado los aspectos culturales Esta «renaturalización» resulta funcional a la al punto de ser representados como los ideología difundida por la teoría social liberal fenómenos fundamentales que explican las de encontrarnos en un mundo posideológico; contradicciones del mundo contemporáneo. en un mundo en el cual los grandes relatos Además, tiene como objetivo demostrar que políticos de transformación social han estos discursos y prácticas terminan siendo sucumbido entre los escombros del muro funcionales respecto de las relaciones de y de la ex URSS. Pero, la realidad suele dominación social que impone el capitalismo ser más compleja que las proyecciones de global; es decir, desempeñan un papel los especialistas, y si hay algo que no ha ideológico en la estructuración de la realidad sucumbido es la pobreza, la explotación reorientando las fuerzas del descontento social humana y la marginación social. En este en beneficio del sistema y su reproducción. contexto, el problema principal es cómo No se trata de negar la importancia que tienen mantener las relaciones de poder/producción los asuntos culturales. Ello significaría repetir en condiciones de existencia tan injustas. el error de posiciones analíticas que tuvieron Martin y Schumann (2002) sostienen que en vigencia en el marxismo, el estructuralismo y una «sociedad 20-80» el detonante social es la teoría de la dependencia. Sin embargo, no el desclasamiento; es decir el miedo a ser podemos perder de vista la función ideológica pobres que surge como consecuencia del que cumplen los aspectos culturales en los siguiente hecho: «En el próximo siglo [XXI], discursos contemporáneos. el 20% de la población activa bastará para mantener en marcha la economía mundial (...). Ese 20% participará, por tanto, activamente en la vida, el beneficio y el consumo, no importa Lo cultural como fenómeno ideológico en qué país (…). ¿Y los demás? (…)» (Martin y Schumann, 2002: 10). ¿Qué papel está desempeñando lo cultural en el escenario contemporáneo? Para entender No es difícil imaginar lo que ocurrirá con esto nos parece fundamental no perder de las energías de los demás: informalidad, vista el giro temático que viene ocurriendo ilegalidad, marginalidad y delincuencia hasta cultura sur 39
  • 39. Renatto Merino Solari el punto de la descomposición moral de la importante es actuar amparado en criterios sociedad. Como no solo se trata de mantener técnicos. ¡Cuidado! ¡Alerta! Pues ellos son los una situación específica, pues para ello podría primeros ideólogos. ser útil la represión, se torna imprescindible lograr su legitimación; en otros términos, que El diálogo intercultural aparezca como «natural» y necesaria ante las víctimas. Es en este espacio que ingresa En las propuestas interculturales la la ideología para representarnos la realidad revalorización cultural entendida como el y mostrarla como inevitable y trascendente. «impulso al despliegue de las potencialidades Cuando decimos ideología, no solo nos de un grupo cultural en el presente y en el estamos refiriendo a su concepción tradicional, futuro (...)» (Heise, Ardito, Tubino, 1994: 24), es decir, al ideario que «encubre» y resulta deviene esencial para establecer relaciones funcional a una forma concreta de dominación; horizontales entre los grupos culturales. sino también, y esto es lo más importante, la Para alcanzar la horizontalidad es necesario entendemos como «la matriz generativa que «reconocer el carácter relativo de nuestros regula la relación entre lo visible y lo no visible, puntos de referencia [pues] nos conduce a entre lo imaginable y lo no imaginable, así adoptar una actitud de diálogo horizontal y como los cambios producidos en esta relación» de enriquecimiento recíproco» (Heise, et al., (Zizek, 2004, p. 7). El mismo Zizek (1992) 1994: 30). Bien, esto lo podemos aceptar nos enseña que la ideología funciona como en términos retóricos, pero no podemos fantasías que estructuran la realidad y otorgan olvidar que la revalorización cultural es, sentido a la acción del sujeto. En esta línea, fundamentalmente, un doble proceso; esto no es posible escapar de la ideología, pues quiere decir que no solo ocurre en relación nos atraviesa completamente: cuando menos a los que no forman parte de nuestra la esperamos, cuando creemos que nuestras comunidad, sino también al interior del grupo, acciones son solo técnicas, cuando pensamos del nosotros. En ambos procesos —que que estamos alejados de las doctrinas, son interdependientes— las semejanzas cuando dividimos la sociedad en política y y las diferencias resultan esenciales, y el civil sin mostrar sus interdependencias: la reconocerlas no siempre implica una apertura ideología está allí, precisamente, definiendo democrática ni horizontal. En este punto y redefiniendo nuestras interacciones con nos parece preciso tomar en cuenta lo que la realidad. Sin darnos cuenta, estamos dicen los etólogos —y que los científicos inmersos en su simbología paralizante, pues sociales normalmente no escuchamos—: es capaz de distraer nuestras fuerzas, pero a «[la] orientación agresiva [en el hombre] la vez productiva, porque nos envuelve en su envuelve un reconocimiento de similaridad en dinámica autogenerativa. el enemigo, pero al mismo tiempo la agresión puede ser desencadenada por diferencias Pensamos que la operación ideológica ligeras» (Carthy y Ebling, 1979: 3). funcional a la forma de exclusión social y explotación económica que experimentamos La interrelación con el otro siempre va a actualmente radica en universalizar los estar mediada por factores endógenos y problemas culturales, convertirlos en exógenos, que no necesariamente favorecen hegemónicos, y canalizar todas las fuerzas el diálogo entre los diferentes y, en muchos del descontento social hacia formas de casos, ni dentro del nosotros. ¿Es posible intervención que no cuestionen el orden alcanzar «una actitud de diálogo horizontal y vigente en su estructura fundamental; por el de enriquecimiento recíproco» en medio de contrario, con su excesiva inclinación hacia la estas condiciones? Para alcanzar el «diálogo praxis intentan modificarlo mientras lo nutren. horizontal» sería necesario que existieran Por tanto, debemos estar prevenidos contra espacios en los cuales los individuos y las los que sostienen que vivimos en un mundo culturas no fueran construidos asimétricamente, posideológico, pospolítico y que lo realmente y ello es casi imposible bajo las relaciones 40 cultura sur
  • 40. Las buenas intenciones que empedran el camino [...] de poder/producción vigentes. Debemos por la subjetividad del individuo; por tanto, el considerar que una de las características otro siempre es un otro para mí. Esta forma más importantes del capitalismo global es que tiene el sujeto de relacionarse con el otro su tendencia a universalizarse; esto quiere es fundamental para entender la constitución decir que «el capitalismo no tiene un estado primordial del yo. Por eso es importante no “normal” equilibrado: su estado “normal” es la producción permanente del exceso —el Las distancias culturales al único medio de sobrevivencia del capitalismo es la expansión—» (Zizek, 1999: 55). Este encadenarse con las referencias exceso es una característica estructural del sistema que le permite regenerarse a partir socioeconómicas que envuelven de sus propias condiciones; pero, así mismo, todo contexto colonial, terminaron lo define como una forma de producción que contiene internamente su propio aumentando la marginación y la desequilibrio: el antagonismo. La dinámica exclusión social. del capitalismo en tiempos de mundialización es la producción permanente e incontrolable dejar de lado el hecho siguiente: «el deseo de bienes y servicios que, sin embargo, no “realizado” (escenificado) en la fantasía no logran satisfacer las necesidades humanas es el del sujeto, sino el deseo del otro: la sino más bien las incrementan. Vistas así fantasía (...)» (Zizek, 1999: 18). De ello se las cosas, el capitalismo global parece desprende lo siguiente: «la pregunta original encontrarse atrapado en su propia lógica del deseo no es directamente “¿qué quiero?”, de funcionamiento: a mayores posibilidades sino “¿qué quieren los otros2 de mí?, ¿qué ven de generar riquezas, mayor desigualdad e en mí?, ¿qué soy yo para los otros?”» (Zizek, insatisfacción social. El problema sin solución 1999: 19). Parece incuestionable que todos es que el exceso generado no es algo que los individuos presentan una incapacidad pueda ser desechado y luego reciclado, estructural para comprenderse a sí mismos sino que se convierte en el elemento que y, con mayor razón, para comprender a los profundiza la brecha estructural del sistema. demás en sus experiencias, sean ellos del De esta manera, el «diálogo horizontal» nosotros o parte de los otros. En consecuencia, deviene en utopía o tal vez en entelequia, pues en la interacción el otro siempre resulta una solo puede darse en una situación ideal, en proyección del sujeto que expresa nuestros la cual la correlación de fuerzas tienda hacia deseos (positivos y negativos). En este el equilibrio; de lo contrario, el diálogo queda sentido, la relación de alteridad es producto reducido a una voluntad hegemónica capaz de una reflexión subjetiva, que nos permite de establecer los límites para el intercambio. construirnos así como construir al otro a través de un desplazamiento contradictorio: Para Fidel Tubino, el diálogo también es lo acercamiento/distanciamiento del objeto. fundamental, pero debe ser complementado El hecho de que este desplazamiento sea con la tolerancia positiva.1 Para él, de lo que se incompleto y esté permanentemente mediado trata es de «intentar colocarse en su lugar [del impide que podamos comprender al otro en otro], entenderlo desde su visión del mundo y sí, por lo que constantemente interactuamos su jerarquía de valoraciones. Comprender al con respecto de una proyección arbitraria y otro es también percibirme desde su mirada: convencional. Es decir, la interrelación con el 1 Fidel Tubino distingue la tolerancia positiva o comprensiva es la otro es un acto arbitrario y violento solo viable entre tolerancia negativa y tolerancia positiva. Para condición necesaria del diálogo intercultural» por las fantasías —léase ideología— que él, «la tolerancia positiva (Tubino, 2002: 74). Esta posibilidad o elaboramos. presupone la tolerancia negativa y consiste en algo imposibilidad de comprender al otro nos lleva adicional: comprender al al problema de la intersubjetividad. Y aquí el En el Perú, la experiencia histórica siempre otro» (Tubino, 2002:74). punto central es que el otro nunca es un otro ha estado marcada por la diversidad cultural. 2 Las cursivas correspon- en sí, es decir, siempre se encuentra mediado Esta diversidad fue jerarquizada desde la den al texto. cultura sur 41
  • 41. Renatto Merino Solari conquista europea a partir de una alteridad desarrollista de corte homogeneizador. Estos construida por los grupos de poder, que elementos constriñen, pero a la vez impulsan distanciaba el «nosotros» —occidental— la acción de los actores sociales, en una de los «otros» —indígenas o negros—. dinámica contradictoria que en la mayoría de Las distancias culturales al encadenarse los casos subordina los aspectos culturales con las referencias socioeconómicas que a los intereses particulares. Dicha situación envuelven todo contexto colonial, terminaron obliga a redefinir el rol del Estado como el aumentando la marginación y la exclusión principal encargado de las producciones social. Estas contradicciones eran agudizadas culturales del país. Esto resulta una tarea porque el ejercicio de la dominación no urgente especialmente en un país como el solo buscaba controlar los aparatos de Perú en el cual, si bien es cierto «la cultura poder, sino también porque resultaba una forma parte del discurso político, la realidad estrategia para la supervivencia étnica del nos muestra una progresiva disminución del minoritario grupo hegemónico. El nacimiento apoyo y presencia del Estado en la actividad de la etapa republicana abrió posibilidades cultural del país» (Cortés, 2006: 21). para los grupos subalternos, así como para la forja de una comunidad nacional; sin Si, por una parte, el rol del Estado ha sido y embargo, prontamente quedó claro que las es insuficiente, por otra parte las políticas estructuras tradicionales quedaban, en gran culturales contienen en sí mismas un potencial medida, vigentes. En síntesis, «vivimos en todavía no explorado en su real dimensión. Es un país donde los consensos sociales han preciso gestionar creativa y productivamente sido mínimos y donde ha sido históricamente este activo para que la praxis cultural imposible “imaginar la comunidad” sobre la contribuya con la generación de un proyecto base de una representación igualitaria que alternativo. Si entendemos las políticas haya implicado la construcción de un sentido culturales «como la movilización organizada común más o menos compartido por la de recursos simbólicos para reproducir un mayoría» (Vich, 2005: 269). orden social o para transformarlo» (Reátegui, 2006: 181); entonces, se presentan como un La pregunta: ¿cómo enfrentar esta historia de gran reto para los actores inmersos en su exclusiones más allá de utópicas propuestas gestión, pues tienen ante sí una amplia gama dialógicas? Por el momento solo podemos de instrumentos para enfrentar los problemas decir que enfrentarla implica tomar una sociales a partir de una cotidianidad decisión/acción tanto ética como política que transformadora. No obstante, parece ser que evidencie las formas de dominación; de lo nos encontramos algo lejos de estas legítimas contrario, la praxis por el cambio social corre aspiraciones. No dudamos que las políticas el riesgo de operar en el sentido inverso al culturales colaboran con la disminución de deseo de sus ejecutores. los conflictos y problemas que envuelven a la sociedad. El punto central es que, en la mayoría de los casos, dichas políticas, al Las buenas intenciones que privilegiar la intervención social, subordinan la empedran el camino… necesidad de ubicar las causas que originan y reproducen el problema. Es necesario Insertas en estos múltiples y heterogéneos tomar en cuenta que un problema no es solo procesos se producen y administran las la expresión de un descontento social con políticas culturales que se generan tanto en respecto de la realidad, sino que el problema el ámbito público como en la denominada es consustancial a la realidad misma. Es por sociedad civil. Es preciso no perder de vista ello que «una política cultural que no aspire que ambas se encuentran mediadas por a transformar y a constituir nuevos vínculos los intereses que imponen las industrias entre las personas carece de algo sustancial» culturales, las reglas del mercado y una visión (Vich, 2006: 47). Lo importante aquí es 42 cultura sur
  • 42. Las buenas intenciones que empedran el camino [...] que dicha ausencia la convierte en una pseudoactividad, que aparece como crítica representación más del entramado simbólico del sistema y partidaria del cambio, debemos sin mayor sentido que el de su propia mantener distancia y evidenciar el rol que reproducción. El compromiso por un cambio desempeña en el sistema de control social. social transcendente no consiste, solamente, en colaborar con aliviar los descontentos, sino En conclusión, lo que planteamos es la en plantear abierta y directamente la manera necesidad de centrar a nivel teórico-práctico como esos descontentos son generados el tema de la cultura y sus interrelaciones. No por el orden social vigente. En este punto, es posible concebir lo cultural al margen de precisamente, funciona la ideología con un debate sobre la concentración de poder, su principal estrategia: intervenir sobre la la explotación económica y la necesaria realidad, actuar sobre ella constantemente, transformación del orden social, sin correr multiplicar los cambios, para permitir que el riesgo de que nuestra praxis sea tan solo mantenga su estructura esencial. De esta buenas intenciones. Referencias Bibliográficas Carthy, J. D. y Ebling, F. J. (1979). Historia natural de la agresión. México: Siglo Veintiuno Editores. Cortázar, J. (1999). El paradigma de la intersubjetividad en las Ciencias Sociales peruanas: un primer balance. Debates en Sociología, 17, pp. 163-206. Lima: PUCP. Cortés, G. (2006). Tan cerca y tan lejos: los vaivenes de las políticas culturales. En Guillermo Cortés y Víctor Vich (Eds.) Políticas Culturales: ensayos críticos. Lima: IEP. Hans-Peter, M. y Schumann, H. (2002). La trampa de la globalización. El ataque contra la democracia y el bienestar. México: Taurus. Heise, M., Tubino, F. y Ardito, W. (1994). Interculturalidad un desafío. Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica. Lima: CAAAP. Reátegui, F. (2006). Memoria histórica, política de la cultura y democracia en el Perú. En Guillermo Cortés y Víctor Vich (Eds.) Políticas culturales: ensayos críticos. Lima: IEP. Tubino, F. (2002). Entre el multiculturalismo y la interculturalidad: más allá de la discriminación positiva. En Norma Fuller (Ed.) Interculturalidad y política. Desafíos y posibilidades. Lima: Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales en el Perú. Vich, V. (2005). Las políticas culturales en debate: lo intercultural, lo subalterno y la perspectiva universalista. En Víctor Vich (Ed.) El estado está de vuelta: desigualdad, diversidad y democracia. Lima: IEP. Vich, V. (2006). Gestionar riesgos: agencia y maniobra en la política cultural. En Guillermo Cortés y Víctor Vich (Eds.) Políticas culturales: ensayos críticos. Lima: IEP. Zizek, S. (1992). El sublime objeto de la ideología. México D. F.: Siglo Veintiuno Editores. Zizek, S. (1999). El acoso de las fantasías. Madrid: Siglo Veintiuno de España Editores. Zizek, S. (2004). El espectro de la ideología. En Slavoj Zizek (comp.). Ideología un mapa de la cuestión. Argentina: Fondo de Cultura Económica. Zizek, S. (2005). La suspensión política de la ética. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. cultura sur 43
  • 43. Renatto Merino Solari CULTURA SUR CULTURA INTERIOR Circuitos culturales de Trujillo: museos, cafés y turismo. El caso de la Fundación Gerardo Chávez Jenny Canales Peña* jcanales@ucsur.edu.pe t rujillo, considerada por sus virtudes fue sede de dos importantes culturas: Mochica climáticas la Ciudad de la Eterna y Chimú, que sobresalieron —entre otros Primavera, está ubicada en la parte aspectos— por la fineza de sus trabajos en noreste de Perú, a 500 km de Lima. Se halla oro, plata, cerámica y su original e imponente próxima a las costas del Océano Pacífico arquitectura. Los más importantes testimonios en una región desértica; es la capital del son la ciudadela de Chan Chan y la Huaca de departamento de La Libertad, fue fundada en la Luna y el Sol, situados en la misma ciudad; 1534 y se construyó fortificada para evitar el los cementerios de Cupisnique y el complejo asalto de los piratas y corsarios. Fue capital El Brujo, en la provincia de Ascope, entre provisional de Perú durante su proceso de otros. De su pasado español se conservan independencia. conventos, casas y casonas coloniales y republicanas. Además, Trujillo tiene el * Universidad Científica De sus raíces precolombinas conserva varios privilegio de contar con magníficas playas del Sur. restos arqueológicos muy reconocidos, pues como Las Delicias, Salaverry, Buenos Aires y 44 cultura sur
  • 44. Circuitos culturales de Trujillo Huanchaco —a once kilómetros del centro—, —de todas las épocas—, ideales para la práctica de la tabla hawaiana. mientras que en el segundo se presentan juguetes Durante todo el año Trujillo ofrece algún antiguos en muestras atractivo, pero son los meses de verano itinerantes. cuando atrae a más personas, pues se celebra el Festival Nacional de la Marinera, que este Antes de ingresar al museo año cumplió sus Bodas de Oro —cincuenta —subiendo las empinadas años de continuas presentaciones—. Otro gradas, colgado en la momento especial es el Festival de la pared— apreciamos un Primavera, que se desarrolla en el mes de manifiesto o presentación septiembre. en formato grande en el que Gerardo Chávez plantea Trujillo es la tercera ciudad más importante del que en este museo se país debido a su dimensión y a su desarrollo encontrará la historia del socioeconómico y cultural; tiene valles muy juguete en el mundo, en sus productivos que le han permitido avanzar diversas formas industriales económicamente, así como buen despegue y artesanales, para apreciar en la industria agropecuaria y de calzado. así su transformación en el tiempo, además informa Y, es en esta ciudad en donde nació Gerardo que las piezas han sido Chávez. Es en este lugar en donde el pintor recolectadas desde su decidió crear sus dos museos para dotar a su prehistoria hasta los años 50, ciudad de un circuito cultural complementario porque después la industria Fotos: Samantha Meneses M. que no poseía. Las razones son diversas: y el «progreso» invadieron el comercio e desde el profundo cariño que siente por su hicieron perder la calidad artesanal y la tierra hasta las oportunidades económicas originalidad. financieras que se le presentaron. Lo cierto es que Trujillo ahora, gracias a la Fundación Ya en la sala de atención se observa el afiche Gerardo Chávez y a la iniciativa de su mentor, que presenta al primer museo del juguete de cuenta con dos museos adicionales, únicos Perú y de América del Sur, creado por Daniel en su estilo: El Museo del Juguete que nos Chávez1 —hijo mayor del pintor—. Cerca permite recordar/mirar los juegos, los modos de esta pieza hay otros afiches de museos de vivir, los tiempos, los espacios y el Museo similares de Europa en donde se observa, en de Arte Moderno, que nos acerca al mundo algunos casos, alegría, diversión, algarabía de los maestros, de los creadores, de los que de lo que significa poseer/ recordar/jugar con saben despertar y plasmar sueños, ideas, un juguete. pasiones. Hagamos un recorrido por cada uno de ellos. El local es una casa propia, re-construida por su creador y ambientada en cuatro grandes espacios,2 tres de ellos decorados con juguetes colocados en estantes y vitrinas Jugando con los recuerdos. —que se tuvieron que implementar para evitar 1 Aunque Daniel Chávez se Museo del Juguete perder objetos de la muestra—; es Chávez, en encargó de la producción, fue su padre quien escogió sus visitas a Trujillo, quien decide la ubicación la pieza que debería Nos dicen que se trata del primer museo de y la decoración de las piezas y pide que nadie representar al museo. este tipo en América del Sur y, a pesar de las toque o mueva de lugar. El otro ambiente 2 Aunque según Chávez que en Argentina y México existen versiones está destinado a mostrar algunas piezas la intención es presentar primero los juguetes similares, observamos que en el primero solo precolombinas, que se piensa que han servido femeninos y luego los se muestran juguetes fabricados en su país de juguetes a nuestros antepasados. masculinos. cultura sur 45
  • 45. Jenny Canales Peña Fotos: Archivo del Museo del Juguete. La secuencia de los objetos no persigue una patinetas en madera, triciclos de metal, de relación cronológica ni tiene un orden definido, madera, de plomo… Objetos que permiten pero se pueden identificar diversos grupos: estar fuera de casa, compartir en grupo, así, hay juguetes en madera, en celuloide, pensar en la tecnología incipiente utilizada en hojalata con impresiones en litografía, en para lograr mayor precisión y semejanza con plomo, en hierro y hasta juguetes artesanales; la «realidad». algunos otros cuelgan del alto techo de madera y crean una atmósfera dramática. Es imposible La dimensión de los juguetes —en algunos verlos todos de una sola pasada, hay que casos, piezas a escala de estaciones o mirar y re-mirar para descubrir expresiones, minas— permite dar una idea de los espacios colores, formas, tamaños, estilos. de las casas, pues ellos ocupan áreas que actualmente ya no son destinadas al placer, y Y es solo en ese re-mirar con que se puede es que nuestra arquitectura también ha variado, re-descubrir la historia, el pasado, las formas nuestras casas citadinas se han achicado. Es de vida, las relaciones entre las personas interesante, también, re-construir el uso que de distintas épocas. Los diversos objetos, se hacía del tiempo, la dedicación que se le considerados «femeninos», marcan la ponía a cada detalle, y los juguetes vistos en tendencia de lo que las mujeres «debían ser»; el museo nos hacen pensar en los sentidos así, se ven máquinas de coser de distintos y en las habilidades que se desarrollaban tipos y tamaños, vajillas de porcelana, ollas en los niños —y, probablemente, en algunos de metal, accesorios del hogar, muñecas adultos—, la habilidad manual, la paciencia y «pepes» —muñecos que, en sus inicios, y la imaginación se pueden sentir al ver los no tenían cabello y estaban coloreados—. juguetes del museo. Las niñas se entretenían alimentando a sus supuestos hijos, paseándolos, cuidando cada Las piezas de ensueño del museo se pieza del hogar. Y también, se puede re- han adquirido vía compras directas o por construir lo que se consideraba «masculino»: generosas donaciones, pero también hay se aprecian trompos, soldados, autos, trenes, algunas que están en calidad de préstamo, 46 cultura sur
  • 46. Circuitos culturales de Trujillo como la casa de muñecas que muestra cada por la tarde (hasta el cierre, a las seis). Rocío habitación decorada con cortinas, alfombras, es la de las ideas creativas, con iniciativa. cenefas, lámparas y muebles que recrean el Ella estudió Administración de Empresas en ideal de su dueña. la Universidad Nacional del Trujillo y trabajó mucho tiempo fuera del país en empresas Diariamente ingresan al museo entre cuarenta internacionales; ella cose y vende bolsos con y cincuenta personas; las mejores épocas el nombre del museo y muñecas de trapo son las de vacaciones, pues asisten muchos típicas. También en el museo se ofrecen visitantes foráneos —los trujillanos van poco pines redondos, CD, cajas para sobres de té al museo, pero casi todos saben dónde se con reproducciones de las obras de Chávez ubica—. Hay promociones en los precios de —aunque su precio es un poco alto para la ingreso para grupos de escolares, pero la ciudad—. A Rocío le gusta su trabajo; es mayor parte son de colegios ajenos a esta autodidacta en el tema museológico, pues ciudad. ha aprendido conversando con los visitantes y leyendo —en otro idioma— sobre el mundo No siempre se pueden realizar convenios con de los juguetes. las agencias de viajes, pues colocan esta visita como actividad opcional, ya que se trata El Museo del Juguete es el lugar indicado para de un museo «particular» y le dan preferencia conocer parte del pasado de la humanidad, a los museos arqueológicos o a los que para recordar etapas de nuestra niñez y dependen del Instituto Nacional de Cultura ver cómo el ingreso de la tecnología en la pues, además, el costo de ingreso es ínfimo. producción ha alterado no solo la factura y los materiales, sino también acaso, los usos de El Museo del Juguete fue construido como nuestro cerebro y corazón. parte de un proyecto integral: un espacio cultural —Angelmira—, una cafetería y una librería —los dos últimos dados en concesión—. De ellos, el centro cultural cerró Ver y entregarse al placer de mirar. a fines del año pasado, actualmente se busca Museo de Arte Moderno a la persona idónea que lo administre, y la librería se mudó a otra área más transitada. El primer y único Museo de Arte Moderno La cafetería no tiene el mismo horario que el de Perú está hoy en Trujillo,3 desplegado en 3 La nota fue creada museo, pero tiene una concurrencia que logra más de una hectárea de terreno, rodeado de antes de ser difundida la remodelación del Museo su mantenimiento. áreas verdes con algunos árboles frutales. de Arte, ahora denominado La arquitectura del local está sumamente MALI, ubicado en Lima. Este café es un espacio dividido en tres áreas, con una barra y una decoración en base a madera que rememora los cafés de antaño. Su caja registradora es a manivela, las paredes están llenas de fotografías en donde se reconoce a pintores, narradores, poetas, políticos, músicos —algunas hasta llevan autógrafos—; hay, además, unos afiches inmensos de obras de teatro y danza francesas. La calidez y el buen gusto se aprecian al ingresar. El Museo del Juguete es administrado por dos personas: Rocío, que se encuentra por la mañana (hasta las tres), y el Sr. Wilder, que va Foto: Archivo del Museo de Arte Moderno. cultura sur 47
  • 47. Jenny Canales Peña Foto: Archivo del Museo de Arte Moderno. estudiada: espacios amplios, techos altos, con sentido, es fácil comprender que Chávez es una construcción sólida, moderna, luminosa un privilegiado realizador de sus sueños, aunque —en esta época— muy calurosa. pues el museo lleva su energía, muestra su personalidad y contagia la esperanza de Las salas están definidas por el tipo de lograr mucho más. obras que albergan. Así, al inicio —como para calentar los ojos—, se encuentra la La idea existía desde hacía muchos años sala de dibujos, y en ella exponen autores y el terreno llegó casi sin pensarlo. Antes nacionales y extranjeros. Luego está la sala había sido usado para diversos negocios que de pintores peruanos, le sigue la sala de fracasaron y el banco lo había adquirido como pintores latinoamericanos y al fondo —como hipoteca. Así que, para recuperar su inversión, explosión visual— emergen las gigantescas lo remataba. El Sr. Chávez lo compró y, obras de Gerardo Chávez, creador de esta después de un par de años de tenerlo en sus idea. Finalmente, antes de salir —brindando manos, empezó su construcción. Definió dos un homenaje póstumo—, están las obras espacios: el del museo propiamente dicho de Ángel Chávez —hermano, compañero, y un área para la cafetería —con hermosos maestro de Gerardo—. Cada sala muestra, y grandes vitrales— de tipo rústico, que además, algunas esculturas hechas con actualmente no funciona, pues espera nuevo diferentes materiales. concesionario. Y si bien ningún espacio lleva nombre, ni se En los jardines del museo se efectúan indica el recorrido a seguir, todo se descubre agasajos, charlas, diferentes eventos que por semejanza y complementariedad. Cada permiten ingresos para el mantenimiento del obra es independiente, pero en conjunto local y el pago del personal.4 Ocho personas dicen algo de la esencia del mundo visual, son las responsables de tener el museo dicen mucho del cómo sienten, piensan, se en buen estado: dos de ellas se dedican a 4 Si bien se usa esta válida estrategia, ella no es tan construyen a sí mismos sus creadores, del la atención del público, a la breve guía por rentable como podría ser. cómo ven el mundo que los rodea y, en ese los pasillos, a la venta de souvenirs y algún 48 cultura sur
  • 48. Circuitos culturales de Trujillo snack; además, realizan los contactos y las coordinaciones para el uso del espacio, y el resto se distribuye entre la limpieza y el cuidado de las áreas verdes. Carmiña es la administradora general —llegó después de varios administradores fallidos—, es pedagoga de profesión y es quien desde hace casi tres años se encarga de «sacar adelante» el proyecto. No le gusta dar entrevistas, pues considera que el único que siempre debe hablar sobre el museo es el Sr. Foto: Archivo del Museo de Arte Moderno. Chávez, su dueño y fundador; sin embargo, nos comenta los «malabares» artístico- empresariales con los que se enfrenta. Ella Sin embargo, no hay datos que expliquen si es también una apasionada de lo que hace e los visitantes son nacionales o extranjeros o a intenta hacerlo muy bien. qué grupo de edad pertenecen. Trujillo es uno de los grandes focos Además del Museo de Arte Moderno y el comerciales del país, con buen desarrollo en la Museo del Juguete, en la ciudad de Trujillo hay agroindustria —los productos más conocidos otros museos: el Museo de Arqueología de la internacionalmente son el espárrago (con más Universidad Nacional de Trujillo (colección del 14% del mercado mundial), la alcachofa, de piezas prehispánicas: cerámica, textiles, el ají paprika, la palta, el mango, el arroz—; piezas en metal y madera, líticos, restos con alto crecimiento en la industria del calzado óseos, además de maquetas explicativas), el —principalmente en los distritos de El Porvenir Museo de Historia Natural de la Universidad y Florencia de Mora—; con un comercio dentro Privada Antenor Orrego (exhibición de de la ciudad en permanente mejora —hay fósiles, flora y fauna nacional), el Museo de la nuevas construcciones de tiendas y centros Catedral (muestra de objetos litúrgicos, libros, comerciales en la ciudad, como el centro vestimentas, tallas y pinturas coloniales), el comercial Real Plaza, el Mall Aventura Plaza Museo de Zoología Juan Ormea (especies de y los Jardines Open Plaza—. la fauna nacional), la Pinacoteca Carmelita del Convento del Carmen (colección de lienzos Pero el poblador de Trujillo —así como el dedicados al arte religioso de los siglos XVII del resto de nuestro país— aún tiene serias y XVIII). El costo de ingreso oscila entre uno y limitaciones para asistir masivamente a los cinco nuevos soles y, generalmente, aparecen museos. El Instituto Nacional de Cultura5 en los recorridos que ofrecen las agencias de señala que, en los últimos cinco años, los viajes. museos del país —específicamente los 82 que mantiene el INC y que forman parte del Pero asistir, apreciar y comprender el mundo Sistema Nacional de Museos— han recibido del arte —moderno y contemporáneo— es más de ocho millones de visitantes —la una actividad que requiere de otros «saberes» mayoría de estos museos se encuentran en pues, para verlo, es necesario un aprendizaje Lima— y que son los museos de sitio los diferente, requiere un entrenamiento particular, más atractivos para el público, pues en ellos y es que para ver y disfrutar mejor del arte hay se muestran los objetos dentro del mismo que conocer. contexto en el que fueron creados y utilizados 5 Información extraída de (en el Perú hay 29 museos de sitio activos, Ello explica —de alguna manera— el porqué la página web del Instituto Nacional de Cultura: siendo el de Pachacamac, al sur de Lima, y el de la poca asistencia del público al Museo http://inc.perucultural. de Chan Chan, en Trujillo, los más visitados—. de Arte Moderno. En general, ingresa un org.pe/serv1.shtml. cultura sur 49
  • 49. Jenny Canales Peña La identidad visual del Museo está bien desarrollada y pensada. El minotauro —pieza en bronce de tres metros creada por Chávez— que se aprecia en uno de los descansos del Museo es el símbolo que sirve de identificador. Este se usa en las etiquetas de las botellas de vino —que sobraron del almuerzo con los reyes de España—, como sticker para colocar en el auto, en la impresión de los polos —en positivo y negativo—. Su uso y constante presencia permite una fácil Foto: Archivo del Museo de Arte Moderno. asociación. Incluso, como complemento especial, el museo edita una revista de arte, Mirarte, que va por su segundo número. Doce páginas en papel couché en formato A3, en folios libres —sin grapas—, en donde se presentan algunas actividades trujillanas. No tiene publicidad, salvo sobre lo que los museos de la Fundación ofrecen; trae, además, la impresión de uno de los pintores permanentes que expone en el museo. El Museo de Arte Moderno es una gran obra, descomunal proyecto digno de Chávez. Pero mostrar, comunicar, hacer sentir requiere de un esfuerzo adicional —no solo económico—, de un trabajo conjunto entre diversos niveles Foto: Archivo del Museo —sociedad civil, instituciones, empresas del Juguete. privadas, gobierno— para así lograr el objetivo: que la sociedad trujillana/peruana promedio de ocho personas por día. Solo en vea, sienta, se acerque y disfrute el arte. la semana de la marinera —evento que se desarrolla en verano— se apreció un gran número de asistentes, treinta o cuarenta, pero de modo excepcional. Este proyecto deberá A modo de reflexión final ser impulsado con alianzas que propongan agresivas políticas culturales y educativas que El último censo poblacional, de 2007,6 nos ayuden a su desarrollo. indica que en Perú hay más de 28 millones de habitantes, de los cuales casi 812 mil se Como estrategia empresarial en el museo se encuentran en Trujillo; es decir, el 2,7% del ofrecen varias piezas como souvenir —como total de la población vive en la ciudad norteña. aquí les llaman—: polos en blanco y negro, Asimismo, en términos de educación básica, revistas de arte, CD, cajas de té y tarjeteros en el departamento de La Libertad hay casi con reproducciones de las obras del pintor, tres mil colegios —entre públicos y privados—; 6 Censo poblacional aunque sus precios resultan altos para el de ellos, más de mil setecientos son de nacional realizado el 21 poblador promedio; incluso el acudir al local educación primaria. de octubre de 2007 por el Instituto Nacional de es considerado un gasto adicional, pues está Estadística e Informática ubicado relativamente lejos del centro y el En lo que respecta a la educación superior, en (INEI). costo de ingreso es de diez nuevos soles. Trujillo tienen su sede principal una universidad 50 cultura sur
  • 50. Circuitos culturales de Trujillo nacional y cinco universidades privadas, además de filiales de otras siete universidades del país, entre nacionales y privadas, que completan las trece (13) universidades7 que funcionan en la ciudad. Trujillo es la segunda ciudad de Perú con mayor cantidad de centros de educación superior universitaria, aunque también existen institutos que ofrecen carreras técnicas y técnico-profesionales. Todo ello nos hace pensar que en la ciudad norteña hay gente joven, con grandes expectativas, probablemente ansiosos por completar su formación, por comprender su prestigioso pasado y el futuro que les espera. Dados los números, los jóvenes de Trujillo están mejor formados que muchos otros de Foto: Archivo del Museo del Juguete. nuestro país, por lo que acercarse al mundo del arte es casi una consecuencia natural de su desarrollo —al margen de la carrera que similares a las del pintor Chávez. Es estén estudiando—. importante que en las ciudades de nuestro país se expandan la tecnología, el desarrollo El gobierno regional, el local, las empresas, científico, el aspecto cultural, pues solo así las instituciones trujillanas, todas en conjunto conseguiremos un país moderno, actual y deben incluir a los jóvenes en sus proyectos, lograremos que nuestros jóvenes no solo deben lograr mayor participación por parte tengan orgullo por nuestro pasado sino, de ellos; además, deben apoyar iniciativas además, por nuestro presente y futuro. 7 Las universidades cuya sede principal se encuentra en la ciudad son: la Universidad Nacional de Trujillo —fundada en 1824—, la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO, fundada en 1988), la Universidad Privada del Norte (UPN), la Universidad César Vallejo (UCV); la Universidad Católica de Trujillo (UCT) y la Universidad Privada de Trujillo (UPT). Las filiales establecidas en Trujillo corresponden a las siguientes universidades: Universidad de Piura (Piura), Universidad Pedro Ruiz Gallo (Lambayeque), Universidad Privada Los Ángeles y Universidad Privada San Pedro (Ancash), Universidad Peruana Cayetano Heredia, Universidad Alas Peruanas y U n i v e r s i d a d Inca Garcilaso de la Vega (Lima). cultura sur 51
  • 51. Renatto Merino Solari CULTURA SUR CULTURA EN LA ERA DIGITAL Cinco creencias falsas sobre la propiedad intelectual y la piratería de películas Alberto «Chicho» Durant* tomata2@yahoo.com 1.- Los autores/creadores se sus películas. Si un contrato no especifica lo benefician de los ingresos que contrario, la norma internacional del modelo generan las películas y por lo tanto norteamericano señala que por «defecto u la piratería los perjudica omisión» todos los derechos patrimoniales del autor son cedidos al productor. Así también lo E l común de las personas piensa indica en el Perú el Decreto Legislativo 822 que los autores cobran derechos de 1996. patrimoniales por la exhibición de películas en salas o en televisión. Esto no es Yo soy de los que creen que la piratería cierto. Los autores de películas (directores, de películas beneficia y no perjudica a los guionistas o compositores) solo cobran el autores. La venta de películas en formato salario pactado con el productor de la película. DVD a precios muy bajos (un dólar por unidad) Solo se reciben pequeños ingresos adicionales permite una difusión masiva del film a grandes allí donde hay sociedades de gestión colectiva sectores que habían dejado de ir al cine o que cobran canon por el uso público de copia comprar películas para verlas en casa. Este privada (televisión en hoteles, restaurantes, creciente espacio de consumo promueve la buses, etc.) o por retransmisión de películas difusión y es una forma novedosa de promover vía cable o canales locales. Esto no sucede un film o un director/autor. en el Perú. Es lo mismo que está pasando en la música: en Solo un grupo muy reducido de autores muchos lugares los discos se regalan (gratis (digamos, las megaestrellas de Hollywood) en la Web o físicamente los CD acompañando logran firmar acuerdos con porcentajes que les un diario) para promocionar a los grupos y el * Profesional independiente. correspondan de las utilidades que generan dinero se recoge en los conciertos. Antes de 52 cultura sur
  • 52. Cinco ideas falsas sobre la piratería [...] la llegada de la piratería, el 70% del negocio de películas en DVD es informal o pirata) y de la música era la venta de discos y el 30% de crisis económica, las entradas a los cines eran conciertos. Hoy esos porcentajes se se han multiplicado en el Perú de la siguiente han invertido. Dice el guitarrista de Anthrax, manera (cifras redondeadas): un conocido grupo de heavy metal, que los discos son el menú y el concierto la cena. Año 2005: 14 millones de entradas De la misma manera, podríamos decir que la vendidas piratería funciona como el menú, la gasolina Año 2006: 15 millones de entradas marketera para el autor o la película. Como vendidas dicen en España, si no estás en la manta, no Año 2007: 16 millones de entradas eres nadie. vendidas Año 2008: 18 millones de entradas 2.- Hollywood y las productoras de vendidas cine pierden millones de dólares por Año 2009: 21 millones de entradas culpa de la piratería vendidas El concepto de «película pirata» y «película Es verdad que hay nuevas salas, que ha original» fue inventado a comienzos de crecido la población, pero estos aumentos los años ochenta por Hollywood, luego de no tienen proporción con el aumento de perder el juicio contra Sony por la salida al 20% anual en la asistencia al cine en los mercado de las grabadoras Betamax. Pero el años recientes. Lo que ha pasado es todo lo concepto de película original y, por lo tanto el contrario a lo que se piensa. La piratería ha de película pirata, no llega al Perú sino hasta terminado siendo una forma de reavivar la 10 años después con Blockbuster, la cadena cultura cinematográfica incentivando, desde de tiendas de alquiler de video casero: home- la marginalidad, la asistencia a las salas. video. Porque si la película es atractiva el «boca a boca» lleva al cine a quien puede pagar la La IIPA (International Intellectual Property entrada. Alliance) sostiene que, en el año 2005, Hollywood perdió en una muestra de 68 países Más aún, quienes pudiendo ir al cine optan por 2 mil millones de dólares por la piratería. Y comprar películas piratas, lo hacen por otras que en 2004, en el Perú, perdió 4 millones. razones. O la película ya salió de cartelera y ¿Cómo llegan a esas cifras? ¿Acaso suponen no se encuentra en versión original, o nunca que cada comprador de un DVD pirata es un llegó a nuestras salas, o por la comodidad potencial asistente al cine o un comprador y oportunidad de la compra, o por precio: de un DVD original? Nada más lejos de la puedes comprar 15 piratas por el precio de un realidad. El negocio del comercio informal original. Es que es absurdo: Hollywood intentó de películas ha crecido porque los bajos imponer en el Perú los precios excesivos que precios de los DVD piratas (4 por 10 soles) ellos cobran en EEUU por un DVD. Son tan han multiplicado el comercio y la demanda altos, que el 45% de los ingresos de Hollywood en los jóvenes hijos de la sociedad Internet y vienen de la venta de DVD y solo el 15% por sectores de bajos ingresos que habían dejado la taquilla cinematográfica. La diferencia es de ir al cine o ver películas. por ventas a TV señal abierta y Pay per View. Este fenómeno, en vez de perjudicar la Cerrando la idea: el masivo comercio de asistencia al cine, ha generado incrementos películas piratas no ha afectado la asistencia muy importantes en la taquilla cinematográfica al cine y, todo lo contrario, ha terminado peruana. En plena era de la piratería de haciéndola crecer de manera importante, películas (por lo menos el 95% del comercio beneficiando a los productores de películas. cultura sur 53
  • 53. Alberto «Chicho» Durant 3. Detrás de la piratería de películas - Número de comerciantes: 6 mil en puestos hay una mafia que hace millones (sin contar ambulantes) Entre 1985 y 1995 el número de cines en el Caso Mercado Popular POLVOS AZULES Perú se redujo de 120 a 60. En el interior del - Número de puestos en Polvos Azules: entre país cerraron casi todos los cines y en Lima 400 y 500 desaparecieron todos los cines de barrio. - Costos fijos (alquiler y mantenimiento) puesto En simultáneo llegaron los multicines, con de venta en Polvos Azules: US$ 400/mes nuevas tecnologías de proyección, mayores - Ayudante US$ 150/mes comodidades y, por supuesto, precios de - Previsión equipamiento (estantes, TV, repro- entrada mucho más altos. Por lo tanto, todos ductora): US$ 50/mes. aquellos que vivían en los conos y zonas - Costo mensual de operaciones: US$ 600 populares o pobres de Lima quedaron al - Venta promedio mensual: 2 000 discos a margen del espectáculo cinematográfico, US$ 0,50 tanto de salas como de tiendas de alquiler - Ingreso/mes: aprox. 3 mil soles de videos originales. Así nace el comercio - Utilidad/mes: aprox. US$ 400 informal de películas o piratería. (equivalente al salario de un obrero de construcción civil) Aquí presento cifras actualizadas del comercio informal de películas digitales en el Perú para Por lo aquí expuesto, no creo que se puede que tengan una idea de la dimensión del hablar de una mafia que hace millones. Son negocio: ganancias de supervivencia bajo un esquema que mueve millones repartidos en una cadena La gran mayoría de contenidos (las películas de producción horizontal donde, si bien pueden mismas) se bajan de Internet a cero costo o haber unos 4, 5 ó 6 grandes mayoristas, la se prestan para copiado o se compran a un mayor parte de los dueños de los puestos costo unitario que se diluye en el volumen, son los propios duplicadores de películas. Es, terminando casi a costo cero. Por eso no lo por lo tanto, un negocio tipo hormiga con muy incluyo en la estructura de costos (en US$ = poca concentración de ganancia. dólares americanos). 4. La piratería de películas es un robo - Soporte DVD: US$ 0,20 y, por lo tanto, un delito que hay que - Estuche: US$ 0,10 penalizar - Carátula/color: US$ 0,10 - Total costo unidad: US$ 0,40 Muchos piensan que el derecho a la - Precio de venta mayorista: US$ 0,50 (por «propiedad intelectual» es equivalente al mínimo de 100 discos) derecho a la propiedad de un bien material - Precio promedio venta minorista: US$ 1 ó 4 cualquiera, digamos un reloj o un auto. Y, por x US$ 3 lo tanto, aceptan como válida la legislación - Utilidad por unidad de mayorista: US$ 0,15 sobre propiedad intelectual que tipifica como - Utilidad promedio x unidad de minorista: delito el copiar digitalmente el contenido de US$ 0,50 una película con el fin de regalarlo, alquilarlo o - Estimado en todo el país: 3 mil puestos (sin venderlo. La norma es tan abusiva y absurda contar ambulantes) que, en España, bajar de la Red una película - Venta promedio x día/puesto: 30 discos tiene más pena que robarse un DVD original - Venta nacional aproximada x día: 100 000 de una tienda. discos - Ventas aproximadas por año: 40 millones Es importante hacer un poco de historia. No de discos siempre existió el copyright ni los derechos de 54 cultura sur
  • 54. Cinco ideas falsas sobre la piratería [...] autor. La propiedad intelectual (el copyright en particular) nace a finales del siglo XVIII en Inglaterra como una manera de controlar lo que se publicaba. Pero también como un acuerdo entre tres partes (el Estado, los editores de libros y la sociedad civil) que aceptaban entregar a los editores una exclusividad en la publicación de ciertos libros por un período limitado con el fin de permitirles la recuperación de la inversión y a la vez incentivar a los autores/creadores (vía las mayores ganancias) a seguir escribiendo. Esa exclusividad de publicación era solo por 14 años, renovables por otros 14 siempre y cuando el autor siguiera vivo. Si esto no ocurría, entonces el libro pasaba a dominio público para beneficio de la sociedad en su conjunto. A lo largo de los últimos 80 años las corporaciones de Hollywood han empujado de tal manera el copyright que Después de las cifras que hemos visto al hoy este se ha extendido, antes de pasar a analizar por dentro el comercio minorista dominio público, a 100 años luego de su de películas piratas, no creo que podamos estreno comercial. Lamentablemente, las leyes argumentar que haya mucho ánimo de lucro actuales de propiedad intelectual han llevado donde no es posible incrementar patrimonio, a que olvidemos el concepto de bien común porque lo que llevan a casa los comerciantes y dominio público. Felizmente, espacios como de películas piratas solo son escasos ingresos estos han vuelto a poner el tema en debate. de supervivencia. Pero, ¿qué es un robo? Según Wikipedia Tampoco veo robo en stricto sensu en (definiciones relativas, pero válidas para este el comercio de películas piratas, porque fin): considero que los vendedores de estos El robo es un delito contra el patrimonio, filmes en realidad no venden contenidos, sino consistente en el apoderamiento de bienes ajenos, con intención de lucrarse, empleando prestan servicios de duplicación, tal como lo para ello fuerza en las cosas o bien violencia o hacen los servicios de fotocopiado. intimidación en la persona... En algunos casos específicos, sin embargo, la Y ¿qué es lucro? Se denomina ánimo de lucro, en Derecho, a piratería sí nace de un robo o un acto ilícito. la intención de una persona de incrementar su Veo delito cuando un topo logra obtener una patrimonio mediante un acto jurídico legal o ilegal. copia digital de un film y venderla o subirla a la Red para que llegue al mundo sin que el La tecnología digital permite que cualquiera productor la haya hecho pública ni soltado al pueda tomar un contenido y duplicarlo sin mercado. privar al tenedor original del bien en cuestión. Es decir, por un lado no solo no crea escasez, Sin embargo, si la versión digital de la película sino que afecta la oferta y la demanda, ya está en las tiendas o en Internet de manera pero multiplicando ambas. Curioso efecto legal, el bajarla, duplicarla y vender la copia económico que no perjudica a nadie pues, al no considero que sea un delito, sobre todo crecer la oferta y la demanda, el equilibrio del cuando el filme no existe de manera legal mercado se mantiene. en el mercado local, ya salió de cartelera o cultura sur 55
  • 55. Alberto «Chicho» Durant nunca llegó, afectando el concepto del interés seriamente a la gran mayoría de ciudadanos cultural común. consumidores de entretenimiento y cultura, es hora de cambiar esa ley. No olvidemos que la piratería de películas se ha convertido en la gran cinemateca nacional, Pero este camino no lo veo fácil, porque las cumpliendo una función de oferta cultural grandes corporaciones (que son los lobistas y importantísima en un país donde, o los sheriffs de esta legislación) siguen impulsando precios de las películas DVD originales son y endureciendo su posición frente a la piratería altísimos y escasos, o las películas salen de y las legislaciones sobre propiedad intelectual cartelera muy pronto o los precios de entrada que ellos mismos han impuesto. a los cines son inaccesibles para un sector importante de jóvenes, que son los primeros y Pienso que la presión para el cambio y más importantes consumidores cine. para salvar a los productores, vendedores y consumidores de películas piratas del 5. Tarde o temprano la ley se acecho penal que agitan los productores de impondrá, desaparecerá la piratería contenidos (las productoras de cine) vendrá y la propiedad intelectual será de los productores de tecnología (los mismos respetada que crearon el problema con la invención del Betamax y la tecnología digital). Apuesto ¿Se imaginan ustedes que mañana a uno a que lo que se viene es acceso gratis a de nuestros grandes chefs se le ocurra todo el universo audiovisual. Y los ingresos patentar un nuevo ceviche con una receta de económicos vendrán por otro lado, de otra su creación? ¿Y que, por lo tanto, pretenda manera. Ejemplos sobran: Hulu, Skype, cobrar regalías a todo aquel cocinero o Google y Youtube. restaurante que pretenda preparar ese plato? ¿O, más aún, impedir que alguien lo prepare Sin embargo, este futuro no tan lejano sin su autorización expresa? Esto, para puede complicarle los días aún más a los nuestra infelicidad, puede ocurrir mañana. ciudadanos de a pie que hacen uso de la tecnología digital para disfrutar y difundir La ley y el concepto de propiedad intelectual información, entretenimiento y cultura. Muy no tienen límites y es aterrador hasta dónde se pronto los únicos que puedan pasar películas puede llegar. Ya Larry Lessig ha denunciado gratis serán las corporaciones de la Red o las el peligro de convertirnos en una sociedad operadoras de telefonía o artefactos móviles de LEE/LEE en vez de en una sociedad de tipo IPod. Por lo pronto, la consecuencia LEE/ESCRIBE. Es decir, que ya no podamos inmediata será la multiplicación de procesos nutrirnos de las creaciones anteriores, judiciales vinculados a nuevas formas de dinámica que ha sido el motor del desarrollo difusión de información (en estos días el creativo del mundo contemporáneo. buscador Google está a punto de enfrentar un juicio por querer poner libros con acceso Un axioma en el que creo es que cuando más gratuito en la Red). Pero a la vez —paradojas del 50% de un salón de clases desaprueba de esta época maravillosa de grandes cambios los exámenes, es hora de cambiar al maestro. que vivimos— se abrirán nuevos espacios Algo parecido sucede con la legislación actual para que sean escuchadas las voces que sobre propiedad intelectual, que penaliza defienden los intereses de los consumidores de manera abusiva al uso y tránsito libre de de a pie, hijos de la sociedad Internet y del contenidos digitales: cuando la gran mayoría concepto de bien común (o dominio público), de la población viola una ley que beneficia con hambre de información, entretenimiento y relativamente a unos pocos y perjudica cultura a costo cero. 56 cultura sur
  • 56. El libro de Gutenberg José de Piérola* jdepierola@utep.edu T engo la impresión de que quienes hablan del libro electrónico toman dos problemas muy diferentes como si fuera uno solo. Para empeorar las cosas, inspirados en el «ceci tuera cela» (esto matará aquello), hay otros que predicen la inminente desaparición del libro impreso que sería reemplazado, en el mejor de los casos, por un avatar electrónico. ¿De qué hablamos cuando hablamos de «libro electrónico»? El libro, tal como lo conocemos ahora —un cierto número de folios unidos a un lomo y protegido por dos tapas— aparece cuando los rollos de papiro son reemplazados por el pergamino. Este formato revolucionario, que empieza a ser común alrededor del siglo seis, requería el infatigable concurso de un convertirse en un artículo popular. 2. El libro se pequeño ejército de monjes que, encorvados hace portable. Los libros escritos en pergamino, sobre sus mesas de trabajo en un scriptorium, aún los que no estaban encadenados a un los copiaban a mano, dotándolos también de estante, eran objetos pesados que difícilmente hermosas ilustraciones. No resultaba raro que se llevaban fuera de una biblioteca. 3. Es muy un ejemplar producido en tales condiciones fácil de usar. No hace falta ningún manual de resultara tan caro como una casa. Con la instrucciones para usar el libro de Gutenberg aparición de la imprenta, alrededor de 1440, ya que los códigos de interacción se aprenden el libro sufre el primer cambio importante en en unos pocos minutos. Lo más importante, su historia. sin embargo, es que una vez que uno usa un libro, ha aprendido a usar todos los libros. ¿Qué crea Gutenberg? Un libro con tres El libro de Gutenberg es tan revolucionario características esenciales: 1. Comparado que también señala un giro fundamental en con su predecesor, el libro de Gutenberg Europa: el paso de una cultura visual y oral a * Universidad de Texas de es ridículamente barato, lo que le permite una cultura escrita. El Paso. cultura sur 57
  • 57. José de Piérola De cara a nuestro asunto es fundamental notar todos están basados en e-ink, y todos, a mi que el libro de Gutenberg funde el contenido juicio, sufren de las mismas carencias. con el medio de una manera perfecta. Tanto así que cuando decimos la palabra «libro» Si estos medios sueñan con reemplazar al nos referimos tanto al soporte físico como libro de Gutenberg, tendrán que igualar sus al texto incluido en dicho soporte. En el libro tres características básicas. Empecemos electrónico, por el contrario, esa integración por la portabilidad. Es cierto que la mayoría no existe. De hecho, una de las características de lectores pesan y ocupan el espacio fundamentales del libro electrónico es que equivalente a un libro de Gutenberg, y que, puede existir independientemente de su por lo tanto, son igualmente portables. Pero soporte. Eso puede ser una gran ventaja, los lectores todavía usan baterías cuya vida aunque, por ahora, ha sido una gran útil resulta ridícula en comparación con el libro desventaja. de Gutenberg que uno puede retomar años después sin que se haya borrado. Los lectores El libro electrónico, entendido como de libros electrónicos todavía dependen «contenido», aparece cuando Michael S. Hart demasiado de sus baterías. Pero portabilidad lanza en 1971 el Proyecto Gutenberg, cuyo fin no es solo tamaño, peso y batería: también es crear un archivo digital de todos los libros hay que tener en cuenta la durabilidad. Uno en dominio público. Entonces ya era posible puede sentarse sobre un libro de Gutenberg, leer un libro en una pantalla, aunque esta sumergirlo en el agua por unos instantes, perteneciera a una computadora tan cara, y inclusive arrojarlo contra la pared, sin que se quizá casi tan voluminosa, como una catedral. pierda la información. Cualquiera de estos Pocos años después, con las primeras maltratos usuales destruiría un lector de libros computadoras personales, el libro electrónico electrónicos. llega a los hogares de los países avanzados. El problema, por supuesto, es que a nadie En términos de uso, las cosas no mejoran se le habría ocurrido llevar una PC a la playa demasiado. Inspirados por las computadoras, para poder leer su libro favorito. Inclusive los diseñadores de los lectores de libros hoy, cuando las computadoras portátiles son electrónicos (probablemente ingenieros relativamente baratas, resulta raro que alguien que no leen libros de Gutenberg) no tienen las use sólo para leer libros. Sin embargo, es empacho en incluir una serie de botones, justo decir que el libro electrónico, en términos cada uno a su aire, además de menús de de contenido, goza de buena salud y tiene navegación que supuestamente facilitan el mucho futuro. acceso al contenido. Cada fabricante tiene su propio menú, y aunque algunos modelos, No ocurre lo mismo con el «soporte», entendido como el Nook, tratan de simplificarlos al como un dispositivo dedicado, diseñado para máximo, todavía no resultan tan intuitivos, ni facilitar la lectura de libros electrónicos, que suficientemente rápidos. De hecho, éste es todavía padece una menesterosa infancia. El uno de los problemas de la tecnología e-ink: primero, el Sony Reader que aparece en 2006, es embarazosamente lenta. Cada cambio de marca la pauta. Su innovación consiste en ser página ocurre con un parpadeo y un par de un dispositivo pequeño, liviano y portable, con hipos que al principio parecen graciosos pero una pantalla basada en la tecnología e-ink, que pronto se convierten en una molestia. desarrollada para simular el comportamiento En el libro de Gutenberg es muy fácil marcar de la tinta en el papel (haciendo que el texto la página que estamos leyendo, volver una sea mucho más fácil de leer en condiciones páginas atrás para chequear un nombre cambiantes). Muy pronto aparecen otros o avanzar al índice para comprobar algo, lectores. El Kindle de Amazon en 2007 y el todo en unos pocos segundos, y sin perder Nook de Barnes & Noble en 2009. También la ilación de la lectura. Los lectores del libro hay, como uno podría imaginar, otra docena electrónico hacen esa simple tarea imposible, de imitaciones de diversos fabricantes. Pero o, en el mejor de los casos, frustrante. ¿Hojear 58 cultura sur
  • 58. El libro de Gutenberg un libro? Todavía es un sueño. ¿Escribir unas universal, y en el cual están almacenados marcas o comentarios al margen? Es un los cada vez más crecientes archivos del proceso lento que obliga al lector a responder Proyecto Gutenberg. preguntas tan tontas como: ¿Quiere grabar los cambios? En pocas palabras, para poder 2. Debe ser pequeño, liviano, y debe ser convertirse en un medio viable, los lectores de capaz de aguantar un maltrato razonable, libros electrónicos tienen que ser tan fáciles sin mostrar una apreciable degradación de de usar, tan versátiles y tan intuitivos como un rendimiento. Una caída, por ejemplo, debería libro de Gutenberg. ser cosa de nada. Pero el problema principal de la generación 3. Debe usar una interfaz universal, tan fácil actual de lectores es el precio. El Sony Reader que uno no tenga que abrir un manual de costaba más de $400 cuando apareció en el usuario para saber cómo se avanza al índice, mercado. En los últimos meses, gracias a o cómo se escribe una nota al margen. la competencia, su precio ha bajado. Pero 4. Finalmente debe costar el equivalente a inclusive los más baratos (Nook y Kindle), unos actuales $25. Sí, diez veces menos que que cuestan $259, todavía son absurdamente los lectores actuales. Que además puedan caros comparados con un libro en rústica que llevar docenas de libros en su memoria debe se puede comprar por $12. Perder un libro en ser la cereza. rústica no es un drama. Tampoco lo es perder un Kindle, pero el tener que pagar otros $259 ¿Es demasiado pedir? Creo que no. El libro para reponerlo puede producir por lo menos de Gutenberg logró metas más ambiciosas. una buena indigestión. Redujo el precio del libro a una diez milésima parte, disminuyó el tiempo de producción Esto no significa que los lectores de libros de años a horas y, como si esto fuera poco, electrónicos actuales no tengan un mercado. convirtió al libro en ultraportable. El incentivo Existe, y parece que muy vigoroso, a juzgar para el nuevo lector de libros electrónicos por los reportes de ventas del Kindle. existe. El libro, como concepto, no va a También seguirá en aumento la producción desaparecer de nuestra civilización. Cambiará de libros electrónicos. Pero este mercado, el medio, quizá, si se cumplen estos requisitos. que tiene ciertas necesidades, hábitos y poder Mientras tanto, la mayoría de lectores todavía adquisitivo particulares, será por un tiempo preferirá llevar un libro de Gutenberg en el una fracción minúscula del mercado del libro bolsillo, con la seguridad de que estará allí, de Gutenberg. Esto no significa que, en el dispuesto a recibirlos, cuando tenga unos futuro, las cosas no puedan cambiar. ¿Qué minutos libres para leerlo. características debería tener un lector de libros electrónicos para desplazar al libro de Gutenberg? 1. En primer lugar, debe ser capaz de leer diversos formatos electrónicos, empezando por el formato de texto, que es el más cultura sur 59
  • 59. Renatto Merino Solari CULTURA SUR ANTROPOLOGÍA Las ciencias sociales y el tema étnico en el Perú Rommel Plasencia Soto* rplasencia@hotmail.com Resumen Con algo de libertad, tratamos de discutir el concepto de etnicidad en la Antropología Social, y de cómo este concepto es enrostrado en las dinámicas de los países andinos. Además, nos preocupa explorar las razones acerca de por qué en el Perú contemporáneo no surgió un movimiento indígena con la suficiente fortaleza para trascender en la vida política del país. Palabras clave: etnicidad, movimientos sociales, problema indígena, cultura Abstract With some freedom, we try to discuss the concept of ethnicity in social anthropology, and how this concept is reproached in the dynamics of the Andean countries. We are also concerned about exploring the reasons why in contemporary Peru didn’t emerged an indigenous movement strong enough to transcend the country’s political life. Key words: ethnicity, social movements, indigenous problem, culture L a etnicidad ofrece, quizás, las más que las denominadas sociedades de mismas dificultades que tienen «gran escala», según lo ha expresado Burton otras categorías para explicar Benedict (1980). Y esto se debe a que la realidades múltiples de aquellas sociedades Antropología tradicionalmente se involucró frecuentemente estudiadas por la en el examen de sociedades tribales y Antropología. Aunque parezca paradójico, la campesinas o de su «incrustramiento» «pequeñez sociológica» de estas realidades en las ciudades. Las sociedades que * Universidad Nacional generó mayores dificultades que certezas experimentaron la «gran transformación» Mayor de San Marcos. para comprender su funcionamiento, mucho que produjo la Revolución Industrial, al ser 60 cultura sur
  • 60. Las ciencias sociales y el tema étnico en el Perú examinadas por la Sociología y la Economía esta situación, se habló en algún momento Política, dedujeron categorías consideradas de realidades «coloidales», de «mosaico» «duras», controlables, con contenidos o de «archipiélago de situaciones sociales y precisos y, hasta cierto punto, previsibles. Así, culturales», especies de conceptos similares capital, salario, clases sociales, acumulación, al de verticalidad transvertidas para el Perú plusvalía, movilidad social o secularización, del siglo XX y XXI.1 Como si la indefinición fueron rápidamente entendibles y muy útiles sirviese de muleta conceptual para definirnos para entender los mecanismos sociológicos como colectividad. Es en ese sentido que —y, hasta cierto punto, simbólicos— que discutiremos las particularidades de lo étnico explicaban la dinámica de las sociedades y de la identidad étnica en nuestro país. complejas. Ha sido Pitt-Rivers (1976) quien relacionó Un concepto esquivo la dificultad que representaban estas realidades multiformes de las que se ocupa la El concepto de etnicidad como herramienta Antropología y las categorías diseñadas para analítica para entender un país como el poder entenderlas. Potlach, tabú o totemismo nuestro y, por extensión, los países andinos, eran dotados de contenidos confusos, ha ido variando en su contenido, en su ámbito relacionales y limitados en el espacio e y en sus orígenes. Es indesligable por una imposibles de ser utilizadas universalmente, parte, de nuestra llamada «herencia colonial», es decir, trascendidos de su contenido local. es decir, de factores plenamente históricos, y Precisamente, el antropólogo de Oxford ha de otra, de la renovación de dicho concepto ilustrado como posible el espejismo producido en las ciencias sociales. De forma especial, a por las descripciones de puritanos, misioneros partir de la célebre introducción de Barth a Los y cazadores, sobre la naturaleza del potlach grupos étnicos y sus fronteras (Ethnic groups en el noreste americano, y la pertinencia de and boundaires. The social organization of extrapolarla a otras realidades etnográficas, culture difference, 1969), es que la etnicidad definida como un supuesto derroche es vista como un proceso de negociación «orgiástico» y «dionisiaco». y de interrelación entre grupos discretos. En tal sentido, la identidad étnica no puede Utilizando la ironía al examinar el concepto ser definida en términos absolutos, sino de casta en la teoría etnológica, dice que únicamente en relación con un sistema social a su «defunción en términos etnográficos determinado. le siguió una resurrección por parte de los antropólogos». Usada para describir sistemas Ha sido Richard Adams (1993), con una larga de estratificación social tan lejanos del paisaje —y a veces polémica— trayectoria de estudios indio como el sur de los Estados Unidos o étnicos en Guatemala, quien ha desarrollado la América colonial, según Pitt-Rivers, la un elocuente modelo en el que se puede palabra no soportaba la comparación. Se apreciar la complejidad de lo étnico y que nos intentaba equiparar un sistema cerrado con convence de que este concepto efectivamente otros considerados abiertos; mientras la es relacional y móvil. Adams considera que ascendencia y la pureza eran fundamentales la etnicidad posee una dimensión externa y en el sistema hindú, en América lo eran la otra interna. Ambas esferas pueden delimitar descendencia y la mezcla. Creemos que igual grupos de referencia distintos, pues atienden 1 Del mismo modo, Sábato habla de la Argentina suerte ha corrido el concepto de etnicidad. a indicadores diferentes. Los indicadores como «babilónica» para Sobre todo, en los países de América Latina externos son visibles para el observador y referirse a sus orígenes múltiples y que impiden, donde las sociedades complejas como las de pueden ser utilizados por el propio grupo según el novelista, una «pequeña escala» no solo han convivido, sino como «rasgos diacríticos». Los indicadores colectividad unificada. Este pesimismo se desliza que se han articulado, produciendo realidades propios de la etnicidad interna son más sobre todo en Sobre grises y multiformes. En el Perú, para sortear íntimos y solo reconocibles por los miembros héroes y tumbas. cultura sur 61
  • 61. Rommel Plasencia Soto del grupo. Muchas veces son considerados Entre otros efectos que esto tuvo, estuvo el como los «verdaderos rasgos» de adscripción de evitar el sólido esfuerzo comparativo usual étnica. Ambas esferas, a su vez, poseen una en la Antropología, al no cotejar lo que nos dimensión «objetiva» y otra «subjetiva». La sucede con África o Asia, por ejemplo. El otro, autoadscripción que hacen los miembros de fue volver nuevamente al ciclo de la cultura un grupo puede delimitar un conjunto distinto como clave explicativa, obviando la mirada del que podrían delimitar los observadores.2 más dinámica del concepto de sociedad.3 Del De este modo, para un ladino o para un mismo modo, se empezó la crítica general al mestizo, todos los que viven en el campo y se positivismo, del que se suponía el marxismo era dedican a la agricultura pueden ser nominados tributario. Ante ello se alentaron los métodos «indios», pero estos últimos pueden distinguir humanistas y «comunicativos» que tenían a los individuos de su grupo de los no-indios una relación más solidaria con los sujetos que viven en áreas rurales. de investigación (Cortázar, 1992). Es en ese contexto que se «visibiliza» la cultura, sobre La definición «interna» de la etnicidad se todo en el ámbito del consumo y la hibridación refiere, como sabemos, a la autoadscripción, social. Sin embargo, hoy se atribuye a los es decir, la que los mismos actores sociales grupos étnicos la misma coherencia que consideran significativas y en que los antes se le rechazaba en las clases sociales. elementos importantes son el parentesco y Es más, muchas veces hemos asistido al el lenguaje, que van delineando los límites invento o sobreestimación de realidades sociales, territoriales y simbólicos. En étnicas, cuando en realidad eran movimientos 2 Es el caso del definitiva, las etnicidades «internas» son el sociales amplios. Por supuesto que la conjunto arahuaco en el fundamento de la identidad y las externas identidad étnica era muchas veces ideológica piedemonte amazónico. Los colonos y misioneros son las categorías étnicas que sirven como (iconos, símbolos, discursos, etc.) y que no católicos los denominaron mecanismos de evaluación. necesariamente estaban adscritas a corpus genéricamente «campas», pero cada subconjunto sociales.4 Podría también ser generada por la tiene un etnónimo inclu- ansiedad de las clases medias profesionales, sivo que, como una fuente irradiada, va desde el grupo Un concepto relacional que parecen ser el principal espacio de básico de parentesco, las reproducción del discurso étnico intelectual, alianzas a lo largo de una cuenca y luego al grupo A estas alturas podemos deslizar algunas ideas muy ajeno, por supuesto, al sentido igualitario en general, como sucede acerca de la cuestión étnica en el Perú. Es a que implica una construcción nacional desde con los ashaninkas. Sin embargo, según Weiss partir de los años 80 que el establishment de sus raíces históricas y de reducción de las (2005: 6-7), los lingüistas las ciencias sociales peruanas, aprovechando desigualdades. han creado artificialmente grupos distintos que, de la «caída del muro», abjuró del compromiso en sí, son unitarios. Por histórico. Su consecuencia más inmediata Muchas caracterizaciones étnicas son el eso él decide volver a llamarlos «campas», aun- fue el llamado «regreso del sujeto»; aunque, resultado de agendas políticas que recurren que aclara que esta vez mirada ahora a la distancia, pareció más bien a la «tradición» o la «autenticidad cultural» su uso es académico y no prejuiciado. una «omnipotencia del sujeto», al minimizar para cohesionar a los grupos en conflicto, lo las estructuras sociales y disociar el presente cual muchas veces refuerza la idea de que 3 Una interesante crítica a los invasivos «estudios con el pasado. La realidad prefirió ser vista la etnicidad es «inventada». Tomemos como culturales» puede verse como un «estallido en pedazos» antes que caso el movimiento Hindutva en la India, que en Reinoso (2000) y el trayecto del concepto de su potencialidad totalizadora, a la vez que se ha singularizado en su discurso nacionalista cultura en la Antropología opacó el concepto que se tenía del capitalismo el período previo a la conquista musulmana, norteamericana en Kuper (2001). en el mundo de hoy. No debemos, pues, en para restaurar el «clasicismo hindú» en ese sentido, minimizar la tutela académica desmedro del arraigado secularismo y 4 En el caso boliviano, se han sobreofertado los norteamericana sobre América Latina multirreligiosidad en la India de hoy. Para matices «étnicos» de un (sobre todo en las universidades privadas ello ha recurrido no solo a la falsificación movimiento social muy amplio y disímil, que y los organismos no gubernamentales de histórica sino también, lamentablemente, a los llevó a Evo Morales al desarrollo), incluidas sus corrientes más zarpazos de violencia, como lo sucedido en poder. Véase Stefanoni (2007). «radicales». Gujarat en 2002. Escribimos esto a propósito 62 cultura sur
  • 62. Las ciencias sociales y el tema étnico en el Perú de la ficción sociológica de supuestas mestizos, que redujeron la riqueza y pluralidad revalorizaciones culturales indígenas o vuelta de sus situaciones a costa de una sola a las raíces «quechuas» o «aimaras» de característica: la modernidad. Aquí igualmente grupos electorales que lo único indígena que hubo dos momentos. En el primero, el mestizo poseen quizás sean sus siglas o el atuendo es el enemigo del indio. Casi toda la literatura de sus líderes. indigenista o postindigenista es antimestiza por excelencia, desde Tempestad en los Otro punto es la formulación de Van Andes —pasando por Raza de bronce— den Berghe (1973) al evaluar el papel hasta Todas las sangres.5 En el segundo, con problemático de la terminología socio-étnica los estudios pioneros sobre la informalidad en muchas monografías peruanas. Pues, urbana, el mestizo es vaciado de su contenido finalmente, se pregunta si la disparidad de cultural y dotado de una ciudadanía moderna, los términos utilizados (cholos, indios, mistis, para ser el agente del capitalismo popular. wiracochas, mozos, chutos, criollos, etc.) se El cambio de óptica tiene que ver con que debe a la diversidad de situaciones sociales la modernidad fue percibida primero como o a los caprichos semánticos del autor. una amenaza de la tradición y, luego, como También discute los indicadores a tomar en aliada y reproductora de la herencia cultural. consideración. ¿La raza? ¿La cultura? ¿La Aunque, en general, los mestizos han sido clase social? ¿Se privilegian sus aspectos vinculados a una modernidad que pertenece objetivos? ¿Subjetivos? No olvidemos al futuro, pero que debía dejar atrás el pasado. también la situación social en que el etnógrafo Los indígenas, por el contrario, han sido hace su indagación. Es muy probable vistos como los depositarios de la tradición y que si, históricamente, la comunidad del pertenecientes a un pasado sin un futuro. La investigador sea ajena al grupo que estudia, paradoja es que muchos logros del mestizaje privilegiará el inventario de rasgos culturales. andino (sobre todo en el arte y el folklore) Pero si su grupo ha interactuado con el han pasado para los observadores externos conjunto estudiado —como es el caso de los como «indígenas/andinos», dejándonos una antropólogos afrikaners o los mestizos de vez más la sensación de que lo «indígena» o América Latina— privilegiarán las relaciones lo «mestizo» son una especie de mapas sin interétnicas, generalmente conflictivas. realidades.6 Por ejemplo, los grupos étnicos de la amazonía son los excluidos del concepto 5 Esta «reversión cultural», como la ha llamado Lauer Las categorías étnicas en general definen del mestizaje, su modernización económica (1997), permitió a los la relación. Sirven para definir al otro, pero es políticamente incorrecta pues sustrae al intelectuales indigenistas ser modernos, tomando también sirven para definirse a sí mismo. Ello moderno etnógrafo de su laboratorio natural. como insumo lo más implica también definir la relación que uno Esto es real tanto para el activista del desarrollo «tradicional» de la sociedad peruana. Los mantiene con los demás. como para el estructuralista francés. Quizás novelistas mestizos, al con los sucesos de Bagua en junio de 2009 es narrar, usurparon el lugar o suprimieron la voz del que se haya inaugurado la convergencia entre otro (el mestizo iletrado y Discutir la etnicidad en el Perú la autoorganización étnica y la lucha política. el indígena) para hacerse sujeto dominante y quizás Por eso su peligrosidad para la clase política único del texto. Uno de los problemas existenciales de nuestra peruana, generalmente conservadora. 6 Es el caso de la música narrativa histórica es el llamado «problema huamanguina o la música indígena» percibido como una «falla» de la de Cochabamba (Bolivia), ambas dotan de identidad República. En un primer momento, fresco ¿Por qué el Perú no? a regiones «andinas». aún el impulso paternalista heredado de la Constituidas en base al desarraigo, la frontera, la Colonia, nuestro complejo de culpa fue la Otro asunto es una pregunta traumática migración y la nostalgia, incapacidad de integrarlos a la Nación. Luego, que se ha vuelto recurrente: ¿por qué, a se nos revelan como planos de individuación fue la incapacidad de los propios indios para diferencia de Bolivia o Ecuador, no hay un propios del mestizaje. modernizarse. De igual modo, se construyó movimiento indígena en los Andes peruanos? Para un cancionero de la música ayacuchana, véase una imagen demasiado simplificada de los O ampliando la interrogante, por qué no lo García (1991). cultura sur 63
  • 63. Rommel Plasencia Soto hay cuando en el resto sociológicas en las que los grupos étnicos de países del continente están autoorganizados independientemente con población indígena se de los observadores o de la opinión de ha asistido a importantes sus miembros (por ejemplo, las zonas modelos organizativos (Mé- rurales de Huancavelica son generalmente xico, Guatemala, Chile) o indias). Por ejemplo, la lengua quechua es de grupos subalternos con fundamentalmente un fenómeno geográfico o sin tinte étnico (la negritud más que cultural. La miscegenación ha sido antillana y caribeña, el MST intensa y continúa en los Andes, pues en brasileño). Traumática, por- los departamentos considerados «indios» que nos deja fuera de los se superponen capas de sectores mestizos importantes movimientos o blancos. Quizás los límites sociales sean sociales de fines del siglo útiles. XX, y también porque deja mal paradas a las ciencias Los arreglos expresados en el parentesco, las sociales peruanas, que alianzas matrimoniales, el compadrazgo, las pugnan cada cual por explicar el porqué de etiquetas intergrupos, el mercado y el poder esta «anomalía», y el ejercicio es doloroso, político son más interesantes. En general, los pues afecta a la propia comunidad intelectual. grupos indígenas construyen sus vínculos Doloroso porque, desperezado el diván, nos sociales hacia adentro y de los mestizos se damos cuenta de que en ella confluyen no espera que las expandan. Definitivamente, solo los límites de la Antropología peruana, el Perú no asiste a movimientos indígenas sino también nos revela la crisis de algunos en la sierra por estas razones, que operan a paradigmas centrales de la disciplina. manera de hipótesis: En primer lugar está el acoso de saber qué 1. «La izquierda no pensó lo étnico» es —pregunta decimonónica— el indio. Ya en otra comunicación (Plasencia, 2007) hemos Posiblemente la izquierda peruana, al enunciado que la noción de indio puede ser hablar y movilizar al campesino peruano, le vista bien como una categoría supraétnica, en confirió un carácter de estrato social antes la cual la relación social es la que le confiere de pensar en su sustrato étnico. Vanguardia alteridad (como lo han señalado Bonfil Batalla o Revolucionaria, por ejemplo, una escisión Favre) o el de estar circunscritos a taxonomías del viejo partido de Acción Popular, retuvo su locales en las que el concepto de etnicidad va orientación agrarista y por eso fue cómodo a unido al de territorialidad. La dificultad de esta muchos antropólogos militar en ella, quienes última propuesta es que se pierde el necesario así combinaban su profesión con sus ideales criterio de totalidad y unicidad. Su ventaja es políticos. Por eso no sorprenden cuando que está detallada en cientos de monografías analizan las movilizaciones campesinas en de pueblos y regiones de los Andes, algunas Andahuaylas en 1973. Describen todo, menos poco útiles, pues envejecieron rápidamente. la condición de indígenas de los feudatarios en un contexto particular. También el gobierno ¿Riobamba es la misma que Burgos examinó? militar de Velasco, al incorporar intelectuales ¿Muquiyauyo cedió a las posiciones de clase de izquierda, incorpora esa visión del y modernización que avizoraron Adams y campesinado como clase. luego Grondin? ¿Pisac sigue teniendo en los mozos su carta adecuada para un equilibrio Aun hoy, cuando releo Cuzco: tierra y muerte, entre indios y no indios tal como lo planteara me sorprende que haya sido Neira (1964:107) Hernán Castillo? Difícil saberlo. Esto se —un historiador/periodista— quien haya complica más, si utilizamos el libre criterio (¡si sospechado que la cama vacía que guardaban quiero, soy indio!) frente a las frías razones los campesinos para Hugo Blanco poseía 64 cultura sur
  • 64. Las ciencias sociales y el tema étnico en el Perú una connotación mesiánica y de respeto reciprocidad» en beneficio de las haciendas casi religioso. Observación que contrastaba serranas. Al apropiarse los mistis de ciertos con el discurso jacobino que se gestaba símbolos indígenas, quizás se impidió que en los estudios de abogados del Cusco. Al estos fuesen utilizados como emblemas no incorporar la reivindicación étnica en su políticos y de reivindicación. plataforma política, quizás convenció a las comunidades y sujetos andinos de que esta 3. «Los procesos de cholificación» no existía y, cuando la izquierda la pensó, esta casi ya no existía. Las migraciones andinas hacia la costa que empezaron en los años 50 y que hasta ahora 2. «Los no indígenas manipulan los no se detienen, pues involucran a los peruanos símbolos indígenas» más pobres y de todos los pueblos del país. Pero, sobre todo, a los habitantes de la sierra Esto sucede quizás ejemplarmente en los rural, pues ellos fueron los que las iniciaron, Andes peruanos. Es la única área cultural en y ellos son los que están representados en donde el misti 6 comparte el utillaje cultural del la narrativa de la informalidad.7 Por eso una campesinado indígena. La lengua quechua, de las primeras tesis del antiguo Instituto de como sabemos, fue utilizada por gamonales Etnología y Arqueología de San Marcos sea y hacendados para expoliar al indio. Es más, la de Mildred Merino de Zela sobre el cerro sus hijos, radicalizados en la universidad, San Cosme (1959) y que, incluso, la tesis de ante la amenaza de costeños y extranjeros bachillerato de Arguedas sobre el valle del como nuevos amos del comercio, trataron de Mantaro (1958) trate sobre la modernización formalizarlo en sendos diccionarios (y de paso de los pertinaces ayllus huancas, muy lejos recopilaron su folklore). del sur feudalizado del cual había sido testigo sufriente. Muchas fiestas indígenas han sido y son sufragadas por los mistis. Ambos comparten La modernización y la migración fueron el entusiasmo religioso que se vive en el insumos de la cholificación. Es decir, un 6 Se puede definir al catolicismo andino y muchos creen en los proceso de des-indianización masivo y de misti como al no-indio en general y sólo en Apus. Favre lo reporta para Moya. El autor disolución de lazos corporativos de origen rural. oposición a este. La de este artículo escuchó contar a un ex Las demandas y las aspiraciones de estos etnografía andina le da un colorido despliegue hacendado lirqueño (región de Huancavelica), nuevos «cholos» fueron ahora reclamadas de de contenidos. Favre que salía a cazar venados con un pongo y manera individual y adoptando los estándares (1983/85) los llama «petit blancs» para Moya en el ofrendaban una «mesa» al Wamani en las de la vida urbana. Esto ha impedido la norte de Huancavelica. laderas de Utcuy, para propiciar una buena reformulación étnica y de su organización. Ossio (1978) distingue al «chahua misti» (misti jornada. Esto es imposible de reconocer en Es decir, una completa desmovilización que crudo o falso misti) Mesoamérica. Un ladino no habla lengua ha impedido cuajar movimientos políticos o del verdadero misti en Andamarca, al sur de indígena alguna (a menos que sea un lingüista sociales más amplios. La movilidad social ya Ayacucho. Lo importante o un antropólogo), ni comparte fiestas ni no fue conquistada a través de demandas es que no solo el factor racial está descartado creencias de origen prehispánico. Sería colectivas, sino con el esfuerzo atomizado en su definición, sino poco probable, por ejemplo, que un ladino de de miles de migrantes que traen con ellos «el que a sus variables de distinción, es gravitante su Chiapas, para sortear la suerte, recurra a un mito del progreso». estrecha relación con los chábajom tzeltal. indígenas en un contexto de pugna y dominación. En síntesis, la etnicidad, si bien se manifiesta Esta característica en la sierra peruana como una categoría compleja y relacional, es 7 Véase Renatto Merino: Los discursos sobre quizás impidió no solo el radicalismo indígena también útil para entender el conflicto cultural los migrantes urbanos sino, también, su organización autónoma. en nuestro país. populares en Lima y la emergencia del sujeto Por último, muchas instituciones indígenas, democrático (1980-1992). como los varayos y los ayllus, permitían «la Tesis de Licenciatura en Antropología. Lima: permanente renovación de la relaciones de UNMSM, 2008. cultura sur 65
  • 65. Rommel Plasencia Soto Referencias Bibliográficas Adams, R. (1993). Etnicidades internas y externas: con una referencia especial a América central. Austin: Universidad de Texas. Benedict, B. (1989). Características de los pequeños territorios y sus repercusiones en el desarrollo económico. En Michael Banton (Comp.) Antropología de las sociedades complejas. Madrid: Alianza Editorial. Barth, F. (1976). Los grupos étnicos y sus fronteras: la organización social de las diferencias culturales. México: Fondo de Cultura Económica. Berghe den van, P. (1973). El uso de términos étnicos en la literatura de ciencias sociales del Perú. Allpanchis (5): 5-18. Cortázar, J. (1992). El paradigma de la intersubjetividad en las ciencias sociales peruanas: un panorama breve. Debates en Sociología (17): 163-206. Favre, H. (1983/1985). El mundo andino en tiempos de Bolívar. Los Asto entre 1780 y 1830. Revista del Museo Nacional (47): 259-271. García Miranda, J. (1991). Huamanga en los cantos de arrieros y viajantes. Lima: Lluvia. Kuper, A. (2001). Cultura: la versión de los antropólogos. Barcelona: Paidós. Lauer, M. (1997). Discursos del indigenismo. 2. Lima: Sur. Neira, H. (1964). Cuzco: tierra y muerte. Lima: Populibros. Ossio, J. (1978). Relaciones interétnicas y verticalidad en los Andes. Debates en Antropología (2). Pitt-Rivers, J. (1976). Sobre la palabra «casta». América Indígena (36): 559-586. Plasencia, R. (2005). ¿Existe la cultura andina? Revista de Antropología (3): 275-282. Reynoso, C. (2000). Apogeo y decadencia de los estudios culturales: una aproximación antropológica. Barcelona: Gedisa. Sen, A. (2007). India contemporánea. En Entre la modernidad y la tradición. Barcelona: Gedisa. Stefanoni, P. (2007). Siete preguntas y siete respuestas sobre la Bolivia de Evo Morales. Nueva Sociedad (209): 46-65. Weiss, G. (2005). Los campa ribereños. En Fernando Santos y Federica Barclay (Comp.) Guía etnográfica de la Alta Amazonía. Vol. 5: 7-40. Balboa: Smithsonian Tropical Research Institute/IFEA. 66 cultura sur
  • 66. CULTURA SUR ARTE VISUAL Plástica y relato en la historieta. Valoración crítica de las obras ganadoras del Segundo Concurso Nacional de Historieta Temática: “Cultura ambiental en la vida cotidiana” Óscar Infante Barrera* propedeutica@hotmail.com L a Universidad Científica del Sur de manera conjunta con el Ministerio de Ambiente organizó, por segundo año consecutivo, el II Concurso Nacional de Historieta Temática 2009, que en esta oportunidad centró su interés en la reflexión y repercusión de nuestras acciones cotidianas y su impacto en el medio ambiente, el concurso es titulado: «Cultura Ambiental en la Vida Cotidiana». La magnitud del evento radica no solo en la exposición de las obras ganadoras y seleccionadas que pueden participar de muestras itinerantes sino, fundamentalmente, en que a partir de un recurso lúdico y divertido como lo es la historieta se puede promocionar más fácilmente el desarrollo de una cultura ambiental en nuestro medio, ya que estas son accesibles a la gran mayoría de públicos. Varias de estas historias seleccionadas promueven en nosotros interrogantes o cuestionamientos y nos desafían a ser partícipes activos y colaborativos * Universidad Científica del Sur. respecto de esta problemática. cultura sur 67
  • 67. Óscar Infante Barrera Para la selección de las obras finalistas entre El tercer lugar le corresponde a «¿Pasado las historietas presentadas, provenientes de ideal?», de José Octavio Mendoza Cáceres. distintas artes el Perú, se contó con un jurado Relato ficcionado en el que se toma un aula integrado por la Sra. Doris Rueda Curimania, de clases en el futuro, en la que se enseña representante del Ministerio de Ambiente; cómo fue la Tierra, su biodiversidad, y en el el Sr. Percy Encinas Carranza, director del que se propone un cuestionamiento al modelo Centro Cultural de la UCSUR; y el suscrito, en civilizador-económico-tecnológico actual que mi calidad de crítico y profesor de Arte de la depreda la vida en el planeta, expresado en: Facultad de Artes Escénicas y Literatura de la «Pero el hombre, a medida que construye… UCSUR. también destruye…» o «“La industrialización indiscriminada”… ¡La razón de todo esto…!» En el primer puesto se ubicó «El paciente y el final desolador en la imagen de la Tierra azul», de Jean Carlo Ríos Moreano, relato contrastada con los niños como esperanza de en el que la Tierra, en el trance de un terrible un futuro. Es un relato que apela también a sueño (apelación al estado del inconsciente la reflexión de institucionalizar el desarrollo de análogo al que presenta la humanidad en una cultura medioambiental en nuestro sistema general frente a la gravedad del problema educativo, para que las nuevas generaciones medioambiental) tras despertar (alusión al sean capaces de afrontar la gravedad de estado de toma de conciencia de la realidad la problemática que nos aqueja, o quizás problemática por parte del hombre), nos detenernos a pensar alternativamente en el hace recapacitar y darnos cuenta de que aún final del relato. ¿Por qué fue que la educación estamos a tiempo y podemos contribuir como no bastó y el hombre llegó a depredar su agentes de cambio, si es que tomamos la planeta? ¿De qué otros agentes debemos ser iniciativa personal en nuestra vida cotidiana, conscientes que son más gravitantes que la lo que es evocado en las preguntas «¿Y a ti, conciencia individual y el conocimiento de la se te ocurre algo?», «¿por qué no lo piensas y problemática medioambiental? me ayudas?». Preguntas que siguen abiertas y en busca de respuesta en cada espectador. La primera mención honrosa corresponde a «Habla basura», de José Carlos Chihuán El segundo lugar lo ocupa «Juan el limpio», Trevejo, narración en la que el protagonista es de Carlos Aurelio Dávila Quintanilla, relato un boleto de transporte público y da testimonio que focaliza la problemática del uso y abuso a través de un reportaje de la problemática de los recursos naturales. La elección del de las envolturas de golosinas y boletos que agua, que es tomada como el símbolo de la son desechados en la vía pública sin ningún vida, observamos que es empleada en las reparo, incrementando la contaminación del actividades usuales del hombre (simbolizado medio ambiente, incidiendo de esta manera en Juan el limpio) sin hacer un uso racional de en un aspecto necesario de nuestra cultura ella. Al no tener el hombre conciencia de que ambiental y ornato de la ciudad. los recursos naturales son perecibles, la agota («¡Ni una gota!») siendo recién consciente de La segunda mención honrosa fue para «El que ahora no solo su existencia está en juego, fin», de Marcelo Muñoz Cuellar. En él se sino la del planeta y las criaturas que viven nos presenta una visión retrospectiva, que en él. Lo cual también nos mueve a una seria busca indagar en torno a las causas y el reflexión y un replanteamiento personal en el nivel de responsabilidad personal frente a uso de este valioso recurso. la problemática presente de la devastación 68 cultura sur
  • 68. Plástica y estética en la historieta ambiental de la Tierra por las acciones en un espécimen humano en gestación cotidianas del ser humano. Al apelar a las preservado por los extraterrestres— son acciones de la niñez, como el desecho de elementos que advierten a los jóvenes desperdicios o la quema del muñeco en Año alienígenas del nivel de compromiso que Nuevo, simboliza la acción del hombre sin deben tomar para preservar no solo su medio pleno uso de conciencia, lo que corresponde ambiente, su propia civilización, sino su propia al estado actual de nuestra problemática. existencia como especie. Aspectos propuestos ¿Cuántos nos encontramos aún en este en la trama de la historia que nos mueven a estado? De otro lado la adultez, el presente, considerar las repercusiones fatales de no la toma de conciencia del estado adulto, nos aprender la lección elemental de respetar la pone en condición de identificarnos con el vida. Nuestro planeta es un «ser vivo» y dador personaje y proponernos también un examen de vida. de conciencia y ver si de alguna manera seguimos siendo como el niño que, en su Conocidas las historietas en su aspecto inconciencia y búsqueda de gratificación solo principal, es decir la trama, sus contenidos del presente, no prevé las consecuencias y el efecto que puede producir en nosotros devastadoras de su acción personal y su a un nivel interno a partir de sus mensajes, impacto en el medio ambiente. Impacto exploremos su calidad plástica. De esta simbolizado en el sentimiento de pérdida del manera entre los propósitos previstos, objeto amado: «hueso». las imágenes presentadas por los artistas seleccionados permiten que desarrollemos La tercera mención honrosa se adjudicó a también nuestro sentido plástico, es decir, «Epitafio», de Martín H. Espinoza Díaz, quien el cómo nos sensibilizamos o qué tipo de presenta un relato ficcionado en el que un respuestas tenemos frente a las formas y la maestro alienígena, junto con sus pupilos, estética que nos brindan los artistas en cada realiza una visita a nuestro sistema solar. El una de sus propuestas. maestro, de manera didáctica, toma a la Tierra como ejemplo de lo que puede acarrear el no Para ello, partamos del principio de la aprender una lección elemental: el cuidado percepción visual, aspecto que refiere a su y preservación de la vida, y cómo es que vez dos componentes: el objetivo, definido por nuestra vida no se encuentra aislada sino el objeto observado, es decir, la manera en interrelacionada con la de nuestro ecosistema que el artista plantea la composición final de la en un natural equilibrio. Lo que nos lleva imagen, en este caso, la historieta y el aspecto a la siguiente pregunta: ¿realizamos o no subjetivo compuesto por la propia capacidad interacciones adecuadas con nuestro medio perceptiva del espectador, vinculada con su ambiente que ayuden a su preservación? El nivel de desarrollo de la experiencia estética o fatídico desenlace del colapso ambiental del de disfrute o sensibilización frente a las obras planeta Tierra y su civilización —expresado de arte. cultura sur 69
  • 69. Óscar Infante Barrera En la presente aproximación me centraré en visuales en función de su intencionalidad la valoración del componente objetivo. En el estética y la estructura coherente del relato. caso de la historieta confluyen dos tipos de En el «El fin» de Cuellar, el equilibrio de la lenguaje: el icónico y el verbal, lo que implica composición se realiza en función de un logro la posibilidad de articular un texto con una efectista, potenciando la expresividad de la construcción gráfica descriptiva dentro de narrativa gráfica, como se observa a partir de cualquier tipo de composición, en el que no es la organización del conjunto de viñetas de la suficiente el conocimiento del dibujo y de las primera página que logran obtener un balance técnicas gráficas o pictóricas, ya que requiere y mantener la unidad de conjunto, resaltando primordialmente un sentido del equilibrio así el impacto descriptivo en el contundente visual. desenlace del relato, en el que emplea el límite permitido de la página. Entre otros recursos La forma de presentación de la imagen destacan la calidad del dibujo, la variación de por parte de los artistas supone un proceso los ángulos de visión así como de los tiempos selectivo, en función del resultado plástico de narración. que intenten lograr. Su intención compositiva en este caso se limita a la extensión del La construcción del discurso visual presentada espacio con el que cuentan, percibido de por Martín Espinoza en «Epitafio» a diferencia forma unitaria, en función del resultado final de los anteriores, resalta el contraste y el juego del conjunto, antes que la visualización de luces al dominar el blanco y negro en la individual de cada viñeta, creándose de esta composición cromática, a la vez es un recurso manera una secuencia que compositivamente expresivo efectivo en la trama de la historia. El debe presentar una estructura armónica y empleo conjunto de la viñeta cerrada y abierta coherente. en el tratamiento del espacio fundiéndolos en uno y destacando la figura prominente del La aproximación al problema compositivo de maestro en la primera página, fusiona y da lograr la unidad a partir de las secuencias integridad al discurso visual en su conjunto. integradas por viñetas se puede visualizar Los personajes incluidos en la primera página en «Habla basura» de Chihuán. En que se se encuentran subordinados a él, no solo en pierde la adecuada distribución de masas o relación a su mayor peso visual y posición pesos en el plano. Se presentan imágenes dominante, sino fundamentalmente en el juego fotográficas con un mayor peso visual, el de miradas, que lo realzan a su vez como empleo de dos planos de detalle en la primera centro de interés y eje del relato. El maestro página, las que al contraponerse con la página a su vez al orientar su mirada hacia el ángulo siguiente evidencian el desequilibrio y tensión, inferior derecho genera un eje visual que realzada a su vez por un espacio en el que conduce directamente al desenlace fatídico no hay imágenes, y el posterior uso de planos de la trama, de tal manera que la gráfica es generales o alejados, irán conduciendo a una elocuente por sí misma y refuerza la intención pérdida del momento decisivo del relato visual, expresiva del relato. por estar este dominado en la primera página. «¿Pasado Ideal?» de Mendoza Cáceres, Observamos de esta manera que antes de ofrece estéticamente un planteamiento iniciar la narración gráfica, el artista debe sencillo, tendiente a la homogeneidad en la advertir dónde situar los mayores pesos organización y relación de las viñetas, con un 70 cultura sur
  • 70. Plástica y estética en la historieta ritmo pausado en la secuencia de las imágenes emocional del relato, como el uso del blanco acorde con la intención de lo narrado, la que alude a la neutralidad del diagnóstico construcción simplificada de un escenario del «Paciente azul», el gris a la pérdida de con mínimos elementos, para finalizar con el vida de nuestro planeta por la acción del contraste de la “construcción-destrucción” del hombre, acción vinculada directamente a mundo de los hombres. Un aspecto adicional nuestra responsabilidad cotidiana; la inflexión de interés es el corte relativamente realista en en las señales de alarma a partir del uso el dibujo. del amarillo como la identificación de los agentes patógenos de la tierra; el acertado «Juan el limpio» de Carlos Dávila presenta uso de la carga expresiva manifestada en las una articulación con marcada regularidad emociones que experimentan los personajes en la presentación de las viñetas en el de la trama, que no solo se circunscribe a conjunto de las páginas, aunque permite estos, ya que el planteamiento visual favorece percibir un ritmo animado pero constante en una identificación con el lector, quien tras la la visualización de la historia. La ruptura de toma de conciencia de la realidad problemática dicha monotonía visual se manifiesta en los buscará también una solución a partir de contenidos de la secuencia de viñetas. Un sus posibilidades personales, simbolizadas aspecto propio que se adecua a la intención en la analogía del punto-individuo, también y espíritu de lo narrado es la originalidad en el empleado como fin del relato y el inicio de un uso de metáforas visuales, que enriquecen la cambio. posibilidad de interpretación gráfica como un lenguaje característico en toda la secuencia, muy atractivo y comprensible para el público y que logran acentuar la intención narrativa. «El Paciente Azul» de Jean Carlo Ríos, aunque también parte de un esquema lineal tradicional en la organización de la secuencia de viñetas, equilibra la composición empleando variados recursos: como la fusión de los límites entre algunas viñetas; el acierto de la composición cromática que no solo permite diferenciar los tiempos de la narración, sino realizar inflexiones o acentuar la carga cultura sur 71
  • 71. 3ra M E N C I Ó N H O N R O S A
  • 72. EPITAFIO - Autor: Martín H. Espinoza Díaz
  • 73. 2da M E N C I Ó N H O N R O S A
  • 74. EL FIN - Autor: Marcelo Muñoz Cuéllar
  • 75. 1ra M E N C I Ó N H O N R O S A
  • 76. HABLA BASURA - Autor: José Carlos Chihuán Trevejo
  • 77. 3er P U E S T O
  • 78. ¿PASADO IDEAL? - Autor: José Mendoza Cáceres
  • 79. 2do P U E S T O
  • 80. JUAN EL LIMPIO - Autor: Carlos Dávila Quintanilla
  • 81. 1er P U E S T O
  • 82. EL PACIENTE AZUL - Autor: Jean Carlo Ríos Moreano
  • 83. CULTURA SUR CINE Las 10 películas del Cine Latinoamericano: El ranking de la década Javier de Taboada* jtaboada@fas.harvard.edu D ebo confesar que siempre me han fascinado los rankings, esas selecciones arbitrarias de libros o películas, de personajes públicos o de eventos que se hacen con el pretexto de terminar un ciclo de nuestra también arbitraria matemática del tiempo, por lo general un año o una década, pues ciclos más grandes como el siglo o el milenio resultan casi inconmensurables en términos de producción cultural (no es que no se hayan intentado tales rankings, por cierto). Los rankings son, pues, arbitrarios, caprichosos, personales y polémicos, pero son también una apuesta, una manera de forzarse * Harvard University. 84 cultura sur
  • 84. El ranking de la década CULTURA SUR a elegir un subconjunto muy pequeño de un en serio que se intenta alcanzar la lista universo muy grande. Los rankings están «definitiva» a través de amplias encuestas en relación directa con el canon, es decir, a diversos «especialistas», como es el caso aquellas obras que perduran en el tiempo, de la ONG neoyorquina Cinema Tropical que han alcanzado estatuto de clásicos y (www.cinematropical.com), que elaboró su están, por tanto, más allá de toda duda sobre ranking del cine latinoamericano de la década sus valores estéticos, dedicados a fertilizar preguntándoles a los expertos dentro del área a las nuevas generaciones. No casualmente de Nueva York. Pero no puede haber lista Harold Bloom cierra su estudio sobre El canon definitiva: en la mía, al menos, hay solo 4 de occidental con una lista —su ranking, pues— su «top ten», aunque confieso no haber visto de las obras que según él pertenecerían a las 115 películas que aparecen con al menos dicho canon. Los rankings son el canon de una mención. Pero, bueno, lo divertido de los lo contemporáneo, una apuesta siempre rankings son las listas en sí, así que vamos a provisional y un poco lúdica hacia el futuro ello. He aquí, hipócrita lector (mi semejante, eviterno. A pesar de que son básicamente mi hermano), mi apuesta. Está ordenada un juego, a veces son tomados tan en serio en forma cronológica, para evitar fatigosas que provocan peleas irreconciliables con jerarquizaciones internas (ya bastante difícil los excluidos (más comúnmente entre la es escoger las 10 películas). Espero vuestros fauna de los poetas). A veces se toman tan dardos. 1. Amores perros (2000): El éxito del primer largometraje de González Iñárritu inaugura una década auspiciosa para el cine de esta parte del continente. La película, colorida, vistosa y virtuosa, despliega sus encantos con el deliberado afán de dejar boquiabierto al espectador, y lo consigue. A los críticos poco aficionados a las lentejuelas habría que recordarles, como lo hace Paul Julian Smith en un pequeño volumen enteramente dedicado al análisis de este film en la prestigiosa colección BFI Film Classics (honor que comparte únicamente con Los olvidados para el área de Latinoamérica) que su despliegue formal no es gratuito, sino que está ciertamente imbricado con su representación de la ciudad de México como un mosaico de violencia, relaciones familiares en crisis, y el brillo engañoso de los medios y la publicidad. Mosaico con una estructura de historias paralelas y entrelazadas, que si bien no es invención de Iñárritu (Tarantino sería el antecedente más claro), sí está usada con maestría y resultaba novedosa en nuestro barrio. En estilo y temas, esta película (post)moderniza el cine latinoamericano y demuestra que barrer en la taquilla y al mismo tiempo decir cosas interesantes es bien difícil, pero no imposible. 2. La ciénaga (2001): Es difícil escoger entre las tres películas de Lucrecia Martel. Prueba de ello es que todas aparecen entre las 10 primeras de Cinema Tropical (he ahí una de las aporías del método de la encuesta). Pero, con lo mucho que me gusta La niña santa (2004), tiendo a coincidir con los críticos que le otorgaron a su primer largometraje el primer lugar. No sé si sea esta la mejor película de la década, pero no me cabe duda de que está entre las mejores. Con una estética totalmente opuesta a la de Amores perros, inaugura un minimalismo narrativo que será, como veremos, ley en el cine de autor latinoamericano durante toda la década. No hay secretos terribles ni pasiones violentas en esta hacienda de Salta a que refiere el título. Solo anomia, parálisis moral, indiferencia brutal ante el transcurrir de la vida que una cámara quieta, tomas largas, diálogos escuetos captan a la perfección. Martel se las ingenia para intrigarnos, sorprendernos, conmovernos y aburrirnos, todo a la vez. 3. Cidade de Deus (2002): De manera quizás similar a Amores perros, esta película ha sido criticada por convertir la violencia de las favelas en un espectáculo. Y vaya espectáculo: colores inflamados, flashbacks vertiginosos, imágenes que se congelan por un momento para facilitar la narración en off, y luego prosiguen su ritmo frenético. Fernando Meirelles sabe que la violencia tiene algo profundamente cinematográfico, y para condenar esta premisa habría que condenar algunas de las mejores películas de la historia del cine. Además, cultura sur 85
  • 85. Javier de Taboada sabe de lo que está hablando: la mayoría de los actores provienen de las favelas cariocas, y los principales protagonistas (Buscapé y Ze Pequeño), de la mismísima Ciudad de Dios. Tuvo además la suficiente apertura para incorporar al guión o directamente a la filmación los aportes e improvisaciones de su joven elenco, que sabía, mejor que nadie, cómo era la vida de las favelas. La violencia allí no es gratuita: es un modo de vida, y la única manera de salir de esta espiral, como hace el protagonista-narrador convertido en periodista, es vendiéndosela a otro público (nosotros), ávido de sangre… siempre que no salpique demasiado cerca. 4. Los rubios (2003): Me resulta extraño poner en mi lista un film al que detesto tanto como admiro. Lo hago por dos razones: primero, porque se hace imprescindible colocar algún representante del documental, género que muchas veces pasa desapercibido, o corre paralelo al «cine», como si no fuera una parte de éste. Segundo, porque Albertina Carri logra decir algo totalmente nuevo sobre un tema para el que existen decenas y decenas de películas y libros: los desaparecidos en la dictadura militar argentina. Carri trata el asunto en clave posmoderna: fragmentación de la identidad, serie de mediaciones que desdramatizan el hecho traumático (la desaparición y muerte de sus padres, nada menos), narración siempre contemporánea y nunca en flashbacks, libre juego de las significaciones: pelucas rubias, muñequitos de Lego. Alguien diría —y tendría toda la razón del mundo— que esa forma de jugar con la historia la adelgaza y trivializa. Alguien observaría —con agudeza— que lo que Albertina parece reprocharle a sus padres es que se hayan preocupado más por la revolución y la justicia social que por cuidarla a ella. Pero nada de esto anula sus méritos: a Carri lo que es de Carri. 5. Machuca (2004): Hablando de dictaduras. En el film de Andrés Wood, la perspectiva infantil logra refrescar (sin llegar a contar otra historia, como Carri) el viejo tema de los últimos días de Allende y el advenimiento de la dictadura de Pinochet. El sueño imposible de la amistad entre un niño rico y uno pobre (amistad no exenta de conflictos y malentendidos originados en esta diferencia: no se trata de ser ingenuo) se hace posible bajo el «socialismo en democracia» del presidente Allende, y dura hasta que llegan los tanques y las botas para poner a cada quien en «su lugar». Con una fina observación de los detalles significativos y sin necesidad de «rollos» discursivos, el director presenta todo el espectro de la sociedad chilena en este crucial momento histórico. Inolvidables las escenas de la leche condensada y las dos marchas pro- y antigobierno: ¡El que no salta es momio! 6. Los muertos (2004): Un hombre sale de una cárcel ubicada en la selva de la provincia de Corrientes y va a buscar a su hija, a la que no ve hace muchos años. Pero esto no es el inicio de la película: es la película toda. Para Lisandro Alonso (sus otras dos películas lo confirman), no se trata tanto de la llegada como de la travesía. Un Ulises de lo cotidiano, cuyas «grandes aventuras» son el sexo pagado, la compra de un vestido, el cruce de un río. Como Martel, como Reygadas, Alonso sabe hacernos sentir el tiempo, mientras acompañamos al circunspecto Vargas por los bellos pero sobrios paisajes de la selva. Un cine que nos (re)enseña a mirar, a contemplar, a disfrutar de la imagen parcialmente emancipada (pero no del todo: si así fuera no habría razón de continuar) de la servidumbre a la narrativa, es un cine que no podemos sino amar. 7. Hamaca paraguaya (2006): La palabra «minimalismo» nunca tuvo tanto sentido. El principio de «menos es más» es llevado hasta sus extremos por Paz Encina. Y funciona, para nuestra sorpresa, de maravilla. En 1935, una pareja de ancianos campesinos habla en guaraní sobre el perro y sus ladridos, sobre la tormenta que se avecina, sobre el hijo que se fue a la guerra y nunca regresó. La cámara nos los muestra en una toma 86 cultura sur
  • 86. El ranking de la década ránking lejana que no nos permite la intimidad. Luego se dedican a sus labores cotidianas, a sus recuerdos, y al final del día regresan a su hamaca. Unas 10 tomas en total, fijas, y no más de 80 minutos. Además de contarnos una historia convincente, y de descubrirnos lo cautivante de lo cotidiano y la rutina, la directora nos enseña que para hacer (buen) cine no hace falta otra cosa que una cámara, un par de personas que se pongan delante de ella, y, sobre todo, tener algo que decir. Lo demás es lo de menos. 8. Luz silenciosa (2007): Obra maestra de Carlos Reygadas, el primer mérito de la película es el de iluminar un paisaje bastante desconocido: el de la comunidad menonita en México. La película, o la mayor parte de ella, está hablada en Plautdietsch, un dialecto del alemán que data de la época medieval y que solo se conserva entre estas comunidades. Los actores, no profesionales, son todos menonitas, y este no es poco logro con esta comunidad religiosa que se resiste a adoptar los valores de la modernidad. Su segundo mérito, el más importante, es que logra teñir de religiosidad y misticismo la historia aparentemente común de un triángulo amoroso hombre-esposa-amante. La infidelidad precipita una crisis de fe, y todo en la película, desde los diálogos hasta los largos minutos en que vemos el amanecer o las bucólicas actividades cotidianas de los menonitas, está impregnado por este signo: la fe. Al final, Reygadas se da incluso el lujo de reescribir o re-presentar Ordet, el clásico de Dreyer, en donde el milagro, pese a nuestro escepticismo y el de los propios personajes, se vuelve posible. 9. Gigante (2009): La última ganadora del Premio del Jurado en el Festival de Lima es una historia acerca de un robusto vigilante nocturno de un supermercado que, en su circuito cerrado de vigilancia, empieza a fijarse en una de las limpiadoras y, a medida que crece su obsesión, amplía su seguimiento a todas las horas del día y a todos los lugares por donde ella transita. La cinta de Adrián Biniez es, pues, un comentario sobre nuestra sociedad mediática y panóptica, así como también es una reflexión sobre el cine y el voyeurismo del espectador, entre otras muchas posibilidades de lectura. La película tiene elementos de thriller (es una historia de acoso tanto como de amor, al fin y al cabo) que inteligentemente elige refrenar, logrando un dinamismo inusitado para el ritmo pausado con el que está narrada la historia. Rechazando por igual la lentitud poética de Reygadas o Alonso como el vértigo de Iñárritu o Meirelles, la película camina al mismo paso mediano y a veces distraído con el que Jara sigue a su amada por las calles, y así es capaz de complacer a muy distintos tipos de espectadores. 10. La teta asustada (2009): Cerramos la lista —y la década— con este hito histórico del cine nacional. Entre las muchas hazañas que ha conseguido Claudia Llosa está la nada menor de atraer a las pantallas a multitudes de personas para enfrentarlas con un tipo de cine que quizás nunca hayan visto. En cuanto a la película en sí (capítulo aparte es su representatividad o no con respecto al resto del cine nacional), creo que los aplausos en el extranjero están justificados. Aunque no exenta de una dosis de exotismo en su afán de buscar lo pintoresco de los ritos y costumbres o, incluso, llanamente inventarlos, al mismo tiempo representa con honestidad (si no, pregúntenle a la gente de Manchay) la vida en los andinizados «pueblos jóvenes», reflexiona con profundidad sobre nuestro traumático pasado reciente y en particular sobre la muchas veces escamoteada violencia contra la mujer, recupera (Magaly Solier tiene mucho que ver en ello) el lirismo trágico del alma quechua y critica a la clase alta que está dispuesta a servirse de este alimento espiritual sin retribuir equitativamente el beneficio. Por último, el talento como escenógrafa de la directora y la belleza de sus encuadres están establecidos ya desde su primera película y aquí quedan confirmados. cultura sur 87
  • 87. Nota crítica a La teta asustada La teta asustada Directora: Claudia Llosa Guión: Santiago López Maguiña* Claudia Llosa slopezma@amauta.rcp.net.pe E l tema de la narración es la liberación o superación de un trauma. Una joven emigrante de Ayacucho sufre el síndrome de la «teta asustada», que se el rol de medios para derrotar la avasalladora presencia del miedo, no solo porque son adyuvantes para infundir seguridad, sino porque, sobre todo, son condiciones para manifiesta en miedo y ansiedad. El síndrome afirmar la vida, una identidad viviente. Por eso surge a causa de que su madre había sido Fausta casi siempre canta cuando está sola e violada, cuando se hallaba gestándola, por inventa a menudo nuevas canciones. Tras la los soldados que combatían el terrorismo en muerte de la madre, la película muestra a la la década de los ochenta. De acuerdo con hija sola cantando para darse valor y afirmar la ciencia popular, el abuso sexual contra la su existencia. madre dañó la leche materna y la convirtió en alimento malsano, que hizo de la niña un ser Madre e hija se han trasladado a Lima a dominado por el miedo, al punto de que, para casa del hermano de la madre, en el pueblo asegurarse de que no fuese abusada como su joven Renovación, situado en unos cerros madre, se introduce una papa en la vagina. escarpados, y han llegado a la capital El tubérculo, en el cuerpo femenino, se pudre, huyendo de la violencia que asola su pueblo y y la repugnancia producida funciona como un que ha hecho de ellas víctimas directas, viuda, protector. Por la papa que crece en su vagina huérfana, violadas. La muerte de la madre la joven, Fausta, sufre desmayos y continuos ocurre cuando, en la casa del tío de Fausta, sangrados por la nariz. se realizan los preparativos para la boda de una de las hijas. La película comienza con la agonía y muerte de la madre. Mientras vive, ella y su hija se Fausta no cuenta con dinero para enterrar a comunican cantando en quechua. Se destacan su progenitora. Es completamente pobre. La las letras de una canción: «canta, canta, para situación se complica aun más porque ella vencer el miedo» (cito de memoria). Las quiere sepultarla en su tierra, aunque no tiene * Universidad Nacional canciones en el relato cumplen para Fausta para comprar el ataúd y tampoco tiene para el Mayor de San Marcos. 88 cultura sur
  • 88. Nota crítica a La teta asustada pasaje. El tiempo en esas circunstancias se la necesidad de que la muchacha salga de torna un contrincante implacable. El cuerpo casa sin compañía. Por el síndrome de la muerto se pudre y hiede con el paso de las teta asustada Fausta, sin embargo, sufre el horas. Felizmente, puede ser embalsamado pánico de ser atacada si va sola por la calle. aplicándole aceites y mantenerlo conservado Su existencia se halla detenida y no es capaz hasta resolver la situación del dinero. de hacer una vida normal, trabajar, casarse, tener familia, etc. En forma simultánea a la postergación del entierro se desarrollan las acciones y actividades propias de los ritos matrimoniales en Renovación. La confección del vestido, los arreglos de la parafernalia, la pedida de mano, el matrimonio. Vemos que el ritual se ve perturbado por la presencia en la casa del cadáver embalsamado de la madre de Fausta, que molesta sobre todo al tío y que altera el sentido festivo del ritual matrimonial. La rituales matrimoniales tienen un significado de enorme importancia en la vida de las familias que habitan la barriada. Son ceremonias de cohesión familiar y comunal. Con ellas se sellan alianzas familiares y, al mismo tiempo, se congrega a los amigos y a los vecinos a una fiesta que tanto celebra un acontecimiento, como permite una participación cooperativa. La obligación y la imposibilidad de llevar La fiesta no tiene como objeto ostentar el cuerpo de su madre a la tierra natal a fin opulencia. Ella más bien expresa el júbilo que de ser enterrado, la empujan a dar un paso significa asegurar la perpetuación de un linaje. en favor de su liberación. A través de sus Es evidente que ese júbilo se contrapone a parientes consigue hacerse emplear como la tristeza de la muerte, que cierra un ciclo. sirvienta en casa de una mujer blanca y de Este contraste, además, toma un sentido solvencia económica, pero en decadencia, más marcado aun por el hecho de que, con que se dedica a la composición musical y la muerte de la madre de Fausta, empieza el que da conciertos de piano en concurridas fin de la fase de la guerra, mientras que con el veladas en el mejor teatro de Lima. En esa matrimonio se inicia un período de renovación casa ingresa en un mundo definido por y de paz. A propósito de esta consideración relaciones de intercambio que antes no había hay que decir que, con ella, el punto vista experimentado. Fausta llega a la mansión ideológico que se expone en la película en un momento crítico. La compositora pasa aparece más claramente expresado como por un período de sequedad creativa, que una narración de la liberación del pasado de la se traduce expresivamente en la destrucción guerra, y de las heridas y huellas traumáticas de su viejo piano. Por eso la llegada de la producidas en aquella época. joven quechua es afortunada. Las canciones que solitaria canta rápidamente atraen a la La liberación del pasado y sus traumas se patrona y a partir de entonces se establece inicia con la muerte de la madre de Fausta, entre aquélla y ésta una relación en la que la que da lugar a las acciones y trámites que ella música cantada juega un rol principal. Fausta debe realizar para lograr el entierro apropiado canta para afirmar su existencia, mientras de su progenitora. Ahí tendríamos una primera que la dueña de la mansión encuentra en las fase de la liberación. Surge la posibilidad y canciones el objeto de valor que no es capaz cultura sur 89
  • 89. Santiago López Maguiña de crear y que le pueden agradecimiento y recompensa, la patrona la permitir conservar el abandona en la calle, cuando van de regreso reconocimiento y el éxito a la mansión en medio de la noche y en la que como compositora ciudad hostil. Ese es el momento en que se ha alcanzado. Por eso en produce la segunda fase de su liberación. cuanta oportunidad se le Vuelve sola a la casa del tío, donde vive, a presenta, pero marcando pesar del pánico que padece. Se desmaya, distancia y mostrando por supuesto, pero el jardinero que cuida los indiferencia, la patrona jardines de la residencia donde es sirvienta la le pide a la sirvienta puede recoger. que cante sus canciones. Su respuesta, sin embargo, es de resistencia y de silencio. El jardinero cumple un rol importante. Fausta Fausta tiene en sus canciones un medio propio había entablado con él una relación entrañable: y privado para luchar contra los fantasmas reemplaza a la madre. Se comunica con del pasado que le atormentan, para luchar él en quechua, la lengua materna, y las contra el miedo. No canta para compartir sus conversaciones que mantienen le permiten canciones. Canta para sí, para hablar consigo aproximarse al universo de las plantas y las misma. Las canciones son por completo un flores. El jardinero, además, se siente inclinado bien precioso propio e intransferible. a cuidarla y a ayudarla. Asume cuidarla como a las flores que, para él, sienten igual que los Un accidente que quizás no es imprevisto, hombres. En un diálogo en el que conversan el desgranamiento de un collar de perlas, ella y el jardinero, él habla de las pasiones que es ocasión que la patrona tiene para experimentan las plantas; Fausta pregunta proponer a Fausta un intercambio que le por las flores de la papa, y aquél responde que no merecen el mismo cuidado que las bellas La película plantea que es gracias que el cultiva y atiende en el jardín. Fausta descubre entonces que la papa que lleva en al mundo externo, fuera de la su cuerpo hace de ella una flor sin valor, un habitación que compartía con la ser impedido para vivir en el mundo. La papa parece remitir semisimbólicamente al pasado madre y fuera de la casa familiar, traumático y su extirpación expresa, por tanto, la superación, la liberación. que Fausta consigue liberarse. Fausta, una vez que se libera de la papa que resulta beneficioso. Recogen las perlas lleva en su vagina, luego de una operación desperdigadas en el cuarto alfombrado quirúrgica, también se libera de la obligación cuando la dueña de casa le plantea un de llevar el cuerpo de su madre a su pueblo contrato: por cada canción que la sirvienta natal, de devolverla al sitio de origen de donde le cante le dará a cambio una de las perlas. tuvo que salir contra sus deseos. En cambio, Contrato conveniente para Fausta, puesto que carga con el cadáver y, acompañada con la gracias a él podrá conseguir el dinero para familia, sale en la camioneta del tío hacia el el entierro de su madre, para la compra del sur de Lima, hasta un lugar en la costa, entre cajón, para costear el pasaje. unas lomas arenosas del desierto, frente al mar, que ella misma elige. Levanta el cuerpo Por el trato con Fausta la dueña de casa en sus espaldas y lo deja en algún punto. La obtiene una canción que interpreta en escena final parece mostrar a la familia que su nuevo concierto y gracias a ello gana lleva a la difunta a una morada final que debía reconocimiento. Sin embargo, la joven haber estado en su pueblo. Sorprende aquí emigrante es maltratada: escucha que una la acción de trasladarla a un lugar frente al de sus canciones es presentada en una océano. El semisimbolismo de ese suceso se versión de piano; pero, en vez de recibir nos escapa aún. El camino que recorre Fausta 90 cultura sur
  • 90. Nota crítica a La teta asustada llevando en sus espaldas el cadáver de su del pasado traumático que la atormenta tanto madre antes de depositarlo sobre la tierra o en psíquica como físicamente. Esa liberación la orilla del mar es enigmático: ¿corresponde a no es ejecutada, sin embargo, por la propia la configuración de una marcha para expiar la actora. Ella no es sujeto competente de culpa por no haber cumplido con la obligación su propia liberación. Son otros personajes del entierro? ¿Y dejar el cuerpo frente al mar y situaciones los que hacen posible la o en el mar, si bien es una forma de reintegrar liberación. La muerte de su madre, la el cuerpo en la tierra, acaso no sea un modo actuación cooperativa de diversos personajes de cambiar los términos de la memoria y del tanto de manera voluntaria como involuntaria, tributo que se merecen los difuntos? el tío que, por ejemplo, la acompaña al médico por el problema de sus continuos desmayos, La película se desarrolla básicamente en dos el hermano del novio de su prima, interesado escenarios. La barriada, ubicada en cerros en hacerla su pareja, el jardinero que encarna escarpados y áridos; y la antigua mansión, a una suerte de padre putativo, etc. Entre los donde Fausta va a servir obligada por la necesidad de obtener dinero para enterrar a su madre, rodeada de un jardín amorosamente cuidado, donde reina plena la fecundidad de la tierra. En la barriada, las viviendas se hallan en vías de edificación. Son casas rústicas pero que muestran signos de una mejoría y progreso que se desean pero que, sobre todo, se van construyendo. La mansión donde Fausta va a trabajar, por el contrario, es una edificación antigua, que presenta distintos indicios de deterioro. Es una casa de acabados antiguos, pero cuyas paredes se hallan un poco sucias y sin pintar. Otros signos remiten, además, a un pasado que se desea preservar y afirmar. personajes que cooperan involuntariamente Nótese que, en oposición, la casa de la familia se halla la dueña de la mansión donde Fausta de Fausta ofrece significantes que remiten, va a trabajar. en cambio, hacia el futuro, aunque sin perder anclajes tradicionales. Dicho de otro modo: la No parece que ella quiera liberarse por sí mansión y las prácticas a ella ligadas expresan misma, pues los malestares que padece un afán selectivo y purificador, presente sobre funcionan como medios protectores de las todo en la música, que es clásica; la casa de amenazas que la acosan y que le permiten barriada y las prácticas que allí se desarrollan apaciguarse. Solo con la muerte de la madre expresan, en cambio, una voluntad de mezcla el recorrido de la independencia y la sanación y participación, que se presenta en casi todas advienen como posibles, pero en ningún caso sus expresiones. En la fiesta que se celebra como objetos de valor deseados. Son valores con motivo de la boda se tocan y se bailan que se le van imponiendo a medida que puede distintos tipos de música: música tropical salir del mundo materno en que se hallaba andina, huaylarsh, música de carnavales de encerrada. La película plantea que es gracias Ayacucho. Lo mismo ocurre con los atuendos al mundo externo, fuera de la habitación que y con los regalos. compartía con la madre y fuera de la casa familiar, que Fausta consigue liberarse. El Un acercamiento más sistemático nos mundo opera sobre ella exigencias de vida permite destacar que el principal eje temático que la obligan a abandonar el refugio y los narrativo es la liberación por parte de Fausta goces de la enfermedad. cultura sur 91
  • 91. Santiago López Maguiña El mundo (o la realidad ambiente) cumple un rol entre sí ni contra otros. Es una cultura que fundamental y se halla encarnado en todos los parece plenamente satisfecha de sí. Por eso personajes que juegan el papel de destinador ni se observan antagonismos sociales ni tanto manipulador como sancionador. Son perturbaciones individuales. En los escenarios los que mandan hacer y los que valorizan la de la vida popular que se representa en la actuación de los actores. Los patrones, los película no se muestran grietas psicológicas: padres (representados aquí por el tío), en fin, no asoman ni la adicción, ni la locura, ni todos aquellos que se ubican en posiciones la delincuencia. Estamos lejos del mundo de poder; pero la función más importante es popular que se configura en Pasajeros de la que podríamos llamar el sistema, el Estado Andrés Cotler y Días de Santiago de Josué en el sentido amplio de entidad que en este Méndez. Estamos ante un mundo popular que, caso se encarga de prescribir el deber ser y a pesar de las penurias y las frustraciones, es el deber hacer para vivir y supervivir. El deber mundo idílico y feliz. hacer determinante es, sin duda, el trabajo, y Fausta precisamente comienza a liberarse Propongo que entre los valores más y se libera mediante el trabajo, debido a importantes de la película se hallan los que se que tiene que trabajar para cumplir con el presentan en el siguiente cuadrado semiótico: imperativo de la tradición, que es también un imperativo estatal, y con el imperativo de la supervivencia. Las motivaciones de la liberación de Fausta no se ubican, por tanto, en la dimensión del querer, sino en la del deber. Si ella consigue liberarse y sanarse es por obligación. Se El estancamiento, evidentemente, está plantea entonces que no puede estar sujeta asociado con la tradición y el pasado, mientras al trauma. que el progreso se halla relacionado con la modernidad y tanto con el presente como con Ahora bien, la liberación no solo tiene que ver el futuro. Este cuadro con las asociaciones con la enfermedad y el trauma, tiene que ver mencionadas nos permite señalar que el también con la tradición y las costumbres. El recorrido narrativo que va del estancamiento al planteamiento de este asunto es complejo y progreso es una progresión que se desarrolla simplificaré. Intuyo que la vivencia intensa del merced a la intervención de actores que trauma se relaciona con la cultura, de acuerdo ordenan, que imponen deberes. No es, como con las significaciones que se desprenden de hemos dicho, un recorrido determinado por la película. La cultura tradicional, la cultura los deseos de la propia Fausta. A la inversa, del campo, de los pueblos pequeños de la el recorrido que va de la regresión, que sierra, tiende a retener y a conservar los niega el progreso, hacia el estancamiento, se temores y sus causas imaginarias. Y anima desarrolla por intervención casi exclusiva de la el goce de los signos y las letras inscritas propia Fausta. Esta afirmación, sin embargo, en el cuerpo y en el discurso de los sujetos puede ser objetada. En efecto, Fausta no por las situaciones traumáticas, conflictivas queda detenida en el pasado porque lo desea, y contradictorias. En oposición, la cultura sino porque, digamos, el pasado la posee, moderna, la cultura urbana, orienta en cambio tanto por el trauma de la violación sufrida hacia la superación de los temores, de los por la madre como por las creencias que fantasmas del pasado. La cultura de la ciudad sostienen su pervivencia. Si la joven también es una cultura optimista y festiva que mira tiene miedo es porque ha recibido de la madre hacia el cambio y hacia el placer. La cultura que ese sentimiento y, según las creencias, lo ha se presenta en las barriadas específicamente recibido sobre todo de la leche materna. Ha es alegre, creadora, tolerante. No hay entre sido la transmisión corporal, una transmisión sus habitantes apetencias envidiosas, odios de marcas o huellas o letras o inscripciones 92 cultura sur
  • 92. Nota crítica a La teta asustada del cuerpo de la madre al cuerpo de Fausta, a Fausta y la mantienen detenida. Esas son la que ha determinado su existencia. Pero las creencias de las que se libera mediante intuyo que Fausta vuelve al pasado porque las acciones pragmáticas e incrédulas de los puede y quiere. Es un recorrido más cómodo actores participantes del mundo moderno. En y sencillo. No ocurre lo mismo en su trayecto el mundo moderno, los mitos y la religión que hacia el futuro y al progreso. Se dirige hacia aprisionan y estacan están desapareciendo, allí porque la dirigen, porque se deja ir, incluso y ello permite la liberación de los traumas. cuando descubre los valores que posee: las Sólo voy a referirme a un punto más. Fausta canciones que compone y su belleza. Con (que dicho sea de paso, es evidentemente el esos descubrimientos que le dan un saber centro de referencia de la película, lo que se sobre sí, un saber de lo que puede y de lo que expresa en los primeros planos de su rostro tiene, no asume el rol de un sujeto que lucha y en los despliegues —desembragues— por lograr lo que quiere, ni que es capaz de enuncivos como en el de la escena de la negociar. Salvo el débil gesto de tomar las piscina embragados a su vez en su mirada) perlas que la patrona le ofrece a cambio de logra sanarse y liberarse de los traumas sus canciones y mantenerlas en la mano con debido a una intervención médica. Un último el puño cerrado. desmayo obliga a sus familiares a llevarla Es el mundo de la ciudad, el mundo moderno el que juega un rol fundamental en el cambio. El mundo pragmático de los pueblos jóvenes, capaz de enterrar a sus ancestros sin considerar si el lugar donde se hace el entierro es sagrado o no lo es, consideración que da el indicio de una mentalidad que asume la muerte como un hecho más de la vida cotidiana y ya no como un suceso simbólico importante. La muerte en ese universo marcaría sin más el fin definitivo de la existencia y no el paso a otro mundo, ni la transubstanciación, ni la migración a otro cuerpo. La muerte solo se refiere a la muerte. Todo lo contrario a lo que ocurre en el mundo mítico de los pueblos andinos. Allí la muerte se asocia a lo sagrado. Los muertos tienen alma o se convierten en almas que transitan a otros mundos. La muerte señala el paso a otra esfera de vida. No hay muerte propiamente dicha. En el otro mundo, las personas convertidas en alma siguen viviendo y aquellas que no han sido honradas tras su muerte o que han muerto de un modo anómalo se convierten en almas al hospital, donde le extraen la papa que se en pena, que atormentan y amenazan a los había introducido en la vagina. La intervención muertos. Quienes no han recibido un entierro quirúrgica es una acción del saber científico adecuado o han muerto en circunstancias occidental, y termina por definir el estado raras y de modos inesperados pasan a un de libertad psicológica hacia el que Fausta mundo intermedio entre el de los vivos y el comienza a dirigirse desde la muerte de la de las almas, un mundo en el que llevan una madre. Se ve en esta acción, más que en las existencia desgarrada. Presas de infinitos anteriores, que su liberación y sanación es un dolores y de impulsos asesinos indómitos asunto que se le va imponiendo y que procede hacia los seres vivos. Esas creencias atenazan del mundo moderno. cultura sur 93
  • 93. Javier de Taboada CULTURA SUR TEATRO Hernando Cortés y el teatro peruano del siglo XX Ernesto Ráez* eraezm@gmail.com Consideraciones citando el famoso fragmento de los preliminares comentarios de Hamlet a los actores, Escena II, Acto III, en traducción de Luis Astrana Marín para Aguilar; que, aunque discutible Presentar las 28 obras distribuidas en más de en muchos pasajes, nos sirve perfectamente mil páginas de los seis tomos del corpus total, para los fines de esta exposición: a la fecha, de la dramaturgia de Hernando Cortés no hubiese sido posible si el autor, Que la acción corresponda a la palabra en un gesto de profunda amistad y confianza y la palabra a la acción, poniendo un especial cuidado en no traspasar los no hubiera depositado en mí, cuando aún se límites de la sencillez de la Naturaleza, encontraban inéditos, los textos que hoy llegan porque todo lo que a ello se opone, se felizmente al universo lector. Cumpliré, pues, aparta igualmente del propio fin del arte dramático cuyo objeto, tanto en su origen la delicada tarea a mí encomendada esta como en los tiempos que corren ha sido noche histórica con la ternura y la satisfacción y es presentar, por decirlo así, un espejo que genera en el alma el recuerdo de los años a la Humanidad, mostrar a la virtud sus propios rasgos, al vicio su verdadera vividos y ver logrados los sueños de un amigo. imagen, y a cada edad y generación su fisonomía y sello característico. Como todos los buenos dramaturgos de la * Universidad Científica cultura occidental-cristiano-libertaria son en Pues bien, aquí podría terminar mi del Sur. algo discípulos de Shakespeare, comenzaré presentación, porque todas las obras 94 cultura sur
  • 94. Hernando Cortés y el teatro peruano del siglo XX de Hernando Cortés responden a estas teatro, que muy pocos dramaturgos han abordado intenciones con maestría y fidelidad. Pero, la temática histórica —verdadera falencia de como quiera que igualmente las creaciones la producción dramatúrgica nacional—, y los robustecen su significación en la medida en problemas de la identidad; en fin, que su relación que se arraigan a los problemas históricos de con el teatro ha sido tangencial o parcial, sin llegar su país, voy a compartir con ustedes algunas al compromiso total que caracteriza la trayectoria reflexiones que refrendan la trascendencia de de HC. la producción dramática de HC, rigurosamente comprometida con el Perú. Si dejamos los planos generales y pasamos a los planos de detalle veremos que hay contados El espectro de sus creaciones ofrece variadas ejemplos de teatro histórico como Manuel Nicolás perspectivas y propuestas estilísticas que Corpancho, en Olaya o El barquero y el virrey. abarcan desde esclarecedores enfoques Pero la confrontación de sus personajes se del perfil histórico del hombre peruano, de constriñe a una retórica de lo patriótico sin incidir la realidad nacional y del proceso ideológico en una confrontación dialéctica que esclarezca al que tenemos que remitirnos para definir las repercusiones históricas del suceso. Como nuestra identidad en el concierto de las Hernando, la temática urbana de Eckhardt Pastor naciones del mundo, hasta planos íntimos de en Del 96 al 36 va más allá del cuadro costumbrista inquietud existencial y vivificante erotismo; y pinta los cambios de las transformaciones de características que ningún dramaturgo Lima. Pero se limita a enfrentar un ayer romántico peruano del siglo XX reúne en su conjunto y un hoy práctico y, aunque cita la famosa frase como HC. Añádase a esto que no se trata de de Manuel González Prada («Los viejos a la la obra de un dramaturgo ocasional, sino la de tumba…», etc.) no logra superar la ligereza del un hombre de teatro, de reconocido talento, sainete. que ha demostrado en sus producciones conocimiento y dominio de los recursos de la Posición insular es la de Juan Ríos Rey, porque es teatralidad. el único que se propuso crear la tragedia nacional y, para esta empresa, apeló a la leyenda de los Comparando las obras que me confió con la hermanos Ayar o trasladó a nuestro ambiente los creación de los más importantes dramaturgos grandes mitos grecolatinos. Su verbo poético, peruanos del siglo próximo pasado, es mi viril y musical logra ilustrar el mito pero no llega conclusión preliminar que esta noche en el a la revelación del ser que la tragedia reclama. ICPNA de Miraflores podemos regocijarnos de En Los desesperados incide sobre un hecho al fin entrar en contacto con la obra total, a la político de actualidad, mas no para cuestionar sus fecha, de quien es, si no el mayor dramaturgo dimensiones políticas, sino como motivación para peruano del siglo XX, indiscutiblemente una la manifestación de las inquietudes personales de de las más importantes figuras de la historia los protagonistas. del teatro peruano contemporáneo. Sebastián Salazar Bondy, por la destreza de su diálogo y por su presencia promotora y crítica, es el que más se acerca a la obra de Cortés. Su teatro Revisión de algunas obras de teatro histórico se centra en las individualidades de sus significativas del siglo XX protagonistas Rodil o Flora Tristán. El núcleo de sus obras es de aliento costumbrista y, cuando Un vuelo de reconocimiento de las obras comenzaba a proyectarse en El rabdomante hacia de teatro peruanas del siglo XX, a partir de temas más allá del costumbrismo, su muerte Leonidas Yerovi, agudo costumbrista, nos prematura truncó la obra mayor que anunciaba. permite comprobar que algunos creadores son exclusivamente dramaturgos y no Enrique Solari plantea una trilogía de dramas hombres de teatro, que otros son escritores ubicados en cada uno de los tres grandes que eventualmente han escrito obras de medios geográficos del Perú. La costa en Ayax cultura sur 95
  • 95. Ernesto Ráez Telamonio; la selva en La mazorca y la sierra Su tetralogía Cercados y cercadores ofrece en Collacocha, logrando en la tercera posicionar descarnados cuadros de nuestra clase media el sentimiento de un sector de la intelectualidad baja. Otro autor marcadamente citadino es Juan peruana sobre el desarrollo del país. Pero los Rivera Saavedra. Los mejores momentos de discursos del Ingeniero Echecopar se consumen su prolífica producción, Amén, Medio kilo de en el idealismo. Sarina Helfgott escribe teatro pueblo, corresponden a la etapa en que practicó histórico en Antígona, donde la figura de Javier la creación colectiva con autor al lado de Jorge Heraud es evocada líricamente, porque el tono Chiarella en Alondra; y posiblemente a su primera mayor de Sarina es poético simbolista. Lo mismo etapa de teatro de humor negro y del desconcierto, que el de Julio Ortega, que en Mesa pelada cuyo clásico ejemplo es Los Ruperto. Convendría que escribiera menos nuevas obras y revisara [...] ofrece variadas perspectivas y más su interesante producción. Alonso Alegría, propuestas estilísticas que abarcan cuya vocación de escritor alentó Hernando, tanto desde esclarecedores enfoques en la galardonada El cruce sobre el Niágara como en El terno blanco y Daniela Frank ofrece del perfil histórico del hombre convincentes imágenes sobre los esfuerzos peruano, de la realidad nacional y del de los hombres para comprenderse; pero, no podrían identificarse ni en la temática ni en los proceso ideológico al que tenemos personajes de su teatro comportamientos que que remitirnos para definir nuestra develen nuestra identidad. Lo que sí se da en César Vega Herrera, premio internacional Tirso de identidad. Molina por Qué sucedió en Pazos. Vega Herrera dramatiza las guerrillas del 65 como una pugna aborda frontalmente situaciones en las que nos de los protagonistas con su intimidad. También sentimos diseñados. Ipacankure, El padrino ha abordado los problemas de la urbe limeña en son hitos de la mejor dramaturgia peruana de Balada de la dirección correcta e Infierno peruano. esclarecimiento. Ojalá que se lleve pronto a No tenemos noticia de su producción posterior. escena Ari, ari, guaguamundo, que trata sobre el universo de Guamán Poma. Esta obra inédita aún, El año pasado cumplió 40 años de publicado la he conocido por mi fraternal acercamiento con Teatro campesino, de Víctor Zavala Cataño, César. En ella se emplean novedosos y acertados dramaturgo y director que reivindica la figura tratamientos del tema histórico. También hace expoliada del indio. Continúa esta línea Áureo teatro para niños, como Hernando. Sotelo Huerta en El Huancapetí está negreando y, sobre todo, en Karadoshu, el alma de Emiliano Así como Hernando, han desarrollado el tema de Pantoja. Últimamente se ha dedicado más al teatro la guerra sucia: Contraelviento, de Yuyachkani, biográfico: Santiago Antúnez de Mayolo, Raimondi Contacto, de Ricardo Velásquez, El hueco en la y Barranca, Taita Cáceres. Eduardo Valentín, pared, de Ismael Contreras. Conjuntamente con director del grupo Barricada, de Huancayo es un El caballo del libertador y Pequeños héroes, de creador profundo que alcanza tonos optimistas Alfonso Santistevan, encuentran recursos para trascendentes en Voz de tierra que llama y otras referirse al presente inmediato sin naufragar en la obras de fuerte raigambre andina. mera crónica informativa o de denuncia. Vladimir, de Santistevan, retrata críticamente la frustrada Julio Ramón Ribeyro, si sólo hubiera escrito generación del setenta. Como lo hace Eduardo Santiago el pajarero, merecería un lugar Adrianzén en El día de la luna. La obra de César privilegiado en la dramaturgia nacional. Grégor de María nos retrata con matices esperpénticos Díaz, a quien la muerte segó en su plenitud en Escorpiones mirando al cielo y en A ver un creativa, aborda a los peruanos marginados de aplauso. Su teatro es fundamentalmente un teatro la urbe y lleva por primera vez a la escena el de atmósferas. personaje del obrero en La huelga, o el ambiente del callejón en Los del 4 y el submundo lumpen Entre las dramaturgas importantes podemos en el esperpento Réquiem para siete plagas. mencionar a Estela Luna por Eva no estuvo aún 96 cultura sur
  • 96. Hernando Cortés y el teatro peruano del siglo XX en el paraíso (primera obra peruana que abordó Hernando Cortés, la marginalidad de la mujer), Qué tierra heredarán hombre de teatro los mansos (sobre el futuro de la irresponsabilidad con el medio ambiente), y El hueso del horizonte Valga aclarar que en esta afirmación ha pesado (cruento cuadro sobre la situación de nuestra la trayectoria de HC, quien es posiblemente el juventud y la desastrosa condición de la educación hombre de teatro mejor informado sobre los nacional). Sara Joffré, mujer de teatro de gran diferentes aspectos de nuestro arte en el Perú. significación promotora en nuestra escena ha Dramaturgo, director, actor, crítico, investigador y tratado los vericuetos del abuso y de la injusticia y maestro que viene bregando desde la década del la situación de abandono de nuestros niños en Se cincuenta en nuestra escena. administra justicia, Una obligación y En el jardín de Mónica. Celeste Viale, En un árbol sin hojas y Lo conocí en 1959 cuando dirigió Recordando Dos mañanas, desde las relaciones laborales y la con ira, de John Osborne, líder del grupo de los vida familiar accede a logradas versiones críticas iracundos ingleses, montaje que Gaby Legrand de nuestra idiosincracia. Maritza Kirchausen produjo y actuó, y en el que participamos Vlado metaforiza la sociedad peruana desde la figura Radovic, actor de recio temperamento; Dalmacia del padre en Simplemente de negro. María Teresa Samohod, excelente actriz de impactante Zúñiga, directora del grupo Expresión de Huancayo presencia, y yo, que había egresado de la ENAE ha creado un teatro de fuertes imágenes contra la en 1957. Las funciones fueron en el auditorio de la violencia y la deshumanización. Corazón de fuego radioemisora 1160, que funcionaba en la Avenida se ha inspirado en las historias de los huancas. Alfonso Ugarte. Después tuve oportunidad de Zoelia y Gronelio, Mades, Medus, la ubican como gozar de su excelente nivel de lectura interpretativa una de las voces más singulares de nuestra cuando, en el antiguo Instituto Mariátegui, realizó escena. También ha hecho un excelente teatro un ciclo de lectura de poetas contemporáneos, para niños. Antígona, de José Watanabe, nos acompañados por la imagen del poeta interpretado hace lamentar la sensible pérdida de tan talentoso esa noche y por comentarios de ubicación de escritor que recién había comenzado a hollar en sus creaciones. En ese ciclo Hernando me la dramaturgia. descubrió a Nazim Hikmet, poeta turco del que, años después, yo llevaría a escena Leyenda de Encomiables son las creaciones colectivas amor, con escenografía de Octavio Santa Cruz. contestatarias de Yuyachkani: Allpa Rayku, Adiós En un período donde recién había comenzado Ayacucho, Hasta cuándo corazón. Maguey nos la difusión masiva de la poesía de César Vallejo, ha brindado El cuento del botón y Ande por las vía la colección Populibros de Manuel Scorza, calles. Una voz singular en creación colectiva son HC creó en 1958, a sugerencia de Julio Ramón Los Audaces, de Arequipa. Las obras de Vichama, Ribeyro, Voy a hablar de la esperanza, obra en Arena y Esteras, de Villa El Salvador, nos hablan la que se recogían algunos versos de Vallejo y de la vida nacional desde la problemática de la para la que Alejandro Romualdo Valle diseñó la emblemática población a la que pertenecen. escenografía. Se estrenó con notable suceso en Cuatrotablas, sondea la figura de José María el local de la AAA, cuando en Lima los hechos Arguedas en La agonía y la fiesta y alcanza culturales tenían tanta repercusión como hoy planos de ironía reflexiva de la actualidad en sus los conciertos de rock. Repercusión, digo, no la reiteradas versiones de Oye. Fenómeno que se afluencia de público. repite en las secuelas de Pataclaun y, desde otra dimensión espectacular, en las producciones del Jalonar las inolvidables interpretaciones de circo teatro La Tarumba. Hernando en Informe para una Academia, La muerte de un viajante, Quién le tiene miedo a Pero ninguno de ellos reúne el conjunto de Virginia Wolf. Su trabajo directriz en El Tábano. El cualidades que se pueden enunciar en Hernando logrado montaje expresionista de El mutilado de Cortés. Comparten una parte de sus cualidades, Ernst Töller en el teatro La Cabaña. La hermosa pero él tiene la virtud de integrar todas en su y vibrante composición de poemas cubanos a la persona creadora. que denominó Cuba, tu son entero, espectáculo cultura sur 97
  • 97. Ernesto Ráez por el que TELBA fue invitado a ese país. La innumerables versiones de las más destacadas dirección épico brechtiana, la primera que se hizo actrices peruanas; recordamos en especial las de en el país, en el local de Histrión, de Santiago Aurora Colina y Delfina Paredes. Justamente un el pajarero, de su entrañable amigo y compadre migrante de la sierra es el vapuleado protagonista Julio Ramón Ribeyro, con el cual compitiera en de La gran Lima (guía para turistas). los años estudiantiles para escribir Oh, paraíso, mientras que Julio Ramón creó El último cliente. En su teatro histórico, del tomo II, como De Ribeyro también dirigió Atusparia, obra que el demostración de su permanente inquietud mismo Julio Ramón había calificado como teatro creativa, La verdadera crónica de la conquista del para leer. Y tantas creaciones escénicas que dejo Perú, abreviada luego como Los conquistadores, de enumerar para continuar con la presentación introduce escenas de teatro de la crueldad. de los tomos IV, V y VI con los que se completa la Completan la trilogía Los libertadores y Los edición de su producción dramatúrgica total. patriotas, en las cuales es digno de puntual análisis el empleo de corales y canciones en quechua y ¿suajili?, que cumplen una función reivindicatoria Panorama crítico de la del indio y del negro, sectores marginados dramaturgia de Hernando Cortés históricamente en la sociedad peruana. HC supera todo antecedente de tratamiento de esta Los títulos de cada uno de los seis tomos nos temática en nuestro teatro, incluidos los dramas hablan de un autor preocupado por las diversas biográficos de Alfonso La Torre: El halcón y la caras de la ciudad capital y el proceso histórico del serpiente, Garcilaso, Vallejo, Santa Rosa, como país que, como escasos dramaturgos peruanos, anota en el prólogo Pablo Macera: «las tres diseña con precisión y dolorosa objetividad que no obras de este libro vinculan tres de los momentos excluye la ironía y el humor reflexivo. Variados son históricos más decisivos del Perú: La Conquista los estilos que ensaya en sus diferentes obras de Occidental, la Independencia Criolla y la Guerra tema histórico, sociopolítico y existencial, entre las con Chile», antecedentes que han influenciado en cuales también hay teatro para niños y jóvenes. el comportamiento nacional presente. I Trilogía limense El tomo IV demuestra su preocupación por los La Ciudad de los Reyes (1967) problemas más álgidos de la actualidad y ofrece Estación Desamparados (1985-93) una trilogía de la violencia. Tierra o muerte, La gran Lima (guía para turistas) (1994, con en torno a los luctuosos años del terrorismo, Prólogo de Alberto Villagómez) Santo Oficio, sobre la generación de violencia en el ejercicio del poder en los regímenes II Teatro Histórico totalitarios y Máscaras negras, en la que trata Los conquistadores (1969-88) con sarcasmo a los dictadores políticos, a partir Los libertadores (1990-94) una comedia homónima de Leonidas Andreiev. Los patriotas (2001, con prólogo de Pablo Macera) Como quiera que la violencia es mal endémico de nuestro proceso como país, esta trilogía IV Trilogía de la violencia puede considerarse continuación paradigmática Tierra o muerte (1984) del teatro histórico, visión de las consecuencias El Santo Oficio (1963-96) de un pasado de traiciones e indefiniciones que Máscaras negras (2002, con prólogo de Aníbal ha diseñado el escenario histórico, el teatro del Quijano) Perú, como apunta Aníbal Quijano en el prólogo correspondiente. A pesar de los atisbos de De la trilogía limense, del tomo I, han sido esperanza que da el autor, como el simbólico publicadas anteriormente La Ciudad de los Reyes nacimiento de un niño en Tierra o muerte, este (1967) y Estación Desamparados (1985). La conjunto de obras habla con dolor y sarcasmo primera sigue la composición que Brecht le diera del hoy que vivimos, donde hace poco nuestro a Terror y miserias del Tercer Reich, uno de cuyos verborreico primer mandatario, sin considerar cuadros, Abuse usted de las cholas, ha merecido la viga de su ojo, pudo calificar imprudente e 98 cultura sur
  • 98. impunemente a un sector de peruanos como ciudadanos de segunda categoría. Esa es nuestra cruda realidad, en palabras del prólogo de Aníbal Quijano: «Ni plena y estable ciudadanía hacia adentro, ni plena soberanía territorial, ni autonomía nacional hacia fuera. Ni identidad, ni democracia, ni paz, mientras no hayamos logrado liberarnos de la colonialidad/modernidad eurocéntrica». Ante esta comprobación, el teatro para chicos de HC se lee como un legado de esperanza. III Trilogía para chicos Historia del tonto que movió las montañas (1990) Historia del loco que rehizo el mundo (1996) Historia de la esclava que encendió la libertad (1998, con prólogo de Ricardo Dolorier) En el tomo III de su producción para niños y jóvenes, desarrolla de manera dinámica, cantarina y marcadamente lúdica tres historias ejemplares para ser recordadas. La primera acerca a nuestra realidad la fábula china en la que se basa, instalándola en un ambiente campesino y empleando términos quechuas, lo que termina por transformarla en lo que bien podría ser una leyenda peruana sobre la capacidad de todos los seres humanos reunidos para construir su felicidad, y así como en Masa, de Vallejo, la solidaridad universal puede resucitar un muerto, aquí es capaz de mover las montañas. La segunda historia traslada a la cultura campa, de nuestra selva, el meollo argumental de Leonce y Lena, de Georg Büchner. La participación de las alegóricas figuras del sol y la luna, como en la pieza anterior de las montañas, dan una dimensión telúrica a la fuerza del amor para transformar el mundo. Y, por cierto, en esta suma de valores no podía faltar la libertad y de ella trata la tercera historia, en la que sirve de referencial contrapuntístico la aventura de Gaiferos, que presenta el retablo de Maese Pedro en el capítulo XXVI de la segunda parte de El Quijote, de Cervantes. Y la histórica y legendaria presencia de Manuelita Sáenz, la amante del libertador Simón Bolívar. Apelando al recurso del teatro dentro del teatro y alternando historias de El Quijote, teje una situación en la que la esclava Jonotás, llamada por sí misma Juana Rosa, al intentar ser reprimida por los aliados del cónsul norteamericano, se enciende como antorcha de la libertad, que a todos restaura la dignidad. Hay un derroche de ingenio y teatralidad en esta obra que cultura sur 99
  • 99. Ernesto Ráez reconforta a quien, como yo, ha dedicado su vida del amor, teniendo como ubicación la legendaria al teatro para niños y jóvenes y permanentemente ciudad incaica. A ellas me voy a referir, como ha abogado por su excelencia y crecimiento. Pero, avance final de presentación de este sustancioso tal vez la sorpresa mayor de esta obra está en que banquete teatral que es leer las obras de HC. este piurano nuestro de cada día por fin menciona en ella a su tierra natal y algunos de sus conocidos El amor es un sueño (fantasía), Los imprevistos potajes tradicionales y se reivindica; ya que en del amor (romance), No hay amor sin batalla todo aparece lo peruano, no podía olvidarse de lo (comedia), Como la muerte es el amor (tragedia), piurano que es peruano, peruanísimo, guá. Con el amor no se juega (aventura), Una ardua noche de amor (grotesco), El amor acaba con la V Fantasmas y otras piezas breves (1962-75) muerte (drama). Fantasmas I, II, III, El juego de damas del caballero, Collage, Oh paraíso, ¿ Y la piedad?, Como detalle resaltante, aquí HC no recurre para Paso a nivel, Mane, Thecel, Phares. Con prólogo prologar el tomo a una voz contemporánea y de Ernesto Ráez cercana como Alberto Villagómez, Pablo Macera, Ricardo Dolorier o Aníbal Quijano sino que cita La lectura de las obras de los tomos V y VI surca un poema del romántico alemán Federico Schiller por cauces de intimidad, lirismo y erotismo, no para subrayar su intención de rescatar en las exentas de amargura tanática y asomos de alturas todos los colores y todos los tonos de la pesimismo o desencanto. vida que los dioses, al irse, se llevaron consigo. Las piezas breves del tomo V testimonian ¿Dónde estás mundo encantado? vicisitudes del aprender a ser humanos. Del Sí, los dioses se marcharon llevándose consigo escapismo al compromiso, las obras recorren la Todos los colores, todos los tonos de la vida. escala de la angustia existencial que finalmente Arrancados del diluvio de los tiempos Flotan aún, salvados del naufragio, en las alturas. Y así como Thomas Mann en La muerte en Venecia, HC nos escribe El amor es un sueño desarrolla en los límites de la ficción científica el encuentro de dos de El amor en Machu Picchu, que es aviadores cuya nave sufre desperfectos y cae como decir el más alto sentimiento en plena selva, encontrándose con una sociedad de sobrevivientes del Antisuyo que, desde la humano en la cumbre de los tiempos, Conquista, han permanecido ocultos en la ciudad en el nido de las águilas, en la morada secreta de Machu Picchu. Uno de los aviadores (Juan) se enamora de la nativa Coyllur (Estrella) y inicial de lo terrestre. es correspondido. A pesar de la prohibición, huyen, es superada por la solidaridad y el amor. Y y en la urbe nadie les cree su historia. De pronto, esta adhesión militante al amor de casi toda la Juan despierta en el Hotel de Machu Picchu producción dramática de HC, se ratifica en el para comprobar que todo ha sido un sueño. Sin último tomo, ilustrativo de las caleidoscópicas embargo, las figuras de los personajes soñados orientaciones de su dramaturgia. Aquí podría decir se corresponden con las que tienen en la realidad Hernando mientras cierra la puerta de su palacio empleados y huéspedes del hotel. Y, como el creador, como el maestro Gustav von Aschenbach amor bien soñado algún día se concreta hay una a Fedro: «Porque has de saber que nosotros, dama que, por menos estrella más al alcance de la los poetas, no podemos recorrer el camino hacia realización de sus fantasías oníricas, le recuerda la Belleza sin que Eros se nos una y se erija en a Coyllur. Y, una vez más, es el amor el encuentro nuestro guía». con lo mejor de nuestros sueños. . Con el título de Machu Picchu (comedias de En Los imprevistos del amor alterna los encuentros fantasía, de amor y de muerte) desarrolla una serie y desencuentros de dos matrimonios que, en cierto de obras cortas que giran en torno a los avatares modo, han elegido parejas cruzadas. Lo que no 100 cultura sur
  • 100. Hernando Cortés y el teatro peruano del siglo XX se resuelve, por cierto, con que se intercambien Cierra esta serie de fantasías de amor y muerte, las parejas, aunque es lo que queda flotando El amor acaba con la muerte. Isabel, mujer de como posibilidad. Y es el amor una vez más una negocios, cuenta a Anselmo, mozo del hotel de pregunta al destino, como en Anatol, de Arthur Machu Picchu, pasajes de su vida, estableciendo Schnitzler (1862-1931). esa cadena de confianza que a veces se forma entre seres distantes y extraños. Isabel ha venido No hay amor sin batallas nos presenta con fino a las ruinas a fundirse con el último y máximo amor humor las fluctuaciones de calidez y engreimientos de su agitada existencia, el sol. Y, simbólicamente, que envuelven a una pareja de recién casados muere finalmente calcinada por el último amor de curiosamente empeñados la noche de bodas en su vida, que es el primero, que será siempre el matar a una pareja de alacranes. Y es el amor una contenido esencial de este sentimiento que nos vez más dulce ponzoña que a la muerte vence. llena las manos de semillas y hace feraces todas las tierras del mundo. Y tal vez, la ambigüedad del Como el amor es el sentimiento de mayores título demuestra que El amor acaba con la muerte matices que el hombre puede vivir no falta el porque es una fuerza que una vez más y siempre enfoque trágico. Porque el amor no es solo un afirmará la vida. sueño, también Como la muerte es el amor. Y el suicidio aparece como una forma de sacrificarse HC, en esta serie de obras, se proyecta como por él. Y una vez más el amor se entrega a la un guionista incisivo. Las siete son los capítulos muerte para bien del amado, como Ifigenia, «para de una serie que bien podría comprar FOPTUR que pueda finalmente la amada Grecia vencer a para promocionar las famosas ruinas. Y así como Troya». Thomas Mann en La muerte en Venecia, HC nos escribe de El amor en Machu Picchu, que es Las aventuras otoñales del administrador del como decir el más alto sentimiento humano en la hotel, de 55 años, con una estudiante de 18, gira cumbre de los tiempos, en el nido de las águilas, en torno al carácter ocasional que puede llegar a en la morada inicial de lo terrestre. También podría tener el amor sin futuro. Aunque queda bien claro hacerse una hermosa película. al final que Con el amor no se juega porque, una vez más, como siempre, el amor imposible nos En fin, que este HC nuestro de cada día, al que deja huellas de melancolía. tenemos el privilegio de presentar, nos hace herederos, merced a la sabia colaboración y Textos de alto erotismo concluyen la loca aventura acertado auspicio de la Universidad Ricardo Palma, de la turista brasileña Carmen de Vieira Dagoa (65 del valioso acervo de sus obras, cuya valoración, años) y Domingo García (48 años), galán maduro, más detallada que la intentada someramente en guía de turistas extranjeros que en Una ardua esta presentación, permitirá aquilatar y brindarle noche de amor, traicionado por sus bajos instintos el lugar privilegiado que merece este hombre de de estafador y ladrón, es «condenado» a oficiar el teatro quien, sin lugar a dudas, por su fidelidad rito mayor del amor que, cuando lo excluye, puede a los problemas nacionales, por su acendrado hacer del divino placer la tortura más grotesca humanismo, por su lograda exploración de estilos, y cruel. Pues donde se te entrega el paraíso por la profundidad de sus ideas, por su creatividad encuentras el infierno. Como aquel anacoreta siempre renovada, por el amplio abanico de su de Bocaccio que enseñó a la doncella a meter el temática, presentamos como uno de los más altos diablo en el infierno, hasta que los requerimientos valores de la historia del teatro peruano de estos reiterados de la fogosa doncella redentora le tiempos que corren. hicieron reconocer que, su diablo por lo menos, había sido redimido. Y por esos caminos de Miraflores, 25 de enero de 2010 Dios se fue la doncella peregrina, rosa de fuego en mano, a enseñar a tanto diablo erecto por el mundo que hay lugares infernales que pueden ser el paraíso. Y es una vez más el amor verdugo fiero de quien pretenda medrar con él. cultura sur 101
  • 101. CULTURA SUR RESEÑAS Andar, andar Pedro Salinas * patentedecorso@terra.com.pe José Dextre Chacón ANDAR, ANDAR. Cómo disfrutar de un caballo peruano de paso Lima, 2009 Fondo editorial de la UCSUR 218 pp. C omo muchos, me inicié en esta se encapsule y termine siendo exclusivo de afición por el Caballo Peruano unos pocos «entendidos» o «conocedores». de Paso por contagio. Porque la afición por nuestro caballo se adquiere así, El testimonio, es verdad, es importante. Pero por contagio. Por propagación. La afición es la palabra suele tener un poco más de empuje como un germen que se le inocula a uno y o, en todo caso, tiene un grado de efectividad se transmite, se comunica con el trato, y nos distinto y complementario al testimonial. Ya afecta al punto que cambia hasta nuestras conocemos la vieja historia de Moisés en el costumbres y hábitos. Antiguo Testamento. Pero para que este contagio se haga más Moisés fue un instrumento útil de dios, pero extensivo, se requiere de divulgadores. El era una bestia para hablar, un tórpido con la Caballo Peruano de Paso necesita, si cabe, lengua, sabía separar las aguas del mar y * Diario Perú21 y blog: de evangelizadores para que su promoción y hacer trucos de magia, convertir su bastón en lavozatidebida.lamula.pe difusión sea eficaz y la tradición crezca, y no culebra, pero era tosco para expresarse, por 102 cultura sur
  • 102. Andar, andar lo que necesitó de su hermano Aarón, quien andar es un libro bien estructurado, que ha era un buen orador, para persuadir y movilizar desmochado la hojarasca como si de un al pueblo judío. bonsai se tratara y que, por lo demás, está escrito en lenguaje sencillo y amigable, legible Como sea. Lo que quiero dejar en claro, en y que no descuida en ningún momento su esta línea de metáforas y reflexiones, es que carácter coloquial y pedagógico. Y la poca creo que tenemos en Pepe Dextre, autor del jerga que contiene se explica en el acto, cosa libro que aquí reseño, a un inmejorable difusor que el lector agradece. de nuestro caballo, a una suerte de Gastón Acurio de la raza equina peruana, pues su Andar, andar es, en buen romance, como dice libro y su amor por el caballo peruano así lo su autor, «un libro para aficionados», un libro evidencian. para aficionados que tiene la enorme virtud de contagiar el amor y el cariño por nuestro Su libro Andar, andar. Cómo disfrutar de caballo, pues ha sido escrito por alguien que, un Caballo Peruano de Paso, lo he leído se nota, ama al Perú, se identifica con sus de un tirón y casi, casi como una biblia de costumbres y está enamorado perdidamente introducción a este evangelio de la crianza, de del Caballo Peruano de Paso. las cabalgatas, de la afición y de la pasión por nuestro caballo. Mención aparte merece el diseño visual de la edición. Y el arte fotográfico de Juan Y, ojo, que ni exagero ni es patería. Les Viacava, quien es otro convertido a la causa confieso que, en algún momento, yo también del caballo peruano, y cuyo principal logro quise escribir un libro sobre el caballo, y ha sido capturar con destreza la belleza de las fotos también las pensaba hacer con nuestro caballo en sus diferentes facetas, Juan Viacava, quien es el fotógrafo de este en sus diferentes colores, en sus diferentes libro. Pero luego de leer el libro de Pepe, alegorías, presentándolo como lo que es: un descubro que el libro de Pepe Dextre es el animal bello, único y funcional. que me hubiese encantado escribir a mí y, por lo demás, está mejor logrado de lo que yo Los buenos fotógrafos registran imágenes que hubiera podido concebir. nos dejan sensaciones que van y vienen, como el ruido acompasado de las olas del mar. Pues Y lo explico. Cuando se me metió en la cabeza en este compendio de fotos que aparecen el bicho de escribir un libro sobre el caballo de en Andar, andar, hay bastante de eso. Pero, paso, comencé a meterme al cuerpo literatura además, este libro es, desde mi pequeña sobre el caballo peruano (que hay bastante, opinión, también una suerte de álbum de fotos y hasta para niños), y me topé con un escollo del caballo peruano de paso, algo así como un general que, dicho sea de paso, este libro escáner que revela su majestuosidad. sortea muy bien. Por último, debo advertir que Andar, andar ¿Cuál fue este escollo? El escollo de la no es, como señala equivocadamente su erudición. El obstáculo de los tecnicismos. El autor, «un pequeño grano de arena» en la estorbo de la vanidad engolada y campanuda divulgación del caballo. No. Ahí Dextre se del sabihondo. El trance de la jerga intraducible equivoca, patina, resbala. Se niguantea. Este que, a veces, parece chino mandarín. libro es más que eso. Andar, andar es una volquetada de arena en esta difícil labor de En Andar, andar, por suerte, no hay nada promoción del caballo peruano, y yo felicito de eso. No se habla de desmanguillar, ni al autor y al Fondo editorial de la Universidad de zarcear, ni de caballos estacadores, Científica del Sur por el valioso acierto. despichados o que niguantean. No. Andar, cultura sur 103
  • 103. Romper la mano: una interpretación cultural de la corrupción Renatto Merino Solari * renato20jms@hotmail.com Ludwig Huber ROMPER LA MANO. Una interpretación cultural de la corrupción Lima, 2008 IEP, Proética 179 pp. L udwig Huber es Doctor en así que actos de corrupción resultaban útiles Antropología por la Universidad frente a burocracias lentas e ineficientes, Libre de Berlín; además, ha ejercido propiciaban la integración nacional, derivaban la docencia en la Universidad Nacional San las tendencias violentas y revolucionarias Cristóbal de Huamanga y en la Universidad en beneficio del sistema y favorecían la Nacional Mayor de San Marcos. En esta estabilidad nacional. ocasión reseñamos su última producción, en la que se introduce en el tema de la corrupción. Como señala el autor, y al margen de posiciones particulares, el mérito de los «revisionistas» Romper la mano: una interpretación cultural consistió en «la contextualización de la de la corrupción nos ubica en un espacio corrupción», característica que «se ha sociocultural atravesado por múltiples perdido en las publicaciones de los años discursos, pero poco estudiado por las subsiguientes» (2008: 25). Efectivamente, ciencias sociales. El texto consta de 4 desde los años 80 se produjo el giro capítulos que pueden ser divididos en dos temático que impuso los argumentos de los partes. La primera parte (I-II-III) consiste en «moralistas» y la corrupción pasó a ser vista una aproximación al tema desde el punto de como un «cáncer», como algo que no reporta vista teórico, es decir, cómo ha sido trabajado ningún beneficio para la sociedad. Es a partir desde las diferentes perspectivas que se han de este momento que se inicia una especie ocupado de él. La segunda parte (IV) es una de acuerdo global para combatir la corrupción, etnografía que corresponde al trabajo de pues se la entiende como «el principal campo realizado en Ayacucho. obstáculo para el desarrollo económico y la estabilidad política» (2008: 37). La corrupción Destaca la revisión que realiza Huber acerca dejó de ser un tema político y se convirtió en del debate que se produjo durante las décadas un tema fundamentalmente económico; es por del 60 y del 70 entre los «moralistas» y los ello que los estudios contemporáneos analizan «revisionistas». Los «moralistas» entendían la la corrupción «en términos de una elección corrupción como intrínsecamente mala y desde racional individual, que está influenciada por todo punto de vista condenable; mientras incentivos negativos o positivos» (2008: 38). tanto, los «revisionistas» planteaban que, en determinados contextos y circunstancias, La hegemonía de este paradigma podría * Universidad Nacional Mayor de San Marcos. la corrupción podría generar beneficios. Es explicarnos el poco interés mostrado por los 104 cultura sur
  • 104. Romper la mano [...] antropólogos respecto del tema. La visión en la cual virtualmente todos participan» holística de la antropología no resultaba (2008: 91). Esta participación constante de la funcional al planteamiento vigente entre los sociedad es un factor decisivo, pues genera un organismos internacionales, que privilegia las eslabonamiento de conductas que terminan soluciones técnicas antes que la comprensión. convirtiendo a la corrupción en algo habitual. La antropología entiende el fenómeno como No obstante ello, resultaría una simplificación un problema multidimensional, es decir, concluir que en Ayacucho lo normal es la como «una práctica social compleja con sus corrupción, puesto que «la corrupción se variaciones locales, donde se entremezclan denuncia tantas veces como se practica en las prácticas como el nepotismo, el abuso de actividades cotidianas» (2008: 92). La forma poder y la malversación de fondos públicos hegemónica de medición de la corrupción con estructuras particulares de reciprocidad evidencia sus límites frente a una situación y de poderes locales» (2008: 40). Por tanto, así, es por ello que el autor recomienda no abordar el tema a partir de una definición con preocuparse tanto en los números, pues pretensiones universales y traducible a las su función principal es «generar incidencia diferentes culturas —como lo plantean los pública» (2008: 92). organismos internacionales— sirve de muy poco, pues «la corrupción no existe en el vacío La principal limitación del trabajo es la referida social» (2008: 53), sino en medio de «lógicas a las fuentes. Dadas las características culturales» particulares que le otorgan sentido. de la investigación antropológica y las La parte etnográfica es el resultado del trabajo implicancias del tema, el autor se ve obligado de campo realizado en Ayacucho. Acerca del a trabajar con fuentes de «segunda mano», lugar de la investigación, el autor señala: con las interpretaciones realizadas por los actores. La parte etnográfica resulta así una hemos escogido la ciudad de interpretación de las interpretaciones; esto Ayacucho, no porque la consideramos particularmente corrupta sino porque, con le impide profundizar las conclusiones y su condición híbrida entre lo tradicional y termina refiriéndose a ideas ya expuestas. moderno […] nos pareció un escenario No obstante ello, se trata de un trabajo de interesante y adecuado que da cierta representatividad a contextos sociales innegable calidad académica en el cual Huber alcanzados sólo defectuosamente por la combina la rigurosidad del teórico con la modernidad (2008: 14). agudeza sensorial del fieldworker. De esta manera el autor se mueve en un El mayor mérito del texto es plantear un escenario intermedio, de transición; un enfoque interpretativo que facilite —más que lugar en el cual los fenómenos culturales su solución— la comprensión del fenómeno. van generando intersecciones entre la En este sentido, la perspectiva antropológica tradición y la modernidad, lo local y lo global, propicia una «interpretación densa» que, permitiéndole a Huber un amplio terreno de además de contextualizar los hechos, explora observación antropológica. El investigador se la corrupción en sus múltiples articulaciones centra en la «pequeña corrupción», es decir, con los diferentes niveles de la sociedad, en la corrupción que ocurre en la cotidianidad, permitiéndonos una mirada global que cuando se encuentran el ciudadano y amplía el escenario trazado por los enfoques el funcionario público. A partir del sector objetivistas con sus soluciones de laboratorio, educación, Huber encuentra que el discurso tan de moda últimamente, pero tan poco construido sobre la corrupción en Ayacucho eficientes. presenta «la imagen de un Estado corrupto y una sociedad que, en contraparte, se presenta como víctima»; sin embargo, en los hechos, «la corrupción es una práctica generalizada cultura sur 105
  • 105. Santiago López Maguiña CULTURA SUR AUTORES Luis Alberto Arista Montoya Filósofo, profesor universitario de Filosofía y Ciencias Sociales, y periodista. Con estudios de postgrado en la Universidad Complutense de Madrid, en donde actualmente está adscrito como investigador en el Instituto José Ortega y Gasset. Además, labora como profesor investigador del Instituto de Investigaciones de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la Universidad San Martín de Porres. Ha recibido el Premio Nacional de Investigación CONCYTEC (1990) y el Premio Internacional del Instituto Americano del Niño de la OEA (2004). Jenny Canales Peña Comunicadora, interesada por la gestión educativa, la docencia y la comunicación visual. Es magíster en Estra- tegias de Comunicación con un diplomado en Comunicación Empresarial. Ha escrito como coautora el manual Gramática de la imagen bidimensional. Ha dictado asignaturas como Lenguaje Gráfico, Técnicas de Diseño y Tipografía en diversas instituciones del medio. Ha participado en varias investigaciones publicadas sobre edu- cación —en recepción crítica—, cine —entrevistas a cineastas del Perú— y comunicación. Actualmente dirige la carrera de Comunicación y Publicidad en la Universidad Científica del Sur, es directora ejecutiva de Grafi-k Comunicación y Diseño y escribe como blogger invitada en visualmente.blogspot.com. Guillermo Cortés Carcelen Es miembro fundador de la asociación civil Tándem-Gestión Cultural para el Desarrollo, profesor del Área de Humanidades de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, coordinador del Programa de Formación en Gestión Cultural del Instituto Superior del Museo de Arte de Lima y docente del Diplomado en Gestión de Iniciativas y Empresas Culturales de la Facultad de Gestión y Alta Dirección de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Tiene experiencia en la investigación y diseño de proyectos de comunicación, gestión y promoción cultural, turismo y participación ciudadana, en el sector público y privado. Alessandra Dibos Gálvez Es profesora de Ética en la Maestría de Gerencia Social en la PUCP y profesora de Ética y Ciudadanía en la UPC. Es Licenciada en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica del Perú y Magíster en Filosofía de la Educación y en Estudios de Desarrollo por la Universidad de Toronto y el Instituto de Estudios Sociales de La Haya (ISS), respectivamente. Alberto «Chicho» Durant Estudia Economía en los Estados Unidos y Cine en Bélgica e Inglaterra. Tiene una maestría en Comunicacio- nes de la Universidad Católica del Perú. Ha escrito un libro sobre la piratería de películas titulado ¿Dónde está el pirata? Ha dirigido una decena de documentales y seis largometrajes de ficción: «Ojos de perro» (1981), «Malabrigo» (1986) , «Alias la Gringa» (1991), «Coraje» (1998), «Doble Juego» (2004) y «El premio» (2009). Todas han sido coproducciones con América Latina o Europa, han recibido premios en importantes festivales y han sido difundidas internacionalmente. Ha sido jurado en varios festivales internacionales de cine, consultor del Festival de Sundance y del Festival ELCINE de Lima. Ha dictado seminarios sobre dirección y producción de cine en la Universidad Católica del Perú y en la Escuela Internacional de Cine y TV en Cuba. Es miembro del Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Ha sido presidente de la Asociación de Cineastas del Perú y representante de los productores peruanos ante la FIPCA. En 1995 recibió la beca John Simon Guggenheim de Nueva York. Javier Garvich Sociólogo, cursó estudios en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ejerció el magisterio en la Escuela Superior de Periodismo Bausate y Meza y en la entonces Escuela de Teatro de la Universidad Católica. Exiliado en España durante el fujimorismo, fue fundador y después director de Quipu, la primera revista cultural para inmigrantes peruanos en España. Ha colaborado con diversos periódicos capitalinos con artículos sobre cultura y política internacional. Tuvo a su cargo una columna sobre temas del nuevo siglo en el portal informativo de Terra. Actualmente es editor de la Revista Peruana de Literatura, conduce el programa cultural “Dos palabras al viento” en Radio Cielo y redacta el blog literario El lápiz y el martillo: http://lapizymartillo.blogspot.com/. 106 cultura sur
  • 106. Nota crítica a La teta asustada Óscar Infante Barrera Es licenciado en Educación, con especialidad en Arte en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, cuenta con estudios de Maestría en Arte Peruano y Latinoamericano en la especialidad de Historia del Arte en la misma casa de estudios. Actualmente se desempeña como profesor auxiliar en la Escuela de Arte de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Facultad de Artes Escénicas y Literatura de la Universidad Científica del Sur. Santiago López Maguiña Profesor de Semiótica en el Departamento de Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Doctor en Literaturas Hispánicas por la Universidad de Minnesota. Ha publicado numerosos artículos de su especialidad en revistas académicas del Perú y el extranjero. Renatto Merino Solari Licenciado en Antropología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos con Maestría en Antropología por la misma universidad. Se desempeña como docente en los cursos de Antropología, Realidad Nacional e Historia en la Universidad Científica del Sur; de igual manera, enseña el curso de Antropología Jurídica en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM. Ha publicado un texto como autor y otro como coautor para el Seminario de Historia Rural Andina (UNMSM) y colaborado en revistas como Científica, Solar y Lhymen. José de Piérola Escritor peruano que actualmente vive en los Estados Unidos. Desde que dejó su carrera como consultor para dedicarse a la literatura, ha ganado premios literarios en el Perú y en España. Sus cuentos han sido incluidos en antologías publicadas en España, México, EEUU y Perú. Ha publicado las novelas: Un beso de invierno, Shatranj, El camino de regreso y Summa caligramática, así como el libro de cuentos Sur y Norte. Actualmente se desempeña como docente en la Maestría en Creación Literaria de la Universidad de Texas de El Paso. Rommel Plasencia Soto Licenciado en Antropología por la Universidad Nacional del Centro. Magíster en Antropología por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Además, ha realizado estudios de doctorado en Antropología en la Universidad de Sevilla. Se desempeña como profesor de Antropología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, así como coordinador del Departamento Académico de Antropología de la UNMSM y de la Maestría en Antropología de la misma universidad. Ha publicado trabajos sobre etnicidad y estructura social, estudios culturales y turismo. Ernesto Ráez Actor, director, productor, dramaturgo, investigador y profesor de teatro desde 1958. Ha recibido los siguientes reconocimientos: Medalla Juan Pablo Vizcardo y Guzmán del Congreso, Premio Mi Vida en el Arte del ITI Unesco de México, Premio del ITI Unesco del Perú, Premio Municipalidad de Lima por su trayectoria docente, Premio Nacional de Cuento y Teatro para Niños. Ex coordinador para América Latina y el Caribe de la International Drama/Theatre and Education Association (IDEA). Actual Presidente de la Asociación Nacional de Drama/ Teatro y Educación del Perú (ANDE: Perú). Se desempeña actualmente como profesor de la UCSUR. Ha sido Director de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático, Director Nacional de Teatro y Director de Formación Artística del Instituto Nacional de Cultura. Ha presentado ponencias en seminarios nacionales e internacionales y publicado artículos en diversos diarios y revistas. Pedro Salinas Periodista y escritor. Autor de los libros Historias que revientan en la cara, Estamos jodidos, Humaladas, Rajes del oficio y Rajes del oficio 2; y de las novelas Mateo Diez y Álbum de fotos. Ganador del Premio Nacional Periodismo y Derechos Humanos 1994. Actualmente es columnista habitual de Perú.21 y es autor del blog lavozatidebida.lamula.pe. Javier De Taboada Bachiller en Literatura por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, actualmente estudiante de Doctorado en el Departamento de Romance Languages de la Universidad de Harvard. Ganador del concurso de ensayo cinematográfico organizado por la Filmoteca de Lima los años 2001 y 2002. Dictó en la UCSUR un seminario de apreciación cinematográfica en 2006. Actualmente se encuentra trabajando en su tesis de doctorado, donde pre- tende explorar los intercambios culturales con cineastas europeos que han trabajado en América Latina, siendo los casos más visibles los de Buñuel, Eisenstein y Herzog. Ha publicado en Dedo Crítico, Lhymen, Tinta Expresa y Tren de Sombras. cultura sur 107
  • 107. CULTURA SUR INSTRUCCIONES PARA LOS AUTORES L a revista Cultura Sur tiene como objetivo difundir los temas relacionados con la cultura y el arte, con énfasis en aquellos que los vinculen con la creatividad, el desarrollo social, la construcción de ciudadanía y de una sociedad inclusiva y justa. Está dirigida a investigadores, docentes, artistas, estudiantes y, en general, a toda persona interesada en conocer, reflexionar, plantear propuestas y debatir ideas acerca de la realidad cultural contemporánea. Cultura Sur publica trabajos originales e inéditos. Está abierta a recibir colaboraciones; además, puede incluir trabajos presentados a congresos científicos pero no publicados por sus organizadores u otros. Los trabajos propuestos deberán ser remitidos por sus autores al director de la revista, incluyendo teléfonos y una breve hoja de vida profesional, vía correo electrónico a la siguiente dirección: revistaculturasur@ucsur.edu.pe Deben tomarse en cuenta las siguientes características: 1.- El texto completo debe ser escrito en formato Microsoft Word, tamaño de página A4, márgenes izquierdo de 3 cm, derecho 3 cm, superior 3 cm, inferior 2 cm. Espacio 1.5, en tipo de letra Arial, tamaño de fuente 12. La extensión debe ser de 3 000 palabras para los artículos y de 2 000 para las reseñas. El alineado del texto deberá estar justificado. 108 cultura sur
  • 108. Instrucciones para los autores 2.- Si el texto incluye gráficos o figuras, estos deberán estar en formato TIFF a una resolución mayor de 500 dpi. Deben estar enumerados correlativamente e incluir autor y la leyenda respectiva por cada uno. 3.- Los idiomas de publicación son dos: español e inglés. 4.- Los nombres del autor o los autores van después del título de la siguiente manera: nombre(s), apellidos, filiación institucional y correo electrónico. 5.- Se presentarán dos resúmenes, uno en español y otro en inglés (abstract) con extensión de entre 100 y 150 palabras. Después de cada resumen se deberán incluir entre 3 y 5 palabras clave en español y en inglés. 6.- Las referencias bibliográficas se harán según las indicaciones de APA Harvard al respecto. 7.- Las colaboraciones deben ir acompañadas de una breve nota biográfica que describa las actividades académicas e institucionales del autor o los autores. 8.- Los colaboradores tendrán derecho a un ejemplar de la revista. 9.- Los textos recibidos como propuestas para incluirse en la revista, serán remitidos a dos especialistas en el tema o campo de estudio para su revisión. Estos árbitros enviarán su opinión dentro de los 30 días calendario siguientes. En caso de controversia, el Comité Editorial dirimirá en un plazo de 15 días más. Después de ese plazo, el autor será informado vía correo electrónico sobre la aceptación o declinación de publicar su texto. cultura sur 109
  • 109. Cultura Sur Revista de Arte y Cultura Revista CULTURA SUR 1 Nº1 revistaculturasur@ucsur.edu.pe Fondo Editorial. Universidad Científica del Sur. Cl. Cantuarias 398. Miraflores. Lima 18, Perú. Tel.: +511 6106400 anexo 164 Tiraje: 600 ejemplares. Canje o donación.

×