• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Reflex epistem 2013
 

Reflex epistem 2013

on

  • 291 views

Reflexión epistemologica

Reflexión epistemologica

Statistics

Views

Total Views
291
Views on SlideShare
290
Embed Views
1

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 1

http://comtecunlz.wordpress.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Reflex epistem 2013 Reflex epistem 2013 Presentation Transcript

    • Hacia una reflexi√≥n epistemol√≥gica en la relaci√≥n entre el hombre y las Tecnolog√≠as MAESTR√ćA EN GESTI√ďN DE LAS COMUNICACIONES Comunicaci√≥n y tecnolog√≠a- 2013 Rub√©n Canella
    • ‚ÄĘ ¬ŅQu√© entendemos por reflexi√≥n epistemol√≥gica? La epistemolog√≠a de sujeto cognocente , es la posici√≥n del investigador y su contexto ideol√≥gico, social, y marco institucional, en relaci√≥n a su marco te√≥rico, que a su vez est√° vinculado con un paradigma dominante.
    • ‚ÄúEntiendo, por tanto, que no es posible plantearse una √ļnica y sola epistemolog√≠a para todas las disciplinas cient√≠ficas ni, a√ļn, para una misma y determinada disciplina. La reflexi√≥n epistemol√≥gica es la que nos permite elucidar los distintos paradigmas que dan diferentes respuestas a los interrogantes que se plantea la epistemolog√≠a‚ÄĚ de ‚ÄúLos fundamentos ontol√≥gicos y epistemol√≥gicos de la investigaci√≥n cualitativa‚ÄĚ Irene Vasilachis de Gialdino
    • ‚ÄĘ Como resultado de la reflexi√≥n epistemol√≥gica realizada respecto de las ciencias sociales, en general, y de la sociolog√≠a, en particular, concluyo en que tres son los paradigmas que coexisten con m√°s fuerza en la actualidad, dos de ellos consolidados: ‚ÄĘ el materialista-hist√≥rico ‚ÄĘ el positivista, ‚ÄĘ y el interpretativo (cualitativo). Vasilachis de Gialdino
    • Reflexi√≥n epistemol√≥gica: ‚ĶComienzo indicando el recorrido que me conduce desde la Epistemolog√≠a del Sujeto Cognoscente a la Epistemolog√≠a del Sujeto Conocido a la que postulo como una nueva y no excluyente forma de conocer. Vasilachis de Gialdino
    • Problemas que surgen de la relaci√≥n entre el hombre y las tecnolog√≠as Tecnof√≥bicos Vs. Tecnof√≠licos
    • Para salvar este reduccionismo Proponemos una primera toma de posici√≥n para este an√°lisis: ‚ÄĘ Observar la relaci√≥n del hombre con las nuevas tecnolog√≠as de la comunicaci√≥n y la informaci√≥n ‚ÄĘ Entendernos como productores de comunicaci√≥n: comunicadores digitales que producen objetos-mensaje para otros hombres
    • ‚ÄĘ Todas las civilizaciones humanas siempre han atribuido un valor al saber, al menos a un cierto saber -es el saber m√°gico o el saber sagrado, el saber del poder, no el saber de la intelecci√≥n.‚ÄĚ Koyr√©, Alexandre Pensar la Ciencia pp. 97
    • Carl Mitchan en ‚ÄúTres formas de ser con la tecnolog√≠a‚ÄĚ resume tres actitudes hist√≥ricas del hombre respecto de la tecnolog√≠a.
    • ‚ÄĘ 1) El escepticismo antiguo (toda tecnolog√≠a es sospechosa) ‚ÄĘ 2) El optimismo ilustrado (promociona a la tecnolog√≠a como la quinta esencia del progreso y el conocimiento) ‚ÄĘ 3) El desasosiego rom√°ntico (que promueve una actitud ambigua. Por un lado es un aspecto de la creatividad humana, por otro termina debilitando los lazos de afecto social)
    • En el desarrollo hist√≥rico desde Arist√≥teles hasta Galileo, se produce una cultura aristocr√°tica. Se√Īalamos dos causas que separan un paradigma de otro: la relaci√≥n de la ciencia con ‚ÄĘ a) La t√©cnica. ‚ÄĘ b) La riqueza.
    • ‚ÄĘ ‚ÄúLos griegos al mismo t√©rmino que significa artesano, lo convierten en despreciable y se aplica a todas las t√©cnicas, todo lo que es artesanal o manual comporta verg√ľenza y deforma el alma al mismo tiempo que al cuerpo‚Ķ
    • ‚Ķ porque el ejercicio de un oficio determinado entorpece e impide su desarrollo armonioso, el alma por que la industria tiene como meta ‚Äúsatisfacer lo que hay de inferior en el hombre, el deseo de riqueza...‚ÄĚ Koyr√© pp. 90 Pensar la Ciencia
    • Descartes se√Īalaba dos diferencias entre hombre y m√°quina : ‚ÄĘ 1-No tienen respuesta (Feed Back), no pueden modificar sus frases. ‚ÄĘ 2-No tienen raz√≥n generalizada (instrumento universal que puede ser utilizado en toda suerte de situaciones).
    • Pasando por las heridas al narcisismo de la humanidad, presentadas por Freud ‚ÄĘ Cop√©rnico, la tierra no es el centro del universo. ‚ÄĘ Darwin, el hombre evoluciona de seres inferiores. ‚ÄĘ Freud, la raz√≥n no es todo existe el inconsciente y se ordena en otra l√≥gica. Sigmund Freud. Fragmento de 18¬™ conferencia. La fijaci√≥n al trauma, lo inconsciente. Conferencias de introducci√≥n al psicoan√°lisis. 1916 - 1917 Obras completas, Tomo XVI.
    • Bruce Mazlish (1967), en ‚Äúla cuarta discontinuidad‚ÄĚ, publicado en ‚ÄúTechnology and Culture‚ÄĚ vol 8 n√ļmero 1, pp 1 a 15. MAZLISH, Bruce. La cuarta discontinuidad : la coevoluci√≥n de hombres y m√°quinas. Madrid: Alianza, 1995 una cuarta ‚Äúherida narcisista‚ÄĚ la continuidad /discontinuidad hombre / m√°quina. El hombre como creador de tecnolog√≠a y que a su vez comienza a desarrollar su propia evoluci√≥n: el desarrollo de la tecnolog√≠a se separa de la voluntad del hombre.
    • Los nuevos objetos del desarrollo cient√≠fico tecnol√≥gico ‚ÄĘ la inteligencia artificial ‚ÄĘ la rob√≥tica dise√Īada para auto asistirse ‚ÄĘ realidad virtual ‚ÄĘ las redes digitales
    • ‚ÄĘ reproducci√≥n invitro ‚ÄĘ clonaci√≥n ‚ÄĘ trasplantes de √≥rganos ‚ÄĘ microcirug√≠as de inclusi√≥n de artefactos Cambios en el concepto que el hombre viene creando de s√≠ a lo largo de la historia del pensamiento de Occidente.
    • Desde la narrativa universal: Frankenstein, de Mary Shelly, (1818) Considerada el principio de la ciencia ficci√≥n. ¬ŅC√≥mo ha evolucionado la idea del Monstruo de Frankenstein, en las distintas propuestas cinematogr√°ficas, a lo largo de la historia del cine?
    • De Frankenstein a Robocop ¬ŅQu√© valores sociales se reflejan en la narrativa de occidente?
    • ¬ŅQu√© espacio contempla hoy la donaci√≥n de √≥rganos para ser reciclados para otros seres humanos, llevando el criterio utilitario a l√≠mites antes ni planteados en el campo de la √©tica?
    • Un nuevo sistema de saber/ poder en su desarrollo, va rompiendo determinadas ideas de lo que el hombre es en el paradigma anterior
    • ‚ÄĘ la tierra es el centro del universo ‚ÄĘ el hombre es el rey de la creaci√≥n. ‚ÄĘ la raz√≥n es la diferenciaci√≥n entre el hombre y los animales. ‚ÄĘ el hombre se diferencia de las m√°quinas que son su producto /artefactos. ‚ÄĘ el hombre es un ser libre, y tiene derechos inalienables como su vida privada.
    • CTS Ciencia Tecnolog√≠a Sociedad ‚ÄúDurante la Edad Media (...) la ciencia y la tecnolog√≠a se concibieron como empresas b√°sicamente separadas, sujetas a una gu√≠a externa a ellas (...) Consisti√≥ en un cambio de la pol√≠tica a la religi√≥n, del Estado a la iglesia (...) Y el consenso cultural‚Ķmanten√≠a que ni la ciencia ni la tecnolog√≠a pod√≠an estar situadas con independencia de cualquier tipo de direcci√≥n sociocultural. Mitchan pp96 (remite al ppio.de los 70).
    • CTS- (...) El acercamiento moderno a las relaciones entre ciencia, tecnolog√≠a y sociedad supone una gran ruptura en la historia de Occidente surgiendo dos proposiciones:
    • Primera: la ciencia y la tecnolog√≠a deben caminar conjuntamente y debe favorecerse su influencia. Segunda: la ciencia y la tecnolog√≠a deben liberarse del control religioso y pol√≠tico. Esto es, la recientemente unida ciencia-tecnolog√≠a, o lo que hoy en d√≠a se llama ‚Äútecnociencia‚ÄĚ, debe tener su autonom√≠a cultural.‚ÄĚ Mitchan p. 11.
    • Raymond Kurzweil es autor de ‚ÄúLa era de las m√°quinas espirituales‚ÄĚ
    • Raymond Kurzweil ‚ÄúUna vez aparecida la computaci√≥n, estamos en la √ļltima fase de la evoluci√≥n exponencial de la tecnolog√≠a en ese planeta. (...) As√≠, pues, la tecnolog√≠a computacional super√≥ inevitablemente y r√°pidamente a la especie que la invent√≥. (...)
    • El inevitable paso siguiente es una fusi√≥n de la especie que inventa la tecnolog√≠a y la tecnolog√≠a computacional cuya creaci√≥n ella misma inicia. (...) Todo tipo de problemas pr√°cticos y √©ticos retrasan el proceso, pero no se puede detenerlo. La ley de la aceleraci√≥n de los resultados predice una fusi√≥n completa de la especie con la tecnolog√≠a que originalmente cre√≥.‚ÄĚ Pp 336
    • ¬ŅCu√°l es el argumento √©tico que se pueda colocar para justificar que ‚Äúesto es por y para el bien de la humanidad‚ÄĚ en la etapa de evoluci√≥n de los robots‚ÄĚ?
    • ‚Äúcomo ya he se√Īalado, hab√≠a en la pr√°ctica otras especies y sub especies humanoides capaces de innovaci√≥n, pero el nicho parece que s√≥lo ha tolerado la supervivencia de un competidor. Pero en el siglo XXI tendremos la compa√Ī√≠a de nuestras m√°quinas, que se nos unir√°n en este nicho exclusivo‚ÄĚ Ray Kurzweil
    • ‚ÄĘ Los robots sexuales ‚Äďsexbots- se har√°n populares a comienzos de la tercera d√©cada del nuevo siglo‚Ķ cuando los robots adquieran la flexibilidad, la inteligencia, la adaptabilidad y la pasi√≥n de sus creadores humanos. (...) No habr√° restricciones corporales, puesto que tanto nosotros como nuestros compa√Īeros podremos adoptar cualquier forma f√≠sica virtual.
    • ‚ÄĘ Ser√°n posibles muchos tipos nuevos de experiencias: un hombre puede experimentar qu√© es ser mujer y viceversa. En realidad no hay ninguna raz√≥n para no ser ambas cosas al mismo tiempo y convertir nuestras fantas√≠as solitarias en realidad, o al menos en realidad virtual.‚ÄĚ Kurzweil, pp 209 /210.
    • Algunas ideas desarrolladas en la obra: ‚ÄĘ los grupos de tecnolog√≠a avanzada han dominado siempre. ‚ÄĘ Las m√°quinas inteligentes y m√°s sofisticadas que los hombres, dominar√°n. ‚ÄĘ Los hombres se inyectar√°n tecnolog√≠a de m√°quinas para expandir su capacidad y su poder. ‚ÄĘ Cambiar√° el concepto de todo, especialmente de hombre. Se mezclar√°n con la tecnolog√≠a delegar√°n el trabajo y las decisiones a las m√°quinas.
    • En otra perspectiva Dominque Wolton en su libro ‚ÄúInternet ¬Ņy despu√©s ?‚ÄĚ
    • Dominque Wolton ‚ÄúMi respuesta en este libro es sencilla. Las nuevas tecnolog√≠as de comunicaci√≥n constituyen, efectivamente, una innovaci√≥n tecnol√≥gica; de todas maneras, como la posici√≥n de la comunicaci√≥n en una sociedad no depende s√≥lo de la tecnolog√≠a sino tambi√©n de las dimensiones culturales y sociales, es preciso efectuar la evaluaci√≥n teniendo en cuenta este conjunto de tres caracter√≠sticas.
    • ‚Ķ Una mutaci√≥n cultural y social de la comunicaci√≥n aportar√° quiz√°s ma√Īana otra significaci√≥n a las nuevas tecnolog√≠as, pero todo esto todav√≠a es incierto. Las nuevas tecnolog√≠as no son, de momento, ni la condici√≥n, ni la vanguardia de la comunicaci√≥n del ma√Īana con relaci√≥n al modelo de la sociedad individualista de masas.‚ÄĚ Dominque Wolton
    • Diez puntos r√°pidos pueden resumir las principales conclusiones de este libro. ¬† 1) El objetivo de la comunicaci√≥n no es tecnol√≥gico, sino que concierne a la comprensi√≥n de las relaciones entre los individuos (modelo cultural) y entre √©stos y la sociedad (proyecto social). 2) Hay que apartar la ideolog√≠a tecnol√≥gica que reduce la comunicaci√≥n a la tecnolog√≠a y que construye una falsa jerarqu√≠a entre nuevos y antiguos medios de comunicaci√≥n.
    • 3) Desarrollar los conocimientos para relativizar la ideolog√≠a tecnol√≥gica. 4) Los medios de comunicaci√≥n generalistas y las nuevas tecnolog√≠as son complementarios desde el punto de vista de una teor√≠a de la comunicaci√≥n, ya que refleja el mismo modelo, el de la sociedad individualista de masas.
    • .5) Es preciso recordar sin cesar la importancia de una oferta de calidad por parte de los medios de comunicaci√≥n generalistas. El progreso no se sit√ļa exclusivamente al lado de la l√≥gica de la demanda que se realiza en las nuevas tecnolog√≠as. 6) No hay racionalidad com√ļn a las tres l√≥gicas del emisor, del mensaje y el receptor.
    • 7) La comunicaci√≥n a distancia no sustituir√° la comunicaci√≥n humana directora. 8) Es aconsejable inscribir lo antes posible las novedades tecnol√≥gicas de comunicaci√≥n en la larga historia de las tecnolog√≠as. 9) Es preciso desconfiar de la ‚Äúmulticonexi√≥n‚ÄĚ. 10) Si la comunidad internacional es una realidad en constante construcci√≥n, la mundializaci√≥n de la comunicaci√≥n no sabr√° ser un s√≠mbolo. Wolton. Pp 205/219.
    • En los √ļltimos diez a√Īos los avances en este campo han sido muy importantes, se complementa esta mirada con el material de Manuel Castells y de Edgar Mor√≠n que incluimos en la unidad. Nos preguntamos ¬Ņque se dice hoy? ¬Ņque piensan Uds.?... queda abierto el debate...