Antología      de    atuel
Antología de atuelDedicatoria              a Andree, una Señorita en Paris...                         Página 2/62
Antología de atuel índiceTu silencioReflejoshoy voy a morirwaitallaydeliciosa manzanitatodas hablan de tiagüita quiero ser...
Antología de atuelviajar para no sentirciego, sordo y mudocuando las hadas dejan sus alasmelíferasuplica a la reinapachama...
Antología de atuel Tu silencioque me dice tu silencioque mi corazón solo comprendepor que mi razón no entiendesi no están ...
Antología de atuel ReflejosUn día sin espejosFue un día como cualquier otro, bueno casi...salvo porque tiempo después me d...
Antología de atuela quien busca en cada vidriera, en cada charcopara encontrar su parecer, su razón de ser, su alma.fue el...
Antología de atuel hoy voy a morirOtra mañana leyendo los titulares antes de ir al trabajouna repasada rápida entre sorbos...
Antología de atuelcomo no matar por tu manantial del agua mas pura...Ya es otra noche, como tantas otras...y siento un per...
Antología de atuel waitallayUltima flor... alimento de mi serÚnica flor que me da la vidaAquí estoy en mi agoníaAquí estoy...
Antología de atuel deliciosa manzanitaNo creas que no te vide hecho, fue la primera parte de tique deleito mis ojosperfect...
Antología de atuel todas hablan de tilas mujeres me hablan de tisera por celos de mi amorellas podrán tener tus ojospero n...
Antología de atuel agüita quiero sersi hoy me quedara un deseoser agua querriaagüita de tus baños seriapa´ ser la lluviaqu...
Antología de atuel sueño con hadashada de mis sueñoscomo puedes ser tan bellapiel de niña y cuerpo de muñecadesmesurada la...
Antología de atuel cuento para un HadaHada no temasno temas por favorno quise hacerte dañono tuve mala intenciónsolo querí...
Antología de atuelsolo quería verte mi corazón...no...no pude ver tus alitas...no!Hadita! te equivocaste, en este mundono ...
Antología de atuel sshhhtu mano,en tu corazón......late......late...... sshhhlate......late...... silenciolate......late.....
Antología de atuellate......late...... escucha al míolate......late......late......13-01-2010                        Págin...
Antología de atuel Futuro ya pasadoya no ven futuromis ojos nubladosya te he dichoque esto no va maspero nada te ha import...
Antología de atuel ...y me quede con ganas de viviresa vida que soñé y un día la creí veral despertar de un nuevo mañanaam...
Antología de atuel gotas de amorcomo toda rosa capullo fuecon gotas de amormis lagrimas regaran tu vidahasta hacerte flore...
Antología de atuel llueve el almallueve el almade desilusionesy guerras perdidasde vidas gastadasy sueños rotosde un alma ...
Antología de atuel Carta a una señorita en ParísAndrée, yo no quería venirme a vivir a su departamento de la calle Suipach...
Antología de atuelen el balcón de mi otra casa, vomitaba un conejito, lo ponía en el trébol y al cabo de un mes, cuando so...
Antología de atuelellos que aman la luz porque su noche no tiene luna ni estrellas ni faroles. Miran su triple sol y están...
Antología de atueldientes -no por hambre, tienen todo el trébol que les compro y almaceno en los cajones del escritorio. R...
Antología de atuel años se cumplenparadojicamentede los presenteseres la unica, invitaday ausente26-09-2010               ...
Antología de atuel dejar de latirquisiera dejar de latirpero hoy lo hice de nuevoletras con dolorpalabras que desgarranver...
Antología de atuel vaciola vida me ha decepcionadotodo ya me abandonoy ni siquiera valio la pena, perdertecuando jamás te ...
Antología de atuel donde tu no existasquisiera volver a naceren un mundodonde tu no existasquizás nunca mas seria felizper...
Antología de atuel no se puede vivir, sin amorcuando ella es la única razón, que tienes para vivir cuando sabes que no exi...
Antología de atuel Hipótesis sin límites...Bípedo, de ese género,con un método románticotan estúpido.Vos, y tu película má...
Antología de atuelqueriéndote, extrañándote, y odiándote.alguien enfadada al parecerme lo dedico alguna vezanonima ella y ...
Antología de atuel 2 resultado del amorun corazón no se deja conquistarpor miedo a que lo dañenotro corazón de pena se des...
Antología de atuel 10-10el tiempo trajolas dudas que faltabanun abismo silenciosoconfirmo el vacíocomo ya estaba escritoun...
Antología de atuel viajar para no sentira ninguna partequisiera yo partirni felicidad ni tristezadeseo mas sufrirmas ya si...
Antología de atuel ciego, sordo y mudopodrás escondertede estos ojosque tanto te han buscadopodrás escondertede mis oídosq...
Antología de atuel cuando las hadas dejan sus alasvolver a entrar por la puertasin cerrar la ventanaasí es como se esperac...
Antología de atuel melíferasuave piel de duraznosdeseo comer con los labiosdisfrutar, disfrutandotu cuerpo y tu saltu mi p...
Antología de atuel suplica a la reinayo que todo te lo diy al hacerte mi reiname convertiste en esclavode tus sentimientos...
Antología de atuel pachamamaella es mi mundosi tan solo con ellay una habitaciónmi mundo seria felizlo tendría todomar, br...
Antología de atuel corazón analfabetono he hallado aun las palabrasque te hagan sentir el amorque siento por vosen eso he ...
Antología de atuel buscando una respuestase llama impotencia cuando todas tus fuerzas no logran mover un pétaloque seria d...
Antología de atuel"Cómo hacerte saber" de Mario Benedetti.?COMO HACERTE SABER QUE SIEMPRE HAY TIEMPO?QUE UNO SOLO TIENE QU...
Antología de atuelQUE CUESTA SER SENSIBLE Y NO HERIRSEQUE HERIRSE NO ES DESANGRARSEQUE PARA NO SER HERIDOS LEVANTAMOS MURO...
Antología de atuel "Te espero" de Mario BenedettiTe espero cuando la noche se haga día,suspiros de esperanzas ya perdidas....
Antología de atuel el riesgo de amarteSe ama o se deja... y dejarte?si eres parte de mis entrañasque mas remedio tengo que...
Antología de atuel reina de las floressolo si se juntaran las fraganciasde todas las floressolo si sus petalos se unierans...
Antología de atuel acaso eres un ángel?me preguntosi acaso eres un ángel, en verdad?que vagas en el tiempohaciendo en los ...
Antología de atuel   Página 50/62
Antología de atuel lunita 08 de enerolunita 08 de eneroque vienes a enamorary con tu luznos iluminas por iguallunita de lu...
Antología de atuel si tan solo fueran numeroscuantas veces fueron?las veces que me equivoque contigo?después de que numero...
Antología de atuel envasando al vacionací con tu nombre grabadoen el frente de mi viday al no encontrar tu cariñomi vida s...
Antología de atuel te amoRecuerdo perfectamente el día que te escribí por primera vez que Te amaba, si bien ya te lo había...
Antología de atuel cirugía mayorya no me queda otramas que una operacióna corazón abiertomas que puedo ya escondersi yo mi...
Antología de atuel sin sentidocuantos años faltaranpara que te des cuentaque te di mi vidaen tal casode que habra servidot...
Antología de atuelPARA QUE SEGUIR?MALDIGO EL DIAQUE ME CRUCE CONTIGOY ME HICISTE SENTIRQUE SIN TIYA NO PODRE VIVIR        ...
Antología de atuel el absurdola vida me puso en esta situación absurdadonde paso los años hablando con alguienque al parec...
Antología de atuel Todo fue...Todo fue...como farsa de un destinoempecinado en no dejar vivir                             ...
Antología de atuel burbujaTodo fue...como farsa de un destinoempecinado en no dejar vivirTodo fue...una burbuja imaginaria...
Antología de atuel amnesiapor algún motivosigo atrapado aquísin poder salirquizás sin quererloaunque ya me han echadoy dep...
Antología de atuel años de distanciase acercaintempestivamentesin desearlabusca invadirlo todocomo una gran olaa paso lent...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Poemas mario benetti

1,675 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,675
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Poemas mario benetti

  1. 1. Antología de atuel
  2. 2. Antología de atuelDedicatoria a Andree, una Señorita en Paris... Página 2/62
  3. 3. Antología de atuel índiceTu silencioReflejoshoy voy a morirwaitallaydeliciosa manzanitatodas hablan de tiagüita quiero sersueño con hadascuento para un HadasshhhFuturo ya pasado...gotas de amorllueve el almaCarta a una señorita en Parísaños se cumplendejar de latirvaciodonde tu no existasno se puede vivir, sin amorHipótesis sin límites...2 resultado del amor10-10 Página 3/62
  4. 4. Antología de atuelviajar para no sentirciego, sordo y mudocuando las hadas dejan sus alasmelíferasuplica a la reinapachamamacorazón analfabetobuscando una respuesta"Cómo hacerte saber" de Mario Benedetti.?"Te espero" de Mario Benedettiel riesgo de amartereina de las floresacaso eres un ángel?lunita 08 de enerosi tan solo fueran numerosenvasando al vaciote amocirugía mayorsin sentidoPARA QUE SEGUIR?el absurdoTodo fue...burbujaamnesiaaños de distancia Página 4/62
  5. 5. Antología de atuel Tu silencioque me dice tu silencioque mi corazón solo comprendepor que mi razón no entiendesi no están las palabrassi no están esas palabrasmi corazón creara esperanzasque me dice tu silenciomi corazón...no pido q lo comprendassolo que lo sientaslatir en tu silenciomi corazón...solo se comprendecuando se sienteaunque no existan palabrasmi corazón creara esperanzasasí poder latirlatir en tu silencio...que me dice tu silencioque mi corazón solo comprende...Tu silenciomi corazón03-05-2008 Página 5/62
  6. 6. Antología de atuel ReflejosUn día sin espejosFue un día como cualquier otro, bueno casi...salvo porque tiempo después me di cuenta que en ese día no había espejos.Así fue, en un amanecer, una mañana lejos de casa,me despertastes... y ahí fue cuando me vi...fue todo tan natural que en el momento ni cuenta que me dicomo mirarse al espejo una mañana cualquiera...pasaba el día y me daba cuenta que algo me pasaba...te miraba, mi reflejo pero no eras el de todas la mañanas...eras el reflejo mas bonito que había visto en mi vida.nada estaba claro sabia que eras mi reflejopero no exactamente eras mi yo,no! eras un yo mucho mucho mas suave, bonito, luminosoy note que no hacías exactamente lo que yo haciapero si, hablabas como hablo yo...hacías lo que hago siempre... si, pero no en el mismo momento..entonces le preste mas atención a tus costumbres, a tus gustos,a lo que contabas y leías... mmm, si eras como yo pero...mas si, directamente te pregunte y si también respondistes lo que yo pensaba...entonces si eras yo... pero no eras exactamente mi yo...claro! pensé, ningún reflejo es exactamente lo que esta del otro ladopero si tienen una misma alma, piensan y actúan muy parecidoy este reflejo si que se parecía a mi, pero era demasiado perfectoera como el reflejo que siempre había deseado tenery mas también... pues no se equivocabay hasta hacia cosas que nunca me anime hacer...mmm tan perfecto bonito y luminoso que me hacia dudarsi soy yo o como siempre quise ser! Pero...tan perfecto y tan luminoso??Si...ese fue el día...El día que lo entendí todo...Todo, todo...El día que me di cuenta que en realidad el reflejo era yo!Yo un reflejo!... Si!... Tu reflejo!si yo soy la imperfección de lo que siempre quise serla distorsión de esa luminosidad hermosa que estaba frente a milo que vi ese día era la razón de ser de todo reflejo,quien siempre quise ser y a quien quiero acompañar el resto de mi vida.la vida de un reflejo tiene alma ajena... Página 6/62
  7. 7. Antología de atuela quien busca en cada vidriera, en cada charcopara encontrar su parecer, su razón de ser, su alma.fue el brillito de luz en tus ojitos...eres mi reflejo...así me lo dijiste ese día... y desde entonces solo vivo por tu parecer.Tu reflejo11-06-2009 Página 7/62
  8. 8. Antología de atuel hoy voy a morirOtra mañana leyendo los titulares antes de ir al trabajouna repasada rápida entre sorbos de te calientepara apaliar el frió matutinopasando rápido de política a economíapara llegar a policialespasan los titulares y nadaotro día mas sin noticias del crimen...Ya perdí cuenta de los días que pasaron...o de las veces que caí muertode las veces que me matastePasan los días y no hay noticias...espero saber algo de tipero claro no dejas huellasy tienes la cuartada perfectacada día me ven salir a la misma horarumbo al trabajo como si nada pasaraquien sospecharía de que hace unas horasera una victima masmuerto en mi propia cama...Otro día que me levanto y no puedono puedo acusarte si estoy muerto... muerto por vospero como contarlo? me encerrarían por las locuras que pienso...pero si, anoche lo hiciste de nuevo sin que nadie sospeche en el mayor de los silencioscuando mi mente no da mas agotada de los problemas del trabajosiento en el aire un perfume de pétalos con sabor a néctary no tengo mas que entregarmeya se que sos vos que venís por miapareces e invadís mi mente de un deseo de sed infinitame entrego poseído en la locurapierdo el control sobre mi cuerpomi corazón se agita hasta entrar en éxtasisjusto un poco antes de la muerte...de esa dulce muerte...No me lo tenes que recordar loselose... se que intento llevarte en mi agonía...pero mi asesina si eres tu la que despiertas mis instintos mas profundoscuando me llevas a esos desiertos sofocantes, y me dejas sedientosediento y acalorado... como no convertirme en tu asesino Página 8/62
  9. 9. Antología de atuelcomo no matar por tu manantial del agua mas pura...Ya es otra noche, como tantas otras...y siento un perfume de pétalos en el aire...lo siento...se que hoy voy a morir por vos...09-06-2009 Página 9/62
  10. 10. Antología de atuel waitallayUltima flor... alimento de mi serÚnica flor que me da la vidaAquí estoy en mi agoníaAquí estoy por tu florecerAquí en tu camino...Es el perfume de tu néctar que me guíaEl dulce néctar que me dará la vidaÁbreme tus pétalos waitallaySe que estas ahí, el perfume de tus pétalos me llamaEse calido perfume del deseo que traspasa distanciasGuíame Waitallay ...Guíame a lo profundo de tu serDame de beber tu dulce néctarEl calido néctar que me saque de esta fría soledadWaitallay Ábreme tus pétalos...Florece para mi ... devuélveme a la vida...07-06-2009 Página 10/62
  11. 11. Antología de atuel deliciosa manzanitaNo creas que no te vide hecho, fue la primera parte de tique deleito mis ojosperfecto, como tu cuerpo de muñequitano podría ser mas exquisitosi, así fue...tuve el gusto de apreciaruna de tus partes mas excitantesjusto, un momento antesque te dieras la vueltay tus ojos me dijeranque ese díami vida iba a cambiar23-10-2009 Página 11/62
  12. 12. Antología de atuel todas hablan de tilas mujeres me hablan de tisera por celos de mi amorellas podrán tener tus ojospero no brillaran para miellas podrán tener tu bocapero no sabrán mi canciónellas podrán tener tu sonrisatal vez...pero no serán mas que tu recuerdotu recuerdo para mi...24-10-2009 Página 12/62
  13. 13. Antología de atuel agüita quiero sersi hoy me quedara un deseoser agua querriaagüita de tus baños seriapa´ ser la lluviaque fertilice tus montespa´ llenarte de mipa´ inundarcada cavidad de tu serpa´ gozaren cada poro de tu piely así en mi disolvertu esencia de mujer...24-10-2009 Página 13/62
  14. 14. Antología de atuel sueño con hadashada de mis sueñoscomo puedes ser tan bellapiel de niña y cuerpo de muñecadesmesurada la hermosurade tu pequeño cuerpo desnudohabitante en las noches de mi mentepiel de niña, cuerpo de muñecacuando duermes soy yo tu dueñocon eso me contento, sin mas remediopero son mis manoslas que llaman tu bellezaenfermas de tristezapor no poderacariciar tu piel31-12-2009 Página 14/62
  15. 15. Antología de atuel cuento para un HadaHada no temasno temas por favorno quise hacerte dañono tuve mala intenciónsolo quería verte, mi corazón...desde hace años...en las noches sentía en mi rostro una brisala tenue brisa de tus alitascuando venias a visitarmeno te podía ver haditapero siempre te dejabas sentir...sentir como venias a sanar mi corazónno existió una noche desde aquel díaque apareciste en mi vidaque no te sintiera venir a sanarmequería verte pero no me dejabas...sentía la brisa con perfumede rosas que dejabas al pasar...pase años buscándote haditay siempre te negabas...pero llego un dia...ese dia en que las hadas quieren tener hijitosy necesitan encontrarse con su hombre...yo sabia que me ibas a elegirmi corazon me lo decia...asi que espere aquel diacon muchas ansias de verte...Hadita tomaste forma de mujer hermosay así me hechizaste...pero mi hada, cometiste un error...un error que me hizo dudary asi me di cuenta que eras tu...no temas por favorno quise hacerte daño Página 15/62
  16. 16. Antología de atuelsolo quería verte mi corazón...no...no pude ver tus alitas...no!Hadita! te equivocaste, en este mundono existen mujeres tan Hermosas!!........................................................................todo lo que escribo es por y para ella...tal su belleza esque no se deja verpor miedo que la descubra...pero la pueden sentiren el interior de estas palabras...04-01-2010 Página 16/62
  17. 17. Antología de atuel sshhhtu mano,en tu corazón......late......late...... sshhhlate......late...... silenciolate......late...... escuchalate......late...... entre latidoslate......late...... como tu corazón Página 17/62
  18. 18. Antología de atuellate......late...... escucha al míolate......late......late......13-01-2010 Página 18/62
  19. 19. Antología de atuel Futuro ya pasadoya no ven futuromis ojos nubladosya te he dichoque esto no va maspero nada te ha importadoya estoy arto de tino soporto masamarte asíya mi corazónhuérfano de tu amorde las penas que sufrióen sus llantosse ahogo.19-06-2010 Página 19/62
  20. 20. Antología de atuel ...y me quede con ganas de viviresa vida que soñé y un día la creí veral despertar de un nuevo mañanaamanecer que no llegosi bien el tiempo pasosolo lo he vivido en sueñosde mil despertares contigosi ya te he visto desaparecerhasta en mis sueñoscomo una firma que dejascada vez que creo hallartesi hasta el perfume habrás de cambiartotal de no dejarme huella03-09-2011 Página 20/62
  21. 21. Antología de atuel gotas de amorcomo toda rosa capullo fuecon gotas de amormis lagrimas regaran tu vidahasta hacerte florecer04-09-2011 Página 21/62
  22. 22. Antología de atuel llueve el almallueve el almade desilusionesy guerras perdidasde vidas gastadasy sueños rotosde un alma confundidase paso la viday tu te me has idocomo agua entre las manosaquí llueve el almay los vidrios se empañanen una noche que se hace eterna Página 22/62
  23. 23. Antología de atuel Carta a una señorita en ParísAndrée, yo no quería venirme a vivir a su departamento de la calle Suipacha. No tanto por los conejitos, más bienporque me duele ingresar en un orden cerrado, construido ya hasta en las más finas mallas del aire, esas que en sucasa preservan la música de la lavanda, el aletear de un cisne con polvos, el juego del violín y la viola en el cuarteto de Rará. Me es amargo entrar en un ámbito donde alguien que vive bellamente lo ha dispuesto todo como una reiteraciónvisible de su alma, aquí los libros (de un lado en español, del otro en francés e inglés), allí los almohadones verdes, eneste preciso sitio de la mesita el cenicero de cristal que parece el corte de una pompa de jabón, y siempre un perfume,un sonido, un crecer de plantas, una fotografía del amigo muerto, ritual de bandejas con té y tenacillas de azúcar... Ah,querida Andrée, qué difícil oponerse, aun aceptándolo con entera sumisión del propio ser, al orden minucioso que unamujer instaura en su liviana residencia. Cuán culpable tomar una tacita de metal y ponerla al otro extremo de la mesa,ponerla allí simplemente porque uno ha traído sus diccionarios ingleses y es de este lado, al alcance de la mano,donde habrán de estar. Mover esa tacita vale por un horrible rojo inesperado en medio de una modulación deOzenfant, como si de golpe las cuerdas de todos los contrabajos se rompieran al mismo tiempo con el mismoespantoso chicotazo en el instante más callado de una sinfonía de Mozart. Mover esa tacita altera el juego derelaciones de toda la casa, de cada objeto con otro, de cada momento de su alma con el alma entera de la casa y suhabitante lejana. Y yo no puedo acercar los dedos a un libro, ceñir apenas el cono de luz de una lámpara, destapar lacaja de música, sin que un sentimiento de ultraje y desafio me pase por los ojos como un bando de gorriones.Usted sabe por qué vine a su casa, a su quieto salón solicitado de mediodía. Todo parece tan natural, como siempreque no se sabe la verdad. Usted se ha ido a París, yo me quedé con el departamento de la calle Suipacha,elaboramos un simple y satisfactorio plan de mutua convivencia hasta que septiembre la traiga de nuevo a BuenosAires y me lance a mí a alguna otra casa donde quizá... Pero no le escribo por eso, esta carta se la envío a causa delos conejitos, me parece justo enterarla; y porque me gusta escribir cartas, y tal vez porque llueve.Me mudé el jueves pasado, a las cinco de la tarde, entre niebla y hastío. He cerrado tantas maletas en mi vida, me hepasado tantas horas haciendo equipajes que no llevaban a ninguna parte, que el jueves fue un día lleno de sombras ycorreas, porque cuando yo veo las correas de las valijas es como si viera sombras, elementos de un látigo que meazota indirectamente, de la manera más sutil y más horrible. Pero hice las maletas, avisé a la mucama que vendría ainstalarme, y subí en el ascensor. Justo entre el primero y segundo piso sentí que iba a vomitar un conejito. Nunca selo había explicado antes, no crea que por deslealtad, pero naturalmente uno no va a ponerse a explicarle a la genteque de cuando en cuando vomita un conejito. Como siempre me ha sucedido estando a solas, guardaba el hecho igualque se guardan tantas constancias de lo que acaece (o hace uno acaecer) en la privacía total. No me lo reproche,Andrée, no me lo reproche. De cuando en cuando me ocurre vomitar un conejito. No es razón para no vivir encualquier casa, no es razón para que uno tenga que avergonzarse y estar aislado y andar callándose.Cuando siento que voy a vomitar un conejito me pongo dos dedos en la boca como una pinza abierta, y espero a sentir en la garganta la pelusa tibia que sube como una efervescencia de sal de frutas. Todo es veloz e higiénico, transcurreen un brevísimo instante. Saco los dedos de la boca, y en ellos traigo sujeto por las orejas a un conejito blanco. Elconejito parece contento, es un conejito normal y perfecto, sólo que muy pequeño, pequeño como un conejilo dechocolate pero blanco y enteramente un conejito. Me lo pongo en la palma de la mano, le alzo la pelusa con unacaricia de los dedos, el conejito parece satisfecho de haber nacido y bulle y pega el hocico contra mi piel, moviéndolocon esa trituración silenciosa y cosquilleante del hocico de un conejo contra la piel de una mano. Busca de comer yentonces yo (hablo de cuando esto ocurría en mi casa de las afueras) lo saco conmigo al balcón y lo pongo en la granmaceta donde crece el trébol que a propósito he sembrado. El conejito alza del todo sus orejas, envuelve un tréboltierno con un veloz molinete del hocico, y yo sé que puedo dejarlo e irme, continuar por un tiempo una vida no distintaa la de tantos que compran sus conejos en las granjas.Entre el primero y segundo piso, Andrée, como un anuncio de lo que sería mi vida en su casa, supe que iba a vomitarun conejito. En seguida tuve miedo (¿o era extrañeza? No, miedo de la misma extrañeza, acaso) porque antes dedejar mi casa, sólo dos días antes, había vomitado un conejito y estaba seguro por un mes, por cinco semanas, tal vezseis con un poco de suerte. Mire usted, yo tenía perfectamente resuelto el problema de los conejitos. Sembraba trébol Página 23/62
  24. 24. Antología de atuelen el balcón de mi otra casa, vomitaba un conejito, lo ponía en el trébol y al cabo de un mes, cuando sospechaba quede un momento a otro... entonces regalaba el conejo ya crecido a la señora de Molina, que creía en un hobby y secallaba. Ya en otra maceta venía creciendo un trébol tierno y propicio, yo aguardaba sin preocupación la mañana enque la cosquilla de una pelusa subiendo me cerraba la garganta, y el nuevo conejito repetía desde esa hora la vida ylas costumbres del anterior. Las costumbres, Andrée, son formas concretas del ritmo, son la cuota del ritmo que nosayuda a vivir. No era tan terrible vomitar conejitos una vez que se había entrado en el ciclo invariable, en el método.Usted querrá saber por qué todo ese trabajo, por qué todo ese trébol y la señora de Molina. Hubiera sido preferiblematar en seguida al conejito y... Ah, tendría usted que vomitar tan sólo uno, tomarlo con dos dedos y ponérselo en lamano abierta, adherido aún a usted por el acto mismo, por el aura inefable de su proximidad apenas rota. Un mesdistancia tanto; un mes es tamaño, largos pelos, saltos, ojos salvajes, diferencia absoluta Andrée, un mes es unconejo, hace de veras a un conejo; pero el minuto inicial, cuando el copo tibio y bullente encubre una presenciainajenable... Como un poema en los primeros minutos, el fruto de una noche de Idumea: tan de uno que uno mismo... ydespués tan no uno, tan aislado y distante en su llano mundo blanco tamaño carta.Me decidí, con todo, a matar el conejito apenas naciera. Yo viviría cuatro meses en su casa: cuatro -quizá, con suerte,tres- cucharadas de alcohol en el hocico. (¿Sabe usted que la misericordia permite matar instantáneamente a unconejito dándole a beber una cucharada de alcohol? Su carne sabe luego mejor, dicen, aunque yo... Tres o cuatrocucharadas de alcohol, luego el cuarto de baño o un piquete sumándose a los desechos.)Al cruzar el tercer piso el conejito se movía en mi mano abierta. Sara esperaba arriba, para ayudarme a entrar lasvalijas... ¿Cómo explicarle que un capricho, una tienda de animales? Envolví el conejito en mi pañuelo, lo puse en elbolsillo del sobretodo dejando el sobretodo suelto para no oprimirlo. Apenas se movía. Su menuda conciencia debíaestarle revelando hechos importantes: que la vida es un movimiento hacia arriba con un clic final, y que es también uncielo bajo, blanco, envolvente y oliendo a lavanda, en el fondo de un pozo tibio.Sara no vio nada, la fascinaba demasiado el arduo problema de ajustar su sentido del orden a mi valija-ropero, mispapeles y mi displicencia ante sus elaboradas explicaciones donde abunda la expresión «por ejemplo». Apenas pudeme encerré en el baño; matarlo ahora. Una fina zona de calor rodeaba el pañuelo, el conejito era blanquísimo y creoque más lindo que los otros. No me miraba, solamente bullía y estaba contento, lo que era el más horrible modo demirarme. Lo encerré en el botiquín vacío y me volví para desempacar, desorientado pero no infeliz, no culpable, nojabonándome las manos para quitarles una última convulsión.Comprendí que no podía matarlo. Pero esa misma noche vomité un conejito negro. Y dos días después uno blanco. Ya la cuarta noche un conejito gris.Usted ha de amar el bello armario de su dormitorio, con la gran puerta que se abre generosa, las tablas vacías a laespera de mi ropa. Ahora los tengo ahí. Ahí dentro. Verdad que parece imposible; ni Sara lo creería. Porque Sara nadasospecha, y el que no sospeche nada procede de mi horrible tarea, una tarea que se lleva mis días y mis noches en unsolo golpe de rastrillo y me va calcinando por dentro y endureciendo como esa estrella de mar que ha puesto ustedsobre la bañera y que a cada baño parece llenarle a uno el cuerpo de sal y azotes de sol y grandes rumores de laprofundidad.De día duermen. Hay diez. De día duermen. Con la puerta cerrada, el armario es una noche diurna solamente paraellos, allí duermen su noche con sosegada obediencia. Me llevo las llaves del dormitorio al partir a mi empleo. Saradebe creer que desconfío de su honradez y me mira dubitativa, se le ve todas las mañanas que está por decirme algo,pero al final se calla y yo estoy tan contento. (Cuando arregla el dormitorio, de nueve a diez, hago ruido en el salón,pongo un disco de Benny Carter que ocupa toda la atmósfera, y como Sara es también amiga de saetas y pasodobles,el armario parece silencioso y acaso lo esté, porque para los conejitos transcurre ya la noche y el descanso.)Su día principia a esa hora que sigue a la cena, cuando Sara se lleva la bandeja con un menudo tintinear de tenacillasde azúcar, me desea buenas noches -sí, me las desea, Andrée, lo más amargo es que me desea las buenas noches- yse encierra en su cuarto y de pronto estoy yo solo, solo con el armario condenado, solo con mi deber y mi tristeza.Los dejo salir, lanzarse ágiles al asalto del salón, oliendo vivaces el trébol que ocultaban mis bolsillos y ahora hace enla alfombra efímeras puntillas que ellos alteran, remueven, acaban en un momento. Comen bien, callados y correctos,hasta ese instante nada tengo que decir, los miro solamente desde el sofá, con un libro inútil en la mano -yo quequería leerme todos sus Giraudoux, Andrée, y la historia argentina de López que tiene usted en el anaquel más bajo-; yse comen el trébol.Son diez. Casi todos blancos. Alzan la tibia cabeza hacia las lámparas del salón, los tres soles inmóviles de su día, Página 24/62
  25. 25. Antología de atuelellos que aman la luz porque su noche no tiene luna ni estrellas ni faroles. Miran su triple sol y están contentos. Así esque saltan por la alfombra, a las sillas, diez manchas livianas se trasladan como una moviente constelación de unaparte a otra, mientras yo quisiera verlos quietos, verlos a mis pies y quietos -un poco el sueño de todo dios, Andrée, elsueño nunca cumplido de los dioses-, no así insinuándose detrás del retrato de Miguel de Unamuno, en torno al jarrónverde claro, por la negra cavidad del escritorio, siempre menos de diez, siempre seis u ocho y yo preguntándomedónde andarán los dos que faltan, y si Sara se levantara por cualquier cosa, y la presidencia de Rivadavia que yoquería leer en la historia de López.No sé cómo resisto, Andrée. Usted recuerda que vine a descansar a su casa. No es culpa mía si de cuando en cuando vomito un conejito, si esta mudanza me alteró también por dentro -no es nominalismo, no es magia, solamente que lascosas no se pueden variar así de pronto, a veces las cosas viran brutalmente y cuando usted esperaba la bofetada ala derecha-. Así, Andrée, o de otro modo, pero siempre así.Le escribo de noche. Son las tres de la tarde, pero le escribo en la noche de ellos. De día duermen ¡Qué alivio estaoficina cubierta de gritos, órdenes, máquinas Royal, vicepresidentes y mimeógrafos! Qué alivio, qué paz, qué horror,Andrée! Ahora me llaman por teléfono, son los amigos que se inquietan por mis noches recoletas, es Luis que meinvita a caminar o Jorge que me guarda un concierto. Casi no me atrevo a decirles que no, invento prolongadas eineficaces historias de mala salud, de traducciones atrasadas, de evasión Y cuando regreso y subo en el ascensor esetramo, entre el primero y segundo piso me formulo noche a noche irremediablemente la vana esperanza de que no seaverdad.Hago lo que puedo para que no destrocen sus cosas. Han roído un poco los libros del anaquel más bajo, usted losencontrará disimulados para que Sara no se dé cuenta. ¿Quería usted mucho su lámpara con el vientre de porcelanalleno de mariposas y caballeros antiguos? El trizado apenas se advierte, toda la noche trabajé con un cementoespecial que me vendieron en una casa inglesa -usted sabe que las casas inglesas tienen los mejores cementos- yahora me quedo al lado para que ninguno la alcance otra vez con las patas (es casi hermoso ver cómo les gustapararse, nostalgia de lo humano distante, quizá imitación de su dios ambulando y mirándolos hosco; además ustedhabrá advertido -en su infancia, quizá- que se puede dejar a un conejito en penitencia contra la pared, parado, laspatitas apoyadas y muy quieto horas y horas).A las cinco de la mañana (he dormido un poco, tirado en el sofá verde y despertándome a cada carrera afelpada, acada tintineo) los pongo en el armario y hago la limpieza. Por eso Sara encuentra todo bien aunque a veces le he vistoalgún asombro contenido, un quedarse mirando un objeto, una leve decoloración en la alfombra y de nuevo el deseode preguntarme algo, pero yo silbando las variaciones sinfónicas de Franck, de manera que nones. Para qué contarle,Andrée, las minucias desventuradas de ese amanecer sordo y vegetal, en que camino entredormido levantando cabosde trébol, hojas sueltas, pelusas blancas, dándome contra los muebles, loco de sueño, y mi Gide que se atrasa, Troyatque no he traducido, y mis respuestas a una señora lejana que estará preguntándose ya si... para qué seguir todo esto,para qué seguir esta carta que escribo entre teléfonos y entrevistas.Andrée, querida Andrée, mi consuelo es que son diez y ya no más. Hace quince días contuve en la palma de la manoun último conejito, después nada, solamente los diez conmigo, su diurna noche y creciendo, ya feos y naciéndoles elpelo largo, ya adolescentes y llenos de urgencias y caprichos, saltando sobre el busto de Antinoo (¿es Antinoo, verdad, ese muchacho que mira ciegamente?) o perdiéndose en el living, donde sus movimientos crean ruidos resonantes,tanto que de allí debo echarlos por miedo a que los oiga Sara y se me aparezca horripilada, tal vez en camisón -porqueSara ha de ser así, con camisón- y entonces... Solamente diez, piense usted esa pequeña alegría que tengo en mediode todo, la creciente calma con que franqueo de vuelta los rígidos cielos del primero y el segundo piso.Interrumpí esta carta porque debía asistir a una tarea de comisiones. La continúo aquí en su casa, Andrée, bajo unasorda grisalla de amanecer. ¿Es de veras el día siguiente, Andrée? Un trozo en blanco de la página será para usted elintervalo, apenas el puente que une mi letra de ayer a mi letra de hoy. Decirle que en ese intervalo todo se ha roto,donde mira usted el puente fácil oigo yo quebrarse la cintura furiosa del agua, para mí este lado del papel, este lado demi carta no continúa la calma con que venía yo escribiéndole cuando la dejé para asistir a una tarea de comisiones. En su cúbica noche sin tristeza duermen once conejitos; acaso ahora mismo, pero no, no ahora. En el ascensor, luego, oal entrar; ya no importa dónde, si el cuándo es ahora, si puede ser en cualquier ahora de los que me quedan.Basta ya, he escrito esto porque me importa probarle que no fui tan culpable en el destrozo insalvable de su casa.Dejaré esta carta esperándola, sería sórdido que el correo se la entregara alguna clara mañana de París. Anoche divuelta los libros del segundo estante, alcanzaban ya a ellos, parándose o saltando, royeron los lomos para afilarse los Página 25/62
  26. 26. Antología de atueldientes -no por hambre, tienen todo el trébol que les compro y almaceno en los cajones del escritorio. Rompieron lascortinas, las telas de los sillones, el borde del autorretrato de Augusto Torres, llenaron de pelos la alfombra y tambiéngritaron, estuvieron en círculo bajo la luz de la lámpara, en círculo y como adorándome, y de pronto gritaban, gritabancomo yo no creo que griten los conejos.He querido en vano sacar los pelos que estropean la alfombra, alisar el borde de la tela roída, encerrarlos de nuevo enel armario. El día sube, tal vez Sara se levante pronto. Es casi extraño que no me importe verlos brincar en busca dejuguetes. No tuve tanta culpa, usted verá cuando llegue que muchos de los destrozos están bien reparados con elcemento que compré en una casa inglesa, yo hice lo que pude para evitarle un enojo... En cuanto a mí, del diez alonce hay como un hueco insuperable. Usted ve: diez estaba bien, con un armario, trébol y esperanza, cuántas cosaspueden construirse. No ya con once, porque decir once es seguramente doce, Andrée, doce que serán trece.Entonces está el amanecer y una fría soledad en la que caben la alegría, los recuerdos, usted y acaso tantos más.Está este balcón sobre Suipacha lleno de alba, los primeros sonidos de la ciudad. No creo que les sea difícil juntaronce conejitos salpicados sobre los adoquines, tal vez ni se fijen en ellos, atareados con el otro cuerpo que convienellevarse pronto, antes de que pasen los primeros colegiales.Carta a una señorita en ParísJulio Cortázar Página 26/62
  27. 27. Antología de atuel años se cumplenparadojicamentede los presenteseres la unica, invitaday ausente26-09-2010 Página 27/62
  28. 28. Antología de atuel dejar de latirquisiera dejar de latirpero hoy lo hice de nuevoletras con dolorpalabras que desgarranversos que matanquisiera dejar de escribirmi corazón desangraquisiera... pero es asícomo dejo de latircon letras de dolorpalabras que desgarrany versos que matanquisiera dejar de escribirpero hoy lo hice de nuevo15-06-2010 Página 28/62
  29. 29. Antología de atuel vaciola vida me ha decepcionadotodo ya me abandonoy ni siquiera valio la pena, perdertecuando jamás te tuvesolo el odio llenacuando matan al amor Página 29/62
  30. 30. Antología de atuel donde tu no existasquisiera volver a naceren un mundodonde tu no existasquizás nunca mas seria felizpero al menos no me desangraríacada día, sabiendo que existessin que tu, te dejes amar Página 30/62
  31. 31. Antología de atuel no se puede vivir, sin amorcuando ella es la única razón, que tienes para vivir cuando sabes que no existe otra igualy no habrá quien suplante esos sentimientos cuando ya no hay razón para buscar, para seguirsi en ella empieza tu mundo y despues de ella se acabaque consejo hay para darsi no se puede vivir, sin amor Página 31/62
  32. 32. Antología de atuel Hipótesis sin límites...Bípedo, de ese género,con un método románticotan estúpido.Vos, y tu película mágica,malévola para mí.Vos, y tus hipótesis sin límitescon tus métodos de chico tímido,y términos simpáticos,en tu papel protagonismo,en el que usas tu pócima ridícula,y que junto a tus metáforas,mis pálpitos aumentan en ráfagade una forma tan íntima.Vos y tu maldita pócima ahora,hace que mi mérito de soñadoraquede naufrago bajo mi sábana,ya teniéndote como único hábitopresente en mi próximo sueño cálido,donde sos íntegro y problemáticomaniático para mi.Y hoy digo, estoy aquí Página 32/62
  33. 33. Antología de atuelqueriéndote, extrañándote, y odiándote.alguien enfadada al parecerme lo dedico alguna vezanonima ella y demas Página 33/62
  34. 34. Antología de atuel 2 resultado del amorun corazón no se deja conquistarpor miedo a que lo dañenotro corazón de pena se desgarrapor la indiferencia de un amoruno es el corazón del miedoel otro es el corazón de la soledadambos saben queuno depende del otropara completar su felicidadpero si uno no se deja cuidarel otro nunca dejara la soledades la triste historia de los unosque no se suman al amory no podran llegar a ser 220-06-2010 Página 34/62
  35. 35. Antología de atuel 10-10el tiempo trajolas dudas que faltabanun abismo silenciosoconfirmo el vacíocomo ya estaba escritoun perfecto saltofinal10/10/2010 Página 35/62
  36. 36. Antología de atuel viajar para no sentira ninguna partequisiera yo partirni felicidad ni tristezadeseo mas sufrirmas ya sin ellamurió mi sentiral lugar donde nada existequisiera yo partirir a ninguna parteviajar, para no sentir03-07-2010 Página 36/62
  37. 37. Antología de atuel ciego, sordo y mudopodrás escondertede estos ojosque tanto te han buscadopodrás escondertede mis oídosque ya no te escuchanpodrás escondertede esta boca afónicaque te seguirá llamandopero jamás podrás escondertede mi ciego, sordo y mudo corazónpor que él, mi amorél, ya te encontró22-07-2010 Página 37/62
  38. 38. Antología de atuel cuando las hadas dejan sus alasvolver a entrar por la puertasin cerrar la ventanaasí es como se esperacual fresca brisa de la mañanaque se abra aquella puertaque me permanece cerradaaunque nunca podré ver al hadaque se adueño de mi almapues ella ocultara sus alasel día que abra la puertaconvertida en mi mujer soñada21-04-2011 Página 38/62
  39. 39. Antología de atuel melíferasuave piel de duraznosdeseo comer con los labiosdisfrutar, disfrutandotu cuerpo y tu saltu mi placer virginalcomo ofrenda de un diosmi paladar te aclamatu cuerpo y tu pielsuculento banquetecon corazón de mielabsorberé de timi fuente de energíalas vibraciones de tu vidallenare mi ser, lamiendola delicia de tu mielbendito extracto de tu serque traeran tus espasmosen cada retornode tus viajes, al mas allá...03-12-2010 Página 39/62
  40. 40. Antología de atuel suplica a la reinayo que todo te lo diy al hacerte mi reiname convertiste en esclavode tus sentimientosmi reina no te reclamoni me quejo por el sufrimientoal dejarme atado y abandonadoen este lugar frío y oscuropues si te hice mi reinafue para otorgarte mis serviciosmas lo que nunca te podré perdonares que no te hayas dejado amar25-04-2011 Página 40/62
  41. 41. Antología de atuel pachamamaella es mi mundosi tan solo con ellay una habitaciónmi mundo seria felizlo tendría todomar, brisa, sol, lluviaplanicies y montesmi oasis toda ella seriade sus frutos me alimentaríay en sus brazos naceríannuestros mejores sueños03-07-2010 Página 41/62
  42. 42. Antología de atuel corazón analfabetono he hallado aun las palabrasque te hagan sentir el amorque siento por vosen eso he fracasado, losemas no! en amarte!si por amarte lo he dejado todo en esta vidahasta el sol y la luna ya perdísi hasta mis sueños te dipor que amarte mi vida lo hago noche y díasi amarte!... es lo mas bello que me paso en la vidacomo no ofrendarte mi sentirsi mi vida te la di... al encontrarteaunque tal vez no puedas sentir todo mi amoren estas palabras de un pobre corazón analfabetoes por que nunca antes había sentido el amorpues si apenas recién lo comprendióal escribirte... "TE AMO"07-07-2010 Página 42/62
  43. 43. Antología de atuel buscando una respuestase llama impotencia cuando todas tus fuerzas no logran mover un pétaloque seria de la preguntasi no hubiera respuestaque importa si fuera ciertasolo justifica la existenciatan necesaria de un ser feliz21-12-2011 Página 43/62
  44. 44. Antología de atuel"Cómo hacerte saber" de Mario Benedetti.?COMO HACERTE SABER QUE SIEMPRE HAY TIEMPO?QUE UNO SOLO TIENE QUE BUSCARLO Y DARSELO.QUE NADIE ESTABLECE NORMAS SALVO LA VIDA.QUE LA VIDA SIN CIERTAS NORMAS PIERDE FORMAQUE LA FORMA NO SE PIERDE CON ABRIRNOS.QUE ABRIRNOS NO ES AMAR INDISCRIMINADAMENTE.QUE NO ESTA PROHIBIDO AMARQUE TAMBIEN SE PUEDE ODIARCOMO HACERTE SABER QUE NADIE ESTABLECE NORMASSOLO LA VIDA.QUE EL ODIO Y EL AMOR SON AFECTOSQUE LA AGRESION POR SI, HIERE MUCHOQUE LAS HERIDAS SE CIERRAN.QUE LAS PUERTAS NO DEBEN CERRARSEQUE LA MAYOR PUERTA ES EL AFECTOQUE LOS AFECTOS NOS DEFINENQUE DEFINIRSE NO ES REMAR CONTRA LA CORRIENTEQUE CUANDO MAS FUERTE SE HACE EL TRAZO MAS SE DIBUJAQUE BUSCAR UN EQUILIBRIO NO IMPLICA SER TIBIOQUE NEGAR PALABRAS IMPLICA ABRIR DISTANCIASQUE ENCONTRARSE ES MUY HERMOSOQUE EL SEXO FORMA PARTE DE LO HERMOSO DE LA VIDAQUE LA VIDA PARTE DEL SEXOQUE EL POR QUE DE LOS NIÑOS TIENE UN POR QUEQUE QUERER SABER DE ALGUIEN NO SOLO ES CURIOSIDADQUE QUERER SABER TODO DE TODOS ES CURIOSIDAD MALSANAQUE NUNCA ESTA DE MAS AGRADECERQUE LA AUTODETERMINACION NO ES HACER LAS COSAS SOLOQUE NADIE QUIERE ESTAR SOLOQUE PARA DAR DEBIMOS RECIBIR ANTESQUE PARA QUE NOS DEN HAY QUE SABER PEDIRQUE SABER PEDIR NO ES REGALARSEQUE REGALARSE ES EN DEFINITIVA ES NO QUERERSEQUE PARA QUE NOS QUIERAN DEBEMOS MOSTRAR QUIENES SOMOSQUE PARA QUE ALGUIEN SEA, HAY QUE AYUDARLOQUE AYUDAR ES PODER ALENTAR Y APOYARQUE ADULAR NO ES AYUDARQUE ADULAR ES TAN PERNICIOSO COMO DAR VUELTA LA CARAQUE LAS COSAS CARA A CARA SON HONESTASQUE NADIE ES HONESTO PORQUE NO ROBAQUE EL QUE ROBA NO ES LADRON POR PLACERQUE CUANDO NO HAY PLACEER EN LAS COSAS, NO SE ESTA VIVIENDOQUE PARA SENTIR LA VIDA NO HAY QUE OLVIDARSE QUE EXISTE LA MUERTEQUE SE PUEDE ESTAR MUERTO EN VIDAQUE SE SIENTE CON EL CUERPO Y CON LA MENTEQUE CON LOS OIDOS SE ESCUCHA Página 44/62
  45. 45. Antología de atuelQUE CUESTA SER SENSIBLE Y NO HERIRSEQUE HERIRSE NO ES DESANGRARSEQUE PARA NO SER HERIDOS LEVANTAMOS MUROSQUE QUIEN SIEMBRA MUROS NO RECOGE NADAQUE CASI TODOS SOMOS ALBAÑILES DE MUROSQUE SERIA MUCHO MEJOR ONSTRUIR PUENTESQUE SOBRE ELLOS SE VA A LA OTRA ORILLA Y TAMBIEN SE VUELVEQUE VOLVER NO IMPLICA RETROCEDERQUE RETROCEDR PUEDE SER TAMBIEN AVANZARQUE NO POR MUCHO AVANZAR SE AMANECE MAS CERCA DEL SOLCOMO HACERTE SABER, QUE NADIE ESTABLECE NORMASSALVO LA VIDA.Mario Benedetti Página 45/62
  46. 46. Antología de atuel "Te espero" de Mario BenedettiTe espero cuando la noche se haga día,suspiros de esperanzas ya perdidas.No creo que vengas, lo sé,sé que no vendrás.Sé que la distancia te hiere,sé que las noches son más frías,Sé que ya no estás.Creo saber todo de ti.Sé que el día de pronto se te hace noche:sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices,sé que soy un idiota al esperarte,Pues sé que no vendrás.Te espero cuando miremos al cielo de noche:tu allá, yo aquí, añorando aquellos díasen los que un beso marcó la despedida,Quizás por el resto de nuestras vidas.Es triste hablar así.Cuando el día se me hace de noche,Y la Luna oculta ese sol tan radiante.Me siento sólo, lo sé,nunca supe de nada tanto en mi vida,solo sé que me encuentro muy sólo,y que no estoy allí.Mis disculpas por sentir así,nunca mi intención ha sido ofenderte.Nunca soñé con quererte,ni con sentirme así.Mi aire se acaba como agua en el desierto.Mi vida se acorta pues no te llevo dentro.Mi esperanza de vivir eres tu,y no estoy allí.¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás,¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí.Porque todas las noches me torturo pensando en ti.¿Por qué no solo me olvido de ti?¿Por qué no vivo solo así?¿Por qué no solo.... Página 46/62
  47. 47. Antología de atuel el riesgo de amarteSe ama o se deja... y dejarte?si eres parte de mis entrañasque mas remedio tengo que Amarte como erescon tus silencios, olvidos y vacacionescon tu carácter, perfumado de hiervaspradera verde, florida de primaverasen campo minado...pues así te amo, sin mas remediocon ese riesgo de vidaque insita el caminar tus senderosdonde en cada mal pasolas primaveras se vuelven otoños25-12-2011 Página 47/62
  48. 48. Antología de atuel reina de las floressolo si se juntaran las fraganciasde todas las floressolo si sus petalos se unieransolo asi quizasse compararian a tu bellezasi eres tu la mas hermosareina de las floresesa eres tumi primavera28-12-2011 Página 48/62
  49. 49. Antología de atuel acaso eres un ángel?me preguntosi acaso eres un ángel, en verdad?que vagas en el tiempohaciendo en los hombres el amor brotarpor que lo digo?o acaso mujer, no eres tu el ángelque enamoro hasta el mismo Benedettino quieras engañarmehe leído sus cartasy te descubro en sus palabrasque tu imagen, me dibujante veo y te sientoen cada poema de amorescrito para un ángelcomo tudime mujersi acaso Benedettino se enamoro de ti?30-12-2011 Página 49/62
  50. 50. Antología de atuel Página 50/62
  51. 51. Antología de atuel lunita 08 de enerolunita 08 de eneroque vienes a enamorary con tu luznos iluminas por iguallunita de luz magicaesta noche mirandote soplaremosy al dejar tu de brillarhaz de cumplirnuestros deseos Página 51/62
  52. 52. Antología de atuel si tan solo fueran numeroscuantas veces fueron?las veces que me equivoque contigo?después de que numero se pierde la cuenta?será quizás, proporcional a la cantidad de disculpas?que tendré que pedirte, para que un díame devuelvas al menos el saludo?si tan solo fueran numerospodria restar aquellos infinitos erroresdeclarandote eternamente, mi Amor28-04-2012 Página 52/62
  53. 53. Antología de atuel envasando al vacionací con tu nombre grabadoen el frente de mi viday al no encontrar tu cariñomi vida se quedo sin sentidocomo este envase vacio30-04-2012y te seguiré buscandoen este mundoque se desvaneceal son de tu nombre Página 53/62
  54. 54. Antología de atuel te amoRecuerdo perfectamente el día que te escribí por primera vez que Te amaba, si bien ya te lo había dicho unas mil vecespero vos aun no te habías enterado, esa vez era especial al apretar el botón, esas 5 letras iban a quedar frente a tusojos y el solo hecho de imaginar ese momento, me hacia sudar las manos y por dentro sentía como me temblaba elcuerpo, tan solo por apretar un botón para que leas unas letras que te las había dicho durante tantas noches, pero esemomento lo recordare de por vida, aunque sabia que ya lo imaginarias, después de que se me escaparan algunossentimientos en aquellos primeros mails donde me vi desbordado. Quizás eran los nervios de oficialmente decirte todolo que sentía por vos en esas 5 letras, era la primera vez que me había enamorado en mi vida y había llegado elmomento de firmar, imaginaba el momento en que lo leerías y los nervios explotaban en mi, como olvidarlo, fueron díasque me quedaran grabados para siempre, pensaba que respuesta tendría, como para atajarme ante lo peor, imaginefrases de las mas variadas, desde como me rechazarías, hasta frases mas esperanzadoras donde pondrías paños fríosa la situación o un poco distancia, quizás me parecía lo mas lógico después de todo ni siquiera nos conocíamos y unloco te manda una carta diciendo que te ama, pensé de todo, al menos las negativas creo que no hubo frase derechazo que no haya armado entre tanto nervio, creí imaginar todas las respuestas imaginables en este mundo, nadapodría sorprenderme, era una manera de evitar lo malo ya que siempre pasa aquello que no pudiste imaginar y te juroque creí tenerlo todo controlado, no podía suceder nada que no haya pasado por mi cabeza... pensé en todas lasfrases de este mundo y no te deje ninguna para que puedas usar...Pero como un grandísimo idiota, no pude imaginar que ya no volverías a hablarme nunca mas......al tiempo me di cuenta y me lo sigo reprochando cada noche desde entonces... como no pude imaginar que ya novolverías a dirigirme la palabra, como se me pudo escapar... Página 54/62
  55. 55. Antología de atuel cirugía mayorya no me queda otramas que una operacióna corazón abiertomas que puedo ya escondersi yo mismo abrí mi pechoy de frente latiendote deje mi corazónpara que vos finalmentele hagas una cirugía mayor Página 55/62
  56. 56. Antología de atuel sin sentidocuantos años faltaranpara que te des cuentaque te di mi vidaen tal casode que habra servidotantas vidas se pierdensin que nadie las encuentre18-05-2012 Página 56/62
  57. 57. Antología de atuelPARA QUE SEGUIR?MALDIGO EL DIAQUE ME CRUCE CONTIGOY ME HICISTE SENTIRQUE SIN TIYA NO PODRE VIVIR Página 57/62
  58. 58. Antología de atuel el absurdola vida me puso en esta situación absurdadonde paso los años hablando con alguienque al parecer no desea escucharmey quien sabe ya cual es el motivosi jamás existió discusión algunadonde un grito, un enojo, un reprochehubiera sido una bendiciónal lado de este, el peor de los castigosque alguna vez pueda haber existidoesta la condena del silencio eternoque es negarme hasta la ultima mísera palabraes algo que no se lo deseoabsolutamente a nadie Página 58/62
  59. 59. Antología de atuel Todo fue...Todo fue...como farsa de un destinoempecinado en no dejar vivir Página 59/62
  60. 60. Antología de atuel burbujaTodo fue...como farsa de un destinoempecinado en no dejar vivirTodo fue...una burbuja imaginariaque existió tanto como el brilloen aquel suspiro del aireantes de la inevitableexplosión de realidad Página 60/62
  61. 61. Antología de atuel amnesiapor algún motivosigo atrapado aquísin poder salirquizás sin quererloaunque ya me han echadoy deportado al fin sin documentospara que quieres mi identidadque la has dejado contigosi por algún motivosigo aquí escribiéndotees para que me digasquien soy? Página 61/62
  62. 62. Antología de atuel años de distanciase acercaintempestivamentesin desearlabusca invadirlo todocomo una gran olaa paso lentouna tras otrahasta acercarsey cubrir los cielosuna vez al añova aflojandohasta los huesos sin desearlase acercala lejanía Página 62/62

×