Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
La Capacidad De Resistencia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La Capacidad De Resistencia

  • 16,929 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
16,929
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
130
Comments
0
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ÍNDICE Índice............................................. Página 1 Introducción. Justificación...................... Página 2 Fundamentación Científica....................... Páginas 3 a 14 Sistemas de entrenamiento......................Páginas 15 a 23 Aplicación didáctica a la enseñanza primaria...Páginas 24 a 48 Evaluación de la Resistencia..................... Páginas 49 a 55 Reflexión final.................................... Página 56
  • 2. 1.- INTRODUCCIÓN. JUSTIFICACIÓN Considero la capacidad de resistencia como una de las más efectivas, obteniendo, mediante su entrenamiento, una mejor calidad de vida que nos permita una optima disposición para realizar cualquier actividad de la vida cotidiana (trabajo, hogar, etc.) así como actividades deportivas y de tiempo libre. Además, trabajar sobre la capacidad de resistencia incide notablemente en la mejora del metabolismo y los cuatro sistemas que intervienen en el ejercicio: cardiovascular, respiratorio, nervioso y locomotor. Si a este factor, unimos los beneficios generales de realizar una actividad física (prevenir enfermedades y lesiones, compartir actividades físicas con amigos, interactuando con ellos, mejora del aspecto físico y autoconcepto, etc.) podemos llegar a la conclusión de que la capacidad de resistencia posee una eficacia a considerar no sólo dentro de su campo, sino también en colaboración con otras capacidades ya que, por ejemplo, no podremos realizar un entrenamiento efectivo de fuerza o de velocidad si el tiempo de aparición de la fatiga es corto tras el comienzo de la actividad.
  • 3. 2.- FUNDAMENTACIÓN CIENTÍFICA 2.1 Conceptualización. Tradicionalmente, el término resistencia se ha interpretado como el soportar esfuerzos durante largos periodos de tiempo. Igualmente, también lo utilizamos al referirnos a esfuerzos no tan largos pero que deben realizarse intensamente. Pero para entender correctamente el termino de resistencia debemos atender a los diferentes puntos de vista de distintos autores. Bompa 1983 : “Límite de tiempo durante el cual puede realizarse una actividad determinada”. Harre 1987: “Capacidad del deportista para resistir la fatiga”. Weineck 1988: “Capacidad psicofísica del deportista para resistir la fatiga”. Grosser, Brüggemann 1989: “Capacidad física y psíquica de soportar el cansancio frente a esfuerzos relativamente largos y/o la capacidad de recuperación rápida después de los esfuerzos”. Alves 1998: “Capacidad de realizar una prestación de una determinada intensidad sin deterioro de la eficiencia mecánica, a pesar de la acumulación de fatiga”. Como ya se ha dicho anteriormente, la resistencia está relacionada directamente con la capacidad de resistir la fatiga. Por lo tanto, siempre que intentemos definir la capacidad de resistencia será difícil obviar este termino. No obstante, la resistencia depende también de muchos factores, tales como la velocidad, la fuerza muscular, las capacidades técnicas de ejecución de un movimiento eficiente, etc.
  • 4. Pero independientemente del tipo de especialidad, también existe una necesidad de fortaleza psicológica, una motivación para soportar el dolor y la incomodidad. Aquellos deportistas que dominen este aspecto pueden llegar a tener una mayor ventaja sobre sus rivales en competiciones de resistencia. Desde el punto de vista bioquímico, la resistencia se determina por la relación entre la magnitud de las reservas energéticas accesibles para la utilización y la velocidad de consumo de la energía durante la práctica deportiva, por lo que también se puede definir como un proceso complejo de adaptación morfo-funcional provocado en el ámbito celular en los músculos esqueléticos concretos que intervienen es la actividad física. Como definición general podríamos considerar la resistencia como la capacidad para soportar la fatiga frente a esfuerzos prologados y/o para recuperarse más rápidamente después de los esfuerzos. - La fatiga: entendemos por fatiga la disminución transitoria de la capacidad de rendimiento. Desde el punto de vista fisiológico, las causas de la fatiga pueden estar en una insuficiente transmisión de impulsos apropiados para las fibras musculares activas, un fallo de mecanismos para la reposición de moléculas de fosfato de alta energía necesarias para la contracción muscular. Pero aparte de la fatiga física, se puede presentar un deterioro transitorio del rendimiento a nivel de la concentración mental (fatiga mental), una disminución transitoria de la percepción visual, auditiva o táctil (fatiga sensorial) o ausencia de los estímulos emocionales para el rendimiento deportivo (fatiga emocional). En definitiva, utilizamos el término de resistencia para referirnos a la capacidad que nos permite soportar esfuerzos que nos provocan cansancio o fatiga, ya sean de tipo lúdico, deportivo o esfuerzos que se realicen en nuestro ámbito de trabajo. Consideramos por tanto que una persona tiene
  • 5. resistencia cuando no se fatiga fácilmente o es capaz de continuar el esfuerzo en estado de fatiga. 2.2 Clasificación. Podemos realizar varias clasificaciones de la capacidad de resistencia, atendiendo a: 2.2.1 El volumen de la musculatura implicada. Se diferencian la resistencia muscular general donde se implica mas de 1/6 – 1/7 de toda la musculatura esquelética, y está limitada principalmente por el sistema cardiovascular- respiratorio y el aprovechamiento periférico del oxígeno. Aparece también la resistencia muscular local que contiene una participación menor de 1/6 – 1/7 de masa muscular total y se ve determinada por la fuerza especial, la capacidad anaeróbica y otras formas limitantes de fuerza, como la resistencia de velocidad, de fuerza y de fuerza explosiva, así como por la cualidad de coordinación neuromuscular específica de la modalidad (técnica). 2.2.2 En relación a la forma de especificidad de la modalidad deportiva. Se distingue la resistencia de base (general) y la resistencia específica. La resistencia de base se entiende como: a) la capacidad de ejecutar un tipo de actividad independiente del deporte que implique muchos grupos musculares y sistemas, durante un tiempo prolongado. b) la capacidad de realizar durante un tiempo largo cualquier carga que implica a muchos grupos musculares y que guarda una relación óptima con un rendimiento específico.
  • 6. La resistencia específica se contempla igualmente bajo dos perspectivas diferentes: a) como característica relacionada con el deporte/modalidad. b) como adaptación a las condiciones de carga propias de la competición. En cualquier caso, la resistencia básica es transferible positivamente de un deporte a otro mientras que la resistencia específica no lo es. 2.2.3 En relación con la forma de obtener la energía muscular. En función de la fuente de energía que se utilice para el trabajo muscular podemos distinguir dos clases de resistencia: A) AERÓBICA RESISTENCIA a) Aláctica B)ANAERÓBICA b)Láctica Ambas formas son difíciles de encontrarlas en la práctica de una forma pura: Duración del Hasta Hasta 40´´ 1 - 8 más de 8 esfuerzo 20´´ minutos minutos Aeróbico 0 - 5% Alrededor de 20% 20 - 80% Por encima de 80% Anaeróbico 90 - 100% Por encima de 80% 80 - 20% Por debajo de 20% A) Resistencia aeróbica. Denominamos resistencia aeróbica a la capacidad que nos permite soportar esfuerzos de larga duración y de mediana o baja intensidad con suficiente aporte de oxígeno. La frecuencia cardíaca oscila entre las 130 y 160 pp/min. El trabajo se realiza por tanto en condiciones de equilibrio entre el aporte y el gasto de oxígeno.
  • 7. La fatiga puede aparecer porque el organismo no tuviese reservas suficientes, o cuando estos se han gastado la fatiga aparece por desequilibrios iónicos, producto en muchas ocasiones de una importante pérdida de sales orgánicas, muy frecuente en situaciones de mucho calor. Por ello es necesario recordar la importancia que tiene en la práctica de cualquier ejercicio físico una correcta recuperación de líquidos. - Concepto de consumo de oxígeno (VO). Según David R. Lamb (1978), podemos considerar cómo consumo de oxígeno, “el volumen de O2 utilizado por las células en función respiratoria interna”. Así, una persona durante el ejercicio inspira 18 l/min de O2 y espira 15 l/min, su consumo de oxígeno será de 18 – 15 = 3 l/min. Podemos decir por consiguiente que la capacidad de absorción de oxígeno de un sujeto va a determinar en gran medida su nivel de resistencia aeróbica. Un mayor consumo de oxígeno (VO2) va a influir en un mayor nivel de resistencia aeróbica. Ahora bien, no se debe confundir el VO2 con la capacidad vital, que es el volumen total de aire que pueden absorber los pulmones. El VO2 es una medida en la que intervienen el aporte de oxígeno a través de la respiración, el transporte de oxígeno a través del sistema cardiovascular y la utilización de oxígeno por la célula muscular. El VO2 es un valor relativo que habrá que considerar siempre en relación al peso del individuo y aunque coloquialmente se hable de valores absolutos al decir que el sujeto tiene 3 o 4 l/min de VO2, lo correcto sería ver el valor de VO2 en mililitros por kilogramo de peso por minuto. (ml/kg/min)
  • 8. El VO2 máximo se considera cómo la capacidad de consumo máximo de oxígeno y lógicamente será mayor el esfuerzo que en el reposo. EL VO2 máximo aumenta con el entrenamiento y disminuye con el sedentarismo. - Concepto de déficit y deuda de oxígeno. Al realizar cualquier esfuerzo de cierta intensidad, el equilibrio entre el aporte y el gasto de oxígeno no se va a producir hasta pasados los 2 – 3 minutos, debido a un desfase por la adaptación de los sistemas respiratorio y cardiovascular. Se produce por tanto un déficit inicial de oxígeno. Definimos el déficit de oxígeno cómo la diferencia entre el oxígeno que requiere el organismo en un determinado esfuerzo y el oxígeno que se consume. Este déficit se compensará al finalizar el esfuerzo en el periodo de recuperación. A la cantidad de oxígeno consumido en reposo después de un esfuerzo es a lo que llamamos deuda de oxígeno. B) Resistencia anaeróbica. Resistencia anaeróbica es la capacidad que nos permite realizar durante el mayor tiempo posible esfuerzos muy intensos sin el aporte suficiente de oxígeno. En estos esfuerzos se produce un elevado déficit de oxígeno, por lo que su duración va a ser corta (hasta aproximadamente 3 minutos). Es por ello por lo que la recuperación de este tipo de esfuerzos es más lenta que en los esfuerzos aeróbicos, pues el déficit que siempre se produce al inicio del esfuerzo habrá que sumar el déficit contraído durante la realización del mismo. El déficit de oxígeno puede alcanzar hasta los 20 litros en casos extremos en sujetos entrenados. Por el contrario, sujetos desentrenados no podrán soportar un déficit de más de 10 litros. Según el predominio de la
  • 9. fuente energética utilizada podremos diferenciar dos tipos de resistencia aeróbica: - Resistencia anaeróbica aláctica. Es aquella en la que se utilizan los productos energéticos libres en el músculo (fuentes de energía 1 y 2), no produciéndose por tanto residuos de ácido láctico. Se utilizan en esfuerzos explosivos de intensidad máxima y en pruebas de velocidad de duración inferior a 15 segundos. La frecuencia cardíaca en este tipo de esfuerzos oscila alrededor de las 180 pp/min, si bien en ocasiones puede subir aun más. - Resistencia anaeróbica láctica Los esfuerzos encuadrados en este tipo de resistencia son aquellos en que se utiliza la tercera fuente de energía, esto es, la degradación del glucógeno en ausencia de oxígeno produciéndose ácido láctico. Son esfuerzos de tipo de resistencia anaeróbica láctica los 200m, los 400 y los 800m en atletismo, la prueba de natación hasta los 400m, algunos esfuerzos realizados en deportes de equipo, etc. Cuando mayor es la intensidad del esfuerzo, mayor es el déficit de oxígeno, y mayor es la producción de ácido láctico lo que impide que siga descomponiéndose el glucógeno, por lo que o bien se reduce la intensidad del ejercicio o bien se ha de parar del todo. Esta es la explicación de que los esfuerzos oscilen entre los 25” y los 2´30”. La frecuencia cardíaca suele situarse por encima de las 180 pp/min, llegando a situarse por valores superiores a las 200 pp/min. 2.2.4 En relación a la forma de trabajo de la musculatura. A) Resistencia estática: se basa en un trabajo estático que provoca una reducción del riego sanguíneo a nivel capilar y de la aportación de oxigeno debido a la presión interna del músculo. La resistencia estática también
  • 10. queda limitada por la fatiga nerviosa (agotamiento de la sustancia de transmisión), además de la falta de irrigación. La resistencia estática puede tener un carácter aeróbico o anaeróbico en función de la tensión muscular que se emplea. Este tipo de resistencia se ve mejorado con el aumento de la fuerza máxima estática, elevando el umbral de sensibilidad y, por consiguiente, un inicio de los procesos del metabolismo anaeróbico. Por este motivo, el entrenamiento de la resistencia estática pertenece, en cuanto a la metodología, más al ámbito del entrenamiento de la fuerza. B) Resistencia dinámica: se relaciona con el trabajo en movimiento. En la resistencia dinámica queda garantizada la irrigación durante más tiempo y una participación aeróbica mas elevada debido a la alteración entre tensión y distensión. 2.2.5 En relación al tiempo de duración del ejercicio. La mayoría de los autores clasifican la resistencia en función de la duración de la actividad de competición en resistencia de corta duración (RCD), de media duración (RMD) y de larga duración (RLD). En cualquier caso, la intensidad de carga debe ser la máxima a la duración de cada esfuerzo. 2.2.6 En relación a la forma de intervención con otras capacidades condicionales. A) Resistencia de fuerza: se define como un presupuesto condicional de la prestación, determinado por la relación entre la capacidad de fuerza y la resistencia. En la actividad deportiva, se produce esta relación cuando los esfuerzos se repiten con una duración y una frecuencia tales como para producir una disminución de la prestación del deportista, debido a la fatiga. Mientras la fuerza máxima y la capacidad de fuerza-velocidad constituyen los
  • 11. presupuestos condicionales para las ejecuciones máximas en cada movimiento, la resistencia garantiza que haya la necesaria continuidad de acción con los esfuerzos óptimos, para el número necesario de ciclos de movimiento. El criterio que distingue la fuerza resistencia de la resistencia a la fuerza podría ser el valor de la fuerza requerida en relación con la fuerza máxima individual. Las relaciones entre fuerza y resistencia se desarrollan en niveles distintos según sean los esfuerzos que se requieren en los diversos deportes. B) Resistencia de velocidad: se considera como la resistencia frente a la fatiga en caso de cargas máximas con velocidad submáxima o máxima y vía energética mayoritariamente anaeróbica. Estudios recientes afirman que el desarrollo de la resistencia no puede ser efectivo si no se ve acompañada por ejercicios de velocidad y de fuerza. 2.3 Fundamentación fisiológica. 2.3.1 Factores de la capacidad de resistencia. Por medio del entrenamiento de la resistencia se producen una serie de adaptaciones en el organismo del deportista que favorecen un rendimiento superior en aquellas disciplinas en las que esta capacidad juega un papel importante. Estas adaptaciones se producen a nivel muscular y cardiocirculatorio. A)Factores musculares. Dentro de este factor es importante saber las adaptaciones que se producen en los distintos tipos de fibras musculares, la utilización y aumento de las reservas energéticas. - Fibras musculares: los deportistas que tienen más resistencia poseen un porcentaje mayor de fibras de contracción lenta (ST o tipo1), mientras que los que son rápidos o son más explosivos poseen más fibras de
  • 12. contracción rápida (FT o tipo2). El entrenamiento de resistencia de media y larga duración estimulará fundamentalmente las fibras de tipo I y su capacidad metabólica aeróbica, mientras que el entrenamiento de resistencia de corta duración y/o velocidad estimulará especialmente las fibras de tipo II y su capacidad metabólica anaeróbica. Dependiendo del porcentaje de fibras de cada deportista, este responderá de forma distinta al mismo entrenamiento. Es por ello, por lo que, para conseguir un efecto positivo en el entrenamiento de la resistencia, se debe diferenciar a los deportistas “rápidos” de los “resistentes”. - Reservas de energía: una escasez de los substratos ricos de energía puede disminuir la capacidad para realizar esfuerzos de resistencia. En esfuerzos muy intensos se quemará glucógeno fundamentalmente, mientras que en esfuerzos prolongados y de baja intensidad se quemarán más ácidos grasos. Cuando se produzca la depleción del glucógeno, aparecerá la fatiga, al menos que se reduzca la intensidad del ejercicio y permita la oxidación de las grasas para facilitar una mayor proporción de los requerimientos de energía. Cuanto mejor sea el estado de entrenamiento, mejor podrán metabolizarse los ácidos grasos y se podrán ahorrar más y consumir con mayor lentitud las reservas de glucógeno muscular. - Actividad enzimática: al aumentar las reservas de energía se produce también un aumento de la actividad de las enzimas productoras de los substratos de energía. Bajo la influencia de un entrenamiento aeróbico se modifican el número y la actividad de las enzimas aeróbicas, así como el tamaño de las mitocondrias. De esta forma se mejorará el suministro de energía, la capacidad de resistencia frente a la fatiga y la capacidad de recuperación del deportista.
  • 13. - Regulación hormonal: el sistema nervioso autónomo y las hormonas segregadas a la sangre por las glándulas endocrinas sirven para regular y coordinar las funciones del cuerpo y juegan un papel importante en la regulación del metabolismo y el equilibrio electrolítico. Una optimización de los mecanismos de regulación hormonal pueden mejorar el rendimiento en general. Al aumentar la capacidad de resistencia con la misma intensidad, se libera menos cantidad de hormonas de estrés (adrenalina y noradrenalina), por lo que, al igual que el lactato, se considera como una importante herramienta de diagnóstico del rendimiento. B)Factores cardiocirculatorios. Es importante disponer de un buen sistema de transporte de oxígeno para obtener los mayores beneficios posibles de los factores musculares mencionados anteriormente. Esta capacidad de transporte de oxígeno se ve facilitada por el aumento del número de capilares, el volumen sanguíneo y el tamaño del corazón. - Capilarización: la capacidad metabólica del músculo se ve favorecida por el incremento del riego sanguíneo producido por el aumento de la superficie de intercambio de los capilares en la periferia. El número de capilares aumenta drásticamente durante el ejercicio de resistencia, alcanzando un máximo entre 380-2340 vasos sanguíneos por mm2, comparados con alrededor de 200 por mm2 en el descanso. La relación capilaridad/fibra muscular también aumenta con el entrenamiento de resistencia. Un método efectivo para el aumento de la capilarización es el método de resistencia continuo extensivo con duraciones superiores a los 30 minutos.
  • 14. - Volumen sanguíneo: el entrenamiento de resistencia aumenta el volumen sanguíneo hasta aproximadamente un litro, lo que puede significar un aumento de glóbulos rojos y, por tanto, una mejora de transporte de oxígeno de la sangre de forma considerable. El entrenamiento en al altitud puede favorecer aún más este incremento de glóbulos rojos portadores de oxígeno. - Tamaño del corazón: el aumento del tamaño del corazón a través del aumento de las cavidades (dilatación) como del grosor de las paredes cardiacas se consigue mediante un entrenamiento de resistencia prolongado. Estas adaptaciones repercuten en la respuesta de la frecuencia cardiaca de la persona entrenada y desentrenada de forma diferente. Un deportista de resistencia puede alcanzar las 40 pulsaciones/minuto en reposo y quintuplicar su frecuencia cardiaca durante el ejercicio y duplicar su volumen de bombeo, mientras que una persona desentrenada tiene unas 70 p/ m en reposo y sólo puede triplicar su frecuencia cardiaca en el ejercicio. Como consecuencia de la elevada frecuencia cardiaca y del volumen de bombeo, se consigue en el deportista entrenado un considerable incremento del volumen cardiaco minuto, y con ello un aumento importante de la capacidad de absorción de oxígeno. Tampoco se debe olvidar la importancia del tamaño del corazón para metabolizar el ácido láctico y por lo tanto reducir la sobreacidez en el organismo generada por esfuerzos de resistencia intensos. Cuanto más grande es el corazón, dada la elevada concentración de mitocondrias y de enzimas oxidativas en el músculo cardiaco, más ácido láctico puede metabolizar.
  • 15. 3.- SISTEMAS DE ENTRENAMIENTO PARA EL DESARROLLO DE LA RESISTENCIA. Para alcanzar los objetivos de entrenamiento de cada uno de los tipos de resistencia que hemos señalado debemos considerar tres métodos fundamentales sobre los cuales se pueden construir un gran número de variantes. Estos son, principalmente, el método continuo y el método fraccionado. 3.1 Método continuo. Se caracteriza porque el trabajo no está interrumpido por intervalos de descanso. La duración de la carga de trabajo es de larga duración (normalmente superiores a 30 minutos). Ello provoca, dependiendo de la intensidad desarrollada, una acción más económica de los movimientos o un mayor desarrollo de los sistemas funcionales del organismo. Como opciones de entrenamiento siguiendo las características generales del método continuo se distinguen: el método uniforme y el método variable. A su vez, el método continuo puede aplicarse con un mayor énfasis
  • 16. en el volumen o duración de la carga (extensivo) o con una mayor intensidad (intensivo). Como es lógico, en cada caso lo objetivos de desarrollo de la resistencia son claramente diferentes. EXTENSIVO UNIFORME MÉTODO INTENSIVO CONTINUO VARIABLE 3.1.1 Método continuo uniforme. Se caracteriza por un alto volumen de trabajo sin interrupciones. Es especialmente recomendable para la mayoría de los deportes que requieren resistencia aeróbica pero, principalmente, para deportes cíclicos en los que la duración es de 60 segundos o más. El principal efecto es la mejora y perfeccionamiento de la capacidad aeróbica. En función de la duración y la intensidad de la carga que se emplee, podemos distinguir dos formas de trabajo con unos efectos más específicos a los ya señalados: - Método continuo extensivo: la duración de la carga es larga, de 30 minutos a 2 horas generalmente. La intensidad de la carga corresponde al ámbito de la eficiencia aeróbica entre el umbral aeróbico y el anaeróbico lo que aproximadamente supone un 60-80% de la velocidad de competición. Con la práctica de este método de entrenamiento se consigue una mayor economía del rendimiento cardiovascular, un mejor aprovechamiento del metabolismo lípidico, mayor estabilización del nivel aeróbico alcanzado, y una mejora del ritmo de recuperación.
  • 17. - Método continuo intensivo: el trabajo continuo realizado en estas condiciones es de mayor intensidad y, en consecuencia, con una duración de carga proporcionalmente menor. La duración de la carga es larga, de 30 minutos a 1 hora generalmente. La intensidad de carga corresponde al ámbito de la eficiencia aeróbica en el nivel del umbral aeróbico lo que aproximadamente supone un 90-95% de la velocidad de competición. Como consecuencia, con la práctica de este método de entrenamiento conseguiremos una mejora en el metabolismo del glucógeno, una mayor velocidad en condiciones de umbral anaeróbico, un aumento del consumo máximo de oxigeno debido al incremento del número de capilares y la mejora del rendimiento cardiaco, una mejor compensación lactácida durante intensidades elevadas, y u mejor sostenimiento de una intensidad elevada en esfuerzos prolongados. 3.1.2 Método continuo variable. Se caracteriza por los cambios de intensidad durante la duración total de la carga. Las variaciones de intensidad pueden ser determinadas por factores externos como el perfil del terreno (para carreras, ciclismo, etc.), internos (voluntad del deportista) o planificados (decisión del entrenador sobre las magnitudes de las distancias para variar las intensidades). El cambio de intensidades oscila entre velocidades moderadas correspondientes al umbral aeróbico y velocidades submáximas por encima del umbral anaeróbico. La duración de la carga en esfuerzo a mayor velocidad oscila ente 1 a 10 minutos, alternando con los esfuerzos moderados con una duración suficiente para permitir una ligera recuperación del organismo antes del siguiente incremento. La velocidad elevada estimula la frecuencia cardiaca
  • 18. hasta 180 pulsaciones/minuto mientras que la fase de velocidad lenta es de aproximadamente 140 p/m. El sistema ondulatorio y rítmico de alternancia de intensidades facilita un elevado volumen de trabajo, donde la capacidad cardiocirculatoria y del SNC mejoran de forma significativa. Podemos distinguir dos tipos de entrenamiento continuo variable. - Continuo variable 1: los tramos más intensos superan los 5 minutos y los menos intensos son inferiores a 3 minutos. De este modo, el esfuerzo se mantiene en la zona de esfuerzo para la mejora de la eficiencia aeróbica, entre el umbral aeróbico y el anaeróbico. - Continuo variable 2: los tramos más intensos abarcan de los 3 a los 5 minutos de esfuerzo y los menos intensos son superiores a 3 minutos. 3.2 Métodos fraccionados. Comprende todos los métodos ejecutados con un intervalo de descanso. Se distinguen el método interválico, el método de repeticiones y el entrenamiento modelado. ENTRENAMIENTO FRACCIONADO MÉTODO DE REPETICIONES MÉTODO INTERVÁLICO ENTREN. MODELADO DURACIÓN LARGA DURACIÓN MEDIA DURACIÓN CORTA VARIANTES DISTANCIA INTENSIDAD INTERVALOS DE FRAGMENTADA DECANSO IGUAL DISTANCIA UNIFORME IGUAL IGUAL DISTANCIA UNIFORME DIFERENTE DIFERENTE DISTANCIA UNIFORME IGUAL
  • 19. 3.2.1 Método interválico. Abarca todas las variantes de entrenamiento fraccionado donde no se alcanza una recuperación completa entre las fases de carga y descanso. La duración de los descansos entre las repeticiones puede durar de 10 segundos hasta varios minutos en función de la intensidad, duración de la carga y el nivel de entrenamiento del deportista. La duración del intervalo de descanso se calcula a través de la frecuencia cardiaca. El criterio básico es que la frecuencia cardiaca se recupere hasta 120-130 pulsaciones/minuto. En general, con el método interválico se alcanza una ampliación del nivel funcional de los diferentes sistemas orgánicos. A nivel técnico, los movimientos se fijan en condiciones más difíciles como mayor hiperacidez o agotamiento de los depósitos de fosfato. A nivel psíquico, el deportista se acostumbra a tolerar esfuerzos que exigen sensaciones incómodas. Según la intensidad de la carga se distinguen el método interválico extensivo y el método interválico intensivo y según la duración de la carga se pueden considerar el interválico corto (15-60 segundos), el interválico medio (1-3 minutos) y el interválico largo (3-15 minutos). 3.2.2 Método de repeticiones. Emplea distancias más cortas o más largas que las de competición y de forma muy intensa. Las repeticiones más largas provocan una fuerte demanda de la componente aeróbica de la prueba de resistencia, debido a que la velocidad de rendimiento se aproxima bastante a la velocidad de la prueba. Por otro lado, las repeticiones más cortas desarrollan la componente anaeróbica debido a que el deportista a menudo se somete a una deuda de oxigeno. En este ultimo caso, la intensidad es ligeramente más elevada que la de una prueba.
  • 20. Los descansos son completos, permitiendo que todos los parámetros de rendimiento de los sistemas funcionales implicados vuelvan a su estado inicial. La frecuencia cardiaca se debe situar por debajo de las 100 pulsaciones/minuto. 3.2.3 Entrenamiento modelado. Debe ser considerado como una variación del método de repeticiones ya que el deportista se somete a varias repeticiones de distancias de entrenamiento. Sin embargo, la originalidad de este método está en que imita las características de la prueba, de ahí el nombre de entrenamiento modelado. Por tanto, la primera parte del entrenamiento se compone de varias repeticiones sobre una distancia mucho más corta que la de competición y ejecutada a una velocidad similar o ligeramente más baja o más alta que la de competición. Bajo estas condiciones, la energía es facilitada por el metabolismo anaeróbico. La parte central utiliza distancias e intensidades que sirven para mejorar y desarrollar la resistencia aeróbica. Con el fin de “modelar” exactamente la prueba, la última parte del entrenamiento emplea otra vez repeticiones sobre distancias cortas, que perfeccionan la parte final de la misma. Estas repeticiones son efectuadas bajo un cierto nivel de fatiga y de nuevo implican en mayor medida al metabolismo anaeróbico. El volumen de trabajo total, la velocidad, los intervalos de descanso y el número de repeticiones se calcula según el potencial del deportista y las características del deporte. El método de la frecuencia cardiaca puede utilizarse para calcular el intervalo de descanso. A continuación se citan algunos de los sistemas de entrenamiento más comunes tanto continuos cómo fraccionados, sencillos de llevar a la práctica y
  • 21. que consideramos de gran utilidad para el desarrollo de la resistencia, especialmente la de base. Métodos continuos: - Carrera continua. Es el sistema de entrenamiento básico para el desarrollo de la resistencia aeróbica. Se trata de correr de forma ininterrumpida distancias largas. El trabajo depende del nivel de entrenamiento, pudiendo considerarse entre 10 y 20`tiempos adecuados para los alumnos de primaria. La velocidad de carrera ha de ser media – baja manteniendo una frecuencia cardíaca constante de 140 a 160 pp/min. El ritmo ha de ser constante, no produciéndose cambios de velocidad durante la carrera. En un principio los terrenos serán preferiblemente llanos y blandos, pero al no ser esto siempre posible pondremos atención al tipo de calzado. Sus características según el ritmo de carrera serían: Carrera VO2 max Umbral Frecuencia Lactato continua anaeróbico cardiaca Lenta 50 - 70% 60 - 80% 120 - 150 1,5 - 4 Media 70 - 75% 80 - 85% 150 - 170 3-jul Rápida 80% 85 - 95% 170 - 180 >7 Durante la carrera continua ha de haber un equilibrio entre el aporte y el gasto de oxígeno, no produciéndose por tanto ningún déficit de oxígeno (sólo el inicial al comenzar el esfuerzo, por lo tanto en caso de sensación de cansancio, caminar hasta recuperar).
  • 22. - Fartlek Consiste en correr de forma continuada y sin interrupción pero variando el ritmo de carrera en diferentes tramos. Igualmente se aprovecharán los desniveles del terreno. La velocidad es variable media- baja – alta, pudiendo ser incluso alta en algunos tramos. La frecuencia cardíaca ya no permanece constante, sino que oscilará entre 140 y 180 pp/min, o más. Un tiempo adecuado de entrenamiento puede oscilar entre los 20´ y 30´, comenzando por periodos más cortos. El fartlek mejora fundamentalmente la resistencia aeróbica, pero al producirse en algunos momentos déficit de oxígeno, nos servirá también para mejorar la resistencia anaeróbica. Métodos fraccionados: - Interval training. Es un sistema fraccionado en el que el esfuerzo se ejecuta en distancias relativamente cortas seguidas de tiempos de recuperación, lo que permite realizar el trabajo a mayor intensidad, adaptándose a las características del deportista. El número de repeticiones variará en función de la distancia a recorrer, la intensidad, etc. Por todo ello puede oscilar entre 10 y 30. El interval training puede utilizarse para mejorar la resistencia aeróbica o anaeróbica. En el primer caso tendremos en cuenta los siguientes criterios: - Intensidad (velocidad de carrera): 70/75 % de la velocidad del sujeto - Recuperación: variará en función de la calidad del deportista. Aprox 120 pp/min Si pretendemos mejorar la resistencia anaeróbica:
  • 23. - Intensidad: 80 – 85 % de la velocidad del sujeto - Recuperación: se comenzará cuando la F.C. baje hasta las 140 pp/min Entrenamiento en circuito: El entrenamiento en circuito es un sistema de entrenamiento que no utiliza la carrera. Consiste en realizar una serie de ejercicios de forma consecutiva que afecten a todas las partes del cuerpo. Los ejercicios han de ordenarse de forma racional, de manera que no se trabajen los mismos grupos musculares en dos ejercicios distintos. Podemos por tanto utilizar todo tipo de ejercicios para darle mayor variedad al circuito (ejercicios de fuerza, velocidad, resistencia...) El número de ejercicios oscila entre 10 y 12 y la pausa entre ellos suele ser únicamente el tiempo empleado para pasar de uno a otro ejercicio(10 – 30 “). El número de repeticiones a realizar en cada ejercicio variará en función del objetivo que queremos conseguir, en cualquier caso, no conviene que sea menos de 10 ni más de 30. El circuito se repetirá de 3 a 4 veces descansando entre ellas hasta que la frecuencia cardíaca se sitúe en torno a las 120 pp, pero debemos considerar que será a partir de la tercera repetición cuando más efectivo será el trabajo de resistencia. Si queremos mejora la capacidad aeróbica, haremos el mayor número de ejercicios de baja intensidad, con una velocidad de ejecución moderada y un elevado número de repeticiones. Si por el contrario queremos incidir más sobre la capacidad anaeróbica, elegiremos menos ejercicios pero de mayor intensidad, con una alta velocidad de ejecución y un menor número de repeticiones.
  • 24. 4.- APLICACIÓN DIDÁCTICA A LA ENSEÑANZA PRIMARIA. 4.1.- La resistencia en el currículo de Educación Primaria. Las intenciones generales del Currículo Oficial señala que el área de Educación Física ha de reconocer, para el movimiento, una serie de funciones. Las más próximas a la resistencia y al papel que ésta realiza en el individuo son las siguientes: - Función anatómico-funcional, de mejora e incremento de la propia capacidad motriz en diferentes situaciones y para distintos fines y actividades. - Función higiénica, favorecedora del estado físico y la salud, prevención de algunos tipos de enfermedades, etc. - Función catártica y hedonista. - Función compensadora de la hipoactividad impuesta por el medio y del sedentarismo de la sociedad actual. Más concretamente, podemos situar curricularmente la resistencia según: A) Los objetivos generales del área. Algunos objetivos generales de la etapa primaria guardan relación, directa o indirecta, con la resistencia y la función que ésta y sus actividades puedan desempeñar. En este sentido, resulta evidente el papel implícito de los trabajos para el desarrollo de la resistencia, cuando se pretende contribuir a desarrollar en el alumno capacidades que el Currículo Oficial formula, como. << Utilizar sus capacidades físicas básicas y destrezas motrices y su conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para la actividad
  • 25. física y para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación >>. << Adoptar hábitos de ejercicio físico, manifestando una actitud responsable hacia su propio cuerpo (...) relacionando estos hábitos con los efectos sobre la salud >>. << Regular y dosificar su esfuerzo llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea que se realiza, utilizando como criterio fundamental la valoración de dicho esfuerzo y no es resultado obtenido >>. B) Los contenidos. La resistencia encuentra participación dentro de los contenidos siguientes: De manera fundamental en el bloque consignado como << EL CUERPO: HABILIDADES Y DESTREZAS >>, formando parte de los contenidos denominados procedimentales (prácticos), principalmente en el referido a <<acondicionamiento físico general>>. Igualmente, en el bloque << SALUD CORPORAL >> y<< LOS JUEGOS >>. C) Los criterios de evaluación. De todos los criterios de evaluación, el que afecta de manera más directa a la resistencia establece: <<haber incrementado globalmente las capacidades físicas básicas de acuerdo con el momento de desarrollo motor, acercándose a los valores normales del grupo de edad en el entorno de referencia>>. Esto, a través de observaciones sucesivas que permiten comparar los resultados y comprobar los progresos.
  • 26. 4.- APLICACIÓN DIDÁCTICA A LA ENSEÑANZA PRIMARIA. 4.1.- La resistencia en el currículo de Educación Primaria. Las intenciones generales del Currículo Oficial señala que el área de Educación Física ha de reconocer, para el movimiento, una serie de funciones. Las más próximas a la resistencia y al papel que ésta realiza en el individuo son las siguientes: - Función anatómico-funcional, de mejora e incremento de la propia capacidad motriz en diferentes situaciones y para distintos fines y actividades. - Función higiénica, favorecedora del estado físico y la salud, prevención de algunos tipos de enfermedades, etc. - Función catártica y hedonista. - Función compensadora de la hipoactividad impuesta por el medio y del sedentarismo de la sociedad actual. Más concretamente, podemos situar curricularmente la resistencia según: D) Los objetivos generales del área. Algunos objetivos generales de la etapa primaria guardan relación, directa o indirecta, con la resistencia y la función que ésta y sus actividades puedan desempeñar. En este sentido, resulta evidente el papel implícito de los trabajos para el desarrollo de la resistencia, cuando se pretende contribuir a desarrollar en el alumno capacidades que el Currículo Oficial formula, como. << Utilizar sus capacidades físicas básicas y destrezas motrices y su conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para la actividad
  • 27. física y para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación >>. << Adoptar hábitos de ejercicio físico, manifestando una actitud responsable hacia su propio cuerpo (...) relacionando estos hábitos con los efectos sobre la salud >>. << Regular y dosificar su esfuerzo llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea que se realiza, utilizando como criterio fundamental la valoración de dicho esfuerzo y no es resultado obtenido >>. E) Los contenidos. La resistencia encuentra participación dentro de los contenidos siguientes: De manera fundamental en el bloque consignado como << EL CUERPO: HABILIDADES Y DESTREZAS >>, formando parte de los contenidos denominados procedimentales (prácticos), principalmente en el referido a <<acondicionamiento físico general>>. Igualmente, en el bloque << SALUD CORPORAL >> y<< LOS JUEGOS >>. F) Los criterios de evaluación. De todos los criterios de evaluación, el que afecta de manera más directa a la resistencia establece: <<haber incrementado globalmente las capacidades físicas básicas de acuerdo con el momento de desarrollo motor, acercándose a los valores normales del grupo de edad en el entorno de referencia>>. Esto, a través de observaciones sucesivas que permiten comparar los resultados y comprobar los progresos.
  • 28. 4.2 Propuestas de aula para Educación Primaria. A la hora de establecer planes operativos dentro del medio escolar, es conveniente establecer las diferencias entre este ámbito y el específicamente deportivo. En el caso del grupo deportivo lo que prima es la “performance”, el trabajo científico que optimiza el rendimiento biológico. El docente en cambio busca un cuadro de objetivos más amplio, encontrándose así mismo condicionado por parámetros y circunstancias de actuación diferentes. El maestro debe instrumentalizar el trabajo de resistencia para obtener mejoras bajo una triple intencionalidad: a) De índole corporal. Fisiológicas. Lograr adaptaciones funcionales. Sentar bases de futuro. b) Cognoscitivas. Comprender e interpretar el fenómeno del esfuerzo en el propio organismo. Avanzar en el conocimiento de sí mismo. c) Actitudinales. Formación de actitudes y hábitos. 4.3.- Metodología general. La metodología en el área de Educación física en este primer ciclo, se basará primordialmente en los siguientes principios: 1.- La globalización. Utilizaremos un método global, ya que todos los contenidos están interrelacionados, y el alumnado de esta etapa, comprende y aprende de una forma global. En cualquier unidad, sesión o parte del proceso educativo, siempre se tenderá a intercalar aspectos referentes a más de un bloque de contenidos. Además, éstos son recurrentes y se seguirán trabajando a lo largo de todo el ciclo.
  • 29. 2.- El carácter lúdico. Utilizaremos el juego como medio o recurso didáctico. De esta forma nos adaptamos a las características de los niños/as de 1º ciclo en las que le juego actúa como elemento motivador dentro del proceso enseñanza- aprendizaje. 3.- La motivación. Se convierte en condición necesaria para el proceso educativo, y se tratará de llevar a cabo, empleando propuestas variadas en formas de juegos y de corta duración, la mayoría de las veces, de manera que las sesiones resulten dinámicas y participativas. Se realizarán también, siempre que las condiciones espaciales (instalaciones), ambientales (climatología), didácticas (predisposición de los alumnos, posibilidad de materiales, etc.) lo permitan, juegos y propuestas de carácter expresivo. 4.- Técnicas de enseñanza y aprendizaje. La técnica metodológica que servirá de eje al proceso de enseñanza- aprendizaje estará basada en la creación de ambientes de aprendizaje, en los que se propondrán propuestas de espacios, material, juegos, aparatos y tiempos, encaminadas al descubrimiento, por parte del niño del movimiento eficaz, satisfactorio y ágil. El no dirigismo reinará en la ejecución de las actividades, buscando la intervención del profesor de forma oportuna, que no condicione y respetando la libertad motriz del niño. Utilizaremos principalmente y teniendo en cuenta el tipo de contenido, las siguientes técnicas de enseñanza:
  • 30. Instrucción directa, a través del mando directo, fundamentalmente para la información a los alumnos de normas, condiciones y tipos de juegos y propuestas que deberán de realizar. Descubrimiento guiado, a través de una serie de propuestas de juego libre con pautas como eje de aprendizaje. Resolución de problemas, que servirá de base para que el niño descubra su propia autonomía en el juego y en el movimiento. En resumen, las técnicas de enseñanza y aprendizaje que utilizaremos en este 1º ciclo fomentarán que el niño/a sea quien descubra la solución a sus obstáculos motrices, de forma guiada, y evitando cualquier dirigismo en el aprendizaje. 5.- Agrupamientos. Dado que la base fundamental de los procesos de aprendizaje serán el juego, y concretamente, el juego libre con pautas de comportamiento, los agrupamientos serán flexibles, tendiendo a la distribución de juegos y propuestas simultáneas (evitando que grupos de alumnos/as estén inactivos). Es decir, unos agrupamientos que faciliten la metodología colectiva (todos actuando o jugando, cada uno a su nivel) y fomentando la actitud autónoma de participación y disfrute. 6.- Atención a la diversidad. Tendremos que partir, siempre, de una atención individualizada (dentro de la metodología activa y colectiva) en nuestra intervención educativa. Fomentaremos la libertad individual en conseguir las propias posibilidades,
  • 31. evitando siempre la imposición u obligación motriz, y la comparación entre unos/as y otros/as. Se pondrá especial atención a la reafirmación de los menos capacitados, los más discriminados/as y/o los más necesitados, buscando siempre un clima de libertad, de disfrute, de no tensión, que permita la desinhibición de todos los niños/as en el juego. Finalmente, se atenderá a mantener constantemente un principio de flexibilidad en las normas de actitud y comportamiento. Es decir, que sean para todos, hechas y comprendidas por todos pero no contra nadie ni contra nada. 4.4.- Aplicación de actividades. Como queda suficientemente establecido, el desarrollo de las capacidades físicas básicas en las edades que corresponden a la Educación Primaria, no ha de llevarse a cabo de forma analítica y mediante acciones específicas, sino a través de un tratamiento integrado y globalizado. No existen en consecuencia unidades didácticas o sesiones que se encarguen específicamente de ello. Mostramos en consecuencia varias actividades de clase donde, sin establecer explícitamente en sus objetivos el desarrollo de la resistencia, la articulación y naturaleza de sus contenidos le atribuyen una transferencia positiva hacia ésta. DESPLAZAMIENTOS • Objetivos: - Conocer las diferencias entre marcha y carrera. - Conocer formas básicas de desplazamiento, descubriendo variantes sobre las mismas.
  • 32. - Conocer distintas velocidades de carrera y saber adaptarlas a situaciones sencillas. - Aplicar las habilidades de carrera a momentos lúdicos diferentes. • Técnicas de enseñanza: Descubrimiento guiado. • Material: balones, bandejas, platos o similares, pelotas y otros objetos de pequeño tamaño. 2º CICLO • Animación: 1. El maestro interroga incitando la curiosidad de los alumnos y plantea formas básicas de desplazamientos: andar, correr, saltar, reptar, etc. Lo hace también preguntando la diferencia entre marcha y carrera, las distintas velocidades de ésta y sus aplicaciones. 2. Les propone jugar con todo ello. Los alumnos juegan libremente, a su elección, bajo la consigna de que nadie puede permanecer parado. 3. En dispersión, ocupando todo el espacio, a una palmada del maestro los alumnos deben quedarse quietos, <<en estatua>>, a dos palmadas, caminan y a tres deben correr. Las palmadas se producen aleatoria e imprevisiblemente. • Parte principal: Se van introduciendo otras formas de desplazamiento. 1. A distintas señales alternan desplazamientos en carrera y a través de saltos. 2. Igual, pero también reptando.
  • 33. 3. <<¿Podemos encontrar nuevas formas?>>. Mediante descubrimiento guiado encuentran variantes, que van realizando brevemente: - Carrera con los talones, de puntillas... - De espaldas. - Lateral. - Mediante saltos a la pata coja. - Con los pies juntos. - En cuadrupedia: adelante, atrás, lateral, invertida... - En tripedia, etc. Ahora a través de juegos, llegamos al concepto velocidad de carrera: 4. Cuatro grupos. Un balón por grupo. Lanzar el balón rodando sobre una distancia de 20 metros: el alumno debe correr junto al mismo. Para regresar lanza de nuevo el balón pero se adelanta en la llegada. 5. Juego: <<Cara y cruz>>. Dos equipos, <<Cara>> y <<Cruz>>, se sitúan de espaldas a dos metros uno de otro. Los miembros del equipo que se mencione persiguen a los otros, intentando tocarlos para hacerlos <<prisioneros>> antes de que lleguen a la línea de fondo <<refugio>>. Gana el equipo que más prisioneros ha logrado en varios intentos. 6. Juego: << Carrera de camareros>> (relevos). Cuatro equipos, formados en otras tantas hileras, en una línea de salida situada en el lateral de un terreno rectangular (pista balonmano, etc).
  • 34. El primero de cada equipo debe correr dando la vuelta al trazado para entregar el <<testigo>> al siguiente. El <<testigo>> es una bandeja (plato o similar) que portará sobre la palma de la mano. Deberá regular la carrera para que no se le caiga la bandeja. Gana el equipo que antes consigue finalizar. • Parte final. Retorno a la normalidad: 1. Caminan, se detienen y recogen del suelo pelotas pequeñas y otros objetos (canicas, monedas...). Propuesta: <<¿Somos capaces de hacerlo sin flexionar las rodillas?>> 2. Se comenta todo lo realizado, el maestro conduce y ayuda a establecer sencillas conclusiones que confirman y completan los contenidos teóricos. 2º CICLO • Propuesta: Conseguir correr durante un espacio de tiempo prolongado. • Proceso metodológico: 1º. Conocer ritmos distintos de carrera. Poner al alumno ante situaciones diferentes de carrera que requieren ritmos distintos. A) Ante una carrera de 40 metros. Planteamiento lúdico: <<¿quién es capaz de llegar antes...?>>. Respuesta: los alumnos realizan una carrera de velocidad. B) Ante una carrera de mayor duración. Planteamiento lúdico: <<¿Somos capaces de correr durante dos minutos...?>>.
  • 35. Respuesta: los alumnos emprenden la carrera bajando sensiblemente la velocidad pero con ritmo irregular y desmesurado en relación al tiempo de permanencia. C) Ante una situación imaginaria. Se les propone que imaginen la necesidad de correr durante un periodo muy prolongado de tiempo (40´,50´o 1 hora). <<¿Lo podríamos hacer utilizando el mismo ritmo de las carreras anteriores?>>. D) Juego. Los alumnos, organizados en hilera, corren muy despacio. A una señal, el ultimo debe acelerar hasta situarse en cabeza de hilera. 2º. Identificar el ritmo aeróbico. <<Descubro el ritmo que me permite estar más tiempo corriendo>>. – Sobre un circuito establecido de antemano: balonmano o bien marcado al efecto (triángulo, cuadrado, rectángulo, círculo, acotado mediante banderines, aros, etc.), y de dimensiones conocidas. – El grupo de clase corre durante 5 minutos; cuando un niño se encuentra muy cansado descansa caminando y cuando lo ha hecho continua la carrera. – El maestro, u otro alumno, les va informando de los minutos transcurridos. – Al finalizar la carrera los alumnos ponen sobre su corazón y palpan las pulsaciones. <<¿Qué sucede...?>>; el maestro les conduce y ayuda a sacar sencillas conclusiones; relacionan y comparan las sensaciones percibidas durante el esfuerzo y las anteriores al mismo:
  • 36. <<¿Cómo es ahora nuestra respiración?>> (más agitada e intensa). <<¿Por qué?>> (necesidad de mayor cantidad de oxígeno). <<¿Por qué late más deprisa nuestro corazón?>> (necesita bombear mayor cantidad de sangre). <<¿Cómo encontramos la temperatura de nuestro cuerpo?>> (tenemos más calor, sudamos...). Reciben las explicaciones mientras caminan. Transcurridos unos minutos repiten la comprobación de pulsaciones sobre el cuello o la muñeca, <<ahora el corazón late más despacio, el pulso es más lento, la respiración ha vuelto a la normalidad, sudamos menos..>>, etc. (Contenidos conceptuales: noción de recuperación). – Papel del maestro. Durante la carrera el maestro estimula, anima, habla con los niños y les va ayudando a descubrir la necesidad de una carrera menos rápida, más relajada, que cada cual encuentre el ritmo que le resulte más cómodo. Entre 4 y 6 sesiones suelen bastar para que los niños ya no tengan necesidad de efectuar pausas andando. El alumno ha ajustado, por tanteo-error, su particular ritmo para durar mucho tiempo corriendo. Ahora habrá que practicarlo e interiorizarlo. 3º. Practicar e interiorizar el ritmo aeróbico personal. <<Consigo correr durante 5 minutos sin detenerme>> – Sobre un circuito, como los indicados en el punto anterior.
  • 37. – El grupo de clase corre durante 5 minutos sin detenciones ni pausas. – El maestro u otro alumno les va informando sobre los minutos transcurridos. – Papel del maestro. Durante la carrera el maestro prestará atención preferente a observar las reacciones de los alumnos, especialmente aquellos signos que revelen especial dificultad ante el esfuerzo (ritmo respiratorio, etc.). Habla con ellos, les ayuda a conseguir un ritmo sin variaciones, uniforme, <<nos cansamos menos si vamos siempre al mismo ritmo>>, les insta a correr de manera cómoda y relajada, invitándoles incluso a ir hablando con el compañero. Se realizarán de 4 a 6 sesiones, preferiblemente variando la configuración de los circuitos. 4º. Progresar hacia el dominio de un ritmo económico y fluido y en aptitud para la carrera aeróbica. <<Corro durante 6 minutos sin detenerme>>. <<Consigo correr más...¡me canso menos!>>. Empleando la dinámica anterior (variedad de circuitos, etc.) y aumentando un minuto cada 4-6 sesiones, puede continuarse la progresión hacia el objetivo indicado, hasta un máximo de 15 minutos hacia el final del ciclo. 3º CICLO • Propuesta: carrera continua para comienzos de curso. Se continúa el proceso iniciado en el ciclo anterior para que el escolar consiga correr con soltura y economía durante espacios de tiempo
  • 38. progresivamente crecientes, mejorando paulatinamente su capacidad aeróbica. Pretendemos también que se inicie en el aprendizaje para realizar sus propios controles de pulsaciones, estableciendo el significado y la utilidad de los mismos. – Los alumnos sentados en el suelo, relajados; se les invita a que observen los movimientos de su corazón, los latidos, a través del pulso; recordamos brevemente y con sencillez algunos conceptos básicos. <<¡Cómo podemos tomarnos el pulso?>>. El maestro les explica el modo y ellos lo comprueban sobre la muñeca, el cuello y el corazón. <<¿Cuántos latidos tenemos?>>. Los cuentan durante un minuto, <<Cuando hacemos ejercicio, ¿tenemos el mismo número de latidos?>>. Se les propone comprobarlo, explicándoles lo que se va hacer a continuación. – Sobre un circuito previamente establecido; perímetro del campo de fútbol, balonmano, etc., o bien marcado y medido al efecto. – Corre la mitad del grupo de clase. La otra mitad controla, es decir, cada uno se encarga de controlar a un compañero determinado. – Consigna del maestro: <<¿quién es capaz de resistir corriendo durante ocho minutos?>>. – Cada controlador va contabilizando las vueltas efectuadas por su compañero. Posteriormente será traducido a metros y anotado por el interesado en su cuaderno y por el maestro.
  • 39. – Con la señal de final de carrera los alumnos se detienen, llevan su mano sobre el corazón y cuentan las pulsaciones durante un lapso de 15 segundos marcado por el maestro. Multiplican por 4 para conocer las pulsaciones por minuto. Conocen así la respuesta sobre su propio cuerpo. – Ahora caminan y reciben las explicaciones del maestro. Comentan las sensaciones, se establecen conclusiones... Se van vertiendo así los necesarios contenidos conceptuales que otorgan significado a la actividad y sentido al esfuerzo: la intensidad de la respiración, la necesidad del incremento de oxígeno, su transporte a través de la sangre y el aumento del bombeo durante el ejercicio, el papel de la frecuencia cardiaca, etc., estableciéndose las diferencias respecto a cuando estaban sentados. – Transcurridos tres minutos, y después de los cinco, realizan nuevos controles de frecuencia cardiaca, sobre el cuello o la muñeca. El maestro comenta los resultados y ayuda a sacar nuevas conclusiones. Los escolares anotan todos los datos en sus cuadernos. – Se repite el proceso con la otra mitad de la clase. – Papel del maestro. Imparte las consignas, explica, estimula, anima... Insta a los niños a emplear un ritmo cómodo y relajado de carrera, sin cambios, especialmente sin aceleraciones, a llevar una respiración rítmica por boca y nariz, hombros relajados, movimiento de brazos coordinado, etc. Observa sus reacciones durante la marcha, respiración, signos de fatiga...
  • 40. Controla personalmente las pulsaciones de los alumnos que observe más fatigados. La progresión se establece aumentando un minuto cada cuatro sesiones (aproximadamente) y siempre, en todo caso, previa valoración de las observaciones y datos individuales obtenidos. Las respuestas individuales servirán de base para ir configurando los diversos grupos de nivel. Ello conducirá a una mayor personalización de la carga y a establecer progresiones personales acordes con las diferentes capacidades de asimilación. 3º CICLO • Propuesta: Educación y dominios del ritmo. Carrera de regularidad. Para la presente propuesta consideramos que los alumnos han adquirido ya cierto sentido y dominio de un ritmo aeróbico genérico. Pero el ritmo aeróbico básico puede, no obstante, ser modulado por el alumno para, sin perder dicho carácter, ajustarlo en función de situaciones o distancias diferentes. Dentro de este contexto situamos la siguiente ejemplificación. – Trazar un triángulo equilátero de 50 metros de lado. – Un grupo de nivel homogéneo lo repartimos entre los tres vértices del triángulo. El maestro, o un ayudante, irá indicando mediante una señal de silbato las fracciones de tiempo previstas, según el ritmo obtenido, para coincidir con el final de cada tramo de 50 metros (vértice del triángulo); en el presente caso cada 18 segundos (ritmo de 6 min./Km). – Cada cual corre pues , adaptando la regularidad en el ritmo, para pasar sobre el vértice en el momento de la señal.
  • 41. – Los corredores corrigen su velocidad, aumentando o disminuyendo el ritmo, según el grado de coincidencia con las respectivas señales. – Cuando un alumno se adelanta en el paso por un vértice, debe esperar trotando sobre el mismo y si, por el contrario, acusa retraso deberá haberlo recuperado en el siguiente. – Se continua así hasta completar diez vueltas. – Al final del esfuerzo realizan autocontrol de pulsaciones durante un lapso de 15 segundos. El maestro verificará las pulsaciones de los niños que manifiesten mayor grado de dificultad o cansancio. – La presente práctica se realizará durante 2-3 sesiones, continuando con otras tantas donde la señal se espaciará. 3º CICLO • Propuesta: Cadena de ejercicios: <<Jugando en carrera>> Muy adecuados desde el 2º ciclo de primaria resultan estos planteamientos dinámicos que, a través de diversas acciones encadenadas, sin pausas, se bajo nivel de intensidad, implican y mantienen continuadamente el movimiento de grandes masa musculares. Dentro de sus efectos favorecedores de la resistencia general comportan también otros de carácter global y polivalente. La práctica que se expone a continuación debe ser integrada en la parte principal de la sesión de clase. • Duración total: 12 – 15 minutos. • Duración de cada una de las sesiones: 30 – 60 segundos. Todas las acciones son presentadas por el maestro mediante propuestas lúdicas o como microjuegos: <<¿sabemos correr de espaldas sin chocar con los demás?>>, <<¿quién es capaz de...?>>, etc.
  • 42. Secuencia: – Juego libre. Breve juego de carreras espontáneamente elegido por los escolares. – En dispersión: • Correr libremente por todo el espacio. • Idem, corriendo lateralmente. • Idem, corriendo de espaldas. – Manteniendo siempre la carrera suave: • Reaccionar a diversas señales alternando la formación de hileras y la dispersión. • Formación rápida de pequeños grupos de 2, 3 ó 4 componentes a una indicación del maestro con los dedos de la mano. – Parejas: • Uno dirige; inventa movimientos durante la carrera que el otro debe reproducir. Seguidamente se invierten los papeles. • Juego a tocar la espalda del compañero. – Grupos de cuatro: • Saltos de pídola sobre los compañeros (<<correcalles>>). • <<Túnel>>: pasar en cuadrupedia por debajo de las piernas abiertas de los compañeros. • Saltos a pies juntos por encima de los compañeros, que permanecen agachados sobre el suelo (en <<correcalles>>). • Caminamos rápido. • Paseamos.
  • 43. – Papel del maestro. Aparte de las consignas correspondientes, el maestro dinamiza constantemente, constituyéndose en animador de todas las acciones y en un elemento más del juego. Algunos juegos de resistencia: 1.- A por él. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efecto del juego: Mejora de la resistencia con desplazamiento. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: El profesor dice el nombre de un participante y todos los demás deberán de perseguirlo mientras el otro escapa. 2.- El baile del cojo. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efecto del juego: Mejora de la resistencia con saltos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Un radiocasette. Desarrollo del juego: Cuando empiece a sonar la música los alumnos deberán saltar sobre una sola pierna. El que más tiempo dure será el vencedor. 3.- Las brujas. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efecto del juego: Mejora de la resistencia y velocidad. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material.
  • 44. Desarrollo del juego: Se cogerá un brujo por cada grupo de seis o siete participantes. Los brujos deben tocar a los jugadores que están repartidos por el espacio. Cuando los brujos toquen a alguien pues éste se quedará quieto, podrá ser salvado cuando otro compañero que esté libre lo toque. 4. Cada uno con su color. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efecto del juego: Mejora de la resistencia con desplazamientos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Petos de distintos colores. Desarrollo del juego: Se forman dos grupos (uno de un color y otro del otro). Hay uno por equipo que panda y éstos sólo podrán pasarle la pilla a los que tengan un peto distinto al suyo. 5.- La cadena. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos del juego: Mejora de la resistencia con desplazamientos. Nº de participantes: grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: El que la liga irá tocando a los diferentes perseguidos, de forma que cuando toque a uno éste se une a él y ambos continúan el juego agarrados de la mano. Así se irá aumentando la cadena hasta que sólo quede uno, que será el vencedor. La cadena rota no puede tocar. La incorporación de los nuevos tocados se harán por los extremos. Sólo los extremos pueden tocar. 6.- La cola del burro. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia.
  • 45. Efectos del juego: mejora de la agilidad, resistencia en los desplazamientos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Petos o cuerdas o prendas de ropa. Desarrollo del juego: A la señal, el que la liga ha de intentar robar la “cola del burro” al resto de los jugadores; cuando a un jugador le roban la cola, se convierte en perseguidor y así hasta que todos pierdan la cola. 7.- El cortahilos. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos del juego: mejora la velocidad, resistencia en carrera. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: A la voz de YA, el gato persigue al ratón (a una distancia de 5 metros como mínimo). El juego consiste en que antes de que gato cace a ratón cualquier otro se cruce entre ellos, con lo que automáticamente se ha convertido en ratón. El gato tiene que perseguir al nuevo ratón. Cuando el gato cace al ratón, se vuelve a empezar. 8.- Da el número. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efecto del juego: Mejora de la resistencia con desplazamientos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: Todos los participantes se distribuyen a lo largo del espacio, y en el momento en que el maestro diga un número, todos tendrán que formar grupos que correspondan con ese número. Posteriormente se separan y se repite el mismo proceso.
  • 46. 9.- Pita house. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos de juego: mejora de la resistencia con desplazamientos en distintos niveles de altura. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Bancos, espalderas, sillas.... Desarrollo del juego: Uno de los participantes deberá perseguir al resto. Éstos últimos podrán refugiarse en cualquier lugar que esté más alto que la superficie del juego. 10.- El rescate. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos del juego: Mejora de la agilidad y resistencia en los desplazamientos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: Consiste en que los policías tienen que capturar, en el terreno libre, a los ladrones. El juego empieza cuando los ladrones salen a burlarse de los policías. Los ladrones en prisión se colocan en cadena para ser mejor liberados por su equipo. Se juega a dar o agarrar, depende del convenio preestablecido. 11.- Nos robamos la cola. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos del juego: Mejora de la agilidad, desplazamientos y resistencia en carrera. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Petos o cuerdas o prendas de vestir.
  • 47. Desarrollo del juego: A la señal y en un tiempo determinado, hay que robar el máximo número de “colas” (pañuelos) evitando que te roben la tuya. Todos los participantes tienen la suya. 12.- El tulipán. Tipo de juego: Capacidad motora de resistencia. Efectos del juego: Mejora del equilibrio, agilidad y resistencia en desplazamientos. Nº de participantes: Grupo numeroso. Material necesario: Sin material. Desarrollo del juego: El que liga persigue a dar. Ahora bien, los perseguidos evitarán ser dados diciendo “tulipán” y adoptando la posición de brazos en cruz y piernas abiertas, que mantendrán hasta que un compañero les salve pasando por debajo de sus piernas; cuando esto ocurre, ninguno de los dos pueden ser tocados.
  • 48. 5.- EVALUACIÓN DE LA RESISTENCIA. 5.1 Consideraciones generales. Debemos considerar, en este proceso evaluativo, el conocimiento del sujeto y las particulares condiciones de cada realidad. Por tanto, la realización de este plan requerirá información permanente del nivel de asimilación y consecución de los objetivos propuestos. Los necesarios elementos de información procederán tanto del contacto y observación cotidianos, como del periódico establecimiento de tests y pruebas de control. Estos medios los clasificamos en: - No estandarizados. - Estandarizados 5.2.- Medios no estandarizados. El profesor o entrenador elabora sus particulares instrumentos de control y diagnóstico. Las propias sesiones ordinarias de trabajo se comportan como medios no estandarizados, pero imprescindibles dentro de dicho conocimiento y control. Para ello es necesaria la observación permanente y la toma de datos sobre: - El estado subjetivo del chico. - Frecuencia cardiaca antes, durante y post-esfuerzo. - Tiempo invertido en el esfuerzo. - Recuperación. - Reacciones ante el esfuerzo y, en general, otros signos externos apreciables. La carrera prolongada se erige pues en el mejor evaluador práctico de la capacidad de resistencia. No solo valora la función cardiovascular, sino que revela al tiempo el índice personal de los componentes no fisiológicos:
  • 49. - Tolerancia al sufrimiento. - Capacidad de lucha. - Eficiencia mecánica. - Distribución del esfuerzo. - Sentido del ritmo. 5.3.- Medios estandarizados. Ampliamente divulgados, estos <<tests>> constituyen modelos de notable aceptación por su significativo grado de objetividad, validez y fiabilidad en la evaluación de la resistencia como capacidad fisiológica. Suelen estar basados en la valoración de parámetros como el consumo máximo de oxígeno, producción y concentración de ácido láctico durante el esfuerzo, recuperación cardiaca, etc. 5.3.2.- <<Tests>> de carrera. · Test de Cooper: mediante la realización de este test realizaremos una valoración de la resistencia aeróbica. - Desarrollo: se corre durante 12 minutos al ritmo más elevado posible con el reparto del esfuerzo más adecuado sobre una pista reglamentaria (400m) o terreno medido previamente. Contar el número de vueltas y los metros complementarios para deducir la distancia final obtenida en el momento que transcurren los 12 minutos. - Objetivo y datos que podemos obtener: estimación del volumen máximo de oxígeno (en el ámbito de la Resistencia de Base I y el umbral anaeróbico). Si multiplicamos la distancia métrica obtenida por 0,02 y restamos al resultado 5,4, la cifra obtenida corresponderá a los mililitros de máximo consumo de oxígeno (VO2 max) por Kilogramo de peso del sujeto.
  • 50. Mediante el rendimiento máximo alcanzado durante los 12 minutos sobre una pista se puede clasificar el rendimiento de carrera y su relación con el VO2 max. Los datos mencionados aparecen en la siguiente tabla: Grupo de Rendimiento Distancia Recorrida Consumo de O2 (en mil/Kg./min.) I = muy malo < 1600 28,0 e inferior II = malo 1600 - 2000 28,1 - 34 III = regular 2000 - 2400 34,1 - 42 IV = bueno 2400 - 2800 42,1 - 52 V = muy bueno > 2800 52,1 y superior Si calculamos el tiempo que transcurre desde que finalizan los doce minutos de carrera hasta que llegamos a las 100 pp/m obtendremos indirectamente el nivel de la resistencia de base: - 3 minutos y menos: entre bien y muy bien - 5 minutos: satisfactorio Para determinar la calidad de recuperación calculamos las pulsaciones a los 5 minutos después de parar el esfuerzo. Los valores normativos serían los siguientes: Mas de 130 pp/m Mal 130 – 120 pp/m Suficiente 120 – 115 pp/m Satisfactorio 115 – 105 pp/m Bien 105 – 100 pp/m Muy bien Inferior a 100 pp/m Nivel de alto rendimiento ·Test de course navette: - Otras denominaciones: Test de Leger-Lambert
  • 51. - Objetivo: Valorar la potencia aeróbica máxima. Determinar el VO 2 máximo. - Desarrollo: Consiste en recorrer la distancia de 20 metros ininterrumpidamente, al ritmo que marca una grabación con el registro del protocolo correspondiente. Se pondrá en marcha el magnetófono y al oír la señal de salida el ejecutante, tendrá que desplazarse hasta la línea contraria (20 metros) y pisarla esperando oír la siguiente señal. Se ha de intentar seguir el ritmo del magnetófono que progresivamente ira aumentando el ritmo de carrera. Se repetirá constantemente este ciclo hasta que no pueda pisar la línea en el momento en que le señale el magnetófono. Cada periodo rítmico se denomina "palier" o "periodo" y tiene una duración de 1 minuto. El resultado se puede valorar en la tabla con la baremación correspondiente. El VO2 máximo se calcula a partir de la velocidad de carrera que alcanzó el ejecutante en el ultimo periodo que pudo aguantar, según la siguiente ecuación: VO2 máximo = 5,857 x Velocidad (Km/h) – 19,458 - Normas: En cada uno de los desplazamientos se deberá pisar la línea señalada, en caso contrario abandonara la prueba. El ejecutante no podrá ir a pisar la siguiente línea hasta que no haya oído la señal. Esta señal ira acelerándose conforme van aumentado los periodos. Cuando el ejecutante no pueda seguir el ritmo del magnetófono, abandonara la prueba anotando el ultimo periodo o mitad de periodo escuchado. - Material: Pista 20 metros de ancho, magnetófono y cassette con la grabación del protocolo del Test de Course Navette.
  • 52. · Carrera de 1000 metros: - Objetivo: resistencia aeróbica-anaeróbica. En esta prueba la relación ritmo-distancia comporta un esfuerzo de carácter maximal, con un significativo porcentaje (30-40%) de componente anaeróbico. - Instalaciones y material: pista de atletismo o, en su defecto, recorrido no sinuoso sobre terreno llano, perfectamente medido. Cronómetro. - Desarrollo: la prueba consiste en correr la distancia de 1000 metros en el menor tiempo posible. Colocado el corredor o corredores detrás de la línea de salida, a una señal convenida comienza la carrera. Finalizada la misma, se mide el tiempo invertido. La anotación se realiza en minutos y segundos. La toma de pulsaciones anteriores a la prueba (reposo), a su finalización y en los minutos posteriores a la misma proporcionará importantes elementos de valoración. En la aplicación masiva de la prueba deben ser evitadas las agrupaciones indiscriminadas, procurando siempre la formación de grupos de nivel homogéneo. 5.3.2.- <<Tests>> de subida de bancos. ·Test de Harvard: El “Test de Harvard" sirve para medir la capacidad global de nuestro sistema cardiovascular y en particular, nuestro nivel de recuperación y "stamina" , término anglosajón que tiene como equivalente en castellano una combinación de resistencia, energía y "garra" . El "test de Harvard" es muy simple: hay que subir y bajar de un "cajón", escalón o plataforma de 45 a 50 centímetros de altura durante un período de
  • 53. tiempo preestablecido. Se mide la frecuencia del latido cardíaco, antes de la prueba, inmediatamente después de la prueba y luego, a intervalos regulares, a los fines de controlar el proceso de recuperación del ritmo cardíaco. Lo importante de estas pruebas es su fiabilidad estadística para una determinada población. Como lo que nos interesa a nosotros es fundamentalmente la comparación del estado físico antes y después del curso, nos atendremos, por razones de practicidad, a realizar la prueba con un cajón de 40 centímetros para las mujeres y de 50 centímetros para los hombres. A ese tendremos que subir durante dos minutos a un ritmo de 22 a 25 veces por minuto. Terminada la prueba en sí, se tomará el pulso a cada minuto durante diez segundos y hasta cinco minutos después de finalizada la misma. Mecánica: La forma de subir/bajar es la siguiente: el primer minuto se sube siempre comenzando por el pie izquierdo que se junta arriba del cajón con el derecho e inmediatamente es el pie izquierdo el que baja primero, juntándose con el derecho en la posición inicial y completando un ciclo de los 22 a 25 que hay que realizar por minuto. El segundo minuto se realiza de la misma forma pero comenzando con el pie derecho. · Test de Balke: Otras denominaciones: Test del banco ergométrico de Balke. Objetivo: Determinar el consumo máximo de oxigeno. Desarrollo: Consiste en subir y bajar una serie de bancos de 10, 20, 30, 40 y 50 centímetros en este orden, durante dos minutos en cada uno de ellos
  • 54. y a un ritmo de 30 subidas por minuto. Cuando el alumno no puede mantener el ritmo se da por finalizada la prueba. El consumo máximo de oxigeno se calcula gracias a la siguiente ecuación: VO2 max.= (h x n x 1,33 x 1,78) + 10,5 Donde h = altura en metros del ultimo banco completado; n = numero de subidas por minuto. Material: Bancos de 10, 20, 30, 40 y 50 centímetros de altura, cronómetro, pulsómetro y metrónomo. 5.3.3.- <<Tests>> de flexiones. ·Test de Ruffier para la aptitud física: Este test indica de una forma sencilla cual puede ser el nivel aproximado de nuestro corazón según el resultado de esta fórmula: I = P0 + P1 + P2 - 200 / 10 P0 = Pulsaciones por minuto en reposo. P1 = Pulsaciones por minuto después del ejercicio. P2 = Pulsaciones por minuto después de un minuto de recuperación. El ejercicio que hay que realizar es el siguiente: situándonos de pie, haremos 30 flexiones de piernas con el tronco recto en 45 seg. Después de realizar este ejercicio y anotar las pulsaciones, calcularemos mediante la fórmula el valor de I. Si I = 0 tendremos un corazón atlético. Si I = entre 0,1 y 5 tendremos un corazón mediano-fuerte. Si I = entre 5,1 y 10 tendremos un corazón mediano-débil. Si I = entre 10,1 y 15 tendremos un corazón insuficiente-mediano. Si I = entre 15,1 y 20 tendremos un corazón insuficiente-débil. 6.- REFLEXIÓN FINAL.
  • 55. Después de muchas horas de dedicación para la realización de este trabajo y, por lo tanto, del aprendizaje de diversos conceptos, debo considerar el desarrollo de la resistencia no solo importante sino necesario. Cualquier actividad físico-laboral de hoy en día suponen un esfuerzo más o menos intenso y prolongado en el tiempo. Cuanto mayor sea nuestro nivel de condición física podremos resolver con mayor eficiencia las actividades de nuestra vida cotidiana. Por lo tanto, esa prolongación en el tiempo de las actividades diarias y la relación tan directa que la resistencia tiene con el desarrollo de la condición física hacen de esta capacidad un bien necesario para nuestra salud y, por lo tanto, nuestra calidad de vida. En el ámbito escolar, la resistencia no ha sido aplicada de la forma más óptima puesto que se han omitido actividades que permitan al niño identificar su ritmo aeróbico el cual le permita correr distancias más largas sin detenciones ni pausas. En un principio, parece difícil aplicar este tipo de metodología en la Educación Primaria pero este inconveniente lo podemos resolver haciendo planteamientos lúdicos que nos dan la respuesta que deseamos (ej: ¿somos capaces de correr durante dos minutos? Los alumnos emprenden la carrera bajando sensiblemente la velocidad pero con ritmo irregular y desmesurado en relación al tiempo de permanencia). Por último, decir que mediante este método el alumno incorpora una serie de conceptos acerca del conocimiento de su cuerpo y de los cambios que se producen al pasar del reposo a la actividad física. Si conseguimos inculcar en el niño los beneficios de esos cambios, éste tendrá mayor conciencia de la importancia de realizar una actividad física en horas extraescolares, alejándose del sedentarismo característico de esta época. BIBLIOGRAFIA:
  • 56. Libros: - LA RESISTENCIA. Manuel Navarro Valdivieso. Editorial Gymnos. 1998 - ENTRENAMIENTO DE LA RESISTENCIA. FUNDAMENTOS, MÉTODOS Y DIRECCIÓN DEL ENTRENAMIENTO. Fritz Zintl. - DESARROLLO DE LA RESISTENCIA EN EL NIÑO. Pablo Martinez Córcoles. Publicaciones Inde. 1996 - LAS NUEVAS METODOLOGÍAS DEL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA, LA RESISTENCIA, LA VELOCIDAD Y LA FLEXIBILIDAD. Riccardo Mirella. Editorial Paidotribo. 2001 - EJERCICIO, FORMA FÍSICA Y SALUD: FUERZA, RESISTENCIA Y FLEXIBILIDAD. J.F. Marcos Becerro. Ediciones Eurobook. 1994 Direcciones de internet: - www.sobreentrenamiento.com - www.aurasalud.com - www.mundofree.com