Lectio divina 03 tiempo de cuaresma y pascua

5,635 views

Published on

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,635
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
235
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lectio divina 03 tiempo de cuaresma y pascua

  1. 1. lectio divinapara cada día del año Tiempo de Cuaresma y Triduo Pascual vskvt SfTs rhr riArn
  2. 2. Lectio divina GIORGIO ZEVINI y PIER GIORDANO CABRA (eds.) para cada día del año Plan general de la colección LECTIO DIVINA PARA CADA DÍA DEL AÑO*1. Adviento*2. Navidad*3. Cuaresma y Triduo pascual*4. Pascua [•"erial - Tiempo Ordinario - año par (sem. 1-8) Ferial - Tiempo Ordinario - arto par (sem. 9-17) volumen 3 Ferial - Tiempo Ordinario - año par (sem. 18-25) Ferial - Tiempo Ordinario - año par (sem. 26-34) Ferial - Tiempo Ordinario - año impar (sem. 1-8) Tiempo de cuaresma y Ferial - Tiempo Ordinario - año.impar (sem. 9-17) Ferial - Tiempo Ordinario - año impar (sem. 18-25) Triduo pascual Ferial - Tiempo Ordinario - año impar (sem. 26-34) Domingos - Tiempo Ordinario (A) Domingos - Tiempo Ordinario (B) Domingos - Tiempo Ordinario (C) SEGUNDA EDICIÓN" Publicados. EDITORIAL VERBO DIVINO Avda. de Pamplona, 41 31200 Estella (Navarra) España 2002
  3. 3. En este volumen han colaborado: La liturgia de la Palabra en el Tiempo de cuaresmaPara la lectio divina:ANNA MARIA CÁNOPI y COMUNIDAD DE LA ABADÍA BENEDICTINA MATER ECCLESIAE, ISOLA S. Giuuo.Para la presentación litúrgica de la Palabra:GIANFRANCO VENTURLTraducción:JOSÉ LUIS MONGE GARCÍA. 1. El misterio de la cuaresma en el corazón del hombre actualSiempre que ha sido posible, el texto bíblico se ha tomado de laBiblia de La Casa de la Biblia. Vivimos en un tiempo de grandes cambios, de conti- nuas puestas al día: de personas, instituciones... En esta euforia de cambio, impuesta por el mundo que nos toca vivir, necesitamos un cambio de mayor consistencia que las olas que mueren en la arena; nos referimos al cambio de nosotros mismos, a nuestro modo de sentir, pensar y actuar. Hoy, todo se sucede con rapidez. Parece que todoEditorial Verbo Divino pasa de modo caótico, sin que tengamos la posibilidadAvenida de Pamplona, 41 de darnos cuenta de lo que sucede. Creemos que debe-31200 Estella (Navarra), España mos aclarar, poner orden en nuestra vida. Sentimos laTeléfono: 948 55 65 11Fax: 948 55 45 06 necesidad de un tiempo para "respirar".Internet: http://www.verbodivino.es En estos momentos en que se exalta la libertad, re-E-mail: evd@verbodivino.es sulta que nos vemos atrapados por formas sutiles de es- clavitud; algunos echan mano a liberaciones que resul- tan evasiones momentáneas, huidas, adormecimientos. En muchos sectores aparece una renovación continua, 2 a edición pero no parece que esto ayude a superar esa sensación © 1999 by Editrice Queríniana, Brescia - © Editorial Verbo Divino, profunda de vejez que progresa inexorablemente. Con 2001 - Es propiedad - Printed in Spain - Impresión: GraphyCems, frecuencia escuchamos una frase en nuestras conversa- Villatuerta (Navarra) - Depósito legal: NA. 3.031-2001 ciones: "Estoy agotado, no puedo más". Las vacaciones, ISBN 84-8169-437-1
  4. 4. Tiempo de cuaresma La liturgia de la Palabra 76las fiestas y los fines de semana n o parece que consigan E L LECCIONARIO DOMINICAL Y FESTIVOel efecto deseado. Necesitamos un reposo profundo quebrote de un silencio vivificante. Las relaciones, tanto a Anuncio del itinerario de la historia de lanivel personal como social, se han hecho complicadas, salvación (primeras lecturas A, B, C)conflictivas, falsas, creando profundas dificultades. La cuaresma es ante todo la proclamación del itine-Aspiramos a una mayor claridad y serenidad, a superar rario de nuestra salvación. El cristiano lo cumple reco-el odio, a creer en la fecundidad del perdón, en la ale- rriendo las grandes etapas de la historia de la salvación,gría de la reconciliación, del encuentro; a reunimos proclamadas en las primeras lecturas de cada domingofraternalmente, en el diálogo. Todo esto no son más que (cf. año A, y lo mismo B y C): la creación y caída del pri-las diversas facetas de una necesidad de salvación, pero mer hombre (primer domingo), los patriarcas (segundoel hombre, todos los hombres juntos, ¿es capaz d e domingo), el Éxodo (tercer domingo), el reino de Davidrealizarla? (cuarto domingo), los profetas (quinto domingo). En los Para el cristiano, la cuaresma es un tiempo de verda- diversos anuncios, la Palabra proaiama, más con hechosdero cambio y renovación, tiempo para volver a respirar que con palabras, cómo Dios lleva a cabo su plan dea pleno pulmón, tiempo para poner en orden tantas salvación: llama al hombre a la fe, a la alianza, a la vida, confusiones, para entablar relaciones auténticas, para y hace reposar sobre él su Espíritu.restablecer diálogos rotos, para disfrutar del verdade- La historia de salvación aparece, en una primera sín-ro descanso..., todo para llegar a la salvación. Y esto tesis rápida, el primer domingo del año A: la historia es no se lleva a cabo con un mero querer de la voluntad, como el lugar de la tentación. El primer hombre sucum- ni es fruto de una inteligencia despierta; nace de esa be a la tentación no aceptando la Palabra de Dios ni su decisión que nos pone a la escucha de Dios, de dejarse proyecto (primera lectura); el nuevo Adán, Cristo, vence cambiar por Él, de abandonar nuestros caminos para porque sabe vivir de la Palabra, porque hace suya la vo- caminar por los suyos, de entrar en la dinámica de una luntad del Padre (Evangelio); así, "donde abundó el peca- do, sobreabundó la gracia" (segunda lectura). El hombre historia de salvación. que desee vencer la tentación debe decidir seguir a Jesús, entrar en el desierto, en su ayuno, para vivir de la volun- tad del Padre. Toda la historia aparece como un itinera-2. El misterio de la cuaresma, rio hacia el desierto, una búsqueda del Señor y su pala- proclamado en la liturgia bra vivificante, para entrar en posesión de la "tierra". Una segunda síntesis se proclamará al final de la cua- En la liturgia cuaresmal Dios se hace el encontradizo resma, en la vigilia pascual. Las lecturas parten de lacon nosotros, con nuestras esperanzas, con nuestros primera creación, para pasar, a través de la vocación dedramas, y nos anuncia lo que ha hecho y quiere hacer Abrahán y del pueblo de Israel y a través del anuncio dehoy por nosotros, por nuestra liberación. Domingo a una nueva creación, a la proclamación de la resurrec-domingo, día a día, nos manifiesta su designio y nos ción de Cristo, creación definitiva. La historia de la sal-indica las etapas del itinerario de nuestra salvación. vación, anunciada por diversas etapas a lo largo de la
  5. 5. a Tiempo de cuaresma La liturgia de la Palabra 9% cuaresma, desemboca en la pascua de Cristo. La pascua Juan Bautista, Jesús es aquel que bautiza en agua y Es- es la que da sentido a toda la historia y la recapitula. píritu Santo. La Iglesia en este domingo celebra el pri- Este itinerario histórico-salvífico se desarrolla en los mer escrutinio; durante la semana tiene lugar la entre- diversos ciclos con matices diversos; corresponden, res- ga del símbolo (el Credo). pectivamente, al itinerario bautismal, cristológico-pas- Cuarto domingo: domingo del ciego de nacimiento. En cual, penitencial. el bautismo el hombre es liberado de las tinieblas e ilu- minado (Evangelio); se le capacita para vivir como hijo de la luz (segunda lectura), consagrado con la unción Año A: anuncio del itinerario bautismal real (primera lectura). Se celebra el segundo escrutinio. Quinto domingo: domingo de Lázaro. En el bautismo Las lecturas del año A recogen la tradición antigua el hombre pasa de la muerte a la vida (Evangelio y pri- que acompañaba al catecúmeno en la preparación del mera lectura) y llega a ser capaz de agradar a Dios vi- bautismo: el gran anuncio de lo que Dios hace en el bau- viendo del Espíritu del resucitado (segunda lectura). Se tismo, es la mejor catcquesis bautismal. celebra el tercer escrutinio y durante la semana se en- Primer domingo: domingo de la tentación. Se trata de trega a los catecúmenos la oración del Señor (el Padre una introducción general a este tiempo cuaresmal, con nuestro). vistas a preparar para la lucha que espera al hombre en sus opciones definitivas. En este domingo, la Iglesia, después de escuchar el testimonio de padrinos y cate- Año B: anuncio de la nueva alianza quistas, celebra la elección de los admitidos a los sacra- en el misterio pascual de Cristo mentos pascuales. En los domingos sucesivos les irá presentando el bautismo con las imágenes del agua, de Las lecturas del año B ponen su atención en el tema la luz y de la vida. de la alianza y en el misterio pascual de Cristo. Son una Segundo domingo: domingo de Abrahán y de la trans- invitación a descubrir a Cristo, que en su misterio pas- figuración. El bautismo es el sacramento de la fe y de la cual se ofrece en sacrificio para nuestra salvación, para filiación divina. Con Abrahán, padre de los creyentes, renovar la alianza, para hacerla "nueva y eterna". también el catecúmeno debe partir, salir de su tierra Primer domingo: en el relato de las tentaciones se fija (primera lectura); se entrevé la meta en la transfigura- en la lucha que Jesús afronta con el mal, hasta vencerlo ción de Cristo (Evangelio); el bautizado también será lla- con su muerte y resurrección (Evangelio). Ya tuvo que mado "hijo de Dios". luchar Noé, optando decididamente por Dios; fue salva- Tercer domingo: domingo de la samaritana. Como Is- do y pactó una alianza con el Señor (primera lectura): rael a lo largo del Éxodo, también el catecúmeno busca todo esto constituye un anuncio bautismal (segunda el agua que le salva (primera lectura); Jesús le indica, lectura). como a la samaritana, que tiene un agua capaz de ex- Segundo domingo: el Padre toma la iniciativa. En el tinguir toda sed (Evangelio); esta agua es su mismo Es- misterio de la transfiguración, que revela el misterio de píritu (segunda lectura). Como ya había anunciado la cruz, el Padre proclama a Jesús su Hijo (Evangelio);
  6. 6. 10 Tiempo de cuaresma La liturgia de la Palabra 11no le evita la muerte (segunda lectura) y nos lo entrega, Tercer domingo: Dios envió a Moisés para librar a sucomo Abrahán, que ofreció en sacrificio a Dios a su hijo pueblo (primera lectura). La historia es una "enseñanza"(primera lectura). En los domingos sucesivos, Jesús (segunda lectura) actualizada en Jesús cuando invita amismo revela haber aceptado el designio del Padre para la conversión (Evangelio).convertirse en el templo donde se ofrece el nuevo sacri- Cuarto domingo: acogiendo la invitación a la conver-ficio por nuestra salvación. sión, el hijo que huyó del Padre, vuelve (Evangelio); es Tercer domingo: Jesús crucificado (segunda lectura) Cristo quien lo reconcilia (segunda lectura) y lo acogees, en su cuerpo, el nuevo templo destruido y reedifica- en casa, en la tierra prometida, celebrando como Israeldo (Evangelio); su acontecimiento pascual es sabiduría la pascua (primera lectura).y potencia de Dios (segunda lectura), que lleva a cum- Quinto domingo: quien se conforma a Cristo por laplimiento la antigua Ley (primera lectura). muerte al pecado (segunda lectura), por el perdón Cuarto domingo: la vuelta del destierro (primera lec- (Evangelio), se hace criatura nueva (primera lectura). Atura) y la liberación del pecado (segunda lectura) son la éste se le invita a mantenerse en la novedad de vida:salvación que Cristo exaltado en la cruz, como la ser- "Anda y no peques más" (Evangelio).piente en el desierto, lleva a todos los hombres: su jui-cio es la salvación (Evangelio). EL LECCIONARIO FERIAL Quinto domingo: Jesús, con su obediencia hasta la cruz(segunda lectura), es el grano de trigo; cae en tierra, mue- El leccionario ferial presenta "los diversos temas pro-re y da mucho fruto; es glorificado (Evangelio); en él se pios de las catequesis cuaresmales" (OLM 98) y es muypacta la alianza que libera del pecado (primera lectura). variado. Semana después de ceniza: aparece la invitación a la conversión interior, al ayuno espiritual, a la fraternidad.Año C: anuncio de la reconciliación Primera semana: invitación insistente a la conversión, El tercer ciclo de lecturas cuaresmales es una gran ca- la eficacia de la Palabra, el amor al prójimo.tcquesis de reconciliación, cuyo culmen será la celebra- Segunda semana: el perdón de los pecados, los verda-ción de la pascua. deros valores, el anuncio de la pasión. Primer domingo: el primer paso de la reconciliación Tercera semana: escuchar al Dios único, la curaciónconsiste en reconocer a Dios, como hizo Israel (primera obra de Dios, el perdón de Dios y el perdón recíproco, ellectura) y, sobre todo, Jesús en el desierto (Evangelio); culto espiritual.quien reconozca a Cristo se salvará (segunda lectura). Cuarta semana: la renovación que Dios ejecuta (cielos y Segundo domingo: Jesús transfigurado revela el miste- tierra nuevos, aguas sanadoras, curación del paralítico...),rio que se efectúa en nosotros con la reconciliación la alianza, la incredulidad y tentativas de matar a Jesús.(Evangelio) y al final de los tiempos (segunda lectura); Quinta semana: el perdón del Señor que salva (Susa-en Cristo sacrificado se cumple la antigua alianza (pri- na, la adúltera, la serpiente de bronce, los jóvenes en elmera lectura). horno, Jeremías...), el anuncio de la pasión de Jesús y fi-
  7. 7. 12 Tiempo de cuaresma La liturgia de la Palabra 13guras típicas, la pasión de Jesús para salvar y reunir los con los catecúmenos que se preparan a los sacramentoshijos de Israel dispersos. de la iniciación cristiana, al nuevo estilo de vida marca- Sexta semana o Semana santa: el Siervo doliente de do por el Evangelio. En cuaresma, con sucesivas cele-YHWH. braciones (elección, escrutinios, entregas del Símbolo y de la oración dominical), recorren el tiempo de la puri- En las dos últimas semanas se hace la lectura semi- ficación y de la iluminación, que les lleva a los sacra-continua de Jn 4-11. Se presenta el itinerario o subida mentos pascuales {itinerario bautismal). La Iglesia vivede Jesús a Jerusalén, su autorrevelación como Hijo de el tiempo de renovación como purificación del pecadoDios y la creciente oposición de los judíos hasta su de- con todos los penitentes, que después del bautismo sien-cisión de matarlo. ten la necesidad de reconciliarse con Dios y con los hombres. Al concluir la cuaresma, según la antigua tra- dición, celebrará la reconciliación con la participación3. El misterio de la cuaresma, de todos los "santos" {itinerario penitencial). La Iglesia celebrado en la liturgia celebra con todos la cuaresma, buscando una renova- ción cada vez más profunda, mirando a Cristo, a su En cuaresma se celebra el misterio del Éxodo de Israel, amor apasionado por el Padre y por los hombres, vi-que se cumple en el éxodo de Jesús "de este mundo al viendo su misterio de "semilla" que, depositada en la tie-Padre" y se vive hoy en la Iglesia. rra, muere y da mucho fruto {itinerario pascual). En primer lugar Israel, llamado por Dios, emprendeun camino de liberación bajo la guía de Moisés. Cami-nó por el desierto para escuchar la voz de Dios (Jr 7,23) 4. El misterio de la cuaresma,y aprender a vivir de la Palabra: "Moisés ayunó cuaren- vivido e n la vida de cada díata días y cuarenta noches cuando recibió la ley..., lebastaba la Palabra de Dios y la luz del Espíritu que Prácticas cuaresmalesdescendía sobre él" (prefacio ambrosiano). Cristo continúa y lleva a cumplimiento el camino de El cristiano recorre el itinerario cuaresmal dejándoseMoisés por el desierto convirtiéndose en guía y liberta- guiar continuamente por la Palabra de Dios, haciendodor de todos. Con su ayuno manifiesta su libertad y suyas las prácticas características (ayuno, limosna, ora-señorío sobre las cosas, su saber vivir de algo más que ción), que deben reinterpretarse según indicaba Pablode "pan", de "toda palabra que sale de la boca de Dios" VI en pascua de 1967: "Cada uno examine su conciencia,(Mt 4,14): su alimento es hacer la voluntad del Padre. A que tiene una voz nueva en nuestra época" {Populorumdiferencia del primer hombre, que no aceptó el proyec- progressio 47).to de Dios y se convirtió en esclavo, el nuevo Adán, Cris- - El ayuno tiene ciertamente una dimensión física;to, acoge la voluntad de Dios, que lo hace Señor de todo además de abstinencia de alimentos, puede comprendery de todos: incluso los ángeles le seriarán (Mt 4,11). otras formas, como privarse de fumar, de algunas diver- La Iglesia celebra estos misterios del éxodo y ayuno siones... Pero todo esto no abarca toda la realidad delde Cristo en la cuaresma, tiempo de renovación. Lo vive ayuno. Es sólo signo externo de una realidad interior; se
  8. 8. Tiempo de cuaresma La liturgia de la Palabra14 15trata de un rito que debe revelar un contenido salvífico; encuentran nuevos espacios de escucha (¿por qué noes el sacramento del ayuno santo. El ayuno ritual de apagar también la televisión alguna tarde?), respondencuaresma: al Dios de la alianza con su "Amén" coral. - es signo de nuestro vivir de la Palabra de Dios. Enrealidad no ayuna quien no sabe nutrirse de la Palabrade Dios. "Tú no sólo te alimentas con alimentos terre- 5. En conclusiónnos", canta la liturgia ambrosiana, "sino de toda tu Pa-labra santa", a ejemplo de Cristo, el cual "más que el ali- Celebrar la eucaristía en el tiempo cuaresmal significa:mento, deseó la santidad de los corazones; su alimento - Volver a recorrer con Israel y con Jesús (bajo su guía,es la liberación de los pueblos, su alimento es hacer la la predicación) el camino del desierto, el itinerario de lavoluntad del Padre"; prueba y de la fe; - es signo de nuestra voluntad de expiación: "No ayu- - aprender a vivir diariamente del pan del desierto, denamos por la pascua, ni por la cruz, sino por nuestros esa Palabra que es Cristo mismo;pecados, porque estamos preparándonos a los miste- - comprometerse en la purificación de sí mismos, enrios" (san Juan Crisóstomo); la aceptación del don de la sangre de Cristo y en la as- - es signo de nuestra abstinencia de pecado: "El ayuno cesis cuaresmal;verdaderamente grande, el que compromete a todos los - asumir con más decisión la obediencia filial al Padrehombres, es la abstinencia de la iniquidad y de placeres y el don de sí a los hermanos, que constituyen el sacrifi-ilícitos del mundo; éste es el ayuno perfecto [...]. Y, por cio espiritual.consiguiente, cuando en este mundo vivimos rectamente, Así, renovando los compromisos bautismales en la no-cuando nos abstenemos de la iniquidad y de los place- che pascual, podremos "pasar" a la vida nueva de Jesús,res ilícitos observamos de algún modo los cuarenta días Señor resucitado, para la gloria del Padre, en unidadde ayuno" (san Agustín). con el Espíritu. - La limosna es fruto del ayuno y de las privacionesque conlleva. No es sólo un expediente para que sobre-vivan situaciones injustas. Probablemente hoy se asociala limosna cristiana con el compromiso por la justicia yla reestructuración de sistemas sociales. La limosna, asíentendida, obliga al cristiano a solidarizarse con el es-fuerzo por un nuevo orden social. - También la oración brota de ese ayuno que noshace vivir de la Palabra de Dios. La oración auténticabrota de la escucha asidua de la Palabra de Dios, sobretodo cuando se hace en común. En el tiempo de cuares-ma el individuo, las familias, las comunidades cristianas,se reúnen más frecuentemente en torno a la Escritura,
  9. 9. Miércoles de ceniza LECTIOPrimera lectura: Joel 2,12-18 Así dice el Señor: 12 Pero ahora, oráculo del Señor, volved a mí de todo corazón, con ayunos, lágrimas y llantos; 13 rasgad vuestro corazón, no vuestras vestiduras, volved al Señor vuestro Dios. Él es clemente y misericordioso, lento a la ira, rico en amor y siempre dispuesto a perdonar. 14 ¡Quién sabe si no perdonará una vez más y os bendecirá de nuevo, permitiendo que presentéis ofrendas y libaciones al Señor vuestro Dios! 15 ¡Tocad la trompeta en Sión, promulgad un ayuno, convocad la asamblea, 16 reunid al pueblo, purificad la comunidad, congregad a los ancianos, reunid a los pequeños y a los niños de pecho! Deje el esposo su lecho
  10. 10. Miércoles de ceniza 1918 Tiempo de cuaresma Segunda lectura: 2 Corintios 5,20-6,2 y la esposa su alcoba. 17 Entre el atrio y el altar lloren H e r m a n o s , •*•20 somos, pues, embajadores de Cristo, y es los sacerdotes, ministros del Señor, como si Dios mismo os exhortara por medio de nosotros. En diciendo: "Perdona, Señor, a tu pueblo nombre de Cristo os suplicamos que os dejéis reconciliar con y no entregues tu heredad al oprobio, Dios. - A quien no cometió pecado, Dios lo hizo por nosotros a la burla de las naciones. reo de pecado para que, por medio de él, nosotros nos trans- Por qué han de decir los paganos: formemos en salvación de Dios. "¿Dónde está su Dios?". 6 Ya que somos sus colaboradores, os exhortamos a que 18 El Señor se apiadó de su tierra no recibáis en vano la gracia de Dios. 2 Porque Dios mismo y perdonó a su pueblo. dice: En el tiempo favorable te escuché; en el día de la salva- ción te ayudé. Pues mirad, éste es el tiempo favorable, éste es el día de la salvación. *» El mensaje del profeta Joel se pronunció pro-bablemente después del destierro, en el templo de Je-rusalén: una plaga de langostas devastó los campos, **• Pablo, como un embajador en nombre de Cristo,ocasionando carestía y hambre (1,2-2,10); como conse- es portador de un mensaje de exhortación de parte decuencia, cesó el culto sacrificial del templo (1,13-16). El Dios (v. 20). Lo esencial del anuncio se centra en una pa-profeta debe leer los signos de los tiempos; por eso labra: reconciliación. Dicha palabra manifiesta la volun-anuncia la proximidad del "día del Señor" invitando a tad salvífica del Padre, la obra redentora del Hijo y eltodo el pueblo al ayuno, a la oración, a la penitencia poder del Espíritu que mantiene la diakonía (servicio) (2,12.15-17a). de los apóstoles (w. 18-20). El culmen del fragmento es el v. 21, en el que se proclama el juicio de Dios sobre el La palabra clave de este fragmento, repetida tres pecado y su inconmensurable amor por los pecadores, veces en los primeros versículos, es volver (shüb en por los que no perdonó a su propio Hijo (cf. Rom 5,8; hebreo): verbo clásico de la conversión. En el v. 12 8,32). Cristo ha asumido como propio el pecado del manifiesta la invitación al pueblo, indicando las mo- mundo, expiándolo en su propia carne para que noso- dalidades de esta conversión, es decir, con el corazón y tros pudiésemos apropiarnos de su justicia-santidad. El con los ritos litúrgicos, que serán auténticos y agrada- apóstol utiliza un lenguaje radical. La asunción del pe- bles a Dios si manifiestan la renovación interior. E n el cado por parte de Jesús para darnos su justicia no es v. 13 la invitación a volver aparece de nuevo y la moti- para que el hombre pueda tener algo de lo que carecía, vación es: porque el Señor siempre es misericordioso. sino para convertirse en algo que no podría ser por En el v. 14 el mismo verbo se refiere a Dios abriendo naturaleza: el Inocente se ha hecho pecado, maldición u n a puerta a la esperanza: "perdonará una vez más". (cf. Gal 3,13), para que nosotros lleguemos a ser justicia Un amor sincero a Dios, u n a fe más sólida, u n a es- de Dios. Esta extraordinaria gracia de Dios, concedida peranza que se hace oración coral y penitente, a la que al mundo (v. 19) mediante la kénosis de Cristo, no debe ninguno debe sustraerse: con estas promesas el pro- acogerse en vano. El anuncio apasionado de sus minis- feta y los sacerdotes podrán pedir al Señor que se tros nos hace presente aquí, para nosotros, el tiempo fa- muestre "celoso" con su tierra, compasivo con su here- vorable: dejémonos reconciliar (katallássein) con Dios. dad (w. 17s).
  11. 11. Miércoles de ceniza 2120 Tiempo de cuaresmaEste verbo indica una transformación de la relación del tres típicas "obras buenas", en las que se indica, enhombre con Dios y, consiguientemente, de los hombres concreto, en qué consiste la justicia nueva: la limosnaentre sí. Por iniciativa de Dios se brinda a la libertad de (6,2-4), la oración (6,5-15) y el ayuno (6,16-18).cada uno la posibilidad de llegar a ser criaturas nuevas Dos elementos se repiten como un estribillo a lo lar-en Cristo (5,18), a condición de rendirse a su amor, que go de toda la perícopa: "recompensa" (o más literalmen-nos impulsa a vivir no ya para nosotros mismos, sino te salario: w. 2.5.16) y "tu Padre que ve en lo escondido"para aquel que h a muerto y resucitado por nosotros (w. 16.18). Nos enseñan que la piedad es una gran ga-(w. 14s). nancia (cf. 1 Tim 6,6) si no se fija en el aplauso de los hombres ni busca satisfacer la vanidad, sino que busca la complacencia del Padre en una relación íntima y per-Evangelio: Mateo 6,1-6.16-18 sonal y si el salario esperado no es de este mundo ni del tiempo presente, sino para la comunión eterna con En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Cuidad de no Dios, que será nuestra recompensa. De lo contrario, al practicar vuestra "justicia" para que os vean los hombres, practicar la justicia nos haríamos hypokritoí, que sig- porque entonces vuestro Padre celestial no os recompensará. nifica "comediantes" y, también, en el uso judaico del - Por eso, cuando des limosna, no vayas pregonándolo, como término "impíos" . hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para que los alaben los hombres. Os aseguro que ya han recibido su recompensa. Tú, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha. 4 Así tu limosna quedará en MEDITATIO secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará. 5 Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les La liturgia de la Palabra de hoy nos lleva de la m a n o gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han reci- por el camino de la verdadera alegría, viniendo a bus- bido su recompensa. 6 Tú, cuando ores, entra en tu habita- carnos en los callejones sin salida donde nos metemos y ción, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto; donde no podemos avanzar. Penitencia y arrepenti- y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará. miento no son sinónimos de abatimiento, tristeza o 16 Cuando ayunéis, no andéis cariacontecidos como los hi- frustración; por el contrario, constituyen una modali- pócritas, que desfiguran su rostro para que la gente vea que dad de apertura a la luz que puede disipar las oscurida- ayunan. Os aseguro que ya han recibido su recompensa. " Tú, des interiores, hacernos conscientes de nosotros mis- cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, l8 de modo que nadie note tu ayuno, excepto tu Padre, que ve en lo escon- mos en la verdad y hacernos gustar la experiencia de la dido. Y tu Padre, que ve hasta lo más escondido, te premiará. misericordia de Dios. Él siempre ve y conoce nuestras mezquindades y suciedades interiores y, sin embargo, ¡qué diferente es su juicio del nuestro! *• "Cuidad de no practicar vuestra justicia..." (así, lite-ralmente, en el v. 1): Jesús pide a sus discípulos una jus- "En tu luz veremos la luz" (Sal 35,10b): admiradosticia superior a la de los escribas y fariseos (cf. Mt 5,20) notamos que desde el momento en que nos ponemos enaun cuando las prácticas exteriores sean las mismas; camino, él nos envuelve con un amor más grande, nosreclama la vigilancia sobre las intenciones que nos mue- despoja de nuestro mal y nos reviste de una inocenciaven a actuar. Tras el enunciado introductorio siguen las nueva.
  12. 12. 22 Tiempo de cuaresma Miércoles de ceniza 23 El Señor había asignado al profeta la misión de con- CONTEMPLATIOvocar al pueblo para suscitar nueva esperanza a travésde un camino penitencial; a los apóstoles les confía el Conviértete y vuelve al temor de tu Dios: ayuna, ora,ministerio de la reconciliación; a la Iglesia hoy, le en- llora, invoca con insistencia [...]. Vuelve, alma, al Señorcarga proclamar que ¡ahora es tiempo favorable, ahora con la penitencia que te acerca a él, que es bueno [...].es el día de la salvación! Volvamos al camino del Señor Busca el amor de los pobres, porque para Dios es me-con todo su pueblo, dejémonos reconciliar con Dios jor que ofrecerle un sacrificio; aleja la molicie de tupermitiendo a Cristo que asuma nuestro pecado: sólo él cuerpo y, por el contrario, da satisfacción al alma; puri-puede conocerlo y expiarlo plenamente. Renovados fica tus manchas para conocer la dulzura del Señor, y supor el a m o r aprenderemos a vivir bajo la mirada del luz descenderá sobre ti y te librarás de las tentacionesPadre, contentos de poder cumplir humildemente lo del enemigo, porque el Señor ha prometido acoger a losque le agrada y ayuda a nuestros hermanos. Su presencia que recurren a él concediéndoles su misericordia.en el secreto de nuestro corazón será la verdadera Presta mucha atención: abandona las reunionesalegría, la única recompensa esperada y ya desde ahora mundanas, el comer y beber en demasía, para no perderpregustada. lo que el Señor ha prometido a los buenos y justos. Así, alma, construirás tu habitación con obras buenas, y tu lámpara lucirá en los cielos con el aceite de su miseri- ORATIO cordia. Acércate a su perdón y misericordia, y él hará resplandecer sobre ti su Espíritu. Lava con lágrimas tus Padre mío, tú que ves en lo escondido, sabes cómo pecados y descenderá sobre ti la bondad (Giovannirehuyo de lo escondido del corazón y cómo busco la ad- Mosco, Sentenze dei padri, "Paterikon" 196, en Corpusmiración de los hombres, pobre recompensa al orgullo Scriptorum Christianorum Orientalium, Lovaina).de mi "yo" que recita su papel en la comedia de lapiedad humana. Muy distinto, mucho más desconcertante, es el mis- ACTIOterio de tu piedad, pero cómo lo ignoro todavía, vagan-do lejos... Hazme volver, te suplico, a la hondura de mi Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra:ser donde tú moras: en la luz nueva del arrepentimiento "Venid, volvamos al Señor" (Os 6,1a).exultaré de gozo en tu presencia. Padre nuestro, que estás en los cielos, tú conoces elmal del m u n d o y cómo yo lo aumento cada día. Ayúda- PARA LA LECTURA ESPIRITUALme hoy a acoger el día de salvación; concédeme ahora elmirar a tu Hijo, tratado como pecador por nosotros, Arrepentimiento no equivale a autocompasión o remordimiento,crucificado por nosotros, por mí. Reconciliado por el sino a conversión, a volver a centrar nuestra vida en la Trinidad. NoAmor infinito, viviré en el humilde amor que no busca significa mirar atrás disgustado, sino hacia adelante esperanzado.otra recompensa fuera de ti. Ni es mirar hacia abajo a nuestros fallos, sino a lo alto, al amor de
  13. 13. 24 Tiempo de cuaresmaDios. Significa mirar no aquello que no hemos logrado ser, sino alo que con la gracia divina podemos llegar a ser [...]. Jueves después de ceniza El arrepentimiento, o cambio de mentalidad, lleva a la vigilan-cia, que significa, entre otras cosas, estar presentes donde estamos,en este punto específico del espacio, en este particular momento detiempo. Creciendo en vigilancia y en conocimiento de uno mismo,el hombre comienza a adquirir capacidad de juicio y discerni-miento: aprende a ver la diferencia entre el bien y el mal, entre losuperfluo y lo esencial; aprende, por tanto, a guardar el propiocorazón, cerrando la puerta a las tentaciones o provocaciones delenemigo. Un aspecto esencial de la guarda del corazón es la luchacontra las pasiones: deben purificarse, no matarse; educarse, noerradicarse. A nivel del alma, las pasiones se purifican con laoración, la práctica regular de los sacramentos, la lectura cotidiana LECTIOde la Escritura; alimentando la mente pensando en lo que es buenoy con actos concretos de servicio amoroso a los demás. A nivelcorporal, las pasiones se purifican sobre todo con el ayuno y la abs-tinencia. Primera lectura: Deuteronomio 30,15-20 La purificación de las pasiones lleva a su fin, por gracia de Dios, Moisés habló al pueblo y dijo: Esto dice el Señor: l5 "Mira,a la "ausencia de pasiones", un estado positivo de libertad espiri- hoy pongo delante de ti vida y felicidad, muerte y desgracia.tual en el que no cedemos a las tentaciones, en el que se pasa de 16 Si escuchas los mandamientos del Señor tu Dios que yo teuna inmadurez de miedo y sospecha a una madurez de inocencia prescribo hoy, amando al Señor tu Dios, siguiendo sus cami-y confianza. Ausencia de pasiones significa que no somos domina- nos y observando sus mandamientos, sus leyes y sus precep-dos por el egoísmo o los deseos incontrolados y que así llegamos a tos, vivirás y serás fecundo, y el Señor tu Dios te bendecirá enser capaces de un verdadero amor (K. Ware, Diré Dio oggi. Il cam- la tierra a la que vas a entrar para tomar posesión de ella.mino del cristiano, Magnano 1998, 182-185 passim). 17 Pero si tu corazón se desvía, si no escuchas, si te dejas arras- trar y te postras ante otros dioses y les das culto, * yo declaro hoy que pereceréis sin remedio; no viviréis mucho tiempo en la tierra a la que vas a entrar para tomar posesión de ella des- pués de pasar el Jordán. " Pongo hoy por testigos contra vo- sotros al cielo y a la tierra: ante ti están la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Elige la vida y viviréis tú y tu des- cendencia, 20 amando al Señor tu Dios, escuchando su voz y uniéndote a él, pues él es tu vida y el que garantiza tu perma- nencia en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados, a Abrahán, Isaac y Jacob". *»• Este fragmento con el que se concluye la procla- mación de la ley deuteronómica tiene como destinata- rios los desterrados de Israel. Privados de su tierra, se les exhorta a reflexionar en las causas de su situación, a
  14. 14. Tiempo de cuaresma Jueves después de ceniza 2726acoger de nuevo la alianza del Señor con todas sus exi- les indica claramente qué camino se debe seguir, si segencias, a abrirse a la esperanza. El autor inspirado ex- quiere ser de sus discípulos. Según la costumbie de lapresa todo esto contraponiendo vida y muerte, bien y época, los que entraban a formar parte de la escuela demal, bendición y maldición, que se proponen a nuestra un rabbí le seguían detrás, siguiendo sus huellas. Es ellibre elección (v. 15: "delante de ti"). Al individuo y a camino de la abnegación cotidiana, superando el miedotodo el pueblo les pide una opción responsable, de gra- a la ignominia, al sufrimiento y a la muerte. Jesús lo in-ves consecuencias. Cielo y tierra son testigos (v. 19). El dica hablando de la cruz. En la época de la dominacióncosmos creado por Dios es llamado a estar presente y a romana era frecuente el espectáculo de los condenadosser vengador del pacto. a muerte que transportaban elpatibulum - o sea, el brazo La vida no es sólo don de Dios, sino también partici- transversal de la cruz- por las calles, desde el lugar de lapación de su ser (v. 20). Él es el viviente que hace vivir. condena al de la ejecución. Se trata, pues, de una ima-Hay que adherirse a él por el amor y la obediencia a sus gen terriblemente realista: seguir a Cristo como discí-mandamientos: Dios está deseando comunicarnos la pulos es vivir como condenados a muerte por el mundovida y la bendición. Para ello da normas y preceptos: (2 Cor 4,1 Os; Rom 8,36), dispuestos cada día a afrontar el desprecio de todos. Pero lo característico de estapara indicarnos claramente cómo caminar por sus sen- muerte concreta (su cruz, aceptada y llevada "cada día")das (v. 16) y conseguir sus promesas. es conducirnos a la verdadera vida. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde a sí mismo? v. 25).Evangelio: Lucas 9,22-25 22 Dijo Jesús: MEDITATIO - Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes El Señor pone ante nosotros la vida y la muerte, y por los maestros de la ley, que lo maten y que resucite al pidiéndonos tomar una decisión y ratificarla día tras tercer día. día. Se trata de una opción que no es evidente, ya que " Entonces se puso a decir a todo el pueblo: Jesús lo indica con una paradoja: a la vida según Dios, - El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que a la vida que es Dios, se llega negándonos a nosotros cargue con su cruz de cada día y me siga. 24 Porque el que mismos, llevando nuestra cruz cada día tras el Maestro, quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida aceptando perder por él la vida presente. El cristianis- por mí, ése la salvará. 25 Pues ¿de qué le sirve al hombre ganar mo es una disposición radical a seguir a Cristo hasta el todo el mundo si se pierde o se arruina a sí mismo? final, no un esfuerzo moral por mejorar el propio ca- rácter o las propias costumbres. **• A los discípulos que, después de haberles manifes- No es fácil responder: "Sí, yo" a la invitación, que notado las opiniones de la gente, le declaran la propia fe, deja lugar a ilusiones: "El que quiera seguirme...". SinJesús, por primera vez, les anuncia la necesidad de su embargo, si aparece clara la perspectiva de sufrimientopasión (9,18-22). Es una enseñanza impartida a unos incluida en el seguimiento, no aparece menos clara lapocos, aparte. Sin embargo, a todos (v. 23) el Maestro meta final: la resurrección, salvar la vida, una vida en
  15. 15. 28 Tiempo de cuaresma Jueves después de ceniza 29plenitud, sin parangón con ganar el m u n d o entero. Op- to; pues no podemos vivir para él si antes no morimos atamos, pues, por la vida amando al Señor, obedeciendo nosotros mismos, a nuestra propia voluntad. Somos desu voz y manteniéndonos unidos a él: si con él logramos Cristo, no de nosotros [...].atravesar la muerte a nosotros mismos cada día, con él Morimos, pero morimos en favor de la vida, porqueexperimentaremos desde ahora el inefable gozo de la la Vida muere en favor de los que están muertos. Nin-resurrección, de la vida con él. guno puede morir a sí mismo si Cristo no vive el él. Si Cristo vive en él, ninguno puede vivir para sí. ¡Vive en Cristo como Cristo vive en ti! Se ama a sí mismo recta- ORATIO mente quien se odia a sí mismo para su bien; esto es, se mortifica [...]. Jesús, tú eres el Camino, el único que conduce al Pa- Debemos dirigir nuestros ataques contra todo vicio,dre: tu camino no es de gloria, oh Varón de dolores, que sensualidad, contra la atracción del mal. Al que lucha lesabes bien lo que es padecer; me invitas a seguirte, a basta con vencer a los adversarios: venciéndote a ti mis-optar en todo momento en dar mis pasos vacilantes mo, habrás vencido a todos. Si te vences a ti mismo, dassiguiendo tus huellas seguras... muerte a ti mismo, serás juzgado vivo por Dios. Trate- Jesús, tú eres la Verdad, la única que lleva a conocer mos de no ser soberbios, malvados, sensuales, sino hu-el rostro de Dios: no infunde mucho entusiasmo verlo mildes, dóciles, afables, sencillos, para que Cristo reineen el tuyo, oh Siervo doliente; está tan desfigurado que en nosotros; él que es un rey humilde y, sin embargo,no parece rostro humano. Pero me invitas a creerlo; el excelso (san Columbano, Instrucciones X, passim).que te ve a ti, ve al Padre; éste es el gozo perenne... Jesús, tú eres la Vida, la eterna, que comienza ahora ydesemboca en el seno de Dios. No es fácil aceptar perder- ACTIOla aquí y ahora, negando lo que satisface inmediatamenteporque sacia mis deseos orgullosos y egoístas, pero tú Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra:me repites: "Quien pierda su vida por mí, la salvará". "Si morimos con él, viviremos con él" (2 Tim 2,11). Señor, tú eres el único que puedes darme fuerza, lagracia de dar un paso adelante, un pasito cada vez; deabrazar mi cruz diciendo: "Sí, quiero" a tu invitación, y PARA LA LECTURA ESPIRITUALseguirte caminando contigo hasta la meta, sin retroce-der, por el camino de la vida en plenitud. Por encima de la finitud, del espacio y del tiempo, el amor infi- nitamente infinito de Dios viene y nos toma. Llega ¡usto a su hora. Tenemos la posibilidad de aceptarlo o rechazarlo. Si permanece- mos sordos, volverá una y otra vez como un mendigo, pero también CONTEMPLATIO como un mendigo llegará el día en que ya no vuelva. Si aceptamos, Dios depositará en nosotros una semillita y se irá. A partir de ese Vivimos para Aquel que, muriendo por nosotros, es la momento, Dios no tiene que hacer nada más, ni tampoco nosotros,Vida; morimos a nosotros mismos para vivir para Cris- sino esperar. Pero sin lamentarnos del consentimiento dado, del "sí"
  16. 16. 30 Tiempo de cuaresmanupcial. Esto no es tan fácil como parece, pues el crecimiento de lasemilla en nosotros es doloroso. Además, por el hecho mismo de Viernes después de cenizaaceptarlo, no podemos dejar de destruir lo que le molesta; tenemosque arrancar las malas hierbas, cortar la grama. Y, desgraciada-mente, esta grama forma parte de nuestra propia carne, de modoque esos cuidados de jardinero son una operación cruenta. Sin em-bargo, en cualquier caso la semilla crece sola. Llega un día en queel alma pertenece a Dios, en que no solamente da su consentimien-to al amor, sino en que, de forma verdadera y afectiva, ama. Debeentonces, a su vez, atravesar el universo para llegar hasta Dios. Elalma no ama como una criatura, con amor creado. El amor quehay en ella es divino, increado, pues es el amor de Dios hacia Diosque pasa por ella. Sólo Dios es capaz de amar a Dios. Lo único quenosotros podemos hacer es renunciar a nuestros propios sentimien-tos para dejar paso a ese amor en nuestra alma. Esto significa ne- LECTIOgarse a sí mismo. Sólo para este consentimiento hemos sido creados(S. Weil, A la espera de Dios, Madrid 1993, 84). Primera lectura: Isaías 58,l-9a Así dice el Señor: Grita a pleno pulmón, no te contengas, alza la voz como una trompeta, denuncia a mi pueblo sus rebeldías, a la casa de Jacob sus pecados. 2 Me buscan a diario, desean conocer mi voluntad, como si fueran un pueblo que se comporta rectamente, que no quisiera apartarse de lo que Dios estima justo. Me piden sentencias justas, desean estar cerca de Dios. 3 Y, sin embargo, dicen: "¿Para qué ayunar, si tú no te das cuenta? ¿Para qué mortificarnos, si tú no te enteras?". En realidad utilizáis el día de ayuno para hacer lo que os viene en gana y explotar a vuestros obreros. 4 Ayunáis entre disputas y riñas golpeando criminalmente con el puño.
  17. 17. 32 Tiempo de cuaresma Vienies después de ceniza 33 No ayunéis de esa manera blo. El profeta condena en realidad un ayuno falso, que si queréis que vuestra voz esconde graves situaciones sociales. Ante Dios, es esté- se escuche en el cielo. ril un culto exterior sin solidaridad con los pobres y sin 5 ¿Es acaso ése el ayuno que yo quiero cuando alguien decide mortificarse? justicia. Las auténticas manifestaciones exteriores de la Inclináis la cabeza como un junco conversión se resumen en la caridad con el necesitado y y os acostáis sobre saco y ceniza. en la misericordia con el oprimido, que conducen al ¿A eso lo llamáis ayuno, cambio de corazón. día grato al Señor? El ayuno que yo quiero es éste: En el texto de Isaías, nos parece leer las palabras de que abras las prisiones injustas, Jesús en Mt 25,31-46: "Tuve hambre y me disteis de co- que desates las correas del yugo, mer...". Afirmar que el ayuno y el verdadero culto están que dejes libres a los oprimidos, en la práctica de la caridad no significa negar la prácti- que acabes con todas las tiranías, ca del ayuno. Significa recordar que el ayuno y el culto 7 que compartas tu pan tienen que tener como objetivo la caridad. Es decir, el con el hambriento, que albergues a los pobres sin techo, ayuno debe ser una renuncia que se hace a m o r a Dios y que proporciones vestido al desnudo al prójimo, y el verdadero culto es relación con Dios sin y que no te desentiendas individualismos y falsedad. de tus semejantes. 8 Entonces brillará tu luz como la aurora y tus heridas sanarán en seguida, tu recto proceder caminará ante ti Evangelio: Mateo 9,14-15 y te seguirá la gloria del Señor. Entonces clamarás En aquel tiempo, ,4 se le acercaron entonces los discípulos y te responderá el Señor, de Juan y le preguntaron: pedirás auxilio y te dirá: "Aquí estoy". - ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos, y tus discípu- Porque yo, el Señor, tu dios, soy misericordioso. los no ayunan? 15 Jesús les contestó: **• La presente predicación de Isaías pertenece, con -¿Es que pueden estar tristes los amigos del novio mien-toda probabilidad, a los primeros años de la vuelta de tras él está con ellos? Llegará un día en que les quitarán al no-Israel del destierro y se desarrolla en tres movimientos: vio; entonces ayunarán.intervención del profeta para que el pueblo sea cons-ciente de la falsa autenticidad en que vive (w. l-3a); pro- **• Los discípulos de Juan acusan a los de Jesús de noclamación del verdadero ayuno (w. 3b-7); consecuen- ayunar. La respuesta de Cristo es muy significativa: élcias positivas para el que une ayuno con la práctica de inaugura el tiempo mesiánico, el de las bodas, el tiem-la justicia (w. 8-12). po escatológico anunciado por los profetas y el tiempo El pueblo, vuelto a la patria, estaba lleno de entusias- de alegría en el que no se ayuna por la presencia delmo y esperanza, pero la situación es deprimente. Las esposo. Muchos no saben ver en Jesús al Mesías. No sa-dificultades superan toda previsión. Y YHWH parece ben reconocer que el Reino de Dios es gozo, que es lasordo e indiferente ante las plegarias y el culto de su pue- perla por la que se está dispuesto a venderlo todo con
  18. 18. 34 Tiempo de cuaresma iernes después de ceniza 35alegría. Siempre hay quien piensa que la renuncia por La referencia a Cristo: se ayuna porque Cristo, elDios es un peso y siempre hay quien tiene miedo del Esposo, todavía no está del todo presente en mí, en larostro gozoso de Dios: como si el Reino fuese única- sociedad en la que vivo. El Esposo está preparado, peromente sufrimiento. El ayuno cristiano no se limita a yo no: su amor no ocupa todo mi ser, su causa no se haabstenerse de alimentos, sino a desear el encuentro con cogido verdaderamente por entero. ¿Ayuno para dejarleJesús que salva con su Palabra. sitio en mi vida, para crear un vacío en mí, de suerte Para comprender esta breve lectura, es preciso ubi- que él pueda acaparar toda mi existencia?carla en el contexto de los versículos siguientes. Cristo La referencia a la solidaridad: mi ayuno debe sensi-se sirve de dos comparaciones: no se pone un trozo de bilizarme con el que pasa hambre y sed, creando en mitela nueva en un vestido viejo y no se echa vino nuevo el sentido de responsabilidad con los pobres y necesita-en odres viejos. Ambas comparaciones aducen otro dos. ¿No has notado que hoy día, después del Concilio,motivo a favor del comportamiento de los discípulos de la Iglesia ha redimensionado el ayuno exterior y ha mo-Jesús. Ha llegado el Reino de Dios, y los discípulos que vido a que los cristianos asuman "las angustias de loslo han comprendido se sienten libres de ayuno y de las hombres de hoy, sobre todo de los pobres"? (Gaudium etprácticas judaicas. Los viejos esquemas ya no son la me- spes 1). ¿Qué lugar ocupa en mi vida el ayuno cristiano?dida adecuada para juzgar la "nueva justicia". No hayque esperar que la novedad de Cristo se encierre en loslímites de las viejas formas: el Reino desgarra el tejidoviejo, revienta los viejos odres y renueva los cimientos. ORATIO Señor, apiádate de mí, que me preocupo más de la mentalidad corriente que de tu crecimiento en mí. Por MEDITATIO la salud, si un médico me prescribe una dieta, aunque sea severa, estoy dispuesto a hacer grandes sacrificios, Parece como si la Iglesia se divirtiera poniéndonos en pero para hacer que crezcas en mí, para sentirte "ínti-aprieto: por una parte recomienda el ayuno; por otra, mo" como Esposo muy ansiado, para eso no me entu-atendiendo a los dos textos que nos presenta hoy, lo siasmo mucho, ni me preocupo por sacrificarme en de-redimensiona. Aunque más que redimensionarlo, lo ex- masía.plica, le da el verdadero sentido. Parece bastante opor-tuno, especialmente hoy, cuando se redescubre el ayuno Señor, apiádate de mí, porque me preocupo más delpor motivos dietéticos y estéticos: guardar la línea, vigi- aspecto exterior que del interior, estoy más atento paralar el peso. Añadamos la difusión de las prácticas orien- agradar a los hombres que para agradarte a ti: contales, en las que el ayuno tiene su importancia, con vis- frecuencia soy materialista. "Un corazón quebrantado ytas a descubrir el "yo" profundo. El ayuno no es, pues, humillado tú no lo desprecias, Señor". Y hoy me sientoextraño a nuestra civilización pluralista y abierta a to- humillado y confundido por mi doblez de corazón y misdas las corrientes. Pero hoy la Iglesia subraya dos di- equívocos.mensiones esenciales del ayuno: su referencia cristoló- Acrecienta, Señor, el sentido esponsal de mi vida cris-gica y su dimensión de solidaridad. tiana, que me aclara tantas cosas de la tradición de la
  19. 19. 36 Tiempo de cuaresma Viernes después de ceniza 37santidad, que de otro modo resultarían inexplicables. Te lleno, dicen los maestros del espíritu. Cristo nos dio ejemplo con supido, en este cuaresma, aprender a ayunar de lo que me prolongado ayuno; cuando triunfó sobre el dejmonio, había ayuna- do cuarenta aías. <x*s>Jylodistrae inútilmente de ti, de todo aquello que me alejade la contemplación de tu Palabra, de lo que me arras- Cuando el estómago está vacío, el corazón es humilde. El quetra a "otros amantes", a otros amores que, poco a poco, ayuna ora con un corazón sobrio, mientras que el espíritu del in- temperante se disipa en imaginaciones y pensamientos impuros. Elpueden llevarme a ser un adúltero e infiel. ayuno es un modo de expresar nuestro amor y generosidad; se sacrifican los placeres terrenos para lograr los del cielo. Cuando ayunamos sentimos crecer en nosotros el reconocimiento de Dios, CONTEMPLATIO que ha dado al hombre el poder de ayunar. Todos los detalles de tu vida, todo lo que te sucede y lo que pasa a tu alrededor, se ilumi- na con nueva luz. El tiempo que discurre se utiliza de modo nuevo, Señor, no me has dejado en tierra ensuciándome en rico y fecundo. A lo largo de las vigilias, la modorra y la confusiónel fango, sino que, con entrañas de misericordia, me has de pensamiento ceden su espacio a una gran lucidez de espíritu; enbuscado, me has sacado de los bajos fondos [...]. Me has vez de irritarnos contra lo que nos fastidia, lo aceptamos tranquila-arrancado con fuer/a y me has alejado de allí hecho una mente, con humildad y acción de gracias [...].lástima, con los ojos, orejas y boca obstruidos de fango La oración, el ayuno y las vigilias son el modo de llamar a la puerta que deseamos que se nos abra. Los santos padres reflexio- naron sobre el ayuno considerándolo como una medida de capac- Tú estabas cerca, me lavaste en el agua, me inundas- idad. Si se ayuna mucho es porque se ama mucho, y si se amate y me sumergiste reiteradamente; cuando vi destellos mucho es porque se ha perdonado mucho. El que mucho ayuna,de luz que brillaban en torno a mí y los rayos de tu mucho recibirá. Sin embargo, los santos Padres recomiendan ayu-rostro mezclados con las aguas, me llené de asombro, nar con medida: no se debe imponer al cuerpo un cansancioviéndome asperjado por un agua luminosa. Así tú te has excesivo, so pena de que el alma sufra detrimento. Eliminar algunos alimentos sería perjudicial: todo alimento es don de Dios (T. Co-dejado ver después de haber purificado totalmente mi lliander, // cammino dellasceta. Iniziazione alia vita spirituale,inteligencia con la claridad, con la luz de tu Espíritu Brescia 1987, 75s)Santo (Simeón el nuevo teólogo). ACTIO Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra: "Señor, suelta mis cadenas de iniquidad" (Is 58,6). PARA LA LECTURA ESPIRITUAL Un ayuno proporcionado a tus fuerzas favorecerá tu vigilanciaespiritual. No se pueden meditar las cosas de Dios con el estómago
  20. 20. Sábado después de ceniza 39 14 entonces el Señor será tu delicia. Sábado después de ceniza Te encumbraré en medio del país y disfrutarás de la herencia de tu antepasado, Jacob. Es el Señor quien lo dice. **• El texto de hoy es continuación del que escucha- mos ayer: el Señor había pedido al profeta dirigir al pueblo una acusación, una denuncia "sin miramientos" (58,1); ahora el tono es más sereno y exhortativo. Cua- tro son los puntos que se pueden resaltar en el texto: en los w. 9-10a se indican ámbitos de conversión interior LECTIO de lo que hoy llamaríamos caridad fraterna. Con estas condiciones sigue la promesa de comunión con el Señor y de restauración del país (w. 10b-12). A continuación reaparece el tema del primer punto, pero el contextoPrimera lectura: Isaías 58,9b-14 es ahora el de los derechos de Dios, el respeto al sábado Dice el Señor: (v. 13), y el v. 14 indica la promesa consiguiente. " Si alejas de I i toda opresión, si dejas de acusar con el dedo El Señor pide en primer lugar quitar de en medio lo y de levantar calumnias, que divide al pueblo (opresión, falsas acusaciones en los " si repartes tu pan al hambriento tribunales, difamación), para luego construir la co- y satisfaces al desfallecido, munión nivelando las diferencias sociales (el v. 10 dice: entonces surgirá tu luz en las tinieblas "Si das al hambriento tu alma/vida y sacias el alma/vida y tu oscuridad se volverá mediodía. " El Señor te guiará siempre, del oprimido"). Con estas condiciones Dios promete la te saciará en el desierto comunión con él y la prosperidad: si sacias "de ti mis- y te fortalecerá. mo" a tu hermano en dificultad, el Señor te saciará. Y, Serás como un huerto regado, además, si reconstruyes con justicia la trama social, el como un manantial inagotable; 12 reconstruirás viejas ruinas, Señor te concederá reconstruir viejas ruinas. edificarás sobre los antiguos cimientos; te llamarán "reparador de brechas" La añadidura respecto al sábado (w. 13s) sigue de y "restaurador de viviendas en ruinas". nuevo la estructura de los versículos precedentes (si... "Si observas el descanso del sábado entonces...): si sabes refrenar la avidez de la eficiencia y no haces negocios en mi día santo; comprendiendo el sentido del reposo sabático, entonces si consideras al sábado tu delicia el Señor te hará gustar su gozo y sus bienes, y te dará y lo consagras a la gloria del Señor; si lo honras absteniéndote de viajes esa soberanía que buscas en vano con tus múltiples ocu- y evitas hacer negocios y contratos, paciones.
  21. 21. 40 Tiempo de cuaresma Sábado después de ceniza 41Evangelio: Lucas 5,27-32 Leví no desaprovecha la ocasión del paso de la mise- ricordia en su vida, en su casa, y quiere compartir con 27 Después de esto, salió Jesús y vio a un publicano, llamado los demás la alegría de este encuentro desconcertante, Leví, que estaba sentado en su olieina de impuestos, y le dijo: para que se convierta en acontecimiento de gracia para - Sigúeme. muchos: por eso prepara "un gran banquete", reúne a 28 Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió.2LLeví le obse- una multitud (v. 29). quió después con un gran banquete en su casa, al que también había invitado a muchos publícanos y a oirás personas. !ü Los fariseos y sus maestros de la Ley murmuraban contra los discípulos de Jesús y decían: MEDITATIO - ¿Por qué coméis y bebéis con publícanos y pecadores? "Jesús les contestó: El hombre pecador es llamado por la Misericordia a - No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. 52 Yo no la conversión para gustar la comunión con Dios. Enfer- he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que mo en lo hondo del corazón, languidece buscando en el se conviertan. atolondramiento de los sentidos o de la superactividad el paliativo a la angustia que le devora interiormente, *» Jesús no ha venido a llamar a los justos, sino a los quizás sin saberlo.pecadores, para que se conviertan: el versículo final de Si no me reconozco a mí mismo en ese hombre pe-esta perícopa resume y constituye el culmen de lo que cador, herido, no es para mí la fiesta del perdón, la ale-precede. La llamada de los primeros discípulos, gente gría de la curación. Continuaré sentándome en la mesaruda y sencilla; la curación del leproso, sin temer la im- de la gente "de bien", sin contaminarme con la suciedadpureza legal; el perdón de los pecados y la curación del moral y material de los otros, sin dejar que me inquieteparalítico: todo esto va revelando el rostro desconcer- el Amor que va en busca de quien está llagado interior-tante del Maestro. Ahora invita a su seguimiento a un mente para sanarlo.hombre doblemente despreciable por su oficio de re- Por medio del profeta Isaías, Dios nos ha pedidocaudador y por ser colaboracionista con el odiado ocu- compartir. En el Evangelio lo vemos encarnado: Jesúspante romano. mismo ha compartido hasta el extremo, saciando con la Jesús muestra la libertad soberana de sus elecciones, propia vida al hambriento de justicia-santidad. La co-una libertad liberadora porque brota del amor, y por eso munión que el Señor nos invita a construir entre noso-tiene poder de elegir del mundo del pecado a cuantos se tros tiene un precio elevado, que él ha pagado totalmen-dejen interpelar. En el brevísimo v. 28 aparecen tres ver- te solo: asume todo el dolor del otro, aun el sufrimientobos significativos: "dejándolo todo", toda atadura, toda más desolador y que menos se nota, el del pecado. Sicadena o peso, "se levantó" (anastás: en griego es el mis- reconozco ser yo el pecador sanado de sus heridas, nomo verbo usado para la resurrección de Jesús) "y lo si- buscaré más -tanto para mí como para los m í o s - que elguió". La liberación y la resurrección a una nueva vida abrazo infinitamente misericordioso de esas manosse orientan a seguir a Jesús, a la misión. crucificadas.
  22. 22. 42 Tiempo de cuaresma SUIHUIO después de ceniza 43 ORATIO cordioso no recuerda el mal recibido: aunque le hayan maltratado y ofendido, su corazón no se turba, porque Padre misericordioso, tú cuidas de todos los peque- conoce la misericordia de Dios. Nadie puede apropiarseños de la tierra y quieres que cada uno sea signo e ins- de la misericordia del Señor: es inviolable porque habi-trumento de tu bondad con los demás. Tú brindas tu ta en lo alto de los cielos, con Dios (Silvano del Monteamor a todo hijo herido por el pecado y quieres unirnos Athos, Non disperare, Magnano 1994, 9l-93passim).a unos con otros con vínculos de fraternidad. Perdóname, Señor, si he cerrado las manos y el cora-zón al indigente que vive a mi lado, pobre de bienes o ACTIOprivado del Bien. Todavía no he comprendido que tuHijo ha venido a sentarse a la mesa de los pecadores; me Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra:he creído mejor que los demás. Por esta razón soy yo el "Sus llagas nos han curado" (Is 53,5c).pecador Haz que resuene tu voz en mi corazón, lláma-me ahora y siempre, oh Dios. Abandonando las falsasseguridades, quiero levantarme para seguir a Cristo en PARA LA LECTURA ESPIRITUALuna vida nueva. Y será fiesta. La ascesis de los padres del desierto imponía un tiempo de ayu- no agotador y privaciones rigurosas: hoy la lucha ataca otro fren- te. El hombre no necesita un suplemento dolorosísimo; cilicios, ca- CONTEMPLATIO denas y flagelaciones correrían el riesgo de destrozarlo inútilmente. La ascesis consistiría más bien en imponerse un reposo, la disciplina En su infinita misericordia, el Señor se da a sí mismo de la calma y el silencio, en la que el hombre encuentre su capaci-y no recuerda nuestros pecados, como no recordó los dad de concentrarse en la oración y contemplación, aun en mediodel ladrón en la cruz. Grande es tu misericordia, Señor. de la barahúnda del mundo; y sobre todo, recobrar la capacidad¿Quién podrá darte gracias como mereces por haber de percibir la presencia de los demás, de saber acoger a los ami- gos siempre. La ascesis se convierte así en atención a la invitaciónderramado en la tierra tu Espíritu Santo? Grande es tu del Evangelio, a las bienaventuranzas: búsqueda de la humildad yjusticia, Señor. Prometiste a los apóstoles: "No os dejaré la pureza de corazón, para liberar al prójimo y devolverlo a Dios.huérfanos" (Jn 14,18). En un mundo cansado, asfixiado por las preocupaciones y rit- Ahora nosotros vivimos de esta misericordia y nues- mos de vida cada vez más agobiantes, el esfuerzo se dirigirá a en-tra alma experimenta que el Señor nos ama. Quien no contrar y vivir "la infancia espiritual", la frescura y la espiritualidadlo experimente, que se arrepienta: el Señor le concede- evangélica del "caminito" que nos lleva a sentarnos a la mesa con los pecadores y a compartir el pan ¡untos. La ascesis no tiene nadará la gracia que guíe su alma. Pero si ves un pecador y que ver con el moralismo. Estamos llamados a ser activos, viriles,no sientes compasión, la gracia te abandonará. Hemos heroicos, pero estas "virtudes" son dones de los que el Espíritu pue-recibido el mandamiento del amor, y el amor de Cristo de privarnos en cualquier comento; nada es nuestro.se compadece de todos y el Espíritu Santo nos infunde En las alturas de la santidad está la humildad, que consiste enla fuerza de hacer el bien. El Señor perdona los pecados vivir en una actitud constante del alma en presencia de Dios. La hu-de quien se compadece del hermano. El hombre miseri- mildad nos impide sentirnos "salvados", pero suscita una alegría
  23. 23. 44 Tiempo de cuaresmapermanente y desinteresada, sencillamente porque Dios existe. Elalma reconoce a Dios confesando su impotencia radical; renun- Primer domingo de cuaresmaciando a pertenecerse. La ofrenda, el don de sí, es la humildad enacción. El hombre desnudo sigue a Cristo desnudo; permanece vi-gilante en su espíritu y espera la venida del Señor. Pero su alma lle- Año Ava el mundo de todos los hombres; al atardecer de su vida, el hom-bre será juzgado de su amor (P. Evdokimov, La novitá dello Spirito,Milán 1980, Ó4-Ó5.78s, passim). LECTIO Primera lectura: Génesis 2,7-9;3,l-7 21 Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz un hálito de vida, y el hombre se con- virtió en un ser viviente. 8 El Señor Dios plantó un huerto en Edén, al oriente, y en él puso al hombre que había formado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos para comer: así como el árbol de la vida en medio del huerto y el árbol del conocimiento del bien y del mal. " La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que había hecho el Señor Dios. Fue y elijo a la mujer: - ¿Así que Dios os ha dicho que no comáis de ninguno de los árboles del huerto? 2 La mujer respondió a la serpiente: - ¡No! Podemos comer del fruto de los árboles del huerto; • sólo nos ha prohibido, bajo pena de muerte, comer o tocar el fruto del árbol que está en medio del huerto. 4 Replicó la serpiente a la mujer: - ¡No moriréis! 5 Lo que pasa es que Dios sabe que en el momento en que comáis se abrirán vuestros ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal. " La mujer se dio cuenta entonces de que el árbol era bue- no para comer, hermoso de ver y deseable para adquirir sabi- duría. Así que tomó de su fruto y comió; se lo dio también a
  24. 24. 46 Primera semana de cuaresma Domingo 47 su marido, que estaba junto a ella, y él también comió. 7 En- pero el éxito del pecado consiste en comprobar la pro- tonces se les abrieron los ojos, se dieron cuenta de que esta- pia desnudez -es decir, nuestra fragilidad, el estar iner- ban desnudos, entrelazaron hojas de higuera y se hicieron unos ceñidores. mes, derrotados-, que lleva a avergonzarse de sí mismo y a no poder soportar la mirada de Dios. **• El plan de Dios y el problema del mal constituyen,en síntesis, los temas propuestos por la liturgia en este Segunda lectura: Romanos 5,12-19fragmento. De la tierra ("damah), de la materia, Diosplasma al hombre {adam), pero insufla en él su misma 12 Así pues, por un hombre entró el pecado en el mundo y,respiración; lo rodea de bien y de belleza (v. 9), le colo- con el pecado, la muerte. Y como todos los hombres pecaron,ca en un ambiente preparado con esmero y le confía a todos alcanzó la muerte. • Cierto que ya antes de la Ley ha-una (área, una misión (v. 15); le da amplia libertad para bía pecado en el mundo; ahora bien, el pecado no se imputadeterminar y transformar la realidad cine le rodea me- al no haber ley. 14 Y sin embargo, la muerte reinó sobre todos desde Adán hasta Moisés incluso sobre los que no habíandiante el trabajo y la autoridad personal (vv. 9s). Pero el pecado con una transgresión semejante a la de Adán, que eshombre no debe establecer su norma del bien y el mal: figura del que había de venir.esla norma la impone Dios; no debe conocer por expe- 15 Pero no hay comparación entre el delito y el don. Porqueriencia el mal, so pena de llevarle a la ruina (w. 16s). si por el delito de uno todos murieron, mucho más la gracia"Coiiofimiciiio" es para los semitas un hecho de expe- de Dios, hecha don gratuito en otro hombre, Jesucristo, so-riencia más, antes que algo intelectual o moral. Dios da, breabundó para todos ,6, y hay otra diferencia entre el pecadopues, su mandamiento para la vida y la felicidad. Al del uno y el don del otro, pues mientras el proceso a partir de un solo delito terminó en condenación, el don, a partir dehombre se le propone la elección de una libre obedien- muchos delitos, terminó en absolución. 1T Y si por el delito decia, reconociendo la relación particular que el Creador uno solo la muerte inauguró su reinado universal, mucho másle ofrece de vivir con él. por obra de uno solo, Jesucristo, vivirán y reinarán los que acogen la sobreabundancia de la gracia y del don de la sal- Allí está el árbol, en medio del jardín, guardado úni- vación.camente por la advertencia de Dios. En este punto se in- 18 Por tanto, así como por el delito de uno solo la condena-sinúa la presencia del mal: el texto bíblico nos dice que ción alcanzó a todos los hombres, así también la lidelidad deel mal no es primariamente una opción errónea, sino uno solo es para todos los hombres luenle de salvación y demás bien una entidad creatural que induce a esa opción vida. " Y como por la desobediencia de uno solo lodos lucronastutamente. El término para indicar la serpiente signi- hechos pecadores, así también, por la obediencia de uno solo, todos alcanzarán la salvación.fica también "adivinación", dejando entrever los cultosidolátricos, en los que el símbolo de la serpiente teníamucho que ver y que no dejaban de atraer a Israel. En *•• Es un texto un tanto difícil por su gran densidadefecto, la serpiente trata de que parezca una mentira teológica, pero de capital importancia para comprenderel mandato de Dios por una especie de falso oráculo cómo Cristo es el punto central tic la historia de la sal-(w. 4s). La narración de la transgresión es una obra vación. Por el paralelo entre Adán y Cristo -los dos "pro-maestra de psicología, una secuencia de sensaciones totipos" de la historia humana , tenemos una nueva ex-perfectamente estudiadas (v. 6) en un deseo creciente; plicación del misterio de la cruz. El primer padre de la

×