Mediacion & narrativa

2,720 views
2,594 views

Published on

Published in: Education, Travel, News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,720
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mediacion & narrativa

  1. 1. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC MEDIACION Y NARRATIVA Dr Antonio Tula 1Aspecto general 1.1 Sociedad y narrativa Decíamos en la introducción de nuestro trabajo que la sociedad, observada comosistema, adquiere identidad través de narrativas coincidentes y consensuadas de susmiembros, que dan cuenta de su trama histórica, ubican a sus personajes, destacan susvalores, veneran a sus héroes y a sus líderes, realzan sus mitos y autodescriben cultural eidiosincrásicamente el macrocontexto social . La forma de organizar e instrumentar laresolución de sus conflictos a través del sistema judicial forma parte de su construcción social.. Según Lax (1997) las historias acerca de quiénes somos toman forma a través de lainteracción con la cultura la que suele ser determinante en su formulación. Estas historias seelaboran con otros en la interacción social y nuestro posterior sentido del “sí mismo” surge através del discurso con los otros. Con los otros generamos historias nuevas, alternativas,dando origen a “una comunidad de coautores” (White 1993 citado por Lax 1997). El “otro” delconflicto puede interaccionar conmigo en el intercambio narrativo de las diferencias, asistidopor un mediador, o pueden entregar su narrativa a un profesional del derecho y cosificarlacomo objeto de estudio científico de un laboratorio judicial. Desde esta óptica las narrativas entonces influyen en la manera en que los individuosse conducen (Lax 1997 en Packman 1997). “Conducen a construcciones de una visiónnormativa que generalmente refleja las especificaciones de la cultura dominante 1a partir de lascuales las personas se conocen a si mismos y con las cuales se comparan “(Zimmerman y 2Dickerson 1994)1 Cultura que expresa los valores centrales que comparte la mayoría de los miembros de una comunidad cultural. 2 Zimmerman J y Dickerson V (1994) “Using a narrative metaphor. Implication for theory and clinical practice” Familyprocess, 33 (4) 233,245
  2. 2. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Desde la perspectiva planteada por los autores citados pensamos, desde el modeloecológico , que la cultura dominante en el macrosistema impacta en la dimensión individual delos sujetos sociales a nivel de sus narrativas y la litigiosidad o el diálogo serán parámetrosposibles segùn la forma en que los sujetos deban comportarse, interactuar, valorar, pensar,creer, y hablar de conflictos y construirse como sujetos activos del mismo. Debemos ahora ingresar al concepto narrativo desde nuestra búsqueda de como lossujetos de una sociedad canalizan sus diferencias en dos modelos epistemológicamentediferentes 1.2 La trama narrativa Es interesante la propuesta que nos invita a analizar la forma como narramos nuestrashistorias de vida desde la narrativa Sluzki (1996) dice: “ la narrativa es un sistema constituidopor actores o personajes , guión (incluyendo conversaciones y acciones) y contextos(incluyendo escenarios donde transcurre la acción y acciones historia y contextos previos),ligados entre sí por la trama narrativa, es decir por un conjunto de conductores lógicos,explícitos o implícitos que establecen la relación entre actor guion y contexto de modo tal quetodo cambio en los actores cambia el guión ( y viceversa), todo cambio en el contexto cambia lanaturaleza del guión y los actores (y viceversa), etc. A su vez, este conjunto de actores, guión,contexto y trama poseen corolarios morales (proponen víctimas y victimarios, héroes y villanos,nobles y bastardos) corolarios interpersonales (con quien la gente se conecta, como y porque)y corolarios comportamentales (la gente basa su conducta en esas historias que operan comoguías comportamentales así como contexto de justificación). Estos corolarios a su vezreconstituyen -reconfirman, solidifican- la historia y forman por lo tanto parte del sistemanarrativo” […] “¿Hasta que punto esta historia es idiosincrática para esta familia o esta redsocial, o es parte de una metahistoria que forma parte de la identidad transgeneracional de esta
  3. 3. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCfamilia, o de esta red, de la identidad social de la misma (por ejemplo de ser parte de unaminoría) de la identidad cultural?” Si analizamos el modelo de Sara Cobb (1996) diremos que la experiencia se organizamediante narrativa y la realidad social mediante el relato de historias. Entonces los conflictosse autoperpetúan, porque se afirman en ciertos lugares de la narrativa, generando clausura.Una historia de conflicto puede ser superada si las partes coconstruyen una historia comúnque implica la construcción compartida de otra realidad. Esta teoría post objetivista delconocimiento constructivista, sostiene que el sujeto construye y no descubre la realidad(Bianchi-1996). En el mismo sentido Schvarstein (1999) sostiene que epistemológicamentemuchos de los enfoques de la mediación se basan en una perspectiva constructivista, por loque ni la disputa, ni sus causas tienen el carácter de hechos objetivos verificables, responde auna construcción de cada parte, con un alto nivel de subjetividad. . 1.3 Contextos narrativos La propuesta de Sluzki nos lleva a pensar, en el marco de nuestra investigación, comolos sujetos de una sociedad, real o potencialmente partes de un conflicto, construyen o narransu mirada al conflicto. Si lo hacen bajo el contexto del litigio judicial los corolarios morales,interpersonales y comportamentales en el guión que involucra a los actores se organizanconforme la teoría de la responsabilidad (Cobb 2006) y la ontología del positivismo jurídico(Bandieri 2007) y el conflicto se convertirá en un hecho científico – jurídicamente verificable. Si la narrativa se desarrolla en el contexto de una mediación los corolarios que en elguión involucra a los actores serás narrados desde la puntuación semántica o propuestanarrativa de cada sujeto, en un espacio de interacción asistida y el conflicto podrá serdeconstruìdo y la situación reformulada en una narrativa alternativa consensuada. (Bianchi1996, Caram Eilbaum y Risolía 2006, Schvarstein 1999). Así, en el sistema judicial o en la
  4. 4. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCmediación el relato de las personas en conflicto se organizará según, su vivencia cultural.(Brunner 1996) 2. Un espacio nuevo para la narrativa de conflictos del macrosistema al sistema individual y viceversa 2.1. Análisis desde la propuesta ecológica Como lo mencionáramos en la introducción seguiremos en algunos tramos de nuestroanálisis (y también transversalmente) al modelo ecológico de Bronfenbrenner (1971) En sureferencia a las expectativas de roles, el autor hace referencia a cómo ha de actuarsocialmente una persona que ocupa una posición concreta, por un lado, y a cómo han deactuar los demás respecto de ella, por otro. Tales expectativas pertenecen no sólo al contenidode las actividades sino también a las relaciones entre las dos partes. Esta perspectiva del rolindividual implica una integración de los elementos de actividad y relación en función de lasexpectativas de la sociedad, definidas al nivel cultura en su totalidad. Reflexionar sobre ello nos resulta útil al momento de analizar nuestra propuestainvestigativa ya que el rol de las partes de un conflicto, en el marco de una sociedad, conformelas expectativas de abordaje al que hemos considerado desde diferentes marcos legales,metacomunican sobre como actuaran desde cada sistema y cuál es el lugar del otro. Dicho deotra manera, según como se integre la forma de dirimir los conflictos sociales, en la cultura(judicial o extrajudicialmente) serán las posibilidades de los actores sociales de narrar sushistorias. El rol individual que funciona como un elemento del microsistema, tiene sus raícesen el macrosistema (como por ejemplo la estructura judicial, la normativa de cómo resolver losconflictos, etc ) y los sujetos en conflicto adquieren un rol activo o pasivo, según el modelo queel macrosistema impone ( extrajudicial en CABA, judicial en Mendoza, por ejemplo) Por ello según Bronfenbrenner (1971) el hecho de que los roles estén incluidos en estecontexto más grande, es lo que les da el poder especial para influir o imponer el modo en queuna persona se comporta en una situación determinada, las actividades en las que participa, y
  5. 5. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARClas relaciones que se establecen entre esa persona y las demás de su entorno. Un ser humanono puede funcionar de forma óptima sumido en un vacío social y lo primero que hace unapersona en estas circunstancias es llenar el vacío con significado social. El significado social en las cuestiones de conflictos judiciales o extrajudiciales, estadado por el contexto litigioso o de autocomposición, respectivamente. El estado de crisis en elsistema judicial puede requerir de un cambio y modificar al sistema judicial en extrajudicial. 2.2 Análisis desde la dimensión individual 2.2.1 Dimensión individual El análisis de la dimensión individual ( Bronfenbrenner 1991) o del holón individual delsistema social (Andersen y Carter 1994) nos lleva a considerar al individuo, en las siguientesáreas en él integradas: a) Psicodinámica (la dinámica intrapsíquica considerando emociones, ansiedades y conflictos conscientes), b) Cognitiva (las estructuras y los esquemas cognitivos; las formas de percibir y conceptuar el mundo “estilo cognitivo”). c) Interaccional (las pautas de relación y de comunicación interpersonal) y d) Conductual: el repertorio de comportamientos individuales con los que las personas se relacionan con el mundo 2.2.2 Reconocimiento del sí mismo y del otro Para ello seguiremos a partir de ahora los aportes de Paul Ricoeur (2004) yaque entendemos que para nuestra investigación es importante reflexionar sobre los sujetos queinteractúan en el conflicto.
  6. 6. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Explica el autor que la conciencia reflexiva del sí mismo implica al reconocimiento deresponsabilidad y otorga a este si-mismo reflexivo el nombre de ipseidad,3 en relacióndialéctica con la mismidad (rasgos de permanencia del si- mismo). Entiende el filósofofrancés que debemos a Descarte y a Locke lo que llama la “hermeneútica del si” a la queconsidera la reflexión sobre si, destacando que luego Kant y Fichte hicieron del Yo y lareflexividad propia, la piedra angular de la filosofía. Desde un ángulo que resulta útil a nuestro análisis Ricoeur (2004) se refiere a la críticaentre razón teórica y razón práctica4 desdoblamiento impuesto en beneficio de la teoría moral yla del derecho que apenas daban lugar al reconocimiento del sí en cuanto a instancia dediscursos distinto a sus postulados (ello pese a la referencia explícita al sí en la autonomíareivindicada por la moral kantiana en oposición a la noción de heteronomía 5.) Aclara Ricoeur(1994) que el si de la autonomía kantiana no se caracteriza por su capacidad de auto-designación sino que se combina con la idea de la ley, figura como una rattio escendi de la leyque se convierte en la ratio cognoscecendi del sujeto6 Entonces, a nuestro criterio el “yopuedo” del sujeto autónomo que puede ser protagonista de su narrativa en términos de 3 Equivalente los términos ingleses Self y Selfhood (yo e individualidad) según Ricouer en “Caminos de reconocimientopág. 121. 4 “En el entendimiento humano, la facultad de juzgar prácticamente es muy superior a la de juzgar teóricamente. En estaúltima, cuando la razón común se atreve a salirse de las leyes de la experiencia y de las percepciones sensibles, cae en simplesincomprensibilidades y contradicciones consigo misma....En cambio la facultad de juzgar prácticamente comienza mostrándoseante todo muy acertada cuando el entendimiento común excluye de las leyes prácticas todo motor sensible…. “. (Kant.Fundamentación de la metafísica de las costumbre) 5 La distinción entre autonomía y heteronomía moral se la debemos al filósofo alemán Inmanuel Kant (1724-1804). ParaKant un hombre obra bien cuando tiene como fundamento de su acción un principio de validez universal (imperativo categórico enpalabras del autor), o sea válido para todos los hombres en todas las circunstancias, en cualquier tiempo y lugar. Principio devalidez universal que descansa en la voluntad individual libre y racional que todo hombre por el mero hecho de serlo posee.Siempre y cuando el hombre obedezca a su voluntad obrará libremente, autónomamente, racionalmente. Esto no quiere decir quecada uno de nosotros obre como le dé la gana, hay ciertos límites y Kant los sitúa acudiendo a la conducta heterónoma. ¿Qué espara Kant una conducta heterónoma? Será aquella cuya norma guía procede de una instancia diferente a la del propio individuolibre: padres, profesores, amigos, ideologías políticas, credos religiosos..., o lo que es lo mismo, cuando la norma obedece no aldeber en sí mismo sino a fines u objetivos que satisfagan (o nos esclavicen diría Kant) nuestras inclinaciones y deseos.Responden a la forma proposicional: “si...entonces”, es decir: es condicionada, no libre (imperativo hipotético diría Kant). De estemodo concluirá Kant: si actuamos en función de principios normativos ajenos a nuestra voluntad libre estaremos condicionados,obedeceremos a causas externas, y por tanto, es imposible que nuestra acciones puedan ser buenas y correctas. Nuestro obrardebe ser libre, ajeno a condiciones, a imposiciones exteriores; nuestro obrar debe ser fin en sí mismo. Nuestro obrar bueno ycorrecto debe ser para Kant racionalmente justificado e internamente asumido. Y este buen obrar Kant lo formula como imperativocategórico a través de dos máximas: a.- Obra de modo que puedas querer la máxima de tu acción como ley universal. b.- Obra de modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin ynunca como un medio. (Material de estudio Departamento de filosofía Instituto Fray Pedro de Urbinahttp://www.iesfraypedro.com/files/filosofia/autonomia-heteronomia.pdf 6 rattio essendi: la razón de ser , rattio cognoscendi: la razón del saber
  7. 7. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCinteracción en el conflicto con un otro integrado, se diferencia del “ yo debo” de sujetousuario de la justicia (justiciable en la jerga jurídica) por su sometimiento a lo heterónomo. Enel primer caso se enriquece al reconocimiento del sí mismo y en el segundo se anonimiza.Ricoeur (1994) analiza luego la dialéctica entre la identidad y la alteralidad en donde el“reconocimiento del “sí”, implica el “ser reconocido” y “al reconocimiento mutuo” y nosotrosentendemos que este ciclo es posible en el dialogo y no lo es en la contradicción metódicajudicial . 2.2.3 Diferentes lugares para la identidad del sujeto en conflicto Pensamos, desde los aportes doctrinarios expuestos, que existen lugaresdiferentes para la identidad del sujeto en conflicto cuando a) concurre al sistema judicial a losefectos de acatar la heteronomia de la norma a ser aplicada en el caso, que se le impone sinimportar su opinión o b) cuando el proceso del tratamiento de las diferencias lo involucraautónoma y responsablemente, con el otro a los efectos de intentar un reconocimiento mutuode sus necesidades. Cuando hablamos de la autonomía de los sujetos en el marco internarrativo deltratamiento de los conflictos, no negamos la existencia de normas heterónomas. La norma 7jurídica existe y es respetada en el marco del acuerdo que es “ley para las partes” . Elreconocimiento en este caso como empowerment (hacia si mismo) o recognito (hacia el otro)es un abordaje central en la mediación y constituye el marco teórico de una de las escuelas 8de la mediación conocida como “Escuela Transformativa” (Folger 1992, Marines Suares1996). 7 Art.1197.- Las convenciones hechas en los contratos forman para las partes una regla a la cual deben someterse comoa la ley misma. (Código Civil de la República Argentina) 8 La finalidad de la Escuela Transformativa es modificar la relación entre las partes. El convenio se logrará en la medidaque los participantes encuentren una nueva mirada del otro y de sí mismos. R. Bush y J. Folger (sus creadores) llaman a sumediación, transformadora, porque busca transformar las relaciones, promoviendo la revalorización y el reconocimiento de laspersonas. La revalorización y el reconocimiento conforman el “crecimiento moral” de las personas.. Una persona se sienterevalorizada cuando aumenta su protagonismo y asume responsabilidades Una persona otorga el reconocimiento, cuando puede
  8. 8. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Entonces la presencia de sujetos activos y protagónicos, en un marco voluntariode interacciones para el tratamiento del conflicto implica, en nuestro análisis, una actitudcompatible con un recíproco “yo estoy y puedo”. Al respecto Ricoeur (2004) expresa que laexpresión “yo digo que” es autorreferencial porque designa el “a si mismo” del que emplea elpronombre en primera persona, lo que es insustituible. Agrega que la autodesignación delsujeto hablante lo es en condiciones de interlocución “en la que la reflexividad contemporizacon la alteralidad” la palabra pronunciada por uno es una palabra dirigida a otro. De este modola estructura pregunta-respuesta constituye la estructura de la base del discurso en cuantoimplica al locutor y al interlocutor. 2.2.4 La trama narrativa de los sujetos en conflicto según el contexto Hemos expresado siguiendo a Cobb (2006) que en la teoría de la responsabilidad, en elmarco judicial, las partes en conflictos no pueden desarrollar sus narrativas y que las mismasquedan reconstruidas por los letrados a los efectos de que compatibilicen con la ontologíajurídica, desde donde esta puede ser invocada ( Bandieri 2007). Esto atenta a la idea que el hombre vincula su identidad con el acto de narrar, que esla forma reflexiva de “contarse” en donde la identidad personal se proyecta como identidadnarrativa (Ricoeur 1994) Retomamos entonces la idea de “la trama” o sea la representación de la acción que“atribuye una configuración inteligible a un conjunto heterogéneo compuesto de intenciones,causas y causalidades, la unidad de sentido que resulta de ello descansa en un equilibriodinámico entre la exigencia de concordancia y la admisión de discordancia que, hasta el cierredel relato pone en peligro esta identidad de un género circular, el poder de unificación asígenerar empatía, esto es, comprender la situación del otro y encontrar cualidades humanas en el otro que pueden coincidir con laspropias. En el reconocimiento al otro está implícita la sensibilidad propia de reconocer y considerar a otros y preocuparse p or ellosUna persona concede reconocimiento cuando puede ver el comportamiento del otro bajo una luz diferente, cuand o cambia suinterpretación de lo que el otro dice y logra reinterpretar su propia forma de ver las cosas
  9. 9. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCaplicado a la dispersión episódica del relato no es otra cosa que la poesía” (Ricoeur, 2004.Pág. 232, 233). La mediación es un escenario posible para obtener una identidad de sentido enla búsqueda de una nueva narrativa que teje una nueva trama y deja sin efecto las narracionesantagónicas previas. El sistema judicial confisca la narrativa de las partes y, reiteramos, lasconvierte en objeto de estudio sobre el que se expedirá científicamente el sentenciarte La identidad narrativa permite un nuevo enfoque del concepto de ipseidad (concienciareflexiva del sí mismo) que puede desplegar su dialéctica específica entre dos tipos deidentidades, la inmutable del idem del si mismo y la identidad cambiante del ipse de si-mismo considerado en su dimensión histórica (Ricouer, 2004) Según Ricouer (2004) la ipseidad puede producir una multitud de variacionesimaginativas, (indecisión, duda, contestación) gracias a las cuales las transformaciones delpersonaje tienden a hacer problemática su identificación. La ipseidad se pone en relacióndialéctica con la mismidad, entendiendo por ella todos los rasgos de permanencia (identidadbiológica del código genético, huellas digitales, fisonomía, voz, costumbres estables, etc.),Entonces la práctica cotidiana oscila entre estos dos polos (ya sean acciones de corto alcance,prácticas profesionales o de oficio, planes de vida, etc.) Una forma en que un sujeto de acciónpuede dar a su vida una calificación ética es a través de la narrativa, teniendo en cuenta que nila muerte ni el nacimiento constituyen aperturas o cierres narrativos y las vicisitudes de la vidasiguen a la búsqueda de configuración narrativa. (Ricouer, 2004). Así desarrolla Pérez ( 2009) este importante aporte de Ricouer “ La ipsiedadha de ser “realizada”, “ejercida. Conquistada en el contexto del mundo de la vida: es horizontedel “esfuerzo por ser”. En este sentido el sujeto singular está siempre en ciernes pero noporque, como dice Hegel, sea “espíritu inacabado”, un momento del espíritu universal yabsoluto, sino porque su autoexperiencia le es inherente, un momento de propiedad que no essubsumible bajo ningún universal y que es, en cuanto a horizonte de posibilidad un reto. Estedespegamiento de la ipseidad como proyecto nos trae inmediatamente al escenario elproblema de la autonomía. Si la ipseidad se configura en la trama de un proyecto les esinherente la posibilidad de fortalecerse o declinar. Desde ese punto de vista la constitución del“si mismo! Exige del sujeto la posibilidad de contar consigo mismo en forma libre e
  10. 10. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCindependiente y como norma de sí. . En este punto se podría decir que la autonomía en unacondición de posibilidad de la ipseidad. El desafío a la heteronomía con coraje y con valor,contenido en esa apelación Kantiana a regirse por si mismo y no pr la “guía de otro”, es pasoobligado en el logro de una esfera de propiedad, de lucida sujeción a sí, deautorreferencialidad” Consideramos en consecuencia que cuando las partes concurren a una mediación hangenerado, respectivamente, un cierre narrativo respecto a la situación de conflicto en dondeexiste un repliegue de la ipseidad a la mismidad, generando un posicionamiento. Sin embargola presencia del otro y el espacio comunicacional que se instala , con la asistencia de untercero neutral, permite modificar muchas veces las narrativa, impactando en la dimensiónindividual de los sujetos (interaccional, conductual, psicodinámica y cognitivamente), o en loque Ricouer denomina la “dialéctica entre la identidad del sí y la entidad del otro. Respecto a dicha dialéctica expresa Gabriel Jaime Pérez (2009) “La definiciónricoeuriana de la perspectiva ética –con y para el otro– nos remite al concepto heideggerianode la solicitud, él cuidado o la preocupación, pero en el ámbito de la dimensión dialogalintersubjetiva de la existencia humana, sobre la base de que “mis” intereses, aspiraciones yproyectos referentes a la vida buena no pueden encontrar realización en el aislamientosolipsista, sino en la cooperación con los demás. En tal sentido, “mi” búsqueda de la vidabuena tiene que ser también una búsqueda compartida con la de los otros seres humanos.Esta dimensión, que en cuanto dialogal es comunicacional, implica el reconocimiento efectivode la pluralidad, la alteridad y la diferencia y con base en él, la actitud de tolerancia que suponela afirmación del otro como otro. Lo que abre o cierra cada uno de los modelos de resolución de conflictos queanalizamos impacta en la calidad de vida de los individuos del sistema social, en tanto y encuanto impactan en el sí mimos de los sujetos en conflicto. El sí mismo según Shotter (1996)desde una concepción dialógica y retórica no está relacionado con quien es uno o la propiaidentidad, sino que involucra un proceso de crítica y justificación que pone al sujeto en juegopara que sus propias acciones se ajusten a una forma de vida aceptada o aceptable paraotros. Así, adopta diferentes voces (puntos de vista, líneas de acción, formas de vida) y
  11. 11. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCargumenta hacia sí mismo como responder a las circunstancias por las que transita. Lamente, la intención, la memoria, la motivación, la precepción, la emoción etc., son entidades enproceso de construcción, abiertas a nuevas construcciones o reconstruidas en diferentescircunstancias discursivas o conversacionales, según el propio sentido de ubicación delpropio proyecto y el proyecto de los otros con los que cada sujeto interactúa.2.2.5 La situación del mediador como sujeto participe del sistema comunicacional Al ser el mediador un sujeto individual partícipe activo del sistema de resolución deconflicto, también él se encuentra involucrado desde su dimensión individual en el interjuego,narrativo como un desestabilizador de los sistemas de creencias de las partes, ejerciendo su rolsin prescindir de su propia epistemología, de su propio dominio explicativo de lo que ocurrecomo observador. ( Bandieri 2007) La formación del mediador propone, además de laincorporación de marcos teóricos y destrezas actitudinales, un fuerte trabajo sobre sus propiossupuestos. Entendemos que cada una de las partes incursas en una situación de conflicto,construyen un significado acerca del mismo. Según Linares Quintana (1996) “… la construcciónde realidades puede ser entendida como un juego de recursividadades que involucran tresplanos: el racional o de pensamiento, el cibernético o pragmático y el emocional. También lasrecursividades se producen en el plano narrativo: observamos lo que nosotros mismosconstruimos y construimos lo que estamos observando. De ahí es que cuando nosproponemos conocer nuestro conocer, es decir cuando nos preguntamos acerca de nuestraepistemología, el resultado es nuestro modelo de conocimiento” (Pág. 23). De tal manera quecada parte cuenta con su propia atribución de significado con respecto al conflicto y, al decir deLinares, las conductas de uno de los sujetos del conflictos no es independiente a la conductadel otro sujeto del conflicto ya que ambos son “participes y productores de realidades co-constuídas en un juego interactivo de complementariedades” (pág. 23). Entonces en lamediación el mediador conforma un sistema y las partes otro sistema y ambos sistemasinterviene en un interjuego que Linares sintetiza así: “Se trata de un juego de tres planos derecursividades que se sinergizan, incrementado la complejidad y la complejidad de la
  12. 12. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCcomplejidad y la complejidad de la complejidad, tal como dos espejos que se enfrentan ypresentan una sucesión de imágenes infinitas” (Pág. 25) y el interjuego del mediador con laspartes es “ una coreografía donde se implementan intervenciones dirigidas a los tres planos”(pág. 25) donde el mediador intenta perturbar el sistema de creencias con relación al conflicto.Parafraseando a Linares diremos que una manera sencilla de definir la mediación esconsiderarla como una relación humana, sostenida por una instancia mediadora y otra quesolicita su ayuda como mediador. Quienes se capacitan para ejercer la mediación en marcos teóricos tales como laepistemología constructivista, la cibernética de segundo orden, la teoría de los sistemas, lateoría del observador, etc., se entrenan para conformar un “sistema de intervención”, esto esun Todo en el que las conductas de las partes y el mediador se influyen recíprocamente. Aldecir de Linares (2006) “… recursivamente cualquier intervención de uno o del otro pautara eljuego de las intervenciones de la misma manera que dichas intervenciones surgen como elresultado de tales intervenciones desarrolladas”. Siguiendo al autor podemos considerar que enla secuencia cibernética, tanto las acciones del mediador como la de las partes tienden aperturbar al sistema de intervención (las partes a la propuesta del mediador generandoresistencia o cambio, el mediador a la respuesta de las partes intentando la construcción denuevos significados mediante al restructuración de las narrativas). Entonces el proceso demediación es un espacio de aprendizaje de doble juego, “un intercambio comunicacional dondetransitan emociones, prácticas y reflexiones” y en donde ni el mediador ni las partes son losmismos, puesto que ambos sistemas han resuelto situaciones en la relación mediador-partes yviceversa, generando aprendizaje y conocimiento. (Linares 2006). Al referirse Linares al campo de la psicoterapia, construimos sobre sus conceptos unaanalogía con la mediación. Así partiendo de su metáfora del juego la mediación podría ser unarelación entre un técnico (el mediador) y los jugadores (las partes). El mediador desarrollaraestrategias y táctica de intervención y los jugadores intentarán reflexionar sobre suconstrucción de significado narrativo y desarrollar nuevas miradas que el permitan arribar anuevas narrativas consensuadas, en término de solución (Linares 2006)
  13. 13. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Linares trae en su descripción del “paciente” otra analogía con los “mediados. En efectolas partes desarrollan tal actividad (historia consonante con la del mediador, emociones,valores, etc) que pueden generar un problema en el mediador de acuerdo al “grado deobstáculo epistemológico que le produzca”. De esa manera también las partes generancuestionamiento en el mediador desde el planteo de su conflicto y cuando ellas lo resuelven elmediador resuelve el propio, o sea el problema de resolver con las partes el problema de laspartes (Linares 2006) De allí que sujetos que insertos en un contexto litigioso como Mendoza, que eligenestudiar un paradigma diferentes de resolución de conflictos requieren de “un agudoentrenamiento, no tanto para aprender un número ingente de técnicas sino de incorporar lahabilidad de detectar cuales son las indicadas, en función de las propias capacidades…” yagregaríamos de las características de las partes en conflicto que ponen en juego dichascapacidades (Linares 2006) En nuestro trabajo intentaremos analizar las modificaciones que pueden operarse enestos sujetos en razón de su formación como mediadores, respecto a la narrativa quedesarrollen antes y después de la formación en su comunicación 2.3 Persona Jurídica 2.3.1 Conceptos generales A esta altura del análisis corresponde considerar que significa persona desde laperspectiva jurídica. El concepto jurídico de “persona” se desprende del art 30 de nuestroCódigo Civil que dice: “son personas todos los entes susceptibles de adquirir derechos, ocontraer obligaciones”, para luego agregar que “todos los entes susceptibles de adquirirderechos, o contraer obligaciones, que no son personas de existencia visible, son personas deexistencia ideal, o personas jurídicas.” y que “todos los entes que presentasen signoscaracterísticos de humanidad, sin distinción de cualidades o accidentes, son personas deexistencia visible. (art. 51) y “les son permitidos todos los actos y todos los derechos que no
  14. 14. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCles fueren expresamente prohibidos, independientemente de su calidad de ciudadanos y de sucapacidad política (art 52). Por lo tanto llamaremos “capacidad jurídica,” a la aptitud para ser titular de derechos yobligaciones (capacidad de goce) o de ejercitar esos derechos, contraer obligaciones enforma personal e intervenir en juicio por derecho propio (capacidad de ejercicio) ydenominaremos “sujeto de derecho” a la ficción jurídica que considera a la persona como uncentro de imputación ideal de deberes y derechos. 2.3.2 Mayor precisión de los términos Un sector importante de la doctrina jurídica considera sinónimos los conceptos de"persona" y de "personalidad". Así denominan a un mismo ente que es el sujeto de derecho osea la "persona" para referirse a los "derechos de la persona" con la equívoca expresión de"derechos de la personalidad". No siendo la "personalidad" un ente, no se le pueden atribuirsituaciones jurídicas subjetivas, es decir, derechos y deberes. La persona, en cambio, si es unente por lo que se constituye en sujeto de derecho. La persona, en cuanto ser humano, es unaunidad psicosomática sustentada en su libertad. (Sessarego 2009) Sessarego (2009) afirma que “La personalidad es tan solo la manifestaciónfenoménica de la persona, su exteriorización en el mundo, su peculiar manera de ser, laexpresión dinámica y de cada ser humano. “La personalidad se va perfilando en el curso de lavida, mediante una sucesión de "haceres", los mismos que se despliegan en el tiempoexistencial, en el tiempo en que consiste el ser humano y que se inserta dentro del tiempocósmico” [ …] “ La libertad y la temporalidad, dentro de un contexto coexistencial, permiten quecada ser humano construya y tenga su propia e intransferible biografía. Es esta personalbiografía, esta hoja existencial, la que lo delata como idéntico a sí mismo. Se trata de unaidentidad que resulta de la combinación de dos vertientes, una estática y permanente, y otradinámica y cambiante. La estática está representada fundamentalmente por nuestra clavegenética y la dinámica se expresa a través de los rasgos de nuestra propia personalidad.”(Sessarego 2009)
  15. 15. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Entonces tampoco "personalidad" puede sustituir a "capacidad" ya que entender que laprimera signifique la "aptitud" para ser sujeto de derecho carece jurídicamente de sentido yaque únicamente el ser humano, por su naturaleza es el ente "capaz" de poseer derechos ydeberes. El Derecho a este propósito es una exigencia existencial, una creación del serhumano, en cuanto libre y coexistencial, para convivir en sociedad. Se supone que cada serhumano es capaz de vivir esa libertad, de convertirla en fenómeno. Ser libre significa, por ello,ser capaz y esto no es un tema jurídico. El derecho, a partir de este reconocimiento de lanaturaleza humana, lo que tiene que proteger es el libre ejercicio en el mundo exterior de esainnata capacidad del ser humano por realizarse. (Sessarego 2009) Dice Sessarego (2009) “De nada serviría al ser humano ser ontológicamente libre, esdecir, capaz de decidir por sí mismo, si esa libertad no pudiera proyectarse al exterior en actos,en conductas, en comportamientos, en un determinado "proyecto de vida". Esta capacidad espues inherente al propio ser humano y no una cualidad o aptitud agregada o concedida al serhumano por el ordenamiento jurídico” […] “Por lo expuesto, la noción de "personalidad" nopuede sustituir ni al "ente", que es el "sujeto de derecho", es decir, a la "persona", ni a la"capacidad" de goce, la misma que le es inherente. El derecho no puede actuar sobre estacapacidad natural pues ella pertenece a la esfera del ser mismo del hombre y, por lo tanto, sucomprensión es de índole filosófica. Es decir, como lo hemos expresado, el derecho no puedelimitar, ni restringir ni suprimir la capacidad de goce. Limitar la capacidad de goce es unimposible ontológico. Solo la muerte acaba con la persona, con su ontológica libertad y suinherente capacidad conocida como de "goce". Entendemos, como corolario de lo expuesto que todo cuanto se considera en el mundodel derecho se refiere a las conductas de los seres humanos, libremente ejercidas, cuandoestas interfieren en el orden jurídico. Las motivaciones, las narrativas, las necesidades, lasconstrucciones históricas o sus historias de vida no ingresan en su análisis causalist,a referidoa una determinada conducta como causa y a una determinada vulneración de un derecho quedebe ser reparado como efecto.
  16. 16. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC 2.4 El caso de CABA como referente de un cambio de paradigma y su incidencia en las narrativas de los sujetos en conflicto. 2.4.1 Aportes doctrinarios Aplicando estos conceptos a nuestro estudio vemos que la cultura dominante dellitigio, a los individuos en situación de conflicto, los convierte en “litigantes”, “justiciables” o“contrapartes”. En el nuevo sistema el impacto de la cultura dominante del dialogo, a losindividuos en situación de conflicto, los convierte en personas que narran su historia delconflicto, y escuchan sus mutuas narraciones en un espacio diseñado para practicar el dialogo. Entendemos, como lo venimos expresando, que en la Ciudad Autónoma de BuenosAires , los legisladores introdujeron en el sistema normativo (macrocontexto) una nueva formade enfrentar los conflictos, hasta ese momento “judiciales” y a partir de ese momento“extrajudiciales” Lascala (1999) muestra el apuntalamiento al cambio de paradigma operado enCABA cuando nos informa que en los debates parlamentarios de la ley 24573 de mediaciónobligatoria, los diputados argumentaron a favor de la obligatoriedad de la instancia demediación porque su aplicación coercitiva, facilita el conocimiento del método e intentamodificar los hábitos sociales de rivalidad, “cambiando la cultura litigiosa imperante ennuestro medio, por otra distinta de acercamiento y participación de los interesados enlas solución de controversias, aspirando a que el sistema mediatorio se internalice en elinconsciente colectivo” (el destacado me pertenece). La crisis judicial (exosistema social) y la necesidad de un cambio cultural alimplementarse la ley de Mediación obligatoria con impacto en la cultura social (desde elmacrosistema social) se encuentra enunciada por varios doctrinarios, todos ellos juristas: Así Caivano, Gobbi y Padilla (1997) expresan: “Es evidente que el estado terminal dela crisis judicial exigía hacer algo y rápido. El gobierno nacional, empujado por la necesidadde mostrar alguna actividad tendiente a superar esta crisis, vio en la instalación de lamediación como instancia previa a los juicios una medida viable”[…] “La ventaja de la
  17. 17. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCmediación va mucho mas allá que descongestionar tribunales; puede enseñarnos comosociedad sobre lo incivilizado de arrojar los conflictos, exigiendo de ellos algo que no están encondiciones de dar y puede comenzar a producir un cambio cultural que nos haga ver laconveniencia de componer antes que confrontar” (el destacado me pertenece) Álvarez (2003, pág. 284) apoya la obligatoriedad de la ley, como medio impositivo paraque los ciudadanos conozcan esta opción ya que afirma que el problema es mayúsculo“cuando no hay cultura negociadora ni conciencia de la existencia de otro método diverso alplanteo de conflicto ante los tribunales” 2.4.2 Aportes jurisprudenciales Conforme lo antes expresado el propio sistema judicial a través de las decisionesjudiciales (jurisprudencia) valida el cambio operado. Así se dijo en la Justicia de la Ciudad deBuenos Aires a través de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, que a partir de la ley24573 en el campo del derecho privado la mediación es la regla, transformándose en unrequisito previo a iniciar una acción judicial que el interesado se someta a la mediaciónobligatoria 9 2.5 . Diferentes escenarios, diferentes actores, diferentes narrativas Teniendo por cierto el estado de crisis en la resolución de conflictos en la Ciudad deBuenos Aires, concluimos en que se arbitró un cambio epistemológico en el abordaje de losmismos, propiciando legislativamente la difusión obligatoria del método, al exigir laconcurrencia de las personas a la mediación, siendo su permanencia facultativa. Laestadística da cuenta de la cantidad de sujetos que aceptaron la novedad, con lasconsecuencias del cambio, estadísticamente acreditado 9 (Cámara Nacional Civil. Sala H, Sentencia 20-2-98- Autos Gómez Irene c/ Instituto San Roberto, Arzobispado de Buenos Aires, yotros. Publicado en revista El Derecho No 178 Pág. 149, idem Sala J Sentencia 14-10-97‟ Grappic Diners Club Argentina SA y otros, Dictamendel Fiscal de Cámara publicado en revista Doctrina Judicial No 198, p 709, y revista La Ley 1998-E p.190. El destacado me pertenece)
  18. 18. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Nos proponemos en este apartado reflexionar sobre la influencia del contexto en lanarrativa de los sujetos en conflictos Ahora, nos surge el siguiente interrogante: ¿Cómo opera la narrativa de un sujeto enconflicto según interaccione con un abogado, en un juicio o en una mediación? 2.5.1 Narrativa del sujeto en conflicto trasladada a la narrativa jurídica de su abogado Milia (1997) sugiere que el abogado debe analizar la relación con su cliente,interesándose de por qué lo eligió, cual es su objetivo, la esencia de su disconformidad, lascausas de la mismas y las condiciones objetiva, subjetivas y subliminales que lo han decidido ainiciar el conflicto o a aceptar el desafío de un oponente y la contraprestación por el servicioprofesional. Cerrado este aspecto el abogado debe ocuparse del “bando rival”. El autor propone que el abogado, en caso de negociación con la otra parte, procedaa un análisis de situación que conduzca a los siguientes resultados - “Determinar las medidas de implementación necesarias para disminuir nuestras vulnerabilidades” - “Determinar las medidas necesarias para potenciar nuestra capacidad par operar sobre la vulnerabilidad del oponente” - “Deducir las acciones primarias de los cursos de acción posible tanto del oponente como propios - “Evaluar o inferir que evaluación tiene el oponente de nuestras intenciones y capacidades”” - “Categorizar la habilidad y uso para negociar del oponente particularmente lo relativo a agañazas ( artificios engaños) y otras maniobras - “Revisión y perfeccionamiento de las suposiciones formuladas anteriormente “
  19. 19. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Advertimos en esta posible interacción que el posicionamiento del sujeto en conflicto, o sea el sostenimiento de una narrativa que determine la naturaleza de la relación con la otra parte, denominada “oponente”, será potenciado por el profesional en términos binarios de ganar/perder y reformulado según su propia narrativa estratégica de combate. Lo expuesto no se altera en el supuesto de que el conflicto se judicialice, ya que la misma lógica se establece, en un contexto de batalla diferente. La narrativa que involucra a la identidad de un sujeto en conflicto con el otro de la relación conflictual, será reformulada a los efectos de que coincida con el derecho invocado y con las posibilidades probatorias. Se genera así una “verdad formal” tendiente a convencer al Juez (formar convicción), que dista mucho de la narrativa del sujeto en conflicto. Sí se constituye en una narrativa cuya suerte impacta en la identidad profesional del derecho, en su prestigio. Pero esta narrativa no se construye en un “girar con otro” , en conversaciones, sino en probar en forma causal y lineal la verdad formal, en una lucha de poder que dirime el Juez (Tula 2011)10 El vínculo que conforma al subsistema Juez- Letrado se advierte en el articulo 56 del Código Procesal, por el cual ningún Juez permite cualquier trámite judicial sin firma de letrado. Desde ese lugar de la arena judicial esgrimirán los abogados las razones que sostienen a favor de su cliente (instalados en la narrativa posicional del conflicto), en busca de una sentencia que defina el combate, y si esa creencia es compartida por los profesionales de ambas partes, la lucha no tendrá tregua. (Tula 2011) Sin embargo en el abordaje de la mediación muchos autores proponen un cambio en el papel del abogado, quien respetando la autonomía narrativa y el 10 El análisis epistemológico de conversación conlleva la idea de cambio ya que “vert” quiere decir girar y por lo tantoconversación significa girar o cambiar con en el intercambio de lugares en la secuencia comunicacional (Mariaines Suarez 1996 ,Pág. 130)
  20. 20. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCprotagonismo de su cliente puede asesorarlo en la faz técnico jurídica, modificando loshábitos el litigio judicial (Álvarez 2003; Alvares, Highton y Jassan, 1996, Dupuis 1996,Bianchi 1996) 2.5.2 Narrativa del sujeto en conflicto en los contextos legales Según los cánones habituales de la Justicia, como ya fuera explicado, no eshabitual que el sujeto en conflicto judicializado tenga contacto directo con el Juez, sinla presencia de su abogado. En el expediente judicial se elaboran las “verdades” quecada parte probarán y el lenguaje responde a una narrativa jurídica cuyo contenidotécnico lo comprenden profesionales del derecho. Su dominio narrativo se ha trasladadoal proceso judicial y es el Juez quien al “decir el derecho” sentenciará sobre su éxito oel fracaso, en una suerte de suma cero. (Tula 2006) En los procesos legales formales de los procesos judiciales civiles o penales lasreglas procesales excluyen la posibilidad de que las personas hablen en su propionombre o cuenten “historias “en su propia forma. Como antes dijéramos se trata de unaconfiscación de la capacidad narrativa de los sujetos y la cosificación de dichasnarrativas para su sujeción a un análisis científico. (Sara Cobb 1996) Desde la denominada “teoría de la responsabilidad” los disputantes(demandados y acusadores), en el proceso que funciona como contextocomunicacional, verán la versión de su historia como informes narrados que muestrana uno de ellos como una agente y una acción y al otro como receptor de la acción. Unvínculo causal entre la acción intencionada del agente (demandado) y el daño sufridopor el otro (acusador u demandante), conectadas a un resultado (sentenciacondenatoria), y defensa de la acusación en un plano argumental inverso igualmenteconectada también a un resultado (sentencia absolutoria) (O´Barr & Conley 1985 enSara Cobb 1996)
  21. 21. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Todo depende según Cobb de las intenciones y su construcción designificado e las relaciones humanas. Si en el devenir de una relación las acciones seencuadran en “buenas intenciones” (construcción grupal de una forma de relaciónaceptada, en su contexto operacional) todo transcurre en armonía. Si las intenciones seencuentran fuera de control, “se transforman en herramientas centrales para el manejoen las condiciones discursivas reguladoras de responsabilidad y culpabilidad y lasconsecuencias materiales…” (Cobb 1996, Pág. 23) La atribución y exposición de intenciones en el discurso posicionan a laspersonas sobre mapas morales y relacionales usados en la vida social (Harre 1984 enCobb Sara 1996). El mapa moral responde a un esquema evaluativo construido en laconversación que permite describir las acciones propias y las del otro y atribuirintenciones y consecuencias en el mundo social (Shotter 1984 en Cobb 1996). Elmapa relacional se refiere a una telaraña de relaciones en las que las personas estánenredadas y la función de cada uno es en función de la posición del otro (Bateson 1972en Cobb 1996). La responsabilidad es entonces una función de la posición ocupadaen mapas morales y relacionales que son por turnos, construidos en el discurso, en laconversación. El posicionamiento resulta de un proceso por el cual alguien establece,construye, elige , describe un orden moral como un conjunto de responsabilidades,obligaciones y privilegios y luego se localiza asimismo y a los otros dentro de ese ordenmoral. La naturaleza de la relación, conforme los axiomas de la comunicación humana,dependerá entonces del posicionamiento de cada parte e impactara en la organizacióntotal de la historia (Cobb 1996) La acción de los operadores jurídicos será generardiscusiones retrospectivas de intenciones como maniobras para determinar laresponsabilidad y culpabilidad en los contextos legales. 2.5.3 Narrativa de los sujetos en conflicto entre sí 2.5.3.1 Identidad y narrativa
  22. 22. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC Ampliando el desarrolló teórico del punto 2.2 de este capítulo , efectuaremos algunasconsideraciones respecto a identidad y narrativa en los términos interacciónales del abordajede los conflictos. La mediación es un espacio de conversaciones donde las narrativas de los sujetos,respecto al conflicto, circulan dialógicamente, con el propósito de modificar la puntuaciónsemántica de sus posiciones encontradas, en busca de una narrativa consensuada. En esteproceso comunicacional los sujetos son protagonistas plenos y el mediador un terceroimparcial, que intenta proponer, a través de diferentes herramientas, una modificación en lasnarrativas, respetando, ecológicamente la identidad de las partes sin imponer solucionesconsensuadas (Caram Eilbaum y Risolia, 2006, Diez y Tapia 2006, Suares 1996, Cobb 1997,Linck, 1997) Surge entonces el delicado concepto del efecto en la identidad de los actores delconflicto, según este se trate en el marco de la mediación o en el contexto judicial. La relación entre identidad y narrativa es formulada por Linares (1996) en el sentido enque la identidad se puede considerar como el núcleo de la mente, el productos de ladecantación de la experiencia donde el ser permanece y en torno a él la narrativa surge comoconsecuencia de la de la experiencia relacional. Así por la narrativa nos contactamos con elexterior a través de procesos comunicacionales y la relación y la narrativa se modifica, dejandoalgunos elementos o incorporando otros. Esta propuesta permite valorar el impacto en laidentidad de los sujetos en conflicto interrelacionados e interactuando en la internarrativa y elimpacto en los sujetos alejados de tal posibilidad. Fernández Moya (2000) expresa que “la narración es el espacio donde el individuo sereconoce a sí mismo y como tal es extraordinariamente resistente al cambio”. Sin embargo –sostiene- que sujetos que defienden su identidad atacada hasta jugar su supervivencia,aceptan transacciones en la confrontación cuando se trasladan al plano narrativo. Nosotros
  23. 23. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCcreemos que estas transacciones quedan habilitadas en contextos como la mediación y laterapia y que el marco judicial solo propone un pequeño espacio en la conciliación judicial. 11 Fernández Moya (2000) citando a Linares nos ofrece una clara definición de ambascategorías y nos ayuda a profundizar la reflexión, que en los mecanismos judiciales el sujetoen conflicto ancla a su identidad las razones con las que construye su narrativa posicional, sinla oportunidad de crecer en intercambio y aprendizaje negociables, como se propone en lamediación. 1. “Identidad es el núcleo profundo en el cual la experiencia se organiza rígida no negociable” 2. “Narrativa es aquel que se negocia con el entorno, la experiencia se organiza de manera flexible, o sea que en cada uno existiría un núcleo de identidad y un espacio narrativo, esto admite toda clase de variaciones” También -Coincidiendo con Lax (1997) - diremos que el desplazamiento desde lavisión del individuo como “morada del problema” hacia las redes sociales y las prácticaslingüísticas, son fundamentales tanto para la formación de problemas, cuanto para susolución. Ello pone de relieve nuestra naturaleza relacional mutua y que los problemassurgen y resuelven a través el lenguaje y las interacciones sociales. El desarrollo narrativo lohacemos en conjunto con otros, Definimos quienes somos en interacción de las diversasmaneras en que somos percibidos por otros, en un proceso recursivo. También nos revelamosa cada momento en nuestras interacciones, en continuas narrativas. Las construcciones del si mismo son actos de autonarración no solo descriptivos delsí mismo, sino- lo que es más importante-también para el surgimiento y la realidad del sujeto(Kerbi 1991 en Lax 1997) 11 Art 209 del Código Procesal Civil y Comercial de la Ciudad de Buenos Aires: “. Los acuerdos conciliatorioscelebrados por las partes ante el juez y homologados por éste tendrán autoridad de cosa juzgada. Se procederá a su cumplimien toen la forma establecida para el trámite de ejecución de sentencia.”
  24. 24. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC 6 La construcción del Yo y la intersubjetividad Según Brunner (1991) es Gergen (1973) quiene aborda la construcción del Yoproponiendo mostrar que la autonomía y el autoconcepto de las personas se modifica enfunción de los otros con los que interactúan y de las observaciones positivas o negativas queestas le devuelven. Desde una perspectiva del sujeto multidimensional, el Yo se distribuye enmúltiples escenarios de interacción y es el producto de todas estas dimensiones. ExpresaBrunner (1991) que a fines de la década del setenta apareció el Yo como narrador que cuentahistorias en las que incluye un bosquejo del Yo como parte de la historia. Schfer (1981 en Brunner 1991) describe: “Estamos siempre contando historias sobrenosotros mismos. Cundo contamos estas historias a los demás, puede decirse, a casi todos losefectos, que estamos realizando simples acciones narrativas. Sin embargo, al decir quetambién nos contamos las historias a nosotros mismos, encerramos una historia dentro de laotra. Esta es la historia de que hay un Yo al que se le puede contar algo, otro que actúa deaudiencia y que es uno mismo o el Yo de uno. Cuando las historias que contamos a los demássobre nosotros mismos versan sobre esos otros Yoes nuestros, por ejemplo cuando decimos“no soy dueño de mí mismo”, de nuevo encerramos una historia dentro de otra. Desde esepunto de vista el Yo es un cuento. De un momento a otro, de una persona a otra este cuentovaria en el grado en que resulta unificado, estable y aceptable como fiable y válido aobservadores informados” Las vidas y los Yoes que construimos son el resultado de un proceso de construcciónde significados, que no solo responden al presente, sino que también toman significados de lascircunstancias históricas que dan forma a la cultura de la que son expresión (Brunner. 1991) Najmanovich (2005) desde otro ángulo, nos permite pensar en la subjetividad desdeuna dinámica vincular ya que no nacemos sujetos sino que devenimos en tales a partir dejuegos sociales. Así, la sociedad es producto de las interacciones sostenidas por sereshumanos que generan configuraciones relacionales, dotadas de una estabilidad relativa. Lasociedad emerge por un proceso de autorganización y en el mismo proceso se gesta elindividuo... No hay sujeto previo a la sociedad, ni sociedad anterior a las interacciones.
  25. 25. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARC La autora nos propone superar la mirada dicotómica del adentro y el afuera, el yo y elotro, lo propio y lo ajeno, elementos que se sostiene y definen en una mecánica deintercambios. Expresa: “Estos límites no son fijos ni rígidos no pertenecen al universo de loclaro y distinto, son interfaces mediadoras, sistemas de intercambio y en intercambio. Que secaracterizan por una permeabilidad diferencial que establece una alta interconexión entre unadentro y un afuera que se surge y se mantiene – o transforma – en la dinámica vincular. Maliandi (2010) sostiene, siguiendo a Habermas, que el paradigma del lenguajerepresenta una perspectiva que asegura la intersubjetividad y que el “yo pienso” cartesianose sustituye por el “nosotros argumentamos”, dejando la concepción monológica de la razón yreconociendo en ésta su carácter dialógico. Creemos encontrar entonces en la mediación, conforme los aportes de los diversosautores, un interjuego de narrativas dialogadas, subjetividades en interacción yretroalimentación del yo en mi mismo, el mi mismo en el otro, y el otro en mi, un camino decambio posible en los vínculos sociales que necesitan resolver conflictos, siempre inmanentesen la lógica de la diferencia humana. Seria posible así una lenta mutación de la “cultura de lapolémica” o del enfrentamiento al diálogo (Tannen 1999), o de la cultura del litigio a la culturadel diálogo. Cabe destacar que desde otras corrientes filosóficas se destaca el consenso a partirdel diálogo como “un proceso discursivo mediante el cual, dando lugar a la manifestaciónracional no violenta de los disentimientos inherentes a toda situación de conflicto, se buscallegar a acuerdos o consensos, siempre provisionales, en un proceso de búsqueda conjuntamediante la argumentación razonada. En este diálogo entran participativamente comointerlocutores todos los afectados con respecto a una situación determinada, como integrantesde una sociedad abierta a la libre opinión. Esta postura, aunque con diferencias en susrespectivos planteamientos, corresponde tanto a la ética discursiva de la responsabilidadsolidaria de Karl Otto Apel, como a la ética de la acción comunicativa de Jürgen Habermas.(Pérez Gabriel Jaime 2009)
  26. 26. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCBIBLIOGRAFÍAÁbalos, María G. El poder legislativo en las provincias: algunas notas para su reformulación -Revista Microjuris (digital) MJ-DOC-1918-AR | ED, 198-645 | MJD1918 1 de Enero 2002dic-2010Abeceb.com (Consultora) Cuáles son las provincias que presentan mayor riqueza por habitante11 de Septiembre del 2008 Fuente electrónica consultada el 01.012.2010http://www.iprofesional.com/notas/71705-Cuales-son-las-provincias-q...Alcaide, Stella Maris, Ravenna Analía, (1998) Guala María del Carmen La mediación en laEscuela, Buenos Aires, Argentina Homo SapiensÁlvarez Gladys (2003) La Mediación y el Acceso a la Justicia, Buenos Aires, Argentina,Rubinzal-CulzoniÁlvarez Highton y Jassan (1996) Mediación Y Justicia pág. 88 Ed. Depalma Buenos AiresArgentinaAndersen, Ralph y Carter, Irl (1994) “La conducta humana en el medio social- Enfoquesistémico de la sociedad” Barcelona, España, GedisaAréchaga Patricia Cómo escucha el mediador: escucha activa Revista La Trama no 1 Septiembre2006 http://www.mediadoresenred.org.ar/larevista/numero1Aréchaga Patricia, Brandoni Florencia y Finkelstein Andrea, Clínica de Mediación- Relato deCasos Ed Librería Histórica de Emilio Perrot Buenos Aires 2004Bandieri, Luis María (2004) La Mediación Tópica” – Buenos Aires, Argentina Editorial ELDERECHO,Bianchi Roberto (1996) “Mediación Prejudicial y Mediación” Buenos Aires Argentina Ed.ZabalíaBriseño Sierra Humberto (1995) “Conflicto Jurídico y proceso” en Agulla Grados Guido yCalderón Ana (compiladores) en La Fe del Hombre en si mismo y la lucha por la libertad através del proceso” en Academia Virtual Iberoamericanadel Derecho
  27. 27. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARChttp://www.academiadederecho.org/index.cgiBronfenbrenner, U. (1971). La ecología del desarrollo humano. Barcelona, Paidós.Brunner Jerome (2009) Actos de significado Madrid España Alianza EditorialCaivano Roque, Gobbi Marcelo, Padilla Roberto, (1997) “Negociación y Mediación” BuenosAires, Argentina Ed. Ad-HocCaram, María Elena; Eilbaum, Diana Teresa y Risolia Matilde. (2006). Mediación diseño de unapráctica. Buenos Aires, Argentina: Ed. Histórica.Carril Enrique Chayer Héctor Mario Escenarios futuros para la justicia argentina Publicado enRevista La Ley Actualidad, 3 de junio de 2004, Pág. 3}Ceberio y Paúl Watzlawick (2006) “La construcción del universo” Barcelona, España. Ed PlazaCobb Sara (1996) La Construcción social de las intenciones en las narrativas legales.. Materialbibliográfico del curso “Negociación y Resolución de Conflictos”, Universidad de California,Santa Barbara, Agosto „ Septiembre de 1995, traducido y compilado por Suares Mariainés en“Compilación de Artículos de Mediación Modelo Circular Narrativo,”Comisión Nacional de Acceso de la Justicia de la Corte Suprema de Justicia (2008) Base dedatos Fuente electrónica consultada el 1 de Diciembre del 2010http://www.csjn.gov.ar/accjust/docs/mendoza.jspDiez, Francisco y Tapia, Gachi. (2006). Herramientas para trabajar en la mediación. BuenosAires, Argentina: Paidós.Fernández Moya, Jorge. (2006). En busca de los resultados. Una introducción al modelosistémico estratégico. Mendoza, Argentina: Ed. Universidad del Aconcagua.Folberg, Jay y Taylor, Alison (1992). Mediación o resolución de conflictos sin litigio. México:Limusa Noriega EditoresFores, Foros de Estudio de Administración de Justicia (2010) Índice de Confianza en la Justicia(ICJ) Marzo 2010. -Página consultada el 1 de Diciembre del 2010http://www.foresjusticia.org.ar/investigacion-detalle.asp?IdSeccion...Glaserfeld, Ernst on (1996). Aspectos del Constructivismo Radical. En Pakman, M.(Compilador), Construcciones de la experiencia humana. Volumen I. (pp. 23 – 43), Barcelona,
  28. 28. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCEspaña: GedisaGottheil, Julio y Schiffrin, Adriana (compiladores). (1996). Mediación: una transformación en lacultura. Buenos Aires, Argentina: PaidósHighton Elena Inés y Álvarez. Gladis Estela, (1996) La mediación en la escena judicial en FriedSchnitman Dora y Schnitman. Jorge (compiladores) Nuevos diseños y nuevos contextos.Montevideo Uruguay Editorial GranicaLinares Juan Luis (1996) Identidad y Narrativa. Buenos Aires, Argentina PaidosLinck, Delfina. (1997). El valor de la mediación. Buenos Aires, Argentina: Ad-Hoc.Maliandi Ricardo (2010) Discurso y Convergencia Buenos Aires Ed. OinosMercado Javier (2010), mediador y abogad Trabajo final de pasantía en Tula Antonio(compilador) “Que piensan quienes culminan su capacitación como mediadores” 30.01.011http://redesalternativas.ning.com/profiles/blogs/que-piensan-quiene..., MJ-DOC-4327-AR |MJD4327, versión electrónica consultada el 11.11.011http://ar.microjuris.com/getContent?reference=MJ-DOC-4327-AR&li...[PERSON,%20JURID]Pérez Gabriel Jaime (2009) La relación entre ética y comunicación El Sí mismo comootroRespecto a las categorías de verdad, libertad y justicia. Acta fenomenológicalatinoamericana. Volumen III (Actas del IV Coloquio Latinoamericano de Fenomenología)Círculo Latinoamericano de Fenomenología Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú;Morelia (México), Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo2009 - pp. 723-741http://www.clafen.org/AFL/V3/723-741_Perez.pdfRamírez Del Valle Bernardo (2006) La Teoría de Sistemas en el análisis del Estado, consultadoel 20.11.2010 EN http://www.monografias.com/trabajos39/politica-sistemica-estado/pol... ,publicación 26 de julio del 2006,)Rodríguez Estévez, Juan María-1999 Etica del Abogado y crisis del Sistema Judicial RevistaMicrojuris 1-ene-1999 MJ-DOC-869-AR y Revista el Derecho T.181 Pan 1395Sluzki Carlos, (1999) La red social frontera de la práctica sistémica, Barcelona GedisSchnitman Dora Reflexiones sobre el Pensamiento Binario y Hegemónico, 2007www.revistalatrama.com.ar/contenidos/027/027_001_esp.pdfSegal, Lynn ( 1994) Soñar la Realidad.- El Constructivismo de Heinz Von Foerster Madrid
  29. 29. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA EN [Año] ESPAÑOL SOBRE MARCEspaña, Ediciones Paidós Ibérica, s.a.Septiembre del 2004 Viñas del Mar Chile 2004 Fuente electrónica consultada el 1 de Diciembredel 2010 http://enj.org/portal/biblioteca/penal/rac/4.pdfSessarego, Fernández Carlos Persona, personalidad, capacidad, sujeto de derecho: Un reiterado ynecesario deslinde conceptual en el umbral del siglo XXI, 23 jul-2009 RevistaShotter Jonh El Lenguaje y la Construcción del si mismo En Pakman, M. (Compilador),Construcciones de la experiencia humana. Volumen I. (pp. 23 – 43), Barcelona, España: GedisaSuares Marinès Mediando en Sistemas Familiares Ed Paidos Buenos Aires Argentina 2002)Suares Marines (1996) Mediación Conducción de Disputas Comunicación y Técnica BuenosAres Argentina, PaidosWhite Michael y Epston David (1993) Medios narrativos para fines terapéuticos, BarcelonaPaidosZorrilla Ruiz Manuel Mª (2005) Teoría general para un entendimiento razonable de los episodiosdel mundo del derecho, Madrid, España Ed. Dykinson S.L.http://ar.microjuris.com/getContent?reference=MJ-DOC-2525-AR&li...[PROC,%20JUDIC

×