• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Los turistas en los hoteles de 5 estrellas de Barcelona
 

Los turistas en los hoteles de 5 estrellas de Barcelona

on

  • 2,566 views

Un análisi de las calificaciones y los tipos de turistas a partir de más de 6.200 reseñas en Internet

Un análisi de las calificaciones y los tipos de turistas a partir de más de 6.200 reseñas en Internet

Statistics

Views

Total Views
2,566
Views on SlideShare
2,566
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
39
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Los turistas en los hoteles de 5 estrellas de Barcelona Los turistas en los hoteles de 5 estrellas de Barcelona Document Transcript

    • El proyecto .................................................................................................................................... 3Sobre los datos analizados ............................................................................................................ 3Metodología .................................................................................................................................. 3Ideas clave ..................................................................................................................................... 5 Hoteles en la playa, hoteles en el centro y hoteles tradicionales: ¿quién prefiere cuáles? ..... 5 ¿Estamos en agosto? Entonces en los hoteles 5 estrellas de Barcelona se habla francés ....... 5 Hoteles de lujo en Barcelona: es cosa de parejas ..................................................................... 5 ¿La crisis también afecta a los turistas de hoteles 5 estrellas?................................................. 6 ¿Verano en la ciudad? No tan buena idea para los turistas de hoteles 5 estrellas .................. 6 ¿Cambia la valoración dependiendo de la antigüedad del hotel? ............................................ 6 Grupos: ése gran desconocido .................................................................................................. 7 ¿Qué país es el más exigente? .................................................................................................. 7 Anglosajones maduros, mediterráneos jóvenes ....................................................................... 7Hoteles en la playa, hoteles en el centro y hoteles tradicionales: ¿quién prefiere cuáles? ......... 8¿Estamos en agosto? Entonces en los hoteles 5 estrellas de Barcelona se habla francés ........... 9Hoteles de lujo en Barcelona: es cosa de parejas ....................................................................... 11¿La crisis también afecta a los turistas de hoteles 5 estrellas?................................................... 12¿Verano en la ciudad? No es tan buena idea para los turistas de hoteles 5 estrellas ................ 14¿Cambia la valoración dependiendo de la antigüedad del hotel? .............................................. 15Grupos: ése gran desconocido .................................................................................................... 17¿Qué país es el más exigente? .................................................................................................... 18Anglosajones maduros, mediterráneos jóvenes ......................................................................... 20Datos 1.0 sobre el turismo en Barcelona .................................................................................... 22Datos1.0 vs Datos 2.0 .................................................................................................................. 24
    • Aunque Barcelona es en ocasiones conocida como un destino de bajo coste, en 2009, el 13,6%de los turistas que se alojaron en Barcelona lo hicieron en hoteles de 5 estrellas. Nospreguntamos si podemos trazar el perfil de estos turistas, conocer sus patrones de consumo,discriminando por ciertas variables como la nacionalidad o el tipo de viajero, obteniendo así unanálisis que nos permita obtener conclusiones que ayuden a las empresas o instituciones aconocerlos mejor, guiándolas para optimizar sus productos y servicios.  Universo: turistas alojados en hoteles de 5 estrellas de Barcelona (880.740 en 2009 de acuerdo a los datos del Ayuntamiento de Barcelona).  Muestra: 6.260 registros de valoraciones sobre hoteles de 5 estrellas de Barcelona registrados durante 2010 en las webs Atrápalo.com, Booking.com, Hotels.com y Tripadvisor.com.  Margen de error (con p=q=50% y un intervalo de confianza del 95%): 1,2%Orígenes de datos: Tripadvisor, Hotels.com, Booking, Atrápalo, OpenDataBCNNOTA: la muestra está basada en usuarios únicos, mientras que el universo en turistas totales,pero hay que tener en cuenta que por cada valoración analizada, detrás hay más de un turista.Este estudio se ha realizado a partir de la extracción, el refinamiento, la visualización yposterior análisis de un total de 6.260 comentarios y valoraciones registradas durante el año2010 en los portales de intermediación turística Atrápalo.com, Booking.com, Hotels.com yTripadvisor.com. Consecuentemente, es importante poner de relevancia que las conclusionesque se pueden extraer están condicionadas al perfil habitual de consumidor que opina yparticipa de la web 2.0, es decir, existe un determinado perfil de turista que se aloja en hotelesde 5 estrellas de Barcelona y que puede no quedar representado en este análisis. Por lo tanto,
    • estamos ante un estudio que se centra exclusivamente en los turistas 2.0, que a su vez, caberesaltar que cada vez son mayores en número y por lo tanto suponen una muestra cada másrelevante.Para poder contrastar el sesgo de este estudio respecto a la realidad del sector turístico dehoteles de 5 estrellas en Barcelona, es interesante analizar algunos datos 1.0, comparándoloscon los datos 2.0 que hemos recabado.
    •  Británicos, alemanes y holandeses se concentran mayoritariamente en los hoteles del frente marítimo de Ciutat Vella. Los turistas norteamericanos tienden a ubicarse en aquellos hoteles situados en el centro de la ciudad, en la columna Passeig de Gràcia-Rambles. Franceses e italianos reparten su estancia entre distintas áreas de la ciudad, aunque se alojan más en los hoteles tradicionalmente preferidos por los viajeros de negocios (Hotel Rey Juan Carlos I y Gran Hotel Princesa Sofía). Los turistas españoles prefieren los hoteles más tradicionales, aquellos que identifican como los hoteles de 5 estrellas de toda la vida. Tan sólo franceses e italianos tienen el mes de agosto como el mes preferido para su estancia en Barcelona. Los franceses son la primera nacionalidad alojada en hoteles de 5 estrellas en el mes de agosto, por encima incluso de los españoles. Los norteamericanos bajan el número de estancias en el mes de agosto, siendo los meses de septiembre y octubre en los que se dan un mayor número de visitantes. Japoneses y alemanes tienen una carencia absoluta de estacionalidad, con prácticamente el mismo número de turistas a lo largo del año. Se observa una tendencia generalizada a la baja durante el mes de junio, con los meses de enero y diciembre como los más flojos para la mayoría de nacionalidades. Las parejas fueron el principal tipo de viajero en hoteles de 5 estrellas de Barcelona durante el 2010. Los turistas que viajan solos representaron la segunda categoría, claramente explicado por el turismo de negocios. Barcelona se posiciona cada vez más como destino familiar, pero también de despedidas de solteros o reuniones de amigos.
    •  Existe una importante estacionalidad alrededor del mes de agosto y el resto de meses de verano en el caso de las parejas y también de las familias con hijos. En el caso de los viajeros de negocios, la estacionalidad es casi inexistente, con entre marzo y noviembre como el periodo de mayor actividad. Los turistas de hoteles de 5 estrellas muestran algunos signos de impacto de la crisis. La peor puntuación en términos generales se la lleva el criterio relación calidad/precio. La limpieza y el personal son los elementos mejor valorados. La comida y la ubicación son respectivamente los otros criterios peor valorados. Los hoteles 5 estrellas de Barcelona reciben una peor valoración durante los meses de verano. Julio y agosto reciben las peores puntuaciones para la mayoría de nacionalidades, con la excepción de italianos y alemanes. Japoneses, norteamericanos y franceses muestran una insatisfacción muy significativa en meses como julio y agosto. Países con mayores rentas per cápita (como Canadá, Noruega, Suecia o Austria) valoran de media con puntuaciones más altas. Países como España o Portugal otorgan las puntuaciones más bajas. Los hoteles tradicionales obtienen una nota media más baja que los hoteles de nueva creación. Los hoteles de nueva creación son más frescos e innovadores en cuanto a propuestas y servicios ofrecidos al cliente. El hotel tradicional de lujo parece no renovar tanto sus servicios y opta por capitalizar su imagen de marca y su prestigio en el exterior. No se aprecia una relación directa entre una mala puntuación y un descenso del número de clientes de dichos hoteles.
    •  Los hoteles de lujo no tratan de captar a grupos como perfil de cliente. Los grupos, normalmente asociados con el ocio, tienden a tener una estacionalidad muy alta, concentrándose únicamente en los meses verano. Los norteamericanos son con diferencia el colectivo que más viaja en grupo. Existe una alta volatilidad en las valoraciones de los grupos. España es el país que peor valora los hoteles de 5 estrellas en Barcelona. Francia es el país que mejor puntúa la mayoría de elementos analizados de los hoteles de lujo en Barcelona. No hay un patrón igualitario entre los países y los criterios de valoración preferidos por los turistas. Los alemanes son los que puntúan con una menor nota la mayoría de criterios por separado pero en su conjunto dan una media más elevada al hotel que otros países. No existe un patrón común entre todos los países analizados en cuanto al tipo de cliente que se aloja en los hoteles 5 estrellas de Barcelona. Se encuentran diferencias importantes entre la Europa Continental - con la excepción de Alemania - y los países anglosajones. Las parejas sin hijos - en unos casos jóvenes y en otros adultos - se reparten en todos los casos el primer puesto en cuanto a tipología de cliente. Los alemanes es el colectivo analizado que más utiliza los hoteles de cinco estrellas por motivos laborales.
    • Pese a que los 23 hoteles de 5 estrellas ubicados en el área de Barcelona se concentranbásicamente en dos distritos (Eixample y Ciutat Vella), dentro de esa elevada especializaciónespacial también existen localizaciones que tienen la capacidad de atraer a unos u otrosturistas, sobre todo, dependiendo de su nacionalidad. Concretamente, podríamos distinguirentre tres tipologías de hoteles: los situados en la línea del frente marítimo, cuyo principalatractivo es la proximidad a la playa; aquellos situados en el centro de la ciudad, sobre todo enel Eixample, muy cercanos a los principales atractivos turísticos; y finalmente los hoteles de 5estrellas más tradicionales, los más antiguos, principalmente ubicados en el distrito de LesCorts, por lo que más alejados del centro.Pero, ¿existe algún patrón identificable y generalizable que lleve a los turistas a escogerhoteles de alguna de esas tipologías de acuerdo con su país de origen? Pese a que lasconclusiones que se puedan derivar no son absolutas, se identifican ciertas tendencias a laconcentración para las principales nacionalidades que visitan Barcelona. Por un lado, losturistas británicos, alemanes y holandeses que claramente optan mayoritariamente por loscuatro hoteles de 5 estrellas situados en el frente marítimo de Ciutat Vella (W Barcelona,Eurostars Grand Marina Hotel, Hotel Arts y Pullman Barcelona Skipper). Por otro lado, se sitúanlos norteamericanos, que pese a tener presencia significativa en el W Barcelona, tienden aubicarse en aquellos hoteles situados en el centro de la ciudad, en la columna Passeig deGràcia-Rambles, siendo el hotel Le Méridien su preferido. Por su parte, franceses e italianostienen patrones menos definidos, ya que reparten su estancia entre distintas áreas de laciudad, aunque merece especial atención su concentración en los hoteles más tradicionales(Hotel Rey Juan Carlos I y Gran Hotel Princesa Sofía), históricamente preferidos por losviajeros de negocios. En el caso de los italianos, destaca su escasa presencia en los hotelesdel frente marítimo.Finalmente, mención aparte merecen los turistas españoles, que de forma muy evidente,prefieren los hoteles más tradicionales, aquellos que identifican como los hoteles de 5 estrellasde Barcelona de toda la vida. Excepto para el caso del hotel W Barcelona, su presencia en lazona de playa es más limitada y después de la zona de Les Corts, tienden a concentrarse en lacolumna del Eixample.
    • La estacionalidad es una de las características intrínsecas al turismo. Tradicionalmente, losmeses de verano acumulan el mayor flujo de turistas en Barcelona, lo cual conlleva dificultadesa la hora de generar estabilidad en la ocupación y los ingresos a lo largo del año. Sin embargo,en los últimos años, Barcelona se ha convertido en un destino turístico menos estacional,logrando atraer un número significativo de turistas durante la práctica totalidad del año. Estehecho es especialmente relevante en el caso de los turistas que se alojan en hoteles de 5estrellas, dado que de nuestro análisis ser derivan interesantes conclusiones, como que tansólo los franceses y los italianos mantienen el mes de agosto como el mes preferido para suestancia en Barcelona. De hecho, el caso francés es muy paradigmático, dado que en el mesde agosto logró convertirse en la primera nacionalidad por encima incluso de los españoles. Elpatrón es muy claro, en agosto prácticamente triplica el número de turistas respecto a la mediadel resto del año. En el caso de los italianos, el comportamiento es similar, aunque menospronunciado, pero con el mes de agosto como el más frecuente con diferencia. Los británicosmantienen los meses de verano como los más habituales, pero sin una extrema concentraciónen agosto, siendo junio, julio y agosto los meses preferidos, y el otoño una estación de claradesaceleración.
    • Pero el resto de nacionalidades muestran patrones completamente diferenciados, que rompencon el tópico del turismo de verano y su estacionalidad asociada. Especialmente interesante esel caso de los norteamericanos, que precisamente bajan el número de estancias en el mes deagosto, siendo en los meses de septiembre y octubre cuando presentan un mayor número devisitantes. Por su parte, japoneses y alemanes tienen una carencia absoluta de estacionalidad,con una tendencia muy plana, que les lleva a tener prácticamente el mismo número de turistasa lo largo del año, con tan sólo septiembre y octubre como meses que sobresalen ligeramentede la media. Finalmente, el caso de los turistas españoles, que frente a la estacionalidad casiendémica provocada por las tradicionales vacaciones de agosto, presentan un patrón muyinestable, con picos en Semana Santa, en julio y en noviembre, que en 2010 fue el mes conmayor afluencia.En términos generales, se observa una tendencia generalizada a la baja durante el mes dejunio, y se confirma que los meses de enero y diciembre son los más flojos para la mayoría denacionalidades.
    • Los hoteles de 5 estrellas de Barcelona son campo casi exclusivo de las parejas, que copan elmayor número de pernoctaciones de acuerdo con el análisis realizado. Este dato puede noresultar demasiado sorprendente, sin embargo, dentro de la tipología de parejas, encontramosun mayor número de parejas jóvenes. Por tipo de viajero, aquellos turistas que viajan solosrepresentaron la segunda categoría, claramente explicados por el turismo de negocios, muyimportante en Barcelona, y en muchas ocasiones vinculado a este tipo de establecimientoshoteleros. Resulta también interesante el elevado número de turistas que se alojan con hijos,así como los grupos de amigos. Barcelona se posiciona cada vez más como destino familiar,pero también de despedidas de solteros o reuniones de amigos, entre los cuales, como sepuede ver, cada vez más aquellos con mayor poder adquisitivo.Del análisis de los turistas de hoteles de 5 estrellas por tipología de viajero, también puederesultar de interés identificar patrones basados en la estacionalidad. Determinar si ciertos tiposde viajeros se concentran en determinados meses o no y, con ello, vincular políticascomerciales destinadas a incrementar la ocupación en las temporadas más bajas.En este sentido, del análisis de los datos se deriva una muy importante estacionalidadalrededor del mes de agosto y el resto de meses de verano en el caso de las parejas y tambiénlas familias con hijos. Pero también destacan otros dos meses pico, el de mayo y el denoviembre, y se constata la bajada generalizada durante el mes de junio. En el caso de losviajeros de negocios, la estacionalidad es casi inexistente, con los meses de entre marzo ynoviembre como el periodo de mayor actividad y el mes de septiembre como el pico más alto,coincidiendo con los momentos de mayor actividad ferial en Barcelona.
    • El impacto de la crisis económica sobre el consumo es indiscutible y pese a que el turismo estásiendo uno de los primeros sectores en mostrar signos de recuperación en Barcelona, resultainteresante observar como entre los turistas con, a priori, mayor poder adquisitivo se muestranalgunos signos de impacto de la crisis. Concretamente, del análisis de las valoracionesotorgadas a los hoteles de 5 estrellas de Barcelona durante el 2010, se deriva un dato curioso yes que la peor puntuación en términos generales se la lleva el criterio relación calidad/precio.Así pues, parece que los hoteles de 5 estrellas de Barcelona tienen un precio excesivo para lasexpectativas de los turistas, aspecto que podría ser preocupante en términos de competitividadcon otros destinos, o bien, que esta tipología de turistas también ha aumentado su sensibilidadhacia el factor precio debido a la crisis. Ambas hipótesis son plausibles y requieren derespuestas por parte del sector hotelero, dado que se trata de un síntoma evidente de falta deadecuación entre la oferta y la demanda.Del análisis de los diferentes criterios de valoración, también se observa como la limpieza y elpersonal son los elementos mejor valorados, mientras que, además de la relación calidad-precio, la ubicación es el otro criterio peor valorado. La mala puntuación que recibe el criterio
    • de ubicación puede tener mucho que ver con la concentración turística que experimentandistritos como Ciutat Vella y el Eixample, así como el impacto sobre la media de hotelesubicados lejos del centro pero con mucho peso como son el Hotel Rey Juan Carlos I o el GranHotel Princesa Sofía.
    • Viajar en verano es para muchos turistas una obligación, lo que conlleva que se produzcangrandes aglomeraciones en los principales atractivos turísticos y, con ello, la experiencia nosea tan satisfactoria. Del análisis realizado, se observa como los turistas de hoteles 5 estrellasde Barcelona no son ajenos a esta dinámica, ya que los meses de verano son los que recibenuna peor valoración. En términos generales, julio y agosto reciben las peores puntuacionespara la mayoría de nacionalidades, con la excepción de italianos y alemanes, que parecenencontrar en el verano en Barcelona exactamente lo que buscan.El hecho que exista estacionalidad y concentración (aunque cada vez menor) en esos mesesrepercute como vemos negativamente sobre el consumidor y, por tanto, los hoteles se venperjudicados también por elementos que se escapan al propio servicio que ofrecen, aunquetienen también la posibilidad de implementar políticas de calidad y también de marketing queeviten esta situación. Identificando estos periodos de insatisfacción generalizada y, sobre todo,determinando qué nacionalidades lo encajan peor, pueden intentar adecuarse a eso. Porque seconstata también como japoneses, americanos y franceses muestran una insatisfacción muysignificativa en meses como julio y agosto, preocupante en el caso de los franceses queacuden mayoritariamente durante esos meses y, por tanto, existe el riesgo de que vuelvan asus países con pocas ganas de repetir la experiencia y de recomendarla a sus familiares oamigos.
    • Se observa una tendencia que normalmente pasaría desapercibida si se mirasen datos a nivelagregado pero que, mirándolos de manera individual, ofrecen una información interesante.Si bien anteriormente hemos dividido a los hoteles situados en zonas de playa, hotelescéntricos y hoteles más alejados, ahora se pueden obtener conclusiones si el filtro se centrasólo en hoteles tradicionales (con más de 20 años en la ciudad) y hoteles recientes. De lavaloración que hacen los clientes se extrae un patrón claro – con alguna excepción – y es quelos hoteles tradicionales obtienen una nota media bastante por debajo que la de los hotelesmás recientes. De esta manera, existen hoteles tan tradicionales como el Hilton, el Claris, elMelià, el Majestic, Le Meridién o el Princesa Sofía que obtienen resultados bastante inferiores ala media. En cambio, hoteles de reciente construcción como W Barcelona, Skipper, HesperiaFira Suites, el Mandarín o el Grand Marina Hotel que datan todos de la última década obtienenresultados sustancialmente mejores. No obstante, hay que destacar que el líder en valoración
    • es un hotel tradicional, el Palace, un hotel tradicional pero que precisamente fue objeto de unacompleta renovación en 2009.Por un lado, se puede considerar que los hoteles con una mayor tradición en la ciudad y queson conocidos y reconocidos simplemente por su nombre mantienen los servicios que ofrecíanhace unos años sin renovarse con la misma intensidad como lo pueden haber hecho loshoteles más jóvenes, que necesitan darse a conocer y posicionarse por encima de suscompetidores. No obstante, también es cierto que el perfil de cliente que se aloja en los hotelesde lujo más tradicionales es el de un cliente más exigente, más viajado y normalmente demayor edad.Es importante destacar que a nivel agregado no hay una correlación directa entre peoresvaloraciones y menos porcentaje de visitantes, pues la zona de Les Corts donde se sitúanmayoritariamente los hoteles con peor valoración cuenta con más de un 20% del total de losturistas alojados.
    • Los hoteles de 5 estrellas no son tradicionalmente el destino preferido por los grupos para susvacaciones, sin embargo cada vez más, se encuentra a este perfil de cliente en los hoteles máslujosos de Barcelona, aunque todavía estén lejos cuantitativamente del resto de perfiles.Es interesante observar varias cosas, la primera de ellas es la alta estacionalidad quedemuestran, ya que solamente existen datos entre mayo y noviembre. ¿Qué pasa el resto deltiempo? ¿No hay grupos que viajen? Sería importante para los hoteles constatar este hecho ytratar de reducir la estacionalidad de este tipo de cliente bien con acciones directas depromoción en los países con mayor afluencia en este grupo, bien acciones indirectasofreciendo algún tipo de promoción especialmente para los meses con menos ocupación.Como se observa en el gráfico, todos los demás perfiles de clientes analizados viajan durantetodo el año.Otra conclusión importante pero menos empírica que subyace es la constatación de que losgrupos que vienen a este tipo de hoteles también lo hacen, de manera mayoritaria, con uncomponente lúdico muy elevado y que la climatología favorable les influye en la decisión y ensus consiguientes valoraciones, en completa discrepancia con otros perfiles de clientes dondeel verano es la época del año con peor valoración. De ahí se puede analizar cómo la curva devaloraciones se va elevando a medida que llega el verano. En esta época se mantienenvaloraciones excelentes y a medida que el tiempo empeora la valoración vuelve a ir bajando.
    • Cada cliente es diferente, pero se puede trazar un perfil de preferencias más valoradas entrelos países que más visitan los hoteles de lujo en Barcelona.Las valoraciones globales indican que los españoles son los clientes que peor valoran loshoteles de 5 estrellas con una media de 8,10, lejos del 8,31 que se obtiene de media entretodos los países analizados. El cliente español, al estar en casa, es más exigente que el clienteque está fuera de su lugar de origen y por ello tiende más a la crítica que el cliente foráneo. Porsu parte, es el país vecino, Francia, el que valora más positivamente los hoteles con una mediade 8,40 seguido muy de cerca por holandeses y norteamericanos. Resulta curioso ver como lospaíses con mayores rentas per cápita y, a priori, más acostumbrados a hoteles de 5 estrellas,valoran de media con puntuaciones más altas, como es el caso de Canadá, Noruega, Suecia oAustria. En cambio, en el otro extremo, encontramos a países como España o Portugal, con laspuntuaciones más bajas.Puede resultar interesante analizar las valoraciones en agregado, pero ¿qué criterios son másimportantes para cada país?, ¿hay divergencia entre criterios y países? Un análisis profundo
    • de estas variables por parte de los hoteles puede repercutir en su manera de trabajar algunosaspectos de la vida diaria para mejorar su servicio.Es interesante ver cómo los americanos son los clientes que más valoran con diferencia lasinstalaciones del hotel pero por el contrario no son los que más valoran las habitaciones comopor el contrario sí hacen los turistas europeos, especialmente los británicos, que por otra partevaloran menos que nadie las instalaciones del hotel. O cómo los franceses valoran junto conitalianos el personal del hotel por debajo de la media pero por el contrario valoran más quenadie la limpieza del hotel. O cómo los alemanes que valoran por debajo de la media lamayoría de los criterios analizados, especialmente el precio o el trato con el personal del hotelpero después en términos agregados valora por encima de otras nacionalidades.Estos son solo unos pocos ejemplos, pero el potencial de este tipo de análisis es inmenso paraque cada hotel o cadena de hoteles pueda centrar su estrategia de marketing en algunospuntos, quizás imperceptibles para la competencia. Conociendo las particularidades de cadamercado se puede crear una estrategia comercial más acertada.
    • Se tiende a pensar erróneamente que el perfil de viajeros es bastante similar en todos lospaíses, que se sigue un patrón estándar, pero si se observan con detenimiento los datos sepueden ver grandes diferencias entre la variable nacionalidad y la variable tipo de viajero.Si se ajusta aún más este estudio y se trata de buscar un patrón de comportamiento, se puedeencontrar. Los europeos continentales - españoles, italianos, holandeses, franceses - muestranun perfil de tipo de cliente bastante similar siendo las parejas jóvenes las que predominan demanera clara frente al resto de los grupos, seguidos por las parejas adultas, a continuación losviajeros en solitario a corta distancia de las parejas que viajan con hijos.Con estos datos se podría asegurar, extrapolando hacia otros países europeos u otros paísesoccidentales que el patrón tendería a repetirse. Nada más lejos de la realidad. Los turistasanglosajones, tanto los británicos como los americanos, así como los alemanes no siguen esteperfil. Así, en estos países, las parejas adultas, las parejas que viajan con hijos y los viajerosen solitario son colectivos que superan o igualan en número a las parejas jóvenes queprevalecían en los países de la Europa continental.
    • Otro de los aspectos curiosos que destila del análisis es el elevado número de turistasalemanes que viajan por trabajo, número que supera por ejemplo al de otro colectivos comoamigos o parejas con hijos.Por tanto, es un error pensar que todos los países con unas características culturales,económicas o sociales guardan siempre un perfil similar en cuanto a hábitos y a perfiles deturismo. Sería una simpleza por parte de los profesionales del sector considerarlo así. No sepuede analizar a Europa o a América como un todo, hay muchos perfiles dentro de cada país yno siempre son iguales entre ellos.
    • Gasto en tarjetas de crédito por país de origen (Fuente: Barcelona Turisme)Turistas en hoteles de Barcelona por tipo de hotel (Fuente: Ayuntamiento de Barcelona)Eventos en la Fira de Barcelona en 2010 (Fuente: Fira de Barcelona)
    • Opinión sobre diferentes aspectos de Barcelona (en una escala de 1 a 10) (Fuente: BarcelonaTurisme)
    • Turistas por país de origen (Fuente: Barcelona Turisme, Atrápalo.com, Booking.com,Hotels.com, Tripadvisor.com)Percentage of tourists by country of origin (Source: Barcelona Turisme, Atrápalo.com,Booking.com, Hotels.com, Tripadvisor.com)Turistas según su propósito de viaje (Fuente: Barcelona Turisme, Atrápalo.com, Booking.com,Hotels.com, Tripadvisor.com)