1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                              EN ESPAÑOL SOBRE MARCLa Confianza QuebrantadaPercibida ...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                                EN ESPAÑOL SOBRE MARC           Sin embargo el hecho ...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                                EN ESPAÑOL SOBRE MARCrefiere a que exista “conciliaci...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                               EN ESPAÑOL SOBRE MARCel sujeto pasivo del delito.3    ...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                              EN ESPAÑOL SOBRE MARCmediación, que no sólo existe una ...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                               EN ESPAÑOL SOBRE MARCel traidor confiesa la traición y...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                             EN ESPAÑOL SOBRE MARCcantidad posible de lugares diverso...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                                  EN ESPAÑOL SOBRE MARC        mamá para que se saque...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                             EN ESPAÑOL SOBRE MARC        tiene una casa: Gastón vive...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                              EN ESPAÑOL SOBRE MARC        O, quizás la lectura sea d...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                               EN ESPAÑOL SOBRE MARC        Gastón: “Si, pero debería...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                             EN ESPAÑOL SOBRE MARC        Llegado este punto, el ambi...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                             EN ESPAÑOL SOBRE MARC        Este es uno de los pocos ca...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                              EN ESPAÑOL SOBRE MARCgeneración de opciones a “acercar”...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                             EN ESPAÑOL SOBRE MARCsignificativo para ellos, pero aún ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Acosta Lema - Maiella - Argentina

355

Published on

www.e-marc.net

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
355
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Acosta Lema - Maiella - Argentina

  1. 1. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCLa Confianza QuebrantadaPercibida como Delito enMediación PenalAutoras: Elba Amelia Acosta, Mariana Lema Repetto y María Karina MaiellaInstitución: Oficina de Mediación Penal de Rosario, perteneciente a la Dirección Provincial deDesjudicialización de la Solución de Conflictos Interpersonales del Ministerio de Justicia y DerechosHumanos de la Provincia de Santa Fe.Dirección: Moreno 1763, Rosario, Santa Fe.Dirección de mail: eacosta@steel.com.ar ; lemamariana@hotmail.com ; mkmaiella@yahoo.com.arABSTRACT El caso en base al cual se realiza la presente ponencia es de Mediación Penal, e involucra auna familia. Se comenzó trabajando con María (de 30 años), quién concurrió en primer lugar a laOficina de Mediación Penal, y con Luis (de 60 años, pareja durante 12 años de la madre de María,Tita, fallecida un año atrás). Finalmente se sumó a los hermanos de María: Gastón (40 años), Andrés(36 años), Laila (33 años) y Ariel (29 años). El conflicto entre María, Luis y sus hermanos, se había “disparado”, hacía un par de meses,cuando María tomó los papeles (chequera de pago de cuotas del FONAVI, impuestos y servicios) deldepartamento en el cual vivieron durante 7 años María, Luis y Tita. Además María puso todos losimpuestos y servicios de dicho departamento a su nombre. Luego del fallecimiento de Tita, Luis yMaría continuaban viviendo juntos. El departamento había sido adjudicado a nombre de Luis y Titaconjuntamente, por el Fondo Nacional de la Vivienda (FO.NA.VI). En la reunión conjunta, entre María y Luis la discusión se centraba en torno al departamento:permanencia en el mismo (Luis planteaba que no podían seguir viviendo juntos, con lo cual Maríadebía irse. María decía que a ella le correspondía estar en el departamento en memoria de su madre)y a la “propiedad”. A raíz de ello, resultó necesario convocar a los hermanos de María, en tanto junto ala misma, constituían los “dueños” del 50 % del departamento, en su carácter de sucesores de Tita.
  2. 2. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC Sin embargo el hecho de los papeles, sumado a otras circunstancias, había generado unasituación de gran desconfianza y malestar entre Luis y María. El conflicto incluso se había extendido asus hermanos, quienes desaprobaban la conducta de María. Se mantuvo una reunión conjunta entre María y sus cuatro hermanos, y posteriormente otrareunión entre estos cinco y Luis, surgiendo posteriormente un acuerdo, que se ha cumplido. Durante la mediación, y finalizada ésta, se nos presentaron ciertos puntos de reflexión, enrelación a la concepción de “víctima” y la confianza quebrantada percibida como un “delito”; losterceros ausentes que resultan partes principales para la resolución del conflicto; la percepción de los“mandatos familiares” en cada hijo de una misma familia; y la manera en que el contexto de laMediación Penal, dado por la urgencia, la violencia, y las alternativas judiciales, influye en el rol delmediador, sus herramientas y su modo de abordar el conflicto. Estos puntos serán desarrollados a loslargo de esta ponencia, para seguir reflexionando juntos.CONSIDERACIONES PREVIAS Antes de comenzar a desarrollar la mediación y sus puntos de reflexión, haremos unaaclaración en torno al ámbito de actuación y campo de trabajo de la Oficina de Mediación Penal a lacual pertenecemos. Entendemos que la misma es importante, ya que este contexto de trabajo influyenuestra línea de pensamiento, y en definitiva las conclusiones a las cuales arribamos en el presentetrabajo. La Oficina de Mediación Penal en la cual nos desempeñamos, depende del Ministerio deJusticia y Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fe. Es decir, que como primer datodiferenciador, pertenece al Poder Ejecutivo. Pero sumado a ello, contamos con la particularidad deubicarnos en la esfera de la “Dirección Provincial de Desjudicialización de la Solución deConflictos Interpersonales”. Ello genera la posibilidad de intervenir aún en casos en los cuales noexiste una denuncia penal radicada. Así mismo, cabe señalar, que nuestro Código Procesal Penal de la Provincia, recientementereformado, prevé los criterios de oportunidad, como una facultad del Fiscal para no promover oprescindir de la acción penal ante ciertos casos legalmente establecidos. Así, en su articulado se
  3. 3. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCrefiere a que exista “conciliación” entre los interesados y que medie “reparación1” de los daños yperjuicios, habiendo preceptuado la mediación como el medio idóneo para lograr estos objetivos. Esdecir, que no obstante pertenecer al Poder Ejecutivo de la Provincia, trabajamos coordinadamentecon el Poder Judicial, del cual recibimos la mayor cantidad de derivaciones. Generalmente en estos 2casos provenientes del Poder Judicial, el proceso penal se encuentra en una etapa inicial . Por último, notamos que en la práctica, la violencia latente y/o imperante entre losinvolucrados en el conflicto, - y en consecuencia la urgencia con la que debemos intervenir -, esindependiente del estado en el cual se encuentra el sumario penal, si es que existe.EL CASO y SUS REFLEXIONES María llega a la Oficina de Mediación Penal, derivada por el Poder Judicial, lugar al cualconcurrió para realizar una denuncia. Sin tomarle la misma, desde esa dependencia, la derivan anuestra oficina, para evitar la judicialización del conflicto: María: “Luis me espió por el agujero de la puerta del baño... Luis dice que le robé los papeles del departamento y yo no se los pienso dar... Me dice que me vaya de la casa, me amenaza. Yo he perdido la confianza en él... No confío en una persona que me espía.” Este relato de María, afirmando ser víctima de un delito, es un reflejo de lo planteado por lamayoría de las personas, con las cuales trabajamos en Mediación Penal: dicen ser “víctima de undelito”. I.- Ante este planteo tan recurrente, como equipo de trabajo nos preguntamos si laconcepción de “víctima” del Poder Judicial, de la Mediación Penal y de las personas es lamisma. Si bien el concepto de “víctima” puede definirse desde distintas perspectivas, en primer lugarreferiremos a la misma desde el punto de vista jurídico. Así, podemos conceptualizarla como lapersona titular del bien jurídico lesionado o puesto en peligro por el agente, es decir que la víctima es1 Precisamente el articulado utiliza el término “reparación”, lo cual no lo ciñe a una indemnizaciónpecuniaria, considerándose de manera amplia los modos a través de los cuales las partes puedensentirse reparados (ej. pedido de disculpas).2 Nos referimos por ej. a los casos en los cuales solo hay una denuncia penal realizada ante laFiscalía, en los que no hay recepción de declaración indagatoria o en los que a pesar de habersetomado la misma, no se avanzó más allá de dicho acto.
  4. 4. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCel sujeto pasivo del delito.3 En la práctica, esta concepción es tomada prima facie por los agentes del Poder Judicial o losagentes policiales, ya que al recibir una denuncia, “rotulan” a la persona que la realiza como “víctima”y a la denunciada como “imputada”, a partir del relato de una parte. Debe tenerse presente que taldenuncia, refiere a una conducta, que por el momento solo tiene la apariencia de delito (y que seconstituirá como tal con el dictado de una sentencia judicial firme en tal sentido). Sin embargo, en loshechos, la denuncia determina la rotulación y estigmatización de las partes desde un primermomento. Es de destacar además que se “equipara” el hecho “de denunciar primero” con “ser víctima”,quizás basado en el principio “primero en el tiempo, primero en el derecho”. En el Congreso de Mediación Penal realizado en Costa Rica en el año 2005 se definió a laMediación Penal como “ un procedimiento de justicia restauradora que comienza a partir de unconflicto que es, puede ser o impacta en las partes como delito o como consecuencia de él, quepuede desarrollarse en la justicia, en la comunidad, o en el servicio penitenciario y que involucravoluntariamente a la víctima, el ofensor, a la comunidad y al Estado, facilitado por un mediador 4capacitado e imparcial, e implica reconocimiento, arrepentimiento, responsabilización y reparación.” Tomando esta definición, vemos que en la Mediación Penal “el conflicto es, puede ser oimpacta en las partes como delito o como consecuencia de él”. Es decir, basta que para laspartes los hechos impacten como conductas delictuales, sin reparar en que efectivamente losean. Lo que observamos desde la práctica de la Oficina de Mediación Penal es que muy a menudolas personas se presentan ante el Tribunal con la intención de denunciar lo que ellos consideran un“delito”, cuando en rigor de “verdad normativa/legal” la conducta quizás no llega a encuadrar en lanorma como tal5. Incluso, profundizando lo planteado en el párrafo anterior, vemos en nuestra práctica de3 Erbetta, D., Franceschetti, G. y Orso, T.: “Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe.Análisis y Comentario a la Ley de Implementación Progresiva y Artículos de la Ley 12.734 que entranen vigencia”, Ed. Rubinzal Culzoni, Argentina, 2009, página 1574 En lo que respecta al presente concepto de Mediación Penal, no concordamos con la utilización dela palabra “implica” en la parte final. Creemos que la mediación penal “puede implicar” las finalidadesenumeradas u otras, de acuerdo con las necesidades de las partes en el caso concreto.5 En estos casos, la Fiscalía realiza la derivación sin tomar la denuncia, en tanto observa la existenciade un conflicto, en el cual la violencia podría escalar, de no ser abordado.
  5. 5. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCmediación, que no sólo existe una persona que “dice ser, se siente o es víctima”, sino que también laotra parte “dice ser, se siente o es víctima”: es decir nos encontramos entonces con el binomio“víctima – víctima” o “imputado – imputado”, lo cual determina una gran diferencia con el PoderJudicial donde el binomio en base al cual se trabaja y aborda la situación es “víctima – imputado”. Elloes una consecuencia, propia del objeto de trabajo de la Mediación Penal, que aborda el conflicto,desde la circularidad del mismo. Esto se grafica claramente en el caso narrado. Al escuchar el relato de Luis en la reuniónpreliminar, surgió que este también se sentía sujeto pasivo de un delito: Luis: “Ella no puede seguir viviendo conmigo…. El robo de los papeles me afectó...además...Tengo miedo que me siga sacando cosas. No podemos seguir viviendo juntos. No le tengo más confianza…Necesito privacidad...” II.- Independientemente de la posibilidad de encuadre de las conductas narradas comodelitos, lo cierto, lo concreto, es que estas conductas, los habían marcado en algo que para ellos eratrascendente: la pérdida de confianza que manifestaban haberse tenido antes de estos hechos,vividos como delitos. Era muy grande el dolor que ambos sentían, que la confianza quebrantadasubyacía, quizás, con más fuerza que los “delitos” de los cuales manifestaban ser “víctimas”,convirtiéndolos en “victimas de la desconfianza”. María: “Yo siempre he confiado en él, ahora no… Confío sólo en mi familia… No confío en una persona que me espía.” Luis: “No podemos seguir viviendo juntos. No le tengo más confianza…” Desde nuestra postura, entendemos que el “aparente delito” por el cual las partes llegan ala mediación, es distinto del “conflicto que subyace entre las mismas”; siendo este último nuestroobjeto de trabajo. Y en este caso podíamos ver que era la confianza quebrantada uno de los puntosmás recurrente y destacado de este conflicto. Y es que,”la falta de confianza prepara el escenario para el conflicto, y el conflicto incrementala desconfianza entre las partes... la desconfianza puede derivarse de una sola traición y una vez quesurge resulta muy difícil de cambiar... si la relación no se destruye completamente después delincidente, cambia para siempre... A pesar de esta pésima descripción de la desconfianza, esta notiene porque ser siempre un estado terminal. Existen indicios de que puede invertirse la tendencia si
  6. 6. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCel traidor confiesa la traición y demuestra que está arrepentido.”6 En el caso, ambos solicitaban arrepentimiento del otro con un pedido concreto: Luis: “Que devuelva los papeles.” María: “Necesito seguridad con el departamento: que lo ceda a mi nombre y de mis hermanos.” III.- Luego de las reuniones preliminares con María y Luis, mantuvimos la primera reuniónconjunta. Ambas partes reiteraron sus posiciones con insistencia. Más, por momentos surgían frasesque resultaban esperanzadoras para las mediadoras: “Yo siempre te respeté”, “Yo la quiero”, “Jamáste dejaría en la calle... si yo quisiera ya estarías ahí”. Más allá de ellas, la situación no avanzaba: lostemores, el dolor por lo que estaban viviendo y la desconfianza instalada en ambos, los retrotraíanuevamente a sus posiciones. Luis se retiró a los 45 minutos de comenzada la reunión conjunta por cuestiones laborales(situación que había dado a conocer al comenzar la misma), por lo que continuamos en una reunión asolas con María. En ésta, María reiteró la importancia del departamento para ella ya que era su únicotecho y planteó su temor con relación a que las dos hijas de Luis (de su primer matrimonio), quisierandejarla en la calle, cuando él no estuviera. Tener los papeles del departamento le brindaban“seguridad”, por lo cual se analizaron alternativas que le generaran la misma sensación. IV.- Posteriormente, en una nueva reunión privada con Luis, éste planteó que a María “...no leinteresa nadie...”, “...quiero que ceda un paso...”, “...ella es una criatura muy especial”. Nos comentaque María tiene un negocio en el mismo edificio y que “...su fin es quedarse con el departamento,pero yo sí la puedo sacar a ella, porque ella tiene un 10% y el 40% restante es de los hermanos y nole van a ceder a ella”. V.- En base a las reuniones mantenidas con las partes, nos pareció estratégico convocar a loshermanos de María, con el fin de esclarecer supuestos en los cuales ambas partes se basaban, y queinvolucraban directamente a estos. Era necesario convocar a estos terceros ausentes, a losefectos de definir sus intereses con relación al departamento. El enfoque que hagamos del conflicto condiciona el plan y/o la estrategia a aplicar. Creemosque una de las habilidades del mediador consiste en tener la capacidad de situarse en la mayor6 Duffy, K, Grosch, J y Olczak, P: “La Mediación y sus contextos de aplicación”, Editorial Paidós,1996, España, pág. 41.
  7. 7. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCcantidad posible de lugares diversos, y así sumar diferentes percepciones del conflicto, que resultantrascendentes para la solución del mismo. Y la finalidad de esta convocatoria se centra en armar unaestrategia de abordaje válida para las partes, que por lo menos les permita sentarse a la mesa,cambiar ideas, escuchar las verdades parciales del otro y en el mejor de los casos obtener unacuerdo sustentable y sostenible en el tiempo. VI.- En primer lugar concurrieron Laila y Gastón a una reunión preliminar. Veían a María comouna persona dificultosa; “Luis no es un problema”. El reconocimiento a Luis era constante: “…mihermana está ahí por él……mi mamá la quería echar…”, “…María fue complicada siempre y mimamá siempre la protegió, siempre tuvo miedo que ella se matara…Tuvo un intento de suicidio en laadolescencia.” Ambos planteaban su deseo de “…que María devuelva los papeles…”, “…ella nodefiende la memoria de mi mamá, que nos dijo a todos que cuidemos a Luis...”, “…si siguejodiendo firmamos los cuatro en favor de Luis…”, “...Nosotros queremos que Luis se quede allí…”.Sin embargo, también veían que María había sido la más afectada, cuando Tita, su madre, se fue dela casa separándose de su padre, y luego de tres meses comenzó a vivir con Luis. VII.- Luego se coordinó la celebración de una reunión conjunta entre María y sus hermanos.Al comenzar la misma, los cuatro hermanos de María planteaban que ellos eran ajenos a lasituación, ya que no vivían en el departamento y que no entendían por qué Luis no estaba ahí. “Lacuestión es entre María y Luis” y “ellos dos deben resolverla”. A poco que las mediadoras comenzamos a contextualizar la situación, las partes advirtieronque en definitiva representaban el 50% del departamento, por ser herederos de Tita, su madre: enconsecuencia resultaban no sólo emocionalmente involucrados, sino también económicamente.Luego de ello, el conflicto entre los hermanos comenzó a manifestarse: Andrés: “No pensamos lo mismo pero somos hermanos. Acá hay problemas de coincidencia, pero no por eso dejamos de ser hermanos.” Gastón: “En todas las familias hay peleas, es normal. María tiene problemas con Luis y siente que no está apoyada. Yo sigo lo que dijo mi vieja: “Cuiden a Luis”” María:” Mamá dijo: “Defiendan los ladrillos.”7 Andrés:” Pero no así, peleándonos entre todos... es poco tiempo desde la muerte de mi7 Ya en la reunión conjunta entre Luis y María, esta dijo: “Me pertenece estar en el departamento enmemoria de mi mamá”
  8. 8. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC mamá para que se saquen estos trapitos al sol. Ella está haciendo todo lo contrario a lo que quería mi mamá. Mi mamá tampoco fue perfecta, no dijo lo adecuado. Cuando mi mamá estuvo con Luis la vi 10 veces más contenta. El día que mamá murió dijimos que quedaba todo para Luis, después María dijo que no quería. Le pertenece solo el 10 % del departamento que no es nada, pero puede ser la dueña del 50% si cambia de actitud”. Creemos que una de la circunstancia que más nos conmovió de este caso fue el amorexistente entre los todos los integrantes de la familia (incluido Luis). Somos conscientes que la solalectura de las frases transcriptas, no transmite lo mencionado, quizás ayude aclarar que esta reuniónde mediación se dio en un ambiente distendido, con mucho respeto, en el cual incluso corrieron 8chistes familiares . Todos los presentes habían realizado un esfuerzo muy grande por concurrir, entanto todos trabajaban en el horario en que el procedimiento se realizó. Esta circunstanciademostraba nuevamente que ellos estaban preocupados por la situación que la familia atravesaba yque querían encontrar una solución.9 10 Hemos intervenido en una gran cantidad de casos que involucran a “familias” (alrededor deun 50%, en un año de funcionamiento de la Oficina), las cuales muestran altos grados de violencia,desmembramiento, promiscuidad y situaciones abandónicas. Creemos que este caso resultó unaráfaga de aire fresco en el marasmo que se nos presenta a diario. Una familia en la cual primaba la unidad y la bondad entre todos sus integrantes, la cual habíaincorporado a Luis de una manera contundente. Bondad que llegó al punto de poner a nombre deLuis, un auto y propiciado los trámites para el cobro de la pensión de la madre, no pidiendo nada acambio. Aclaramos que los hermanos de María son trabajadores que no cuentan, por ejemplo convivienda propia. Tal como lo resumió Laila frente a María: Laila: “Tenés la posibilidad de quedarte con el departamento, cuando ninguno de nosotros8 Andrés: “Si tenemos todos pinta... salvo Gastón, porque lo sacaron con fórceps… el resto nacimospor parto natural”. Entre las risas de todos los hermanos, incluído Gastón, este ultimo comenta: “Esverdad... me sacaron con fórceps...”9 Cabe aclara que en nuestra provincia, la Mediación es un dispositivo en pleno proceso de difusión,que no se encuentra instalado como método de resolución de conflictos. Incluso en este caso, alcomenzar la reunión, los hermanos se lamentaban haber tenido que llegar a “este punto”, en lugar delograr una solución entre ellos. Esto debió ser trabajado por las mediadoras, para que se asignara a laMediación el lugar que le correspondía, sin confundirla con el espacio judicial.10 La referencia a “Familiares” se considera en sentido amplio, incluyendo en esta categoría aconcubinos, ex parejas, novios, familiares políticos, convivientes, etc.
  9. 9. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC tiene una casa: Gastón vive en lo de sus suegros, Uriel y Andrés viven en un terreno fiscal, Yo alquilo. Tenés la posibilidad de quedarte con una casa para vos serías la única con casa propia, y no sos capaz de ceder en nada. Tenés que empezar a ceder!”. VII.- Sin embargo el departamento generó entre los hermanos un punto de desacuerdo. Lodestacable resultaba que tanto la posición de María enfrentada con la de sus cuatro hermanos,encontraba sustento en mandatos familiares tomados de su madre. Los mandatos familiares en colisión: “Cuiden a Luis cuando yo no esté” y “Defiendan losladrillos”, eran reconocidos por todos. Es decir, en ningún momento estos cinco hermanosdesconocieron que su madre hubiera transmitido ambos mandatos. Sin embargo, la prioridad, losvalores subyacentes y el contenido que le asignaban cada uno de ellos, determinaban conductascompletamente opuestas. Lo ocurrido en esta reunión de mediación entre los cinco hermanos, es fiel reflejo de que losmismos dichos (mandatos: “Cuiden a Luis cuando yo no esté” y “Defiendan los ladrillos”), inclusoaquellos emitidos por el mismo emisor (Tita, la madre), pueden ser (y de hecho fueron!) incorporadosde manera diferente entre las cinco personas receptoras del mismo (cinco hermanos que se criaronjuntos, en un marco de mucho amor). Es tal como lo menciona Marinés Saures, en relación a la misma clase teórica que recibe ungrupo de personas “... ¿Cómo es que, si todos hemos escuchado la misma clase, si a todos se noscomunicó lo mismo, podemos tener impresiones diferentes?” 11 De igual manera, ¿cómo es que, siendo hermanos que hemos escuchado a nuestra madredecir los dos mandatos, podemos tener diferentes construcciones y posiciones en relación a losmismos? Es que la construcción del “uno mismo”, a través de la narrativa, es lo que marca la diferenciaentre estos hermanos. Una frase de Carlos Fuentes nos resulta muy representativa cuando dice:“Somos voces en un coro que transforma la vida vivida en vida narrada y después devuelve lanarración a la vida, no para reflejar la vida sino más bien para agregarle algo, no una copia, sino unanueva dimensión; para agregar... algo nuevo, algo más a la vida.”1211 Suares, Marines: “Mediación. Conducción de disputas, comunicación y técnicas.”, Editorial Paidos,Buenos Aires, 2006 (6’ reimpresión), página 94.12 Citado por Goolishian, H. y Anderson, H en “Narrativa y Self. Algunos dilemas posmodernos de la
  10. 10. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC O, quizás la lectura sea diferente, y cada una de estas partes, echó mano al mandato, queinvocaba defender, como forma de argumentar, de darle un mayor sustento a su posición. Sin perjuicio de nuestro deseo como mediadoras, que las partes logren arribar a un acuerdoque solucione su conflicto, creemos que la mediación brindó (y en general, brinda) un espacioconcreto de diálogo, de reflexión y esclarecimiento para estos hermanos. En casos como el presente, a las partes les resulta difícil compatibilizar la existencia de tantoamor con el hecho de aceptar que “el otro es diferente a mí”, pese a que “todo lo compartido y vivido”se supone es “lo mismo”. Cuesta ver con claridad que cada uno puede “aprehender eso” de distintamanera, teniendo en cuenta lo que cada uno vive, siente y cómo cada uno se deja atravesar, enrelación a sus necesidades. Incluso a nosotras como equipo nos ocurre, en muchas oportunidades, que luego decompartir una reunión preliminar o conjunta, nos impactan los dichos vertidos por las partes dediferente manera, así como las emociones, reacciones, y le damos distintas lecturas y valor. Allíradica lo rico de la diversidad. Esta apreciación, la realizamos siendo conscientes del papel neutraldel mediador, de la modestia del mismo en este procedimiento, en el cual prevalece lo que esimportante para las partes, intentado dejar de lado lo que atraviesa al mediador. Más allá de estas apreciaciones, lo cierto es que estos mandatos que habían sido percibidosde manera tan diferente por estos cinco hermanos, fueron trabajados en mediación, lo que devino enla posibilidad de aclararlos, en relación a las necesidades expresadas, estableciendo jerarquías: María: “Me parece bárbaro que le dejen todo a Luis, mientras viva. Las hijas de Luis serían el problema. Necesito Seguridad. Es el lugar que tengo para vivir”. Gastón: “Nosotros no te vamos a dejar en la calle...Yo en tu lugar, en su momento, le habría propuesto a Luis que el departamento quede, cuando él no esté más, para vos. Le habría ofrecido pagar las cuotas que faltan del departamento (10 años de 25) y seguir compartiendo los impuestos mientras convivieran”. Mediadora: “Y ¿como ven esta posibilidad hoy?” (dirigiendo la pregunta a todos los hermanos) María: “Me parece bien”. (Mientras el resto de los hermanos asienten)sicoterapia”, artículo del libro “Nuevos Paradigmas, Cultura y Subjetividad” (Autores varios), EditorialPiados, Argentina, 1ª reimpresión, 1995, página 293.
  11. 11. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC Gastón: “Si, pero debería aceptar Luis”. VIII.- Luego de la reunión conjunta entre los hermanos, se fijó un nuevo encuentro entre estoscinco y Luis. Previo al mismo, trabajamos con el equipo de mediadoras una estrategia, tendiente acontextualizar la futura reunión. Nos pareció importante destacar, a modo de discurso inicial lossiguientes puntos:- Legitimar la Mediación: recalcando que la misma es un abordaje diferente, al cual no es “graveacudir”. Por el contrario resulta novedoso, y maduro, y hasta valiente, para quién decide asistir a lamisma, teniendo que afrontar lo que el otro tenga para decirnos, nos guste o no.- Legitimar la familia: destacando que las relaciones humanas son un trabajo de todos los días, delque nadie nos habla, y que esta familia lo había logrado y sostenido. Reflejo de ello había sido laconcurrencia por parte de todos a las distintas reuniones que se habían mantenido, con el esfuerzoque nos habían contado que implicaba.- Ahondar en los intereses comunes que cada uno expresa, escuchando al otro activamente sinintentar refutar, explicando tantas veces como sea necesario, lo que no queda claro. Comenzamos la reunión con esta contextualización, la cual nos resultó muy provechosa para 13preparar el ámbito de trabajo . El tema central de la reunión, giró en torno a un planteo común entre Luis y los cuatrohermanos de María, pidiendo a esta última “un cambio de actitud: cediendo”. Consultados en relacióna como se vería esto reflejado, Luis expresó: Luis: “Si me devuelve los papeles se puede quedar. Lo mismo con los servicios que puso a su nombre: que los ponga a nombre mío… La última palabra la tiene ella.” María: “No tengo problema con él: no quiero echarlo, no quiero nada. No tenemos problemas de convivencia: no nos cruzamos, ni nos invadimos. Que Luis nos ceda su parte a los cinco, para tener certeza cuando ya no esté.” Gastón (dirigiéndose a Luis): “María te tendría que haber dicho: Me quiero quedar con la casa, yo pago las cuotas del departamento, compartimos los gastos y vivís hasta el momento en que te morís.” Luis: “Lo veo bien…”13 Al legitimar a la familia, Andrés dijo: “Es el resultado de una mujer que lo intentó”
  12. 12. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC Llegado este punto, el ambiente comenzaba a distenderse y se podía entrever la posibilidadde un acuerdo… Sin embargo, en cada instancia de entendimiento, Luis sumaba nuevo puntos, comointentando desafiar a María, viendo hasta donde podía llevarla. Nos encontrábamos en una reunión con muchas emociones y sentimientos que emergían entodo momento: el profundo amor que todos los hermanos se tenían entre sí; el reconocimiento que lehacían a Luis, ya que su madre había sido muy feliz el tiempo que estuvieron juntos; el respeto haciasu madre muerta (manifestado de diversas maneras), la generosidad de los hermanos para conMaría, etc. Luego de trabajar por más de una hora, Luis planteó que debía retirarse por cuestioneslaborales (como ya había anticipado). Hasta ese punto, la reunión conjunta había dado lugar agenerar opciones que plasmaran la recuperación de la confianza entre María y Luis, en relación a“los papeles de la casa” y a las pautas de convivencia entre los mismos. María y Luis manifestaron alretirarse que se comprometían a seguir “charlando algunas cosas en casa, solos”. A los días llamamos para ver cómo iban las cosas. Luis, nos manifestó que estaba todo muybien, que María le había devuelto los papeles y que incluso la noche anterior habían estado comiendojuntos (lo cual hacia mucho tiempo que no ocurría). María por su parte, se manifestó en el mismosentido (“las cosas están bien”) y al comunicarnos con Laila, nos dijo que sus hermanos estabancontentos. Los hermanos de María, que en un principio aparecían en los relatos de María y Luis como“terceros”, y que una vez convocados se planteaban ajenos al conflicto, se fueron involucrandodurante el procedimiento de mediación, llegando a ser una parte vital en la solución del mismo. Y esque precisamente los mediadores, a diferencia, por ejemplo de los agentes judiciales, debemos ver el“más allá” que surge del relato de las partes directamente involucradas en el conflicto, con el fin deconvocar a estos “terceros” que no sólo pueden tener influencia en el sostenimiento del acuerdosino también que pueden tener la “llave” para destrabar el mismo. IX.- Con la finalización de cada mediación en la que intervenimos nos preguntamos cómoinfluye el contexto de la Mediación Penal dado por la urgencia, la violencia, y la realidad de lasalternativas judiciales, en el rol del mediador, sus herramientas y su modo de abordar elconflicto.
  13. 13. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC Este es uno de los pocos casos, que fue trabajado en un lapso de tiempo mayor al usual.Esta situación no refleja la urgencia “típica” con la cual, en general, debemos intervenir en los casosque llegan a nuestra Oficina. Urgencia determinada por la violencia imperante entre las partes enconflicto, así como por el medio en el cual se encuentran inmersos, caracterizado por la“normalización” de la violencia14 y de las denuncias penales. Creemos que en este contexto, toma un papel preponderante como herramienta deMediación Penal la reunión preliminar, es decir, la sesión privada que el mediador sostiene concada una de las partes del conflicto, a los fines de establecer si se encuentran dadas las condicionespara mediar. En lo que respecta a las características del contexto de la Mediación Penal, estaherramienta resulta fundamental para analizar si las partes se encuentran en condiciones de transitareste procedimiento, así como para evaluar los niveles de violencia existentes en el conflicto (enmuchas oportunidades recibimos casos en los cuales se detecta violencia familiar, que son derivadosa instituciones que abordan esta problemática). A esto se suma la sensación que tiene el mediador (que más que sensación es certeza) queen la mayoría de los casos que trabajamos, de no llegar las partes a un acuerdo, la judicialización esuna alternativa ineficaz porque no aborda el conflicto subyacente. Y ese conflicto subyacentesubsiste, se incrementa, y aquella violencia incipiente puede aumentar hasta que sucedan hechosmás graves que los narrados en la instancia de mediación. Tal como lo dice acertadamente Maria Elena Caram, refiriéndose a una característicadistintiva de la Mediación Penal: “el mediador en estos casos no podrá desconocer esa fuerte presiónque acecha silenciosamente fuera de la sala de Mediación, para el caso en que las partes trasponganel umbral sin haber alcanzado un acuerdo.”15 Y ante esto, muchas veces, nos preguntamos si esta urgencia, no nos “tienta” en la14 Pero si bien, no veíamos en este caso una “normalización de la violencia” entre sus partes, siexistieron diversos relatos que generaron urgencia en las mediadoras: en una discusión posterior alfallecimiento de Tita (en torno a la cesión de un auto de Tita a Luis) uno de los hermanos llegó atomar del cuello a María. Este relato de María nos inquietó, hasta el momento en el cual tomamoscontacto directo con los hermanos, y estos dejaron de “ser” por la narrativa de María, y pasaron a serpor sí mismos. A esto se sumó que los hermanos nos habían manifestado su temor a la reacción quepudiera tomar María, si ellos cedían el departamento a Luis, teniendo en cuenta que María habíatenido un intento de suicidio en la adolescencia, razón por la cual la madre le profería cuidados yatención especial.15 Caram, M.E.: “El espacio de la Mediación Penal”, artículo publicado en “La trama de papel. Sobreel proceso de Mediación, los conflictos y la Mediación Penal” (Brandoni, Aréchaga, Risolía), EditorialGalerna, Bs. As., 2005, página 172.
  14. 14. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCgeneración de opciones a “acercar” algunas alternativas a las partes (a modo de pregunta, de ejemploo de reflexión). Más allá de este planteo como mediadoras, tenemos la convicción que de estamanera se perdería el protagonismo de las partes en la mediación, si estas propuestas se alejaran deaquello que las partes vienen planteando durante el procedimiento. En este sentido, Ulf Nordenstahl refiere “...atento a que nuestro modelo de trabajo lo permite,el propio mediador también puede generar propuestas, siempre teniendo en cuenta los objetivosmanifestados por las partes durante el transcurso de las reuniones y manteniendo en todo momentola imparcialidad a la que está obligado. En algunos casos partirá de los aportes realizados, y en otroslo hará como manera de destrabar el diálogo, efectuando alguna sugerencia que intente correr a las 16partes de sus posiciones para de esta manera lograr una mayor amplitud de criterios. ” Otra circunstancia que observamos es que la mediación es actualmente una maneracontracultural de resolver los conflictos. Se encuentra en pleno proceso de difusión, y esteprocedimiento, que implica un trabajo de y para las partes, que tiende a la reflexión y a encontrarsecon un otro con quién se tiene un conflicto, se contrapone enormemente a la forma habitual de“solución de conflictos” de un gran sector de la sociedad: la denuncia. Esta última, determina unadinámica completamente contrapuesta a la mediación, en tanto implica en el imaginario colectivodepositar en el Estado (policía, justicia penal) “la solución” del conflicto. Es decir, que por lo quehablamos con la gente, se encuentra instalada la idea de que un tercero “solucionará” la situación,aunque de hecho no lo haga, lo haga tarde o lo haga de manera contraria al interés del denunciante.A MODO DE CIERRE...ALGUNAS CONCLUSIONES La Oficina de Mediación Penal se ubica en la Dirección Provincial de Desjudicialización de laSolución de Conflictos Interpersonales, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanosde la Provincia de Santa Fe. Esto implica que no es condición para realizar la mediación, que el casose encuentre judicializado, siguiendo la definición de Mediación Penal del Congreso Mundial deMediación desarrollado en Costa Rica en el año 2005, basta con que en las partes el hecho impactecomo delito, lo sea, o se sientan víctimas. En la Mediación Penal, los involucrados pueden afrontar por sí el conflicto, lo cual es16 Nordensthal, Ulf: “Mediación Penal. De la práctica a la teoría.”, Editorial Histórica, Argentina, 2005,página 94.
  15. 15. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCsignificativo para ellos, pero aún ven con extrañeza este nuevo espacio (“¿qué es esto de sentarmecon quien tengo un problema a perder tiempo si yo hago la denuncia y el juez o la policía seencargan?”). De aquel paternalismo al que estábamos (y aun estamos) acostumbrados aresponsabilizarnos por nuestra conducta hay un cambio de paradigma inconmensurable. A priori no sabemos quien es la víctima, ni quien el victimario, y muchas veces con eldesarrollo de la mediación tampoco: todos terminan siendo víctimas de sí mismos, de los otros o delsistema imperante. Si el mediador logra que las partes puedan percibir la contribución que por acciónu omisión han puesto en juego para el sostenimiento del conflicto, la mediación ha cumplido granparte de su objetivo: los involucrados comienzan a responsabilizarse, asumiendo el poder y elprotagonismo en el conflicto. Consideramos que ello se logra no sólo en las reuniones conjuntas, sinotambién mediante la intervención que se logra en las reuniones preliminares. La Mediación Penal está surgiendo en nuestra provincia, a pesar de la resistencia que implicatodo cambio de paradigma. Resistencia que no sólo se encuentra en la mayoría de los operadores delsistema de justicia, sino también en los involucrados en el conflicto y en toda la comunidad (por lallamada “contracultura”). Vemos en esta manera alternativa de resolución de conflictos penales una“ciencia” con vuelo propio, que se enmarca dentro del paradigma de la Justicia Restaurativa. El mediador debe tener presente que el acuerdo es de las partes, que además serán las queuna vez comprometidas, eventualmente cumplirán el mismo. Pero deberá agudizar su imaginaciónpara usar las herramientas adecuadas, intentando que las partes puedan escuchar al otro, reflexionar,intentando reconocer al otro, como “otro diferente a mi”, tal como refiere André Malraux en su libro “LaCondición Humana.” Estas han sido algunas de las reflexiones y aproximaciones a las cuales hemos llegado, nosin discutir enormemente. Sí estamos convencidas que ésta es la forma de seguir creciendo yformándonos, para lo cual esperamos los aportes que quieran brindarnos, y que seguramenteenriquecerán nuestras percepciones, y en consecuencia nuestra práctica diaria.

×