Your SlideShare is downloading. ×
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Hacer el amor con tacto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Hacer el amor con tacto

434

Published on

buen documento

buen documento

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
434
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. HACER EL AMOR CON TACTO Quiero hacer el amor con tacto: Quiero que nos toquemos con la mirada Quiero que nos toquemos con los destellos del corazón Que nos toquemos con el deseo Que tu deseo toque el mío Que mi deseo toque el tuyo Que nos toquemos con la piel Que nos toquemos con el pensamientoQue nuestras desinhibiciones toquen nuestras inhibiciones Que mi ser toque todo el tuyo Que tu ser toque todo el mío Así quiero que hagamos el amor: con tacto…
  • 2. QUIÉREME ASIQuiéreme con excitación,Excítame con tu amor,mírame con el deseo,y deséame con la ternura,tócame con ganasy que las ganas te lleven a tocarme con ternura y deseo.Que me exciten el deseo y la ternura,tanto, que no sepa que me excita más.Que me enternezca el deseo y la ternura,tanto, que no sepa que me enternece más.Que sean como dos siamesas la excitación y la ternura,bello será que estén juntas,como buena y bienvenidas ambas.Que la una se sienta bien con la presencia de la otra,juntas en el alma y el cuerpo,juntas en el cuerpo y el espíritu.Que el deseo y la excitación sientan que crecentanto como la ternura y el amor.Que el amor y la ternura sientan que crecentanto como el deseo y la excitación.Que la una no se queje de la falta de la otray que la otra no se queje de la falta de la unao al menos de la ausencia…Quiéreme así…!!!Con ternura y deseoCon amor y excitaciónAsí quiero quererteAsí quiero deseartePalabras para acariciarteBesar tu cuelloSentir tu olorTener tus besosPerderme en tu bocaQué gusto!!!Sentirme al norte y al sural este y al oestedecidido a entrar en miy yo ansiosa de poseertey verte luego gozosoindefenso y rendido al placer de mi cuerpoNo hay más glorias!!!
  • 3. EL AMORLas voces del mundo han levantado sus solesEn el interminable laberinto de la tierraY nadie ha podido aún encontrar la esencialidad de su luz.Porque habita en el invisible corazón de la eternidad.Más allá de las palabras, de los sentidos y las ideasEn el territorio oculto de tiempos escurridizosSu piel de mares infinitos acuna la fuerza de las esperanzasAgitando su melodía de fuegos en las manos del arco iris.Allí habitan las sombras corriendo libres por la luzEn este terreno el amor sueña libre en su soledadY las cruces desnudas diluyen su lenguaje de espumasRecibiendo la sencilla vibración de los corazones puros.El amor cae en cataratas silentes día a díaPor las curvas sencillas del vientoDesplazando su caudal de perfumes en el tiempoSin más banderas que el acento claro de la paz.El amor es el secreto de los siglos en recesoQue va dibujando su invisible rocío cósmicoEn los atardeceres temporales del espírituY abraza en silencio nuestros mundos profundos y luminosos.
  • 4. ENAMORADO. Yo te amo corazón de aguaSoy prisionero de tu cascada de sonrisas. Tu nombre llueve en mi piel Como una cadena de flores.Sólo tú suspendes mi voz en tus suspiros Y en tu suave tiempo imaginario Rumorea una bandera de rosas. La transparencia de tus sueños Galopa en mi camino de sombras Yo te amo corazón de agua.
  • 5. AMAMEAmame, como aquellos que se amaron sin límites.como aquellos que se salvaron por el Amor.como aquellos que se iluminaron por el Amor.como aquellos que se transmutaron por el Amor.Amame, sin prejuicios ni condiciones.sin esperas ni reservas.sin egoísmos ni sombras.sin cadenas ni sumisiones.Amame, con la profundidad insondable del océano.con la claridad del Sol de las montañas.con la fuerza suprema de vientos huracanados.Amame, con la blanca llama de tu alma despierta.con la alegría de cielos infinitos.Porque sólo por el Amor peregrinamos juntoshacia la dicha divina e inmortal.
  • 6. TE SIENTOTe siento cada día rozándome invisiblesutilmente impalpable.Y aunque sé que siempre te he llevado conmigoeres siempre la suave, dulcemente imposiblelejanía luminosa...Te siento cada día cantar, mas no sé donde.Eres algo que vive más allá de mí mismoy aunque siempre eres nube y horizonte lejano¡sentí tu beso sobre mi alma!Mi espíritu solitario te sueña en todas las cosasMi alma te busca tras toda emoción¡Mi camino está lleno de tu nombre!¡Lejana!...¿Dónde estás?...¿Dónde estás?
  • 7. A TIQuiero cantar con la voz del Almael himno del amor eterno,quiero abrazar con mi cuerpo de lunael templo de oro de tu alma tranquila.Quiero sentir tu presencia huidiza,sumergiéndome en la Luz de tus caminos,volar con el ritmo del vientohacia las alturas del amor,y entregarme a ti para siempreen el éxtasis de nuestra unión secreta.Quiero elevarme contigomás allá de las cumbres terrenaleshasta el reino de la paz y de la armonía,donde nuestra dicha no pueda ser perturbada jamás,unidos por siempre en Amor inmortal.
  • 8. SONETO VITodo en mi vidaes un presentimiento.Soy como hoja medio desprendidaQue ya la agita, sin llegar el viento;Una hoja temblorosa y conmovida.Amo, sin verla, clara imagen pura;Y mis ansias, mi angustia y mi tristeza,Sólo escupen y buscan en la duraRealidad de la vida a la belleza.Yo sabré quién espera y quién llama,Animando el misterio y escondida,Cuando esta fiebre que a mi ser inflama,Ciña, por fin, la forma apetecida.De amor humano hacia el amor divino,Voy labrando, sin tregua, mi camino.Pedro Prado, poeta chileno.
  • 9. A UNA MORENATienes ojos de abismo, cabelleraLlena de luz y sombra, como el ríoQue deslizando su caudal bravío,Al beso de la luna reverbera.Nada más cimbrador que tu cadera,Rebelde a la presión del atavío...Hay en tu sangre perdurable estíoY en tus labios eterna primavera.Bello fuera fundir en tu regazoel beso de la muerte con tu abrazo...Espirar como un dios, lánguidamente,Teniendo tus cabellos por guirnalda,Para que al roce de una carne ardienteSe estremezca al cadáver en tu falda...Carlos Pezoa Veliz, poeta chileno
  • 10. AMARANTARubios, pulidos senos de Amaranta,Por una lengua de lebrel limados.Pórtico de limones, desviadosPor el canal que asciende a tu garganta.Roja, un puente de rizos se adelantaE incendia tus marfiles ondulados.Muerde, heridor, tus dientes desangrados,Y corvo, en vilo, al viento te levanta.La soledad, dormida en la espesura,Calza su pie de céfiro y desciendeDel olmo al mar de la llanura.Su cuerpo en sombra, oscuro, se le enciendeY gladiadora, como una ascua impura,entre Amaranta y su amador se tiende.Rafael Alberti, poeta español.
  • 11. DESNUDOEl cielo de tu tactoAmarillo cubríaEl oculto jardínDe pasión y de música.Altas yedras de sangreAbrazaban tus huesos.La caricia del alma-brisa en temblor- movíatodo lo que tú eras.¡Qué crepúsculo bellode rubor y cansancioera tu piel! Estabascomo un astro sin brillo,recibiendo del Solla luz de su contorno.Sólo bajo tus pies era de noche.Eras cárcel de músicaDe la música presa,Que intentaba escaparEn cada gesto tuyo,Pero que no podía salirY se asomaba como un niñoA los cristales de tus ojos claros.Manuel Alto Laguirre, poeta español
  • 12. EPIGRAMASAl perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido:Yo porque tú eras lo que yo más amabaY tú porque yo el que te amaba más.Pero de nosotros dos, tu pierdes más que yo:Porque yo podré amar a otras como te amaba a ti,pero a ti no te amarán como te amaba yo.Yo he repartido papeletas clandenistas,Gritando ¡VIVA LA LIBERTAD! En plena calleDesafiando a los guardias armados.Yo participe en la rebelión de abril:Pero palidezco cuando paso por tu casaY tu sola mirada me hace temblar.¡Mi gatita tierna, mi gatita tierna!¡Cómo estremecen a mi gatita tiernamis caricias en su cara y en su cuelloy vuestros asesinatos y torturas!Ernesto Cardenal, poeta nicaragüense.
  • 13. TE HUBIERA AMADO.Te hubiera amado.Perfil solo, nubes gris, nimbo de olvido.Con el misterio de la mirada,Bajo la tormenta oscura de palabras,En la tristeza o puñal de cada beso,Hasta la ira o la melancolía,te hubiera amado.Ay, cuerpo que el amor se resisteNo ofreciendo su nocturno abandono a unos labios.Sobre su piel la luna inútilmente llama,Llama inútil la nocheY el sol, inútil llama, lameCon una lengua sombría su dos senos.Te hubiera amado,Rostro donde el día toma su luz hermosa.Frío, dolor, nubes gris de siempre,Como un relámpago entre el sueño amanecíasSonámbula y bella atravesandouna aurora.Tarde naval sobre el azul se extiende.En el sueño del horizonte todo se olvida.Vive tú aún, secreta existencia,Mía como el deseo que nunca se extingue.Vive fuerte, relámpago que un día amanecíasllama ahora de nieve.Mírame aún pero recuerdaque se olvida.Fernando Charry, poeta colombiano
  • 14. EL AMOR QUE CALLASi yo te odiara, mi odio te daríaEn las palabras, rotundo y seguro;Pero te amo y mi amor no se confíaA este hablar de los hombres, tan oscuro.Tú lo quisieras vuelto un alarido,Y viene de tan hondo que ha deshechoSu quemante raudal, desfallecido,Antes de la garganta, antes del pecho.Estoy lo mismo que estanque colmadoY te parezco un surtidor inerte.¡Todo por mi callar atribuladoque es más atroz que el entrar en la muerte.!Gabriela Mistral, poetisa chilena.
  • 15. HORIZONTEPasar el horizonte envejecidoY mirar en el fondo de los sueñosLa estrella que palpitaEras tan hermosaQue no pudiste hablarYo me alejéPero llevo en la manoAquel cielo nativoCon un sol gastadoEsta tardeen un caféHe bebido un licor temblorosoComo un pescado rojo.Y otra vez en el vaso escondidoEse sueño filialEras tan hermosaQue no pudiste hablarEn tu pecho algo agonizabaEran verdes tus ojosPero yo me alejabaEras tan hermosaQue aprendí a cantar.Vicente Huidobro, poeta chileno.
  • 16. TU RISAQuítame el pan , si quieres,Quítame el aire, perono me quites tu risa.No me quites la rosa,La lanza que desgranas,El agua que de prontoEstalla en tu alegría,La repentina olade plata que te nace.Mi lucha es dura y vuelvoCon los ojos cansadosA veces de haber vistoLa tierra que no cambia,Pero al entrar tu risaSube al cielo buscándomeY abre para mí todaslas puertas de la vida.Amor mío, en la horaMás oscura desgranaTu risa, y si de prontoVes que mi sangre manchaLas piedras de la calle,ríe, porque tu risaserá para mis manoscomo una espada fresca.Junto al mar en otoño,tu risa debe alzarsu cascada de espuma,y en primavera, amor,Quiero tu risa comola flor que yo esperaba,la flor azul, la rosade mi patria sonora.Ríete de la noche,del día, de la luna,ríete de las callestorcidas de la isla,ríete de este torpemuchacho que te quiere,pero cuando yo abrolos ojos y los cierro,cuando mis pasos van,cuando vuelven mis pasos,niégame el pan, el aire,la luz, la primavera,pero tu risa nuncaporque me moriría.
  • 17. HISTORIAS DE AMOR (Por Alejandro Dolina) El universo es una perversa inmensidad hecha de ausencia. Uno noesta en casi ninguna parte. Sin embargo, en medio de las infinitasdesolaciones hay una buena noticia: el amor. Los Hombres Sensibles deFlores tomaban ese rumbo cuando querian explicar el cosmos. Y hastalos Refutadores de Leyendas tuvieron que admitir casi sin reservas,que el amor existe. Eso si, nadie debe confundir el amor con ladicha. Al contrario: a veces se piensa que amor y pena son una mismacosa. Especialmente en el barrio del Angel Gris, que es tambien elbarrio del desencuentro. Las historias amorosas de los tiemposdorados son casi siempre tristes. Esto no basta para afirmar quetodos los romances fueron desdichados: sucede -tal vez- que el artenecesita nostalgia. No se puede ser artista si no se ha perdido algo.Los poemas de amor satisfecho aparecen como una compadrada demercaderes afortunados. Por eso los poetas de Flores buscaban eldesengaño, porque pensaban que cerca de el andaba el verso perfecto.Casi todos quedaban en la mitad del camino. Manuel Mandeb veia lascosas de un modo mas complicado. Admitia que la pena de amor conduciaal arte. Pero tambien sostenia que el proposito final del arte es elamor. La recompensa del artista es ser amado. Asi pareceia opinarIves Castagnino, el musico de Palermo, quien componia valsesmelancolicos al solo efecto de seducir señoritas. Cuando no lolograba, su tristeza le dictaba otras canciones que mas tarde leservian para deslumbrar señoritas nuevas y asi recomenzaba elcirculo. Algunos muchachos sin vocacion artistica trataban de merecera las damas cultivando las ciencias, la bondad, el coraje, la riquezao la extorsion. Los autores de aforismos extrajeron de estasrealidades una conclusion modesta: si no fuera por el amor, nadieharia gran cosa. Las muchachas beligerantes podian objetar que estospensamientos parecen reservados a la conducta masculina. Al respecto,Mandeb creia que las mujeres hacian de ellas mismas un hechoartistico.
  • 18. HISTORIA DEL QUE ESPERO SIETE AñOS Jorge Allen, el poeta, amaba a una joven pechugona de los barrioshostiles. Segun supo despues, alcanzo a ser feliz. Una noche de junio, lachicaresolvio abandonarlo. - No te quiero mas - le dijo. Allen cometio entonces los peores pecados de su vida; suplico, sehumillo, escribio versos horrorosos y lloro en los rincones. La pechugona se mantuvo firme y rubrico la maniobra entreverandoseconun deportista reluciente. El poeta recobro la dignidad y empleo su tiempo en amar sinesperanzasy en recordar el pasado. Su alma se retemplo en el sufrimiento y sehizo cada vez mas sabio y bondadoso. Muchas veces soño con el regresodela muchacha, aunque tuvo el buen tino de no esperar que tal sueño secumpliera. Mas tarde supo que jamas habria en su vida algo mejor que aquelamorimposible. Sin embargo, una noche de verano, siete años y siete meses despuesde su pronunciamiento, la pechugona aparecio de nuevo. Las lagrimas le corrian por el escote cuando le confeso al poeta: - Otra vez te quiero. Allen nunca pudo contar con claridad lo que sintio en aquellashoras.El caso es que volvio a su casa vacio y desengañado. Quiso llorar ynopudo. Nunca mas volvio a ver a la pechugona. Y lo que es peor, nuncamas,nunca mas volvio a pensar en ella ni a soñar su regreso.

×