Lo único que quedó de aquel dia fueron unos zapatos tirados en la acera.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Lo único que quedó de aquel dia fueron unos zapatos tirados en la acera.

on

  • 530 views

Traballo feito na clase curso 2011-2012

Traballo feito na clase curso 2011-2012

Statistics

Views

Total Views
530
Views on SlideShare
530
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Lo único que quedó de aquel dia fueron unos zapatos tirados en la acera. Lo único que quedó de aquel dia fueron unos zapatos tirados en la acera. Document Transcript

  • …..lo únicoque quedóde aqueldía fueronunoszapatostirados enla acera HISTORIAS ORIGINALES DE ALUMNOS Y ALUMNAS DE CUARTO DE ESA EPA BERBÉS DE VIGO CURSO 2012
  • 1 Por miedo o cobardía, se lo ocultaron durante un año y después de un año a ReifTodo sucedió en el año 1922 en donde dos lo volvieron a destinar a la base militar en laamigos de la infancia que crecieron juntos que estaban Blanca y Dani. Cuando este llegó“Reif” y “Dani”, decidieron ser pilotos de sorprendió a la pareja en la puerta de laaviación de las Fuerzas Armadas Españolas, cafetería ya que acababa el turno y Dani fueya que el padre de Dani era a lo que se a recogerla.dedicaba y ellos desde pequeños siempresoñaban con que algún día también lo serían Reif iba ansioso de darle una sorpresa a suy solían jugar con la avioneta de su padre. querida y cuando cruzó la manzana y vio a lo lejos una pareja dándose un beso y echar aAños más tarde cuando lo consiguieron, ya andar de la mano, se quedó tan bloqueado enfueron juntos a la Escuela Internacional de medio de la calzada por la que en eseaviación, Reif entabló una amistad con una momento pasaba un furgón militar…….chica que trabajaba de camarera en lacafetería donde ellos siempre paraban aalmorzar. Comenzaron a quedar para ir albaile y a dar paseos de vez en cuando y …..lo único que quedó de aquel día fueroncuando parecía que en la historia comenzaba unos zapatos tirados en la acera.a surgir el amor, a Reif lo destinan a otrabase militar. Deciden continuar con larelación a distancia, aunque las cosasempezaron a enfriarse por parte de Blanca,que es así como se llamaba la chica y aunquemantenían contacto por carta ella cada vezpensaba menos en el.Dani seguía yendo a almorzar a la cafeteríaen la que Blanca trabajaba. Hubo un día en elque un chico se quiso sobrepasar con ella yDani saltó sobre el golpeándolo y echándolodel bar, y ella en muestra deagradecimiento, decidió invitarlo alalmuerzo y se sentó en su mesa a charlar.Comenzaron a halar de su relación con Reify de otras muchas cosas y cuando se dieroncuenta de la hora que era ya habían pasadotres horas.Al día siguiente él la invitó a cenar y ellaaccedió y poco a poco comenzaron a sentirseatraídos el uno por el otro, hasta quecomenzaron a tener una relación. Tanto Danicomo Blanca no sabían cómo decírselo aReif, ya que cada vez estaban másenamorados y sentían que estabantraicionando a Reif.
  • 2 3Un venres pola noite, Antonio decidiu ir de Esta historia trata de una desaparición en lafesta a tomar algo cos seus amigos Xoán e que está involucrada la familia de MartaPedro. Alonso. Los personajes principales son:Estiveron toda a noite de diversión e - El abuelo de Marta, Salvador.bebendo en distintas discotecas da cidade. - El detective que contratan, Daniel Tino.Horas mais tarde, sobre as cinco da mañá, - La ayudante del detective,Antonio xa se pasara bebendo e por unha especialista en informática, Nuriatolería acabou pelexando con outra persoa. Abab.O final de aquela noite grazas a Xoán e Los personajes secundarios son: algunosPedro non chegou a tanto a pelexa e o único familiares, como el hermano de laque quedou daquela noite foron un mal desaparecida, Joaquín Alonso, la madrerecordo e uns zapatos tirados na beirarrúa. Magdalena, el padre, Antonio, los tíos, primos… Ocurren los hechos en Vigo, Canido en 2000. El abuelo, Salvador Cerqueira, quería que volviera su nieta con la que mantenía una estrecha relación entre la familia, la quería mucho más que a su hijo. Su nieta había sufrido mucho en su infancia, sus padres no la querían mucho, porque ella era un poco rebelde, pero de buen corazón. Había sufrido desprecios, humillaciones, en fin, suficientes cosas como para irse y no volver nunca. Ella se apoyaba en su abuelo, que la comprendía y la escuchaba. Hasta que un día desapareció. El problema era que su desaparición traía un reguero de dudas, ya que esta no se había llevado ni documentación, ni dinero, ni ropa. Nada. Su abuelo sospechaba que algo había detrás de todo esto. Marta había acudido a él el día de su desaparición, quería hablar con él, contarle algo, pero Salvador no pudo atenderla por negocios y le dijo que después de comer la escucharía, pero no pudo ser, ella desapareció antes.
  • De esto habían pasado ya 12 años y 4Salvador no podía aguantar con la culpade no haberse reunido con su nieta, Lo único que quedó de aquel día fueronseguro que ella no hubiera desaparecido. unos zapatos tirados en la acera….. pensóSus pensamientos iban desde que ella Batista mirando a Elodia pasar por lahubiera conocido a alguien y se acera de enfrente….¿Cuanto habríamarchase con él, o que le hubiese pasado pasado? ¿Diez? , ¿Doce años? Pero loalgún accidente y haber muerto, o que recordaba con un sabor dulce desus padres la tuviesen escondida. melancolía.Contrató un detective, el mejor de todo Recordaba, aunque quizás lo que estabael país. Este detective tenía una haciendo era construir los recuerdos, queayudante, cuyo aspecto físico era el de con la excusa de ver el partido, habíanuna mujer desaliñada, sin combinar la quedado todos en el “Nando”, el casinoropa, su aspecto físico le daba igual de siempre, para disfrutarlo ( al final fueporque era la mujer más profesional en sufrirlo!!) juntos. Él con la cuarta cazallatrabajo que él había conocido. había ya olvidado el partido y había encontrado en el fondo del vaso el valorDe hecho, gracias a su profesionalidad para decirle a Elodia que ….le gustaba.encontró en un país muy lejano a Marta,la desaparecida Marta después de 12 años. Joder- pensó- cuatro cazallas para dos palabras, si le hubiese recitado canciónElla le contó que había desaparecido de otoño en primavera no le hubiesenporque debía marcharse y esconderse de llegado ocho botellas.su hermano, que era un loco que laperseguía para aprovecharse de ella. Eso ¡Dios, que viene el autobús! –dijo- y en elera lo que quería contarle a su abuelo. tiempo que sacaba el billete y se sentaba(Pero como ella se sintió nuevamente no llego a dos minutos) recordó el finalrechazada decidió desaparecer con sus de aquella historia.problemas y no hacer daño a su abuelo. …Gol del cabrón de Raúl… Gol del hijoCuando ella regresó junto con su abuelo puta de Morientes y el otro ya ni seempezaron con unas demandas a su acordaba.. todos tirando cosas por el airehermano y a su padre (que era el y claro Elodia tuvo que tirar sus zapatosresponsable de todo lo sucedido). El a la acera.. (porque si no, no hay formaabuelo luchó por su nieta hasta el fin del de acabar esto.juicio y ganaron.Entonces ella fue definitivamente feliz,empezó a estudiar, se sacó una carrera, secasó, tuvo dos hijos, y todo esto gracias asu abuelo que había luchado por sufelicidad;Hicieron una fiesta para celebrarlo, fueincreíble, lo único que quedó de aqueldía, fueron unos zapatos tirados en laacera.
  • 5 hamburguesas en la bocatería y le dije de ir a mi casa..Lo único que quedaba de aquel díafueron unos zapatos tirados en la acera.. Ella sonrió, sacó sus bailarinas del bolso y asqueada de esos tacones que tanto leEra una noche fría de invierno, llovía a molestaban, me agarró de la mano y laraudales y el viento soplaba con fuerza. lluvia nos fuimos andando ……Había llamado a dos amigos, Marcos yYago, esa noche nos disponíamos a beberuna botella en el Náutico, lo mítico decada fin de semana que se habíaconvertido en rutina..Salimos de casa con 12,50 euros en elbolsillo, con hielos, Fanta y tres vasos enel Verín que proporcionaba la energíasuficiente para acabar mal la noche.Llegamos al Náutico, nos sentamos en losbancos metálicos, Marcos sirvió unascopas mientras Yago sujetaba el vasohelado con sus guantes. Bebimos. Pasó elprimero, el segundo y tercercubata..Estaban todos ya mareados,rayando con sus movidas.. Tiré de móvil..Busqué en la agenda y la llamé.Con su voz dulce me dijo que fuera juntoa ella y sin pensármelo dos veces, meeché la última copa y dejé a Marcos yYago con sus locuras.Eché a andar Náutico para delante yjusto un poco antes de llegar a dondeestaba, ya la había visto con un vestidonegro y esos tacones… toda rica¡Madreee!Le di dos besos y ella sonrió. Llevaba untiempo queriendo tener algo con ella ….Me flipaba. Se mostraba receptiva ycariñosa conmigo, el problema ahora eradeshacerme de sus amigas, pero en esoya soy un experto y le propuse ir acomer un bocata, llenar el estómago yretirarse.No me puso ninguna pega, nos fuimosdel Náutico y comimos dos
  • 6 escucharon y murieron. La demás gente me creyó cuando escucharon los gritosEra un día como otro cualquiera, o tal de dolor.vez no, eso es lo que menos importa. Loque importa es contar lo que sucedió el Hace ya seis años de esto y ahora vivimos24 -08 -2033. Los rusos llevaban a cabo un en los túneles de dos metrosplan para batir a Estados Unidos, la atrincherados en pequeñas ciudades enpotencia mundial más fuerte de todas. donde la gente cría animales y planta loPara ello, Rusia decidió que lo mejor era que puede mientras otros salen a laaliarse con ellos, sin embargo, lo que no superficie con máscaras para recoger losabía Rusia es que Estados Unidos ya que se pueda del exterior. Solo hay algosospechaba del ataque. que hace que la gente sale vaya armada, los demonios. Deambulan todos los díasRusia pensó que tal vez no sería capaz en busca de comida al igual que nosotrosde acabar ella sola con Estados Unidos, solo que ellos comen seres humanos.así que decidió buscar otra potencia quese uniera al ataque sorpresa, esta fue la La civilización que vive en el metro aunrencorosa Japón. se pregunta cómo pude sobrevivir, si estuve expuesto en la superficie y laEstuvieron varios años aliados hasta que razón es que soy inmune, por esoEstados Unidos descubrió que Rusia iba a siempre salgo acompañado a laatacar definitivamente y decidieron superficie en busca de lo necesario paraprobar una nueva arma peor aún de lo seguir con la civilización del metro.que sería una bomba nuclear. Un día me toco salir a la superficie enEsta es una bomba biológica jamás expedición; salí con un compañero queprobada con anterioridad, que hacer que me hice hacía un par de años. Fue lalos individuos o cualquier ser viviente mejor expedición de todas,muera por mutación o atacados por unos encontrábamos de todo, e íbamos superanimales que allí viven y que ya habían felices, tanto que se nos olvidó que habíaconseguido mutarlos y a los que que resguardarse de los demonios yllamaban demonios, animales tipo estos nos atacaron. Disparamos a matar,murciélagos pero enormes. pero con cuidado ya que la munición eraYo no lo he dicho antes, pero soy Ruso, y el dinero del metro.sobreviví al ataque de la manera que voy Al final acabaron llevándose a mia contar: Resulta que para mí el 24 de compañero y por mucho que lloré, loAgosto de 2033 era otro día cualquiera y único que quedó de aquel día fueronrutinario como siempre; estaba unos zapatos tirados en la acera.esperando para coger el metro y llegar ami destino como todos los días, lo cogí yllegué a mi destino, pero justo cuandoestaba subiendo las escaleras, vi comoreventaba silenciosamente algo en elcielo y como la gente a mi alrededorempezaba a doblarse y a gritar de undolor insufrible. Corrí escaleras abajogritando a la gente que no subiera a lasuperficie o moriría. Muchos no me
  • 7 En ese momento le pregunté a mi abuela; Abuela Wilma, nunca más volvió a ver a YO, MI ABUELA Y REBECA. Rebeca?Era un día frio, una tarde de lluvia. En el Y mi abuela respondió: lo único queaño 1995 en Paris. Yo estaba con mi quedó de aquel día fueron unos zapatosabuela en casa, mis padres estaban de en la acera”!viaje, no podíamos salir a la calle a jugarporque llovía muchísimo. Yo tenía 7años y estaba ya aburrida por no tenerniños para jugar. Mi abuela Wilma mellamó para hacer juntas un pastel. Nosdivertimos mucho mientras lo hacíamosy cuando ya estaba listo el pastel, nossentamos junto a la chimenea paramerendar.Le pedí a mi abuela que me contase uncuento, que ella buscó en susinterminables recuerdos.. El cuento empezó tal cual era aquel día,un día frio y de lluvia, pero el año era el1970. Una niña llamada Wilma, que estabaen casa solita, no tenía con quien jugar y 8apareció una amiga imaginaria, que se Dimitri: Oye Kalasnikof, he escuchado que lallamaba Rebecca. Luego las dos se señorita Rotenmeier es mala y despiadadahicieron grandes amigas y empezaron a con los alumnos en los exámenes orales.jugar y a divertirse mucho. Wilma habíaaprendido que con la imaginación se Kalasnikof: Que va hombre! Eso sonpodían hacer mayores juntas y pasarlo habladurías de viejos, no creo que sea tangenial. Caminaban sobre las nubes, bruja como cuentan.paseaban por bosques encantados,encontraban por el camino casas hechas Dimitri: pues no voy a hacer el examen!de chuches. Wilma ya no sentía sola los Kalasnikof: Pues yo sí!días de lluvia, pues Rebeca siempre veniapara jugar. Los años pasaron y un día Cuando los dos jóvenes estaban delante de laRebeca le dijo a Wilma que ya no la puerta, dispuestos a entrar, Dimitri intentónecesitaba, que Rebeca tenía que irse a convencerlo por última vez, pero todos susjugar con otros niños que estaban solos, intentos fueron en vano, Kalasnikof entró yWilma ya se hacía mayor. en cuanto cerró la puerta, desapareció y lo único que encontraron de aquel día fueronClaro que en ese momento, Wilma se unos zapatos tirados en la acera.puso triste, pero entendió que otrosniños necesitaban a Rebeca, decidieronhacer juntas el último juego, sedivirtieron más que nunca en la lluvia. P.D. Dimitri soy Kalasnikof , la señoritaHasta que llegó el momento de la Rotenmeir y yo estamos en Cuba, la señoritadespedida de las dos amigas. es una buena mujer. A ver si me puedes
  • mandar los zapatos que dejé en la calle y me decidieron examinar la casa, asustados y sinrobaste!!! soltarse. Todo parecía normal, hasta que las puertas empezaron a batirse, los cristales seUn saludo. rompían, todos gritando, decidieronKalasnikof. esconderse por separado, cada uno en una habitación o rincón. Se hizo el silencio. Ninguno se atrevía a salir, hasta que Sandra llamó a sus amigos, todos acudieron menos Sofía, desesperados la buscaron, pero solo escuchaban una siniestra voz que susurraba: Maldaad! Alguien se les aparecía ante ellos, era como un reflejo pálido y borroso, salieron corriendo al jardín de la mansión y se volvieron a quedar perplejos mirándola. Hoy hace tres años de la desaparición de los cuatro niños desde aquella vez nadie se 9 atreve ni a mirar la mansión.Lo que os voy a contar sucedió hace ya más Unos dicen que siguen dentro, otros que suso menos tres años; es una historia aterradora almas están atrapadas….y triste y a día de hoy mucha gente no se la Pero lo único que quedó de aquel día fueroncree, pero yo sé que es cierta. unos zapatos tirados en la acera.Fue una tarde de verano, exactamente el 13de Julio de 2009.Como todos los días Sofía y Sandra,quedaban para bajar al parque con Pedro yNico. Una vez allí siempre era la mismarutina, futbol, escondite y sentarse a comerpipas.Pero ese día fue distinto. Sofía tenía que ir ahacer un recado y pidió a sus amigos que laacompañaran. Por el camino pasaron por lagran mansión abandonada; era preciosa peroal mismo tiempo espeluznante, narra laleyenda que fue un gran cementerio y quelas almas de los espíritus le arrebataron lavida a la familia que en ella vivía. Se diceque fue porque eran personas malas ycodiciosas. Desde la desaparición tanrepentina de la familia, se dice que si entraen la casa alguien con maldad, no sale.Los cuatro niños se quedaron frente a la casasin parpadear, algo raro les ocurría porquesu deseo solo era entrar; una vez dentro
  • 10 11Antón era un mozo moi tranquilo, a súa EL DIA DE MI CUMPLEAÑOSrutina diaria consistía en: espertar as sete damañá, facer o seu aseo diario e almorzar no El 16 de Junio fue un día que nunca olvidaré,bar que se atopaba debaixo da súa casa; fue cuando cumplí los 18 años, y ese díadespois se dirixía a paso apurado ás clases de significaba mucho para mí.bacharelato que cursaba pola mañá nun Ese día comenzó con buen pié, comí con miinstituto da pequena vila onde nacera facía madre, mi hermano y mi novio y todosdezaoito anos. As doce remataba as clases e juntos me regalaron una tarta enorme conse dirixía tamén a paso apurado ao seu chollo velas, después del postre mas regalitos queno taller mecánico que se atopaba na abrir y por la tarde a la playa con misestrada nacional cincocentos trinta e catro amigos, Dany y Lorena y como no, con mida vila; alí traballaba areo nos coches novio, Iván.utilitarios que tanto lle gustaban; aquilo dedesmontalos, era como un xogo moi Después de una tarde de playa con helado ydivertido par el, sempre soubo que a champán incluido, decidimos marcharnos amecánica dos automóbiles era a súa gran casa para ponernos guapos e irnos a cenar apaixón, as tres da tardiña remataba o chollo un restaurante.e volvía a súa casa camiñando, onde oesperaban os seus pais, comían os tres xuntos Cuando llegamos al restaurante en ele sempre remataban cunha cunca de rico parking yo salí del coche para meter el bolsocafé feito pola súa nai. en el maletero y cuando abrí la puerta salieron unos globos volando y dentro había“O café mais rico do mundo” adoitaba dicir o una caja roja, yo toda emocionada la abrí yseu pai. dentro había un vestido, unos zapatos y una rosa roja; yo cogí mis zapatos y me los quitéAquela mañá, Antón espertou igual que y me puse los nuevos que me quedabansempre ás sete da mañanciña, aseouse e superchulos puestos, nos fuimos a cenar y albaixou ó bar. terminar con el postre, mi novio me regalóO sair co paso apurado, pois chegaba tarde á una pulsera muy bonita y luego de eso,clase, mentres camiñaba pola beirarrúa , un decidimos marcharnos de fiesta por elautomóbil que el mesmo preparara, tocoulle Arenal y tomamos unas cuantaso claxon para saudalo, o condutor consumiciones y de tanto celebrar y brindar,despistouse e deulle un volantaz0 moi al final terminamos los cuatro bailandobrusco, que fixo que o automóbil subise á encima de un banco y tal borrachera quebeirarrúa. llevaba que lo único que quedó de aquel día fueron unos zapatos tirados en la acera.O único que quedou daquel dia foron unszapatos tirados na beirarrúa.
  • 12 EL BAUTIZO DE MI HERMANA 13Era sábado, estábamos todos nerviosos, había “Lo único que quedo de aquel dia, fueronllegado el día. Mi padre, José, salió al garaje a unos zapatos tirados en la acera”. Había unbuscar el coche. Mientras, mi madre, Ana y hombre todo de negro y un niño. El niñomis hermanos, María e Isabel (la que había encontrado los zapatos tirados en labautizaban) nos quedamos en casa con los acera, al lado del cine. Acababa de salir delúltimos retoques. Mis tíos Fran, Pedro, Laura cine con su padre y en ese momentoy Paula habían quedado en llegar a nuestra empezaba a llover, el niño vio al hombrecasa a las 11:30 para salir todos juntos hacia la todo de negro y le preguntó si los zapatosIglesia… Mi padre tocaba el claxon desde la tirados en la acera eran suyos, y el hombre lecalle, mis tíos ya estaban en el portal, contestó que no, que eran de una personaestábamos todos listos para la ceremonia!!! que había pasado por allí y los dejó tirados en la acera. El padre del niño le dijo que losTardamos casi media hora en llegar a la había tirado a la basura que estaba al lado delIglesia, donde vimos a un centenar de cine y que los zapatos ya no estaban en lapersonas, todas vestidas de gala, esperando basura, estaban tirados en la acera, el padrepara saludarnos; cuando decidimos bajar del del niño no entendía porque los zapatos quecoche y agradecer a la gente su espera sale había tirados en la basura volvían a estar otrael sacerdote y nos anuncia que la misa vez tirados en la acera tirados si esa nocheempezaba en cinco minutos… no había nadie fuera.Entramos, nos colocamos en nuestros sitios, El padre del niño volvió a lado del cine conanteriormente repartidos y de pronto…… el hombre y los zapatos no aparecían, soloFALTABAN LOS PADRINOS!!! aparecían tirados en la acera solo por laNo cogían el móvil, no estaban en casa.. noche, el niño le había dicho que eranNadie sabía su paradero… zapatos de niño que estaba desaparecido y el hombre de todo de negro le dijo al padre delMedia hora después de tanto nerviosismo y niño que el niño le había encontradodesesperación , aparecen!!!. muerto y el niño dijo que ya no volvieran a aparecer mas. Después que encontraron elNos contaron que se había quedado el coche cuerpo del niño, el hombre de negro volviósin gasolina en medio de un descampado… al lado del cine y no aparecieron más losEl sacerdote después de haberle contado lo zapatos del niño desaparecido.sucedido, aceptó celebrar la misa. Cuandome quise dar cuenta ya estábamos todos enel convite celebrando el acontecimiento,música, bailes, comida, bebida, regalos… Elpadrino, Oscar, de tanta alegría de serpadrino llevaba una “trompa” que no podíacon él; tan contento estaba que una vezacabada la celebración decidió alargarlasaliendo con mis tíos Juan y Pedro hasta lastantas de la madrugada; al día siguiente mecontaba que lo único que quedo de aqueldia, fueron unos zapatos tirados en la acera”
  • 14 quedo de aquel día, fueron unos zapatos tirados en la acera… SENSACIONES“Lo único que quedo de aquel dia, fueronunos zapatos tirados en la acera….Así se sintió aquel fatídico día del mesfrio y pálido de diciembre..El comienzo en aquella cafetería cuandosus miradas se cruzaron por un instantey sintieron que en ese momento eltiempo se detenía.Era un hombre serio, de esas personas alas que ves y te cuesta pedirles la hora;su rostro reflejaba la nada, acostumbradoa su soledad desde hacía años, y sin elvalor suficiente como para regalarle unasonrisa o un gesto de interés por suparte.Así día tras día, el iba a la misma hora yse sentaba en el mismo sitio, esperandovolver a verla, ver a la persona que enuna ocasión y sin mediar palabraconsiguió despertar en él un sentimientode deseo.Una tarde, cuando el frio helaba lascalles y tomándose su particular té,decidió preguntar al camarero si sabíaalgo de la mujer que hacía días atrásentro en la cafetería; iba en silla deruedas y tenía la mirada más dulce quehabía visto nunca..El camarero bajó la mirada, le puso lamano en el hombro y dijo: amigo mío…..Ella no volverá!Se dio cuenta de que había perdido unaoportunidad única, que las sensacionesque vivió ese día, la ilusión que su almareflejaba durante esos días que esperabaverla, ya no volverían, ella estabaenferma y él no sabía nada. Así de algunaforma y metafóricamente, lo único que
  • 15 Un buen día cuando llegué a casa de trabajar, ella estaba haciendo las maletas,Sé que las palabras se las lleva el viento sin mediar palabra, bajó las escaleras,y que las promesas son acciones que no cruzó la calle y se marchó.se van a cumplir; os voy a contar lahistoria más triste que puede albergar Mientras a mi lo único que me queda deun corazón roto, os voy a contar mi aquel día fueron unos zapatos tirados enhistoria. la acera.Para dicha historia, me tendré quepresentar, mi nombre es Sara y soy unapequeña soñadora de veinte años; mihistoria comienza en un pequeñopueblecito de Vigo donde yo vivo.Mi historia es la siguiente.Todo comenzó en marzo del pasado año,por un chat que encontré por Internet,localicé a una chica llamada Marga queno vivía muy lejos de mi lugar deresidencia, solo hizo falta un par de díashablando con ella para llegar a quedar yconocerla personalmente. Recuerdo esedia como si fuera ayer, quedamos en unparque no muy lejos de donde vivo,cuando yo llegué ella ya estaba allí,sentada en un banco de piedra frente alestanque.No podía creerlo, por fin la iba aconocer personalmente, en cuanto lleguéa su lado le di dos besos y nosenfrascamos en una conversación en lacual las horas se pasaron volando, no fueel único día que quedamos. Transcurridoun tiempo, cada vez que la miraba sentíacosas extrañas, poco a poco me di cuentade que sentía “amor” por ella.Un día, muy valiente yo, cogí y se lo dije,ella se quedó sorprendida y me dijo:“Sara, no eres la única que siente cosas”.Yo me quedé sorprendida y lo único quehice en ese momento fue besarla.No tardamos mucho en irnos a vivirjuntas y así estuvimos durante untiempo.
  • 16 la niña, su querida Noa, ha desaparecido en el dia que sería el más feliz de su AQUEL VERANO DE 2007 vida!!!. Ya es de madrugada y no habíaMe llamo Sandra, el verano de 2007 lo noticias, lo único que queda de aquel díarecuerdo como una fecha emocionante y fueron unos zapatos tirados en la acera.a la vez nostálgica.Allí empezó todo el 16 de Julio, era un díafantástico de pleno verano, apenas semovían las hojas que se posaban en losárboles pues no había viento alguno,resplandecía un cielo azul; aquella tardese casaban en Castrelos (Vigo) mis tíosJose y Lucia a las seis de la tarde juntocon toda la familia y su preciosa niña,Noa, de cuatro años, con la energía decomerse el mundo, incluso con unasonrisa capaz de irradiar felicidad ametros, luego el convite seria en unalucinante hotel de Baiona al amparo delmar hasta la madrugada.Tic tac, tic tac ….las horas pasabandeprisa, ya todos los invitados estaban enla entrada de la iglesia, el novio ya se vellegar al fondo del portal, alegría yfelicidad de toda aquella gente, despuésde media hora y de hacerse de rogar, lanovia con el pelo recogido en un moño,un vestido blanco con una inmensa colaque arrastraba radiante.Todos los detalles a punto, lo noviosentran, toda la gente estaba sentada,viendo emocionada el casamiento, apunto de ponerse los anillos en esemomento donde a todos se nos pone losnervios a flor de piel, sucede lo nuncapensado.La abuela de Noa, dice que ha perdidode vista por un minuto a la niña; lospadres se escandalizan junto con el restode los invitados.Buscan y rondan cada lugar de aquelinmenso manto verde, las horas pasan yla noche llega sin darse cuenta, como unpeso inmenso, el mundo se le cae encima:
  • 17 18Después de muchos años dos amigos se Erase una vez, una pareja muyreencuentran en el parque en el que enamorada, que tenían bastantescuando eran niños jugaban, se peleaban, problemas en ponerse de acuerdo.empezaron a fumar y a beber, y eso todoque hacen los adolescentes. Un dia Juan el novio de Ana, decidió pedirle ayuda a un psicólogo debido aEn cuanto se vieron la alegría en sus los problemas que tenían.caras era impresionante. Los dosempezaron a hablar de todo lo que Pasado un tiempo, Ana se enteró de lohabían hecho durante esos años que sucedido y decide llamarlo, estehabían estado sin verse, las fiestas que asombrado por la llamada le contestahabían tenido, lo mal que lo llevaban con muy nervioso a la vez que perplejo.sus empleos, aunque ninguno de los dos Juan le explica el motivo por el que pidióse puede quejar. Uno es el jefe de una ayuda. Ana no está de acuerdo y lo deja.empresa de transporte, que se dedica atransportar tabaco por toda Galicia, y el De ahí a un tiempo, Juan que estaba muyotro es encargado en una sucursal de la pillado, se da cuenta de que sin ella noCaixa. puede vivir y toma la decisión de contactar con ella.Cuando ya llevan dos horas juntoshablando, se quedan viendo fijamente y Ana que era muy orgullosa, se da cuentase preguntan que habría sido de su otro que están hechos el uno para el otro yamigo que cuando eran pequeños eran quedan en un restaurante cercano paratres y no dos y se pusieron a preguntar hacer las paces.por la zona y nadie se acordaba de quienera, cuando se encontraron con un El feliz por la respuesta le compra unosviejecito que les dijo” lo único que zapatos de tacón. Decide esperarla en laquedó de aquel dia fueron unos zapatos entrada con el regalo y ella asombradatirados en la acera”. pro la calidad de los zapatos, los rechaza furiosa. Lo único que queda de aquel dia fueron unos zapatos tirados en la acera.
  • 19 20En un día helado de invierno, por la Un anciano en Celanovamañana, un joven periodista va a sutrabajo. Alrededor de 1936 en un pueblo llamado Celanova, con pocos habitantes enComo cada día coge su coche para aquellos tiempos, vivía en una casa unadesplazarse hasta la editorial donde familia humilde compuesta por untrabaja, allí la esperaba su jefe, que le matrimonio y dos hijos. La casa eraestaba esperando para que rápidamente pequeña pero acogedora, a la madrefuese a cubrir una noticia, se trataba de llamada Rocío le gustaba tenerla limpiaun accidente en el que habían y arreglada. El padre, Pepe, trabajaba enatropellado a un peatón. un pequeño puesto de frutas.Pronto el joven periodista llegó al lugar En esa casa vivían Lucia y Carlos quede los hechos, en una calle muy eran mellizos y pasaban todo el diatransitada de Barcelona en la zona del jugando. Una mañana Rocío mando a suPuerto Marítimo. Una furgoneta de hijo Carlos a que fuera a por leña alreparto urgente no pudo esquivar al bosque. Mientras caminaba fue jugandopeatón que se disponía a cruzar la calle. y cantando mientras cogían ramas, peroEl peatón salió de repente sin previo de pronto vio como si algo se movieraaviso entre los coches que estaban entonces se dio media vuelta y seaparcados. Hasta allí acudieron dos encontró de improvisto a un hombre yaambulancias, atestados y una patrulla de anciano que lo miraba fijamente.policía para dirigir el tráfico. En elaccidente, la persona atropellada era una Carlos le preguntó quién era porquepersona mayor que salió herida leve, con nunca le había visto por aquellos lugares,una pierna rota y un golpe en el hombro. el viejo le contestó que estaba de paso. Se despidieron y cada uno cogió por unLo único que quedó de aquel día fueron camino.unos zapatos tirados en la acera. Carlos volvió a su casa junto a su madre y su hermana, Lucia, y les contó lo que sucedido. Rocío le dijo a Carlos y a su hermana que no fueran más al bosque solos. Se pusieron a jugar y llegó su padre al que contaron lo ocurrido. El les dijo que ese hombre venía a Celanova cada mucho tiempo. Pasaron muchos días y los niños no iban al bosque por miedo a ver a esa persona desconocida. Entonces decidieron ir a jugar a la plaza de Celanova para no aburrirse en casa. Mientras jugaban, Carlos vio como un anciano no daba subido por las escaleras que daban a las terrazas para tomar el té, entonces le fue a ayudar y se dio cuenta de que era el anciano, le ayudó y este le dio las “gracias”. Carlos fue corriendo junto a su hermana, Lucia, a decirle
  • quien era el anciano. Lucia al ver a su 21hermano asustado decidió ir a hablar conél. Pero el anciano nada mas acercase le En una noche invernal, Carolina, una niñadijo que se fueran rápido para su casa de no más de 10 años, hija menor de unaporque iba a pasar una cosa horrible. familia de siete hermanos, muy humildes y pobres todos, vendía por lasLucía le preguntó porque decía eso y él calles cerillas que duraban lo justo paracontestó que siempre que venía pasaban alumbrar cinco segundos.cosas raras. Carolina tenía mucho fío, vestía haraposAl dia siguiente apareció en periódico remendados, y por calzado unos zapatosque había desaparecido todo el mundo dos tallas más grandes, atados con lazosde Celanova, y que lo único que quedaba que había encontrado.de aquel día fueron unos zapatos tiradosen la acera. Fue una noche dura, ya que por la calle, con el frio y la nieve, no pasaban transeúntes y ella muy preocupada ya que no podía regresar a su casa hasta vender todos los paquetes. La noche se hacía cada vez más oscura y sus manos se entumecían, no aguantaba la tentación de encenderlas una por una para sentir un poco de calor. No se dio cuenta y al cabo de una hora cuando fue a encender la siguiente cerilla, cuál fue su disgusto al encontrarse con una sola y triste cabeza roja de palo largo. Asustada por la reprimenda que le esperaba pidió un deseo mientras veía saltar las chispas con sus ojos encharcados en lágrimas. No llores pequeña- le dijo con una voz suave una dama muy elegante, que sacando su pañuelo impoluto de la manga, le secó sus lágrimas congeladas. Carolina le contó su preocupación y la dama con una sonrisa cálida le contestó- por esa razón estoy aquí, para hacer realidad tu petición, no te preocupes más, tengo la solución. Abrió su manto y la cubrió, cuando la luz de la cerilla se apagó, lo único que quedó de aquel día fueron unos zapatos tirados en el borde de la acera.
  • …..lo único que quedó deaquel día fueron unoszapatos tirados en la acera. POR BIBIANA, IVÁN, MARÍA, FERNANDO, KEVIN. VICTOR, MARCIELLE, HUGO, MARIA C., BUENAVENTURA, PAMELA, AROA, JESSICA, FABIAN ISABEL, IVAN V., CAMILO & ANAHIFOTOS: • Originales • PERTINI • http://www.tus-zapatos.com/calzado/con- • plataforma/. Zapatos de ensueño (H&M) PROFE: TERESA COMUNICACIÓN CUARTO EPA BERBÉS.