• Like

Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

La doble morosidad que afecta a las empresas

  • 15 views
Uploaded on

Las empresas no sólo están pagando las consecuencias de la morosidad bancaria, además están sufriendo los efectos del impago de sus clientes.

Las empresas no sólo están pagando las consecuencias de la morosidad bancaria, además están sufriendo los efectos del impago de sus clientes.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
15
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La doble morosidad que afecta a las empresas Si debes un euro al banco tienes un problema, si debes un millón el problema es del banco. Pero ¿realmente es sólo del banco? Lo cierto es que el problema repercute directamente en empresas y particulares en forma de restricción o endurecimiento de las condiciones de acceso a la financiación. Sin embargo los negocios no sólo están pagando las consecuencias de la morosidad bancaria, además están sufriendo los efectos del impago de sus clientes. En junio de 2011, el 28% de las empresas experimentó un de sus clientes respecto al año anterior, mientras que el 55% vio como los impagos se mantuvieron en niveles similares a los de 2010, según un . Estas cifras resultan escalofriantes si consideramos que ya el año pasado este mismo estudio revelaba que el 60% de las empresas habían sufrido un incremento del número de impagos, por lo que el efecto acumulado se ve seriamente acrecentado. Independientemente de la situación económica, En 2011 el plazo medio de pago en España (106 días) volvió a aumentar, duplicando el de la media europea (53), lo que pone de manifiesto la ineficacia de la Ley de Morosidad que entró en vigor el pasado año con el objetivo de ver reducido, para el año 2013, el plazo máximo de pago a , cifras muy alejadas de los 157 y los 99 días que tardan en pagar actualmente administraciones y empresas respectivamente. aumento de la morosidad estudio elaborado recientemente por Grant Thornton la morosidad en España se ha convertido en un problema estructural. 30 días en caso de la administración pública y 60 en el de las empresas privadas Por lo tanto las empresas no sólo han visto como el grifo de la financiación se les cerraba sino que además han tenido que soportar el impago de unos productos o servicios que han sido prestados, incurriendo en los costes que esto conlleva y dejando la tesorería en serias dificultades. Las organizaciones pueden adoptar diferentes medidas que les permita protegerse ante posibles impagos y retrasos en el cobro de sus facturas. En la tabla inferior se muestran algunas de las más empleadas por las empresas españolas, según analiza el estudio de Grant Thornton: Antes de poner en práctica éstas u otras medidas para hacer frente a la morosidad, es necesario que las empresas sean conscientes de que desde el punto de vista estratégico y de costes para el negocio y que, dependiendo de sus características, habrá que adoptar diferentes métodos para conseguir el cobro de las facturas. No es lo mismo reclamar el pago de una pequeña cantidad que de otra mayor, de una pequeña empresa o de una multinacional, o de un cliente local u otro con base en el extranjero. En esta tarea es fundamental contar con una organización eficiente, donde y los procesos de la gestión comercial se encuentren correctamente definidos. Pero, sin duda, la mejor medida que pueden adoptar las empresas para hacer frente a la morosidad es la de poner en práctica , empezando ellas mismas por cumplir con los periodos de pago de sus proveedores y no todos los clientes morosos son iguales la responsabilidad de hacer el seguimiento de los cobros esté claramente asignada comportamientos socialmente responsables no hacer suyo el dicho de mal cobrador, mal pagador. Teresa Herrero Arahuetes Gerente Comunicación y Marketing Noviembre 2012 Siempre A veces Nunca Asignar responsables internos que agilicen la de gestión de cobros 65% 11% 24% Análisis de riesgo de los clientes 58% 24% 18% Seguros de crédito 40% 22% 38% Recuperar el IVA de facturas no cobradas 39% 26% 35% Cobrar al contado 31% 38% 31% Aplicar intereses de demora y costes administrativos 25% 35% 40% Cobrar todo o parte por adelantado 20% 45% 35% Demandas por impago ante el juzgado 18% 44% 38% Externalizar la gestión de cobros y morosos 12% 20% 68% Facturar más veces por menos cuantía 9% 28% 60% Fuente: Grant Thornton, IBR 2011, 2º trimestre