La televisión y la vida cotidiana
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La televisión y la vida cotidiana

on

  • 3,721 views

Para una de mis clases de la maestría elaboré la siguiente presentación del paper "La televisión y la vida cotidiana" capítulo 2 de “TV Living: Television, Culture and Everyday Life” de David ...

Para una de mis clases de la maestría elaboré la siguiente presentación del paper "La televisión y la vida cotidiana" capítulo 2 de “TV Living: Television, Culture and Everyday Life” de David Gauntlett y Annette Hill. Londres, 1999.

Statistics

Views

Total Views
3,721
Views on SlideShare
3,625
Embed Views
96

Actions

Likes
0
Downloads
9
Comments
1

1 Embed 96

http://tanialu.co 96

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • gracias por la informacion
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La televisión y la vida cotidiana La televisión y la vida cotidiana Presentation Transcript

  • La televisión y la vida cotidianaCapítulo 2 de “TV Living: Television, Culture andEveryday Life” de David Gauntlett y Annette Hill. Londres, 1999
  • Consideraciones previas Estudio de carácter cuantitativo realizado en hogares británicos a finales de los años 90. Hay muchos tipos de hogares: familias nucleares, padres solteros, personas jóvenes y adultas que viven solas, parejas sin hijos, parejas del mismo sexo, entre otras. Además que no es lo mismo en la ciudad que en el campo. La relación entre televisión y vida diaria es muy compleja, y es importante recordar que aunque la TV juega un papel importante en el hogar, no necesariamente es un factor determinante en la planeación de las actividades diarias. El capítulo se enfoca en el rol de la televisión en el espacio doméstico citadino, enfatizando en cómo la TV encaja dentro y alrededor de la vida cotidiana, y otros factores como niños, trabajo, amigos y actividades de ocio que pueden ser tan importantes como, sino más, que la televisión. Utilizó el concepto de clocking, la organización de actividades en términos de estructura, frecuencia y ritmo. En este caso, como la familia o los miembros del hogar se unen o se cruzan de acuerdo a patrones establecidos y arraigados en su rutina diaria. Esta organización de actividades no está exenta de tensiones y conflictos, pero aún así, la familia considera que es muy importante.
  • La televisión y laorganización del tiempo Las respuestas invariablemente se referían al momento del desayuno, el almuerzo y la cena en el hogar, y la forma como la familia organiza el tiempo alrededor del trabajo, escuela, pasatiempos y ver televisión. Quedó en evidencia también como la televisión gira entorno a otras actividades rutinarias y como ciertos programas se convierten en marcadores durante el día. Dado que las cadenas de televisión manejan horarios inflexibles con respecto a su programación, los televidentes desplazan, alargan o cortan sus actividades diarias para acomodarlas a los programas que desean ver. Algunos televidentes manifestaron la importancia de sintonizar la televisión a primera hora de la mañana (Ej: mirar el canal del clima para saber que vestir), e incluso, algunos hogares manifestaron su uso como despertador. El momento del desayuno es el más ocupado para la mayoría de los hogares, y si en algún momento encienden la televisión es sólo por breves períodos de tiempo o la usan como ruido de fondo mientras realizan otras tareas.
  • La televisión y laorganización del tiempo La mayoría de los hogares encuestados manifestaron no organizar su tareas hogareñas para ajustarla con programas de televisión, algunos dijeron hacerlo ocasionalmente y en menor proporción dijeron sí hacerlo a menudo. Las tardes parecen ofrecer un poco más de tiempo para la relajación y esparcimiento, aunque esto por supuesto, depende del trabajo, necesidades familiares y pasatiempos. También quedó manifiesto que en esta parte del día, el televisor puede estar encendido, pero la familia no necesariamente la está viendo. Quedó en evidencia también que a pesar de que el televisor esté encendido y esté transmitiendo programas como las noticias de la tarde u otros programas que se siguen, el televidente no le está prestando su total atención hasta que llega el programa esencial (el marcador del día), como por ejemplo, Coronation Street, Neighbours, Home and away
  • La televisión y laorganización del tiempo Muchos de los encuestados reconocieron cenar con la televisión encendida. Esta es una función importante de la televisión en la tarde, provee un punto de atención, un marcador, para la cena familiar que coincide con el teleconsumo de noticieros, novelas o cualquier otro programa que puede ser o no su favorito. Aún en las familias con un estricto cronograma de actividades diarias, la televisión tiene un espacio asignado especialmente para sintonizar los programas favoritos. El detallar las horas y el nombre del programa específico resulta en un marcador del día, o sea, un punto que señala la transición de una etapa del día a otra. Los programas de TV marcadores también utilizados como una forma de conocer la rutina de los otros miembros de la familia (Ej: mi esposa no se acuesta hasta que vea las noticias de las 9 pm). Se encontró que puntualmente las noticias y las novelas son los marcadores particulares en familias con patrones de tiempo de trabajo y ocio muy reglamentados.
  • La televisión y laorganización del tiempo Otras actividades como hacer llamadas telefónicas o leer un libro, son contempladas luego que la televisión ha “salido del juego”, es decir, que debido a la programación del momento, ha caído el umbral de interés por esta. Lo anterior refleja el poder de los horarios de televisión para alterar el carácter de una noche. Esto obviamente, bajo la percepción del propio televidente de lo que considera buena televisión y que vale la pena ver. La televisión no secuestra al televidente, hay un acto de equilibrio entre las actividades domésticas y sentarse a verla, pero depende mucho del espectador si inclina más o menos la balanza a favor de esta. Se encontró que en los fines de semana la televisión asume un papel de niñera y también una excusa para permanecer en cama un poco más de tiempo. Los fines de semana son generalmente vistos como tiempos de menor presión, por lo que los encuestados manifestaron sentirse capaces de ver programas que no verían durante la semana.
  • La televisión y laorganización del tiempo Los entrevistados de todas las edades indicaron que ellos podían hacer otras actividades al mismo tiempo que veían televisión. En el caso de los adultos en edad productiva, se encontró que, por ejemplo, en el caso de las amas de casa, ellas dejaban el televisor encendido para que las acompañara mientras cocinaban o en el caso de los maestros que afirmaron realizar otras tareas mientras veían televisión por entretenimiento. La investigación también encontró evidencia de “adicción” a ciertos programas de TV. El término fue usado por los mismos encuestados. Está presente un sentimiento de culpa por ver x programa, pero que aun así, se sigue viendo fielmente emisión tras emisión. Con respecto a la planeación previa, cerca de la mitad de los encuestados respondieron que encendían la televisión porque habían escuchado o leído de antemano sobre un programa. Dos terceras partes admitieron encender la televisión para sintonizar un programa familiar. El boca en boca, los trailers, menciones en las secciones de TV de periódicos y revistas, y recordar que habían visto ese mismo día la semana pasada, era lo guiaba a los encuestados a seleccionar los programas que querían ver.
  • La vida hogareña y latelevisiónAsí como la televisión está integrada en la vida de las personas, éstatambién está presente en los hogares en las que viven. Físicamente es unelemento de atención en la organización de la o las habitaciones, pero másimportante, socialmente, es un punto de enfoque y de interacción social.Físicamente el aparato está ubicado principalmente en la sala, pero tambiénen el comedor, en la cocina y en los dormitorios. El número de aparatos porcada hogar también fue variable. En cuanto al sitio preferido para verla, lasala primó sobre cualquier otro espacio.La televisión a menudo cuenta con algún grado de prioridad todoslos días, lo que significa que otras interacciones toman lugaralrededor de esta y a través de esta (acto de verla).El papel central que juega la televisión dentro la vidasocial de cada hogar puede ser de diferentes grados deprofundidad, desde la mera entretención hasta convertirseen un serio problema.
  • La vida hogareña y latelevisiónSe encontraron usos más complejos como sobrellevar enfermedades y encontrarrefugio y comodidad.Se encontraron puestas de acuerdo o consumo negociado de programas,autocensura y censura por parte de los jefes del hogar, y casos donde era foco deconflicto ya sea por el contenido de lo que se veía, por el tiempo que se dedica averlo o si debía estar encendida o no en los espacios de convivencia. Se estableció que la televisión es, al menos, un catalizador para las formas domésticas de organización del tiempo y espacio, o, para ser más enfático, a menudo es el factor determinante primario en como lo hogares organizan su geografía interna y sus horarios cotidianos. En el caso de las parejas que estaban en la etapa de “luna de miel”, las desacertadas o inoportunas decisiones televisivas del otro eran perdonadas, no generaban confontación, y terminaban aceptándolas.
  • La vida hogareña y latelevisión El contenido televisivo, tal vez por sus características de ser temporal, estar actualizado y elegantemente empacado, puede parecer que tiene prioridad para algunas personas, sobre otros aspectos que no cambian en el hogar (Ej: excesiva atención a una novela por encima de la atención a los hijos). Otros conflictos que se presentan, y que tienen poco que ver con lo que está transmitiendo la televisión, son las tareas del final del día vs el lujo de ver la televisión. Las diferentes formas de ver televisión de los miembros del hogar o los momentos que se consideran oportunos para verla y los que no, pueden también generar conflicto. En algunos hogares quedó evidente que los miembros que mostraron ser adictos a la televisión, se convertían en generadores de conflictos con serias consecuencia que podían incluso llegar a la desintegración del mismo.
  • La vida hogareña y latelevisión La televisión también puede ser fuente de conflicto entre los niños y sus padres, y entre un padre y el otro al no ponerse de acuerdo sobre que podrían ver o no sus hijos. Aunque se esperaba que tales conflictos fueran de tipo “moral” sobre que tenían permitido o no ver los niños, se evidenció que estaban más relacionados con la frecuencia de horarios o si los niños tenían “merecido” ver cierta cantidad de televisión dependiendo si habían finalizado sus tareas y/o deberes. Pueden desarrollarse conflictos entre los padres cuando uno de ellos tiene más conciencia que el otro sobre los efectos de la televisión en los niños o su exposición a cierto tipo de programas. La televisión en la habitación de los adolescentes disminuye el control parental, lo que expone a los mismos a ver programas con alta dosis de violencia o sexo que se transmiten a altas horas de la noche. Se encontró también que algunos padres deliberadamente buscaban armonía con sus hijos mediante el acto de ver la televisión en comunidad, como un ejercicio de unión.
  • La vida hogareña y latelevisión Si bien el estudio se centró en la televisión en la vida diaria, es importante no olvidar que las personas tienen otras maneras de disfrutar su tiempo libre, es decir, otras actividades en su vida cotidiana como pasar mucho tiempo con amigos, charlas y reuniones familiares y variados hobbies (participar en competencias, escribir cartas o libros, pintar, asistir a la iglesia, atender a sus mascotas ) Aterrizando en nuestra vida cotidiana, ¿cuál es el papel de la televisión en el día a día de nuestros hogares?