BREVE ANALISIS SOBRE LA SENTENCIA Nº 5854-2005-PA/TC CASO:                                AMPARO ELECTORAL                ...
interpuesto contra el acuerdo del Concejo Municipal que declara o rechaza la vacanciasolicitada; y que los actos de nepoti...
Sí los artículos 142 y 181 de la Constitución Política del Estado amparan a una resolucióndel Jurado nacional de Eleccione...
Principio de Unidad de la Constitución.- conforme al cual al Constitución              se considera como un todo orgánico ...
manifiestamente contraria al principio de fuerza normativa de la Constitución yal de corrección funcional, ya que desconoc...
exentos de un control jurisdiccional frente a aquellas decisiones que              contravengan los derechos fundamentales...
ley, a la obtención de una resolución fundada en derecho, a acceder a los             medios impugnatorios regulados, a la...
En observancia del artículo 107° de la Constitución, y tal como ha quedado dicho en el    Fundamento 39 c), supra, este Tr...
apelación, el mismo que se debe interponer ante el Concejo el cual deberá elevarlo alJurando nacional de Elecciones quien ...
Al considerar a los Derechos Fundamentales como instituciones jurídicas objetivas       inherentes al aspecto material de ...
Breve analisis de sentencia n° 5854 2005-pa, caso amparo electoral
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Breve analisis de sentencia n° 5854 2005-pa, caso amparo electoral

2,142

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,142
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Breve analisis de sentencia n° 5854 2005-pa, caso amparo electoral

  1. 1. BREVE ANALISIS SOBRE LA SENTENCIA Nº 5854-2005-PA/TC CASO: AMPARO ELECTORAL TULIO RAMIRO MORALES PAREDES I.PETITORIO DE LA DEMANDA:Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Pedro Andrés Lizana Puelles contrala sentencia de la Segunda Sala Especializada en lo Civil de la Corte Superior de Justicia dePiura, de fojas 182, su fecha 28 de junio de 2005, que declaró infundada la demanda deamparo de autos a través del cual peticiona que se declare la nulidad de la ResoluciónN º 315-2004-JNE de fecha 17 de Noviembre del 2004 por considerar que se vulnera elderecho fundamental al debido proceso, argumentando en la acción de amparo, quemediante acuerdo adoptado el 20 de julio de 2004, el Concejo Municipal de laMunicipalidad Distrital de Canchaque-Piura, declaró improcedente la solicitud de vacanciaen el cargo de Alcalde municipal, por causal de nepotismo, formulada en su contra por unciudadano. Refiere que en aplicación del artículo 51º de la Ley N.º 27972 —Ley Orgánicade Municipalidades (LOM)—, el 20% de los miembros hábiles del Concejo solicitaron lareconsideración del acuerdo, la cual -aduce- fue declarada improcedente mediante unaResolución de Alcaldía con lo que quedó agotada la vía administrativa. Sostiene que, enconsecuencia, esta última resolución sólo podía ser impugnada en un procesocontencioso administrativo, a pesar de lo cual el JNE ha declarado fundado un recurso deapelación interpuesto contra ella, ordenando su inmediata vacancia en el cargo de Alcaldede la Municipalidad Distrital de Canchaque. II. CONTESTACIÓN DE AL DEMANDAEl Procurador adjunto a cargo de los asuntos judiciales del JNE contesta la demandamanifestando que el literal u) del artículo 5º de la Ley N.º 26486 —Ley Orgánica delJNE—, en desarrollo del inciso 6) del artículo 178º de la Constitución, dispone que escompetencia del JNE declarar la vacancia de los cargos elegidos mediante sufragio directo;que, conforme al artículo 23º de la LOM, el JNE debe resolver el recurso de apelación
  2. 2. interpuesto contra el acuerdo del Concejo Municipal que declara o rechaza la vacanciasolicitada; y que los actos de nepotismo que determinaron declarar vacante el cargo deAlcalde que ejercía el recurrente quedaron plenamente acreditados en sede del JNE, motivopor el cual se resolvió declarar fundado el recurso de apelación interpuesto. En suma –agrega-, la resolución del JNE ha sido expedida con plena observancia del derechofundamental al debido proceso. III. EXTREMO DE LA CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA QUE GENERA LA EMISIÓN DEL PRECEDENTE VINCULANTE:El extremo en que sostiene que, sin perjuicio de lo expuesto, al pretenderse vía amparodejar sin efecto una resolución emitida por el JNE, se afectan los artículos 142º y 181º dela Constitución que establecen que contra las resoluciones dictadas por el JNE, noprocede recurso alguno. IV. ASUNTO CONTROVERTIDO A SER RESUELTO PREVIAMENTE:Artículo 142 de la Constitución Política del Estado:Resoluciones no revisables por el Poder JudicialNo son revisables en sede judicial las resoluciones del Jurado Nacional de Elecciones enmateria electoral, ni las del Consejo Nacional de la Magistratura en materia de evaluacióny ratificación de juecesArtículo 181 de la Constitución Política del Estado:Resoluciones del Pleno del Jurado Nacional de EleccionesEl Pleno del Jurado Nacional de Elecciones aprecia los hechos con criterio de conciencia,resuelve con arreglo a ley y a los principios generales del derecho. En materias electoralesde referéndum o de otro tipo de consultas populares, sus resoluciones son dictadas enúltima instancia final, definitiva y no son revisables. Contra ellas no procede recursoalguno.
  3. 3. Sí los artículos 142 y 181 de la Constitución Política del Estado amparan a una resolucióndel Jurado nacional de Elecciones como una zona exenta de control constitucional, conla lógica consecuencia, de que esté exceptuada de ser sometida a una evaluación de validezconstitucional a través de un proceso de amparo.4.1. La Constitución como Norma jurídica.- El carácter normativo de la Carta Magna se concretiza tanto a nivel objetivo estructural (la constitución como norma cimera del ordenamiento) en su artículo 51, como a nivel subjetivo institucional, en los artículos 38 (la sociedad en conjunto no puede vulnerarla) y 45 (los poderes públicos – Estado no pueden inobservarla)4.2. La Garantía Jurisdiccional de la Constitución.- Implica que a todo a todo derecho, valor o principio constitucional, corresponde un proceso constitucional que le protege (artículo 200º de la Constitución). La judicialización de la Constitución o, frente a todo acto que a ella contravenga, es la máxima garantía de que su exigibilidad y la de los derechos fundamentales reconocidos, no está sujeta a los pareceres de intereses particulares; por el contrario, todo interés individual o colectivo, para ser constitucionalmente válido, debe manifestarse de conformidad con cada una de las reglas y principios, formales y sustantivos, previstos en la Carta Fundamental. En tal sentido, el tribunal Constitucional tiene como función resolver en última o única instancia los procesos constitucionales (artículo 2002 de la Constitución) en su condición de supremo intérprete de la Suma Lex, conforme norma su ley orgánica4.3. Principios de Interpretación Constitucional.- Llegado a la certeza de que la Constitución es norma jurídica, conforme a lo expuesto supra, implica el reconocimiento de que es objeto también de interpretación. Teniendo en cuenta que la Constitución anida en su seno valores, principios y derechos que se concretizan por lo general a través de desarrollo legislativo, los clásicos criterios de interpretación ordinaria son insuficientes a nivel constitucional, adicionado a ello además que su aplicación no obedece a criterio de la subsunción, siendo tales principios de interpretación constitucional los siguientes:
  4. 4. Principio de Unidad de la Constitución.- conforme al cual al Constitución se considera como un todo orgánico a partir del cual se organiza el ordenamiento jurídico. Principio de Concordancia Práctica.- toda “aparente” tensión entre sus disposiciones debe ser resuelta optimizando su interpretación, sin sacrificar ningún valor, principio y derecho constitucional, manteniendo siempre la vigencia irrestricta de los derechos fundamentales. Principio de Corrección Funcional.- la labor interpretativa debe realizarse sin menoscabar las funciones y competencias de los poderes públicos. Principio de Función Integradora.- la interpretación sólo es válida cuando ordena, integra y pacifica las relaciones entre los poderes públicos y de éstos con la sociedad. Principio de Fuerza Normativa de la Constitución.- la interpretación se orienta a respetar a la Constitución como norma jurídica vinculante en su integridad por parte de los poderes públicos y sociedad en conjunto.4.4. Interpretación aislada de los artículos 142 y 181 de la Constitución como inconstitucional.- Como cuestión previa es imperativo precisar que en la Constitución existen disposiciones en apariencia contradictorios, como por ejm: el derecho a la vida (Art. 2.1) la pena de muerte (Art. 140) lo que traería como consecuencia una insalvable contradicción e inconsecuentes resultados contrarios al carácter unitario y sistemático de la Carta Magna, por lo que la interpretación aislada de los citados artículos 142 y 181 de la Suma Lex conllevaría a concluir que una resolución en materia electoral emitido por el Jurado Nacional de Elecciones, es incuestionable jurisdiccionalmente, siendo ello absolutamente inconstitucional en consideración de que lejos de optimizar el contenido constitucionalmente protegido de los derechos fundamentales, desconoce la limitación que dicho contenido representa para los actos llevados a cabo por todo poder público, incluyendo, desde luego, los que efectúe el JNE. Además teniendo en consideración los principios interpretativos supra citados, la interpretación aislada de los artículos constitucionales bajo análisis resulta
  5. 5. manifiestamente contraria al principio de fuerza normativa de la Constitución yal de corrección funcional, ya que desconoce, por un lado, el carácter jurídico-vinculante de la Constitución y, por otro, la función de contralor de laconstitucionalidad conferida al Tribunal Constitucional (artículo 201º de laConstitución). En efecto, dicha interpretación confunde la autonomía que ha sidoreconocida constitucionalmente al JNE (artículo 177º de la Constitución) conautarquía, pues pretende que sus resoluciones no sean objeto de controlconstitucional en aquellos casos en los que resulten contrarias a los principios yderechos fundamentales reconocidos en la Carta Fundamental. Lo que equivaldría asostener que para el JNE, tales principios y derechos no resultan vinculantes.En consecuencia de incurrir cualquier poder público en el ejercicio de sus funcionesinobservando los derechos fundamentales, es de aplicación el artículo 200.2 de laSuma Lex que dispone que procede la acción de amparo contra acto u omisión decualquier autoridad o persona que vulnere o amenace los derechos reconocidos en laConstitución, dispositivo constitucional que guarda relación con diversos tratadossobre derechos humanos, los mismos que norman que los estados miembros debenprever recursos rápidos y sencillos para salvaguardar derechos fundamentales (Ejm:art. 8.1, Art. 25.1 y 2 de la Convención Americana de Derechos Humanos), de estamanera y a decir del Tribunal Constitucional “…Es en base a tales premisas que el Tribunal Constitucional ha tenido oportunidad de referir (entre otras, en la STC 2409-2002-AA) que detrás del establecimiento de los procesos constitucionales de la libertad, se encuentra implícito el derecho a la protección jurisdiccional de los derechos o, lo que es lo mismo, el derecho a recurrir ante un tribunal competente frente a todo acto u omisión que lesione una facultad reconocida en la Constitución o en los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos. De conformidad con la jurisprudencia vinculante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dicho derecho constituye parte del núcleo duro de la Convención Americana de Derechos Humanos y, en ese sentido, no puede obstaculizarse irrazonablemente su acceso o simplemente impedirse su cabal goce y ejercicio Debe recordarse, asimismo, que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha tenido oportunidad de condenar y sancionar a Estados que han ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, justamente, por permitir que sus máximos órganos jurisdiccionales electorales se encuentren
  6. 6. exentos de un control jurisdiccional frente a aquellas decisiones que contravengan los derechos fundamentales de las personas…” Y precisamente, la aplicación aislada de los artículos 142 y 181 de la Constitución ocasionó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos impetre al Estado peruano sentencie que: “En el presente caso, las disposiciones del ordenamiento jurídico peruano (artículos 181 constitucional y 13 de la Ley Orgánica Electoral) tal y como han sido interpretadas por el JNE en su decisión del 18 de enero de 1995 (Oficio N.º 188-95-SG/JNE), implican que cualquier decisión adoptada por el JNE y que pueda afectar los derechos políticos consagrados en la Convención, no son revisables y por tanto, no protegibles en el Derecho Interno” Recomendando: “Adoptar las medidas tendentes a modificar las disposiciones de los artículos 181 de la Constitución de 1993 y 13 de la Ley Orgánica Electoral, posibilitando un recurso sencillo y efectivo, en los términos del artículo 25 de la Convención, contra las decisiones del JNE que vulneren la garantía a la participación política por parte de los ciudadanos”V. CRITERIOS PARA EL OPORTUNO CONTROL CONSTITUCIONAL DE LAS RESOLUCIONES DEL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES¿Cómo determinar el modo de operar el citado control constitucional de las resolucionesdel Jurado Nacional de Elecciones?Es menester para ello observar lo previsto por el artículo 8.5 del Código ProcesalConstitucional que norma que son objeto de control constitucional las resoluciones delJurado Nacional de Elecciones que violen la Tutela Procesal Efectiva, entendiéndose que lamisma se refiere a: “Se entiende por tutela procesal efectiva aquella situación jurídica de una persona en la que se respetan, de modo enunciativo, sus derechos de libre acceso al órgano jurisdiccional, a probar, de defensa, al contradictorio e igualdad sustancial en el proceso, a no ser desviado de la jurisdicción predeterminada ni sometido a procedimientos distintos de los previstos por la
  7. 7. ley, a la obtención de una resolución fundada en derecho, a acceder a los medios impugnatorios regulados, a la imposibilidad de revivir procesos fenecidos, a la actuación adecuada y temporalmente oportuna de las resoluciones judiciales y a la observancia del principio de legalidad procesal penal.”Finalmente, en aras de la seguridad jurídica y en perspectivas de salvaguardar los procesoselectorales, toda vez que los mismos tienen plazos perentorios y preclusivos en función deprevalecer el conocimiento exacto y oportuno del resultado de la voluntad popular no esposible que el establecimiento de las garantías jurisdiccionales de los derechosfundamentales culmine por negar la seguridad jurídica del proceso electoral. VI DEL PRECEDENTE VINCULANTE:Expuesta a línea argumental desarrollada por el Tribunal Constitucional, dicho colegiadoemite el precedente vinculante con los extremos siguientes: En tal sentido, sin perjuicio de lo que luego se sostendrá, llegado a este punto, el Tribunal Constitucional se encuentra en condiciones de afirmar que toda interpretación de los artículos 142º y 181º de la Constitución que realice un poder público, en el sentido de considerar que una resolución del JNE que afecta derechos fundamentales, se encuentra exenta de control constitucional a través del proceso constitucional de amparo, es una interpretación inconstitucional. Consecuentemente, toda vez que el JNE emita una resolución que vulnere los derechos fundamentales, la demanda de amparo planteada en su contra resultará plenamente procedente. En aplicación del artículo VII del Título Preliminar del CPConst., este criterio normativo constituye precedente vinculante para todos los poderes públicos. Todo juez y tribunal de la República -sea que realice funciones estrictamente jurisdiccionales o materialmente jurisdiccionales-, se encuentra vinculado por este criterio, bajo responsabilidad (artículo VI del Título Preliminar del CPConst. y Primera Disposición Final de la LOTC). De conformidad con el Fundamento 39 b), en ningún caso la interposición de una demanda de amparo contra el JNE suspende el calendario electoral, el cual sigue su curso inexorable. Toda afectación de los derechos fundamentales en que incurra el JNE, devendrá en irreparable cada vez que precluya cada una de las etapas del proceso electoral o en que la voluntad popular, a la que hace alusión el artículo 176º de la Constitución, haya sido manifestada en las urnas. En dichos supuestos, el proceso de amparo sólo tendrá por objeto determinar las responsabilidades a que hubiera lugar, de conformidad con el artículo 1º del CPConst.
  8. 8. En observancia del artículo 107° de la Constitución, y tal como ha quedado dicho en el Fundamento 39 c), supra, este Tribunal propone al Congreso de República introducir en el CPConst, en el más breve plazo posible, las modificaciones conducentes a:  Reducir sustancialmente el plazo de prescripción para interponer una demanda de amparo contra una resolución del JNE en materia electoral.  Que las demandas de amparo contra una resolución del JNE en materia electoral se presenten ante la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema; y cuyas resoluciones denegatorias, emitidas en un plazo sumarísimo, puedan ser conocidas por el Tribunal Constitucional, mediante la interposición de un recurso de agravio constitucional a ser resuelto también en tiempo perentorio. Poner en conocimiento del Congreso de la República y del JNE la presente sentencia Publíquese y notifíquese. SS. ALVA ORLANDINI BARDELLI LARTIRIGOYEN GONZALES OJEDA GARCÍA TOMA VERGARA GOTELLI LANDA ARROYO VII DECISIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL RESPECTO AL PETITORIO PLANTEADOLa apelación interpuesta contra la Resolución del Concejo Nº 039-2004CDC/A que declaróimprocedente al Reconsideración al acuerdo de Concejo que rechazó solicitud de vacanciaplanteada en contra del recurrente, debió ser dirimida a su entender, en un procesocontencioso administrativo y no por el Jurado Nacional de Elecciones.En consideración de que conforme prevé el artículo 23 de la Ley Orgánica deMunicipalidades, el acuerdo de Concejo que declara y rechaza la vacancia es susceptible dereconsideración, asimismo, el acuerdo de resuelve al reconsideración es susceptible de
  9. 9. apelación, el mismo que se debe interponer ante el Concejo el cual deberá elevarlo alJurando nacional de Elecciones quien debe resolverlo en el plazo de 30 días.Siendo en consecuencia, el Jurado plenamente competente para resolver dicha apelación yel mismo encontró plenamente acreditada la causal de Nepotismo determinó por la vacancia VIII INTERPRETACION CONSTITUCIONAL Y TEORIA CONSTITUCIONAL DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES UTILIZADOS PARA RESOLVER EL PETITORIO MOTIVO DEL PROCESO DE AMPAROLas constituciones contemporáneas son consideradas como un sistema de valores,principios y derechos constitucionales, implicando ello criterios de justicia social yderechos fundamentales de diversa generación, siendo unánime tal definición a laactualidad.En lo referente a caso concreto y realizado un breve análisis del caso, el supremo tribunal aacudido a criterio del suscrito, a las siguientes teorías sobre interpretación constitucional asícomo sobre los derechos fundamentales para resolver la causa y emitir el precedentevinculante inmerso en el expediente 5854-2005-PA/TC:8.1. Interpretación Institucional.- Significa en síntesis, el proceso de concretización de la norma constitucional, es decir; teniendo en cuenta el problema concreto a resolver, se interpreta la norma constitucional. Para ello, se debe tener en cuenta los principios de interpretación constitucional, precisados por el Tribunal Constitucional en el fundamento 12 de la sentencia y desarrollados doctrinalmente por Konrad Hesse, es así que el supremo Colegiado al fundamentar sobre la: “…§5. La inconstitucionalidad de la interpretación aislada de los artículos 142º y 181º de la Constitución…” Desarrollados ampliamente en los fundamentos 13 -21 de la sentencia, éstos se enmarcan bajo el principio de interpretación de Unidad de la Constitución, de Concordancia Práctica, Fuerza Normativa y Corrección Funcional.8.2. Teoría Institucional de los Derechos Fundamentales.-
  10. 10. Al considerar a los Derechos Fundamentales como instituciones jurídicas objetivas inherentes al aspecto material de la Constitución y a la vez como derechos subjetivos, conformantes del patrimonio jurídico de cada persona, dotados de un contenido esencial y constitucionalmente protegido, el Tribunal Constitucional, al sustentar que “…Son distintas las razones que permiten al Tribunal Constitucional sostener que tal interpretación resulta manifiestamente inconstitucional. En primer lugar porque, lejos de optimizar el contenido constitucionalmente protegido de los derechos fundamentales, desconoce la limitación que dicho contenido representa para los actos llevados a cabo por todo poder público, incluyendo, desde luego, los que efectúe el JNE. Si bien es cierto que esta entidad es el máximo órgano de administración de justicia electoral del país, no lo es menos que, como cualquier otro poder público, se encuentra obligado a respetar los derechos fundamentales, en el marco del respeto al derecho al debido proceso y a la tutela jurisdiccional efectiva (artículo 139° de la Constitución); por cuanto, si así no ocurriese, será nulo y punible todo acto que prohíba o limite al ciudadano el ejercicio de sus derechos, de conformidad con el artículo 31°, in fine, de la Carta Fundamental…” Con énfasis en el fundamento 18 de la sentencia, así como en el resto de los extremos de la sentencia, se evidencia la observancia de la citada Teoría.8.3. Teoría de la Garantía Procesal.- Al considerar el Supremo Colegiado en justicia constitucional que: “…8. A todo derecho, valor o principio constitucional, corresponde un proceso constitucional que le protege (artículo 200º de la Constitución). La judicialización de la Constitución o, para ser más exactos, la de todo acto que a ella contravenga, es la máxima garantía de que su exigibilidad y la de los derechos fundamentales reconocidos, no está sujeta a los pareceres de intereses particulares; por el contrario, todo interés individual o colectivo, para ser constitucionalmente válido, debe manifestarse de conformidad con cada una de las reglas y principios, formales y sustantivos, previstos en la Carta Fundamental. 9. Es este marco, corresponde al Tribunal Constitucional dirimir en última o única instancia los procesos constitucionales (artículo 202º de la Constitución). A través de sus sentencias, en su condición de supremo intérprete de la Constitución (artículo 201º de la Constitución y 1º de la Ley N.º 28301 —Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC)—), no sólo cumple una función de valoración, sino también pacificación y ordenación…” Es evidente que hace uso de la citada teoría de garantía procesal, entendida ésta en el sentido de que los derechos fundamentales, tienen como contenido esencial el derecho a la tutela judicial efectiva y al debido proceso.

×