Pan Diario 28 De Enero De 2009
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Pan Diario 28 De Enero De 2009

on

  • 1,650 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,650
Views on SlideShare
1,649
Embed Views
1

Actions

Likes
0
Downloads
17
Comments
0

1 Embed 1

http://www.nuestropandevida.blogspot.com 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Pan Diario 28 De Enero De 2009 Pan Diario 28 De Enero De 2009 Presentation Transcript

    • Armados y extremadamente efectivos Efesios 6:10-18 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra . . . huestes espirituales de maldad. Efesios 6:12
      • Hace algún tiempo, se les confiscó sus armas a los oficiales de la policía en Tijuana, México. Se sospechaba que algunos de ellos habían estado confabulados con narcotraficantes. Al principio, temiendo por su seguridad, la policía dejó de patrullar. Pero finalmente, algunos de ellos regresaron al trabajo —llevando hondas. Pasaron tres semanas antes de que se les devolvieran sus armas, que eran más efectivas.
      • Aunque todos recordamos a un pastorcito que usó una honda y una sola piedra lisa con gran éxito en su encuentro con un gigante (1 S. 17), muy pocos de nosotros habríamos tenido la valentía de enfrentar violentas amenazas armados con una protección tan enclenque. Pero cada día, aunque a menudo estamos mal preparados, sí enfrentamos una amenaza. Como creyentes, luchamos contra un enemigo que no podemos ver. Nuestra lucha no es «contra sangre y carne sino . . . contra huestes espirituales de maldad» (Ef. 6:12). Sin embargo, el resultado de esta batalla es seguro, Jesús es el vencedor; y usando la armadura y las armas que Él provee, podemos «resistir» (v. 13). Luchamos con Su poder y Su fuerza.
      • Cada día debemos ponernos la armadura de Dios —la coraza de justicia, el escudo de la fe, y la espada del Espíritu, la Palabra de Dios (vv. 13-17). La preparación y la protección son la clave para ganar las batallas espirituales.
    • La victoria espiritual sólo viene para aquellos que están preparados para la batalla.
    • Lectura Bíblica: Efesios 6:12
      • 12  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
      •  13  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
      •  14  Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad,  g  y vestidos con la coraza de justicia,  h 
      •  15  y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.  i 
      •  16  Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 
      • 17  Y tomad el yelmo de la salvación,  j  y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 
      • 18  orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 
      • 19  y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,
      •  20  por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.
    • Biblia Diario Vivir
      •  6.12  Estos gobernantes malignos, seres satánicos y príncipes de las tinieblas, no son personas sino ángeles caídos a los que Satanás controla. No son simples fantasías, son reales. Enfrentamos un ejército poderoso que tiene por meta destruir la Iglesia de Cristo. Cuando creemos en Cristo y nos unimos a su Iglesia, estos seres vienen a ser nuestros enemigos y emplean todo tipo de ardides para apartarnos de Cristo y hacernos pecar otra vez. Aunque estamos seguros de la victoria, debemos batallar hasta que Cristo venga, porque Satanás lucha constantemente en contra de todos los que están del lado del Señor. Requerimos de poder sobrenatural para vencer a Satanás y Dios nos lo puede dar a través del Espíritu Santo que está en nosotros y su armadura que nos rodea. Si se siente desanimado, recuerde las palabras de Jesús a Pedro: «Sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella» (  Mateo 16.18  ).