Your SlideShare is downloading. ×
0
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Pan Diario 08 De Julio De 2009

136

Published on

Published in: Travel, Entertainment & Humor
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
136
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La máquina del tiempo Lectura: Apocalipsis 21:1-4 “Pues mucho más, estando ya justificados en Su sangre, por Él seremos salvos de la ira” — 2 Pedro 3:8
  • 2. En 1896, H. G. Wells publicó un libro titulado La Máquina del Tiempo, un cuento imaginativo acerca de un científico que construye una máquina que puede transportar a alguien a través del tiempo. Al viajero del tiempo le preocupa el futuro, no el pasado. Al igual que muchos científicos, él cree que el «progreso» le dará a la raza humana la capacidad para construir un mundo mejor. Pero en el libro de Wells esta historia de ciencia ficción no tiene un final feliz. El protagonista viaja millones de años al futuro. Allí el mundo se ha vuelto frío y oscuro. Mientras cae una nieve sombría, él ve los últimos remanentes de la vida esperando la extinción. Totalmente asqueado del ocaso de la vida en nuestro planeta, el científico regresa a su tiempo original para informar de su angustia. La visión bíblica del futuro es muy diferente. Nos dice que Dios es el Señor a lo largo del tiempo mismo: «Para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día» (2 Pedro 3:8). Podemos ser optimistas en cuanto al futuro porque Dios sustituirá nuestro mundo por uno nuevo. En esos nuevos cielos y nueva tierra experimentaremos la bendita comunión con nuestro Creador por toda la eternidad (Apocalipsis 21:1-4). Aun ahora, Jesús está preparando un lugar para aquellos que Le aman (Juan 14:1-3), un lugar donde «ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor» (Apocalipsis 21:4).
  • 3. Reflexión: Jesús está preparando un lugar para nosotros, y nos está preparando a nosotros para ese lugar
  • 4. Lectura Bíblica: 2 Pedro 3 El día del Señor vendrá E 1 Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro llimpio entendimiento, 2 para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los s santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles; 3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias c concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en q que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. 5 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los c cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, 6 por lo cual el mundo de e entonces pereció anegado en agua; 7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por l la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. 8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. 9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para d c con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 10 Pero el d día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Reina Valera Revisada (1960). 1998 (electrónica ed.) . Sociedades Bíblicas Unidas: Miami
  • 5. Biblia del diario vivir. . 3 3.8 , 9 Dios pudo haber parecido muy lento para estos creyentes cuando afrontaban la persecución cada día y anhelaban ser librados. Pero Dios no es lento y no actúa de acuerdo con nuestra medición del tiempo ( Salmo 90.4 ). Jesucristo está esperando que más S pecadores se arrepienten y se vuelvan a Él. No debemos sentarnos a esperar el regreso de Cristo, sino vivir con la consigna de que el tiempo es corto y tenemos una tarea importante que realizar. Debe estar listo para encontrarse con Cristo en cualquier momento; sin embargo, planifique los pasos de su servicio como si demorara varios años más en volver.

×