Your SlideShare is downloading. ×
Huesos De La Cintura Escapular 09
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Huesos De La Cintura Escapular 09

34,960
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
34,960
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
306
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Universidad de Valparaíso Facultad de Medicina Carrera de kinesiología Cátedra de Anatomía, 2009. HUESOS DE LA CINTURA ESCAPULAR. La cintura escapular esta constituida por dos huesos: la clavícula por delante y la escápula por detrás. CLAVÍCULA Hueso plano y alargado, extendido del esternón a la escápula. Recurvado en forma de S itálica, presenta dos bordes, dos caras y dos extremidades. Cara superior: es subcutánea. Casi plana en su tercio lateral, es convexa ventralmente en sus dos tercios mediales. Lisa en su parte media, donde no presenta ninguna inserción muscular, tiene en su parte medial rugosidades de inserción para el músculo esternocleidomastoideo y en su mitad anterior, para la porción clavicular del músculo pectoral mayor; en su parte lateral, atrás para el músculo trapecio y adelante para la porción clavicular del músculo deltoides. Cara inferior: más accidentada que la precedente, se observan de medial a lateral, los siguientes relieves: la impresión del ligamento costoclavicular, el surco para el músculo subclavio, la tuberosidad para el ligamento coracoclavicular (tubérculo conoideo y línea trapezoidea) y el foramen nutricio del hueso dirigido hacia el extremo lateral de la clavícula. 1
  • 2. Borde anterior: sinuoso y redondeado, da inserción por sus dos tercios mediales a la porción clavicular del músculo pectoral mayor. Su tercio lateral, desigual y rugoso, da inserción a la porción clavicular del músculo deltoides. VISTA SUPERIOR, CLAVÍCULA DERECHA Borde posterior: igualmente sinuoso, es más saliente. Hacia medial, se inserta el fascículo clavicular del músculo esternocleidomastoideo, el que prolonga sus inserciones hacia la cara superior. Lateralmente, se inserta el músculo trapecio, que como el precedente, invade, en parte, la cara superior del hueso. Este borde se relaciona en forma más o menos inmediata con el contenido de la fosa supraclavicular mayor. VISTA INFERIOR, CLAVÍCULA DERECHA Extremidad esternal: voluminosa, presenta una carilla articular esternal. Ésta posee dos planos: uno vertical y otro horizontal, este último de dimensiones más reducidas. En la parte posterior de la extremidad medial (extremidad esternal), se inserta el fascículo clavicular del músculo esternohioideo. 2
  • 3. Extremidad acromial: es aplanada de arriba hacia abajo y prolongada hacia atrás terminando lateralmente por una pequeña superficie oval con eje mayor antero posterior que se articula con el acromion de la escápula, carilla articular acromial. ESCÁPULA La escápula es un hueso triangular, plano y delgado, que se apoya sobre la parte superior, posterior y lateral de la caja torácica, frente a la cual posee una gran movilidad. Se le describen dos caras, tres bordes y tres ángulos. Cara costal: es cóncava hacia adelante, en los dos planos, vertical y transversal: es la fosa subescapular, donde se inserta el músculo subescapular, el que marca su inserción por dos o tres crestas oblicuas. A lo largo del borde medial de esta cara, por encima y por debajo, se observan dos superficies triangulares donde se insertan fascículos musculares del serrato anterior. 3
  • 4. Cara posterior: es convexa dorsalmente. De la unión de su cuarto superior con sus tres cuartos inferiores, se destaca casi en ángulo recto una saliente voluminosa: la espina de la escápula, dirigida en forma oblicua atrás, arriba y lateralmente. Hacia medial, se pierde hacia el borde medial del hueso en una pequeña superficie triangular. Lateralmente, por el contrario, se eleva y espesa cada vez más y se separa por completo del cuerpo del hueso, para terminar en una amplia saliente en forma de paleta: el acromion. Éste presenta: una cara superior, situada directamente bajo la piel, una cara inferior, cóncava, que sobremonta la articulación glenohumeral; un borde lateral, espeso y rugoso, donde se insertan los fascículos medios del deltoides; un borde medial, más delgado, que presenta la carilla articular para la clavícula, una extremidad lateral, donde se inserta el ligamento coracoacromial. La espina de la escápula, aplanada de arriba hacia abajo, presenta dos caras, superior e inferior para inserciones musculares (supraespinoso e infraespinoso); un borde anterior, que forma cuerpo con el hueso; un borde lateral, cóncavo y obtuso, orientado hacia la articulación glenohumeral; un borde posterior, ancho y rugoso. El borde posterior de la espina da inserción a dos músculos: en el labio superior, al músculo trapecio, en el labio inferior (parte lateral), músculo deltoides. 4
  • 5. La implantación de la espina en la cara posterior de la escápula delimita dos fosas de diferente importancia: la fosa supraespinosa y la fosa infraespinosa; en ella se insertan respectivamente los músculos supraespinoso e infraespinoso. La fosa infraespinosa es la más amplia de las dos; su pared es delgada en el centro, pero lateralmente es espesa, estando limitada por una cresta longitudinal, más allá de la cual se encuentra una superficie de inserción rugosa para el músculo redondo menor, superiormente y el músculo redondo mayor, inferiormente. Las dos fosas, supraespinosa e infraespinosa, se comunican a la altura del borde lateral de la espina de la escápula. Borde medial: rectilíneo, casi vertical, por encima de la implantación de la espina es oblicuo hacia arriba y lateralmente; por debajo de ella es vertical, ligeramente incurvado en sentido lateral. Delgado, esta cubierto por las inserciones: del serrato anterior en su parte anterior; del supraespinoso e infraespinoso, en su parte posterior. Entre las inserciones previamente descritas se insertan: arriba, el músculo elevador de la escápula y en el resto de la extensión del borde medial, los músculos romboides menor y mayor. 5
  • 6. ESCÁPULA: BORDE LATERAL Borde lateral: delgado desde abajo, se espesa a partir de su parte media para expandirse bajo la cavidad glenoidea en una pequeña superficie triangular, la superficie infraglenoidea, aquí se encuentra el tubérculo infraglenoideo, donde se inserta la cabeza larga del músculo triceps braquial. Sobre la vertiente posterior de este borde, se encuentran los músculos redondos menor y mayor. Borde superior: delgado y cortante, es oblicuo hacia abajo y lateralmente. Termina en la escotadura de la escápula, en el borde medial de la cual se inserta el vientre inferior del omohioideo. Un pequeño ligamento convierte la escotadura de la escápula en el foramen por el cual pasa el nervio supraescapular. Ángulo Superior: formado por la unión del borde superior con el borde medial en él se inserta el músculo elevador de la escápula. Ángulo Inferior: constituido por la unión del borde medial con el lateral. Sobre él se desliza el músculo dorsal ancho, y en él convergen las inserciones del músculo infraespinoso, romboides mayor y del fascículo inferior del serrato anterior. Ángulo Lateral: éste presenta dos formaciones importantes: la cavidad glenoidea y la apófisis coracoides. La cavidad glenoidea, de forma oval, con eje mayor vertical, orientada lateralmente; corresponde a una superficie articular, con la cual la escápula se pone en contacto con el húmero. Poco cóncava, su excavación no es suficiente para contener la cabeza del húmero, por ello esta rodeada por un labrum fibrocartilaginoso. La cavidad glenoidea esta unida al cuerpo de la escápula por una porción más o menos estrecha: el cuello de la escápula. En la parte superior de la cavidad, se inserta la cabeza larga del músculo bíceps braquial. En el espacio comprendido entre la cavidad glenoidea y la escotadura de la escápula se destaca una saliente ósea, la apófisis coracoides. 6
  • 7. En su comienzo oblicuo hacia arriba y adelante, amplia y abultada, esta saliente luego se acoda hacia abajo y en sentido lateral adelgazándose ligeramente en su extremo. Se considera que tiene: una base ancha que forma un cuerpo con el hueso y un ápice romo donde se insertan los músculos: pectoral menor, la cabeza corta del bíceps braquial y el coracobraquial; una cara superior; rugosa donde se inserta el ligamento coracoclavicular; una cara inferior, que mira a la articulación; un borde lateral, donde se inserta el ligamento coracoacromial, un borde medial, donde se inserta el pectoral menor y una expansión del músculo subclavio. Profesores Jaime Peralta G. Claudia Espinoza M. Leopoldo Galindo P. Tomado de: Anatomía Humana Latarjet-Ruiz Liard Tomo I, Cuarta Edición 2004. 7