Presentación tuberculosis

192 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
192
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Presentación tuberculosis

  1. 1. BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA DESARROLLO DE HABILIDADES DE LAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN TUBERCULOSIS BOVINA JOSÉ ANTONIO MELO RODRÍGUEZ
  2. 2. Hoy por hoy la tuberculosis es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sector pecuario y la ganadería en México, sus consecuencias son las grandes pérdidas económicas de los productores y lo más grave su transmisión a la población.
  3. 3. Existen muchos factores o deficiencias que llevan a una predisposición de adquirir esta infección y en general otros problemas de salud en los bovinos y que afectan a la producción en el país los principales son: Deficiencia en las instalaciones. No contar con las instalaciones ideales para albergar a los animales para protegerlos de inclemencias ambientales y otros factores, provoca estrés crónico y por ende derivan en problemas de salud y en general del bienestar animal.
  4. 4. Alimentación inadecuada. No suministrar una alimentación de calidad para cubrir las necesidades y requerimientos nutricionales provocan en los animales desnutrición y una mala condición corporal y lleva a adquirir más fácilmente enfermedades de todo tipo, además de las repercusiones económicas que esto representa para el productor. Manejo deficiente. Un mal manejo zootécnico como usar arreadores eléctricos, golpes y otro tipo de maltratos provoca lesiones y estrés en los animales, lo que causa inmunosupresión y los mantiene susceptibles a las enfermedades.
  5. 5. Todos estos casos están demostrados científicamente, pero desafortunadamente en México la Etología y el Bienestar animal son materias que se han olvidado en las nuevas disciplinas de la Medicina Veterinaria. Por lo tanto estos problemas ocasionan gastos a los ganaderos por servicios médicos, compra de medicamentos, disminución en la producción, animales enfermos y muertos que anualmente se desechan aproximadamente del 20% al 40% del total del hato.
  6. 6. Antecedentes Hasta hace un par de décadas el panorama que se tenía de esta enfermedad era prácticamente desconocido en el país, no fue sino hasta 1992 cuando los estados fronterizos como Sonora, Chihuahua y Tamaulipas iniciaron un programa de pruebas para detectar la enfermedad en la mayor parte de los hatos. Posteriormente, se creó un Comité Binacional México-Estados Unidos para la erradicación de la tuberculosis bovina al que posteriormente se le agregó el tema de Brucelosis. Se iniciaron, entonces, visitas de revisión a los estados mexicanos para evaluar su programa de erradicación de tuberculosis y, en su caso, permitirles o no la exportación de becerros. En 1994, se publicó de forma emergente, la primera Norma Oficial Mexicana contra la tuberculosis bovina. Asimismo, en 1996, se publicó la Norma Oficial Mexicana que regula la Campaña Nacional contra la Tuberculosis Bovina, la cual se modificó en 1998 y es la que actualmente continúa vigente.
  7. 7. Situación actual A partir del reconocimiento de regiones en fase de erradicación en 1994 por la SAGARPA, se establecieron regiones o estados con una prevalencia menor al 2%. En los últimos años se ha avanzado considerablemente en el control de la enfermedad, y actualmente existen 25 regiones o estados clasificados de baja prevalencia en el país. En el panorama internacional el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (USDA) ha reconocido 25 regiones de baja prevalencia de tuberculosis bovina, de las cuales 13 regiones pueden exportar con una sola prueba de tuberculina del lote, 11 regiones con prueba de lote y prueba de hato de origen, y una región no requiere pruebas de tuberculina para exportar ganado castrado a los Estados Unidos.
  8. 8. Se trata de una enfermedad zoonotica, infecto – contagiosa y de curso crónico progresivo y de distribución mundial, es producida por una bacteria del género Mycobacterium, en bovinos Mycobacterium bovis y en humanos M. tuberculosis.
  9. 9. Transmisión Es una enfermedad bastante contagiosa, por lo que las vías de transmisión son variadas y entre ellas están la vía aerógena, es decir por exhalaciones como la tos de animales infectados, la vía digestiva por el consumo de agua o forrajes contaminados, la infección también puede presentarse por un manejo zootécnico inadecuado como por ejemplo el confinamiento de gran número de animales en espacios muy reducidos, inseminación con pipetas contaminadas o semen infectado e incluso el uso de equipo de ordeño contaminado. En el humano se transmite principalmente por el consumo de productos contaminados como leche, queso, etc. Pero también se adquiere por la respiración de exhalaciones de los animales infectados.
  10. 10. Signos clínicos Durante el desarrollo de la enfermedad se presentan varios síntomas como pérdida de peso constante, inapetencia, decaimiento, dificultad en la deglución, fiebre, respiración acelerada y dificultosa, ronquidos, tos, timpanismo, es decir hay una inflamación en la panza del animal, estreñimiento alternado con diarrea, orina turbia y mal oliente, deformación de huesos y articulaciones, en ocasiones se presenta un endurecimiento de la ubre y puede confundirse con mastitis por lo que hacer una observación más detallada de cualquier otro síntoma, en la presencia uterina no necesariamente ocurre el aborto, pero después de este puede presentarse fiebre y pérdida de peso. Otros síntomas muy importantes y que no debe pasar por alto es el desarrollo de tubérculos o granulomas en los ganglios linfáticos y abscesos en pulmón con pus de consistencia espesa, por lo general estos se presentan en la fase terminal de la enfermedad
  11. 11. Diagnóstico El diagnóstico es una parte fundamental en el control de la enfermedad ya que si se detecta a tiempo puede evitarse un mayor contagio o incluso la transmisión a la población. De acuerdo a la incidencia de animales reactores o positivos a las pruebas de tuberculina dentro del hato se tomarán las medidas adecuadas de saneamiento y sanidad animal, para realizar un programa adecuado de control de tuberculosis. El plan de prevención que se elabore debe estar condicionado al tipo de explotación; lugar donde se encuentre, al clima de la región, instalaciones del ganado, sistema de alimentación, manejo, raza y tipo de animales, sistema de recría, manejo de la leche, personal que labora, entusiasmo y colaboración del ganadero a la lucha contra esta enfermedad.
  12. 12. a) En las explotaciones especializadas del altiplano deberán crearse áreas bajo control, en un principio serán aisladas para posteriormente irse ampliando. b) En las extensivas donde la incidencia es baja, el control será más rápido y las áreas más grandes. c) En las explotaciones de nueva creación donde el ganado que se introdujo provenía de áreas libres, continuar con el control para evitar que se infecten. De esta manera se creará una ganadería de animales sanos, que produzcan alimentos de calidad para el consumo de la población. La tuberculosis se puede detectar por medio de los signos clínicos o síntomas, o con la prueba de tuberculina que es la más utilizada para su diagnóstico.
  13. 13. La prueba de tuberculina consiste en la inoculación en la piel con productos de las bacterias para evaluar la reacción inflamatoria a través del grosor de la piel. La interpretación de la reacción se debe hacer 72 horas después de la inoculación y se dividen en: Negativos: si no se presenta algún cambio visible o palpable en el sitio donde se realizó la inoculación. Positivos o reactores: cuanto hay inflamación, cambio de color o necrosis visible en el sitio de inoculación. El médico veterinario debe emitir un diagnóstico de acuerdo al historial clínico, examen físico, y aislamiento bacteriológico que es la prueba más precisa. Las muestras para realizar la prueba deben ser tomadas de los ganglios o trozos de órganos afectados o sospechosos.
  14. 14. Tratamiento y control No existe tratamiento alguno para la tuberculosis, aunque la bacteria M. bovis sea sensible a la estreptomicina, isoniazida y rifanpicina, ya que existe el riesgo de reincidencias y el desarrollo de cepas resistentes. Únicamente se lleva a cabo el diagnóstico y en caso de resultar positivo se aísla al animal para que posteriormente se sacrifique. Es obligatorio incorporarse a las campañas zoosanitarias para detectar animales enfermos, la prueba de tuberculinización debe aplicarse a todo animal mayor de 6 meses de edad. Dentro de las medidas de control y prevención se encuentra la pasteurización de la leche, inspección de las canales en los rastros y las respectivas pruebas. El control y prevención de la tuberculosis bovina es uno de los programas prioritarios y más importantes en México, ya que existe un alto riesgo de zoonosis por el consumo de productos provenientes de animales infectados. México es un importante exportador de becerros en pie por lo que la exportación es parte fundamental de la ganadería nacional y es fundamental llevar a cabo un buen programa de control para la prevención y erradicación de esta enfermedad.
  15. 15. Conclusión La situación de la Tuberculosis y en general de las diferentes enfermedades zoonóticas en México es un asunto que no se ha tratado con la suficiente atención ya que aún hay muchos sectores en el país que representan grandes focos de infección, como ya se expuso anteriormente en los diferentes tipos de producción ya sea intensivo, semi intensivo o traspatio pueden presentarse estas enfermedades si no se tiene un buen manejo ya sea de las instalaciones o del ganado. En cuanto a los programas de prevención y control se ha conseguido una notable reducción de la incidencia pero no han sido del todo eficientes, hay que ser realistas y conscientes de que la enfermedad jamás se podrá erradicar por completo ya que aunque ya no se presente en el ganado siempre están las poblaciones reservorias como la fauna silvestre donde la bacteria se puede resguardar y el peligro siempre estará latente, pero si es posible disminuir su incidencia cambiando y mejorando nuestros sistemas productivos y programas públicos de salud.

×